Últimos temas
» Quarantined left alone
Hoy a las 12:56 por Sheena

» ~ La joven y el señor vagabundo.
Hoy a las 12:17 por SapphireDragon

» ~ Blind Heart
Hoy a las 11:53 por SapphireDragon

» Flügel der Freiheit!
Hoy a las 2:23 por Aversiteespabilas

» — PIDE ROL [ BRYMPTON HOUSE]
Hoy a las 2:11 por P!nk

» Part Of Your World | (PRIV) +18
Hoy a las 0:24 por Quisso

» ~We do it for her~
Hoy a las 0:18 por Sassdonyx

» You were my lesson I had to learnt
Ayer a las 23:52 por SapphireDragon

» ›› The crimson stray dog & the white moon princess
Ayer a las 23:47 por Sheena

» It had to be you
Ayer a las 23:31 por Snow

» ~ Distance is no excuse if we feel the same
Ayer a las 23:14 por SapphireDragon

» I AM ELIZA
Ayer a las 22:31 por Hermosodehuerta

» Quidditch in the game
Ayer a las 22:11 por Hermosodehuerta

» The Fox and the Mercenary
Ayer a las 21:31 por Little Ball of Psycho

» Forbidden
Ayer a las 20:34 por Quisso

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

Unconditional Bond

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Unconditional Bond

Mensaje por Hatshepsut el Dom 13 Mar - 20:26

Unconditional Bond
Plot | 1x1 | Realista

Tras fallecer el cabeza de la prestigiosa familia Anworth fue su hijo, el por entonces jovencísimo Richard, quien heredó su título y posición como líder. No obstante, el vizconde aún tenía mucho que aprender del mundo y sus condiciones, y por ello se le encomendó su cuidado y educación al mayordomo Adam Michaelis, que ya llevaba varios años trabajando para la familia Anworth. Durante ese tiempo y pese a su condición de sirviente, Adam llegó a convertirse en una figura popular y querida por la sociedad, aunque su comportamiento con Richard distaba mucho de ser afable. Era, más bien, todo lo frío y tosco que se podía permitir, hecho que no tardó en llamar la atención del vizconde, especialmente desde que comenzó a sentir cierta atracción por su empleado.
Richard se propondrá descubrir el motivo de esa insalvable distancia que parece existir entre ambos antes de poder ponerle fin, pero lo que no sabe es que Adam tiene sus propios objetivos en mente y que está dispuesto a todo por alcanzar sus secretas ambiciones.

Richard Anworth
19 años | vizconde | Aneurin Barnard
Yconia
Adam Michaelis
25 años | Mayordomo | Rob James-Collier
Hatshepsut

© by Farah.



I have two rules: First I'm never wrong. Second, If I' wrong... back to the first rule.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
393

Localización :
Hamunaptra

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

I. Evolving

Mensaje por Yconia el Miér 16 Mar - 8:51

I. Evolving
richard
con adam
noche
habitación de adam
Perdía la cabeza. A cada momento que pasaba se convencía cada vez más de su inminente locura. No debía estar ahí. No porque le fuese prohibido; no existía rincón dentro de la propiedad que fuese demasiado para Richard y, sin embargo, comprendía la falta. Pero era algo que estaba dispuesto a cargar. Porque debía saber. Necesitaba dar término a aquellos pensamientos que no le dejaban dormir, esos que le impulsaron a cometer acto tal como entrar a la habitación de Adam mientras él no estuviese, tan sólo para esperarle.

Buscaba enterrar su ansiedad en actos tan simples como lo era el chocar miradas con Adam, sobre todo en momentos en los que creía que el mayordomo no tendría razón para observarle. Se repetía entonces que, tal vez —tan sólo tal vez— las ideas que rondaban su cabeza no eran más que creación de una simple paranoia y reflejo del ferviente deseo que nacía en sus entrañas, ese que quemaba todo a su paso y amenazaba con ahogarlo en su propia miseria. Sin embargo sus esperanzas eran rápidamente desechadas por aquel hombre. Expresiones gélidas. Cumplidos obligados y poco satisfactorios. Acostumbrado estaba a aquel tipo de trato mas eso no los hacía más llevaderos.

Ahora, sin perder la costumbre, intentó alejar la culpa de su mente. Lo hubiese logrado de no ser que la opción elegida no hacía más que empeorar su situación. Mas bien hacía un esfuerzo por no centrarse en ningún punto en especial. Aún con toda la curiosidad que picoteaba sus manos, sabía que no podía tocar nada. La única razón de su recato era el pensamiento de Adam molesto. Sabía que lo estaría, de por sí, por encontrarse ahí sin permiso previo, mas ese era un castigo que estaba dispuesto a pagar. Un precio justo por la verdad.

Antes de que sus ganas venciesen al decoro, la puerta se abrió.

Tengo algo que preguntarte —se apresuró a decir.

No se movió de su posición adquirida, sentado en un largo sillón que daba con vista al extenso jardín el cual apenas era iluminado por las farolas ubicadas de manera estratégica.









AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
512

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unconditional Bond

Mensaje por Hatshepsut el Dom 3 Abr - 2:45

I. Evolving
Adam
con Richard
Noche
Habitación propia
La jornada había sido larga y agotadora. Adam gozaba de un puesto casi prestigioso en el hogar de los Anworth, pero no por ello dejaba de ser un trabajador que formaba parte del servicio; de hecho, ser el mayordomo más reputado de la enorme y majestuosa casa bajo cuyo techo llevaba viviendo y trabajando hacía ya unos años, le proporcionaba una serie de deberes y tareas con las que solo él podía cargar. Coordinar a las doncellas, organizar el trabajo de cocineros, asegurarse de que ningún trabajador fallara en sus quehaceres, procurar que cada habitación se mantuviera impoluta... en resumen, él era la pieza clave de un complejo y intrincado sistema de relojería que hacía que todo en aquella casa funcionara con una precisión exacta. Los trabajadores, fueran sirvientes, jardineros o cocheros, tenían su casilla en el tablero de ajedrez en el que jugaba cada día, y él era el encargado de mover las fichas y asegurarse de que jamás se llegara al final de la partida. Se pasaba los días caminando por cada pasillo, por cada habitación, vigilando y comprobando, cumpliendo órdenes y mandatos, sacrificándose por los caprichos y la comodidad de sus señores. Y lo peor era que, en el fondo, sabía que podía estar contento por cumplir con una labor como aquella. Tenía un sueldo muy digno, quizá más digno que el de otros mayordomos de la alta sociedad, y una buena, apacible y amplia habitación. De hecho, su estancia privada era, quizá, la zona que más le gustaba de toda la mansión, y eso que esta contaba con innumerables espacios abarrotados de la ornamentación más exquisita. Quizá su dormitorio no tenía los lujos que se mostraban en las estancias de los señores, pero poseía un valor extra: la privacidad. Una vez atravesaba la puerta de su cuarto, Adam podía olvidarse de sus subordinados, de sus tareas y de los problemas. Solo restaban él mismo, un cómodo lecho y unas valiosas horas de descanso...

El mayordomo comprendió que aquella noche no le resultaría tan fácil desconectar de la rutina en cuanto descubrió la presencia de su señor en el dormitorio. Su primera reacción fue apretar los labios y fruncir el ceño, sintiéndose molesto. A veces olvidaba que el poder de los dueños de la casa era tan grande como para que pudieran invadir su pequeño espacio con total libertad, sin pedir permiso. Y aquello lo irritaba. Sin embargo, se apresuró a suavizar su expresión, consciente de que jamás debía mostrarse maleducado o impertinente ante aquellos a los que servía. Si algo sabía hacer a la perfección, era su trabajo. No por nada había conseguido la fama y la buena reputación de la que podía presumir.

Señor –saludó, cortés, antes de cerrar la puerta de su habitación con cuidado. No le apetecía demasiado quedarse encerrado con Richard, mucho menos a aquellas horas, cuando se suponía que podía descansar, pero la idea de que los vieran juntos en su propia habitación tampoco resultaba demasiado tentadora.

Así que su señor había ido allí buscando la respuesta a una pregunta. Bien, haría todo lo posible por ofrecérsela rápidamente, así Richard se marcharía y lo dejaría solo, en paz. Por lo menos hasta el día siguiente.

Ya sabe que estoy a su entera disposición –dijo, permaneciendo inmóvil y en pie frente a la puerta, manteniéndose a un par de metros de la persona que había invadido su espacio privado–. ¿De qué se trata?







I have two rules: First I'm never wrong. Second, If I' wrong... back to the first rule.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
393

Localización :
Hamunaptra

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unconditional Bond

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.