Últimos temas
» Death and Discord
Hoy a las 16:25 por Neliam

» Bad guys hit back.
Hoy a las 15:51 por Oniswed

» Pirate's song
Hoy a las 15:01 por Ghawazee

» —The mighty fall.
Hoy a las 14:08 por Snicket

» Hurricane
Hoy a las 14:01 por Nightingale

» You and me...here
Hoy a las 13:24 por Winter Wiccan

» Your wakeup call
Hoy a las 13:21 por Novocaine

» ♠ Loving the almost.
Hoy a las 12:58 por Winter Wiccan

» Pure perfection
Hoy a las 12:33 por Harley

» 1. Party rock!
Hoy a las 12:20 por Winter Wiccan

» The Age of Innocence
Hoy a las 12:17 por Harley

» I will follow you
Hoy a las 12:09 por Hiroine

» Tomando contacto || Levi & Eve
Hoy a las 11:24 por Dice Master

» ♠ Silver Spirit.
Hoy a las 11:22 por Hiroine

» Insane duo
Hoy a las 10:51 por Hiroine

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

This time i'll show you how much i loved everything of you and I still do

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

This time i'll show you how much i loved everything of you and I still do

Mensaje por YoukaiFire el Dom 22 Mayo - 17:41

This time I'll show you how much i loved everything of you and i still do
Inuyasha - 1608 - Principios de la Era Tokugawa - Au Reencarnación

                      Habían pasado cincuenta años desde que la batalla final contra el medio demonio Naraku había sucedido, la paz se había instaurado tanto en el mundo humano como en el demoníaco; ya que ambos habían conseguido un líder, en el caso del mundo de los demonios fue Sesshomaru quien logró su sueño de ser emperador de los demonios.
Más en cada victoria había perdidas, y la suya fue su querida Rin, la cual murió a sus dieciséis primaveras a causa de una enfermedad.

Lo que nunca pensó que tras tener una lucha contra los lacayos de Ryuukotsusei, buscando  venganza, llegarían a herirle, volviendo a encontrarse descansando en un árbol a la espera de que sus heridas sanasen volvería a ser socorrido por una joven. Pero no podía creer que aquella chica fuera exactamente igual a la niña que logró cambiar su frío corazón con su cálida sonrisa, sin embargo no podía negarlo. Era Rin la que estaba a su lado.

¿Podría volver a tenerla?¿Sería una segunda oportunidad para el demonio?¿Ella le recordaría o saldría corriendo como haría cualquier otro humano?

Ella había vuelto, y esta vez no permitiría que ella volviera a irse tan lejos de su lado. Protegería a Rin, costase lo que costase.
 
Sesshomaru

313 años.
Tras pelear contra Naraku se centró en reunir a todos los demonios bajo su mandato como su emperador. Al acabarse las guerras entre humanos, instaurarse la paz y que el país se aislase; Sesshomaru regía a toda criatura demoníaca,  defendiéndo su territorio de cualquier demonio que osase amenazar su imperio.

User: YoukaiFire
Rin

18 años.
Una joven que trabaja para un señor de unas pequeñas tierras, la cual soñaba a veces con un demonio perro de cola blanca, junto a un kapa y un dragón de dos cabezas; lo cual era una locura ¿O no?

User:Dehanie

LINKS DE LOS CAPÍTULOS AQUÍ
© RED FOR SS


Última edición por YoukaiFire el Lun 23 Mayo - 2:51, editado 1 vez


I'll be a monster
When you love something, never lose it. You must keep it safe, close to your heart
To protect you
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
351

Localización :
Doriath

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: This time i'll show you how much i loved everything of you and I still do now

Mensaje por YoukaiFire el Dom 22 Mayo - 19:51

El reencuentroBosque sagrado de Yahiko Jinja - Al atarceder


                Tras la batalla contra los supervivientes del clan de Ryokotsusei, el dragón que hace doscientos cincuenta años se enfrentó a su padre, sellando a éste para que finalmente Inuyasha acabase con su existencia; ya que al parecer no querían aceptar a un demonio perro como emperador tan fácilmente. Ineptos. No comprendían que aunque quisieran jamás podrían oponerse a su voluntad de hierro ni a su espíritu guerrero. Era como intentar mover una ola con la palma de la mano.
Claro que aunque se uniesen muchas manos, éstas no podrían detenerla, tal vez podrían hacer algún cambio, o en su caso alguna herida.

En aquel momento se encontraba tumbado en un árbol sagrado, sin importarle que lo fuera pues ya estaba comprobado que a menos de que se tratase de una Miko muy poderosa no podría hacerle nada. Por tanto le pareció adecuado descansar ahí, a la espera de que Jaken lo localizase o que sus heridas sanasen de una vez. Era increíble que a pesar de haber alcanzado el estatus de emperador aún siguiera refugiándose en árboles como hacía cuando aún peleaba contra su medio hermano. Muchos recuerdos fluían por su mente mientras veía como el cielo iba coloreándose con tonos cálidos. Inevitablemente recordó a la pequeña Rin, la cual el mostró la fuerza de los humanos, su bondad y su honradez. Cuanto la echaba de menos, daba igual el tiempo que pasase desde su perdida, siempre la recordaría tal y como ella le pidió cuando solo llevaban unos pocos meses juntos.

Incluso en ese momento podía verla, no como una niña, sino como la mujer en la que se estaba convirtiendo, con su cabello moreno llegando hasta sus caderas y aquel medio recogido para evitar que el pelo le molestase al andar. Aquella sonrisa que parecía casi permanente en su rostro. La figura de una bella dama que iba formándose.
Sí, podía verla andar en ese mismo momento entre el frondoso bosque, recogiendo setas o cualquier tipo de plantas, no prestando atención a lo que había a su alrededor. Poco a poco se iba acercando, llegando un precioso yukata rosa con decoraciones de árboles dorados. Aunque pensándolo bien esa figura era algo más mayor a la que él recordaba, más esbelta y madura, tanto de cuerpo como de cara.

Abrió los ojos con sorpresa al darse cuenta que la persona que estaba viendo no era una visión o un recuerdo que le torturase, de hecho era real, y se iba acercando cada vez más
¿Cómo era aquello posible? ¡Habían pasado décadas desde su muerte! No era posible  ¿O acaso estaba siendo hechizado? Sandeces, él no caería en un truco tan ridículo. Pero si no era aquello ¿Qué era lo que estaba sucediendo?

.


     


I'll be a monster
When you love something, never lose it. You must keep it safe, close to your heart
To protect you
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
351

Localización :
Doriath

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: This time i'll show you how much i loved everything of you and I still do

Mensaje por Nevani el Vie 8 Jul - 3:10

El ReencuentroBosque sagrado de Yahiko Jinja - Al atarceder


Aquél día había sido un poco distinto. Solía trabajar en las tierras del hombre que me había dado acogida, y cuando aquello y las tareas de la casa me dejaban tiempo libre, paseaba por los alrededores. Aquella mañana estaba buscando comida por el bosque, adentrándome en él más de lo que lo hacía normalmente. Aquello no me asustaba, era un bosque sagrado y yo llevaba años paseando entre sus árboles, pero lo que encontré, me dio bastante respeto en un primer momento.

Parecía...¿un humano? Lo encontré de espaldas apoyado en un árbol, con una larga y bonita melena plateada. Nunca había visto algo así, pero eso no le quitaba belleza. Con algo de temor, fui rodeando a la figura lentamente y con cuidado para finalmente encontrarme con el rostro del hombre, que parecía descansar plácidamente. En el mismo momento que lo vi, me sentí como si algo me atravesara. No lo conocía, no lo había visto nunca...exceptuando mis sueños. Llevaba soñado con él desde que tenía memoria, y lo que menos hubiera esperado, era ver el personaje de mis sueños estando despierta. Miré alrededor, pero el kapa y el dragón que lo acompañaban en mi cabeza, parecían no estar allí. De lo que sí pude darme cuenta. era de que estaba herido, y entre todos esos pensamientos, también lo hice de que quizá estaba pasando demasiado tiempo en el bosque. Debía volver a casa, pero ayudaría a aquella criatura de la manera que pudiese.

Ya se estaba poniendo el sol cuando pude escaparme de nuevo hacia el bosque con algo de comida. No era gran cosa ya que el hombre que me cuidaba tampoco tenía demasiado dinero, pero hice lo que pude. Ni si quiera pude llevarle medicinas, así que en un intento de añadirle más cosas a la comida, cogí algunas setas y plantas del bosque que sabía que eran comestibles. Cuando ya me estaba acercando, pude notar que abría los ojos de repente y los clavaba en mí. Aquello me provocó un escalofrío, pero no me hizo detenerme, y cuando llegué, le acerqué la comida con cautela.

Los miré alternativamente a la comida y a él, y con una sonrisa, se la acerqué un poco más por si al estar herido no la alcanzaba. -Es para ti.- Le expliqué aún sonriendo.Tras unos segundos de silencio, me aventuré a preguntarle lo que ya me suponía. -No eres...no eres humano, ¿verdad?- Quizá no era consciente del peligro que podía suponer aquello, pero por alguna razón, sentía que tenía que seguir allí. -No sé quién eres,pero...- Hice una pausa. Si se lo decía, seguro que como el resto de gente del pueblo, pensaría que estaba loca, que había escuchado muchas historias de pequeña y demás derivados. Pero tenía que hacerlo, quizá él podría darme las respuestas que nunca había encontrado, y dudaba que alguien a quien no conocía, me hubiera lanzado alguna especie de hechizo. -¿Por qué siempre apareces en mis sueños?-



     




: :

Roy & Thea  Abracito  Abracito




Wonderland is a superheroe!

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
431

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: This time i'll show you how much i loved everything of you and I still do

Mensaje por YoukaiFire el Lun 11 Jul - 23:29

El reencuentroBosque sagrado de Yahiko Jinja - Al atarceder


Miles de preguntas cruzaron por su mente, sin saber por donde empezar ¿Era real?¿Un fantasma? ¿Un demonio intentando torturarle?¿Su mente delirando? Más en su rostro no mostraba expresión alguna de su torrente de dudas; sus labios y ojos estaban ligeramente entreabiertos, aún preso de la sorpresa.
Quería decir algo, sin embargo solo podía mirarle con incredulidad. Por un segundo se vio tentado a extender su mano, pero el miedo de que la imagen de la dulce Rin se desvaneciera ante él era fuerte; aunque a su vez se reprendía dado que él no tenía miedo de absolutamente nada. Pero entonces su voz le congeló por completo.

Sin duda era ella, nadie podría imitarla. Recordaba perfecta cada nota de su voz, ya que pensaba constantemente en ella ¿Qué habría hecho cuando fuese mayor?¿Estaría orgullosa de él?¿Seguiría mirándole con el orgullo de aquel entonces?¿Tendría esa misma fe ciega en que podría con todo en el mundo? En sus momentos de debilidad o duda solo se imaginaba lo que ella haría, y entonces volvía con más fuerza que nunca.

La pregunta le pilló por desbandada, logrando que frunciera ligeramente el ceño antes de cerrar los ojos y esbozar la más mínima de las sonrisas.

-Hmpf…comprendo.- Se dijo para sí mismo antes de alzar la mirada y clavarla en la de ella.- ¿Recuerdas quién soy, Rin?-  Su tono era neutro y frío, más en su interior sentía como su corazón latía a toda prisa y la esperanza fluía con fuerza por todo su cuerpo.- ¿Sueños?¿A que te refieres?-


No podía evitar encontrar graciosa toda aquella situación, se asemejaba demasiado al pasado; aunque en esa ocasión ella estaba mucho más habladora y no parecía temerla tanto; al igual que él no estaba tan lleno de ira y rencor  hacia su hermano menor. Aparentemente ambos habían madurado
.


     


I'll be a monster
When you love something, never lose it. You must keep it safe, close to your heart
To protect you
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
351

Localización :
Doriath

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: This time i'll show you how much i loved everything of you and I still do

Mensaje por Nevani el Mar 2 Ago - 1:29

El ReencuentroBosque sagrado de Yahiko Jinja - Al atarceder

Fruncí el ceño intentando hacer memoria cuando me preguntó si recordaba quien era. Rebusqué hasta en el rincón más recóndito de mi mente, pero no recordaba haber visto aquel...¿ser? en ningún otro lugar que no fueran mis propios sueños. -Lo siento, pero no.- Le expliqué con una sonrisa sincera y encogiéndome de hombros levemente, algo avergonzada por no recordarlo. Porque si me había preguntado aquello, era que nos conocíamos aunque yo no lo recordara ¿no? Sería mejor salir de dudas.-Pero por el tono en el que lo dices, parece que nos conocemos.- Me senté en el suelo, y poco a poco, me fui acercando más a él a medida que iba transcurriendo la conversación. No parecía que fuera a hacerme daño, aunque quizá estaba siendo demasiado inocente. -¿Puedes explicarme de qué? Tu memoria parece ser mejor que la mía.- Bromeé sonriendo de nuevo.

Finalmente, me había acercado tanto que estábamos el uno hablando frente al otro, como si nos conociéramos de toda la vida. Y lo cierto es que aunque realmente no lo conociera, me hacía sentir cómoda y despreocupada de alguna manera. -Verás...- comencé a juguetear con unas hojas que habían en el suelo, pensando por dónde comenzar. ¿Y si él, a pesar de que fuera el principal personaje con el que soñaba, también me tomaba por loca? -Tienes que prometerme que no te reirás.- Pasé de mirar las hojas caídas, a mirarlo a él fijamente. Ya había sido motivo de burla suficientes veces en el pueblo. -Ahora tengo dieciocho años, pero desde que era pequeña...o más bien desde que tengo uso de razón, siempre he tenido el mismo sueño.- Comencé a explicarle. Eso sí, sin parar de revolverme en mi sitio, ahora mirar para un lado, luego juguetear con un puñado de tierra... las experiencias de las otras veces que lo había contado, habían hecho que se volviera algo bastante incómodo para mí hablar de ello. -Siempre es de noche, pero con un cielo estrellado muy bonito,- recordar la imagen me hizo sonreír mientras le continuaba explicando -y tú, junto a un kapa que lleva un bastón, voláis sobre un dragón de dos cabezas. A mí me parece una imagen bonita, pero la gente del pueblo dice que sueño con demonios.- Hice un silencio y decidí no seguir por ahí. -Otras veces, aunque bastantes menos, también sueño con un perro blanco, muy grande. Y él también tiene eso en la frente.- Le expliqué señalando el símbolo que veía en la suya, o al menos, lo que parte de su flequillo me dejaba ver. -Pero basta ya de hablar, no sé que te ha pasado, pero si no comes, no te recuperarás.- Insistí acercándole la comida otra vez, y de nuevo, con una sonrisa plácida .



     




: :

Roy & Thea  Abracito  Abracito




Wonderland is a superheroe!

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
431

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: This time i'll show you how much i loved everything of you and I still do

Mensaje por YoukaiFire el Vie 5 Ago - 15:42

El reencuentroBosque sagrado de Yahiko Jinja - Al atarceder


Seguía observando a la joven sin decir nada, más en su pecho la esperanza le llenaba de un calor agradable, como cuando escuchaba a la niña llamar su nombre tras volver de una batalla. Más todo se detuvo cuando dijo que no le recordaba ¿Y si era cierto?¿Podría ser que la perdida de sangre le hiciera ver cosas?¿O hubiese perdido la cabeza? Aunque era ridículo, no era ningún débil humano que a la mínima herida ya estaba aturdido. Era mucho más fuerte que eso. Pero de nuevo se trataba de Rin, su punto débil o sensible se viera de una forma u otra, por ello saltaba al cuello de cualquiera que osara malversar su nombre o en su momento hacerla daño.

Al oír su broma dudó ¿Debía decirle toda su historia a una humana que acababa de conocer aunque su parecido fuese increíblemente parecido al de su protegida? Se veía tentado a hacerlo por el hecho de que tal vez así recordase quien era, más por el otro lado... No pudo pensar mucho más ya que ella estaba sentada frente a él, sin temor, sin titubear o siquiera preguntar; tal y como la recordaba. Nunca le importó que le tuviesen miedo, después de todo era el demonio más poderoso del país o al menos eso era lo que quería lograr, por lo que era natural que los demás se sintiesen intimidados; por ello fue un soplo de aire fresco cuando esa pequeña criatura le saludaba, abrazaba y depositaba toda su fe en él. Rin fue la primera persona que vio algo bueno en él, sacando su bondad a la luz.

A medida que ella hablaba todo comenzó a tener sentido, los sueños, aquel encuentro, su parecido...eran demasiadas cosas para ser una simple coincidencia. Mirándola a los ojos con una calma apacible, distinta a su típica mirada de hielo que asustaba a los de su alrededor, negó con la cabeza.

-La comida de los humanos no surge efecto en mi. Un demonio se cura con el tiempo.- Se explicó sin más.- Pero aún así seguirás trayendo comida como lo hiciste aquella vez...-La mirada confundida de la otra no le pilló por sorpresa, solo causando una tierna sensación de nostalgia en su interior, la cual se reflejaba en sus ojos.- No son sueños, sino recuerdos de tu anterior vida, Rin.- Se tomó la libertad de llamarla por el nombre que tantas veces repetía en su cabeza, a veces con pena y otras con cariño.- Siendo niña me encontraste en un estado similar a este, y aunque no decías nada venías todos los días a traerme alimentos. Al recuperarme encontré tu cadáver maltratado por los lobos; más te revivía con colmillo sagrado y desde entonces fuiste mi protegida. Te llevaba conmigo a todos lados, y aunque todos los demás te dijeran que te alejases de semejante demonio sanguinario como era, permaneciste a mi lado. A pesar de que eso fuese peligroso hasta el punto de jugarte la vida; por ello decidí dejarte en una aldea humana, la cual frecuentaba constantemente para asegurarme de tu bienestar...lamentablemente no pude salvarte de tu prematura muerte cuando apenas tenías dieciséis años.- Se tomó una breve pausa para respirar y que ella fuese asimilando toda la información, y alzó su mirada hacia el cielo rojo del atardecer.- Hay más detalles, pero a grandes rasgos esa es la historia.-


Esperó a que ella dijese algo para volver a mirarla; ya que suponía que ahora debía de asumir todo aquello. Una persona normal saldría despavorida de ahí, gritando que estaba loco, pero si en verdad era Rin no se echaría a correr, después de todo ella había sido la persona más valiente que había conocido, alguien sin poder o conocimiento de defensa y no por ello se dejaba intimidar. Y en el caso de haberse equivocado simplemente sesgaría su vida para que se llevase su historia con ella a la tumba.

-Ah...- En ese momento se acordó de algo que había omitido.- El perro enorme con la luna en la frente es mi otra forma.-

Como siempre se explicaba de forma escueta y simple, dando la información que a él le parecía necesaria.
.


     


I'll be a monster
When you love something, never lose it. You must keep it safe, close to your heart
To protect you
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
351

Localización :
Doriath

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: This time i'll show you how much i loved everything of you and I still do

Mensaje por Nevani el Dom 28 Ago - 2:44

El ReencuentroBosque sagrado de Yahiko Jinja - Al atarceder

-¿Un...demonio?- Repetí más para mí misma que porque no lo hubiera entendido o escuchado a la primera. Al decir aquello, lo observé de arriba a abajo, fijándome en todos los detalles que pude de su figura y terminé frunciendo el ceño. -Los demonios normalmente dan miedo, ¿no?- Me di cuenta rápidamente de que aquello quizá había sido bastante impertinente, así que agité las manos para que me dejara terminar de hablar antes de hacer cualquier cosa. -No me malinterpretes, estoy segura de que si te lo propusieras, tú también serías capaz de darlo.- Le expliqué asintiendo, convencida de ello. Aunque estaba calmado, parecía ser uno de esos seres en los cuales la calma precede a la tormenta. -Lo que quiero decir, es que tú me inspiras confianza, incluso más que algunas personas.- No sabía cuál había sido aquella otra vez, pero sí estaba en lo cierto con la parte de que pensaba seguir trayendo comida. -¿Y no hay algo que te ayude a curarte antes? Puedo ir a buscarlo sin problemas.- Le ofrecí, totalmente motivada y segura de que podría ayudarlo de alguna manera.

Pero poco a poco, las sonrisas fueron desapareciendo de mi rostro, no porque me pusiera triste ni nada parecido, si no porque me puse a escuchar con atención en el momento que dijo que no eran sueños, si no recuerdos de otra vida. Habían cosas que no entendía de su historia, como la parte del colmillo sagrado, pero lo cierto es que todo lo que contaba encajaba bastante con mi forma de ser. Y sin conocerme, ¿cómo podría saber mi forma de comportarme? Pasé un rato en silencio, dándole vueltas a todo lo que acababa de contarme, hasta que lo primero que dije, fue algo que ni si quiera yo misma me hubiera esperado. -¿Volverías a llevarme contigo?- Estuve tensa durante unos segundos, esperando su respuesta y que ésta fuera un sí. -Aquí... aquí no encajo.- Le confesé bajando la mirada al suelo. -Te prometo que limpiaré y haré la comida, incluso podría intentar cazar. Sé hacer esas cosas.- Menos cazar, lo otro sí sabía hacerlo, pero estaba dispuesta a esforzarme hasta aprender. No me importaba dejar un sitio que realmente, nunca había sido mi hogar, y mucho menos si era para una aventura. -Además, me da curiosidad lo de la vida pasada, y así podrías contarme más cosas.- No me importaba que se convirtiera en un perrito enorme, o que fuera un demonio. Si hasta ahora no me había hecho daño, tenía que tener algo bueno en su interior. -¿Me llevarás?- Le pregunté de nuevo, sonriendo y con la mirada llena de esperanza.


     




: :

Roy & Thea  Abracito  Abracito




Wonderland is a superheroe!

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
431

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: This time i'll show you how much i loved everything of you and I still do

Mensaje por YoukaiFire el Dom 11 Sep - 18:29

El reencuentroBosque sagrado de Yahiko Jinja - Al atarceder


                De nuevo ella volvía a hacerlo, a pesar de saber lo que era se le acercaba sin miedo alguno. Siempre había tenido más valor que muchos de los demonios a los que se había enfrentado, no dudando en acercarse más. Una pequeña sonrisa ladeada se presentó en su rostro.

-Parece que no aprendes la lección...- Le dijo en un tono nostálgico, no necesitaba nada más, esa chica ante sus ojos era su protegida, no podía explicarlo y realmente no le importaba, solo sentía que su corazón volvía a latir en años y que a pesar de estar herido se sentía mejor que nunca.- No deberías fiarte de las apariencias, a menudo los demonios pretenden ser niños, mujeres para reflejar inocencia y así atraer a los humanos; pero es normal que confíes en mi, porque sabes que te protegeré.- Lo decía como si fuera un hecho, como si amparar a aquella chica fuera una función vital de su vida. Pero a sus ojos así era.- El descanso es lo único que necesito.-Se negó a que le diera cuidado alguno, sin embargo titubeo antes de decir en voz baja.-Aunque disfrutaría mucho de tu compañía.- Era innegable el hecho de que deseaba tenerla a su lado, sobretodo porque la quería proteger de todo mal, por lo que la miró a los ojos, esperando que así ella se quedase.


"Aquí no encajo"

Esas palabras resonaron en su cabeza, pues justamente fue lo que le dijo poco antes de morir, sosteniendo su mano. Cuanto más lo pensaba más le dolía, pero le era inevitable volver a aquel fatídico día.

~Flashback~

Ella estaba arropada de arriba a abajo, mientras que su mano tomaba la suya, mirándole directamente a los ojos. Su cuerpo cada vez le permitía moverse menos y por muy buenos que fuesen los métodos de Kagome o Kaede no podían hacer nada. Él que era uno de los demonios más poderosos que existían no podía hacer nada, sintiéndose realmente inútil.

-Sabes Sesshomaru...yo...yo no encajo aquí. - En ese momento ella apartó la mirada, adolorida por el rechazo que le tenían los demás humanos.- Cuando me ponga mejor ¿me llevarías contigo?- Le pidió en un murmullo

-Rin.- Dijo su nombre de forma solemne mientras se inclinaba para darle un besó su mano.- Lo prometo.- Su voz era solemne al decir aquellas dos palabras.

Más aquella promesa jamás pudo ser cumplida.

~Fin del Flasback~


Saliendo de aquel recuerdo fijó su mirada ámbar en la suya y lentamente movió su mano hasta la suya, exactamente como aquella escena solo que con los papeles invertidos. Su agarre era suave, gentil, algo que uno no se esperaba de él. Más si se trataba de ella le daba igual, siempre sería su excepción para todo.

-No digas sandeces, no tendrás que hacer nada de eso. Solo quiero que hagas dos cosas.-Se tomó un momento para pensar bien en la elección de palabras.- Primero, debes obedecer cuando te lo pida. Si te digo que debes esconderte lo harás, si te pido que te mantengas quieta no te moverás. De ese modo yo podré protegerte como es debido ¿Lo has entendido?- Esperó a que ella asintiese para continuar hablando.- Y segundo, no me abandones nunca.- En aquel último momento su voz se volvió mucho más gentil, y hasta su rostro dejó de verse tan frío e intimidatorio como solía estar.- Sí, te llevaré conmigo, Rin.- Dijo finalmente.
.


     


I'll be a monster
When you love something, never lose it. You must keep it safe, close to your heart
To protect you
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
351

Localización :
Doriath

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: This time i'll show you how much i loved everything of you and I still do

Mensaje por Nevani el Vie 7 Oct - 4:58

El ReencuentroBosque sagrado de Yahiko Jinja - Al atarceder

Escuché atentamente mientras lo miraba su explicación sobre los demonios. No es que fuera una fanática de ellos o algo así, pero siempre me había gustado aprender cosas. Aún así, me sorprendió como terminó su charla, el escuchar que me protegería, el saber que no lo había hecho únicamente en mis sueños, me hizo sonreír con ilusión. No podía explicar el por qué estaba tan a gusto con él, o por qué cuando supe que era un demonio, no salí corriendo, pero tampoco me pareció necesario. Estaba bien así, y al fin después de mucho tiempo, le había encontrado el sentido a mis sueños. -¡Claro que sí!- Exclamé aún sonriendo. Al parecer, aquél sentimiento de estar a gusto al lado del otro, era mutuo, por lo que acorté la poca distancia que quedaba entre nosotros y me senté apoyándome en el árbol, a su lado. -No tardaré mucho en irme, tengo que hacer la cena.- Le expliqué, mirándolo desde aquella nueva posición. -¡Pero te prometo que volveré, y con más comida!- Afirmé con alegría. Sí, había escuchado que sólo necesitaba descanso, pero era algo que iba a ignorar por completo. ¿Y si le entraba hambre y no tenía nada cerca? No se recuperaría así.

No me esperé para nada que fuera a poner su mano sobre la mía, y quizá me sobresalté más al notar su piel fría, que por el mismo hecho en sí. Aún así, pude notar que tenía un tacto suave, agradable, así que dejé la mía tal y como estaba. Reí al escuchar que no dijera tonterías, pero pasé a tener un semblante serio cuando me dijo que sólo quería que hiciera dos cosas. -Sí, eso puedo hacerlo.- Confirmé ante su primera condición, y con la segunda, no pude evitar mirarlo un poco extrañada. ¿Por qué iba a abandonarlo si le había pedido yo misma que me llevara con él? La verdad es que sólo en un rato me había sentido más a gusto con él, que en todos los años que tenía de vida con la gente del pueblo. ¿Por qué iba a querer cambiar aquello? Aún así, asentí. Porque efectivamente, eso también podía, y de hecho estaba dispuesta, a hacerlo. Pensaba que iba a añadir otra condición, pero lo que dijo en cambio, es que efectivamente, me iba a llevar con él. -¿D-de verdad?- Pregunté aún incrédula, pero al ver que la expresión de su rostro no cambiaba, supe que sí, que era de verdad. -¡Gracias!- Exclamé al tiempo mismo tiempo que me lanzaba a darle un abrazo por la ilusión que me había hecho aquello.


     

Off:
Puuuuuues si te parece, ¡creo que ya podemos pasar al siguiente tema!  ¿Hablamos por mp? oveja




: :

Roy & Thea  Abracito  Abracito




Wonderland is a superheroe!

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
431

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: This time i'll show you how much i loved everything of you and I still do

Mensaje por YoukaiFire el Lun 6 Mar - 20:41

Eterno juramento
El emperador de los demonios seguía sin poder creerse su dicha. Parecía que por una vez el destino iba a devolverle algo querido que había perdido, sin embargo esta vez se encargaría de protegerlo. No podía volver a fallarla; era lo que se decía a sí mismo una y otra vez el medio demonio.

Tras el encuentro se despidió de la joven, acordando con ésta que la esperaría al alba; pues comprendía que esa sería su última velada junto a la gente con la que se había criado. Mientras tanto en el inmenso palacio imperial que había construido en los cielos, al igual que su madre, mandó que preparasen los aposentos de Rin además de encargar que adquiriesen los kimonos confeccionados con las mejores telas que pudiesen encontrar. Y no se andaba con chiquilladas; la habitación de Rin era como tres de casas de una familia campesina juntas, decorada con pinturas y alfarería de la más refinada. Abriendo las puertas llegaba a un pequeño jardín que tenía un banco junto a un estanque con carpas. Los almendros estaban comenzando a florecer, haciendo que la escena fuese más idílica. Mandó que preparasen un salón privado para ella, pues en su vida anterior ella siempre había estado a la intemperie, y ahora era la oportunidad para mostrarle que podía ofrecerle aún más.
No se trataba de querer mostrar cuanto poseía, sino de que deseaba darle todo lo que ella pudiese pedir y más.

Partiendo antes del alba, Sesshomaru aguardó al inicio del bosque, pudiendo ver perfectamente la entrada de la aldea. Eso sí, teniendo cuidado de que no le avistasen o causaría un revuelo al estar tan cerca, dado que los aldeanos pensarían que  intentaría atacarles u algo similar.
Cada vez se sentía más impaciente por la llegada de la joven, podía avistar los primeros rayos de sol y ella seguía sin aparecer. A medida que las estrellas desparecían y el cielo se esclarecía no podía evitar preocuparse por lo que podría sucederle. Su razón le decía que esperase, que era normal que se retrasase un poco con lo despistada que solía ser, o seguramente se habría dormido y llegaría con retraso. Mas su corazón, ese de cuya existencia no supo hasta que Rin le mostró que tenía uno, le pedía a gritos que fuese a buscarla personalmente para asegurarse de que no era nada.
No pudiendo soportar más la espera el albino comenzó a andentrarse en el territorio de los humanos. El silencio reinaba y no avistaba a ningún otro ser humano, lo cual era extraño pues alguno tendría que estar como mínimo de vigía o encaminándose hacia su trabajo Aquello solo le hacía sentirse más inquieto, avanzando con más prisa y mirando por todos lados.

Fue entonces cuando lo vio.

Sesshomaru se quedó helado, mirando la escena que había en medio del pueblo.

Todos rodeando el centro de la pobre plaza donde había algunos establecimientos, como la herrería y demás, observando como dos hombres sujetaban a una joven para ponerla de rodillas, estirando sus brazos para así dejar la espalda a disposición de un hombre de avanzada edad. Éste parecía el jefe de la aldea o por lo menos el más rico de las tierras, notándose que iba ligeramente mejor ataviado que el resto de los presentes. Aquel señor llevaba consigo una fusta, las que usaban para fustigar a los animales a la hora de trabajar, pero en éste caso iban a flagelar a aquella pobre chica, que no era otra más que Rin.

- ¡Ingrata! Te acogimos cuando no tenías a nada ni nadie, te dimos cobijo y comida ¿¡ Y así es como lo agradeces?! Diciendo que te vas a ir con un demonio. Siempre supe que algo en tu cabeza no estaba bien ¡Pero lo tuyo ya es locura!- Exclamó el hombre alzando el puño, así logrando que los otros habitantes del pueblo asintieran mientras cuchicheaban sobre ella.- Yo he sido comprensivo con tus pamplinas, Rin; pero parece que solo vas a aprender a base de golpes. -

Los ojos del demonio comenzaban a volverse rojos, mientras que sus pupilas se tornaban oscuras, sus manos temblaban al mismo tiempo que tanto sus uñas pasaban a garras, sus dientes se alargaban y afilaban; estaba a un solo paso de tomar su forma de gran perro demoníaco, arrasando con todos los habitantes y destruyendo por completo aquel sitio infestado de ratas. Al ver como el hombre alzaba su mano, dispuesto a azotarla, Sesshomaru no tardó en reaccionar, sacando su látigo hecho por el veneno que él mismo desprendía en su forma de perro y sin miramiento alguno cortando la mano de aquel desgraciado.
Se escucharon gritos aterrorizados al percatarse de su presencia, la cual rezumaba su aura demoníaca de tal forma que levantaba viendo al rededor suya.

- Apartar vuestras manos de Rin.- Ordenó sin dar rodeos el albino. Fue en ese momento que vio como Rin alzaba su cabeza, queriendo ver quien era el que pedía que la liberasen. Pudo ver como su rostro tenía marcas de que había pegado y tuvo que hacer uso de toda su fuerza de voluntad para no despedazarlos a todos de la forma más violenta con sus garras.- No lo diré una segunda vez. Soltad a Rin ¡Ahora!-

Ya apremió a los hombres gritando pues apenas le quedaba paciencia para no acabar con la vida de todos. Tres hombres se le acercaron mientras desenvainaban sus espadas, a los cuales el mató sin miramiento solo moviendo su muñeca y haciendo severos cortes con su látigo, escuchando de fondo los alaridos de dolor del hombre al que había dejado manco hace un momento. Podría haber cambiado por la humana, sin embargo había cosas que por mucho que se intentasen cambiar jamás lo harían. Y aunque sabía que no todos los humanos eran escoria, sabía que existían muchos seres despreciables y débiles que abusaban de su poder para atacar a los más indefensos. Ninguno de los otros presentes intentó defenderla o evitar su castigo, a ojos de Sesshomaru todos eran cómplices del sufrimiento de su protegida y solo merecían morir. Lo único que le paraba de aquello es que no quería arriesgarse a herirla, ni a darle un recuerdo tan desagradable.

Aldea junto al bosque sagrado de Yahiko Jinja—Con Rin


Nota para Nevani:
Siento si me he emocionado demasiado escribiendo, pero me daba muchos feels esta parte  :jo:


I'll be a monster
When you love something, never lose it. You must keep it safe, close to your heart
To protect you
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
351

Localización :
Doriath

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: This time i'll show you how much i loved everything of you and I still do

Mensaje por Nevani el Lun 10 Abr - 2:12

Eterno juramento
Había vuelto a casa contenta. De hecho, creo que nunca me había sentido así de feliz. Todavía tenía que asimilar muchas cosas, pero si me sentía así, tenía sentido todo aquello de haber conocido a Sesshomaru en otra vida. Tras terminar mis tareas, comencé a preparar una bolsa con las pocas cosas que tenía. Era tarde, pero no me importaba pasar una noche sin dormir, aquello era importante. O al menos, importante para mí. Entre tanto, llegó el señor que siempre me había cuidado, y se lo conté. Todo. Que me iba, que no estaba loca, que mis sueños eran recuerdos de otra vida, que había conocido a Sesshomaru. Y aunque pareció reconocer su nombre, no fue a lo que más importancia le dio, porque comenzó a gritarme sin parar. Ya comenzaban a verse los primeros rayos de sol, y como realmente no tenía porqué aguantar más aquello, eché a correr en dirección al bosque, y supongo que aquello fue lo peor que pude hacer. -¡Atraparla! ¡Que nadie deje que se escape! ¡Vuelve aquí, estúpida niña!- Escuchaba gritos y más gritos a mis espaldas, pero yo sólo corría, intentando dejarlos atrás, hasta que una flecha me dio de lleno en la pierna y me hizo caer, llevándome un buen golpe por la velocidad a la que iba. Después de eso, todo fue muy rápido.

-¡Ya me he hartado! Siempre con tus mentiras, ¡estás loca! ¡Has terminado con mi paciencia, esta vez verás como aprendes la lección!- Escuché que decía más cosas, pero estaba más concentrada en intentar no gritar por los golpes que recibía en la espalda, que en prestar atención a sus palabras. Realmente aquello no era nuevo para mí, pero sí era la primera vez que me golpeaban delante de todo el pueblo, y con tanta fuerza. Tampoco quería llorar y darle esa satisfacción a todo el mundo, pero todo aquél dolor me lo estaba dificultando y aunque aún no caían, sentía que comenzaba a ver borroso porque las lágrimas comenzaban a aparecer en mis ojos, o quizá era también por los golpes, ya que creía llevar un buen rato aguantando aquello. Tras recibir otro más, cerré los ojos con fuerza esperando el siguiente, agarrada por los brazos era lo único que podía hacer.

Pero ese otro golpe nunca llegó, y aún con los ojos cerrados, escuché que de repente sólo había silencio, el cual no tardó en ser seguido por varios gritos. No entendía que pasaba, o al menos, no lo entendía hasta que abrí los ojos al escuchar su voz. A penas hacía un día que la había escuchado por primera vez, y aún así, la había reconocido al instante. Lo primero que pensé al no verlo, fue que el dolor me había nublado la razón, pero no tardó en aparecer entre la gente, que se apartaba a toda prisa poniendo mientras más distancia mejor. Y por alguna razón al verlo a él, no pude contenerme más, y las lágrimas comenzaron a derramarse por mis mejillas. Cuando al fin me soltaron, no dudé en correr como pude, ya que también me dolía la pierna, al lado de Sesshomaru, intentando secar las lágrimas con las mangas del kimono. -¡No era mentira! ¡Nunca he dicho mentiras!- Exclamé a su lado. Quizá ahora que lo veían con sus propios ojos, me creían.

Sentí que iba a volver a llorar, y ya no era porque la gente me viera hacerlo, si no porque no quería que Sesshomaru me viera así, por lo que me abracé a él y lo que pasó entonces fue...extraño. No supe que fue lo que pasó primero: que comenzaran a caer mis lágrimas otra vez, o que aparecieran imágenes en mi cabeza de cosas que yo no recordaba haber vivido a toda velocidad, pero sentía que las dos cosas estaban relacionadas y que no era por lo que me acababa de suceder. En una especie de trance, me aparté de él de repente, sin poder ver nada más que lo que sucedía en mi cabeza en aquél momento. Todas aquellas imágenes pasaban demasiado deprisa como para poder recordar tan sólo una de ellas, pero de alguna manera supe que todas trataban de lo mismo: la antigua vida de la que Sesshomaru me había hablado.
Aldea — Con Sesshomaru




: :

Roy & Thea  Abracito  Abracito




Wonderland is a superheroe!

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
431

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: This time i'll show you how much i loved everything of you and I still do

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.