Últimos temas
» Watashi wa anata to koi ni ochite shimatta
Hoy a las 8:17 por Natzabel

» Sometimes you get the best light from a burning bridge.
Hoy a las 5:51 por Sagittarius

» Petición de acciones Admin
Hoy a las 3:45 por Liemind

» Petición de Subforos.
Hoy a las 2:42 por Nevani

» The Mercenary Brotherhood
Hoy a las 2:17 por Sagittarius

» The Past of the magic
Hoy a las 1:43 por Sagittarius

» 5. You can't take the skies from me
Hoy a las 0:24 por Mrs. Bones

» First Floor - Group III - Fontaine Futuristics
Ayer a las 23:48 por Magik

» ~ Blind Heart
Ayer a las 23:45 por Sheena

» ~ You could be loved again
Ayer a las 23:20 por SapphireDragon

» Akō jiken
Ayer a las 22:20 por Sheena

» 15. Rush
Ayer a las 22:04 por Sonder

» You were my lesson I had to learnt
Ayer a las 21:27 por Sheena

» Evento 1: Falling Star.
Ayer a las 21:18 por Mrs. Scotty

» We kinda like the drama
Ayer a las 21:12 por Fenrir

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

And the shame was on the other side

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

And the shame was on the other side

Mensaje por Sheena el Lun 23 Mayo - 18:22




And the shame was on the other side
Erina Nakiri — 16 — jutsmisschief
Hisako Arato — 16 — Sheena Rogers

CS — 1x1 — Shokugeki no Soma


Era innegable que Erina Nakiri tenía un don, a causa del cual no había podido disfrutar de una infancia normal. De hecho había sido bastante dura, aunque eso nadie lo sabía. Derrochaba fuerza y seguridad en sí misma por los cuatro costados. No necesitaba a nadie más que a sí misma para triunfar en la vida y colocarse en la cima del mundo culinario. Cuando le asignaron una ayudante, al principio le pareció una pérdida de tiempo. Estaba segura de que la chica no tendría nada que hacer, que enseguida vería que no la necesitaba y se acabaría marchando. Para su sorpresa resultó ser más útil de lo que había previsto. Y sin darse cuenta, se convirtió en lo más parecido a una amiga que había tenido nunca.

Desde muy pequeña Hisako Arato aprendió la naturaleza de su cocina medicinal: servía para ayudar a los demás. Y tenía claro que quería poner sus conocimientos al servicio de una única persona, a quien admiraba y respetaba: Erina Nakiri. No porque fuera famosa ni por su apellido sino porque le parecía que debía ser muy duro mantener esa posición y quería ayudarla en todo lo posible, aun desde la sombra. Hacer que Erina brillase era su trabajo. Aunque fue difícil al principio, con mucho esfuerzo acabó superando sus reticencias y ganándose su aprecio. No sabría decir si eran exactamente amigas, dado el complejo carácter de Erina, pero al menos la consideraba alguien importante y útil; con eso le valía.

Ingresar en la Academia Culinaria Tootsuki fue uno más de los pasos que habían dado juntas. Sin darse cuenta fueron pasando los años, crecieron y mejoraron como cocineras y personas. Hisako no creía que hubiera nada que realmente constituyera un reto para Erina; no obstante, la nueva andadura que iban a comenzar en la secundaria auguraba grandes vivencias y experiencias. Les esperaban tres años que tendrían que recorrer juntas hasta el día de su graduación como cocineras de la 92º generación de Tootsuki.

Cronología
1. Stay




Última edición por Sheena Rogers el Sáb 28 Mayo - 12:40, editado 1 vez
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
606

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: And the shame was on the other side

Mensaje por MissChief el Jue 26 Mayo - 16:57

Stay

Nakiri Erina había sido recién nombrada 10º asiento de la Élite de Tootsuki.

Una noticia no recibida con sorpresa, sino quizá con algo de retraso. Pronto reconocida como la eminencia que era, la llamada "Lengua de Dios", comenzó a recibir solicitudes procedentes de toda la Academia, pidiendo... no, suplicando de sus habilidades para el juzgado de platos de los más exquisitos, no sólo de Japón, sino del mundo entero.
Antes de comenzar con su trabajo decidió encaminarse a su alojamiento en la mansión, una taza de té sería bien recibida para prepararse mentalmente y relajarse.

Detrás de ella y ya caminando por el pasillo hacia sus dependencias iba su fiel asistente, a la que miraba de reojo de vez en cuando para comprobar que seguía ahí. Entornó la mirada y alzó una de sus comisuras antes de mirar al frente, y hablar:

¿Quisieras también una taza de té conmigo, Hisako.chan?  
Nakiri Erina | Con Hisako Arato
Tootsuki Academy | Japón.


A world without you is no world at all
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
178

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: And the shame was on the other side

Mensaje por Sheena el Sáb 28 Mayo - 12:55




Stay

Academia Tootsuki — Con Erina

El anuncio de su nombramiento como consejera de Tootsuki había alegrado casi más a Hisako que a la propia Erina. Quizá porque ésta ya se lo esperaba y por ello no lo consideraba ningún logro especial. Cierto era que no suponía una sorpresa para nadie pero aun así le enorgullecía ver cómo reconocían el talento de Erina de todas las formas posibles. No merecía menos. Aunque se contuvo mucho de expresar esta alegría en voz alta; un escueto "felicidades, Erina-sama" acompañado de una cálida sonrisa fue su única mención al respecto.

Pese a todo, había bastado para comenzar bien el día y ahora caminaba detrás de Erina, revisando el plan para la jornada de un humor excelente. No se le escapaban sus ocasionales miradas, que le hacían sentirse reconfortada. Significaban que la necesitaba, que quería tenerla cerca. Iba a hablar para empezar a comentar el siguiente evento del día cuando ella se detuvo, por lo que hizo lo propio, de forma automática, acostumbrada como estaba. Antes de que pudiera anticiparse, la invitación de Erina quedó flotando en el ambiente.

- ¡Por supuesto! Sería un placer acompañarla.

La respuesta no se hizo esperar. Su buen humor mejoró todavía más. Eran poco frecuentes las ocasiones en que Erina se permitía aligerar la distancia entre las dos, y esos momentos eran sus favoritos. Lo consideraba casi un pequeño logro personal, teniendo en cuenta que al principio le parecía inalcanzable y Erina la veía a ella como una completa extraña. ¿Podría llegar algún día a considerarla su amiga? Hisako no se atrevía en tanto ella no diera el primer paso, pues le parecía tomarse demasiadas confianzas por su parte. Era demasiado correcta y apreciaba demasiado su relación actual como para echarlo todo a perder.




Última edición por Sheena el Sáb 3 Sep - 23:24, editado 1 vez
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
606

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: And the shame was on the other side

Mensaje por MissChief el Vie 3 Jun - 17:05

Stay


Erina dejó asomar una pequeña sonrisa de suficiencia, que quizá ocultase algo de alegría real porque Hisako accediese a quedarse con ella un rato más. Cierto era que la propia "Lengua de Dios" no mostraba una sola brecha tras la que nadie pudiera acceder a lo que de verdad opinaba, pensaba y disfrutaba, pero con Hisako era diferente.
Era la primera vez en mucho tiempo, desde que era pequeña, que se sentía de verdad cercana a alguien. Desde que Alice se fue a Escandinavia y ella se quedó sola bajo el intenso entrenamiento de su padre, su corazón se había congelado y no dejaba a nadie entrar en él. Hasta que ella llegó.

Estupendo. Vayamos entonces al salón principal. Ahí podremos estar las dos sin que nadie nos moleste.

Prosiguió ella entonces con su camino, precediendo a la de cabellos rosados, y, tras ordenar que preparasen un juego de té con dulces para ambas, se adentró en lo que sería su lugar de reunión. Un lugar amplio, con grandes ventanales que dejaban pasar una luz atenuada por el color ligeramente oscurecido de las cortinas que los cubrían. Tomó asiento en uno de los sillones que rodeaban la mesa baja alargada y se cruzó de piernas, posando la mirada en un punto del cuarto, sin mirar realmente.

Acabamos de empezar el curso, Hisako-chan. ¿Cómo te sientes?
Nakiri Erina | Con Hisako Arato
Tootsuki Academy | Japón.


A world without you is no world at all
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
178

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: And the shame was on the other side

Mensaje por Sheena el Lun 6 Jun - 18:29




Stay

Academia Tootsuki — Con Erina

Dirigió sus pasos tras los de Erina, como de costumbre, hasta que estuvieron acomodadas en uno de los tantos salones de que disponía la escuela. Ya sabía que la Academia Tootsuki era algo impresionante y aun así, tras solo unas pocas semanas entre sus muros, todavía seguía asombrada ante el tamaño, los recursos y el nivel general del centro educativo. Pero supuso que Erina encontraría muy tonto algo como eso, acostumbrada como estaba a vivir rodeada de lujos, por lo que meditó bien la forma de transmitir eso en su respuesta.

- Resulta muy... estimulante estar aquí por fin - dijo, pensando que esa era la descripción que más se ajustaba a su verdadera opinión - Siento que aún me queda tanto por aprender... Tootsuki es increíble. Como se esperaba de la escuela fundada por el líder de la familia Nakiri - en boca de cualquier otro esto hubiera parecido simple peloteo, pero su admiración era real. Le dio un sorbo al té para probarlo, muy complacida con la variedad que Erina había elegido. Por supuesto, los dulces combinaban perfectamente con la infusión. Ella nunca dejaba nada al azar - Quiero progresar todo lo que pueda - "para ser una asistente digna de usted" pensó, pero no lo añadió en voz alta. Ella misma se imponía esa presión; de no hacerlo, no podría considerarse adecuada para su trabajo - ¿Usted qué opina, Erina-sama? - le devolvió la pregunta, realmente interesada en la respuesta.




Última edición por Sheena el Sáb 3 Sep - 23:23, editado 1 vez
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
606

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: And the shame was on the other side

Mensaje por MissChief el Lun 13 Jun - 20:52

Stay


Erina perdió la mirada a través de uno de los ventanales, tardando algo más en tomar su taza de té para degustarla. Asintió levemente a las palabras de Hisako, con los ojos entrecerrados por la meditación. Tras su pregunta, realizó una especie de mueca, ladeando el rostro para mirar a la otra chica durante unos segundos.

"Definitivamente, este curso va a ser decisivo para la Academia."

Y no sólo por el hecho de que ella estuviera dentro, que también. Parecían haber grandes promesas dentro de los estudiantes admitidos para ese curso, entre los que estaba su propia asistente. No habría sido escogida si fuera una chef mediocre, y Erina le haría ver que valía más de lo que creía.

"Pero ese Yukihira... No debería haber pasado el proceso de admisión. No tiene disciplina, ¡ni técnica!
Es una vergüenza..."


La llamada 'Lengua de Dios' se cruzó de piernas con indignación, mientras tomaba de nuevo un trago del té y se inclinaba a coger uno de los dulces. Resopló, concentrada ahora en su pequeño y dulce manjar.
Nakiri Erina | Con Hisako Arato
Tootsuki Academy | Japón.


A world without you is no world at all
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
178

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: And the shame was on the other side

Mensaje por Sheena el Lun 13 Jun - 21:52




Stay

Academia Tootsuki — Con Erina

Eran muy pocas las veces que Erina parecía perder la compostura. Hisako podía contarlas con los dedos de una mano desde que la conocía. Lo más parecido era cuando hablaba de su prima, que se había marchado a Europa, o se irritaba por la incompetencia de algún osado cocinero que no estaba a la altura de su estatus. Pero no había notado que una persona en particular la molestase tanto desde que se encontraron con Yukihira. Era algo nuevo y todavía no sabía cómo analizar sus reacciones, por lo que contestó con suma cautela.

- Sin duda ha sido cosa de su abuelo, el director. Si él lo considera digno de ingresar debe haber un buen motivo - llevarle la contraria a Erina era una cosa que no le gustaba mucho hacer, aunque fuera necesario, así que agregó - Pero no se preocupe, si es como dice no creo que llegue muy lejos en Tootsuki. No es más que un novato que no sabe cómo funcionan las cosas aquí. Perderá a la primera oportunidad. Ha sido un golpe de suerte, nada más. No debería preocuparse ni pensar más en él.

En el fondo, eso era lo que más le llamaba la atención. Debido a su elevada posición, ella tendía a ignorar aquello que no mereciera su interés. Yukihira debería entrar en esa misma categoría. Entonces ¿por qué no dejaba de darle vueltas al tema y lo apartaba de sus pensamientos? ¿Tan hondo le había calado su atrevimiento?




Última edición por Sheena el Sáb 3 Sep - 23:23, editado 1 vez
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
606

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: And the shame was on the other side

Mensaje por MissChief el Jue 7 Jul - 16:31

Stay


La de cabello claro negó tras unos segundos de ensimismamiento, volviendo la vista a su asistente, frente a ella.
Se inclinó hacia delante, para coger una de las galletas que acompañaban al té y la mordisqueó, aún pensativa.
Hisako tenía razón, su abuelo debía de tener razones suficientes para aceptar a aquel individuo en Tootsuki. Y aunque ella se mostrara reticente, sabía que aquel muchacho pelirrojo la había sorprendido con sus habilidades tan fuera de lugar en esa prueba de acceso.

Toma aire y mira a la muchacha de cabello rojizo, ladeando una sonrisa que rozaba lo amable, como siempre se dirigía a la chica.

- ¿Qué te parecería si hoy tenemos una sesión de cocina, aquí en las instalaciones de la Academia?

Realmente le apetecía despejarse del largo día que llevaba con los numerosos encargos, y en un rato con la que parecía ser lo más cercano a una amiga que Erina tenía, llegaba incluso a divertirse. Aunque hiciera mucho tiempo que ya no considerase la cocina algo divertido...
Nakiri Erina | Con Hisako Arato
Tootsuki Academy | Japón.


A world without you is no world at all
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
178

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: And the shame was on the other side

Mensaje por Sheena el Jue 14 Jul - 22:37




Stay

Academia Tootsuki — Con Erina

Parecía que su día no hacía más que mejorar. Primero la invitación a tomar el té y ahora una repentina sugerencia para cocinar juntas. Si Hisako atesoraba los momentos que pasaba con Erina al margen de su relación profesional, aquellos que incluían la cocina por placer estaban en un nivel mucho más alto. Pocas veces cocinaba por gusto, fuera de las clases o las demostraciones que copaban toda su ajetreada agenda. Hisako suponía que, aunque pudiera entusiasmarse con sus creaciones, en el fondo para Erina la cocina no era más que un trabajo. Aparte de eso, solo observándola podía aprender mucho pero cuando cocinaba con ella la experiencia que adquiría no tenía comparación. Aunque las ocasiones fueran escasas, le estaba muy agradecida.

- ¿Quiere decir después de las clases de la tarde? Me encantaría - de nuevo trató de no parecer demasiado entusiasmada, pues no quería molestarla - ¿Hay alguna nueva instalación que quiera probar? ¿O quizá tiene algún desafío en mente? - no es que ella necesitara practicar antes de enfrentarse a un shokugeki pero todo podía ser posible - ¿Quiere que reserve algún aula en particular? - preguntó, echando mano de su inseparable carpeta.




Última edición por Sheena el Sáb 3 Sep - 23:22, editado 1 vez


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
606

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: And the shame was on the other side

Mensaje por MissChief el Sáb 6 Ago - 11:58

Stay


Erina dejó la taza sobre la mesita baja que separaba a las dos chicas, cruzando un brazo bajo el pecho y, con la mano contraria, sostenerse el mentón, pensativa. No había muchas instalaciones sin probar, y, además, aquellas serían de cocina básica. Reflexiona, en silencio, dirigiendo de reojo una mirada a la de cabellos rosados. La chica había aprendido a mantenerse en silencio en los momentos de reflexión de la de cabellos claros, además de ser una fiel asistente en lo que llevaba de tiempo con ella. Tenía un aura distinta, inocente, pura, pero a la vez ambiciosa. Aquel contraste de impresiones llamaba la atención de Erina, que, sin despegar la mirada de Hisako, alza una de sus comisuras.

¿Qué te parece algo de repostería? Es buena hora para ese tipo de cocina y después podemos degustarlo, sólo para nosotras.

Erina entrecierra los ojos, volviendo más dulce su amago de sonrisa. Su asistente no se negaría, y además, ella podría averiguar más sobre aquel lado oculto de la pelirrosa, aquel que hacía que llamase su atención sobremanera.
Nakiri Erina | Con Hisako Arato
Tootsuki Academy | Japón.


A world without you is no world at all
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
178

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: And the shame was on the other side

Mensaje por Sheena el Dom 4 Sep - 12:10




Stay

Academia Tootsuki — Con Erina

- ¡Qué gran idea! – exclamó, por un momento olvidándose de ser comedida. Al darse cuenta hasta se sonrojó un poco, temiendo haber hecho el ridículo – Como siempre, tratándose de usted – intentó arreglarlo como pudo.

Presentando una breve excusa, se levantó del sofá para hacer un par de llamadas, dejando que Erina terminase el té tranquilamente. En cuestión de unos diez minutos ya estaba todo preparado y ambas chicas se dirigían hacia la cocina dispuesta solo para ellas, con todos los útiles necesarios. Se cambiaron en el vestuario anexo, como habían hecho cientos de veces. Y como todas esas veces, Hisako no podía evitar que se le fuera un poco la mirada. No por nada en particular, pero pensaba que Erina era bonita. Una chica guapa y con un don divino ¿se podía ser más perfecta? Suspiró, cerrándose la chaquetilla mientras la otra se recogía su larga melena en una coleta. Hasta ese sencillo gesto estaba impregnado de elegancia tratándose de ella.

Una vez en la cocina, estudiaron juntas los ingredientes disponibles. Había solicitado un aprovisionamiento general ya que no estaba decidido lo que iban a cocinar. Mientras Erina seguía con ello, Hisako se acercó a las estanterías donde descansaban varios libros de cocina.

- ¿Qué deberíamos preparar? – lanzó la pregunta al aire, hojeando algunos volúmenes por encima - ¿Le parecería bien algo de repostería francesa? – un libro dedicado a tal temática había despertado su atención. Ese tipo de postres eran ligeros y entretenidos de preparar, aunque no excesivamente complejos. Y se suponía que esta vez cocinarían por placer – Brest, éclairs, macarons, merengue de limón, bavarois… - leyó en voz alta, a la espera de que Erina se decantase por alguno de ellos.




Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
606

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: And the shame was on the other side

Mensaje por MissChief el Jue 3 Nov - 17:02

Stay


La de cabellos claros se situó junto a la asistente, examinando cada opción que esta le presentaba para cocinar en aquel momento.
Todas la parecían suficientemente buenas, la repostería francesa era un ámbito en el que la Lengua de Dios se manejaba con libertad, a pesar de no practicarlo en exceso. Por lo que no le dio demasiada importancia a la elección, pronunciando la primera que le vino a la mente.

"Macarons. Quizá... una docena, con colorante azul y... hmm... ¿mermelada de arándanos?"

Con una mano sobre su mentón juzga ella misma el libro de cocina, pasando el índice contrario por la superficie del papel. Con Hisako cerca, la chef veía calmado su temperamento, incluso llegando a divertirse realmente al compartir tiempo y cocina con ella. Ladea una sonrisa satisfecha, asintiendo una sola vez, para volver la vista de reojo a la de cabellos rosados.

"Creo que es la mejor opción, además... Tus manos..." Erina desliza el índice por la página hasta su término, para coger la mano de Hisako y alzarla a la altura de su rostro, con los ojos entornados. La mano contraria acaricia la palma, pegado el dorso contra su propia mejilla. "... Son perfectas para ese tipo de trabajo. Tan delicadas, no tendrás problema con los moldes, ¿verdad?"
Nakiri Erina | Con Hisako Arato
Tootsuki Academy | Japón.


A world without you is no world at all
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
178

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: And the shame was on the other side

Mensaje por Sheena el Miér 30 Nov - 18:44




Stay

Academia Tootsuki — Con Erina

- Buena id…

No llegó a terminar la frase porque, en un momento, Erina se había pegado a su espalda. Muy cerca. Demasiado cerca. Se olvidó de respirar por un segundo, incluso. Había perdido todo el hilo de la conversación, ni siquiera escuchó lo que la otra chica seguía diciendo. Le tomó unos momentos recobrar la compostura y controlar sus nervios. ¿Qué estaba pasando?

No era la primera vez. En contadas ocasiones Erina mostraba aquel comportamiento poco usual y siempre, sin excepción, Hisako no sabía cómo responder. En primer lugar ¿por qué lo hacía? Era un lado de ella que no le había visto mostrar a otras personas. Resultaba extraño que ella, tan altiva, tan distante, pudiera transformarse de esa manera. Y lo siguiente era lo que más turbaba a la joven asistente. No podía negar que esa conducta resultaba… bueno, hasta cierto punto, atractiva. Como si intentase seducir a alguien, como si quisiera que Hisako se convirtiera en su víctima. ¿Era una especie de juego? Si lo era, no lo comprendía. Pero tampoco se atrevía a preguntar. Bastante desconcertante le parecía ya que, todas y cada una de las veces, su estómago diera un vuelco, su corazón se pusiera a latir a mil por hora y se le cortase la respiración, amén del sonrojo que asomaba a sus mejillas (a juzgar por el calor repentino  que experimentaba por todo el cuerpo). No, Hisako no era inmune a los efectos de ese juego, ni tampoco a los encantos de la chef. Sabía reconocer que era guapa, atractiva para los hombres. Pero no es que ella fuera a caer en su imagen seductora ¿no? Es decir, le gustaban los chicos. Como nunca llegaba a una conclusión, se concedía unos minutos para volver a ser la de siempre y apartaba el asunto de su mente. Y así hasta la próxima.

No le fue tan fácil en esa ocasión. Su mano sobre la de ella, sobre su mejilla, con tanta delicadeza, pero a la vez con firmeza, como queriendo indicar quién mandaba. No tenía que recordárselo. Solo consiguió que la sensación anterior se incrementara. Tenía a pocos centímetros los ojos violáceos de Erina, su mirada se hundió en ellos tratando de comprender lo que ocurría. Su rostro era agraciado, sin rastro de imperfección alguna, perfectamente enmarcado por los mechones de cabello cobrizo que escapaban de su coleta. Entre ellos asomaba una nariz recta, del tamaño justo, ni muy grande ni muy pequeña, que daba paso, un poco más abajo, a unos labios finos y sonrosados, unos labios que solo eran aptos para degustar los manjares más exquisitos y exclusivos. En ese momento, Hisako solo pudo pensar que era una diosa, y no solo por su habilidad.

Rezando internamente para que su sonrojo remitiera, fue capaz a duras penas de volver a poner su cerebro en funcionamiento para contestar a la pregunta de Erina y, de paso, tener una excusa para apartarse, darse la vuelta y agacharse en busca de los mencionados moldes.

- N-No, ningún problema. Aunque usted amasa los ingredientes mucho mejor que yo – acertó a balbucear, mientras rebuscaba en el interior de un armario - ¿Se encargaría de ello mientras yo me dedico al relleno, las mangas y la mermelada?




Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
606

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: And the shame was on the other side

Mensaje por MissChief el Jue 19 Ene - 23:33

Stay


No, no era parte de ningún juego. La verdadera Erina se encontraba cuando actuaba de aquel modo tan... digamos confiado con la de cabellos rosados. Y es que los sentimientos que habían despertado en la chef eran muy distintos a los que pudieran ir dirigidos por cualquier hombre. Si alguna vez había amado a uno de ellos, habría sido en la lejanía de un amor profesional por la cocina de Yukihira Jōichirō.

Sin embargo el tacto suave de Hisako, la forma de tartamudear cuando pronunciaba su nombre, como intentaba huir de ella... Se le hacía particularmente delicioso.

"Siempre tan considerada; me parece una idea exquisita."

Casi como accionando un botón, la actitud profesional de Erina se vio en alza, comenzando a amasar los ingredientes necesarios para preparar los macarons. La masa de los huevos, chocolate en polvo, almendra molida... Todo mezclado acabarían formando los dulces más coloridos de Francia.

"Hisako, ven un instante."

Reclamó a su asistente para, en cuanto llegase pudiera ver su índice impregnado de la masa aún peligrosamente líquida de la receta.

"Necesito que lo pruebes."

Puede y solo puede que una divertida chispa cruzada los ojos de tonos purpúreos de la joven, conforme los clavaba en los ajenos. De nuevo aquel sonrojo cuando el índice empapado de Erina se posó sobre los entreabiertos y húmedos labios de su asistente. De nuevo su pecho agolpándose en un deseo casi inconcebible para la muchacha de siempre perfectas formas y distanciamiento entre los que no consideraba de su nivel.

"Dime, Hisako... ¿te...gusta? ¿quieres... probar un poco más?"

Nakiri Erina | Con Hisako Arato
Tootsuki Academy | Japón.


A world without you is no world at all
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
178

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: And the shame was on the other side

Mensaje por Sheena el Sáb 25 Feb - 19:45




Stay

Academia Tootsuki — Con Erina

Hisako recuperó en parte la concentración dedicándose a las tareas que le habían sido asignadas, trabajando de espaldas a Erina mientras ésta se ocupaba de las masas. Este conjunto la ayudó a olvidarse casi por completo del episodio anterior. Ahora, todos sus sentidos estaban centrados en la cocina. Quería que su trabajo fuera impecable, lo último que podría soportar era decepcionar a Erina aun cuando aquello era un mero entretenimiento. Había sido escogida por la mismísima Lengua Divina y eso significaba que siempre, fuera cual fuera la situación, debía estar a la altura. No era un trabajo que le hubiera encargado nadie sino más bien una obligación que ella misma se imponía. Así no olvidaría lo duro que tenía que trabajar todos los días. Admiraba demasiado a Erina para que fuera de otro modo.

Con tranquilidad, la muchacha seleccionó los moldes que le parecieron más adecuados, separándolos para colocarlos sobre las bandejas de horno. Después roció aceite de girasol en spray sobre ellos para que la masa no se agarrara y evitar así que se quedase pegada en el momento del horneado. Por último, se dedicó a preparar la mermelada que constituiría el relleno de los dulces. Era una labor sencilla pero que no permitía distracciones. Estuvo batiendo, midiendo y agregando ingredientes hasta que obtuvo la textura y el dulzor deseados para las confituras.

Fue entonces, justo cuando acababa de terminar, que Erina reclamó su atención. Dispuesta como siempre, se acercó a la chef solo para encontrarse con aquella estampa tan… ¿provocativa? En un instante, toda la tranquilidad que había conseguido acumular anteriormente se esfumó para dejar paso al ya conocido cosquilleo que le recorría el cuerpo, a ese calor que se extendía de los pies a la cabeza, empeñándose en concentrarse en sus mejillas. Intentando mantener la compostura, apenas logró balbucear:

- D-Debería utilizar una cucharilla… - sus palabras fueron desvaneciéndose, en primer lugar porque ni en esa situación se veía capaz de decirle a Erina lo que tenía que hacer; en segundo lugar porque ya tenía la yema de su dedo sobre sus labios, impidiéndole hablar. No le quedó otro remedio que entreabrirlos y, tímidamente, como el que prueba un alimento caliente con la punta de la lengua temiendo quemarse, absorber la inconsistente masa que ya se deslizaba por su dedo índice hacia el dorso de la mano, un detalle en el que no pudo evitar fijarse – Es… Está perfecto, desde luego – aprobó, retirándose con rapidez. No era capaz de sostenerle la mirada, era tan intensa. Como si quisiera enviarle un mensaje, como si quisiera decirle algo en un idioma que Hisako no alcanzaba a comprender.

Si su ritmo cardiaco ya era elevado, su corazón se puso a latir aún más rápido con la última sugerencia de la chef. Y ahí fue cuando cometió el error de mirarla a la cara. Tenía una expresión que no le había visto antes, como si todo aquello fuera en serio. Como si realmente intentara conquistarla. La mente de la chica se había quedado en blanco, no podía pensar en nada, ni siquiera en una respuesta. Sin embargo su cuerpo la traicionaba, reaccionando como su lado racional no sabía hacerlo porque estaba totalmente bloqueado, suprimido por el efecto que Erina causaba en ella. Sin pretenderlo, se relamió los labios, en los que aún quedaban restos del sabor dulce de la masa. Tragó saliva, una gota de sudor se deslizó por su nuca. Y aún, logró reunir la suficiente cordura para responder:

- No… N-No deberíamos… abusar d-de las masas en crudo.




Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
606

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: And the shame was on the other side

Mensaje por MissChief el Miér 15 Mar - 20:12

Stay


La sensación de estar en manos del control, de supervisar la situación desde su perspectiva. Aquello le causaba una sensación placentera en el pecho, unido a la excitación que provocó el contacto de la yema de su dedo con los finos labios de Hisako.
Una descarga nació para sacudir su cuerpo de arriba a abajo, y esbozó una sonrisa taimada y superior.

La de cabellos rosados se esforzaba por retener lo que estaba ocurriendo, redirigía la conversación y trataba de poner excusas a la de claros orbes sin éxito alguno. Y es que Erina se lo estaba pasando realmente bien.

"Es mejor no abusar de las masas en crudo, Hisako-chan, pero, ¿no es cuando más te prohíben algo cuando más lo deseas?"

El sentido de aquella frase solo lo encontraría la Lengua de Dios en su delirio momentáneo por el instante culinario compartido. Hasta se había olvidado de lo que estaban trabajando, cocinando, ¿estaba encargada de los moldes?, ¿había terminado Hisako los tintes?

Caminó, lo justo para presionar el cuerpo ajeno con el propio y obligar a su asistente a frenar su paso, interrumpida por el borde de la encimera que estaban utilizando para la preparación de los alimentos de repostería. Entonces fue ella quien volvió a coger un poco de la masa dulce y cruda que desbordaba su bol para posar un poco de la misma sobre su lengua, y así saborearlo.

"No puedo esperar para ver cómo sabrá esto una vez se conviertan en deliciosos macarons de entre tus manos. Tan... delicada y concentrada en tu trabajo."

Pero en verdad Erina no sabía que aquello se le estaba yendo de las manos y el deseo comenzaba a ser real. Y el impulso al contemplar el rostro impresionado de su asistente, aquellos labios temblorosos con su solo roce... estaba a punto de terminar con ella. Aún no, se decía... Pero, ¿qué importaba? Aquel era su momento, y era el lugar perfecto. Solas, aseguradas de que no las molestarían...
Nakiri Erina | Con Hisako Arato
Tootsuki Academy | Japón.


A world without you is no world at all
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
178

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: And the shame was on the other side

Mensaje por Sheena el Miér 22 Mar - 18:31




Stay

Academia Tootsuki — Con Erina


Si algo tenía claro era que ya no estaban hablando de cocina. De hecho, era probable que desde hacía rato Erina estuviera tratando de decirle algo totalmente diferente. Pero ¿qué era? No podía ser lo que se estaba imaginando, ella no era así. Tenía una faceta descarada, esa que a veces sacaba para jugar con ella y que la desarmaba por completo pero aquello… Aquello iba mucho más allá. En ese momento se veía acorralada, atrapada entre Erina y la encimera, como una presa en las garras de su depredador. Y así era precisamente la mirada de la chef: predadora. Como si quisiera devorarla con los ojos… o de otra manera.

Quería responder algo, quería decir que las masas se estropearían si las dejaban a temperatura ambiente y que deberían ponerlas en los moldes y meterlas al horno o conservarlas en la nevera para un uso posterior... pero nada de eso parecía tener sentido ahora y las palabras se negaban a acudir a sus labios. Tenía la boca seca, las palmas de las manos sudorosas aferradas con fuerza al borde de la encimera, y el corazón le latía tan rápido que pensó que se le saldría del pecho. Nunca antes se había sentido así. En parte le daba miedo porque no comprendía lo que significaba y eso le asustaba pero la otra parte, la que no era racional y estaba ganando terreno con el pasar de los segundos y consiguiendo hacerse con el control poco a poco, lo encontraba intrigante y excitante a partes iguales. Como si realmente lo estuviera disfrutando. ¿Debería solo cerrar los ojos, dejarse llevar y ver adónde llevaba todo aquello?

Si algo estaba claro era que ya no tenía forma de esconderse o lugar adonde huir o excusas que poner. Estaban solas en esa enorme cocina, solo Erina y ella, jugando a un juego del que solo la primera parecía conocer las reglas, llevándola con una increíble rapidez hasta su terreno. Con la impresión de que estaba expresando en alto su sentencia, Hisako pronunció las únicas palabras que fue capaz, y que brotaron de su boca casi de forma inconsciente:

- Pero… p-para usted no hay nada pr-prohibido, ¿verdad…?




Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
606

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: And the shame was on the other side

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.