Últimos temas
» Dark arrow
Hoy a las 4:19 por Seishiro

» There's a fucking pony head in my bed! [Buzón]
Hoy a las 2:01 por Magik

» Don´t let me down
Hoy a las 1:53 por Magik

» VI. In light of the seven
Hoy a las 1:27 por Willow

» Death is equal
Ayer a las 22:29 por Nightingale

» Hide and seek
Ayer a las 20:41 por SapphireDragon

» The ghost of Christmas present
Ayer a las 20:35 por Fenrir

» ~ La joven y el señor vagabundo.
Ayer a las 15:57 por SapphireDragon

» ─Play With Fire
Ayer a las 7:17 por Seishiro

» Why don't we find out?
Ayer a las 3:50 por Nébula

» You were my lesson I had to learnt
Ayer a las 1:17 por SapphireDragon

» Oh somewhere deep inside of these bones...
Ayer a las 1:13 por Shadows Takes All

» Reality just killed magic.
Sáb 18 Nov - 23:28 por Winter Wiccan

» Set fire to the rain
Sáb 18 Nov - 19:27 por Young Sheldon

» ~ Beauty, courage & nobility
Sáb 18 Nov - 17:33 por FireFly

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project
function selectCode(e) { var doc = document , text = $(e).closest("dl").find(".cont_code,code").get(0) , range, selection ; if (doc.body.createTextRange) { range = document.body.createTextRange(); range.moveToElementText(text); range.select(); } else if (window.getSelection) { selection = window.getSelection(); range = document.createRange(); range.selectNodeContents(text); selection.removeAllRanges(); selection.addRange(range); } }; $(function(){$("dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd.code, dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd > code").closest("dl").find('dt').append('Seleccionar')});

♫ You're mine

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

♫ You're mine

Mensaje por Storm Queen el Jue 24 Mar - 1:10


Hades Polifeme
Michael Fassbender — Director de empresa — 40 años — Dornish Sun
Perséfone Dalaras
Barbara Palvin — Recién graduada — 22 años — Storm Queen


Hades Polifeme es el presidente de una de las compañías más importantes de Estados Unidos, cuya sede está en Nueva York, donde reside en la actualidad. Es un hombre ambicioso, inteligente y que nunca se detiene para conseguir lo que quiere. Nunca. Tampoco se detuvo cuando conoció  a Perséfone Dalaras. La única hija de uno de los matrimonios más tradicionales de la ciudad. Perséfone conoció a Hades, por casualidad, en una de las fiestas que organizaron sus padres. Y en aquel entonces, no tenía ni idea de lo que iba a pasar.

Cuando Hades comprendió que la diferencia de edad, abismal, iba a suponer un problema, empezó una cruzada. En pocos meses, el matrimonio Dalaras se encontró cayendo en picado en un pozo negro del que parecía imposible salir: los negocios marchaban mal, horriblemente mal, la empresa no tardó en ser embargada y las propiedades no tardarían en sufrir el mismo destino... Hasta que de la nada, surgió una mano amiga. El señor Polifeme, amigo de la familia, había sido la serpiente que se había encargado de destapar todas las deudas y de cobrarlas. Pero es algo que el señor Dalaras parecía dispuesto a olvidar, cuando este se ofreció a saldar todas sus deudas y dar un pequeño empujón a sus negocios, a cambio de una cosa tan simple, tan sencilla... como la mano de su hija.

Pese a las quejas de Deméter Dalaras, su hija fue sentenciada. Y unas semanas después, una acelerada boda, era el preludio de una luna de miel arrancada de cualquier sueño, en una pequeña isla, propiedad del magnate, donde solo estarían él y su reciente esposa.

Perséfone se opuso a este matrimonio con todas sus fuerzas, solo accediendo, cuando su padre le expuso la realidad. Sin embargo, no siente ningún aprecio, ni predisposición a sentirlo, por el que se acaba de nombrar su esposo y compañero de vida. Sin embargo, ¿podrán en algún momento cambiar las cosas?


You're mine
1x1 — Otros  — Crackship
Hellcat


Pack  patrocinado por Classic Teddy Oswald
Spoiler:


Pack  patrocinado por Classic Teddy Oswald
AvatarCamposContacto
avatar
STAFF
Mensajes :
1458

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ♫ You're mine

Mensaje por Dornish sun el Jue 24 Mar - 14:26

Welcome to your new home




Hades Polifeme
Perséfone - Isla Erebo - Anochecer


Por fin. La boda no había sido una gran celebración, más bien un rito de paso, necesario, pero del todo inservible. Lo único que había contenido los deseos de Hades de bostezar en su propia boda era la visión de la que ahora era su esposa. No había querido gastar tiempo en una gran ceremonia que simplemente atrasase lo que quería conseguir. Ahora, por fin, tenía lo que había luchado por obtener, y nada, ni nadie, les podría molestar ni impedirlo. Ni siquiera los gritos rabiosos de quien ahora era su suegra. El vuelo había sido tranquilo, al menos para él. Hades no había deseado intercambiar demasiadas palabras mientras estuviesen en público. Además, no era muy dado a hablar cuando no era necesario, y en aquel momento no lo era. Ambos sabían dónde iban, con más o menos detalle, y aunque estaba seguro de que su nueva esposa tendría muchas preguntas, era mejor dejarlas para después, cuando se atreviese a formularlas ella misma.

Así que, podía decirse, el viaje había sido muy tranquilo. El taxi desde el aeropuerto hasta el puerto donde tenía atracado su yate, que por supuesto no navegaría él esa vez, dejándoselo a uno de sus criados, y el pequeño recorrido de tres horas hasta llegar a Isla Érebo, un islote más bien, algo más grande que su mansión, pero situado en pleno Mar Caribe. Su orgullo, que ahora podía mostrar a la joven Perséfone, si bien dudaba que ella fuese a estar tan contenta como lo estaba él.

Su alegría, no obstante, no se mostraba en su rostro más allá de una ligera curvatura en la comisura de sus labios. Cuando atracaron, Hades tomó el equipaje suyo y el de la chica y ordenó a Caronte que se marchase por una semana, o hasta que le contactase él. Quería disfrutar de algo de tiempo a solas. La mansión no contaba con una valla, pues no era necesaria. Del muelle donde habían atracado, había unos cuantos metros hacia el jardín delantero, donde el único árbol que crecía era un granado. Más allá, lo único visible era la casa, una enorme fachada de acero y cristal, pues Hades había optado por un estilo más moderno a la hora de construirlo. Antes de pasar al interior, no obstante, Hades silbó, y tres perros Rottweiler aparecieron tras los arbustos, bastante cómplices con su amo. No saltaron de alegría, simplemente se acercaron a él, aunque uno de ellos parecía más al tanto de la nueva llegada, algo en lo que los otros dos tardaron sólo un instante más. Con curiosidad, se acercaron a ella.

Cerbero, Gamr, Skylos, vuestra nueva ama.– murmuró, como si le fueran a entender, aunque su mirada estaba fija en su esposa, deseoso de ver su reacción.

© RED FOR SS



Spoiler:

AvatarCamposContacto
avatar
STAFF
Mensajes :
706

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ♫ You're mine

Mensaje por Storm Queen el Vie 25 Mar - 19:08

Welcome to your new home




Perséfone Dalaras
Hades - Isla Erebo - Anochecer


Aquellos meses habían sido un huracán de sucesos. Se había visto arrastrada por estos, casi sin ser consciente de ello, había estado caminando por una tela de araña en la que finalmente se había visto atrapada, una tela de hilos finos, de apariencia delicada, pero de los que no podría escapar. Había sido vagamente consciente de lo que sucedía en su hogar. Había tenido la fortuna de vivir siempre en un lecho de flores, siendo mimada y protegida por sus dos progenitores. Pese a lo extraño de su decisión, había podido estudiar la carrera de Bellas Artes y terminarla. Habían sido esos días de alegría, de fiesta y de constante celebración, cuando todo su mundo había cambiado y ella no había sido consciente de ello... hasta que ya había sido demasiado tarde.

En alguna ocasión había conocido a Hades Polifeme. Era imposible no reparar en él, con su rostro de rasgos duros y atractivos, vestimenta perfecta y un aura oscura y misteriosa, que parecía acompañarle allá donde iba. Sin embargo, apenas recordaba haber cruzado con él más que algunas frases. Era un buen amigo de sus padres, o lo había sido, al menos. Ni siquiera había sido consciente de haber llamado su atención de ninguna manera. Y sin embargo, allí estaba. Casada con aquel hombre que había arruinado a sus padres, solo para tender una mano amiga con la condición de que se convirtiese en su esposa. Una idea tan vil y cruel, como surrealista. Pero aunque ella se había negado y su madre se había negado, su padre la había vendido como si de una mercancía se tratase. Y Perséfone, que semanas atrás se había visto danzando en un remolino de felicidad, bajo una cálida luz que auguraba un destino prometedor y feliz, se encontraba ahora encadenada a un hombre y era arrastrada por este, allá donde no llegaba esa luz. Y las visiones de un trabajo en una galería de arte, un casa propia y un marido perfecto, eran truncadas y la esperanza se apagaba, en un eterno vuelo, en el cual, su hostilidad y descontento, fue drásticamente ignorado por su nuevo marido.

Al parecer, que no hubiesen cruzado más de dos palabras desde que se uniesen, no parecía algo que le desconcertase. Habían abandonado la ciudad de Nueva York, a su familia, a su madre, a cualquier cosa conocida. Y tras un eterno viaje en un barco, llevado por un hombre llamado Caronte, se encontraban en una mansión... casi podría llamársele palacio, en el cual, Perséfone se sentía igual de prisionera, que en una cárcel de escasos metros cuadrados.

Sin embargo, no tuvo tiempo para admirar u observar con un ojo más crítico el que parecía que sería su hogar los próximos días, cuando tres enormes perros hicieron su aparición. La visión de los que debían ser los guardianes de la casa, logró que la chica se sobresaltase. Por un instante, casi se aferró al brazo de su reciente marido, buscando algún tipo de protección. No obstante, no había muestras de agresividad cuando se acercaron a olerla y aunque eran, probablemente, más grandes que ella, Perséfone extendió la mano, dejándola que la oliesen, antes de acariciar, una a una, las tres cabezas que se habían acercado a ella.

Muy a mi pesar.—Replicó, en voz más cansada que recriminadora a Hades, que parecía más atento a sus mascotas que a ella misma.—Hola.—Saludó con dulzura, a los perros, sin embargo, atreviéndose a rascar detrás de sus orejas. Aunque ahora parecían mansos, estaba segura de que la reacción habría sido muy distinta, de no estar su dueño delante.—Bonita prisión.—Volvió a añadir, en dirección a Hades. Aunque no esperaba que la hiciese caso, ella no parecía ser más que una nueva decoración para su hogar.

© RED FOR SS


Pack  patrocinado por Classic Teddy Oswald
Spoiler:


Pack  patrocinado por Classic Teddy Oswald
AvatarCamposContacto
avatar
STAFF
Mensajes :
1458

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ♫ You're mine

Mensaje por Dornish sun el Sáb 26 Mar - 21:29

Welcome to your new home




Hades Polifeme
Perséfone - Isla Erebo - Anochecer


Observó la reacción de los perros en silencio. La proximidad de éstos hacia su esposa, que muchos hubieran interpretado como una señal de confianza, para él no significó nada. Al fin y al cabo, no necesitaba ninguna otra criatura diciéndole lo que ya sabía. Y es que, aunque los métodos empleados fueran de una moralidad cuestionable, Hades no se arrepentía en lo más mínimo. Y era sólo cuestión de tiempo que Perséfone lo viera, si eso quería hacer. Y si era su deseo permanecer miserable en la maravillosa vida que le estaba regalando, que así fuera.

La vitalidad que ésta había desprendido al dirigirse a los perros se desvaneció en cuanto hubo dirigido de nuevo su atención a él. Hades devolvió la mirada, pero no añadió nada a su comentario, más allá de seguir sus pasos hacia la puerta. La abrió, y como si la caballería significase algo para él, permitió a Perséfone pasar primero, sólo para apresurarse a cerrar la puerta tras ambos.

El recibidor era espacioso, extendiéndose en su altura los tres pisos que tenía la casa, y nuevamente en silencio Hades se dirigió hacia las escaleras, cargando las maletas en su ascenso. Por supuesto hubiera podido tener a alguno de sus sirvientes venir con él para asistirles, pero prefería la perspectiva de algo de soledad para que ella se acostumbrase a él. –El viaje ha sido largo, podrás descansar en el dormitorio.– avisó, su forma sutil de decirle que iban a compartir dormitorio. Aquello no era una novedad, estaba seguro, pero ignoraba qué fantasías podría haber metido su madre en la cabeza de Perséfone para tranquilizarla.

Sus pasos resonaban en el espacio del recibidor, tan moderno como el exterior de la casa. Las últimas luces del atardecer brillaban en las extensas cristaleras, pero, pese a ello, el ambiente era de un silencio que volvía aquella vista que muchos dirían paradisíaca en un ambiente ligeramente lúgubre. Sólo la presencia de la joven parecía traer algo más a aquel ambiente.–Una vez hayas descansado podré enseñarte la casa, si prefieres.

© RED FOR SS



Spoiler:

AvatarCamposContacto
avatar
STAFF
Mensajes :
706

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ♫ You're mine

Mensaje por Storm Queen el Lun 28 Mar - 4:50

Welcome to your new home




Perséfone Dalaras
Hades - Isla Erebo - Anochecer


Igual que durante el resto del viaje, su gesto hostil fue absolutamente ignorado y Perséfone se encontró con que los perros parecían prestar más atención a sus palabras, que su propio esposo. Se resistió, sin embargo, a emprender algún tipo de rabieta infantil. Si no había hecho caso a su silencio, ni a sus palabras, todo parecía señalar, que no habría forma de que Hades Polifeme reconociese ser consciente de la desdicha o enfado de su mujer. Perseverar en aquel momento, habría sido un gasto de energía, que se imaginaba que tendría que reservar para otras batallas, pues lo que quedaba de día y de noche podría ser eterno.

Tras rascar una última vez a los perros, sus pasos siguieron el camino a la casa y cuando entró en esta, un escalofrío recorrió su espalda. Si bien, la inmensidad y el lujo era abrumador, la frialdad de cada uno de los muebles y paredes, era estremecedor. La casa, aunque bien amueblada, tenía un ambiente casi tétrico. O así era a los ojos de la mujer, que no podía más que ver aquello como una lujosa prisión. Como era de esperar, Hades siguió su recorrido, sin detenerse a esperarla. Y sin ninguna prisa, ella misma empezó a subir las inmensas escaleras.

¿Solo hay una habitación?—Replicó, en una mordacidad, que pretendía ocultar el temor que había comenzado a adueñarse de ella. Si bien, no era ingenua en lo que al sexo se refería y conocía perfectamente lo que un hombre y una mujer hacía cuando compartían cama, no se había planteado el que Hades pudiese forzarla, hasta ser repentinamente consciente, de la soledad de ambos, ya no solo en aquella mansión, también en una isla, completamente aislada.

Con cada escalón, el miedo iba envolviendo su corazón. Y Perséfone se encontró casi arrastrando los pies en el camino que llevaba hasta la que, sin duda, resultaría ser una lujosa, moderna y fría habitación. Así como lo era el resto de la casa. Apenas llegó a ofertarle aquel descanso, la chica ya se había apresurado a aceptarlo, viendo en aquello, un momento de bien necesitada soledad y quizás, su salvación por eso mismo.

Sí, creo que es lo mejor. Estoy muy cansada del viaje.—Lo primero que pensaba comprobar según su marido abandonase la habitación, para dejarla descansar, es si esta contaba con algún tipo de pestillo o cerradura, que pudiese retenerle fuera en caso de que intentase forzarla a algo.

© RED FOR SS


Pack  patrocinado por Classic Teddy Oswald
Spoiler:


Pack  patrocinado por Classic Teddy Oswald
AvatarCamposContacto
avatar
STAFF
Mensajes :
1458

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ♫ You're mine

Mensaje por Dornish sun el Sáb 14 Mayo - 1:28

Welcome to your new home




Hades Polifeme
Perséfone - Isla Erebo - Anochecer


Era claro que su esposa no parecía del todo informada de las consecuencias de su unión. Por supuesto Hades no era un salvaje, pero había ciertas normas que sí se cumplirían. La casa en ningún momento había estado diseñada para acoger a un gran número de invitados, y aunque era grande, contaba con dos dormitorios, uno para él, y ahora su esposa, y otro para el servicio. Solía disfrutar de aquel lugar a solas, por lo que nunca había visto la necesidad. Y aunque hubiera tenido cientos de habitaciones, Hades habría dispuesto que él y su esposa durmieran juntos.

Si bien, por el momento, no pensaba sobrepasarse.

Así es.– respondió, de manera escueta. No tenía que añadir nada más. Sabía que la mente de la joven estaría imaginando cosas que él sabía que no iban a pasar, pero sabía que, en su juventud, su imaginación estaría más avivada de lo que le convenía. Tal vez fuera una buena práctica para ella. Pretendía tenerla como esposa mucho tiempo, y aunque su vitalidad e inocencia le habían resultado atrayentes, sabía que éstas no debían conservarse para siempre de manera pura.

Tras abrir la puerta de su habitación, se mantuvo a un lado para dejar que ella pasase. Y no fue hasta que Perséfone entró, que pasó él con ambas maletas. Las dejó sobre un baúl, frente a la amplia cama de matrimonio. Lo suficientemente amplia como para que ella, si así lo deseaba, no le tocase en toda la noche. Claro que no iba a ser todo tan fácil para ella.

Entonces descansa.– dijo, acercándose a la mujer para dejar un breve beso en su mejilla. En aquel momento sus labios se entornaron levemente en una sonrisa, tras la que susurró en su oído.–Te estaré esperando fuera.– y no tuvo más que decir. Al fin y al cabo, ella no podría huir a ningún lado, no dejaban de estar en una isla, y él estaba seguro de que no era más que una cuestión de tiempo. Ahora ya la tenía en su poder, sólo tenía que amoldarla a su compañía.

© RED FOR SS



Spoiler:

AvatarCamposContacto
avatar
STAFF
Mensajes :
706

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ♫ You're mine

Mensaje por Storm Queen el Sáb 14 Mayo - 14:28

Welcome to your new home




Perséfone Dalaras
Hades - Isla Erebo - Anochecer

Las palabras de Hades, susurradas en su oído, recorrieron su piel, acompañadas de un escalofrío. Tenía miedo, se sentía sola. Aquello no era su hogar. Sin embargo, aunque sus piernas temblaban, como los pétalos de una flor, agitados por el viento, mantuvo su determinación firme. Al menos, todo lo firme que podía ser mantenida, cuando la incertidumbre, la curiosidad, el miedo y el cansancio embotaban tus sentidos. La alarma en su cabeza luchaba contra la idea de lo cómoda y tentadora que parecía la enorme cama que se extendía junto a ella.

Pero esperó. Segundos y luego minutos. Y cuando los pasos de su... marido, dejaron de escucharse, comprobó, con frustración, que no había ningún pestillo en aquella puerta. Y si bien, la cama se volvía cada vez más atrayente y sus brazos eran más pesados, reunió la fuerza suficiente, como para arrastrar las maletas, hasta la puerta. Quizás fuese que su madre la había llenado de cosas inútiles, o quizás el cansancio que, poco a poco, había embrujado cada uno de sus miembros, pero cuando se desplomó en la cama, apenas tardó unos segundos en acurrucarse, sin arroparse siquiera.

Había pensado que tardaría horas en dormirse, revolviéndose incómoda y nerviosa, sin embargo, cada parte de su cuerpo pesaba. Los párpados cedieron y su respiración fue, lentamente, acompasándose. La cama era inmensa y cómoda, parecía estar durmiendo sobre una cómoda nube de algodón. Y antes de ser consciente de ello, fue arrastrada a los brazos de Morfeo.

Los sueños no necesitaban ser pesadillas para ser extraños.

Un enorme palacio alzado en la oscuridad, un jardín tan hermoso que podía deslumbrar. Fragmentos de lo que en su visita había podido vislumbrar: las granadas, los tres perros unidos en un solo cuerpo, una barca. De nuevo el jardín. Uno que se envolvía entorno a ella con los colores más brillantes y abrumadores, la sensación angustiosa de las plantas robándole el aliento. No podía respirar. No podía huir.

Apenas habían pasado un par de horas cuando Perséfone abrió los ojos. Parpadeó repetidas veces, mientras sus ojos buscaron ansiosos la puerta, custodiada por las maletas y un suspiro escapó de sus labios. No había conseguido entrar.

Se dejó caer de nuevo en la cama. No pensaba abandonar aquel pequeño bastión seguro que se había construido. Hades no iba a obtener la victoria.
© RED FOR SS


Pack  patrocinado por Classic Teddy Oswald
Spoiler:


Pack  patrocinado por Classic Teddy Oswald
AvatarCamposContacto
avatar
STAFF
Mensajes :
1458

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ♫ You're mine

Mensaje por Dornish sun el Jue 3 Nov - 3:50

Welcome to your new home




Hades Polifeme
Perséfone - Isla Erebo - Anochecer


Observó, con resignación, cómo su esposa temblaba ante su tacto y su voz. Era normal, considerando las circunstancias. Por suerte, Hades sabía que aquella situación no se prolongaría demasiado. Tras cerrar la puerta tras él, descendió a la biblioteca, tomando un libro con el que mantener cierto interés a la espera de que su esposa descansase. Sabía que por mucho tiempo que la dejase descansar, no sería meramente el tiempo lo que la desgastaría. Hades nunca había sido particularmente encantador, y aunque no recurriría a recursos baratos para atraer a su esposa a su lado, tenía mucho tiempo que entregar a aquella tarea. Había comenzado su relación a la inversa, pero la falta de convencionalidad no era sorprendente en Hades.

Tras una hora pasando las páginas de aquel libro, inmerso en un mundo muy lejano a aquella isla, pasó por la habitación. Trató de abrirla, sólo para encontrarse un pequeño tope de maletas que impedía provisionalmente el paso. Aquello casi le hizo soltar una carcajada, que quedó en un mero resuello. Debía reconocerlo, los esfuerzos de su esposa eran encomiables, y aunque no eran los más efectivos o creativos, la honraban a su manera.

Decidió salir por la puerta trasera, que daba directamente a la cala que formaba la mayor y mejor playa de la isla. Por supuesto ahí no tenía que preocuparse por el decoro, ni por nada ni nadie que no fuera su esposa, quien había provisionalmente bloqueado el acceso a su habitación. Se desnudó completamente, dejando la ropa encima de una silla en la terraza mientras caminaba hacia el punto donde el mar lamía la arena. No era tal vez el mejor día para disfrutar del baño. Un poco lúgubre y gris. Sin embargo, aquello nunca había molestado a Hades.

Tras nadar por los alrededores de la isla, volvió a la casa, limpiándose antes la arena de los pies. Sin ropa que ponerse de nuevo, y apenas bien secado por la brisa, decidió acabar con aquella pequeña pantomima. Abrió la puerta de la habitación, y cuando notó el tope, de nuevo, alzó la voz.–Tal vez te gustaría cenar, o salir de esta habitación.– Y si no le apetecía, poco venía a importar, pues en un nuevo empujón, Hades apartó las maletas lo suficiente como para dejar un resquicio considerable por el que adentrarse en la habitación.–Muy ingenioso. Tal vez no efectivo, pero sí ingenioso.– suspiró, una vez apareció dentro de la habitación, dirigiendo una media sonrisa a su joven esposa.

© RED FOR SS



Spoiler:

AvatarCamposContacto
avatar
STAFF
Mensajes :
706

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ♫ You're mine

Mensaje por Storm Queen el Mar 25 Jul - 8:30

Welcome to your new home




Perséfone Dalaras
Hades - Isla Erebo - Anochecer

Había permanecido despierta, autolamentándose mientras escuchaba los pasos de su único acompañante, abandonar la casa. Durante el tiempo que pasó fuera, sin saber Perséfone qué hacía y sin interesarle tampoco, la joven solo se lamentó. Pensó lo desgraciada que era, lo injusto que era aquella situación y lo frustrante de todo aquello. Y aunque los primeros minutos fueron puro desasosiego, poco a poco, una apática resignación se fue adueñando de ella. Tras haber dado vueltas a todo aquello, llegaba al punto sin retorno de que seguía allí y no podía marcharse. No era justo, no estaba bien... Pero no tenía otra opción.

Y fue entonces, cuando el tope cedió sin oponer ninguna resistencia. Su marido entró desnudo y la joven se apresuró a volver el rostro, absolutamente avergonzada. La falsa idea de seguridad se había esfumado y al escuchar sus palabras comprendió cuán estúpida había sido la idea desde el principio. Respiró hondo, reuniendo el valor suficiente para volver la mirada hacia él y mantenerla. Intimidante y estoico, requirió toda su fuerza de voluntad no agachar la mirada y esconderse entre las sábanas.

No sabía que mis deseos o gustos tuviesen algún tipo de valor, qué novedad.—Replicó, desafiante. Alzó ligeramente el mentón, como si aquello le fuese a dar más fuerza.—La próxima vez pondré la cama.

Volvió a apartar la mirada. Tenía hambre y no le gustaba sentirse aún más atrapada entre aquellas cuatro paredes. Y sin embargo, se negaba a concederle nada. En lo que a ella respectaba, aquello era un secuestro.
© RED FOR SS


Pack  patrocinado por Classic Teddy Oswald
Spoiler:


Pack  patrocinado por Classic Teddy Oswald
AvatarCamposContacto
avatar
STAFF
Mensajes :
1458

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ♫ You're mine

Mensaje por Dornish sun el Mar 25 Jul - 18:20

Welcome to your new home




Hades Polifeme
Perséfone - Isla Erebo - Anochecer

No prestó mucha atención a su joven esposa, mientras iba al armario para buscar una camisa y unos calzoncillos. Pese a que no fuese pudoroso, no consideraba de buen gusto pasearse desnudo por la casa, a menos que la situación lo requiriese. Y no había ningún motivo por el que incomodar aún más a Perséfone, más allá de su propia diversión. Y por ahora tenía suficientes formas de causar ese mismo efecto con la ropa puesta. Volvió a girarse para mirarla mientras se abotonaba la camisa. Con un gesto fue absorbido por una ceja alzada y escéptica. El ataque irónico era una novedad, tal vez fruto del descanso. Si ahora tenía fuerzas para luchar, aquello sería más divertido, sin duda.

Suerte con ello. Es un marco pesado, pero veo que estás dispuesta a intentarlo.– terminó de colocarse los shorts. El silencio se adueñó de la habitación, con el anfitrión en su habitual mutismo, y su esposa al parecer decidida a no cruzar palabras que no fuesen necesarias.

Asintió muy levemente. Si ella no tenía hambre o simplemente callaba por tozudez, no era asunto suyo. Giró sobre sus talones y se encaminó hacia la salida de aquella habitación.

Dejaré la cena hecha para los dos. Ignoro si tienes alguna alergia o si hay algo que odies particularmente, si prefieres venir a indicarme.– No iba a esperar a que la acompañase, aunque algo decía que debía hacerlo con quien era su esposa. Era adulta y sabría decidir lo que quería hacer. Tampoco había dicho que no pudiera ir por la casa como si fuese suya, puesto que ahora lo era. Así, Hades se marchó, dejando la puerta abierta y bajando las escaleras hacia la cocina para hacer la cena. No obstante, mantuvo un oído atento al ruido que pudiese salir de la habitación, más por curiosidad que preocupación.

© RED FOR SS



Spoiler:

AvatarCamposContacto
avatar
STAFF
Mensajes :
706

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ♫ You're mine

Mensaje por Storm Queen el Miér 2 Ago - 9:10

Welcome to your new home




Perséfone Dalaras
Hades - Isla Erebo - Anochecer

Tenía hambre. Había dormido muchas horas y tras el viaje... La mención de la cena y de alimentos, logró que sus tripas protestasen en respuesta. Podía estar enfadada todo el tiempo del mundo, pero al menos, estaría bien tener algo en el estómago mientras. Nadie había ganado ninguna guerra sin comer... No obstante, esperó a que su... marido, bajase las escaleras. Cuando sus pasos dejaron de escucharse con claridad, tardó todavía dos minutos en abandonar la cama, tratando de ser lo más silenciosa posible.

Y ni siquiera entonces, caminó hasta la cocina. Los siguientes movimientos fueron de exploración de la zona en la que estaba: la habitación, las habitaciones adyacentes... La casa era enorme. Una enorme jaula de oro. Solo para ella. Para los dos. Perséfone no podía sentirse más desdichada, pero no por ello, menos curiosa. Un poco admirada, incluso. Tras abrir un par de puertas y asomarse al interior, decidió bajar a la cocina.

No pensaba intercambiar ninguna palabra con su acompañante. Así que, cuando cruzó la puerta, se apoyó en el primer lugar más o menos apartado, y se dedicó a observar, en silencio.

Se sentía recelosa, precavida. Aunque él trataba de mostrarse amable, ni las circunstancias, ni el aura de peligro que emanaba de él, parecía acompañar sus palabras. No sabía cuánto podría luchar antes de acabar harta y cada vez era más consciente de la situación en la que se encontraba. Aquello podría convertirse, literalmente, en un: Hasta que la muerte nos separe.

La idea le provocó un escalofrío y para distraerse, su mirada barrió la cocina, en busca de fruta o algo así. Podría conseguir una pieza y marcharse a la habitación con ella... Aunque tenía un poco de curiosidad acerca de qué preparaba su reciente esposo.
© RED FOR SS


Pack  patrocinado por Classic Teddy Oswald
Spoiler:


Pack  patrocinado por Classic Teddy Oswald
AvatarCamposContacto
avatar
STAFF
Mensajes :
1458

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ♫ You're mine

Mensaje por Dornish sun el Sáb 16 Sep - 23:59

Welcome to your new home




Hades Polifeme
Perséfone - Isla Erebo - Anochecer

Por supuesto, Perséfone bajó. Supuso que más movida por el hambre que por el deseo de compartir ningún espacio con él. No podía culparla, el hambre era sin duda una fuerza mucho más poderosa que él mismo. Empezó a trocear la cebolla, los espárragos y las setas para echarlas en una sartén y saltearlas con un poco de mantequilla. No era un festín, desde luego, pero Hades solía cenar ligero. Y dado que su esposa no parecía dispuesta a abrirse sobre sus preferencias culinarias, mantendría su rutina por el momento.

¿Qué tipo de comida sueles preferir?– preguntó con un tono casual, su mirada todavía fija en la sartén y los trozos de verdura y setas que iban dorándose poco a poco. Echó pimienta y sal sobre las mismas, alzando después la mirada a su esposa. Alzó ambas cejas, como si aquel gesto fuera a instarla a hablar. Era evidente que aquella situación era incómoda para ella, y que no era la luna de miel que hubiese pensado. Pero estaba seguro de que, con un poco de paciencia, y sobre todo comprensión, se abriría a él. Aunque en aquel momento era difícil de imaginar, por supuesto.

Rompió un par de huevos y los empezó a revolver, de nuevo echando algo de sal en éstos. –¿Vegetariana?– preguntó de nuevo a su esposa, de la que en verdad sabía poco. No porque no quisiese, por supuesto. Las circunstancias de su matrimonio tampoco habían dejado mucho tiempo para que se conociesen. Y desde la boda había guardado un silencio casi sepulcral. Echó los huevos en la sartén y comenzó a remover, a medida que el revuelto que acababa de formar se iba cocinando. Más sano que dedicado a impresionar a nadie. Pero dejaría las impresiones para otro momento. En aquel momento, su esposa no parecía dispuesta a dejarse impresionar por nada.

© RED FOR SS



Spoiler:

AvatarCamposContacto
avatar
STAFF
Mensajes :
706

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ♫ You're mine

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.