Últimos temas
» 04. We could be inmortals
Hoy a las 1:59 pm por Nightingale

»  01—. Where the waters meet
Hoy a las 1:10 pm por Zero Gravity

» ♠ I just want to take your innocence.
Hoy a las 1:08 pm por Storm Queen

» Lost souls in revelry
Hoy a las 12:52 pm por Nightingale

» ♠ You gave me a reason to try.
Hoy a las 12:50 pm por Storm Queen

» ♫ The most human of us all
Hoy a las 12:17 pm por Storm Queen

» 1-She is beauty shes grace she will punch you in the face
Hoy a las 11:58 am por Storm Queen

» 2-Sleeping beauty
Hoy a las 11:45 am por Storm Queen

» Can’t Finish What You Started.
Hoy a las 8:06 am por Inmortal Blue

» Trust your heart
Hoy a las 7:49 am por Sassdonyx

» Veritatem dies aperit
Hoy a las 4:31 am por Incaendium

» Etherial's Dreams
Ayer a las 11:42 pm por jibriel

» ~ La joven y el señor vagabundo.
Ayer a las 11:13 pm por Sheena

» 03. Dangerous woman
Ayer a las 8:49 pm por Nightingale

» Pizza Potluck
Ayer a las 6:46 pm por Aversiteespabilas

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project
function selectCode(e) { var doc = document , text = $(e).closest("dl").find(".cont_code,code").get(0) , range, selection ; if (doc.body.createTextRange) { range = document.body.createTextRange(); range.moveToElementText(text); range.select(); } else if (window.getSelection) { selection = window.getSelection(); range = document.createRange(); range.selectNodeContents(text); selection.removeAllRanges(); selection.addRange(range); } }; $(function(){$("dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd.code, dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd > code").closest("dl").find('dt').append('Seleccionar')});

Psicofonias de guerra [R-18]

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Psicofonias de guerra [R-18]

Mensaje por Sagittarius el Lun Abr 25, 2016 2:58 am

Realista | 1x1 | Core B y Sagittarius
Ambientación

La Guerra en Medio Oriente había provocado que Estados Unidos se hiciera participe en atacar ciertos puntos estratégicos donde cédulas terroristas radicales, como ISIS, se encontraban planeando diversos ataques mundiales. Fue así como Julius, tuvo la misión de asesinar a su líder, en Siria. Logró su cometido, pero toda acción tiene una consecuencia, y la de él, fue perder a todo su escuadrón, antes de que la extracción de su equipo pudiera realizarse. Para complicar las cosas, fue herido de gravedad; para cuando el equipo llegó el hombre apenas y podía levantarse, pero inclusive en el suelo luchaba por su vida. Una vez arriba del helicóptero el hombre perdió el conocimiento. Días después, al despertar, le informaron de la muerte de sus compatriotas, y de que le habían extirpado un riñón, teniendo suerte de haber sobrevivido. Aquello le llevó a tener un ataque de ansiedad..su vida había cambiado y se sentía culpable de todo lo sucedido.

Tres meses han pasado desde entonces, el Gobierno lo ha jubilado como héroe de guerra y regularmente lo envían a ver un psicólogo llamado John, especializado en situaciones traumaticas, mientras que su matrimonio se desmorona y su vida no tiene ninguna motivación. El hombre logra estabilizar su balanza, ¿pero a cambio de que? De una vida que no conocía anteriormente, de unos placeres que durante el ejercito se había negado a conocer, pero que sin embargo, el psicólogo le empezaba a despertar.

John nació en una familia tradicional norteamericana, con unos valores familiares muy arraigados y pensamientos algo obsoletos. Su padre siempre espero de él demasiado y su madre le inculco que debía ser un hombre hecho y derecho. Pero desde pequeño él se sintió diferente y fue a sus 14 años cuando se dio cuenta que nunca seria lo que sus padres esperaban de él. Ocultar su homosexualidad no fue fácil, siempre teniendo en mente no querer decepcionar a sus padres y teniendo una adolescencia bastante difícil, tratando de salir con chicas solo para aparentar. Fue en la universidad cuando se sintió libre por primera vez, lejos de su casa y también fue allí donde conoció a su primer pareja (con la cual rompería unos años después). John se recibió y al poco tiempo comenzó a ejercer, su carrera profesional iba viento en popa y sus padres estaban orgullosos de él. Aunque nunca les confeso su orientación sexual y es hasta él día de hoy que sus padres creen que esta de novio, cuando en realidad John le pidió a una de sus amigas que se hiciese pasar por su novia.
John Sears | Henry Cavill| 32 años| Core B.
Veterano de guerra, Julius se convirtió en uno de los hombres más jóvenes del ejército estadounidense en la historia en jubilarse tempranamente. Esto después de que asesinara al líder de una importante cédula terrorista a nivel mundial en la guerra de Siria. Sin duda alguna, algo que cambió el destino de la política mundial y de su propia vida. Desde entonces vive con el trauma por ser el único sobreviviente de su escuadrón. Después de atravesar uno de los desiertos de aquél país africano, su misión era terminar la vida de aquél líder, y cuando lo hiciera, un equipo de rescate los sacaría de la guarida enemiga. No obstante, algo falló desde la base principal, y aquellos minutos bastaron para que todo su equipo cayera frente a él, hasta que el equipo de extracción consiguió sacarlo. Sin embargo, en el proceso, una bala atravesó uno de sus riñones, por lo que tuvieron que extirparlo, dejándolo de alguna manera sin poder regresar al servicio militar. Desde entonces, su matrimonio se ha desmoronado, al igual que su motivación. Es así como conoce a su psicólogo, quién lo ayuda arduamente a salir adelante.
Julius Simmons
| Tom Hardy | 36 años | Sagittarius.


¿The good or the bad one?
I prefer to be both


Spoiler:
AvatarCamposContacto
avatar
Joker
Mensajes :
1295

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicofonias de guerra [R-18]

Mensaje por Sagittarius el Lun Abr 25, 2016 3:46 am

Julius | Mediodía |  Sagittarius
01. Incontables sesiones...

Se podía decir que el hombre se sentía un inútil, había sido entrenado toda la mayor parte de su juventud para ser parte del ejército y ahora simplemente se quedaba todo el día haciendo abdominales, cardio o cualquier tipo de ejercicio que su cuerpo le permitiera. Su motivación estaba en los suelos, cada día que pasaba estaba peor, no obstante, él tenía la esperanza de regresar al ejército. - "Escuchaste a los doctores, no volverás jamás". - le repetía su esposa, con la que había discutido aquella mañana, precisamente por eso. Su matrimonio se desmoronaba cada mañana desde su regreso a casa. Ella era maestra de un plantel estudiantil y estaba a punto de recibir un puesto como Directora del bachillerato, mientras que él se quedaba en casa atendiendo su salud o las compras del hogar. ¿Hijos? Ambos habían decidido que no era un buen momento para tener alguno, y mucho menos después de que ella había perdido un producto en meses recientes. Esto debido a  la impresión que tuvo al saber que su esposo había sido herido.

¿Sexo? Era algo que tenían meses sin experimentar, y las ganas de ello habían desaparecido para ambos. Físicamente se sentía bien, salvo el dolor en el costado de su torso, y que a veces parecía cojear al caminar, pero todo ello era desencadenado por la falta de uno de sus riñones, desde aquella última misión en la que casi muere.

Había tomado sus medicamentos aquella mañana y se preparaba para visitar a su psicólogo, como cada lunes, miércoles y viernes. A veces se preguntaba si era de verdad necesario verlo tan seguido, aunque debía admitir que había mejorado con el tiempo; no sabía si era la voz del hombre o la forma en que le hacía los cuestionamientos. Antes de salir, observó, como todas las mañanas, la foto de su escuadrón de combate colgada en el pasillo principal. Todos ellos se encontraban muertos.

Al llegar al consultorio, la asistente le hizo que pasara a la habitación, para posteriormente cerrar la puerta con seguro, mientras que Julius tomaba asiento en la pequeña sala, donde había muebles, escritorio, y un ambiente acogedor. De hecho la iluminación era perfecta, aunque había ventanas, sus persianas siempre se encontraban totalmente cerradas, la música de ambientación que solía poner el psicólogo era agradable y cómoda. - John - saludó estrechando la mano y prosiguiendo a tomar asiento ataviado de una camisa de cuadros, pantalón azul y unos zapatos negros. - Te alegrará saber que hoy discutí con mi esposa...pero esta vez no tuve un ataque de ansiedad al hacerlo.- desde su regreso, le había ocultado a su esposa la situación mental por la que su cuerpo atravesaba.



¿The good or the bad one?
I prefer to be both


Spoiler:
AvatarCamposContacto
avatar
Joker
Mensajes :
1295

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicofonias de guerra [R-18]

Mensaje por Core b el Sáb Jun 11, 2016 9:18 pm

John | Mediodía |  Core b
01. Incontables sesiones...

Se preparaba siempre de la misma manera, sentado en el sillón frente al sofá donde sus pacientes tomaban asiento (o a veces hasta se acostaban), tenía una taza de café caliente en su mano y su bloc de notas sobre su regazo. Había leído los informes de las sesiones anteriores, anotando temas a los que debería volver y otros que quizás por el momento debería pasar por alto. Su paciente era Julius, un soldado de licencia permanente, relevado de su cargo y jubilado por haber sufrido un accidente mientras estaba en cumplimiento del deber. Eran los casos más difíciles, hombres como Julius no estaban acostumbrados a estar quietos, a no sentirse útiles y la tasa de suicidios de soldados con PTS era alta si no se trataba rápidamente. Pero con su paciente pasaban más cosas que el trauma que la guerra acarreaba, su familia no parecía apoyarlo como era debido y John aun no había conseguido que la esposa de Julius asistiese a una sesión particular.

Su secretaria le aviso que su paciente ya había llegado y aguardaba en la pequeña sala de espera, John tuvo un momentáneo ataque de ansiedad. Como psicólogo sabía lo que eso significaba y como lo sabía, hundía el pensamiento muy hondo en su cabeza y no lo dejaba salir a flote. –Hazlo pasa Pat- Le pidió a su secretaria por el intercomunicador y cuando la puerta se abrió, se puse de pie para estrechar la mano de Julius. Le hizo una seña para que tomase asiente y él hizo lo mismo. –En realidad es bueno que expreses lo que te molesta, quedarte con todo adentro solo empeora las cosas y hace que pienses de mas en los problemas ¿Y cómo te sientes luego de la discusión?- John tenía un pensamiento muy formado acerca de la esposa de su paciente, una mujer que no tenía ni idea de lo que era estar en la guerra o lo que eso causaba en la psique de cada soldado. La mujer era una ignorante y ni siquiera acompañaba a su esposo en aquel difícil camino. Pero John no podía dejar que sus pensamientos personales se mezclasen con su trabajo, no era profesional y en nada ayudaría a su paciente. -¿Café? Esta vez lo he preparado yo, no quería arriesgarme a que Pat nos matara a ambos- Bromeó acerca de las habilidades de su secretaria, aunque Pat (una mujer de 50 años que no sabia lo que era una sartén) preparaba un café que era alquitrán puro.

Desde la primera sesión a John le había resultado fácil llevar una conversación con Julius, no siempre los pacientes tenían que caerte bien, solo debías ayudarlos en la medida de lo posible. Pero con aquel hombre era algo diferente, por que le caía bien y uno de sus mas grandes miedos era llevar todo desde un lado mas personal. Un amigo le recomendaría dejar a su esposa, pero él como profesional debía evaluar la situación antes de dar un concejo. Aunque deseaba decirle que dejase a esa bruja. Las primeras sesiones habían sido las mas difíciles, conseguir que soldados con aquella clase de trauma se abrieran a uno, era una de las tareas mas difíciles que había tenido como psicólogo.




Sad perdon por haber tardado tanto u.u


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
893

Localización :
En la TARDIS visitando Outer Heaven, a veces en la sala común de Slytherin leyendo TMI o en compañia del señor King.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicofonias de guerra [R-18]

Mensaje por Sagittarius el Mar Jun 14, 2016 5:07 am

Julius | Mediodía |  Sagittarius
01. Incontables sesiones...

Las pesadillas respecto a su escuadrón asesinado podían hacerlo sentir terriblemente indefenso, puesto que no era algo que él deseara, simplemente se creaban cada noche en su cerebro, cosa que lo estaba volviendo loco. Una cosa era tener que despejarse con el ejercicio, - aunque apenas podía hacer algo - y la otra era estar pensando todo el día en aquellos terribles momentos que no se había atrevido a revelar ante nadie.

Ser observado por otra persona no era nada extraño para el soldado; demasiadas veces había sido valorado por personal militar antes del inicio de las sesiones con John. Allí estaba él sentado en un sillón, observándolo fijamente, como si fuera un animal de zoológico o alguien que tuviera mucho que contar; sabía que aquella sesión sería eterna, como la última vez.  

Sin siquiera pensarlo, el soldado comenzó a mover la pierna derecha, empezando a dar pequeños saltos con su talón, mientras que sus manos se movían nerviosamente entre su regazo, ya no recordaba tampoco como las uñas habían estado haciéndose pequeñas debido a que de vez en cuando las mordía.

No bastaron ni dos minutos para que el terapeuta empezara a hacerle preguntas, cosa que hizo que el hombre soltara un resoplido, y a la vez, una sonrisa landina. - Cambiemos las reglas John. ¿Que te parece si para que yo te conteste una pregunta, tu tienes que contestarme una? Me conoces bien, te he contado casi todo mis traumas, excepto lo que pasó en......bueno, tu sabes.... - dijo tratando de que eso le hiciera sentirse más cómodo; no le gustaba ser el centro de atención, ni siquiera cuando lo honraron en una ceremonia como héroe nacional.

Ante su pregunta sabía bien que responder. - Me siento....harto, quiero separarme de ella.- dijo sin más, fue lo primero que había pensado. - No tenemos hijos, no hay nada que me lo impida. No tenemos amor, sexo, nada. Ella es una extraña para mí. - dijo incrementando el movimiento de la pierna, tenía ganas de levantarse e ir a gritarle a su mujer. - Ahora cuéntame algo tu, ¿eres casado? ¿Lidias con mis problemas? - al menos quería saber a que clase de hombre le estaba dejando tanta responsabilidad, no solo por todos los diplomas universitarios y de congresos que se veían en la pared contigua, si no, porque para el soldado, todo aquello era muy privado.

- ¿Es descafeinado? - preguntó porque no quería volverse más ansioso con ello. - Porque a menos que quieras verme brincar no creo que sea bueno.- devolvió la broma con una sonrisa, recordando como había sido tomar la taza preparada por Pat.




off: dont worry^^


¿The good or the bad one?
I prefer to be both


Spoiler:
AvatarCamposContacto
avatar
Joker
Mensajes :
1295

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicofonias de guerra [R-18]

Mensaje por Core b el Lun Ago 15, 2016 8:15 pm

John | Mediodía |  Core b
01. Incontables sesiones...

John estaba sentado allí, esperando pacientemente a que su paciente comenzara a hablar, sin apresurarlo y estudiando sus movimientos. Estaba nervioso, no lo culpaba por aun no entrar en la confianza suficiente como para relajarse y aun no había encontrado un punto medio como para que se sintiese tranquilo, como para que no lo viera como una amenaza. Lo escuchó resoplar y la mirada del psicólogo volvió a fijarse en el rostro de Julius. Había sido un error. Esa sonrisa hizo que por dos segundos Jonh no viese nada mas o escuchase, se quedo en blanco e hizo un gran esfuerzo por que su mente volviese en si y no se quedase rememorando esa sonrisa. -¿Que?- Parpadeó un par de veces. -Bueno, si te hace sentir mejor, creo que es lo justo, una pregunta por otra- Se levantó para ir a servir cafe, mientras lo escuchaba hablar acerca de su esposa y los problemas que tenia con ella. Era evidente que la esposa de Julius no lo ayudaría en aquella traicionan, muchas mujeres o hombres, no se daban cuenta de lo que era realmente casarse con un soldado. Algunos solo veían el glamour que eso quizás traía, ser la señora de un comandante, el estatus que eso brindaba... y luego no querían lidiar con las consecuencias. No lo amaba, eso era mas que evidente. -Descafeinado si- Y lo volvió a hacer, John casi casi termino errando al verter el café en la taza por mirar aquella sonrisa y volvió a fijar su mirada bruscamente en la taza. -La intención es que te relajes en este ambiente, no lo contrario.- Caminó hasta dejarle la taza en la mesita de al lado y luego se sentó, dispuesto a contestar sus preguntas.

-Soltero- Técnicamente no estaba en pareja, no podía decir que la pantomima que mantenía con Carol era un noviazgo, solo era algo como para que sus padres no lo molestasen y a pesar de que Carol le vivía diciendo que salga del closet delante de sus padres de una buena vez, él lo seguía retrasando. Sabia perfectamente que a la edad que tenia era capaz de hacer lo que quisiese con su vida y aun así no podía. Que buen psicólogo era que ni sus propios concejos seguía. -Pero se lo que es lidiar con problemas de esa clase, soy humano tanto como tú- Esta vez fue su turno de sonreirle con una pizca de picardia, pues sabia que la mayoría de la gente se creía que los psicólogos eran robots y que solo le sacaban el dinero a sus pacientes. -Ya conteste mi pregunta, ahora te toca otra vez a ti- Esto era un juego peligroso y no debería haber aceptado, John lo sabia y sin embargo hizo caso omiso a su voz profesional. -No hace falta que aun lleguemos al punto de convergencia de todos tus problemas, iremos de a poco...y abordaremos el tema de tu relación con tu esposa.- Bebió un poco de su café y lo dejo a un lado. -¿Sientes deseo sexual hacia tu esposa o hacia alguna otra mujer?- Era lo mas común que con traumas de este tipo, se perdiera el deseo sexual y quizás no era solo con su esposa, aunque John estaba deseando que así fuese.

Carraspeó un poco por que la siguiente oración que saldría de su boca apenas la había pensado, en realidad su boca estaba a punto de actuar mas rápido que su cerebro racional. -La impotencia es normal en casos como estos y no debes sentirte para nada avergonzado- ¿Se había excedido? si terminaba con un ojo morado seria un sí rotundo.




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
893

Localización :
En la TARDIS visitando Outer Heaven, a veces en la sala común de Slytherin leyendo TMI o en compañia del señor King.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicofonias de guerra [R-18]

Mensaje por Sagittarius el Mar Sep 20, 2016 4:56 am

Julius | Mediodía |  Sagittarius
01. Incontables sesiones...



¿Cuál era la tarea más difícil de un paciente ante un psicólogo o un psiquiatra? Mentir para que el profesionista no pensar que uno estaba loco. Lo más fácil era hacerlo, para que el médico no recetara pastillas extrañas de todo tipo, pero las consecuencias eran peores, ¿acaso valdría la pena resistirse ante los ataques de ansiedad, de miedo, que rondaban en su cabeza? Lo que más le costaba al soldado era admitir las pesadillas que cada noche atormentaban su mente.

Observó como su doctor aprovechaba para servir el café y lo dejaba a un costado, en una de las mesitas. Julius lo tomó y respiró aquél aroma tan delicioso que le lograba provocar algo de comodidad, aunque fuera descafeinado. - Relajarme es un poco difícil cuando se tienen tantos problemas mentales, ¿no cree doctor? le había hablado de usted de manera de juego, porque ya se tenían la confianza suficiente para tutearse.

- Es lo mejor, quédate soltero, para siempre.- dijo como consejo, pero también estaba seguro que John no necesitaba consejos, era psicólogo ¿no? - Pero ¿que voy a saber yo de tu vida? Supongo que no a todos les va mal en el amor.- su error había sido casarse con alguien que no buscaba más que un estatus en la sociedad, y que no se responsabilizaba por nada. - Si, que seas psicólogo no te hace menos humano, pero si más sabio.- admitió dando un sorbo de café, y dejando de mover el pie del sillón; la luz, aunado al ambiente, la música y el café lo estaba poniendo bastante cómodo. Además, había algo en la voz del doctor que solía tranquilizarlo.

- Me toca responder, esto es divertido. Demasiado.- soltó un resoplido admirando al hombre frente a él, incluso le daba curiosidad saber que clase de preguntas le iba a decir. - No, no siento deseos sexuales por mi esposa. Es raro, tenemos mucho sin hacerlo, es decir, tengo deseos sexuales....pero......¿como explicarte? - se rascó la barba, mientras trataba de buscar las palabras adecuadas y lo más sinceras posibles. - Soy hombre, tu también, me debes entender cuando digo que pienso en sexo durante gran parte del día, sobre todo si no tengo otra cosa que hacer. Quiero sexo, tengo deseos, me masturbo cada que puedo, pero...ninguna mujer me ha atraído, no se lo que me pasa. No siento deseo sexual hasta ahora por alguna mujer, pero...si tengo deseos sexuales. - dicho eso estiró las piernas un poco, por que el simple hecho de hablar de eso lo estaba poniendo caliente, así que colocó sus manos en su regazo para tratar de bajarse la excitación, de manera sútil. - ¿Impotencia? - carcajeó al escuchar eso, sabía que no tenía eso. - Que va, mi miembro si que se levanta. Solo que no dan ganas de hacerlo con esa mujer o tal vez con ninguna; no se...- negó con la cabeza para después recordar que le tocaba hacer preguntas. - Bueno, hablemos de sexo doctor, ¿hace cuanto que no tienes sexo, y con quién fue la última vez? - alzó las cejas divertido, no sabía que una sesión podría ser tan amena, e incluso estaba notando que su cuerpo estaba lo más relajado que pudo, era como si todos los males se hubieran quedado afuera de esa habitación. - Tal vez me sobrepasé, pero soy exsoldado, debes saber que allí no nos andamos con tapujos y nos preguntamos las cosas como son.- alzó los hombros despreocupado volviendo a tomar de su café.



off: ahora quién tardo fui yo, disculpa!!


¿The good or the bad one?
I prefer to be both


Spoiler:
AvatarCamposContacto
avatar
Joker
Mensajes :
1295

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicofonias de guerra [R-18]

Mensaje por Core b el Dom Ene 29, 2017 6:28 am

John | Mediodía |  Core b
01. Incontables sesiones...

Quizás se había pasado un poco con la pregunta, aunque eran algo común en un psicólogo que preguntara esa clase de cosas a su paciente, estaba armando un cuadro después de todo y necesitaba saber todo para ayudar a su paciente. Si, era solamente eso. No podía evitar sentir ansiedad ante la respuesta, eso le pasaba por involucrarse a un nivel más que solo el profesional y se estaba sintiendo como un idiota. Quizás debería terminar la sesión y recomendarle a su paciente otro psicólogo. Pero John no pudo más que callar sus voces y escucharlo. Preguntas y respuestas le resultaba gracioso, estaban entrando en un terreno pantanoso y a John eso no le ayudaba.

-Es normal, tranquilo- Él mismo no se estaba sintiendo para nada tranquilo e intento no demostrarlo con su expresión corporal. -Bueno, eso es algo normal en todos los hombres y aunque no lo sintieras tampoco sería raro, pero dado tu caso es diferente- Joder, hablar de esto le estaba dando calor y el café no ayudaba en nada. Beber café fue una equivocación, porque en cuanto fue su turno de responder se atoro con el café al escuchar la pregunta y comenzó a toser. ¿cómo iba a contestar a eso? Además de que hacía bastante que el único desahogo sexual era su propia mano o bueno, algún que otro juguete. Pero ¿alguien de carne y hueso? Ufff, meses.

-No eres el primer ex soldado que tengo en mi diván- sonrió intentando restarle importancia a la pregunta, hasta que se dio cuenta que sus palabras podían ser tomadas con un doble sentido. -No soy de salir demasiado así que no íntimo demasiado- No hacía falta contarle acerca de su tapadera. -Así que se puede decir que hace un par de meses y no recuerdo quien fue el último… perdón, última- No sabia por que le estaba ocultando aquello, aunque tampoco era algo de su incumbencia con quien él se relaciona sexualmente.  Pero ¿y si se enteraba y no volvía?





AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
893

Localización :
En la TARDIS visitando Outer Heaven, a veces en la sala común de Slytherin leyendo TMI o en compañia del señor King.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicofonias de guerra [R-18]

Mensaje por Sagittarius el Dom Feb 05, 2017 6:10 pm

Julius | Mediodía |  Sagittarius
01. Incontables sesiones...



Sabía de alguna manera que el doctor John se encontraba analizando cada parte de su mentalidad, desde la forma en decir las cosas hasta sus reacciones o movimientos; no era la primera vez que lo estudiaban. Para entrar al servicio militar la persona postulante tenía que atravesar varios filtros, entre los que se encontraban estudios de sangre y toxicología para determinar que los nuevos no fueran adictos a algunas sustancias; y por supuesto, se encontraban los exámenes psicometricos y algunas consultas psicologicas, que determinaban la sanidad mental de los soldados próximos a ingresar.

Juluis sabía que había aprobado los exámenes con demasiada alta calificación, de lo contrario no hubiera llegado hasta su posición, pero la razón por la que se encontraba con John era totalmente diferente y sabía que tenía que buscar diferentes herramientas para superar sus problemas, referente a no sentirse un inútil y a tratar de que su ímpetu sexual volviera. Al principio, cuando su escuadrón lo mandó con el psicólogo, se mostró reacio pero poco a poco se acostumbró.

El ex soldado no era feliz y eso lo podía deducir cualquiera, pero una herida de guerra era algo de lo que nunca se recuperaría, pero su deseo sexual si tenía remedio, o al menos, él esperaba que así fuera. - Si, supongo que es normal, aunque no charlo con nadie al respecto, solo contigo.- no pudo evitar sonreír al notar con el psicólogo tosía por la pregunta, ¿estaba descubriendo que le incomoda aquello? - ¿No soy el primero? - el soldado se estaba divirtiendo, más al escuchar el doble sentido, al menos él lo había detectado. - Es decir, que tu última vez fue hace bastante....tiempo.- dos meses era mucho, pero el soldado no quería ni siquiera recordar hace cuanto, posiblemente antes de su accidente, antes de que estuviera herido, ya que a raíz de eso le prohibieron tener actividad física durante un tiempo considerable. Ya para cuando sus ganas volvieron la química con su esposa había desparecido.- "¿Último?" - alzó la ceja sorprendido, ¿había sido sus nervios o en verdad le gustaban los hombres? - ¿Me estás ocultando que usted es bisexual o homosexual? Porque si es así, eres pésimo para ocultarlo - aquello lo hizo ponerse serio, pero principalmente porque no quería herir susceptibilidades. - Eso no es nuevo para mi. - entonces parecía estarle diciendo que él había probado y resopló. - No como lo estás pensando. Me refiero a que en la Academia y en la Guerra la única manera de satisfacer las necesidades era con otro hombre. Yo siempre me rehusé porque tenía a mi esposa y la amaba...tal vez si no la hubiera tenido, hubiera probado.- dijo para tratar de calmarlo. - O quién sabe, ahora como están las cosas, quizá también debería probar....- se pasó la mano por su pelo corto rapado para rascarse, indeciso. No se le había ocurrido aquello.



¿The good or the bad one?
I prefer to be both


Spoiler:
AvatarCamposContacto
avatar
Joker
Mensajes :
1295

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicofonias de guerra [R-18]

Mensaje por Core b el Jue Mayo 25, 2017 11:48 pm

John | Mediodía |  Core b
01. Incontables sesiones...

Se estaba volviendo una situación bastante inapropiada, hablando de sexo a un nivel personal con su paciente no estaba bien, para nada. Debía comenzar a controlarse, a callar un poco sus necesidades y retomar el rumbo de aquella sesión. Primero estaba el paciente, sus fantasías sexuales podían aguardar una vez que estuviese solo en su casa. Solo sin aquella mirada curiosa y aplastante sobre su persona, aquel hombre era más imponente de lo que había pensado alguna vez. -El trabajo a veces no da lugar a divertirse- Intento sonar lo más serio posible, su falta de sexo sin duda se debía a otras razones. -No estoy ocultando nada- Estaba nervioso y su mente buscaba una manera de salir del aprieto que en el que él solo se había metido. ¿Como había dejado escapar eso de su boca? -Creo que mi sexualidad no es el tema por el que me pagas las sesiones- Le sonrió encantadoramente, casi entornando los ojos al hablarle.

-Oh…- Se quedó sin palabras ante aquella confesión y si bien sabia que seguir por ese camino solo seria poner en riesgo toda la sesion, se encontro a si mismo haciendo una pregunta inapropiada, otra vez. -O sea que ¿te cuestionas tus gustos sexuales? puede ser que quizás a eso se deba tu falta de deseo sexual hacia tu mujer… sabes Julius, cuando uno se encuentra en esta encrucijada, lo mejor es tomar un paso hacia atrás e intentar encontrarse a sí mismo. Gustos sobre todo, quizás no eras la persona que creías ser y tu verdadero yo sigue oculto allí dentro. No hay nada de malo en sentir deseos sexuales hacia otra persona, sin importar su sexo- Y por dentro pensaba que él estaría más que dispuesto a ofrecerse para la prueba, sentia la garganta seca y su lengua algo adormecida.

Era algo idiota de pensar, pero a pesar de que Julius era casi toda la fantasía de un gay, no era eso lo que lo había hecho caer como un tonto. Era él como persona más que su físico, aunque no podía negar que varias noches se quedó pensando en cómo sería debajo de la ropa, cuántas cicatrices marcaban su piel y como seria en la cama. ¿Rudo, cariñoso? idioteces que sin duda alguna se le pasaban por la cabeza cada vez que se tocaba pensando en su paciente.






AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
893

Localización :
En la TARDIS visitando Outer Heaven, a veces en la sala común de Slytherin leyendo TMI o en compañia del señor King.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicofonias de guerra [R-18]

Mensaje por Sagittarius el Jue Jun 01, 2017 5:03 am

Julius | Mediodía |  Sagittarius
01. Incontables sesiones...



La idea mayor de Julius al asistir con el terapeuta era aprender a valorar su vida, no todo esta perdido, tenía salud - de mala calidad, pero la conservaba - tenía dinero para mantenerse, una familia conformada por hermanos, pero la única área que no tenía arreglo era la amorosa. Lo sexual podría mejorarse, si ponía en práctica ciertas cosas.

No quería faltar al respeto a su terapeuta, pero Julius no tenía nada que perder verdaderamente y de alguna manera no se sentía el centro de atención de la charla; por primera vez estaban hablando de John. - Eso a veces puede cambiar, depende de la apertura de cada uno. - ante la siguiente pregunta el exsoldado tenía la respuesta perfecta. - Técnicamente me las paga el Estado por mi pensión, y sobre tu sexualidad, es bueno saber cosas fuera de mi persona. - y es que todos sus amigos habían regresado al servicio militar.

- No me cuestiono mis gustos, solo creo que uno debe experimentar y las personas somos iguales, ¿que más daría si es hombre o mujer? Puede dar el mismo placer. - el hombre resopló al escuchar la explicación de su doctor, en cierta parte sabía que tenía esa necesidad y tal vez por eso pensaba en otro tipo de acciones. - No puedo encontrarme si estoy perdido, además ¿que más da? No es que mi matrimonio se pueda derrumbar más de lo que ya está. Mi verdadero yo es un soldado al que poco le importa tener sexo con un hombre o una mujer, pero que se quiere quitar las ganas. - de pronto no se le hizo para nada descabellado el hombre que tenía enfrente, al fin y al cabo el tenía una boca que podría usar, y eso le hizo a que su miembro empezara a reaccionar de una forma que tiempo atrás no lo hacía.

- Estoy pensando.- se levantó del sillón y empezó a caminar alrededor del mueble del terapeuta. - ¿Que le parece si extendemos la sesión otra hora y descubrimos mis gustos?- tomó la mano de su doctor y se la colocó en su propio pecho para que pudiera sentir su respiración mientras que con su otra mano se agarraba el paquete por encima del pantalón para que su terapeuta observara la dureza frente a él. - No sé que hizo pero mis ganas han vuelto, mire. - entonces prosiguió con sus dudas. - Usted, con sus gustos, ¿me considera atractivo? - preguntó sin separarse o moverse del lugar donde estaba de pie.
AvatarCamposContacto
avatar
Joker
Mensajes :
1295

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psicofonias de guerra [R-18]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.