Últimos temas
» ~ You could be loved again
Hoy a las 19:19 por SapphireDragon

» What we were | Wyca
Hoy a las 19:05 por Thyra

» Part Of Your World | (PRIV) +18
Hoy a las 18:23 por Faceless

» The Mercenary Brotherhood
Hoy a las 17:36 por Sagittarius

» > Song of the seven seas
Hoy a las 17:35 por SapphireDragon

» You were my lesson I had to learnt
Hoy a las 17:35 por SapphireDragon

» Petición de Subforos.
Hoy a las 16:46 por LadyOctopus

» Petición de acciones Admin
Hoy a las 13:16 por Carrie_B

» ♠ You left me in the dark
Hoy a las 12:38 por Sonder

» ~ La joven y el señor vagabundo.
Hoy a las 12:20 por SapphireDragon

» Be careful out there.
Hoy a las 11:50 por SapphireDragon

» This is hell and we can't leave
Hoy a las 7:07 por Party Poison

» I remember everything about you
Hoy a las 1:07 por Magik

» —The mighty fall.
Hoy a las 0:19 por Neliam

» A place called home
Hoy a las 0:00 por Neliam

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

Little lost lamb

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Little lost lamb

Mensaje por Magik el Vie 3 Jun - 13:24

Little lost lamb



"Tras la huída del Doctor Hannibal Lecter, comúnmente conocido como "Hannibal el Caníbal", el FBI no ha cesado la busca y captura de este criminal por todo EEUU. Al no encontrar ninguna pista, la búsqueda se amplió a nivel mundial, siendo informado el FBI recientemente por la Interpool que en Florencia ha habido una serie de crímenes que se asemejan al modus operandi de este criminal.

El FBI se ha hecho cargo al respecto de la situación de inmediato, escogiendo cuidadosamente a los agentes que van a viajar a Florencia para capturar al Doctor Lecter. Por supuesto, esta operación no se saldrá de la más absoluta confidencialidad, ya que hay que recordar que el criminal es increíblemente inteligente y, cualquier paso en falso puede hacer que se pierda su pista sin esperanza de una nueva oportunidad de locarlizarlo."


Florencia, un lugar perfecto para una nueva oportunidad de reencuentro, sin embargo, no todo va a ser tan fácil como parece. Si bien los crímenes cometidos en Florencia por Hannibal llevan su clara firma, no es más que un rumor que los agentes del FBI tienen que corroborar con cuidado, ya que perder al doctor Lecter de nuevo es un riesgo que no deben permitirse. Por eso mismo la joven agente Starling ha pasado a formar parte de este equipo de busca y captura, ya que ha sido la persona que más ha llegado acercarse al Doctor.


Clarice Starling | Brit Marling | Nyadeh

Hannibal Lecter | Mads Mikkelsen | Magik



Muchas gracias por el pack, Oswald


My sweet little girls:
Fangirling stuff:
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1522

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Little lost lamb

Mensaje por Nyadeh el Jue 16 Jun - 0:51

I — This is the silence of astounded souls
Sabía por qué se encontraba allí. Por qué ella. Carnaza para codiciosos detestables de comprensión insuficiente, como Paul Krendler. Diana de mofa asequible en los diarios. La prensa enfermaba de avidez en casos como el suyo, un espantajo más de la sociedad de la nación que promovía la libertad solo hasta lograr que confiaras en ella. Aún caían en gracia, algunos agentes de su entorno, al rememorar los titulares que habían brindado a su figura. Un sinfín de menciones y sugerencias que denigraron su trabajo y desestimaron su ánimo de voluntad. Encantador.

Por qué ninguna otra mujer al cargo. Por qué una joven inexperta, una principiante en la Unidad de Ciencias del Comportamiento. No se trataba de Clarice, sino de lo que personificaba.

Un dormitorio en tinieblas. Los píxeles del televisor encendido bosquejando trazos de resplandor impreciso sobre sus facciones, el rostro por una vez al descubierto, desprovisto del sombreado de cosméticos afamados en el ámbito de su profesión, donde parecía que tan solo ser agraciada despejaba todo alto en el trayecto y el recelo acerca de la suficiencia era inherente al género. Nada más que el desapacible zumbido de los altavoces sin resonancia y el rumor de su respiración extenuada. Instantáneas de marco amplio desperdigadas en la tarima frente a ella, conformando una grandiosa arquería de estilo gótico. La Smith & Wesson custodiada en el cajón de la mesilla.

El pulgar tenue sobre el metal del clip, un pestañeo y se le hendió en la piel, capaz de extirparle un ademán de disgusto a su pesar. Podría haber sido ella, en el retrato de un forense, en un expediente del FBI. Obra y creación macabra de un Miguel Ángel que tallaba en hueso en lugar de mármol y pintaba en sangre los cuerpos mutilados. Apetecible reflejada en irises ajenos que estremecían hasta la médula.

Le temblaban las manos cuando alcanzó el auricular, los nudillos macilentos alrededor del aparato y el cable que lo enlazaba a la toma de la pared. Aguardó sin fortuna por la característica señal al otro lado pero, tras varios segundos, se vio forzada a colgar. El recuerdo de un teléfono público cerca de recepción la impulsó a abandonar su imprevisto amparo y descender las escaleras del hotel, el crujido de la puerta al cerrarse a sus espaldas.

Santa Maria del Fiore despuntaba a través de las cristaleras, únicamente una silueta en la noche exhibida de quietud aparente. Imponente cúpula, presenciada desde todo recodo de aquella plaza.
Clarice | Piazza del Duomo, hotel.





«Remember me. Try your best. Maybe we can»


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1381

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Little lost lamb

Mensaje por Magik el Miér 22 Jun - 18:35

I — This is the silence of astounded souls
Florencia había sido una decisión muy acertada, sin embargo, como todo lo mínimamente bueno que había pasado por sus manos, comenzaba a llegar a su fin de forma irremediable. Bien era consciente de que lo que había despertado las sospechas de que el famoso Hannibal el Caníbal se encontraba en la bella ciudad italiana por sus propias acciones. Pero también sabía que no había tenido otra opción.

El asesinato del comisario Pazzi, a pesar de tratarse de una elaboración perfecta, había llamado aún más la atención de lo que el propio doctor ya estaba haciendo. Aunque tenía que admitir que el FBI seguía siendo tan obvia como de costumbre. El juntar a un equipo para ir a por él, esperando que este se encontrase comiéndose el costillar de alguno de los secuaces del italiano, si bien sería un escenario perfecto y digno de hacerles recordar a quién querían cazar, estaba lejos de dejarse atrapar como un... Cordero.

Así como habían seguido su pista, él había hecho lo propio con una cierta agente del FBI que había ido a Florencia en su busca... Clarice. El pequeño cordero perdido al fin había encontrado un rumbo hacia él. El doctor tenía que admitir que la joven agente había logrado intrigarle y Hannibal Lecter no era alguien impresionable, lo que significaba que esa chica era merecedora de cada brizna de su atención. Además, confiaba demasiado en sus posibilidades como para siquiera pensar que el ir a verla era una mala idea.

Los pasos del doctor eran los únicos que resonaban por el pavimento en dirección a una cabina situada delante del hotel de la agente, justamente frente a la Basílica Santa María del Fiore. La bella visión del monumento así como el aspecto que la noche daba a las calles de la ciudad Italiana hacía que Hannibal lamentase el tener que marcharse lo más pronto posible, ¿dónde? Bueno, eso estaba en las manos de su Cordero.

No había mencionado una palabra cuando la mujer descolgó, tampoco le hacía falta. Clarice era inteligente y sabría lo que pasaba, pero esa no era la pregunta más importante, era si la joven agente estaba preparada para el reencuentro de ambos después de lo sucedido en Baltimore. El Doctor confiaba en que era lo suficientemente valiente como para un nuevo encuentro cara a cara, pero lo único que lamentaba era no poder disfrutar de la reacción de ella hasta que no estuviera frente a él.

Con sumo cuidado dejó el teléfono en su lugar, apartándose lo suficiente como para poder obtener una mejor vista de la basílica. Cerró los ojos, dejándose llevar por el olor de Italia, el sonido de la noche así como el de unos pasos... Una pequeña sonrisa apareció en los labios del doctor. Al fin había llegado. Manteniendo aún su postura, inhaló aire de forma lenta; seguía empleando la misma crema que cuando se conocieron y, al igual que ese día, tampoco se había puesto su perfume. Tenía que admitir que aquel escenario era perfecto para volverla a ver.

Con suma elegancia, giró sobre sus talones para poder ponerse frente a ella.—Buenas noches, Clarice.— La voz del doctor era serena, carente de ninguna emoción y en su rostro tampoco fue muy diferente. —Y ahora, dígame, ¿qué le parece Florencia?

Dr Lecter | Piazza del Duomo, hotel.




Última edición por Magik el Sáb 14 Ene - 20:30, editado 1 vez



Muchas gracias por el pack, Oswald


My sweet little girls:
Fangirling stuff:
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1522

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Little lost lamb

Mensaje por Nyadeh el Dom 7 Ago - 22:30

I — This is the silence of astounded souls
La luna en su gloria se insinuaba por detrás del domo acariciador de la bóveda celeste, desde la óptica parcial e invidente del ser humano que tan solo aquella representación de la catedral pudiera presenciar, extirpando resplandor caoba de su cabello en el aura apacible, serena. Dignidad en sus huellas, como la reina de un ajedrez que dominio poseyera para desplazarse en toda dirección, obrando a su deseo; aún comprendiendo que encarnaba otra pieza, que no era más que carnada que se precipitaba por voluntad a las fauces del león. Enjambre de abejas entre la miel.

Mutismo y omisión al otro lado del auricular que todavía entonces embotaba el entendimiento como si de la discordancia del estrépito se hubiera tratado. Sensatez en la borda y juicio que tan solo la ética buscara, nada más que lamerse la conciencia resquebrajada. Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia. Aunque ésta denotara un matiz egoísta.

Briznas de credulidad molidas a cada pisada en el desfiladero entre el edén y el abismo —pese a no pecar la joven de simplista, de condensar la armonía de la naturaleza en no más de dos variables—, enmarañadas en esa voz de la cordura que murmuraba que aún tenía opción de dar un paso atrás, poco a poco desfallecida y al fin extinta, eclipsada por el distinguido acento de su acompañante.

Si en algún instante creyó que el número en su teléfono había sido marcado por Jack Crawford —aunque no la hubiera llamado más, como el ángel de la guarda que desamparaba tras haber estimado cumplida su encomienda— o Mapp, Ardelia Mapp con su aspereza reconfortante y sus tazas de té, dicha casualidad se disipó a la sombra del doctor Lecter.

Perceptible el torrente sanguíneo de sus arterias, mas no por temor. El psiquiatra había declarado que no era su propósito regresar a por ella y ni la misma Clarice podía justificar por qué le creía. Un recuerdo detonó en su memoria: detestaba la descortesía. Podía concederle eso como último deseo. —Buenas noches, doctor Lecter.

Excepto porque el único metal allí, se debía a la inflexión de su voz. Su cinturón se encontraba limpio, el arma reglamentaria ilesa en la habitación que le había sido asignada, lejos de su custodia. Gilipollas, eres gilipollas. Qué no hubiera dado por una Colt de calibre .45 bajo la opresión de sus dedos diestros.

Trató de no pestañear, de apenas inhalar para no aparentar disonante ante la mirada de matiz metalizado, casi confinada en una celda imposible. No tenía sentido manipular la realidad, si mentía él lo sabría. —No he tenido ocasión de visitar la ciudad. Nos ha dado mucho trabajo.Il mostro, de nuevo en Florencia, en palabras de la Polizia di Stato. Uno diferente, con otra firma. No por nada era esa nación la cuna de tantos artistas.
Clarice | Piazza del Duomo, hotel.





«Remember me. Try your best. Maybe we can»


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1381

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Little lost lamb

Mensaje por Magik el Miér 31 Ago - 17:51

I — This is the silence of astounded souls
Tiempo había pasado desde la última vez que los ojos del doctor tenían el privilegio de volver a ver a su ya agente del FBI frente a él. Tenía que reconocer que lo prefería así, la celda en la que se vieron por primera vez se le antojaba asfixiante para cualquier tipo de alimento para el intelecto, protagonizado, por supuesto, por su nada añorado Chilton. Además, la luz de la luna en aquel lugar le daba a la mujer un toque mucho más sofisticado, palidecía su piel asemejándola de ese modo al mármol blanco. Desde luego, Italia le sentaba bien.

Por supuesto, tampoco pasó por alto el hecho de que no iba armada. Una pequeña sonrisa de satisfacción recorrió el extremo de sus labios durante unos breves segundos. Si bien sabía perfectamente que en la mente de la mujer no entraba la posibilidad de ver al psiquiatra, no dejaba de ser una posibilidad, ya que no por nada la habían enviado concretamente a ella para buscarle. Bien, allí estaba, delante de Clarice, sin ningún arma que no fuesen sus hábiles manos y sólo. Y su querida agente no llevaba nada con lo que apresarle, o bien defenderse, ante el criminal por el que el FBI había cruzado el océano. Que se trataba de una situación interesante a la par que divertida era algo que nadie podía negar.

Su expresión se acentuó un poco más, cambiando a una sonrisa algo más violenta, propia del hombre al que estaban buscando para volver a encerrar en una celda donde lo único que tendría sería su querido Palacio de la Memoria, el cual frecuentaba a menudo como forma de evadir su mente de el canal de religión emitido a todo volumen por petición expresa de Chilton.

Una pena— Respondió al fin el afamado doctor. Desvió su mirada hacia la Basílica durante unos breves instantes para luego volver a posarla en la mujer. —Esperaría un mejor trabajo en localizarme al haber dado la espalda a esta exquisita ciudad. La próxima vez, podríais dedicar vuestro tiempo a algo productivo. Una auténtica pena.— Las ultimas palabras las dijo en un tono mucho más bajo, apenas un susurro.

Pero, permitame hacerle una pregunta, Clarice, debo reconocer que me siento bastante fastinado al respecto.— El psiquiatra mantuvo su expresión, incluso la agudizó hacia una mueca mucho más sádica si cabía. Lo cierto era que aquella situación le estaba divirtiendo bastante. —¿Cuáles son sus planes ahora que me tiene frente a usted?


Dr Lecter | Piazza del Duomo, hotel.




Última edición por Magik el Sáb 14 Ene - 20:29, editado 1 vez



Muchas gracias por el pack, Oswald


My sweet little girls:
Fangirling stuff:
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1522

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Little lost lamb

Mensaje por Nyadeh el Miér 12 Oct - 19:20

I — This is the silence of astounded souls
Podía contemplar la metrópoli a través de sus ojos, si se esmeraba. Su recuerdo retenía aún los minuciosos trazos de las ilustraciones de aquella celda, florecimiento en cada cobijo que manifestara la divinidad de esa Florencia exquisita, patria de las artes. Podía apreciar la belleza exprimida de una memoria que no era la propia. Tal retentiva ahora enturbiada de matices sanguinolientos, como el artífice de una obra celestial cuya rúbrica debiera ser siempre ostensible. Había consternado a la ciudad y alejado se encontraba de lamentarlo. A la joven no le impresionó su deficiencia en cuanto a empatía, habituada a ello.

No persiguió su mirada, cuestionándose lacónicamente si podría siquiera pestañear y esperar no perderlo, de nuevo en la noche. Recelosa de desviarse del objetivo, privada de toda seguridad, indefensa quizá. Los mártires de la catedral debían compadecerse de ella, en ese instante.

Ya sabe cómo funciona, en ocasiones, la Oficina Federal de Investigación. —Deseó que esa connotación de suficiencia, no perteneciera a su voz. Había sido estudiante entonces, sin embargo todavía escocía haber sido desplazada, menospreciada en el suceso más notable de su carrera—. Escapó de ellos. —La suspicacia de haber sido utilizada por manos más poderosas no se había desvanecido, tampoco la convicción acerca de la responsabilidad de aquellos necios en la huida del criminal.

Clarice creía en la justicia, fe que podía haber obstaculizado su graduación. Creía que si bien se hallaba en Florencia por ser considerada nada más que un cautivador señuelo, debía ser ella quien detuviera al doctor Lecter. Habían sido unidos por los medios degradados siempre en busca del sensacionalismo carroñero, ficción de relatos efectistas, desprovistos de creatividad. La novia de la muerte, rezaba el prefacio de una crónica ignominiosa, adulterada que no tenía manera de rebatir.

Y allí se encontraba, sola e inerme, como una versión ignorante de sí misma que no podía coexistir con la joven agente que se había graduado precedida de una reputación aparentemente ya olvidada, vástago de prole de la Virginia más modesta que había despuntado por su intelecto —anhelaba creer— en lugar de una fortuna imaginaria. Hábil con el arma que abandonada reposaba en un rincón de su habitación, la estudiante más competente de su promoción. Gloriosa ironía.

Me temo, doctor Lecter, que dadas las circunstancias me veo en la obligación de detenerlo. —Osado, sin duda. Había tratado de engañarlo en una ocasión, de prometer algo inalcanzable y podía hacerlo de nuevo, si no retrocedía. Imprudente, tal vez.
Clarice | Piazza del Duomo, hotel.





«Remember me. Try your best. Maybe we can»


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1381

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Little lost lamb

Mensaje por Magik el Sáb 14 Ene - 20:08

I — This is the silence of astounded souls
Desde luego, había echado de menos esas conversaciones que tenía en la celda con la mujer. Quitando a su palacio, el refugio en lo más profundo de su mente donde había conseguido,  lo largo del tiempo, dotarla de múltiples habitaciones, cada cual diferente y que le aportaba aún hoy en día bastantes cosas al doctor, era lo más entretenido que tenía en su larga estancia de prisión. Sin contar con el burlarse de una forma no tan sutil del que no debería ser Doctor, Chilton.

Incluso esos momentos habían logrado crear un par de habitaciones en el palacio de la mente las cual visitaba de vez en cuando. —Sé como funciona y sé sus puntos débiles, escapar así es mucho más fácil.— Respondió de forma automática, casi aburrida, como si no le prestase interés a esa parte de la conversación porque no le interesaba. No era del todo mentira, el hablar sobre cómo se escapó y cómo burló tanto tiempo al FBI le resultaba obvio y tedioso. —Pero eso ya lo sabes. No deberías perder el tiempo con este tipo de conversaciones, Clarice.— Le advirtió, de forma suave, el doctor.

Una sutil y casi imperceptible sonrisa apareció en sus labios al escuchar la respuesta de la pregunta que le había formulado el doctor. Por supuesto que, nada más ver a Clarice, a sus ojos no pasó desapercibida la falta de arma escondida en alguna zona de su cuerpo. Había salido directamente como estaba en el hotel, la conocía demasiado como para saber que no había sido de otra forma. Por eso mismo la situación contaba con ese tipo de toques tan irónicos, que no pasaron desapercibidos en el tono de su voz. —No me esperaba otra cosa de usted, Clarice.— La pequeña sonrisa se amplió más notablemente en su rostro, mientras que sus ojos castaños se desviaban hacia los cristalinos de la joven.

Si me permite formular una nueva pregunta, ¿cómo piensa hacerlo?— Arqueó una ceja, terriblemente interesado por la nueva intriga que se le ponía frente a ella. Desde luego, estaba claro que en el cuerpo a cuerpo, el doctor sabía defenderse; no por nada había conseguido aterrar con las cicatrices que adornaban el cuerpo de Will Graham.

Tampoco podía darse la vuelta para pedir ayuda, pues cuando esta llegase, él ya habría desaparecido. Además de que contaba con el miedo que tendría la pelirroja de que si este se marchaba, probablemente perdería su pista hasta dentro de mucho, mucho tiempo. Si es que conseguían volvería encontrarle. Desde luego, estaba en una encrucijada de la que le gustaría ver cómo salía a la a agente del FBI. —¿Qué va a hacer, Clarice?— La sonrisa del doctor no desaparecía de su rostro.

Dr Lecter | Piazza del Duomo, hotel.





Muchas gracias por el pack, Oswald


My sweet little girls:
Fangirling stuff:
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1522

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Little lost lamb

Mensaje por Nyadeh el Jue 18 Mayo - 18:05

I — This is the silence of astounded souls
El peón en una casilla sellada, hermética de ese modo en el que no propiciara la entrada a una solución, en el centro de un tablero de piedra que pesaba más cuando se reconocía a sí misma que el tiempo que el doctor considerara perdido en su mente no era sino una ganancia y aquello revelaba su desventaja. Quien tenía la fortuna a su favor no necesitaba tiempo.

Resultaba ilusorio el creer que podría retroceder, forzada en realidad a desplazarse tan solo en una dirección y esperar que si continuaba mirando al frente lograría convertirse en otra pieza, la que ella deseara. La luz cesó de alumbrar su rostro, el cabello que se difuminaba sobre sus hombros, como si Clarice fuera algo sacrílego que la claridad no consintiera tan siquiera acariciar. Una violenta obra de Caravaggio.

Sentía su boca igual que una catedral hecha cenizas donde no pudiera encontrar una revelación divina, ni tampoco en los pliegues de su indumentaria, poco apropiada para una agente del FBI en el corazón de una tempestad. El dolor de sus dientes encarnizados al herir su propia lengua no le arrebató más que una simple mueca, el sabor de la sangre un pecado sin expiar. No menos granito que las gárgolas silenciosas que coronaban la cúpula de Santa Maria del Fiore, únicos presentes de esa partida sin final.

Parece que no puedo ofrecerle nada a cambio, en esta ocasión. —¿Alguna vez pudo hacerlo? ¿O fue una hebra más del lienzo que ninguno de ellos quiso considerar por entero? Pedirle que se entregara no serviría, no había nada en sus manos que Hannibal Lecter deseara salvo quizá el deleite que encontrara en tratarla como si fuera una alumna que se negase a aprender. Clarice no se engañaba a sí misma, sabía de qué era capaz, había sido testigo de las noches masacradas, de los cadáveres en el depósito. Tal vez entonces se conocieran mejor que en el pasado.

El problema, doctor Lecter, es que yo solo soy un cebo. Me vigilan incluso más que a usted. —Dolía admitirlo, descubrirse a sí misma como un instrumento manipulado por el capullo de Paul Krendler. Habían olvidado que había apresado a un criminal que arrancaba la piel de sus víctimas cuando todavía no había obtenido su placa y de aquel escenario tan solo conservaba sus entrevistas en la celda del doctor Lecter. Convenientemente también habían olvidado que en cada una de ellas los separaba un resistente cristal—. Me sorprendería si no hubieran advertido, a estas alturas, que no he regresado a mi habitación.
Clarice | Piazza del Duomo, hotel.





«Remember me. Try your best. Maybe we can»


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1381

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Little lost lamb

Mensaje por Magik el Vie 19 Mayo - 22:21

I — This is the silence of astounded souls
Había elegido meticulosamente su escenario y, al igual que la gran mayoría de las cosas que había realizado en su vida, estaba orgulloso de ello. Las calles estaban vacías, el único ruido que podía escapar del asfalto era la historia que habían escondido con el paso de los años, el resto de la noche estaba protagonizada por las dos personas que se observaba de una forma que no se achaca a una pareja, porque de hecho, estaban lejos de serlo, ¿por qué iban a parecerlo entonces?

¿Pretende que me crea que se ha prestado a ser el cebo?— Encarnó una ceja con suavidad en su rostro hasta que fue un gesto marcado en este. —¿Me cree tan ignorante como sus superiores?— Casi parecía ofendido, no por nada habían pasado tanto tiempo juntos en el psiquiátrico de Baltimore. De hecho lo estaría si supiera de sobra el juego en el que ambos estaban inmersos.

Siempre había buscado demostrar que era capaz de mucho más de lo que el resto pensaba, no se necesitaba una mente tan brillante como la del propio Hannibal como para saberlo, aunque pasaron por su cabeza un par de nombres de los que el doctor no estaba tan seguro. —No ha venido para ser un cebo, de ser así ya habría avisado a sus compañeros para apresarme. De ser así, ya tendría esposas cubriéndome las muñecas.— El moreno alzó ambas manos, mostrando cómo la parte que había mencionado no tenía ningún tipo de contención a su alrededor.

Aún con ese mismo gesto, esbozó una media sonrisa divertida por la situación, había echado de menos esas conversaciones con la pelirroja, eso desde luego. —Y, aún así, tiene sus dudas. Claro, su código moral está bien definido, pero hay algo que le impide cumplir con su deber.— Se llevó la diestra a la mano izquierda para arreglarse el traje que portaba, haciendo lo mismo con la manga contraria realizando un suave circular movimiento de hombros a la par.

¿Que es, Clarice? No puedo esperar toda la noche.— Por supuesto, y por mucho que adorase sus encuentros con la fémina, estaba arriesgando mucho por ir a verla y ella lo sabía. De hecho, al final acabaría marchándose y ambos estarían en el punto de mira. Por suerte, nadie conocía el escondite del doctor, mientras que ella, como bien había dicho, era considerada como "el cebo". Al menos, uno de los dos, no acabaría con su expediente aún más en entredicho.

Dr Lecter | Piazza del Duomo, hotel.





Muchas gracias por el pack, Oswald


My sweet little girls:
Fangirling stuff:
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1522

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Little lost lamb

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.