Últimos temas
» Sometimes you get the best light from a burning bridge.
Hoy a las 5:51 por Sagittarius

» Watashi wa anata to koi ni ochite shimatta
Hoy a las 4:12 por Liemind

» Petición de acciones Admin
Hoy a las 3:45 por Liemind

» Petición de Subforos.
Hoy a las 2:42 por Nevani

» The Mercenary Brotherhood
Hoy a las 2:17 por Sagittarius

» The Past of the magic
Hoy a las 1:43 por Sagittarius

» 5. You can't take the skies from me
Hoy a las 0:24 por Mrs. Bones

» First Floor - Group III - Fontaine Futuristics
Ayer a las 23:48 por Magik

» ~ Blind Heart
Ayer a las 23:45 por Sheena

» ~ You could be loved again
Ayer a las 23:20 por SapphireDragon

» Akō jiken
Ayer a las 22:20 por Sheena

» 15. Rush
Ayer a las 22:04 por Sonder

» You were my lesson I had to learnt
Ayer a las 21:27 por Sheena

» Evento 1: Falling Star.
Ayer a las 21:18 por Mrs. Scotty

» We kinda like the drama
Ayer a las 21:12 por Fenrir

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

I’ll be by your side

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I’ll be by your side

Mensaje por MissJarlaxle el Sáb 23 Ene - 20:01


Hux
Domhnall Gleeson — Fenrir
Barbara Morse
Adrianne Palicki — MissJarlaxle
Había muchos tipos de personas en la galaxia, pero en general podían resumirse en tres tipos. Las que estaban conformes con el lugar que ocupaban en ella, los que no estaban conformes con su importancia en la galaxia pero no pretendían hacer nada para cambiarlo, y sorprendentemente este grupo era bastante numeroso, y los que tampoco estaban conformes pero serían capaces de luchar hasta la muerte por encontrar una manera mejor de pasar su vida. A éste último grupo pertenecía Barbara Morse. Una joven huérfana del planeta Onderon que se dedicaba a robar para conseguir todos los créditos que pudiera para pagarse un viaje que la llevara lejos del borde exterior.

A aquel mismo planeta mandaron a una misión de entrenamiento a varios cadetes de la academia secreta de la primera orden. Entre esos cadetes se encontraba Hux, uno de los muchachos más prometedores de toda la academia. Astuto y disciplinado todos sus instructores estaban seguros de que él llegaría muy lejos en la cadena de mando de la orden. Él tampoco se conformaba con el puesto que tenía en aquel lugar y sus ambiciones superaban por mucho lo que sus propios instructores podían pensar.

El caprichoso destino decide unir a estas dos personas casi de casualidad cuando él visita el planeta que la vio nacer a ella. Planeta del que ella hará cualquier cosa por salir. ¿Qué tendrá el destino preparado para ellos? ¿Conseguirá ella convencerle para que la saque de allí? ¿Considerará él que vale la pena llevarla consigo?

Cronología

1. Our danse macabre


I’ll be by your side
CS — 1x1 — Star Wars/Marvel crossover
Hellcat


Última edición por missjarlaxle el Dom 24 Ene - 19:13, editado 1 vez


I dont think i can live without you.


Birds of a feather:

Thanks Hellcat!
AvatarCamposContacto
avatar
MOD
Mensajes :
1082

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I’ll be by your side

Mensaje por Fenrir el Dom 24 Ene - 16:00

Our danse
macabre
Hux
con Bobbi Morse
tarde
en plaza pública
El silencio era algo que Hux apreciaba desde que era un crío y se encargaba de hacer todo lo que su padre le ordenaba. Y también era algo que los cadetes de la Primera Orden parecían desconocer algunas veces. Resultaba molesto verlos tan felices, dando vueltas como si nada sucediera mientras se dedicaban a molestar todo lo que podían a los ciudadanos. Eran estúpidos e infantiles, como si no tuvieran el más mínimo deseo de llegar a lo más alto. Eso molestaba al pelirrojo, por supuesto. No era amigo de nadie, ¿para qué? Esas amistades tan solo le harían débil y desconcentrarían de su final. Por ello, también era el único que estaba solo mientras el resto curioseaba por las calles y hacían todo menos trabajar.

Investigar las costumbres y no llamar la atención. Era una tarea tan simple. Espiar a la gente era sencillo, comprender su forma de actuar y razones para ello se le daban bien. La mente humana no tenía demasiadas complicaciones para él. Menos la de los idiotas, estos eran superior a sus fuerzas y a su paciencia. Con un suspiro, salió de la nave tras echar un rápido vistazo a sus supervisores. No podía creerse que no hubieran llamado la atención a nadie, aunque también los veía capaces de dejar abandonados en el planeta a los que no se amoldasen a los deseos del supremo. Quizás algo bueno pudiera salir de ahí.

Se metió las manos en los bolsillos de la chaqueta y comenzó a caminar, evitando chocarse con nadie. Todo parecía lleno de gente y de vida. Era increíblemente pacífico, si no se contaba con el ambiente roto por los jóvenes cadetes. Pero la gente tampoco parecía prestarles más atención de la necesaria, como si estuvieran acostumbrados a estúpidas incursiones de chiquillos descerebrados. Quizás era un lugar frecuentado por los cadetes. ¿Tendrían algo bueno? ¿Bares? ¿Prostíbulos? No sería raro que en el fondo estuvieran ahí para que los supervisores pasaran un buen rato, teniendo en cuenta que las órdenes habían sido terriblemente ambiguas y absurdas.

Esquivó a un par de personas que caminaban rápido, siguiendo más bien a la multitud hacia lo que debía ser el centro de aquella ciudad. Un mercado. Había llegado a una maldita plaza de mercado. No era un mal lugar para pasar el tiempo, al menos. Se sentó a un lado, balanceando las piernas distraídamente mientras la gente iba y venía delante de su nariz. Todos con ropajes semejantes y caras neutrales, no se hablaban entre ellos, sino que cada uno iba a su tarea y nada más allá. Poco sabía de aquel planeta aparte de que las murallas estaban hechas para protegerse de las extrañas criaturas del exterior.

¿Quizás están en peligro y por eso estamos aquí? —Se preguntó en voz baja, frunciendo ligeramente el ceño. Eso no tenía sentido, eran simples cadetes. Muchachos sin futuro en su mayoría, enviados por familias que no los querían en sus casas y chicos que si estaban en el ejército, al menos tendrían un final mejor que en sus planetas natales.— Oh... quizás somos carne de cañón para esos monstruos. Un entrenamiento extremo de supervivencia, quizás. —Añadió con absoluta apatía, poco le importaba lo que fuera que pasase ahí mientras consiguiera su objetivo de llegar a lo más alto. Pero algo lo desconcentró: el ver a una figura acercarse a un puesto y, tras distraer al dueño del tendedero, meterse algo entre las capas de ropa.— Oh.... —Repitió mientras una pequeña sonrisa se curvaba en sus labios. No iba a detenerla, no estaba ahí para eso, pero le resultaba graciosa la estrategia llevada a cabo.

Observaría a esa chica un poco más, era lo más interesante en la plaza por el momento.



Then I realised
That I've always been the monster here.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1127

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I’ll be by your side

Mensaje por MissJarlaxle el Dom 24 Ene - 18:58

Our danse
macabre
Bobbi Morse
con Hux
tarde
en plaza pública
La vida en aquel planeta no era para nada fácil normalmente, los monstruos de fuera de las murallas eran una amenaza constante para las pequeñas ciudades que se formaban en puntos específicos del lugar y estando en un sitio tan alejado de los planetas centrales donde se concentraba la riqueza de la galaxia tampoco hacía demasiado fácil algo tan simple como el comercio a pesar de que muchos lo intentaban. Pero era incluso más complicada para alguien como Bobbi. Alguien cuyos padres se habían atrevido a poner un pie fuera de la ciudad para enfrentarse a las criaturas que moraban el extenso bosque y que jamás habían regresado a casa con su hija. Alguien a quien poco después de perder a sus padres la habían echado de casa para dar alojamiento a gente que podía pagarla. Una niña que se había criado en las calles y que había sobrevivido como había podido a la más absoluta pobreza.

Aquello por supuesto tenía ciertas ventajas. La vida la había hecho dura, le había enseñado que nadie regalaba nada y que si quería algo tenía que luchar por conseguirlo. Tener que correr para que no la alcanzaran después de robar la había hecho realmente rápida. Sus reflejos también superaban a los de la mayoría de las personas que vivían en aquel lugar y había aprendido que la mejor forma de robar era distrayendo a quien quisieras robarle mientras lo hacías. Aquella ciudad se había convertido en algo parecido al patio de recreo de la muchacha rubia. Un lugar en el que a pesar de no tener las dificultades que había tenido cuando era más joven le resultaba terriblemente aburrido. Solo quería salir de allí pero sabía que las puertas de la muralla no era una buena vía de escape. No, debía encontrar a alguien que estuviera dispuesta a sacarla de aquel lugar en una nave y Bobbi sabía que aquello no sería barato. Por eso se dedicaba a robar todo lo que podía, para conseguir los créditos necesarios.

Y aquel día era el mejor día de la semana para dedicarse a aquello. Era día de mercado y seguramente muchas personas de planetas cercanos acudirían a la plaza para vender sus productos. Eso fue la que la llevó  hasta allí aquel día, como lo hacía todas las semanas, buscando algo valioso que pudiera robar o quizás con la esperanza de poder engañar a alguien para que la sacara de allí sin que pusiera un precio desorbitado. No tardó en divisar el que sería su primer botín. En un puesto de chatarra divisó una radio de comunicación para naves estelares algo desfasada pero que Bobbi estaba segura de que era mucho más valiosa que el resto de cosas que allí se encontraban juntas. No lo costó demasiado distraer al tendero en cuestión, que pasó el rato más ocupado tratando de apartar la mirada de los hipnóticos pestañeos coquetos de la rubia que de las manos de ésta mientras robaban el objeto en cuestión. Fue pan comido, en apenas diez minutos se había hecho con el objeto sin que nadie se hubiera dado cuenta de nada. O al menos eso pensó ella.

Fue al darse la vuelta para alejarse del puesto cuando la rubia descubrió al pelirrojo que la estaba mirando. El corazón de Bobbi pareció pararse durante un segundo, ¿Cuánto llevaba allí aquel hombre? Y lo que era más importante, ¿acaso había visto lo que acababa de hacer? Por si acaso apartó un poco los bordes de su chaqueta para enseñarle al pelirrojo que iba armada y después le dirigió una mirada que era más una amenaza en la distancia que otra cosa. “Ni se te ocurra decir nada” parecían gritar los ojos de la rubia. Aunque quizás, y solo quizás, no fuera la mejor idea que se le había pasado nunca por la cabeza al amenazar a alguien que no conocía de nada. Quizás no se lo tomara demasiado bien.



I dont think i can live without you.


Birds of a feather:

Thanks Hellcat!
AvatarCamposContacto
avatar
MOD
Mensajes :
1082

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I’ll be by your side

Mensaje por Fenrir el Dom 31 Ene - 20:20

Our danse
macabre
Hux
con Bobbi Morse
tarde
en plaza pública
Repentinamente, su mirada se había cruzado con la de la mujer y el joven sintió como la parte de atrás de su cabello hasta la nuca se erizaba por el repentino susto, que apenas hizo que su corazón se acelerase unos instantes, bombeando una cantidad de adrenalina innecesaria por si se estaba en peligro inminente. Pero, por supuesto, eso no era así. Se mordió el labio inferior, reprimiendo la sonrisa lo mejor posible, no quería que se hiciera más grande de lo que ya había formado accidentalmente. Su máximo objetivo era el de controlar sus emociones y, por el momento, no le estaba saliendo demasiado bien. Aquella chica le hacía gracia, sobre todo con aquella inútil amenaza para intentar que cerrase la boca. Sin embargo, no se contuvo el llevarse el índice a los labios para hacerle un simple gesto de silencio.

Luego se levantó, sigiloso y grácil, del lugar que había ocupado estratégicamente hablando y caminó a pasos lentos hacia la chica. La curiosidad le podía, y el poder arrinconarla un poco en su propio terreno sería satisfactorio, por decir lo mínimo. Sentía cierta necesidad por saber qué cara pondría al encontrarse desesperada por huir y alejarse de él, alejarse del peligro y de la posibilidad de que le hicieran daño. Pronto, la distancia que los separaba era escasa -apenas un par de pasos-, pues Hux ni siquiera se molestó en respetar el espacio vital de la joven. ¿Por qué iba a hacerlo si la mejor forma de intimidar a alguien era cortándole la libertad de movimiento?

Veo que eres una persona un poco inconsciente, ¿eh? Amenazar a un completo desconocido desde esa distancia de una forma tan burda... aunque supongo que uno no puede esperar menos de alguien criado en las calles y falto de modales. No dudarás mucho por aquí si te comportas como una mocosa y actúas así. Tienes suerte de que no tenga interés en meterme en absurdas peleas dentro de un estúpido y atrasado planeta.

También tenía suerte de que, a pesar de que estaba entrenado en el combate, prefería evitar los conflictos cuerpo a cuerpo y entablarse más en batallas que requerían cabeza. Físicamente no era sobresaliente, pero en lo otro era casi un dios sobre el terreno, exagerando un poco quizás.

Ladeó la cabeza, echando un vistazo a lo que había robado por mera curiosidad. La habilidad que había tenido para extraer el objeto le había llamado la atención. Él no era un ladrón de poca monta, pero sabía reconocer las cosas útiles cuando las veía. Y aprender a imitarla le podría servir en algún futuro extraño. No perdería nada por hacerlo, más bien aprovecharía su corta -o eso esperaba- presencia en el planeta.

No le diré nada al estúpido al que le has robado, pero tengo curiosidad, ¿eres capaz de hacerlo de nuevo sin que te atrapen? —Preguntó a modo de reto, cubriendo su avidez por aprender la técnica a través de la observación.



Then I realised
That I've always been the monster here.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1127

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I’ll be by your side

Mensaje por MissJarlaxle el Lun 1 Feb - 0:29

Our danse
macabre
Bobbi Morse
con Hux
tarde
en plaza pública
Se estaba acercando. Aquel maldito pelirrojo se estaba acercando a ella y su cuerpo parecía no querer ni reaccionar ante aquello. Quería darse media vuelta y salir de la plaza corriendo. No conocía a ese hombre y no sabía de lo que podía ser capaz. Si la señalaba como una ladrona seguramente toda la plaza iría contra ella y toda vía de escape quedaría fuera de su alcance. Bobbi era plenamente consciente de este hecho y aun así su cuerpo se negaba a mover ni un solo músculo. Aquel pelirrojo tenía algo, quizás fuera cosa de la manera que tenía de mirarla, que no la permitía moverse del sitio. No creía que fuera  delatarla, si así fuera lo habría hecho sin necesidad de acercarse, y la sonrisa que por mucho que el tratara de reprimir para la rubia fue más que evidente. No, no quería delatarla, quería jugar con ella, comprobar sus reacciones. Estaba segura. Y aun así no pudo ocultar que él la intimidaba un poco, no solo por la altura, Bobbi siempre se había considerado una persona bastante alta pero aquel hombre lo era incluso más, no por mucho pero siendo algo a lo que no estaba acostumbrada no supo muy bien cómo reaccionar a que alguien la mirara desde arriba.

Cuando él estuvo a escasos dos pasos de ella paró y Bobbi ni siquiera pensó en que estaba ocupando su espacio vital y desde luego no fue consciente del hecho de que su respiración se había acelerado levemente. Aquello que tanto había temido se había hecho realidad. Ya no tenía vía de escape y había sido el pelirrojo solo el que se las había arreglado para cortárselas todas—. Yo tengo modales. —Puede que hubiera acertado en aquello de que se había criado en las calles pero lo otro se lo había tomado como un gran insulto hacia su persona. Podía ser una ladrona pero era una con muy buenos modales a excepción de cuando se veía acorralada. Como en ese preciso momento—. Y he durado aquí mucho más de lo que duraría un pijo como tú. —No pudo contener su lengua. Por lo que parecía él era una persona bien educada y cierta posición de poder, o eso era lo que sugería el porte del pelirrojo aunque Bobbi sabía de sobra que podía estar totalmente equivocada. En cualquier caso las diferencias entre ambos eran bastante visibles, sobre todo en cuanto a la educación que habían recibido, lo que en el caso de Bobbi era prácticamente ninguna.

Su última pregunta casi la hizo sacar pecho orgullosa. Que preguntara algo como aquello solo podía significar una cosa, que él estaba impresionado con sus habilidades como ladrona. Mostró una leve sonrisa ladeada mientras sus ojos azules se fijaron en los de él casi de forma desafiante por un instante—. Debes de ser nuevo por aquí. Por supuesto que podría hacerlo otra vez. Otra y todas las que me diera la gana. —Todos en aquella ciudad lo sabían, los que no lo sabían eran los comerciantes de otros planetas.



I dont think i can live without you.


Birds of a feather:

Thanks Hellcat!
AvatarCamposContacto
avatar
MOD
Mensajes :
1082

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I’ll be by your side

Mensaje por Fenrir el Jue 11 Feb - 19:21

Our danse
macabre
Hux
con Bobbi Morse
tarde
en plaza pública
Una rojiza ceja se arqueó de una forma prácticamente perfecta al recibir aquel nombre de "pijo". Le habían llamado de todo en la academia militar, especialmente enchufado y perro del general, pero era la primera vez que entre aquellos infantiles insultos entraba la denominación pijo. No le terminaba de convencer, aunque quizás no distaba demasiado de cómo era él en realidad. No había tenido demasiado tiempo nunca como para pensar en algo tan mundano. Por lo demás, su rostro permaneció impasible mientras su cerebro repetía aquella palabra en bucle, como si fuera algo desmoralizante, cosa que no tenía tampoco demasiado sentido. Finalmente negó con la cabeza lentamente para quitarle importancia a sus palabras y se apartó un pequeño paso para dejarle un tanto de espacio para respirar.

Podría matarte solo por ese intento de insultarme, pero me siento generoso hoy. Eres una niña con suerte. —Comentó con su tono usual cargado de superioridad que en el pasado le había hecho ganarse palizas por los alumnos mayores y que actualmente de vez en cuando le sucedía aún, aunque con menor frecuencia.

Se cruzó de brazos a la espera de que hiciera al menos el intento de robar algo tal y como le había retado a hacer, pero ella se limitó a decirle que todos ahí sabían que era capaz de ello. No tenía ninguna lógica que todos lo supieran y no hicieran nada a no ser que fueran conscientes de la pobre condición en la que tenía que vivir la chica y decidieran que no merecía la pena intentar castigarla siquiera. Tenía que ser una deplorable criatura de las cloacas, definitivamente. El espacio a dudas ya era mínimo. Aunque, por poner algo bueno en la pila de mierda, generalmente las personas criadas en los bajos fondos eran las más inteligentes y con mayor capacidad de adaptación para la supervivencia.

Seguro que sí que eres capaz. —Dijo finalmente, tras unos segundos de pausa después de que ella hubiera terminado de hablar. No tenía mucho más que añadir a aquel hecho, pues tampoco lo sabía con seguridad, pero la burla en su tono de voz, meloso y suave hacían ver que todo lo que había dicho era puramente irónico en la mente del pelirrojo.— ¿Y qué pasa si soy nuevo aquí? ¿Intentarás robarme a mi también? ¿Te arriesgarás a perder una extremidad por el placer de atacar a un militar? —Un gesto socarrón que duró apenas un par de segundos en su rostro dijo todo lo que sus palabras se habían dejado mientras el joven metía las manos en los bolsillos de su uniforme.

Cerró la boca al escuchar alboroto acercándose a la plaza y un grupo de compañeros que habían ido con él en la nave moviéndose de un lado a otro para causar más caos ahí, espantando no solo a los habitantes ahora, sino también a los mercaderes. Y, esta vez, Hux no se aguantó el gesto de profundo desprecio que fue acompañado de un «Tsk.» apenas audible.



Then I realised
That I've always been the monster here.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1127

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I’ll be by your side

Mensaje por MissJarlaxle el Jue 18 Feb - 23:32

Our danse
macabre
Bobbi Morse
con Hux
tarde
en plaza pública
¿Matarme delante de tanta gente? Ni siquiera vosotros los de la primera orden seríais capaces de hacer algo así. —la rubia casi escupió las palabras. Había reconocido el símbolo en el uniforme de él y aunque no sentía ningún tipo de desprecio por la orden, igual que tampoco la sentía por la república pues esas cosas en su condición social le daban bastante igual, sabía lo rápido que se ofendían los miembros de ésta. Buscaba molestarle y ni siquiera ella sabía por qué. Quizás porque le había molestado que la pillara tan descaradamente robando o quizá por el modo en que la miraba, como si fuera superior a ella que hacía que la sangre le hirviera en las venas. Toda su vida la gente le había mirado de esa forma y no lo soportaba más—. Y no soy una niña. No más que tú al menos. —Dijo en tono medio de burla. No iba a dejar que nadie pensaba que podía quedar por encima de ella, ni siquiera un miembro de la primera orden.

¿Qué sentido tendría roba a alguien que sabe que le voy a robar? Además dudo que tengas nada que merezca la pena robar. —Dijo con una leve sonrisa socarrona. Los cadetes de la primera orden no solían tener demasiados efectos personales cuando iban a ese planeta pues normalmente lo hacían con un objetivo específico aunque debía reconocer que aquel en concreto parecía un poco perdido. Y además estaba solo. Hasta ese momento Bobbi siempre los había visto en grupos, alardeando de pertenecer a la orden y de lo buenos que eran en lo que hacían. La mayoría exageraban por supuesto pero a la rubia nunca se le había ocurrido meterse con ninguno de ellos. No hasta ese momento.

Se puso levemente de puntillas para que sus ojos quedaran en la misma línea que los de él, sin borrar aquella sonrisa de sus labios—. ¿O acaso lo tienes? —Antes de decir nada más sus dedos ya estaban jugueteando con la abertura del bolsillo de la chaqueta de él. Quería demostrarle que si quería podía robarle con la misma facilidad con la que había robado al tendero.

Fue entonces cuando oyó el alboroto y se separó para mirar al lugar del que este provenía. Más cadetes de la primera orden. A juzgar por la calle por la que habían entrado seguramente llegaban de alguno de los burdeles de la ciudad pues todos estaban más o menos por la misma zona. Rodó los ojos y volvió a mirar al pelirrojo. Su gesto había cambiado radicalmente a uno de total hastío—. ¿Amigos tuyos? —preguntó señalando con la cabeza.



I dont think i can live without you.


Birds of a feather:

Thanks Hellcat!
AvatarCamposContacto
avatar
MOD
Mensajes :
1082

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I’ll be by your side

Mensaje por Fenrir el Vie 26 Feb - 12:04

Our danse
macabre
Hux
con Bobbi Morse
tarde
en plaza pública
No reprimió la mueca de desagrado cuando le preguntó si aquellos eran sus amigos. Por supuesto que aquellas despreciables criaturillas del demonio no eran sus amigos. Tan solo eran otros cadetes a los que conocía de vista y que, gracias a las habilidades del pelirrojo, habían dejado de burlarse de él. Cosa que, tan pronto como mostrase a la chica rubia, también sucedería. O al menos eso esperaba, pues nadie con dos dedos de frente se atrevía a atacarle de forma tan gratuita como llevaba haciendo Bobbi desde que se conocieron minutos atrás. Aunque encontraba el reto algo de lo más interesante. Lo único bueno de aquella aparición es que la chica había apartado las manos de su ropa, dejando de tocar como si tuviera lo más valioso. Realmente ahí no había nada aparte de la identificación del pelirrojo y algo de dinero. Le extrañaría que encontrase algo de valor. No era tan tonto como para sacar sus pocas pertenencias de su cubículo en la nave.

Si fueran mis amigos, lo lógico sería que estuviera con ellos en lugar de gastar mi tiempo con una ladrona que se niega a robar. —Replicó, alejándose un par de pasos al ver que las tiendas se desmontaban rápidamente. Seguramente también sería el momento de una retirada estratégica. Eran más e iban armados, si se intentaban ensañar con él por humillaciones pasadas, quien viviría el mal momento no serían ellos. Una retirada a tiempo también era una victoria.— Ven. —Ordenó, cogiendo a la chica de la mano para sacarla de ahí.

No es que sintiera nada por ella, pero no le parecía de buen gusto dejar ahí a alguien a manos de aquellos bárbaros que no sabían siquiera montar una maqueta. Eran unos ineptos que más les valía morir próximamente. Lo más probable que a manos de las autoridades del lugar. Pero Hux no estaría ahí para verlo. Comenzó a callejear, recordando el camino que había trazado hasta aquella plaza. No soltó en ningún momento la mano de Bobbi, sencillamente siguió tirando de ella hasta que creyó que estaban lo suficientemente lejos.

Solo entonces la dejó ir. Soltó su mano y se paró al lado de un cruce de caminos con cuatro salidas, suponiendo que era el mejor sitio para separarse; que seguramente era lo que ella estaría buscando. La observó unos instantes y luego ladeó la cabeza, tratando de escuchar si venían o no. Tan solo le respondió el silencio. Perfecto. Se habían salvado de esa, al menos él.

Que tenga una buena vida entonces, señorita ladrona. Espero que no la pillen nunca. —Se despidió rápidamente, volviendo a girarse para seguir su camino hacia la nave. Cruzaba los dedos internamente para que no se hubieran largado sin ellos.



Then I realised
That I've always been the monster here.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1127

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I’ll be by your side

Mensaje por MissJarlaxle el Sáb 27 Feb - 23:36

Our danse
macabre
Bobbi Morse
con Hux
tarde
en plaza pública
Bobbi ya estaba buscando vías de escape de la plaza cuando Hux cogió su mano y la obligó a seguirlo. Ni siquiera pudo resistirse pues aquel gesto la pilló totalmente por sorpresa. Para alguien como Bobbi que desde muy pequeña había tenido que sobrevivir ella sola que alguien la ayudara de aquella forma era totalmente nuevo. Estaba segura de que él no lo había hecho de forma consciente en absoluto, seguramente había sido un simple acto reflejo el llevarla con él, pero era mucho más de lo que la rubia había esperado. ¿Por qué iba a ayudarla un simple desconocido cuando la gente de su propio planeta la despreciaba y había llegado a decirle que lo mejor para ella era aceptar un trabajo en algún prostíbulo pues ese era el único futuro para ella?

No hizo ninguna muestra de querer soltar la mano de él mientras caminaban por las calles de la ciudad. Tampoco le quitó la vista de encima. No acostumbraba a fijarse demasiado en los forasteros, después de todo eran personas que no iban a estar más que un par de minutos en su vida, pero aquel por algún motivo se le hacía diferente. A pesar de haberlo amenazado se había preocupado un poquito por ella, aunque fuera por mera educación. Bobbi no iba a olvidar aquel muchacho fácilmente y por un momento deseó que no fuera solo uno más. Desde la muerte de sus padres no había tenido a nadie con quien compartir nada y quizás fuera el momento de buscar a alguien. Un amigo, tal vez.

Se dejó llevar por aquellos pensamientos hasta que llegaron al cruce de caminos y el pelirrojo soltó su mano. Fue en ese momento cuando el sueño se desvaneció. Estaba sola, como siempre lo había estado y un cadete de la primera orden no iba a cambiar eso por haber tenido un momento de amabilidad con ella. Mientras le observaba alejarse una idea loca cruzó por su mente. Estaba segura de que iba a recibir una negativa como respuesta, que seguramente él se reiría en su cara pero no perdía nada por intentarlo ¿verdad? Acortó la distancia entre ellos rápidamente y le agarró del brazo para evitar que este siguiera avanzando antes de hablar.

Espera. Llévame contigo. —Su tono denotaba nerviosismo pues claramente aquella era la emoción que más estaba guiando a la rubia en esos momentos—. Has visto lo que he hecho, sabes que puedo ser útil en la organización a la que perteneces. Por favor, haré lo que haga falta pero sácame de este planeta. —Aquello último sonó casi a súplica, pero estaba viendo la posibilidad de salir de allí de forma brillante y no pensaba dejarla pasar sin intentarlo por lo menos.



I dont think i can live without you.


Birds of a feather:

Thanks Hellcat!
AvatarCamposContacto
avatar
MOD
Mensajes :
1082

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I’ll be by your side

Mensaje por Fenrir el Vie 4 Mar - 16:32

Our danse
macabre
Hux
con Bobbi Morse
tarde
en plaza pública
Ya estaba comenzando a plantearse el qué hacer para matar el tiempo antes de que salieran de aquel planeta, metido en sus pensamientos hasta el fondo cuando un brazo le hizo frenar en seco su avance. Perplejo, levantó la vista del suelo y se giró para encarar a la chica, mirándola con los ojos ligeramente más abiertos de lo normal. Hacía muchísimo tiempo que nadie le agarraba de la manera, y el último que lo hizo había acabado comiendo el polvo del suelo tras una violenta llave. Pero esta vez su cuerpo no había reaccionado por instinto de defensa, sino como si se tratase de una persona normal con la que estuviera tratando. Era extraño no sentirse en constante tensión alrededor de alguien.

Claro que eso pronto desapareció con la petición de la joven para que le llevase con él, que lo dejó con la boca entreabierta sin saber qué decir. No podía llevársela consigo así por las buenas, diablos ni siquiera estaba segura de que fuera a ser capaz de llegar más lejos de un par de juegos más, pues cada vez tenía más claro que las purgas en la Primera Orden eran extremas y poco importaba tu origen mientras sobrevivieras.

Aunque, ahora que lo pensaba, era exactamente eso. Poco importaba tu origen. Y ella ya había demostrado que era muchísimo mejor que muchos de los chicos que había conocido en la academia. En inteligencia y aptitudes ya le había demostrado que los dejaba muy atrás. Se quedó en silencio, planteándose la posibilidad de presentarla a los profesores, seguramente la aceptarían porque también podían deshacerse de ella tan pronto como dejara de ser útil, igual que el resto de alumnos. Sin embargo, si demostraba servir para la orden entonces podía llegar muy lejos. Más que la mayoría de muchachos que estaban haciendo el tonto en la plaza.

Y, si ambos unían fuerzas, podían llegar muy lejos.

Su mente ambiciosa tomó pronto la decisión por él, haciendo que su cabeza asintiera unos instantes antes de que una amplia sonrisa se dibujara en sus labios, esta vez permaneciendo ahí.— Lo que haga falta, ¿eh? —Susurró, en un tono que muchos de sus colegas catalogarían como escalofriante. Y es que ese tono acompañado del gesto se antojaba de lo más siniestro. Estaba claro que el pelirrojo no tramaba nada bueno.— Está bien, entonces supongo que me debes una, rubia. Por no decir que me debes tu vida. Una deuda que me tendrás que pagar cuando el momento llegue. —Comentó con malicia, dejándole cierta cancha por si quería echarse atrás. Él, al igual que muchos, sabía que una vez te unías a la orden, ya no había forma de salir. Así que más le valía tener claro que lo que quería era irse de ahí.— Te advierto que esto no es un juego y tendrá pruebas más duras que robarle a un extranjero despistado.



Then I realised
That I've always been the monster here.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1127

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I’ll be by your side

Mensaje por MissJarlaxle el Dom 3 Abr - 22:37

Our danse
macabre
Bobbi Morse
con Hux
tarde
en plaza pública
El corazón de Bobbi se aceleró en un momento. No podía creérselo. Había aceptado. El pelirrojo al que había estado amenazando momentos atrás había aceptado sacarla de aquel maldito planeta. La rubia casi podía haberlo abrazado en ese momento, aunque por supuesto no lo hizo. No era de las que expresaban demasiado con sus gestos y definitivamente los abrazos no eran lo suyo. Y dudaba que fueran algo con lo que él se sintiera cómodo. No quería que cambiara de opinión antes de haber puesto un pie fuera de aquel maldito lugar de modo que era mejor prevenir.  A pesar de todo lo pudo evitar que una sonrisa bastante más amplia que la que había mostrado su rostro en años se dibujara en sus labios. Parecía que aún no se creía que la respuesta de él hubiera sido afirmativa—. ¿En serio? —Aquellas palabras salieron de su boca sin que tuviera tiempo de pensarlas y enseguida se arrepintió de haberlo dicho de modo que se mordió el labio inferior con fuerza, bajando levemente su mirada durante unos segundos—. Quiero decir… Gracias. —Su tono sonó de nuevo como al principio, serio pero con cierto tono divertido que parecía no querer abandonarlo ni cuando estaba dando las gracias.

En ese caso, creo que deberíamos irnos ya ¿no? Tú ya te ibas así que supongo que es porque la nave no va a quedarse mucho más aquí. —Bobbi siempre había sido bastante perspicaz aunque lo cierto era que aquella conclusión no era para nada una difícil a la que llegar. No podía creerse aún que hubiera sido tan fácil, aunque la realidad era que él simplemente no le había pedido nada de momento, quizás en un futuro se arrepintiera de todo aquello—. Te debo una entonces. —Asintió mientras se ponía a caminar en la dirección en la que él había querido ir antes de que ella lo tomara del brazo.

Mientras caminaba se preguntó cómo sería formar parte de la primera orden. Quizás simplemente estaba cambiando el tedio de aquel maldito lugar por un trabajo duro que podría acabar con ella. Seguramente así era, pero realmente no le importaba. Nada la ataba a aquel lugar excepto malos recuerdos. Recuerdos que necesitaba dejar atrás. Algo que no iba a poder hacer mientras siguiera allí. NI siquiera se molestó en dirigirle una segunda mirada a las calles del lugar. Las tenía demasiado vistas y solo quería que desparecieran de su mente. Y cuanto antes mejor.

En ese momento sus ojos se abrieron de par en par, dándose cuenta de algo realmente importante. Algo en lo que no había caído hasta ese momento. Se paró en seco y rodó levemente sobre sus talones con rapidez y casi cierta gracilidad de movimientos, volviendo a mirar de nuevo al pelirrojo con una media sonrisa estampada en sus labios—. Por cierto, me llamo Bobbi. —Negó levemente con la cabeza y chasqueó la lengua con suavidad—. En realidad es Barbara, pero nunca me llames así. He pensado que ya que vas a sacarme de aquí, deberías saber al menos como me llamo.




I dont think i can live without you.


Birds of a feather:

Thanks Hellcat!
AvatarCamposContacto
avatar
MOD
Mensajes :
1082

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I’ll be by your side

Mensaje por Fenrir el Jue 28 Abr - 19:22

Our danse
macabre
Hux
con Bobbi Morse
tarde
en plaza pública
Hux prensó los labios por unos segundos, dedicando una mirada superficial a la joven antes de asentir distraídamente. Parecía contenta por su respuesta afirmativa, cosa que comprendía. Él también estaría feliz que le sacasen de aquel planeta tan terriblemente patético y monótono, al menos en apariencia. Por unos segundos, una sonrisa escapó de entre sus labios, divertido ante aquello. Por suerte, prácticamente su rostro estaba escondido ya tras su mano para que aquel gesto no fuera visible. Desde pequeño le habían enseñado que mostrar sentimientos era inútil y, por ello, desde entonces tan solo sonreía cuando quería demostrar su superioridad frente al resto. En este caso podía colar, desde luego, pero el auténtico gesto de diversión ante aquello era visible en sus facciones.

Sígueme. —Asintió tras unos segundos, consiguiendo recobrar su expresión pétrea como si nada de aquello hubiera sucedido. Retomando su camino anterior, comenzó a callejear por aquel sitio, escuchando con atención todas y cada una de sus palabras.— Me debes una, sí. Podrías serme útil allá dentro. —Respondió a pesar de que sabía que eso no era necesario. La miró de reojo unos segundos y luego se encogió de hombros, acelerando un poco el paso para ponerse a su altura de ella.

Aunque pronto ella le adelantó, haciendo que el joven arquease una ceja, perplejo ante aquello. Era él quien sabía qué nave estaban buscando -aunque no tenía pérdida, tan solo había que buscar el logotipo de la Primera Orden y el trabajo estaba hecho-. Al menos hasta que ella paró en seco y se giró a mirarle, provocando que el pelirrojo trastabillara unos instantes al frenar igualmente para no colisionar contra ella.

Una ligera risa escapó de sus labios cuando dijo aquello, realmente incrédulo de que le dijera su nombre en aquel momento.— Supongo que es una situación tan buena como otra cualquiera. —Reconoció en voz baja, negando con la cabeza lentamente antes de encogerse de hombros.— Está bien, Bárbara. Yo soy Hux. —Dijo tan solo porque ella supiera como dirigirse a él. Ni siquiera era su nombre, tan solo su apellido, pero no quería que le llamase como intentaban hacer los otros cadetes. "Zanahorio" no era un apodo digno para él y sus pretensiones de conquistar la galaxia.— ¿Sabes manejarte con armas? —Preguntó, pasando de largo para seguir caminando, no tenían tiempo que perder ahí.

En el fondo le hacía gracia que la joven tuviera ese carácter. Por unos segundos, se permitió el lujo de pensar que quizás había encontrado a una amiga y que podía irle bien aquello. Tan solo unos segundos, pues pronto regresó a su actitud usual de rigidez y metió las manos en los bolsillos de su uniforme, balanceando ligeramente su cuerpo mientras caminaba. No les quedaba nada para llegar a la nave y aún no tenía ni idea de cómo iba a conseguir meter a Bobbi ahí sin ganarse una paliza por parte de los instructores.

Aunque seguramente a ninguno le importase cambiarla a ella por algún estúpido cadete que la hubiese liado en la plaza. Ella era más inteligente que todos esos chicos juntos.



Then I realised
That I've always been the monster here.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1127

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I’ll be by your side

Mensaje por MissJarlaxle el Mar 12 Jul - 22:32

Our danse
macabre
Bobbi Morse
con Hux
tarde
en plaza pública
¿Serte útil? —Murmuró encogiéndose de hombros volviendo a caminar con algo más de prisa que antes, estaba ansiosa y aunque se esforzaba por ocultarlo no le estaba saliendo demasiado bien. Llevaba años sabiendo que si no salía de aquel planeta no tendría un gran futuro y por fin había conseguido que alguien la ayudara a salir. Quizás unirse a la primera orden no había sido lo que la rubia había tenido en mente en un principio pero definitivamente no le parecía una mala opción. A Bobbi le daba igual si había una república o un imperio gobernando la galaxia mientras ella pudiera tener una vida sin demasiadas preocupaciones después de todo su vida allí le había enseñado a preocuparse solo de si misma—. Supongo que puedes pedirme cualquier cosa… —Se aclaró la cabeza y negó suavemente—. Bueno, cualquier cosa no, después de todo no pero creo que sabes lo que quiero decir ¿no? —Esta vez no se paró para hablar con él, sino que simplemente le miró de reojo, preguntándose qué tendría él en mente en ese momento.

Soltó un suspiro cuando el pelirrojo la llamó Barbara. Quizás no había debido decirle que ese era su verdadero nombre, o por lo menos habría tenido que preparase para que no le hiciera ni caso y que lo usara, después de todo no le conocía bien y dado como se había conocido no tenía por qué esperar que el respetara sus preferencias en cuanto al nombre. Aun así era algo que le molestaba y que esperaba que el cambiara. Aunque fuera con el tiempo—. De verdad que prefiero Bobbi. —Murmuró casi para sí sin poder ocultar su tono molesto. No esperaba que ese comentario cambiara nada pero no pudo evitar soltarlo.

Digamos que las armas no se me dan mal. —Trató de centrarse solo en esa pregunta para evitar seguir dándole vueltas a lo de su nombre y al hacerlo no pudo evitar esbozar una leve sonrisa—. Pero siempre se me ha dado mejor el combate cuerpo a cuerpo. Por aquí no hay demasiada gente que tenga acceso a armas, yo misma solo he podido usarlas en contadas veces. Supongo que en la orden las usáis prácticamente cada día ¿no? —Su curiosidad fue algo que no fue capaz de ocultar pues realmente no sabía dónde se estaba metiendo.

Fue entonces cuando lo que apareció ante sus ojos la dejó casi con la boca abierta. La nave era enorme, mucho más de lo que ella había imaginado en un principio y definitivamente era la pieza de tecnología más moderna que la rubia había visto en mucho tiempo—. ¿Vamos a ir en eso?



I dont think i can live without you.


Birds of a feather:

Thanks Hellcat!
AvatarCamposContacto
avatar
MOD
Mensajes :
1082

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I’ll be by your side

Mensaje por Fenrir el Dom 20 Nov - 19:11

Our danse
macabre
Hux
con Bobbi Morse
tarde
en plaza pública
No pudo evitar que una sonrisa curvase sus finos labios ante aquella respuesta. Por mucho que prefiriera Bobbi, lo cierto es que no veía qué había tan malo en el nombre de Barbara. Guardó silencio, limitándose a encogerse brevemente de hombros antes de reír entre dientes y guiarla de nuevo hacia la nave. Podía notar la inquietud creciendo en ella, suponía que nunca había estado antes en una nave de la Primera Orden, así que era normal que no entendiera qué era lo que se le venía encima hasta esos momentos. Y puede que ni entonces, hasta que no empezase el entrenamiento, no comprendería del todo en el lío en el que se había enzarzado y del que ya no podría salir.

En la Primera Orden se entraba, pero desde luego no se salía a no ser que estuvieras muerto. Eso era lo que su padre le había inculcado desde que era un crió, creía firmemente en ello, por mucho que su viejo pariente le desagradase.

Se giró hacia ella antes de entrar, arqueando una ceja con un claro gesto divertido bailando en sus facciones. Parecía que aquello no iba a ser tan malo, después de todo. Quizás comenzase a disfrutar su tiempo en la academia, iba a ser más divertido de lo que uno pudiera haber esperado el llevar a un cachorro callejero a uno de los lugares más difíciles del mundo. Pero estaba ahora completamente seguro de que iba a merecer la pena, aunque fuera solo por tenerla como guardaespaldas frente a los imbéciles que se creían muy fuertes.

Enseñan el uso de diferentes armas, en efecto. Pero si aprendes rápido no creo que haya ningún problema en que empiecen de cero a enseñarte. Por otro lado, la lucha cuerpo a cuerpo es igualmente importante, así que si tienes ventaja en ello, te vendrá bien. Sobre todo para imponerte a los otros cadetes, ya que no puedes llevar armas en los lugares que no sean de entrenamiento. Tus únicas armas serán tus puños y tu cerebro. —Dejó escapar un corto suspiro antes de encogerse de hombros.

Estiró finalmente los brazos antes de entrar en la nave, una gran sonrisa iluminando sus pálidas facciones como si acabasen de darle el mejor regalo de navidad del universo entero. Y, desde luego, Hux se sentía como si así fuera. Estaban un paso más cerca de hacer su sueño realidad. Barbara se iba a encargar de que así fuera. Le debía una, después de todo.

En efecto. Bienvenida, Bárbara 'Bobbi' a tu nueva vida como cadete de la Primera Orden.

Sus aventuras no habían hecho más que comenzar, de eso no le cabía ninguna duda.



Then I realised
That I've always been the monster here.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1127

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I’ll be by your side

Mensaje por MissJarlaxle el Jue 2 Mar - 21:30

Our danse
macabre
Bobbi Morse
con Hux
tarde
en plaza pública
Si la nave la había sorprendido por fuera lo que esta escondía en su interior prácticamente la había dejado con los ojos como platos. Aquello era más de lo que una simple joven como ella que se había criado en uno de los planetas meno tecnológicos de la galaxia había podido llegar a imaginarse. No solo parecía haber luces parpadeantes por todas partes, las cuales Bobbi estaba segura de que significaban algo aunque ella no pudiera entenderlo, si no que todo a su alrededor parecía ser tecnología. Ninguna pared parecía ser solamente eso, pared. Todas parecían tener al menos un par de pantallas de cuya función la rubia no estaba del todo segura. ¿Toda la chatarra que robaba se usaba para hacer cosas como aquella? Si era así seguramente había estado cobrando muy poco por su trabajo.

No quería parecer una paleta salida el planeta más alejado de la civilización, algo que quizás era si se paraba a pensarlo con detenimiento, de modo que trató de ocultar su sorpresa como pudo. Bastantes formas tenía ya el pelirrojo que había decidido llevarla consigo para reírse de ella, como su falta de experiencia y de conocimientos en cosas que seguro que a él le parecían lo más básico del mundo. Sabía que iba a tener que esforzarse muchísimo para llegar al nivel que la mayoría tenía allí, y aún más para superarlos, que era su objetivo.

Aunque de momento tendría que valerse de lo que había aprendido hasta ese momento en su vida para tratar de pasar desapercibida, algo que llevaba haciendo desde que había perdido a sus padres. Debería dársele bien, y si no siempre lo conseguía dejaría que sus puños hablaran por ella. Según lo que había entendido aquello era algo que se veía bien.

Tras un hondo suspiro mostró una leve sonrisa ladeada. Había salido de aquel maldito planeta, o estaba a punto de hacerlo, y no iba a dejar que su camino acabara ahí, aquello era solo el primer paso, y el primer paso era siempre el más duro ¿verdad?—. Esto promete ser interesante. —Murmuró casi más para sí misma que par Hux.



I dont think i can live without you.


Birds of a feather:

Thanks Hellcat!
AvatarCamposContacto
avatar
MOD
Mensajes :
1082

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I’ll be by your side

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.