Últimos temas
» The North Remembers
Hoy a las 12:46 pm por Red

» Dark arrow
Hoy a las 8:10 am por Bastet

» Confieso que...
Hoy a las 5:23 am por Bastet

» Why don't we find out?
Hoy a las 3:29 am por Party Poison

» I knew you. I know you
Hoy a las 2:27 am por SapphireDragon

» ─I feel it coming
Hoy a las 2:19 am por Momo

» ~ Silver was a rarer metal than gold
Hoy a las 2:14 am por SapphireDragon

» Save me from the Dark (+18)
Hoy a las 1:51 am por SapphireDragon

» ➤ A drop in the ocean
Hoy a las 1:42 am por SapphireDragon

» Seeing yu smile, make me feel so happily, too.
Hoy a las 1:14 am por SapphireDragon

» The Courage To Say I Love You
Hoy a las 1:00 am por SapphireDragon

» ¡No apagues la llama!
Hoy a las 12:38 am por SapphireDragon

» Pigs must be killed
Hoy a las 12:26 am por Songbird

» ~ We could be heroes
Hoy a las 12:10 am por SapphireDragon

» Plastic Love
Ayer a las 9:19 pm por Seishiro

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project
function selectCode(e) { var doc = document , text = $(e).closest("dl").find(".cont_code,code").get(0) , range, selection ; if (doc.body.createTextRange) { range = document.body.createTextRange(); range.moveToElementText(text); range.select(); } else if (window.getSelection) { selection = window.getSelection(); range = document.createRange(); range.selectNodeContents(text); selection.removeAllRanges(); selection.addRange(range); } }; $(function(){$("dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd.code, dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd > code").closest("dl").find('dt').append('Seleccionar')});

Eagles and Lions Both Have Claws

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Eagles and Lions Both Have Claws

Mensaje por Schadenfreude el Sáb Mar 19, 2016 11:18 pm

Eagles and Lions Both Have Claws
CS | Saint Seya | 1x1
El Santuario ya no es el lugar que era, ahora todo es maldad y codicia desde que el nuevo Patriarca domina sobre Grecia. Muchos caballeros defienden lo que hace por miedo a su cruel justicia, mientras que quienes aún no lo son luchan por conseguirlo y ponerse a su servicio. Mas aún hay puros de corazón que persiguen ser Santos de Atenea por los valores que un día se les fueron asignados.

Hace ya casi seis años de la muerte de Aioros de Sagitario, Santo de Oro que dio su vida por salvar a Atenea, pero quien a ojos de todos no fue más que un traidor que quiso asesinarla. Ahora, su hermano Aioria vive rodeado de ojos que lo acusan también como traidor. La herida aún duele, él confiaba en su hermano y sabe que aquello no sucedió de tal forma.

La mejor forma de honrarlo será entrenando a su nueva discípulo, como Aioros hizo con él,para que consiga su ansiada Armadura de Plata de Águila.

Personajes
Marin de Águila | 16 | Caballero de Plata | MissJarlaxle
Aioria de Leo | 20 | Caballero de Oro | Schadenfreude




Long road to ruin
There in your eyes

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
349

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Eagles and Lions Both Have Claws

Mensaje por MissJarlaxle el Dom Mar 20, 2016 12:09 am

1. First encounter
Mañana — Palestra — Con Aioria
La muchacha morena aún estaba de lo más impresionada con aquel lugar. El santuario era todo lo que se había imaginado y más. Una especie de sueño hecho realidad aunque en realidad no sabía si ese sueño era bueno o malo. Si conseguía convertirse en una santa de Atenea seguramente la esperaba una vida algo mejor que la que habría tenido en Japón, su país natal, aunque también sabía que aquello no sería un camino de rosas precisamente. Los Santos de Atenea luchaban duro por proteger el mundo. Por algunos incluso podrían ser considerados héroes. Ese era el futuro que Marin quería para ella. Quería ayudar a mantener la paz en La Tierra.

A pesar de que estaba contenta de estar allí había algo que la molestaba muchísimo y era la maldita máscara que la habían hecho ponerse poco después de llegar al Santuario. Era molesta y le picaba un poco en los bordes, aunque otras santas le habían dicho que se acostumbraría con el tiempo Marin no estaba segura de aquello, ¿por qué tenía que ocultar su rostro? Ninguno de los varones tenía que hacerlo y a la morena le parecía ciertamente injusto.

A pesar de eso se había esforzado todo lo que había podido en las pruebas iniciales, las cuales servirían para que los que allí mandaban decidieran con quien mandar a entrenar a cada uno de los nuevos aspirantes. Al parecer la suerte había estado del lado de Marin aquel día y lo había hecho lo bastante bien como para que la asignaran a un santo importante. O eso le habían dicho hacía un par de días. Aquel día, el día que tenía que conocer a dicho maestro, habían ampliado esa información haciéndole saber que sería un santo de oro el encargado de adiestrarla. Aquello la hizo ponerse nerviosa. Los santos de oro eran los doce más poderosos de entre todos los que luchaban por la Diosa Atenea. Si la habían asignado a uno de ellos significaba que habían visto potencial en ella. Debía estar a la altura.

A media mañana los mismos que le habían hecho la primera prueba fueron a buscarla para llevarla a la Palestra, donde al parecer la esperaba el santo de oro de Leo. No sabía mucho de éste, no sabía mucho de nadie realmente, pero por lo que había oído durante los escasos días que llevaba allí el santo de Leo se llamaba Aioria y era bastante joven.

Pasó el camino hasta el lugar indicado, haciéndose todo tipo de preguntas y cuando llegó allí no tardó en reconocer al que sería su maestro. Había algunas personas más entrenando allí, pero él desprendía un aura poderosa, cosmos le habían dicho que se llamaba aquella energía, la única lo bastante poderosa como para tratarse de uno de oro. Mientras se acercaba a él quiso dedicarle una sonrisa, pero se acordó de la máscara y la maldijo interiormente por enésima vez en aquellos días.

Cuando por fin quedó a escasos pasos de él se notó de nuevo nerviosa, aunque trató de que la voz no le titubeara cuando se presentó algo tímida—. Soy Marin, ¿eres tú quien va a ser mi maestro?

Hellcat


I dont think i can live without you.


Birds of a feather:

Thanks Hellcat!
AvatarCamposContacto
avatar
MOD
Mensajes :
1094

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Eagles and Lions Both Have Claws

Mensaje por Schadenfreude el Dom Mar 20, 2016 6:13 pm

1. First encounter
Mañana — Palestra — Con Marin
<<Lo haré por ti, hermano.>> Pensó el joven Santo de Oro en su espera, mirando al cielo allá dónde por las noches se alzaba la constelación de Sagitario, sabiendo que, desde el Cosmos, Aioros lo escuchaba. Él había sido su hermano, su maestro. Su compañero. Y ahora que era él quien debía mostrar los senderos de Atenea a un nuevo miembro de ese gran ejército en el que se encontraba, esperaba poder llegar a ser lo mismo para su aprendiz.

Muchos eran los que se mofaban de él al verlo, los que ya no tomaban en cuenta el material de su armadura cuando de llamarle traidor a sus espaldas se trataba, pero él no perdía la calma. Él sabía que no lo era, como tampoco dudaba de que su hermano hiciera nada malo antes de fallecer. "Él murió por la diosa", se repetía. Y estaba más que dispuesto a hacer lo mismo llegada la hora. Y a pesar de tener en aquel entonces tan solo catorce años, los mismos con los que su hermano Aioros lo dejó, había más luz en él de la que podía haberlo en toda Grecia.

Sin embargo, Aioria quería a su vez hacer ver a todos que él servía al Patriarca.

No podía dejar de pensar en que su aprendiz podía haber sido elegido de entre todos por ser el más inútil o débil, dadas las costumbres que tenían de tratar de ridiculizarlo por miedo a su inmenso poder, pero Aioria mantenía aún la esperanza de que no quisieran manchar el nombre de los Caballeros de Oro con gestos tan impropios. Por otro lado, el Santo de Leo creía poder también explotar el cosmos de cualquiera de ellos. Si lo primero sucedía, lograría que su aprendiz se llevara la armadura aunque solo fuera por demostrar que la lealtad y el entrenamiento pueden con todo.

Aioria se encontraba apretando en torno a sus manos y muñecas esas vendas ya sucias por el polvo que se levantaba en la Palestra con firmeza (quería empezar el entrenamiento cuanto antes, todo sea dicho) cuando unos pasos apenas imperceptibles llegaron a sus oídos. Una niña algo menor que él (aunque con la diferencia de años a aquellas edades a él le pareció un mundo) de cabellos castaños rojizos y escondida tras una máscara de plata que no dejaba ver su rostro se acercó hasta su posición sin dejar que ese nerviosismo que le hacía temblar por dentro fuera perceptible por fuera, llamando la atención del Santo de Oro el Cosmos que la joven irradiaba. Ella sería su aprendiz.

"Así es. Soy Aioira de Leo, Santo de Oro y, desde hoy, tu maestro." Se pronunció solemne el muchacho, tratando de sonar mucho más adulto de lo que sus catorce veranos le permitían.

Así que ella sería su alumna... Muy inteligentes. Le habían dado lo que él esperaba que fuera una gran luchadora con opciones a tomar la armadura que deseara, pero no dejaba de ser mujer, lo que muchos veían como una deshonra. Y oriental, su acento lo dejaba bien claro. Aioria sonrió desafiante hacia la muchacha, no queriendo que esta fuera su regalo de bienvenida sino uno que  guardaría después para el Patriarca. Conseguiría hacer de ella una de los Santos más fuertes de los que pudiera llegar a imaginar.

Hellcat


Long road to ruin
There in your eyes

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
349

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Eagles and Lions Both Have Claws

Mensaje por MissJarlaxle el Mar Mar 22, 2016 9:26 pm

1. First encounter
Mañana — Palestra — Con Aioria
Una sensación de alivio se apoderó de ella durante un momento al no haberse equivocado de persona. Habría sido terriblemente incómodo si le hubiera preguntado aquello a la persona equivocada. Sin poder evitarlo se fijó más detenidamente en él. Tal como le había parecido en un principio no creía que el fuera mucho mayor que ella, quizás cuatro o cinco años, aunque seguramente a él ella le parecería una cría pues era bastante más baja que ella y por primera vez agradeció tener la máscara pues sus rasgos eran los de una niña pequeña, los que claramente se esperaría cualquiera de alguien que contaba con tan solo diez años. Pero no quería mostrarse como una niña, si no como una guerrera, como alguien que quería aprender a pelear y que iba a darlo todo en los entrenamientos. Si quien tenía delante había llegado a caballero a tan corta edad ¿por qué no iba a hacer ella lo mismo?

Me alegro de conocerle… maestro. —le costó un poco pronunciar la palabra. Le habían dicho que debía ser respetuosa con él, asique pensó que eso era más adecuado que llamarle por su nombre, esperaba no haberse equivocado. Sus ojos vagaron hacia la gente que los rodeaba, la mayoría se encontraban entrenando, haciendo cosas que de no estar viéndolas en ese momento Marin habría jurado que eran totalmente imposibles. Su emoción aumentó al ver todo aquello pus no podía esperar a hacer aquellas cosas ella misma, pero por otro lado le daba algo de miedo. No miedo a tener que aprender esas cosas, si no a no poder hacerlo. ¿Y si después de todo no valía para aquello y no daba la talla? No quería decepcionar a nadie y mucho menos al caballero de oro que iba a entrenarla. Consideraba el hecho de que él fuera su maestro un gran honor y no quería hacer que quedara mal frente a los ojos con una alumna inútil. Por eso en ese momento decidió que iba a esforzarse al máximo e incluso más para convertirse en una santa de Atenea y conseguir su propia armadura. Quería que todo el mundo en el Santuario oyera hablar de la alumna del caballero de Leo.

¿Cuándo vamos a empezar? —Su tono de voz sonó quizás más impaciente de lo que debería, pero después de todo aún era una niña y los niños solían ser impacientes por naturaleza, por mucho que la educación que había podido llegar a recibir en Japón seguramente la hacía mucho más tranquila que la de los niños Europeos. ¿Habría más niños de su edad en el santuario? Si era así definitivamente Marin aún no había visto a ninguno, aunque todos parecían ser más jóvenes de lo que ella había esperado Aioria era el más cercano a su edad con el que se había encontrado de momento. Esperando su respuesta, fijó su mirada en los ojos de él, teniendo que alzar la barbilla levemente. El santo de Leo no podía verlo por la máscara, pero en los ojos de la morena se vislumbraba cierto brillo de total decisión por lo que esperaba poder empezar su entrenamiento cuanto antes.

Hellcat


I dont think i can live without you.


Birds of a feather:

Thanks Hellcat!
AvatarCamposContacto
avatar
MOD
Mensajes :
1094

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Eagles and Lions Both Have Claws

Mensaje por Schadenfreude el Sáb Abr 09, 2016 8:10 pm

1. First encounter
Mañana — Palestra — Con Marin
Aquella sonrisa de desafío fue tornándose poco a poco en una que denotaba realmente una total satisfación. Respondió a las palabras de la muchacha con un leve asentimiento de cabeza, cerrando los ojos y manteniéndolos de aquella forma durante unos segundos. Las pupilas permanecieron quietas bajo sus párpados, fijas -de algún modo- en el cosmos que de quien tenía frente a sí emanaba. Eran dos niños, dos jóvenes demasiado impacientes como para permanecer quietos de brazos cruzados cuando aún tenían el mundo completo por comerse... Pero Aioria era un Santo de Oro y, en nombre de la Diosa, debía tener paciencia a la hora de enseñar a aquella joven a convertirse en uno de sus fieles defensores.

"Ya hemos comenzado." El muchacho se cruzó de brazos, abriendo poco a poco esos claros ojos que, entornados, se adaptaron sin problema a la luz para clavarse sobre la máscara que cubría los rasgos de la oriental. Habían permanecido hasta ese mismo instante cerrados, pero aquello no significaba que no hubiera aprendido ya un par de cosas sobre su nueva pupila. Aioria volvió a sonreír de la forma que lo había hecho en un principio y se giró, dándole las espaldas.

El resto de soldados que trabajaban sobre el campo de entrenamiento continuaron en ello mientras que Aioria, a paso lento pero decidido, comenzó a alejarse de la zona. No se giró en aquella ocasión a mirar si su pupila lo seguía, puesto que entendía que en una ocasión como aquella, por muy confusa que esta pudiera encontrarse, separarse de su maestro en la primera lección no lo harían ni los más necios. Si había sido destinada a un Santo de Oro, era porque la disciplina estaba presente en ella. Al menos la disciplina con la Diosa...

"¿Puedo preguntarte algo?" Dijo el rubio al llegar a una columna a medio derruir, de aquellas que servían de decoración por no haber sido ya retiradas de la zona en siglos. Ahí ya nadie podía escucharlos. Aquel sería el lugar donde comenzara a conocer a su aprendiz y donde esta conocería mejor a su maestro.
Hellcat


Long road to ruin
There in your eyes

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
349

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Eagles and Lions Both Have Claws

Mensaje por MissJarlaxle el Sáb Mayo 07, 2016 11:14 pm

1. First encounter
Mañana — Palestra — Con Aioria
Marin aprovechó el momento en el que su ahora masestro cerraba los ojos para fijarse un poco más en los rasgos de este. Realmente no le hubiera sido necesario esperar a aquel momento pues la máscara tapaba por completo su rostro ocultado de todos cualquier tipo de mirada indiscreta que la muchacha pudiera lanzar, queriendo o sin querer, pero sin embargo aún no estaba acostumbrada a aquello. Además por lo que parecía el muchacho que tenía en frente era muy poderoso y no podía dejarse engañar por que pareciera apenas unos años mayor que ella. Quizás con sus podres pudiera darse cuenta de sus miradas a pesar de la máscara y se metería en un lio. Los rasgos de Aioria eran aun infantiles y a Marin se le hacían vagamente familiares, quizás se debía a que la muchacha se había familiarizado ya un poco con los rasgos griegos. ¿Sería el de allí? Por algún motivo no se atrevió a preguntar pero esperaba poder hacerlo más adelante.

Cuando este volvió a abrir los ojos no pudo evitar pensar que eran bonitos. Los ojos azules siempre le habían gustado, quizás porque en el lugar de donde procedía la muchacha no eran para nada comunes.

La revelación de que su entrenamiento ya había empezado la sorprendió un poco, después de todo no estaba segura de cuando había pasado eso, ¿quizás en cuanto se habían presentado? Si, seguramente era eso. Sin embargo no tuvo demasiado tiempo para pensar en aquello pues enseguida su maestro se dio la vuelta y se alejó del lugar en el que los habían presentado. Marin apenas dudó un segundo antes de disponerse a seguirle, teniendo que ir algo rápido para alcanzarle. Le pareció un poco maleducado cuando ni siquiera le dijo que tenía que hacer pero de nuevo se recordó que aquel joven de cabellos castaños era su maestro y que no podía cuestionarle.

Cuando por fin paró Marin se quedó a poco menos de un metro de él, mirándole entre expectante y nerviosa, ¿Qué se suponía que debía hacer en ese momento? Estaba tan concentrada pensando en que era lo que debía hacer que cuando él formuló aquellas palabras la pillaron un poco por sorpresa y tardó unos instantes en contestar—. S-si… Claro.
Hellcat


I dont think i can live without you.


Birds of a feather:

Thanks Hellcat!
AvatarCamposContacto
avatar
MOD
Mensajes :
1094

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Eagles and Lions Both Have Claws

Mensaje por Schadenfreude el Vie Mayo 20, 2016 7:25 pm

1. First encounter
Mañana — Palestra — Con Marin
El espíritu infantil del Caballero de Leo, sin embargo, hizo que no pudiera resistirse a trepar por aquella columna en una muestra de agilidad y poder. Era poco mayor que su aprendiz y quizá por ello (o por el carácter estúpido que la naturaleza había otorgado al hombre) la necesidad de demostrarle que era importante estaba muy presente en él. Ya una vez en lo alto de esa columna derruida, Aioria retiró los cabellos dorados de su frente pasando sus dedos entre el flequillo. A pesar de todo lo anterior, lucía bastante más maduro de lo que cabría esperar de un crío de su edad.

"¿Qué esperas de este entrenamiento?" Preguntó. Había dos tipos de respuesta para aquella pregunta, la esperada y la inesperada. La que cualquier Caballero del Zodiaco esperaría oír a ojos de la diosa frente a la que de verdad el corazón de todos los muchachos que hasta allí llegaban formulaba. Aioria clavó entonces sus ojos sobre los de la pequeña, sintiéndose capaz de atravesar el metal y encontrarse frente a frente con ella en el instante en que lo hizo. Ya podía imaginarse sus ojos rasgados, su tez de porcelana. Necesitaba que aquella niña confiara en él, pero lo respetara. Necesitaba ser un buen maestro y demostrar al Santuario que podía ser el mejor Caballero de Oro de entre los once que quedaban. Repartir las enseñanzas que su hermano Aioros le dio antes de que todos lo tomasen por traidor. "No te cortes. Quiero oír algo original."

Aioria cruzó los brazos sobre su pecho sin cortar la conexión visual con los ojos plata de la máscara de Marin. No trataba de ser arrogante, tan solo sacar de la niña aquella guerrera que un día sería.
Hellcat


Long road to ruin
There in your eyes

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
349

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Eagles and Lions Both Have Claws

Mensaje por MissJarlaxle el Sáb Jul 23, 2016 10:45 pm

1. First encounter
Mañana — Palestra — Con Aioria
La pregunta del caballero de Leo pilló a la niña totalmente con la guardia baja de modo que cuando fue a abrir la boca para contestar se dio cuenta de que no estaba segura de que era lo que quería decir. Por supuesto podía contestar lo que seguramente contestarían todos pero estaba casi segura de que eso no era lo que el otro joven esperaba de ella. Frunciendo muy levemente el ceño no tardó en notar como la mirada azul del otro se fijaba en la suya y parecía pasar incluso a través de la maldita máscara que evitaba que todos los demás pudieran leer las emociones que se dibujaban en su cara. Por un instante casi olvidó que la llevaba puesta y se quedó medio embobada mirado aquellos ojos que no eran mucho mayores que los suyos propios pero que sin embargo denotaban más sabiduría y experiencia de la que ella creía que fueran a expresar los suyos alguna vez. En ese instante no pudo evitar preguntarse quién era ese chico y por qué cosas había pasado a lo largo de su corta vida.

Finalmente suspiró con suavidad aunque sin apartar la mirada, algo dentro de ella le decía que no lo hiciera. Quizás estaba descubriendo algo del orgullo de los guerrero que defendían al a diosa—. Supongo que podría decir que lo que quiero es proteger a Atenea y que por eso quiero conseguir una de sus armaduras, pero creo que esa es la respuesta fácil ¿no? —Dijo con una calma y una extraña madurez que la niña no había sabido que tenía hasta ese momento—. Pero lo cierto es que quiero encontrar a mi hermano menor. Y creo que si consigo convertirme en alguien fuerte me será más fácil. —Confesó finalmente casi bajando la voz.

¡Pero eso no significa que no vaya a luchar por Atenea! —Exclamó finalmente casi temiendo que él fuera a enfadarse con ella por tener sus propios motivos personales.

Hellcat


I dont think i can live without you.


Birds of a feather:

Thanks Hellcat!
AvatarCamposContacto
avatar
MOD
Mensajes :
1094

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Eagles and Lions Both Have Claws

Mensaje por Schadenfreude el Dom Sep 04, 2016 12:01 am

1. First encounter
Mañana — Palestra — Con Marin
Aioria, aún cruzado de brazos, no dejó de clavar su mirada sobre la máscara de la niña mientras esta buscaba la respuesta exacta a su pregunta. Casi podría asegurar que los ojos de Marin le devolvían la pelota de manera que no dejaba verse amedrentada por su presencia, no mucho, al menos. Claramente, la joven se estaba esforzando en no decepcionarlo con sus palabras, cosa que hizo que su curiosidad creciera. ¿Obtendría una respuesta ingeniosa u otra de tantas? Esperaba con ansias que no fuera lo último.

"Hm..." Aioria alzó una mano hacia su mentón, cerrando sus ojos para aislarse momentáneamente del mundo, quedarse a solas con aquellas palabras que ahora danzaban en su mente. La familia... Todos aquellos que ansiaban una armadura tenían motivos propios para ello, aunque la mayoría de las veces coincidía en lo mismo: gloria y poder. Otros tantos se resignaban a la vida a la que se habían visto abocados y, la verdad, pocos eran los que se ofrecían a la diosa por voluntad propia. "Eso es muy noble, la verdad. Te honra."

Aioria podía parecer más maduro de lo que un niño de su edad podría serlo, pero él también había sufrido mucho. No solo había sido entrenado para conseguir la armadura dorada de Leo, sino que lo había conseguido, pero aquello era solo una parte muy pequeña de lo que realmente formaba su persona. Él también había perdido a su familia, a su hermano. Lo habían tachado de traidor y él no había podido hacer nada. Para más inri, había tenido que adoptar una posición sumisa ante el Santuario para no ser acusado de traición también. Aquella joven era mucho más valiente que él.

Pero no dejó que nada más que una carcajada saliera de lo más hondo de su ser, respondiendo al comentario final de Marin y apartando de sí otra vez las oscuras sombras de su pasado. "Y así lo harás. Protegerás a la diosa con tu vida."

Aioria miró entonces a su alrededor. Desde lo alto de esa columna derruida podía ver como otros soldados corrían y se esforzaban en tareas que no los llevarían nada lejos sin completar su entrenamiento con el ejercicio de la mente, el pensamiento sobre sí mismos y la reflexión. Eso quería enseñarle a su aprendiz, salirse de lo corriente. Ser creativo en su entrenamiento, lucir orgulloso por haber conseguido algo mejor a través de un método diferente.

"Bueno, creo que de momento esto ha sido todo" Dijo de pronto antes de saltar desde su posición y tocar el suelo con una rodilla, un pie y una mano. "Corto pero intenso. Piensa sobre todo lo que hemos hablado. Y descansa. Mañana te pondré a prueba."
Hellcat


Long road to ruin
There in your eyes

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
349

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Eagles and Lions Both Have Claws

Mensaje por MissJarlaxle el Jue Mar 02, 2017 9:29 pm

1. First encounter
Mañana — Palestra — Con Aioria
Marin sintió como su corazón se aceleraba levemente. Su mente infantil pensaba que el encontraría sus motivos egoístas, sin embargo había dicho que pensaba que era noble. Aquello no se lo habría esperado nunca, y de nuevo daba las gracias a su máscara porque él no pudiera ver su expresión de sorpresa. Aunque eso no significaba que dicho objeto dejara de parecerle inútil y un absoluto agobio.

Asintió levemente. Por supuesto que defendería a la diosa con su vida, lo haría en ese mismo momento si se diera el caso, a pesar de que dudaba que con sus escasas habilidades realmente pudiera hacer algo por ayudar a Atenea. Sin embargo eso por lo menos demostraría que su lealtad hacia la diosa que le había brindado esa oportunidad era absoluta. Además después de todo Marin ya no tenía realmente otra cosa. No tenía amigos y aunque los hubiera tenido toda la gente que había conocido habían quedado atrás cuando había decidido aceptar su destino como santa de Atenea.

La morena se encontró a si misma preguntándose por el pasado del que ahora era su maestro. Estaba segura de que muchos de los que allí se encontraban tenían una historia trágica tras de sí a pesar de la juventud de casi todos y algo la intuición parecía decirle que Aioria podía ser de esos. Quizás el modo en que se quedaba pensando, absolutamente melancólico tenía algo que ver.

Entonces… ¿vengo aquí mañana por la mañana? —Preguntó cando las palabras de él cortaron sus pensamientos. Por lo que le habían dicho muchos de los entrenamientos empezaban desde el amanecer.
Hellcat


I dont think i can live without you.


Birds of a feather:

Thanks Hellcat!
AvatarCamposContacto
avatar
MOD
Mensajes :
1094

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Eagles and Lions Both Have Claws

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.