Últimos temas
» The End?
Hoy a las 20:52 por Snicket

» V. How do you want me?
Hoy a las 20:49 por Merigold

» Forbidden
Hoy a las 20:18 por Quisso

» Friction.
Hoy a las 19:04 por Snicket

» I ought to stay against you
Hoy a las 17:22 por Neliam

» Petición cambio de nick
Hoy a las 17:16 por Mozart

» Death and Discord
Hoy a las 16:25 por Neliam

» Bad guys hit back.
Hoy a las 15:51 por Oniswed

» Pirate's song
Hoy a las 15:01 por Ghawazee

» —The mighty fall.
Hoy a las 14:08 por Snicket

» Hurricane
Hoy a las 14:01 por Nightingale

» You and me...here
Hoy a las 13:24 por Winter Wiccan

» Your wakeup call
Hoy a las 13:21 por Novocaine

» ♠ Loving the almost.
Hoy a las 12:58 por Winter Wiccan

» Pure perfection
Hoy a las 12:33 por Harley

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

► Our ghosts can become heroes

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

► Our ghosts can become heroes

Mensaje por Sheena el Sáb 13 Ago - 23:18

Recuerdo del primer mensaje :




Our ghosts can become heroes
Naruto — Shinobi — SapphireDragon
Hinata — Kunoichi — Sheena

CS — 1x1 — Naruto


A simple vista, había tan solo tres cosas que Naruto Uzumaki y Hinata Hyūga tenían en común: la Aldea Oculta de Konoha, ser ninjas y la perseverancia que empujaba todos sus actos. Por lo demás, cualquiera diría que eran tan diferentes como el cielo y la tierra. Él era ruidoso, alborotador e impulsivo. Ella era silenciosa, calmada y tímida. Pero tan solo a simple vista. Detrás de sus personalidades completamente opuestas, se parecían más de lo que ellos mismos sabían.

Eran simples conocidos. Para Naruto, Hinata era esa chica que se sentaba cerca en clase, que no hablaba nunca y a la cual a veces pillaba mirándole, con lo que no podía evitar pensar que era un poco rara. Para Hinata, Naruto era el ejemplo de todo lo que ella deseaba ser pero no se atrevía, era su motivación para seguir adelante a través de las circunstancias adversas, aunque nunca iba a ser capaz de confesárselo.

Hasta que llegaron los exámenes de chuunin; esa fue la primera vez que sus caminos se cruzaron. El azar había decidido que los dos jóvenes de los Hyūga, Hinata y Neji, se enfrentasen entre sí, dejando al descubierto una escabrosa historia familiar de la que un incrédulo Naruto fue testigo. Por si no fuera suficiente, a él mismo le tocó enfrentarse tras la derrota de Hinata al llamado genio de su generación; lo hizo con una motivación renovada al ver que él y su compañera no eran tan diferentes, que los dos habían sufrido mucho y pasado años en soledad, cada uno a su manera. Gracias a esa resolución venció, contra todos los pronósticos. Y a partir de entonces comenzó a tejerse una historia que los dos protagonizarían sin saberlo, dirigiendo sus pasos casi sin querer hacia un futuro en el que serían mucho más que meros conocidos.

Cronología

1. Always do your best
2. What tomorrow brings
3. Never give up
4. I trust you no matter what




Última edición por Sheena el Mar 25 Jul - 1:14, editado 4 veces


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
521

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: ► Our ghosts can become heroes

Mensaje por SapphireDragon el Mar 27 Jun - 12:36




Never give up

Villa oculta de la Hoja — Con Hinata



Ese día, tras aquella refrescante a la par que íntima conversación que ambos mantuvieron, Naruto vio marchar a Hinata, sin que faltasen su tartamudeo y sus nervios tan propios de ella. Definitivamente, muchísimas cosas habían cambiado desde que era un crío, pero en esos tres años… Hinata continuaba siendo ella misma, algo que por supuesto le encantaba. Seguía sin comprender en absoluto su forma de actuar, pero él ya creía que simplemente era su forma de ser… que no había ni un solo motivo para comportarse de esa forma.

Antes de entrar al edificio del Hokage, el rubio se estiró y soltó un pequeño suspiro. No sabía qué hora era, pero conociendo a la vieja Tsunade… lo mejor era no hacerla esperar. No quería ser víctima de su temperamento. Así pues, en pocos minutos llegó a la planta superior y con su habitual forma de ser, apenas había dado un par de toques a la puerta que abrió con una enorme sonrisa, sin esperar a que ella le diera permiso para entrar.

Baa-chan, ya estoy de vuelta. Seguro que me has echado de men--- —comenzó a decir mientras cruzaba el umbral de la puerta. Sin embargo, a medias se quedó la frase.

Los ojos azules de Naruto se posaron en las dos figuras que se encontraban frente al escritorio de Tsunade-sama, al lado de Sakura-chan y que le eran completamente desconocidas. ¿Quiénes eran aquellos hombres? ¿Por qué su amiga y compañera de equipo tenía esa mirada tan… perdida y brillante?

No fue mucho lo que el joven Uzumaki tardó en averiguar que era todo aquello: Kakashi-sensei no podría, al menos por el momento, volver a tomar la capitanía del Equipo 7, por esa misma razón, había sido asignado al grupo un ninja de ANBU, Yamato, un descendiente del Primer Hokage de la Villa. Además, como los equipos debían constar de cuatro miembros, un muchacho con una de piel blanca como el papel y sonrisa inquietante sería su nuevo compañero. Aquello no le hizo ninguna gracia, era como si estuvieran sustituyendo de forma irreparable a Sasuke, a su amigo… ¡No podía permitirlo!

Siendo como era y sin importarle demasiado lo que pudieran pensar los dos nuevos, despotricó por todo ello, como si así pudiera convencer a la Hokage. Sin embargo, el único resultado que obtuvo con ello, fue que Tsunade se enfadase de verdad y dijera cosas hirientes, pero completamente ciertas: seguía siendo un crío que era incapaz de comprender que Sasuke no volvería por las buenas…

Y a raíz de eso, surgía la misión de ese nuevo Equipo 7. Un equipo había informado de la posición de la guarida de Orochimaru. Después de tres años buscándola, parecían haber conseguido dar con ella… Y donde estuviera el antiguo Sennin, estaría también Sasuke. Debían ir a reconocer el terreno y si encontraban al último de los Uchiha, traerle de vuelta a Honohagakure.

Con fuerzas renovadas y un claro objetivo en mente, Naruto accedió a la misión y se fue a preparar las cosas para ella. Esa misma tarde partieron en dirección al lugar, sin llegar a despedirse de nadie.

Serían unos días más tarde, que el Equipo 7 regresaría a la Villa con las manos completamente vacías. La guarida estaba vacía y medio derruida cuando llegaron. Pero lo peor de todo sería que el reencuentro entre Sakura, Sasuke y Naruto no iría como ambos esperaban. Había comprobado lo frío y distante que el Uchiha se comportó con ellos, sin realmente querer saber nada de su antigua vida. La venganza era su guía y no dejaba cabida a nada ni nadie. Todo sería un duro golpe para Naruto… que tanto esfuerzo durante esos tres últimos años había invertido entrenándose con Ero-sennin solo para luchar contra Orochimaru y traer a su amigo de vuelta sano y salvo.

Estaba perdiendo esa motivación… Veía cada vez más lejos a Sasuke. Se había prometido a sí mismo que lo traería de vuelta igual que se lo prometió a Sakura. Pero, ¿y si no podía cumplir su promesa?





AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
809

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ► Our ghosts can become heroes

Mensaje por Sheena el Sáb 15 Jul - 22:40




I trust you no matter what

Villa Oculta de la Hoja — Con Naruto



Hinata había oído las noticias sobre la misión fallida del nuevo equipo siete para recuperar a Sasuke. Ni siquiera tuvo que indagar con especial ahínco: el asunto estaba en boca de todos los de su generación. En el fondo todos habían sido compañeros de academia y, apreciasen más o menos al Uchiha y fuera cual fuese su opinión sobre su deserción, ese hecho no se borraría. La chica solo podía imaginar cómo debía sentirse Naruto tras ese fracaso. Era la ocasión para la que llevaba tres años preparándose, por la que había entrenado tan duro… para regresar a Konoha con las manos vacías.

Ya habían pasado un par de días y el rubio no se dejaba ver por ningún lado. Esto alarmaba a Hinata, pues si bien era un tema delicado y debía ser un duro golpe para él, no era propio de Naruto hundirse y desaparecer. De hecho, una de las cosas que más le gustaban de él era que siempre volvía a levantarse, no importaba lo mal que salieran las cosas o lo difíciles que fueran. Por eso, una noche, tomó valor y salió a buscarle. No quiso molestar a Sakura, así que preguntó a Tsunade y Kakashi, pero ninguno sabía nada.

Tras dar vueltas sin ningún rumbo fijo por la aldea, preguntándose dónde podría encontrarse, al fin se le ocurrió algo. Era una posibilidad muy pequeña pero cabía la esperanza. Con rapidez sus pasos la dirigieron al pequeño bosquecillo cercano a la academia. Ese mismo donde tantas veces se había ocultado para llorar cuando era niña, y desde el que había observado a Naruto practicar sin descanso el kagebunshin no jutsu. Era un lugar habitualmente desierto, al menos en su infancia, que ella supiera, solo acudían allí ellos dos. A Hinata le gustaba porque, aunque probablemente Naruto nunca hubiera reparado en el detalle, era un sitio que tenían en común, solo ellos dos.

No tuvo que caminar mucho. Al fin, le sonreía la suerte. Allí estaba Naruto, al parecer sumido en algún tipo de entrenamiento. Hinata no entendía muy bien la técnica que estaba ejecutando pero se veía como algo increíble, podía sentir desde su posición el poder que emanaba. Se acercó discretamente, esperando que su presencia no fuera mal recibida.




Última edición por Sheena el Mar 25 Jul - 1:09, editado 1 vez


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
521

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ► Our ghosts can become heroes

Mensaje por SapphireDragon el Lun 24 Jul - 22:54




Never give up

Villa oculta de la Hoja — Con Hinata



Los días habían pasado desde el regreso de la misión. El joven Uzumaki ni siquiera fue capaz, nada más regresar, de presentarse en el despacho de la Hokage con el resto del equipo. No era que le diera miedo la reprimenda de Tsunade-sama, no. Lo único que no quería era escuchar el Te lo dije, que ésta le iba a dedicar con una mirada, incluso con palabras aunque no de forma directa. El rubio se marchó directamente a su piso, sin que ninguno de sus compañeros se percatarse de ello hasta que era ya demasiado tarde para impedírselo. Se deshizo de la ropa y se dio un largo baño, pensando en todo y nada. ¿De verdad... Sasuke no quería saber nada de ellos? ¿De verdad ya no le interesaba Konoha? ¿Acaso tenian todos razón y la venganza le había cambiado de una forma irreparable?

En los siguientes días, no salió de allí. Apenas comía, algo claramente raro en él, apenas dormía... Y si lo hacía sus sueños no le permitían olvidar de forma reiterada el fracaso de la misión. Varias personas fueron a su puerta. La primera de ellas: Sakura. Le rogaba que saliese, que le contestase, incluso llegó a echar mano de ese humor y enfado que siempre le habían asustado (pues si a alguien podía temer Naruto, era a su compañera completamente cabreada). Kakashi-sensei también pasó por ahí. Le escuchó a través de la puerta mientras le soltaba una de sus charlas, que en parte le hizo sentir mejor, pero que no consiguió sacarle una sola palabra o que abriese la puerta. Shikamaru y Lee también se dejaron caer. Sin embargo, el resultado fue exactamente el mismo que los del resto.

Harto de su encierro allí, tras haber hecho limpieza y necesitando algo de aire fresco en algún sitio donde nadie fuese a buscarle, Naruto se visitó con su habitual ropa y salió por el balcón, yendo por los tejados de lso edificios, tratando de evitar que le viesen hasta que llegó al pequeño bosque que había junto a la Academia. Había pasado tanto tiempo ahí, solo... Sin amigos y mientras todos los adultos le miraban con desprecio y miedo. Ese bosque simbolizaba la soledad que durante tanto tiempo el rubio de ojos azules había sentido y que hasta hacía poco había olvidado.

Una vez allí, tras un largo rato mirando la copa de los árboles y escuchando el cantar de algunos pájaros, se dio cuenta de que necesitaba liberar energía, tensión. Descargar todo lo que sentía contra algo inanimado que no le mirase de forma reprobatoria con gesto de pena. No, eso era lo último que deseaba. Mientras golpeaba repetidas veces y con todas sus fuerza uno de los árboles, que dejó claramente maltrecho, no dejaba de darle vueltas a las cosas. Cada vez se culpaba más a sí mismo... Los pensamientos y emociones negativas se estaban apoderando de él, estaban consiguiendo debilitar su mente y permitir que el Kyuubi se abriese paso através esa fisura, hasta el punto de que Naruto no se percató de que el chakra de la Bestia de Nueve Colas comenzaba a fluir al exterior, comenzaba a formar la silueta animal característica, con una cola... Aún mantenía su conciencia, aunque no se sabía hasta que punto, estaba demasiado perdido en sí mismo.





AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
809

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ► Our ghosts can become heroes

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.