Últimos temas
» Dark arrow
Hoy a las 4:19 por Seishiro

» There's a fucking pony head in my bed! [Buzón]
Hoy a las 2:01 por Magik

» Don´t let me down
Hoy a las 1:53 por Magik

» VI. In light of the seven
Hoy a las 1:27 por Willow

» Death is equal
Ayer a las 22:29 por Nightingale

» Hide and seek
Ayer a las 20:41 por SapphireDragon

» The ghost of Christmas present
Ayer a las 20:35 por Fenrir

» ~ La joven y el señor vagabundo.
Ayer a las 15:57 por SapphireDragon

» ─Play With Fire
Ayer a las 7:17 por Seishiro

» Why don't we find out?
Ayer a las 3:50 por Nébula

» You were my lesson I had to learnt
Ayer a las 1:17 por SapphireDragon

» Oh somewhere deep inside of these bones...
Ayer a las 1:13 por Shadows Takes All

» Reality just killed magic.
Sáb 18 Nov - 23:28 por Winter Wiccan

» Set fire to the rain
Sáb 18 Nov - 19:27 por Young Sheldon

» ~ Beauty, courage & nobility
Sáb 18 Nov - 17:33 por FireFly

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project
function selectCode(e) { var doc = document , text = $(e).closest("dl").find(".cont_code,code").get(0) , range, selection ; if (doc.body.createTextRange) { range = document.body.createTextRange(); range.moveToElementText(text); range.select(); } else if (window.getSelection) { selection = window.getSelection(); range = document.createRange(); range.selectNodeContents(text); selection.removeAllRanges(); selection.addRange(range); } }; $(function(){$("dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd.code, dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd > code").closest("dl").find('dt').append('Seleccionar')});

Save the Last Dance for Me

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Save the Last Dance for Me

Mensaje por Magik el Vie 24 Jun - 23:56



Crackship
1x1
Películas
Disney
AU
Flynn x Rapunzel
Save the Last Dance for Me
En Nueva york, más concretamente en Manhattan, se viven vidas muy distintas.
La vida de Rapunzel siempre ha sido perfecta, la única queja que podría tener la rubia sería la de un madre un tanto preocupada por lo que le pueda pasarle si sale, por eso mismo jamás ha salido a una fiesta de la alta sociedad de Nueva York. Sin embargo, la joven puede tener lo que quiera: vestidos, joyas, libros, punturas... Todo salvo libertad.

Mientras tanto, Flynn es un joven cuya familia tiene lo justo para pasar el mes, por eso mismo nada más acabar la universidad se metió a trabajar como camarero. Apenas tiene suficiente dinero para vivir medianamente bien, pero si algo le sobra es exactamente lo que le falta a Rapunzel.

La primera fiesta a la que Gothel deja que Rapunzel vaya es la que ha preparado para celebrar el fin del instituto, en la cual Flynn ha tenido la suerte de ser contratado.

Rapunzel Van der Prins
Universitaria · 18 años · Danielle Bradbery SapphireDragon

Descripción (opcional)
Flynn Rider
Camarero · 22 años · Chace Crawford
Magik



Muchas gracias por el pack, Oswald


My sweet little girls:
Fangirling stuff:
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1648

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Save the Last Dance for Me

Mensaje por SapphireDragon el Mar 28 Jun - 3:03

Save the Last Dance for Me
1. Looking for freedom
Finales de junio. 8 a.m.
(Con Flynn)
En el ático del Upper East Side

Había una gran fiesta. Numerosos invitados, vestidos para la ocasión, rían y charlaban mientras disfrutaban de todo tipo de exquisitos manjares y de deliciosas bebidas. Caminaba entre ellos, con una sonrisa iluminando su rostro, saludando a la mayor parte de los que ahí se encontraban. Ella lucía un hermoso vestido, que resaltaba el color de sus ojos, con un discreto colgante y una pulsera a juego. Su largo cabello estaba recogido en una preciosa trenza con adornos pequeños de flores y perlas. Sentía las miradas sobre ella y sentía sus mejillas adquirir un leve sonrojo. Era su primera fiesta en la alta sociedad. Era la primera vez que estaba con más de una persona en una estancia, no solo con su profesor de Arte o su madre. Se sentía… libre y era verdaderamente feliz. Al entrar en el salón, la música que flotaba en el aire llegó hasta sus oídos, la invitaba a bailar. Sin embargo, no tenía acompañante… Hasta que unos segundos después, una voz joven y masculina la sobresaltó, preguntándole si deseaba bailar con él. Comenzó a volverse hacia el joven que amablemente le había ofrecido salir a la pista, un segundo más para vislumbrar el rostro del chico…

Y un estruendo interrumpió la hermosa ficción del sueño. El despertador estaba sonando de forma incansable en la mesilla de noche, insistiendo para que Rapunzel lo apagase y se levantase como hacía todos los días. Y eso fue exactamente lo que hizo. Sin pretenderlo, golpeó con más fuerza de la debida el aparato, cuyo sonido cesó de inmediato.
Se frotó los ojos mientras caminaba descalza hacia el cuarto de baño, donde se refrescó el rostro y consiguió peinarse con cierta dificultad su largo cabello rubio.
Cruzó su amplia habitación en dirección al armario, que abrió de par en par, escudriñando, aún adormilada, cada prenda que colgaba de la percha, en busca de algo cómodo que ponerse aquel día.
De camino a la puerta para salir a desayunar, fijó la mirada en el calendario que tenía y que ella misma había pintado, para percatarse con emoción de una cosa: al día siguiente era su cumpleaños, sus dieciocho años, la mayoría de edad.
Era una ocasión especial, debía serlo. Esperaba que el regalo de cumpleaños que pidiera ese año no tuviera como respuesta un “No” rotundo por parte de su madre. El mismo regalo con el que había soñado esa misma noche… Poder salir del apartamento, a una fiesta, sin ataduras; poder socializar más que con su profesor de arte y con su madre; poder tener un grupo de amigas con las que quedar y salir, con las que compartir secretos, sueños y deseos.
Salió prácticamente corriendo de la estancia, para llegar al comedor, donde, el desayuno la esperaba ya servido, mientras su madre leía un periódico y se tomaba un café.
Buenos días, madre –saludó educadamente la joven mientras se acercaba a ella y le daba un beso en la mejilla, mimosa. Estaba allanando el terreno antes de hacerle la pregunta. La verdad era que temía la respuesta más que a nada, lo que le hacía estar bastante nerviosa. Solo quería cumplir su sueño y estaba en manos de su madre poder hacerlo.
Be O'hazard playin' Necart
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1028

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Save the Last Dance for Me

Mensaje por Magik el Sáb 23 Jul - 2:31

Save the Last Dance for Me
1. Looking for freedom
Finales de junio. 8 a.m.
(Con Rapunzel)
En el ático del Upper East Side

Aquel prometía ser un buen día. Flynn había conseguido un buen trabajo en una especie de fiesta de fin de curso para chicos ricos del Upper East Side. La verdad es que sonaba bastante interesante, además pagaban bien, lo cual hizo que el chico volcase toda su atención en el proyecto. Tenía que admitir que aquellos chicos ricos le daban cierta envidia. No tenían que preocuparse sobre las facturas, el dinero de la cuenta, cómo llegar a fin de mes... Ese tipo de cosas que perseguían al moreno allá donde iba. Por un día tenía que ser divertido ser rico, saber qué sentían y poder sencillamente disfrutar de la noche sin ningún tipo de preocupación. Esos pensamientos le dieron una idea, una muy peligrosa idea.

No tan buena idea cuando la verbalizó a sus colegas, bueno, todo dependía del punto de vista claro. Le decían que era una locura, que le pillarían y que acabaría despedido del local, pero acto seguido se pusieron a discutir sobre apuestas de si sería capaz o no, cuánto tardarían en descubrirlo, su castigo... En fin, cualquier cosa sobre la que se pudiese apostar, ellos lo hacían. Sin embargo, el moreno continuaba con la idea en su mente. Vale, tal vez no toda la noche pero, ¿y si lo hacía un par de horas? Ya no por pretender ser alguien que no era, sino por ser capaz de hacerlo. Sería bastante divertido.

Decidido, lo haría.

Una vez tomada la decisión, no le dijo nada a sus amigos, los cuales seguían bastante ocupados en apuntar las apuestas sobre la noche, mientras se dirigía a la ducha con un plan rondando por su mente.
Be O'hazard playin' Necart


Off: perdón por ser tan cutre el post, en el próximo me esforzaré más, lo prometo.



Muchas gracias por el pack, Oswald


My sweet little girls:
Fangirling stuff:
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1648

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Save the Last Dance for Me

Mensaje por SapphireDragon el Lun 25 Jul - 17:51

Save the Last Dance for Me
1. Looking for freedom
Finales de junio. 8 a.m.
(Con Flynn)
En el ático del Upper East Side

La asistenta no tardó mucho más en hacer acto de aparición para servir el habitual café a su joven señorita con una amplia sonrisa. Rapunzel adoraba a esa mujer de mediana edad. Llevaba con ellas desde que tenía uso de razón y eso que su madre era muy desconfiada con la gente. Tomó la taza con cierto temblor y dio un suave sorbo mientras sus grandes ojos verdes se observaban a su madre.

Gothel se encontraba enfrente de la rubia, mirando con más interés el periódico que el que había mostrado cuando su pequeña florecilla había entrado en el comedor y le había saludado. Rapunzel sabía que estaba enfrascada leyendo las páginas de alta sociedad y de negocios millonarios. Hasta el momento, la mujer había tenido tres maridos. Todos ellos habían fallecido por su avanzada edad y diferentes enfermedades. Todos ellos ricos, la habían  con una cuantiosa fortuna en el testamento. De ahí que pudieran tener una vida como aquella. 

Tardó un par de minutos en notar esa mirada de su hija sobre ella. Dobló el periódico con exquisita lentitud y elegancia, tomó su taza de té -pues nunca bebía café... lo aborrecía sin motivo aparente- y terminó por devolverle la mirada.

— Rapunzel. Estoy esperando a que me digas lo que te tiene hecha un manojo de nervios. Sabes que odio tener que preguntarte —dijo la mujer enarcando una ceja, con voz calmada.

La joven de dieciocho años dio un respingo en su asiento al escuchar aquellas palabras. Era el momento. Era la hora de la verdad, debía ser valiente y preguntárselo a pesar de la posible negativa que obtuviera.

Madre... ya sabes que día es mañana... —la voz salía trémula de entre sus labios, pero la mujer pareció oírla sin necesidad de repetirlo. No recibió respuesta a aquello... y sintió que el alma se le caía a los pies. Otra vez. Se había olvidado de su cumpleaños como en la mayoría de años anteriores. Así pues, hizo de tripas corazón a pesar de lo dolía que se sentía—. Mi cumpleaños... y quería preguntarte... me gustaría... —las palabras comenzaban a agolparon en su boca sin llegar a decir nada en concreto, en un murmullo inaudible.

Gothel se exasperó, chasqueó la lengua con cierta impaciencia. — Deja de murmurar cuando me estás hablando. ¿Me puedes decir de una maldita vez que ocurre porque sea tu cumpleaños, querida?

Humedecer se los labios y morderse el inferior fue lo que hizo justo antes de soltar casi en un grito de confesión:

¡¡Quiero ir a la gran fiesta!! Qu-quiero poder salir con mis compañeras de una vez. Siempre me has negado el poder salir, el acudir a fiesta que han dado en Navidad, o en Pascua, o simplemente por sus cumpleaños. Me han mirado en numerosas ocasiones mal por ello, como un bicho raro. Realmente no tengo un grupo de amigas como tal por ello. Por ello te ruego que como regalo de cumpleaños, me permitas ir

Las palabras habían salido de seguido de los labios de Rapunzel. Una vez hubo empezado con la petición, no había encontrado forma de detenerla. Se esperó algún grito, alguna queja respecto a su ingratitud por todo lo que había estado haciendo por ella. Sin embargo, lo único que escuchó fue una sonora y larga carcajada.

Los verdes y grandes ojos se posaron con gran sorpresa sobre la figura de Gothel, intentando comprender si algo de lo que había dicho era gracioso. No obstante, su sorpresa pasó de ser un tumulto de confusión a una enorme felicidad. Su madre acababa de contestar que podría, confesó que ella misma había organizado la fiesta y que iba a ser un secreto hasta el día siguiente… pero ya se había adelantado a los acontecimientos.

Sin poder evitarlo, la joven de larga melena rubia se levantó de un salto y abrazó a Gothel con cariño, llenando su rostro de besos a pesar de las quejas que esta profesó tras los tres primeros.

Rapunzel iba a ir a una fiesta, de alta sociedad. ¡Al fin! Tenía muchas cosas que planear ese día. El vestido, los zapatos, las joyas, el peinado. El deseo por el baile la mantendría ocupada el resto del día y le costaría dormirse pensando en ello. ¿Quién sabía lo que ocurriría?

Be O'hazard playin' Necart


Off: No te preocupes Wink Me disculpo nuevamente por mi metedura de pata previa =/
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1028

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Save the Last Dance for Me

Mensaje por Magik el Miér 10 Ago - 17:54

Save the Last Dance for Me
1. Looking for freedom
Finales de junio. 8 a.m.
(Con Rapunzel)
En el ático del Upper East Side
Para variar, Flynn llegó tarde. En su defensa, tenía que decir que no había sido él, sino las circunstancias. Pero eso no le evitó una charla sobre responsabilidad, trabajo, dinero y... Vale, en verdad había dejado de escuchar al oír responsabilidad dejó de escuchar. Eso sí, se apuntó mentalmente que tenía que andar con cuidado del jefe cuando hiciese su gran entrada.

Obviamente, el moreno puso su mejor cara de arrepentimiento antes de salir hacia el vestuario, donde se cambió para ponerse su traje de camarero obligatorio, guardando en su taquilla la ropa de calle que había llevado; nada especial, unos vaqueros, una camiseta y unas deportivas. Lo colocó todo más o menos doblado (si se tenía imaginación, estaba muy bien hecho) dejando el traje de su segunda parte del plan colgado de su única percha. No podía quejarse, le había entrado todo en su taquilla y no tenían que compartirla con nadie, era una ventaja. Así que tocaba trabajar.

Una vez en la zona donde iba a trabajar, saludó a todos los que serian sus compañeros de trabajo aquella noche, muchos de los cuales ya conocía de antes, aunque fuese de vista. Era lo que tenía el necesitar dinero a toda costa, que muchos cogían los mismos trabajos provisionales aunque fuese por poco dinero. Casi mejor, bueno, no era que Flynn fuese un chico introvertido precisamente, más bien todo lo contrario. Pero siempre era mejor contar con gente que ya conocía sus bromas y comentarios, viéndolos como algo normal y no ofendiéndose con ellos, que si todos fuesen nuevos y le miraran con mala cara.

Una vez estuvo todo preparado, las bebidas preparadas en bandejas, las mesas limpias... Bueno, todo el mantenimiento que requería el local para una fiesta de nivel. Y vaya nivel, a Flynn ya le habían dicho que era un fin de curso para ricos pero... No se imaginaba que tanto. La verdad es que una parte de él, más profunda de lo que admitiría, tenía envidia de todo aquel mundo. Esos chicos de lo único que tenían que preocuparse era de que no les pillasen en fotos que pudiesen con prometerles, y a algunos incluso parecía gustarles (pero él no leía ese tipo de cosas, ¿eh? Qué va).

Nada de trabajos con un contrato horrible, nada de preocupación por las facturas... Solo divertirse. ¿Quién no querría una vida así?

Una vez llegó la hora de la fiesta, los seguratas se colocaron en la puerta y, unas horas después (cosas de VIPS) empezaron a llegar los invitados a la fiesta. Los camareros, sí, él también, les esperaban vestidos con sus trajes distintivos de camareros. Por suerte, a él le tocó la barra, lo que era mas divertido. Podías hablar con tus compañeros, con los invitados... Y hacer bebidas divertidas (sí, a los muy borrachos les colaba otra cosa totalmente distinta de la que habían pedido, pequeños experimentos propiedad de Rider). Además, a nadie le gustaba llevar los vasos y las botellas en bandejas.

Bajo algún que otro guiño a alguna belleza, porque Flynn podía distinguirlas a pesar de que tenían la cara cubierta con una máscara, les servía lo que estas pedían. Aun quedaba un poco para las doce, pero tampoco tenía prisa, no se le estaba dando mal el día, eso sí, sus ojos azules no se separaban del reloj demasiado tiempo, no pensaba perder una apuesta.

Be O'hazard playin' Necart



Muchas gracias por el pack, Oswald


My sweet little girls:
Fangirling stuff:
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1648

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Save the Last Dance for Me

Mensaje por SapphireDragon el Miér 17 Ago - 14:05

Save the Last Dance for Me
1. Looking for freedom
Finales de junio. 11:45 p.m.
Con Flynn
En la fiesta

Ilusión. Emoción. Nervios. Felicidad. Eso era todo lo que Rapunzel sintió mientras el día pasaba. Nunca había deseado algo con tanto fervor como que llegase aquella noche. Quería poder ver por sus propios ojos cómo era una de esas elegantes galas a la que su madre solía ir con tanta frecuencia mientras ella se quedaba encerrada en el loft muerta del aburrimiento.

Había que admitir que las horas previas a la fiesta fueron una completa locura. La muchacha de largos cabellos rubias iba y venía por su habitación, del armario a la cama y de la cama al armario, con la bata puesta y las uñas recién pintadas. El peluquero que Gothel había contratado estaba a punto de llegar a casa para hacerle un hermoso recogido y aún no tenía ni idea de lo que iba a llevar. ¡Maldito y enorme armario! Si no tuviera un vestuario tan amplio no  tendría esos dilemas. A veces le gustaría no tener tantas prendas… era un desperdicio pues la gran mayoría no se las llegaba a poner, por desgracia. Y pensando en esas cosas el profesional de peluquería llegó y la secuestró durante al menos hora y media.

Al terminar, la chica quedó maravillada por su nuevo aspecto. Jamás se había sentido tan bonita como en aquellos instantes. Agradeció mil y una veces al hombre su trabajo y de ahí salió corriendo nuevamente a su dormitorio pues aún debía escoger su atuendo. Mas al llegar, encontró aun bonita caja con un lazo y una nota. Era de su madre. Otro regalo más para esa noche. Sin más demora, abrió la caja y sonrió emocionada al descubrir el precioso y sencillo vestido rojo oscuro largo, palabra de honor, muy elegante; junto a uno envidiables zapatos de tacón y una máscara a juego, como la ocasión lo requería. Lo abrazó contra sí como si de un peluche se tratase y alzó la voz para llamar a la asistenta.

Fue media hora lo que tardaron en dejarla completamente lista. Maquillada de forma discreta, con el ojo delineado por un lápiz negro, un poco de sombra de ojos dorada y los labios pintados con un gloss rosa pálido, se encontró con su madre en la entrada del edificio donde su loft se ubicaba. Allí había una limusina esperándola.

No fue mucho lo que tardaron en parar. Con la ayuda de un empleado, salió del vehículo. Escuchaba la música desde allí, el ambiente festivo, las risas y las conversaciones. ¡Al fin! Vislumbró a algunas de sus compañeras de clase a punto de entrar al local y tras pedirle permiso a su madre, se unió a ellas entre risas. Cuidadosamente, antes de entrar, se colocaron las máscaras, ayudándose las unas a las otras.

Cualquiera que se hubiera fijado, habría podido ver el brillo en los grandes ojos azules verdosos de la joven. No solo al comienzo, sino también durante toda la velada. Charló, rio, comió y bebió moderadamente. También se ruborizó con todos los halagos que recibió de diferentes personas. Y en un par de ocasiones salió a bailar a la pista con unos jóvenes muy educados y cuyos nombres no le fueron revelados.

Ya casi eran las doce de la noche cuando se acercó a la barra colocada estratégicamente. Sentía una terrible sed y no deseaba beber nada más… solo quería un poco de agua, pero tampoco se atrevía a pedírsela a los atareados camareros que iba y venían con las bandejas repletas de copas de vino y champagne.

Perdone… -dijo tras aclararse disimuladamente la garganta. Frente a ella, un joven camarero limpiaba un vaso distraídamente, por lo que tuvo que volver a hablar—. Perdone. ¿Me podría servir un vaso de agua, por favor? —pidió con su habitual educación y timidez.

Be O'hazard playin' Necart
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1028

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Save the Last Dance for Me

Mensaje por Magik el Dom 4 Sep - 23:45

Save the Last Dance for Me
1. Looking for freedom
Finales de junio. 8 a.m.
(Con Rapunzel)
En el ático del Upper East Side

La verdad era que eso de servir vasos tampoco estaba nada mal. Es decir, era un trabajo de pringado (lo que no iba para naaaaadaaaa en su personalidad), pero al joven le encantan desplegar todo su encanto, que no era poco desde luego, para con las bellas señoritas cuya identidad estaba guardada bajo las máscaras. Bueno, no importaba, él sabía reconocer una chica guapa en cualquier modo, no necesitaba que tuviesen el rostro descubierto. Vale, sí que ayudaba, pero no podía trabajar con más, ¿qué le iba a hacer?

Las bebidas iban de un lado para otro de la mesa y, sí, por intentar venirse demasiado arriba, rompió algún que otro vaso delante de un grupo de chicas. Por eso mismo, y para que no le regañara el jefe (especialmente por lo segundo), tuvo más cuidado para las próximas. Además, tampoco podía llamar demasiado la atención.

La voz de una joven llamó la atención del moreno, quien rápidamente posó sus ojos sobre ella. La verdad era que no necesitaba quitarle la máscara para saber que era de las chicas más guapas que había visto. Sin embargo, al escuchar su demanda, no pudo hacer menos que soltar una pequeña carcajada. —¿Un vaso de agua, rubita?— No era su apelativo más original, tenía que reconocerlo, pero no estaba mal para ser algo totalmente improvisado. —Tengo algo mucho mejor que un vaso de agua.— El moreno mantuvo su expresión divertida en toso momento, haciendo un cóctel de sus favoritos, tendiendoselo a la chica segundos después.

Tachan. Sin nada de alcohol.— Bueno, igual sí que llevaba algo de alcohol, pero el sabor afrutado y dulce lo ocultaba. Además, tampoco llevaba tanto, un par de gotitas. Pero, ¿quién pedía agua en una fiesta? Esa chica tenía que aprender a divertirse. Sin embargo, fue el cambio de música, así como el que todos los demás asistentes le dio a entender que había llegado el momento de empezar su plan.

Antes de que le diera tiempo a responder a la rubia, siquiera a escuchar si esta le había dicho algo, ya se había marchado para emprender su plan. Sobraba decir que tardó apenas un par de minutos en cambiarse de traje y ponerse la máscara. Oh, dios, que no le pillasen o estaría muy muerto. Tras abrocharse la máscara, salió de nuevo donde se encontraba la gente pero ni siquiera miró a sus compañeros. Ahora le tocaba lo más difícil, hacerse pasar por un rico estirado.

Paseó por la zona, donde había muchas parejas bailando una canción lenta. Sus ojos recorrieron el lugar centrándose en una melena rubia que ya había visto. —.Perdone— Ahora era un caballero, tenía que comportarse como tal. —¿Me concede este baile, señorita?


Be O'hazard playin' Necart



Muchas gracias por el pack, Oswald


My sweet little girls:
Fangirling stuff:
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1648

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Save the Last Dance for Me

Mensaje por SapphireDragon el Miér 7 Sep - 0:03

Save the Last Dance for Me
1. Looking for freedom
Finales de junio. 00:05 a.m.
Con Flynn
En la fiesta

La sorpresa de Rapunzel fue grande cuando el camarero se refirió a ella con ese apelativo. Parpadeo perpleja para después fruncir el entrecejo ligeramente, aunque ese gesto apenas resultaba perceptible por la máscara que ocultaba la parte superior de su rostro. Abrió los labios para decirle que lo único que necesitaba era algo refrescante y que tenía más que suficiente con un simple y soso vaso de agua. Sin embargo, el muchacho no tardó en ponerse manos a la obra para servirle aquello de lo que le había hablado. La joven y futura universitaria se mordió graciosamente el labio mientras sus grandes ojos observaban todas y cada una de las cosas que hacía.

¿Suele hacerle eso a todos los que viene a pedirle algo a la barra? ¿Decidir que eso no es lo mejor para ellos y prepararles algo completamente diferente? –inquirió acomodándose un mechón tras la oreja, cuidadosamente, y después jugar con el discreto pendiente que pendía del lóbulo de su oreja, mientras esperaba pacientemente.

Finalmente, la copa con un líquido de un gracioso tono anaranjado estaba frente a ella, a la espera de ser probada. La miró durante varios segundos antes de tomarla cuidadosamente entre sus dedos, llevársela a los labios y saborear el cóctel. Sintió ese sabor afrutado en su paladar y una inmediata sonrisa se dibujó en sus labios. Debía admitir que aquello estaba muy bueno. Dio otro pequeño sorbo con la posterior intención de expresar que aquello estaba delicioso y agradecerle que se lo preparase, pero cuando se quiso dar cuenta… El joven había desaparecido de detrás de la barra. Se había esfumado sin dejar rastro.

Rapunzel miró a su alrededor, aún sin comprender muy bien qué había ocurrido ni dónde se había metido el camarero, pero al verse sola, tomó la copa y caminó de vuelta al cúmulo de persona que había alrededor de la pista de baile, buscando a su madre… O a sus compañeras de clase, de las cuales encontró ya a alguna en la pista de baile, con un joven enmascarado, sonriendo tontamente.

Un pequeño suspiro emergió de entre sus labios, antes de volver a beber otro poco de su copa ya casi vacía. Le gustaría que alguien la sacase a bailar… Como en el sueño que había tenido. Hasta el momento, todo estaba siendo perfecto. Se sentía en una nube pero le faltaba algo… Le faltaba alguien con quien bailar.

Fue un sobresalto el escuchar una voz masculina, educada, a su espalda. Un cosquilleo ascendió por su espina dorsal hasta su nuca. Se volvió despacio para ver entonces al interlocutor…

Ese instante estaba siendo como un déjà vu.

Los ojos de Rapunzel se encontraron con un chico muy apuesto… No era capaz de decir con exactitud su edad… Pero parecía algo más mayor. Vestido con un elegante traje y una máscara oscura a juego. ¿Cómo iba a negarse a algo que llevaba deseando toda la noche?

Por supuesto, caballero –respondió con la misma educación y una radiante sonrisa esbozada en sus labios-. Será todo un placer

Be O'hazard playin' Necart


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1028

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Save the Last Dance for Me

Mensaje por Magik el Sáb 14 Ene - 20:06

Save the Last Dance for Me
1. Looking for freedom
Finales de junio. 8 a.m.
(Con Rapunzel)
En el ático del Upper East Side

Bueno, tenía el traje, la máscara, la apariencia apuesta... Solo tenía que mantener esa fachada durante el tiempo que estuviese con el traje (el que fuese necesario para ganar la apuesta, claro) y no olvidar que tenía que cambiar la voz. Optó por camuflarla bajo un tono grave, tipo Batman, aunque no tan exagerado, claro, que sino estaría cantado que no era su voz y solo estaba fingiendo. Así que, con eso, más o menos, podría salir victorioso de su incursión y poder contarlo triunfalmente a la mañana siguiente. Menos mal que no era el único camarero de la barra (era lo que tenían las fiestas pijas, que no todo dependía de un trabajador y, aún así, los sueldos no estaban nada mal, incluso mejor que si trabajaba solo a decir verdad).

Así que, el aspecto y la coartada la tenía, solo necesitaba un poco de suerte (cosa que a Flynn le sobraba, a decir verdad). ¡Y a pasarlo bien! Lo cierto es que tenía muchos reparos para con los niños ricos, pero tenía que admitir que sabían cómo pasárselo bien por todo lo alto, eso no se lo podía criticar, desde luego.

Cuando la rubita a la que había servido antes aceptó su baile, supo dos cosas: que no le había reconocido (gracias a su cambio de voz, de ropa y llevar la máscara puesta, claro) y que era afortunado por poder bailar con una chica tan guapa, por no decir la más guapa de la fiesta.

A ver, Flynn tenía ojos en la cara, unos muy bonitos por cierto, y había visto al resto de damas. Además, había servido a unas cuantas, pero estaba claro que la que más le había llamado la atención era la jovencita de cabellos rubios y aire inocente. Así como unos ojos verdes que le habían llamado la atención incluso ocultos tras la máscara. Por eso mismo, una amplia sonrisa apareció en su rostro cuando esta accedió a bailar.

El moreno la cogió de la cintura y la guió hacia la pista de baile. —¿Ha estado alguna vez en un baile de estos o me permite que le lleve?— Porque sí, a Flynn se le daba realmente bien el meterse en el papel de niño estirado, había tratado con muchos a lo largo de su vida y sabía imitarlos a la perfección. Y tampoco era mal bailarín en absoluto. Bueno, siendo totalmente sinceros, los había mejores, claro, pero él no lo hacía nada mal teniendo en cuenta que no había tenido profesor particular ni ido a fiestas pijas ni nada parecido. Las maravillas que hace el estar limpiando aburrido con la música de fondo y una escoba.

No la había visto nunca por aquí.— Comentó, mientras ambos se mecían al son de la música. Lo cierto era que le apetecía hablar con ella, además, bailar en silencio era muy aburrido.

Be O'hazard playin' Necart



Muchas gracias por el pack, Oswald


My sweet little girls:
Fangirling stuff:
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1648

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Save the Last Dance for Me

Mensaje por SapphireDragon el Miér 18 Ene - 12:58

Save the Last Dance for Me
1. Looking for freedom
Finales de junio. 00:05 a.m.
Con Flynn
En la fiesta

Como muchas veces su madre había dicho, Rapunzel era una joven muy inocente e ingenua. No se había percatado de la identidad que estaba oculta tras ese elegante traje, la oscura máscara y esos impecables modales. Parecía un invitado como otro cualquiera… Y quizás su ilusión por cumplir uno de sus sueños, por bailar con un apuesto joven (como si de un cuento de princesas clásico se tratase) no le había permitido fijarse con más detenimiento en él y descubrirle.

Se dejó guiar así, con una radiante sonrisa en el rostro, acompañando al brillo de emoción reflejado en esos grandes orbes verdes, perfilados por su máscara, a la pista de baile. Ya escuchó unos pocos murmullos, reconociendo las voces de sus compañeras de clase que le guiñaron un ojo para darle ánimos. También le llegaron palabras sueltas de las arpías de la clase. Sin embargo, no les hizo caso. No iba a dejar que aquello estropease por nada del mundo ese momento. Ni de broma.

Mentiría si dijera que no estaba nerviosa, porque lo estaba y mucho además. Mientras caminaba, se iba mordisqueando el labio inferior –gesto que mil y una veces Gothel le había reprochado que no hiciera, como tantos otros–, sin poder evitarlo. La mano de su pareja estaba colocada en su cintura… Y de alguna forma aquello había sido el inicio de todo, con la pequeña descarga eléctrica que le había recorrido el cuerpo entero, de pies a cabeza. No obstante, aquello no era lo único que parecía tener nerviosa a Rapunzel. Sentía la mirada de su madre sin necesidad de buscarla entre toda la gente que se encontraba allí… Sabía que la observaba cuidadosamente, como una leona vigilando a sus cachorros. Solo esperaba que confiase en ella un poco, que le permitiese bailar con el muchacho sin interrupción.

Ante la repetina pregunta, la rubia parpadeó varias veces antes de verse capaz de formular una respuesta, ocultando el posible temblor que amenazaba con reflejarse en su voz.

…No, nunca he podido disfrutar de un baile como estos, sin embargo… -hizo una pequeña pausa, sintiendo el rubor en sus mejillas florecer, junto a una minúscula sonrisa-. Sin embargo sé bailar… Mi madre siempre ha sido muy tradicional y desde pequeña me ha tenido… dando clases con un buen profesor.

Explicó mientras tomaban posición. Una de sus manos reposaba en el hombro del contrario; la otra sencillamente se encontró con la de él, aquella que continuaba libre. A penas unos segundos después, la pareja se encontraba moviéndose de por la pista de baile, sin dificultad alguna, acoplando los movimientos de uno a los del otro. La música les envolvía y todo aquello resultaba tan… mágico y especial.

Ante el siguiente comentario de él, Rapunzel alzó el mentón y sus miradas se encontraron.

Bueno… La verdad es que mi madre también ha sido siempre muy sobreprotectora.. y controladora. No he tenido oportunidad de hacer mucho ni de salir… -musitó haciendo una graciosa mueca y avergonzándose de sus palabras. Se suponía que no debía hablar mal de ella a los desconocidos-. Pero al fin ha cedido… Me ha concedido como regalo de cumpleaños venir a la fiesta de graduación del instituto. Y ojalá me hubiera permitido venir antes a alguna otra… –cuando terminó de decir aquello, se calló de forma súbita, más sonrojada que al principio de todo aquello-. Hablo demasiado, ¿verdad? ¿Y usted? ¿Suele venir por fiestas como estas a menudo? –preguntó con curiosidad antes de que él le hiciera girar en uno de los pasos.

Be O'hazard playin' Necart


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1028

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Save the Last Dance for Me

Mensaje por Magik el Mar 18 Abr - 19:45

Save the Last Dance for Me
1. Looking for freedom
Finales de junio. 8 a.m.
(Con Rapunzel)
En el ático del Upper East Side

¿Flynn sabía bailar? Oh, por supuesto que sí. ¿La gente lo creía cuando le veía? Desde luego que no, como era un "chico pobre de los barrios bajos" ya tenía que no saber ir al son de la música. Estereotipos... Pero, al menos, esa vez nadie tenía porqué saber nada de él salvo los compañeros que le darían una buena pasta por haber ganado la apuesta. Y encima aprovechaba para cerrarles la boca, dos pájaros de un tiro.

El moreno le dejó el brazo a la joven rubia para que se colgara de este, la pobre parecía tan perdida y sola cuando la había visto en un primer momento que no había podido invitarla a bailar a ella. Vale, además era  guapa, sí, tenía que reconocerlo había ayudado a inclinar la balanza a favor de la rubita. Interiormente, claro, si le preguntaban daría rienda suelta a su carisma (o caradura, dependiendo de a quien se preguntara) y diría lo primero obviando total y absolutamente lo segundo. Así de honrado y humilde era Flynn.

¿Es la primera vez que viene? ¿Una joven como usted? No me lo creo...— Dijo, con cierto tono burlón, dándose cuenta que normalmente los jóvenes ricos eran tan estirados que no sabían lo que era eso de bromear, así que se reprendió mentalmente por hacerlo, (pero no prometía nada, su carisma no podía ocultarse así como así, era considerado como un tesoro nacional, como mínimo). —Aunque me alegro que sepa bailar...— ¿Emm sí? Vale, le habían pillado un poco sin saber que decir. Venga, Flynn, tú puedes, ¿qué diría un pijo estirado en tu situación? —¿Profesor particular o en una academia?—  Bingo, no estaba nada mal. Bien hecho.

Una vez llegaron al centro de la pista de baile, donde ya había bastantes parejas que habían comenzado a bailar, el moreno cogió la cintura de la rubia con la zurda y la mano de ella con la diestra. Con una destreza algo oxidada en un comienzo, empezó a moverse por la pista, dando vueltas con Rapunzel en brazos.

Vaya...— Fue lo más refinado que pudo decir el moreno. —Su madre parece algo severa, ¿no cree? Quiero decir, ya es lo suficientemente mayor como para poder ir a alguna que otra fiesta organizada sin tener que pedirlo como regalo de cumpleaños.— Vaya, casi podían darle un premio y todo. Se había camuflado en el entorno estirado en un 200%, o eso creía él al menos. Lo cierto era que lo intentaba, así como consolar a la chica porque, guau, sí que tenía que ser una vida dura con una madre tan controladora como la que tenía. —No, no, no habla mucho, no me molesta.— Sonrió el chico de medio lado. —Casi prefiero que hable de usted, parece bastante más interesante que yo.

Como librarse de preguntas comprometidas en dos sencillos pasos, por Flynn Rider.

Be O'hazard playin' Necart



Muchas gracias por el pack, Oswald


My sweet little girls:
Fangirling stuff:
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1648

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Save the Last Dance for Me

Mensaje por SapphireDragon el Lun 5 Jun - 13:44

Save the Last Dance for Me
1. Looking for freedom
Finales de junio. 00:05 a.m.
Con Flynn
En la fiesta

De alguna forma, una vez se encontraron en la pista de baile y se acoplaron sin problema alguno al resto de parejas que danzaban en ella, sintió una mirada penetrante fijada. Por unos instantes no pudo evitar erguirse un poco más de lo que ya estaba y sentirse nerviosa. Su madre la estaba observando, no le cabía duda. De hecho, estaría estudiando cuidadosamente al joven que tan galantemente la acompañaba en aquellos precisos instantes, preparada para dar un veredicto, ya fuese a favor o en contra de él.

En ningún momento, Rapunzel dudó de la habilidad de su pareja para bailar. Probablemente, de haber sabido su verdadera identidad y por culpa de los prejuicios entre los que había crecido, se hubiera sorprendido de que un joven como él supiera. Pero se habría tragado sus palabras y posteriormente disculpado y admitido su equivocación. Así era ella.

Una pequeña sonrisa, acompañada aún de un leve rubor en sus mejillas, se asomó en sus labios inevitablemente por sus primeras preguntas.

Pues debería creerlo… No sabe lo mucho que me ha costado convencer a mi madre que nada malo me pasaría. Se cree que estoy hecha de porcelana o de cristal y que cualquier cosa me hará daño. Pero no se puede aprender sin antes probar algo, ¿no? –inquirió la joven en un susurro, ladeando la cabeza en lo que daban un giro juntos. Le agradaba la forma en la que el joven le hablaba: educadamente pero también con cierto sentido del humor–. Me parece que con lo que le he dicho, puede imaginarse bien la respuesta sin necesidad de que yo diga nada al respecto.

Teniendo en cuenta la confesión de lo controladora que era su madre, era obvio que sus clases de baile habían sido particulares, en el lujoso ático del Upper East Side donde había habilitada una sala entera para ello.

Sí… puede parecerlo. Pero solo es preocupación por mi. Soy su única hija… Creo que se suelen decir que los padres con hijos únicos se comportan de esa forma tan… sobreprotectora –de normal, sus compañeras habían estado de acuerdo con ello, pero habían añadido también el matiz de que resultaba bastante exagerado el comportamiento materno–. Creo que con este paso, podré disfrutar de más fiestas como esta sin problema –añadió con una sonrisa, correspondiendo a la ajena–. ¿Está seguro? No quiero aburrirle con mi vida… ¿Y usted? ¿Hace mucho que baila? Seguro que ha tenido más suerte que yo y ha disfrutado de celebraciones así en numerosas ocasiones –la voz de Rapunzel era suave, ingenua e inocente al preguntar aquello.


Be O'hazard playin' Necart


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1028

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Save the Last Dance for Me

Mensaje por Magik el Sáb 17 Jun - 2:13

Save the Last Dance for Me
1. Looking for freedom
Finales de junio. 8 a.m.
(Con Rapunzel)
En el ático del Upper East Side

Los ojos del moreno se desviaban de un lado a otro mientras la pareja giraba en la pista de baile. Podían parecer de forma distraída, como si no fueran más que un acto sencillo e improvisado, lo que hacía era vigilar cuánto estaban pendientes de ambos. Por el momento, parecía que no había moros en la costa, todo estaba tranquilo, pero tampoco podía despistarse demasiado por si acaso, que al final por ganar una apuesta, iba a perder un trabajo. Y... No, no compensaba. Haría la cuenta mental más tarde, porque tampoco era plan de despistarse y pisar a la fémina, pero así a ojo diría que no.

Por todo esto que pasaba por su mente, se despistó un poco y se quedó a medias en la conversación que estaba teniendo con ella. Menos mal que Flynn era un hombre de recursos y sabía sacarse las castañas del fuego que sino... —Bueno, hay padres y padre, ¿quién los entiende?— Se encogió levemente de hombros mientras continuaba con lo que quedaba de la pieza de baile.

De hecho, el moreno entendía algo así como poco y nada de aquella conversación, le era muy extraño el comportamiento que la rubia le describía, pero tenía que ser porque los ricos estirados eran todos muy raros porque... Podían permitírselo para empezar y para seguir, porque eran ricos estirados. Si su propio calificativo lo decía, ¿qué os iba a contar que no supierais ya?

Lo malo de aquel baile era que, sencillamente se estaba acabando. Pero la buena noticia de todo,era que la conversación estaba tornando a un terreno que no le gustaba nada en absoluto: él.

No os equivoquéis, a Flynn le encantaba hablar de Flynn peeeero no cuando se jugaba el pellejo, entonces no le hacía ninguna gracia. Por suerte, la canción estaba tocando a su fin y era hora de volver al trabajo. ¡Y nunca se había alegrado más de aquello!—Vaya, parece que ya se nos ha acabado el tiempo, bueno, señorita, ha sido todo un placer.— El moreno le dedicó una de sus mejores y más irresistibles sonrisas.

Y, dicho lo cual (y tras hacer una reverencia, por supuesto) se marchó justamente por donde había venido.

Be O'hazard playin' Necart



Muchas gracias por el pack, Oswald


My sweet little girls:
Fangirling stuff:
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1648

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Save the Last Dance for Me

Mensaje por SapphireDragon el Vie 1 Sep - 11:20

Save the Last Dance for Me
1. Looking for freedom
Finales de junio. 00:05 a.m.
Con Flynn
En la fiesta

Si bien bailar había sido una de sus actividades favoritas desde que tenía uso de razón, las clases particulares en su casa con el profesor particular de pareja no eran comparables (ni siquiera un ápice) a poder bailar con un misterioso caballero de modales exquisitos y que, incluso con una máscara sobre su rostro, podía estar segura de que era apuesto. No dudaría en preguntarle después su nombre… Quizás pedirle pasar más tiempo con ella ya fuese algo excesivo, o quizás pareciese un acto desesperado. Con la mirada de su madre siguiéndola allá donde iba en aquella sala, lo mejor era comportarse. Si la veía haciendo el ridículo, probablemente las cosas no terminarían bien cuando regresasen a casa.

Rapunzel esperaba la respuesta de su pareja con curiosidad, aunque sin perder la concentración en los pasos que daba junto a los de él. Se fijó entonces en que su atención parecía estar dispersa, pues su mirada estaba perdida en la sala. Se mordió el labio inferior con cierta inseguridad. ¿Estaba siendo una mala acompañante? ¿Le estaría aburriendo con lo que le estaba contando? ¿Parecería una tonta y mimada?

Entonces el muchacho habló e inevitablemente, ella sonrió ante la respuesta y asintió sin llegar a decir nada en voz alta. Sí, los padres eran padres… Cada uno trataba de actuar como tal como creía que era adecuado, ¿no? Su madre siempre la había tratado así en un intento de protegerla… Pero ya no era una niña.

LA pieza de música que estaba sonando en esos momentos y por la cual sus pasos se guiaban era una que conocía bastante bien y, por esa misma razón sabía que no quedaba demasiado para que aquel momento llegase a su fin, por mucho que ella desease que durase un poco más. Además, aquella conversación en la que se había propuesto tratar de conocerle, parecía haberse estancado… Y de hecho, se quedaría a medias, sin respuesta cuando los aplausos de los invitados comenzaron a sonar y ambos se separaron. Parpadeó perpleja por la rapidez en que el chico se despidió de ella con esas simples palabras y una sonrisa de lo más atractiva.

E-El placer ha sido mío. Muchas gracias –logró decir antes de verle desaparecer de su vista.

Sus amigas no tardaron más que unos segundos en parecer y se la llevaron a un lateral de la pista para poder interrogarla. No pudo contestar a muchas de sus preguntas, pues realmente no había averiguado nada del joven. Aquello extrañó a todas y se propusieron buscarle y abordarle todas juntas, pero por más que buscaron, no lograron encontrarle entre toda la gente. La joven de largos cabellos rubios se quedó algo desanimada, sin poderlo evitar.
Be O'hazard playin' Necart


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1028

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Save the Last Dance for Me

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.