Últimos temas
» ♫ This isn't my idea of fun
Hoy a las 1:01 por Hellcat

» Pasado, Presente y Futuro [Borrador]
Hoy a las 0:07 por Aversiteespabilas

» 04. A pinch of sugar
Ayer a las 23:22 por Sonder

» 03. Please
Ayer a las 23:19 por Sonder

» ♠ Say it louder.
Ayer a las 23:15 por Nyadeh

» 05. Been there, done that, messed around
Ayer a las 23:11 por Sonder

» 02. I can fly
Ayer a las 22:59 por Sonder

» 04. We could be inmortals
Ayer a las 22:53 por Sonder

» 01. Genius
Ayer a las 22:29 por Sonder

» 1. Say something.
Ayer a las 22:16 por Hellcat

» ─I feel it coming
Ayer a las 20:26 por Seishiro

» ~ You could be loved again
Ayer a las 18:24 por Carrie_B

» ♠ Too much or too little.
Ayer a las 17:51 por Hellcat

» ♫ The most human of us all
Ayer a las 17:31 por Hellcat

» 1-She is beauty shes grace she will punch you in the face
Ayer a las 17:18 por Hellcat

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project
function selectCode(e) { var doc = document , text = $(e).closest("dl").find(".cont_code,code").get(0) , range, selection ; if (doc.body.createTextRange) { range = document.body.createTextRange(); range.moveToElementText(text); range.select(); } else if (window.getSelection) { selection = window.getSelection(); range = document.createRange(); range.selectNodeContents(text); selection.removeAllRanges(); selection.addRange(range); } }; $(function(){$("dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd.code, dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd > code").closest("dl").find('dt').append('Seleccionar')});

× Blind passion

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

× Blind passion

Mensaje por Kerouac el Miér 17 Ago - 13:41


BLIND PASSION
Just one more time.
Eugene jamás se imaginaría que encontraría la felicidad en una prostituta y menos aún una de élite. Tampoco se imaginaría que tras una noche de discusión con su mujer, entraría en aquella web y acabaría pagando por una cita privada con una de las mujeres que allí se ofertaban. Tras juntar ambos cuerpos a lo largo de la noche, Eugene se dio cuenta de que su vida cambiaría para siempre. ¿Era amor? ¿Magnetismo y atracción? ¿Obsesión? Sentía algo por esa prostituta y la única forma de saber la respuesta era volver a verla. Una y otra y otra vez.

No tardó mucho en convertirse en un hábito, una adicción. Desde entonces, se ven al menos una vez a la semana como si fuesen dos amigos. Pero la relación dista de ser como amigos, pues Adalyn mantiene una línea de separación estricta entre su trabajo y su vida personal. Ella lo sabe casi todo de él, mientras que para Eugene ella es un libro cerrado con candado.
Aun así, no se va a rendir. Siendo la única llama de su vida, aquella lejos de las obligaciones laborales y del hogar, se niega a dejar que se apague, y está decidido a ir más allá, se acual sea el resultado.
1x1 | Realista
Adalyn Grimm | Prostituta | 42 años | Gillian Anderson || Hellcat
Adalyn es la mayor de tres hermanos. Nacida en una familia de clase media supo lo que era perder a alguien antes que la mayoría. Sus padres fallecieron a sus 18 dejándola sola con dos hermanos que no quería perder. Aunque intentó encajar en otros trabajos resultó que la calle terminó por ser lo más rápido para ganar dinero y mantener a su familia en la casa de sus padres. Por suerte estuvo muy poco tiempo pasando frío en las esquinas. Irónicamente fue un policía, no tan honorable quien en lugar de detenerla la llevo hasta una agencia mucho más refinada y segura.

Con el tiempo fue logrando una cartera más fija de clientes, más ricos conforme la madurez la alcanzaba y era elegancia lo que buscaban en ella. Fue así como consiguió pagar la carrera de sus dos hermanos, actualmente independizados, y continuó en el negocio porque al final no sabe hacer otra cosa.

El nombre que usa para sus clientes es Hattie, sin apellido ninguno.
Eugene Arden | Arquitecto | 40 años | Michael Fassbender || Kerouac
La vida de Eugene siempre ha estado llena de simplezas, y de siempre tuvo sus objetivos claros: en la escuela sólo le importaban sus notas, de ahí que consiguiese con facilidad entrar en una de las universidades más prestigiosas de Estados Unidos, donde estudió Arquitectura. Al salir, comenzó trabajando para una constructora, con más arquitectos junto a él; sus ideas apenas eran valoradas, y esto era una gran ofensa a su ego. Cinco años después, sin embargo, se alió con una empresa constructora convirtiéndose en su socio; él diseñaba, ellos construían.

Fue allí conoció a su mujer, con la cual ha tenido dos hijos. Sin embargo, desde que casaron, toda su vida ha ido en picado, encontrándose amargado y deprimido. El único consuelo que encuentra es en brazos de mujeres ajenas, aunque el número se ha reducido a uno. Es la única vía de escape que conoce, y lo cierto es que no ser por sus hijos y por Adalyn –a la que él conoce simplemente como Hattie–, se habría suicidado tiempo atrás, pues compartir su vida con una persona que no le llena no es una visión agradable.
CRONOLOGÍA
Thx, K.


Última edición por Kerouac el Lun 22 Ago - 15:44, editado 3 veces








Bring on the beach!

We are Assassins:
The frayed ends of sanity:
Time rots everything. Even us:
Miscellaneus:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
929

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × Blind passion

Mensaje por Hellcat el Miér 17 Ago - 17:35

1. Don't treat me nice.
Habitación de Hotel | Entrada la noche
Espasmos irregulares atravesando la piel febril, fuente de calor y placer. Torrente acelerado, contaminado de endorfinas y serotonina. Juicio perdido entre las prendas descartadas y las sábanas removidas, apartadas en el furor de la pasión pagada y pactada. La respiración de ambos acelerada, jadeos exhaustos que –extrañamente- Adalyn no tenía que fingir. Eugene de verdad lograba robarle el aliento sin necesidad de fenecer en sus labios, único territorio inexplorado por la testarudez de normas de acero que la propia mujer imponía. El único control que no cedía a un puñado de billetes disfrazados de distintas tarjetas de crédito que añadían dígitos a su cuenta bancaria. Sueldo estable que había pagado la vida acomodada de sus hermanos, cada caricia era un capricho más que podía otorgarse y, después de tanto tiempo, al volver la vista atrás había dejado de ver la ansiedad del pecado pisando sus talones. Un trabajo, solo eso. Incompatible con una sentimental quizás, pero no le pesaba.

Espalda de curva inmortal, hoyuelos en la parte baja de aire encantado y una fina capa de sudor. El reverso de la moneda era lo único que Adalyn le otorgaba a su compañero tras perderse en su piel. Agitada pero escondida, inaccesible tras vender su cuerpo retenía su alma tras los ojos cerrados y contra las mejillas encendidas. Pequeña sonrisa traicionera curvando la comisura de sus labios, muestra irreflexiva de afecto o simple efecto de las hormonas que el climax había dejado en su cuerpo.

La sábana blanca se enredaba entre sus piernas, pasando por encima de su cadera firmemente sujeta contra su pecho. Instinto de preservación al tratar de ocultar la piel desnuda que ya no tenía secretos para el arquitecto. Inmaculada y perfecta, salpicada de algunas pecas aquí y allá pero nunca una marca que llamase la atención. Otra norma irrompible. A ninguno de sus clientes le agradaría encontrar la bandera conquistadora de otro hombre –o mujer- sobre el territorio que planeaban someter.

Dejó de contar el tiempo y los latidos del corazón, tan solo yació de lado abandonada a un sinfín de sensaciones que en alta voz no se atrevería a pronunciar. Nada tenía que decir y, por supuesto, no buscaría resguardo para las hebras doradas sobre su torso desnudo. La almohada blanca era el único halo de cabellos revueltos y cansancio que no le ganaría la partida. Morfeo sufría derrotas constantes por mucho que intentase hacerla caer en brazos de hombres que ni siquiera sabían su nombre. Confiaba en ellos lo suficiente para escalar por sus caderas y conquistar cimas de cumbres rosadas, pero no tanto como para otorgarle las llaves en sus horas más bajas, más vulnerables.
Thx, K.





OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
6251

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × Blind passion

Mensaje por Kerouac el Miér 17 Ago - 21:53

1. Don't treat me nice.
Habitación de Hotel | Entrada la noche
Aquellos jadeos eran música para Eugene, acompañada de una danza que por más que conocía a la perfección no dejaba de encantarle. Sin duda se había vuelto adicto a Hattie, su Hattie, y se encargaba de demostrárselo. No quería ser el más hombre que yacía con ella, el más macho, el que mejor entendía su cuerpo; de hecho había un ligero toque egoísta en aquello y es que volverse adicto a Hattie le había hecho bien. Le había salvado del suicidio, de la depresión, de dios sabe qué cosas más.

Y sin embargo extrañaba el que posiblemente era el pecado más mortal. Tal vez besar sus labios les condenaría al fuego eterno, si acaso existía tal cosa; tal vez besar sus labios hacía aquello más real de lo que ya era. Hasta entonces tenía que conformarse con besar el resto de su cuerpo.

Su respiración seguía agitada, con su abdomen subiendo y bajando, mientras yacía junto a Hattie. Se había echado a un lado al terminar, añorando ya la piel de la rubia. Se pasó la mano por los cabellos –tan pronto largos como tan pronto cortados casi de cero, pocas veces aguantaba con el mismo look– antes de ladear el rostro hacia Hattie. Una pequeña sonrisa iluminó su rostro al verla cubrirse con la sábana, como si no la hubiese visto desnuda anteriormente. Pero sonreía porque no veía diferencia alguna entre esa escena y el famoso Nacimiento de Venus de Botticelli.

Se enderezó en el colchón hasta quedar sentado, con la sábana cubriéndole hasta la cadera, y se hizo con un paquete de tabaco que había dejado en la mesilla antes de comenzar. —¿Quieres uno, Hat? —preguntó haciendo uso de su ya conocido mote cariñoso, Hat. Seguramente no era el único cliente que la llamaba así, pero la hacía más suya. Mientras tanto se llevó uno a los labios y lo encendió. Se había vuelto fumador cuando aquella depresión postmatrimonial comenzó, y desde entonces no podía dejarlo; eran cigarros hechos por él mismo, como si aquello fuese más saludable. Se daba falsas esperanzas—. ¿Sabes qué? Deberíamos ir a cenar alguna vez. Antes o después de esto. O sin hacer esto, realmente —dejó caer como quien da los buenos días, y volvió a mirarla mientras se retiraba restos traicioneros de tabaco de la lengua.
Thx, K.








Bring on the beach!

We are Assassins:
The frayed ends of sanity:
Time rots everything. Even us:
Miscellaneus:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
929

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × Blind passion

Mensaje por Hellcat el Miér 17 Ago - 23:58

1. Don't treat me nice.
Habitación de Hotel | Entrada la noche
El colchón habló primero entre ellos. Sutil movimiento que susurraba el final de aquella de altos gritos contra gruesas paredes. El final de aquel encuentro comenzaba a gotear los últimos granos de arena en el reloj, fiel reflejo de las princesas de cuento de hadas, debía estar en casa antes del amanecer. Solo una cosa podría retenerla en aquella cama, ambos lo sabían, un bis requerido por uno de sus clientes favoritos. Charlar estaba bien solo si era él quien lo hacía y, a menudo, la princesa temía implicarse demasiado y olvidarse que tan solo era la criada encerrada en el sótano, el secreto que la sociedad decidía esconder bajo la alfombra y solo visitar cuando la necesidad apremiaba. Triste pero cierto.

Recuperado el aliento optó por girarse solo para regalarle una ceja enarcada y una mirada inquisitiva que recayó directamente sobre aquel cigarro irregular, artesano— No, y tu tampoco —Mencionó incorporándose lo justo para arrebatarle el cilindro de los labios. Olvidó la cobertura de la fina tela, no importaba mientras sus ojos volviesen al frío glacial habitual— En los hoteles no se puede fumar, además ya has alcanzado tu cupo de chico malo esta noche —Añadió regalándole una sonrisa de medio lado. Travesura por cada diente y arruga junto a la comisura de sus labios.

El suelo templado bajo sus pies descalzos, el cigarro abandonado sobre la mesita de noche y su cuerpo desnudo en búsqueda de su ropa. Escultural, tallada por los más finos artesanos de la Grecia clásica. Venus de Praxíteles conservada en piel, venas y arterias a través del tiempo. El mármol convertido en carne pulsátil y nervioso, corazón y cerebro para una obra de arte que se mantenía en pie ante cualquier adversidad. Toda su rectitud de finas líneas clásicas se rompieron al oír aquella propuesta. Se giró tan solo con el fino encaje negro engarzado a sus caderas y, de nuevo, arqueó las cejas hasta que casi se perdieron con la línea de su melena dorada— ¿Demasiado trote para ti Eugene? —No era el primero. Otros solo la habían llamado para conversar, para sentir que alguien aún los oía en un mundo demasiado ocupado para compadecerse del prójimo— Ya sabes el precio, es tu noche podemos hacer lo que quieras —Dudó en su respuesta.

Incapaz de discernir si quería comunicarse con el arquitecto más que con la yema de sus dedos y el roce de sus labios. Muy lejos de comprender que, quizás, él ni siquiera quería los billetes de por medio sino simplemente una cena. En el mundo de Adalyn nadie daba nada por nada.
Thx, K.





OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
6251

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × Blind passion

Mensaje por Kerouac el Jue 18 Ago - 0:39

1. Don't treat me nice.
Habitación de Hotel | Entrada la noche
Un suspiro de frustración escapó de sus labios cuando Hattie quitó el cigarro de sus labios. ¿Qué más daba? No había nadie viéndoles, y el humo... bueno, podría haberse asomado a la ventana para que la alarma no saltase. Aun así correspondió a esa pícara sonrisa antes de negar con el rostro, ligeramente. Era justo la imagen que Hattie menos necesitaba de Eugene. Ya no era un universitario, tenía la vida más o menos encaminada en una senda de la que ya era básicamente imposible salir; sus días de demostrar ser un macho, un chico malo, se habían acabado tiempo atrás.

Observó a la rubia salir de la cama y comenzar a vestirse mientras en su mente, má allá de estar esperando su respuesta, seguía comparándola con una obra de arte. Siempre lo hacía, era inevitable. Hitchcock habría muerto por alguien así en sus películas, conociendo su afición por las rubias. Estas divagaciones se esfumaron de repente al oír su respuesta. Frunció el ceño y soltó una carcajada, seca, sin deje de diversión alguno.

Oh, vamos —reptó hasta el borde de la cama junto al que reposaban su prendas y buscó la ropa interior. Se puso en pie mientras se la colocaba y entonces caminó hacia Hattie, bordeando el colchón, hasta situarse a su espalda—, no me refiero a ese tipo de noche. Puedo pagar si acabamos en la cama... pero lo que quiero es cenar contigo —había que ser demasiado tonto como para darse cuenta de que Hattie no era su nombre real, pero no quería mencionarlo. Era un hecho que ambos conocían y vivían a gusto con ello en noches como aquella. Una de sus manos se alzó y acarició uno de los brazos de Hattie, suavemente—. ¿Acaso pido demasiado al querer conocerte un poco más? Lo justo para... quién sabe, probar tus labios.

Aquello último lo murmuró antes de agachar el rostro y depositar un beso en su hombro, con sus dedos aún acariciando el brazo de la rubia. Al fin y al cabo hacía meses que había dejado de verla como una chica de compañía, como alguien a quien llamar y tener disponible para descargar tensiones. ¿Qué había de aquellas charlas postcoitales en las que Eugene le contaba alguna anécdota de su adolescencia? Eso era un claro signo de confianza, ¿o acaso vivía el arquitecto con una visión distorsionada de la realidad?
Thx, K.








Bring on the beach!

We are Assassins:
The frayed ends of sanity:
Time rots everything. Even us:
Miscellaneus:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
929

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × Blind passion

Mensaje por Hellcat el Jue 18 Ago - 1:57

1. Don't treat me nice.
Habitación de Hotel | Entrada la noche
Labio inferior prisionero de sus incisivos al verlo levantarse de la cama. No negaría que era atractivo, que no entendía por qué recurría a un servicio de pago cuando cualquier joven batiría las pestañas incansablemente hasta lograr un solo guiño de sus profundos ojos grises, a veces más azules y otras veces más verdes, y por supuesto que de haber podido optar por una vida más real ella misma habría coqueteado con el resultado de una cama compartida sin billetes de por medio— Cenar conmigo también tiene un precio —Le recordó comenzando a percatarse de que Eugene estaba estirando las líneas de su profesionalidad.

Aprovechando el tiempo de descuento de aquel partido agonizante que suponían los pasos del arquitecto Adalyn buscó su sujetador comenzando a interponer más capas de suave tela sobre su piel, encajes que apenas ocultaban su busto tallado entre figuras de ensueño. Atrapada quedó entre los brazos que no terminaron de rodearla, tensa no por sus acciones sino por sus palabras. Un callejón sin salida se presentaba ante sus ojos, así como un nudo en su garganta. Siempre se había expresado mejor con su cuerpo que con su voz. Apoyó la espalda contra su pecho, la cabeza inclinada contra su hombro por debajo de su mentón. Doblegada ante la diferencia de altura sin tacones o sin colchón de por medio.

Sabes que pides demasiado —índigo acerado repasando el contorno de su mandíbula, esquivando diestramente su mirada para no salir perjudicada por ella. Contagiada de aquel cosquilleo excéntrico en su estómago, completamente fuera de lugar. A ella no la invitaban a cenar por el placer de ello. Sus cenas siempre eran para sus clientes, fiestas y cocteles en los que su presencia era una decoración prendada del brazo de alguien. Un adorno, un bien material que lucir. Nada era nunca para ella, sino para los que pagaban— ¿De eso se trata? ¿De besarme? —Preguntó humedeciendo sus labios. Miel endulzada con el tiempo que no le dejaría probar, por su propia seguridad más que por crueldad— ¿Intentas comprarme con algo más que dinero para alcanzar lo único que te prohíbo? —Desconfiada hasta la médula. Espectadora de un mundo cruel por el que no se dejaría engañar.
Thx, K.





OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
6251

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × Blind passion

Mensaje por Kerouac el Jue 18 Ago - 12:19

1. Don't treat me nice.
Habitación de Hotel | Entrada la noche
Se sentía frustrado y decepcionado, pues de veras había tenido la esperanza de recibir un rotundo por respuesta. A veces olvidaba que Hattie vivía de las apariencias y del rehusar tales propuestas, pero seguía viviendo en su realida particular. Sus labios volvieron a plasmarse en su hombro, en un gesto más cariñoso que lascivo. Cuando la rubia se apoyó en él, Eugene terminó de acortar la distancia entre ambos y pegó su pecho a su espalda antes de rodear su cintura con un brazo, suavemente.

Ya sé que te pido demasiado, pero... —calló con un suspiro y negó con el rostro. Enfadarse con Hattie era una estupidez y una insensatez. No es que no quisiese probar con otras prostitutas, es que ya no podía. E incluso se sentiría infiel hacia la susodicha si acababa buscándose a otra. Depositó un beso en su cuello antes de apartarse, de cortar todo contacto con ella y dirigirse a la ventana, donde se apoyó con los brazos cruzados—. ¿Acaso prefieres que te lleve por ahí como un animal de compañía? Sé que hay clientes que hacen eso. Con todas, no sólo contigo... Yo no quiero exhibirte, Hattie. Sería una cena entre tú y yo, nada de verte obligada a sonreír al estar cogida de mi brazo. ¿O acaso eres tú la que prefieres que no te vean conmigo?

Frunció el ceño ante su propia conclusión. Era tan estúpida como lógica, en un caso extremo. Si Hattie estaba más a gusto con ambos solos, podría alquilar toda la planta de un restaurante. —Y besarte sería la consecuencia, no el acto principal. Pero mira, déjalo... no me apetece discutir por una estúpida cena. —. Claro que aquella discusión era culpa suya, lo sabía de sobra. Lo último que quería era sentirse incómodo con Hattie; no soportaría la idea de añadir a la rubia a la misma lista en la que estaba su mujer. Además, la rubia sabía cómo era Eugene y sabía que de un momento a otro podría tener un ataque de celos y testarudez como aquel.

Se sentó en el borde de la cama más cercano, el que había ocupado Hattie, y cogió el cigarro que le había quitado y ahora repasaba en su mesilla. Lo acarició y toqueteó, sin encenderlo de nuevo a pesar de estar deseando llevárselo a los labios.
Thx, K.








Bring on the beach!

We are Assassins:
The frayed ends of sanity:
Time rots everything. Even us:
Miscellaneus:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
929

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × Blind passion

Mensaje por Hellcat el Jue 18 Ago - 13:25

1. Don't treat me nice.
Habitación de Hotel | Entrada la noche
Suspiró alto y claro. Testigo de las nubes negras que Eugene estaba acercando hacia ellos. Tormenta de daños indefinidos liberada en una habitación enorme que por momentos parecía aún más reducida. Celda de barrotes de lujo de los que Hattie no podría escapar, mucho menos Adalyn que era la que realmente estaban obligando a salir en aquella petición –bajo su punto de vista- tan personal. Por supuesto en todos sus años de profesión no era la primera vez que se le presentaba esa encrucijada, no era el primero que pedía más de lo que podía darles borrachos por la falsa ilusión de que la conocían, de que ella realmente estaba interesada en atarse. Mentiras en la cama que calaban hasta el corazón.

Sin embargo, solo por esta vez, Hattie fría y profesional quería decir que no pero Adalyn se debatía sumando pros y contras. Quizás no fuese tan malo una cena entre amigos, cambiar un poco la rutina y dejar que alguien a parte de sus hermanos disfrutase de su compañía. El problema es que tampoco quería darle falsas esperanzas— Hace tiempo que dejé de pensar en lo que me consideréis. Mascota, juguete, florero… no importa —Ella estaba ahí para crear una mentira, una pequeña burbuja que inflase el ego de cuantos tenían suficiente dinero como para permitirse que le regalasen la oreja con lengua de oro.

Un nuevo suspiro más desesperado esta vez. Sabía reconocer la tensión, la frustración que tensaba los definidos músculos del arquitecto mientras se movía por la habitación. Hattie ni siquiera había variado un centímetro la posición de sus pies, congelada sobre aquella alfombra sin saber darle una respuesta. Que rápidas eran sus manos y que lento su corazón en latir.

Con la familiaridad de dos cuerpos que ya no eran extraños Hattie se sentó sobre su regazo, brazos rodeando su cuello y vista fija en Eugune. La seguridad había abandonado su voz pero no sus acciones así que se inclinó hasta posar suavemente los labios contra su frente, lo más cerca de un beso real que ambos iban a estar, y exhaló sobre su piel cerrando un momento los ojos— Está bien… —Murmuró desliando los dedos por su cuello hasta seguir la línea de su mandíbula con el pulgar en un intento de calmarlo— Dime una cosas ¿Invitarías a cenar a tu secretaria por ejemplo? —Tenía que trazar la línea profesional antes de aceptar, tenía que dejar claro algo que ella bien sabía: Mezclar sexo con algo más profundo siempre resultaba peligroso.
Thx, K.





OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
6251

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × Blind passion

Mensaje por Kerouac el Jue 18 Ago - 17:44

1. Don't treat me nice.
Habitación de Hotel | Entrada la noche
Cuando uno dejaba de ver a las prostitutas como objetos era cuando la realidad adquiría otro matiz, de ahí que a Eugene le doliese aquella frase. «Hace tiempo que dejé de pensar en lo que me consideréis.» A ella más que a nadie debería importarla lo que sus clientes la consideraban, pero no se entrometería en esos asuntos. No cuando no conocía nada más allá de la máscara que era Hattie. Sus brazos rodearon la cintura de la rubia cuando ésta se sentó sobre él, como si estuviesen preparados para hacer tal movimiento. Le devolvió la mirada y esbozó una pequeña sonrisa ante aquel beso, aunque no pudo evitar pensar en él con algún que otro toque maternal.

Poco a poco las cosas se enderezaban para llevar el rumbo que él quería, aunque aún era difícil conseguir el sí rotundo que tanto estaba esperando. Ladeó el rostro ante aquella pregunta antes de bufar, divertido. —No tengo secretaria. Pero... no, no la invitaría a cenar. He de decir que no entiendo la pregunta. Tú no serías mi secretaria, porque entonces ninguno de los dos trabajaríamos —su voz sonaba pícara y es que en cuanto comenzó aquella última frase la sonrisa de sus labios se ensanchó y sus labios buscaron ahora su pecho, besando aquellas zonas que el sujetador no cubría.

Además, no mezclaríamos esto con aquello. Incluso, si te parece divertido, podemos disimular y hacer que no nos conocemos. Pero entonces tienes que prometerme una cosa... —alzó la vista de nuevo y buscó sus ojos. Se relamió los labios antes de hablar, con algo de duda e incertidumbre—. Me dejarás conocerte. Aunque sea con datos nimios —se lanzó entonces a su cuello, donde depositó otro beso. Él pagaba una cena en cualquier restaurante y ella se abría a él. ¿Era un precio justo, o seguía siendo una estrategia egoísta? Por otra parte estaba el temor de que si Hattie se abría a él, los encuentros de noches como la que estaban viviendo perdiesen su esencia. Esa niebla que cubría a Hattie más allá de su físico era a la par interesante y excitante; ¿y si se decepcionaba al conocer lo que escondía? ¿Y si dejaban de encontrar aquellos momentos eróticos y placenteros porque serían, como Eugene y su mujer, dos personas que se conocen a la perfección?
Thx, K.








Bring on the beach!

We are Assassins:
The frayed ends of sanity:
Time rots everything. Even us:
Miscellaneus:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
929

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × Blind passion

Mensaje por Hellcat el Jue 18 Ago - 20:55

1. Don't treat me nice.
Habitación de Hotel | Entrada la noche
Sonrisa de corte artificial sobre los labios encarnados. Bajo la piel burbujeaban las dudas y el miedo a dar un sí, el cosquilleo de piel contra piel que le aportaba serenidad. Pez en el agua de su brazos que trataba de no ahogarse para poder nadar río arriba, al menos, un día más— Muy sencillo Eugene, como la secretaria que no tienes soy tu empleada —Aclaró meciendo los mechones desordenados contra sus mejillas, meciéndose sobre sus hombros— Oh, yo trabajaría. No eres tan atractivo como te crees —Lo era, mucho. No le iba a dar ese mérito tan rápidamente, sin embargo sí le dio sus uñas aletargadas ascendiendo por su nuca mientras sus besos volvían a estallar contra su piel apenas enfriada.

No estaba racionalizando adecuadamente. La marea la arrastraba más allá de sus límites, dejando atrás la orilla segura y el peligro era perderse, destruir lo que tanto le había constado tener por los ojos claros de un hombre que deseaba ver más de lo que tenía. Desnudarla no le bastaba y Hattie no sabía si tras todo aquello había un deseo sincero de conocer a Adalyn o el egoísmo propio del hombre de poseerla en cualquier campo.

Quiso decirle que, en realidad, él no la conocía. Habría sido cruel, mucho y empujar aquella conversación hacía otra discusión es lo último que deseaba. La verdad, sin edulcorantes es que él solo conocía a la mujer que desnudaba su cuerpo por dinero, la que oscilaba sus caderas sobre él sin remordimiento o vergüenza— Eugene… —Murmuró su nombre con una cadencia que jamás había empleado antes, suplicante pero muy lejana de la lascivia— Nos vas a complicar la vida, a ambos —A él por obsesionarse con una mentira teniendo una familia en casa que lo esperaba y a ella por hacerla creer, hacerla ver cuando perdía día a día. Años atrás se había convencido de que su soledad era perfecta, cada día pensaba que no necesitaba a nadie y no quería necesitarle porque no podía tenerle.

Con ambas manos lo apartó de su cuello y lo obligó a mirarla de nuevo, intensa y confusa. Miedo tras orbes azulados— Está bien pero eres tu quien debe prometerme que no se hará ilusiones, que mantendrás los pies en el suelo —Porque ella no estaba segura de poder o querer darle más, ni siquiera estaba segura de la decisión que estaba tomando— Puedes llevar a cenar a Adalyn —Concluyó dejando fluir su nombre entre sus labios. Se sintió extraña, traicionera de sí misma al pronunciar su nombre ¿Todo aquello terminaría siendo un error?
Thx, K.





OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
6251

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × Blind passion

Mensaje por Kerouac el Vie 19 Ago - 0:33

1. Don't treat me nice.
Habitación de Hotel | Entrada la noche
Alzó una de sus cejas en un gesto que por poco podía ser considerado como cómico cuando le dijo que no era tan atractivo, y entonces sonrió. No era egocéntrico, pero sabía que no era feo. Nunca le habían dicho que no era atractivo, no de forma tan directa, así que supuso que era una broma. Pero sólo lo supuso.

Sus labios continuaron besando su cuello incluso ante aquella súplica escondida en su nombre. Y entonces negó con el rostro. —Nuestra vida ya es complicada, Hat... al menos la mía. No estaría aquí si no lo fuese —respondió en un susurro contra su piel. No pasaron muchos segundos antes de verse obligado por las manos de la rubia a mirarla a los ojos. Aquella promesa se esfumó como lo habría hecho el humo de su cigarro cuando escuchó su nombre.

Adalyn.

Guardó silencio, y sus ojos viajaron hasta los labios de Hattie. De Adalyn. Sin saber por qué, ahora sentía más ganas de besarlos. Pensaba que de un modo u otro saber su nombre verdadero le daba permiso para hacerlo, pero se contuvo. —Adalyn. Ada. Es precioso —sonrió apenas elevando una de las comisuras de sus labios y entonces besó su mandíbula un par de veces—. Buscaré el mejor restaurante de la ciudad para ti. Aunque, ¿cómo debo llamarte el resto de días? Cuando pague, quiero decir. —. Al fin y al cabo al pagar estaba firmando un contrato invisible según el cual ella se llamaba Hattie, pero, ¿quién le aseguraba que no susurraría su nombre verdadero entre gemidos? Para él no suponía problema alguno, por supuesto, pero tal vez para la rubia sí.
Thx, K.








Bring on the beach!

We are Assassins:
The frayed ends of sanity:
Time rots everything. Even us:
Miscellaneus:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
929

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × Blind passion

Mensaje por Hellcat el Vie 19 Ago - 14:20

1. Don't treat me nice.
Habitación de Hotel | Entrada la noche
Sabía que lo era, la de Eugene al menos. La suya no tanto. Tenía una rutina, un trabajo que algunos despreciaban pero ella había aprendido a ver como eso, simple trabajo. Su mayor complicación venía ante romper la separación entre sexo y emoción. Un lujo que no podía permitirse, compaginar ambas vidas sería imposible. Ella quizás podría seguir haciendo distinciones, nadie que estuviese a su lado lo toleraría. Le iba a complicar la vida mucho, demasiado y, aún así, había aceptado relativamente rápido a su petición.

De alguna forma compartir algo como su nombre convirtió aquel cerco en algo más intenso, más privado. Se sintió algo más incómoda, fuera de lugar. Retiró unos centímetros su rostro, preocupada de traspasar más límites, asustada de seguir cayendo sin una red que la sujetase. Había demasiadas cosas que no podía permitirse por carismático y atractivo que Eugene le pareciese. Segundos enteros contando en su cuenta, deslizando sus dedos por su cuello hasta posar las manos sobre sus hombros. Distante y cercana a la vez por tomar la decisión de jugar entre las aguas bravas. Navegaba a la deriva, desestabilizada en su propio territorio.

Me gusta Adalyn —Mencionó más dulce que sensual. Para ella ya suponía suficiente intimidad y cariño que la llamasen por su nombre de pila, la hacía real. Sonrió levemente, las palabras «para ti» provocando un hormigueo incierto en su estómago. En su profesión no había nada para ella propiamente dicho, ni siquiera cuando lograba disfrutar en la cama lo hacían por ella. Era un daño colateral, consecuencia de la causa que ella misma provocaba. A menudo lo fingía, solo para ensalzar el ego masculino. Buscaban su propia medalla no hacerla sentir confortable. Era por ellos, nunca por ella hasta ese momento.

Guardó silencio, incapaz de decir algo sin romper todo cuanto había construido— No vas a tirarte a Adalyn —Replicó con seguridad. Estamento escrito a fuego no por avaricia sino por lo que implicaría dar ese paso, derribar ese muro donde ella pudiese elegir dónde, cómo y cuándo— Y si tampoco vas a hacer a Hattie gritar tu nombre de nuevo debería irme —Quería irse. Pedía permiso sutilmente para huir de aquella habitación o, al menos, sepultar sus pensamientos con otra ronda de caricias. Cualquiera cosa menos seguir sintiendo como parte de ella se volvía tierna y confortable entre sus brazos ante la idea de una cena.
Thx, K.





OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
6251

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × Blind passion

Mensaje por Kerouac el Vie 19 Ago - 18:57

1. Don't treat me nice.
Habitación de Hotel | Entrada la noche
Si aquello salía mal les quedaba el consuelo de sobrevivir a ello juntos, lado a lado, intentando construir una nueva vida siempre y cuando Adalyn no dejase tirado a Eugene o viceversa. Sin embargo, era él quien podía salir peor parado. Era él quien tenía una mujer y unos hijos a los que estaba traicionando. Lo cierto es que la primera no le importaba demasiado, y sus hijos... eran pequeños, no entenderían nada si aquello se descubría, pero su madre se lo recordaría cuando fuesen mayores. Eugene lo tenía claro. Así que tenían que ir con cuidado.

La dureza de sus palabras le devolvió a la realidad como si le hubiesen tirado un cubo de agua fría con hielo en medio de una apacible siesta. Sus ojos centellearon mientras fruncía el ceño antes de asentir, lentamente. —Está bien, está bien... seguirás siendo Hattie en la cama... —. ¿Qué diferencia había?, se preguntaba Eugene. El cuerpo era el mismo, y posiblemente la mente también. Si forjar dos identidades fuese fácil, Eugene no acudiría a esas citas con el nombre de Eugene.

Sus brazos apretaron con algo más de fuerza su cintura, reacio a dejarla ir. —¿Tan pronto? —no sabía si su mujer estaba dormida o despierta a esa hora, y a pesar de que había un buen viaje hasta su casa, no quería aventurarse—. Podemos estar hablando unos minutos más. O... puedo acompañarte a casa, si quieres —se enfrentó a sus ojos, buscando su verdadera reacción y respuesta en éstos más que en sus palabras—. No iría más allá del portal, claro.
Uno de sus brazos dejó de rodearla la cintura para dejar alguna que otra caricia en la parte exterior del muslo, con indicios claramente cariñosos.
Thx, K.








Bring on the beach!

We are Assassins:
The frayed ends of sanity:
Time rots everything. Even us:
Miscellaneus:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
929

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × Blind passion

Mensaje por Hellcat el Vie 19 Ago - 21:25

1. Don't treat me nice.
Habitación de Hotel | Entrada la noche
Brazos de acero tomando su cintura con una posesión que ella misma le había otorgado. Sin necesidad de más peticiones Hattie volvió a ceñir su pecho al torso desnudo del arquitecto. No se iría si él no quería, era la clausula no escrita en el contrato inexistente. Como prueba de ello regó al línea de su mandíbula con sus labios, pequeños besos húmedos hasta su oído donde dejó el rastro de sus dientes y una risa coquetea, divertida. Hattie sabía muy bien como volver a centrar a un hombre en el territorio del que siempre salía victoriosa, volver a mecer a Eugene entre sus dedos y olvidar que Adalyn existía, o aquella petición había hundido sus hombros bajo la presión.

¿Qué te preocupa? —Preguntó tomando la iniciativa. Podían hablar pero se aseguraría de llevar las riendas de la conversación donde ella no tuviese que decir demasiado. De nuevo sostuvo sus mejillas entre sus dedos y posó un beso sobre el puente de su nariz esta vez. Cercana y casi cariñosa, podía hacerlo cuando se trataba de ella. Sabía darle más que consuelo físico por tal de llegar al fondo de su repentina petición, del esfuerzo que había puesto en sacarla de la rutina e invitarla a cenar como si solo fueran dos amigos, una cita concertada por terceros.

Estás distraído, diferente… Y ahora quieres hablar, sabes que puedes contármelo —Prosiguió haciendo pequeños círculos con el pulgar sobre su piel— No va a salir de aquí —Buscó respuestas en el fondo de sus ojos a preguntas que no había formulado. Explicaciones que se le escapaban como el agua clara entre los dedos. Eugene siempre había sido especial –por llamarlo de alguna manera- pero tras su petición Hattie veía un cambio, algo diferente. Un oso escondido a plena luz que no terminaba de encontrar por mucho que mirase.

¿Qué quería exactamente de ella? ¿Más aún de lo que ya le entregaba? ¿O solo era la excusa, la sustituta de algo más? Matrimonio fracasado e hijos a los que rendirles cuentas cada noche, o amanecer al paso que llevaban entre las paredes extrañas de aquel hotel. La frustración y el desgaste que solía ahogar entre sus piernas al menos una vez a la semana, pero ahora iba un paso más allá.
Thx, K.





OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
6251

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × Blind passion

Mensaje por Kerouac el Sáb 20 Ago - 0:46

1. Don't treat me nice.
Habitación de Hotel | Entrada la noche
Hattie le conocía casi a la perfección, de ahí que se sintiese un poco incómodo cuando realizó aquella pregunta. No es que no quisiese responder, es que dejaría de tener secretos con la rubia ya que sólo con su mirada sabía qué le ocurría. Se dejó acariciar y besar, en silencio, sin responder. Su mirada estaba ahora perdida en la nada, a pesar de que parecían estar mirando uno de los hombros de Hattie. Acabó refugiándose en su mirada y esbozando una muy tenue sonrisa.

Negó con el rostro, lentamente. —Es sólo que no quiero volver a casa —poco a poco fue echando el torso hacia atrás, dejando de rodear a Hattie para sujetar su cintura con ambas manos. Una vez su torso quedó tumbado –al haber estado sentado sus piernas seguían rectas hacia el suelo–, subió las manos por los costados de Hattie y fue atrayéndola hacia sí, lentamente—. Y por otra parte me siento raro. Siento que te conozco y a la vez no. Realmente no sé tus gustos, ni tus disgustos, ni tus ambiciones, y hasta hace dos minutos ni tu nombre. Y sin embargo todo esto me gusta más que la vida que mi mujer me ofrece.

Suspiró y colocó ambas manos bajo la nuca, mirando ahora al techo. —A veces pienso en dejarla, ¿sabes? Pero tampoco podría permitirme pagar por ti todas las noches. Sin entrar en detalles... ¿consideras que tu vida está completa? —movió los ojos para buscar la mirada de Hattie—, ¿seguirás así hasta que simplemente no puedas seguir haciendo lo que haces? Porque yo aún tengo una pequeña esperanza de que todo puede cambiar.

Y cada día tenía más claro con quién quería que cambiase su vida, pero no quería espantar a Adalyn. No quería mostrarse obsesivo, pero lo cierto era que desde hacía varias semanas, durante sus últimos encuentros, se sentía más cercano a ella simplemente porque sus cuerpos ya se conocían. Y cada noche le suponían nuevas razones para aumentar esa obsesión. Por el momento, y afortunadamente Eugene pensaba que para siempre, era una obsesión sana. No la obligaría a hacer nada que no quisiese y menos aún convertiría aquello en algo incómodo para la rubia. De hecho todo estaba en su mano.
Thx, K.








Bring on the beach!

We are Assassins:
The frayed ends of sanity:
Time rots everything. Even us:
Miscellaneus:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
929

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × Blind passion

Mensaje por Hellcat el Sáb 20 Ago - 2:54

1. Don't treat me nice.
Habitación de Hotel | Entrada la noche
A medida que Eugene se dejó caer sobre la cama las manos de Hattie descendieron por su pecho, dejando suaves caricias en el mapa de su anatomía que sus uñas exploradoras bien conocían. Se perdió en cada músculo torneado de su abdomen y se permitió el lujo de jugar alrededor de su ombligo. Más juguetona que provocativa, no tenía prisa por despertar nada que no fuera la verdad en él. Tan solo buscaba relajarlo, no excitarlo aunque ambas cosas pudiesen ir estrechamente de la mano.

Te gusta porque no es real —Declaró a sabiendas de que no era exactamente lo que él desearía oír. Ella tampoco deseaba oír que la estaba idealizando más de lo que debiera, que estaba traspasando fronteras entre las líneas de sus palabras— Estar conmigo es más sencillo porque no tengo días malos, no tengo noches agotadas, ni me duele la cabeza, ni requiero regalos o explicaciones —Brutalmente franca hasta el punto de sonar cruel pero, como ya le había dicho, lo necesitaba con los pies en la tierra. Él solo conocía la faceta idílica en la que Hattie jamás pondría una mala cara porque no era su papel, complaciente hasta donde alcanzaban sus billetes.

Parpadeó recuperando su mirada, pensando su respuesta antes de permitir a su lengua entonar ninguna nota— Depende a qué te refieras por completa. Tengo una casa, coche, una cuenta bancaria con cinco dígitos y un trabajo estable ¿Qué más puedo pedir? —Amor, compañía. Alguien con quien compartir las risas y las lágrimas, el sueño de todo ser vivo era relacionarse. Un sueño que ella enterró tiempo atrás, mucho antes de que aquel policía la rescatase de las calles. Ahora estaba en la cumbre, pero había pasado por cabinas de camión y callejones húmedos antes de eso.

Quizás —Lluvia de hebras de oro sobre sus hombros al encogerlos— ¿Seguirás mintiéndote a ti mismo? Cada semana te veo más perdido Eugene, aunque no seré yo quien te juzgue —Estaba preocupada, parte de ella lo estaba incluso desde la distancia que solía tomar como Hattie. Era imposible no fijarse en las pequeñas cosas. El empeño en invitarla a cenar solo era un síntoma más de su dolencia.
Thx, K.





OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
6251

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × Blind passion

Mensaje por Kerouac el Sáb 20 Ago - 18:41

1. Don't treat me nice.
Habitación de Hotel | Entrada la noche
Aquellas declaraciones tan directas le hicieron fruncir el ceño y entreabrir los labios, sin saber qué responder. Tal vez llevaba razón. No tenía un compromiso para con Hattie, más bien incluso al revés, era ella la que tenía un compromiso con Eugene en el momento en que éste pagaba por un determinado servicio. Sus ojos no se apartaban de los de Adalyn, buscando en ellos algún indicio de quñe contestar. No encontraba más que la verdad. Se relamió los labios antes de cerrarlos de nuevo y encoger los hombros, muy suavemente.

Supongo que llevas razón, pero al fin y al cabo esto es otro tipo de monotonía. Con ella, la de llegar a casa y aguantarla, o discutir con ella. Contigo, la de acostarnos. Sigue siendo una rutina, podría acabar cansándome perfectamente —lo que estaba diciendo con otras palabras, pues jamás diría algo así de sopetón, es que era Hattie la que le ayudaba a que aquello le gustase. A todo el mundo acababa cansándole algo que hacía una y otra vez cada semana o dos semanas, incluso aunque fuese tener sexo. Era Hattie quien le ayudaba a sobrellevarlo; cada día encontraba nuevos detalles en ella que la hacían tan interesante como el primer día.

Pero la dureza volvió a poseer a la rubia, y Eugene acabó por enderezar el cuello y el pecho, quedando así apoyado en sus codos. —No estoy mintiéndome a mí mismo. De hecho creo que eso podría aplicársete a ti antes que a mí —en el fondo sí que estaba engañándose a sí mismo, de ahí esa repentina actitud tan a la defensiva—, que vives dos vidas a la vez. Y aun así dices que tienes una vida completa, ¡venga ya! —. Apenas un segundo más tarde se dio cuenta de sus palabras y suspiró, negando con el rostro. Se enderezó del todo y dejó un beso en uno de sus hombros, aprisionándola de nuevo entre sus brazos para evitar que se levantase, cabreada.

Perdóname, no debí decir eso. Es sólo que... —otro suspiro escapó de sus labios; bajó la cabeza hasta que su frente se apoyó en su pecho—. Es tarde para cambiar las cosas, ¿verdad? Debo aceptar esta vida, ¿no?
Thx, K.








Bring on the beach!

We are Assassins:
The frayed ends of sanity:
Time rots everything. Even us:
Miscellaneus:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
929

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × Blind passion

Mensaje por Hellcat el Sáb 20 Ago - 19:59

1. Don't treat me nice.
Habitación de Hotel | Entrada la noche
La herida había sido abierta, larga y cada vez más profunda. Goteaba sangre y veneno, sal en la piel lentamente arrancada. No iban a salir de allí indemnes, una vez abierta la puerta ninguno de los dos podía cerrarlas y las piezas de dominó estaban cayendo más rápido de lo que Hattie era capaz de asimilar. Una frustración que no podía borrar, pues no era cuestión física, un final que era capaz de prever y no estaba segura de querer evitar. Por un segundo quiso callarlo, quiso unir sus labios a los contrarios y arrebatarle aliento y dolor. Olvidarse de él y de ella misma, terminar aquella conversación que no podía acabar bien para nadie.

Una rabia irracional corrió bajos sus costillas, enrojeció sus mejillas y alzó una de sus cejas, incrédula y petulante— ¿Tú me dices a mí que llevo una doble vida? —Bufó molesta. Habitualmente no dejaba que nada de eso la afectase, que ninguna reclamación rozase la armadura que portaba pero Eugene la estaba desmontando lentamente y nada quedaba sino la verdad que no querría afrontar. Desnuda más allá de la ropa que le faltaba, detestaba que Eugene provocase eso en ella— El arquitecto casado y con hijos que, además, se tira a una puta cada vez que tiene ocasión. Soy más honesta conmigo misma de lo que lo eres tu —Aunque no hizo intención de librarse del cerco de sus brazos, tampoco hizo nada por quedarse entre ellos. Maleable cual muñeca de trapo, inanimada cual porcelana resquebrajada.

Estaba perdiendo el control. La línea entre Adalyn y Hattie se estaba emborronando cual acuarela demasiado aguada— No importa —Murmuró pasando las manos por su espalda, despacio e insegura de querer reconfortarlo o reconfortarse a sí misma— Solo… deja que me vaya —Primera vez en incontables años que se atrevía a pedir que la dejasen marcharse, que necesitaba huir antes de hundirse. Su suplica no era profesional, no era lo que se esperaba de Hattie pero sí era lo que Adalyn necesitaba. Distanciarse antes de terminar herida, a ella le gustaba su vida hasta que a Eugene se le había ocurrido sugerir que no era completa, hasta que le había propuesto una cena y había dejado que la esperanza y la ilusión se filtrasen entre sus cuerpos.
Thx, K.





OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
6251

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × Blind passion

Mensaje por Kerouac el Sáb 20 Ago - 23:10

1. Don't treat me nice.
Habitación de Hotel | Entrada la noche
Se encontraba abatido tras su última intervención y las palabras de Adalyn apenas le hirieron. Le afectaron, quizá demasiado, pero decidió no contraatacar. Ya no. Él llevaba una doble vida, sí, pero no mentía con su nombre ni se escondía tras una máscara que ninguno de sus clientes veía; esto lo entendía, pero sólo parcialmente. Como argumentó antes, el cuerpo era el mismo: para Eugene era indiferente.

Asintió con la cabeza ante su petición y dejó de rodear su cuerpo. Dio un último beso en su pecho antes de dejarla ir, y entonces levantarse. Sin añadir una palabra rodeó la cama para volver a su sitio, a terminar de vestirse. Tras colocarse el pantalón comenzó a abrocharse la camisa azul que había llevado bajo la gabardina negra. Su fija no se apartaba de Adalyn, también vistiéndose.

Se dirigió al servicio, dejando la puerta abierta, para lavarse las manos y la cara. —¿Nada de acompañarte hasta la puerta, entonces? —insistió con inocencia mientras se secaba la cara. No había segundas intenciones en aquella petición. No la apoyaría en la puerta ni la besaría. No eran adolescentes en una película de amor—. No he traído el coche, pero así nos da el aire.
Se aferraba a un clavo ardiendo por pasar unos minutos más con ella, aunque fuesen en silencio y con varios centímetros separándoles.
Thx, K.








Bring on the beach!

We are Assassins:
The frayed ends of sanity:
Time rots everything. Even us:
Miscellaneus:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
929

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × Blind passion

Mensaje por Hellcat el Dom 21 Ago - 13:55

1. Don't treat me nice.
Habitación de Hotel | Entrada la noche
En ningún momento consideró que Eugene no fuese a dejarla ir. Confiaba en él lo suficiente para saber que no le haría daño, que jamás iría en contra de su expresa voluntad. Tras la dureza de sus palabras, el viento huracanado que amenazaba contra las ventanas de su pacto monetario él simplemente la dejó ir. Hattie esta vez no le dedicó ni una sola mirada mientras buscaba el vestido negro que el arquitecto le había arrancado hacía unas horas ya. Elegante y ceñido de mangas hasta el codo, para nada el tipo vulgar que las series de televisión y películas se empeñaban en poner a las prostitutas. Quizás otras necesitasen enseñar más, ella no pues primaba la discreción absoluta.

Encontrados sus zapatos se pasó ambas manos por el cabello tratando de dar forma al sin fin de mechones dorados revueltos sobre sus hombros. No retocó su maquillaje, convencida que sus pestañas seguirían igual de largas y espesas que cuando atravesó aquella puerta. Todo el ritual apenas la retuvo unos minutos más de completo silencio, pensamientos recolectados con cuidado y respiración acompasada con el ritmo de su corazón, menos acelerado y más retenido contra su esternón.

Respuesta inexistente a su caballeroso ofrecimiento. A punto estuvo de abandonar aquella habitación si un mísero adiós, pero no lo hizo. Hálito perdido entre sus labios de pensamientos incomprendidos y alterados, halagada una parte de su ser y dichosa por una estúpida invitación que aún pretendía que se mantuviese en pie. Apoyó únicamente la cabeza contra el marco de la puerta del baño, tan inocente como natural— Recógeme el Viernes a las 9 abajo en la puerta —Fue un mandato más que una sugerencia. Conocía su agenda de memoria y había compromisos que no podía eludir aunque quisiera— No me hagas esperar, no sería nada caballeroso —Añadió acercándose para dejar un beso contra su mejilla.

El eco de la puerta al cerrarse fue lo último que ambos escucharon. Encuentro agridulce que mantuvo una sonrisa liviana en los labios de Adalyn durante su descenso en el ascensor, tan solo la borró al ver su reflejo en la ventanilla de su Mercedes y se dio cuenta de cuan estúpida estaba siendo por dejarse cortejar de una forma tan obvia. Iba a hacerle daño, iban a hacerse daño por intentar alcanzar un mundo no apto para los mortales.
Thx, K.





OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
6251

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × Blind passion

Mensaje por Kerouac el Dom 21 Ago - 19:02

2. Part-time lover.
Edificio de Hattie | 23:00 en adelante
Nunca una semana se le había hecho tan agonizante. Nunca antes había sentido tantas ganas de telefonear el número de Hattie y hablar con ella, simplemente escuchar su voz para confirmar, de un modo u otro, que aquel «recógeme el viernes a las 9» había sido dicho por ella. Pero era fuerte. Se perdía entre planos y proyectos y despejaba su mente en casa con sus hijos; hasta ver a su mujer la recordaba a ella, a pesar de que eran totalmente distintas.

Y por fin el esperado viernes llegó. El destino se mofó de él. Cuando llegó a su casa para cambiarse la ropa por algo más elegante, Marc –su hijo mayor– y Diana –su mujer– estaban discutiendo por unas pintadas que el chico había hecho en la pared. De haber sido su hijo un adolescente, Eugene estaba seguro de que la cosa habría llegado a más. Su llegada no mejoró la situación y él mismo se unió a los gritos que recorrían el edificio en el que vivían. Su mujer le echaba en cara el poco tiempo que pasaba con él mientras que Eugene la echaba en cara la forma en que ella los educaba. Marc se acabó cansando, dejando los gritos y sollozos, y la discusión acabó siendo una matrimonial.

Ninguno de los dos ganó, pues Eugene se encerró en el cuarto, donde aprovechó para cambiarse de ropa, y Diana en el baño. El pelirrojo podía oír sus botes de perfume siendo rotos, pero poco le importó. Se atavió con un elegante polo negro y un pantalón del mismo color y salió a la calle tras cubrirse con la gabardina. «Estoy en una cena con unos nuevos socios», rezaba la nota que había dejado sobre la cama para cuando su mujer se calmase. Una vez en el coche miró el reloj. 22:45. ¿Cómo podían haber estado discutiendo dos horas? Dio un puñetazo en la guantera antes de ponerse en marcha, con los ojos llorosos de rabia y su cuello aún rojo del esfuerzo de los gritos.

Su coche recorría la ciudad con rapidez, aunque respetando semáforos y demás señales. Una vez en la calle de Adalyn metió el coche en el primer hueco que encontró, quedando ligeramente torcido y sin molestarse en recolocarlo. Los temblorosos dedos de su mano derecha marcaron el teléfono de Hattie mientras a grandes zancadas se acercaba a su portal. No había respuesta alguna, así que en un acto de desesperación marcó todos los botones del telefonillo, pues desconocía cuál era su piso. Estaba más cabreado consigo mismo de lo que Adalyn estaría con él.
Thx, K.








Bring on the beach!

We are Assassins:
The frayed ends of sanity:
Time rots everything. Even us:
Miscellaneus:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
929

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × Blind passion

Mensaje por Hellcat el Dom 21 Ago - 21:02

2. Part-time lover.
Edificio de Hattie | 23:00 en adelante
Día tras día Adalyn había seguido su rutina. Una comida con sus hermanos, dos citas regulares concertadas por la agencia y una tarde de compras con una de sus compañeras más jóvenes. Novata que aún no podía creerse la cantidad de billetes que había logrado reunir en apenas tres meses y quería quemar las caras de todos los presidentes en vestidos, zapatos y lencería. Adalyn no se había dejado llevar por la locura juvenil, tan solo se había limitado a aconsejar y acompañar. Guiar a las nuevas promesas de la agencia no estaba dentro de sus obligaciones pero lo hacía igualmente, algunas por supuesto rechazaban su amabilidad con la petulancia habitual de quienes veían en Adalyn una rival que destronar. Ilusas que aspiraban alcanzar con las uñas postizas a los clientes del diamante reluciente de la agencia y, al final, ni los cordones de sus zapatos rozaban. Novatas de dudosa discreción eran asignadas a clientes nuevos. Ricos que necesitaban una mujer de postín y no una niñata terminaban con el nombre de Hattie gravado tras las retinas.

A pesar de toda su rutina, a pesar de cuantas veces se repitió que solo era una cena sin mayor trascendencia su hermana se pasó toda aquella mañana del Viernes enganchada a su teléfono sometiéndola a un tercer grado. Adalyn no había soltado prenda en la comida que habían compartido en casa de Bobby pero, aún así, April parecía tener un sexto sentido. Tratar de mentir fue un imposible y, al final, las palabras «voy a cenar con un amigo» dejaron sus labios. Emoción y nervios que April logró acoplar en su estómago y la persiguieron durante el resto del día. Mucho antes de la hora estaba lista. Un vestido simple en azul marino, zapatos de menor tacón que habitualmente y maquillaje ligero.

Revisó su correo, en un intento de distraerse con algo, hasta que el tiempo la descubrió aburrida tras las gafas de pasta que usaba para leer. La hora se esfumó en el reloj y la desazón frustró sus nervios. La experiencia, una vez más, le recordó bajo el oído que eso tenía que pasar, que jamás debió aceptar aquella cena y, aún menos, ilusionarse con ello. Casi dos horas después Adalyn disfrutaba de su segunda copa de vino y una película de los años veinte cuando su móvil comenzó a vibrar sobre la mesa. El nombre iluminado la hizo chasquear la lengua e ignorarlo, al menos hasta que el timbre comenzó a sonar y hacer eco tras las paredes de sus vecinos. Dejó la copa y, no la sorprendió, encontrar a Eugene delante de la cámara monocromática de su portero electrónico. Lo mejor de todo: Delante de todos sus vecinos.

No respondió. Ser el espectáculo de escalera de los quince pisos de su edificio no era algo que quisiera. Enfundando los pies descalzos en unos simples zapatos planos salió de su apartamento. El pelo recogido en un moño bajo con un sinfín de mechones dispersos alrededor de su rostro y las gafas descansando aún sobre el puente de su nariz. Atravesó el hall de mármol y empujó la puerta del portal cazando su muñeca casi al instante con la otra mano. Tiró de él con la fuerza suficiente para apartarlo de los oídos y ojos que había despertado como si se tratase de una Girl Scout a esas horas de la noche— ¿Intentas que todos mis vecinos mañana hablen sobre mi? —Masculló fulminándolo con la mirada a través de los cristales de sus gafas.
Thx, K.





OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
6251

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × Blind passion

Mensaje por Kerouac el Dom 21 Ago - 22:06

2. Part-time lover.
Edificio de Hattie | 23:00 en adelante
Poco le faltó para sustituir las yemas de sus dedos por sus manos cerradas, aporreando tanto el telefonillo que lo rompería. Poco le importaba que hubiese una cámara, pero agradeció para sus adentros que Adalyn cogiese su muñeca y tirase de él hacia dentro. Fue una vez en el portal cuando volvió en sí, aunque con su respiración algo agitada y sus manos moviéndose todo el rato tras haberse zafado de la rubia. La observó en aquella luz anaranjada que llenaba el lugar, y una sonrisa asomó automáticamente en sus labios. —Estás preciosa.

Esa mezcla de elegancia con lo rutinario, con aquel moño y las gafas, le sorprendieron demasiado. De no ser porque la conocía a la perfección –físicamente hablando– no la habría reconocido tan rápido.
Perdona, quiero decir que... dios... —se frotó el rostro, notando los latidos del corazón retumbar en su cráneo—. Lo siento, ¿vale? Es que... joder... —puso los brazos en jarras, suspirando. No es que pensaba que Hattie no le iba a creer, es que aunque fuese a decirle la verdad, Eugene pensaba que no se ganaría su perdón. Dio un paso hacia un lado y alzó la vista al techo mientras negaba con el rostro—. Lo siento, ¿vale? —repitió—. Llegué a casa para cambiarme de ropa y discutí con mi mujer. Bueno, más bien me metí en una discusión por culpa del estúpido de Marc, que ha pintado media pared del salón. Empezamos a echarnos cosas en cara y, bueno, se me fue el tiempo. No importa lo que te diga, ¿verdad? Aunque me hubiese quedado atrapado por una inundación en plena carretera, seguirías pensando que soy un estúpido y un malqueda, ¿a que sí?

Se enfrentó entonces a su mirada. Como siempre, estaba prejuzgando las opiniones y pensamientos de la rubia. ¿De dónde había sacado que Adalyn pensaba que era estúpido? ¿Quién le había dicho que no se ganaría su perdón cuando ni siquiera la había dejado abrir la boca? Lo que tenía claro –casi claro– era que aunque le perdonase, había fallado a la cita. Había llegado dos horas tarde. No diez minutos, ni quince: ciento veinte. Dos horas de espera. Tragó saliva, sintiéndose atraído a los ojos de Adalyn y sin poder apartar la vista de ellos. ¿A cuántos errores más estoy de no poder verla más?, pensó, sabiendo a la perfección que aunque tuviesen los teléfonos de cada uno, la agencia podía cumplir los deseos de Hattie si ésta decidía no ver más a Eugene como cliente. Y si hacía eso, el susodicho dudaba que Adalyn quisiese verlo.
Thx, K.








Bring on the beach!

We are Assassins:
The frayed ends of sanity:
Time rots everything. Even us:
Miscellaneus:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
929

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × Blind passion

Mensaje por Hellcat el Dom 21 Ago - 23:00

2. Part-time lover.
Edificio de Hattie | 23:00 en adelante
¿Qué? —Exhaló la pregunta como si su cerebro no fuera capaz de procesar la información. La respiración agitada propia de las prisas por bajar, el enfado que movía su pecho arriba y abajo sin ritmo alguno. Alzó ambas manos cerrando los ojos, incrédula. Deseaba desaparecer de aquel hall y volver a su confortable sofá, terminar su película y dormir toda la noche del tirón. Sus dedos toparon con las patillas de sus gafas y se las quitó inmediatamente, las plegó y escondió una mano tras la espalda. Probablemente Eugene jamás la había visto antes hacer un gesto tan infantil sin dobles intenciones.

Él tenía razón. Ninguna excusa le iba a valer. Lo peor de todo es que en medio de aquella ilusión rota sus pies aterrizaron en el suelo. Agua fría sobre sus hombros que congeló la respiración en sus pulmones ¿En qué momento pensó que salir con un hombre casado era una buena idea? El sexo era sexo. No importaba si sus clientes estaban casados, solteros o viudos. Simplemente era un problema que a ella le resbalaba, pero salir a cenar con él implicaba abrir una puerta que no quería atravesar: La eterna lucha contra su familia. Como Hattie jamás se consideraría como «la otra». Sin amor no había competición, pero en aquella noche ser apartada por una esposa y unos hijos la devolvió a su sitio como si le hubiese dado un bofetón.

Retrocedió un paso y negó varias veces con la cabeza— Habría preferido la inundación —Confesó bajando la mirada hasta sus pies. Menudos en aquellos zapatitos, ella entera era bastantes centímetros más baja. Su cabeza apenas alcanzaba el mentón del arquitecto y por cada respiración se sentía más menuda y estúpida— Cuando un cliente candela una cita, simplemente es una noche libre. Vacaciones pagadas, a nadie le molestaría eso pero… —Se encogió de hombros. Apostaría cualquier cosa a que ni siquiera le había dicho a su mujer que cenaba con una amiga, Hattie o Adalyn no importaba pues seguiría siendo un secreto— ¿Ella lo sabe? ¿Sabe que estás aquí? ¿Qué habías quedado con una amiga? —Preguntó alzando la mirada para buscar su mirada.

Thx, K.





OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
6251

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × Blind passion

Mensaje por Kerouac el Lun 22 Ago - 11:53

2. Part-time lover.
Edificio de Hattie | 23:00 en adelante
En otra situación se habría reído con cariño de la forma en que se quitó las gafas, pero ahora sólo pedía pensar en sí mismo. En sí mismo por lo estúpido que había sido. Había tenido mil y una discusiones con su mujer, pero a veces era él mismo quien las cortaba yéndose de casa o encerrándose en el dormitorio o el baño. Aquella noche no se detuvo hasta que su mujer se encerró en el baño y él la imitó en el dormitorio. ¿Por qué había sido tan estúpido?

Dejó que fuese la rubia quien hablase, aunque sus palabras no fueron abundantes y le costó creer que las había dicho. ¿Prefería la inundación? Su rostro cambiaba de la frustración a la ignorancia, pasando también por una leve lástima. Frunció el ceño de forma casi exagerada y dio un paso atrás, como si su orgullo hubiese sido herido. Entonces decidió seguir retrocediendo, hasta notar los escalones tras él, y agacharse para sentarse en el primero.

¿Qué importa eso, Ada? ¿Acaso te ha importado las otras veces? «Eh, Diana, voy a acostarme con una mujer, en un rato vuelvo»; «Eh, Diana, voy a cenar con la chica con la que me acuesto, pero sin compromiso». Venga ya, Ada... —meneó la cabeza de un lado a otro repetidas veces, bajando la vista al suelo—. Dejé una nota diciendo que iba a cenar con unos nuevos socios —se dio por vencido, contándola la verdad—, pero la dará igual. Creo que de hecho lo más normal es que uno de los dos se hubiese ido de casa por unas horas tras una discusión así, ni siquiera la sorprenderá. ¿Entiendes ahora por qué te necesito, Ada?

No usó su nombre verdadero a propósito, ni tampoco aquel tono ligeramente lastimero. No quería ir de víctima, él había participado en aquella discusión y por lo tanto tenía que atenerse a las consecuencias, pero aquello era un hecho: la necesitaba. Necesitaba a Hattie o a Adalyn, le era indiferente.
Thx, K.








Bring on the beach!

We are Assassins:
The frayed ends of sanity:
Time rots everything. Even us:
Miscellaneus:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
929

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: × Blind passion

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.