Últimos temas
» Life is passion (+18)
Hoy a las 8:52 por Harley

» Luz, Fuego, Destrucción
Hoy a las 7:46 por Seishiro

» 29. Gravedad
Hoy a las 7:33 por Seishiro

» Why don't we find out?
Hoy a las 6:56 por Party Poison

» Etherial's Dreams
Hoy a las 2:39 por jibriel

» ❝ Nasty scar.
Hoy a las 1:46 por Epoch

» ─I feel it coming
Hoy a las 1:44 por Momo

» ♠ Never find another.
Hoy a las 1:37 por Hellcat

» Dos detectives en apuros
Hoy a las 1:19 por Veintisiete

» ━ Again he feels the moon rising on the sky,
Hoy a las 0:36 por Veintisiete

» Donde hubo fuego, cenizas quedan
Ayer a las 23:43 por Uko

» ~ You could be loved again
Ayer a las 22:14 por SapphireDragon

» La tierra que nos vio nacer [Rakish]
Ayer a las 21:42 por Knocker

» 33. I must stay conscious
Ayer a las 21:35 por Sonder

» 4-Don't be a woman that needs a man...
Ayer a las 20:59 por Hellcat

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

― Deep ocean

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

― Deep ocean

Mensaje por Snowflake el Mar 28 Jun - 0:01

Deep ocean
El canto de las sirenas, capaz de hipnotizar a cualquiera que esté en un rango de distancia lo bastante cerca como para detallar las hermosas melodías que entonan al anochecer. Dicen que aquello puede llevar a la locura a un hombre ¿Pero qué locura es la que entablan? ¿Hombres dementes? O tal vez... ¿Hombres enamorados? Hombres que no mueren a manos de estas hermosas criaturas.

Capitanes, un amor en cada puerto ¿No? Suelen contarse y escribirse historias de todos los amores que puede tener uno de estos sujetos, los corazones rotos y los hijos que jamás conocerán una figura paterna. Amores se encuentran en cualquier lugar, siempre hay una doncella o una señorita no tan casta para darles la alegría de un día en tierra.
Su odio por las sirenas también es legendario ¿Qué capitán no ha perdido hombres por los cantos de estas doncellas?

Pero...

¿Qué pasaría si el mar decide juntar a estos dos seres tan opuestos? ¿Tan destinados a odiarse y hasta matarse? El único amor de puerto del capitán, el único hombre al que la sirena quiere enamorar mediante su canto y su voz.
La luna, aquel cuerpo gigante se une con su antiguo amigo: el océano, para poder hacer real esta historia al menos una noche por mes.

Luna nueva, marea alta, un hechizo que deja a las criaturas caminar en tierra de humanos. Una sola cueva es lo que basta para que se encuentren y den rienda suelta a lo que es su amor.
Ella lo busca, él la encuentra, todo parece ser perfecto y el tiempo es todo lo que necesitan. Una noche puede ser escaso para cualquiera salvo por estos amantes, que entorno a los ojos del océano y la luna, se encuentran para entregarse amor o simplemente charlar de una vida juntos como muy pocas parejas lo hacen en la actualidad.

El mar tiene sus secretos, tan extenso como el territorio del mismo y ellos, no son la excepción de las millones de historias que vinieron y estar por venir.
The captain
Henry Kidd | 30 años | Colin O'D. | Mistress Soith
The mermaid
Nix | 24 aparentes | Holland R. | Snowflake
Plot | Fantasía/Sobrenatural | 1x1
© RED FOR SS



♡:








Thanks Sunshine ☀️:

MPAS:
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
901

Localización :
Chile.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ― Deep ocean

Mensaje por Mistress Soith el Miér 29 Jun - 22:35

i. The expected night.

Era el día acordado.

Había estado esperando por aquella noche todo un mes y, aunque le resultaba agobiante, cada luna nueva que pasaba más se decidía que debía esperar. Que merecía la pena tener paciencia para volver a verla junto a él.

No recordaba cómo ocurrió, ni siquiera recordaba cuándo ocurrió. Y se culpaba por ello, pues lo único que recordaba era que nada más verla y escucharla cayó prendido por la sirena. Un ser del agua con cabellos de fuego. Una sonrisa fugaz como una estrella bastó para que se olvidara de cuanta mujer había conocido y poseído, y de todas aquellas que le quedaban por poseer. Sólo existía ella, ella y aquella noche.

Sus hombres ya no le preguntaban hacia dónde iba, sabían que era inútil pues no obtendrían respuestas y, si insistían, recibirían algo peor que una cara larga. No era un hombre mal humorado, pero no debían hacerle perder la paciencia. Por ello el primer mes que tuvo que esperar para volver a tenerla entre sus brazos fue temido por todos sus tripulantes y cuantos se cruzaban con él, tenía la mirada encendida y la furia a flor de piel. Cualquier chispa podía encender la llama de la rabia e impaciencia por no tenerla junto a él.

Pero se había resignado y todos sabían que, por alguna razón, si querían conseguir algo el mejor día era aquel. Pero ya era de noche y era su momento de desaparecer entre las sombras, llevar una pequeña barca y remar hasta su lugar favorito en el mundo. Aquel donde volvería a verla de nuevo.

Sonrió y subió a la barca silbando una canción obscena, una que él mismo le había enseñado a sus tripulantes más jóvenes. Era su favorita. Hablaba de violaciones, saqueos y asesinatos. Y desde que la conoció a ella dejaron de agradarle tanto las de sirenas, pues hablaban de matarlas y otras cosas que, acordándose de ella, le resultaban monstruosidades.

Aunque tal vez las otras sirenas fueran diferentes —estaba convencido de ello—, la suya era un ángel, un ser divino con el que estaba destinado a encontrarse. De otro modo, ¿por qué esa magia ocurriría cada luna nueva? Sabía que las sirenas los detestaban tanto como ellos a las mismas, no debían querer volverse humanas. O tal vez para hacer caer a los hombres bajo el embrujo de su voz.

Al principio se había planteado que la sirena de cabellos de fuego lo había embrujado, que le había tendido una trampa y cuando menos se lo esperara terminaría con él. Henry se había planteado matarla en ese entonces, antes de que fuera demasiado tarde. Pero fue demasiado tarde desde el primer instante en que la vio.

Bajó de la barca y dejó de tararear, amarrándola como siempre hacía y mirando el cielo. Todavía era algo temprano, estaba oscuro pero sabía que todavía no estaba allí. Siguió tarareando la canción, mientras se sentaba en una húmeda y gran roca lisa donde acostumbraba a esperarla.

HENRY KIDD EN LA CUEVA CON NIX
© RED FOR SS


SING ME
TO SLEEP
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
204

Localización :
España.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ― Deep ocean

Mensaje por Snowflake el Sáb 2 Jul - 7:53

i. The expected night.

Era el día, al fin y luego de esperarlo por un mes completo ¡Al fin era el día que tanto anhelaba!

La luna siempre era buena con las sirenas, las ocultaba y era una fiel compañía en aquellas noches de soledad, en la que sólo tenían una amiga con la que hablar. Nix nunca se había caracterizado por formar parte de una gran comunidad de las de su especie, prefería ser un alma libre que iba de allá para acá con su gran amante el mar.
Era en uno de sus viajes espontáneos donde su mirada se cruzó con la ajena y ya no hubo punto de retorno. Él, un humano, había logrado lo que nadie en décadas en la historia de la muchacha: enamorarla.

Y ahí se encontraba, nadando por el basto océano azul con una dirección clara. Las de su especie podían nadar más rápido que cualquier criatura marina, pero a su vez tenían ese fastidioso límite de cansancio. Ella se había detenido al menos tres veces aquel día ¿Qué tan lejos había llegado esta vez? Eso sólo Poseidón lo sabría ¡Y que mal día había elegido para llegar tan apartado del punto acordado! Ya pronto se encargaría de auto-regañarse por ello.

Nix, todas y cada una de las veces que iba al encuentro con el pirata se ponía a meditar sobre el ¿Cómo se había rendido tan rápido a él? Era su naturaleza el llevar hombres a la locura para posteriormente hacerles sufrir y darles una muerte poco agradable para todo aquel pobre diablo que llegase a caer en manos de las de su raza ¿Y ahora? Prefería alejarse de la caza que sus hermanas daban a los infortunados marinos que seguían cayendo en las redes de una voz hermosa. Ella ya no podía ver lo que con anterioridad había sido una costumbre, ahora en cada hombre asesinado veía el rostro de su amado y todo en su interior se revolvía de forma amarga: ella jamás permitiría que tocasen a Henry.

Una chispa de brillo lunar hizo que sus pensamientos volviesen a su curso, haciendo que la sirena saliera a superficie para ver que tan cerca estaba de la cueva. Grande fue su dicha al contemplar que había llegado.
Entró por la pequeña abertura donde el mar seguía acariciando el interior de la cueva armada por rocas; y posterior a ello la sirena, en un movimiento sumamente elegante, salió de su habitat natural para tocar tierra. Una vez hecho eso, su cola se separó en dos piernas que sirvieron para nuevo apoyo.

Como era costumbre, apareció completamente desnuda del abdomen para abajo ¿Y qué había hecho respecto a ello? No se enorgullecía, pero había robado una que otra prenda femenina que ahora yacían escondidas en el sector de aquella cueva que cariñosamente había llamado: ropero. Levantó una piedra de tamaño mediano y puso en ella ropa interior sumado a una falda larga. Sonrió y tan descalza como estaba, corrió al punto de encuentro que tenía con el pirata.

Su sonrisa se hizo incluso más amplia cuando vio su silueta aparecer en su rango de visión, apoyado galantemente en esa roca donde siempre le esperaba. Corrió, con la agilidad que había ganado en la práctica, y tapó sus ojos con una sonrisa "―Suerte la mía, me he encontrado a un galante capitán en el camino―" Murmuró de forma cantarina, antes de caer con un movimiento suave en el regazo del marino. Tomó las mejillas ajenas entre sus manos y depositó un corto beso en aquellos labios que tanto había añorado "―Las estrellas, están hermosas...―" Contempló con una sonrisa, alzando su mirada al cielo mientras usaba de apoyo los hombros fornidos del capitán para no caer.
NIX EN LA CUEVA CON HENRY KIDD
© RED FOR SS



♡:








Thanks Sunshine ☀️:

MPAS:
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
901

Localización :
Chile.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ― Deep ocean

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.