Últimos temas
» Part Of Your World | (PRIV) +18
Hoy a las 0:24 por Quisso

» ~We do it for her~
Hoy a las 0:18 por Sassdonyx

» You were my lesson I had to learnt
Ayer a las 23:52 por SapphireDragon

» ›› The crimson stray dog & the white moon princess
Ayer a las 23:47 por Sheena

» It had to be you
Ayer a las 23:31 por Snow

» ~ Distance is no excuse if we feel the same
Ayer a las 23:14 por SapphireDragon

» I AM ELIZA
Ayer a las 22:31 por Hermosodehuerta

» Quidditch in the game
Ayer a las 22:11 por Hermosodehuerta

» The Fox and the Mercenary
Ayer a las 21:31 por Little Ball of Psycho

» Forbidden
Ayer a las 20:34 por Quisso

»  Ten years of Labyrinth
Ayer a las 19:36 por Shadows Takes All

» You and me...here
Ayer a las 19:22 por Winter Wiccan

» ~ Accept who you are
Ayer a las 18:54 por SapphireDragon

» ~ Holding hands for the rest of the eternity
Ayer a las 18:27 por SapphireDragon

» ~ Destined to fall
Ayer a las 17:55 por SapphireDragon

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

▬ Do not judge before you know me.

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

▬ Do not judge before you know me.

Mensaje por Valkyria el Vie 13 Mayo - 0:29

Do not judge before you know me.
1x1 — realista, romance.

Su forma de conocerse fue digna de típico cuento de hadas: el chico que salva a la chica de una mala situación y la chica, aliviada e impresionada, decide buscar la forma de compensarle.

Pero esto es la realidad, y los cuentos de hadas no existen salvo en los libros.

Ambos son dos polos completamente opuestos. Donde ella es pura luz, él es pura oscuridad. Todo intento de ella por agradecerle que la salvara desemboca en malas respuestas por parte de él; pero ella es perseverante y de la clase de personas que nunca se dan por vencidas.

Él desconfía de la gente que es como ella y, a la vez, la aborrece. Considera que ninguno sabe lo que es el verdadero trabajo puesto que se lo dan todo hecho. Algo tan aparentemente insignificante como el dinero marca la diferencia entre los que poseen el poder y los que sólo sueñan con tenerlo. Pero hay algo en ella que le llama la atención. No es como las demás, su mirada cándida y su sonrisa siempre amable la delatan. Pero sabe que las apariencias engañan y no se fía de los intentos de ella por ayudarle. La compasión es lo último que quiere alguien que vive de su orgullo.

Ella ha vivido casi toda su vida en una jaula de cristal puesta por sus padres. No sabe lo que es la verdadera vida pues todo lo que conoce es el mundo de la realeza, esa clase de posición que te da el dinero. Quiere vivir por su cuenta, salir al mundo y descubrir por sí misma las cosas que no le han permitido ver. Por eso, cuando le conoce, desea estar cerca de él. Es todo lo contrario a lo que ha conocido y, a la vez que la atrae, la asusta pero no puede parar. Algunos lo llamarían capricho, otros obsesión, pero ella no sabe que nombre ponerle. Le intrigan sus ojos oscuros que parecen esconder mil secretos y le enfada las malas formas que recibe cuando sólo intenta hacer amable.

Pero el destino ha decidido juntarlos, aunque él no quiera y ella se resista por el bien de su integridad mental, por lo que el qué pasará está por verse.

seymour belcastro
23 años — devin paisley — âkami
Hijo único de una familia desestructurada, desde bien pequeño tuvo que aprender que el mundo es una selva de asfalto, donde el fuerte sobrevive a costa de la supervivencia del más débil. Por ello, peleas y persecuciones no eran algo extraño para un niño que vio como a los pocos años perdía a su madre a causa de una sobredosis de pastillas. Fue en este momento donde empezó a ver cómo funcionaban realmente las cosas, pues no era solo el barrio la jungla, sino el mundo entero, con los ricos en la cima a costa de todos los demás habitantes del lugar. Con el paso de los años, su desprecio hacia la clase alta del lugar solamente subió, al igual que sus encuentros callejeros, llegando a pelear en circuitos ilegales para sacar algo de dinero con el que conseguir pagarse los estudios suficientes como para empezar a trabajar en un taller, y así al fin poder irse de casa.
ivy abernathy
22 años— barbara palvin — perséfone
Hija única del matrimonio Abernathy. Su padre era un político importante que sólo se preocupaba del ascenso de su carrera y de cuantos votantes conseguía en cada elección. Pero eso no quitó que se enamorara perdidamente de su hija cuando esta nació. Ivy creció rodeada de todos los lujos que el dinero podía comprar pero eso no la convirtió en el prototipo de niña rica malcriada, al contrario. En la adolescencia se convirtió en una joven que amaba la música por encima de todas las cosas, rompiendo todos los planes que tenían sus padres de que estudiara una carrera que pudiera hacerla prosperar. Ella quería estudiar música y ser una violinista de éxito y, después de mucho insistir, sus padres terminaron cediendo. La inscribieron en la mejor escuela de artes y música de la ciudad y, a sus veintidos años, ya ha conseguido actuar en varios conciertos tanto propios como de música acompañante.




you live for the fight
when it's all that you've got
she had fire in her soul. it was easy to see how the devil himself could be pulled out of me. there were drums in the air as she started to dance. every soul in the room keeping time with their hands
Spoiler:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
493

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ▬ Do not judge before you know me.

Mensaje por Âkami el Sáb 14 Mayo - 0:53


YOU AGAIN?!
CAPÍTULO 01
Taller Wheel-E
Seyumour Belcastro
17:48 | Martes
-Si…Si…Mira, es tan sencillo como que hemos encontrado un problema en el mot… ¡¿Pero quieres escucharme?! No nos estamos inventando nada, tenías una pieza para el arrastre y tenemos que cambiarla… Mira, si no me crees te pasas por el taller mañana y lo ves por ti mismo, ¿de acuerdo?...Si…Vale, que tenga buen día…Gilipollas.- El auricular chocó de una forma no demasiado delicada a causa del calentón que le había producido la conversación con el cliente, quien pensaba, como muchas personas, que se estaba inventando aquella avería para cobrarle más. ¿A santo de que la gente pensaba eso? Vale que a veces inflaran el precio del aceite, o que dieran un par de golpes a alguna parte de la chapa para que hubiera que cambiarla en esa zona, ¿pero trastear con la mecánica interna del vehículo? Eso sería pasarse dos pueblos y medio.

-Sim, esos humos…- Desde debajo de un Citroen C3 le llegó la voz de su jefe, el dueño del taller. Un tipo agradable y paciente, exactamente lo necesario para alguien de temperamento inestable como Seymour. -¿Puedes encargarte tú de cambiar las ruedas al  Peugeot? Cuando acabe con este pequeño tengo papeleo que hacer.- Camuflar órdenes como preguntas agradables era una de las tácticas que había aprendido para que su empleado no se subiera por las paredes, sobre todo si acababa de tener una discusión con un cliente cosa de cinco minutos atrás. -Aparte, está la revisión de Curriculums para el nuevo empleado, y ya sabes que eso es algo que nos incumbe a los dos.- Cosas de que el negocio creciera, ahora podían permitirse a un tercer mecánico, y la idea era contratar a alguien especializado en mecánica de motos, dado que había unas cuantas por la zona, y alguien que conociera a la perfección su mecanismo les vendría bien.

-Un cigarro y me pongo con ello.- Agarrando la chaqueta de la parte de atrás de una silla, Sim salió por la puerta principal del taller a la calle, sacando a la acera un taburete que tenía a mano para sentarse en el mismo, aprovechando así para respirar durante unos segundos, y de forma pausada, calmar la ira latente que se había acumulado en su interior. ¿Cuándo había sido la última vez que alguien le había cabreado tan rápido?...Ah sí, el día que “ella” apareció.

Sin quererlo siquiera, su mente se puso a divagar sobre aquella noche, un par de semanas atrás, cuando saliendo del club en el que le tocaba pelear esa jornada se tropezó con una curiosa situación en un callejón cercano: Dos tipos y una chica, una imagen que ya incitaba a pensar que algo iba mal, lo que se confirmó cuando se acercó y vio el miedo pintado en los ojos y la expresión de la desconocida…Pero, un par de minutos, todo estaba solucionado. Vale que terminara con los nudillos de la mano izquierda pelados, un ojo morado y el labio partido, pero esos desgraciados se habían llevado su merecido por tratar de aprovecharse de una chica. Daba igual que la calle fuera la selva, uno nunca debía aprovecharse de una mujer. Pero, curiosamente, aquella chica se animó más cuando la devolvió un estuche de algún instrumento que cuando la salvó de los agresores. Sería música seguramente…

-Tsk, no es solo un dolor de huevos presencial, también mental.- Encendiendo el cigarro y dando las primeras caladas al mismo, la mente del mecánico se marchó a las jornadas posteriores a aquel incidente, cuando los encuentros habían comenzado. ¿Qué clase de encuentros? La chica apareciendo siempre por alguna zona cercana a donde la había ayudado, y siempre con palabras de gracias y devolver el favor desde el primer momento, ¿y dónde estaba el problema? En que era una jodida niña de papa, una pijilla de los barrios altos que siempre había tenido lo que deseaba. ¿Qué quería ayudarle de vuelta? Seguramente querría gastarle alguna broma pesada con la que luego se desternillaría de risa con sus amigos en alguna de las fiestas de la ciudad. Todos los ricachones son iguales,  ¿por qué iban a molestarse en ayudar a alguien inferior a ellos? ¿A una de esas personas que no eran sino los extras de sus vidas?

-Asco de ricos…- Una frase y una sacudida de cabeza bastaron para que Sim regresara y descubriera, con clara disconformidad, que a su cigarrillo le quedaba calada y media de vida, ¿cuánto tiempo se había pasado pensando en aquella chica? Claramente, más de lo necesario. Con un suspiro, se llevó el filtro a la boca, acabando de una sola calada con su pausa de trabajo, al cual le tocaba ya regresar, mientras levantaba el culo de aquel taburete y soltaba el humo lentamente, como si dejarlo escapar le provocara dolor. -Hey boss, ¿Dónde has dejado la pistola de impacto?-
© by Farah.


245x140px245x140px
Art should terrify
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
43

Localización :
404 Not Found

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ▬ Do not judge before you know me.

Mensaje por Valkyria el Jue 19 Mayo - 16:09


YOU AGAIN?!
CAPÍTULO 01
Taller Wheel-E
Ivy Abernathy
17:48 | Martes
Hoy lo voy a hacer se dijo Ivy, observándose en el reflejo del baño de la universidad. Llevaba una semana repitiéndose aquello, una y otra vez, y nunca conseguía llevarlo a cabo por diversos motivos. Unas veces era porque no tenía tiempo y otras por la sencilla razón de que le daba miedo y vergüenza. Cualquier otra persona habría parado aquella diatriba mental hacía mucho, pero Ivy seguía sin poder sacarse de la cabeza el suceso que casi le había costado un nuevo violín y varias sesiones con el psicólogo.

Lo peor no era aquel hecho, que también, sino que su salvador hubiera actuado de forma tan ruda con ella -normalmente la gente actuaba de forma contraria cuando se la encontraban- y eso había sido una de las cosas que habían impulsado a Ivy a no parar hasta conseguir devolverle el favor. Tenía claro que él no iba a tomárselo demasiado bien pero a pesar de su pequeño tamaño y su apariencia angelical, la joven era un hueso duro de roer cuando algo se le metía entre ceja y ceja. Había conseguido, de forma poco legal, hacerse con el lugar donde trabajaba él. Le había bastado con colarse en el ordenador de su padre y buscar fichas policiales con el nombre de Seymour. Había sido un acto arriesgado el creer que él podía tener alguna ficha pero, por desgracia, no se había equivocado. No tenía un gran historial policial salvo un par de detenciones menores pero eso sembraba la duda en la mente de Ivy. ¿De verdad merecía tanto la pena? Y el sólo recordar el incidente le daba la respuesta. Cualquier persona que salvara a otra de un atraco merecía agradecimiento y no un juicio por cosas de su pasado.

A la salida del conservatorio consiguió librarse de sus guardaespaldas y puso rumbo hacia el taller donde había descubierto que trabajaba. Una vez llegó, Ivy se quedó parada antes de llegar a la puerta, para que no la vieran, dudando si realmente aquello era una buena idea. Él no había mostrado demasiada simpatía y seguramente no le hiciera ninguna gracia que se presentara allí sin una buena excusa. — ¿Puedo ayudarla, señorita? — Ivy dio un brinco de forma involuntaria ante la voz del hombre que, con mirada afable, se dirigía a ella. Piensa, Ivy, piensa.Eh, sí, hola. Estaba buscando a Seymour. — atinó a decir con una pequeña sonrisa tímia.
© by Farah.



you live for the fight
when it's all that you've got
she had fire in her soul. it was easy to see how the devil himself could be pulled out of me. there were drums in the air as she started to dance. every soul in the room keeping time with their hands
Spoiler:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
493

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ▬ Do not judge before you know me.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.