Últimos temas
Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

× The Old Gods and the New.

Página 4 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

× The Old Gods and the New.

Mensaje por Kerouac el Dom 30 Ago - 19:39

Recuerdo del primer mensaje :


the old gods and the new
AGUASDULCES 298 DC
Mathis y Valter llevan conociéndose desde que tienen uso de razón. Siempre ha sido una relación que ha ido más allá de la amistad, pero sin cruzar barreras peligrosas. Se tienen respeto y admiración pero a la vez cariño y confianza. Nunca les ha importado ser fieles a distintas casas, ni siquiera cuando Valter, ahora Maestre Valter, llevaba el apellido Tully. Por supuesto que había bromas por ello, pero ninguna estaba dirigida hacia la ofensa.

La amistad ni siquiera se rompió cuando Valter marchó a la Ciudadela para estudiar con el fin de ser maestre, pues de vez en cuando se enviaban cartas en las que se actualizaban alguna que otra noticia. Sin embargo, uno de los cuervos que recibió no era de Valter sino de su padre. Le habían prometido con una Lannister de su edad, una bastarda que aunque no tenía la misma categoría que los Lannister como tal, era alguien importante.
En definitiva, era un matrimonio de conveniencia para reforzar alianzas, del que Mathis no quería formar parte. A día de hoy sigue sin volver a su hogar y, sobre todo, sin contárselo a Valter por temor a romper esa relación tan buena que tienen. Aun así, sabe que no puede ocultarle la verdad mucho tiempo.

VALTER TULLY | 24 AÑOS | JOE ARMSTRONG | SAGITTARIUS
Valter Tully nació en Aguasdulces, proveniente de la gran casa de las tierras de los ríos, del emblema del pez. Es nieto de un primo directo de Hoster Tully, la cabeza y líder de esa casa. Tercer hijo de Gregory Tully, y Annie Whent, dos casas afines y de la región unidas nuevamente. Creció aprendiendo el oficio de la pesca en los grandes ríos, así como la cría de ganado ya que se encargaría de guiar a los campesinos de las tierras de su padre, un fiel caballero de Ser Hoster. El joven, si bien sabe defenderse, jamás quiso ser caballero, por lo que se volvió una deshonra para su padre y su casa, ya que a él le gustaba convivir con la gente del pueblo, ayudarles en el ganado, en la pesca, y en todas las actividades propias de un campesino, guiándolos en sus actividades.

Valter sabía que su hermano mayor, al convertirse en caballero heredaría todas las tierras, y que su hermana se casaría con algún hombre de renombre, por lo que a él le daba igual lo que sucediera con si mismo. El hecho de que su familia y sus padres lo vieran sin orgullo, fue motivo suficiente para aceptar la decisión de sus padres para mandarlo lejos, hasta la Ciudadela, donde se instruyen a los eruditos futuros maestres. Luego de terminar sus estudios, el maestre Valter, como todos los demás maestres, fue asignado a un castillo, en este caso al del mismísimo Lord Hoster, permaneciendo leal a las personas del lugar como mentor, curandero y consejero. Si bien era su propia casa y familia, el ahora Maestre se desprendió del nombre de su familia y pasó a ser conocido por el título y su nombre de pila, simplemente Maestre Valter, aunque en la práctica siempre será leal a los Tully.
MATHIS PRESTER | 23 AÑOS | ALEXANDER LUDWIG | KEROUAC
Mathis es el cuarto y último hijo de lord y lady Prester, una de las familias menores de Roca Casterly fieles a los Lannister. Sus tres hermanos mayores son los hijos “perfectos”: el mayor de ellos es un caballero reconocido en su zona, sin contar a los de los Lannister; el siguiente se encuentra en el Septo de Baelor, estudiando y a la espera de convertirse en un futuro en septón; por último, su hermana, tres años mayor que él, se encuentra en la capital junto con la reina y a la espera de ser prometida con alguien.

Así pues, desde que podía razonar Mathis supo que no había nada que hacer para contentar a su padre. Desde pequeño se mostró más interesado en las armas que los libros, pero en cuanto su cuerpo terminó de desarrollarse, más pronto que el resto de niños, comenzó a interesarse por la herrería. Forjaba pequeñas cosas como llaves y cerraduras, pero terminó forjando espadas y hachas muy afiladas. Para su padre fue un insulto y una deshonra el saber que su hijo quería ser herrero, un oficio de poca monta para una familia como la nuestra, según él. Esa misma noche, Mathis escapó hasta llegar a la aldea más cercana a Aguasdulces, el hogar de los Tully. Podría haber seguido hasta la capital, pues era su plan inicial, pero su caballo, ante la falta de comida, no pudo continuar.

Aun así, no se arrepiente de no haber seguido andando. El herrero local le contrató y fue mejorando con los años, sustituyendo en la actualidad al hombre que le contrató, demasiado viejo como para seguir forjando. Conoció, además, al que es ahora su mejor y más íntimo amigo, con quien pasaba las tardes y noches, Valter, cuando visitaba la aldea. Uno de los pocos señores que se preocupaban por el pueblo llano, si bien, en realidad, Mathis no pertenece exactamente a la clase baja, aunque eso Valter ya lo sepa.

CRONOLOGÍA
I. Solicitudes peligrosas de un maestre
II. Viaje al fondo del Bosque Susurrante


Última edición por Kerouac el Mar 10 Nov - 18:56, editado 2 veces




We are Assassins:
The frayed ends of sanity:
Time rots everything. Even us:
Miscellaneus:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
865

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: × The Old Gods and the New.

Mensaje por Kerouac el Sáb 15 Oct - 20:54



La última cena del bosque

Mathis aún pensaba que aquello era mala idea. No porque le disgustase la situación, ni porque lo hiciese por obligación, sino porque en su mente aún creía que sería una decepción. No sabía cómo hacerlo con hombres, si bien era cierto que jugaba con la ventaja de que Valter no lo había hecho nunca, luego no sabía muy bien qué hacer para complacer al contrario. ¿Hacerle lo mismo que le hizo a aquella joven? No, no podía ver a Valter como alguien con quien acostarse y ya. Aquello era distinto y no sabía cómo tratar con ello. Se dejaría llevar, saliese bien o saliese mal.

Por eso mismo, soy con quien siempre has querido hacer esto... si no te gusta, me culparé siempre por ello. A lo mejor no te gusta tanto como crees que te va a gustar, cosas así —encogió un hombro. Sería mejor dejar a un lado las paranoias. Le besó, confiando en que así se olvidaría de todo aquello, y asintió ligeramente con la cabeza. Se había desnudado mil veces delante de él, aquella vez no sería distinta, pensaba. Pero lo sería. Aunque su mente no lo reconociese, él mismo lo sabía.

Aguardó a que Valter se apartase de su regazo y entonces se puso en pie. Se acercó todo lo que pudo a la chimenea para que el frío le afectase lo menos posible. Tras coger aire y dejarlo ir lentamente, comenzó a desvestirse. Lo hizo con lentitud, pues imaginaba que era lo que se hacía en esos casos. Se quitó la camiseta, que tiró al suelo, y luego pasó a por los pantalones y la prenda de ropa interior, que le llegaba casi hasta los tobillos pero le abrigaba como pocas ropas lo hacían. Tragó saliva mientras sacaba los tobillos de la tela, deslizando ésta hacia un lado con el pie, y entonces adoptó una postura firme pero relajada, con las manos y los brazos cayendo a sus costados y el peso recargado sobre una de sus piernas. No se sintió cohibido, y de hecho miró a Valter fijamente, con una muy suave sonrisa.

Tu turno —le pidió, sin cambiar de postura. Parecía un soldado relajado pero a punto de colocarse firme en cuanto su superior se lo ordenase. Parecía incluso estar alerta, pero era una estupidez: allí sólo estaban ellos dos.
Bosque susurrante | Anochecer | con Valter

robb stark




We are Assassins:
The frayed ends of sanity:
Time rots everything. Even us:
Miscellaneus:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
865

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × The Old Gods and the New.

Mensaje por Sagittarius el Dom 23 Oct - 5:25



La última cena del bosque


El joven Maestre, como estudiante de la Gran Academia había observado en libros como se realizaba el sexo, así como los músculos que existían en el cuerpo masculino, pero eso no significaba que fuera a hacer un experto en la materia; tenía miedo, por muchas razones, no solo por la parte física, si no por la emocional y espiritual. Su pensamiento central era en que si no saciaba aquella necesidad con Mathis no lo haría con nadie, y por ende, tendría que arriesgarse; sabía que el herrero no confesaría ese hecho a nadie, por lo que podía sentirse protegido por sus palabras y sus acciones.

- Calla Mathis, no pienses mucho en ello o estarás inseguro....- murmuró por lo bajo, con aquella timidez característica, sin saber de donde salían aquellas palabras. ¿Acaso la inseguridad de Mathis le daba cierta seguridad a él? - No sabremos si me gustará hasta no hacerlo.- dijo volviendo a pensar que si no lo realizaba con su amigo, no se sentía capaz de hacerlo con nadie más. - Yo te quiero, tengamos o no sexo. Mi cariño no cambiará por ti, lo prometo.- quería que el rubio dejara de pensar en lo que podría pasar, y simplemente hacerlo.

Desde su lugar observó como su amigo se desvestía lentamente, con una lentitud que excitaba extrañamente al Maestre, primero la camiseta, dejando ver de nueva cuenta aquellos imponentes músculos, con la salvedad de que en esta ocasión podría tocarlos y acariciarlos, y quién sabe, tal vez incluso probarlos. La ropa interior dejó entrever su miembro, flácido pero de muy buen ver, dejando que su propia entrepierna se excitara al ver aquello.

Tragó saliva y se puso de pie, sin dejar de observar los ojos de su amigo que se iluminaban con el fuego de la chimenea. Valter bajó la mirada a los pies del herrero, y analizó toda su anatomía sin saber muy bien que hacer. Pero primero lo primero. Lentamente se quitó la camiseta sintiendo como sus vellos se erizaban al sentir el calor del fuego tan cercano; enseguida, algo dudoso, se quitó los pantalones y posteriormente su ropa interior. Mientras se despojaba de ella, colocó una mano en su miembro para taparlo, pues le daba algo de timidez que su amigo viera que su desnudez lo estaba calentando en aquellos pensamientos pecaminosos. No obstante después lo descubrió, poniéndose muy colorado por la situación.  

¿Y ahora qué? Valter se acercó al rubio; tenía ganas de simplemente abalanzarse sobre él y llevarlo al suelo, al muro o a la cama, no obstante, trató de controlarse lo suficiente para dar unos pasos al frente y llevar una mano sobre el pecho de su amigo. Las yemas de sus dedos tocaron la superficie de los músculos del pecho de Mathis, dejándose llevar por la sensación que eso le provocaba; lentamente fue bajando y subiendo, ofreciendo a su amigo una sonrisa cómplice mientras que se atrevía a acariciar su bícep con la otra mano, como si quisiera analizar y explorar cada musculo de su anatomía. - Dime..¿que es lo que te hacen las chicas normalmente? - quería saberlo, deseaba hacérselo de la misma manera que ellas, quería experimentar y dejarse llevar por el placer; enseguida sus labios fueron llevados hasta los ajenos, pero en esta ocasión se atrevió a introducir su lengua para probar las delicias que el aliento de Mathis le permitía. - Quiero hacerte lo que ellas...-

Bosque susurrante | Anochecer | con Mathis

robb stark


¿The good or the bad one?
I prefer to be both


Spoiler:
AvatarCamposContacto
avatar
Joker
Mensajes :
1229

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × The Old Gods and the New.

Mensaje por Kerouac el Dom 30 Oct - 17:21



La última cena del bosque

El rubio observó a su amigo con una mezcla de curiosidad y gusto que nunca antes había experimentado. Estudió con la mirada cada centímetro de su piel que quedaba descubierto, y una divertida sonrisa acudió a su rostro cuando vio cómo se cubría el miembro. Negó suavemente con la cabeza, esperando a que se destapase, y entonces le dejó acercarse. Bajó la vista a su mano, agradeciendo con una sonrisa aquellas caricias. Él llevó ambas a los costados de Valter y le atrajo un poco hacia él, lo suficiente para corresponder a aquel beso.

Lo importante es no tener prisa —le recomendó mientras una de sus manos viajaba a su propio torso para coger una de las del moreno—. Ven. —. Tiró de él y le llevó hasta el dormitorio, echándose en la mejor cama y agradeciendo que la chimenea de aquel cuarto siguiese encendida, aunque fuese con ascuas de la noche anterior. Se echó sobre la cama y dejó que Valter se echase sobre él; cuando lo hizo, él mismo le acomodó, con las manos en su cintura, y comenzó a besarle, imitándole y usando ahora su lengua.

Sus manos se movieron de su cintura a sus costados, y de ahí una de ellas viajó a su nuca y a sus cabellos, acariciándolos. —Puedes empezar besándome el cuello y el pecho... así —aprovechó el tener la mano en los cabellos de su nuca para tirar muy suavemente de éstos y echarle a un lado la cabeza. Hundió el rostro en su cuello y comenzó a besarlo, con suavidad pero firmeza, y de vez en cuando dejaba un mordisco con mucho cuidado para no dejarle marca alguna.
Bosque susurrante | Anochecer | con Valter

robb stark




We are Assassins:
The frayed ends of sanity:
Time rots everything. Even us:
Miscellaneus:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
865

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × The Old Gods and the New.

Mensaje por Sagittarius el Lun 31 Oct - 1:03



La última cena del bosque

Experimentar algo nuevo con Mathis era algo que no podía dejar pasar, ni el miedo o el temor lo llevaría a renunciar a sus deseos, más cuando su amigo ya había aceptado experimentar con él, aunque no se dejaba de preguntar si acaso no estaba abusando de la confianza de su amigo.

Más aún, la mirada de su amigo sobre su piel le hizo ponerse algo más nervioso, pero a la vez, trataba de darse la seguridad que necesitaba, y al menos no dejar que sus manos o gestos lo traicionaran. Escuchó con atención sus palabras conforme le correspondía aquél beso, dejando que sus manos lo guiarán hasta la habitación. - No tengo ninguna......- apenas se separó de sus labios para volver a tomarlos. - ...prisa.- aquellos besos le quitaban el aire de una manera que nunca había vivido.

La chimenea de la habitación alumbraba sus cuerpos desnudos, así como les proporcionaba calor, que se sumaba a la cercanía de sus cuerpos, unos sobre el otro. Valter se echó sobre su rubio amigo, permitiendo que su amigo le acomodara de la mejor manera, sintiendo como su propio miembro endurecido se postraba en el muslo ajeno, mientras que sus labios se centraban en la lengua que imitaba sus movimientos.

Sintió como sus fuertes manos se movieron entre sus cabellos, lo que le llevó a escapar un leve gemido cuando Mathis guió su cabeza a un lado hundiendo sus labios sobre su cuello, besándolo con pasión y movimientos sincronizados y hábiles, ofreciendo mordiscos que empezaron a despertar en Valter algo que jamás había experimentado. Sus manos corroboraban que efectivamente estaba disfrutando de aquello, pues no dejaban de acariciar el buen torso del hombre herrero. - Primero me enseñaste a usar las armas.- dijo dejando que la pequeña barba rubia le hiciera sentir aquella sensación de caricias en su cuello, para posteriormente seguir sus recomendaciones y besarle el cuello, primero de manera lenta, insegura, usando aquellos besos cálidos, que poco a poco fueron incrementando de velocidad, dejando escapar toda aquella lujuria que Valter conservaba en el fondo de sí mismo. Su respiración se hizo rápida conforme fue besando aquella protuberancia en el cuello del hombre empezando a bajar por su garganta, hasta que llegó a sus clavículas y posteriormente pecho. - Y ahora me enseñas a usar tu cuerpo.- dijo en cierto tono de broma, como para bajar sus nervios y también para relajarse, besando los pectorales de su amigo y sintiendo aquella capa de vello que provenía de su fuerte y musculoso pecho, lentamente bajando, dando suaves mordidas, hasta llegar a uno de sus pezones. Supuso que sería bueno lamerlo, así que lo hizo, mientras que su manos acariciaban los muslos grandes del rubio.

Bosque susurrante | Anochecer | con Mathis

robb stark


¿The good or the bad one?
I prefer to be both


Spoiler:
AvatarCamposContacto
avatar
Joker
Mensajes :
1229

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

+18

Mensaje por Kerouac el Sáb 5 Nov - 13:01



La última cena del bosque |+18|

La piel de Valter era suave, pero no tanto como la de una mujer. Y sin embargo le gustó besarla, explorar su cuello con los labios y la barba. Empezaba a pensar que aquello no iba a ser tan distinto como con una mujer, y el miembro erecto del moreno acariciando su muslo le gustaba, sin saber explicar el rubio el porqué.

Ladeó el rostro hacia atrás, mirando el techo, cuando Valter comenzó a besarle el cuello. Sus manos se introdujeron en su cabeza y acariciaron sus cabellos con suavidad, despeinándole y volviendo a peinarle con lentitud mientras de su boca escapaban pequeños jadeos por el cosquilleo que sus besos provocaban. Un pequeño gemido inundó la habitación ante la forma en que usó la lengua en su pezón, tal vez porque no lo esperaba tan pronto, y cerró lso ojos con una sonrisa. No sólo Valter parecía hacerlo bien, sino que Mathis valoraba que fuese su mejor amigo el que estuviese haciendo eso. Le otorgaba una confianza aún mayor.

Su mano izquierda salió de los cabellos del moreno y bajó hasta su muñeca derecha. Le recondujo la mano hasta su miembro, encogiendo el abdomen ante el tacto de sus suaves dedos en éste. Estaba excitado, pero necesitaría ayuda para erectarse del todo; no porque no le estuviese gustando, sino porque su cuerpo no estaba acostumbrado a que aquello lo hiciese un hombre. —Lo haces muy bien, Valter —reconoció en voz baja mientras volvía a meter su mano izquierda en sus cabellos, aprovechando el momento para reconducirle la cabeza al pectoral contrario. Ahora fue la mano derecha la que escapó de su pelo para acariciar el torso de Valter, deteniéndose en uno de sus pezones e imitarle, con suaves pellizcos en lugar de con lametones.
Bosque susurrante | Anochecer | con Valter

robb stark




We are Assassins:
The frayed ends of sanity:
Time rots everything. Even us:
Miscellaneus:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
865

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × The Old Gods and the New.

Mensaje por Sagittarius el Vie 11 Nov - 5:08



La última cena del bosque

La dureza de los músculos del herrero era palpable ante cada caricia de las yemas de los dedos del Maestre, se imaginaba que posiblemente Mathis tenía mucha más experiencia que él y por ende, tendría que poner más esfuerzo en sus movimientos. No obstante, también sabía que los suyos, inexpertos, eran sinceros, y quería que su amigo descubriera el cariño que le tenía, sin miedo a demostrar lo que sentía.  

La barba del rubio le empezó a hacer cosquillas pero a la vez le permitió experimentar una nueva forma de besar, de dejarse explorar. El hecho de escuchar los gemidos ajenos le empezaban a hacer creer que no lo estaba haciendo para nada mal, por lo que prosiguió a lamer el torso del herrero, de forma lenta y pasional, dejando que su saliva fuera dejada en cada centimetro por los que atravesaba sus papilas gustativas, mientras que la mano de su amigo lo guió a través de su cuerpo, hasta llegar a su miembro. Era la primera vez que tocaba un miembro que no fuera el suyo, pero mentiría si no aceptara que alguna vez se había masturbado, por lo que empuñó la virilidad del hombre comenzando a masajear envolviendo con las yemas de los dedos la piel del otro, dejando que el calor invadiera esa zona tan íntima. - Lo puedo hacer mejor. - dio un pequeño mordisco en el pecho contrario del hombre en el que había sido guiado, sintiendo la fortaleza de sus musculos, mientras que lentamente masajeaba su virilidad, primero de forma lenta, pero poco a poco dejando que sus movimientos fueran sincronizados, dejando caer su peso sobre el de él y relajando su cuerpo entero.

Valter no dudó en restregar su propia virilidad endurecida en el muslo del rubio, como si la fricción le diera un placer que nunca había experimentado. - ¿Que más te han hecho? - preguntó sin tapujos, no era momento de dudar, pero un jadeo salió repentino al sentir como la mano del rubio acariciaba su propio pezón, con suaves pellizcos que empezaron a sacar la parte más sexual de su cuerpo. - Me gusta....- le dedicó una sonrisa sincera, dejándose embargar por el placer, cerrando los ojos y disfrutando de la sensación estirando su cuello mientras dejaba que su mano hiciera el trabajo en su miembro.

Bosque susurrante | Anochecer | con Mathis

robb stark


¿The good or the bad one?
I prefer to be both


Spoiler:
AvatarCamposContacto
avatar
Joker
Mensajes :
1229

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

+18

Mensaje por Kerouac el Sáb 19 Nov - 18:23



La última cena del bosque |+18|

No estaba de acuerdo en que pudiese hacerlo mejor, pues para Mathis estaba siendo perfecto, tal vez por la situación en sí, por lo prohibido de ésta. Pequeños jadeos escapaban de sus labios entreabiertos según Valter le masturbaba. Él cesó de estimularle el pezón al poco tiempo para subir las manos a su cuello y atraerle hacia sí. Le besó mientras el muslo que recibía el miembro del contrario comenzó a moverse, buscando así excitarle un poco más.

También suelen usar la boca —respondió por fin cerca de sus labios, acariciando sus oscuros cabellos—, pero no lo hagas ni te presiones si ves que no puedes —le dio un beso más corto. Se preocupaba por Valter, por su bienestar, y no le obligaría a algo que no quisiese. Su mano derecha abandonó la cabellera del contrario y estirándose un poco hacia abajo fue acariciando todo su torso, hasta llegar a su entrepierna. Coló los dedos entre su miembro y su propio muslo y lo mesó entre sus dedos antes de subir y bajar la mano, con algo de torpeza y cambiando de posición los dedos hasta dar con la ideal. No sabía si era fruto de los nervios o realmente el ser la primera vez que tocaba un miembro ajeno era tan difícil; probablemente lo primero, pensó, pues Valter supo hacerlo a la primera.

Su mano, en una posición por fin cómoda, subía y bajaba a un ritmo aún lento, aunque ejercía cierta presión para darle placer y contrarrestar así su lentitud. Su mano izquierda seguía viajando por los cabellos de Valter, siguiéndole –no empujándole– en cada movimiento que hacía, ya fuese para besarle o para bajar por su torso.
Bosque susurrante | Anochecer | con Valter

robb stark




We are Assassins:
The frayed ends of sanity:
Time rots everything. Even us:
Miscellaneus:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
865

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × The Old Gods and the New.

Mensaje por Sagittarius el Vie 6 Ene - 3:57

+18



La última cena del bosque
Valter pensaba en que efectivamente la razón por la que los dioses prohibieron aquél placer era para que los que tuviesen responsabilidades para el pueblo no se distrajeran, por lo delicioso que se sentía; el simple hecho de dar un cálido beso y sentir aquella vibrante piel a su lado, era algo sin duda lo excitaba, sobre todo al escuchar aquellos pequeños jadeos masculinos que escapaban del aliento de Mathis, cosa que le decía que estaba - de alguna manera - haciendo bien sus caricias.

Sus labios se conectaron una vez más, pudiendo aspirar el aliento dulce de vino, y aquél calor que emanaba de su interior, mientras que el muslo de su amigo comenzó a moverse haciendo que su miembro se endureciera todavía más. - Puedo hacerlo, yo quiero que disfrutes también.- "y que los dioses me perdonen, pero esto es más de lo que he deseado en toda la vida" - pensó tocando con las yemas de sus dedos aquél abdomen que tanto le gustaba y que ahora era solamente de él.

Volvió a llevar la boca hasta el torso de Mathis, comenzando a bajar al ombligo, donde comenzaba a existir una capa de vello rubio un tanto diferente al que había en su barba, más suave y oculto. Se preguntó que pasaría si llegaba a usar la lengua ¿Mathis lo disfrutaría? Así que sin tapujos la sacó y fue trazando una línea por el camino al que lo llevaba aquél vello, hasta el vientre del herrero. Allí, a pocos centímetros, se encontraba la base del miembro del hombre. En ese momento Valter se preguntó muchas cosas, ¿como debería chuparlo? ¿sabría a algo? ¿lo lastimaría? Mientras tanto, el propio Mathis se había estirado para acariciar su miembro; el calor de la mano ajena hizo que lo disfrutara mucho más. - Me...me gusta...demasiado...- confesó levantando la cabeza para mirar fijamente a su amigo bastante sonrojado, pero aún así lo miró directo a los ojos, expresando más de lo que podía sentir, pues su rostro denotaba simplemente mucha relajación y placer. La mano fue subiendo y bajando por su propio pene de una forma rítmica que lo hacía jadear, sobre todo cuando sus dedos hacían aquella presión que empezó a convertirse en algo favorito.

La mano de Mathis sobre sus cabellos le dio seguridad para proseguir el camino del vientre, hasta que tuvo frente a sí mismo, el miembro semierecto del herrero. Valter lo miró con suma lujuria, mientras también miraba el rostro de Mathis, expectante. - Quiero hacerlo, si no lo hago ahora.....contigo, no lo haré nunca. Te deseo Mathis...siempre lo he hecho, siempre quise este momento contigo...no lo desaprovecharé...- dijo con sinceridad, como debatiéndose entre hacerlo o no, pero al final suspiró en lanzó un resoplido en la base del miembro ajeno, y sacó la lengua para dar una lamida a la cabeza de éste. - ¿Como...como debo hacerlo? - - sus labios hicieron contacto con el glande del rubio, y Valter comenzó a introducir con lentitud la virilidad de su amigo, con temor a lastimarlo.

Bosque susurrante | Anochecer | con Mathis

robb stark


¿The good or the bad one?
I prefer to be both


Spoiler:
AvatarCamposContacto
avatar
Joker
Mensajes :
1229

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

+18

Mensaje por Kerouac el Sáb 28 Ene - 17:42



La última cena del bosque |+18|
Asintió con la cabeza cuando dijo que quería hacerlo, sacando de él una pequeña sonrisa. Lo cierto es que era demasiado tarde como para echarse atrás, así que él también continuó masturbándole. —Entonces disfrutemos —susurró cuando confesó que le gustaba, y le devolvió la mirada con una pequeña sonrisa en los labios.

Su abdomen se encogió y Mathis bufó de placer cuando notó la lengua recorrer su vientre. Echó la cabeza hacia atrás y pronto abandonó el miembro de Valter, pues si quería estimularle y estar tumbado a la vez no podría hacerlo. Se daba cuenta de que él también deseaba aquello, pues había un sentimiento algo mayor que el de la amistad que era imposible negar. Un pequeño gemido escapó de sus labios al sentir la cálida lengua de Valter, e hizo el agarre en sus cabellos más fuerte durante unos pocos segundos, movimiento fruto del placer que sentía.

Así es... tan solo... cuidado con los dientes... y no te presiones... para no ahogarte... —le indicó, rememorando cómo solían hacerlo las prostitutas. Se notaba que la boca de Valter era inexperta, pero también se notaba el cariño y la pasión que le ponía a ello; con las prostitutas era distinto, pues sabían hacerlo y no lo hacían porque les gustase, sino porque era lo que hacían por una determinada cantidad de monedas de plata.

Colocó ambas manos en la cabeza de Valter, acariciándole los cabellos y la nuca, con su abdomen encogiéndose cuando su cabeza bajaba y pequeños jadeos escapando de él. No le empujó hacia abajo, pues no quería presionarle a nada y tampoco tenía prisa por avanzar. Una de sus manos bajó hasta la parte superior de su espalda, acariciando la zona mientras se acostumbraba al placer que provocaba en él, sin jadear ni gemir tanto. Le dejó continuar cuanto quisiese, pues Mathis sabía que aquello estaba siendo una oportunidad única y no quería llevar el mando; cumpliría los deseos de Valter.
Bosque susurrante | Anochecer | con Valter

robb stark




We are Assassins:
The frayed ends of sanity:
Time rots everything. Even us:
Miscellaneus:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
865

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × The Old Gods and the New.

Mensaje por Sagittarius el Sáb 4 Feb - 22:03

+18



La última cena del bosque
La pequeña casa en medio de la nada estaba cumpliendo su próposito, al encontrarse tan alejado de la civilización nadie podría escucharlos allí, y eso excitaba todavía más al Maestre; ni siquiera quería pensar que para los dioses no existían las paredes y que éstos podrían escucharlos en cualquier lugar. Pero al final de cuentas si las cosas hubieran estado mal, ellos hubieran dado una señal de que estaba pecando, y hasta el momento no lo habían hecho, por lo que al Tully le gustaba creer que les daba igual. "Hay cosas más importantes en las que deben de pensar" - pensó de las divinidades.

El oriundo de los terrenos del Valle de los Ríos no dijo otra palabra cuando escuchó el susurro del rubio, que con sus movimientos y gestos, lograba que Valter tomara una muy buena referencia de que era lo que estaba disfrutando; su mano fue llevaba hasta el abdomen del rubio, desde donde se encontraba podía tener una muy buena vista de los montículos, pequeños músculos formados uno tras otro y que permitía ver un perfecto abdomen trabajado, cubierto por una delgada capa de vello rubio que lentamente bajaba hasta su miembro.

Dejó que su amigo tomara su cabeza sin problemas, era algo que quería, que anhelaba, su lengua cubrió la superficie de la base del miembro hasta la punta, empezando a degustar aquella rara sensación que era probar un falo. Escuchó atento las instrucciones del hombre, y como tal, por ser su primera vez, estaba demasiado excitado. Se repitió una y otra vez que no tenía que usar los dientes, suponía que tendría que usar la parte de sus labios solamente, así que envolvió sus dientes entre ellos y prosiguió a introducir el miembro de su amigo. Primero lo humedeció y posteriormente lo introdujo, tan solo una cuarta parte, tendría que, como decía su amigo, experimentar la situación para no sentir que se ahogaba.

Lentamente continuó, dejando que las manos de Mathis colocadas en su cabello lo guiaran. Frenó por unos instantes, cuando ya había introducido una mayor cantidad del sexo de su amigo. - Quiero...saber...como es que te gusta...- no le importaba si era rápido o lento, quería que el rubio lo guiara y a la vez, lo pusiera a prueba. Sus jadeos eran lentos, al contrario de su respiración que era rápida, pero quería probar cada una de las cosas que su amigo le podía dar y enseñar.

Notaba el cariño de sus caricias, sobre todo porque no le forzaba a nada, era como si Mathis dejara que Valter tuviera la confianza para moverse o para cumplir sus deseos. Agradecido, Valter se separó y llevó su mano hasta el pecho del rubio, el cual acarició y presionó, con la finalidad de que lo sintiera. Volvió a introducir el miembro, esta vez sin despejar la mirada de los ojos del herrero, queriendo saber y descubrir en su cara hasta donde podía llevarlo el placer, mientras que la mano en su espalda le indicaba la sensación que Mathis sentía por la felación.

Bosque susurrante | Anochecer | con Mathis

robb stark


¿The good or the bad one?
I prefer to be both


Spoiler:
AvatarCamposContacto
avatar
Joker
Mensajes :
1229

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

+18

Mensaje por Kerouac el Lun 6 Feb - 13:32



La última cena del bosque |+18|
Había echado la cabeza hacia atrás, mirando fijamente el techo cuando no cerraba los ojos. Su respiración era algo agitada, zafando los cabellos de Valter con algo de fuerza pero sin tirar de éstos ni empujarle hacia abajo, lo que creaba un gran contraste con el suave tacto que le ofrecía en la espalda. Cuando escuchó su voz enderezó la cabeza y bufó con diversión mientras sonreía.

Está bien —susurró guiñándole un ojo, y subió la mano de su espalda a su cabeza. Aguardó a que volviese a introducirlo en su boca para empezar a mover su cabeza, de arriba abajo. Poco a poco le obligaba a bajarla un poco más, soltando pequeños pero intensos gemidos al notar cómo intentaba abrirse paso en él. Lo hacía sin rapidez, para no ahogarle, pero buscando el mayor disfrute posible—. Valter... —susurró su nombre en un jadeo, y sin poder evitarlo aumentó el ritmo con el que tiraba y empujaba su cabeza, gimiendo cada vez más alto.

No tardó mucho en detenerle, pues por mucho que le excitase el momento, por mucho que le gustasen los sonidos que nacían de la garganta del contrario, sabía que no era experto y no quería ahogarle. Tiró con cuidado de sus cabellos más que antes, hasta que su boca quedó libre, y bajando las manos a su nuca tiró de él para que se colocase a su altura. Comenzó a besarle, con intensidad.
¿Te gusta, Val? —preguntó entre besos, mientras sus manos viajaban de su nuca a sus costados, acariciándolos, y luego a su entrepierna, cogiendo también la propia para empezar a masturbarles, cada una con una mano pero asegurándose de que hacía contacto entre ellas.

Pronto abandonó su propio miembro para agarrar una de las nalgas de Valter, acariciándola y masajeándola a la vez. Para el poco ejercicio que hacía, teniendo en cuenta su profesión y su modo de vida, le asombraba lo formado que en realidad estaba formado el cuerpo de su amigo. Aún entre besos, dejó que el moreno decidiese qué hacer a continuación.
Bosque susurrante | Anochecer | con Valter

robb stark




We are Assassins:
The frayed ends of sanity:
Time rots everything. Even us:
Miscellaneus:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
865

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × The Old Gods and the New.

Mensaje por Sagittarius el Sáb 11 Feb - 3:39

+18



La última cena del bosque
Darse cuenta que el hombre frente a él estaba disfrutando de sus caricias era algo con lo que podía sentirse satisfecho; tanto tiempo de espera había valido la pena, y más que nada porque el cariño que sentía ante su amigo, era algo que provocaba que las ganas de hacer todo lo que pudiera con él se incrementaban; nadie sabía el futuro, y por ende, debía de disfrutar todos y cada uno de los momentos junto a él.¿Quién iba a pensar que aquellos dos hombres que habían entrenado desnudos afuera de la casa se encontrarían teniendo un encuentro sexual?

Succionó al ritmo en que Mathis lo guiaba, dejando que la punta de su miembro penetrara hasta su campanilla y hasta donde se lo permitía su faringe, una vez que él lo llevó a explorar los movimientos de su pelvis. Aquél guiño que había efectuado le había dado los apoyos necesarios para creer que todo estaba bien, y no pudo evitar que sus vellos se erizaran al sentir como la mano de su amigo se desplazaba de su espalda a su cabeza. Su amigo lo fue guiando, obligando poco a poco a bajar su cabeza, y a introducir el miembro cada vez con mayor profundidad; la primera vez, el acto reflejo de su garganta le hizo sentir que se ahogaba, pero el cariño que el rubio ejercía en sus movimientos, así como la calma, le hacía que la sensación desapareciera a los pocos segundos; de nuevamente escuchar su susurro le había gustado demasiado, era como si tuviera el poder de llevar a lugares de placer insospechados, junto a aquellos jadeos que se fueron incrementando conforme los movimientos de cabeza de Valter fueron más y más rápido, dejando que su saliva se quedara impregnada al contorno del miembro ajeno. Eventualmente pudo sentir con claridad como las venas de éste se realzaban en las paredes de su boca y su lengua, dejando que le penetrara la garganta en cada ocasión, ahogando jadeos y dejándose llevar, al tiempo que su miembro duro rozaba la pierna del hombre.

Valter despegó la cabeza del miembro debido a que Mathis había tirado de sus cabellos; trató de recuperar su respiración, sin perder la vista en los hermosos ojos del rubio, varoniles y profundos, pero sobre todo, aquellos que expresaban cariño. El Maestre tragó saliva al ver que el herrero se incorporaba un poco y se dedicaba a besar sus labios; un poco confundido, cerró los ojos, dejandose llevar por la dulce sensación, llevando sus manos a los fuertes hombros ajenos, sintiendo cada centimetro de piel que de ellos emanaba, sin duda alguna, los dioses lo habían premiado con la anatomía del hombre que podía disfrutar. - Me gusta bastante...y me gustas tu.- dijo entre besos, uno a uno repartidos con sinceridad y pasión, dejando que ambas respiraciones se fundieran en uno solo.

De pronto Valter bajó la mirada, observando como su amigo blandía los dos troncos, como si de armas se tratara. Un halo de nerviosismo volvió a viajar por su cuerpo inexperto, era la primera vez que alguien más lo tocaba a ese nivel, y le estaba gustando, más sentir como ambas durezas se tocaban entre las manos fuertes de su amigo. Valter se sonrojó, observando como los dedos de las manos ajenas se contraían entre ambos falos, llevando la mirada por toda la anatomía ajena, desde su miembro, su vientre, abdomen, pecho, cuello, y rostro. Sus ojos se clavaron en los azules, volviendo a asentir ante su pregunta, claro que todo eso le gustaba; poco después alzó una mano para acariciar el pecho del hombre, mientras éste seguía dando placer a ambos, haciendo que Valter soltara pequeños jadeos y gemidos cada pocos segundos, indicando que le estaba gustando.

En cuanto sintió que una de sus nalgas había sido invadida por las manos del hombre, el deseo volvió a invadir su cuerpo, preguntándose que se sentiría llegar a más; sabía que la penetración era parte fundamental del sexo, y se empezó a preguntar si acaso Mathis dejaría que eso sucediera. El Maestre llevó las manos hasta los hombros del rubio, como queriendo mover su cuerpo a una diferente posición. - ¿Me dejas? - dijo con cariño soltando un nuevo beso directo a los labios, mientras que colocaba al herrero directamente en la cama, acostado boca arriba. Valter se incorporó un poco, colocando las piernas a ambos lados del cuerpo del fortachón. Lentamente se acomodó, un tanto confundido, pero suponía que la posición así era. Llevó ambas manos al pecho de su amigo y levantó su pelvis hasta colocar su trasero en el vientre ajeno, dejando caer su peso en él, y sobre todo, dejando que sus gluteos sintiera la virilidad del hombre que se encontraba palpitando en su exterior.

Valter movió su pelvis lentamente, sintiendo aquella dureza entre sus gluteos y dejando que la propia suya, se alzara erecta frente al rubio. Las manos, aferradas al rubio, temblaban,  mientras que la mirada de Valter apenas y podía fijarse en los sinceros ojos de su amigo. - Quiero....quiero...que me tomes....que me hagas tuyo....si tu quieres.- tuvo que desviar la mirada del hombre, pero el sentir su respiración en su pecho, lo hacía no poder de pensar en él, en su fuerza, en su anhelo.


Bosque susurrante | Anochecer | con Mathis

robb stark


¿The good or the bad one?
I prefer to be both


Spoiler:
AvatarCamposContacto
avatar
Joker
Mensajes :
1229

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

+18

Mensaje por Kerouac el Miér 15 Feb - 20:13



La última cena del bosque |+18|
Disfrutó del cuerpo del contrario como jamás había pensado que disfrutaría del cuerpo de un hombre, besándole cada vez que podía. Cuando le dirigió se dejó hacer, observando con atención y expectación a partes iguales cada movimiento que el contrario hacía. Un jadeo escapó de sus labios cuando notó cómo su miembro era tomado prisionero entre sus dos nalgas, ante lo que llevó ambas manos a sus muslos. Tras acariciarlos subió la derecha a masturbarle, lentamente.

La forma en que le hablaba le excitó todavía más. Se relamió los labios y asintió lentamente con la cabeza. Quería tomarle, lo tenía claro. Con una mujer no habría habido muchas dificultades, pero supuso que tendría que preparar a Valter, no sólo porque fuese la primera vez. Enderezó el torso, quedando así sentado bajo Valter, y tras regalarle unos cuantos besos más, también por el cuello, aprovechó la mano con que sujetaba su nalga para acariciar su entrada. Decidió llevarse el dedo a la boca para humedecerlo y entonces le penetró con él, lentamente. Tenía la vista fija en su rostro, buscando no herirle en ningún momento.

Siguió así hasta conseguir introducir un tercer dedo, mordiendo y besando todo su pecho. —Cuando estés listo, Val —susurró contra su piel antes de empezar de nuevo a tumbarse, lentamente, aunque con el cuerpo ligeramente ladeado hacia abajo por un lateral, pues seguía dilatándole con los dedos.
Bosque susurrante | Anochecer | con Valter

robb stark




We are Assassins:
The frayed ends of sanity:
Time rots everything. Even us:
Miscellaneus:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
865

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × The Old Gods and the New.

Mensaje por Sagittarius el Dom 26 Feb - 3:39

+18



La última cena del bosque
Esperaba que la noche jamás se acababa, que sus caricias se hicieran cada vez más seguras y profundas; evadir sus responsabilidades y escapar con aquél hombre que de alguna manera le estaba quitando la virginidad. El simple hecho de pensar eso volvía a hacer que la poca seguridad que había obtenido se viniera abajo, pero ya estaba en lo suyo, no quería negarse a nada.

La caricia del herrero sobre su miembro fue magistral e hizo que exclamara jadeos cada vez más sincronizados con sus movimientos, mientras que lo penetraba con uno de sus dedos. Poco a poco las paredes de su entrada se fueron amoldando a su longitud y grosor, que sin duda era mínimo comparado al miembro erecto del rubio; sin duda alguna no sabía si lo podría soportar. Primero sintió un calor, extraño, uno que jamás había experimentado, y su propia entrada se fue amoldando al dolor, que se denotaba en el rostro sonrojado de Valter. - Estoy bien, estoy bien.- dijo con seguridad dejando que su cuerpo se acostumbrara a aquella sensación. El hecho de que el herrero besara su cuello realmente lo relajaba mucho más, y más aún cuando mordió su pecho, introduciendo un segundo dedo. - Lo...estoy.- Valter se mostraba nervioso, y justo había dejado que su entrada se acoplara a los dedos de Mathis cuando decidió moverse, aferrándose de la espalda del rubio que se había quedado no del todo tumbado; el Maestre arqueó su espalda y tomó el brazo de su amigo, ladeando su cuerpo ligeramente al mismo lado donde el cuerpo del herrero se encontraba. Acarició su brazo y llevó sus caricias hasta la mano para sustituir aquellos dedos por el miembro del rubio, el cual tomó para masturbar un par de veces hasta colocarlo en su entrada. - Tenme algo de paciencia. - dijo acercándose a besar de nuevo aquellos labios que eran dulces, y sobre todo adictivos. Lentamente movió su pelvis y trasero para dejar que la punta del miembro de Mathis buscara aquél orificio, hasta que logró entrar, haciendo que Valter gimiera y aferrara las yemas de sus dedos a la fuerte espalda del hombre. En cuestión de minutos estuvo dentro por completo abriendo todas las capas interiores del Maestre. - Tómame Mathis, enséñame.- le pidió sin despegar los ojos de los ajenos.

Bosque susurrante | Anochecer | con Mathis

robb stark


¿The good or the bad one?
I prefer to be both


Spoiler:
AvatarCamposContacto
avatar
Joker
Mensajes :
1229

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

+18

Mensaje por Kerouac el Sáb 11 Mar - 18:25



La última cena del bosque |+18|
Mathis dejó que Valter le guiase durante esos minutos; en el fondo, él también era un inexperto en eso, pues jamás había hecho tal cosa con un hombre. Zafó su costado con una de sus manos y una de sus nalgas con la contraria, apretando con suavidad las zonas cuando el moreno empezó a penetrarse. Asintió con la cabeza, dándole todo el tiempo del mundo. Refugió su rostro en su cuello, gimiendo y jadeando contra éste según su miembro se hacía paso en su interior.

Una vez en su interior le sonrió ante aquella petición. Besó sus labios antes de rodear la cintura de Valter ahora con ambos brazos. Con cuidado, giró sobre sí mismo, dejando al contrario boca arriba contra la cama y al rubio sobre él. Le flexionó un poco más las piernas hacia arriba, acomodándose entre éstas, y colocando las manos a ambos lados de su cabeza comenzó a mover la cadera de atrás adelante, con lentitud. Cada vez que le penetraba, escapaba un jadeo de su boca.

Poco a poco fue aumentando el ritmo, llevando una de sus manos a uno de sus muslos para intentar que alzase el trasero un poco más. —Por los dioses, Valter... —susurró en su boca mientras con la mano contraria zafaba el colchón, con fuerza, antes de empezar a besarle de nuevo. Sin duda aquel viaje había merecido la pena.
Bosque susurrante | Anochecer | con Valter

robb stark




We are Assassins:
The frayed ends of sanity:
Time rots everything. Even us:
Miscellaneus:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
865

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × The Old Gods and the New.

Mensaje por Sagittarius el Sáb 18 Mar - 22:47

+18



La última cena del bosque
Estar arriba del rubio era algo que solo había esperado que sucediera en sueños; sueños que de alguna manera le hacían sentirse culpable, de provocar el deseo, la lujuria y todas aquellas cosas que le habían enseñando en la Academia a controlar.

El aliento tan cercano del rubio en el cuello de Valter, le hacía sentirse de alguna manera protegido, y más cuando escuchaba sus gemidos a cada nuevo centímetro que el miembro lograba introducirse. El Maestre deseaba sentirlo, que le mostrara todos aquellos placeres que se había perdido a través de los años, y lo estaba logrando. Una vez más, sus labios fueron invadidos, encendiendo el deseo, notando las fuertes manos ajenas en su cintura lo guiaban hasta colocarse boca arriba en la cama, sin que su miembro saliera de su interior. Nunca nadie lo había manejado de aquella forma, así que simplemente se dejó guiar, abriendo las piernas hacia arriba como el otro le indicaba, no despegando la vista de su rostro, que se notaba extasiado pero también concentrado en el deseo que le provocaba. Valter dejó que sus manos fueran a parar hasta los brazos del hombre, quién las había colocado a ambos lados de su cabeza, como soporte para comenzar el vaivén de movimientos. Por un momento fue extraño sentir como el miembro ajeno salía y entraba de su interior, aunque ya no dolía tanto porque se estaba acostumbrando a su tamaño, pero lo mejor fue sentir aquella caricia interior en su próstata. Cada vez que le penetraba Valter continuaba el gemido que su compañero hacía. Sus manos acariciaron sus bíceps y comenzaron a subir, sin despegar la mirada de la ajena, pero cerrando los ojos ante cada embestida que se sentía realmente bien.

Como era de esperarse, su cuerpo no estaba acostumbrado a tal éxtasis por lo que pronto notó como su miembro sacaba un poco de presemen, el cual cayó sobre su vientre, mientras que las embestidas continuaban, logrando que se pusiera sonrojado de nuevo. - Sigue...Mathis...me encanta...- decía entre jadeos, besando de nuevo su boca, esperando que el herrero lo guiara por las posiciones que considerara mejores, ya que el tenía nulo conocimiento al respecto.

Bosque susurrante | Anochecer | con Mathis

robb stark


¿The good or the bad one?
I prefer to be both


Spoiler:
AvatarCamposContacto
avatar
Joker
Mensajes :
1229

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

+18

Mensaje por Kerouac el Vie 24 Mar - 21:06



La última cena del bosque |+18|
La estrechez que el contrario le ofrecía era distinta a la de las mujeres, por lo que el placer que sentía era mayor, incluso cuando se había acostumbrado al diámetro de su miembro. Las expresiones y muecas del contrario le hacían sonreír, obedeciéndole en todo momento. Agarrándose mejor al colchón, y en pleno beso, se atrevió a aumentar la velocidad, lo que también le arrancó gemidos a él.

Al recordar que el contrario merecía también placer más allá de la penetración, se sostuvo en una de sus manos para llevar la contraria a su miembro. Empezó a masturbarle con lentitud para crear contraste con sus embestidas, sin importarle que su presemen le manchase los dedos. Cortó el beso, separándose de él con un mordisco en su labio inferior aunque manteniendo la cercanía, pues se quedó con la frente pegada a la del moreno.

Esto es demasiado... —musitó aumentando no la velocidad sino la fuerza con la que le penetraba, pegando sus ingles y parte de su abdomen contra sus nalgas durante unos segundos cuando entraba en él del todo—, no me queda mucho... —y pasó a besar las comisuras de sus labios, todo ello sin detener ni las embestidas ni la masturbación.
Bosque susurrante | Anochecer | con Valter

robb stark




We are Assassins:
The frayed ends of sanity:
Time rots everything. Even us:
Miscellaneus:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
865

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × The Old Gods and the New.

Mensaje por Sagittarius el Lun 3 Abr - 2:23

+18



La última cena del bosque
Valter no tomaba en cuenta la necesidad de sexo que seguramente volvería a sentir cuando terminara aquello, ni siquiera que Mathis le había hecho ahora un ser humano que había descubierto una nueva forma de disfrutar y de alguna manera, vivir.

La intensidad era cada vez mayor, por lo que el hombre se aferró a la espalda ajena, sintiendo como pronto se correría, ya que su interior comenzaba a sentir unas vibraciones de lo más deliciosas para su inexperto cuerpo con cada roce del miembro ajeno con su próstata. - No voy a aguantar.....demasiado...- cerró los ojos, dejándose llevar por la masturbación ajena, que era fuerte pero lentitud, contrastando con sus movimientos.

Una de sus manos acarició el pecho fuerte del herrero, lo quería sentir en todo su esplendor, incluso con todo y que sentía como sus frentes se unían en una sincronía de gemidos y jadeos, mientras que el brasero alumbraba aquella piel blanquecina de una forma que también lograba que en el techo se lograra observar como las sombras de sus cuerpos se movieran. - Lo sé....y...es perfecto.- murmuró besando al rubio, sintiendo de nuevo los vellos de sus barbas juntarse. Cada embestida era más fuerte que la anterior y pudo sentir como si sus testículos también chocaban sus nalgas. - Córrete...en mi. - en aquél momento sintió como su cuerpo vibró, desde sus pies hasta su cabeza, haciendo que exclamara un grito de placer ante cada espasmo, que inició con una explosión en su miembro que por la posición llegó hasta su pecho y cuello, y también, a la mano que masturbaba su amigo.

Bosque susurrante | Anochecer | con Mathis

robb stark


¿The good or the bad one?
I prefer to be both


Spoiler:
AvatarCamposContacto
avatar
Joker
Mensajes :
1229

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

+18

Mensaje por Kerouac el Jue 13 Abr - 17:11



La última cena del bosque |+18|
Mathis no se controló, gimiendo cada vez más alto. Sabía que no había nadie alrededor para oírles, y de todas formas, si les mataban en ese momento, morirían felices. Le obedeció con un asentimiento de cabeza y esta vez acompasó la masturbación con sus embestidas, rápidas y fuertes. Segundos después empezó a llenar su interior, con fuertes gemidos, a la vez que notaba cómo el miembro de Valter también se desahogaba.

No le asqueó sentir el semen del contrario en su mano, pero se limpió en su propio pecho con rapidez. Se agachó a besarle de nuevo, con intensidad, mientras poco a poco se deslizaba para salir de él. Se dejó caer a su lado, con un brazo rodeando su pecho y aún sin separar sus labios de los del castaño. Mathis sonreía como pocas veces lo había hecho.

Gracias. No pensaba que... bueno, que fuese a ser tan bueno —reconoció, con un pudor nada característico de él. No, jamás habría imaginado que el sexo con un hombre sería tan placentero. ¿Influiría el hecho de que fuese su mejor amigo? Creía que no, pero lo cierto es que no tenía prisa por demostrarlo. De un modo u otro se sentía en deuda con Valter y sentía que sólo podía hacerlo con él. Y sin embargo, en casa, en Aguasdulces, todo sería muy distinto.
Bosque susurrante | Anochecer | con Valter

robb stark




We are Assassins:
The frayed ends of sanity:
Time rots everything. Even us:
Miscellaneus:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
865

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × The Old Gods and the New.

Mensaje por Sagittarius el Dom 23 Abr - 19:48

+18



La última cena del bosque
Todo aquello fue nuevo para él, incluyendo aquella sensación en su interior, que provocaba que su entrada se calentara más por aquél líquido derramado en él; los gemidos fueron por fin intensos, en una coordinación que le daba a entender que ambos estaban disfrutando de la misma manera; era la única vez que podrían tener sexo en un lugar donde ni un alma podría escucharlos. Las gotas se semen sobre la mano ajena hicieron que el Maestre se sonrojara y se tumbara a su lado una vez que el rubio logró salir de su interior.

Era como si se sintiera experimentando un sueño, aún logrando percatarse de los labios del rubio sobre los suyos; le dedicó una sonrisa cómplice sin querer despegar la mirada de los ojos ajenos, era obvio que el hombre estaba enamorado del herrero y aquella situación que tuvieron juntos había hecho que sus sentimientos fueran aún más fuertes, aunque eso no significaba técnicamente que tendrían alguna relación; sin embargo, Valter no estaba preguntándose esas cosas por el momento.

- Y yo no pensaba que tu eras tan bueno. - sonrió tomando su mano para apretarla contra su propio pecho. -. Solo me lo imaginaba.- bromeó aún estando sonrojado, había sido una noche sin duda alguna inolvidable y no quería que acabara. - Mathis.....no quiero que nuestro viaje termine. No sé que haré al regresar a Aguasdulces.- sin poder evitarlo, en un acto de cierta dominación, tomó al hombre de la nuca y volvió a besar sus labios, como si supiera que posiblemente nunca los volvería a besar de aquella manera; simplemente no podría, él tenía obligaciones y Mathis también, y en sus vidas no podrían hacer eso de manera regular o si quiera volver a repetir. Para su fortuna, el viaje de celebración del Rey Robert estaba cerca, y con ello podrían disfrutar su compañía; se imaginaba viajando con la comitiva de Aguasdulces y colándose a las tiendas de campaña del herrero cada noche, pero aquello era simplemente más de lo que podía imaginar, era arriesgado y si consideraba lo que podía perder, era impensable.

Bosque susurrante | Anochecer | con Mathis

robb stark


¿The good or the bad one?
I prefer to be both


Spoiler:
AvatarCamposContacto
avatar
Joker
Mensajes :
1229

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × The Old Gods and the New.

Mensaje por Kerouac el Mar 30 Mayo - 23:13



La última cena del bosque|
Siguió su beso con los ojos cerrados, acariciándole además el costado con una de las manos. Una vez se separaron le miró fijamente y subió la mano a su mejilla para limpiarle el sudor con el pulgar. —No nos queda otra opción, Val. Yo puedo irme, no dependo de nadie... pero lo tuyo es distinto. Si no apareces... bueno, puede que buscándote den con este lugar, y nos iría todo peor. Nos mandarían al Muro, seguro. Y no me apetece vivir mi vida allí.

Se levantó para apagar el fuego, dejando que sólo las ascuas les iluminasen. Estaba algo cansado y al día siguiente les esperaba un largo viaje. Volvió con él al colchón y se pegó a él, aunque no tenía frío alguno. —Mira, puedes venir a verme cuando quieras. Además, dentro de poco hay un Torneo, ¿no? Puedo acudir como herrero oficial, y allí podemos pasar tiempo juntos. Si pasamos demasiado la gente sospechará, pero condensando las visitas creo que nos irá bien, ¿qué te parece?

Le sonrió observando el brillo donde sabía que estaban sus ojos. Luego le rodeó el cuerpo con un brazo y se acomodó entre su hombro y su cuello, con intención de dormir en cuanto el otro le respondiese.
Bosque susurrante | Anochecer | con Valter

robb stark




We are Assassins:
The frayed ends of sanity:
Time rots everything. Even us:
Miscellaneus:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
865

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × The Old Gods and the New.

Mensaje por Sagittarius el Vie 9 Jun - 3:59



La última cena del bosque
Las palabras del rubio eran todo un reto para el Maestre, y más que eso, eran algo desconocido; jamás había sentido esa necesidad de pertenecer, de sentirse importante para alguien. - No deseo eso para ti, todo esto es mi culpa Mathis.- suspiró, no estaba arrepentido por sus acciones, pero si por sus consecuencias, en el momento en que decidió acostarse con su amigo su destino cambiaría, y tenía razón en decir que si los descubrían serían enviados al Muro, al menos Valter, el rubio no tenía responsabilidad alguna.

Observó como el herrero se aproximaba a apagar el fuego, dejando que la luz remanente cambiara todo el aspecto de la habitación. - De acuerdo, seguramente Lord Hoster y su hijo querrán que un digno representante vaya a forjar las armas que servirán para el torneo.- había escuchado que los demás Señores del reino estaban preparándose para alcanzar la gloria del torneo. - No te visitaré salvo cuando mi Señor me envíe por armas. Lo prometo.- su sonrisa le hizo hacer una propia, dejando que le rodeara el cuerpo dejando que su cabellera reposara en el pecho fuerte del rubio y ambos terminaron por dormirse.


FIN DEL ROL

Bosque susurrante | Anochecer | con Mathis

robb stark


¿The good or the bad one?
I prefer to be both


Spoiler:
AvatarCamposContacto
avatar
Joker
Mensajes :
1229

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × The Old Gods and the New.

Mensaje por Sagittarius el Vie 9 Jun - 4:26



El Torneo de la Mano
Los estandartes de los Señores del pez con franjas rojas y azules se alzaban en lo alto de la pequeña colina a las afueras de Desembarco del Rey, en una caravana amplia donde reinaba el ruido; mercaderes, cocineros, caballeros, herreros, escuderos, gente noble, Señores de las casas que servían a los Tully; todos ellos expectante para que iniciara el Torneo de la Mano.

Habían pasado dos semanas desde que Valter y Mathis habían tenido aquella exploración en los bosques de Aguasdulces, y desde entonces apenas se habían visto una vez cuando Lord Edmure envió al Maestre por armas para el Torneo. Era claro que el hombre estaba tratando de ocultarse de la presencia del herrero; sus palabras seguían resonando en su mente, no quería meterlo en problemas y mucho menos que lo fueran a mandar al Muro por su culpa. Pero a la vez, sus ganas de volver a tener sexo estaban presentes, o al menos de besar los labios de aquél amigo al que tanto quería, a sabiendas de que estaba enamorado de él.

Todos los días eran un verdadero martirio, y aquél no fue diferente; como único Maestre de la casa Tully presente, su deber era cuidar a los Señores y sus lacayos. Esto debido a que los demás se quedaron a cargo del cuidado de Lord Hoster, que por su salud no podía trasladarse al torneo; no obstante estaban los representantes de sus casas, los Frey,los Mallister, Blackwood, Bracken, entre otros, a quién debía servir.

El Torneo de la Mano era en Honor de Eddard Stark, y claramente era no solo una prueba de glorificación, si no también de riquezas, que consistía en nada menos que 40.000 piezas de oro al ganador de la justa, 20.000 piezas al segundo lugar y otras más para el ganador del combate cuerpo a cuerpo y arquería, sin duda alguna algo que podría ser recompensado también en parte para los herreros que ganaran sus justas, por lo que Valter tenía demasiadas ganas de que los Tully o algunos de sus vasallos quedaran campeones. Patrek Mallister, Hosteen, Danwell, Theo, Perwyn, Emmon y Jared Frey participarían dando una gran oportunidad a los Señores de la Tierra de los Ríos para ganar. "Al menos tener tantos hijos como Lord Frey, deja algo que solo un gran legado"

Aquella mañana Valter se encontraba preparando algunas pócimas de vitalidad para sus Señores mientras se preguntaba como estaría el herrero, había tratado de no buscarlo por miedo, pero aquél día, después de tanto tiempo, no pudo más. Usó como excusa cualquier cosa para pasar hasta su tienda. - Sé que estás ocupado, pero quería pasar a saludar.- suspiró bajando la mirada, mientras sacaba un pequeño saco de tela. - Te traje algo de comer, una hogaza de pan y algo de carne en sal, sé que no es mucho pero puedo traerte algo más.- dejó el saco encima de una mesita, no quería tocar a su amigo, sentía que si lo hacía pediría más, lo quería y era algo que no podía permitirse.

Torneo | Amanecer| con Mathis

robb stark


off:
Otra nueva escena  :waaa:


¿The good or the bad one?
I prefer to be both


Spoiler:
AvatarCamposContacto
avatar
Joker
Mensajes :
1229

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × The Old Gods and the New.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.