Últimos temas
» ♠ You left me in the dark
Hoy a las 3:01 pm por Nightingale

» ♠ War of hearts.
Hoy a las 1:34 pm por Hellcat

» ~We do it for her~
Hoy a las 12:51 pm por Aversiteespabilas

» Volantis: the first colony of Valyria
Hoy a las 12:45 pm por Carrie_B

» Trust your heart
Hoy a las 11:34 am por Aversiteespabilas

» ♠ Water will quench fire.
Hoy a las 9:23 am por Storm Queen

» Wait for it.
Hoy a las 4:53 am por Sagittarius

» Sometimes you get the best light from a burning bridge.
Hoy a las 3:49 am por Sagittarius

» Quidditch in the game
Hoy a las 2:45 am por Sagittarius

» ~ You're my first so many things
Hoy a las 2:29 am por Novocaine

» Confieso que...
Hoy a las 12:49 am por Nevani

» Pedido de afiliaciones Élite y Hermana
Ayer a las 11:05 pm por Magik

» Hora de cierre [Zeus] +18
Ayer a las 10:03 pm por Ladie

» Showtime
Ayer a las 9:52 pm por Winter Wiccan

» × The Old Gods and the New.
Ayer a las 9:15 pm por Kerouac

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

Tender is the mouth that has kissed the world's end

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Página 3 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tender is the mouth that has kissed the world's end

Mensaje por Veintisiete el Vie Ene 29, 2016 5:12 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Tender is the mouth that has kissed the world's end
Época victoriana- 1x1 - Realista/romance - 27xMrHolmes
Derbyshire arde durante el verano inglés: grandes propiedades abren sus puertas para dar lugar a fiestas, una mayor que la otra, a uniones arregladas previamente por los nobles de dicho condado, jóvenes paseando al aire libre y ejercitándose con diversos deportes aprobados por la Reina Victoria. Padres ambiciosos de casar hijas con nobles de alta alcurnia, madres ambiciosas de crear las mejores fiestas de todo el condado y buscar aparecer en los diarios de cotilleos importantes, mueven a Derbyshire en una locura estival. Elizabeth es una víctima de ello, que deja de serlo al conocer a Christopher, el conde de Derbyshire.
Elizabeth Thomas
18 años | Lady de Derbyshire | Veintisiete
Elizabeth es la joven hija de un vizconde inglés, en el condado de Derbyshire. Considerada por su familia como un mero objeto que negociar para conseguir un matrimonio que les de dividendos políticos, económicos y sociales, Elizabeth ha crecido pensando eso de sí misma, además de ser educada en el mayor puritanismo, incluyendo lo que se espera de ella en un matrimonio. Sin libertad en expresión, Elizabeth se ha encontrado en una infancia y adolescencia envuelta en una burbuja por demás sobreprotectora. Pero su vida cambiará cuando se case con el Conde Fleming, de Derbyshire.
Christopher Fleming
39 años | Conde de Derbyshire | MrHolmes
Christopher Fleming es el Conde de Derbyshire, extremadamente rico. Se ha alejado de la política y la sociedad solo para ocuparse de sus posesiones. Es un hombre pensante. Un hombre que siempre ha dejado su vida para ocuparse de sus libros. Ha sido criado como un libre pensador. Siempre ha sobreestimado la sabiduría por sobre las demás emociones humanas. Es un hombre estricto, exigente, a quien no le gusta en absoluto salirse de sus habituales costumbres y espera lo mismo de los demás.
© RED FOR SS


Última edición por Veintisiete el Sáb Ene 30, 2016 2:31 pm, editado 1 vez
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1037

Localización :
Everywhere

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Tender is the mouth that has kissed the world's end

Mensaje por Veintisiete el Lun Feb 15, 2016 5:40 pm

Tender is the mouth...

Elizabeth sentía que se derretía cuando la mano de Christopher iba subiendo por su pierna, rozando de forma muy delicada su piel, hasta posarse en sus nalgas, antes de continuar por su cintura, vientre hasta llegar a sus senos. Se sintió vibrar gracias a ese toque íntimo y delicado, y entre beso y beso, se le escapaban suaves gemidos. La verdad es que la joven estaba disfrutando aquello y descubría que quería más de él, que eso sabía a poco; no obstante, era consciente que debía preservarse hasta la boda y nunca pensó que sería una tarea de lo más difícil, ahora que ella misma abrió la puerta al deseo.

Él dejó de acariciarla, demandándole que dijera esas palabras que ella no se había atrevido a decir. Sentía sus labios apenas rozándole los suyos, la respiración alterada de él golpeándola a través de sus labios y Elizabeth abrió ligeramente los ojos para mirar los suyos grises ¿o eran azules?. Los segundos pasaban, adornando ese silencio entre ambos, entre la expectativa de él de escucharla y el deseo tímido de ella de confesarle sus sentimientos. Una sonrisa tímida se fue dibujando, sin alejarse de esa cercanía íntima y lo dijo con la mayor suavidad y honestidad posible.—Le quiero, mi señor.—

A veces se le olvidaba que podía tutearle y le trataba de usted, pero en ese momento, lo sentía tan romántico, tal como lo había leído en algunas novelas de Jane Austen, y esperaba que Christopher se sintiera feliz ante esa declaración.—Le quiero como nunca he querido a ningún otro hombre.—murmuró, sin perder el contacto visual. ¿Thomas? Ese había desaparecido de su mente hacia rato y solo comprendía que el sentimiento por ese, era de enamoramiento fugaz. Con Christopher era distinto, como si supiera que no podía vivir sin él, como si sintiera un vacío constante que solo lo podía llenar él con su presencia.

Con Christopher | Biblioteca | Madrugada
© RED FOR SS
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1037

Localización :
Everywhere

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tender is the mouth that has kissed the world's end

Mensaje por Mr Holmes el Lun Feb 15, 2016 10:56 pm

Tender is the mouth...


Estar así con ella, recorriendo su delicado cuerpo con su mano  antes de la boda era demasiado para él. Aún tenía su preciado autocontrol, más que nada porque si se dejaba llevar la haría suya ahí mismo y debía respetarla hasta la boda. La felicidad le llegó a sus ojos cuando ella le dijo que lo quería, como él la quería a ella y un suspiro de alivio atravesó su garganta y siguió acariciando sus nalgas lentamente. El solo hecho que ella, le hubiera entregado su corazón era suficiente para él quien había esperado esas palabras desde que la conoció. Él ya no podía vivir sin ella, él la quería bien, la deseaba, la adoraba. Y todo...Todo era por ella.

Sentía su cuerpo reaccionar al sentir el cuerpo ajeno contra el propio, los dulces gemidos de su amada, la piel de durazno que acariciaba con sus dedos, la cálida sensación en su pecho al oír la confirmación, su respiración alterada por reprimir a su cuerpo de no tomarla sobre su escritorio, los latidos de su corazón que parecían salir encabritados de su pecho. El era el único hombre que ella había querido, no su hermano. No Thomas. La observó con una sonrisa limpia, con una sonrisa verdadera –Pues estamos igual. Tú eres la única mujer que he querido. La única.- le aseguro y era cierto porque su primera prometida, había muerto antes de conocerla verdaderamente y su amante y primera mujer quien lo superaba en edad, también.

Empezó a besarla en el cuello y a apretar suavemente con sus dedos las nalgas de su futura esposa, murmurando en su oído. Tratando que no se acercara mucho para sentir su erección, de la cual se ocuparía cuando ella se fuera a dormir. –Me haces tan feliz, mi querida. –Acaricio su mejilla con la su suya y busco sus labios solo para besarla, besarla lentamente al principio, luego con incrementada pasión, volviendo a pedir permiso a su boca con su lengua.
Con Elizabeth- Biblioteca -madrugada
© RED FOR SS
AvatarCamposContacto

USER
Mensajes :
196

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tender is the mouth that has kissed the world's end

Mensaje por Veintisiete el Lun Feb 15, 2016 11:41 pm

Tender is the mouth...

Podía sentir como su propia temperatura corporal iba aumentando en el momento en que su prometido apretó con delicadeza sus nalgas, acercándola más a él, sin dejar de besarla de esa manera intensa. Las manos de Elizabeth se sostenían de la camisa de noche de Christopher y su pierna se elevaba para acomodarse en el regazo masculino, mientras que su raciocinio iba muriendo despacio, dando a lugar a las sensaciones físicas que la dominaban.

Su corazón vibraba de calidez al oír las palabras de él, la sinceridad con la que se expresaba al decirle que ella era la única mujer que había amado en su entera vida y le creyó sin dudar en absoluto. Que le hiciera feliz, la llenó de dicha, pues era lo que más deseaba en el mundo: hacerlo feliz, dedicarse por completo a que fuera un hombre satisfecho con su vida, con ella. Se besó largamente, mientras sus cuerpos parecían atraerse, y las manos de él aún apretando su trasero. Elizabeth sabía que deseaba ir más allá, si no fuera porque el raciocinio pareció despertar en el momento indicado.

—Debería retirarme...—murmuró, haciendo presión con su mano en el pecho de él para separar ambos cuerpos.—O mucho me temo que no podré dar marcha atrás si seguimos por este camino.—dijo con sinceridad, mirándolo a los ojos masculinos, que la miraban con ardoroso deseo. Elizabeth tuvo que ahogar un jadeo de excitación, notando como entre sus piernas se sentía húmeda. Sí, debía retirarse a sus aposentos, antes de dar un paso en falso.—Querido mío...—susurró, mirándolo con absoluta devoción.

Con Christopher | Biblioteca | Madrugada
© RED FOR SS
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1037

Localización :
Everywhere

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tender is the mouth that has kissed the world's end

Mensaje por Mr Holmes el Mar Feb 16, 2016 3:51 am

Tender is the mouth...


Estaba completamente duro y excitado pero si no se detenía, iba a desflorar a su prometida antes de la boda y no era correcto. Esos besos que estaba dándose con ella, las caricias calientes, su pequeña mano en su pecho y sus dedos en el trasero pequeño, suave y respingado de su futura esposa. Cerca de ellos empezó a moverse las velas que estaban apagándose, quizá porque el viento había empezado a rugir entre los árboles de la casa. Él inspiró y sintió a la lluvia caer en la ventana cercana, eso lo hizo despertarse de la excitación y alejarse del cuerpo femenino, quitando sus manos también de ella. Ella lo entendió también. Aún seguía excitado, pero tomaría un largo baño antes de dormir.

-Sí, creo que sí, querida. Mañana me gustaría que vinieras conmigo a elegir tu anillo de compromiso, he estado tan ocupado que no he tenido tiempo ni de comprar un anillo para ti. Quiero que tengas el que más te guste…–tomó su mano desnuda y se la beso mirando a los ojos a su prometida que lo miraba con devoción, nadie lo había mirado así. Ya hacía una semana que su suegro le había mencionado la mano desnuda de su prometida y él le había asegurado que cuando resolviera sus negocios para estar libre en la luna de miel, se ocuparía de eso. La idea era darle el de su madre, pero al final el joyero le dijo que ese anillo era pura fantasía que nada valía. Su madre tenía la sortija más barata de Inglaterra. –Iremos a Londres, así de paso hablas con la modista. Me dijo Lucille que habían hablado con la que le hizo el vestido a la esposa del duque. –sonrió, sintiendo como bajaba un poco su excitación. La sostuvo de la cintura y se levantó con ella para dejarla parada en el suelo.

-Llévate el libro si quieres. –levantó el libro, y cerrándolo se lo entregó a su futura esposa. El por su parte se cómodo la bata tratando de esconder lo que tenía entre sus piernas. Tomo un libro de Shakespeare y la beso. –Estaré en mi dormitorio si me necesitas. – Le sonrió con ternura y le mimo la nariz. –Te quiero, Elizabeth. –Musito en su oído.

Con Elizabeth- Biblioteca -madrugada
© RED FOR SS
AvatarCamposContacto

USER
Mensajes :
196

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tender is the mouth that has kissed the world's end

Mensaje por Veintisiete el Mar Feb 16, 2016 12:05 pm

Tender is the mouth...

El sonido del viento, acompañado del repiquetear de la lluvia fue una señal para Elizabeth de volver a su estado habitual, de disminuir la alta temperatura corporal que tenía y dar paso a su raciocinio. Pero no estaba sintiendo vergüenza después de aquel encuentro íntimo, pues solo había estado con su prometido y los dos se amaban con sinceridad; además de que el conde no parecía estar dispuesto a deshonrarla antes de la boda, lo que decía mucho de su autocontrol y Elizabeth acababa de comprobarlo, encontrando paz y confianza en él.

Entre los ajetreos típicos de preparar una boda, se había olvidado realmente de que no tenía ningún anillo de compromiso, hasta que él le dijo de ir a conseguir uno en Londres y que le estaba dando a ella el poder de elegir. Y por norma general, las mujeres prometidas no tendían a elegir los anillos, se limitaban a recibir el que hubiera elegido el hombre. Pero Christopher seguía saliéndose de la norma de lo que se espera de él y le daba esa libertad a ella de poder elegir lo que deseara hacer. Así se hacía imposible no amarlo, pues no hacía más que ser atento, dulce y apasionado para con ella. Sonrió, un poco en una nebulosa de amor juvenil.—Oh, me encantaría ir a Londres contigo.—fue su respuesta, todo lo demás que hubiera que hacer, sea ir al joyero o a la modista, se desdibujaban ante la idea de estar con él en Londres.

Él la levantó del suelo con delicadeza y le entregó el libro que previamente había estado leyendo, más las mejillas de Elizabeth se pusieron rojo escarlata, pero su prometido no pareció darle importancia al asunto. Le parecía bien que ella ampliara sus horizontes en la lectura y era quien alentaba a que continuara con ello, independientemente de la temática a leer. Y le recordó que estaría en su dormitorio, si lo necesitaba. Y que la quería.

Se apretó el libro contra el pecho, resistiendo la tentación de deslizarse discretamente al dormitorio de Christopher, que era contiguo al suyo. La espera hasta la boda iba a ser insufrible, pues quería ya compartir lecho con él, aún si era para estar los dos sentados y leyendo un libro bajo la luz de las velas extinguiéndose. Soñaba estar abrazada a él en sus horas de sueño, y el tiempo no hacía más que agigantar aquel deseo.

—Christopher...—murmuró su nombre y presa de la locura juvenil, le robó un beso largo y húmedo, que la dejó casi sin aire. Se separó entre jadeos, mirando el rostro del hombre, que reflejaba puro deseo hacia ella. El calor de su cuerpo volvió a elevarse.—Te veré mañana, mi amor.—suspiró, tomando su vela y el libro para marcharse, notando el dolor de cada paso que la alejaba de él. Entonces, sí, estaba muy enamorada de su futuro esposo y la distancia no hacía más que dolerle en cada centímetro de su cuerpo.

Con Christopher | Biblioteca | Madrugada
© RED FOR SS
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1037

Localización :
Everywhere

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tender is the mouth that has kissed the world's end

Mensaje por Mr Holmes el Mar Feb 16, 2016 6:52 pm

Tender is the mouth...


A la mañana siguiente, el día amaneció con un sol realmente radiante. Lucille, fue la primera en estar vestida para ir a Londres. Su hermana menor tenía fascinación por ir a la capital y había insistido que había que ir para conseguir más tela, más cosas y que la boda lo merecía. Thomas, qué había decidido no ir, estaba dormido como una marmota, siguió durmiendo. Luego de desayunar terminaron de vestirse y arreglar todo lo que necesario para el viaje largo. Viajar a Londres era toda una expectativa.

Por su parte Christopher no había podido dormir por la excitación que había sentido la noche anterior. Tocarla, tenerla en sus brazos, sentirla contra su cuerpo, besarla. Su futura esposa, era cada centímetro la mujer ardiente y deseosa que había imaginado en sus sueños más perturbadores, desde que se empezó a enamorar de ella. Cuando llego a su cuarto la noche anterior, tuvo que salir al balcón para mojarse y bajar la calentura corporal. Ya seco y un poco más calmado se despertaba pensando en ella y en cuando fuera su esposa y durmiera en su cama abrazada a él y la oiría repetir la frase que había sonado en su cabeza una y otra vez, haciéndolo dichoso. “Te veré mañana, mi amor”…Luego de eso, había coronado la frase con un beso largo y delicioso que el correspondió con gusto, al terminar, le acaricio la mejilla con una sonrisa y todo el amor y el deseo que ella le provocaba. La espera del dia de la boda iba a ser intolerable.

Cuando salió al patio donde estaba su hermana vestida con un elegante vestido verde y un tapado negro. Su hermoso cabello negro recogido y unos pequeños pendientes rojos.  El por su parte, estaba vestido con un sencillo traje de saco, corbata ascot y chaleco. Todos negros y de seda. Bajo con su bastón y se puso su sombrero antes de salir al patio, solo esperando a su prometida para el viaje largo a Londres. Tenía la idea de que el viaje fuera de todo el dia, donde las damas pudieran elegir lo que creyeran prudente para el enlace y el pudiera terminar algunos negocios que tenía en la ciudad.  

Traje de la izquierda:

Cochero: estamos listos, Señor.
Chris: Bien, Falta Lady Thomas, John. Será solo un minuto.

Con Elizabeth- Biblioteca -mañana
© RED FOR SS


Última edición por Mr Holmes el Miér Feb 17, 2016 4:46 pm, editado 1 vez
AvatarCamposContacto

USER
Mensajes :
196

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tender is the mouth that has kissed the world's end

Mensaje por Veintisiete el Miér Feb 17, 2016 12:03 am

Tender is the mouth...

Debía admitir que la noche no se le hizo fácil para echarse un sueñecito, luego de lo que había hecho íntimamente con su prometido. No hubo ningún desfloramiento, pero sí unas caricias eróticas que de sólo recordarlas se humedecía entre sus piernas. Había escondido aquel libro erótico en un cajoncito con llave de su pequeño escritorio. Christopher le había enviado ese escritorio diseñado para ella, con el fin de que pudiera escribir sus cartas o lo que deseara hacer. Allí conservaba celosamente guardada las cartas de amor que ella escribía para él, pero nunca se las había entregado, porque no tenía valor. Pero desahogarse de esa manera por escrito, le ayudaba a conocer más sus sentimientos respecto a él.

El resto de la noche fue difícil de conciliar el sueño, así que se acercó al pequeño balconcito que tenía su habitación, para refrescarse bajo la lluvia. Y fantaseó con él, quien estaba exactamente en la habitación contigua, lo que implicó de todo su autocontrol para no deslizarse hacia su cama e iniciar aquel encuentro sexual.

Con aspecto de cansada, se bañó con ayuda de las doncellas, se vistió con un sencillo vestido para viajar. Solo cuando estuvo lista para partir, bajó hacia la entrada principal donde la esperaba el coche, su prometido y su futura cuñada. Sonrió tímidamente, para disimular las ganas de besarlo ardientemente y se dejó ayudar a subir al interior del coche. No le hacia mucha gracia que Lucille viajara con ellos, pues había fantaseado estar a solas con su prometido. Pero quizás era lo mejor, si deseaba llegar virgen a la boda.

El trayecto era un poco incordioso tras el diluvio nocturno, pues los caminos estaban embarrados, pero John, el cochero parecía saber lo que hacía para no quedar encallados en medio del camino. Lucille hablaba sin parar de cosas de la boda, y Elizabeth sonreía por cortesía, aunque en el fondo deseaba que se callara un rato. No se atrevía a tomar la mano de su prometido, se sentía violenta con la presencia de su futura cuñada, así que permaneció con ambas manos encima de su falda y mirando por la ventanilla.

Con Christopher | Camino a Londres | Mañana
© RED FOR SS
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1037

Localización :
Everywhere

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tender is the mouth that has kissed the world's end

Mensaje por Mr Holmes el Miér Feb 17, 2016 6:37 pm

Tender is the mouth...


Mientras Lucille hablaba podía ver que su prometida no estaba de humor para charlar sobre la boda y todos los preparativos. Tomo su mano desprovista de anillo y se la beso con cariño, entrelazando sus dedos con los de ella, ubicándolos en su muslo. Christopher sonrió comentando con una voz dulce, grave y conciliadora. –hermana querida, no te preocupes por eso, tenemos tiempo de sobra hasta la fecha de la boda.  No te agobies. –Se dio cuenta que su hermana quería seguir discutiendo, pero entendió que su hermano mayor tenía razón y cerró la boca, para mirar la ventana del carruaje.

Por la ventana entraba una brisa fría, pero que se cortó cuando Lucille decidió que tomaría una siesta antes de llegar a Londres, no sin antes recordarle a él y a su prometida que debían pasar por la modista de la joven novia, quien por supuesto estaba encantada con el trabajo, el sastre quien haría el traje del novio y que por telegrama había avisado que ya tenía hecho el traje. Pasar por la joyería…Luego debía almorzar con Lord Somerset, el duque de Beaufort, quien era amigo personal del conde y como final de la visita que duraría hasta la tarde del día siguiente. Christopher no deseaba llevar a su hermana, pero aunque Elizabeth fuera su futura esposa ante el mundo y se les permitía pasear sin chaperona, era un viaje largo y debían tener acompañamiento.  

Eventualmente Lucille se quedo dormida y el conde busco a su joven prometida con la mirada, besando con adoración su mano y murmurando en su oreja –Hoy quiero fugarme contigo y tomar la luna de miel. –rio suavemente, mirando la ventana- Quiero estar casado contigo, pronto. –suspiro resignado


Con Elizabeth- Camino a Londres -mañana
© RED FOR SS


Última edición por Mr Holmes el Vie Feb 19, 2016 10:50 pm, editado 1 vez
AvatarCamposContacto

USER
Mensajes :
196

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tender is the mouth that has kissed the world's end

Mensaje por Veintisiete el Jue Feb 18, 2016 2:13 am

Tender is the mouth...

Su cuñada eventualmente se calló, para luego quedarse dormida en medio del trayecto. Ocasión que su prometido aprovechó para tomarle la mano y llenarla de besos, antes de acercarse a su oído y susurrarle aquello, causando a Elizabeth un escalofrío en su cuerpo, de deseo. Hasta pudo sentir como sus pezones se endurecían bajo la rigidez del corsé. Tuvo que humedecerse los labios varias veces, pues aquella idea la había excitado, combinada con la voz ronca de su amado.

Tuvo que hacer uso de todo su autocontrol para no pedirle ese capricho de huir y ser suya, algo que realmente le había costado muchísimo. Toda su educación puritana se había ido al demonio desde que las cosas entre ella y su prometido se volvieran más íntimas, más carnales. Apretó ligeramente la mano de Christopher, y no dijo nada para no alimentar más ese deseo que los devoraba a ambos. Permaneció con la vista fija en el camino, aguantando las ganas de besarse con él.

Al mediodía habían parado en una taberna para almorzar, antes de retomar el camino a Londres. A media tarde, tirando casi al atardecer, habían llegado a la pequeña mansión que el conde tenía en la ciudad. El coche aparcó frente a la puerta principal, y los tres bajaron, con Lucille emitiendo ligeras quejas sobre su incomodidad en el viaje, algo que Elizabeth compartía interiormente. Le indicaron la habitación donde descansaría y por fortuna, no tenía que compartirlo con Lucille. Se dejó caer grácil en el chaise lounge que se encontraba contra la ventana y suspiró largamente, cerrando los ojos.

Solo el sonido de la puerta abriéndose le hizo levantarse y descubrir a Christopher. Bastó una mirada entre ambos, para ser atraídos como el imán y besarse como si se les acabara la vida.—Dios mío, mi amor...—gimió, presa de la pasión y pudo entrever como él la empujaba contra la pared, aprisionándola con su cuerpo viril.—Mi amor...—jadeó, buscando su boca, su lengua, su todo. Aquel viaje sin poder amarse como correspondía, la había torturado. Su deseo por su amado había crecido con el pasar de las horas en aquel viaje.

Con Christopher | Londres | Atardecer
© RED FOR SS
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1037

Localización :
Everywhere

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tender is the mouth that has kissed the world's end

Mensaje por Mr Holmes el Vie Feb 19, 2016 10:49 pm

Tender is the mouth...


Cerró los ojos por un momento y suspiro profundamente. Durante el camino, no hizo más que pensar en aquello. La urgencia y el deseo de acariciarla, de saborearla, de tenerla, llenarla y marcarla como suya creció hasta que temió que pudiera desbordarlo. Acariciarla era como sentir la textura de un durazno maduro, suave, delicado, perfecto. Su vientre plano, su ombligo, su exquisito trasero respingón donde hundió sus dedos a gusto. Era cierto que cuando pasaba, le daba besos castos en la frente, en la mejilla o en una de sus sienes, pero Christopher estaba ansioso por tener a esa flor delicada y floreciente en sus manos, lista para ser abierta solamente por él y convertirla en mujer, su mujer. La única mujer de su vida.

Habiendo vencido a su hermano en el corazón de su futura esposa, había cumplido cada capricho de la joven en una misión personal, dedicándose por completo a hacerla feliz. No quería que la joven fue como las mujeres de sus amigos más cercanos, quienes, casadas a la misma edad de su prometida, habían terminado siendo damas amargadas que solo encontraban placer en hacer sentir mal a los demás o en comer.

Así fue como en el camino de Londres, pararon en su residencia que era bastante pequeña, pero acogedora. La casa estaba destinada a ser el techo de la familia en los viajes esporádicos a Londres. Las habitaciones eran confortables y su prometida tomo la habitación de su madre que estaba al lado de la suya, habiendo pertenecido a su anciano padre que ya no visitaba la casa. Mientras el servicio ordenaba las pertenencias y su hermana se encargaba de los demás, él deslizó al cuarto de su prometida, desesperado por besarla y tenerla otra vez en sus brazos.

Christopher Fleming era…un hombre muy medido en sus acciones y muy sensato, su lógica brillante y deductiva lo hacía tener los pies sobre la tierra, pero lo que vino después, fue un verdadero vórtice de lujuria mal contenida. Apenas la miro a los ojos, la atrapo en su brazo por la cintura y tomó sus labios con ansias ardientes mientras caminaba en contra de ella, olvidando que había deseado besarla con suavidad. No. Él quería tomarla. Se la imaginó el día de la boda, desnuda en su cama, cubierta sólo por su cabello y su dulce voz gimiendo en su oído, arqueando su espalda contra su cuerpo. Debía tomar el control de su cuerpo o no iba a pasar el día. Su argentina voz llamándolo “mi amor” y pegándose a él también ansiosa no hacía que su trabajo de calmarse no fuera fácil.

Corto el beso con un sonido de succión y la levantó sin esfuerzo contra la pared, mirándola explorandola, deseándola. – ¿Qué, mi amor…?- dijo con voz ronca, observando sus labios, relamiéndose con deseo para seguir besándola.
Con Elizabeth- Camino a Londres -mañana
© RED FOR SS
AvatarCamposContacto

USER
Mensajes :
196

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tender is the mouth that has kissed the world's end

Mensaje por Veintisiete el Sáb Feb 20, 2016 6:29 pm

Tender is the mouth...

Elizabeth amaba a ese hombre y eso que le conocía desde un mes atrás, pero era un sentimiento que nacía de forma genuina, además de que era correspondida de la misma manera. A pesar de no haberle dado ningún anillo de compromiso hasta ahora, sí se había encargado de consentirla en todo lo que quisiera: le había regalado la yegua que había montado aquel día en que se besaron por primera vez, le había cedido una habitación para ella sola en Sudbury Hall, que se comunicaba con la de él a través de una puerta, la cual mantuvieron cerrada a cal y canto con el fin de preservar la pureza de ella.

Pero sobre por todas las cosas, Christopher le había regalado la libertad de ser ella misma, sin ser juzgada por él, de leer y hacer actividades que le habían prohibido hacer en su más tierna juventud. No tenía ni que pedirle permiso si sentía deseo de correr a campo traviesa o disfrutar de alguna actividad al aire libre. Aquel mes en Sudbury Hall fue el más feliz de su vida, a pesar de no estar mucho con su prometido. Él se encargaba de que ella se sintiera plena y viva, y Elizabeth no podía dejar de agradecérselo desde el corazón.

Besarlo de aquella manera intempestuosa, era parte de su agradecimiento por liberarla, por hacerla feliz. Cuando él succionó su labio inferior, algo en ella vibró y sintió que sus pezones se endurecían más de lo que ya estaban, pero más fue la sorpresa cuando él la elevó por la pared y presionó aquella dureza contra su intimidad a través de las capas de tela de su vestido de viaje. Los ojos de Elizabeth se abrieron de par en par al notar aquella dureza de él, y jadeó, sintiendo la no tan desconocida humedad entre sus piernas. Se abrazó a él, rodeando como podía las caderas masculinas con sus piernas y para ello, tenía que levantarse la falda del vestido para mayor comodidad, lo que provocaba más contacto entre ambas pelvis. Elizabeth volvió a jadear, cerrando los ojos, y siendo quemada por ese deseo morboso de tenerla dentro de él antes de la boda.

—D-dios, eres g-grande y d-duro.—gimió, con la cabeza echada hacia atrás, apoyada en la pared y su cuerpo moviéndose casi enloquecido hacia esa dureza que se ocultaba tras los pantalones de su prometido. Todo su buen carácter, su buen juicio, se habían esfumado, dejando a lugar a la lujuria más pura que había experimentado en toda su corta vida.—Dios, mi amor...-—volvió a gemir mientras su cadera empujaba contra la de él. Había perdido todo raciocinio de cordura, de comportarse como una dama puritana. No, se había vuelto una salvaje, alguien que deseaba más y más.

Con Christopher | Londres | Atardecer
© RED FOR SS
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1037

Localización :
Everywhere

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tender is the mouth that has kissed the world's end

Mensaje por Mr Holmes el Mar Feb 23, 2016 12:11 am

Tender is the mouth...


Christopher se consideraba un hombre realmente afortunado y era uno de los hombres más envidiados de Inglaterra: Estaba prometido a una mujer muy joven y hermosa, que no solo quería casarse con él, si no que le correspondía al cariño que el mismo le había profesado desde que la salvo en el lago de Sudbury Hall.

No era fácil tampoco ser fuerte y no caer en la tentación de desflorar a la joven antes  del día de la boda. Podía hacerlo, si le pedía a Elizabeth mantener el secreto solo para ellos dos, pero Christopher siempre ha querido ser correcto y no apresurarse por un momento de calentura. El quería todo…Una boda frente a la reina, dios y el mundo, y una luna de miel por París donde se esperaba que la joven condesa quedara encinta del próximo Conde de Derbyshire.

Gruñó al oír a su prometida diciendo que era grande y duro. No se consideraba grande, pero si estaba duro. Ella estaba rozando su entrepierna con la ajena haciendo que perdiera la conciencia y entonces la besó de forma profunda, penetrando con su lengua la boca femenina  y empujando lentamente su cadera, imaginando  que estaba haciéndole el amor en la noche de su boda, como era la costumbre, sintiendo nuevamente la suave piel de de la joven en sus dedos.

Cuando corto el beso estaba listo para llevarla a la cama, pero se contuvo y bajó a su futura esposa, alejándose ella. Tratando de calmarse, tratando de no ceder. –Mi amor. Lo siento, estuve a punto de desflorarte. –Le tomo la barbilla –Te amo y quiero hacerte mía, pero también deseo respetarte, deseo que te entregues a mí el día de nuestra boda. –Beso sus labios lentamente, mientras la tomaba por la cintura y enredaba sus manos en su cabello.

Con Elizabeth- Londres  -Atardecer
© RED FOR SS


Última edición por Mr Holmes el Miér Feb 24, 2016 5:42 pm, editado 2 veces
AvatarCamposContacto

USER
Mensajes :
196

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tender is the mouth that has kissed the world's end

Mensaje por Veintisiete el Mar Feb 23, 2016 8:15 pm

Tender is the mouth...

El movimiento pélvico que él imponía contra ella, le hizo evaporar lo poco que quedaba de su cordura, aún teniendo ambos las ropas puestas, él su pantalón, ella su ropa interior. Pero aún así, esa sensación de rozamiento entre ambas partes íntimas, fue suficiente para quebrar toda su creencia puritana y dejarse llevar por el pecado de la lujuria.

Afortunadamente para ella y su virtud, su prometido fue capaz de detener esa insana lujuria entre ambos, explicando cuan importante era para él respetarla hasta el día de su boda, no deshonrarla de aquella manera por muy prometidos que estuvieran. Elizabeth reaccionó de forma muy lenta, recuperando los inicios de la cordura, pero lejos de sentirse avergonzada por donde pudieran haber acabado, fue comprensiva y sonrió despacio, con las mejillas arreboladas por el placer de ese encuentro íntimo.—No lo sientas, amor mío.—susurró, apoyando su frente en el pecho masculino, cerrando los ojos y afirmando sus pies en el suelo, con el fin de mantener la cordura a flote.—Y que quieras respetarme hasta el día de la boda, hace que te ame más por ser así de generoso conmigo y no egoísta con nuestra lujuria.—continuó entre susurros, mientras su respiración se iba tranquilizando, dejando atrás los jadeos que la habían dominado.

Tras unos minutos en aquella posición, se esforzó en separar distancia entre ambos, para no volver a caer en la tentación.—Creo que voy a descansar un rato, antes de la cena.—dijo, dando a entender claramente que deseaba un tiempo a solas, para terminar de recuperarse del encuentro intenso y poder retomar su imagen de joven doncella más pura que una rosa en primavera.—Te veré luego, mi amor.—murmuró, dándole un breve beso en la mejilla y alejándose de él, para recostarse nuevamente en la chaise lounge, con una sonrisa demasiado reveladora, y los ojos cerrados.


Con Christopher | Londres | Atardecer
© RED FOR SS
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1037

Localización :
Everywhere

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tender is the mouth that has kissed the world's end

Mensaje por Mr Holmes el Jue Feb 25, 2016 8:37 pm

Tender is the mouth...


Esa mañana se levanto temprano como era su costumbre. Tanto que a veces se levantaba antes de los sirvientes. Una de las criadas le hizo la acostumbrada reverencia y le preguntó con cordialidad si deseaba alguna cosa. El solo pidió el té, porque desayunaría con su prometida y su hermana en el comedor. Quiso de verdad salir a trotar, pero Londres no era como Derbyshire y tuvo que desistir gracias a su cochero que le advirtió que dejara aquella sana costumbre cuando volviera a Sudbury hall.

De verdad la había necesitado, cuando se disculpó de su prometida la noche anterior, estaba consternado. Se retiró a sus aposentos luego de la cena sin hablar mucho con ella, porque además de que tener que ocuparse de los negocios familiares, quería evitar a toda costa el deseo abrasador que sentía cuando estaba con ella, a solas. Nunca había sentido tal supresión de los sentidos, tal locura temporal. Su futura esposa era una joven apasionada cuando se le daba la oportunidad de ser ella misma, el amor que le profesaba era delicado y puro. Podía ver el amor en sus orbes melosos y la pasión que desbordaba de su corazón.

Su hermana estaba ocupada con otros aspectos de la boda y cuando se despidió de él, le dijo que no lo vería si no antes de la cena. Por su parte el debía ir con su prometida a buscar un anillo de compromiso que dejará constancia al mundo que Elizabeth Thomas era suya. Christopher había planeado que su esposa llevara el anillo de bodas de su madre, que tenía un diminuto diamante en su centro. Ese anillo había sido usado por las condesas Fleming por siglos y Elizabeth seguiría con la tradición.

Estaba leyendo la prensa, tomando su café de la mañana cuando levanto la vista al ver su adorable futura esposa en el marco de la puerta. –Querida, estás radiante esta mañana. –Se levantó solo para acomodar su asiento como era costumbre. –Espero que estés lista, hoy iremos a la joyería. –tomo su mano y se la beso, para volver a sentarse en la cabecera de la mesa.

Con Elizabeth- Londres  -Por la mañana
© RED FOR SS


Última edición por Mr Holmes el Dom Feb 28, 2016 6:38 pm, editado 1 vez
AvatarCamposContacto

USER
Mensajes :
196

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tender is the mouth that has kissed the world's end

Mensaje por Veintisiete el Vie Feb 26, 2016 5:48 pm

Tender is the mouth...

Luego de una cena bastante liviana, Elizabeth se esforzó en dormir, tratando de acallar sus hormonas alborotadas y ese deseo imperante de irrumpir sigilosamente en la cama de su prometido. Solo muy entrada la madrugada consiguió conciliar el sueño, descansando de forma profunda. La criada la despertó pasadas las nueves, no sabía si por orden de Chistopher o por compasión.

Daba igual, le había venido bien no madrugar tan temprano, había necesitado esas horas extras para poder descansar adecuadamente. La ayudaron a bañarse y ponerse un vestido color amarillo claro, con rayas blancas, bien veraniego. Bajó al pequeño comedor para desayunar, donde ya se encontraba Christopher. El deseo de volver a encontrarse con él en la misma situación del día anterior, subió desde el centro más íntimo de su cuerpo hasta su rostro. No podía desearlo con esa virulencia, pero le estaba sucediendo y no sabía cómo contenerse. Agradecía que su futuro esposo fuera un hombre muy cabal, capaz de frenar los impulsos lujuriosos de ambos, esperando hasta la boda. Porque a ella le estaba resultando un infierno después de probar la manzana prohibida.

—Gracias, querido.—respondió coquetamente ante el cumplido que se le había prodigado. Uno de los criados le sirvió una taza de té, más un plato con el típico desayuno inglés y Elizabeth procedió a desayunar, tomándose su tiempo. Era una de las pequeñas cosas que sí podía controlar, y distraerse así de los deseos que pulsaban su intimidad pura. Observó desde donde estaba sentada, que Christopher seguía leyendo la prensa. No le interrumpió, hasta ella sabía que habían reglas de etiqueta que no debían ser rotas. Volvió a pedir que le rellenasen la taza de té, y solo cuando se sintió satisfecha con el desayuno, hizo un gesto de cabeza al criado para que recogiera las cosas.—¿Alguna noticia de carácter importante?—preguntó, pues Christopher hasta le había dado libertad en preguntar sobre temas de política, economía y más, queriendo que ella participase del mundo. Eran esos detalles de libertad que hacia que amara más a quien sería su esposo y no podía esperar a ser oficialmente una Fleming.

Nunca había saboreado tanto la libertad de expresión como de conocimiento, hasta que aceptó la propuesta de matrimonio de Chris. Cada vez que pensaba en ello, su corazón se henchía de calidez como de amor infinito hacia ese hombre. En gran parte, por eso se moría de compartir habitación con él, y no solamente por el carácter sexual, sino porque deseaba estar en sus brazos, hablando hasta que las velas ardieran. Deseaba estar con él en todos los sentidos. Era el amor de su vida.

Y se debía notar mucho ese sentimiento de ella hacia él, pues su rostro se tornaba en una expresión bastante estúpida de enamorada.

Con Christopher | Londres | Mañana
© RED FOR SS
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1037

Localización :
Everywhere

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tender is the mouth that has kissed the world's end

Mensaje por Mr Holmes el Dom Feb 28, 2016 10:34 pm

Tender is the mouth...


Christopher estaba disfrutando tener una mañana tranquila en compañía de su futura esposa. Como hombre solitario le gustaba tener ese momento en la mañana en donde leía la prensa y eventualmente tenía alguna palabra con el resto de los integrantes de la familia. Apenas acomodo a su prometida en la silla, le acarició suavemente la mejilla y siguió leyendo la prensa, por un rato mientras ella desayunaba.  

Había perdido un poco el interés por las noticias y pensaba mientras, leía renglón de por medio, lo que había pasado entre ellos el día anterior. Absorto en la sus pensamientos, tomo un trago de tu te, para luego mirar a Elizabeth que estaba preguntándole si había alguna noticia interesante que discutir. Dejo la delicada taza en su plato y acarició los dedos de su futura mujer, sonriendo con suavidad. –Hmm…lo de siempre. Irlanda y algunos criminales que la policía no sabe atrapar. –Le gustaba que su mujer tuviera curiosidad intelectual. Sabía que su prometida estaba educada en una familia conservadora y que gracias a su biblioteca personal la joven estaba forjándose en ideas propias y claras.

Puso el periódico a un costado, doblado prolijamente y volvió a tomar de su taza, sin dejar de admirarla, observando su rostro, viendo el amor correspondido que estaba en sus adorables pupilas. Gesticulo al sirviente que deseaba quedarse solo con su prometida y le tomo la mano, corriendo la silla para hacerla sentar sobre su regazo. –Recuerda, amor mío, hoy tenemos la cena con los Archer. –Le tomo la barbilla y la beso con suavidad- Serás la envidia y la novedad de la temporada, la Sra Archer te hará miles de preguntas. Contesta las que desees, pero yo estaré ahí de todos modos para protegerte de su malignidad. –el conde se rió y beso en los labios a su prometida nuevamente- Debemos ir a la joyería y darle a tu dedo el apropiado anillo de compromiso. ¿Lista? -la miró a los ojos expectante.

Con Elizabeth- Londres  -Por la mañana
© RED FOR SS
AvatarCamposContacto

USER
Mensajes :
196

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tender is the mouth that has kissed the world's end

Mensaje por Veintisiete el Mar Mar 01, 2016 9:16 pm

Tender is the mouth...

Bueno, los problemas de Irlanda estaban en boca de todos en ese momento, así que no ea un tema novedoso como el de criminales que no eran atrapados por la policía. Nada nuevo bajo el mundo. Dejando los temas noticiosos, Elizabeth sí se percató como los criados se retiraban discretamente, dejándolos a solas y una sonrisa leve se le dibujó en los labios. No continuó bebiendo su taza, pues su prometido tiró de ella con delicadeza para sentarla en su regazo.

Aquello no ayudaba mucho a calmar su ansiedad hormonal de un contacto más físico con él, pero la piloteó lo mejor posible, poniendo un brazo detrás del cuello de él y mirándolo, mientras escuchaba sobre la cena con los Archer. El señor Archer era un importante médico de Londres, que contaba con el aval de la Reina Victoria y la señora Archer era la hija de un vizconde bastante rico. Rechazar la invitación sería causar problemas a la reputación de su prometido. Aunque no le apetecía mucho hacer sociales aquella noche, lo iba a hacer por amor a él y porque no deseaba causarle ningún disgusto o humillación pública. —¿Me prometes que estarás ahí a mi lado o cerca?—preguntó, con ligera ansiedad.

Había sido criada de forma muy aislada, y no se sentía nada cómoda con los interrogatorios de las demás damas de la nobleza. Su padre ni se había molestado en darle esas instrucciones de vida social, pues consideraba que ella no merecía ese honor. Estaba lidiando con aquello a trompicones y de a ratos sentía mucho agobio personal, con el deseo innato de querer huir.

Asintió, con el cambio de tema. Ir a la joyería la ayudaría a despejar esa ansiedad social y no podía mentir que le fascinaba ver las diferentes piedras preciosas, que brillaban en todo su esplendor. Se levantó del regazo de su prometido y tomando su brazo, ambos salieron del comedor, en dirección al exterior, donde les esperaba el carruaje. Se dirigían a la joyería aprobada por la reina, y donde la mayoría de los nobles solían hacer sus pedidos.

Al llegar a la puerta de dicha joyería, Elizabeth fue ayudada a bajar del carruaje y le abrieron la puerta, para dejarla entrar. El joyero los recibió entre reverencias y palabras de educación, ofreciéndole algo de beber y la joven accedió a una taza de té, mientras le traían una silla para sentarse, frente a la mesa de muestras. El lugar brillaba por las distintas joyas de exposición y los ojos de Elizabeth se movían con rapidez, queriendo grabarse en su memoria las magnificencias que allí se encontraban. Como ese collar de diamantes que caían como una cascada brillante, o aquellos aros en forma de lágrimas. Suspiró como una niña, maravillada. Quería todo, pero se contuvo, sin emitir una palabra.

Esperó a que su prometido hablase, pues en muchos de esos sitios era mejor visto que el hombre hablara y pidiera lo que deseaba, aún siendo un terreno más ligado al ego femenino. Pero así se manejaban las cosas, algo de lo que Catherine se quejaba abiertamente, en sus paseos por el jardín en Sudbury Hall. Su prima era de origen más pobre que ella y de un rango nobiliario mucho más bajo, y Elizabeth sabía que deseaba una vida solvente, pero ningún hombre parecía querer tomarla por esposa, debido a su estatus. Algo que frustraba profundamente a Catherine Rochester. Pensó que a su prima le encantaría estar en ese sitio, rodeada de joyas de diversas formas y tamaños. Sonrió levemente ante aquel pensamiento.
Con Christopher | Londres | Mañana
© RED FOR SS
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1037

Localización :
Everywhere

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tender is the mouth that has kissed the world's end

Mensaje por Mr Holmes el Miér Mar 02, 2016 11:06 pm

Tender is the mouth...


-Te lo prometo...-juro con una sonrisa. No era fácil tener una prometida que había sido criada como lo habían hecho con Elizabeth. Generalmente a una dama, que ya estaba en edad de ser casadera, se la presentaba a la reina o se la presentaba en un baile de debutantes, ella no había tenido ninguna de las dos cosas, entonces Christopher tomó la responsabilidad que el padre de su prometida no había hecho y empezó a mover sus contactos para que sin asustarla, su mujer pudiera tener contactos y algunas amigas en su círculo.
Si bien el estaba hablando de la madre de su estimado Robert, su mujer quien ostentaba una edad similar pero mayor a la de su futura esposa, era una dama amable quien podría a ayudar a Elizabeth a moverse con mayor facilidad dentro de la sociedad aunque solo estuvieran presentes en la temporada.
En verdad todos los Archers eran buenas personas aunque si se hablaba de la Sra Archer como una chismosa sin remedio.

Cuando llegaron a la joyería, se quitó los guantes de cuero que tenía puestos y se quedó observando cómo su prometida miraba los cristales y las rocas en las vidrieras. El dueño del local les ofreció de beber y él se negó. –Es un poco tarde, pero queremos comprar un anillo de compromiso. Y de paso encargar el de bodas. –Tomó la mano de su mujer y la beso suavemente para presentarla- La honorable Elizabeth Thomas, mi futura esposa. –Cuando termino de decir aquello, la miro a los ojos y se noto en ellos el amor que sentía por esa menuda y tímida fémina. –muéstrele lo mejor que tenga…-le tomo la barbilla y como no se le tenía permitido besarla en los labios, el beso termino en su blanca frente, murmurando algo para ella- Te adoro. –Se alejó para que el dependiente se quedara ofreciéndole los anillos y poder hablar con el dueño de la joyería y hacerle el pedido del de bodas. –Señor Baer, quiero usar el anillo de mi madre para la boda, pero está un poco deslucido, será que usted puede hacerle algunos arreglos. No deseo cambiar la piedra principal, pero si insertar dos diamantes pequeños en los costados. –El joyero miro el anillo y se dio cuenta que estaba tratando con una verdadera artesanía de su abuelo. Con una sonrisa termino haciendo anotaciones y respondió. –No se preocupe, lo tendrá para la semana que viene.

Dejo que el dueño de la tienda se llevará el anillo y camino hasta donde estaba su prometida eligiendo su anillo. Ella se veía feliz de elegir, porque era una libertad que raramente una mujer tenía y eso era gracias a su poco interés a las convenciones sociales. Ubico su mano en su cintura, protegiéndola con su cuerpo y era lo único que importaba. -¿encontraste algo que te gustara?
Con Elizabeth- Londres  -Por la mañana
© RED FOR SS
AvatarCamposContacto

USER
Mensajes :
196

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tender is the mouth that has kissed the world's end

Mensaje por Veintisiete el Sáb Mar 05, 2016 11:19 pm

Tender is the mouth...

Las joyas aparecían delante de sus ojos, una detrás de otra, embelesándola. Se había enamorado de varios juegos de collares y aros, o pulseras de distintos colores. Si fuera por ella, se habría llevado todo, pero sentía muchos reparos en abusar la bondad de su prometido. Sintió ansiedad al notar a Christopher a su lado y preguntarle si había visto algo que le gustase, queriendo decirle que se había enamorado de no menos de veinte accesorios distintos. Optó por comedirse y señaló las distintas pulseras: una de diamantes, una de esmeraldas, otra de rubíes. Las tres se podían llevar tanto de forma individual como de forma grupal.

—Son bonitas y fáciles de combinar, además de discretas.—dijo, mirándolo a los ojos. Uno de los asistentes del joyero acercó las pulseras al conde para que las examinase y Elizabeth volvió a sentir ansiedad, preguntándose si debería decirle la verdad. En un momento dado, parecía que les habían dejado solos para hablar, situación que ella aprovechó.—Y media joyería...—susurró con timidez.

Sintió la mano de su prometido acariciarle la mejilla, difuminando así su ansiedad. Nuevamente, el asistente del joyero regresó para esperar órdenes nuevas de pruebas de joyas. Elizabeth buscó la taza de té para beber del líquido y tranquilizarse un poco más, cuando escuchó la orden de que alcanzaran el juego de perlas blancas para probarla en ella. Sintió el peso del collar de mil vueltas de perlas en su cuello y un espejo apareció en su radio visual, mirando su reflejo. Acarició con los dedos el collar y pudo entrever la sonrisa ladeada de Christopher detrás suyo. Lo miró a través del espejo, aguantando la respiración, pues deseaba también ese collar, además del hecho que la favorecía muchísimo. Esperó cualquier gesto de parte de él y la sonrisa seguía permaneciendo igual, pero ella supo que él la estaba consintiendo. Sonrió con timidez al reflejo de su prometido y le prometió con la mirada, que le iba a agradecer debidamente en privado. Era ese cruce de miradas a través de un espejo que hacía subir la temperatura corporal de ella, porque deseaba a ese hombre con locura y el sentimiento era mutuo; lo podía comprobar con la mirada llena de promesas carnales de parte de él. Tuvo que contener un gemido de placer, no llevar a su mente a terrenos muy húmedos del placer carnal y se obligó a regresar al presente.

—Y ese anillo de diamantes y rubíes que combina con la pulsera...—dijo, intentando regresar al tema de las joyas, para no pensar en él y ella en una situación de por sí muy erótica. Sus mejillas se sonrojaban por ese hecho, no por la timidez. Dios mío, se le hacía muy difícil no pensar en eso, en el sexo de forma primitiva. Menos desde que viera las imágenes en el libro aquel erótico. Trató nuevamente de centrarse en las joyas, aunque su pecho subía y bajaba de forma levemente errática.


Con Christopher | Londres | Mañana
© RED FOR SS
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1037

Localización :
Everywhere

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tender is the mouth that has kissed the world's end

Mensaje por Mr Holmes el Lun Mar 07, 2016 7:27 pm

Tender is the mouth...


Se inclino para escuchar lo que su futura esposa le dijo de forma discreta cuando el dependiente se fue a buscar más pulseras para mostrar, mientras él miraba en sus dedos la que ella había elegido dejándolas a una costado para luego ver que se llevarían. Rió por lo bajo por el comentario, mirándola con ternura entendiendo que no necesitaba a su suegro en la vida de su esposa, cortando toda relación con él. Además de elegir el anillo de compromiso y hacerle unos arreglos al de bodas, había varias razones por las cuales estaban ahí.
Christopher había notado que su futura esposa no usaba joyas. Al principio pensó que era por sencillez, pero luego entendió que su padre nunca le había regalado nada parecido, lo confirmó unos minutos atrás cuando ella le dijo que le gustaba media joyería…una joven de su edad con su pasar económico debía tener algunas joyas para adornarse. No estrafalarias y recargadas, si no pequeños aretes o alguna cadenita con la cruz o algún santo importante para las costumbres.

Mientras ella tomaba el té, él pidió que acercaran el collar de perlas que estaba en el escaparate, orden que fue acatada inmediatamente. Al probar en colgante en el cuello de su mujer le sonrió a través del espejo, aprovechó un descuido del dependiente para besar el cuello de su joven prometida con un ligero beso.
Las miradas entre ellos decían todo, probablemente demasiado para un ojo entrenado, las palabras de amor dichas en secreto, las caricias escondidas, los besos robado…ya se le hacía difícil controlarse y había fantaseado con casarse en una parroquia pequeña, sin gente y pasar a la luna de miel.

Camino hacia ella con una sonrisa para verla de frente. –Creo que nos llevaremos este collar y el anillo de rubíes. ¿Es tu última elección?–Pregunto sonriente y vio a través del cristal de la puerta del local a un niño que entró para darle directamente un papel. El conde lo recompensó con una moneda de oro, al mismo tiempo que desapareció sin demora. El pequeño papel decía con una hermosa caligrafía que estaba ansiosa por conocer a su futura esposa y que esperaba verlo pronto para regañarle por no haberla visitado en tanto tiempo y lo único que lamentó es que su padre no hubiera podido acompañarlo para verla también; hablaba de ella con admiración y a veces con adoración. Guardó el papel en su bolsillo del chaleco esperando que su mujer terminara de hacer sus elecciones. -Me gustaria que te lleves las pulseras tambien. -Le dijo acariciando su brazo y si dirigio al dependiente -Aretes de brillantes y ágata. Sencillos, elegantes y discretos. -El hombre empezó a buscarlos, mientras el pasaba su brazo por la pequeña cintura de su mujer.

Con Elizabeth- Londres  -Por la mañana
© RED FOR SS
AvatarCamposContacto

USER
Mensajes :
196

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tender is the mouth that has kissed the world's end

Mensaje por Veintisiete el Sáb Mar 12, 2016 11:16 pm

Tender is the mouth...

Su prometido era el hombre más bondadoso del mundo y realmente estaba cumpliendo con las promesas dichas en aquel risco. No había dejado de protegerla desde que se habían comprometido, se había asegurado de que tuviera la mayor libertad en Sudbury Hall y además, la estaba consintiendo con varias joyas preciosas. ¿Cómo no amar a un hombre que realmente cuidaba de ella y la hacía sentir única?

Asintió frente a la pregunta de Christopher, con una sonrisa de oreja a oreja y se emocionó cuando él pidió unos aretes para ella. Un escalofrío de excitación le recorrió la espina dorsal al sentir como él la rodeaba por la cintura. Los recuerdos candentes de la noche anterior vinieron a su memoria, alterando su respiración. El dependiente vino con los aretes y Elizabeth se esforzó en permanecer tranquila, algo que le costaba mucho si tenía a su prometido tan cerca suyo.

—Son perfectos.—murmuró, mirándose en el espejo los aretes y sonrió.—Gracias.—añadió, realmente conmovida por la forma dulce y respetuosa en que él la trataba. Pero necesitaba salir de allí, pues no creía poder contenerse más, era tan violenta la necesidad de fundirse con él en un beso que dijera todo y nada a la vez.—¿Cual es el itinerario de hoy?—preguntó, como método de distraerse de su deseo.

El dependiente se había retirado para envolver las joyas elegidas en cajas de terciopelo, dejándolos nuevamente solos a ella y él. Elizabeth tomó la mano de su prometido y se la besó a discreción, mirándolo con amor.—¿Tienes una mínima idea de cuánto te amo?—susurró en confidencia. Ella sabía que era imposible medir la magnitud de su amor por su prometido. Se sentía completa a su lado y a salvo de todos los males del mundo. A día de hoy, le costaba creer su fortuna de ser amada por él, de haber sido elegida por él y que ni un día de aquellas semanas de compromiso vio a Christopher flaquear en su decisión. Él seguía firme a su lado, dándole cada capricho que su corazón sintiera. Y Elizabeth moría por obtener más de él, moría por estar desnuda a su lado, unidos de aquella forma carnal, pues sentía que esa era la cereza del postre para coronar aquel amor que sentía por él. Lo amaba tanto que le dolía respirar a veces.


Con Christopher | Londres | Mañana
© RED FOR SS
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1037

Localización :
Everywhere

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tender is the mouth that has kissed the world's end

Mensaje por Mr Holmes el Dom Mar 20, 2016 11:25 pm

Tender is the mouth...


Aspiro el aire sin mirarla pero con una débil sonrisa en los labios. Su atención estaba en el precio de todo lo que habían comprado, aun así siempre estaba atento a su prometida, atento a los que ella le surgiera preguntar o decir. El joyero vino con una papelito con el precio y se lo entregó sutilmente al conde quien luego de verlo sacó un taco con su chequera y su pluma fuente, donde escribió la suma requerida en una letra perfectamente visible y simple, pero estilizada. –Esta noche, nos esperan los Archers para cenar. Robert Archer es mi amigo personal y su prometida tiene más o menos tu edad, creo que podrás hacer buenas migas con ella…es una joven de origen humilde, su padre es clérigo. –Dijo mientras le extendía al joyero el cheque con la cantidad escrita, el hombre tomó el cheque y lo guardo en la caja para luego ser cambiado en el banco. –Dentro de una hora, tenemos el almuerzo para nosotros dos y luego al sastre donde encargare mi traje para la boda y me comprare un saco nuevo para esta noche- Comento y sonrió.

Mientras observaba al dependiente envolver sus joyas, volvió la mirada a su hermosa prometida que estaba más bells que nunca, radiante y feliz. Su gesto lo tomó por sorpresa pero al mismo tiempo, incendió su propia felicidad. –Si, tengo una idea vaga... –Le sonrió repitiendo el gesto de ella y entrelazando sus dedos con los propios. Muestra de cariño que estaba prohibida en público aunque el conde no le daba demasiada importancia a aquello, el era uno de los pocos que tenía una mujer joven, que lo amaba y que estaba dispuesta a casarse con él, sin importar que...El mundo debería saberlo.

–Lo veo en tus ojos cuando me miro en ellos.- Agregó y puso sus manos en su corazón como protegiendo aquella mano como si llevara el tesoro más valioso del mundo, mientras el joyero llamaba su atención para avisarle que su pedido estaba listo. –Por favor, llévelas al Savoy a mi nombre- Acto seguido, le entregó una tarjeta de presentación con su letra manuscrita a la cual el dueño del local asintió. Luego de aquello y sin más, abrazo por la cintura a su prometida, sin haber soltado su mano –Fue un placer, Sr Bauer, como siempre. –Miró a su futura esposa con una sonrisa y le beso la mano que llevaba el anillo puesto -¿vamos, querida?...-Una mesa en su hotel los esperaba con el almuerzo listo.

Con Elizabeth- Londres  -Por la mañana
© RED FOR SS
AvatarCamposContacto

USER
Mensajes :
196

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tender is the mouth that has kissed the world's end

Mensaje por Veintisiete el Dom Abr 03, 2016 12:21 am

Tender is the mouth...

No conocía a los Archer, y tampoco es que tuviera mucha ilusión de hacerlo, pero asintió de forma discreta. Era consciente de que se esperaba mucho de ella por ser la prometida del conde de Derbyshire, quien había estado soltero por casi veinte años, sin ninguna intención de casarse. Hasta que llegó ella, causando un revuelo de interés sobre su persona y padeciendo día sí día no la presión social ejercida. De momento, se desahogaba con su prima Catherine en sus largas caminatas a solas por los extensos jardines de Sudbury Hall. Amaba a su prometido con toda la locura del mundo, pero comenzaba a resentir un poco el título que venía con él, más el estar en el ojo del público.

—Creo que tengo el vestido adecuado para la cena de esta noche.—dijo, permitiendo que él la guiase hacia el carruaje para retirarse de la joyería.—Mientras estás en el sastre, aprovecharé para descansar antes de la cena.—añadió, ya subida en el interior del coche y miró a Chris con cariño. Había pasado un rato estupendo en aquella joyería, disfrutando las bellezas de las piedras que adornaban cada joya de forma magnífica, que resultaban un deleite para los ojos femeninos.

El carruaje no tardó en llegar al hotel, donde almorzarían los dos solos, algo que ella apreciaba. Eran pocas las ocasiones en las que compartía intimidad con su prometido, sin una carabina vigilándolos. Por muy prometidos que estuvieran, aún debían conservar el honor de ella, algo que le resultaba sumamente difícil ya que deseaba a Christopher de forma muy primitiva. Sintió el brusco movimiento del carruaje detenerse y bajó con ayuda de su prometido, antes de ingresar de su brazo al interior del hotel.


Con Christopher | Londres | Mañana
© RED FOR SS
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1037

Localización :
Everywhere

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tender is the mouth that has kissed the world's end

Mensaje por Mr Holmes el Dom Jul 17, 2016 2:32 am

Tender is the mouth...


Con lo que sea que vistas, estarás adorable, amor mio. -Dijo el conde, acomodándose en el coche luego de haber ayudado a su prometida a subir. -Estoy seguro que seré la envidia de los demás hombres en el salón.- No mucho mas se hablo entre ellos, no porque no hubiera nada interesante que decir, si no porque no era muy lejos el trayecto, que podrían haber cubierto a pie, pero Christopher, no tenía ganas de hacer caminar a su prometida.
Ademas tenian el carruaje a su disposición.

Cuando llegaron al hotel, como siempre el bajo primero, abrió la portezuela y espero  su prometida para hacerla bajar del coche. Luego le dio instrucciones a su cochero para que los fueran a buscar en dos horas. Esa hora de mas tenia dos propósitos. La primera darle a su cochero tiempo para almorzar y la segunda tratar de estar a solas con su prometida. Sabia que habria tiempo de sobra, pero su hermana estaba dando vuelta por la mansión, haciendo de chaperona y distrayendo a su joven futura esposa con las cosas de la boda.

El conde había rentado la habitación mas lujosa, donde podrán relajarse y refrescarse antes de seguir con las tareas que tenía para el dia. Las joyas que habían comprado estaban esperándolos en la mesa del comedor con una nota del joyero diciendo que el anillo de bodas estaría listo dos días. La mesa estaba lujosamente preparada: los candelabros y cubiertos de plata, la vajilla francesa, hermosas copas de cristal, mantelería bordada...

-pediré que nos traigan el almuerzo. Descansa, mi cielo. -le dijo cariñosamente a elizabeth, la beso delicadamente en la frente y dejo que se instalara en la habitación que les servía de refugio hasta la hora de volver a la mansión y luego vestirse para los Archers. Salió del cuarto cerrando la puerta para dirigirse hacia el comedor.
En el trayecto no pudo mas que pensar en cuánto amaba a esa joven mujer que se convertiría en su esposa y con la gracia de Dios en la madre de sus hijos, haber esperado por tanto tiempo había rendido sus frutos. Ahora estaba donde deseaba, tenia lo que había querido y tenia a la mujer que había deseado, podia decir que era un hombre completo.


Con Elizabeth- Londres  -Por la mañana
© RED FOR SS
AvatarCamposContacto

USER
Mensajes :
196

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tender is the mouth that has kissed the world's end

Mensaje por Veintisiete el Mar Jul 26, 2016 7:30 pm

Tender is the mouth...

Elizabeth se observaba en el espejo, mientras que la doncella limpiaba cada porción de su piel de porcelana para que quedara reluciente como perfumada. Oía a Catherine parlotear con lady Thomas, su madre y Lucille. Varias doncellas se encontraban allí, asegurándose de que los vestidos de la boda estuvieran en óptimo estado. Pero la joven no estaba presente en la habitación, al menos no mentalmente.

Su mente solo se centraba en su futuro esposo y aquello la aislaba de todo lo que sucedía a su alrededor. Se sentía como si viviera en una nube, pues había llegado finalmente el día de su boda y Elizabeth ya no aguantaba más, ya que ardía de deseos en ser su esposa, además de unirse a él en la situación más íntima, en el lecho matrimonial. Los días previos a la boda, aquellos roces que tuvieron que contener, no habían hecho más que encenderla y causarle ansiedad por lo que iba a experimentar una vez casados.

Deseaba ser suya en todos los sentidos e incluso estar separada de él en ese momento, le causaba un dolor insoportable. Estaba tan ajena al hecho de que la estaban secando, perfumando y a punto de ponerle el vestido de novia más bello del mundo. Su cabello había sido recogido según la moda de la época y su rostro se vio ligeramente maquillado.

—Ay, mi niña.—barbotó emocionada su madre, observándola. Elizabeth observó a su prima Catherine, quien sacaba pañuelos para enjugarse las lágrimas y aquello le produjo un embargo de emoción.—¡Ni se te ocurra llorar!—le espetó su prima, haciéndola reírse alegremente.—Está bien, no lloraré.—prometió con un suspiro de ansiedad y se observó en el espejo, girando por sobre sí misma, y deseando que Christopher se muriera de amor al verla entrar al altar.

Una vez el cortejo femenino estuvo listo, hicieron la procesión hacia la pequeña capilla que se encontraba en Sudbury Hall para iniciar la ceremonia y donde Elizabeth moría por encontrarse con su amado. Del brazo de su padre, como estilaba la tradición, permaneció tras las puertas cerradas de la capilla, a la espera de la orden. Su corazón latía desbocadamente, queriendo abrir ella misma las puertas y correr a los brazos de Christopher. Y como si la hubieran escuchado, las puertas se abrieron, comenzando así la ceremonia. Avanzó del brazo de su padre, y cuando finalmente pudo encontrar los ojos de su amado, sintió plena dicha en su alma, sonriendo de oreja a oreja, como una niña en Navidad.

Su padre la entregó en el altar y Elizabeth tomó la mano de Christopher, y todo a su alrededor se disolvió, pues solo tenía ojos para aquel hombre, que sería suyo ante los ojos de la Iglesia y del estado. Iba a pertenecerle a él, algo que la hacía sumamente feliz y no podía esperar un minuto más. Seguía sonriendo abiertamente, y estaba siendo testigo de los dolores de mejillas, pero poco le importaba. Estaba con él y eso era suficiente.


Con Christopher | Sudbury Hall | Mañana
© RED FOR SS
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1037

Localización :
Everywhere

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tender is the mouth that has kissed the world's end

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.