Últimos temas
» Death and Discord
Hoy a las 16:25 por Neliam

» Bad guys hit back.
Hoy a las 15:51 por Oniswed

» Pirate's song
Hoy a las 15:01 por Ghawazee

» —The mighty fall.
Hoy a las 14:08 por Snicket

» Hurricane
Hoy a las 14:01 por Nightingale

» You and me...here
Hoy a las 13:24 por Winter Wiccan

» Your wakeup call
Hoy a las 13:21 por Novocaine

» ♠ Loving the almost.
Hoy a las 12:58 por Winter Wiccan

» Pure perfection
Hoy a las 12:33 por Harley

» 1. Party rock!
Hoy a las 12:20 por Winter Wiccan

» The Age of Innocence
Hoy a las 12:17 por Harley

» I will follow you
Hoy a las 12:09 por Hiroine

» Tomando contacto || Levi & Eve
Hoy a las 11:24 por Dice Master

» ♠ Silver Spirit.
Hoy a las 11:22 por Hiroine

» Insane duo
Hoy a las 10:51 por Hiroine

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

The soldier & The Songstress

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The soldier & The Songstress

Mensaje por YoukaiFire el Mar 26 Jul - 17:04

The soldier & the songstress
Samurai Flamenco | Au Nazis | gotozama
Mayo de 1942, el ejército Nazi tiene controlado casi todo Europa y ya apenas quedan esperanza para aquellos que se resisten a acepar el nuevo régimen. Aquellos con recursos podían permitirse ir hasta Casablanca, y ocon suerte conseguir los papeles necesarios para irse a Estados Unidos; ya que Inglaterra aunque eran libres seguían recibiendo los ataques de las fuerzas de Hitler.

Entre ellos se encontraba el famoso actor y cantante Hazama Masayoshi, que había abierto un bar donde cantaba y entretenía a los clientes; una tapadera pues en cuanto consiguiera un avión y un permiso de permanencia escaparía cuanto antes de aquella locura llena de sangre. Pero todo cambió cuando una noche el soldado Goto Hidenori junto a otros soldados nazis detuvieron una pelea en su establecimiento; desde ese encuentro todo cambio para ambos hombres.

El amor prohibido entre dos hombres de aquella época donde abundaba la violencia y escaseaba la esperanza ellos se encontraron; más ¿A donde les llevaría todo esto?


   
Hazama Masayoshi
20 años ৹ Cantante y actor alemán ৹ YoukaiFire
Nacido en una familia de artistas en München, Hazama se dedicó al cine y a la música desde su más tierna infancia. Su sueño era ser un gran héroe de acción, más cuando llegó Hitler al poder sus sueños se destruyeron. Odiaba cantar e interpretar cualquiera cosa; ya que todo era propaganda nazi. Por lo cual decide irse con su tío a Casablanca, abriendo un bar con la esperanza de poder viajar a Estados Unidos cuanto antes.
   
Goto Hidenori
24 años ৹ Soldado Nazi -Agente de policía ৹ SheenaRogers
Nacido en una pequeña pequeña ciudad del sur de Alemania, Goto siempre quiso ser agente de policía, pero cuando Hitler subió al poder le adjuntaron a la SS-Schütze. Resignado a luchar por unos ideales en los que no creía fue mandando a Casablanca para capturar enemigos del Reich.  Tras empezar la guerra su novia desapareció y todavía sigue sin saber nada de ella, lo cual le causa un gran pesar


Última edición por YoukaiFire el Vie 20 Ene - 0:24, editado 1 vez


I'll be a monster
When you love something, never lose it. You must keep it safe, close to your heart
To protect you
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
351

Localización :
Doriath

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The soldier & The Songstress

Mensaje por Sheena el Dom 31 Jul - 23:30

But the others wait in Casablanca
Recostó la cabeza contra la pared, cubriéndose la cara con el antebrazo, con el fusil apoyado en el hombro, agotado. Había estado todo el día de patrulla y solo pensaba en irse a la cama. En aquella ciudad del norte de África hacía un calor infernal, nada comparado al fresco clima de su Alemania natal, lo que provocaba que su cansancio se multiplicara por dos. Maldijo su suerte, no por primera ni última vez. Él no había pedido que lo destinaran a Marruecos, pero así era el ejército: tenía que callarse y obedecer. Claro que tampoco había pedido alistarse, él lo que quería era ser un simple policía, pero al estallar la guerra hacían falta soldados jóvenes, así que le tocó. Por lo menos no lo habían enviado al frente aún, por lo que daba las gracias. No tenía ningunas ganas de morir luchando por unos ideales que le eran bastante indiferentes. Y si se hubiera quedado en Alemania como policía ahora estaría arrestando judíos y reprimiendo con brutalidad cualquier nimiedad que se le antojase al gobierno que estaba prohibida para éstos, lo cual tampoco era de su agrado. Así que, en todo este conjunto, a sus veinticuatro años estaba bastante desencantado de la vida, en una ciudad desconocida y a miles de kilómetros de casa. Una perspectiva que no era para nada lo que esperaba.

No ayudó a mejorar su humor que, de repente, un revuelo originado un par de locales más adelante perturbara su momentánea tranquilidad. Rápidamente se levantó y, reuniéndose con el resto de su patrulla, se dirigieron al lugar del altercado. Se trataba de un conocido bar con música en directo, muy frecuentado por extranjeros de todas las nacionalidades y regentado por dos compatriotas, un hombre de avanzada edad y un joven, no sabía si familiar o empleado suyo, encargado de ofrecer el espectáculo. El grupo de soldados irrumpió como una tromba en el local, poniendo orden en lo que al final no era más que una pelea entre borrachos. Pero con tantas tensiones en el aire a causa de la guerra, cualquier cosa podía ser más de lo que parecía, con lo que actuaban en consecuencia, normalmente recurriendo a la violencia.

No les costó mucho esfuerzo acabar con el tumulto y, tras un par de detenciones, el ambiente en el bar se calmó y volvió a ser el de siempre. Conocía el sitio, incluso había estado varias veces bebiendo allí con los compañeros. Cosa que se disponían a hacer a continuación, ya que estaban ahí y por fin habían terminado con una jornada extenuante. Tomó asiento en uno de los taburetes de la barra y pidió su bebida en voz alta, esperando a que le sirvieran. Esperaba al menos que el día mejorara un poco con ese cambio de planes.
Bar Masayoshi  ▬ Con Hazama


Última edición por Sheena el Vie 20 Ene - 1:25, editado 1 vez


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
521

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The soldier & The Songstress

Mensaje por YoukaiFire el Lun 1 Ago - 5:02

But the others wait in Casablanca
El calor de la sala mezclado con el pesado humo de los cigarros y los puros siempre acababan mareando al joven actor; pero dentro de lo que cabía no era la peor de las situaciones. Podría estar en Alemania haciendo propaganda Nazi contra su voluntad a modo de películas donde fusilaría a personas inocentes o dedicando canciones a hombres que pensaban de aquella forma tan horrible. Adoraba su país, de verás, pero no comprendía como habían llegado a aquel punto. Por suerte solo tendría que esperar a sus pasaportes, que tarde o temprano conseguiría. Hasta entonces tendría que continuar con el bar que había abierto con Kaname Joji, un antiguo actor de teatro conocido mundialmente que también intentaba huir del yugo de Hitler.

Todas las noches dejaba que su maestro tocase el piano mientras entonaba alguna canción melancólica. Pero aquella noche ocurrió algo muy normal en antros como aquel; dos hombres comenzaron a pelearse por una mujer, algunos intentaron detenerlos y todo acabó con los soldados deteniendo a los implicados. Más en una época donde todos estaban matándose entre sí, una trifulca de ese estilo era de lo más normal.
Agotado se sentó en la barra a descansar mientras la suave música de jazz calmaba los ánimos de la clientela y aguardaban a que viniese la cantante de turno. Siendo menor de edad pidió un refresco al camarero de piel oscura, un trabajador local que a algunos les molestaba, no obstante él no iba a continuar aquel ejemplo de racismo sin sentido. Observando al soldado de al lado pudo identificarle  ya que esposó a dos de los hombres que se metieron en la pelea.

-Omar, no le cobres, invita la casa.- Indicó con una gentil sonrisa girándose hacia el otro.- Gracias por detener la pelea, temí que destrozaran mi local.- Agradeció el hombre de cabellos rubios con su encanto natural.- Soy Hazama Masayoshi, encantado.- Se presentó ofreciéndole la mano al moreno que sacaba parecía buscar el mechero para su cigarrillo, que aunque no le gustase el tabaco, debía admitir que quedaba muy viril en él.- Tenga.- Le dio una caja de cerillas que llevaba en el bolsillo interno de su traje.
Bar Masayoshi  ▬ Con Goto


Última edición por YoukaiFire el Sáb 14 Ene - 18:54, editado 1 vez


I'll be a monster
When you love something, never lose it. You must keep it safe, close to your heart
To protect you
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
351

Localización :
Doriath

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The soldier & The Songstress

Mensaje por Sheena el Lun 1 Ago - 22:28

But the others wait in Casablanca
Tras el incidente, se había apartado un poco de sus compañeros en busca de sosiego. Mientras esperaba su bebida pensó que le vendría bien un cigarrillo, por lo que sacó uno de su cajetilla metálica. Rebuscó el mechero, que debía estar en alguno de sus bolsillos pero no aparecía, sin prestar atención a la persona que se había sentado a su lado hasta que ésta le habló, dándose cuenta de que se trataba del joven que trabajaba en el bar. Agradecido, aceptó la caja de cerillas que le ofrecía, así como el whisky con el que le obsequió, sacando uno de los fósforos y prendiéndolo para encender el cigarro antes de devolvérsela y estrechar su mano en respuesta.

- Hidenori Goto - se presentó a su vez, inhalando el humo del tabaco y sintiéndose inmediatamente mucho mejor. Le dolía algo la cabeza pero entre el alcohol y la tranquila música de jazz se le iba calmando un poco - No hay de qué, solo hacía mi trabajo.

Para un soldado raso como él ese era el pan de cada día, vigilar que no se produjeran altercados en las calles y mantener el orden. Claro que eso servía como fachada para lo que en realidad hacían: investigar todo tipo de actividades ilegales en la ciudad, así como destapar negocios clandestinos y, sobre todo, interceptar a aquellos que trataban de huir del país con pasaportes falsos, algo que estaba a la orden del día debido a que la guerra en Europa se recrudecía cada vez más. Eso le llevó a pensar qué demonios hacía un chico tan joven, y alemán (había reconocido el acento), en Casablanca.

- ¿Eres el dueño del bar? - eso le sorprendió, si bien en esos países abrir un negocio no era tan caro y difícil como en Europa, habría apostado a que el propietario era el hombre mayor y él, un simple empleado, o como mucho un socio - Tienes suerte. Este sitio es bastante popular.
Bar Masayoshi  ▬ Con Hazama


Última edición por Sheena el Vie 20 Ene - 1:26, editado 1 vez


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
521

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The soldier & The Songstress

Mensaje por YoukaiFire el Miér 3 Ago - 7:36

But the others wait in Casablanca
Por regla general solía evitar a los soldados, pues para nada estaba de acuerdo con su ejército y todas las atrocidades que hacían, sintiéndose a veces avergonzado de ser alemán por lo que su país hacía. Pero vio por la forma de actuar del otro que solo le interesaba el bien común de los demás, ni tampoco le pareció que fuera ese tipo de persona; además cuando tenía un buen presentimiento solía guiarse por éste. Así que le devolvió el saludo al otro.

-Aún así es muy común que ocurran desgracias en las peleas y no querría que hubiese alguna muerte o un herido en un lugar del que soy responsable; después de todo tendría algo de culpa.- Se explicó sin más.

Realmente lo que quería decir era que odiaba ver peleas ya que solo pensaba en los otros que se estaban matando por los ideales de sus políticos en un guerra a la que no veía sentido ¿Por revanchismo?¿El orgullo del país? Cuando creía que todo en su hogar volvería a surgir vino aquel señor enfadado del bigote y destruyó sus esperanzas de un futuro cercano mejor para Alemania.

-¿Lo conoces de antes?- En su expresivo rostro se vio como le ilusionaba el hecho de que reconocieran su local.- Bueno eso es gracias a mi maestro, a él se le ocurrió que cantase como hacía en Hamburgo ya que ser actor ahora no es muy útil...- A decir verdad le sorprendía que no le conociera, aunque tampoco es que fuese alguien que desease fama o poder; a sus ojos era un trabajo como cualquier otro para ganarse el pan.- Puedes venir siempre que quieras, eres bienvenido.-

No podía evitar ser tan impulsivo, además de que solía hablar con gente más mayor o en todo caso a los que solo le interesaba su faceta de actor pues cuando podía estar con alguien que no le conociera le resultaba agradable el que le tratasen como a una persona normal y no como si fuera alguien de otro mundo.
Bar Masayoshi  ▬ Con Goto


Última edición por YoukaiFire el Sáb 14 Ene - 18:55, editado 1 vez


I'll be a monster
When you love something, never lose it. You must keep it safe, close to your heart
To protect you
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
351

Localización :
Doriath

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The soldier & The Songstress

Mensaje por Sheena el Vie 5 Ago - 12:31

But the others wait in Casablanca
Lo que estaba diciendo tenía todo el sentido del mundo. Al fin y al cabo estaban en guerra y, por cualquier tontería solían tomar represalias contra cualquiera, aunque fuera inocente. Y demostrar esa inocencia era muy difícil, por no decir casi imposible. Esa era otra de las cosas que no le gustaban del ejército. Los rangos superiores casi nunca atendían a razones, escuchaban solo lo que querían oír para coger el camino fácil, ahorrarse molestias y colgarse medallas. Era una injusticia, claro que los encargados de impartir justicia eran los jueces y no los militares, pero en tiempos de guerra esto parecía pasarse por alto. Y no podía aprobar el hecho de que personas inocentes pagaran por faltas que no habían cometido por el simple hecho de encontrarse en el lugar equivocado en el momento equivocado, como pasaba la mayoría de las veces. Pero él no era nadie ni tenía poder para cambiar aquello, así que solo apartaba la mirada y hacía como si no pasara nada. Una actitud no muy noble pero ¿de qué valía el honor en esos tiempos?

- De vista, bueno, había venido un par de veces, aunque es normal que no te fijaras. La mayoría de la gente solo ve un uniforme cuando nos mira, para eso estamos, supongo - no pudo reprimir el deje de amargura en la voz antes de llevarse el vaso a los labios de nuevo - ¿Eres actor? ¿Un actor famoso? - ahora que lo miraba bien, daba el pego perfectamente: era joven, parecía extrovertido y, por qué no reconocerlo, tenía atractivo. No estaba muy al tanto del mundo del cine y menos desde que salió de Alemania así que bien podría estar hablando con una estrella nacional y él sin saberlo. Aunque, por otro lado, si fuera realmente conocido no habría acabado en esa ciudad de desesperados ¿no? - No tengo ni idea del mundo del cine o el espectáculo. Prefiero el deporte.
Bar Masayoshi  ▬ Con Hazama


Última edición por Sheena el Vie 20 Ene - 1:27, editado 1 vez


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
521

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The soldier & The Songstress

Mensaje por YoukaiFire el Vie 12 Ago - 17:49

But the others wait in Casablanca
Se sintió un poco culpable porque a decir verdad siempre pensaba mal los soldados, le parecían abusivos y que realmente no pensaban en el pueblo, sino en sus deseos egoístas y realmente causaban más problemas y miedo que otra cosa. Cuando veía que un grupo se acercaba intentaba evitarlos, aunque fuese difícil ya que en ocasiones le reconocían, por lo que pedían que se sentase y bebiese mientras contaban sus “hazañas” y chistes. Como siempre, ponía su mejor sonrisa y asentía, después de todo era buen actor, pero odiaba aquellos uniformes, lo que significaban y lo que hacían. Por eso necesitaba salir cuanto antes de Europa.

-Bueno en tu caso te queda muy bien.- Le dijo con la esperanza de animarle; ya que desde que se sentó notaba esa aura melancólica a su alrededor, como una triste canción de desamores y sueños rotos. No se atrevía preguntar porque se acababan de conocer, más había algo en él que le decía que podía confiar en él.- He protagonizado varias películas y cantó en vivo, es una de las razones por la que la gente viene aquí y ayuda al negocio...¿Pero de verás nunca me había visto?- Más que ofendido o cabreado como estarían otros actores, en su caso se le notaba feliz. Al fin alguien que le vería como una persona normal y corriente, que no le trataría como un ídolo ¡No cabía en su dicha!- No pasa nada, aunque a decir verdad no soy tanto de deportes...también será porque todos en mi familia si no son músicos son actores.- Se explicó con una sonrisa gentil.

En aquel momento se escuchó como el piano de fondo comenzó a tocar “As time goes by”, una de sus canciones favoritas y a la que no pudo resistirse a tararear, marcando el ritmo con el pie inconscientemente.
Bar Masayoshi  ▬ Con Goto


Última edición por YoukaiFire el Sáb 14 Ene - 18:55, editado 1 vez


I'll be a monster
When you love something, never lose it. You must keep it safe, close to your heart
To protect you
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
351

Localización :
Doriath

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The soldier & The Songstress

Mensaje por Sheena el Lun 15 Ago - 11:50

But the others wait in Casablanca
- Están hechos para eso - murmuró con desgana; la verdad es que antes de salir de Alemania las mujeres siempre cuchicheaban al paso de los soldados y admiraban los uniformes, que los hacían populares entre el sector femenino.

Casi le dieron ganas de reírse al darse cuenta de que la primera cosa agradable que le habían dicho en meses, que podía clasificarse como una especie de piropo, provenía de un hombre desconocido en un bar. Intentó quedarse con la parte buena del asunto y, al tiempo que apagaba el cigarrillo ya consumido en un cenicero que encontró en la barra, se percató de que la sorpresa del otro parecía genuina, aunque tampoco tenía pinta de estar molesto por pasar desapercibido. Qué raro; él pensaba que a todas las estrellas se les subía la fama a la cabeza, pero no era ese su caso o al menos eso daba a entender. Nuevamente se preguntó cuál sería su historia. ¿Una carrera truncada, algún tipo de fracaso? Si era de verdad conocido debería estar triunfando en Europa, no encargándose de un bar en Casablanca. ¿Y por qué tenía tanta curiosidad, si apenas acababan de conocerse? ¿Tan insulsa era su vida que hasta un nimio encuentro le provocaba ese interés? La respuesta ya la conocía pero no por ello le gustaba. Y aun así Hazama le había caído bien; quería conocerlo.

- Lo siento, no te había visto nunca - no tenía por qué disculparse pero lo hizo, aunque él no parecía ofendido - Como te he dicho no tengo mucha idea. Antes, en casa, iba al cine algunas veces, pero poco - solo cuando ella insistía; el recuerdo le vino de pronto y volver a pensar sin quererlo en esa persona de la que no sabía nada fue como un jarro de agua fría - Supongo que estarás acostumbrado a que todos sepan quien eres... ¿por qué cambiaste la gran pantalla por esto?

No pudo resistirse a preguntar, aun siendo consciente de que la mayoría de los que acababan allí tenían una triste historia a las espaldas. Bueno, tampoco le interesaba muchísimo, pero estaba cansado, el alcohol hacía su trabajo y, por una vez, le apetecía hablar. Mientras esperaba su respuesta, inconscientemente se perdió en el tono suave de su voz, dejando que se llevara la amargura de sus recuerdos.
Bar Masayoshi  ▬ Con Hazama


Última edición por Sheena el Vie 20 Ene - 1:28, editado 1 vez


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
521

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The soldier & The Songstress

Mensaje por YoukaiFire el Lun 29 Ago - 10:34

But the others wait in Casablanca
-Ya pero me refiero a que normalmente los soldados intimidan con esos uniformes, por muy bien que se vean. Pero en ti no surge ese efecto amenazador.- Era demasiado inocente para darse cuenta que sus palabras podrían llegar a resultar ofensivas y seguramente cualquier otro oficial le habría encarcelado por decir aquello. Pero por suerte se veía de lejos que él era un joven inocente y con la mejor de las intenciones, o al menos eso aparentaba.- ¿Aunque no tienes calor llevando todo eso?-

Decidió cambiar de tema por el bien de su integridad, pues por muy buena espina que le diese el soldado, no podía olvidar que en los tiempos que corría no podía fiarse de nadie. Pero realmente esperaba que le sorprendiera gratamente, después de todo había pocas personas de su edad ya que la mayoría estaban en la guerra, y de verdad necesitaba hablar con gente que no estuviese llorando por la guerra anterior. Si se iba de ahí era sobretodo por su odio a las guerras, no soportaba que si quiera se mencionasen, y ahora estaba por todas partes

Su pregunta le pilló un poco desprevenido, más tras terminarse su bebida le miró con una mirada nostálgica.

-La verdad es que es agradable que no me reconozcan por ser actor, porque se creen que soy el personaje y nunca puedo mostrar quien soy.- Era algo repentino pero los ojos castaños de Gotto le inspiraban tal confianza que pensó "¿Por qué no ser sincero?" y por lo tanto comenzó a hablar.- Solo hay películas sobre guerra y muerte...no quiero verme relacionado con eso. Además ahora nadie irá a los cines, solo los adinerados y yo actúo para entretener a todos. Aquí se está calmado y me siento más cercano a las personas cuando interpreto una canción o un papel. Este sitio tiene algo especial.- Suelta finalmente con un tono de voz soñador. No era la verdad al completo pero tampoco le parecía bien soltarle eso nada más conocerle,pensaría que está loco o que era un traidor, aunque ninguna de las dos opciones iba desencaminada.

Bar Masayoshi  ▬ Con Goto


Última edición por YoukaiFire el Sáb 14 Ene - 18:55, editado 1 vez


I'll be a monster
When you love something, never lose it. You must keep it safe, close to your heart
To protect you
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
351

Localización :
Doriath

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The soldier & The Songstress

Mensaje por Sheena el Miér 31 Ago - 21:10

But the others wait in Casablanca
- ¿Calor? - se le escapó una risilla, su actitud inocente tenía un punto de adorable. Aunque no podía evitar pensar que ese carácter ingenuo le traería problemas en un sitio como ese - Sí, bastante. Este clima no me gusta nada, aunque tú pareces llevarlo bien.

El whisky en su vaso fue descendiendo mientras esuchaba su historia, no sin cierto asombro. Debía ser la primera persona que conocía que estaba allí por voluntad propia, que realmente le gustaba. La mayoría eran prófugos, personas que se habían arruinado o gente que escapaba de la guerra. Lo malo era que no se daban cuenta de que Casablanca no era una esperanza sino una trampa, y se quedaban atrapados allí a la espera de conseguir pasaportes falsos para huir a América. Eran pocos los que lo conseguían. Casi todos acababan dando con sus huesos en la cárcel, ya fuera por falsificar documentación o por dedicarse a algún tipo de negocio ilegal para subsistir. Pero a Hazama parecía gustarle de verdad, eso o lo disimulaba muy bien gracias a sus dotes de actor. Decidió que no importaba, había tenido una charla agradable, le había invitado a beber y se le había pasado el dolor de cabeza. No podía quejarse de que la noche no hubiera sido productiva.

Casi le dio pena despedirse cuando apuró el último trago de whisky y dejó el vaso en la barra, pero el deber era el deber y no podía presentarse en el cuartel después del toque de queda. Cómo echaba de menos la libertad que tenía antaño para ir donde quisiera o hacer lo que le viniera en gana. Mirando a los ojos del desconocido que ya no lo era tanto, se caló la gorra y le dedicó unas palabras de agradecimiento:

- Gracias por el whisky y la conversación. Ha sido agradable - no solía ser de soltar cumplidos gratuitos por lo que de verdad lo pensaba, aunque se sorprendió a sí mismo al decirlo - He de irme ya - y sin más le tendió la mano esperando a que se la estrechara como gesto de despedida.
Bar Masayoshi  ▬ Con Hazama


Última edición por Sheena el Vie 20 Ene - 1:29, editado 1 vez


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
521

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The soldier & The Songstress

Mensaje por YoukaiFire el Jue 8 Sep - 21:38

But the others wait in Casablanca
-Cuando te pasas horas bajo un montón de focos acabas acostumbrándote al calor, créeme, se de lo que hablo.- Soltó acompañado de una risa vivaracha.

No le había mentido, solamente no le contaba toda la historia. Él en realidad era feliz en Alemania, le gustaban las grandes ciudades de su nación y la vida que tenía ahí; pero odiaba en lo que se había convertido. Ahora ningún sitio era seguro y a decir verdad tampoco le hacía demasiada ilusión irse a Estados Unidos, nunca fue ambicioso a la hora de actuar, no quería ser una gran estrella. Solo lo hacía porque se le daba bien y era algo de familia, y mientras tuviera los papeles suficientes para vivir una vida sin problemas estaría bien. Y tampoco podía decirle como Kaname estaba intentando lograr sus pasaportes en secreto como tapadera, aunque no le contaba mucho para no involucrarle en todo ese mundo del mercado negro, que lo máximo con lo que él había contactado era tener que hablar con ellos ya que veían a sus actuaciones.

Al escuchar que se iba levantó la mirada no sin una pequeña punzada de tristeza; era la primera persona que con la que hablaba que no quería conseguir algo o que tramaba algo en secreto. A grandes rasgos le parecía alguien sincero y podía ver que en ocasiones hasta la tristeza le embargaba. Por lo cual se levantó ofreciéndole su tarjeta.

-El que debería agradecértelo soy yo, ha sido agradable. Ten, es mi teléfono privado, si quieres podemos volver a quedar y hablar.- Le dijo con una sonrisa.- Además te harán un descuento por ver que me conoces.- Añadió intentando convencerle a que volviese ahí.- Espero verte pronto, que todo vaya bien Goto.- Le dio la mano de forma firme, desprendiendo por cada parte de alegría.

Bar Masayoshi  ▬ Con Goto


Última edición por YoukaiFire el Sáb 14 Ene - 18:56, editado 1 vez


I'll be a monster
When you love something, never lose it. You must keep it safe, close to your heart
To protect you
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
351

Localización :
Doriath

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The soldier & The Songstress

Mensaje por Sheena el Sáb 10 Sep - 22:55

The beginning of a beautiful friendship
De todos los cafés que hay en la ciudad, tuve que entrar en este.

Eso era lo que pensaba Goto, apoyado en la barra del local que regentaba el antiguo actor Masayoshi Hazama. Daba cuenta de su segundo vaso de bourbon mientras esperaba a que el dueño terminara de atender sus asuntos y tuviera un rato libre para beber con él, como solía ocurrir últimamente cada vez que acudía allí. El soldado no tenía ni idea de que aceptar la copa a la que le invitó la primera vez que se concieron iba a acarrear consecuencias. Unas consecuencias que no le gustaban ni lo más mínimo.

Desde esa noche había vuelto por allí unas cuantas veces, sin otra intención que la de relajarse escuchando un poco de buena música acompañada con algo de alcohol. Al reconocerle, Hazama se había acercado a él y le daba conversación cuando no estaba acompañado. ¿Cómo iba a saber que algo tan simple llamaría la atención de sus superiores? Al parecer, hacía tiempo que el café estaba bajo sospecha: creían que el negocio era una tapadera, que los dos hombres se dedicaban en secreto a preparar pasaportes falsos para luego venderlos por una fortuna a los desesperados que esperaban huir a América, con la finalidad última de enriquecerse y escapar ellos mismos. Y habían decidido aprovechar su buena relación con el dueño para utilizarle como conexión y que averiguara si esto era cierto o no.

Goto no podía estar más molesto. En primer lugar porque él no era un espía, ¿por qué tenía que estar fingiendo y aparentando cuando no era más que un soldado raso? Había conocido a Hazama solo por casualidad. Y en segundo lugar, porque no le parecía bien mentirle así. Le caía bien y quería creer que esas sospechas no eran ciertas, aunque esta confianza no tenía ningún fundamento. De hecho, en aquellos tiempos, en esa ciudad, lo raro es que alguien fuera honrado. Si ponía la mano en el fuego por él, seguro que se quemaba. Pero al mismo tiempo tenía la absurda esperanza de que no lo decepcionara, quizá porque ya estaba bastante decepcionado con la guerra y con la vida en general para soportar otro engaño.

Así las cosas, empezó a frecuentar el bar más que antes. Sin sospechar nada, Hazama estaba encantado, o eso parecía demostrar su actitud entusiasta y alegre cuando aparecía por allí. Goto miró su reloj mientras apagaba el cigarrillo en el cenicero, impaciente. No solía tardar tanto. ¿Tenía muchos clientes? Sabía que el local disponía de un despacho privado en la parte de arriba donde se cerraban los tratos (al menos, los legales). Decidió que ya había esperado bastante y que subiría a echar un vistazo; nadie le vio, o si lo hicieron no quisieron detenerle. A medida que subía las escaleras iba poniéndose más nervioso: ¿quizá descubriría algo que no quería ver, lo que supuestamente estaba investigando? Esperaba que no cuando abrió la puerta del despacho sin llamar, entrando bruscamente en la sala.

No encontró nada de eso, sino a Hazama, sentado ante una mesa con una botella de vino, intacta, y una copa, vacía. La habitación estaba silenciosa y en penumbra, el joven apenas si se inmutó ante su llegada. Extrañado, se acercó. Cuando estuvo a su altura las luces de la calle que se filtraban entre los huecos de la persiana le permitieron comprobar que sus mejillas estaban húmedas. Sostenía un trozo de papel entre las manos. Sin saber muy bien cómo actuar, lo único que pudo hacer fue llamarle por su nombre.

- ¿Masayoshi?
Bar Masayoshi  ▬ Con Hazama


Última edición por Sheena el Vie 20 Ene - 1:29, editado 2 veces


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
521

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The soldier & The Songstress

Mensaje por YoukaiFire el Jue 22 Sep - 11:38

The Beginning of a beautiful friendship
Desde que había conocido a Hidenori los días en aquella ciudad se habían vuelto mucho más soleados. Después de todo aunque Kaname siempre estuviera ahí para él y le brindase compañía también tenía que dejarle tiempo con su esposa, después de todo eran unos afortunados al no verse separados por la guerra; lamentablemente no era así para sus hijos, pero de algún modo u otro lograría reunir a su familia. Aunque desde que era un niño aquel hombre siempre había estado con él y le había enseñado todos sus trucos de actuación, después de todo él había sido el primer actor alemán que había tenido una serie de películas alrededor de su persona. Siempre había pasado más tiempo con él que con otros niños ya que a él le consideraban un rarito, si eso las chicas en su pubertad le hacían caso porque ya había hecho algunos papeles y se había desarrollado su físico, sin embargo a él no le había interesado.

Pero con Goto no era así, podía distraerse de las guerras, de tener que hablar con gente de mafias o que solo lloraban por la guerra; sabía que era horrible pero él quería mantenerse todo lo positivo posible. Solamente deseaba poder volver a sonreír, a reír y ser él mismo, y eso pasaba cada vez que el soldado venía a verle. Realmente le sorprendía la frecuencia con la que venía, llegando a inquietar a sus clientes tanto como a sus trabajadores, pensando que estaba aliado con los nazis o le estaban investigando. Mas eso fue algo que pasada una semana fue dejando de preocuparles para actuar como siempre. Se alegraba tanto de tener a alguien que le entendiera y escuchar a una persona tan interesante como él.

No obstante aquel no era un buen día para el rubio, había recibido un telegrama que confirmaba la muerte de su padre; el cual había desaparecido del mapa hace más o menos dos años, al igual que su familia. No sabía como salir afuera actuar para todos, no tenía fuerza alguna. Una parte de él se sentía culpable por no haber ido en su lugar, por enfadar a su padre que le había acusado de cobarde y antinacional ¿Qué iba a hacer? Él no tenía ni idea sobre la guerra, ni mucho menos motivación por parte de los ideales de su país y aunque no se arrepentía de la decisión de ir a Casablanca, no podía evitar sentirse dolido pues la última vez que hablaron fue una discusión tremenda.

-¿Goto?- Sacándole del trance alzó la mirada, clavándola en la del soldado.- Ah hola...yo...- No sabía que decir mientras se limpiaba los restos de lágrimas de las mejillas y forzaba una sonrisa que nadie se creería.- Perdona, hoy no me encontraba con muchas ganas de bajar.-

Bar Masayoshi  ▬ Con Goto


Última edición por YoukaiFire el Sáb 14 Ene - 18:53, editado 1 vez


I'll be a monster
When you love something, never lose it. You must keep it safe, close to your heart
To protect you
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
351

Localización :
Doriath

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The soldier & The Songstress

Mensaje por Sheena el Jue 29 Sep - 21:49

The beginning of a beautiful friendship
- Ya me doy cuenta.

Se sintió un poco idiota por decir eso pero ¿qué otra cosa podía hacer? Frente a la pared contraria descansaban un par de sillas, por lo que se acercó para tomar una y la colocó del revés, apoyando los brazos en el respaldo, al lado del actor.

- ¿Malas noticias?

No podía ser otra cosa en tiempos de guerra. Esperó pacientemente y en silencio a que el otro decidiera responder. Debía ser algo realmente grave, porque nunca lo había visto así. Normalmente él era taciturno y taimado, aunque siempre se animaba más cuando estaba con Hazama, olvidándose de sus problemas, de sus tristezas y hasta de su misión. Pero Masayoshi era único, su presencia lo llenaba todo, lo iluminaba de una manera realmente particular. No sabía que existiesen personas así hasta que lo conoció; a su lado, uno podía de verdad llegar a pensar que todo iba a salir bien. Si tuviera que describirlo con una palabra, sería "inspirador." Pero el joven que ahora tenía delante era todo lo contrario a esa imagen. Lo veía tan apagado y tan deprimido que se le contagiaba esa congoja, alguien como él no merecía sufrir. Probablemente era la persona menos indicada para hacer sentir mejor a alguien pero por él, lo intentaría. Aún quedaba mucha noche por delante.
Bar Masayoshi  ▬ Con Hazama


Última edición por Sheena el Vie 20 Ene - 1:30, editado 1 vez


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
521

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The soldier & The Songstress

Mensaje por YoukaiFire el Miér 23 Nov - 18:23

The Beginning of a beautiful friendship
Odiaba sentirse de aquella manera, pues él no era así y lo sabía. Siempre era quien elevaba los ánimos a los demás, el hombro sobre el que apoyase, esa personas capaz de sacar una sonrisa a cualquiera. Por eso procuraba encontrarse como siempre, para así no fallarle a nadie. Pero todos tenían un momento de debilidad, y ese era el suyo. Había pretendido que estaba todo bien ante sus empleados, sin embargo apareció Gotto y todo salió sin más, como su propia amistad.

-Mi padre ha muerto, en combate, por supuesto.- Musitó y sin darse cuenta unas lágrimas cayeron en silencio.- Estaba seguro de que eso ocurriría, pero...ojalá hubiese podido disculparme, aunque no lo sintiese, para poder sentirme mejor.- Al decir aquello puso su mano sobre su rostro.- ¿No soy lo peor? Debería avergonzarme por pensar así.-


Seguro que el moreno no se enteraría de a que se refería, pero en su mente solo recordaba como en el pasado él había aprendido todo sobre el canto y la música gracias a él. Cuando consiguió su primer gran éxito estuvo durante meses felicitándole y hablando de él con orgullo, para luego acabar prácticamente odiándose, haciendo que a su madre se le partiera el corazón. No es que se arrepintiese de huir a Casablanca para evitar la guerra, pero a ojos de su padre siempre sería un vil cobarde.

Bar Masayoshi  ▬ Con Goto


Última edición por YoukaiFire el Sáb 14 Ene - 18:53, editado 1 vez


I'll be a monster
When you love something, never lose it. You must keep it safe, close to your heart
To protect you
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
351

Localización :
Doriath

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The soldier & The Songstress

Mensaje por Sheena el Miér 14 Dic - 18:01

The beginning of a beautiful friendship
Cuando pronunció las palabras “malas noticias” ya se esperaba algo de ese calibre, desgraciadamente ese era el pan de cada día para muchas familias en toda Europa. Y eso para las que tenían la suerte de llegar a saber que sus familiares habían muerto; otras muchas nunca volvían a saber nada de sus seres queridos, quienes desaparecían en combate, eran tomados como rehenes y nunca se les volvía a ver o simplemente sus cadáveres quedaban demasiado desfigurados como para reconocerlos e incluirlos en las listas de fallecidos. Él tenía bastante experiencia en eso pero, obviamente, no iba a decírselo a Hazama. Tal como estaba ahora era imposible que lo viera de ese modo. Nadie podría sacar algo positivo a la muerte de un padre.

- Lo siento mucho – dijo con voz grave.

Sus condolencias no eran por cumplir: lo sentía de verdad. Nadie merecía perder a su familia pero Hazama mucho menos. Era una de esas pocas personas que uno pensaría que solo merecen que les pasen cosas buenas. Lamentablemente la vida no solía conceder eso más que a unos pocos privilegiados y no siempre por méritos propios. Sus ojos se desviaron hacia la botella de vino que reposaba, intacta, en la mesa, junto al vaso vacío. Al parecer, el joven había intentado ahogar sus penas en alcohol, pero no se había atrevido o se había arrepentido en el último momento. En ese momento se le vino a la cabeza que, si bien se había escondido de todos porque no creía posible disimular su tristeza, a él le había permitido que lo viera en su momento de mayor debilidad. No podía ser casualidad, así que tendría que hacer algo a cambio para agradecer esa confianza. Se le daba fatal animar a la gente pero supo que tenía la responsabilidad de confortarle de una forma que no había podido hacerlo el alcohol.

- No deberías ser tan duro contigo mismo – dijo con seriedad – No sé lo que pasaría entre vosotros pero ¿crees que merecía tus disculpas si no era lo que sentías de verdad? ¿Querrías que lo último que escuchara de ti fuera una mentira? Eso tampoco te hubiera hecho sentir mejor a ti y me parece que lo sabes.

No quería ser duro con él en un momento tan delicado, tan solo pretendía abrirle los ojos y alejarle de ese dolor tan abrumador en el que estaba sumergido. Dejó que sus palabras se asentasen, dándole su espacio pero todavía pendiente de él, no fuera que se derrumbase más de lo que ya estaba. Al no detectar ninguna reacción, no le quedó otro remedio que formular las preguntas que seguramente él mismo no se atrevía a hacerse:

- ¿Qué vas a hacer ahora? ¿Volverás a Alemania?

Bar Masayoshi  ▬ Con Hazama


Última edición por Sheena el Vie 20 Ene - 1:31, editado 2 veces


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
521

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The soldier & The Songstress

Mensaje por YoukaiFire el Miér 11 Ene - 22:47

The Beginning of a beautiful friendship
Dejó que Gotto hablase, pues realmente prefería mantenerse callado cuando estaba triste. De alguna forma el que no se hubiese ido, dejándole a solas con sus pensamientos le reconfortaba al igual que le asustaba. Cuando uno era una estrella de cine conocía a la gente y solía tener una amplia vida social, por no decir amigos y conocidos. Pero a la hora de la verdad pocos le conocían, mucho menos su lado melancólico. Le daba miedo mostrar esa parte de sí y decepcionar a la gente, pues todos se acercaban a él pensando que siempre era alguien alegre y que jamás estaba decaído.

Su mente le decía que huyese, que actuase como él sabía hacer y hacer como si nada ocurriese. Pero su corazón pedía que se desahogase, no en ese vino que había sacado, sino en otra persona, pues no aguantaba la soledad en la que vivía sin darse cuenta.

-Tienes razón...pero al menos si hubiera dicho que lo mucho que le quería, agradecerle lo que ha hecho por mi. Pero es demasiado tarde.- Terminó en apenas un susurro. No fue hasta que preguntó lo último que el rubio levantó la vista hacia él.- ¿Volver? No podría aunque quisiera, realmente no sé donde está el resto de mi familia, y dudo que sea momento de organizar un funeral. Además ya te dije que vine aquí para huir de la guerra. No es el lugar mas ideal del mundo, pero por lo menos me salvo de la pesadilla que se está viviendo ahí.-

Estaba tan cansado de la guerra, de las historias tristes, de las muertes innecesarias, de perder a las personas de su alrededor...Solamente quería una vida feliz y sin crear complicaciones. Pero vivir era sufrir y más en medio de un enfrentamiento bélico de semejante envergadura.
De repente se puso se pie y fue a por su gabardina color café, girándose hacia el soldado.

-Demos un paseo, necesito salir de aquí, tomar el aire ¡Lo que sea! Como siga aquí me volveré loco.- Con sus grandes ojos de cordero degollado miró al otro, en muestra de súplica.- Llévame a cualquier sitio, me da igual; tampoco conozco mucho de Casablanca, pero por favor sácame de aquí Gotto.-

Bar Masayoshi  ▬ Con Goto


I'll be a monster
When you love something, never lose it. You must keep it safe, close to your heart
To protect you
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
351

Localización :
Doriath

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The soldier & The Songstress

Mensaje por Sheena el Dom 5 Feb - 13:24

The beginning of a beautiful friendship
No le faltaba razón a Hazama: sí, era demasiado tarde. Ya no tenía sentido arrepentirse o pensar en lo que podría haber pasado. Pero no podía decírselo a la cara, por más que fuera verdad. Era lo último que necesitaba oír. Y menos cuando le estaba pidiendo, casi con desesperación, que le ayudara a escapar de sus propios pensamientos.

- Está bien, conozco un sitio – dijo simplemente, abriéndole la puerta del despacho para que saliera primero, con su gabardina al hombro.

Un par de miradas curiosas los siguieron a su paso por el atestado salón, tan lleno como siempre. Para el resto de los habituales del bar, la vida seguía igual: un día más en Casablanca, esperando su oportunidad. Pensó que era curioso cómo, mientras el mundo seguía siendo el mismo, para Hazama todo había cambiado. ¿Cuántas personas como él vivían tragedias semejantes todos los días mientras los demás permanecían impasibles e ignorantes?

Salieron del local; la noche ya estaba avanzada y refrescaba. Se puso la gabardina y la gorra del uniforme mientras miraba de reojo a Hazama, que parecía estar haciendo verdaderos esfuerzos por no echarse a llorar allí en medio. Vio cómo se estremecía ¿sería a causa del frío o de los sollozos? La calle estaba totalmente desierta a esas horas, salvo por las ocasionales patrullas de soldados y policías. Aun así miró repetidas veces a su alrededor para asegurarse de que nadie los veía antes de pasarle un brazo por los hombros, tratando de detener los temblores. Evitó su mirada, no quería tener que dar explicaciones ante una acción que no era propia de él y además era extraña. Solo esperaba que al menos le hiciera sentir un poco mejor.

No dijo nada en todo el camino; el paseo tampoco se alargó demasiado. Su recorrido finalizó en lo que parecía ser la nada… si uno no se fijaba bien. Tras ellos solo quedaban las sombras de los últimos edificios de la ciudad y las pocas luces que iluminaban la vigilia de la misma. Enfrente, se abría de repente el desierto, en toda su inmensidad, las dunas esparcidas que parecían mecerse con la brisa nocturna y el resplandor de las estrellas sobre ellas.

- Descubrí este lugar por casualidad – le contó, mirando al horizonte – Había una antigua ruta de escape hacia Europa que pasaba por aquí, atravesando el desierto hasta Marrakech y Agadir, donde el puerto no está tan vigilado. Era muy arriesgado, claro: sin un buen guía lo más probable es perderse. La mayoría morían en el desierto pero aun así preferían intentarlo – ni siquiera sabía por qué le estaba contando eso, seguramente no le interesara en lo más mínimo pero así quizá podría distraerse y pensar en otra cosa – Los nativos lo llaman "la puerta del desierto." A mí me parece que es como entrar en un mundo desconocido.

Puerta del desierto  ▬ Con Hazama


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
521

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The soldier & The Songstress

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.