Últimos temas
» Death and Discord
Hoy a las 16:25 por Neliam

» Bad guys hit back.
Hoy a las 15:51 por Oniswed

» Pirate's song
Hoy a las 15:01 por Ghawazee

» —The mighty fall.
Hoy a las 14:08 por Snicket

» Hurricane
Hoy a las 14:01 por Nightingale

» You and me...here
Hoy a las 13:24 por Winter Wiccan

» Your wakeup call
Hoy a las 13:21 por Novocaine

» ♠ Loving the almost.
Hoy a las 12:58 por Winter Wiccan

» Pure perfection
Hoy a las 12:33 por Harley

» 1. Party rock!
Hoy a las 12:20 por Winter Wiccan

» The Age of Innocence
Hoy a las 12:17 por Harley

» I will follow you
Hoy a las 12:09 por Hiroine

» Tomando contacto || Levi & Eve
Hoy a las 11:24 por Dice Master

» ♠ Silver Spirit.
Hoy a las 11:22 por Hiroine

» Insane duo
Hoy a las 10:51 por Hiroine

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

I want to change the world

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I want to change the world

Mensaje por YoukaiFire el Miér 17 Ago - 22:25

I want to change the world
Inuyasha - Alternative Ending

                Cuando comenzaron con la búsqueda de los fragmentos de la esfera, Inuyasha y Kagome ya se habían hecho a la idea de que esta idea les llevaría como poco meses, por no decir años. Por suerte habían formado un equipo junto a la cría de Kitsune Shipou, el monje Miroku, la cazadora de demonios Sango y su fiel demonio familiar Kirara. Pero el destino, o más bien la elección de la venerable Kikyo dio un rumbo a la vida de todos que ninguno se esperaba.

Tras haber encontrado el castillo de Naraku y haberse enfrentado al villano, la muerta viviente se llevó consigo al medio demonio, no sin que éste volviese a destruir la esfera de los cuatros espíritus en cientos de pedazos.

           Ahora que tanto Kikyo como Naraku habían desaparecido de la faz de la tierra sus caminos se partirían; después de todo sus amigos ahora podrían vivir en paz, más para el medio demonio y la estudiante de instituto no sería así. Mientras que Miroku y Sango formarían una familia junto a su hermano Souta y Shipo comenzaba a asistir a la academia para Kitsunes, ellos tendrían que seguir con la misión de recuperar la poderosa joya y no había vuelta atrás

          Aunque ya no tuviesen que lidiar con ese villano tendrían que viajar por todo el país e incluso más lejos, batallando contra todos sus oponentes sin descanso. Y por mucho que Kagome quisiera seguir con su acomodada vida en su época no podía dar la espalda a su deber como guardiana de la esferza, por suerte no estaría sola pero ¿Seguiría queriendo Inuyasha ser un demonio completo?¿O podría encontrar la forma de hacerle entender que se estaba equivocando? Las preguntas no se limitaban solo al plano de lo que harían una vez terminasen su cometido ¿Qué pasaría entre ellos dos? ¿Finalmente acabarían juntos ahora que Kikyo no estaba de por medio? ¿Inuyasha solo la querría como un sustitutivo? ¿Ella podría amarle sabiendo aquello? Entre ambos había tantas dudas y tensiones, las cuales irían en aumento ahora que solo eran ellos dos a solas ¿Cómo acabaría su aventura?

Inuyasha


250 años | 1'72 M | Medio demonio | YoukaiFire
Kagome Higurashi


15 años |  1'57m | Estudiante/Sacerdotisa | SapphireDragon

© RED FOR SS


I'll be a monster
When you love something, never lose it. You must keep it safe, close to your heart
To protect you
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
351

Localización :
Doriath

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I want to change the world

Mensaje por SapphireDragon el Miér 17 Ago - 23:56

1. The journey
Con InuYasha | Japón Antiguo | Primera hora de la mañana

El despertador sonaba de forma ruidosa e incesante en la mesilla de noche que tenía junto a la cama. Un gruñido emergió de sus labios mientras, aún con los ojos cerrados, alzaba la mano y trataba de encontrarlo a tientas para apagarlo. Cuando al fin lo hizo, se incorporó en la cama hasta quedar sentada, se frotó el rostro en un intento de despejarse y bostezó. Hacía mucho tiempo que no dormía tan bien… Bueno, principalmente porque había bastante que no dormía en su propia cama.

Aun se quedó quieta donde estaba, con el rostro adormilado, pensado en todo lo acontecido apenas un día atrás. Naraku se había ido finalmente, y todo gracias a Kikyo… Probablemente, de no ser por ella, el malvado medio demonio se habría hecho con la Esfera de los Cuatro Espíritus y todos sus esfuerzos se habrían sido en vano… Aunque realmente así había sido, ¿no? Antes de que desapareciesen para siempre en el Infierno, la Esfera volvió a dividirse y todos sus fragmentos se dispersaron como la primera vez que se fragmentó. Es decir, tenían que empezar de cero el mismo viaje con el que llevaban tanto tiempo.

Perezosa, terminó por levantarse y se cambió de ropa. Gracias al Cielo que el instituto había terminado y tocaban vacaciones de verano, pues sino le tocaría estar pendiente de forma continua tanto de sus clases como de Inuyasha al otro lado del pozo. De hecho, tenía que terminar de preparar las pocas cosas que le quedaban por meter en su enorme mochila de viaje amarilla.

Tras refrescarse el rostro, bajó a la cocina para desayunar apresuradamente. El medio demonio de cabello blanco le estaría esperando y, conociéndole, se impacientaría… Lo cual provocaría que el inicio del viaje se hiciera realmente insoportable, pues no dejaría de quejarse de su tardanza. De hecho, las prisas casi hicieron que se atragantase con la leche.

Veinte minutos más tarde, se encontraba con la mochila cargada a la espalda y su bicicleta en la mano, preparada para saltar al pozo que la llevaría al Japón Antiguo. Dio besos y abrazos a todos y cada uno de los miembros de su familia y finalmente, atravesó el portal. Sonrió inevitablemente al sentir ese pequeño cosquilleo por todo su cuerpo típico de esos viajes al pasado.

Poco después, Kagome se encontraba al borde del pozo, rodeada de la habitual naturaleza, con las montañas al fondo. Fue a bajar de un salto, y cuando sus pies tocaron el suelo, el peso de la mochila pudo con ella, echándola hacia atrás y provocando que se cayese de culo de forma inevitable. Profirió un quejido de dolor e hizo un mohín que lo acompañaba, justo en el preciso instante en el que se percataba de la presencia de Inuyasha, el cual se encontraba sentado, con la espalda apoyada en un lateral del pozo y la miraba con fijeza con esos enormes ojos dorados. No pudo evitar sonrojarse debido a su torpeza.

¿Sabes? Un caballero educado se acercaría a una dama como yo para preguntar si me encuentro bien después de la caída, me ofrecería su mano como ayuda para levantarme y tomaría él mismo la mochila que tanto pesa –dijo mirándole de reojo, dejando caer como si nada que requería de su ayuda, aunque estaba segura de que lo único que haría a continuación sería burlarse de ella.

»Master«

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
809

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I want to change the world

Mensaje por YoukaiFire el Lun 22 Ago - 20:57

1. The journey

Con Kagome | Japón Antiguo | Primera hora de la mañana

Las cosas habían cambiado drásticamente en cuestión de pocas semanas, siendo así que todos tomaron sus caminos. Tras el sacrificio que Kikyo hizo al llevarse consigo a su enemigo mortal se sentía algo vacío y no queriéndolo admitir, preocupado. Miroku al librarse de su maldición decidió volver junto a su maestro para ayudarle, y con Kohaku herido, más a nivel emocional que físico, le pareció que ir junto al monje a un lugar donde pudieran cuidarle y se le permitiese meditar en paz hasta que se perdonase a sí mismo por lo que Naraku le obligó a hacer al estar en control mental le parecía la mejor opción. En cuanto a Shippô, el pequeño zorro no sabía si permanecer a su lado o ir a la aldea de kitsunes donde le ayudarían a entrenar sus poderes y así no ser un lastre como lo había sido. Tras pensárselo bien finalmente el niño decidió ir a entrenar para así poder llegar a ser algún día un poderoso demonio; claro que prometió ir a visitarlos a menudo.
Por un lado no quería que su grupo separase pero por otro lado no iba a obligarles a mantenerse a su lado solo para no estar solo. Además él todavía tenía que cumplir su misión junto a Kagome, y como se dijo a sí mismo, mientras ella estuviera a su lado nunca más se sentiría solo.

A decir verdad cada vez que cruzaba el pozo se le revolvían las tripas, era un sitio donde no podía protegerla, donde ella no estaría a su lado y un mundo que desconocía por completo. Deseaba que volviera cuanto antes, odiaba admitirlo pero desde que la chica le liberó se sentía unida a ella, como si algo les mantuviera unidos apesar de todo. Era extraño, con Kikyo podía soportar la distancia y el no verse en semanas pero si Kagome no aparecía en dos días ya sentía la urgencia de saltar al pozo ¡Pero no lo haría! Tenía su dignidad y la mantendría. Por lo que a altas horas de la noche se fue junto al pozo y esperó sentado tanto tiempo que hasta se quedó dormido sobre éste.

Fue entonces cuando aquella pesadilla volvió, la de la noche en la que fue sellado en aquel árbol por la mujer que le había partido el corazón. Podía ver la mirada de odio de la sacerdotisa mientras lanzaba su flecha, ya la veía acercándose a su corazón cuando una fuerza le empujó al suelo. Más no era otra fuerza que la de Kagome, tirándose sobre él para evitar que la flecha le diese. Asustado fue a mirar como estaba pero la estudiante solamente le sonrió con lágrimas en los ojos mientras le decía “Menos mal, estás bien...Inuyasha”.

Entonces el sonido de algo caerse en su proximidad le despertó, sobresaltándole de aquel sueño. Buscó con la mirada el origen del sonido para encontrarse con la joven con la que acaba de soñar, la cual había tropezado y caído de forma cómica. Normalmente se habría reído, pero en ese momento sus ojos la miraron fijamente, pensando en como era posible que aquella pesadilla hubiese cambiado de aquella manera ¿Tenía alguna especie de significado?
Su voz le trajo de vuelta a la realidad, haciendo que se cruzase de brazos mientras se levantaba, fingiendo indiferencia.

-Tsk, eso lo haría si hubiese alguna dama cerca, pero dado que no la hay y yo no soy ningún caballero no tengo porqué hacerlo.- Le respondió con chulería, pero sin decir nada cogió la enorme mochila amarilla y se la puso sobre el hombro.- Ya iba siendo hora que aparecieras, se nos hace tarde Kagome. Los fragmentos de la esfera no se van a coger solos...- En ese momento olfateó algo en el interior de mochila.- ¿Has traído comida ninja? - Preguntó con más emoción de la que debería, más no podía evitarlo dado que era su plato favorito.
»Master«



I'll be a monster
When you love something, never lose it. You must keep it safe, close to your heart
To protect you
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
351

Localización :
Doriath

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I want to change the world

Mensaje por SapphireDragon el Mar 23 Ago - 0:58

1. The journey
Con InuYasha | Japón Antiguo | Primera hora de la mañana

Kagome parpadeó simplemente perpleja. El medio demonio no había proferido ni una sola carcajada al respecto, ni siquiera se había reído con su torpeza, algo que sería normal siendo él. Pero… tan solo intercambiaron una mirada. ¿Qué le ocurría? Un pequeño destello de preocupación comenzó a crecer en su pecho. ¿Había pasado algo? ¿O tan solo…? Tragó saliva discretamente al percatarse de lo que podía ser.

No había pasado demasiado tiempo desde que se separaron de sus compañeros de viaje… Del monje Miroku, de Sango, de su hermano Kohaku y del pequeño y revoltoso Shippô. Además… de forma definitiva, Inuyasha había perdido a Kikyo, el gran amor de su vida, la misma que le selló en aquel dichoso árbol hasta que ella apareció. Estaría sufriendo por su perdida… Era algo normal, ¿no? Pero pensar en eso hizo que ella misma sintiese una punzada de dolor. Ojalá pudiera hacer algo por su compañero, su amigo y protector. Pero quizás sus palabras resultasen vacías para él, pues claramente, Kagome no había pasado por algo como aquello… y esperaba no tener que hacerlo nunca.

Tras varios segundos en silencio, el medio demonio pareció reaccionar y volvió a comportarse de la forma habitual, aquella que exasperaba a la humana y muchas veces la cabreaba hasta el punto de castigarlo con tan solo decir “¡Siéntate!”. Era una buena forma de hacerle escarmentar y de que Kagome se sintiera mejor por hacerle pagar su insolencia y sus malos modales para con ella.

Entrecerró los ojos y frunció el ceño con la mandíbula ligeramente apretada, clavando la mirada en él, claramente molesta.

¿Me estás diciendo… que no soy una dama? Que tú no seas un caballero no me sorprende, la verdad es que eres de todo menos amable, educado y gentil conmigo –respondió la muchacha sintiendo como el peso de la mochila desaparecía de su espalda gracia a Inuyasha.

Se puso en pie con cierta torpeza. Menos mal que no se había torcido un pie ni nada por el estilo, pues ese no sería el principio de viaje que esperaba. Enarcó una ceja al escuchar lo segundo que le recriminó, haciendo que la morena sonriese sin poder evitarlo.

¿Cuánto llevas esperando exactamente junto al pozo, Inuyasha? –preguntó curiosa, acercándose hasta él finalmente, quedando a un par de pasos-. ¿Seguro que era por la Esfera… o estabas preocupado por mi? Ya te dije que vendría hoy por la mañana, nada más desayunase. De hecho he cumplido y aquí me tienes. Así que no te quejes… deberías cultivar esa virtud que todos llaman paciencia. No te vendría nada mal

La sonrisa continuaba dibujada en sus labios. ¿Cómo no iba a hacerlo viendo al chico tan emocionado al oler la comida que traía? Parecía un niño chico de esa forma, con los ojos dorados brillándole.

¡Por supuesto! Acaso lo dudabas. He traído unas cuantas de tu preferida, de hecho. –respondió ladeando la cabeza y dedicándole esa sonrisa encantador-. Pero debes portarte bien conmigo, Inuyasha… O te aseguro que te quedas sin tu comida ninja

»Master«

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
809

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I want to change the world

Mensaje por YoukaiFire el Dom 28 Ago - 22:27

1. The journey

Con Kagome | Japón Antiguo | Primera hora de la mañana

Al ver aquella mirada por parte de la morena temió que le fuese a soltar aquel maldito hechizo que hacía que se cayera al suelo de bruces cada vez que decía esa maldita palabra. Jamás pensó que pudiera odiar tanto la palabra "siéntate". Pero no le había quedado otra, pues no quería que ella se diese cuenta de que estaba añorando a sus compañeros, pues quedaría como un llorica blandengue, cosa que no era.
Acomodando bien la pesada mochila comenzó a andar hacia el bosque, sin decirle nada pues sabía que fuese a donde fuese ella le seguiría. Siempre prefería andar por el bosque que en las aldeas donde la gente le miraba mal por ser lo que era, en aquel frondoso lugar era libre de los juicios y si se trataba de un demonio lo acabaría de un solo golpe.

-¿Por qué tendría que serlo? No esperes de mi que actúe como ese lobo enclenque que mueve la cola mientras hace todo lo que quieres; yo soy como soy, lo que ves es lo que hay y tendrás que aguantarte.- Replicó molesto porque pensase así de él; sabía que no era míster simpatía pero había demostrado ser gentil con ella ¿Y solo veía sus defectos? Era injusto al ojos del medio demonio. Sus orejas se tensaron en el momento que escuchó sus suposiciones. Como odiaba que la chica pudiera llegar a conocerle tan bien, por lo que apartando la mirada mientras alzaba la barbilla intentando mostrar la mayor dignidad posible respondió con fanfarronería.- Me-menuda tontería, yo no estaba preocupado. Como mucho de que te tropezaras de nuevo con lo torpe que eres ¡Qué cosas se te llegan a pasar por la cabeza! - Había malos mentirosos, y luego estaba él que a la legua se veía que había estado consternado por lo que le sucediera a Kagome mientras él no estaba a su lado para asegurarse de que estaba bien.- Tu lo que quieres es pasarte todo el rato en el mundo humano haciendo esos exámenes que te encantan ¡No te pierdes ni uno!- Exclamó el albino.

¿Había cogido sus preferidos? Nada más escuchar eso, su corazón se inundó de una calidez que no comprendía del todo, pero sí le hacía feliz saber que ella había pensado en él, acordándose de su sabor favorito.

-Sí sí ¿Y cuándo podemos comerlos?- Preguntó mientras se le hacía la boca agua de solo pensarlo, más agitó la cabeza "¡Centrate en lo importante!" Se reprochó a sí mismo.- Pero antes ¿Detectas algún fragmento de la esfera cerca, Kagome?- De repente se volvió serio, pues no debía de olvidar que no estaban ahí por diversión, sino por su deber.
»Master«



I'll be a monster
When you love something, never lose it. You must keep it safe, close to your heart
To protect you
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
351

Localización :
Doriath

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I want to change the world

Mensaje por SapphireDragon el Lun 29 Ago - 19:06

1. The journey
Con InuYasha | Japón Antiguo | Primera hora de la mañana

Y ahí volvía a estar el Inuyasha infantil e inmaduro, el que muchas veces le sacaba de sus casillas y que más de una vez se había merecido que pronunciara ese hechizo para que escarmentase y aprendiera. Pero parecía que, respecto a eso, nunca lo haría.

Hinchando los mofletes como si de una niña pequeña se tratase, tomó el manillar de su bicicleta rosa y echó a andar detrás de él, con pasos rápidos, para llegar a su altura. Le miró de reojo, aún con ese gesto aniñado.

¿¡Por qué muchas de las veces que discutimos tienes que sacar a Koga en la conversación!? Él no te ha hecho nada. Más de una vez nos ha ayudado y me ha protegido cuando tú luchabas contras los demonios… -replicó la muchacha recordando al joven lobo-. Además, quizás sí que sea demasiado pedirte algunas cosas, pero no te costaría nada ser amable conmigo algunas veces…

Kagome sabía bien como era el semidemonio. Impulsivo, impertinente, cabezota, infantil… Cualidades que siempre había demostrado en el día a día suyo, cuando el peligro no les acechaba y podían estar más tranquilos. Sin embargo, cierto era que cuando los problemas los encontraban, se desvivía por protegerla, para evitarle cualquier daño.

El gesto infantil se transformó en una sonrisa que trató de ocultar. Si se llegaba a dar el día que Inuyasha supiera mentirle para ocultar su preocupación por ella en condiciones sería un verdadero milagro. Prefirió no insistir en el tema, pues tampoco quería molestarle ya al inicio de su nueva travesía, con la misma misión que la primera vez.

Eso no es cierto, Inuyasha. Los exámenes son importantes para mi futuro, para poder tener una buena vida y entrar en la Universidad. ¡Pero tampoco significa que adore estar estudiando a todas horas y yendo a exámenes para los que apenas he podido estudiar por estar aquí contigo! -Replicó poniendo los ojos en blanco sin remedio-. Además, las vacaciones de verano han empezado. No tengo más exámenes, ni clases hasta dentro de un par de meses. Seguro que sabes eso te hace muy feliz…

Se hacía raro no tener a Sango riéndose de sus peleas con el medio demonio, ni a Miroku intentando meterles mano cuando menos se lo esperase… Ni tampoco a Shippô con sus comentarios acerca de la inmadurez del chico.

Dejó escapar un suspiro. Esperaba que estar tan solo ellos dos no terminase en continuas peleas y enfados tontos que los alejasen en los peores momentos.

A la hora de comer... Y estamos al principio de la mañana, así que vas a poder practicar eso de tener paciencia… -dijo antes de pararse y cerrar los ojos, en un intento de sentir la presencia de un fragmento de la esfera. Hizo una mueca, debido al poco éxito de la búsqueda-. Apenas siento la presencia de uno… Debe de estar algo lejos… yendo hacia el oeste, diría yo. No sé el punto exacto…


»Master«



AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
809

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I want to change the world

Mensaje por YoukaiFire el Miér 31 Ago - 18:43

1. The journey

Con Kagome | Japón Antiguo | Primera hora de la mañana

A muchas personas le parecería infantil e irritable la forma en la que la estudiante inflaba los mofletes, de hecho él era de los que pensaba que era algo estúpido. Más una parte de él adoraba la forma en la que actuaba, como siempre reaccionaba a sus provocaciones, resultándole en parte divertido.

-¡Por qué ese lobo enclenque te secuestro y aún así le sigues tratando bien!- Jamás le perdonaría a Koga que se llevase a Kagome lejos de él, en esos dos días estuvo agobiado por ella como nunca pensando en si la habrían comido, o utilizado, o incluso...Agitó la cabeza molesto ¡Y encima tenía el derecho de decir que la amaba! Que se atreviese ese idiota a intentar arrebatársela de nuevo.-No necesitas que ese te proteja, para eso estoy yo.- Gruñó por lo bajo disgustado ante la idea de que ella pudiera gustarle, aunque nunca le hubiera dado señales.-No pidas la luna, Kagome. Además no es que seas muy gentil con tanto "siéntate".- Fue todo lo que le dijo con respecto a su amabilidad.

No era que no quisiera ser amable, pero sabía de sobra que pasaba con la gente que se fiaba tan fácilmente de los demás. Y a pesar de que la sacerdotisa le había demostrado de sobra que podía confiar en ella, tantos años vagabundeando por ahí solo, sin hogar ni nadie a quien acudir, le habían vuelto poco social. Claro que con ella cambió de una forma muy drástica, cualquiera podía verlo, y sabía que Kagome estaba al tanto de ello. Más había alguno de sus malos hábitos que aún se le resistían.

-¿Universidad?¿Qué es eso? - Preguntó movido por la curiosidad, dado que todas las cosas de su mundo le seguían resultando curiosas a la vez que espeluznantes. Era increíble como él en sus doscientos años de vida había visto a penas unos pocos avances, y en quinientos años todo fuera tan diferente.- ¡La búsqueda de los fragmentos de la esfera de los cuatro espíritus y acabar con Naraku eran misiones mucho más importantes! -Replicó mordaz mientras fruncía su ceño. Pero ese gesto cambió al poco de oír sobre sus vacaciones, sintiendo un extraño cosquilleo en el estómago que no podía describir ni decir el porqué de éste.- ¿Eso quiere decir que no vas a tener que irte a casa tantas veces? -Una sonrisa comenzó a surgir en sus labios, pero se detuvo, no queriendo abochornarse a sí mismo, carraspeando.- Bien en ese caso podremos coger más pedazos.-

Observó de reojo como la chica suspiraba y se preguntó si le ocurría algo. Era cierto que ahora había un silencio entre ambos que antes lo llenaban sus compañeros. Había una sensación de vacío extraño mientras caminaban juntos por el bosque, prestando más atención a lo que ella hacía que a su entorno, eso sí una de sus orejas estaba alerta de su había algún peligro. Volvían a ser ellos dos solos contra el mundo, no obstante aquella idea le traía un sentimiento nostálgico, cuando toda su aventura comenzó. Por suerte ahora se llevaban infinitamente mejor que en su primer viaje.

-Ya, ya...-Resopló, teniendo unas ansias increíbles de que ya fuese la hora de comer y deleitarse con la comida del futuro que se había traído. Nada más oír aquello ni se molestó en preguntar si podía cogerla en brazos, pero lo hizo para luego dejar que se enganchase a su espalda, mientras con un brazo cargaba la ligera...¿bicle...bici...? Bueno esa especie de carro raro que usaba para desplazarse sin caballos, sino con sus piernas, y comenzó a pegar uno de sus característicos saltos larguísimos, dirigiéndose hacia el oeste.- ¡No hay tiempo que perder! Tu dime hacia donde lo sientes con más intensidad.-
»Master«



I'll be a monster
When you love something, never lose it. You must keep it safe, close to your heart
To protect you
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
351

Localización :
Doriath

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I want to change the world

Mensaje por SapphireDragon el Jue 1 Sep - 12:10

1. The journey
Con InuYasha | Japón Antiguo | Primera hora de la mañana

Koga, el demonio lobo, había sido de los principales temas para discusión entre Inuyasha y Kagome. Cuando aún viajaban todos juntos, sus amigos le aseguraban de forma continua que lo que ocurría realmente para que el humor del medio demonio cambiase tan drásticamente solo con escuchar ese nombre era  por los celos.

Ese lobo enclenque como le llamas nos ha ayudado muchas veces, ha luchado a tu lado y de no ser así, los enfrentamientos habrían sido mucho más arduos y habrías salido peor parado, Inuyasha –replicó la humana con el ceño fruncido. Definitivamente, la rivalidad que existía entre esos dos no iba a cambiar… Pero cierto era que siempre se iba a sentir más protegida junto a él que con Koga, y escuchar esas palabras salir de sus labios no hicieron sino hacerla feliz-. Sé que tú me protegerás siempre… a pesar de nuestras discusiones –murmuró sin perder su sonrisa. Hizo un gesto con la mano, quitándole importancia a lo último-. Oye... Es que algunas veces te lo mereces, aunque quizás me pase. Pero siempre me disculpo de corazón… Ya lo sabes.

Lo cierto era, que hacía mucho que no utilizaba la fórmula para mantenerle a raya. Y eso era una buena señal, ¿no? Significaba que no la cabreaba hasta tal punto de tener que recurrir a ella. Pensar en eso, le hizo sonreír con amplitud y más aún lo hizo cuando el chico le preguntó curioso acerca de la Universidad.

Cuando nos paremos a comer te cuento más sobre la universidad. ¡Y ya sé que eran misiones importantes! Pero tengo una vida en mi tiempo, Inuyasha… Una vida normal que también quiero conservar. –su voz fue disminuyendo paulatinamente. Deseaba una vida normal, sin demonios, sin peligros acechando a cada segundo. Pero esa vida implicaría alejarse de él… Y eso no lo deseaba-. Sí. Exacto. No tendré que preocuparme de estudiar ni nada… Podré pasar aquí más tiempo sin tenerte preocupado mientras estoy al otro lado

Le sacó graciosamente la lengua sabiendo que volvería a negar su preocupación. Además, tenía claro que algo de ilusión le había hecho recibir esa noticia, por mucho que lo ocultase tras sus siguientes palabras.

Unos segundos más tarde, sentía la completa atención del albino sobre ella. Su suspiro le había alertado y para no preocuparle, le dedicó una sonrisa ladeada. Cuando quería, Inuyasha era realmente… atento con ella, y Kagome no podía evitar sentir un ligero rubor en sus mejillas.

¿Estás seguro de que quieres llevarme? Puedo ir en la bicicleta –preguntó de forma inútil, pues el chico ya se había agachado. Subió a su espalda, como otras tantas veces había hecho, se acomodó procurando permitirle que se moviera con soltura y apoyó la barbilla en su hombro, sonriendo tontamente. No podía negar que adoraba viajar así-. ¡De acuerdo! ¡A la aventura! –dijo en un tono jovial sintiendo el aire rozar sus mejillas y alborotar su cabello oscuro mientras el medio demonio saltaba de esa forma tan característica.

»Master«



AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
809

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I want to change the world

Mensaje por YoukaiFire el Dom 11 Sep - 17:39

1. The journey

Con Kagome | Japón Antiguo | Primera hora de la mañana

Sus tripas se le revolvían cada vez que mencionaba al maldito demonio lobo. Sabía de sobra que en realidad les ayudaba muchísimo y que él tenía buenas intenciones, por esa misma razón no le había matado. De hecho podrían llegar a ser amigos, pero había un inconveniente ¿Por qué siempre tenía que cogerla de las manos?¿Y decirle esas cosas?¿Por qué todo su clan la tenía que llamar su prometida? ¡Kagome era...de ella misma. Y sinceramente eso no le gustaba ni lo más mínimo.

-Tsk.- Fue lo único que replicó, molesto por las palabras de la morena, que en realidad tenía toda la razón, pero él no iba admitirlo, pues su orgullo no lo permitiría. Sus orejas que habían estado alzadas en punta mientras hablaban se bajaron al igual que su guardia al escuchar lo que dijo, haciendo que se detuviese a mirarla. Cuando quería Kagome le cogía por imprevisto y daba directamente en su corazón. Ella era la única persona que podía dejarle así.- Y siempre lo haré.- Soltó en un murmullo, sintiendo que estaba a apunto de sonrojarse, más agitó la cabeza, no queriendo dejarse hechizar por su sonrisa; aunque ya lo estaba de mucho antes.- Lo sé, lo sé.- Replicó cruzándose de brazos, intentando ocultar su rubor y los sentimientos que según él le hacían parecer débil.

Claro que ahora que estaban solos habría más de esos momentos íntimos que siempre se veían reducidos dado que estaba el grupo, más ahora todo era diferente y ninguno de los dos era consciente de lo que eso podría acarrear. Sobretodo por el hecho de que antes él solo podía pensar en las inmensas ganas que tenía de matarla, mientras que ahora era verla hacerse el mínimo rasguño y volverse loco. Ahora ella era la prioridad, tanto que en ocasiones hasta olvidaba la razón por la que quería la esfera de los cuatro espíritus.

-¿Y es qué aquí no la tienes?- Replicó molesto. Era un egoísta y no soportaba oír aquellas palabras, claro que no podía obviar que su familia la quería al igual que sus amigas ¡Pero él la necesitaba más! Quería decirle que no tenía porqué volver, que podría ser feliz aquí; pero en su interior sabía que no podía pedir eso. No podía retenerla, después de todo no paraba de criticar a Koga por haberla secuestrado y si él hacía aquello no sería mejor que su rival. Más su ceño fruncido junto a aquellos pensamientos se desvanecieron para esbozar una sonrisa triunfal. Ahora ella tendría todo el tiempo para él y eso era una de las mejores cosas que le podían decir al medio demonio.- Bien, eso significa que nada detendrá nuestra misión de encontrar los fragmentos de la esfera.- Le dijo con un tono alegre.

Y ahí volvía a fracasar; cuando otros habrían aprovechado para decirle lo muy felices que eran de tener su compañía, él era un completo idiota y no, tenía que decir eso. Si había alguien patoso en cuanto a ese tema, ese era él.
No obstante había cosas que no se le pasaban por alto, como las mejillas sonrojadas de la chica de ojos marrones, viéndose realmente hermosa. Ya sabía de sobra que lo era, pero no podía evitar que ese hecho a veces le azotase en la cara como un puñetazo, teniendo que apartar su mirada para no ser demasiado obvio.

-Sí, además no creo que sea cómoda usarla en un terreno montañoso.- Se explicó sin más, aunque la verdad era que le apetecía llevarla así, de alguna forma le reconfortaba sentirla abrazada a su espalda mientras se disponían comenzar sus aventuras.-¡Vamos!- Se unió a la jovialidad de la chica, la cual era contagiosa, dando unos saltos mucho más altos.

Al cabo de unos minutos bajó a la chica de su espalda y observó el lugar; se trataba de un pequeño pueblo en medio de las montañas que parecía abandonado, sin embargo estaba atento para ver si alguien les atacaba.

-¿Estás segura de que era aquí, Kagome?-
»Master«



I'll be a monster
When you love something, never lose it. You must keep it safe, close to your heart
To protect you
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
351

Localización :
Doriath

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I want to change the world

Mensaje por SapphireDragon el Jue 15 Sep - 0:24

1. The journey
Con InuYasha | Japón Antiguo | Primera hora de la mañana


Hacía ya mucho tiempo que Inuyasha y Kagome viajaban juntos, que se conocían. Su relación había ido germinando poco a poco, entre problemas, enemigos y la propia Kikyo. Por ello, la joven de largos cabellos oscuros sabía a la perfección cuando el medio demonio estaba molesto de verdad –cosa que siempre ocurría cuando Koga era su tema de conversación-, o cuando se sentía apurado y el rubor amenazaba con encenderse en sus mejillas –siempre en aquellos repentinos e íntimos momentos que compartían y que ambos sabían que adoraban-.

Una pequeña sonrisa se curvó en sus finos labios por unos momentos, antes de escuchar su réplica respecto a aquel comentario suyo. Inmediatamente se sintió mal por ello. No había pensado bien en cómo sus palabras podrían interpretarse y, sobretodo, como Inuyasha las interpretaría. Pero tampoco podía esperar otra cosa. Allí, en el pasado siempre estaban en continuo peligro. Incluso ahora que Naraku había desaparecido al fin, el resto de demonios volvían a buscar el poder de la esfera que se había vuelto a dispersar.

No te puedes enfadar por eso, Inuyasha. Ya lo sabes. Sí, aquí tengo mi vida… Pero también la tengo allí… donde mi futuro estará –comentó con confianza… al menos durante los dos primeros segundos. ¿Acaso deseaba un futuro al otro lado del pozo, en su tiempo… lejos de él? Sacudió la cabeza prefiriendo no pensar en ello, y luego encontrarse con esa sonrisa tan característica del chico. Esperaba algo bonito por su parte… al saber que estaría a su lado día y noche durante largas temporadas, sin tener que separarse a penas. Pero su gozo se desvaneció por completo-. Eres un completo idiota… -bufó apartado la vista de él, verdaderamente molesta y algo dolida.

Aún con el morro torcido incluso después del ánimo que ambos habían mostrado, enterró la cabeza entre el cabello largo y níveo del medio demonio, mientras este se revolvía también con la velocidad a la que corría. Jamás admitiría que viajar a la espalda del chico era su forma favorita de hacerlo, al sentirse segura y cerca de él en todo momento.

Minutos más tarde, llegaron a su destino. Bajó con suavidad con su ayuda y echó un vistazo alrededor. ¿Cuántas veces habían contemplado escenas similares en su búsqueda de los fragmentos? Otro pueblo abandonado… ¿Adónde habrían ido todos? ¿Algún demonio los habría aterrorizado o atacado? Se acercó a una de las pobres casas para mirar por una ventana. Completamente vacía estaba en su interior.

Al escuchar la voz de su compañero, cerró los ojos, llevándose una mano al pecho concentrándose. Sí… Sentía el fragmento de la Esfera. Estaba ahí, en alguna parte… Pero algo le decía que no sería fácil encontrarlo… Y no se equivocaba.

Repentinamente, tras ella, un demonio que habitaba en el subsuelo se alzó con un agudo chillido. Su tamaño era descomunal y junto a él, la pobre Kagome no era más que una muñequita de juguete. Apenas le dio tiempo a tomar el arco y sacar una flecha de su carcaj cuando le vio abalanzarse velozmente hacia ella.

»Master«



AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
809

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I want to change the world

Mensaje por YoukaiFire el Jue 22 Sep - 15:10

1. The journey

Con Kagome | Japón Antiguo | Primera hora de la mañana

Sabía de sobra que tenía toda la razón, después de todo al principio él mismo pensaba que su lugar era al otro, lejos de todo aquel peligro y de él. Todavía recordaba aquellos días en los que herido tras su segunda pelea contra Sesshomaru le robó los fragmentos de la esfera de los cuatro espíritus, y de solo recordarlo se le revolvían las tripas. Ahora pensaba en algo parecido y gruñía, no podía dejarla ir. Después de todo desde que Kagome había entrado en su vida sentía que no volvería a estar solo nunca más, por ello se aferraba a ella con todo lo que podía.

-¿Eh?¿A qué viene eso Kagome?- Preguntó confuso, pues no entendía a santo de qué le había llamado idiota.- Hay veces en las que no te entiendo...- Masculló negando con la cabeza.- Sé que tienes ahí tu futuro y tienes muchas ganas de quedarte, me ha quedado muy claro.- Replicó dando por zanjado el tema.

No obstante dejó de estar molesto en el momento que sintió su cara enterrada en su pelo y sonrió. Le gustaba cuando se aferraba a él de esa manera y su calidez le rodeaba. Podría estar así eternamente con ella en sus brazos, bueno su espalda, y caminando por el mundo. Antes de llegar a la aldea de Kikyo siempre había estado viajando solo y gracias a Kagome había descubierto que todo ese tiempo lo que necesitaba no era una mujer que le hiciera quedarse en un sitio y establecer un hogar, sino alguien que sin importar donde se encontrasen se sintiera como en casa. Pero no quería divagar demasiado en esos sentimientos estando ella cerca y más cuando se encontraban en plena misión.

De nuevo una aldea abandonada, como tuviera que ponerse otra vez a cavar tumbas se daría de golpes contra alguna de las casas ¿Cuántas veces habían tenido que hacer eso una y otra vez? Sin embargo no dijo nada mientras iba a mirar hacia otra zona, registrando las casas cuando escuchó aquel chillido. No perdiendo el tiempo desenvainó a Tessaiga, pasando de ser una katana maltrecha a una enorme espada con pelo alrededor de la tsuba. Rápidamente llegó a donde estaban Kagome y aquel demonio que parecía ser un Satori. Utilizando su espada como escudo frente a la garra del demonio y la chica le miró fijamente a los ojos.

-Si quieres tocarla tendrás que pasar por encima de mi cadáver ¡Maldito!- Bramó iracundo el medio demonio.

En parte se puso así porque sabía que esa clase de demonios intentaban asesinar a la mínima a cualquiera, más en cuanto veía el más mínimo peligro corrían despavoridos, pero no podía negar que no había nada que pudiese provocarle un buen enfado como el que alguien intentase dañar a la sacerdotisa. Había prometido protegerle sin importar como y eso iba a hacer.
»Master«



I'll be a monster
When you love something, never lose it. You must keep it safe, close to your heart
To protect you
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
351

Localización :
Doriath

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I want to change the world

Mensaje por SapphireDragon el Dom 25 Sep - 16:40

1. The journey
Con InuYasha | Japón Antiguo | Primera hora de la mañana


Kagome estaba tan molesta por la falta de tacto y las palabras bonitas que Inuyasha podría haberle dicho que no se dignó ni en responder a aquel comentario que realmente no era del todo cierto.

¿Quedarse en su tiempo? Cada vez que regresaba se preguntaba como iría todo allí. Su mente incluso cuando estaba estudiando, pensaba en el medio demonio y en qué estaría haciendo. Si habrían tenido algún problema en la aldea de Kaede, si Shippo conseguiría enfadar al albino, cuántos tortazos habría recibido Miroku por tocar inapropiadamente a Sango… Dejó escapar un suave suspiro, casi imperceptible. De eso ya no se tendría que preocupar. Miroku y Sango se habían casado y estaban a punto de formar una familia… Y Shippo andaba desarrollando sus poderes. Estando solos… solo pensaría en él… como siempre había hecho realmente.

Sin mediar palabra se fueron separando, casi había perdido de vista la melena de Inuyasha cuando aquel demonio se alzó frente a ella. El grito pareció alertarle y apenas un par de segundos después se encontraba frente a ella, bloqueando el ataque del demonio empuñando a Tessaiga. ¿Cuántas veces aquella espada le habría salvado la vida? ¿Cuántas veces Inuyasha había estado ahí para sostenerla y protegerla de cualquiera ataque?

Un súbito escalofrío así como un sonrojo se apoderó de ella durante una fracción de segundo por culpa de las palabras del chico. En momentos de peligro era capaz de decir cualquier cosa, perdía los papeles si intentaban hacerle daño… y podía llegar a ser todo lo romántico que no era capaz de ser en sus momentos íntimos.

Cuando al fin se repuso, colocó una flecha en su arco y apuntó al monstruo. En esos instantes, con la aparición de aquel ser, la presencia del fragmento se había vuelto mucho más notoria por lo que… ¡Ahí estaba! Un pequeño resplandor lila brilló justamente en el lado derecho de la mandíbula de su enemigo. Sonrió y fue a soltar la flecha para que volase hasta ellos, sin embargo, su enemigo se separó de ello y volvió a cargar contra ellos con un gruñido. Kagome se apresuró en apartarse y tuvo que saltar para ello. Terminó rodando un par de metros por el suelo. Por poco la garra del contrario la alcanzó. Inuyasha había quedado al otro lado del demonio. Tenía que decirle dónde estaba el fragmento…

¡Inuyasha! –gritó su nombre para que le atendiese, aunque se lamentó después de hacerlo, pues aquello podría terminar siendo una distracción para el medio demonio en su batalla. Pero ya estaba hecho-. ¡En su mandíbula, en la parte derecha! ¡Tiene un fragmento!

Mientras hablaba, dejó finalmente que la flecha volase y se clavase en el cuerpo amorfo del demonio, en un intento de dirigir su atención hacia ella mientras hablaba y su amigo le escuchaba.

»Master«



AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
809

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I want to change the world

Mensaje por YoukaiFire el Vie 30 Sep - 12:59

1. The journey

Con Kagome | Japón Antiguo | Acercándose al mediodía

Había tenido que proteger tantas veces a la joven, después de todo su energía espiritual era tan fuerte, que atraía a los enemigos como moscas. Pero no le importaba, si eso al principio, cuando siempre dependía de él. Con el tiempo fue cambiando, de hecho, más de una vez había sido ella quien le había salvado. Por no decir todas las otras que hacía por él. Era una relación recíproca, donde se cubrían las espaldas mutuamente. Esa era la clave su éxito: confianza y tratándose de iguales.

Por ello en cuanto Kagome le dijo donde se encontraba el fragmento, se dispuso a acabar con el enemigo de un viento cortante. Hacía mucho que no utilizaba aquella técnica, ya que los demonios de alrededor no eran tan fuertes, además de que les temían ¡Y para no hacerlo! Sin darse cuenta Inuyasha y Kagome habían logrado derrotar a cientos de demonios, literalmente. Por lo tanto al ver a una sacerdotisa con ropas extrañas, o a un medio demonio de pelo plateado y con una hakama roja; corrían por sus vidas. Aunque mejor para ellos el tener que ahorrarse el molestarse con semejantes debiluchos.

-¡VIENTO CORTANTE!- Proclamó su ataque principal con orgullo.

En lo que no pensó es que ella estaba en medio. Por lo cual con el corazón a punto de salírsele de la garganta, a causa del apuro, rodeó el ataque y se tiró sobre la morena. Tomó mucho impulso y dejó que su espalda se deslizase por el suelo, para proteger de cualquier daño a la chica, mientras la rodeaba ferreamente con sus brazos. Cuando todo terminó con el enemigo haciéndose polvo, fue aflojando el agarre, incorporándose poco a poco, hasta estar sentada con ella aún entre sus brazos.

-¿Estás bien, Kagome?- Preguntó preocupado.

Seguramente ella le regañaría por ser tan poco cuidadoso, pero no se podía evitar. Al menos no le había pasado nada malo y podía observar aquel fragmento. Se levantó, dejándola cuidadosamente en el suelo, para después dirigirse hacia el fragmento. Se lo pasó a ella, pues debía de purificarlo de la impregnación demoníaca.
Mientras tanto el guardó al espada, volviendo a su forma inicial para mirar a su alrededor, moviendo las orejas en diferentes direcciones. Debía asegurarse que no había cualquier otra criatura peligrosa cerca de ellos.
»Master«



I'll be a monster
When you love something, never lose it. You must keep it safe, close to your heart
To protect you
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
351

Localización :
Doriath

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I want to change the world

Mensaje por SapphireDragon el Lun 3 Oct - 23:17

1. The journey
Con InuYasha | Japón Antiguo | Primera hora de la mañana


El impacto resonó por el lugar e incluso la tierra tembló durante unos pocos segundos por su causa. Una ligera nube de polvo se levantó cuando el demonio volvió a levantar su zarpa de entre los pocos escombros que se habían formado tras el golpe. Fue entonces, cuando el ser volvió la mirada hacia ello. Oh, no… eso no era nada bueno. Había llamado su atención quizás demasiado a fin de que Inuyasha le escuchara y no saliese malparado. Siempre procuraba hacer lo posible para evitarle cualquier dolor… Pero nunca pensaba en que sus actos tendrían unas consecuencias posteriores.

Tomó una nueva flecha de su carcaj, mientras sus pasos retrocedían poco a poco para alejarse del demonio. Sin embargo, pudo ver por el rabillo del ojo a su acompañante, enarbolando a Tessaiga. No necesitaba preguntarle qué era lo que pretendía hacer, pues ya le conocía, conocía su forma de moverse y de hablar, incluso su forma de luchar. Sabía cuándo iba  a utilizar cada ataque. El viento cortante iba a ser su siguiente movimiento, para terminar con rapidez con todo aquello, para conseguir el fragmento de la esfera sin mayor dificultad. Cuanto antes acabasen, antes pasaría el peligro… Aquel enfrentamiento iba a durar muy poco, lo tenía claro; y después podrían sentarse a comer…

O ese era el plan que acababa de pensar… Solo faltaba salir con vida del ataque que el propio Inuyasha había lanzado y el cual la iba a alcanzar de lleno, pues aún estaba demasiado próxima a su enemigo. Era humana, no tenía la capacidad de esquivar aquello, ni mucho menos. Por ello temió momentáneamente, tan solo por unos segundos, el final. Pero una voz en su mente le dijo que el medio demonio la salvaría, tal y como siempre hacía.

Y así fue. A penas un segundo después, los brazos fuertes del chico la envolvieron mientras se propulsaba lejos de allí, para esquivarlo. Sintió la caída, pero no daño alguno, pues Inuyasha se había encargado de que no sufriera rasguño alguno, protegiéndola del suelo con su propio cuerpo.

Kagome fue soltando poco a poco el agarre que mantenía sobre la túnica de rata de fuego del medio demonio, hasta que quedó sentada sobre su regazo. Sus ojos castaños se permitieron el lujo de examinar momentáneamente los alrededores, a fin de asegurarse de que el peligro había pasado. Fue entonces, cuando la muchacha, con la expresión de molestia en el rostro, se volteó para mirarle.

¿Se puede saber en qué estabas pensando, idiota? ¡Por poco casi me pilla el Viento Cortante que iba dirigido al demonio! Ah, claro, ya sé… Directamente es que no habías pensado en absoluto… -Se encontraba claramente molesta, ¿cómo no estarlo? Se dejó posar en el suelo, quedando finalmente liberada de la calidez del albino-. Sí, estoy bien… por poco, pero sí. –respondió finalmente, sacudiéndose la falda tableada que llevaba y recolocándose el carcaj tras guardar el arco en su interior.

Sin siquiera mirarle, observó el fragmento en la palma de su mano y con el dedo índice de la mano contraria lo acarició. La oscuridad que albergaba inmediatamente se disipó, quedando así purificado. Destapó el pequeño frasco que pendía de su cuello, introduciéndolo y guardándolo a buen recaudo.

¿Ocurre algo, Inuyasha? ¿Más enemigos? –preguntó acercándose a él despacio, esperando una respuesta por su parte.


»Master«



AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
809

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I want to change the world

Mensaje por YoukaiFire el Lun 7 Nov - 20:12

1. The journey

Con Kagome | Japón Antiguo | Acercándose al mediodía


-Tsk.- Fue todo lo que le dijo ante sus quejas.

Frunció la nariz mientras le observaba con una expresión cansada. Por supuesto que iba a regañarle. Eso era lo normal entre ellos, no iba a cambiar. Pero en su interior prefería que ella pudiese gritarle que era un estúpido descerebrado, a que estuviese entre sus brazos, mirándole a los ojos con un brillo triste y herida; eso era algo que no soportaba. En ese momento pensó en como por poco la morena se murió envenenada por culpa de los Shichinintai, y él lloró por primera vez. Una vez se quitó de encima suya ignoró su bronca, no tenía ganas de discutir.

Y parecía que todo se había calmado, ya que una vez que el fragmento se purificó el area parecía estar en paz. Por lo tanto se giró hacia ella y negó con la cabeza.

-Parece que ya no hay más demonios, seguramente los demás se alejaron a causa del poder que tenía este demonio. Así que podemos comer al fin...- Al decir esto se giró hacia ella, con una sonrisa  enorme.- ¿Ya podemos comer la comida ninja?-

Hace unos minutos había sido un fierro guerrero mostrando su gran poder, y ahora era solo un tonto glotón que se moría por la comida del futuro. La verdad es que de no tener que buscar los fragmentos de la esfera se iría al futuro solo para comer, pues había cosas geniales, aunque también estaban locos. Pensándolo bien ese mundo también era peligroso ¿A ella le habrían asaltado alguna vez? Aquella idea se le quedó grabada en la cabeza mientras le ayudaba a poner todo para la comida.
Mientras esperaban a que la comida estuviese lista, el medio demonio se cruzó de brazos y la miró con una expresión pensativa.

-Oye Kagome ¿Alguna vez te han hecho daño en tu época? Parece que también tiene sus peligros...-
»Master«



I'll be a monster
When you love something, never lose it. You must keep it safe, close to your heart
To protect you
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
351

Localización :
Doriath

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I want to change the world

Mensaje por SapphireDragon el Miér 9 Nov - 16:17

1. The journey
Con InuYasha | Japón Antiguo | Acercándose al medio día


Para la sorpresa de Kagome, el medio demonio no respondió a su bronca, ni siquiera se defendió o se enfadó por haberle llamado idiota y decirle que no pensaba lo más mínimo antes de actuar. Eso era algo tan poco propio de Inuyasha, que consiguió que la propia Kagome se preocupase. De hecho, la joven de largos cabellos oscuros se acercó peligrosamente a él, se puso de puntillas y colocó su rostro a la misma altura que el ajeno, haciendo que sus narices se rozasen ligeramente. Después  alzó una mano y la colocó en la frente contraria, bajo el flequillo albino, como si comprobase si tenía fiebre.

Oye, Inuyasha… ¿te encuentras bien? No parece que tengas fiebre… Pero cualquiera que te vea y conozca pensaría que estás enfermo… -comentó entonces, apartando la mano y separándose del chico.

Miró a su alrededor. El silencio se había adueñado del lugar. Ni siquiera había pájaros o animalillos que estuvieran por allí. Probablemente por culpa del demonio del que se acababan de deshacer. Un pequeño suspiro escapó de sus labios antes de escuchar la pregunta de Inuyasha. Continuaba algo enfadada con él a pesar de la broma previa… Pero cuando observó el rostro del medio demonio al hablar de la comida, con una expresión de impaciencia infantil y ese brillo en los ojos ambarinos, prácticamente se evaporó. De hecho, tuvo que luchar para que una sonrisa no se curvase en sus labios.

Claro… Vamos a comer entonces –dijo mientras regresaban a por la rebosante mochila que les esperaba junto a un árbol no muy lejano.

Fue allí, a la sombra de éste, que ambos se sentaron y Kagome sacó todo lo preciso para hervir el agua y preparar los fideos instantáneos que tanto le gustaban a Inuyasha. Después de hacerle elegir entre dos sabores diferentes, la chica rellenó los envases. En la espera el medio demonio le hizo una curiosa pregunta por la que enarcó ambas cejas.

¿En mi época? –repitió la joven llevándose un dedo a los labios y dándose toquecitos, pensativa-. Como todas tiene sus peligros… Nada que ver con los que hay aquí, por supuesto. Pero… los coches, los camiones y demás medios de transporte si no se tiene cuidado pueden ser peligrosos. Pero tampoco hay mucho más… Si se tiene cuidado, no tendría por qué pasar nada. Y daño… más por mi torpeza que por otra cosa, la verdad. ¿Por qué lo preguntas? –finalizó entonces, parpadeando curiosa, con la mirada clavada en el contrario.


»Master«



AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
809

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I want to change the world

Mensaje por YoukaiFire el Mar 13 Dic - 19:35

1. The journey

Con Kagome | Japón Antiguo | Acercándose al mediodía


¿Acaso intentaba que le diese algún ataque? El inconfundible y embriagador aroma de Kagome que tanto le gustaba le envolvía por completo, y podía sentir el calor de su piel sobre la suya. Y a pesar de eso ella estaba tan normal, midiéndole la temperatura. Realmente ella no era consciente de lo que  le hacía cada vez que se acercaba a él o le tocaba, ni siquiera él se daba cuenta de que quería ese contacto. Por eso muchas veces, de forma inconsciente la cargaba sin preguntar o se acercaba más de lo que necesitaba para comprobar que estaba bien. Pero en ese momento era más que consciente de la humana y su cercanía.
La manifestación de todo esto fue un pequeño rubor que poco a poco iba apoderándose de sus mejillas y que a este paso iba a hacerlo de su cara por completo. Para evitar que este sucediera el albino dio unos pasos hacia atrás, cruzándose de brazos con las manos por dentro de las mangas de la hakama, juntandolas así, mientras que miraba hacia otro lado frunciendo el ceño.

-¡No digas tonterías! Los demonios no nos ponemos enfermos por cualquier tontería como ocurre con los humano.- Su mirada estaba clavada en el cielo.- Déjate de tonterías y vamos a comer.-

Al decir esto fue hacia el árbol donde ella comenzó a preparar todo, subiéndose a una rama como solía hacer y así descansando. O eso intentaba aparentar. Pues cuando estaba seguro de que no le miraba, era él quien le observaba. Maldecía que fuera tan evidente que para él las cosas habían cambiado, y sobretodo que tenía miedo.

Miedo de lo que se sentía al caminar junto a ella sin nadie que le impidiese cogerle de la mano como había sucedido contadas veces.
Miedo de que alguna cursilería se le escapase de los labios.
Miedo de mostrar sus sentimientos, unos que ni siquiera sabría describir con exactitud.

¿Y lo peor de todo? Es que no sabía las consecuencias que tendría aquello. Los sentimientos de la morena estaban más que claros, pero no era tan sencillo como eso. Ella tenía una vida y su mundo, uno en el que no tenía nada que ver. Por eso intentaba convencerse a sí mismo que no debía de hacer nada, que ella estaría bien una vez la búsqueda de la esfera de los cuatro espíritus acabase. Otra parte de él quería asegurarse de que era un mundo lleno de peligros y que incluso si su misión terminaba, ella le necesitaría.

Una vez comenzaron a comer bajó, devorando su comida con ansias, pues hacía mucho que no probaba de ésta. Mientras seguía comiendo escuchó atentamente sus palabras, paulatinamente dejando de engullir. Su mirada fue al suelo, y luego a ella, repitiéndose ese patrón durante unos segundos.

-Así que realmente no necesitas que nadie cuide de ti...- Habló en bajo para sí mismo, luego alzando la cabeza y exclamando.- ¡Bien por mi! Siempre que vas ahí me dices que me quede, pero con lo torpe que eres temo que vayas a acabar mal parada. Seguro que te llevabas muchas broncas por tu abuelo o tu madre por despistada.- Utilizó la estrategia de meterse con ella para que así no se percatase de que había mostrado más de lo que hubiese querido, como lo había hecho desde hace tiempo.
»Master«



I'll be a monster
When you love something, never lose it. You must keep it safe, close to your heart
To protect you
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
351

Localización :
Doriath

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I want to change the world

Mensaje por SapphireDragon el Jue 15 Dic - 23:23

1. The journey
Con InuYasha | Japón Antiguo | Acercándose al medio día


Inuyasha y Kagome habían compartido innumerables momentos juntos, unos discutiendo y otros… mucho más íntimos. Por lo general, la humana de largos cabellos oscuros solía percatarse de ellos, solía sentirse nerviosa… Pero en aquel momento, bromeando y demás, no se había dado cuenta ni por un instante de su proximidad. Al menos, no hasta que percibió un creciente sonrojo por parte del medio demonio… Momento en el que ella también sintió un súbito rubor alcanzar sus mejillas y retrocedió al mismo tiempo que el contrario.

¡Encima de que me preocupo por ti! ¡Serás desagradecido! –exclamó en respuesta la sacerdotisa, molesta por esa respuesta tan a la defensiva. No había pretendido molestarlo ni incomodarlo… Pero estaba claro que eso era justo lo que había conseguido, aunque más bien habían sido nervios, ¿no?

No se dignó si quiera a alzar la mirada hacia Inuyasha una vez que éste se subió a una de las dichosas ramas del árbol junto al que se habían emplazado. Con el ceño ligeramente fruncido y una mueca infantil de molestia, se puso a hervir el agua. Se sentó abrazándose las rodillas mientras esperaba a que estuviera preparada, mirando con fijeza la superficie del agua humear ligeramente, pero sin prestarle atención realmente, pues ella también se estaba perdiendo en sus pensamientos.

¿En qué había estado pensando momentos antes para acercarse tan peligrosamente al albino? La verdad era que a esas alturas de su vida, la cercanía de Inuyasha le resultaba tan familiar… E incluso las últimas veces que habían vuelto a su mundo, se había sentido… desprotegida y bastante sola. No paraba de pensar qué estaría haciendo su compañero al otro lado del pozo, en el pasado… y a veces solo deseaba regresar para picarle o discutir con él… O quizás, simplemente estar.

Tan ensimismada se hallaba en lo que pensaba, que no se percató de que el agua ya estaba hirviendo y un poco se estaba saliendo del recipiente.

¡Ay, no! –exclamó como toda respuesta mientras se apresuraba a apagar el fuego y retirar el cazo. Echando el agua hirviendo a los dos recipientes de fideos instantáneos, Kagome tuvo la mala suerte de que un poco le salpicase en la mano y la quemase.

En aquellos momentos, el medio demonio continuaba subido al árbol, y prefería no quejarse al respecto, no era para tanto al fin y al cabo. Su piel simplemente se tornó algo más colorada y le escocía, pero nada grave.

¡Inuyasha! Come más despacio, por favor… Luego te quejarás que no había suficiente y simplemente te habrá sabido a poco por ir tan deprisa. Además, te podrías atragantar –le reprendió con el ceño ligeramente fruncido cuando ya estaban disfrutando de los alimentos.

No obstante, sus facciones se relajaron ligeramente cuando escucharon un murmuro en respuesta, pero sin realmente distinguir lo que le decía exactamente. Apretó la mandíbula molesta ante su comentario. ¿Acaso no podía pasar un minuto sin meterse con ella? Estaba claro que no.

Pues no, no me regañan, porque siempre me las apaño para arreglar las cosas… Aunque a veces no salgan bien pero bueno. Y también saben que muchas veces, desde que viajo aquí a través del pozo, me encuentro ausente pensando en… otras cosas. Y además, si te digo que te quedes es principalmente porque en mi tiempo llamas mucho la atención con tus orejas… Y porque eres un impaciente y siempre sales de casa sin permiso… No entiendo porqué…

Más bien… no quería creer que lo que ella pensaba fuese cierto, no porque no lo desease, sino más por el hecho de que lo veía improbable… y significaba que albergaba demasiadas esperanzas de que Inuyasha… después de lo de Kikyo… Aún era demasiado pronto para pensar en eso…


»Master«



AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
809

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I want to change the world

Mensaje por YoukaiFire el Vie 13 Ene - 14:31

1. The journey

Con Kagome | Japón Antiguo | Primera hora de la mañana

Aminoró un poco el ritmo con el cual engullía los fideos, pues tenía razón y realmente no los estaba saboreando. En ocasiones debía de admitir que llegaba a ser realmente estúpido, nunca tenía claro sus sentimientos, y en cuanto tenía una idea clara, esta se desmoronaba enseguida. Muchas veces se había planteado el dejar a Kagome para estar con Kikyo, pero ella le cogía de la mano y le decía que quería permanecer a su lado. Cuando hacía eso no podía negarse a ella. Puede que con la sacerdotisa sintiese verdadero amor por primera vez, pero con Kagome había aprendido tanto.

Tener a amigos y confiar en ellos.

A admitir sus debilidades, convirtiéndose en su fuerza ya que tenía compañeros que le ayudarían a superar esos malos momentos.

A proteger y dejar de ser indiferente ante el mundo, dándose cuenta que no era él único con problemas.

No tener miedo de acercarse a alguien.


Había tantas cosas que debía de agradecerle a la morena, y por eso tenían unos lazos inquebrantables, como si el propio hilo del destino los hubiera juntado. Claro que pensaba en Kikyo, y en el sacrificio que había tenido que hacer, sin embargo las palabras de Kaede resonaban en su cabeza.
Lo suyo era un amor imposible.
Además, ya tenía el gran problema de que amaba a las dos personas, nunca podía poner a una por encima de la otra. Y ahora solo estaba Kagome ¡Pero eso era la solución fácil! No podía decidir eso así, ella seguramente se sentiría herida ¿Por qué tenía que ser todo tan complicado?

-No entiendo porque piensas tanto en esas cosas, cuando podrías hablarlas. Tu eres la que siempre me dice que no me guarde todo lo que pienso; tal vez deberías de hacer lo mismo.- No era una indirecta ni nada por el estilo. A pesar de que él debería de aplicarse el mismo cuento.- Y si salgo es porque tengo curiosidad, además de que me inquieta. Todo en tu mundo es muy raro, por no decir que vivís todos tan juntos ¿Cómo es que no te sientes agobiada? Yo no podría vivir así, acabaría liándome a puñetazos con cualquiera que me irritase demasiado. Por no decir que tienes esos demonios que siempre te atormentan, los exámenes ¿Por qué os hacen pasar por eso? Es hasta cruel.-

Decidió que debía de dejar de macharla tanto. Claro que le molestaba cuando era gentil con gente que no se lo merecía, como el enclenque de Koga, o curaba a los enemigos. Kagome era demasiado buena para su propio bien. Pero se había esforzado tanto. cuando la conoció no sabía nada sobre purificar o el arco, y ahora era una compañera temida por sus enemigos. Por no decir que no tenía sentido seguir así ¿Estaría madurando? Tal vez todo lo que había ocurrido estaba recayendo sobre él con un peso mayor de lo que esperaba. Su grupo ahora estaba dividido, pues merecían vivir su vida feliz tras sus aventuras, llenas de tragedias, muertes y dolor; solo le quedaba Kagome y si seguía actuando así podría perderla.

Eso era algo que su corazón no podría soportar.
»Master«



I'll be a monster
When you love something, never lose it. You must keep it safe, close to your heart
To protect you
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
351

Localización :
Doriath

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I want to change the world

Mensaje por SapphireDragon el Dom 15 Ene - 2:19

1. The journey
Con InuYasha | Japón Antiguo | Acercándose al medio día


Parecía que su regañina había servido de algo, pues el albino ralentizó un poco el ritmo al que iba comiendo. Aquello le hizo sonreír levemente, pues sabía que si lo hacía de forma más amplia, Inuyasha se vería incapaz de aguantarse la curiosidad y le preguntaría que qué le pasaba. Y no estaba dispuesta a confesarle que le encantaba que tomase sus consejos… O que adoraba verle comer como un niño pequeño, emocionado y disfrutando su comida favorita. Probablemente se reiría de ella y Kagome bien sabía que utilizaría la palabra mágica para hacerle pagar su insensibilidad.

Unos minutos de silencio se dieron entre ambos mientras continuaban comiendo. Los grandes orbes oscuros de la muchacha humana estaban puestos en el paisaje que los rodeaba. Era todo tan apacible  y tranquilo… Bueno, ahora que ya no había un demonio de por medio haciendo de la suyas, en un intento de apoderarse de la Esfera de los Cuatro Espíritus. Además, no tenía nada que ver con la gran ciudad donde ella vivía. Era prácticamente imposible disfrutar de un poco de naturaleza y silencio; los vehículos y el gran número de gente que vivía allí lo dificultaban sin duda alguna.

Un pequeño suspiro escapó entonces de sus labios, a la par que volvía la vista a su cuenco de fideos instantáneo y, de allí la pasó al medio demonio. ¿En qué estaría pensando? Se le veía algo ausente mientras se llevaba la comida a la boca. Y entonces lo supo… Tenía ese brillo de nostalgia en la mirada... Kikyo estaba en sus pensamientos en esos precisos instantes. El ánimo que hasta el momento había mantenido alto… se vio afectado. Aún fallecida y reposando en paz al fin, la experta sacerdotisa era lo que ocupaba la mente y el corazón del medio demonio. Su pérdida era aún muy reciente… Y era lógico, ¿no? Pero por muy lógico que fuese, Kagome no podía evitar entristecerse.

Muy despacio, aún en completo silencio, la chica continuó comiendo, aunque con cierta desgana. Sin embargo, poco después la voz de Inuyasha llegó nuevamente hasta ella. La expresión de su propio rostro se transformó, sorprendida de sus palabras… estaba usando esos consejos que una vez le dio, con ella. Y la verdad era que tenía razón al decírselo.

No es fácil hablar de las cosas que suceden aquí con mi familia… Porque sé que si les contase todas nuestras aventuras, todos los demonios y los enemigos a los que nos hemos enfrentado, se preocuparían mucho… y sufrirían. Son conscientes ya de que mi misión aquí es peligrosa. Solo recordárselo cada vez que regreso les causaría dolor. Y no deseo eso –hizo una pequeña pausa para tomar un poco más de su comida-. También resulta difícil… porque ellos no entienden las cosas de aquí… Como las entenderían Sango y Miroku. O como las entenderías tú…

Finalmente, dejó a un lado su cuenco, sin tener ganas de terminarse lo que le quedaba. La verdad era que había perdido el apetito. Echó mano a la botella de agua para dar un par de largos tragos, mientras escuchaba las opiniones del albino acerca de su mundo.

¿Alguna vez has oído eso de que la curiosidad mató al gato? –le preguntó enarcando ligeramente una ceja–. Mi mundo es raro para ti igual que este mundo me lo pareció a mi la primera vez que estuve… Todo es cuestión de acostumbrarse, nada más –se encogió de hombros, justo antes de dejar escapar una risita por lo último que dijo–. Los exámenes son pruebas que nos ponen para poder medir nuestro avance en ciertas… cosas. Por suerte, esos demonios no serán los que me atormenten los próximos dos meses.

Solo de pensar que no tendría que preocuparse de las clases por un tiempo, consiguió levantarle el ánimo… Porque sabía que tampoco tendría que regresar tan a menudo.. Y podría estar más tiempo con Inuyasha sin tener que dejarle.

»Master«



AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
809

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I want to change the world

Mensaje por YoukaiFire el Mar 17 Ene - 18:26

1. The journey

Con Kagome | Japón Antiguo | Mediodía

Las palabras de Kagome hacían que su corazón se encogiese. Cuando fue por primera vez al mundo actual fue sin pensar en ella, le daba igual que su familia se escandalizará, que le pegasen, esa chica debía volver para cumplir con su cometido. La verdad es que nunca se paró a pensar en como se sentían cuando ella estaba lejos, pero de golpe recordó todos los momentos pasados con ellos, como al igual que su hija no le temían, no iban gritando "¡Un monstruo!". De hecho le aceptaban como un miembro más y confiaban en él para que cuidase de su primogénita. La forma en la que Souta le admiraba, llegando a pedir consejo amoroso, cuando realmente él era quien necesitaba consejo.

Y entonces cayó en que realmente había personas que querían a Kagome tanto o más que él esperándola, rezando porque estuviera bien, que volviese a casa sana y salva. Ahora comprendía más que nunca las razones por las que ella volvía. Quería regresar junto a los que quería, aliviar su dolor y que pudiesen ver que su hija, hermana y nieta seguían ahí. Pensándolo bien se paró a pensar...¿Y el padre de Kagome?¿Estaría bien?¿Por qué nunca le había visto?¿Estaría muerto? La verdad es que no sabía nada de la vida de su compañera, cuando de él sabía todo. Tendría que ir cambiando eso.

Terminó su comida y sin decir nada cogió el ramen de la chica. No iba a desperdiciar semejante delicia sin más. Tal vez debería dejarla volver más a menudo, le acompañaría y así de paso se inflaría de comida ninja hasta los topes.

-Pero yo no soy ningún gato tonto.- Refunfuñó de forma infantil arrugando la nariz, pues odiaba que le llamasen perro, pero al menos sí lo era. En cambio no se veía para nada semejante a los gatos, ni quería asimilarse a esos bichos.- Diciéndolo así no parecen tan horribles...¿Son como entrenamientos, no? Aunque la verdad me parece bien que en el futuro todo el mundo pueda leer y aprender. En esta época es muy raro que haya alguien tan listo, además con la guerra es mucho más difícil.- Pensó en voz alta antes de terminar por completo con los fideos.- No es que tu mundo me parezca raro...es lo que no me acostumbro a todo. Parece tan poco real, por no decir que nunca he visto o sentido a un demonio ¿Quiere eso decir que en el futuro no habrá más de los míos?¿Acabarán todos siendo exterminados? La verdad no sé si eso me calma o me asusta.-

Si era cierto que conseguían extinguir a todos los demonios ¿Significaba que llegaría un día donde a él también le matarían? Cierto era que la mayoría de demonios eran unos canallas, pero había quedado más que claro que no todos eran así. Al igual que los humanos podían ser gentiles, comprensivos y ayudar a otros; mientras que otros realmente eran criaturas crueles. Tal vez era por eso de ser medio humano y medio demonio que podía ver la semejanza de ambos mejor que otros.

-Entiendo que tu familia esté preocupado. Pero aquí también tenemos una familia, de hecho Miroku me dijo que podría mudarme con él al templo de su maestro. Y que si te interesaba también podrías venirte...Claro que entiendo que solo sería temporalmente, porque...¿Tienes planeado que hacer con tu vida? Souta me contó que desde pequeños se os instruye a estudiar algo para luego trabajar ¿Hay algo que te guste?-

Ese fue el comienzo de su nueva estrategia: intentar conocer a Kagome. Hablar de lo que deseaba era un buen inicio, después de todo él empezó hablando de su sueño de ser un demonio completo, mucho más fuerte, y así obteniendo respeto para dejarle vivir en paz.
»Master«



I'll be a monster
When you love something, never lose it. You must keep it safe, close to your heart
To protect you
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
351

Localización :
Doriath

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I want to change the world

Mensaje por SapphireDragon el Miér 18 Ene - 1:39

1. The journey
Con InuYasha | Japón Antiguo | Acercándose al medio día


Hasta el momento, nunca antes había compartido con el medio demonio aquello. Jamás había confesado no poder hablar con nadie de todo lo que sucedía en el pasado, por la dificultad que representaba. Sin embargo, no podía negarse a sí misma que más de una vez había necesitado desahogarse… Y se lo había guardado todo en su interior, a fin de evitar preocupaciones a su familia y amigas. Era lo mejor, o eso creía ella.

Apenas un par de minutos después de dejar su comida a un lado, captó la mano del chico tomándola para continuar comiendo. Rodó los ojos exasperada, para después esbozar una divertida sonrisita en sus labios. Eso era algo muy típico de Inuyasha… Era un dichoso tragón, un pozo sin fondo.

Kagome dejó escapar entonces un largo suspiro, mientras se rascaba suavemente una de sus sienes. Quizás había esperado demasiado al utilizar la expresión referente al gato. Debía de haber sabido que el albino no la reconocería o que no sabría su significado en absoluto.

No, no eres ningún gato tonto –repitió ella observándole, conteniendo la risita que amenazaba con escaparse de sus labios. A veces, con ese comportamiento tan infantil, tan gracioso conseguía despertar toda clase de sentimientos en la joven humana-. Solo eres un perrito curioso –le dijo con la voz teñida de cariño, sin intención alguna de hacerle rabiar, sonriendo ladina-. Sí, podría decirse que sí. Entrenamientos para… saber hacer cosas que nos permiten labrarnos un futuro, tener un trabajo y una vida cómoda –confirmó acompañando sus palabras con un asentimiento.

Los ojos oscuros de la joven continuaron posados en él, mientras expresaba con resolución su opinión y sus deducciones. Resultaba extraño verle hablar de aquella forma… Tan serio y tan preocupado por todo. Nada tenía que ver con aquel medio demonio que liberó de la flecha sagrada de Kikyo, aquel que solo pensaba en sí mismo, única y exclusivamente.

Con sus siguientes palabras, Kagome se quedó perpleja. Parpadeó numerosas veces mientras se mordía el labio. ¡Era cierto! En alguna ocasión pasada se lo había preguntado… Si en su presente no había demonios… Eso quería decir que habían dejado de existir de alguna forma. Y eso implicaba, que... Inuyasha también. Se estremeció de solo pensar en que el albino… No, no… no debía pensar en eso. Ahora estaban ahí mismo, juntos y era real. Ambos lo eran.

El pasado a mi también me pareció extraño… Las primeras veces que regresé a casa pensé que solo había sido un sueño. Luego me conciencié de que era una realidad –se encogió de hombros, desviando la mirada a cualquier otro sitio, tragando saliva-. La verdad… es que no lo sé. Supongo que los demonios ya no existen en mi mundo…

Tras decir aquello, Kagome comenzó a recoger los envases vacíos del ramen, los palillos y demás cosas que hubieran utilizado en ese rato. Se mostraba seria, su rostro desanimado por el solo pensamiento de lo que pudiera pasarle a Inuyasha en el futuro. Pero apenas había iniciado el proceso que escuchó nuevamente sus palabras. ¿Qu-Qué? ¿Le estaba… ofreciendo vivir con él? ¿Por qué se le antojaba algo romántico aquello? Teniendo en cuenta que se pasaban el día juntos, yendo y viniendo, durmiendo al raso juntos y cubriéndose las espaldas el uno al otro… ¿Cómo podía ser? Y para mayor sorpresa, el medio demonio se interesó por su vida al otro lado del pozo.

¿Con mi vida? –repitó la morena aún algo sorprendida–. La verdad es que… no lo tengo muy claro aún. Había pensado… algo que implicase ayudar al prójimo. No sé si serviré para ser enfermera o médico –hizo una pequeña pausa en la que dejó escapar un nuevo suspiro–. De pequeña quería ser escritora, quería escribir libros e historias. Pero era la fantasía de una niña.

»Master«



AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
809

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I want to change the world

Mensaje por YoukaiFire el Dom 22 Ene - 17:50

1. The journey

Con Kagome | Japón Antiguo | Mediodía

Ante la mención de ser un perro solo frunció la nariz. No se avergonzaba de ser un demonio perro, le parecía mejor que ser un sarnoso lobo. Pero a menudo Shippo y Koga se burlaban de él por esto, claro que entendía que su compañera no lo decía a modo de burla. Kagome jamás le juzgaría por lo que era, un medio demonio, o un perro; podría decirle cosas de su actitud o forma de ser, pero nunca le discriminaba por su raza. Eso era algo que había hecho desde el principio, no juzgar a nadie. A menudo eso le metía en problemas pues no todos querían ser tratados con igualdad; y al mismo tiempo era su punto fuerte, el que hacía que todos sintiesen un fuerte respeto, amor o amistad hacia la sacerdotisa del futuro.

- Tal vez están encerrados en otro plano, o no sé... Hay demonios que se ocultan entre los humanos cuando están heridos, pero sería algo extraño. Por un lado es bueno porque eso lo hace más tranquilo, pero por otro me inquieta. Ir al futuro da miedo porque no sabes que habrá sido de ti y saberlo podría volverte loco, al igual que estar desinformado.-

No era consciente que estaba diciendo todo aquello, el tiempo que pasaba solo siempre estaba comiéndose la cabeza con esos asuntos y nunca los hablaba. Pero parecía que ambos habían abierto una puerta nueva para ellos: sinceridad. Tampoco era como si se mintiesen, pero sí ocultaban cosas pensando que así les evitaría algún disgusto.

-Tiene sentido, después de todo siempre estás curando a gente aquí, apuesto que no todos tendrán tu experiencia. Además se ve que te gusta hacerlo, sobretodo cuando eso nos retrasa.- El encanto del medio de nuevo salia a la luz: le decía un montón de cosas positivas, pero al final lo fastidiaba. No era algo que lo hiciera a posta, simplemente era así de estúpido.-¿Y por qué no escribes? No sé si habrá muchos escritores en el futuro pero aquí hay más bien poco, y sé que ideas no te faltaran, hemos pasado por muchas cosas...-

Lo de vivir juntos realmente no era algo que le sorprendía, su mentalidad era diferente respecto a eso: Habían vivido con su grupo durante meses y no le importaría pasarse la vida junto a ellos. Dicho de una forma similar a la que hablaban los demonios, ellos eran su manada, juntos eran un grupo fuerte que podían hacerle frente a cualquier cosa y vivían en armonía. En su cabeza no podía comprender que para la adolescente aquello significaba algo más.
»Master«



I'll be a monster
When you love something, never lose it. You must keep it safe, close to your heart
To protect you
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
351

Localización :
Doriath

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I want to change the world

Mensaje por SapphireDragon el Lun 23 Ene - 16:07

1. The journey
Con InuYasha | Japón Antiguo | Acercándose al medio día


Kagome continuaba recogiendo las cosas, metiéndolas en la enorme mochila amarilla que la había acompañado en todas sus aventuras y había conocido tanto mundo como ella. Pero no por ello había dejado de atender a las palabras de Inuyasha. De hecho, cuando confesó su inquietud, su miedo a un futuro sin demonios en el que él ya no estaría, la joven sacerdotisa se detuvo. Apretó la mandíbula con fuerza. Ella siempre pensaba que el medio demonio se encontraba perfectamente cuando lo dejaba atrás y regresaba a su tiempo, al futuro. Pero estaba claro que no era así. ¿Cómo podía haber sido tan desconsiderada?

Sin llegar a contestar nada, la joven de largos cabellos oscuros caminó hasta donde el albino se encontraba y se sentó a su lado, abrazando sus rodillas, pero mirándole a él, directamente a esos ojos dorados.

¿En eso piensas cada vez que cruzo el tiempo a través del pozo, Inuyasha? –preguntó en un hilillo de voz, con la expresión preocupada. No deseaba que se sintiera de esa forma… Sabiendo aquello, solo quería abrazarle y esconder su rostro en su cuello, a fin de reconfortarlo… Pero algo en su interior dudaba de si era buena idea, así que simplemente terminó por apoyar la cabeza en su hombro–. No sé lo que habrá pasado en el futuro… En mi tiempo. Es cierto que todo es más tranquilo. Pero… –se le quebró la voz un segundo–. No sé qué haría si te pasase algo, Inuyasha –terminó por confesar, para después añadir rápidamente–. Me tienes a mi para evitar volverte loco… No pienso permitir que eso te ocurra. Jamás –afirmó con vehemencia, obligándose a esbozar una pequeña sonrisa para el chico.

Ahora la congoja también había anidado en el pensamiento de Kagome. Aquello no iba a ser algo que lograse olvidar con facilidad, probablemente le daría demasiadas vueltas. Temía de verdad perder al medio demonio para siempre.

Chasqueó después la lengua y le hizo una mueca ante su comentario sobre ayudar a la gente.

A veces la misión no lo es todo, deberías haberlo aprendido ya. Ayudar a las personas es importante también, aunque eso implique posponer un poco completar el objetivo que tenemos en mente –replicó la humana alzando un dedo y mostrándose muy digna al decir esas palabras.

En aquello no podía quitarle razón. Habían vivido mucho desde que se encontraron en aquel enorme árbol donde Kikyo le selló con una flecha. Recordaba esa expresión tan plácida y tranquila que mostraba en su rostro, nada que ver con la que solía mostrar de forma diaria. El gesto enfurruñado parecía ser su preferido. Podía ser un buen argumento para una novela… o dos. Sin embargo, Kagome no creía tener lo necesario para poder llegar a ser una escritora reconocida. Además…

No sé si me gustaría compartir con el resto del mundo nuestras aventuras. La verdad es que son solo algo nuestro: las pasados son de Sango, Miroku, Shippo tuyas y mías… Y las que están por venir, tan solo tuyas y mías.

No sabía si aquello tenía algo de sentido, pero al verdad, poco importaba. Era lo que pensaba al respecto.

»Master«



AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
809

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I want to change the world

Mensaje por YoukaiFire el Jue 2 Feb - 14:47

1. The journey

Con Kagome | Japón Antiguo | Mediodía

- No solo en eso...me preocupa que no haya nadie para protegerte en el futuro, o que te olvides de volver porque parece que eres más feliz ahí o...- Se mordió la lengua, estaba consiguiendo que de nuevo sacase de su cabeza todos aquellos pensamientos que siempre le habían perseguido y no se atrevía a decir. No quería ser débil, pues en verdad era más frágil de lo que parecía.  Solo fue sentir su cabeza con su hombro y dejó de estar tan tenso y soltando todo el aire que sin haberse dado cuenta estaba reteniendo.- Lo sé, Kagome.-

Eran palabras sinceras, pues desde que ella emprendió el viaje junto a él tenía la sensación de que jamás estaría solo, de que nunca se separaría de su lado. La sola idea de no volver a verla era suficiente para hacer que su corazón se encogiese de dolor. No podría soportarlo. Y eso le molestaba tantísimo, pensaba que había aprendido la lección después de estar sellado; pues fue mostrar ese amor a alguien y acabar destrozando la vida de ambos. Sin embargo no podía negar lo mucho que quería estar con Kagome, lo que disfrutaba de su compañía, era algo totalmente nuevo y cada día le sorprendía.

-Tal vez no tienen que ser nuestras historias, sino la de las personas que nos hemos cruzado a lo largo de nuestro camino. Aunque si escribes de mi espero que solo sea lo genial que soy.- Soltó con una sonrisa sin mirarla.

Decidió que ya había sido un momento lo suficientemente intimo, más de lo que podía soportar. Se acordaba de cuando solo eran ellos dos, aquella noche en la que estaban custodiando el cadáver de una joven y más tarde Kikyo intentó arrastrarle al infierno con él; previamente se habían acercado asustados y hasta sintió que por poco iban a besarse. Habría sido algo incómodo para ambos, pero esas situaciones se repetían tan a menudo que ahora que no estaban los demás para interrumpirlos...¿Tal vez? Agitando la cabeza se levantó, estirando sus brazos.

-Bueno pero ahora tenemos una misión importante, cuanto más tardemos en recoger todos los fragmentos, más posibilidades hay de que alguien poderoso las esté intentando conseguir. No querría volver a enfrentarme a alguien similar al condenado de Naraku.-

Nada más decir eso le dio la espalda, esperando a que ella recogiese todo y se subiese a ésta. Sería mejor no distraerse con su problema a la hora de decidir como se sentía, y centrarse en la misión principal que tenían.
»Master«



Última edición por YoukaiFire el Jue 23 Feb - 21:40, editado 1 vez


I'll be a monster
When you love something, never lose it. You must keep it safe, close to your heart
To protect you
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
351

Localización :
Doriath

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I want to change the world

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.