Últimos temas
» Quarantined left alone
Hoy a las 12:56 por Sheena

» ~ La joven y el señor vagabundo.
Hoy a las 12:17 por SapphireDragon

» ~ Blind Heart
Hoy a las 11:53 por SapphireDragon

» Flügel der Freiheit!
Hoy a las 2:23 por Aversiteespabilas

» — PIDE ROL [ BRYMPTON HOUSE]
Hoy a las 2:11 por P!nk

» Part Of Your World | (PRIV) +18
Hoy a las 0:24 por Quisso

» ~We do it for her~
Hoy a las 0:18 por Sassdonyx

» You were my lesson I had to learnt
Ayer a las 23:52 por SapphireDragon

» ›› The crimson stray dog & the white moon princess
Ayer a las 23:47 por Sheena

» It had to be you
Ayer a las 23:31 por Snow

» ~ Distance is no excuse if we feel the same
Ayer a las 23:14 por SapphireDragon

» I AM ELIZA
Ayer a las 22:31 por Hermosodehuerta

» Quidditch in the game
Ayer a las 22:11 por Hermosodehuerta

» The Fox and the Mercenary
Ayer a las 21:31 por Little Ball of Psycho

» Forbidden
Ayer a las 20:34 por Quisso

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

— Call it what you want.

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

— Call it what you want.

Mensaje por Bird el Miér 9 Mar - 10:05

Call it what you want

Ted siempre consideró que su apartamento era horroroso, incómodo y que la ubicación del mismo no es para nada buena. Vamos, que la luz se corta cada vez que llueve, la calefacción y el aire acondicionado no funcionan en el momento menos indicado, tiene un millón de defectos. Así que, si hay que ser sinceros, tiene más razones para irse que para continuar pagando la renta mes tras mes.

Las excusas para no mudarse siempre abundaron: que si allí había dado los primeros pasos su hijo, que si era demasiado difícil encontrar un lugar mejor, que si la mudanza, que si quedaba cerca del trabajo, que si se había acostumbrado...

Entonces conoció a Caterina, y una excusa de verdad surgió.
Caterina Remond
33 años | Musico | Snow
Ted Waddle
40 años | Dentista | Bird
EP.2
EP.3
EP.4
EP.5
EP.6
EP.7
EP.8
Plot | Realista | Snow + Bird | Insp.
© RED FOR SS


Última edición por Bird el Sáb 12 Mar - 18:20, editado 1 vez



They burnt her wings so she rose from the ashes with new ones. Wings of flame; burning brighter with every move she made.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
347

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Call it what you want.

Mensaje por Snow el Vie 11 Mar - 21:07

Caterina
Ted.
Su vida se estaba yendo al garete y lo supo con el cuarto tequila. La cabeza le daba vueltas, los oídos estaban en taponados y un tío que no conocía intentaba meterle mano en un bar a las cuatro de la mañana. Un tío que no era su novio Greg, porque su novio se había ido con una chica más rubia, más alta y con una talla más de pecho que ella, para colmo la renovación del contrato con la orquesta que trabajaba, pendía de un hilo y vivía solo de su sueldo para pagar el alquiler de su apartamento porque era demasiada orgullosa para pedirle dinero a sus padres y menos, volver a vivir con ellos. Parecía mentira que el año pasado su vida estaba encaminada hacia el altar y prometía una buena vida con Greg. Greg. Odiaba a ese cabronazo ¡Después de tanto tiempo aguantando sus idas y venidas!

Esquivo al tipo en la barra del bar pidiéndole disculpas para ir al baño, hizo cola como unas cinco mujeres delante de ella y cuando entro se mojo el rostro, olvidándose por completo que había salido maquillada de su último concierto de violonchelo y por lo tanto ahora tenía las mejillas manchurreadas de máscaras de pestañas y eyeliner que hacía contraste con sus pálidas mejillas, ignoro las risitas a su alrededor de varias chicas que estaban con ellas y se largo del bar en cuestión, no supo como le entendió el taxista pero acabo en su casa, entrando casi a gatas en el portal porque ahora todo se ponía a girar alrededor de ella, incluso una nausea subió por la garganta pero logró contenerse pensando en que luego tendría que bajar a limpiarlo al momento para que los vecinos no protestasen por el olor y ella por la vergüenza que pasaría si se enterasen de quien había sido.

Pulso el botón de llamada del ascensor y se montó en el, apoyando de forma penosa la cabeza contra el cristal cuando la puerta se abrió salió con paso decidido exceptuando porque el tacón se le metió entre la ranura del ascensor y el piso, haciendo que se cayera de bruces contra el suelo, con movimientos torpes logró sacarlo antes de que la puerta le diera por perdido. Se quedo en el suelo tirada y aprovecho para buscar sus llaves y maldijo cuando vio que no las llevaba encima, alguien le abriría ¿no?

Se puso de pie y llamo a la que creyó que era su puerta de forma insistente ¿donde demonios estaba Greg? Cuando la puerta se abrió y vio al desconocido con cara de sueño se llevo una mano a la boca — Lo siento, me he equivocado de planta... de novio... Creí que era mi casa — Señaló el techo con los ojos cerrados como intentando desvanecerse en ese momento, eran más de la cuatro de la mañana y acababa de sacarlo de lo que parecía un sueño — Yo será mejor que me vaya, lo siento de nuevo — Se giró con la poca dignidad que tenía pero sin acordarse de que llevaba un tacón en la mano y eso hizo que cayera de nuevo de bruces contra el suelo ¿Desde cuando se había vuelto tan torpe? Ah si, desde que estaba borracha — ¡Estoy bien! — Se apresuró a gritar mientras alzaba las manos al aire, a la vez que intentaba recuperar aire para levantarse de nuevo.
DATO | DATO | DATO
© RED FOR SS




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2281

Localización :
Dorne

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Call it what you want.

Mensaje por Bird el Sáb 26 Mar - 6:51

Ted
Caterina
Para ser completamente honestos, él llevaba ya un par de horas dormido. Era cosa de llegar del trabajo, ducharse, preparar algo para comer, alimentar a Oscar y Sam —el hamster y el pez dorado, en ese orden— y leer un rato en la cama. Su rutina no solía variar demasiado, con la clara excepción de los fines de semana, que era cuando se alocaba: se dormía pasada la medianoche en lugar de a las once, incluso veía un poco de televisión en lugar de continuar con su libro del momento. Sí, de verdad.

No solía ser así de aburrido, ese era un hecho. Hasta los veintiún años era un joven dicharachero, que salía a fiestas como cualquier otro y se divertía más de lo que estudiaba. A la cama solía llevarse chicas, no libros; tenía una vida que al recordarla a los cuarenta, parecía en exceso lejana. Sin mencionar, claro, que también era de lo más insana. Y a pesar de que no habría cambiado nada, porque amaba a Jeremy, sí habían noches en las que soñaba con esa juventud perdida. Aquella noche era un claro ejemplo de ello, con un Ted que se removía y murmuraba una retahíla de incoherencias, frases sin ton ni son que solo habían tenido algún tipo de sentido en su cabeza, estando dormido.

Por lo que no, no fue para nada raro que la cara de recién arrancado salido de la cama se le notara a kilómetros. No obstante, aferrando la puerta con una mano, no era lo único que era obvio: la sorpresa en su rostro también estaba más que clara.

No solo era de madrugada, sino que tenía a una completa desconocida aporreando su puerta. Y de lo más borracha, para colmo. Se rascó la cabeza, sin saber muy bien qué hacer. Aún se encontraba demasiado adormilado como para pensar con claridad. Abrió la boca para hablar, para preguntarle si quería un vaso de agua o si había alguien que pudiera buscarla... y la pelirroja se fue directo al piso. — ¡Joder! —maldijo, apresurándose para tratar de ayudarla al agacharse y tomarla desde los brazos con mucho cuidado, para estabilizarla. No vaya a ser que fuera una loca, ¿no? Lo último que quería era ganarse una hostia, o algo por el estilo. — ¿Estás bien? ¿Quieres que...? —y miró a su alrededor, dudoso, antes de bajar la vista a su reloj. ¡Más de las cuatro!¿... llame a alguien? —pronunció, por fin, rascándose la barba por la incomodidad.
PISO EQUIVOCADO | DE MADRUGADA
© RED FOR SS



They burnt her wings so she rose from the ashes with new ones. Wings of flame; burning brighter with every move she made.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
347

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Call it what you want.

Mensaje por Snow el Miér 30 Mar - 20:36

Caterina
Ted.
Se hubiera quedado a pasar ahí la noche a no ser por la ayuda que le brindó el vecino desconocido para ella, se soltó de sus brazos quedándose sentada en el suelo ¡ya se había roto la media! justo en la rodilla, dejando ver su piel amoratada, murmuro algo que seguramente solo ella lo entendería y alzo su mirada cuando su vecino le ofreció ayuda negó con su cabeza — No, no. Déjalo, ya he hecho suficientemente el ridículo por hoy — Suspiró levantándose con lentitud, notando como la rodilla le palpitaba tras el golpe recibido, menos mal que el vestido que le obligaba a llevar la orquesta era largo y con vuelvo al final, no se vería mucho si además seguía utilizando medias de color negro.

Miró a su alrededor y dio una vuelta completa e hizo una mueca cuando descubrió que aún le faltaba una planta para llegas a su apartamento, no lograría subir ni dos escalones después de tropezar en lo liso.

Parece que te he despertado.... — Esbozó una pequeña sonrisa al ver la vestimenta del hombre: el pijama. Claro, la última vez que había visto el reloj había sobre las dos y media de la madrugada, una persona decente como él estaría durmiendo ya. Pero como ella no era decente había escapado de las garras de un desconocido en plena discoteca en mitad de la noche, llegando a su casa borracha, equivocándose de planta y con el rimmel corrido por ambas mejillas ¡Vaya aspecto le estaría dando y con la edad que tenía! — Solo ¿podrías dejarme pasar? Si me quito toda esta pringue de mi cara creo que iré mejor a casa — Pidió pasando una de sus manos por el rostro, llevándose con ella algo de maquillaje y dejando ver algunas pecas sobre la piel blanca.

Quizás hacía mal en pedirle aquello por dos razones: Una, era un completo desconocido ¿y si resultaba que era un violador en serie buscado por el FBI? y dos ¿Por qué iba a dejarle entrar en su apartamento a esas horas? Pensaría que era una borracha cleptómana, pero no... era alguien con el corazón roto — Ahm no voy a robarte, quizás siga diciendo tonterías que no te importen y soy. violonchelista. Aunque lo he dejado en casa, el violonchelo digo — Se encogió de hombros, porque pensó en que si le decía a que se dedicaba, no es que fuera una profesión de prestigio, pero al menos no era un yonki o una prostituta de los barrios bajos.

Se fijó en él, era atractivo sin duda alguna, tenía su rostro poblado de una barba de tres días que le pareció curiosa. Carraspeó intentando que pasara algo de líquido por su garganta, tenía la boca seca y le pedía agua a litros, todavía no sabía su respuesta, también podría ser que tuviera a alguien viviendo con él, su pareja y había metido la pata hasta el fondo, aunque si hubiera sido ella ya habría salido a ver que ocurría en el rellano. Se quitó los zapatos con los pies y dudo en agacharse, estaba mareada y temía caer de nuevo de bruces al suelo.
piso equivocado | madrugada.
© RED FOR SS




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2281

Localización :
Dorne

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Call it what you want.

Mensaje por Bird el Jue 7 Jul - 8:12

Ted
Caterina
Fue automático, su ceño frunciéndose un poco más a medida que las palabras escapaban de la boca de la mujer. Optó por mantenerse en silencio, en un intento por analizar la situación por su cuenta y, a la vez, tratar de espabilarse un poco. Aún sentía la almohada pegada a una de sus orejas, el cansancio de la rutina manteniéndolo exhausto. La pregunta sí lo pilló por sorpresa, por descontado, y no pudo evitar echar la cabeza un poco hacia atrás, algo perplejo por toda la situación. ¿Dejarla entrar a mitad de la noche? ¿Siendo una desconocida total...?

Se llevó dos dedos a los labios, sopesándolo por un instante. Era algo que tenía pensar con cuidado porque a pesar de lo que ella aseguraba —que no le robaría y que era violonchelista... cosa que tuvo que dudar, la verdad—, se trataba de una extraña. Vecina o no, guapa o no. Dejar que se metiera a su piso podría ser peligroso, uno nunca sabe.

Y, al mismo tiempo, todo lo que su madre alguna vez le había enseñado tiraban de Ted para que aceptara. Era una señorita, por muy ebria que estuviera, y no era de hombre que mereciera respeto alguno el dejarla a su suerte. — Claro, eh... Sí, no hay problema, pasa —aseguró, tras un suspiro, abriendo un poco más la puerta para darle vía libre.

Se pasó los dedos por el pelo, peinándolo con el mayor disimulo que pudo manejar. — ¿Necesitas que te eche una mano? —sus manos fueron a su pijama entonces, en un intento patético por eliminar cualquier arruga. — Te ves como si... —carraspeó, negando. Pálida y verde al mismo tiempo. Se tuvo que recordar el respirar hondo. — ¿Agua, quieres agua? ¿Necesitas que llame a alguien o algo? —se alejó definitivamente de la puerta para acercarse a la pelirroja, aunque a una distancia prudente. Respeto ante todo, ¿no? A saber cómo era su carácter.
PISO EQUIVOCADO | DE MADRUGADA
© RED FOR SS



They burnt her wings so she rose from the ashes with new ones. Wings of flame; burning brighter with every move she made.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
347

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Call it what you want.

Mensaje por Snow el Sáb 16 Jul - 16:50

Caterina
Ted.
Caterina se había quedado mirando un punto fijo en la pared como si fuera lo más interesante de la noche, hasta que la voz de su vecino le sacó del ensueño — ¿Eh? — Se arregló un poco el vestido descolocado intentando no aparentar más patética de lo que ya se sentía — Lo siento, de verás, no suelo ser así — Suspiró cerrando los ojos. Claro que no era una borracha que salía de bares todas las noches, era responsable, tenía un trabajo y pagaba sus facturas, era eso a la que se reducía la existencia del ser humano ¿verdad? — Gracias, estoy bien. Bueno más o menos — Intentó parecer coherente soltando una suave risa, pero ni ella se lo creía pues ¿que iba a hacer a partir de ahora? Nunca sabía estar sola, siempre necesitaba la compañía de alguien porque sola era una depresión andante. Se mordió el labio inferior aguantando las ganas de llorar que tenía y frotó uno de sus ojos olvidando la máscara de pestañas que llevaba puesta. Genial ahora seré un mapache pensó limpiándose el dorso de la mano sobre la tela del vestido.

Horrible ¿cierto? — Se miró de arriba abajo, sus uñas de los pies destacaban sobre su piel blanca gracias al esmalte rojo que tenía puesto ese día, el vestido estaba demasiado arrugado y aún tenía entre sus manos algunos objetos que se le habían caído al suelo y salido del bolso — No he tenido un buen día — Confesó esquivando su mirada, no entendía como le estaba contando todo aquello al vecino el cual apenas conocía, igual era verdad eso de que estando borracho uno era más sincero — ¿No te importa? Estoy sedienta — Se pasó la lengua por el paladar y los labios, lo último líquido que había ingerido fue una ronda de tequila, sería por eso que notaba la boca demasiado seca.

Negó con la cabeza — Vivo sola a partir de ahora, mis padres no están aquí y bueno... no mejor no llames a nadie — Hizo una mueca con sus labios, estaba sola. Sus padres aún vivían en Europa y sus amigos seguían estando de bares. Su pareja... no era cierto ahora no tenía pareja — Es triste pero no tengo ni mascota — Soltó una carcajada amarga, era nefasta con el cuidado de las plantas así que nunca se había atrevido a adoptar un animal.

Se fijó en el hombre, era atractivo, tenía unos ojos bonitos a pesar de ver en ellos cierto temor y preocupación en esos instantes. Sabía que estaba haciendo el ridículo y no intentaba pararlo, era como una fuerza superior ejercida sobre, siempre cuando estaba borracha o nerviosa tendía a hacer el idiota — Caterina. O Cat como prefieras — Estiró una de sus manos hacía su vecino, al menos podría demostrar algo de educación presentándose — Creo que no te he visto antes aquí. Claro que nunca he llamado borracha a un timbre de la puerta equivocada — Ahogó una risa, porque otra vez se estaba haciendo boicot a ella misma
piso equivocado | madrugada.
© RED FOR SS




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2281

Localización :
Dorne

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Call it what you want.

Mensaje por Bird el Vie 12 Ago - 15:35

Ted
Caterina
Y sí, un poco horrible sí que se veía. Con la cara manchada, sin zapatos y evidentemente borracha, ella suponía algo que Ted no veía desde hacía ya mucho tiempo. Desde la universidad, cuando las cosas eran distintas. Luego se volvió un hombre un poco serio, más bien aburrido, aún cuando era relativamente joven.

No hay problema, te conseguiré agua —y un psicólogo, quizás. O alguna amiga con la que ella pudiera pasar la noche y charlar sobre sus penas, quizás. Se adentró al departamento, dejando la puerta abierta de par en par, y directo hacia la cocina. Llenó un vaso de agua aún con su atención depositada en la pelirroja y sus palabras, y en nada volvió para tendérselo. — Bebe despacioque no quiero limpiar vómito por el resto de la noche.

Se rascó la cabeza, sintiéndose de lo más confuso y aún atontado por el sueño, antes de pasar la mano y formar una sonrisa un poco rara, incómoda. — Ted, tengo un hamster... y un pez —su presentación terminó siendo una pregunta, dándose cuenta en media oración lo ridículo que sonaba. — Al menos no tocaste el timbre de la señora Gregorieva, te habría gritado en ruso —y eso Ted lo sabía por experiencia. Una mísera vez había olvidado sus llaves, y la anciana le gritó por más de media hora. Se sintió como un quinceañero en ese momento.

El baño está por allá, —señaló una puerta, volvió a pasarse una mano por la barba. — y tengo algunas pastillas... Eh, bueno, aspirinas, más bien —pero algo era algo, ¿o no? Ya ni siquiera sabía qué se tomaba hoy en día para sobrevivir a la resaca.

En su época, no obstante, era más alcohol.
PISO EQUIVOCADO | DE MADRUGADA
© RED FOR SS



They burnt her wings so she rose from the ashes with new ones. Wings of flame; burning brighter with every move she made.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
347

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Call it what you want.

Mensaje por Snow el Mar 23 Ago - 0:48

Caterina
Ted.
La pelirroja se quedó unos segundos en el rellano sin saber que muy bien que hacer, decidida y por el frío suelo que sentía bajo sus pies y entró en el apartamento ajeno. Lo poco que vio le dio a conocer que su vecino era alguien más limpio y ordenado que ella: practicaba en su salón, su suelo estaba casi cubierto por sus partituras, en las paredes a modo de cuadros estaban las que mejor le habían salido. Como los médicos colgando sus títulos en las paredes de su consulta — Oh, gracias. Creí que iba a deshidratarme — Tomo el vaso que le tendía y a pesar de su consejo, se bebió el agua de un tirón, le pareció poco y seguía sedienta pero no quería incomodar a su vecino.

Sonrió tontamente ¿Qué clase de adulto tenía un hamster como mascota? Bueno, seguro que él no le dejaba morir como ella hacía con las plantas. Hizo una mueca respecto a su vecina, la conocía de sobra — Siempre se esta quejando de mi música — Murmuró dándole el vaso de nuevo — A ti... ¿te importa?  Vivo debajo tuya, pero nunca me he cruzado contigo — Arrugo su nariz, no le recordaba, vivir de alquilada significaba no ir a las juntas, por lo tanto no lo veía en esos lugares, los conciertos terminaban tardes y no le creía saliendo a trabajar a las cuatro de la mañana, que era cuando ella solía llegar a casa. Igual pasaba el día fuera y por eso no se cruzaban, hasta ese día, que se había equivocado de planta.

Gracias— Murmuró pasando al interior del baño, soltó el bolso y los tacones en el suelo para ir directa al lavabo. Activó el grifo en del agua fría y con ambas manos se mojo la cara, olvidando por completo el poco maquillaje que le quedaba en el rostro, aunque eso le alivió un poco, despejando su mente un poco, se miró al espejo y tomó la toalla que estaba colgado a su lado para limpiarse el rostro. Miró de reojo la puerta cerra y abrió el pequeño armario que se alojaba el espejo, todo productos de hombre salvo... ¿pasta dental infantil sabor fresa? Sonrió y volvió al guardarla de nuevo. Se enjuago la boca con un poco de agua y dejo la toalla en su sitio para volver al encuentro con Ted.

Negó con la cabeza — No, gracias. Se me pasará mañana, la resaca es como la gripe —Bromeó. Deseaba sentarse, pero no sabía si tenía que hacerlo o esperar que al menos él le diera permiso. Tenía el rostro cansado, le había despertado y usurpado el baño —Puedo irme a casa, creo que deje la ventana de mi salón abierto— Y vivían uno encima del otro, si el equilibrio le dejaba, podía llegar en cuestión de segundos a su casa.
DATO | DATO | DATO
© RED FOR SS




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2281

Localización :
Dorne

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Call it what you want.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.