Últimos temas
» Donde hubo fuego, cenizas quedan
Hoy a las 4:37 por Uko

» ¿Quién quiere rolear X? [Ideas]
Hoy a las 2:52 por Schadenfreude

» Etherial's Dreams
Hoy a las 2:50 por jibriel

» First Floor - Group II - Atracciones Ryan
Hoy a las 2:49 por Schadenfreude

» Misión I: La granja.
Hoy a las 2:40 por Schadenfreude

» —ℬut first we'll live
Hoy a las 2:27 por Schadenfreude

» Identifying Marks
Hoy a las 2:10 por Magik

» A place called home
Hoy a las 1:43 por Magik

»  It ain't no life to live like you're on the run
Hoy a las 1:42 por Red Panda

» Darling [Afrodita]
Hoy a las 1:09 por Haydn

» La tierra que nos vio nacer [Rakish]
Hoy a las 0:21 por Thyra

» Dont Run Away (Caronte)
Hoy a las 0:20 por Haydn

» ♠ Don't let me go.
Hoy a las 0:07 por Hellcat

» Meant to be?
Hoy a las 0:03 por Harley

» ➹ This is no longer an era of swords and spears
Ayer a las 23:46 por Sheena

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

Reaching for unrecheable

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Reaching for unrecheable

Mensaje por YoukaiFire el Mar 5 Jul - 22:10

Recuerdo del primer mensaje :

Reaching for unrecheable
Fire Emblem Awakening | Say'ri x Lon'zu
Ya llevaban un tiempo luchando codo a codo los dos expertos de la espada originarios de Choo'sim, poco a poco Say'ri se había acercado a Lon'zu y esto comenzaba a asustarle. Él no era digno de siquiera suspirar por una mujer de tan alta alcurnia. Sobraban las palabras para explicar todas las razones por las que jamás podría quererla y ni de broma ella a él ¿Pero como era posible que se hubiera ganado su corazón?¿Era su fuerza?¿El respeto que le mostraba a pesar de saber su horrible pasado? No podía decir nada, después de todo solo sabía sobre la muerte y sangre en el filo de un arma.

Sin embargo ambos se encontraban enfrascados en una guerra que determinaría el futuro de los demás, y no obstante se irían acercando, compartiendo el dolor y los pesares que ellos tenían.

Lon'zu
23 años ৹ Soldado ৹ YoukaiFire
Nacido en los barrios más pobres de Choo'sim, su vida pegó un gran cambio el día que la mujer que amaba fue brutalmente asesinada y a él se le acusó del incidente. Huyendo de la justicia llegó a las heladas tierras de Regna Ferox y ahí fue acogido e instruido por el Kan Basilio. Es increíblemente tímido con las mujeres, evitando al máximo el contacto con éstas. Es un estudioso en el arte de la espada, siendo así que se ve a sí mismo como una máquina de matar.
Say'ri
21 años ৹ Princesa de Choo'sim ৹ SheenaRogers
La segunda princesa de Choo'sim vivía una buena vida hasta que Wallhart el conquistador comenzó a atacar los reinos vecinos y al mismo suyo; llegando ver como sus padres fueron asesinados y su hermano mayor Yen'fay aliándose con el enemigo no le quedó otra opción más que huir.Ahí fue cuando comenzó a crear resistencia contra la ocupación del poderoso ejército del conquistador; que finalmente daría sus frutos cuando el príncipe Chrom de Ylisse se una a su causa y con ello surja de nuevo la esperanza de instaurar la paz y la libertad en su tierra


I'll be a monster
When you love something, never lose it. You must keep it safe, close to your heart
To protect you
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
351

Localización :
Doriath

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Reaching for unrecheable

Mensaje por Sheena el Dom 28 Ago - 20:24

A confused mind
Si a algo estaba acostumbrada era a guardar las apariencias, a dar siempre la imagen que otros esperaban de ella. Sin embargo, en ese momento sabía que se estaba comportando como una adolescente enamorada pero no podía importarle menos. Por tonto que pareciera, se había quedado anonadada por esa sonrisa. Era la primera vez que le veía sonreír de verdad, no una sonrisa fugaz, tímida o nerviosa, sino una verdadera. Y lo único que se le vino a la cabeza fue lo bonita que era y que su rostro cambiaba mucho cuando sonreía. Entendió que, igual que ella, había pasado por muchas cosas dolorosas que le impedían hacerlo. Pero ahora había vuelto a sonreír, quién sabía desde hacía cuanto, para ella, gracias a ella. Eso la hacía sentir feliz, y eso que casi se había olvidado de cómo era esa emoción.

- Quizá lo has olvidado, por lo que volveré a recordártelo: eres bienvenido. En mi corte, en mi palacio… y aquí – volvió a coger su mano, que había soltado, para colocarla sobre su pecho – Por eso, no te permito que insinúes una sola vez más que no eres digno de ello. No hagas ver que mi elección no es correcta – igual no era lo mejor para decir en esas circunstancias pero quería ser firme y dejar ese asunto zanjado de una vez por todas – Ya escapé de mi casa y de mi país, no pienso seguir haciéndolo. No voy a huir de ti ni de mis sentimientos, de… de… lo que siento por ti – anunció, trabándose un poco por los nervios – Tampoco he tenido la mejor de las fortunas pero… como alguien que lo ha perdido todo, significa mucho para mí que desees permanecer a mi lado.

Era ridículo, no podía dejar de mirarle. El hombre que tenía delante lo había cambiado todo, le había hecho ver las cosas desde una perspectiva diferente, reflexionar mucho sobre sí misma, plantearse un futuro que ni siquiera sabía que quería. ¿Sería eso el amor? Se imaginaba que sí pero descubrió que le daba igual el nombre que tuviera. Era algo demasiado importante, algo que no se podía pensar, solo sentir. Ya se había decidido: se entregaría a ello con todo. Total, no le quedaba mucho más que perder.

Súbitamente, notó como el calor se le subía a la cara y se le extendía por todo el cuerpo al malinterpretar sus palabras finales. Fue capaz de relajarse gracias a la muy necesaria aclaración inmediata y le quedó claro que, en su ignorancia, iban a tener que avanzar muy despacio. Y que necesitaría hablar con alguna de las chicas en busca de consejos, mal que le pesara. Pero dejó todo eso aparcado por el momento para dar la respuesta que Lon’zu necesitaba y que sin duda estaba esperando:

- No es que deba, es que quiero. Cuando estoy contigo soy mejor guerrera, soy la mejor versión de mí misma. No tengo que ser la que todos quieren ver, no tengo que ser otra. Y quiero que seas el que vea cómo es la verdadera Say’ri.
Campamento de los Custodios—Ylisse—Con Lon'zu


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
599

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reaching for unrecheable

Mensaje por YoukaiFire el Dom 11 Sep - 20:43

A confused mind
Most warrior never learn their limits
Ver el rostro de Say'ri en aquel preciso momento era algo tan hermoso que si en ese momento su vida acabase estaría feliz, pues había sido bendecido con la mejor de las visiones que a uno podrían regalarle. Nunca había sido un hombre bueno o merecedor de misericordia, la vida no le había dado nada y todo lo que conseguía se lo arrebataban, por ello la princesa de Choo'sim era como un regalo, uno que quería proteger y mantener junto a él el resto de su vida.

-En ese caso iré contigo, como si me llevas hasta el final del mundo permaneceré a tu lado. Te juro que demostraré .- Le prometió solemnemente. Era sencillo decir aquellas palabras de corazón, pues se parecían a las palabras de juramento de lealtad de un samurái a otro, sin embargo las que estaban por venir. Tragó saliva mientras buscaba las palabras más románticas que pudiesen salir de sus labios.- Yo...no puedo negar mis sentimientos por ti tampoco, Say'ri. No soy un hombre con un pasado noble y digno, pero yo quiero ser mejor persona para poder estar contigo, para ser digno de tu amor.- Estaba seguro de que se veía tremendamente ridículo y poco varonil con semejante sonrojo, pero tampoco era como si le importase. Si esa era una de las consecuencias de estar junto a la morena lo aceptaría con una sonrisa.

Seguía sin creerse que todo eso estuviera ocurriendo de verdad, que una mujer tan fuerte, bella e inteligente como ella se fijase en él. Parecía la típica historia de amor en la que una princesa amaba de vuelta a un simple soldado, una cosa que siempre le pareció una tontería hasta ese momento. Con torpeza separó una de sus manos de las suyas para acariciar su mejilla, admirando como sus rosadas mejillas la hacían lucir más impresionante de lo que ya era. No se había sentido desde...nunca. No era algo que se pudiese comparar con otra persona, su relación era única y sin igual.

-Te veo y...solo lo diré una vez, pero adoro a la Say'ri que conozco. Y que tenga ese honor es mejor que cualquier otra cosa que pudiese obtener de esta guerra. Ahora lucharé para poder asegurar un futuro contigo.- Agachó su mirada, exhalando un suspiro.- Siento no saber elegir unas palabras más elocuentes para una confesión, pero de verdad que mis sentimientos son sinceros.-

Campamento de los custodios- Tienda de Say'ri× En pleno crepúsculo.
      Lon'zu con Say'ri


Última edición por YoukaiFire el Jue 22 Sep - 10:44, editado 1 vez


I'll be a monster
When you love something, never lose it. You must keep it safe, close to your heart
To protect you
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
351

Localización :
Doriath

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reaching for unrecheable

Mensaje por Sheena el Dom 18 Sep - 16:19

The beginning of fate
Si alguna vez tuvo dudas, ya no le quedaba ninguna. Sabía que sus palabras eran sinceras, que hablaba con el corazón. No tenía forma de comprobarlo pero estaba segura porque había llegado a confiar en él ciegamente. Había puesto su vida en sus manos, en el campo de batalla, y también su corazón. Cuidaría bien de ambas cosas.

Aunque para ellos todo hubiera cambiado, de cara a los demás siguieron actuando como siempre, así fuese solo porque eran demasiado tímidos para expresar nada en público. Con el pasar de los días Say’ri empezó a sospechar que quizá algunos hubieran notado sus frecuentes escapadas o que pasaban más tiempo juntos que antes pero no le dio importancia, además de que no tenía que dar explicaciones. No obstante, al final acabó confesándoselo a Tiki. No por nada era una criatura mística con miles de años a sus espaldas a la que era difícil engañar, pues lo había visto todo. Pero de igual modo sería discreta, por lo que no tuvo muchos reparos a la hora de contárselo. No tenía ni idea de cómo llevar una relación y estaba claro que no lo aprendería en mitad de una guerra. Por eso, a su pesar, tuvo que aceptar algunas sugerencias de la manakete, quien parecía casi divertirse con el asunto.

Un par de semanas más tarde, pararon cerca de un pueblo grande que tenía mucha actividad, ya que estaba situado en un paraje privilegiado y en mitad de una importante ruta de comercio. A causa de eso bastantes grupos de soldados patrullaban la zona, pero andaban escasos de suministros de los que solo se podían conseguir en una ciudad, tales como medicinas y otras cosas necesarias. Por lo cual, tras discutirlo entre Chrom, Frederick y Daraen, decidieron que se quedarían cerca y acudirían al pueblo de poco en poco, por parejas o grupos pequeños, para conseguir todo lo que les hacía falta sin llamar mucho la atención.

Era su oportunidad de poner en práctica los consejos de Tiki. Al terminar el entrenamiento matutino se fue directa a buscar a Lon’zu, que estaba ocupado con el grupo encargado de cocinar, pelando patatas como siempre. Llamando su atención para que se acercase, le preguntó:

- ¿Quieres venir conmigo al mercado esta tarde?

Notó cómo se le aceleraba el corazón por los nervios. Sería la primera vez que estuvieran solos fuera del campamento, sin que nadie pudiera estar mirando, fuera del entorno al que estaban acostumbrados.
Campamento de los Custodios—Ylisse—Con Lon'zu


Última edición por Sheena el Mar 27 Sep - 1:18, editado 2 veces


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
599

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reaching for unrecheable

Mensaje por YoukaiFire el Jue 22 Sep - 16:32

The beginning of fate
Most warrior never learn their limits
Desde aquel día se había jurado a sí mismo cuidar y proteger a la princesa, después de todo aunque sonase precipitado o exagerado esa mujer era la razón por la que seguía viviendo. De no ser porque le tenía a ella no sabría como avanzar en su día a día.
Era cierto que desde que comenzaron a relacionarse cada vez era más cercano a otros compañeros, como era en el caso de Ricken, Gregor y Daraen. Algunas veces iba a partir leña con el monje Libra e incluso hablaban. Todos notaban el sútil cambio en él, ya que llevaba casi desde el principio, se había unido a Chrom por órdenes de Basilio y ya se conocían. Aún así no le molestaba demasiado que se fijasen en él, tenía mejores asuntos de los que preocuparse.

Las quedadas con Say'ri eran lo que acaparaba su atención cuando no se encontraban luchando contra el inmenso ejército de Wallhart, y aún así avanzaban de una manera increíble, después de todo el equipo que formaban las increíbles estrategias de Daraen y la habilidad de liderazgo de Chrom suponían una unión letal para sus enemigos. Por lo que cuando no se encontraban luchando o practicando podían disfrutar de su compañía.

En ese momento se encontraba pelando patatas, una actividad a la que le habían relegado, y que con gusto hacia. A veces se entretenía intentando ver cuanto tardaba en pelar cien patatas o en un minuto. Y ya si se sentía inspirado hasta hacia figuritas con las patatas sobrantes, siempre claro que no hubiese madera para tallar. Fue entonces cuando la morena se acercó a él y su pregunta le puso tan nervioso que no prestó atención y se hizo un pequeño corte a la mitad del pulgar.

-Eh...sí, claro claro.- Se escuchó la risa divertida de Maribelle y Lissa, que junto a Zelcher estaban ayudando a preparar la cena que se tenía que hacer con tiempo, dado que eran muchos y eso solo en su grupo pequeño de cuarenta y tres unidades.- Sería un honor, Say'ri.- Dijo sin más mientras buscaba un trapo para limpiarse.

¿Eso iba a ser una cita?¿Necesitaria traer algo?¿Vestirse para la ocasión? Tal vez tendría que pedirle consejo a Gaius y Chrom, que siempre andaban hablando de sus esposas. Sin embargo le llenaba de felicidad, y de nervios, pensar que se encontrarían a solas sin nadie cerca. Pero era normal, tarde o temprano eso debía de suceder.

Campamento de los custodios- Tienda de Say'ri× En pleno crepúsculo.
      Lon'zu con Say'ri


I'll be a monster
When you love something, never lose it. You must keep it safe, close to your heart
To protect you
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
351

Localización :
Doriath

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reaching for unrecheable

Mensaje por Sheena el Jue 29 Sep - 20:11

The beginning of fate
Say'ri se alejó a buen paso de la carpa que hacía las veces de cocina para evitar morirse de la vergüenza al escuchar las risitas de las otras chicas. Eso debía ser una cita, según lo que escuchaba de Tiki. Estuvo tentada de pedir ayuda a la manakete sobre cómo manejar dicho encuentro pero al final decidió no hacerlo. Debía aprender a desenvolverse por sí misma, como siempre hacía. Aunque ésta si le recomendó que cuidara un poco su aspecto y eso hizo: se esmeró en desenredar su larga melena morena, se retiró la cinta para recogerse el pelo en una sencilla trenza (con ayuda de ella) y dejó de lado la armadura en favor de las típicas ropas de su país.

De este modo se presentó en el punto de encuentro para emprender el camino al pueblo con Lon'zu, con total discreción. Nadie hubiera imaginado que eran dos temibles guerreros custodios, sino justamente lo que aparentaban: una joven pareja que visitaba el mercado tranquilamente. Algunos les lanzaban miradas curiosas, supuso que a causa de su atuendo, pero no les prestó atención. En el fondo agradecía pasar desapercibida, ya que en Chon'sin era imposible a causa de su sangre real.

Un silencio un tanto incómodo reinaba entre ellos. Ciertamente los dos eran más de acciones que de palabras y lo importante estaba ya dicho, pero no se suponía que fuera un problema mantener una conversación trivial. Se fijó en otras parejas que paseaban por la calle: casi todas iban cogidas de la mano o las chicas se agarraban del brazo de los muchachos. Se preguntó si debería hacer lo mismo o esperar a que él le ofreciera su brazo. ¿Era todo aquello así de difícil o es que ella se complicaba sola? Para disimular se acercó a uno de los puestos, ya que el vendedor le llamaba la atención.

"¿Qué tenemos aquí? ¿Una bella señorita extranjera? Permítame, joven doncella."

El hombre, entrado en años, la agasajó de tal manera antes de tomar de una cesta lo que parecían varias flores trenzadas entre sí a modo de corona y colocársela en la cabeza sin su permiso.

"Las hace mi hija ¿qué te parece? Le favorece mucho, ¿no crees, chico?"

Esta vez el comerciante se dirigió directamente a Lon'zu. Ante lo cual la joven princesa se giró un poco hacia él, esperando su veredicto. ¿La encontraría hermosa, como insinuaba aquel hombre?
En el mercado—Ylisse—Con Lon'zu


Última edición por Sheena el Mar 15 Nov - 18:37, editado 1 vez


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
599

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reaching for unrecheable

Mensaje por YoukaiFire el Lun 7 Nov - 20:12

The beginning of fate
Most warrior never learn their limits
Ignoró la risa de las mujeres y fue directamente a la gran tienda que servía como espacio de ocio. Ahí se sentaban algunos para ojear los libros que se habían llevado, o hablaban entre ellos. En ese momento Gregor pasó su brazo por sus hombros, diciéndole que enhorabuena por su cita. Al instante ya tenía a Virion, Gaius, Stahl y Ricken haciendo corralillo para cotillear, logrando que el frío soldado se ruborizase por completo. Apartando la mirada exhaló un largo suspiro. Lo que tenía que soportar.

Para su cita Virion le había prestado ropa elegate de la que usaba él, con la que a su gusto, le parecía estar horrible, especialmente la chorrera. De hecho en cuanto pudo se quitó ese estúpido e inútil complemento, para así ir con unos botones sueltos en la blusa. Además Ricken, que no paraba de seguirle a todas partes como si de su fan se tratase, cosa que era, le intentaba peinar, mas él se negaba.

Finalmente pudo huir de ellos, y aunque ellos le dijesen que no se llevase ningún arma, se llevó consigo una Wakizashi para ir más tranquilo. Ningún guerrero iba desarmado. Aunque no pudo pensar mucho en ello, ya que en el momento que la vio se quedó perplejo.

Sabía que ella era hermosa, pero hasta ese momento no se había fijado en la hermosa figura de la princesa. Al verla la saludó con un cabeceo, e intentó decir algo, pero nada le venía en mente. Mientras caminaban juntos él observaba todo a su alrededor, alerta de si les atacaban. Sabía que nadie pensaría que ellos eran unos soldados del ejército de Ylisse, sin embargo nunca se estaba seguro que estaban esperando algunos asesinos, y más si se trataba de una princesa buscada. De ser necesario la protegió.

Fue entonces cuando el mercader atrajó la atención de la morena, además de la suya, y observó como las flores la rodeaban la cabeza. Él nunca fue un hombre de flores, dado que su camino nunca tuvo uno y si las tenía se marchitaban. Pero en ese momento solo pudo pensar...

-...Ella siempre está hermosa.- Soltó mirándola aún con un poco de estupefacción por las vistas. Al percatarse de lo dicho carraspeo, y sacó el dinero del pequeño saco que llevaba, dándoselo al mercader y avanzando sin decir nada al principio, pero al poco le dijo.- Siento si te he incomodado...No se me da muy bien.- Admitió observándola con el rabillo del ojo, atento de sus expresiones.

Campamento de los custodios- Mercado× Al atardecer.
      Lon'zu con Say'ri


I'll be a monster
When you love something, never lose it. You must keep it safe, close to your heart
To protect you
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
351

Localización :
Doriath

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reaching for unrecheable

Mensaje por Sheena el Mar 15 Nov - 18:37

The beginning of fate
Parecía que casi no se había dado cuenta de lo que decía en voz alta. Sin embargo, ella experimentó una sensación agradable y cálida ante esa afirmación. Durante toda su vida había recibido muchos cumplidos, la mayoría buscando congraciarse con ella por su posición, por lo que pronto aprendió a pasarlo por alto o a no tomarlos en serio. No sabía si realmente era bonita o no pero, si lo decía él, de alguna manera podía confiar en que fuera cierto, aunque no tuviera importancia.

- ¿Por qué habría de incomodarme? No creo que un cumplido pueda ser molesto si se dice con sinceridad –
contestó – Aunque no tenías por qué comprarlo – dijo, en referencia al adorno sobre su cabeza – Gracias.

En ese momento se le pasó por la cabeza que aún no había tenido ningún detalle con el soldado, mientras que de su parte hacía recibido varios obsequios. Quería hacerlo, no por cumplir sino porque le apetecía, y aquella era la oportunidad perfecta. Mientras paseaban entre los puestos en busca de los objetos que Chrom y Daraen les habían encargado, se fijó en si habría algo que podría gustarle o que llamara su atención. No se le ocurría nada, y es que Lon’zu era un tipo tan sencillo que le resultaba difícil acertar. ¡Qué desastre! Podía preguntarle pero arruinaría la sorpresa…

Estaba tan absorta con su dilema que no se dio cuenta de que se iba quedando atrás, dado que el mercado se había ido llenando de gente. Para evitar perderse avanzó, casi corriendo, entre la muchedumbre. Lon’zu estaba un poco más adelante. Apenas lo alcanzó, se enganchó a su brazo para no separarse de nuevo. Lo hizo sin pensar. Hasta pasados unos segundos no tomó consciencia de su acción. Era de esperar que no se molestaría por eso ¿verdad? Hace unos meses se habría apartado con miedo ¿haría lo mismo ahora? Para impedirlo, estrechó su agarre. No iba a permitir que volvieran a alejarse.

- Hacía años que no venía a un sitio como este – comentó, intentando iniciar una conversación – Desde que era muy pequeña. ¿Y tú? ¿Frecuentabas el mercado?

Si bien él le había hablado un poco de su pasado, solo había sido la parte desagradable. Estaba segura de que también tenía buenos recuerdos y quería que los compartiera con ella. Así, quizás, no pondría esa expresión sombría que asomaba siempre a su rostro cuando hablaba de él.
En el mercado—Ylisse—Con Lon'zu


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
599

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reaching for unrecheable

Mensaje por YoukaiFire el Jue 12 Ene - 17:54

The beginning of fate
Most warrior never learn their limits
¿Había algún modo de detener el rubor de sus mejillas? Lo dudaba mucho. Pues le era tan difícil conseguir mantener sus emociones ahora que las había dejado surgir. Le habían enseñado a luchar como a ninguno y él se había autodisciplinado en ser todo lo frío posible, pues no quería pasarse la vida carcomiéndose por todas las batallas que tenía que pasar. Pero por otro lado Say'ri merecía que la quisieran, que le dijeran aquellas palabras. Era como una flor, aunque no tenía nada de débil en ella, pero la habían pisoteado y tenía que ser cuidada. Lo gracioso es que él, un patán insensible, fuese quien lo hiciera. Sin embargo así eran las cosas y ya era demasiado tarde para ir atrás, su corazón no podía permitirse el estar alejado de ella.

-Hmpf.- Fue toda su respuesta en principio, pues de nuevo, no sabía como actuar. Imbécil.- No debes de agradecerme nada, yo solo...solo quiero que tengas cosas bonitas. Me da la impresión que has tenido pocas.-

Y de eso podía hablar un rato, pues él apenas había tenido algo tan hermoso como ella. Tampoco estaba seguro de que ella no hubiera tenido de eso; no hablaba de joyas sin emoción. Sino de pequeños detalles, palabras o personas que llenasen a uno. Si algo había aprendido es que los monarcas no eran tan felices como se quería creer, por ello sentía bastante respeto hacia los superiores, pues ellos tendrían que arriesgar sus vidas en determinados momentos ¿Pero un rey o un general? Ellos estarían toda su vida dedicada a su nación. La prueba de ello era la princesa, que a pesar de haber podido huir decidió quedarse para luchar por la libertad de los suyos. No podía describir con palabras lo muchísimo que la respetaba.

Sin darse cuenta continuó caminando relativamente relajado, no parecía que hubiera algún vestigio de peligro cerca. Repentinamente se sintió alarmado al sentir aquel contacto ajeno, provocando que tuviera la piel de gallina. No obstante no se alejó porque no quería, deseaba tener una relación lo más normal con la princesa y para eso tendría que superar su aversión por el contacto físico, sobretodo el femenino.

-En mi infancia íbamos para robar o ver si nos daba algo que no se hubiera comprado, pero más tarde iba cuando había que escoltar a algún sirviente del Kan y así asegurarme de que todos los víveres eran del agrado de Basilio. Me gusta hacer otras cosas en mi tiempo libre.- Se explicó mientras la acercaba un poco, pues con tanta gente algún pícaro podría intentar robarles, sobretodo a ella.- ¿Qué solías hacer cuando no tenías deberes que hacer?- Inquirió con curiosidad, pues realmente no sabía tanto de Say'ri como querría.
Campamento de los custodios- Mercado× Al atardecer.
      Lon'zu con Say'ri


I'll be a monster
When you love something, never lose it. You must keep it safe, close to your heart
To protect you
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
351

Localización :
Doriath

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reaching for unrecheable

Mensaje por Sheena el Dom 5 Feb - 13:22

The beginning of fate
Esa respuesta tan simple pero a la vez tan sentida consiguió calar hondo en la princesa. ¿Quién habría imaginado que ese rudo guerrero, siempre tan esquivo, tenía un lado tan tierno? Le encantaba haber sido capaz de descubrirlo. Y aun quería saber más, aunque al parecer esa curiosidad era recíproca. Ciertamente había hablado tan poco de su pasado como él del suyo, más allá del episodio de sobra por todos conocido.

- Déjame pensar… - hizo memoria, pues poco había regresado a aquellos días ni siquiera en sus pensamientos - Tenía varios pasatiempos. Cuando podía pedía que me llevaran a la forja para observar a los maestros herreros, me pasaba horas viendo cómo daban forma a las espadas y otras armas. También me gustaba ir de visita a los santuarios, sobre todo a los de montaña. Siempre me atrajo la naturaleza, la paz que se respira en esos lugares apartados. Ah, y la caza con halcones. Solía emocionarme cuando se organizaban torneos o exhibiciones de cetrería. Teníamos una gran colección de aves rapaces en el palacio, a veces también ayudaba a los cuidadores a alimentarlos.

A medida que iba destapando los recuerdos felices de su infancia se dio cuenta de lo mucho que los había olvidado. Había estado tan sumida en el dolor por la traición de su hermano que no se permitía el acceso a la felicidad de aquellos años. Quizá su subconsciente creyese que eso le haría débil o que le desviaría del objetivo que tenía que cumplir. Pero ahora veía que ese temor era infundado y realmente quería compartir eso con Lon’zu.

Ya casi tenían en su poder todo lo que necesitaban para el campamento. El mercadillo estaba cada vez más concurrido; Say’ri no se soltó del brazo de su acompañante en ningún momento y, secretamente, se enorgulleció cuando él afianzó su agarre. Era una buena señal. Estaba a punto de sugerir que tal vez era hora de regresar cuando vio algo más que llamó su atención.

- Hablando de armas…

Ante ellos se encontraba un gran puesto, de los mayores del mercado. En él se exponía una gran cantidad de armas de todo tipo y variedad: espadas, mandobles, cuchillos, hachas… Se detuvo ante él, admirando la calidad de las mismas. Estaba claro que los artesanos responsables de aquellos utensilios sabían lo que hacían.

- ¿Qué te parecen? – quiso saber su opinión, de guerrero a guerrero, pues esperaba no equivocarse al pensar que, al igual que ella, estaría interesado en el tema.
En el mercado—Ylisse—Con Lon'zu


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
599

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reaching for unrecheable

Mensaje por YoukaiFire el Miér 15 Mar - 21:10

The beginning of fate
Most warrior never learn their limits
A medida que ella hablaba, Lon'zu no podía evitar sentirse más y más agobiado. Eran todos pasatiempos de nobles, cosas de las cuales él no sabía nada; seguro que si ella le hablaba de algún libro o simplemente recitar un poema; él no sabría que hacer en absoluto. Sin embargo ya se había mentalizado al completo de que nunca serían iguales, y que a pesar de esas diferencias, en verdad tenían demasiado en común teniendo en cuenta que él era un chico del más bajo estatus social y ella una princesa.

- La verdad es que nunca he pisado un santuario, pero sí entiendo el querer estar solo. En Regna Ferox era difícil; ya que el palacio siempre estaba lleno de gente. Por suerte había un antigua granero que ya no se usaba; porque hicieron uno más grande, y parecía que nadie iba ahí. Solía practicar ahí a solas...Siempre me extrañé de que no se derruyese, luego me enteré de que Basilio lo había dejado así al saber que era mi escondite por así decirlo.- No se daba cuenta de que estaba sonriendo en ese preciso momento, pues no todo en su vida había sido un constante desgracia; Lon'zu había aprendido a sobreponerse ante todo lo que se le había puesto frente a su camino.- ¿Tanto te gustan las aves?

No se sentía abrumado por la cantidad de gente que les rodeaba, se había acostumbrado a las grandes multitudes y a tener gente en su alrededor. Aprendió rápidamente a estar en guardia y a tener cuidado con el individuo que se le acercase, mas ahora que tenía que velar por Say'ri. Por eso no estaba prestando realmente atención a lo que había en el mercado, dejándola a ella elegir las cosas que llevarían al campamento, mientras que su misión consistía en portar las cosas y que no le sucediesen nada tanto a las adquisiciones como a su acompañante, que también era su cita.

Cita
.

Pensándolo bien jamás había tenido, y tampoco tuvo la oportunidad de ver una o informase de eso. Sus mejillas se pusieron rojas mientras apartaba la mirada. Por eso mismo cuando le llamó para mirar las armas se le veía algo confuso; pero fue cuestión de segundos para que el amante de las espadas se centrase sobre las diversas armas.
Se agachó frente a éstas, observándolas detenidamente, cogiéndolas con todo el cuidado y la delicadeza posible. Su mirada se entrecerró al mismo tiempo que evaluaba como eran.

- Son buenas armas, aunque en algunas hay demasiada decoración para mi gusto. No es por nada, pero un arma no es un accesorio sin más; no debería de tratarse o intentar verse como tal. Por no decir que algunos detalles son poco prácticos.-

Campamento de los custodios- Mercado× Al atardecer.
      Lon'zu con Say'ri


I'll be a monster
When you love something, never lose it. You must keep it safe, close to your heart
To protect you
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
351

Localización :
Doriath

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reaching for unrecheable

Mensaje por Sheena el Dom 26 Mar - 16:54

The beginning of fate
Lon’zu parecía no tener ni idea de lo que le estaba hablando y no era para menos. Lo raro sería que alguien de su posición estuviera al tanto de ello, claro que siempre había tiempo de aprender después pero tal como le había contado, su vida había estado entregada a la espada, por lo que era perfectamente lógico. Aun así, apreciaba el esfuerzo que hacía al escucharla. Sus orígenes eran diferentes y eso nunca cambiaría, al igual que estaba decidida a que no fuera un impedimento para ellos.

- Sí, me gustan mucho – dijo, respondiendo a su pregunta – Hay quien les teme pero no son animales agresivos, al menos si no se ven amenazados. Solo hay que saber tratarlos, establecer un vínculo: si les respetas, si reconoces su fuerza, ellos te respetarán a ti y te obedecerán. Son tan peligrosos como leales. Entrenar aves rapaces requiere de mucha paciencia y disciplina. Especialmente a los halcones – temía estar aburriéndole con su discurso, por lo que pasó a un tema más mundano – En cuanto a los santuarios, es como entrar en otro mundo. Sientes que verdaderamente allí moran los dioses, o al menos fuerzas espirituales que están más allá de lo terrenal, que conviven en armonía con la naturaleza. Es algo que no he percibido en los templos de las ciudades, no sabría explicarlo. Cuando lo veas, quizá lo entiendas – o quizá no, pensó, teniendo en cuenta que Lon’zu era alguien con los pies en la tierra. Al menos estaría de acuerdo en que eran espacios llenos de paz. Y el deseo de enseñarle aquellos lugares permanecía en ella mientras hablaba.

Que él era un hombre práctico quedó más que demostrado con la evaluación hacia las armas que se habían detenido a mirar por sugerencia suya. Estudiaba los diferentes aceros con precisión y con el ojo experto del que lleva toda una vida entre espadas. Aunque solo estaba de acuerdo con él en parte y así se lo dejó saber.

- Es verdad, un arma no es un artículo del que presumir. No tiene que ser bonita, sino funcional, ya que tiene un fin: arrebatar vidas. En eso tienes razón, a menos que estemos hablando de armas ceremoniales claro está. Pero como alguien que ha observado el trabajo de los maestros herreros durante muchas horas, comprendo que quieran que su habilidad no se limite a meros aceros desnudos. Siempre que un arma sea práctica, no creo que haya inconveniente en que esté bien trabajada. He visto auténticas obras de arte que al mismo tiempo son perfectamente capaces de rebanar cuellos. Todo depende de lo que el artesano ponga de sí en su creación, de lo que quiera transmitir al que va a llevar esa espada. Ah, te parecerá una tontería ¿verdad? – se sintió un poco avergonzada de repente – Al fin y al cabo es solo un objeto que sirve para matar… Supongo que nunca has querido una de éstas – hizo un gesto amplio con la mano para abarcar la totalidad de artefactos expuestos frente a ellos.
En el mercado—Ylisse—Con Lon'zu


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
599

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reaching for unrecheable

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.