Últimos temas
» Veritatem dies aperit
Hoy a las 4:31 por Incaendium

» Etherial's Dreams
Ayer a las 23:42 por jibriel

» Lost souls in revelry
Ayer a las 23:20 por Nyadeh

» ~ La joven y el señor vagabundo.
Ayer a las 23:13 por Sheena

» 03. Dangerous woman
Ayer a las 20:49 por Nightingale

» Pizza Potluck
Ayer a las 18:46 por Aversiteespabilas

» ~We do it for her~
Ayer a las 16:44 por Aversiteespabilas

» Trust your heart
Ayer a las 14:20 por Aversiteespabilas

» Death is equal
Ayer a las 14:14 por Nightingale

» ♦ Out of the woods
Ayer a las 14:10 por Nightingale

» Dark arrow
Ayer a las 5:20 por Bastet

» Lethal desires
Ayer a las 3:24 por Uko

» ~ You could be loved again
Ayer a las 1:34 por SapphireDragon

» Dos detectives en apuros
Mar 12 Dic - 23:45 por Sagittarius

» ❃ Kiss Kiss Bang Bang
Mar 12 Dic - 23:19 por Sagittarius

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project
function selectCode(e) { var doc = document , text = $(e).closest("dl").find(".cont_code,code").get(0) , range, selection ; if (doc.body.createTextRange) { range = document.body.createTextRange(); range.moveToElementText(text); range.select(); } else if (window.getSelection) { selection = window.getSelection(); range = document.createRange(); range.selectNodeContents(text); selection.removeAllRanges(); selection.addRange(range); } }; $(function(){$("dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd.code, dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd > code").closest("dl").find('dt').append('Seleccionar')});

— The deals of the devil.

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

— The deals of the devil.

Mensaje por Psychonaut el Mar 26 Abr - 1:44

Plot | 1x1 | Realista/Drama | Psychonaut & Morphine.

Los jóvenes que viven en las ciudades no son conscientes de la oscuridad que puede cernirse sobre estas. Se encuentra en todas partes, incluso donde menos te lo esperas, hasta en los lugares más inocentes. Y sólo una decisión determinada en un momento determinado debido a unas determinadas circunstancias, puede sumirte en ella para siempre.

No era en lo que estaba pensando Chelsea cuando probó las drogas por primera vez, en una fiesta en las afueras de Londres, con sus amigos. Sólo quería pasarlo bien, el problema fue que disfrutó demasiado de aquella noche. Tanto como para repetir la experiencia unas semanas después…tanto como empezar a hacerlo algo relativamente sistemático, cada semana, en unos pocos meses.

Así fue como conoció a Denzel, un joven aunque peligroso traficante que siempre se ha estado moviendo por fiestas para proporcionar las sustancias que a las personas les da la alegría, y  que a él le da dinero, mucho dinero.  En una de estas fiestas coincidieron, y, además del componente importante que significaron las drogas, Chelsea vio en Denzel una buena excusa en quien pasar sus ratos muertos, o de síndrome de abstinencia.

Pero lo que ella no sabía es que le iba a acabar pasando factura.
Personajes.
Denzel | Oliver Sykes | 25 | Morphine
Chelsea | Amanda Hendrick | 21 | Psychonaut


/ all you ever did was wreck me
anata no koto shika mienai
Trapnest
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
560

Localización :
Lost with Gallifrey

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — The deals of the devil.

Mensaje por Invitado el Jue 28 Abr - 2:39

01  — Sleep with one eye open.
Lastimosamente, los años no habían vuelto a Denzel tan calmado como debería ser. Con los nudillos chorreando sangre, el castaño volvió a impactar su puño contra el rostro de aquel pobre diablo. No sabía si estaba consciente o no, su nariz estaba destrozada, sangraba por todas partes y solo era sostenido por la camiseta. Puñetazo tras puñetazo, su corazón acelerándose con la sensación de impacto, de estar haciéndolo mierda. Lo necesitaba, porque estaba jodidamente harto.

El tatuado se levantó y acabó por ponerle punto final a su obra con una patada directo al rostro del ajeno. Solo en aquel momento se permitió volver a respirar con normalidad, Denzel era de aquella manera: agresivo, altanero, vengativo hasta el punto donde no se detenía hasta dejar medio muerto, o quizás hasta muerto, a aquel que había logrado sacarlo de sus casillas. Y es que aquel maricón llamado James había tenido la brillante idea de darle sus datos a la policía en una especie de venganza, aquello era bajo inclusive entre traficantes, así que no le había dejado otra opción más que acorralarlo en un túnel a mitad de la noche y dejarlo en aquel estado. No sabía si estaba respirando o no, pero tampoco le importaba. Tenía los nudillos destrozados y los zapatos manchados con sangre.

Echó su cabeza hacía atrás y dio media vuelta, colocándose la capucha negra encima de nuevo, caminando hacía la salida del túnel. Escondió sus manos en los bolsillos de aquella sudadera y solo pudo pensar en el lugar perfecto donde dejar ir todo aquel subidón de adrenalina que estaba sintiendo.

Varios minutos después, las luces de neón eran todo lo que le rodeaba: cuerpos sudorosos, mujeres prácticamente desnudas y adictos amontonándose en las esquinas desesperados por un chute. Y él, Denzel, tenía exactamente lo que aquellas pobres almas en pena necesitaban. Marihuana, cocaína, heroína: lo suficiente como para subsistir a través de ello y no morir en el intento.

Su brazo se movió a un lado y atrapó una cintura femenina. Los ojos del inglés se quedaron suspendidos en los rasgos de aquella chica y acercándose a su oído, le susurro lo suficientemente cerca como para hacerse escuchar por sobre la música. —¿Quieres drogas?

No tenía nada mejor que hacer a estas alturas.
Invitado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Re: — The deals of the devil.

Mensaje por Psychonaut el Jue 28 Abr - 13:35

01  — Sleep with one eye open.
Allí donde hubiese una rave, estaba Chelsea. Lo de as fiestas ilegales en grandes naves abandonadas o en mitad del campo donde nadie pudiese encontrarlos eran bastante concurridas para la chica, incluso antes de haberse metido de lleno en lo que implicaba estar allí. Llevaba asistiendo a ese tipo de fiestas desde los 19 años, aunque unos meses atrás habían comenzado a tener un significado completamente distinto, nada que ver con las primeras a las que asistió.

El alcohol ya no significaba nada para ella, bien claro quedó cuando apareció aquella noche allí con tan sólo una litrona bajo el brazo. Por suerte también llevaba una pastilla en la teta, escondida en el sujetador. Aunque, a su propio juicio, aquella era una suerte bastante corta. Para una rave que iba a durar toda la noche y gran parte del día siguiente, en realidad una pastilla no era nada. Pero la buena noticia era que tenía para comenzar, que era algo. Normalmente acudía acompañada, pero aquella noche, ninguna de las personas con las que últimamente salía estaba disponible, o no tenían ganas, o vete tú a saber qué. A veces  Chelsea todo le sonaban a excusas, pero la verdad es que le importaba poco. No había necesitado a nadie para llegar hasta allí, para comenzar en un rincón a beberse su litrona, hablar con un par de personas que pasaban por allí, y tomarse la pastilla cuando la cerveza ya se encontraba por la mitad. Cuando comenzó a animarse, se puso a bailar, automáticamente. La música era genial, el subidón era genial. La liberación de serotonina cerebral siempre era bienvenido en la morena.

No supo cuanto rato estuvo bailando, sólo sabía que o quería parar. Pero entonces, un brazo rodeó su cintura, lo que hizo que sus movimientos rítmicos cesaran casi de golpe. Fue atraída hacia lo que notó como un cuerpo masculino, aunque lo que le llevó a dar como certero aquél pensamiento fue la voz que escuchó de repente en su oído. Una sonrisa cruzó sus labios de manera automática. Aquello sí que era un golpe de suerte.

— Por supuesto. — Sólo había una respuesta a cuando le hacían esa pregunta, y es que era de mala educación rechazar cualquier tipo de sustancia que te ofrecieran, algo que la morena había aprendido recientemente. Se giró hacia él, incapaz de ver sus rasgos por completo debido al juego de luces parpadeantes y al estado en el que se encontraba en aquellos momentos. Lo veía como desdibujado, intermitente. — ¿Qué tienes?. — Llevaba dinero para pagar algo de droga, sí, pero tal vez no la suficiente como para acabar la noche...o la mañana, mejor dicho.



/ all you ever did was wreck me
anata no koto shika mienai
Trapnest
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
560

Localización :
Lost with Gallifrey

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — The deals of the devil.

Mensaje por Invitado el Lun 9 Mayo - 19:16

01  — Sleep with one eye open.
Los ojos de la desconocida lo observaban como si fuera un árbol de navidad lleno de regalos. Una adicta. O al menos, una en proceso, porque su rostro no estaba marcado por ojeras rojizas ni parecía carecer de racionalidad. Estaba consciente, alcoholizada, pero consciente. No podía ver sus rasgos con todo lujo de detalles, pero lo sabía, entre los lapsus donde la luz parpadeante le dejaba ver su rostro; notaba que era guapa. Y por sobretodas las cosas, ignorante de su estado. De la sangre que cubría sus nudillos, la ira dormida en su interior, todas las cosas que planeaba ahogar en aquella fiesta y que quizás, solo quizás, dependiendo de que pidiera o como se comportara, podría desahogar en ella. Después de todo, no sería la primera vez.

Pero Dénzel no era ni por asomo alguien considerado, ni en las relaciones ni en el sexo, ni en el amor ni en el odio. Todo lo que sabía era destruir y vivir de aquella manera, colocándose a él por encima de todos los demás. No siempre era un ser cubierto de odio y malas intenciones, sabía buscar su propia diversión, sabía encontrarla: pero durante toda su vida, cada cosa bueno que tuvo acabó manchada por sus propias acciones, su carácter temperamental. Estaba escrito que el muchacho solo podía ser feliz si vivía de forma egoísta, porque al pensar en los demás, solo acabaría haciéndoles más daño.

Y de todas formas, a esas alturas ya no existían tales personas por las que preocuparse. Ya había llegado a aquel momento que muchos llaman “la tercera edad”, los putos 25 años, donde eres todo un adulto y todo lo que debes hacer es subsistir, hacer dinero, ya has pasado por todas las mierdas de las que se habla y has sabido vivir con eso. Jodido, ensangrentado, solo y rompiendo todo a tu paso, pero a fin de cuentas sigues aquí. No todos pueden decir eso.

Algunos preferirían borrarse, con un cuchillo, con una droga o una cuerda.

Todo lo que quieras. —respondió el muchacho, demasiado cerca de ella. Denzél era alto y tenía un cuerpo fornido, su brazo se cernió con más fuerza sobre la cintura femenina, pegándola a él. —Si tienes con que pagar. —y existían muchos tipos de pagos, lo percibía por como sus senos se aplastaban contra su pecho.
Invitado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Re: — The deals of the devil.

Mensaje por Psychonaut el Miér 11 Mayo - 13:19

01  — Sleep with one eye open.
Chelsea siempre fue un tanto despreocupada y bastante liberal en cuanto a lo que socialmente se concibe. Siempre fue de aquí para allá en busca de diversión, en realidad, intentando no hacerle daño a nadie, pero moviendo siempre sus intereses por delante para no perderse en el proceso. Lo que no te convierte en una persona del todo buena, al menos no del todo buena según lo socialmente establecido como costumbre. Pero era simpática y siempre le había gustado probar cosas nuevas.

Tal vez por eso acabara en el mundo de las drogas, Siendo una viajera explorando más allá de los rincones de la consciencia del lúcido. Era intrigante, curioso, y algo peligroso al mismo tiempo. Y sin embargo era algo que no dejaba de gustarle.

Pero aquello parecía realmente un regalo caído del cielo. Algo dentro de su cabeza, tal vez su parte más consciente o más llena de prejuicios, aún tenía un poco de voz para gritarle que tuviera cuidado. Que nadie regalaba nada sin obtener algo a cambio y mucho menos tratándose de ese mundo. Que aquello podía acabar pasándole factura. Pero, ¿y qué? Respirar también pasaba factura, el cuerpo se hace viejo y al final te acabas muriendo. Y antes de llegar a no poder hacer nada, la morena quería disfrutar de la vida, porque estaba muy viva. Y también quería disfrutar de su juventud, aunque ello significara desgastarla con más rapidez de lo habitual.

Desde luego sus palabras captaron la atención de la muchacha. También sus rasgos, que a pesar de verse desdibujados, con el paso de los segundos comenzaba a poder delinearlos mejor dentro de su cabeza. Era alto y fuerte, y ante las luces parpadeantes parecía bastante agradable a la vista. Todo eso sin olvidarnos del componente psicotrópico, alucinógeno o activador del sistema nervioso.

— Eso es apuntar muy alto. — Bromeó, con una voz juguetona. Existían ya a aquellas alturas de la vida todo tipo de drogas, aunque cierto era que Chelsea no iba a pedir nada raro. En aquellos tres meses había estado jugueteando con las principales, y de momento pensaba mantenerse así. Bastante delirantes eran ya aquellas. A pesar de haberse girado, no se había despegado del agarre del chico, y ahora estaban prácticamente pegados. Chelsea no se quejó. No quería hacerlo. Se mordió el labio ante la segunda frase del chico, y pasó una de sus manos por el brazo de este, escondido por una sudadera. — Pues...depende de los modos de pago. — Comentó, de nuevo, volviendo a mirarle. No iba a mentir diciendo que tenía lo que no tenía. Pero esperaba poder llegar a un acuerdo.



/ all you ever did was wreck me
anata no koto shika mienai
Trapnest
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
560

Localización :
Lost with Gallifrey

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — The deals of the devil.

Mensaje por Invitado el Vie 13 Mayo - 8:26

01  — Sleep with one eye open.
El carácter de Denzél siempre había sido volátil.

Y aunque aquella era una palabra de mierda para definir a cualquiera, que bien podía ser reemplazada por “Cara dura”, “Hijo de puta”, “Hipócrita” y hasta imbécil,  el muchacho sabía muy bien que si aquel psicólogo del reformatorio lo había llamado de aquella forma fue por tener sus razones. Cambiante, inestable, ajeno a la moral y sin la capacidad de poder mantener una simple promesa. Está condenado a ser un delincuente y nunca logrará nada con su vida, alguien lo matará. O el mismo se matará con sus acciones. Sí, el viejo le había pronosticado lo peor al tatuado, pero nunca había dicho que no podía llevarse a varios a la tumba junto con él.

Él sabía que podía conseguir lo que quería, después de todo la mayoría de las mujeres se dejan engañar por una cara bonita, al igual que un hombre por un buen par de tetas. Los ojos de la muchacha estaban fijos en él, mientras sus palabras se colaban en sus oídos. Sí, era esa clase de trato. Sus dedos se apretaron más contra la piel de su cintura; porque en aquellos casos, siempre había preferido el pago primero.

Beso su barbilla, mordiendo la suave piel de la desconocida.

Él pensaba que esa era suficiente explicación, y que era cosa de ella rechazarlo o aceptar, no iba a ser la primera vez que una mujer lo abofeteaba, como tampoco la primera en que una vendía su cuerpo por un par de pastillas. Sabía cómo era estar del otro lado de la moneda, cuando tú eres el adicto y eres el problema, como los demás tratan de contenerte para que no le hagas daño a nadie, los años metido en ese maldito intento de cárcel le habían dejado en evidencia una verdad universal: siempre hay alguien peor que tú.

Y que mientras estés libre y no en las manos de la policía, nunca habrá razón para no intentar salir adelante, aún si para ello tienes que adentrarte en el bajo mundo.

Cuando le dieron su libertad condicional, con apenas 18 años, él juraba que nunca más volvería a romperse la cara con nadie, que nunca más probaría ni una sola línea de cocaína, que inclusive se reformaría como persona. Pero eso no pasó: ese lado violento y oscuro de sí mismo siempre le llevaría ventaja, y le arrebataría todo lo que intentara poseer sin romperse.

Esa chica solo era una drogadicta, no tenía por qué preocuparse por ella. No creía que fuera a pasar gran cosa solo por una noche de sexo, a pesar de que el cuerpo que estaban tocando sus manos estuviera volviéndolo cada vez más brusco, agarrando su piel como si quisiera dejarle un moretón. Subió con sus labios hasta su boca y solo se detuvo por medio segundo antes de besarla, y devorar esos labios con sabor a alcohol.
Invitado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Re: — The deals of the devil.

Mensaje por Psychonaut el Dom 22 Mayo - 1:11

01  — Sleep with one eye open.
Dejarse llevar siempre le había sonado bien. Tal vez demasiado. Quizá si se hubiese dedicado a pensar más en las cosas, no andaría tan perdida como se podía decir que se encontraba en aquellos momentos, por muy convencida que se creyera ella que estaba de estar segura. Por culpa de aquello ya se había removido alguna vez en la mierda pero aquello era precisamente lo que hacía que le importara todavía menos en aquellos momentos. No era la típica que esperaba que un príncipe azul llamara a su puerta. Cuando quería algo tan básico y apetecible como el sexo sabía a qué sitios ir, o qué puertas tocar. Se la podía tildar de chica fácil y no era algo que le importase en absoluto. Así era más fácil para ella, más cómodo. Y también para la mayoría de los tíos.

Y parecía que aquella no iba a ser la excepción. Sólo que esta vez venía con regalito final. Pasó la mano que tenía en el brazo del chico hasta su espalda, haciendo exactamente lo mismo con la que tenia libre cuando el moreno mordió la barbilla de la chica. Conocía perfectamente los pasos de aquél baile, se podría decir que mejor que el de cualquier otro. No era algo difícil en la época en la que vivía y mucho menos con las decisiones que había ido tomando ella a lo largo de su vida.

Chelsea no tenía otra cosa en mente que disfrutar del momento, y todo le había venido rodado. Ahora se alegraba más que e ningún otro momento de haber acudido sola a aquél sitio, pues odiaba tener que dar explicaciones a cualquiera. No había nadie a quién decirle ya volveré, lo que le daba una libertad de movimiento y acción absolutas, cosa que le encantaba. Aunque bueno, aquello era técnico, debido que el agarre del chico no le dejaba, de hecho, mucho movimiento posible. Pero en aquél caso, no le molestaba, pues ella estaba contribuyendo a aquél enlace completamente visceral e instintivo. Respondió a su beso casi con la misma violencia que el chico, aunque algo sorprendida, para ser sinceros. Sorprendida para bien.

— Vayamos a un sitio más apartado. — .Le susurró, prácticamente en los labios. Pues aquella nave industrial era enorme y había un montón de rincones escondidos. Un lugar perfecto para acumular suciedad e infecciones, cosas que ahora mismo estaban muy lejos de formar parte de los pensamientos momentáneos de la chica. Tenía cosas más importantes en las que pensar. En lo que iba a hacer durante el próximo rato, y en lo que se iba a meter después. Sí, en ese orden. Al parecer la noche iba de meterse cosas.


/ all you ever did was wreck me
anata no koto shika mienai
Trapnest
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
560

Localización :
Lost with Gallifrey

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — The deals of the devil.

Mensaje por Invitado el Sáb 4 Jun - 22:51

01  — Sleep with one eye open.
Se olvidó del dolor de sus nudillos, del recuerdo del túnel, de la sangre que manchaba sus zapatos y de cómo el enojo había marcado todos sus pensamientos antes de llegar a ese lugar. Cada escozor de la ira fue reemplazado por excitación, mientras escuchaba las palabras de la muchacha y apretándola contra su cuerpo, la empujaba contra una de las paredes. Denzél no conocía de delicadeza.

¿Esto es suficientemente apartado? —pregunto con ironía, antes de subir sus manos por la camiseta ajena, sintiendo la piel bajo sus dedos, hasta dejarla por encima de su sujetador. Todo apesta. Todo es una mierda. Era lo que se le venía a la cabeza cada dos por tres, lo que pensaba siempre; lo que le hacía dudar y querer inhalar un poco de la cocaína que el mismo vendía, pero al final nunca pasaba. No lo sabía, quizás solo era como el otro montón del mundo que solamente vivía porque no tenía ninguna otra opción, porque había visto lo que era estar realmente jodido y sentía que no tenía derecho a quejarse en voz alta, tan solo existir de la forma más cómoda que se pudiera lograr. Independientemente de si eso significaba robar, atracar, entrar en casas ajenas, apuntar con una pistola cabezas y follarse a chicas sin condón contra paredes de discotecas.

Libero sus pechos y se los metió a la boca, succionando y apretándolos contra su lengua. Dejaba de pensar, y tan solo sostenía las piernas ajenas a cada lado de su cadera. Dejaba de escuchar, tan solo subía con besos y mordidas por su cuello, pasando una mano por los muslos ajenos hasta el interior de su falda. La fricción contra aquel suave lugar provoco que toda la sangre de su cuerpo fuera directo a su miembro. Escuchaba conversaciones a su alrededor, la luz parpadeante sobre sus cabezas, pero le daba exactamente igual. —¿Quieres la droga, bonita? —susurro contra su oído, antes de apartar la tela y sentir la humedad sobre sus dedos. —Entonces gánatela. —dijo antes de introducir un par de dedos y comenzar a moverlos en su interior. Denzél era brusco y la sostenía como si supiera en el fondo que no le iba a gustar.
Invitado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Re: — The deals of the devil.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.