Últimos temas
» 02. I can fly
Hoy a las 16:14 por Sonder

» 01. Genius
Hoy a las 15:54 por Sonder

» 05. Been there, done that, messed around
Hoy a las 15:30 por Sonder

» 04. A pinch of sugar
Hoy a las 14:15 por Nightingale

» 03. Please
Hoy a las 14:10 por Nightingale

» 04. We could be inmortals
Hoy a las 13:57 por Nightingale

» ♫ The most human of us all
Hoy a las 13:49 por Hellcat

» ♫ This isn't my idea of fun
Hoy a las 12:15 por Storm Queen

» 1-She is beauty shes grace she will punch you in the face
Hoy a las 11:25 por Storm Queen

» Petición de Subforos.
Hoy a las 11:09 por Storm Queen

» ~We do it for her~
Hoy a las 7:04 por Sassdonyx

» ♠ So we stay in this mess.
Hoy a las 3:13 por Hellcat

» Pasado, Presente y Futuro [Borrador]
Hoy a las 0:07 por Aversiteespabilas

» ♠ Say it louder.
Ayer a las 23:15 por Nyadeh

» 1. Say something.
Ayer a las 22:16 por Hellcat

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project
function selectCode(e) { var doc = document , text = $(e).closest("dl").find(".cont_code,code").get(0) , range, selection ; if (doc.body.createTextRange) { range = document.body.createTextRange(); range.moveToElementText(text); range.select(); } else if (window.getSelection) { selection = window.getSelection(); range = document.createRange(); range.selectNodeContents(text); selection.removeAllRanges(); selection.addRange(range); } }; $(function(){$("dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd.code, dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd > code").closest("dl").find('dt').append('Seleccionar')});

The girls will endure.

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The girls will endure.

Mensaje por Mistress Soith el Dom 19 Jun - 22:04

Medieval | Inquisición | Caza de brujas | Feminismo.
Ambientación.

Ser mujer en un mundo tan cruel podía llegar a ser un completo infierno. Considerarte como un objeto; como algo sin facultades ni emoción alguna a merced de los deseos ajenos sonaba como algo incomprensible, pero no por ello, menos real. La supervivencia es la única que rodea cada historial de abuso, cada esperanza destruida, cada porción de carne quemada en una hoguera. Sus conocimientos se han visto destruidos, y aquella silenciosa cruzada, bajo la definición de la herejía, las perseguía sin ton ni son, entre mentiras y malévolas acusaciones, cargadas de intereses, prejuicios, poder, y egoísmo. Pero sobre todo poder.

¿Qué es lo que les queda, a todas aquellas brujas que se han visto desprovistas de su libertad? El bosque. Única porción de Madre Tierra que aún, batallaba en silencio contra las marcas que los señores querían hacer de sus dominios y mercantilización en el sur de Francia, en 1303.
Ayudas.

Nos encontramos en Languedoc, en plena inquisición pontificia, con el añadido de ser acusados de herejía y brujería. Como ya especificamos nos encontramos en 1303, por tanto en pleno movimiento antiinquisitorial.
Personajes.
Ser plenamente consciente de lo que significaba haber nacido como una niña le resultó difícil hasta haber cumplido los diez años de edad. La familia noble Aubriot nunca les faltó nada. Su padre siempre fue un gran comerciante, un hombre de negocios que sabía cómo mover sus bienes y cómo mantener el estatus político con los matrimonios convenientes y una gracia que parecía no acabar nunca. Hija pequeña de un hermano y dos hermanas, Florence se crió en una tierra fértil que parecía no darle ningún tipo de inconveniente. Su padre fue el encargado de la educación de sus hijos, un hombre que valoraba enormemente el conocimiento; no tuvo reparos en enseñarles de una forma igualitaria a sus progenitores, no dando demasiado hincapié a sus géneros. Consideraba que sus hijas debían ser bien educadas para ser un gran partido a sus futuros maridos.  

Sin embargo, desde pequeña, Florence tuvo una fascinación por la naturaleza. Sola fue aprendiendo sobre las propiedades curativas de la botánica. Una de las esclavas de su casa, le brindó de varios conocimientos al respecto y pronto, la pequeña encontró una pasión por el proceso vital del parto, asistiendo a ese tipo de congregaciones únicamente femeninas para acabar siendo ella la que ayudara de primera mano a todas aquellas que fueran a dar a luz. Al principio, su familia no se vio muy contenta al observar cómo ella no mostraba interés en casarse, o simplemente dedicarse a lo que hacía el resto de mujeres en su familia; pasar los días al servicio masculino. Pero acabaron aceptando que Florence tenía mucho más que ofrecer a la comunidad que simplemente ser un bonito acompañamiento de algún noble. Al contrario que muchos doctores de su época, aquella visión más equilibrada con la naturaleza parecía dar enormes resultados en sus pacientes. Sin embargo, esa trayectoria se vería eclipsada por las injusticias de la época y las diferencias de género.

La gracia de la familia Aubriot creaba envidia. Enemigos no les faltaban, y aunque su padre había hecho un gran trabajo; cuando falleció, las condolencias se extendieron no solamente por la falta de aquél astuto hombre, sino, por los estragos económicos que habían comenzado a aflorar. Su hermano no era capaz de hacerse cargo de la casa. Otros señores feudales habían comenzado a extorsionarlos; pidiendo la mano de Florence ya que era la única hija que aún no se había casado y exigían que se convirtiera en lo que se esperaba de alguien como ella. Rumores fueron extendiéndose, unos que no ayudaban a limpiar la imagen de que quizá se tratara de una hereje y una bruja. ¿Qué hacía una mujer de bien sin casarse? ¿Por qué pasaba tanto tiempo rodeada de la naturaleza? ¿En realidad, no estaría haciendo magia negra para curar a sus pacientes? ¿Cuándo fue la última vez que se la había visto comer carne? ¿No sería, quizá, cátara? ¡Alguien la vio por la noche, desnuda, yendo hacia el bosque...!

La única decisión a la que llegaron para acabar con todo aquello fue la de falsificar la muerte de Florence. Una enfermedad, o un desafortunado accidente. Desapareció, huyendo de la inestable situación en la que se estaba viendo y encontrándose, de golpe, sola, sin protección, contra una realidad tan cruel que pocas veces la había llegado a visualizar en primera persona. Dándose de bruces con peliagudas situaciones; supo que necesitaba alejarse de la ciudad. Su objetivo era la Tierra de nadie. Aquél lugar en el que pocas personas se adentraban.
Florence Aubriot | Matrona-Doctora | Rooney Mara | 26 años | Midori
De creencia cátara y de nacimiento esclava, Jehanne nació sin apellido ni título en un gran caserón de dos señores ancianos que fallecerían poco después del nacimiento de la niña. Aquello ocasionó que el primogénito y heredero del lugar vendiera sus tierras así como sus esclavos.

Fue a parar a un joven señor que la ignoró siendo niña dejando que, con unos límites, creciera junto a sus hijos. Pronto sería el regalo de cumpleaños del primogénito del amo, siendo la esclava del mismo. A pesar de verse superior, el muchacho no la trataba del todo mal, sobre todo quería alguien con quien jugar.

Jehanne nunca lo consideró un amigo, pues era su amo, y viendo como el amo crecía pudo esperarse lo que venía a continuación. El amo la forzó no una, sino varias veces. Su esclava se había vuelto su juguete sexual, pocas noches había que no pasara por su lecho para satisfacerle. Jehanne se repugnaba por ello, pero no podía hacer otra cosa que obedecer.

Limpiaba la casa, araba el campo y hacía cuanto le pedían. Pero apenas había noche en la que se librara de ser humillada en la intimidad. Deseaba huir, pero una vez que lo intentó no consiguió más que la azotaran, aquello ocasionó que no volviera a hablar más. Sus gritos fueron lo último que escucharon de la muchacha si no le ordenaban a voces que hablara, y pues ella lo hacía con mucho esfuerzo, por miedo a nuevos azotes.

Tuvo varios abortos, sintiéndose sucia, al principio creyó que igual con un hijo del señor la dejarían en paz por un tiempo. Pero el resultado era que la apaleaban para que perdiera el niño. Y tuvo un nuevo retraso mensual, creyendo que volvía a estar embarazada y temiendo por su vida y la del bebé.
Fue entonces cuando ocurrió, apresaron a sus amos por creencias herejes —erróneamente— y, ante la confusión, escapó.
Jehanne | Esclava | Ashley Moore | 19 años | Mistress Soith


SING ME
TO SLEEP
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
204

Localización :
España.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The girls will endure.

Mensaje por Mistress Soith el Lun 20 Jun - 23:08

PLEASE, MY LADY.
Corría, estaba cansada pero no podía dejar de correr. Si no se equivocaba la habían visto huir a lo lejos y ahora la perseguían. Era la esclava de unos supuestos herejes —aunque no lo fueran realmente— y no podía quedar libre. Una esclava era eso, no podía aprovechar que sus amos desaparecían para ganarse la libertad.

Pero no podía echarse atrás, una vez había intentado huir no podía decir que lo habían malinterpretado, que ella sólo estaba asustada. No la creerían, y no quería que la apalearan. No tenía la seguridad de que fuera a ocurrir pero, ¿qué le harían sino a una esclava que huía? Tal vez no estaban apresando a sus amos, tal vez querían apresarla a ella.

Había visto que era un hombre de quizás cuarenta años, lo que la ayudaba a que fuera más veloz que él, aunque sus vestimentas no ayudaran. Ella llevaba un vestido, él ropa adecuada para una carrera.

Miraba hacia atrás cuando se introdujo en el bosque. Notó como una rama baja le arañaba el rostro pero no se detuvo, pensó en si estaba sangrando o sólo se había mojado por la lluvia de aquella mañana, lo que sería lo más probable.

Cayó un par de veces, cada vez lo tenía más encima. Hasta que oyó ruido delante de sí y se asustó, pero no dejó de correr. Y la vio, una dama. No sabía si era noble o campesina, tal vez esclava como ella. No se fijó en sus vestimentas, tan sólo se acercó a ella a toda velocidad, mirando hacia atrás y suplicó al viento que no estuviera en su contra.

—Por favor, milady, ayúdeme —no hablaba mucho, pero aquellas palabras eran necesarias de conjurar.

Escuchó como se acercaba, y no se le ocurrió otra cosa que hacer que esconderse tras la mujer y gritar en silencio, suplicar y llorar. No quería seguir siendo una esclava, no podía estar a merced de nadie.

JEHANNE con FLORENCE AUBRIOT en EL BOSQUE.




SING ME
TO SLEEP
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
204

Localización :
España.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The girls will endure.

Mensaje por Midori el Jue 23 Jun - 12:21

PLEASE, MY LADY.
Echaba de menos su vida. Echaba de menos las comodidades; su familia, sus hermanas, su madre... y a su padre. Especialmente echaba de menos a su padre. La nostalgia fue la primera en pegar fuerte contra la cordura de Florence; quien visualizó aquellas memorias compartidas cada paso más lejana en el corcel que se llevó de sus establos hacia... hacia alguna parte. La primera noche fue sin lugar a dudas la peor de todas; y vagó varios días en solitario sin saber adónde ir. Las experiencias que tuvo que vivir fueron las suficientes para que ella, entonces, tuviera en claro que la vida en la ciudad en los tiempos que corrían no eran favorables a una mujer que viajaba sola. Esa soledad era lo suficientemente subversiva para que provocara los murmullos por lo bajo, lo suficiente para que varios hombres la encararan para enseñarle que ella no tenía ningún tipo de derecho de estar sola. Florence entonces sabía que si seguía más tiempo en la ciudad, acabaría muerta, violada... o completamente masacrada de su libertad.

En el bosque podría serlo, ¿verdad? Libre.


Una gran capa cubría todo el cuerpo de Florence, y parte de su cara. El tiempo en aquellas épocas era dudoso y sin lugar a dudas les había golpeado una temporada de lluvias. Llevaba puesto guantes; y caminaba tras los árboles tirando de las riendas del corcel. Había logrado llegar hasta esos puntos del inicio de la naturaleza; y sabía que si iba más hacia el sur, habría una gran extensión de tierras no pobladas donde... donde quizá podría vivir. Aunque ya la vida había dejado un poco de tener sentido para ella. Tal vez podría continuar sus estudios allí, intentar olvidar todos los horrores que estaba dejando tras su espalda.

El sonido de una pisadas llamó la atención de la muchacha, quien estaba moviéndose con cierta decadencia debido al cansancio y el hambre. Atemorizada; desenvainó la espada que llevaba consigo, dispuesta a hacerle frente a lo que fuera que se le acercara hasta que... hasta que simplemente se quedó helada ante la mujer que apareció frente a ella de aquella inesperada forma. Llorando y suplicando; por el Señor, tenía unas pintas terribles.

Algo o alguien la estaba persiguiendo.

Y ese alguien no tardó en aparecer; Florence alzó la espada, decidida. Tragó saliva con pesadumbre, al menos, se trataba de solo un hombre. Uno que no tardó en dirigirse a ella con desprecio.

— Esa sierva me pertenece, lo mejor que podéis hacer es haceros a un lado antes de que decida hacerte sierva a ti también.

¿Qué os hace pensar que voy a hacerme a un lado? — Contestó, frunciendo el ceño. — Esta... esta mujer ahora es mía. — Aquél sujeto comenzó a reír; acercándose más hacia ellas con un porte decidido aunque se notaba que la carrera le había pasado factura. Florence agitó la espada. — ¡¡Ni un paso más, diablo!!

— ¿¡Y para qué quiere una mujer como vos a esa basura!?

Una bruja más bien, queréis decir... voy a hacer con ella lo que me plazca. Voy a utilizar la poca carne que le queda para dársela a las criaturas de la noche. A mis criaturas, y cómo no desaparezcáis... — Agitó su mano libre, tras su espalda, para indicarle a aquella desconocida que fuera hacia atrás mientras Florence iba acercándose a aquél hombre. — Os comeré a vos también, y toda vuestra familia estará maldita puesto que ningún Dios puede intervenir en estas vastas tierras, no cuando el pecado cubre cada rincón de ella. — Los ojos, abiertos como platos; no se apartaban de ese tipo. Movió la espada hacia su propia mano, abriéndose una herida. — ¡¡¡No conoceréis más que el sufrimiento!!! — Exclamó, riendo. — ¡¡Venid, buen hombre!! ¡¡Venid a conocer al diablo!! — Y se abalanzó sobre él; manchándole todo el rostro con su sangre bajo los pequeños alaridos que aquél soltaba. Intentó darle un manotazo; uno que ella rápidamente pudo parar gracias a la espada, una que le abrió una herida a su adversario.

— ¡Bruja! ¡¡Bruja!! ¡¡¡Bruja!!!

Fue lo que escuchó, mientras se alejaba de ellas corriendo.

Florence suspiró; girándose hacia la muchacha. Fue hacia ella, dándole las riendas del corcel mientras entre sus cosas buscaba los utensilios necesarios para taparse el daño infligido. Estaba pálida, y no fue hasta unos segundos después de comenzar a curarse la herida que la buscó con su mirada.

¿Qué os a ocurrido para llegar hasta aquí?
Florence con Jehanne en EL BOSQUE.




Burn It, Burn It Down
Beneath The Soil


❤️:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
765

Localización :
Con un mazo de roque en el Overlook.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The girls will endure.

Mensaje por Mistress Soith el Jue 23 Jun - 15:05

PLEASE, MY LADY.
El amo exigió que la dama se apartara, pero por suerte la dama no lo hizo. Aunque no le gustó lo que escuchaba, ¿estaba diciendo que le pertenecía? Se alejaba de uno para irse a otro lado. Aunque igual sólo trataba de defenderla. Pero no pudo evitar gritar y retirarse todavía más, tal y como ordenaba la mujer, cuando ésta dijo que era una bruja.

¿Había pedido ayuda a una bruja? ¿Iba a hacer de su carne alimento para las criaturas? ¡No quería morir! Sollozó cuando la mujer se hirió a sí misma. La iba a matar. Debería haber seguido siendo esclava, pero ahora pertenecía a una bruja.

Siguió retrocediendo hasta que cayó al suelo por una raíz que sobresalía del suelo y se recogió a sí misma, no esperaba que fuera una bruja. Si bien no esperaba que las brujas apareciesen por aquella zona, creía que eran señoras de grandes casas y lujos, no señoras del bosque y las criaturas.

La bruja reía y su antiguo amo parecía asustado, Jehanne no podía hacer otra cosa que llorar ante aquel espectáculo. Estaba asustada, y mucho.

Fue entonces cuando el hombre huyó y quedó de nuevo a solas con la mujer, no se atrevió a mirarla mientras ésta se curaba la herida y escondió su rostro en sus rodillas, como si pensara que si ella no veía a la dama la dama no la vería a ella.

Pero le habló, y temerosa de que le dañara se permitió mirarla. No parecía una bruja. Era hermosa y parecía preocupada por lo que le había ocurrido, y al fin y al cabo le había salvado.
Aunque fuera para que terminara perteneciendo a la mujer, le había salvado la vida.

Pero Jehanne no estaba dispuesta a morir, prefería mil veces los azotes, y tenía un niño en su interior al que quería dar a luz. Siguió retirándose sin hablar, hasta que topó con un árbol, con el cual se ayudó a levantarse. No dejaba de mirar a la bruja, ni mientras retrocedía así como mientras se levantaba.

Se llevó por primera vez la mano a la mejilla sin mediar palabra, para terminar viendo que tan sólo se trataba de agua y no había sido arañada por la rama.

Tomó aire pesadamente antes de pensar qué decir. ¿Suplicar que no la matara? ¿Explicarle por qué huía? Simplemente no quería seguir siendo torturada, no quería perder otro hijo.

—Matarían a mi bebé —y se acarició el vientre instintivamente.


JEHANNE con FLORENCE AUBRIOT en EL BOSQUE.




SING ME
TO SLEEP
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
204

Localización :
España.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The girls will endure.

Mensaje por Midori el Jue 23 Jun - 19:24

PLEASE, MY LADY.
No cayó en la cuenta del miedo provocado en aquella muchacha hasta que hubiera alzado la mirada de su herida. La mujer parecía estar rodeada por un aura de pánico, y fue entonces cuando Florence usó un poco la cabeza y pensó que quizá, su forma de haberse quitado a aquél hombre de encima también hubiera sido la razón para que aquella mujer tomara sus palabras en serio respecto a la brujería. ¿En serio, tantas personas creían en eso? Su mirada denotó inmediatamente la preocupación, una que aumentó cuando su compañera confesó lo que cargaba con ella en su vientre.

... ¡Dios mio! — ¡Estaba embarazada! Miró a su alrededor antes de acercarse, esperando que nadie más hubiera decidido seguir a aquél tipo aunque... si sabían que había una bruja viviendo en el bosque, dudaba que quisieran acercarse. — Tranquila, no voy a haceros daño. Ha sido solamente una amenaza para distraer a aquél hombre... — Con las manos en alto; tiró del corcel, hasta que de a poco consiguió acercarse a aquella muchacha. Pudo reconocer bien sus facciones. Era muy joven. —... ¿Q-qué pensáis hacer? Podéis venir conmigo, mi nombre es Florence — Dijo; señalándose así misma.

Sola no sabía si podría sobrevivir.

Si las cosas no podían complicarse más, una suave llovizna cubrió la escena entre la ensortijada vegetación. Florence tembló levemente de frío, necesitaban moverse. Necesitaban adentrarse más en el bosque.

Vamos a tener que buscar un lugar en el que poder pasar la noche. Una cueva, con suerte... mi plan es encontrar alguna casa abandonada donde poder quedarme. Sois bienvenida de estar conmigo. Como una igual

Ella no quería tener esclavos; nunca más.

Florence con Jehanne en EL BOSQUE.




Burn It, Burn It Down
Beneath The Soil


❤️:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
765

Localización :
Con un mazo de roque en el Overlook.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The girls will endure.

Mensaje por Mistress Soith el Vie 24 Jun - 16:02

PLEASE, MY LADY.
Cuando la bruja se acercó a ella Jehanne quiso gritar pero, ¿quién la iba a ayudar contra un ser mágico? La bruja se había dañado a sí misma para reclamarla. Y podría dañar a cualquier otro para hacerlo de nuevo. Debía mantenerse quieta, tal vez así la quisiera para otras cosas.

Pero se había equivocado, la bruja no era tal. Al parecer sólo quería salvarla y se había inventado aquellas falacias para ello, se había abierto una herida para salvarla. ¿Por qué? Y, ¿no hubiera sido más sencillo herir al hombre que herirse a ella? Ahora sabrían que no se encontraba sola, aunque si de verdad no se trataba de una bruja estaría a salvo con ella, ¿no?

Florence, la bru… la mujer se llamaba Florence. Le proponía ir con ella, Jehanne lo agradeció pues sola no sabría dónde pararse, qué hacer. Si bien era una esclava, nunca había tenido que vivir en la intemperie. Y esa muchacha parecía que sí lo había hecho.

—Jehanne —se presentó, no tenía un apellido que darle. Si alguna vez lo había poseído se lo habían arrebatado, ahora sólo tenía el nombre que su amo le había dado. O tal vez su madre, no importaba demasiado ahora.

No se podía creer lo que decía, ¿cómo una igual? O sea, ¿no sería esclava? Si bien se había escapado había creído que estaba a merced de la bruja una vez se libró del amo, pero no era así. ¿Era libre?

Se atrevió a sonreír y asentir, y cuando fue a caminar por poco se cayó. Notó una fuerte punzada en los pies y cuando bajó la mirada vio que se encontraba descalza. Era costumbre de sus amos hacer que sus esclavas caminaran descalzas por la casa, decían que con los zapatos podían manchar y no tenían derecho a ello. Por el miedo no se había percatado de ello y el dolor no había aflorado, pero una vez se sintió a salvo apareció.

Debía ignorarlo, ya se acostumbraría como se acostumbraría a la lluvia y al frío.


JEHANNE con FLORENCE AUBRIOT en EL BOSQUE.




SING ME
TO SLEEP
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
204

Localización :
España.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The girls will endure.

Mensaje por Midori el Sáb 25 Jun - 20:33

PLEASE, MY LADY.
Intentó devolverle la sonrisa a Jehanne, aunque las fuerzas de Florence no eran las suficientes para poder hacerlo del todo bien, ni tampoco el mal humor que estaba arrastrando. La herida de su mano le ardía constantemente, en unas punzadas que llamaban su atención por más que tratara de ignorarlo y realmente necesitarían encontrar algún lugar en el que pasar la noche hasta alcanzar su destino. Uno del que ni si quiera estaba segura pero; ¿qué otra opción tenían? Ahora, Jehanne no podía volver atrás... menos si era una sierva. Florence sabía perfectamente lo que les hacían a las siervas mujeres, y si bien, en su antiguo hogar su padre dentro de lo que cabía se comportaba con bastante benevolencia con sus súbditos, la realidad era más bien diferente a lo que ella tuvo la suerte de mamar.

Por Dios, ¿y si ella tuviera que haber vivido una vida de servidumbre de aquella forma?

Intentó no pensar en ello y ponerse en marcha.

Aunque tampoco pudo ir a ninguna parte al ver como su nueva acompañante se cayó directa al suelo. Florence, estaba un poco tardía en sus reacciones; pero en cuanto parpadeó un par de veces, se acercó a su nueva compañera para ayudarla a ponerse de pie.

... Tenemos que hacer algo con vuestros pies. — Notó cómo Jehanne reaccionó con cierta extrañeza. Si, parecía que la gente siendo amable con otras era algo que solo lo podían encontrar en los libros o en alguna fantástica historia de algun juglar. — No os preocupéis... por el momento... — Florence tiró del caballo. — Subiros. Yo puedo caminar, vos podéis ir sobre el caballo. — Así también ahorrarían tiempo. — Cuando encontremos un lugar en el que protegernos, podré curar vuestras heridas.

Esperaba que la estuviera entiendo, también.
Florence con Jehanne en EL BOSQUE.




Última edición por Midori el Dom 26 Jun - 0:57, editado 1 vez


Burn It, Burn It Down
Beneath The Soil


❤️:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
765

Localización :
Con un mazo de roque en el Overlook.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The girls will endure.

Mensaje por Mistress Soith el Sáb 25 Jun - 23:07

PLEASE, MY LADY.
Jehanne no sabía montar a caballo, por ello negó cuando le dijo que subiera. Jamás se había subido a un caballo y temía caerse y hacerse más daño, prefería ir caminando. Y aquello hizo, comenzó a caminar hacia donde la dama parecía que había comenzado a dirigirse. El lado contrario del que provenía ella.

Cuanto más se alejara de su antiguo hogar —si es que alguna vez había sido un hogar y no una cárcel— mejor. Aunque aquello significara dejar su vida tal y como la conocía, tener que aprender a vivir del bosque y no de lo que le mandaban hacer. Se acabaron los azotes y las violaciones.

Podría criar a su hijo en paz, hacer que él llevara una buena vida sin pecados, que no hiciera falta una nueva reencarnación para llevar una buena vida. Le daría todo lo que no le pudo dar, dentro de sus límites.

Se acarició el vientre instintivamente a medida que caminaban. No sabía a dónde se dirigían, y la lluvia parecía empeorar a cada segundo que pasaba, pero ya no le importaba. Era libre. Era tan libre como nunca lo había sido.

Sonrió, tratando de ignorar el dolor de pies que sentía y sin dejar de caminar, no quería retrasar a la dama por haberla invitado a acompañarla. No sería una carga, ni ella ni su bebé.


JEHANNE con FLORENCE AUBRIOT en EL BOSQUE.




SING ME
TO SLEEP
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
204

Localización :
España.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The girls will endure.

Mensaje por Midori el Dom 26 Jun - 0:55

PLEASE, MY LADY.
Pareció que por más que hubiera intentado que aquella joven mujer le hiciera caso; no hubo manera de que accediera a lo que había propuesto. Sin embargo, durante el trayecto hacia algún lugar que pudiera acogerlas, Florence se mantuvo atenta a los andares de su joven acompañante con la que difícilmente intercambió alguna que otra palabra. Comenzó a temblar, y pensó que seguramente tendría la cara pálida y el pelo hecho un estropajo, muy diferente a cuando estaba en su casa y su madre le trenzaba los cabellos antes de dormir, o servían la comida ya preparada en una mesa refinada.

A lo lejos, después de un rato en el que creyó que quizá no aguantaría mucho más, dieron con una pequeña cueva cercana a ellas. No tenían otra opción que parar un poco con el viaje allí, al menos para reponer fuerzas. Aún guardaba algo de comida entre sus provisiones y si eran lo suficientemente listas podrían llegar a cazar algo. Ató al caballo a unas ramas caídas delante de dichoso resquicio y pronto, cogiendo suavemente del brazo a Jehanne, la llevó hasta dentro de la cueva.

Florence intentó indicarle con las manos que tomara asiento sobre unas rocas.

—... ¿Queréis que mire cómo tenéis los pies? — Suspiró. —... A-aquí podemos descansar un poco.

"¿Cómo voy a cuidar a otra mujer si yo ni si quiera se cuidarme bien a mi misma?"
Florence con Jehanne en EL BOSQUE.




Burn It, Burn It Down
Beneath The Soil


❤️:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
765

Localización :
Con un mazo de roque en el Overlook.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The girls will endure.

Mensaje por Mistress Soith el Lun 27 Jun - 1:31

PLEASE, MY LADY.
Los pies comenzaban a dolerle sobremanera cuando Florence localizó la cueva, ella trataba de aguantar, pero se había arañado y clavado tantas cosas que estaba planteándose quedarse a dormir bajo la intemperie y la lluvia aquella noche.

Se dejó llevar, tratando de no quejarse. Tenía los pies embarrados y doloridos, tal vez con arañazos y sangre, no se había atrevido a mirárselos. Se sentó en la piedra que le indicó y antes de asentir decidió limpiarse los pies un poco, poniendo una mueca de dolor al tocárselo.

—No es nada, mi señora —acostumbrada a las formas y a restar importancia, se encogió de hombros y trató de quitarse el barro para ver si había sangrado. Temía que se le infectaran los pies y aquello fuera a más.

Debería haber robado unos zapatos. Aquello hubiera sido un acto horrible, pero más horrible eran los pecados carnales entre otros, debería haber sido lista y si huía hacerlo como se debía, con ropa adecuada, tal vez incluso comida. ¿En qué había estado pensando cuando huía? Ah, sí, en su bebé.

Quería agradecerle que se preocupara por ella, que la dejara quedarse junto a ella e incluso tratara de cuidarla, pero las palabras no salían de sus labios. Tan sólo quería dormir, aunque temía que las hubieran seguido y cuando despertara volviera a estar en la casona, preparándose para nuevos azotes.


JEHANNE con FLORENCE AUBRIOT en EL BOSQUE.




SING ME
TO SLEEP
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
204

Localización :
España.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The girls will endure.

Mensaje por Midori el Mar 5 Jul - 1:06

PLEASE, MY LADY.
La respuesta de su nueva compañera le robó un suspiro a Florence. Miró unos momentos como se apartaba el barro; y no dudó en buscar alguna tela perdida de entre las bolsas de algodón que llevaban atadas al caballo con el que poder limpiar aquellos... magullados pies. Realmente no pintaban muy bien. Se le ocurrió soltar una broma al respecto pero; calló. Seguramente la volvería a espantar y en esos momentos era lo menos que quería. Sus bromas solían ser muy malas, desde siempre.

Tranquila... dejad que me encargue, por favor. Es lo mínimo que puedo hacer y es mejor que os recuperéis pronto para que podamos salir de aquí las dos vivas. — Sabia que, estando en la posición de Jehanne, le costara tanto dejar su salud a manos de un tercero. Por eso creía que quizá diciéndole que también parte de aquella necesidad nacía de la supervivencia mutua, sería más sencillo para ella ceder. Florence, aún sin estar segura de que aquella mujer entiendera completamente sus palabras, dedicó a intentar restar importancia al asunto. — Sabéis, yo antes de ser una fugitiva me dedicaba también a atender a muchas personas. Especialmente mujeres. Nunca pude ir a estudiar debidamente medicina debido a... A ser mujer. — Pero aún así, logré en su momento robar libros, y mi hermano y mi padre siempre me ayudaron mucho a que pudiera aprender todo esto. Ellos decían que se me daba demasiado bien aunque fuera raro para una niña. — Florence soltó una pequeña risa, mientras limpiaba con cuidado los pies de Jehanne. — Creo que con suerte, podremos con un poco de tela cubriros los pies para que podáis seguir caminando en un rato sin haceros más daño. No es nada grave pero aún así es mejor que guardéis un poco de reposo, creo que podré conseguir algunas hierbas que os ayudarán a sanar mejor la herida. Un ungüento va a ser necesario

Habló demasiado, ¿verdad?


Fue entonces cuando alzó la mirada hacia Jehanne; algo cohibida.

Florence con Jehanne en EL BOSQUE.




Burn It, Burn It Down
Beneath The Soil


❤️:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
765

Localización :
Con un mazo de roque en el Overlook.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The girls will endure.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.