Últimos temas
» Etherial's Dreams
Hoy a las 2:39 por jibriel

» ❝ Nasty scar.
Hoy a las 1:46 por Epoch

» ─I feel it coming
Hoy a las 1:44 por Momo

» ♠ Never find another.
Hoy a las 1:37 por Hellcat

» Dos detectives en apuros
Hoy a las 1:19 por Veintisiete

» ━ Again he feels the moon rising on the sky,
Hoy a las 0:36 por Veintisiete

» Donde hubo fuego, cenizas quedan
Ayer a las 23:43 por Uko

» ~ You could be loved again
Ayer a las 22:14 por SapphireDragon

» La tierra que nos vio nacer [Rakish]
Ayer a las 21:42 por Knocker

» 33. I must stay conscious
Ayer a las 21:35 por Sonder

» 4-Don't be a woman that needs a man...
Ayer a las 20:59 por Hellcat

» No t'oblidis de mi.
Ayer a las 20:51 por Kensington

» 1. Welcome home princess.
Ayer a las 20:34 por Hellcat

» Sugerencia para Halloween.
Ayer a las 20:06 por Hellcat

» ❝ All About You.
Ayer a las 19:56 por Epoch

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

Apocalypse AU' Skyeward

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Apocalypse AU' Skyeward

Mensaje por Skyeward el Jue 21 Mayo - 20:07





El final del mundo ha comenzado.

Todo empieza en Europa con diferentes clases de terremotos que destrozan Italia, Francia y Alemania. Uno de los monumentos más hermosos e históricos de Paris se ha venido abajo, la Torre Eiffel causando innumerables muertes. El mundo pensó que eso sería lo último que podía suceder, pero dos meses después un tsunami con más de 20 metros de altitud arrasaría Indonesia dejando todo totalmente inundado así como muchas víctimas y pocos supervivientes. Actualmente nos encontramos en Canadá, donde una mujer llamada Skye acaba de encontrar un buen empleo en su zona de barrio, en un videoclub, mientras que por otro lado, se las gana haciendo de hacker haciendo favores a internautas o personas buscando nuevas identidades. La castaña todavía no ha superado la ruptura del amor de su vida, Grant Ward, tras haberle dicho que no cuando este le pidió matrimonio hace cosa de cuatro meses, todavía lo ama pero por miedo todo se fue a la mierda. El se fue a vivir en otra parte por asuntos de trabajo, y ella sigue su vida normal, siendo aburrida, pensando en él, mirar su estado de whasap pero sin llegar a decirle nada por orgullo…sabe que le ha hecho daño, pues ella solamente fue la causante de la ruptura. ¿Cómo había podido decirle que no, siendo la única persona con la que se había imaginado una vida entera? Ya no había segundas oportunidades, lo había perdido para siempre. Pero sus vidas se volverían a reencontrar gracias al destino pero con un peligro totalmente cercano, el fin del mundo. ¿Podrían llegar a sobrevivir?

Personajes

Grant D. Ward - Armada - Caronte - Brett Dalton



Skye/Daisy Johnson - Dependienta VideoClub &Hacker - Skyeward - Chloe Bennet


1x1 - TV Agents of SHIELD - Drama&Love&Aventura
❄ thanks winter!






 
Unos golpes fuertes en la puerta de entrada le sobresaltaron de repente,  adormilada se sentó y esperó si lo que había escuchado era fruto de su imaginación o si alguien bastante loco,  la llamaba a las cuatro y media de la mañana.  En cuanto volvió a escuchar unos golpes persistentes y fuertes,  Skye se mosqueó completamente,  encendiendo la luz de la mesilla y levantándose para abrir la puerta,  si tan si quiera ponerse unos pantalones (dado que dormía casi siempre en ropa interior o en una camiseta grande) fue directa hacia la puerta con toda la intención de ver quién diablos se trataba.  Antes de mirar por el rabillo del ojo,  se miro en el espejo,  tenía los cabellos totalmente desordenados y sus ojos cansados,  completamente con cara de dormilona.  Tenía muchísimo sueño y el que iba a estar detrás de esa puerta iba a sufrir el calvario como la cosa que fuera,  no fuese importante.

Cuando se asomó por el rabillo del ojo que había en la puerta para ver de quién se trataba, se quedó congelada.  Él.  Grant Douglas Ward,  su exprometido.  El amor de su vida. El hombre por el cual seguía amando con toda su alma y que,  tanto le había hecho sufrir en los últimos cuatro meses desde que él se fugase con una nota diciéndole que “ella estaría mejor sola”.  En ese instante lo único que sintió fue un poderoso rencor y odio recorriéndole de arriba abajo,  ¿Cómo osaba interrumpir su apartamento a las cuatro y media de la mañana?  Abrió la puerta de golpe y lo primero que se le ocurrió fue pegarle un tortazo que le giraría la cara entera.

—   CÓMO TE ATREVES A APARECER A ESTAS HORAS DE LA MADRUGADA?  SABES QUE HORA ES??  FUERA! LARGO! NO QUIERO VOLVER A VERTE! —  seguramente Skye habría despertado a medio vecindario pero en ese momento le daba exactamente igual,  no podía evitar sentirse furiosa,  dolida,  tensa, sorprendida,  por tener al hombre que quería delante de su puerta,  ahí parado,  viendo su nuevo aspecto,  verlo tan jodidamente guapo,  sexy,  cabrón. ¡Lo odiaba! Se dio la vuelta para ir a por el teléfono con la intención de llamar a la policía y que se lo llevasen,  no iba a tener remordimientos si dejaba a Ward dormir una noche en el calabozo.  Se lo merecía por lo que había hecho.  Sí,  ella estaba arrepentida de haberle dicho que no,  cosa que él no tenía por qué saber todavía,  pero él la había dejado sola cuando una vez le prometió que siempre estarían juntos.  En esos cuatro meses sin él había sido un infierno,  porque todo lo que él había sido para ella era su familia,  su hogar, su amor.  — Eres un completo sinvergüenza! Y voy a llamar a la policía para que te saquen de aquí si no te vas en cinco minutos! — amenazó con su celular móvil,  se estaba encendiendo y en cuanto puso la contraseña vio que él la había llamado cientos de veces.  Parpadeo los ojos totalmente sorprendida por esto,  ella casi nunca apagaba el móvil,  era su vida,  pero por eso lo había dejado cargando toda la noche.  


 
HOSPITAL | NOCHE | GRANT WARD


 


Última edición por Skyeward el Dom 31 Ene - 20:51, editado 3 veces




Los finales felices no existen porque
las buenas historias nunca terminan.


   
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2190

Localización :
Viajando en el "Bus" por todo el mundo, pasando por Hogwarts o Storybook. A veces metida en líos en el Arca o en Nueva Orleans. Agente Doble de Hydra & SHIELD, Alumna de Slytherin y Del Distrito 7. Shadow Hunter de noche y come corazones una vez al mes, ñam.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Apocalypse AU' Skyeward

Mensaje por Caronte el Sáb 23 Mayo - 19:28


El Apocalipsis se había llevado casi todo. El mundo era un caos y sólo quedaban unos cuantos lugares "seguros". En dichos lugares la vida seguía relativamente normal, con medios de comunicación y otras cosas, pero también existían esos lugares desolados de donde la gente intentaba recuperar aunque fuera un poco de su pasado.

Para eso y otro par de cosas estaba Ward. Luego de que todo se vino abajo se creó un grupo particular de la armada mundial con el fin de proteger a la gente de ellos mismos en los nuevos lugares y del resto del mundo y los desastres naturales en lugares recónditos como los casi desaparecidos por fenómenos naturales.

Por ese día todo estaba más tranquilo, recientemente se había tenido que encargar, con su unidad, de un terremoto pequeño en lo poco que quedaba de Nueva York. Le habían dado dos semanas libres para hacer lo que le placeará, además de que tenia algo parecido a vacaciones acumuladas desde tiempo atrás y que aun no las tomaba. Como fuera, Ward decidió que era momento de enfrentar ciertas cosas. No todo son terremotos e inundaciones, también existen otros tipos de desastres naturales.

Cuatro meses atrás, Grant había hecho las maletas y se había ido de casa una noche, no muy seguro de qué estaba haciendo o lo que haría. De lo único que estaba seguro es que necesitaba tiempo... Había descubierto que la mujer a quien amaba no lo correspondía con la misma intensidad. Estaba seguro de que ella lo quería muchísimo, pero Ward quiso dar el siguiente paso y ella no. A veces simplemente no entendía a las mujeres. Todas querían un cuento de hadas y, cuando llegaba la oportunidad de tenerlo, se negaban a ello. Grant sabía que no era un príncipe encantador y perfecto, pero también estaba seguro de que haría todo para que Skye estuviera feliz. Como fuera, la respuesta de la joven seguía siendo la misma y no cambiaría con el pasar del tiempo.

No la había perdido de vista ni un momento, siguió su rastro a cada paso que ella dio. A pesar de lo que había pasado, los sentimientos de Grant seguían siendo los mismos, claro que nadie, ni siquiera ella, tenían por qué saberlo.

Esa noche llegó al lugar donde sabía que ella vivía por esas fechas. Al inicio, hay que reconocerlo, fue directo al hotel asignado y se tumbó en la cama, resistiendo las ganas de llamarla para verse. Las horas pasaron sin que una solución mejor llegara a su mente. Molesto, tomó el celular y puso el marcado automatico varias veces, pero Skye no respondió. Debía suponer que no lo haría, que lo evitaría por la forma cobarde en que se fue. Ward respiró hondo y fue al baño para lavarse la cara y mirarse en el espejo. El mundo había cambiado y Grant también, ahora era más reservado y reticente a todos, del hombre que pasaba las tardes tumbado en la cama, leyendo mientras rodeaba con su brazo libre el pequeño cuerpo de Skye parecía que no quedaba mucho, lo cual por si mismo era triste.

Al final, sin poder evitarlo más, con una mezcla de rabia, desesperación y adrenalina, tomó su chaqueta y salió en busca de la dirección que bien conocia de memoria. Llegó al lugar y se quedó viendo la puerta lo que a él le parecieron horas enteras. Llamó un par de veces al celular para descubrir que ella estaba dentro pero no respondía como tampoco apagaba el teléfono. Eso lo hizo pensar que quizá estaba dormida porque, de tratarse de la Skye que conocia, ya habría apagado el aparato... o lo habría estrellado contra la pared. Como fuera, no respondía. Terminó por rendirse y llamó a la puerta, pero nadie le respondía. Tuvo que ser mucho mas insistente, casi derribándola con tal de que le abrieran.

No estaba seguro de qué decir cuando la vio ahí, en el umbral de la puerta y en... su pijama regular. Su mente se fue a otras cosas, hay que admitirlo, se desvió completamente a otros asuntos que nada tenían que ver. Le recordó a noches generalmente salvajes en las que él mismo podía darse el lujo de ser más humano con ella. Recordana cada centímeteo de su piel... desde sus maravillosos ojos hasta esas tersas y bien formadas piernas que lo volvían loco y justo en ese momento quedaban expuestas. Justo las observaba con deseo cuando el flujo de ideas fue interrumpido por los gritos de Skye. Para su tristeza, estaba tan distraído que no captó mucho de lo que ella decía.


Lo cierto es que Grant no estaba muy consciente de la hora, a tal grado que debió observar su reloj de pulsera para darse cuenta de la realidad de las cosas. Llevaba poco más de seis horas intentando contactar a Skye y cerca de cuatro frente a su puerta.

- Lo siento, no me había dado cuenta....- se disculpó pero parecía que ella no lo escuchaba pues estaba muy concentrada en ir a por el teléfono y llamar a la policía, cosa que no le preocupaba demasiado, no sería la primera vez que terminaba en prisión. Igual no tuvo que esperar ese momento porque, en cuanto ella tomó el aparato y se dio cuenta de todas las llamadas perdidas, su semblante cambió completamente del enojo a la sorpresa. Aprovechando esto, continuó: -Lamento llegar tan tarde, estuve llamándote y no respondías así que vine a asegurarme que estuvieras bien.....- se quedó un momento sin palabras pues había tanto que decir y todo se le agolpaba en la mente sin llegar a nada en concreto. Entró a la casa y cerró la pierta tras de sí, dándose cuenta que ese lugar no era el que habían compartido durante tanto tiempo. Si debía ser sincero tendría que decir que estaba algo incómodo preguntándose qué tan diferente podría ser Skye de la mujer con la que había compartido una vida- Me dieron un tiempo libre y quise pasar a verte...- admitió en un arranque de honestidad muy poco común en él. Hizo una pausa, viendo un punto extraño en el sillón de la sala y siguió sin atreverse a mirarla a la cara- ¿Que tal está todo, Skye?- le gustaba pronunciar ese nombre y eso le daba cierto cariño a la palabra saliendo de los labios de Ward. Era preocupante darse cuenta lo mucho que seguía amámdola a pesar de todo lo ocurrido.

Canada | Apocalipsis | con Skye







crackships:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
280

Localización :
England

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Apocalypse AU' Skyeward

Mensaje por Skyeward el Sáb 23 Mayo - 21:14


Poco tardaron en aparecer los golpes del vecino de al lado, era un hombre mayor y eso hizo que pensara más las cosas antes de actuar como una histérica.  Tenía el cuerpo a flor de piel,  hacía demasiado tiempo que no se sentía en una situación tan tensa, estaba nerviosa así como agitada,  no daba crédito que su hombre estuviera ahí parado,  como si no le importasen las horas que eran solo porque quería verla. Sentía demasiado dolor en su interior, un dolor que no había soltado  del todo y porque las lágrimas nunca habían sido suficientes.

¿Es que no se había dado cuenta de la hora que era? ¿Es que no dormía?  Claro,  él siempre dormía lo justo e incluso menos que la mayoría de las personas,  recordó.  Habían sido tantas las noches que había pasado junto a él….recordar aquello dolía,  todo dolía inmensamente.  Todo esto había sido por su culpa,  pero que él la dejara sola había sido lo peor de todo.  Sí,  estaba cabreadísima de que el la abandonase pero todo eso era por su culpa,  por haber perdido al hombre que amaba y ahora,  ahora las cosas eran muy diferentes así como su situación.  Había querido ir tras él para decirle que lo sentía pero el mundo en el que ahora vivían lo había impedido,  incluso siendo una magnífica hacker, no había podido dar con él y el único transporte que tenía era un avión del cual el pasaje no podía pagar  y  numerosas complicaciones más.


Tuvo que calmarse un momento antes de poder hablar,  se temía mostrarse como una tonta tartamuda,  los nervios seguían en su cuerpo y  empezaba a sentirse un poco mal.  No sabía qué hacer en esa situación,  ya no estaba tan dormida,  sino más despierta que nunca,  pero todavía no daba crédito que su Grant estuviese ahí parado. — Yo…estoy bien. —  fue una respuesta corta y se sentó en  el brazo del sofá,  dejando su móvil en la mesita que se encontraba al lado.  Ella no podía apartar su mirada de Grant,  algo en él había cambiado y no sabía decir exactamente el qué.  Quizás ella también lo había hecho,  ya no estaba tan feliz ni era la chica divertida que había sido,   parecía que Grant se había llevado su felicidad consigo.  El mundo se había ido a la mierda pero en esa parte de Canadá las cosas seguían siendo como siempre,  no había ninguna señal de peligro y la vida era tan monótona como siempre.

Ella entreabrió la boca para decir algo pero no salió nada de sus labios,  no en este momento.  Si él se encontraba en la ciudad solo porque quería verla…¿la echaba de menos?  Por un momento pensó que se iba a poner a llorar ahí mismo,  pero era más fuerte de lo que pensaba,  solo quería saber a que había venido para que la interrumpiese a las cuatro y media de la mañana. No era el momento de charlas.  — Dime,  a qué has venido?  Dime lo que tengas que decir y márchate — exigió poniéndose de pie para estar delante suyo,  realmente le dolieron sus últimas palabras.  Ahora que el estaba aquí no quería que se marchase nunca más,  pero tenía orgullo y si él quería decir todo cuanto sentía,  iba a necesitar más que una disculpa.  

Las cosas no se arreglaban de un día para otro.

Empezó a dar vueltas por la habitación hasta detenerse  delante de la ventana donde podía apreciar la calle y ver como algunos coches iban y venían,  aun estaba suficiente oscuro pero en una hora el sol saldría para empezar un nuevo día.  Podía estar muy cabreada así como dolida,  pero el amor que sentía por él era mucho más fuerte que todas esas cosas y aunque nunca pensó que volvería a tenerlo delante,  ahora,  ella también quería saber cómo había estado.  — Y tú? Cómo estás?  Escuché hace poco lo que pasó en Nueva York… — vamos,   si para el colmo él la había dejado tirada en aquel pueblo,  su preocupación había sido el doble al no saber nada de él en estos cuatro meses que habían sido eternos.  En cuanto había posado antes sus ojos  sobre él sintió un alivio inmenso pero fue substituido por la rabia tras reaccionar rápido. Habían sido innumerables veces que pensó que ya no estaría vivo que eso la mató por dentro mucho tiempo hasta hoy en día.

Su marcha había sido una de las peores torturas con las que había tenido que vivir asi como encontrarse lejos de él.

CANADA | APARTAMENTO | GRANT WARD






Los finales felices no existen porque
las buenas historias nunca terminan.


   
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2190

Localización :
Viajando en el "Bus" por todo el mundo, pasando por Hogwarts o Storybook. A veces metida en líos en el Arca o en Nueva Orleans. Agente Doble de Hydra & SHIELD, Alumna de Slytherin y Del Distrito 7. Shadow Hunter de noche y come corazones una vez al mes, ñam.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Apocalypse AU' Skyeward

Mensaje por Caronte el Vie 29 Mayo - 17:41


Se mantuvo neutral y quieto mientras ella lo golpeaba. No le preocupaba mucho esa acción, lo cierto es que, a excepción de uno que otro golpe, apenas y se dio cuenta de lo que ella intentaba hacer. No se movió ni un centímetro de su lugar y esperó a que Skye descargara su rabia. Si bien no se creía merecedor del todo de un trato semejante, estaba seguro de que al menos esos golpes estaban bien. Quería hablar y que ella se calmara era esencial. Por eso se mantuvo firme y esperó a que ella se relajara un poco. Mejor eso que escucharla seguir gritando y alarmando a todo el edificio.

Todas las personas cambian, Ward estaba seguro de ello, por una u otra razón las personas se vuelven más duras o simplemente más condescendientes. Sin embargo, algo de él esperaba que Skye no cambiara, que siguiera siendo la misma chica dulce y divertida que había conocido antes de que todo se fuera a la mierda. Vamos, que ella se merecía lo mejor por parte de quien fuera, y si bien Grant había intentado dárselo sin mucho éxito, esperaba que la vida no la hubiera golpeado tan fuerte para negarse a seguir con una vida normal. Una vida feliz. Era consciente de que él mismo había cambiado, que ya no era tan... alegre, pero también estaba seguro de que su cambio era mayoritariamente por la ausencia de Skye en su vida. Para su calma, al menos, podía ver que en las facciones de la morena no estaba ese tono solemne y descorazonado que había visto año tras año en su propio rostro.

Le alegraba escuchar esa respuesta, por corta e insegura que hubiera sonado. A pesar de todo lo ocurrido lo único que Ward quería era la seguridad y felicidad de Skye. Esperó con calma a que ella se sentara, preguntándose qué cosas pasaban por su mente. Ahora que se encontraba dentro de su departamento no estaba muy seguro de lo que quería decirle o cuál era el plan original sobre el tema a tratar. Tratándose de Ward... una parte de él quería que las cosas fueran como antes pero la otra quería verla realmente feliz, no estresada por la presión de una propuesta a la que ella no quiso acceder. Grant no le reprochaba nada, prefería una respuesta sincera a llegar al altar con una mujer insegura que pediría el divorcio al poco rato de contraer matrimonio. Sin duda, prefería la honestidad de Skye que cualquier mentira con felicidad limitada. Quiza ella no lo comprendía pero él no le reprochaba nada, ni siquiera estaba seguro de haber sentido resentimiento en algún momento desde que se fuera.

La observó abrir y cerrar la boca, preocupado por lo que ella tendria que decirle. Lo cierto es que a lo que más temía era a su rechazo. Vamos, que ambos habían fallado, no había sido cosa sólo de Ward. Tampoco estaba seguro de si quería una segunda oportunidad, si podría seguir sobrellevando ese hecho de que ella no lo quisiera como algo más que otro novio en su vida. No se atormentaría con eso, sin duda, pero tampoco le pasaba desapercibido. Sus duras palabras lo tomaron por sorpresa. Ward contrajo el entrecejo y esperó antes de responder con calma.

- Ya te lo dije, tengo tiempo libre y quise estar seguro de que estuvieras bien. Y lo que tengo que decirte llevará tiempo...- no estaba seguro de cómo explicarle sus sentimientos pero dejaría que el instinto lo ayudara en ese rango. La vio levantarse y comenzar a caminar como un leon enjaulado. Ward permaneció impasible, cerca de la puerta por si ella se ponía firme y realmente quería correrlo de su departamento. Estaba en todo su derecho.

No pudo reprimir la sorpresa ante su siguiente pregunta. Contrajo el entrecejo,algo confundido con su cambio de actitud tan repentino y respondió:

- He estado bien. Yo... te eché... te echo de menosadmitió, desviando la mirada, algo apenado por decirlo en voz alta. Desde su partida no le había dedicado ningún comentario semejante a nadie. De Nueva York no tenia mucho que decir. Como el resto del mundo, se estaba viniendo abajo. Muchos dirían que Ward estuvo a punto de morir en el lugar pero él siempre diría que vivió en aquel accidente sólo para poder verla en ese momento, para poder estar ahí.

Se encogió de hombros y probó a acercarse un paso, esperando que no lo rechazara del todo o por lo menos no tan inminentemente.


Canada | Apocalipsis | con Skye







crackships:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
280

Localización :
England

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Apocalypse AU' Skyeward

Mensaje por Skyeward el Vie 29 Mayo - 19:58


Tras que los minutos pasasen de la forma más lenta posible,  fue consciente de que había dejado atrás la histeria así como su enojo a primera vista,  era increíble como esta mujer podía cambiar a segundos pero era su forma de mostrar sus sentimientos,  primero gritaba,  luego siempre venía la calma así como su mente podía pensar con más claridad, al contrario que él, que ya de por si eran muy diferentes, ella nunca pensaba las cosas antes de hacerlas, era impulsiva y algo nerviosa, por lo que su primer instinto había sido hacer un escándalo nada más verlo. Quería sacar todo ese dolor de su cuerpo y rabia,  pero lo bueno de esto es que Grant la conocía a la perfección, ni si quiera se había sorprendido por su actitud ni su enojo, simplemente había esperado a que ella terminase hasta que se hubo relajado.  A pesar de todo el dolor que sentía también estaba esa sensación de querer su cercanía, más que nunca lo deseaba al ver que estaba parado delante de ella,  a escasos metros.

El mundo se había ido a la mierda,  había deseado mil veces tener la oportunidad de volverlo a ver aunque fuera escasos segundos,  besarle,  abrazarlo,  decirle cuanto lo amaba…nunca pensó que esa noche tendría esa suerte. Había pasado los peores cuatro meses de toda su vida,  sufriendo,  sin saber nada de Ward a pesar de todos sus conocimientos informáticos,  ya las redes no iban tan bien como antes,  todo estaba desapareciendo.  — Está bien….entonces todo a su tiempo — comentó girándose para mirarlo unos momentos a los ojos.  Ella supo que también le llevaría tiempo decirle cómo se sentía en cuanto a su relación, el por qué lo había rechazado y lo estúpida que había sido. Era algo que se arrepentiría toda su vida. ¿Cómo le había podido entrarle dudas o miedo por el hombre que tenía delante si era lo único que quería en su vida? El dicho estaba en lo cierto,  uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde. Y ella se dio cuenta demasiado tarde.

Desvió la mirada hacia otro lado sintiendo como sus ojos se aguaban un poco,  estaba haciendo todo su esfuerzo por no soltar ninguna lágrima pero el corazón estaba ganando la batalla. ¿Cómo podía ser fuerte con el hombre que tenía delante?  Cuando lo volvió a mirar se le escapó una lágrima,  ya le daba igual si la viera así,  de hecho la había visto muchas veces de esas formas,  sabía que no podía mentirle aunque quisiera porque demonios, él la conocía demasiado bien. Rompió la distancia que había entre ambos para acercarse a él y abrazarlo como nunca, su orgullo se había venido abajo después de todo pero no le importó,  ahora solo podía volver a sentir de nuevo el calor de sus brazos rodeándola o mejor aún,  sentir como su corazón latía.  — Dios Grant yo también. Pen..pen pensé que estabas mue-muerto yo yo yo no vuelvas a hac-cha hacerlo — entre sollozos le dijo lo que quería decir en ese momento,  que ella seguía pensando en él tanto como él lo hacía con ella,  que dada las circunstancias en las que estaban no era nada fácil,  las comunicaciones fallaban y aquello había sido una completa tortura,  sobre todo para ella.  Entre palabras balbuceantes lo miró a los ojos en cuanto levantó su rostro hacia el suyo.  — Te bus qué,  por todas partes pero no pude encontrarte,  internet cada día está peor y dios,  ¡pensé que estabas muerto! Fue una tortura Ward,  ¡no vuelvas a hacerlo! ¡No vuelvas a irte! — aquello salió de su garganta en un quejido doloroso, no solo sus palabras se sentían desgarradoras sino que en sus ojos se podía apreciar lo mucho que había sufrido y aun seguía haciéndolo.

CANADA | APARTAMENTO | GRANT WARD






Los finales felices no existen porque
las buenas historias nunca terminan.


   
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2190

Localización :
Viajando en el "Bus" por todo el mundo, pasando por Hogwarts o Storybook. A veces metida en líos en el Arca o en Nueva Orleans. Agente Doble de Hydra & SHIELD, Alumna de Slytherin y Del Distrito 7. Shadow Hunter de noche y come corazones una vez al mes, ñam.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Apocalypse AU' Skyeward

Mensaje por Caronte el Mar 2 Jun - 16:39


Mentía, claro. Ward no tenía la más mínima idea de qué debía decirle. Eso de que necesitaría tiempo para explicarse era mero pretexto para extender el escaso tiempo que podrían pasar juntos. Creía conocerla pero, esa misma certeza le aseguraba que su mente podía saltar de un estado a la otra en cuestión de segundos. En pocas palabras, ahora estaba tranquila pero quizá estallaría en cualquier momento. No era algo que le molestara a Ward, al contrario, porque eso era parte de Skye, de la chica de la que se había, y seguía, enamorado. Intentar cambiarla seria como decir que, despues de todo, no estaba tan enamorado de la chica que conocio.

Como fuera, aprovecharía ese pretexto tanto como pudiera para permanecer en el lugar y poder verla. Sin duda, su imaginación no se comparaba con la realidad. Durante esos cuatro meses se había jactado de recordar cada detalle de Skye, ahora se daba cuenta que, despues de todo, no era el caso, que su imaginación era precaria en comparación, que se le escapaban cosas importantes porque toda ella era importante.

Se conformó con observarla, sin acercarse para no incomodarla a pesar de que sentía unas inmensas ganas de estrecharla entre sus brazos y besarla. Se pasó la lengua por los labios, ansioso, preguntándose si los besos de la castaña seguirían causando el mismo efecto en él. Hizo acopio de toda su cordura para mantenerse en su lugar. Ward no tenia resentimiento o molestia, por lo que debía llevar las cosas con calma y dejar que ella diera los primeros pasos.

Lo que vino despues no le gustaba para nada. Con su vuelta, o su intento de regreso, no pretendía causarle ningún daño. Verla llorar le dolió más que cualquiera de los golpes recibidos a lo largo de su carrera. Apretó la mandíbula con molestia, sintiéndose impotente. No se acercaría a menos que ella lo hiciera primero porque no quería desatar una pelea. Al final y, sorprendiéndolo a sobremanera, ella se acercó a abrazarlo. Grant Douglas Ward por fin pudo respirar hondo. Era como si el alma le volviera al cuerpo luego de todos esos meses. La rodeó lentamente con los brazos, dándole tiempo de arrepentirse y retirarse, cosa que no hizo. Pero ella no lo hizo y él pudo sentirla de nuevo, pequeña y frágil, suave y calida contra su cuerpo. Respiró de nuevo, inclinando la cara sobre su cabello para captar su aroma. Ahí estaba, era su Skye. Estrechó un poco más el abrazo antes de retirarse con calma y acunar su cara entre sus manos y comenzar a limpiarle las lágrimas con los pulgares.

- Estoy bien. Lamento no haber podido comunicarme pero el lugar donde estaba no tiene antenas de ningún tipo- y se acercó lentamente hacia sus labios, hasta que sintió su aliento calido en el rostro, cerrando un poco los ojos, dispuesto a besarla... Y paró, recordándose que no podía forzarla, que todo debía venir de ella.

Se quedó ahí unos largos segundos, viéndola directo a los ojos y deseando con todo su corazón tener el valor de ser cínico y robarle un beso, aunque sabía que no lo haría.

Canada | Apocalipsis | con Skye







crackships:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
280

Localización :
England

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Apocalypse AU' Skyeward

Mensaje por Skyeward el Mar 2 Jun - 20:11


La angustia había desaparecido nada más verlo, todavía quedaba una parte dentro de ella que terminó por irse en cuanto sintió los brazos de Grant rodear su cintura,  ya no se sentía tan mal como todas esas semanas y meses, ahora sabiendo que él seguía con vida,  estrechándole contra su cuerpo una vez más, pudo relajar todo su cuerpo así como pasar al alivio. El dolor seguía siendo parte de ella, era su culpa el motivo por el cual él se hubiese marchado y fruto de su enojo había sido por el estrés, por la rabia de verlo ahí parado como si nada, observándola con esa mirada que tanto le gustaba y verlo tan guapo como siempre, pero sobre todo vivo.    

Y ni si quiera él nunca le había reprendido nada.

Él era demasiado bueno con ella,  tanto que a veces pensaba que no se lo merecía,  ni una queja ni ningún enfado tras decirle el no,  nada,  absolutamente nada.  Y ella lo único que había hecho era quejarse,  gritarle nada más verlo en vez de ponerse en su lugar.  En este tiempo que había estado sola,  había pensado mucho sobre todo lo sucedido con la conclusión de que lo había estropeado todo y que solo era su culpa.

Pensaba que nunca más volvería a verte — susurró mirándole a los ojos donde le caían más lágrimas a pesar de que él intentase quitárselas,  aquello había sido horrible y en el mundo donde ahora todo eran desastres naturales,  una nunca podía saber cuando sería la última vez que viese a la persona amada.  Sus últimas lágrimas cesaron dejando que él siguiera limpiándoselas,  su mirada seguía fija en la suya y observó como él por unos instantes pensó que la iba a besar,  no lo hizo pero ella no dudó en un instante en hacerlo,  se moría por volver a probar su boca otra vez.  Rozó con suavidad la textura de sus labios,  sintiendo el sabor que tanto había extrañado y que nunca pensó que volverá a probar. Sus manos se colocaron en su cintura de tal forma para apegarla más a su cuerpo.  — No dejaré que te marches de nuevo — susurró segura de sus palabras,  Skye volvió a su boca donde mordisqueo levemente su labio inferior, algo que sabía que le encantaba y disfrutaba. Dios Grant, cómo te extrañé. Era increíble la forma en la que su cuerpo reaccionaba con el tacto del suyo, haciéndola estremecer allá por donde tocase, había deseado mil veces volver a sentir sus labios, el roce de sus manos por su cuerpo así como volver a mirar sus ojos viendo en ellos todo lo que no hacía falta decir en palabras. Sus dedos se adentraron en el interior de su camiseta en leves caricias y así poder sentir su piel caliente.  


CANADA | APARTAMENTO | GRANT WARD






Los finales felices no existen porque
las buenas historias nunca terminan.


   
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2190

Localización :
Viajando en el "Bus" por todo el mundo, pasando por Hogwarts o Storybook. A veces metida en líos en el Arca o en Nueva Orleans. Agente Doble de Hydra & SHIELD, Alumna de Slytherin y Del Distrito 7. Shadow Hunter de noche y come corazones una vez al mes, ñam.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Apocalypse AU' Skyeward

Mensaje por Caronte el Vie 5 Jun - 3:36


Cuando conoció a Skye, Grant nunca pensó que un hombre como él pudiera tener una vida en pareja. Desde pequeño había sido criado en una familia distante e impersonal, llena de protocolos que nada tenían que ver con el afecto. A lo largo de su vida nunca supo como relacionarse en sí, cómo hacer las cosas que debía y dudaba, por mucho, llegar a sentir algo por alguien más allá de una potente atracción pasajera. Claro que todo cambió cuando conoció a Skye. Se descubrió siendo divertido, tierno e incluso romántico a su manera. Se descubrió preocupándose por una persona que si conocía y que le devolvía lo que él le daba. Se descubrió siendo feliz. Y enojado, molesto, triste, desesperado, enamorado y humano.

Luego vinieron más cosas, pedirle que se mudara con él, noches enteras en vela por alguna enfermedad de cualquiera de los dos, discusiones, conocer a sus respectivos amigos... Planes a futuro. Claro que él no contaba con que ella tuviera otros planes, que pensara otras cosas. Ward estaba listo, no tenía la menor duda. Él quería dar el gran paso y pensaba que Skye también hasta el momento en que él lo dio y ella no pudo seguirlo. Lo cierto es que Grant no sentía rencor o deseaba reprochar nada. Le parecía justo que ella, como siempre, eligiera lo que realmente quería, que no se dejara llevar por el momento. No negaría que se sintió triste y su ego quedó un poco herido, que se sorprendió ante la negativa, pero era algo que podían superar juntos. Si es que hubieran seguido del todo juntos.

Skye tenía esa mirada de culpabilidad que lo cambió todo. No se trataba de él, porque creía que no le reclamaba nada, se trataba de ella y esos ojos de tortura, de su complacencia hacia Ward después de la negativa. Él dijo que estaba bien pero ella parecía no creerlo. Por eso se había ido de la forma más cobarde que se pueda pensar, una forma de la que aún se arrepentía. Quería darle tiempo y espacio, quería que ella pensara las cosas y se diera cuenta de que en realidad no la odiaba por nada, que desde el inicio había amado eso de ella: su libertad. Enojarse porque ella tomaba una decisión contraria a la suya sería como decir que en realidad no la amaba por lo que era sino por lo que él podía hacer de ella.

- Sabes que no puedo estar mucho tiempo sin ti- admitió con una media sonrisa. Lo cierto es que nunca había podido pasar mucho tiempo sin ella, que luego de estar juntos ir a las misiones era un fastidio que debía hacer. Habría preferido estar todo el tiempo con Skye que cualquier otra cosa en el mundo pero alguien debía salvar vidas. De cualquier manera, Ward comprendía el significado de sus palabras y aún se sentía mal por ese hecho pero, realmente, no había tenido forma de comunicarse. La mayor parte de sus trabajos eran en zonas de desastre donde la civilización más cercana eran los sobrevivientes.

Como fuera, durante todo ese tiempo Grant sólo había deseado besarla, compensar ese tiempo sin ella, pero se contuvo cuanto pudo para no presionarla. Una presión había comenzado con todo eso y no quería que esas mismas presiones los hicieran separarse definitivamente. Para su fortuna, no tuvo que esperar más que unos segundos a que ella tomara la iniciativa. Skye era valiente y esa era otra cosa que le fascinaba de ella. Sintió la calidez de sus labios suaves y carnosos casi al momento. Apretó el abrazo alrededor de su pequeña cintura y la elevó un poco del suelo, necesitado de su contacto. Se separó a regañadientes para escuchar sus palabras y asintió, obediente, con la cabeza. Él nunca se iría, al menos no en los términos en que se había ido la última vez. Y volvió a besarla, dejándose morder con una amplia sonrisa. Ahí estaba de nuevo ese Ward que sólo ella conocía, el que podía ser feliz y estaba completo otra vez. Con calma paseó su lengua por el borde del labio ajeno, saboreando su sabor antes de morderlo sólo un poco él también. Era mucho mejor de lo que recordaba.

Ansioso por sentirla, la tomó con firmeza de los muslos, abriendo sus piernas y montándola en su cadera para, sin dejar de besarla, caminar hacia el sillón y tomar asiento con ella encima de su regazo. Se separó unos centímetros, apenas lo suficiente para poder verla a los ojos, para admirarla. Con delicadeza puso un mechón de su pelo tras su oreja y sonrió.

- He estado algo ausente de la civilización. Dime ¿qué has hecho estos cuatro largos meses?- le pidió, al final de cuentas no podía entrar a su vida así como así. Esa era la pausa necesaria para que ella recapitulara y se diera cuenta de las cosas. No es que quisiera ver la posibilidad, pero siempre existía una, de que Skye hubiera continuado con su vida sin él.


Canada | Apocalipsis | con Skye




Última edición por Caronte el Jue 18 Jun - 22:39, editado 3 veces





crackships:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
280

Localización :
England

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Apocalypse AU' Skyeward

Mensaje por Skyeward el Vie 5 Jun - 20:44


Yo tampoco —  susurro con una voz sincera más que evidente sin desprender su mirada saltona de la suya,  sentirlo tan cerca de ella era algo que todavía le costaba creer.  Skye se había imaginado una y otra vez como hubiera sido el evento más importante de su vida,  una vez dicho el sí quiero.  Se imaginó usando un vestido blanco sencillo sin mucha pomposidad, con mangas cortas o sin ellas,  con un recogido en sus cabellos junto con algunos mechones sueltos…la boda íntima y sencilla donde únicamente estarían sus amigos más cercanos,  tampoco tenía mucha gente conocida y aunque fuera así,  prefería ser reservada. Pensar en cómo hubieran sido las cosas no arreglaba nada,  ahora nunca sabría que se sentiría al ser su esposa o celebrar su propia boda,  no cuando el mundo estaba yéndose a pique.  Tenía que vivir con su mala decisión de haberlo rechazado.  

Ahora que Grant estaba aquí con ella,  esperaba poder tener el valor suficiente de explicarse con el paso de los días o intentarlo, demostrarle que él era todo lo que ella quería.  Con sus gestos o incluso con una mirada se sabía que no había dejado de amarlo ni por un segundo, pero abrirse a él era el paso definitivo para que ambos llegasen a entenderse,  comprender todo por lo que habían pasado y seguir juntos superando los obstáculos que la vida les pusiese por delante. Cuatro meses podía parecer poco tiempo pero para la castaña había sido toda una eternidad hasta el día de hoy,  soñaba  a menudo con él así como recordando momentos únicos y olvidables,  ni si quiera había intentado estar con otros hombres porque aquello era imposible,  no podía ni quería ni había esperado olvidarse de Grant tan rápido.  Quería seguir recordando el sabor de su boca cada vez que se encontraban o como hacían el amor de la forma más ardiente y placentera,  fuera donde fuera,  así como todos los “te quieros” que se habían dicho a lo largo de toda su relación.  

Skye cerró los ojos sintiendo como la lengua de él le recorría por encima de sus labios ya hinchados por los besos que se habían dado interiormente,  en cuanto acabó dejó soltar un suspiro para volver a buscar sus labios con más ganas.  — Extrañé tu sabor —  su voz sonó medio débil medio divertida, lo miró a los ojos en una mirada cariñosa.  Era como la primera vez que se besaban pero muchísimo mejor.  Le rodeo el cuello con ambos brazos sin dejar los besos en su cara para aguantarse en su cintura con ambas piernas y dejar que él se sentase en el sillón sintiendo como el calor recorría por todo su cuerpo.

Skye colocó su mano en una de sus mejillas mirándole fijamente a los ojos totalmente embobada.  Sabía que aquello era totalmente real pero por un momento se sintió como si estuviese soñando,  aun sin poder dar crédito que estaba besándole,  tocándole y mirarlo de forma directa a los ojos.  — No mucho….— era la verdad pero si las cosas empezaban a cambiar,   recordar que todo iba de mal en peor le hacía sentirse un tanto desesperada.  — Estuve con Fitzsimmons y su hija,  estoy a veces en su casa…ellos no tienen mucho trabajo en el hospital y yo ya no trabajo en el video club,  desde hace un mes que no llegan películas nuevas…así que me tiro todo el día comiendo helado y viendo películas mierdas….pero a veces suelo ir por las mañanas a ayudar en la cafetería de la esquina…pero no tengo claro qué se supone que deba hacer.  El dinero ya no está sirviendo de mucho porque la gente piensa más en la comida… — ella había recogido algunos paquetes de alimentos por si llegaba a pasar lo peor,  pero tampoco estaba siendo tan obsesionada como el resto de la gente de aquel pueblo costero.  No había tenido tiempo para hacer mucho más ni siquiera para conocer a otros hombres. La idea no se le pasó por la cabeza.  Cambio su mirada para centrarse un poco más en la suya y darse cuenta de algo.   — Ciertos hombres se me acercaron al saber que te marchastes.... —  Susurró escondiendo su rostro en su cuello para besarlo de forma dulce y despacio  juntando sus labios para succionar su piel para sentir su estremecimiento,  sonrió para sí misma al comprobar el efecto que él sentía era a causa de ella.  Le había dejado con la piel marcada y rojiza pero eso no importaba.  — Pero todos tenían el mismo problema — Skye se separo para ver su cara un tanto confusa,  ella sonrió más que nunca al verlo de ese modo.  

Que no eran tu —  Junto su cara a la suya de  forma que sus narices se rozasen,  cerró los ojos y entrelazo sus manos con las suyas para quedarse así parada el tiempo que fuera necesario.  Su corazón latía más fuerte ahora que él estaba con ella,  desde el primer momento en que cruzó el umbral de su apartamento había deseado lanzarse a sus brazos pero había optado por actuar de la peor forma,  aunque gracias a eso ya no estaba tan furiosa ni tan agresiva,  ahora sabiendo que él seguía vivo era todo lo que ella necesitaba saber. Que el estuviera todavía en este mundo.

CANADA | APARTAMENTO | GRANT WARD






Los finales felices no existen porque
las buenas historias nunca terminan.


   
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2190

Localización :
Viajando en el "Bus" por todo el mundo, pasando por Hogwarts o Storybook. A veces metida en líos en el Arca o en Nueva Orleans. Agente Doble de Hydra & SHIELD, Alumna de Slytherin y Del Distrito 7. Shadow Hunter de noche y come corazones una vez al mes, ñam.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Apocalypse AU' Skyeward

Mensaje por Caronte el Lun 15 Jun - 22:49


Se sentía extrañamente bien y comenzaba a preguntarse en qué momento todo se acabaría. A pesar de que le encantaba la situación, no era el recibimiento que esperaba. Al inicio si lo fue, los golpes y los reclamos eran algo de lo que estaba seguro, por lo que no había planeado mucho lo que tenia que decir al respecto de todo. Pero luego las cosas dieron un giro inesperado. Lo cierto es que no se veía rodeando el pequeño cuerpo de Skye nunca más, o besando esos labios que tanto lo volvían loco. Y a pesar de todo lo agradecía. Por esos días no había visto cosas demasiado buenas. Los desastres naturales llegaron a tal grado que incluso las ciudades que se decían protegidas estaban en peligro. Las placas tectónicas no estaban fijas y tendían a partirse, con todos sus kilometros de espesor, los terremotos estaban a la orden del día y con ellos las personas desaparecidas y los cuerpos encontrados.

Por eso estar ahí le parecía fuera de lugar lo mismo que increíble.

Ward no era religioso pero todos los días, antes de irse a la cama, pedía a quien fuera que estaba allá arriba que protegiera a Skye de todo mal y, en esos ataques de egoísmo que todo humano tenemos, también le pedía que no encontrara a nadie más, que como él pensara en las cosas y que, al final del día, se pudieran arreglar.

La forma en que lo tocaba lo volvía loco, así de simple. Por mas que Ward quisiera evitar que ella notara todas las emociones que lo recorrían de verla ahí, de sentirla así de cerca, estaba seguro de que todo salia por sus ojos, de que el mundo entero podía darse cuenta de la realidad de las cosas con solo mirarlo fijamente. Sus ojos podían esconder el odio, la mentira e incluso a veces la felicidad, pero jamás habían podido esconder lo que Grant sentía por Skye. Todos se lo decían y, si bien por momentos eso le preocupaba, también estaba seguro de que era la mejor prueba de que se amaban y de que lo suyo era en serio... al menos para él. Se recordó mentalmente la promesa hecha antes de ir a su departamento, esa de no presionarla, de dejar que ella llevara la iniciativa y de no creer que los sentimientos de ambos seguían siendo los mismos. Muchas cosas habían cambiado, y si bien Grant notaba que ella aún lo amaba, también quería que tuviera opciones, que supiera que no era necesario estar con él si quería algo más, si deseaba... experimentar, por llamarlo de alguna manera. Ward estaba seguro de que ella era lo que quería, pero no todos son tan centrados como Grant y mucho menos tienen sus metas tan fijas.

Se dejó hacer mientras ella le contaba sus actividades durante su ausencia. Sonrió de medio lado pensando en sus viejos conocidos con los que no hablaba desde hacia tiempo. Se preguntó qué pensarían ellos de todo lo ocurrido, de su partida y todo lo demás. Sólo esperaba que no preguntaran demasiado, a pesar de su amistad siempre lo incomodaba ese hecho de explicar su vida privada. Eso era únicamente suyo.

Claro que escuchar lo siguiente no fue, ni por defecto, divertido. Se tenso casi al momento bajo el abrazo de la chica y esperó con paciencia a que terminara las frases, a que le diera toda la información que él mismo no había estado seguro de querer. Sin duda Skye no había perdido ese toque para adivinar lo que le pasaba por la mente y responder a la pregunta indicada. Quiso saber el nombre de todos y cada uno de esos hombres y una parte de si se sintió mal por haberla dejado tan... expuesta.

Si bien la respuesta de Skye lo reconfortó, algo dentro de Ward sentía unos celos casi tan ciegos como para nublar su razón, para desear esos nombres y una manera de... vengarse. No sabía cómo explicarlo. Eso le recordó la idea original de su vuelta. Respiró profundo y se dispuso a explicar todas las cosas. No sabía de qué manera abordar el tema sin sonar brusco, por lo que, al final, soltó sin más.

- En parte me alegro de que no les hayas hecho caso yo... Skye... - intentó ordenar sus ideas para no decir algo de lo que pudiera arrepentirse- No me fui porque no te quisiera. Necesito que entiendas eso. Te amo con toda mi alama y eso no ha cambiado en estos meses. Por eso volví. Y no te guardo rencor por nada de lo que pasó. No quiero una esclava que salte cuando se lo ordene. Te quiero a ti, con suficiente independencia como para negarse a una propuesta de matrimonio si no le parece.- sonrió un poco, recordando lo mucho que la amaba por ese hecho- Volví porque quiero estar contigo pero... debes comprender que tienes la opción de negarte, que puedes buscar algo más y que está bien que lo hagas- sintió que un peso enorme se le iba de encima. Eso era lo que quería decir desde antes de cruzar la puerta, desde el mismo momento de pisar la ciudad. Era el momento definitivo.

Canada | Apocalipsis | con Skye




Última edición por Caronte el Jue 18 Jun - 22:37, editado 4 veces





crackships:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
280

Localización :
England

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Apocalypse AU' Skyeward

Mensaje por Skyeward el Mar 16 Jun - 16:02


Todo lo que Skye había querido hacer si se presentaba este momento había desaparecido,    se dijo que no querría volver a verlo o incluso echarlo a patadas de su casa e incluso aunque había sucedido así en el principio,  nada más verlo sabía que aquello era una  de las cosas más difíciles con las que tenía que tratar,  porque Ward era su entera debilidad,  lo amaba más que a ninguna otra persona en el mundo y aunque se hubiera marchado sin decirle nada, ella no había olvidado su amor,  porque era tan vivo como la primera vez que se dio cuenta que estaba enamorada de él. En su regazo aprovechaba para robarle besos o incluso le acariciaba de forma tranquila sus cabellos,  no se perdía en ningún momento esa mirada que le hacía quitar el hipo,   una mirada especial y amorosa que solo le salía cuando se trataba de ella. Junto sus labios con los suyos besándole de forma intensa,  no se cansaba de sus carnosos labios ni de su sabor,  era real y Grant Ward estaba  de carne y hueso en su sillón,  ella sentada a horcajadas pero aun parecía como un sueño imposible.  


Nunca se sabía si mañana por la mañana moriría a causa de un terremoto u otra catástrofe natural,  últimamente las cosas estaban tranquilas en aquel costero pueblo de Canadá,  lo que si era notable era el frio inhumano que hacia durante las veinte cuatro horas y algunas lluvias que estropeaban alguna que otra calle o zonas de recreativos. Tantas veces se había imaginado a Grant enterrado bajo tierra o chafado o cualquier muerte horrible que eso le había producido más de una pesadilla por noche.  Si él moría ella moriría con él. No se imaginaba una vida sin él,   había permanecido viva estos cuatro meses por la esperanza,  por la fe que tanto le costaba tener y tener la suerte de que algún día volviera a saber de él para decirle cuanto lo sentía.  Hoy era ese día,  en un principio pensó que ir despacio era lo mejor pero ahora en sus brazos,  aquello era una pérdida de tiempo,  bien podían morir mañana o como de aquí una hora,  si algo sabía bien ella era aprovechar el momento en cuanto se presentaba aunque fuera ir de ciegas.  Pero este no era cualquier otro momento,   sabía bien que no estaba ciega respecto por lo que sentía,  que solo había arrepentimiento y un poco de miedo,  por eso quería decirle todo.  

Los ojos de Ward cambiaron cuando ella empezó hablar sobre los hombres, Skye formuló una pequeña sonrisa dándose cuenta de los celos tontos que a veces llegaba a coger pero le gustaba,  le gustaba verlo celoso y hacerle sufrir un poquito por lo que había hecho no era tan malo…mereció la pena ver sus humos porque eso significaba que él seguía queriéndola exclusivamente para ella.  Una de sus manos viajó de sus hombros hasta su mejilla otra vez,   poniendo toda su atención a las palabras que el castaño empezaba a decir….fuera lo que fuera era importante.  

A medida que empezó a escuchar sus palabras,   Skye se le llenaron los ojos de lágrimas y sintiendo como su corazón latía con más rapidez que nunca.  Tonta ella,  que había estropeado todo aquello.  Ella también lo quería con toda su alma y por eso mismo había tenido miedo de no ser lo que él esperase de ella en todos los sentidos,  por el estúpido miedo y la maldita inseguridad que hacían tomar las decisiones incorrectas no solo en ella,  sino en la mayoría de las personas.  Quizás eso había sido un castigo y gracias a su “no” ahora podía estar completamente segura después de haber estado cuatro meses sin él,  meditando y pensando en todo lo que había pasado en su relación.  Por un momento pensó que él le había dejado de querer o que no quería estar con ella si no se casaba,  pero ahora estaba más que equivocada con esos pensamientos absurdos que había tenido meses atrás.  — Y yo también te quiero a ti Grant,  no he dejado de amarte ni un solo día de mi vida — respondió a pesar de que odiaba ponerse cursi,  pero ya era tarde y sus emociones estaban a flor de piel.  —Soy la peor persona del mundo,  yo te tuve rencor por que te fuiste…y tú aceptaste mi no…no te merezco,  ¿quieres saber porqué te rechace?  Tenía miedo de no ser lo que esperabas,  tenía miedo de casarme contigo y que te arrepintieses de ello…. — más lágrimas cayeron de sus ojos castaños e incluso empezó a hablar un tanto entrecortada por la emoción y el desespero en sus emociones.  Quería que Grant la entendiese y que viera que no era la mujer perfecta y segura que él necesitaba,  por qué ella era un desastre y no era la mujer diez con la que los hombres de hoy en día querían.  

Mi peor error en este mundo fue decirte que no,  rechazarte por miedo a arriesgarme  y no tener confianza en mí misma— agacho la cabeza sin poder soportar más su mirada por unos instantes,  aquello le dolía demasiado y es que no había estado enfadada con él,  parte de su rencor y odio había sido hacia ella misma una vez que hubo entendido y visto lo que había estropeado. — Quisiera poder ser tu esposa….pero ya ves es tarde y no se puede volver atrás,  y no necesito a nadie más porque tú eres y siempre serás mi vida entera — se inclinó hacia delante para abrazarlo con más fuerza y cerrar los ojos,  sintiendo como seguía llorando en su regazo pero de alguna forma un tanto más liberadora al confesarle lo que ella pensaba y sentía,  había sido un alivio decir todas esas palabras.  Minutos antes pensó que  la espera en estos días sería lo ideal pero después de que él se confesara a ella,   ella tampoco había podido aguantar y decir lo que llevaba tiempo queriendo expresar.  Su rostro mojado se separo de su hombro para reencontrarse otra vez su mirada,   le sonrió en una pequeña sonrisa y beso un segundo sus labios,  sintiendo la sal de sus lágrimas.  — Te quiero Robot…perdóname — susurró en bajo mientras se relamía los labios  y bajando sus manos por su larga espalda.


CANADA | APARTAMENTO | GRANT WARD






Los finales felices no existen porque
las buenas historias nunca terminan.


   
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2190

Localización :
Viajando en el "Bus" por todo el mundo, pasando por Hogwarts o Storybook. A veces metida en líos en el Arca o en Nueva Orleans. Agente Doble de Hydra & SHIELD, Alumna de Slytherin y Del Distrito 7. Shadow Hunter de noche y come corazones una vez al mes, ñam.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Apocalypse AU' Skyeward

Mensaje por Caronte el Miér 1 Jul - 21:52


Volver a esa extraña normalidad le sentaba bien. No recordaba la ultima vez en que alguien lo había tocado como ella lo hacia. Lo cierto es que se le escapo una sonrisa de solo pensar lo que diría su equipo de verlo en ese momento. Siempre le decían que disfrutara de la vida mientras estaba "soltero", pero Ward no había podido hacerlo de nuevo. Antes de Skye era sencillo acudir a una mujer diferente cada día, luego de ella era complicado siquiera pensar en estar con otras mujeres. No es que le hubieran faltado propuestas, pero Grant ya no quería sólo sexo. Con ella había descubierto otras cosas, esa emoción que únicamente se siente al hacer el amor con esa persona, ese estremecimiento que te da de ver sus ojos encendidos y saber que es por ti...

Mientras ella lo besaba cariñosamente Ward aprovechaba para acariciarle las piernas y la cintura. Ese era uno de esos pequeños momentos que su superior y amigo siempre le decía que disfrutara. Su trabajo era peligroso y, por si fuera poco, el mundo se estaba viniendo abajo. Era por eso que, principalmente, Ward había regresado. Había pedido ese viaje en particular para poder verla, uno tiempo fuera de todo ese asunto de rescatar gente para poder ver a las personas que le importaban. Aunque siempre procuraba estar al tanto del paradero de Skye, no había nada mejor que verla directamente y asegurarse de que no estaba en peligro.

Escuchar sus palabras no lo hizo sentir mejor. Nunca le había agradado que la gente supiera de sus emociones pero, sin lugar a dudas, los celos aun no descubría como reprimirlos del todo. No es que fuera por la calle golpeando gente por causa de Skye, que pasó un par de veces desde que se conocian por algún idiota que intentaba propasarse con ella. Como fuera, y a pesar de intentar que no se notara, se daba cuenta de que ella veía lo que él quería esconder. Lo cierto es que a su partida nunca se imaginó que ella pudiera tener opciones... nunca lo quiso ver. Ward sabia por qué la amaba y a veces se le olvidaba que no era el único que la podía ver de esa manera. Estaba tan acostumbrado a que fuera suya que olvidaba que, al final del día, Skye no le pertenecía a nadie.

Como fuera, esos pensamientos duraron apenas unos segundos, lo suficiente para que ella comenzara a hablar. Grant sonrió como pocas veces lo había hecho, con una felicidad casi infantil, tangible y real. Ella lo amaba, a pesar de su partida nada había cambiado. O quizá si, pero no para mal. Intentó hacerla callar, acariciándole la cara e intentando llegar a su boca. Grant no creía ni por un segundo que Skye fuera mala persona o que no lo mereciera. Vamos que Ward no era un santo. Simplemente la amaba, de eso se trataba todo. Escuchar el por qué de su negativa poco le importaba. Lo cierto es que justo en ese momento no tenia sentido saberlo. Ahí estaba ella, dispuesta a recibirlo. El pasado había quedado atrás y la vida era demasiado corta como para pasarla reprochando cosas que ya no tenían lugar.

Con delicadeza tomó el pequeño rostro de Skye entre sus manos y le limpió las lágrimas con los pulgares.

- No te niego que estuvo mal dudar de ti misma. Vales muchísimo y deberías de saberlo, con o sin mi. Pero por lo demás...- sonrió, negando con la cabeza- Estuvo bien. Ahora sé que necesitábamos ordenar nuestras ideas, saber quienes éramos y lo que queriamos. Pensamos que por tener identificación somos adultos maduros, pero a veces nos falta madurar otro poco- y por lo que veía, ambos habían tomado ese tiempo para madurar a su manera. Ahora Ward estaba dispuesto a todo, a dar mas del cien con tal de conservarla. Era mas abierto a decir ciertas cosas que antes callaba a toda costa. La madurez llega de muchas formas....- No hay nada que perdonar...- y sus palabras se quedaron en eso porque alguien llamó a la puerta como si intentara tirarla a golpes. Ward se tensó al momento, entrando en la fase de agente al momento.

Se puso en pie, con Skye en brazos para dejarla en el asiento e ir a la puerta porque, a pesar de que llamaban a golpes, no había grito alguno. Eso le preocupaba. Al final, abrió la puerta para toparse con un hombre unos 20 centímetros mas bajo que él mismo, de complexión robusta y con una calva inicial en la coronilla. Sin ninguna presentación o algo de cortesía, el hombre le soltó:

- ¿Dónde está Skye? La escuché gritar- Grant alzó la ceja y esperó para ver quien era el hombre y qué querría con Skye. Ward sospechaba que era un vecino que escuchara sus gritos pero, por la mirada molesta que le lanzó a Grant, también estuvo seguro de que era el clásico hombre que tenia otras intenciones.

Canada | Apocalipsis | con Skye







crackships:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
280

Localización :
England

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Apocalypse AU' Skyeward

Mensaje por Skyeward el Jue 2 Jul - 0:21


Ella se tranquilizó una vez que él la tomo del rostro para quitar las lágrimas,  toda ella se sentía liberada  después de todos  esos meses de torturar sin saber si estaba vivo o no,   ahora que lo tenía en sus brazos  y habían hablado sobre  cómo se sentían,  esperaba que la cosa fuera ir yendo bien.  Durante todo este tiempo se había maldecido así misma por dudar de sus capacidades y por la idea de haberle hecho daño no solo con el no,  sino también con su actitud.  Se sentía preparada para cualquier cosa pero ya no tenía miedo de lo que pudiera pasar,  si de algo estaba segura ahora es que Grant Douglas Ward era el hombre de su vida y nunca,nunca volvería a amar a nadie igual como lo hacía con él.  — Te quiero — susurró para besarlo otra vez de forma mimosa, nunca se cansaría de decirlo aunque fuera una pesada porque al hacerlo sonaba demasiado bien en sus labios,  pero sobretodo real.  

El momento se rompió en cuanto alguien decidió golpear la puerta de forma bruta,  Skye se encogió en el regazo de Grant tan sorprendida como lo estaba con él.  Él la dejó en el sofá pero no se quedo sentada,  en el momento que se levantaba vio como el vecino de abajo  entró por la puerta ignorándolo y mirando a su alrededor hasta dar con ella. El vecino pareció aliviado en cuanto la vio que estaba en perfectas condiciones.  Skye sin embargo estaba avergonzada,  había dado la nota en todo el vecindario como para que hablasen de ello durante toda una semana.  Skye adoraba el vecino que no era más que el jefe de policía del pueblo,   había venido justo después que Grant se marchase y para ella había sido como un padre en este poco tiempo en el que habían tenido amistad.  Cuatro meses y ya le consideraba como alguien de su familia.

Esto…Phil todo está bien…ya sabes lo exagerada que soy — dijo un tanto roja por las pintas que prestaba,   pues iba descalza y con una de sus camisetas grandes que le iban por el culo más o menos.  Ella se acercó al hombre de su vida y le tomo la mano para luego mirar a Coulson.  — Él  es…..Grant.  Hemos vuelto — dijo  segura aunque miró un momento al chico,
esperando una confirmación.  Ahora que él estaba con ella después de todo no lo iba a dejar escapar otra vez.

Él es...quien te hizo llorar cada dos por tres? ¿Habéis vuelto? — el hombre miró un tanto desconfiado a Grant, Skye era la hija que nunca había tenido y ver a esa pobre muchacha sufrir por toda la historia que le había contado no había sido bonito de ver, pero como el amor era complicado él bien que lo sabía,  cambió su expresión a una más cordial y tendió la mano al hombre para presentarse.  — Phil Coulson, soy el vecino nuevo de Skye desde hace cuatro meses.  También soy el jefe local de policia del pueblo — dijo como información extra.  Skye rodó los ojos intentando no reírse.  — Bueno entonces supongo que puedo volver a la cama después de asegurarme que estás bien — comentó él mientras miraba de nuevo a la castaña.  — Sí,  lo estoy. Mejor que nunca — comentó volviendo la mirada hacia arriba de Grant y apretándole con fuerza la mano que le había vuelto a tomar.  Le había tocado mucho las narices esa noche pero después de como había terminado no podía estar más agradecida que sí hubiera interrumpido su sueño.

Coulson volvió a dirigirse hacia la puerta pero se detuvo al haber recordado algo.  — Skye,  el del alquiler me ha dicho que le debes dos pagas...dice que se pasará dentro de tres días para cobrártelo —  comentó observándola.  Ella puso una mala cara y asintió con la cabeza dándole las gracias.  Iba justa de dinero ahora que no tenía trabajo y dado que el dinero poco estaba sirviendo ahora mismo.  ¿Es qué la gente no podía ser más generosa? ¡Qué el mundo se estaba yéndose a la mierda!


CANADA | APARTAMENTO | GRANT WARD






Los finales felices no existen porque
las buenas historias nunca terminan.


   
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2190

Localización :
Viajando en el "Bus" por todo el mundo, pasando por Hogwarts o Storybook. A veces metida en líos en el Arca o en Nueva Orleans. Agente Doble de Hydra & SHIELD, Alumna de Slytherin y Del Distrito 7. Shadow Hunter de noche y come corazones una vez al mes, ñam.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Apocalypse AU' Skyeward

Mensaje por Caronte el Mar 21 Jul - 2:37


A su partida, Grant estaba sumamente preocupado por qué sería de Skye en su ausencia, si alguien estaría al pendiente de que no olvidara comer cuatro veces al día y hacer la colada los domingos mientras veía una película. Sin embargo, fue eso también lo que lo impulsó a alejarse. Ambos tenían que estar seguros que eso era lo que ambos querían, que estar con el otro no era un impedimento para vivir, sino, mejor dicho, una razón. Ward sabía que su petición de matrimonio no había sido cualquier cosa, que llevaba un trasfondo importante, tanto que no había dudado en hacerla. Al recibir la negativa se dio cuenta de que las cosas debían estar en ambos sentidos. No dudaba del amor de la chica, pero ella tenía que estar segura que él era lo que quería, que al final del día estaría contenta de encontrarlo en casa a su vuelta y no molesta por no poderse apartar de una situación cuya existencia pendía de un acta de matrimonio.

En parte le agradó ver al hombre mayor que lo miraba con cara de pocos amigos, de esa manera pudo estar seguro de que, por lo menos una persona en el mundo estaba al pendiente de la persona que más amaba en el mundo. Claro que... si hay que ser sinceros, también denotó dentro de él una pizca de celos. Nadie era digno, a sus ojos, de tener ese apego por Skye. Sabía que él no lo tenía y no sentía que, por mucho que la ayudara durante su ausencia, ese hombre lo tuviera tampoco. Pero claro, dejó que ella resolviera las cosas, quedándose tan al margen como pudo y evaluando la situación. No quería tener problemas con ningún amigo de la castaña como, tampoco, quería hacer que ella se apartara de nadie. Aunque, por otro lado, tampoco estaba dispuesto a ceder nada de terreno para que nadie pasara tiempo con ella y Ward mismo se alejara. Ella le había reiterado su amor, estaba seguro de que su desición no había sido por nada semenjante a un abandono, entonces se quedaría y esta vez sería para siempre. Claro, en el tiempo que su trabajo no ameritara otra cosa.

Grant se limitó a mirar el suelo mientras ellos hablaban. No le agradó ni un poco escuchar que Skye había llorado por su causa, aunque era algo para lo que ya se había mentalizado cuando decidió partir. Como fuera, no le hacía gracia. Permaneció de esa manera hasta que fue interpelado por el hombre. Le estechó la mano con firmeza, como siempre lo había hecho y se presentó a su vez.

- Grant Ward, señor. Ex marine y miembro actual de la guardia civil- claro que no se dejaría intimidar. Estaba seguro que él lo hacía con el fin de darse a notar como un protector de Skye, lo cual internamente agradecía, pero no cedería terreno. Por eso agradeció que ella le estrechara la mano y fuera quien dejara claro que las cosas serían de esa manera a partir de ese momento. Quizá luego, en un año o dos, Grant repitiera la pregunta que había originado todo eso para, al fin, obtener una respuesta afirmativa.

Le dedicó una sonrisa de medio lado seguida de la mirada más dulce que ese hombre podía expresar y que sólo tenía guardada para Skye. Además, remató apretándole la mano que ella había vuelto a darle.

La burbuja se rompió en el momento que se mencionaron las deudas de la chica. No le encantaba saber que había tenido esa clase de problemas. Como fuera, estaba de vuelta y los solventaría, de eso no había duda. Siempre habían compartido los gastos y, aunque ella se opusiera, las cosas no cambiarían. Claro que había muchas cosas que decidir aún, como el hecho de si Grant podía quedarse a vivir con ella y compartir todo o si, para darle espacio a Skye, lo mejor era estar cada quien en su departamento. No le molestaba ninguna de las dos opciones aunque, en el fondo, esperaba que ella le pidiera quedarse. Se sentía extraño viviendo en una casa sola. Al lugar que fuera, siempre le faltaría la luz de Skye.

El señor Coulson terminó por irse y dejarlos nuevamente solos. Con calma, Grant cerró la puerta sin solar la mano de Skye y la miró alzando las cejas con picardía.

- Luego de recibir mi merecido regaño. ¿Qué procede?- claro que Ward se refería a su conversación. Aunque, una parte que siempre negaría, también se refería a otras tantas cosas....

Canada | Apocalipsis | con Skye







crackships:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
280

Localización :
England

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Apocalypse AU' Skyeward

Mensaje por Skyeward el Mar 21 Jul - 16:19


Eran las tantas de la madrugada,  aquella situación era como algo así anormal pero para Skye ya estaba bien despierta como para saber que todo eso estaba sucediendo de verdad. Realmente se sentía segura de darle una oportunidad al hombre que estaba frente a ella, a pesar de haber pasado los peores cuatro meses de toda su vida. Confiada y plenamente segura,  Skye se había dado cuenta desde muchos años atrás que Grant Ward era el hombre de su vida. Coulson le había dicho muchas veces que si él la amaba de verdad volvería a por ella,  pues a pesar de sus acciones él le había dicho que la culpa no era solo de uno,  si necesitaban tiempo para despejarse. Skye supo desde un primer momento que esa regañina de sus palabras era para observar la actitud del hombre que tenía delante, lo cual le convenció para saber que su vecina querida estaba en buenas manos y comprobar que él no era uno cualquiera.

Skye se mordió el labio inferior en cuanto miró a los ojos de Grant, conocía a la perfección cada una de sus expresiones y si no hubiera estado Coulson delante, le hubiera devorado ahí mismo los labios. Cada vez que Ward le miraba de forma dulce le producía mariposas revoloteando en todo su estómago, había olvidado cómo se sentía después de mucho tiempo.

Preocuparse ahora mismo por las deudas era inncesario, algo que no tenía ganas de hablar con Grant sobre el porqué debía dos pagos del alquiler del piso. Encontrar trabajo en un pueblo pequeño era complicado,  sobretodo en la situación mundial en la que se encontraban ahora mismo,  si no encontraba nada en la próxima semana, Skye tendría que pasar a la última opción que le quedaba, hackear. Hacer favores a otros a cambio de dinero.  No era la primera vez que lo hacía, aunque siempre se había sentido mejor si tenía un trabajo estable sin que infringiese mucho las leyes. Ahora mismo, ¿quién iría detrás de una hacker? Había menos posibilidades de que la pillasen.

Cuando Coulson se hubo marchado,  Skye se quedo quieta por unos instantes observando cómo Ward cerraba la puerta. Tenía muy claro lo que quería ahora mismo.  La charla podía seguir para más tarde.

Te amo y ya sabes lo que va a pasar ahora — Skye ni siquiera se detiene a pensar,  se lanza hacia delante y cierra su boca contra la suya,  rápido y sucio. Quería aproximarse más a él, hasta que cada célula de su piel se familiarizase con la suya propia, incluso a través de la ropa. Las palabras ahora mismo sobraban, ansiaba poder sentirlo de nuevo, sus labios recorriendo su piel,  sus manos habilidosas tocando su cuerpo y sentirlo dentro de ella hasta ser uno solo.



CANADA | APARTAMENTO | GRANT WARD






Los finales felices no existen porque
las buenas historias nunca terminan.


   
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2190

Localización :
Viajando en el "Bus" por todo el mundo, pasando por Hogwarts o Storybook. A veces metida en líos en el Arca o en Nueva Orleans. Agente Doble de Hydra & SHIELD, Alumna de Slytherin y Del Distrito 7. Shadow Hunter de noche y come corazones una vez al mes, ñam.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Apocalypse AU' Skyeward

Mensaje por Caronte el Mar 4 Ago - 21:08


Luego de ese tenso momento y por alguna razón, Ward sospechaba que Skye le pediría que se fuera. Sabía lo mucho que le incomodaba a la castaña ser expuesta de esa manera, sin embargo, él esperaba que le diera la oportunidad de quedarse y hablar las cosas. Su mente comenzó a maquinar la forma de decirle que podía mudarse con él sin que sonara a que la rescataba o, por otro lado, que podría ayudarle con esos meses de atraso sin ofenderla. Lo último que quería era molestarla y, sin lugar a dudas, dijera lo que dijera, a Skye no le haría ni un poco de gracia que se mencionara el tema.

Si no hubiera sido por la presencia del hombre y que muchos temas le habían rondado en la cabeza a Grant, se habría dado suficiente cuenta del estado en que Skye se encontraba, de su físico. Muchas cosas le habían preocupado a su llegada por lo que no había prestado atención a lo que la chica llevaba puesto. Ya que él se había quedado sin temas por comentar, la miró de verdad y fue, quizá, el peor error que pudo haber cometido. Su prudencia real era poca por mucho que la práctia lo hubiera hecho más tranquilo y centrado, y verla de esa manera no era una forma de mantenerse en calma.

Intentó no concentrarse mucho en sus largas piernas, bien torneadas y ligeramente bronceadas. O en su trasero, siendo sinceros, que resaltaba bajo la larga ropa que ella llevaba y que parecía algo sacado de su propio closet. No es que fuera la primera vez que la veía de esa manera pero... habían pasado cuatro meses y Grant había intentado contenerse demasiado. Dentro de todo, sentía que la engañaba si intentaba buscar sólo placer de otra mujer. No. Durante cuatro largos meses no había hecho más que concentrarse en el trabajo y, ahora, de buenas a primeras, se daba cuenta de lo que lo rodeaba. Principalmente, Skye.

Las cosas no mejoraron al cerrar la puerta, de pronto la castaña tenía esa mirada, esa misma que él habría tendio con más iniciativa y menos cautela. ¿En serio quería hacer esto? Grant quería, sin duda, y no lo haría sólo por las altas temperaturas, sería por los mismos sentimientos que lo habían impulsado a volver. Claro que también estaba ese lado salvaje de Ward que, una vez comenzando, no pararía a menos de que ella fuera muy insistente en hacerlo. Aunque poco tenía que pensar pues todos esos pensamientos quedaron de lado cuando Skye lo besó de esa manera tan... Lo volvía loco.

Tardó unos segundos en reaccionar antes de darse cuenta de que si él no pararía, ella tampoco lo haría y eso le gustó. Su puslo se disparó en cuanto su cerebró dejó de pensar demasiado en todo lo demás y sus manos se cerraron sobre las caderas de la chica mientras, sin siquiera pensarlo, su cuerpo giraba sobre si mismo hasta dejar a Skye con la espalda sobre la pared a la par que devoraba sus labios y colaba su lengua dentro de la boca ajena para saborear cuanto podía. De haber podido habrían ocupado el mismo espacio aunque la física lo prohibiera.

Desesperado, Grant coló sus manos bajo la ropa de Skye para sentir su trasero. Era firme y bien torneado, tal como lo recordaba. Su temperatura subió y los jadeos desesperados no se hicieron esperar. Repitiendo lo ocurrido en el sofá, Ward delizó sus manos en la piel de la chica lentamente hacia sus muslos para, de un movimiento rápido y algo violento, abrirle las piernas y montarla sobre su cadera. Quería que se diera cuenta todas las reacciones que provocaba en él.

Canada | Apocalipsis | con Skye







crackships:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
280

Localización :
England

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Apocalypse AU' Skyeward

Mensaje por Skyeward el Sáb 15 Ago - 17:21

Skye le conocía como la palma de su mano, lejos de querer seguir charlando de cosas que podrían hacerlo al día siguiente,  lo que más ansiaba era fundirse en él.  Ella sabía bien que no era la única. Demasiado tiempo como para conocer el cómo arreglaban sus discusiones siempre terminaban de una sola manera,  no era nada nuevo.  Ella era traviesa y pícara,  por lo que cuando cerró la puerta puso su mirada significativa cada vez que quería jugar…incluso cuando habían estado juntos y Ward había tenido que terminar faena en casa, ella siempre había sido capaz de distraerlo de sus quehaceres.  Por su mirada pudo ver como su nuevamente novio se le hacia la boca agua nada más mirarla.

Veo que el agente Ward ha estado tiempo sin diversión — susurró con malicia y ni pizca de vergüenza,  una vez que separó sus carnosos labios de los suyos aun dejándole con ganas de más.  Hasta ella le costaba separarse de ellos, los labios de aquel hombre era su perdición,  como un cosquilleo en todo su cuerpo que le recorría de arriba abajo, hasta con una simple caricia de sus dedos.  Los ojos saltones de la castaña alzaron la mirada para mirarlo de nuevo,  con su perfecta sonrisa blanqueada y dejándose llevar por las manos ágiles de su hombre colocándola contra la pared. Su ritmo cardiaco empezó a acelerarse. Su boca volvió a unirse de nuevo con la suya,  abriéndola al completo y sintiendo como la lengua de Ward le invadía por completo,  siguió el juego con la suya sin control mientras sus manos le arrancaban la camisa de cuajo para  dejarla caer libremente por el suelo y poder acariciar sus pectorales.

Skye estaba igual de desesperada, en estos cuatro meses no había tenido el placer de un hombre  y una vez se hubo masturbado pensando en él, recordando cómo le hacía sentir. Nada era comparable a esto. Skye soltó un gemido en cuanto sus manos se posaron en su trasero y se dirigieron hacia sus muslos con sus ásperas manos para subirla en su cadera. Sus pierdas rodearon su cintura y separando sus labios de los suyos,  para aparte respirar, se pasó su camisa grande de manga corta por encima de su cabeza para quedar libre de ropas y mostrar su busto pequeño. Sus pezones oscuros resaltaban al contraste de su piel morena,  sus pezones se volvieron más duros cuando la muchacha se abrazo a él y rozaron la piel de su torso. Skye volvió a buscar los labios de Grant, desesperada. —Eres mío. Sólo mío. — susurra entre jadeos.  — Dios...Grant...

El aroma de la excitación cuelga pesado en el aire del comedor. En un movimiento la castaña roza a propósito su zona íntima contra su paquete por mero hecho de provocarlo, una forma de decir lo que quiere. Sigue haciéndolo  soltando gemido tras gemido contra la boca de él,  soltando su aliento y sintiendo como su espalda está cubierta de sudor así como sus braguitas completamente mojadas por la excitación que crece en momentos. Beso tras beso,  una de las manos de la castaña van dirigidas hacia su nuca para mantener sus bocas unidas  y estar lo más pegadas posibles sin ninguna posibilidad de separarse. Lo siente al máximo incluso a través de la tela de sus pantalones.  Susurra su nombre varias veces con amor, deseo, pasión, hasta quizás con un poco de locura.

Canada | Apocalipsis | Ward





Los finales felices no existen porque
las buenas historias nunca terminan.


   
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2190

Localización :
Viajando en el "Bus" por todo el mundo, pasando por Hogwarts o Storybook. A veces metida en líos en el Arca o en Nueva Orleans. Agente Doble de Hydra & SHIELD, Alumna de Slytherin y Del Distrito 7. Shadow Hunter de noche y come corazones una vez al mes, ñam.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Apocalypse AU' Skyeward

Mensaje por Caronte el Sáb 12 Mar - 22:02


Era un hecho que Ward había estado sin diversión. Cualquier otro momento similar había estado descartado de su mente durante largo rato. Si no estaba en constante peligro de muerte, el recuerdo de Skye no lo ayudaba a concentrarse en el sexo. Pero claro, ese era un momento completamente diferente ya que tenía toda la inspiración que pudiera necesitar justo frente a él. Se la había imaginado cientos de veces, recreado a base de recuerdos. La forma en que su cuello terminaba en un V sobre su clavícula. Esa parte le gustaba besarla. Cómo sus hombros iban tomando forma hacia sus redondos y firmes pechos. Los mismos que a Ward tanto le gustaba morder con tranquilidad y de a poco.

Pensando en eso, puso sus manos en la espalda de la castaña y atrajo su pecho hacia si. El vello de la nuca se le erizó sólo de pensar en sus gemidos y, sin más perámbulo, tompo entre sus dientes, con cierta rudeza, uno de esos pezones que él sabía se escondían bajo la ropa. Pasó su lengua un par de veces en la punta, disfrutando de la sensación. Había olvidado lo bien que se sentía dar placer a alguien para obtenerlo tu también. Entonces ella se desprendió de la prenta y Grant no pudo más que observarla fijamente. No tenía unos grandes senos como esas chicas de las películas para adultos, pero esos pechos pequeños eran firmes e incitantes, sobre todo porque esos pezones oscuros estaban erectos de tanta necesidad como él mismo tenía. Se tomó dos segundos más para admirarla pero el instinto no lo dejó seguir viendo. Quería hacerla suya y no pararía hasta conseguirlo.

Soltó un gemido de pura excitación cuando la sintió contra su pecho. El vello de los brazos se le erizó y sintió una necesidad casi insana de ponerle fin al asunto. Aunque, claro, no lo haría. No se trataba sólo de sexo, aunque era su parte favorita. Se trataba de reencontrarse y hacer el amor. Sonrió con arrogancia mal reprimida el escuchar esas palabras. Incluso sin saberlo, incluso antes de que ella se diera cuenta, el hombre era completamente suyo.

- Siempre...- es lo que alcanzó a murmurar antes de que otro gemido se escapara de sus labios. Y luego otro, uno por cada ve que ella rozaba su cadera contra su miembro. Echó la cabeza atrás, contra el respaldo y cerró los ojos, dejándose llevar, desesperado hasta que, sintiéndose enloquecer, volvió a tomarla por el trasero con ambas manos, con cierta rudeza, y se puso en pie, llevándola en voladas a la vez que le mordía un poco el cuello. Se dirigió al cuarto, o el que creía que era su habitación, con cierta urgencia. Fue un alivio encontrar la cama, donde dejó a su presa con cierta calma para no lastimarla y, de pie, la degustó con la mirada y una sonrisa cabrona que advertía tormenta para la castaña.

Entonces, lentamente, se inclinó, colándose entre sus piernas, acercándose a su bajo vientre y mordió la cara interna de su muslo a penas un poco, avanzando hacia arriba. Si bien quería desahogarse de una vez por todas, también quería que Skye disfrutara y, sin duda, eso iba a hacer.

Sin dejas de morder sus muslos, deslizó con calma su ropa interior hacia abajo, lentamente, hasta quitársela. La arrojó por sobre el hombro sin que le importara donde terminará, todo lo que quería era escucharla gemir de nuevo, cada segundo más alto, por eso le abrió las piernas lo suficiente para acercarse a su incitante entrepierna y lamió el clítoris con calma, sólo lo suficiente para excitarla lentamente.

- Dime qué quieres que te haga, Skye, cualquier cosa será poca para lo que te mereces- tomó el clítoris de la chica entre sus dientes y tiró lentamente antes de repetir la acción un par de veces. La haría suya, sin dudas, pero para eso primero debía dejar que ella lo hiciera aún más suyo.

Canada | Apocalipsis | con Skye







crackships:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
280

Localización :
England

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Apocalypse AU' Skyeward

Mensaje por Skyeward el Lun 14 Mar - 0:51



Ella mordió su labio inferior cuando él la miro como tantas otras veces,  con esa fascinación especial por sus pechos…ella sabía que lo volvían loco y ella lo provocaba aposta con eso,  porque sabía que terminaría ganando dándole lo que quería.  Se le escapó un gemido en cuanto sintió su lengua jugar con sus pezones,  Skye cerró los ojos mientras sus manos subían hacia sus cabellos y pidiendo que no se detuviera.  Su respiración empezó a ser más entrecortada,  ella lo necesitaba ahora.  Soltó un quejido,  no era de mucho aguante y él lo sabía bien,  le hacía sufrir pero eso no hacía más que incrementar el placer y la desesperación por entregar al otro mucho más.  Su cuerpo se movía contra el suyo al sentir la dureza en sus pantalones,  Skye soltaba jadeos cada dos por tres y sentía como sus propias bragas estaban mojadas debido el afecto que él causaba en ella.   — Grant mmm sí dios,  Grant — susurró débil mientras se dejaba coger por él.  Su piel se tensó cuando sintió su mordida en el cuello,  pero el simple hecho de tomarla de forma dura le puso más cachonda.  Ella mordisqueo su labio inferior,  chupando y adentrando su lengua en el interior de su boca,  hasta que él la dejo tumbada en la cama y ella se acomodo para mirarlo ardientemente a los ojos.  

Grant… — volvió a repetir con los ojos fijas en él,  supo inmediatamente lo que esa mirada significaba y ella volvió a morderse el labio.  — ¡Grant..por favor— exigió casi sin aire.  Su boca se formó una 0 enorme cuando sintió un mordisco en aquella zona sensible de si piel.  Su cuerpo empezó a temblar un poco y ella se relamió los labios volviendo abrir sus ojos para mirarlo,   excitada de lo que se avecinaba cuando lentamente desprendió sus bragas haciéndole recorrer otra sensación de placer.   Skye inclinó la cabeza hacia atrás y soltó un gritito cuando sintió su lengua recorrer su clítoris, sus piernas empezaron a temblar más pero ella hizo un gesto para que él no se apartase de ahí.   — Oh dios Grant….quiero-quiero tu boca…házmelo así __ gimió moviendo sus caderas en dirección a su cara….sus manos se aferraron a la colcha con fuerza,  cuando una oleada de placer le hizo soltar otro jadeo. — ¡Más rápido! — pidió entre gemidos incontenibles al sentir su juguetona lengua hacer su trabajo.  

Una mano se desprendió de la colcha para volver a sus cabellos y acariciárselos con ternura,  su pecho subía y bajaba,  era bien sabido que lo que Grant la hacía sentir no lo había sentido por nadie más.  El calor empezaba a ser insoportable,  sabiendo lo que estaba haciendo sintió otro espasmo más fuerte que le hizo alzar las caderas necesitando más contacto.    
Canada | Apocalipsis | Ward





Los finales felices no existen porque
las buenas historias nunca terminan.


   
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2190

Localización :
Viajando en el "Bus" por todo el mundo, pasando por Hogwarts o Storybook. A veces metida en líos en el Arca o en Nueva Orleans. Agente Doble de Hydra & SHIELD, Alumna de Slytherin y Del Distrito 7. Shadow Hunter de noche y come corazones una vez al mes, ñam.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Apocalypse AU' Skyeward

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.