Últimos temas
» ~ You could be loved again
Hoy a las 6:12 pm por Carrie_B

» Set fire to the rain
Hoy a las 3:53 pm por Young Sheldon

» Petición de Subforos.
Hoy a las 3:39 pm por Arson

» What happened to our love?
Hoy a las 1:35 pm por Storm Queen

» > You were my lesson I had to learnt
Hoy a las 12:11 pm por Sheena

» > Winter in my broken heart
Hoy a las 10:46 am por Sheena

» • Accidentally in Love
Hoy a las 8:32 am por Chirymo

» > A drop in the ocean
Hoy a las 12:50 am por Sheena

» > Akō jiken
Hoy a las 12:02 am por Sheena

» ➤ Justice will prevail
Ayer a las 11:34 pm por Nightingale

» ~ La joven y el señor vagabundo.
Ayer a las 11:33 pm por SapphireDragon

» ➤ Lights will guide you home
Ayer a las 11:28 pm por Nightingale

» Death is equal
Ayer a las 11:17 pm por Arson

» > Tied together with a smile
Ayer a las 7:28 pm por SapphireDragon

» Sea green
Ayer a las 5:51 pm por SapphireDragon

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project
function selectCode(e) { var doc = document , text = $(e).closest("dl").find(".cont_code,code").get(0) , range, selection ; if (doc.body.createTextRange) { range = document.body.createTextRange(); range.moveToElementText(text); range.select(); } else if (window.getSelection) { selection = window.getSelection(); range = document.createRange(); range.selectNodeContents(text); selection.removeAllRanges(); selection.addRange(range); } }; $(function(){$("dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd.code, dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd > code").closest("dl").find('dt').append('Seleccionar')});

Chasing shadows

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Chasing shadows

Mensaje por Novocaine el Sáb Mar 05, 2016 4:11 pm


chasing shadows
plot — realista — 1 x 1

Karla Stephan ha sido trasladada por tercera vez a una de las numerosas comisarías de la ciudad de Nueva York. Desde que tiene veintidós años, pertenece al rango policial más bajo, sin acabar de encajar nunca en ningún destino ni conseguir tampoco el ansiado ascenso que podría motivar más su actividad. Nada más llegar allí, le son asignados varios trabajos de regulación del tráfico y trámites administrativos, nada que tenga que ver con su motivación por la acción.

Kate Song fue ascendida hace poco meses al puesto de inspectora jefe tras la jubilación del anterior. Al principio, ninguna de las tareas que entran en comisaría es especialmente interesante: controles de drogas, detención de carreras ilegales... En definitiva, lo máximo que puede aspirar a suceder en un distrito como aquel.

Sin embargo, todo cambia cuando a comisaría llega una inquietante carta que acusa a varios miembros del gobierno local de traficar con armas y exportarlas a otros países. Kate decide inmediatamente reunir un grupo de varios hombres, entre los que sorprendentemente se encuentra Karla, para ponerse manos a la obra. Sin embargo, una orden de la alta administración les obliga a congelar su trabajo: no es asunto de una comisaría de distrito, según ellos.

La inspectora, inmediatamente comienza a sospechar que el problema es mucho más turbio de lo que se podría haber imaginado al principio, y decide seguir adelante en solitario, sin esperar la ayuda de nadie. Pero Karla no está dispuesta a perder una oportunidad como aquella y, aun a sabiendas de que está poniendo en peligro su trabajo, se presenta como única voluntaria para seguir adelante con la investigación, dispuesta a destapar a los implicados cueste lo que cueste.

Katherine 'kate' song
Inspectora — 39 — Gillian anderson— hellcat
KARLA STEPHAN
policía — 28 — Lyndsy Fonseca — Novocaine
Hellcat


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1513

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Chasing shadows

Mensaje por Hellcat el Dom Mar 06, 2016 12:02 am

1. I'ts over
Despacho de Kate Song — Pasadas las 10 de la noche
Se acabó.
Pero…
Se a-ca-bó ¿hablo en otro puto idioma?

Ninguno más de los presentes en aquella sala de reuniones se atrevió a replicar bajo los inquisitivos –y probablemente capaz de convertir a alguien en polvo con una mirada- ojos azules de la jefa de inspectores Song. Aquella era su comisaría desde hacía cinco meses y, aunque le había costado hacerse con la dinámica de aquel barrio tranquilo, todos sabían que la voz de la rubia, por menuda y frágil que pareciese, era ley dentro de aquellas paredes ¿Y para qué mentir? También fuera. El temperamento agresivo y directo de Katherine Song era conoció en varios distritos de la ajetreada ciudad de Nueva York. Tenaz y brillante Song había tenido que aprender a sobrevivir en aquel duro mundo de hombres donde, o eras la damisela a salvar o habías desgastado tus rodillas para llegar a donde ella. Quizás algunos lo pensaban de Katherine, pero seguro que ninguno le echaba cojones para decirlo allá donde la rubia pudiera oírlos. Si querían conservar todos sus dientes y el tabique de su nariz claro. Hija de un marine de los Estados Unidos y tres hermanos mayores, vamos, ella sabía muy bien como jugar a ver quien la tenía más grande. Ella, por supuesto.

Dicho esto cogió la caja de pruebas tirando dentro los informes de todos previamente recogidos y salió de la sala dando un fuerte portazo que hizo temblar el cristal donde rezaba “sala de reuniones” en horteras letras doradas. Sus pasos atravesaron con seguridad toda la oficina de laberínticos cubículos con mesas llenas de papeles hasta los topes. No debía haber un solo policía que tuviera su papeleo a tiempo, y dentro de ese grupo se debía incluir la propia Katherine que, ahora, estaba demasiado cabreada como para pensar en informes y burocracia. La puta burocracia le había cerrado el caso y ella lo sabía. Hacía unas semanas que había llegado aquella carta a su oficina, ella personalmente y había formando un grupo de cinco hombre incluyéndose ella misma. Tres de sus mejores detectives, o más bien con los que mejor congeniaba, y la chica nueva. Ahora eran solo cinco policías quemados por un callejón sin salida. Las órdenes habían venido de arriba, así que lo que tenían entre manos era gordo y a alguien le había molestado que escarbasen demasiado.

Un nuevo portazo. Esta vez la puerta de su propia oficina fue la víctima. La caja terminó sobre la mesa baja junto al cómodo sofá de mala manera, a punto estuvo de desplomarse en el suelo enmoquetado. Como una centella Song atravesó su despacho y cerró las persianas para poder servirse cómodamente un vaso con tres dedos de Bourbon de su propio mueble bar. El líquido descendió por su garganta aportándose un calor reconfortante por debajo de la blusa blanca firmemente recogida en el interior de sus pantalones negros. La pistolera cruzando su espalda y su nueve milímetros reglamentaria descansando contra su costado derecho. Sí, entre otras peculiaridades Kate Song era zurda así que su pistolera de cuero estaba hecha prácticamente a medida. Se dejó caer en su cómodo sillón en una postura muy poco femenina. El tobillo de su pierna derecha descansando sobre su rodilla izquierda y la rodilla contra el borde de su escritorio repleto de papeles y la pantalla de su ordenador.

Echó la cabeza hacia atrás, cerrando los ojos unos segundos en busca de paz. Era tarde, la mayoría de sus hombres –que no fueran del turno de noche- estaría recogiendo para irse a casa con sus familias. Kate no tenía a nadie que la esperase en casa así que salir antes o después de la comisaría era lo que menos la preocupaba en aquellos momentos.—¿Qué?—Espetó en voz suficientemente alta al oír que alguien llamaba a la puerta. Lejos quedaba la rubia de los habituales “pase” o “adelante”. Era mucho más visceral que todo eso.
Hellcat




Strong enough and I quite crying

OTP:

I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
7042

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Chasing shadows

Mensaje por Novocaine el Dom Mar 13, 2016 12:02 am

1. I'ts over
Despacho de Kate Song — Pasadas las 10 de la noche

Karla no era ese tipo de persona que aceptaba órdenes ajenas sin rechistar. Le daba igual que fuera de superiores, de padres, de amigos o del Papa de Roma. Ella tenía bien claras sus convicciones y sabía de sobra diferenciar lo que estaba bien de lo que estaba mal. Y aquello olía a perro muerto desde lejos. ¿Tener pistas para levantar una manta de corrupción sobre el gobierno y recibir órdenes de no hacerlo? Demasiado conveniente. Tanto que dejaba en evidencia el hecho que a alguna mano negra le había dado por intervenir. ¿De verdad pensaban permitirlo?

El carpetazo limpio por parte de Song la había decepcionado. La nueva policía únicamente llevaba un par de semanas que aquella comisaría, pero sabía de sobra el carácter que se gastaba la inspectora. ¿Cómo era capaz de cerrar aquello sin preguntar, sin luchar, sin oponer tan siquiera resistencia? No. Aquello no era propio de la mujer que la supervisaba, y lo tenía tan claro que ni siquiera dudó en esperar a que el lugar se vaciara para ir a hablar con ella. Probablemente se estaba jugando —por milésima vez— su trabajo, pero realmente aquello no era algo que le importase demasiado.

Se había metido a aquella mierda de empleo por algo y, ahora que tenía la oportunidad de hacer por fin algo útil, no pensaba renunciar a ello con la indiferencia que la había caracterizado en otros casos. Tenía que intentarlo, como mínimo. Por ello, dejó pasar las horas sin hacer nada en su escritorio; vigilando a las personas que se marchaban a sus casas hasta el próximo turno. Únicamente cuando la comisaría se hubo quedado vacía, se levantó del horrible e incómodo sillón negro y se acercó a la puerta donde Song todavía permanecía encerrada. Sin dudarlo, dio un par de golpes en la puerta que demandaban el paso.

Por supuesto, la respuesta no fue amigable, pero le importó entre poco y absolutamente nada. Sin demorarse más, abrió y entró en el pequeño habitáculo. Sus facciones eran duras, y en sus ojos había un claro reproche que ni ella misma era capaz de controlar.

Con todos mis respetos —. Ni siquiera esperó a que le cediera la palabra —. Creía que estábamos aquí para parar a todo tipo de criminales, incluso si llevan traje y corbata. ¿O es que solo servimos solo para dar tiros en el atraco a una gasolinera? —. Rápidamente, su mano voló en el aire hasta señalar directamente con el dedo índice la caja de documentos que todavía yacía sobre el sofá.

Su voz, desde luego, había sonado mucho más acusatoria de lo que había pretendido al principio, pero la rabia corría por sus venas en ese preciso instante y no era en absoluto capaz de controlarla. Tal vez, uno de sus mayores defectos, era ser tan sumamente temperamental.
Hellcat


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1513

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Chasing shadows

Mensaje por Hellcat el Dom Mar 20, 2016 1:50 am

1. I'ts over
Despacho de Kate Song — Pasadas las 10 de la noche
Era más que evidente que estaba cabreada. Detestaba que le diesen ordenes, era una luchadora nata y aquella prohibición había encendido su rabia. Por desgracia ya no era una adolescente que se metía en líos en el instituto y en bastantes peleas, ahora tenía suficiente control –casi todo el tiempo- para morderse la lengua y atragantarse con su propio veneno. Por eso aquel caso estaba cerrado, por mucho que apretase los dedos en torno al vaso de cristal que tenía en la mano nada cambiaría. Querían aquello bajo la manta y algo le decía a Kate que nada los detendría para mantener el silencio. El primer paso es impedir que la policía siga metiendo las narices y el segundo, probablemente, sería que pronto encontrarían algún cuerpo flotando en la bahía. Con ellos fuera de juego sería el movimiento: Atar cabos.

La rubia pellizcó el puente de su nariz dándole otro trago a su bourbon cuando la puerta se abrió. La nueva. Desde el principio Kate la había elegido porque creía haber visto algo en ella, una chispa que la llevaría a pelear hasta el final pero, sinceramente, no quería que esa chispa la quemase precisamente ahora. Estaba cansada y no había nada que discutir, creía que eso lo había dejado bastante claro en la sala de reuniones. Al parecer no.—No estoy de humor Karla—Advirtió en cuanto aquella cortesía salió de sus labios. Con todos mis respetos, pamplinas. Todo lo que siguiese a aquella frase estaría fuera de todo respeto y terminaría por hacer añicos la poca –o ninguna- paciencia que a la rubia le quedaba.

Cerró los ojos y se hundió un poco más en su sillón mientras su muñeca se movía despacio, agitando su bebida. Por supuesto que no iba a hacer ni puto caso a nada de lo que había dicho, la propia Kate debía admitir que ella habría hecho exactamente lo mismo que la joven e, interiormente, una parte de ella sonrió amargamente. Esa tenacidad le gustaba, por algo la había elegido, pero no cuando se volvía como un martillo contra su cabeza. Le dolía y el alcohol no lo estaba arreglando ¿O era su insistencia?

Gruñó algo entre dientes antes de volver a abrir los ojos clavándolos en la joven policía.—¿Es que no he hablado suficientemente claro antes?—Replicó enarcando una ceja obviamente molesta.— ¿Estás enfadada? ¡Estupendo! Tómate una copa y fóllate a alguien esta noche, pero no vengas a joderme a mi—Le espetó vaciando su vaso de un solo trago antes de dejarlo con fuerza sobre el escritorio de madera. Ni siquiera quería entrar en el debate que la castaña quería discutir, aunque sus ojos si vagaron hasta la dichosa caja de pruebas. Chasqueó la lengua y resopló, joder ella tampoco quería dejar las cosas así.
Hellcat




Strong enough and I quite crying

OTP:

I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
7042

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Chasing shadows

Mensaje por Novocaine el Dom Mar 20, 2016 4:34 pm

1. I'ts over
Despacho de Kate Song — Pasadas las 10 de la noche

Sabía de sobra que la había cagado. En primer lugar porque todo el mundo conocía el temperamento de la inspectora y, en segundo, porque aquel era posiblemente el peor momento del mundo que podría haber escogido para tocarle las narices. Sin embargo, en aquel instante, Karla no era demasiado consciente del peligro que entrañaba lo que estaba haciendo, de modo que pisó el acelerador y no miró atrás.

No disfrutaré ni de la copa ni del polvo sabiendo que estoy siendo cómplice de corrupción —. Su mirada podría haber ardido en llamas en aquel mismo segundo. La respuesta por parte de Song había sido tan molesta como inoportuna aunque, por otro lado, bastante esperable de ella. El caso era que, igualmente, no quería aceptar el hecho de que las cosas se quedasen así, de manera que no pensaba permitir que un simple comentario la disuadiera de seguir con sus intenciones. Tenía un objetivo claro, y pensaba ser como un perro con un hueso: no iba a soltarlo hasta que fuera suyo.

Vamos, ¿es que de verdad vamos a subyugarnos a lo que nos ordenen desde arriba? ¡Sabe tan bien como yo que es injusto! A partir de ahora es como si nos hubiésemos vendido al gobierno. Hoy nos pedirán esto, y mañana lo otro y al siguiente estaremos trabajando para ellos como si fuéramos sus vasallos. ¿Y mientras tanto qué? ¿Seguiremos dejando que nos roben? ¿Dejaremos que nuestra reputación se vaya a la mierda en caso de que alguien consiga sacar esto a la luz? —. Su respiración se había acelerado, del mismo modo que lo habían hecho sus palabras, las cuales salían de sus labios a una velocidad sorprendente e irreflexiva—. ¡A la mierda la presunción de inocencia! Las pruebas que tenemos son más que suficientes como para abrir una investigación, sino no habrían intentado atarnos las manos. Y lo sabe de sobra.

Cuando se calló, mantuvo sus ojos clavados en la inspectora, la cual le daba la impresión de que iba a saltar sobre ella en cualquier momento y estrangularla por lo que acababa de hacer. Aun así, era incapaz de tenerle miedo, al menos no por el momento. Ahora que ya lo había soltado todo, sin ningún tipo de filtro ni cuidado, no había marcha atrás, de modo que lo único que le quedaba era apechugar con toda la mierda que acababa de esparcir y esperar que un milagro le evitara el despido o la degradación.

Acababa de cruzar todas las líneas invisibles que delimitaban su cargo, y había ido a dar con un muro impenetrable que era la inspectora Song. Aun así, a pesar de todo, se podría decir que su inconsciente todavía le permitía tener alguna esperanza de éxito.
Hellcat


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1513

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Chasing shadows

Mensaje por Hellcat el Dom Mar 20, 2016 5:12 pm

1. I'ts over
Despacho de Kate Song — Pasadas las 10 de la noche
Sinceramente la rubia se planteó seriamente para qué coño se había molestado en advertir nada si sus palabras habían chocado contra la pared. Ese fuego grabado en los ojos claros de la más joven dejaba bastante claro que no iba a callarse, que iba a tener que escucharla quisiera o no. Una ferocidad propia de Song en sus primeros años en el cuerpo, ahora se había tenido que inclinar ante la burocracia y la jerarquía. No es que le agradase precisamente tener que agachar la cabeza, pero el mundo funcionaba así y como bien le había enseñado su padre las normas estaban para cumplirlas. Con forme cumplía años Kate se veía obligada a cumplir más de esas normas, seguro que su padre estaría de lo más orgulloso por haber logrado meter de una vez a su única hija en vereda.

Los dedos su mano volaron, sin darse cuenta, a acariciar la fina cadena que rodeaba su cuello. Un acto reflejo al pensar en su padre, el recuerdo permanente oculto bajo su blusa. Desde que había muerto en acto de servicio Katherine había portado la chapa de identificación de su padre colgada al cuello y hacía tres años la de su hermano mayor se había unido a la de su padre. Odiaba el ejército y odiaba aún más tener aún dos hermanos más orgullosos de seguir formando parte de él. Sus excusas siempre eran las mismas: Estamos cuidando de ti Katie, es un honor poder defender la justicia y la integridad de este país.

Les golpearía a ambos la cabeza con aquella caja repleta de pruebas para que vieran lo integro que era el Gobierno que ponía sus vidas en peligro. Y tan simple como eso supo que no podía ignorar nada de lo que Karla había dicho, simplemente no podía mirar hacia otro lado y acatar las dichosas reglas.—¡Joder Karla!—Gruñó poniéndose en pie para servirse otra copa. Por supuesto no le ofreció, había entrado en su despacho como un elefante en una cacharería montando jaleo y escupiendo más que hablando. No, no habría amabilidad y copas para ella.

Dos dedos de bourbon que se echó rápidamente a la garganta de un trago antes de volver a girarse hacia ella—¿Eres consciente de que cobras del gobierno?¿Eres consciente de que terminaremos en el paro por meter las narices tras puertas cerradas?—Y ahí estaba, había hablado en plural porque era evidente que no iba a dejar a esa cabeza loca meterse en líos sin una decente vigilancia. Era mucho lo que estaba en juego, podría ser muy peligroso meterse con la gente que no debían.

Los Song somos valientes Katie, cualquier Song debe ser capaz de interceptar una bala para proteger a un inocente.

Oyó claramente la voz de su padre en el fondo de su cabeza y solo pudo resoplar, cansada—Si intentas hacer algo sin mi consentimiento te juro que te daré semejante patada en el culo que no podrás volver a sentarte en un mes—Amenazó pasándose una mano por las hebras doradas de su cabello. Bien, estaba cediendo a aquella locura por un sentimiento repentino de heroísmo.
Hellcat




Strong enough and I quite crying

OTP:

I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
7042

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Chasing shadows

Mensaje por Novocaine el Mar Mayo 03, 2016 12:03 am

1. I'ts over
Despacho de Kate Song — Pasadas las 10 de la noche

Los ojos claros de Karla no perdieron el más mínimo detalle de Song cuando esta se levantó y se sirvió una copa. Sus movimientos eran casi felinos, como si fuera un animal salvaje encerrado y, por encima de eso, muy enfurecido. Sabía que aquella actitud tan simple pero genuina debería infundirle un cierto terror, pero en ese momento tampoco es que estuviera como para andarse con tonterías y arrepentimientos. A lo hecho, pecho. Ya vería qué hacía más tarde cuando tuviera un finiquito entre las manos. De momento, lo único que le importaba era hacer evidente su indignación aunque, pensándolo un poco más en frío, se daba cuenta de que podría no valer para nada. Si la querían ignorar, la ignorarían. Si la querían mandar a la mierda por prepotente, lo harían.

Lo cierto era que la joven policía se encontraba en una especie de encrucijada en la que ella misma se había metido y, aunque el panorama no pintaba nada bien, tampoco se podía decir que se arrepintiera. A lo mejor su destino, más que en el cuerpo de policía, se encontraba tras el mostrador de un McDonald's. Su continuo fracaso laboral hablaba por sí solo día tras día, y aquel acto estúpido no era más que otra muestra de su ineptitud.

Por ello, se quedó totalmente sorprendida cuando Song comenzó a hablar en plural, y más aún cuando la amenazó. ¿Significaba aquello que ahora estaba bajo su mando? Por primera vez desde que había entrado en aquel despacho, se quedó unos segundos sin palabras. Por unos momentos, la policía simplemente se quedó mirando a la inspectora, con un gesto incrédulo del que ni siquiera ella misma era consciente. Qué se podía decir, era algo así como la primera vez en toda su vida que un superior le daba la razón en algo, o que al menos coincidía mínimamente con su punto de vista.

Sí, señora —. Dijo en un tono no demasiado disciplinado. En su mirada continuaba brillando un reflejo escéptico. Aun así, no dudó en dar un par de pasos hacia ella para cortar la distancia que las separaba y mirarla a los ojos. La mujer ciertamente le imponía un elevadísimo respeto, pero tampoco llegaba a amedrentarla. No al menos de momento. Karla todavía no sabía si es que era demasiado valiente o simplemente una estúpida sin percepción del peligro —. Seguiré todas las órdenes que quiera —. Aseguró, y en aquellas palabras sí que había una absoluta seguridad —. Pero por favor, no deje esto morir. Haré lo que tenga que hacer al respecto.

Su expresión estaba cargada de determinación, a pesar de que sabía de sobra cuántísimos peligros entrañaba todo aquello. Sin embargo, no estaba dispuesta a dar un solo paso atrás. Había entrado a aquel despacho con un objetivo fijo y cero esperanzas de que se cumpliera. Ahora, por ironías de la vida, parecía ser que el destino le sonreía... Y ella no era de las que renunciaba a una victoria.
Hellcat


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1513

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Chasing shadows

Mensaje por Hellcat el Lun Mayo 09, 2016 12:59 am

1. I'ts over
Despacho de Kate Song — Pasadas las 10 de la noche
Y al fin la niña guardó silencio. A Kate comenzaba a parecerle imposible que cerrase la boca y dejase de meterse en líos, que dejase de darse golpes de heroísmo y justicia en el pecho a costa de la conciencia de los demás. Todos en aquella oficina había visto casos que no habían podido resolver, habían sido pisoteados por aquellos que ostentaban el poder y amordazados como perros bien entrenados. No era bonito pero era la verdad, la justicia estaba tan comprada como el resto del mundo y muy pocos quedaban que arriesgarían su carrera y sus vidas de esa forma. Kate lo había hecho, no podía decir que era la primera vez que se oponía a las ordenes, era conocida por ser una mujer dura que no soportaba que le dijesen lo que tenía que hacer, aún menos cuando había alcanzado el rango que tenía. Sin embargo, había estado dispuesta a dejar pasar todo aquello de no ser por la insistencia de aquellos ojos cargados de fiereza y determinación. No podía negarlo, le gustaban. Tanto, que en otras circunstancias le habría ofrecido una copa y una viaje a sus sábanas, quizás al sofá de su oficina. No era el caso. Le dolía la cabeza y, por su culpa, ahora tendría trabajo extra que hacer.

Un trabajo por el que se había unido a la policía, un trabajo que era el suyo y que Karla le había recordado. En realidad no se arrepentía de su intromisión aunque no se lo diría abiertamente, ni siquiera entre líneas. Estaba resultando ser un grano en el culo y es lo único que debía saber, que no se le subiese su gran logro a la cabeza. Convencer a Kate Song de algo así no era fácil, por no decir casi imposible y ella se había desenvuelto bastante bien haciéndola sentir culpable y responsable de atrapar a aquellos bastardos. Condenada novata, tanto tiempo silenciada y se dedicaba a ladrar ferozmente justo cuando su correa caía en las manos de la rubia—Déjate de “señora” sigues siendo un grano en el culo—Masculló enarcando sutilmente una ceja al verla acercarse.

Se llevó una mano a la frente, pensando, y la otra la apoyó en la cadera sobre el borde del pantalón negro—Será más fácil para mí sacar las pruebas de aquí…—Comenzó a recitar como pensamientos dispersos que iban saliendo en voz alta—Y por supuesto yo guardaré las pruebas—Aseguró dedicándole una mirada de soslayo para volver a mirar la caja. Se acercó y volvió a abrirla echándole un vistazo por encima. Había informes, datos bancarios y un par de fotos en blanco y negro. En realidad no había demasiado pero tenían un punto de partida, Kate se consideraba una mujer inteligente como para dejarse vencer con facilidad y, esperaba, que Karla lo fuese también. Al menos sabía que era tenaz—Pásate por mi apartamento mañana cuando salgas de aquí, sería peligros que nos vieran con esto nunca se sabe quién podría estar escuchando—Advirtió cerrando la caja nuevamente. No se fiaba de nadie, de hecho estaba arriesgando mucho al fiarse de ella.

Bajo ningún concepto me mandes mensajes al respecto, tampoco me llames para hablar de este caso. Trabajas a veinte metros así que mueve tu precioso culo hasta mi despacho si necesitas algo—Continuó quizás pecando de paranoica, pero es que Karla debía entender la gravedad del asunto. No era un juego de niños, no era un asesinato donde ellas eran las buenas y el sospechosos el malo. Investigarían a gente poderosa y, si las cosas salían mal, podían terminar siendo ellas vistas como las malas, o peor cazadas como ciervos frente a un rifle.—¿Te ha quedado claro?—Buscó su mirada, prendándose de ella sin planteárselo.
Hellcat




Strong enough and I quite crying

OTP:

I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
7042

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Chasing shadows

Mensaje por Novocaine el Jue Jun 02, 2016 11:28 pm

1. I'ts over
Despacho de Kate Song — Pasadas las 10 de la noche

La acusación de ser 'un grano en el culo' no le llegó por sorpresa a Karla. De hecho, llevaba un tiempo esperando a que la insultara para deshacerse de toda la rabia que le había provocado con aquella situación. Verdaderamente no le importaba. Había tenido jefes mil veces más capullos que Song, de modo que aquel tipo de cosas nunca llegaban a calar en su cerebro. Simplemente las ignoraba y seguía a lo suyo. Nada importante. Además, en ese momento todavía estaba saboreando la pequeña victoria que se acababa de apuntar. No solo había conseguido la atención de la inspectora, sino que también había logrado hacer que se metiera en aquello.

En el fondo, no podía evitar sentirse un poco culpable por lo que acababa de hacer. Si ella perdía su trabajo no sería más que otra estúpida parada a la espera de un trabajo en el Burger King, pero Kate... Bueno, ella parecía haber luchado demasiado duro como para llegar hasta donde estaba. Tal vez había sido un poco egoísta, y únicamente ahora que se le había pasado el furor de la rabia se daba cuenta de ello. Sin embargo, era demasiado tarde como para dar marcha atrás. Además, que podía ver en la cara de su jefa que ella también estaba deseando ponerse con aquello, por mucho que le jodiera. Solo tenían que ser precabidas... E inteligentes.

Ante la citación, ella simplemente asintió con la cabeza y se metió la mano en el bolsillo del uniforme. No tenía ni idea de dónde estaba el apartamento de la inspectora, de modo que le iba a tener que escribir o indicar la dirección.

Por favor —. Pidió sin más, tendiéndole el anticuado aparato. Qué podía decir, su sueldo no daba para mucho y se negaba a llorarles a sus padres para que le comprasen cosas —. No tiene de qué preocuparse —. Añadió, sin poder apartar los ojos de la otra mujer. Lo cierto era que en el fondo la admiraba. Song era prácticamente todo lo que ella soñaba ser y en lo que sabía que jamás se iba a convertir. Una mujer fuerte, independiente, con poder para hacer cosas y osada. Karla solo podía soñar con lo último de todo aquello.

Cuando se dio cuenta de que la estaba mirando demasiado fijo, relajó un poco su pose y paseó su mirada por el resto del despacho hasta posarla en la caja de pruebas. Aquello era lo más importante de todo el caso, de modo que comprendía por qué no quería que ella se acercara a todo ello sin su permiso. La verdad era que tampoco le importaba demasiado siempre y cuando la dejase participar.

Entendido —. Sentenció finalmente —. Tampoco tengo mucha gente a la que le importase si le contara nada de esto, así que no tiene de qué preocuparse. No se me irá la lengua y... Seré precavida. Todo lo que tenga que decirle cara a cara —. Resumió al final, tratando de darle a entender que lo había entendido perfectamente y que sus intenciones eran férreas. Al final, carraspeó un poco y añadió —. Si alguna vez necesita algo... Ayuda o lo que sea, bueno, puede llamarme prácticamente cuando lo necesite. Supongo que aparte de estar aquí en mis horas de trabajo, tampoco tengo nada interesante que hacer. Siempre estaré disponible para usted.

Hellcat


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1513

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Chasing shadows

Mensaje por Hellcat el Vie Jun 10, 2016 12:39 pm

1. I'ts over
Despacho de Kate Song — Pasadas las 10 de la noche
Y el pacto estaba sellado, acababa de vender su alma al demonio o, más bien, la había recuperado gracias a Karla. Curioso, pero bastaban dos personas que no se rindieran para asegurar que la justicia seguiría siendo aquello que movía a la policía, ella había tenido razón desde el principio: No podía mirar hacia otro lado.

Aquella cabezota, insolente con buenas curvas –aquello era una apreciación personal de una mente cansada- se había salido completamente con la suya y, lo peor, algo le decía a la inspectora que con esos ojitos de cachorro y esa tozudez la ganaría más de una vez. Kate era experta en decir que no, pero Karla parecía hablar desde el corazón –demasiado tierna para ese trabajo- y se hacía más complicado fingir no oír ese tipo de discursos moralistas que ponían la conciencia patas arriba. Había puesto su conciencia patas arriba aunque su expresión de cansancio no hubiese variado demasiado en toda aquella conversación. Corta pero intensa, y con muchas repercusiones de cara al futuro.

Ignorando la perorata de alumna favorita de la profe Kate tomó la caja y la dejó sobre su escritorio mientras recogía varias cosas más como su placa guardada en el primer cajón y su arma que fue a parar a su pistolera—Así me gusta, buena chica—Le respondió dándole unos golpecitos con la punta de los dedos en la cabeza de camino a coger su cazadora de cuero del perchero. Se la colocó y volvió sobre sus pasos a la pesa, inclinándose sobre la madera para garabatear en un papel su dirección de forma rápida pero que se entendiera y se volvió a erguir tendiéndole el trozo de papel—Aquí tienes mi dirección, no estaría mal que trajeses cervezas. Yo pondré la cena si la cosa se alarga—Lo que quería decir que llamaría a algún servicio de comida a domicilio porque en lo que se dice cocinar Kate era un cero a la izquierda.

Con todo recogido tomó la caja apoyándola sobre su cadera dispuesta a largarse de una vez de aquella comisaria, había sido un día muy largo— Bien, a menos que estés esperando a que te invite a echar horas extra entre mis sábanas ya puedes salir pitando por esa puerta Karla—Anunció dando varios golpecitos, algo impaciente, con la punta de las botas de tacón sobre el suelo. Estaba deseando llegar a casa, darse un buen baño de agua caliente y espuma mientras escuchaba a Frank Sinatra y meterse en la cama. Sola, por una vez sola. Es decir, siempre dormía sola pero muchas noches tenía acompañamiento previo.
Hellcat




Strong enough and I quite crying

OTP:

I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
7042

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Chasing shadows

Mensaje por Novocaine el Jue Ago 18, 2016 5:40 pm

1. I'ts over
Despacho de Kate Song — Pasadas las 10 de la noche

Karla observó fijamente cómo la inspectora recogía todas sus cosas del despacho. No se podía creer que todo estuviese hecho ya, pero el mero hecho le pensarlo le provocaba un regocijo realmente estúpido. Por una vez en su vida había sido útil en algo, y otra persona le había hecho caso en lo que ella creía que era lo correcto. Pudiera ser que para otros aquello fuese lo más natural del mundo pero, para Karla, tener razón era algo tan insólito y lejano que ni siquiera se lo acababa de creer.

La joven sabía de sobra que se había metido en camisa de once balas, pero merecía la pena. Además, tener la compañía y el respaldo de una mujer tan dura como lo era Kate, únicamente la hacía sentirse muchísimo más segura de sí misma. Sabía que muchas cosas podían salir mal en aquel proceso, pero también quería tener fe en que todo acabara bien al final. Solo tenía que trabajar duro y esforzarse mucho por no incordiar más de la cuenta a su nueva jefa. Eso la pondría fuera del caso en un abrir y cerrar de ojos.

Intentando ocultar una pequeña sonrisa de satisfacción, se hizo a un lado para que Kate cogiera su chaqueta y luego se acercó a la mesa para coger el papel con su dirección. Guardaría aquello como oro en paño, eso lo tenía más que claro. Por un momento, se preguntó cómo sería la casa de Kate por dentro. Otras personas podrían ver en aquello un dato totalmente insignificante, pero para Karla significaba muchísimo. La decoración o simplemente el orden de las cosas podía destripar el alma del dueño en un abrir y cerrar de ojos y, para qué mentir, sentía una terrible curiosidad por saber cómo era Kate en las distancias cortas.

Su fama era de tipa dura y poco —o nada— sentimental. ¿Pero hasta qué punto sería eso cierto? Tal vez solo se sentía sola y por eso... Bueno, corrían rumores de que tenía demasiadas compañías diferentes. No queriendo pensar demasiado en eso, asintió con la cabeza ante lo de las cervezas.

Claro —. Dijo sin más, encogiéndose de hombros. Suponía que eso era una de las pocas cosas que podría hacer bien sin miedo a equivocarse. Estaba a punto de darse la vuelta hacia la puerta cuando las palabras de Kate provocaron que un pequeño rubor rojizo cubriera sus mejillas. Eso sí que no se lo había esperado y, aunque había sido un comentario totalmente mordaz, también había implicado ciertas cosas sobre las cuales ella prefería no pensar demasiado.

En un intento frustrado de esconder aquel enorme ridículo de adolescente, bajó ligeramente la cabeza y esperó a que el pelo de su coleta fuera más que suficiente como para ocultarlo. Dudaba que hubiese funcionado demasiado, así que prefirió hacer lo que tenía planeado desde el principio: huir. Todavía con la vista clavada en el suelo, dio unos cuantos pasos hacia atrás hasta el marco de la puerta y luego se las arregló para vencer a la vergüenza y mirarla de nuevo.

Estaré allí mañana —. Masculló a modo de despedida para que nadie la oyera. Luego, simplemente se dio la vuelta y se fue corriendo de vuelta a su puesto habitual.

Hellcat


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1513

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Chasing shadows

Mensaje por Hellcat el Lun Sep 19, 2016 4:47 pm

Apto. de Kate — 20:20
Desde que la irritante Karla había salido por su despacho ni 24 horas antes, Kate se había preguntado como un millón de veces qué coño estaba haciendo: Llevarse pruebas, montar una investigación no autorizada, clavar en un diagrama las caras y nombres de personas realmente influyentes en la política de la ciudad. El número de contras no cabría en un folio y, sin embargo, Kate le había estado dando vueltas toda la noche. El sentido de la justicia que la había empujado a entrar en la policía recordándole a cada momento que estaba recordando lo correcto, incluso sin esforzarse podía oír la voz de su padre y de su hermano diciéndole cuan orgullosos estaban de su decisión. Eso esperaba, con eso se consolaba la comisaria.

Como todos necesitaba justificar que lo que hacía estaba bien, quería pensar que lo hacía por los afectados y las víctimas pero, en realidad, solo quería probarse a sí misma que podía saltarse las normas, que ninguna presión de arriba podía derribarla. Era una guerra de egos que Karla había enardecido con su inocencia y su ilusión propia del inicio de toda carrera en el cuerpo. Sus puntos de vista serían completamente opuestos, probablemente eran mujeres completamente opuestas y, aún así, la rubia había accedido a verse en su casa tras la dura jornada de trabajo.

Un día normal en la comisaria. Los quehaceres de todos los días que habían distraído su mente y su paciencia, nada remarcable. Algunas putas en el calabozo, un hombre que le había dado una paliza a su mujer que, con ojo morado incluido, suplicaba que dejasen a su marido libre y un par de rateros de poca monta. Rutina, pura rutina. Homicidios tenía un par de casos abiertos de apariencia sencilla que al final de la jornada no habían logrado darle carpetazo lo que se había ganado el ceño fruncido de su jefa. Dolor de cabeza incipiente para cuando abandonó su oficina y condujo hacia casa. Había salido antes, lo suficiente para ganarse el desplomarse sobre el sofá sin ningún tipo de decoro mirando una televisión apagada.

Probablemente se quedó dormida, aunque tan pronto abrió los ojos creyó acabar de cerrarlos. Bostezó y se puso en pie. Alguien llamaba a la puerta, supuso que sería Karla y el portero ya la había dejado subir. Con una placa y sabiendo que Kate era policía el bueno de John dejaba entrar a todo el mundo. Un día iba a buscarle un buen susto, a todos. Descalza y desarmada abrió la puerta tras mirar por la mirilla— Si no has traído cerveza ya puedes estar yendo a por ella —Saludo propio del humor ácido que todos sabían que la rubia se gastaba.
 
2. Work & drinks.






Strong enough and I quite crying

OTP:

I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
7042

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Chasing shadows

Mensaje por Novocaine el Dom Nov 13, 2016 8:27 pm

Apto. de Kate — 20:20

La cabeza de Karla no fue capaz de concentrarse en nada útil a lo largo de aquella mañana. Lo único que deseaba era salir de su puesto de trabajo y poder ir a casa de Song para comenzar ya a meterse en aquel embrollo que eran as corruptelas de la ciudad. No tenía especial ilusión por meterse en líos pero, comparado con sus quehaceres habituales, aquello era un caramelo demasiado dulce. En la comisaría siempre tenía la sensación de no estar haciendo nada útil. Allí era como si las horas pasasen pero el mundo no cambiara. Y ella quería cambiarlo. Para mejor, esperaba.

Cuando por fin se cernió la tarde y pudo abandonar su triste escritorio, salió como una bala de aquel triste edificio y se metió en su coche. Condujo hasta su casa y, tras una ducha rápida y un cambio de ropa, volvió a subirse en el vehículo. En dirección a casa de la jefa, hizo una pequeña parada para comprar una decena de cervezas. Esperaba que con eso tuviera suficiente.

Una vez llegó al portal indicado, un vacío se hizo en su estómago: ahora sí que no había vuelta atrás. Estaba sola con Song en aquello y, a decir verdad, no sabía qué era lo que podía esperar de la inspectora. Seguramente, muchos gritos y algún que otro estufido. No era algo que le preocupara en exceso, siempre y cuando hicieran su trabajo de la manera más correcta posible.

Cuando por fin alcanzó su piso y la puerta le fue abierta, simplemente alzó la bolsa de plástico que llevaba en la mano para enseñarle que había sido 'obediente'. Podría ser que Karla fuera un poco estúpida, pero no lo suficiente como para olvidar la orden tan sencilla que le había dado el día anterior. Además, quería empezar teniéndola contenta. Todo lo contenta que aquella mujer pudiera mostrarse, obviamente.

Aquí las tienes —. Respondió sin más —. Diez, por si acaso la cosa se alarga —. Tras aquello, dio un paso adelante y se metió en su apartamento. Lo primero que le llamó la atención era que todo, absolutamente todo en la decoración, parecía estar en consonancia con la personalidad de la mujer. Y no era para nada desagradable, a pesar de que muchas veces sus palabras cortasen como cuchillos.
 
2. Work & drinks.




pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1513

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Chasing shadows

Mensaje por Hellcat el Jue Nov 24, 2016 9:01 pm

Apto. de Kate — 20:20
La rubia asintió con una mueca apreciativa. Al menos la castaña era capaz de seguir las órdenes más sencillas y, eso, era un paso adelante en aquella extraña alianza que habían formado por el bien de la justicia y, si todo salía mal, hacer un agujero en sus respectivas carreras. Que siempre sería mejor que terminar con un agujero de bala entre ceja y ceja, algo que la rubia no dudaba que podía ocurrir porque se estaban metiendo en terreno peligroso. Puede que su padre y hermano hubiesen ido a la guerra, donde las minas podían suponer el final de una vida pero Kate y Karla se habían metido en algo semejante.

Sin apoyo, sin recursos económicos y probablemente teniendo que pedir muchos favores. Tendrían suerte si alguien no les azuzaba a los de Asuntos Internos por su procedimiento y, por supuesto, debían tener cuidado con poder mantener cualquier prueba en un juicio. No iba a ser fácil, nada fácil. Al contrario que los periodistas, que se esforzaban en mantener sus fuentes anónimas, la policía debía documentar de donde procedía cada dato recopilado. Ni siquiera habían empezado y Kate ya sintió como el dolor de cabeza comenzaba a construir un apartamento para larga estancia en su cabeza.

Buena chica —Con la bolsa en su mano dejó que la otra gente entrase a su pequeño apartamento que tan solo constaba de un gran salón con cocina integrada un pasillo a oscuras y tres puertas cerradas. Aunque Kate no tenía ni siquiera mesa de comedor, tan solo una baja de café frente al sofá y una isla con un par de bancos en la cocina, sí tenía una bonita terraza desde la que se podían ver los cientos de luces de la ciudad.— Si la cosa se alarga te dejaré elegir entre pizza o tailandés —Mencionó guardando las cervezas en la nevera excepto dos.

Abrió su botellín y también el de Karla dejándolo sobre la isla al tiempo que apoyaba los antebrazos sobre la misma.— Llegué a pensar que no vendrías, nos podemos meter en muchos líos y en el mejor de los casos aún estás empezando tu carrera podrías perder tu trabajo —Podrían perder la vida a decir verdad. Quería estar segura de que, a pesar de la conversación en su despacho, Karla estaba segura de seguir con aquello antes de sacar el diagrama en el que había expuesto las pruebas que tenían.
 
2. Work & drinks.






Strong enough and I quite crying

OTP:

I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
7042

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Chasing shadows

Mensaje por Novocaine el Vie Ene 19, 2018 1:37 am

Apto. de Kate — 20:20

Karla observó tranquila los alrededores, quedándose con cada mínimo detalle ante sus ojos. Se podría acostumbrar a aquel apartamento. No era estresante, ni ornamentado. Simple, elegante y sin rodeos. Como era Kate, vaya. No sabía cuántas veces volvería a estar allí. Tal vez muchas, tantas como la investigación requiriera. Tal vez aquella sería la primera y también la última, si conseguía sacar de sus casillas a la inspectora. Cualquier cosa era posible en su tesitura, pero ella no se preocupó demasiado. Nunca lo hacía, a decir verdad.

Genial, me lo pensaré hasta entonces —. Ironizó, ante la propuesta de la cena. Sus pasos la llevaron hasta la isla que yacía a un lado del salón, y allí cogió su botellín abierto. No acostumbraba a beber mientras trabajaba, pero aquello tampoco podía considerarse trabajo. Al menos no oficialmente. Menudo lío el que tenía por delante. Más le valdría salir corriendo. Pero no, no iba a hacerlo. Su trabajo le había costado convencer a Song. No de que investigara, pues en el fondo Karla sabía que la mujer lo habría hecho igualmente. Simplemente, de que la dejase acompañarla en aquello.

Sé a lo que nos enfrentamos —. Respondió, sin un rastro de duda en su voz —. Sé que puedo perder mi trabajo, y eso en el mejor de los casos. A lo mejor me encuentras un día tirada en una cuneta, o yo a ti. Pero no vamos a cometer ningún error que nos lleve a eso —. Sentenció, bastante segura de lo que estaba diciendo —. Mi carrera es una mierda, y mi vida también —. Dijo, con una media sonrisa socarrona. Humor macabro que a veces la caracterizaba y que, generalmente, sacaba de sus casillas a aquel que tuviera la mala suerte de escucharlo —. Así que no perdería mucho tampoco.

No, no le hacía ninguna gracia morir. Tampoco quería que nada malo le pasase a Song por culpa de aquello. Por eso mismo, pensaba andarse con pies de plomo. En la comisaría era un desastre con patas, siempre tendía a hacerlo todo mal. Pero claro, eso también podría deberse a que siempre la mandaban a las misiones de mierda porque nadie confiaba lo suficientemente en ella. Aquello era lo más gordo que había tenido nunca entre manos, así que iba a esforzarse al máximo por tejer bien sus hilos. Hasta dar con la araña de aquella red.

¿Por dónde empezamos?
 
2. Work & drinks.




pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1513

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Chasing shadows

Mensaje por Hellcat el Dom Ene 28, 2018 12:37 pm

Apto. de Kate — 20:20
El valor de la juventud, la misma valentía ciega que había llevado a su padre y a su hermano a la muerte. Ellos habrían estado orgullosos de Karla, probablemente hasta habrían hundido sus manazas en el hombro de Kate pidiéndole, entre bromas y cervezas, que se casara con ella. Que gran adquisición para los Song, otra kamikaze con un gran sentido del honor y el deber pero muy poco sentido común para mantenerse con vida. Kate había aprendido a mantenerse lejos de las balas más letales, Kate jugaba desde la barrera y no se enorgullecía de ello, pero creía que su cuñada y sus sobrinos agradecerían tener aún a alguien de la familia en quién apoyarse en caso de que su otro hermano muriese en acto de servicio, o el perro de su otro hermano.

Suspiró y dio un largo trago a su cerveza, uno destinado a esconder una sonrisa agridulce ante el recuerdo de su familia. Un cajón que no solía abrir, menos con una subordinada que se estaba convirtiendo en un grano en el culo de tamaño desproporcionado. No eran tan íntimas, incluso si decidiese arrastrarla a su cama de matrimonio y arrancarle los pantalones con los dientes seguirían sin ser tan íntimas.

Así me gusta, con poco amor propio y lista para arrojarte a los dientes de las bestias ¿Qué podría salir mal? —Bufó negando varias veces con la cabeza. Iba a ser una noche larga, una investigación larga y Kate se replanteó todas las decisiones que había tomado respecto al caso, y respecto a la joven detective. Un nuevo suspiro, chasqueó la lengua y, al fin, decidió moverse. Ni una palabra de advertencia para la castaña, solo abandonó la cocina-salón y se metió en su habitación.

No tardó demasiado en volver con un gran corcho entre sus manos. Fotos, informes y varios recortes sujetos con chinchetas, algunos hilos rojos trazando líneas que, de momento, no terminaban de estar claras del todo.— Ordené las pruebas anoche, si es que podemos llamar pruebas a un cheque donde la firma no se puede comprobar y la factura de un restaurante. Todo circunstancial, ambas lo sabemos. —Mencionó dejando el diagrama sobre la isla de la cocina a la vista de los curiosos ojos de Karla.
 
2. Work & drinks.






Strong enough and I quite crying

OTP:

I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
7042

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Chasing shadows

Mensaje por Novocaine el Sáb Abr 07, 2018 11:54 pm

Apto. de Kate — 20:20

Karla bebió de su botellín un par de veces más. Su mente ya estaba bastante nublada tanto por la adrenalina como por el cansancio, de modo que un poco de alcohol tampoco le iba a hacer mucho mal. No tenía dudas de lo que estaba haciendo, pero eso no quitaba que en el fondo le asustase un poco. Aun así, fuera como fuere, ya era tarde para bajarse del barco. Y, honestamente, aunque todavía pudiera no lo haría igualmente.

En cuanto la otra mujer sacó el corcho con las pruebas ordenadas, se alejó de la isla de la cocina y se acercó para mirarlo con un poco más de detenimiento. El equipo en el que ella misma había trabajado, siempre bajo las órdenes de Song, era el que había articulado todo eso. Por aquel motivo, conocía algunas piezas más que de sobra. No en vano las había estado evaluando hasta altas horas de la madrugada en su mesa de trabajo, bajo la triste luz de un fluorescente blanco.

La factura del restaurante en sí misma una prueba de que nuestros hombres mantuvieron una reunión formal —. Añadió rápidamente —. Esta fue una de las primeras pruebas que encontramos y en su momento nos ayudó a recabar más información. Pero, dado que ya no podemos presentarnos a plena luz del día en el restaurante para preguntar, vamos a tener que buscar otro hilo del que tirar.

Reflexionó, pasando sus dedos por uno de los hilos rojos que había sobre el corcho. Fotografías de "señores de bien" que no deberían estar allí. Todos ellos con la mierda hasta el cuello de sus sucios negocios. Los observó a todos durante unos segundos, hasta que uno de los papeles llamó nuevamente su atención. Aquella prueba no la había tratado ella misma, de modo que no la conocía tan bien.

¿Y qué hay de esto? —. Señaló el susodicho papel, tamborileando un par de veces sobre el corcho con el dedo. Se trataba de la factura de un taller de coches, en el que se debió reparar un vehículo de alta gama por un buen golpe en el morro. Tan bueno que lo había dejado totalmente destrozado —. El accidente sucedió durante la madrugada, así que el coche se llevó al taller a primera hora de la mañana. Los servicios de emergencia le hicieron las pruebas de rigor al dueño y dio negativo tanto en alcohol como en drogas. Así que no estaría de más saber qué hacía o, más bien, de qué huía. Las inmediaciones del puerto no parecen el mejor lugar de paseo para un multimillonario a las cuatro de la mañana.  

Karla se mordió el labio y luego lo soltó lentamente, de manera inconsciente —. Además, este señor se había reunido con nuestro gobernador en el restaurante para cenar unas horas antes —. Indicó Karla, volviendo a pasar sus dedos por el hilo rojo hasta la primera factura —. Así que puede que lo mandase a deshacer algún embrollo después de darse cuenta de que íbamos tras él, y las cosas se complicaron allí.
 
2. Work & drinks.




pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1513

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Chasing shadows

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.