Últimos temas
» > A place we can call home
Hoy a las 3:31 por Vhiek

» Pretty in Punk
Hoy a las 1:15 por Nyadeh

» 3. Reformando... nos
Hoy a las 1:13 por Oniswed

» > While there's still something left to save
Ayer a las 23:51 por Sheena

» 56. Fly high
Ayer a las 22:39 por Sonder

» 33. The good ones
Ayer a las 22:15 por Nightingale

» 55. Individuals and numbers
Ayer a las 19:49 por Sonder

» - No I in Threesome -
Ayer a las 19:01 por TheDiver

» ~ La joven y el señor vagabundo.
Ayer a las 18:50 por SapphireDragon

» 2. Only miss the sun when it starts to snow.
Ayer a las 17:13 por Hellcat

» ♠ Can you hear me calling you?
Ayer a las 17:03 por Hellcat

» ♠ There's always light in the darkness.
Ayer a las 16:49 por Hellcat

» Take these broken wings
Ayer a las 14:36 por Storm Queen

» ♫ Pirate's life is the best life
Ayer a las 14:08 por Storm Queen

»  Breathe me
Ayer a las 13:55 por Storm Queen

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project
function selectCode(e) { var doc = document , text = $(e).closest("dl").find(".cont_code,code").get(0) , range, selection ; if (doc.body.createTextRange) { range = document.body.createTextRange(); range.moveToElementText(text); range.select(); } else if (window.getSelection) { selection = window.getSelection(); range = document.createRange(); range.selectNodeContents(text); selection.removeAllRanges(); selection.addRange(range); } }; $(function(){$("dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd.code, dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd > code").closest("dl").find('dt').append('Seleccionar')});

> I bark at the moon, but I don't have the courage to jump and grab it

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

> I bark at the moon, but I don't have the courage to jump and grab it

Mensaje por Sheena el Dom 15 Mayo - 21:48




I bark at the moon, but I don't have the courage to jump and grab it
Renji Abarai — Shinigami — Teniente — justmisschief
Rukia Kuchiki — Shinigami — Teniente — Sheena Rogers

CS — 1x1 — Bleach


La suya nunca había sido una vida fácil. Habían tenido la mala suerte de ir a aparecer, tras su muerte, en uno de los distritos más pobres del Rukongai. No sabían si era algún tipo de castigo por hacer algo mal en su vida anterior, puesto que no lo recordaban. Pero allí estaban, en un lugar en el que, para unos niños como ellos, era difícil sobrevivir. Día tras día tenían que luchar contra el hambre, los maleantes, las duras puebas que les salían al paso. Ese tipo de vida era algo que podría sobrepasar a cualquiera, de hecho la mayoría de los adultos se habían acabado convirtiendo en criminales, acosados por la pobreza. Pero ellos eran diferentes, porque tenían una familia. No estaban relacionados por ningún parentesco pero los lazos que los unían eran reales. Y gracias a ellos podían aguantar en ese mundo de miseria y pillaje.

Aunque, en el caso de Renji y Rukia, había algo más. Un poder que al principio era muy débil pero que con el paso de los años fue creciendo en su interior hasta que no pudieron ignorarlo. Habían tenido la suerte de desarrollar el suficiente poder espiritual para aspirar a una vida mejor. Pero no quisieron ni oír hablar del tema: no abandonarían a su familia a su suerte. Seguirían juntos, siempre.

Por desgracia, con el pasar de los años esos planes se torcieron. Perdieron a todos sus amigos, a su familia. Ya no les quedaba nada en el Rukongai. Solo se tenían el uno al otro, además de su voluntad y sus habilidades. Y por fin decidieron sacar partido de ellas para alcanzar una vida digna. Iban a convertirse en shinigamis. Harían que todo el dolor y el sufrimiento merecieran la pena. Aunque ese trabajo estaba lejos de ser fácil. Solo acababan de empezar.  

Cronología
1. La academia shinigami
2. Un paso adelante, dos pasos atrás
3. Vidas separadas




Última edición por Sheena el Miér 13 Jun - 19:54, editado 7 veces
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
827

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > I bark at the moon, but I don't have the courage to jump and grab it

Mensaje por MissChief el Lun 16 Mayo - 14:15





She was different.


"Convirtámonos en Shinigami. Así podremos vivir en el Seireitei."

Aquella intervención de Rukia dejó al pelirrojo pensativo, mirando su pequeña figura de espaldas hablarle de aquella forma. Desde pequeños habían permanecido juntos, sobreviviendo en las calles del distrito más pobre del Rukongai con los demás niños, pero jamás separados.
El hecho de que Rukia hiciera esa propuesta dejaba claro la intención de la pelinegra de salir de aquel estado de miseria en el que habían vivido desde hacía ya diez años.  Lejos había quedado ese sueño de la infancia de quedarse siempre en el más que humilde refugio que compartían con los demás niños. Ahora el resto de niños se había ido, sólo quedaban ellos dos. Estaban convirtiéndose en adultos, y sabía que sus habilidades, su Reiatsu en aumento, no debía ser desperdiciado.
Renji de algo estaba seguro: Seguiría a Rukia donde quisiera que fuera.

Bien; convirtámonos en Shinigamis.

Aunque el reto que proponía no iba a ser fácil.
La mayoría de estudiantes de la Academia de Shinigamis provenían de familias adineradas y acomodadas, superficiales que despreciaban a cualquiera que no estuviera a su nivel.

ABARAI RENJI - RUKONGAI - CAMBIO DE PLANES
§


A world without you is no world at all
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
218

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > I bark at the moon, but I don't have the courage to jump and grab it

Mensaje por Sheena el Lun 16 Mayo - 15:39




He's my strenght

Rukia — Rukongai — Cambio de planes

Lo había dicho de modo casual, casi sin pensar. Pero nada más lejos de la realidad: lo había pensado y mucho. Empezó a planteárselo hacía un tiempo, cuando uno de sus amigos cayó enfermo. Cierto era que no quería abandonarlos, no era justo que Renji y ella tuvieran una vida mejor solo por la suerte de tener mayor poder espiritual. Pero también era verdad que si conseguían hacerse shinigamis contarían con los recursos para ayudar a su familia. Nunca lo había visto de ese modo, aunque no se atrevió a comentarlo con Renji porque pensaba que él rechazaría la propuesta y no quería dar la impresión de que se estaba rindiendo. Sin embargo, esta idea se asentó en su cabeza cuando la enfermedad se hizo peor y no pudieron hacer nada para pararla, porque no disponían de los conocimientos ni los recursos para obtener medicinas. Al final, su amigo murió y ella supo que no estaba equivocada. Que tenían que hacer algo.

Ahora que estaban solos, ya no temía poner voz a ese pensamiento. Claro que sabía que no iba a ser fácil, solo aquellos entre la élite se convertían en shinigamis. Pero ¿cuándo se habían detenido porque las cosas fueran difíciles? De haberlo hecho, nunca hubieran llegado hasta ahí. Y estaba segura de que si se apoyaban mutuamente como siempre no habría ninguna barrera que no pudieran superar. Ya contaba con el beneplácito de Renji, lo que la aliviaba en gran medida. El siguiente paso sería llegar al Seireitei y así se lo comunicó.

- Tendremos que hacer la prueba de ingreso en la academia de shinigamis - le dijo - No sé en que consiste pero ya nos enteraremos. Y seguro que, con tu poder, no tienes ningún problema - finalizó, con toda la intención de animarlo.




Última edición por Sheena Rogers el Mar 17 Mayo - 9:09, editado 1 vez
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
827

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > I bark at the moon, but I don't have the courage to jump and grab it

Mensaje por MissChief el Lun 16 Mayo - 21:15




She was different

Renji — Rukongai — Cambio de planes


Renji sólo asintió una vez más ante las palabras de Rukia. El nivel de reiatsu en ambos era elevado, por tanto tenía la certeza que el presentarse a pruebas de examen de Shinigami no les iba a causar un serio problema.

Sin embargo, eran más los candidatos a Shinigami de lo que ellos esperaban; un gran grupo de jóvenes serían sus competidores en las pruebas de acceso, que superaron sin ningún problema. A partir de ese momento, su vida cambiaría.
Renji se esforzaba el que más en las clases y entrenamientos. Quería demostrar que, aunque viniera de un origen miserable, sin familia ni riqueza de ningún tipo, podía ser un estudiante ejemplar y convertirse algún día en un gran Shinigami.
Tras muchas horas de trabajo y sacrificio, consiguió entrar en una Clase de Ascenso Especial, y por ello mismo se mostraba muy orgulloso. Notaba las miradas envidiosas de sus compañeros nobles, a la vez que comentarios mordaces respecto a su procedencia. Pero el pelirrojo se juró que se tragarían esas palabras.

Mientras tanto, intentaba mantener la misma relación con Rukia que habían tenido hasta el momento. Desde que entraron en la Academia, Renji se había volcado en la labor para la que habían llegado en primer lugar a ese lugar, y no pasaba tanto tiempo con la pelinegra. Pero en ocasiones como aquella, tras alguna misión de prueba, podía abordarla entre los pasillos, cogiéndola del brazo, y robarle un rato para estar con ella a solas. Como en los viejos tiempos.

"¡Hey, Rukia! ¿cómo va todo? ¿estás... estás disfrutando del entrenamiento?

Renji, qué pregunta más estúpida. Lo que hacen los nervios.




Última edición por MissChief el Dom 22 Ene - 15:35, editado 1 vez


A world without you is no world at all
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
218

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > I bark at the moon, but I don't have the courage to jump and grab it

Mensaje por Sheena el Mar 17 Mayo - 9:42




He's my strenght

Con Renji — academia shinigami

Todo había salido bien. En ningún momento lo había puesto en duda; sin embargo no podía negar que se sintió mucho más aliviada cuando anunciaron que serían admitidos en la academia. Era el primer paso para esa vida que siempre habían soñado y, como tantos otros, este también lo habían dado juntos.

No fue difícil acostumbrarse a la rutina de las clases y los estudios. Siendo como era su amigo esperaba que le costase más que a ella, ya que lo conocía y sabía que llevaba muy mal que le dijeran lo que tenía que hacer. Por eso su sorpresa fue grande cuando le dijo que le habían trasladado a la clase especial. No tenía envidia, todo lo contrario: se alegraba por él. Pero eso significaba pasar menos tiempo juntos; después de toda una infancia compartida, lo notaba bastante. Él tenía sus clases y sus misiones, ella las suyas, cada vez se veían menos. Hasta había hecho nuevos amigos. Eso la preocupaba; aunque sus notas eran buenas, no quería quedarse atrás.

Ya prácticamente solo les quedaban esos momentos rápidos entre clase y clase para verse y contarse qué tal les estaba yendo. Como en esta ocasión, en que se vio atraída por el agarre del pelirrojo, pillándola desprevenida ya que iba caminando sola por el pasillo pensando en sus cosas. Enarcó una ceja ante la pregunta, alzando la cabeza para encontrar la mirada de su compañero, en un intento de salvar los buenos cuarenta y cinco centímetros de diferencia entre ellos.

- No se supone que entramos aquí para divertirnos, idiota - suspiró - Aunque creo que tú te lo pasas bastante bien en tus prácticas en el mundo real - no pudo ocultar una cierta nota de resquemor, puesto que ella todavía no había tenido la oportunidad de pasar a ese nivel - En realidad, las clases de kidou no están tan mal. Tengo todo sobresalientes. Si sigo así puede que logre entrar al grupo especial de operaciones de kidou.

Dijo, por hablar de algo. Últimamente solo hablaban de eso, de las clases. ¿Cuánto hacía que no se sentaban a charlar de otra cosa? No entendía por qué se estaban distanciando, pero lo que sí sabía era que no le gustaba. Que echaba de menos a su amigo.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
827

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > I bark at the moon, but I don't have the courage to jump and grab it

Mensaje por MissChief el Mar 17 Mayo - 19:14




She was different

Renji — Academia Shinigami — Encuentro


Renji se frota la nuca, por debajo de la coleta que recoge su cabello carmesí, exhalando una risa nerviosa, aunque las palabras de Rukia no tuvieran ninguna gracia.

Al notar la mirada que la de /menor tamaño/ le dedicaba, carraspeó, bajando entonces ambos brazos y adoptando una expresión neutral. Sonrió de lado, realmente feliz de las noticias que su mejor amiga le traía. Se inclinó hacia ella, posando sus manos sobre los frágiles hombros de la contraria.

"Estoy seguro de que lo lograrás. No tienes nada que envidiar a cualquiera de los estudiantes que hay por aquí. Sabes, mi amigo Kira dice que realmente la actitud no es algo que influya mucho pero, ¿dónde estaría yo entonces?"

Dejó ir una suave risa entre sus labios, cortándola con un nuevo carraspeo. Un silencio incómodo, tras el que no tenía nada que decir.

O realmente sí, pero por algún motivo no encontraba el valor suficiente para decírselo. Decirle que la echaba de menos. Que a pesar de sus nuevas amistades, ella siempre sería especial. Ella siempre /había sido/ especial. Diferente.
Esbozó una sonrisa sincera y retiró las manos de sus hombros, colocándolas en sus propias caderas.

"Aunque, ahora que lo pienso, siempre fuiste mejor que yo en todo. No tardarás en superarme, Rukia."







Última edición por MissChief el Dom 22 Ene - 15:36, editado 1 vez


A world without you is no world at all
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
218

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > I bark at the moon, but I don't have the courage to jump and grab it

Mensaje por Sheena el Jue 19 Mayo - 12:54




He's my strenght

Con Renji — academia shinigami

Internamente, tuvo que darle la razón al tal Kira. Cuando se le metía algo en la cabeza no había forma de hacerle cambiar de parecer, sin importar todo lo que tuviera en contra. Recordó que cuando fueron admitidos en la academia había proclamado que se convertiría en el mejor; pues iba camino de serlo y solo estaban en el primer año. Estaba muy orgullosa. Pero eso no podía decírselo o se le subiría a la cabeza. Como tampoco podía dejar salir a la superficie lo que empezaba a ver como un fracaso por su parte. En cambio a Renji por fin le iban bien las cosas, tenía otros amigos, estaba a un paso de triunfar. No iba a ser una carga para él. Entendió que en parte por ese motivo era que se estaban separando. Pero, mientras él estuviera bien así, haría un esfuerzo por soportarlo. Podría hacerlo, o al menos eso se dijo a sí misma.

- ¡Por supuesto que sí! Serás bueno con la espada, pero eres un desastre en todo lo demás - bromeó, aligerando el tono de la conversación. Él ya sabía que no lo decía totalmente en serio - Ya lo veremos en los exámenes, están a la vuelta de la esquina - de nuevo la conversación se dirigía por los mismos derroteros - Y dime... ¿has pensado ya lo que vas a hacer cuando nos graduemos? ¿Vas a solicitar el ingreso a algún escuadrón en concreto? Solo estamos en primero pero hay que ir pensando en esas cosas... - como siempre, tan responsable. Sabía que su amigo era un desastre y, si no era ella quien lo mantenía al tanto de esas cosas, seguro que se le pasarían por alto.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
827

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > I bark at the moon, but I don't have the courage to jump and grab it

Mensaje por MissChief el Lun 23 Mayo - 16:37




She was different

Renji — Academia Shinigami


Renji de pronto tomó aire, hinchando ligeramente el pecho al hacerlo, cuando comenzaron a tratar un tema de ese tipo.
Entrecerró un ojo, alzando una de sus manos con la palma abierta, en un ademán de explicarse mejor.

"Aún somos unos novatos, a pesar de nuestra brillantez. Son varios los Capitanes de Escuadrón a los que orgulloso serviría pero... ¡Estoy de lleno en los Exámenes!"

Los cuales, efectivamente, no estaban muy lejanos. Y aún no controlaba del todo la práctica de Hadou. Quizá esa fuera una buena excusa para pedir la ayuda de su amiga, y volver a pasar tiempo con ella. Realmente era un desastre, a pesar de pertenecer al círculo de excelencia de la Academia de Técnicas Espirituales.
El pelirrojo inclinó la cabeza ligeramente hacia un lado, para encontrarse con la mirada azul oscura de la contraria.

¿Por qué me preguntas eso?

Quizá simplemente era cosa suya el que Rukia le cuestionara por eso mismo. De hecho, despertó también su curiosidad y entornó los ojos, inclinándose un poco más para ver mejor a la morena.

¿Tú has pensado en qué hacer?






Última edición por MissChief el Dom 22 Ene - 15:37, editado 1 vez


A world without you is no world at all
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
218

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > I bark at the moon, but I don't have the courage to jump and grab it

Mensaje por Sheena el Lun 23 Mayo - 19:52




He's my strenght

Con Renji — Academia shinigami

Había parecido casi responsable, tal como había contestado la pregunta. Esto le hizo dibujar un asomo de sonrisa, como si de repente se esfumara toda la distancia que se había creado entre ellos en los últimos tiempos. No es que no se pudiera confiar en él, pues de hecho era el único de quien se fiaba ciegamente (no por nada había puesto su vida en sus manos más de una vez en las peligosas calles del Rukongai) pero le resultaba tierno verlo tan centrado en algo que aún no parecía ir con él.

- Simple curiosidad - se encogió de hombros, desviando un poco la mirada a causa del exhaustivo y cercano escrutinio del pelirrojo - Supongo que ya sabes que cada escuadrón tiene una función específica y pensaba que tal vez deberíamos ir pensando en qué lugar encajamos mejor - y ahora que lo estaba diciendo tenía la desagradable sensación de que no acabarían en el mismo sitio - Yo... todavía no lo he decidido. Dicen que la capitana del cuarto escuadrón es muy amable pero no creo que sirva para cuidar enfermos. Creo que lo mejor para mí son las Fuerzas Especiales de Kidoh.

No mencionó que, para pertenecer a un escuadrón, eran importantes el compañerismo y el espíritu de grupo. Dos cosas de las que ella, por el momento, carecía. Se llevaba bien con algunos compañeros de clase, pero no había hecho amigos como tal, o al menos tan cercanos como los que tenía Renji. De alguna manera, le parecía que no encajaba, y no a causa de su pasado (eso no le había dado problemas a él para acercarse a sus compañeros). Se sentía extraña, tenía una sensación de desasosiego, ligera, pero que la acompañaba dondequiera que fuese. El único sitio en el que estaba realmente a gusto era a su lado. Pero no iba a decírselo, en primer lugar porque no quería ser un obstáculo en su camino y en segundo lugar porque había sido idea suya hacerse shinigamis. Y no quería que pareciera que se arrepentía de la que, pese a todo, había sido la segunda mejor decisión que había tomado en su vida sin duda alguna.




Última edición por Sheena Rogers el Dom 7 Ago - 19:45, editado 2 veces
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
827

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > I bark at the moon, but I don't have the courage to jump and grab it

Mensaje por MissChief el Jue 2 Jun - 22:41




She was different

Renji — Academia Shinigami


Renji alzó lo que deberían haber sido sus cejas, sustituidas ahora por el comienzo de lo que sería una serie de tatuajes ampliados en un futuro. Una estética curiosamente tribal, la que tomaría el pelirrojo...

Meditó unos segundos las palabras de Rukia, antes que ella contestara definitivamente, se centró en un dato que ella le mencionó previamente: Cada escuadrón tenía una labor que cumplir. ¿Realmente él se sentía parte de algo?
La fuerza moral la tenía, eso estaba claro, pero... ¿Sentía que tenía una labor que cumplir? El quería demostrar algo a todos los que le habían juzgado y señalado a malas. A toda la gente del Rukongai.
Pero sobre todo... a Rukia.

"Práctica del Kidoh, eh...".
Con las manos ahora sobre sus caderas, bajó la vista al suelo, asintiendo levemente, meditabundo. Su Kidou era penoso. A pesar de su continua práctica y ayuda de Kira, no había manera que mejorara. Por tanto, se alegró de que la morena tomara esa decisión.
Seguramente se apunten entre sus filas a una gran miembro, Rukia. Me alegro. Me alegro mucho.

Quizá había quedado un poco serio, por lo que enseguida formuló una sonrisa suavizada, mirando efímeramente a la contraria. Asintió una sola vez y entonces tras unos segundos de silencio, salió camino a la clase que tenía siguiente. Le informarían en ella de la próxima misión en el mundo real...






Última edición por MissChief el Dom 22 Ene - 15:38, editado 1 vez


A world without you is no world at all
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
218

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > I bark at the moon, but I don't have the courage to jump and grab it

Mensaje por Sheena el Lun 6 Jun - 18:07




He's my strenght

Con Renji — Academia shinigami

Se quedó en aquel pasillo, sintiéndose aislada entre el torrente de alumnos que caminaban por él en ambas direcciones, sin verlos realmente porque tenía los ojos clavados en la espalda del pelirrojo, a quien siguió con la mirada hasta que desapareció por la puerta camino a su siguiente clase. Ella debería hacer lo mismo. Con pasos pesados, arrastrando los pies, apretó la carpeta de apuntes contra su pecho mientras caminaba, desanimada.

Renji no había logrado engañarla con esa sonrisa, al igual que probablemente ella tampoco lo engañaba al mostrar más entusiasmo del que en realidad sentía. Se conocían demasiado bien, eran transparentes el uno al otro. Entonces ¿por qué no lo hablaban? Si sabían que algo no iba bien ¿por qué no hacían nada? Esa claridad con la que se leían mutuamente se estaba empañando a una velocidad asombrosa. No se imaginó que sería así. No pensó que, intentando mejorar sus penosas condiciones de vida, empeorarían su relación.

En sus momentos más bajos, había llegado a cuestionarse si realmente merecía la pena. La vida en el Rukongai les había reportado mucho dolor y sufrimiento pero al menos estaban juntos, se tenían el uno al otro. Ahora estaban perdiéndose. Y seguía callándose, seguía sin atreverse a decir nada en voz alta.

No podía continuar con esa situación. No podía permitirse perder a la persona más importante para ella. Decidida a resolver el asunto, lo esperó al final de la siguiente clase, solo para enterarse de que se había marchado de prácticas al mundo real, de nuevo. Mientras su resolución flaqueaba y se alejaba lentamente, alcanzó a oír a dos alumnos de varios cursos superiores cuchicheando. Decían que los de primero se estaban retrasando y se preguntaban si habría ocurrido algo raro. De inmediato pensó en Renji. Esperaba que no hubiera sucedido nada malo. Si le pasaba algo a su amigo, sabía que no sería capaz de superarlo nunca.




Última edición por Sheena Rogers el Dom 7 Ago - 19:46, editado 1 vez
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
827

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > I bark at the moon, but I don't have the courage to jump and grab it

Mensaje por MissChief el Jue 9 Jun - 22:06




She was different

Renji — Academia Shinigami


Había sido la misión más dura a la que se había enfrentado en su tiempo en la Academia de Shinigamis.
Renji y sus compañeros, Kira y Hinamori, habían salido /ilesos/ de la pelea con los Hollows gracias a la intervención del Capitán Aizen. Y por tanto, la misión de práctica se dio por finalizada, dándoles a los alumnos unos días de reposo.

Llegaron el grupo especial de nuevo a la Academia desde el mundo real con una visión distinta y experiencia más que adquirida. Renji no sabía cómo sentirse tras aquellos momentos en los que podría haber perdido la vida.
No es que no confiara en su fuerza, ni en la de sus compañeros, pero aun eran inexpertos y ni siquiera la fuerza unida de los tres podría haber acabado con aquella horda de Hollows. Una parte de él se sentía humillado por haber tenido que ser salvado por el Capitán Aizen; pero la otra se sentía agradecido de haber salido de ahí sin apenas unos rasguños y una lección aprendida.

Una vez en la Academia, Renji acudió a asearse, a comprobar que sus heridas no eran más que superficiales, y tras cambiarse las ropas y dejar el uniforme y las armas bien colocados, decidió salir a pasear por los alrededores de la Academia. Necesitaba sosiego, un lugar tranquilo para pensar. Para reflexionar en lo que aquella experiencia había sido para él, y por qué había visto con tanta claridad el rostro de Rukia cuando el peligro estaba en su punto álgido...





Última edición por MissChief el Dom 22 Ene - 15:39, editado 1 vez


A world without you is no world at all
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
218

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > I bark at the moon, but I don't have the courage to jump and grab it

Mensaje por Sheena el Lun 13 Jun - 21:34




He's my strenght

Con Renji — Academia shinigami

Rukia no tardó mucho en enterarse de lo que había sucedido en el mundo real. Así que los rumores eran ciertos y los motivos de su preocupación, de la presión que sentía en el pecho, no eran para nada infundados. Si antes había querido hablar con Renji, ahora tenía que hacerlo con más urgencia aún. Había oído que hubo bajas. Necesitaba verle.

Preguntó a algunos compañeros de su clase que pudo encontrar por los pasillos pero nadie parecía haberle visto. Comenzaba a frustrarse, su amigo no pasaba desapercibido precisamente con ese pelo, esas cejas tatuadas y su casi metro noventa de estatura. Al final dio con Hinamori, quien, reconociéndola, le indicó amablemente que le parecía haberlo visto de camino a los jardines. Dándole las gracias apresuradamente, se dirigió al lugar a paso vivo, casi corriendo.

Lo halló sentado en la hierba como si no hubiera pasado nada. Recorrió los últimos metros que la separaban de él impulsada por una mezcla de alivio (al comprobar que no tenía heridas visibles) y enfado por no haberse dignado a ponerse antes en contacto con ella.

- ¡Renji! - puso los brazos en jarras, mirándolo desde arriba con el ceño fruncido - ¿Qué crees que haces ahí sentado, grandísimo idiota? - reprimió las ganas de darle un capón, ya bastante mal lo habría pasado en la misión fallida - Me tenías preocupada - admitió, recordando el propósito original de su encuentro y dispuesta a no callarse nada - ¿Qué ha pasado? - quiso saber, sentándose a su lado con intención de escuchar la historia completa, sin pararse a pensar si él quería revivirla.




Última edición por Sheena Rogers el Dom 7 Ago - 19:47, editado 1 vez
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
827

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > I bark at the moon, but I don't have the courage to jump and grab it

Mensaje por MissChief el Lun 20 Jun - 18:57




She was different

Renji — Academia Shinigami


Y de pronto, la última figura que había aparecido a su mente tras rememorar con dolor lo ocurrido en el mundo real, se manifestó ahora frente a él, tomándose unos segundos el pelirrojo en asumir la realidad del momento, y por tanto, procesar más tarde las inquinas preguntas de la mujer de /bastante/ menor estatura.
Renji se incorporó ligeramente en el sitio, echándose hacia atrás en la hierba mientras se apoyaba con las palmas de las manos en la misma, a sus espaldas.

"¡Ru-Rukia!" Exclamó, parpadeando varias veces. La luz del atardecer era brillante justo delante de sus ojos y sólo percibía a la pelinegra como una sombra entre todo el fulgor anaranjado y rojizo. El pelirrojo ladeó una sonrisa involuntaria, realmente contento de verla, pero entonces se percató de su estado de ánimo, mezcla de enfado y preocupación, por él.

Renji apartó la vista para frotarse la nuca con una mano, unos segundos. Y entonces resopló. No es que no quisiera contarle a Rukia lo ocurrido, pero su orgullo era demasiado para reconocerle que habían tenido que ser ayudados su equipo por un superior y además, podían no haber regresado. Con voz ronca, habló, aunque sin emoción en la misma.

"La misión no salió todo lo bien que quisiéramos, eso es todo. El Capitán Aizen supo manejar la situación, y nosotros ayudamos."



[/b]


Última edición por MissChief el Dom 22 Ene - 15:40, editado 1 vez


A world without you is no world at all
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
218

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > I bark at the moon, but I don't have the courage to jump and grab it

Mensaje por Sheena el Mar 21 Jun - 16:45




He's my strenght

Con Renji — Academia shinigami

- ¿Y eso es todo?

Estaba perpleja con la escueta explicación. Tal como lo ponía, cualquiera diría que el asunto había sido mucho menos grave de lo que se escuchaba entre los alumnos. Esos rumores no habían salido de ningún sitio y, además, que en unas simples prácticas tuvieran que intervenir nada menos que un capitán y su teniente dejaba claro que el problema no era precisamente pequeño. Pero al parecer Renji no le daba demasiada importancia. ¿Estaba ella preocupándose de más, acaso? Entonces se le ocurrió que, a lo mejor, era él quien no quería preocuparla a ella. Como si eso fuera posible.

De todos modos, se tumbó a su lado en la hierba, sin mirarle, con los ojos fijos en el cielo del atardecer, reflexionando antes de volver a hablar. Había echado de menos esos silencios, para nada incómodos, en los que solo su mera presencia bastaba para hacerla sentir mejor. Para tranquilizarla. Esperaba que a él le sucediera lo mismo.

- Vale, si no quieres hablar de ello no lo hagas - dijo, ya más calmada, aunque con una leve nota de resentimiento en la voz. Ellos siempre se lo contaban todo - Pero al menos, si vuelve a pasar algo así, avísame de que estás bien. No quiero andar dando vueltas por ahí buscándote - solo le estaba pidiendo que hiciera lo que había hecho siempre, volver a ella; no era algo tan complicado - Cuando seamos verdaderos shinigamis las misiones serán mucho más peligrosas. Te conozco y siempre eres el primero en lanzarte a lo loco - le reprendió, no sin motivos - Así que por favor, ya que no vas a dejar de hacerlo, al menos déjame saber que vuelves de una pieza.




Última edición por Sheena Rogers el Dom 7 Ago - 19:48, editado 1 vez
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
827

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > I bark at the moon, but I don't have the courage to jump and grab it

Mensaje por MissChief el Jue 7 Jul - 17:19




She was different

Renji — Academia Shinigami


Mantuvo la mano en la nuca con la mirada gacha hacia un lado, el contrario al que Rukia decidió tomar asiento a su lado. Abrió los ojos sorprendido, y giró en dos tiempos el rostro para ver de reojo a la pelinegra.

Escuchó la reprimenda sin rechistar, puesto que estaba ocupado observando el perfil de la chica, y las diferentes emociones que pasaban por el mismo. Alivio, resentimiento, preocupación... Y aún así, con aquella luz del atardecer directamente sobre ella, estaba hermosa. Cuando se descubrió a sí mismo bajo ese pensamiento, posó bruscamente la vista en el frente, ligeramente ruborizado.

Entonces se acordó de una escena similar ocurrida hace muchos años, en el Rukongai, mientras pescaban de niños en el río. La recién llegada Rukia le hacía compañía en el agua mientras Renji trataba de cazar un pez con el que alimentar a ellos mismos y a lo chiquillos que los acompañaban, y la misma tenue luz incidía en ella mientras tomaba una flor del agua.
El mismo rubor en las mejillas de Renji, y su misma reacción brusca de apartarse. Esa fue la primera vez que miraba a Rukia de esa forma, pero evidentemente no sería la última.

"No tienes por qué preocuparte; no voy a desaparecer tan fácilmente.

Habló Renji mirando al frente. con tono bajo aunque firme. Tragó saliva, apoyando sus brazos sobre sus propios muslos ahora cruzados.

"Y cuando seamos shinigami de verdad, será cuando cumplamos nuestra promesa de tener una mejor vida, un mejor futuro.

Y en su garganta quedó ese "Juntos", que jamás añadió.



[/b]


Última edición por MissChief el Dom 22 Ene - 15:41, editado 1 vez


A world without you is no world at all
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
218

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > I bark at the moon, but I don't have the courage to jump and grab it

Mensaje por Sheena el Jue 14 Jul - 19:12




He's my strenght

Con Renji — Academia shinigami

No se había percatado de que su amigo la miraba con tanto interés, solo estaba concentrada en lo rápido que le latía el corazón. Estaban a un paso de conseguir lo que siempre habían buscado, aquello entrañaría riesgos pero merecía la pena el esfuerzo. El premio era una vida tranquila, sin tener que preocuparse por su supervivencia. Era la vida que quería y tenía que ser a su lado. Y quizá entonces...

No, se estaba precipitando. No podía decirle a Renji lo importante que era para ella, en primer lugar porque no estaba segura de saber ponerlo en palabras. Ni tampoco hablarle de las dudas que la carcomían desde hacía mucho tiempo, del miedo que tenía de que su amistad se hubiera convertido en algo más. Sí, era miedo porque Renji era lo único que no podía perder y estaba segura de que si sus sentimientos cambiaban todo acabaría siendo un desastre. ¿Por qué no podía seguir todo como siempre? ¿Por qué tenían que complicarse así las cosas? Se había dado cuenta, al alejarse un poco de él, de que no soportaba que estuvieran separados. Se sentía mal, se sentía culpable por poner en peligro lo más importante que tenía. Debía ponerle remedio y rápido, antes de que fuera demasiado tarde.

Sacudió levemente la cabeza para apartar estos pensamientos, con el pretexto de evitar la luz del sol que le daba de lleno en los ojos. Luego, se incorporó un poco, apoyándose sobre un codo, para mirar directamente a su amigo y dejarle muy claro lo que iba a decir:

- Nada de eso tendrá sentido si tú no estás. Tenlo presente, por favor.

Lo que iba a ser una orden, propia de su carácter autoritario, acabó siendo una petición murmurada en un hilo de voz. Se moría de ganas de abrazarlo en ese momento, pero las reprimió, como hacía siempre. En lugar de eso acabó sentándose de nuevo y rodeando sus propias rodillas con los brazos en una pobre sustitución de lo que tanto anhelaba.

Se preguntó si sería un buen momento para contarle algo que no le había dicho todavía pero que quizá debería saber porque podría ser importante. Al final, desechó la idea. No era el momento ni en lugar, ya habría ocasión para decirle que el capitán del sexto escuadrón había preguntado por ella. No era ni la primera ni la última alumna que llamaba la atención de un shinigami en particular, además ni siquiera estaba en la clase superior, como Renji. Seguro que hasta él tenía ya sus propios contactos, con su habilidad y sus notas. Decidió que era una tontería y que carecía de importancia. Ya tendrían momentos en el futuro para compartir confidencias, por ahora se conformaba con seguir disfrutando de su presencia, por lo que permaneció en silencio. Además, le había prometido que no la abandonaría.




Última edición por Sheena Rogers el Dom 7 Ago - 19:49, editado 1 vez


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
827

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > I bark at the moon, but I don't have the courage to jump and grab it

Mensaje por MissChief el Vie 22 Jul - 17:46




She was different

Renji — Academia Shinigami


Aquellas últimas palabras de Rukia arrancaron en el pelirrojo una sonrisa cálida, como la luz del atardecer que bañaba el lugar donde se encontraban. Soltó aire por la nariz, cerrando por un segundo los ojos a la par que agachaba la cabeza. Realmente eran un par de tontos por andar como estaban, siempre el uno detrás del otro, pero sin entenderse.
En un impulso involuntario, Renji se incorporó en su asiento y rodeó con su brazo los hombros, y, en definitiva, el diminuto cuerpo de Rukia, estrechándola contra él.
Aquello fue todo lo que Renji necesitó para quedarse en silencio y en paz durante el rato que estuvieron juntos, hasta llegar el anochecer. Como si ambos supieran que aquella caída del sol era una alegoría del momento de oscuridad que mancharía la relación entre ambos.

El tiempo pasó y, mutadas ya las cejas de Renji en algo más que un tímido tatuaje simulando las mismas, llegó una época de exámenes, determinante para el pelirrojo. Estaba estudiando como nunca en su vida. Sus notas estaban siendo favorables, su práctica del Kidou mejoraba, y su Hadou parecía a ser algo más decente para alguien de su nivel. Sin embargo, tras pasar el Primer Examen, y dejarse la piel para estudiar y realizar el Segundo Examen, el saber que había aprobado ambos y sólo le quedaba uno más para determinar su futuro, fue invadido por una ola de alivio y alegría que sólo podría ser calmada si compartía aquellas buenas noticias con Rukia.

Su relación parecía hacerse enfriado desde aquellos días la cuando entraron en la Academia, pero sabía que podría contar con ella en cualquier momento, aunque ya no fuese lo mismo a cuando vivían, o mejor dicho, sobrevivían, en el Rukongai.
Pero quizá con aquella buena noticia, ella se sintiese orgullosa de él, y ambos poder compartir el estudio de lo que les quedaba a ambos de responsabilidades y, quién sabe, quizá retomar de nuevo la... amistad tan valiosa que siempre habían compartido.

Por tanto, Renji salió corriendo conforme supo el resultado de su Segundo Examen, dispuesto a encontrar a la pelinegra.
Sorteando gente por los pasillos de la Academia, sólo podía pensar en la reacción de Rukia cuando se enterase. Su sonrisa, sus palabras de ánimo... Eran lo que a Renji más ilusión le hacía recibir.

Sin embargo, no fue eso lo que se encontró al llegar hasta donde su amiga se hallaba.




[/b]


Última edición por MissChief el Dom 22 Ene - 15:42, editado 1 vez


A world without you is no world at all
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
218

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > I bark at the moon, but I don't have the courage to jump and grab it

Mensaje por Sheena el Sáb 23 Jul - 14:00




He's my strenght

Con Renji — Academia shinigami

Apenas tuvo tiempo para respirar en los días venideros. A las horas de clases había que añadir las de estudio, ahora que ya tenían encima los exámenes, así como la práctica con la espada y las artes demoníacas. No le había visto el pelo a Renji (por difícil que esto pudiera parecer) pero no estaba preocupada en esta ocasión, ya que se trataba de un motivo justificado. Tendrían tiempo para hablar cuando todo terminase, además él debía estar en las mismas.

Claro que los exámenes no era lo único que tenía en la cabeza. Tras la propuesta que había recibido de la familia Kuchiki tenía concertada ya una reunión con el cabeza del clan y el capitán de la sexta división, justo después de su segundo examen. Habría querido retrasarlo hasta que los terminase todos y estuviera un poco más despejada pero no es como si fuera posible hacer esperar a personas tan importantes. Y esto la llevaba a preguntarse, inevitablemente, por qué alguien de tan alto rango mostraba ese interés en ella, que no era nadie. ¿Acaso sus resultados eran algo excepcional? Porque de ser así, no tenía constancia de ello. La falta de respuestas la abrumaba y esto hacía que se sintiera cansada, añadiendo además el estrés por los estudios. A veces quería que llegara ya el encuentro para poner fin a esa intriga; otras deseaba que no se produjera nunca.

En este estado de ansiedad, el día finalmente llegó. Rukia no podía dar crédito a lo que escuchaba. Lo que le proponían aquellas personas desconocidas era lo que siempre había querido: una familia. No se podía tener más suerte; de hecho, era la primera vez en su vida que le sonreía la fortuna. Alguien como ella ya podía contentarse tan solo con servirles pero le ofrecían mucho más: tomar el apellido Kuchiki, ser una de ellos a todos los efectos. Aquello era mucho más que el que un capitán mostrase interés por un shinigami. Los motivos seguía sin saberlos. No se habían molestado en explicárselos. De hecho, todo era frío, distante y formal. ¿De verdad había un sitio para ella entre ellos? Tenía muchas dudas pero, por otro lado, estaría loca si rechazara una oportunidad así.

Y había algo más. Algo en lo que no había reparado pero que, en cuanto se dio cuenta, hizo que un escalofrío le recorriera todo el cuerpo y casi se echara a temblar, teniendo que hacer un gran esfuerzo por controlarse. Renji. Si se convertía en una Kuchiki sería de la élite, mientras que él seguiría siendo un don nadie. Sería invisible a sus ojos. No podía pretender que nada cambiaría entre ellos, sería una ilusa si lo hiciera. Tomar ese nombre significaba abandonarle, darle la espalda. ¿Cómo sería capaz, después de lo que habían pasado juntos, después de lo mucho que él había hecho por ella en el rukongai? No podía. Le importaba demasiado.

Tenía que decidirse ya, estaban esperando su respuesta. Lo peor era que su tono no dejaba mucho lugar a la reflexión. Ellos formaban parte de la nobleza, si los ofendía con su negativa podían incluso poner dificultades a su carrera de shinigami. No había luchado tanto para eso. ¿Estaba realmente ante un camino sin retorno?

Y justo en medio de esta diatriba interna, la puerta se abrió. Como si sus temores hubieran decidido materializarse, Renji entró en la sala sin pedir permiso, sin saber lo que iba a encontrarse. Visiblemente molestos, los miembros de los Kuchiki abandonaron la estancia con un solo recordatorio “esperamos tu respuesta.” Angustiada, se enfrentó a la mirada perpleja de su amigo. ¿Cómo se lo iba a explicar?




Última edición por Sheena Rogers el Dom 7 Ago - 15:50, editado 1 vez


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
827

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > I bark at the moon, but I don't have the courage to jump and grab it

Mensaje por MissChief el Sáb 6 Ago - 13:43




She was different

Renji — Academia Shinigami


Renji observó escuetamente a todos los presentes, con la expresión de sorpresa de alguien que no se espera aquella escena en absoluto. Su vista se detiene en uno de los hombres, el más joven, alto de cabello negro. Y sobre este, descansaba un peculiar complemento de color blanquecino.
"Keisenkan", piensa Renji. Aquello unido al fular de excelente calidad que llevaba al cuello y su expresión de altanera seriedad, le valió para saber de qué se trataban. Nobles.

Pero, ¿qué hacían ahí? ¿qué querían de Rukia? ¿acaso había cometido alguna infracción seria?
Las preguntas pasaban a velocidad vertiginosa por la mente del pelirrojo, que interrumpió el hilo de sus pensamientos cuando aquellas personas salieron de la sala. Renji prácticamente se tambaleó en el sitio, tamaño poder espiritual era abrumador.
No sólo eran nobles, sino que además se trataba de uno de los Capitanes de los Escuadrones de Protección, al que ni siquiera podía mirar a los ojos cuando pasó por su lado.

Conmocionado, el ceño fruncido le temblaba ante aquella soberana muestra de poder, unido a la confusión y demasiadas preguntas que tenía en su cabeza. Pero, al oír su nombre de la voz de Rukia, volvió en sí, desfrunciendo el ceño y forzando una temblorosa y torpe sonrisa. Su tono de voz vibra, intentando encontrar una estabilidad que ahora mismo no sentía.

O-Oye, Rukia..."

En el sitio, en una posición estática, casi fría, por la turbación aún remanente, fija la vista en la de menor tamaño, tragando saliva.

"Caray, aquello... Fue bastante intenso, ¿eh? ¿De qué se trataba?"




[/b]


Última edición por MissChief el Dom 22 Ene - 15:43, editado 1 vez


A world without you is no world at all
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
218

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > I bark at the moon, but I don't have the courage to jump and grab it

Mensaje por Sheena el Dom 7 Ago - 16:39




He's my strenght

Con Renji — Academia shinigami

Nunca en su vida había tenido tantas dudas. Una de las pocas ventajas de crecer en el Inuzuri era que al menos no tenía que enfrentarse a decisiones más complejas que las de dónde pasar la noche o en qué puesto sustraer algo que llevarse a la boca para su subsistencia. En realidad, Rukia consideraba que solo había tomado dos decisiones importantes en su vida. La primera fue ayudar a unos chicos a los que perseguían por robar agua; gracias a eso había conocido a Renji y encontrado una familia. La segunda, no hacía mucho, fue convertirse en shinigami. En ambos casos le había salido bien.

O eso pensaba. Porque ahora, a consecuencia de la segunda acción se enfrentaba a la tercera y más importante decisión de su vida. ¿Debía aceptar la propuesta de los Kuchiki, dejando atrás a Renji? El susodicho estaba allí mismo, esperando una explicación por su parte, y no sabía ni cómo empezar a dársela sin sentirse terriblemente miserable por planteárselo siquiera. Reuniendo toda la entereza que pudo, con el molesto hormigueo de los nervios recorriéndole todo el cuerpo, empezó a hablar. Lo hizo de forma neutra, casi como si estuviera recitando una exposición en una de sus clases.

- Hace días los Kuchiki se pusieron en contacto conmigo solicitando una reunión. No explicaron el motivo hasta hoy. Quieren que me vaya con ellos. Tienen intención de adoptarme en su clan como la hermana menor del capitán Kuchiki. Abandonaría la academia para ir a vivir con ellos y continuar mi instrucción bajo su tutela, también entraría directamente en uno de los trece escuadrones de protección.

Se sentía incapaz de decir nada más, así que se calló, dándole tiempo a su amigo para asimilar la noticia. Los segundos pasaban lentos y pesados mientras ella quería decirle tantas cosas: que estaba tan sorprendida como él o más, que era lo último que esperaba, que no entendía por qué tenían tanto interés en ella, que no estaba segura de que hubiera un sitio entre la nobleza para alguien de origen tan humilde, que tenía miedo de crearse problemas si rechazaba la oferta, que no tenía sentido ser de la élite si él no estaba a su lado, que no era ninguna victoria avanzar si no estaban juntos, que no quería quedarse más sola de lo que ya estaba, que no quería dejarle.

Pero sobre todo, antes que decir nada lo que más deseaba era escuchar algo. De él. Quería que le pidiera que no aceptase, que se quedase con él. Si lo hacía, aquello se convertiría en lo más sencillo del mundo. La decisión estaría más que clara. En el fondo sabía que era una cobarde, que haciendo eso era casi como si él decidiera por ella. Pero necesitaba oírlo, tenía que saber que la necesitaba en su vida tanto como ella a él. Cerró los puños con fuerza, esperando su respuesta con un único pensamiento en la cabeza: “Por favor, pídemelo. Di que quieres que me quede contigo.”




Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
827

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > I bark at the moon, but I don't have the courage to jump and grab it

Mensaje por MissChief el Vie 26 Ago - 17:45




She was different

Renji — Academia Shinigami


Los ojos nerviosos de Renji dejaban ver la creciente sorpresa que nacía dentro de él al escuchar las palabras de la pelinegra. Incluso cuando terminó, estas se repetían una y otra vez en su cabeza. "Clan Kuchiki". "Abandonar la Academia", "Hermana pequeña". "Irme con ellos".

Renji fijó sus ojos en los azul oscuro de su amiga, notando enseguida que estos estaban acuosos. Podía leer en ellos la duda, y la culpabilidad de elegir lo que era la mejor opción para ella y para su futuro. El pelirrojo no podía permitir eso: Rukia no debía ver en él ningún atisbo de duda, o tristeza. Nada que le hiciese replantearse dar una negativa a la familia de nobles que acababa de salir por la puerta. Por eso mismo, y antes de que pudiera decir nada más, se apresuró a posar las manos en ambos hombros de la chica, en señal de apoyo, haciendo acopio de todo lo bueno que le deseaba a Rukia para sonreír e infundarle ánimos. A pesar de estar él mismo roto por dentro.

"¡Lo hiciste, Rukia! ¡La familia Kuchiki es una familia noble muy poderosa!" Renji soltó los hombros de Rukia para poder ilustrar sus palabras con gestos de sus manos. Excitado, quizá demasiado, en contraste con su verdadero interior, pero aquello era necesario para la pelinegra. "¡Es fantástico! Si eres adoptada por una familia como esa... ¡Vivirás de lujo!"

El pelirrojo hablaba sin parar, palmeando cariñosamente el hombro de Rukia, acompañando palabras de ánimo, risas incrédulas y algo agudas, y la otra mano gesticulando para demostrar el ánimo y la alegría que sentía por su amiga. Nada más lejos de la realidad. En sus intentos por ocultar el deseo oculto de que rechazara la propuesta y se quedara con él, se concentró en dar una imagen de sí que no era. Algo que nunca había hecho con la de menor tamaño. Pero el deber de Renji era para con la felicidad de Rukia, lo que más le convenía.

Pobre iluso. Si no estuviera tan concentrado en su labor, habría visto la clara súplica en los ojos de la pelinegra, que pedían que el pelirrojo dejase ir el verdadero deseo que se ocultaba en lo más profundo de su ser. Pero hacer de tripas corazón era mucho más complicado de lo que Renji habría creído jamás.




Última edición por MissChief el Dom 22 Ene - 15:43, editado 1 vez


A world without you is no world at all
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
218

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > I bark at the moon, but I don't have the courage to jump and grab it

Mensaje por Sheena el Dom 28 Ago - 20:17




He's my strenght

Con Renji — Academia shinigami

La risa de Renji resonó totalmente extraña en sus oídos. Había esperado de todo: preguntas, reproches, quizá hasta un grito (bien sabía que su amigo no era precisamente comedido con sus emociones). Todo menos eso. ¿Por qué se reía? Era el peor momento para reírse. No había motivos para estar contento. A no ser que…

El cerebro de Rukia reflexionaba trabajosamente mientras, frente a ella, miraba a Renji sin verle, sentía sus palmaditas en los hombros, llegaban lejanas sus felicitaciones y sus palabras de admiración. Como si hubiera hecho algo para merecerlo. Si no había hecho nada, solo tener un extraño golpe de suerte y llamar la atención de unos nobles sin saber por qué todavía. ¿Podía ser que él verdaderamente se alegraba por ella? Pero eso era imposible, tomar el apellido Kuchiki significaba renunciar a su origen común, apartarse de él. A no ser que…

…a no ser que realmente, eso no le importara. Daba por hecho que, al igual que ella, Renji no soportaría que se separasen. ¿Y si no era así? No podía negar que las cosas habían cambiado entre ellos, que estaban más distantes. Él había hecho nuevos amigos, parecía encajar perfectamente allí. Quizá no le importaba perderla. Quizá ya no la necesitaba más porque había encontrado por fin su lugar en el mundo. Un lugar en el que ella no tenía cabida. Y la animaba a que hiciera lo mismo, a que aceptara su lugar con los Kuchiki, donde tampoco él pintaba nada. Entonces ¿aquí era donde sus caminos se separaban? ¿Después de todo lo que habían pasado, después de todas las veces que se habían prometido que siempre estarían juntos, como la familia que eran? Sentía una presión en el pecho solo de pensarlo. No se imaginaba la vida sin él, no tenía ni idea de cómo podría seguir adelante. Lo peor es que no iba a desaparecer, tendría que verle con frecuencia, desde lejos, como si fuera un extraño. Tan centrada estaba en tomar una decisión que no se dio cuenta de que él ya había hecho la suya. Había elegido eso, recorrer su propio camino. Junto a otros. Sin ella. Por eso no le pedía que rechazara la propuesta, por eso no le pedía que permaneciera a su lado.

Se dio cuenta de todo lo que había cambiado en tan poco tiempo. Con los ojos abiertos ante la abrumadora verdad, vio que él se había hecho muy fuerte. Ahora era su turno, ella también tenía que ser fuerte, él se lo estaba pidiendo con su actitud. Debía serlo para poder dejarle atrás, para decirle adiós, para empezar su propia vida sin él. No sabía dónde encontraría esa fuerza pero le estaba dejando claro que ya no podía depender más de él. Era el momento de hacer las cosas por sí misma. Aunque eso no cambiaría lo muchísimo que iba a echarle de menos. Siempre sería la persona más importante de su vida, su mejor amigo, su familia, por muy lejos que estuvieran. Le importaba tanto que no sabía ni cómo expresarlo con palabras. Le quería. De una forma muy particular, a su propio modo, con una intensidad que casi le dolía. Al parecer, para él no significaba tanto.

Reuniendo valor para lo que estaba a punto de hacer e intentando mantener la compostura, exhaló todo el aire que retenían sus pulmones. Cogió el brazo que Renji mantenía sobre su hombro con ambas manos y lo apartó de ella despacio, con delicadeza. Eso sirvió para interrumpir la risa que no quería seguir escuchando. En ese absoluto silencio, musitó sus palabras de despedida:

- Renji… gracias.

Hubiera querido decir muchas más cosas pero sencillamente no fue capaz. Solo podía agradecerle, de esa forma tan simple y escueta, todo lo que había hecho por ella en esos años. Sin esperar respuesta, se dio la vuelta para salir corriendo de la sala. Y mientras le daba la espalda, no pudo evitar que se le escapara una solitaria lágrima.




Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
827

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > I bark at the moon, but I don't have the courage to jump and grab it

Mensaje por MissChief el Lun 29 Ago - 0:34




She was different

Renji — Academia Shinigami


¿Qué estás haciendo, Renji? ¿Estás completamente seguro de esto?

Una serie de preguntas del mismo tipo golpeaban una y otra vez la mente del pelirrojo, mientras este hablaba sin cesar, animando a Rukia con todo lo que tenía y podía simular pese a su estado. No estaba siendo él, pero no le quedaba otra opción. No si de verdad quería a Rukia y le deseaba lo mejor.
Porque sí, Renji /quería/ a Rukia. Era algo de lo que se había cerciorado no demasiado tiempo atrás, cuando ocurrió el accidente en el Mundo Real con sus compañeros. A partir de ese día, no pudo ver a la pelinegra del mismo modo, aunque quisiera.

Y precisamente porque la quería, la dejaba marchar.

Las últimas palabras de Rukia cortaron abruptamente su risa casi histérica, dejando caer un peso en su estómago y corte en su garganta, no dejando salir su voz. Sonaba realmente devastada. Dolida. Dejó caer sus ambos brazos a los lados de su cuerpo, habiendo sido retirado previamente uno de ellos por Rukia, sin siquiera mirarle.
Y cuando esta salió por la puerta, dejando aquella cristalina lágrima volar con su movimiento, furtiva, al querer que Renji no se diera cuenta, notó su corazón encogerse hasta tal punto, que dolía.

Como una punzada en su pecho. Jamás había sentido un dolor similar, agudo, casi físico. Él conocía su lugar: Rukia había encontrado una familia y no debía intervenir. Pero eso no quitaba para que el pelirrojo se sintiera completamente desolado. Aterrorizado.
Él era un perro callejero, y nunca sería nada más que eso. Pero por ella, sería capaz de alzarse a las mismas estrellas incluso sin ser capaz de alcanzarlas.

Cuando se marchó, fue él quien no fue tras ella. Decisión que tomó con frialdad, gran pesar, pero concluyente. Se haría más fuerte, más de lo que ya era, para superarlos a todos y demostrar su valía.. Ahora pertenecería a una familia de nobles, y debía dar lo mejor de sí para hacer ver que era digno de ella.

Aunque por el camino tuviese que recoger los pedazos de su propio corazón, esperando el momento de reconstruirlo, y entregárselo a Rukia, como un hombre nuevo.

Como un hombre que había hecho todo lo posible por merecerla.




Última edición por MissChief el Dom 22 Ene - 15:44, editado 1 vez


A world without you is no world at all
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
218

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > I bark at the moon, but I don't have the courage to jump and grab it

Mensaje por Sheena el Dom 16 Oct - 23:14




He's my strenght

Con Renji — Sociedad de Almas

Ni siquiera sabía cuánto tiempo había pasado. Desde que entró a formar parte de la familia Kuchiki, los días eran largos como meses.

No, no podía engañarse. No era por los rígidos horarios, ni los estrictos entrenamientos, ni la compleja educación, ni sus deberes en el decimotercer escuadrón. Los días se le hacían interminables porque le faltaba algo.

Alguien.

Le faltaba Renji.

No habían vuelto a hablar desde aquel día. Desde que ella cruzó las puertas de la sala para convertirse en un miembro de la nobleza. El contacto que tenían era mínimo, por no decir inexistente. Era difícil coincidir, puesto que cada uno estaba ocupado en sus tareas. Pero si lo hacían, aunque fuera cruzándose por los pasillos en una extraña casualidad, ambos desviaban la mirada. ¿Cómo era posible que hubieran llegado a eso? Ellos, que eran familia, que lo eran todo. Mejor sería decir “habían sido” porque ahora ya no eran nada. Dos extraños que hasta evitaban mirarse.

Rukia jamás se planteó que llegaría a pasar algo así, que las cosas cambiarían hasta ese punto. Como tampoco pensó que perderle le dolería tantísimo. Lo peor es que él seguía allí, físicamente; pero Renji estaba en realidad muy, muy lejos de ella. Lo poco que supo de él fue que se había graduado de la academia e ingresado en la quinta división, nada más. Se había prometido a sí misma que iba a construir su propia vida igual que él hacía con la suya, que ya no iba a depender más de él, pero no podía cumplirlo. Se encontraba sola, perdida y vacía.

Pese a todo, no siempre era así. Seguía sin poder decir que encajara en algún sitio pero la acogida en el decimotercer escuadrón no había sido mala, al menos cuando sus compañeros superaron su reticencia inicial por ser de la nobleza pero de orígenes humildes. El capitán Ukitake también desprendía amabilidad, aunque no lo veía mucho. Y, sobre todo, estaba Kaien. Cuando estaba con él, cuando hablaban, era el único momento en que volvía a creer en ella misma y en que sería capaz de encontrar su lugar. Si no fuera por el teniente, seguiría devastada. Ahora solo estaba triste y a veces, pocas, su cálida risa hacía que se olvidara momentáneamente de esa tristeza con nombre y apellido.

Sin embargo, ese efecto balsámico desapareció por completo para ser sustituido por una terrible angustia cuando supo la misión que iba a acometer. No se trataba de nada importante, tan solo un aumento anormal de la actividad hollow en puntos concretos del mundo real, por lo que enviarían a más efectivos a vigilar, seleccionados de entre los rangos medios ya que la tarea no entrañaba demasiado peligro. En un primer momento se alegró de que Kaien la eligiera, se sentía orgullosa de que su admirado teniente reconociera lo que valía y estaba ansiosa por participar, para demostrarle que era digna de esa confianza. Pero al saber que coincidirían con miembros de otras divisiones y que Renji estaría entre ellos, ese entusiasmo se transformó en pánico. Sería lo más cerca que habían estado en años. Y tenía claro que no estaba preparada para enfrentarse a eso.




Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
827

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: > I bark at the moon, but I don't have the courage to jump and grab it

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.