Últimos temas
» — Time to start over again.
Ayer a las 19:42 por ShadowMeowth

» Their blood runs through the streets
Ayer a las 18:32 por Nyadeh

» 49. Perseverance
Ayer a las 17:10 por Nightingale

» House of the rising sun
Ayer a las 16:43 por Storm Queen

» Art means freedom
Ayer a las 16:24 por Storm Queen

» ♠ Kneel before me.
Ayer a las 15:42 por Storm Queen

» Set fire to the rain
Ayer a las 15:39 por Kalel

» Kingdom of hell
Ayer a las 15:23 por Storm Queen

» 9. Let me in.
Ayer a las 14:37 por Storm Queen

» ❃ Let's Misbehave
Ayer a las 14:24 por Hellcat

» 4-Don't be a woman that needs a man...
Ayer a las 12:56 por Storm Queen

» 2. Bullshit.
Ayer a las 12:34 por Storm Queen

» 3-She's in control
Ayer a las 11:59 por Storm Queen

» Gods among men
Ayer a las 11:40 por Storm Queen

» ♠ Find my way back.
Ayer a las 3:24 por Natzabel

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project
function selectCode(e) { var doc = document , text = $(e).closest("dl").find(".cont_code,code").get(0) , range, selection ; if (doc.body.createTextRange) { range = document.body.createTextRange(); range.moveToElementText(text); range.select(); } else if (window.getSelection) { selection = window.getSelection(); range = document.createRange(); range.selectNodeContents(text); selection.removeAllRanges(); selection.addRange(range); } }; $(function(){$("dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd.code, dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd > code").closest("dl").find('dt').append('Seleccionar')});

× Avoid the law | M. Malone

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

× Avoid the law | M. Malone

Mensaje por Kerouac el Jue 26 Nov - 20:40

AVOID THE LAW
Una de sus últimas y más modernas adquisiciones, un disco de vinilo con música jazz, giraba en el gramófono del despacho en el que recibía a sus visitas animando el perezoso ambiente que reinaba en aquella mañana de sábado. Era cierto que Kenneth hacía bastante tiempo que no se mataba a trabajar como antes, pero ahora, los sábados y domingos eran sagrados para él. De hecho, se encontraba en bata y con una sábana blanca cubriendo su cuerpo ligeramente inclinado hacia atrás; en efecto, estaba siendo afeitado. Vivía como un rey, pero se lo merecía. O eso le gustaba decirse a sí mismo. Unos pequeños golpes en su puerta le hicieron girar el rostro hacia ésta, haciendo que el joven que le afeitaba le hiciese un corte en una mejilla.

Kenneth siseó aguantando las ganas de castigarle por aquel corte mientras le permitía el paso a su mayordomo. Por lo visto, una detective quería verle. —¿Ha pedido cita? Quiero decir, tengo una agenda a la que ajustarme —comentó mosqueado, a pesar de que, como ya se dijo, él “libraba” los fines de semana. Minutos más tarde volvió el mayordomo con una mueca de desesperación diciendo que no, que no tenía cita pero que tenia permiso para estar allí, además de que exigía verle ya; Kenneth gruñó antes de levantarse, suspirando—. Está bien, hazla pasar. Que sea algo rápido. Y tú —le habló ahora directamente al barbero—, traeme alcohol y un poco de papel.

¿Y si era de los detectives que no había conseguido comprar? No, esos sabían que aunque encontrasen pruebas en su contra no le cogerían con tanta facilidad. Muchos comerciantes de la ciudad sacaban beneficio por la ayuda de Kenneth y si le arrestaban todo iría a peor. Se encontraba limpiándose la espuma de afeitar restante cuando entró la detective. La observó de arriba abajo, impasible, sin cambiar su mueca, justo antes de coger del barbero lo que le pidió y echarle fuera con un gesto.
¿A qué se debe esta visita? Tome asiento, y espero que sepa lo afortunada que es: no suelo recibir a nadie sin cita previa. —. Esbozó una sonrisa algo burlona mientras tomaba asiento y, tras mojar en alcohol desinfectante el papel, colocárselo con cuidado en el corte que recibió por culpa del barbero –aunque en realidad fuese su culpa por moverse al oír la puerta–.
residencia de kenneth × sábado, 11:30
kerouac con brette



We are Assassins:
The frayed ends of sanity:
Time rots everything. Even us:
Miscellaneus:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
969

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × Avoid the law | M. Malone

Mensaje por Invitado el Lun 7 Dic - 16:09

AVOID THE LAW
La detective se ajustó el fiel y ladeado sombrero de un tono más oscuro al de la gabardina que siempre la acompañaba. Los bucles rubios caían de manera desordenada, algunos vertiginosamente cercanos de su rostro. Se paró frente a la puerta, evitando mostrar el cansancio o la desilusión que le había causado abandonar la calidez de su hogar y permanecer escasos minutos más entre las mantas de la cama antes de levantarse para ir al trabajo.

Un agente raso que no llevaba más de un par de meses en el cuerpo de policía y que tartamudeaba con claros nervios sin acertar a decir más de dos palabras con sentido juntas cuando Melody se dirigía a él permaneció totalmente rígido, esperando que la puerta se abriera y antes de que pudiera terminar de dar una accidentada explicación, la mujer bajaba las escaleras colocándose los guantes de piel.

Mientras que su compañero terminaba de ultimar algún que otro detalle y después de haber visto la zona en la que habían encontrado el cuerpo, Melody se encaminó hacia la mansión de la que todo el mundo hablaba en cuchicheos pero nadie se atrevía ni siquiera a mirar y mucho menos mentar en voz alta. La mitad de los detectives no tenían las agallas suficiente para acercarse a unos veinte metros de la propiedad y la otra mitad recibía un duplicado del sueldo por cortesía del político para que no le causarán problemas.

Pero Malone jamás había sido así, le había costado lo suficiente llegar a donde se encontraba, adquirir el puesto que tenía como para dejarse sobornar. Jamás se le ocurriría mancillar la reputación, la impoluta imagen que ella tenía de sí misma, de su oficio como para tomar un billete a escondidas durante un interrogatorio o hacer la vista gorda ante alguna de las pruebas del escenario de un crimen.

Tardaron unos cuantos minutos en abrir la puerta, la detective le dedicó una cortés sonrisa al mayordomo, que parecía sorprendido de encontrar visita a tales horas a principio de un fin de semana y la contrariedad siguió dibujada en su rostro mientras entraba en la estancia. Notaba como sus pasos se apagaron por el corredor, quedando amortiguados por la alfombra mientras su voz calmada hacia una pregunta que no logró a distinguir. Poco tiempo después, el hombre volvió al recibidor, con aspecto apurado, preguntándole con unos intachables modales si tenía cita con el señor.

Melody se limitó a dar su identidad, comentar que se trataba de una detective y meter las manos en los bolsillos de la gabardina en un gesto forzado por evitar coger la pitillera que descansaba en uno de los bolsillos superiores de la chaqueta. Solo con pensar en la regañina que podría caerle por parte de su hija y el sermón que acontecería solo con que la joven notase el inconfundible olor del tabaco al recibirla la disuadió de la idea al menos hasta pasadas la hora del almuerzo.

Cuando finalmente le fue permitida la entrada, la mujer dedicó vistazo a todo cuanto había a su alrededor, con los vivaces ojos oscuros que siempre parecían en busca de algo. Dedicó un seguro gracias al mayordomo cuando la condujo hasta la estancia y le dedicó una perfecta sonrisa al hombre que de pie, se limpiaba los restos de la espuma de afeitar antes de sujetar un pequeño trozo de papel que se tornaba de un vivo rojizo.

Buenos días —dijo en un leve asentimiento mientras tiraba con suavidad de uno de los guantes para deshacerse de él—, detective Melody Malone. Gracias, es todo un alago —comenó devolviendole una sonrisa que se podría haber tomado por divertida—. Siento presentarme de esta manera, debe estar muy ocupado constantemente pero me trae una razón de peso —explicó mientras se sentaba en una de las butacas oscuras, quitándose el sombrero que dejó a un lado—. Se ha encontrado un cadáver esta misma mañana y se cree que la víctima tenía alguna relación con usted, se trataba de uno de sus trabajadores —explicó mientras se acomodaba.
residencia de kenneth × sábado, 11:30
Brette con Keruac
Invitado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Re: × Avoid the law | M. Malone

Mensaje por Kerouac el Dom 24 Ene - 0:13

AVOID THE LAW
Observó todos los movimientos de la detective, asintiendo con la cabeza al escuchar su nombre. Malone. Un nombre que no oía por primera vez. Un nombre que no había conseguido comprar. Se acomodó en su silla, tras el escritorio que les separaba, colocando los codos sobre los reposa-brazos y entrelazando ambas manos a la altura de su barbilla. Alzó las cejas y abrió los ojos con asombro fingido cuando le dijo el motivo de su visita.

¿Uno de mis trabajadores? Hmm... todo mi servicio estaba en su sitio cuando me desperté, no faltaba nadie... y anoche hablé con todos mis socios. ¿Está segura de ello? —. Frunció el ceño y luego alzó una ceja. Claro que cuando uno de sus socios dejaba de seguir sus normas e instrucciones acababa con él, pero lo hacía con discreción. No lo hacía él, sino sicarios y matones que nadie conocía y que trabajaban en ocasiones especiales como aquélla.

El caso es que había abierto otro negocio y Kenneth no había tenido noticia de ello hasta la noche anterior. Tras una acalorada discusión, el mafioso marchó a su mansión e hizo la llamada que lo resolvería todo. Él ya estaba profundamente dormido cuando su socio fue colgado y, antes de morir ahorcado, acribillado a balazos. Se puso en pie, dando una palmada en el aire antes de frotarse las manos.

Dígame, señorita Malone, ¿cómo es que ha relacionado un cadáver cualquiera conmigo? Todas las noches muere alguien. ¿También va a tacharme de culpable por la muerte de cualquier anciano de la ciudad, o de cualquier víctima de ataque con arma blanca? —tan sólo esperaba que Melody tomase la relación entre Kenneth y su socio como una teoría; es decir, esperaba que tras una buena charla, Melody se diese cuenta de que se había confundido al reconocer el cadáver.
El mafioso llenó dos vasos con whisky y hielos y sacó dos puros. Arrastró un vaso hacia la detective junto con uno de los puros mientras se acomodaba de nuevo en su asiento. Se encendió su propio puro y le dio una buena calada, cerrando incluso los ojos, mientras sus oídos recibían las palabras de la mujer.
residencia de kenneth × sábado, 11:30
kerouac con brette



We are Assassins:
The frayed ends of sanity:
Time rots everything. Even us:
Miscellaneus:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
969

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × Avoid the law | M. Malone

Mensaje por Invitado el Sáb 6 Feb - 16:34

AVOID THE LAW
Su nombre la precedía y eso, a pesar de que odia ser la condena de muchos, en el caso de la detective era algo de lo que sentirse orgullosa. La carrera policial fue algo prácticamente adherido a la creación de la agencia de detectives con su marido, en el momento que un par de caso consiguieron el eco de las noticias, un día le llegó una oferta de trabajo y sin pensárselo dos veces, aceptó aunque continuase con el negocio de las investigaciones.

El mundo de la policia era algo bastante turbio, los pobres jóvenes e infelices novatos que comenzaban la carrera con ilusión, sin saber cómo funcionaba el mundo o con la idea imposible de ser capaz de cambiarlo no duraban más de dos años antes de ser corrompidos por el exterior. Ya fuera sobornos, trabajar para algún que otro mafioso o simplemente enloquecer al ver la verdadera condición humana. Pocos, por no decir ninguno, sobrevivía a la presión ejercidas por unas y otras razones.

Pero Melody era la excepción, lo había sido desde niña y quién sabe si por esa actitud que podría hacer sombra a cualquiera o por la aguda inteligencia acompañada de la devoción que volcaba en cada caso. Fuera por unos motivos u otros, era la suma de todos ellos la que habían propiciado que aquella mañana se encontrase allí, frente al hombre que tenía comprado a la mayor parte del cuerpo de policía.

Completamente segura, puede que esta noche haya dormido un par de horas menos de lo habitual pero créame, sigo sabiendo leer los nombres de las identificaciones —respondió dedicándole una sonrisa tras el punzante comentario, como si de esa manera pudiera suavizarlo—. Nicholas Campbell, ¿no le suena el nombre?

A penas unos segundos transcurrieron de su comentario cuando el hombre, como si intentase cambiar de conversación, deshacerse de sus pensamientos o al menos apartar la atención del tema, se levantó dando un palmada en el aire. Sabía que era el culpable, y sabía que al igual que un mago o un ilusionista en mitad de una representación, mientras la sala está abarrotada de público y todas las miradas detenidas en él, tenía la recia confianza de que saldría airoso de la situación.

Por supuesto que no, si se diera tal situación me saldría más favorable quedarme a vivir en su casa que acudir todas las mañanas por la víctima que hubiese abandonado la vida —bromeó antes de tomar el vaso de whisky, soltando una pequeña risa. Era inteligente, puede que intentarse confundirla, barajar las opciones para que su atención se centrase en otros sospechosos. Se estaba metiendo en la boca del lobo, lo sabia y también sabía lo que Baloch, su compañero de trabajo le soltaría en el instante que supiera a quien había tenido la ocurrencia de hacer una visita sola pero ¿cuándo había escuchado Melody a alguien que no fuera ella misma?

Pero me temo que este caso no es como el de cualquier anciano de la ciudad o víctima con arma blanca. La muerte del señor Campbell no ha sido tan rápida... y dado que un par personas señalaron la relación que había entre usted y la víctima  pensé que igual podría saber si estaba metido en algún tipo de asuntos que pudieran desembocar en ese final.
residencia de kenneth × sábado, 11:30
Brette con Keruac
Invitado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Re: × Avoid the law | M. Malone

Mensaje por Kerouac el Dom 7 Feb - 20:53

AVOID THE LAW
Dio varias caladas rápidas y rítmicas a su puro para que no se apagase y cuando se aseguró de que la pequeña llama seguiría consumiendo su tabaco, lo dejó en el cenicero y expulsó el humo por la boca mientras escuchaba a la detective. Rió por aquella broma, de forma falsa, ladeando el rostro y esbozando una sonrisa exagerada. «Es usted muy divertida, señorita Malone», pensó antes de darle un trago al whisky, analizando cada palabra que la otra decía.

Nicholas Campbell... —se rascó la barbilla recién afeitada y alzó los ojos al techo, en un gesto pensativo. Luego cruzó ligeramente una pierna sobre la otra y colocó los brazos en los dos brazos del sofá en una posición atrevida, bastante chulesca—. Oh, sí, me suena. Vino a pedirme dinero para su negocio no hace mucho tiempo. Yo se lo concedí, por supuesto —encogió los hombros antes de mover una mano, con indiferencia—, y ese es el trato que hemos tenido los dos. Nada más. ¿Ser generoso con la gente que acaba de abrir un negocio me hace ser culpable de que hayan muerto? Ah, ahora bien... es una pena, ya se lo digo, porque ese capullo no me devolverá mi pasta.

Quien conociese mínimamente a Kenneth sabía que solía hablar así, por mucho carisma que tuviese. Hablando en público parecía alguien muy culto, pero en privado y en situaciones así no solía cortarse un pelo. Tras otra calada a su puro se sentó bien y cruzó los brazos sobre el escritorio que les separaba. —Mire, sé que parezco sospechoso, ¿pero qué pruebas tiene? ¿Sólo porque yo le haya pagado ya me culpan? —la historia era otra, claro, pues Nicholas había abierto ese negocio independientemente del que Kenneth había comprado. Y no recibir beneficios de uno de sus socios... oh, no, de eso nada. ¿Acaso han encontrado algo en la escena del crimen que les lleve a mí? Dice que fue una muerte lenta, ¿y qué?

Intentaba intimidar un poco a la detective, aunque el hecho de no haberse encontrado con ella en el pasado para comprarla decía mucho de ella. Kenneth, en cierto modo, la admiraba: había que tener muchas narices para enfrentarse así al tío que controlaba media ciudad. Y lo peor de todo es que no parecía asustada. No es que Kenneth se considerase machista, pero que una mujer estuviese intentando derribar su castillo... oh, no, de eso nada. Los más jóvenes le habían dicho que esa actitud era de hecho machista, pero su visión del mundo era tan distinta que su concepto de machismo apenas se aplicaba a situaciones violentas; el caso es que no soportaría que alguien como Malone fuese la primera en empezar a marcarle el camino a una celda. Se negaba, simplemente.
residencia de kenneth × sábado, 11:30
kerouac con brette



We are Assassins:
The frayed ends of sanity:
Time rots everything. Even us:
Miscellaneus:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
969

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × Avoid the law | M. Malone

Mensaje por Invitado el Vie 26 Feb - 17:29

AVOID THE LAW
La risa sin ganas que salió de los labios del hombre solo fue una muestra de los tantos gestos hipócritas que a lo largo del día llevaría a cabo con las personas que tuviera que bregar. La postura que adoptó segundos después tras decir el nombre de la víctima, como intentando evocar los recuerdos no fue mucho más modesta. Melody odiaba aquella gente, odiaba los aires de superioridad, odiaba como creían ser más listos que el mundo entero solo por el dinero y el poder que manejaban. Y por supuesto, odiaba tener que ocuparse de aquello sola pero Balloch estaba ocupándose de otros asuntos y ella ya tenía una edad considerable como para saber cuidar de sí misma.

Asintió levemente a la explicación, esperando pacientemente a que terminase de hablar—. Muy considerado por su parte, desde luego —corroboró la detective con una fingida sonrisa—... Aunque los dos han terminado perdiendo. Usted su dinero y Nicholas la vida.

Se acomodó en la butaca sin apartar la mirada del hombre que a juzgar por el tono que adquirió parecía estar cansándose de la situación. El humo del puro se extendía por la habitación, saliendo en una pequeña cortina de humo que se esparcía por la estancia con suma rapidez. A la detective no le desagradaba el olor, al contrario, había perdido la cuenta de los años que llevaba fumando y aunque desde que las protestas de su hija se habían vuelto insufribles intentaba fumar menos no se había desprendido de la costumbre de guardar la pitillera plateada en el bolsillo del abrigo.

Por ahora no hay ninguna prueba que le incrimine en especial. Pero es tan sospechoso como cualquier otro, ya sabe. Cuando ocurre a de estas terribles desgracias todas las personas cercanas a la víctima son sospechosas. Y el dinero, el poder que este tiene... Es uno de los motivos por el que suelen cometerse estos crímenes. No tome esto como una acusación, no le estoy esposando y metiendo entre rejas. Simplemente es una visita rutinaria —sentenció con su mejor sonrisa, siendo consciente de que aquella vez, podría ser la primera en la que Kenneth se encontraba en aquella situación. Sintió una punzada de orgullo, al ser la primera mujer, la primera agente de policía que lo había hecho posible.
residencia de kenneth × sábado, 11:30
Brette con Keruac
Invitado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Re: × Avoid the law | M. Malone

Mensaje por Kerouac el Vie 26 Feb - 19:53

AVOID THE LAW
Su ceño se frunció de forma tan exagerada que sus cejas parecían una sola. Poco a poco, con una calada de su puro y negando con la cabeza, sus facciones se relajaron y volvieron a su posición habitual. —Ahí lleva usted razón, Malone, yo también he perdido con su muerte. Pero, por otra parte, créame cuando la digo que tampoco lloraré por ello. Al fin y al cabo el dinero que le presté es como para usted un dólar, ¿me entiende?

No sabía cuánto cobraba la agente, pero seguro que menos que el dinero que Kenneth recibía al mes. —Oh, sí, el dinero es poderoso... estoy seguro de que quien nos gobierna sólo se deja llevar por eso. Y, por supuesto, sus superiores también. De hecho me extraña que usted no actúe moviéndose por él. A todos nos gusta, tanto al más rico del mundo como al más pobre. Si no lo hace ya, créame... acabará cayendo en sus garras. —. Se terminó el puro antes de seguir hablando, aplastándolo en un cenicero y echando el humo hacia el techo.

Estaré encantado de ayudar en la investigación si es necesario. Pensándolo en frío... es una gran pérdida, pues iba a ser socio mío, el pobre hombre sólo había abierto un negocio aquí... —chasqueó la lengua—. Es una pena, la verdad. Dígame, señorita Malone, ¿cuántos casos así ha visto en su vida, y en cuántos ha trabajado? Con así me refiero a sospechosos y sin respuesta. Porque al fin y al cabo, si hemos de actuar en base al dinero... toda la ciudad podría ser culpable, ¿no cree?
Una sonrisa iluminó sus labios, con un toque bastante egocéntrico y chulesco.
residencia de kenneth × sábado, 11:30
kerouac con brette



We are Assassins:
The frayed ends of sanity:
Time rots everything. Even us:
Miscellaneus:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
969

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × Avoid the law | M. Malone

Mensaje por Invitado el Vie 25 Mar - 11:01

AVOID THE LAW
La detective nunca había tenido problemas de liquidez, había vivido desde que tenía uso de razón una vida cómoda pero el dinero no le había sobrado nunca como para tirarlo por la ventana o despilfarrarlo sin ton ni son. Asintió brevemente, no había que ser demasiado inteligente para darse cuenta de que la pérdida del infeliz hombre poco le importaba al señor Kenneth—. A la perfección —contestó con una media sonrisa, que osciló ante el comentario del agente.

Alzó una de las cejas en tono incrédulo y tuvo que morderse la lengua para no soltarle un afilado comentario que muy posiblemente se habría ganado la cómplice mirada de Balloch acompañada de una disimulada sonrisa—. El dinero es lo que mueve el mundo pero yo tengo otros principios. Me muevo por otros ideales y por el momento no tengo pensado caer en ellos. —sentenció sin cambia el tono de la voz.

Bien, así la investigación se arreglará lo antes posible. Le puedo asegurar de que he trabajado en más de un par de casos por el estilo. Vivimos en tiempos difíciles. Llevo años a cargo de una agencia de detective y otros tantos como policía. Me han asignado casos en otras ciudades, caídos incluso peor que este. Y en todos había algo en común, mi intuición difícilmente falla. Tiene razón, toda la ciudad es culpable y para ello trabajamos, delimitar a los sospechosos y dar con el culpable.
residencia de kenneth × sábado, 11:30
Brette con Keruac
Invitado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Re: × Avoid the law | M. Malone

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.