Últimos temas
» La tierra que nos vio nacer [Rakish]
Hoy a las 14:17 por Knocker

» 36. Invasion
Hoy a las 14:09 por Nightingale

» 35. Innocent
Hoy a las 14:02 por Nightingale

» 34. This place is haunted
Hoy a las 13:56 por Nightingale

» Why don't we find out?
Hoy a las 6:50 por Party Poison

» ~ You could be loved again
Hoy a las 0:52 por SapphireDragon

» Death is equal
Ayer a las 23:43 por Arson

» >> We stand for each other.
Ayer a las 19:55 por MissChief

» Burning Bridges
Ayer a las 18:43 por Shadows Takes All

» ☮ I can't save you unless you save me, too
Ayer a las 17:23 por Red

» Petición de Grupos
Ayer a las 16:26 por Nat Xavier

» Confieso que...
Ayer a las 13:55 por Mrs. Sarcasm

» We are doomed to repeat our history
Ayer a las 3:36 por Magik

» > Song of the seven seas
Ayer a las 0:00 por Sheena

» Petición de acciones Admin
Mar 17 Oct - 19:39 por Carrie_B

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

▬ Where the wild things are.

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

▬ Where the wild things are.

Mensaje por Invitado el Mar 5 Jul - 21:38


«And the walls became the world all around.»

Entre enormes árboles y la luz colándose por sus ramas, se encuentra una casa con un aspecto deplorable. Las raíces suben por la madera, se enfrascan en los marcos de las ventanas, mientras el niño mira a través del vidrio.

La niña camina fascinada, pisando la maleza, asustada y curiosa por todo lo que le rodea: por haber tenido el valor de empujar las altas e intimidantes rejas que siempre custodiaban aquel bosque. Algo extraño se percibe en ese lugar, como si siempre se estuviera siendo asechado.  

En la lejanía la observa, la percibe: una casucha abandonada. La niña se acerca con aire cuidadoso, repasando con la mirada los detalles de aquella enorme residencia. Sus orbes violetas captan un movimiento, y cuando estos se mueven en su búsqueda: allí está.

Hay un niño en la ventana, devolviendole la mirada.
1x1 — plot — fantasía — misterio
Asabel Morgensen
Clare Foley | 13 | Medusa
Travel Dunkel
asa butterfield | 14 | Little Mona
Invitado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Re: ▬ Where the wild things are.

Mensaje por Sonder el Mar 5 Jul - 23:53

where the wild things are
Cada ruido era un escalofrío. Cada sombra, una mano que se disparaba al interruptor más cercano. Trevas había vivido con aquella sensación toda su vida: notaba su presencia en la nuca porque sabía que había algo. En aquella casa que parecía había sido apartada intencionadamente de cualquier otra, estando solo, la posibilidad —la realidad— de que no estaba solo estaba demasiado presente. Las noches... ¿habían sido siempre tan frías o acababa de darse cuenta de lo gélidas que eran? Prefería pensar que siempre había sido así. La alternativa implicaría que el peligro lo acechaba y que había esperado a aquel momento para atraparlo. Atraparlo. Era un pensamiento inacabado que Trevas nunca se había atrevido a completar. La imaginación era terriblemente poderosa y no estaba dispuesto a pensar en temas tan escabrosos y oscuros. Quería dormir por la noche, después de todo.

Con o sin pensamientos perturbadores en la cabeza, a Trevas le costaba dormir y cuando por fin se le cerraban los párpados, su mente era inundada por imágenes oscuras que hacían que despertara con un “no” en los labios y el corazón casi en la boca.

Su madre no estaba por lo que tendría que ocuparse él de sí mismo. Hacer la comida, lavar los platos, limpiar aquella enorme casa... aunque apenas usaba un par de estancias, el polvo se acumulaba en las demás. Así que, allí estaba él, limpiando y quitando el polvo a todas las habitaciones... excepto a una, por la razón más tonta e infantil que a alguien pudiera ocurrírsele: el desván le daba miedo. La oscuridad, la sensación de que algo rondaba por allí... “No está aquí”, se decía Trevas. “No hay nada ahí arriba”. Nunca se había aventurado a ir allí sin su madre. Trevas prefería limitarse a estar en el salón, en la cocina y el baño. Se hallaba en un sofá ubicado en la primera estancia cuando de repente lo escuchó.

Su cabeza se alzó bruscamente. No recordaba haberse quedado dormido en el sofá al igual que tampoco recordaba cuándo había sucedido. Miró hacia la ventana, cubierta parcialmente por una cortina que funcionaba contra los curiosos: aún era de día aunque el cielo había adquirido el tono anaranjado del atardecer. Se frotó los ojos. Las pocas horas de sueño de por las noches le pasaban factura ahora. De no haber sido por un ruido, hubiera seguido durmiendo. Pronto, Trevas se puso en pie y ladeó el rostro con el corazón acelerado, temiendo lo peor: había llegado el momento de la verdad. Pero resultó ser que aquel momento de la verdad había terminado teniendo que ser postergado: lo que había despertado a Trevas no había sido otra cosa que un tímido toc, toc que provenía de la puerta principal.

Se asomó desde una de las ventanas del salón para descubrir que era la chica que había estado allí anteriormente. El corazón le dio un vuelco. ¿Qué hacía allí otra vez?

— Márchate. —ordenó Trevas desde su lado de la puerta, sin acercarse a la misma. Era como si todos los objetos hubieran tomado un cariz amenazante respecto a él, cosa que no le hubiera extrañado: explicaría por qué sin haber sucedido nada en toda su vida se sentía tan acongojado—. No puedes estar aquí. Fuera.



solitude
Even if it means sacrificing my own mind and soul, it's worth it
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
9038

Localización :
300 Fox Way.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ▬ Where the wild things are.

Mensaje por Invitado el Jue 21 Jul - 8:55

where the wild things are
En aquella ciudad todo era gris, monótono. Inclusive para simples niños, observar la vegetación muerta y las caras largas de los adultos, no era agradable. Asabel se había dado cuenta hace mucho tiempo de que vivía en un barrio donde los únicos que realmente se la pasaban bien eran los niños que jugaban a la pelota en plena calle, corriendo con todas sus fuerzas cuando esta era amenazada por ser reventada bajo la enorme rueda de un auto. Quizás si no hubiera sido una niña, quizás si no tuviera 13 años, habría podido hacer lo mismo y no tendría que estar comprando ropa abrigada e incolora para recibir a los vientos gélidos del otoño.

Sin embargo, había un único lugar donde todo parecía ser diferente. Nadie se acercaba al bosque que estaba colina arriba, habían rumores de que de vez en cuando leñadores iban a talar sus árboles, pero Asabel sabía que eso era mentira. Sabía que ese bosque era solitario y basto, olvidado por todos los habitantes, menos los niños.

Que no estaba deshabitado, que no solo era una agrupación de árboles y una luz mortecina acariciando las raíces. Había una casa. Y sobre la ventana, un niño que recelosamente corría la cortina para cortar con el contacto visual. La única cosa que habían estado manteniendo desde hace algunos días, porque la propia Asabel no era alguien de muchas palabras. Esos enormes ojos violetas estaban acostumbrados a la vida monótona entre adultos que no tomaban en cuenta su existencia, y una escuela demasiado bulliciosa como para dejarle con ganas de entablar conversaciones.

Escucho su voz, su orden, pero se mantuvo en su lugar. Delgada, pequeña, curiosa y cobarde, como cualquiera de su edad, Asabel volvió a tocar la puerta. Quería saber porque ese niño nunca salía de allí, porque su casa estaba rodeada por un bosque que parecía jamás acabar, porque nunca lo veía por las calles, porque la observaba de esa manera. Pero de todas formas, no era lo suficientemente valiente como para gritarle a todo pulmón que saliera a jugar con ella. Asabel solo alzaba la mirada con cautela y luego la mantenía sobre el mayor, ajena a su rechazo.

¿Por qué? —preguntó con un hilo de voz, levantando la cabeza para poder observarle mejor. Se hizo hacía atrás, observando a su alrededor. —¿Dónde están tus padres? ¿No quieres… salir?

Invitado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Re: ▬ Where the wild things are.

Mensaje por Sonder el Lun 1 Ago - 13:18

where the wild things are
La madera crujió tras él.

Trevas se giró y pegó la espalda a la puerta, mirando alrededor con el corazón parado o tan acelerado que ni siquiera sentía sus propios latidos. Sus asustados ojos recorrieron la estancia al igual que lo hizo un susurro incomprensible. Oía el ruido, la arrastrada voz, mas no entendía las palabras. No fue hasta segundos más tarde cuando se dio cuenta de algo: todo estaba en silencio. No se oía ningún ruido, excepto la voz de la chica, que lo reclamaba al otro lado. Sus piernas temblaron y por un momento creyó que acabaría en el suelo: no se sentía con fuerzas suficientes como para mantenerse en pie. Se quedó pegado a la puerta y apoyó la nuca en la misma. “Aquí estoy a salvo”, se dijo, respirando hondo.

— Exacto: no quiero salir. Ni quiero que tú entres. Venga, lárgate de una vez. —“sal del jardín. Sal del jardín”. El jardín era bonito, aunque lo hubiera sido mucho más si los Dunkel hubieran cuidado más de él; sin embargo, las malas hierbas crecían y la hiedra se encaramaba por la estructura exterior de la casa, trepando como una sombra verdosa por la fachada. El bosque que los rodeaba era también bonito, al igual que lo eran todas las cosas salvajes, pero también aterrador: las sombras que se podían ver de reojo y que desaparecían cuando volvías la mirada hacia ellas existían, eran reales.

E iban a por él. Estaban esperando a que él saliera de allí, a que bajara la guardia para colarse y acecharlo desde cualquier rincón de su habitación. Había noches en las que debía dormirse con la luz encendida. Infantil, sí, pero eso le ayudaba a convencerse de que no había nada y así podría dormirse, sabiendo que la amenaza estaba fuera, buscando la manera de entrar.



solitude
Even if it means sacrificing my own mind and soul, it's worth it
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
9038

Localización :
300 Fox Way.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ▬ Where the wild things are.

Mensaje por Invitado el Dom 21 Ago - 20:55

where the wild things are
Asabel bajo la mirada hasta el suelo, donde se aglomeraban pequeñas piedras y hojas caídas. Volvió a alzar sus orbes, buscando los del muchacho, pero estos no se dejaban ver. Solo estaba la enorme puerta, donde de todos modos golpeó suavemente con los nudillos. —¿Por qué no? —sentía que estaba siendo ligeramente invasiva, mientras miraba para ambos lados en el bosque. Y es que no había nada fuera de lo normal, solo una gran vegetación y un sol que comenzaba a volverse descolorido con el pasar de los minutos. Suspiro, y por unos momentos pensó realmente en dar media vuelta. —¿Tu madre no te deja salir? ¿Estás castigado? —la última vez que había venido, el niño ni siquiera le había dirigido la palabra. Todo era un juego de miradas penetrantes y silencio, porque nunca respondía a nada de lo que le decía. Al menos en esta ocasión, hablaba con ella.

Tragó saliva. —Sabes… no hay nada que temer aquí afuera. —jugo con sus propios dedos, mientras el viento golpeaba las hojas de los arboles a su alrededor. —Es un bonito jardín. —agregó, más para sus adentros que para convencer al niño. Venía a ese lugar porque solo allí había color, aire fresco que respirar, extensiones y extensiones de árboles donde uno podía perderse, donde a veces pensaba que lo mejor sería no regresar. Luego recordaba la cara de su madre y su padre haciéndose el café por las mañanas, todos esos juguetes de madera y el carbón con el que dibujaba, y repentinamente ese deseo por escapar se le olvidaba. Aun así, sabía lo que era sentirse atrapado en un espacio no deseado. A veces ni tu propia casa, el lugar donde deberías sentirte seguro y acogida, es capaz de escapar de ese sentimiento de incomodidad e invasión que le provocaban por ejemplo, las visitas de sus tías, con sus terribles primos y sus sonrisas problemáticas. Volvió a tomar aire y a golpear la puerta con sus nudillos.—¿Cómo te llamas? —silencio. —Yo soy Asabel. —se presentó en un susurro, con el viento desordenándole los cabellos anaranjados.

Invitado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Re: ▬ Where the wild things are.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.