Últimos temas
» ─Play With Fire
Hoy a las 7:17 por Seishiro

» Why don't we find out?
Hoy a las 3:50 por Nébula

» You were my lesson I had to learnt
Hoy a las 1:17 por SapphireDragon

» Oh somewhere deep inside of these bones...
Hoy a las 1:13 por Shadows Takes All

» Death is equal
Hoy a las 0:21 por Arson

» Reality just killed magic.
Ayer a las 23:28 por Winter Wiccan

» Set fire to the rain
Ayer a las 19:27 por Young Sheldon

» ~ Beauty, courage & nobility
Ayer a las 17:33 por FireFly

» El Inframundo.
Ayer a las 17:26 por Momo

» Seeing yu smile, make me feel so happily, too.
Ayer a las 17:17 por FireFly

» ~ You could be loved again
Ayer a las 17:04 por SapphireDragon

» The North Remembers
Ayer a las 12:46 por Red

» Dark arrow
Ayer a las 8:10 por Bastet

» Confieso que...
Ayer a las 5:23 por Bastet

» I knew you. I know you
Ayer a las 2:27 por SapphireDragon

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project
function selectCode(e) { var doc = document , text = $(e).closest("dl").find(".cont_code,code").get(0) , range, selection ; if (doc.body.createTextRange) { range = document.body.createTextRange(); range.moveToElementText(text); range.select(); } else if (window.getSelection) { selection = window.getSelection(); range = document.createRange(); range.selectNodeContents(text); selection.removeAllRanges(); selection.addRange(range); } }; $(function(){$("dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd.code, dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd > code").closest("dl").find('dt').append('Seleccionar')});

Not the marrying kind

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Not the marrying kind

Mensaje por Queen of Fairies el Dom 21 Ago - 21:06




Not the marrying kind
Ninon de Larroque — QueenBW- Annabelle Wallis
Athos de la Fère — Queen of Fairies-Tom Burke




Ella había sido una condesa atípica, decidida a mantener su destino en sus propias manos. Había dedicado su vida a mantener su libertad y asegurar la libertad de las jóvenes de París ofreciéndole lo que ella tenía y ellas no podían conseguir. Educación. En el momento que conoció al hombre que podía haber cambiado su vida, su destino quedo marcado. Lo perdió todo a causa de un hombre ambicioso y ahora mantiene su espíritu, pero lejos del lugar al que pertenece.

Él había sido un conde típico, que solo quería vivir como le habían enseñado y mantener su hogar como sus ancestros lo habían hecho. Perdió la vida que conocía a causa de una mujer ambiciosa que hizo que su mundo quedara destrozado. Recogió los pedazos y comenzó a vivir de nuevo lejos de lo que conocía, sin poder acabar de sentirse en paz consigo mismo. El destino le llevó a conocer a una mujer que le hizo pensar que quizá no estaba todo perdido para su alma.

El destino juega con ellos de una forma algo cruel, con el fantasma de la misma mujer siempre entre ellos. ¿Les dará la vida una nueva oportunidad?


Cronología
Coming soon.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
472

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not the marrying kind

Mensaje por QueenBW el Lun 22 Ago - 23:42





Prólogo
Ninon de Larroque | Pinon  


El sol iba ya de caída cuando la joven de ojos azules y cabello dorado entró en casa. La jornada de trabajo en el campo había sido agotadora, pero al fin se había terminado de recoger la cosecha de la que la aldea de Pinon se alimentaría el siguiente invierno, y llegaba el merecido descanso.

Ninon había llegado a aquel pequeño pueblo al noreste de Paris hacía cosa de un año, sin más posesiones que la ropa que llevaba puesta. A pesar de haber vivido en la opulencia, la que fuera condesa de Larroque se adaptó rápidamente a la sencilla vida del lugar, aprendiendo y ayudando en todo lo que podía y más. Se ganó rápidamente el afecto de aquellas gentes.

De todos salvo, quizás, de una. Cathrine de Garouville no había sobrellevado tan bien como ella el pasar de prometida del archiduque de La Fère a tener que cazar conejos para sobrevivir, y la actitud soberbia de aquella mujer hacía que a Ninon no se le antojar agradable la idea de intimar con ella, o tener mayor trato del necesario. Además, tampoco quería caer en el pozo de autocompasión y rencor en que esta había caído. Ninon se contentaba con tener un lugar donde vivir, comer y gente a la que poder ayudar, e incluso ocasionalmente, a la que enseñar a leer y escribir.

Aquella noche, Ninon se fue pronto a la cama, que no a dormir. En un par de días se cumplirían 12 meses desde que dejó atrás su vida, su, nombre, su fortuna, París… y a cierto mosquetero del rey. Cada noche antes de abandonarse en los brazos de Morfeo, la joven recordaba su breve pero intenso tiempo junto a Athos, el único hombre que jamás había sido capaz de turbarla. Sin darse cuenta, aquel pajarillo que no quería ser enjaulado, la mujer que no quería pertenecer a ningún hombre se encontró enamorada, y no de alguien cualquiera.

La tristeza que reflejaba el semblante de aquel hombre la intrigaba, y a la vez le atraía. No sabía por qué, pero tras una interminable lista de pretendientes socialmente adecuados para su posición, a la rebelde condesa le parecía que aquel era el único hombre del mundo que merecería la pena conocer. E incluso amar. Si, había llegado a la conclusión de que le amaba.

Le amaba, y jamás podría tenerle.  Había demasiado entre ellos, y no solo la distancia entre Pinon y la capital. Estaba aquella mujer, Madame de la Chapelle. Estaba su puesto de mosquetero, su deber par con el rey. Y aquel hecho de que ellos no eran de los que se casaban.

Estos pensamientos acosaban cada noche a la joven antes de dormir, y la sumían en un sueño reparador; cuando no en pesadillas, en las que aquella mujer que había declarado en su contra en aquel teatro de juicio en el que se la acusaba de brujería la intentaba quemar de nuevo ante un Athos impotente atado de pies y manos con una daga clavada en el pecho y un cardenal Richelieu que se reía de ellos como un poseso.

Sin embargo, Ninon no tendría pesadillas aquella noche; de hecho, ni si quiera iba a dormir: al poco rato de taparse con sus pobres mantas, los gritos de sus vecinos la despertaron. ¡Fuego, fuego! sonaba por todas partes. Ella se levantó de inmediato, se cubrió con un chal y salió a reunirse con los demás. La imagen no podía ser más desoladora: la cosecha al completo, el trabajo de todo el verano, se consumía rápidamente pasto de las llamas.

-Esto es demasiado– dijo Bertrand, mientras abrazaba a su hija, Jeanne.

-Es cosa de Renard, padre, todos lo sabemos. Tenemos que hacer algo.

-Ya hemos escrito muchas veces al conde, hija, y no atiende a nuestra llamada…- la propia Ninon había ayudado en la redacción de aquellos mensajes desesperados pidiendo socorro al señor de aquellas tierras, el cual ni se dignaba a responder.

-Pues tendremos que hacer que la atienda.



Última edición por QueenBW el Jue 25 Ago - 21:44, editado 2 veces
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
85

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not the marrying kind

Mensaje por Queen of Fairies el Mar 23 Ago - 16:43





Capítulo 1: Necesitando al conde
Athos | Cuartel de los Mosqueteros | París



Sentía las manos femeninas sobre su piel, y sin poder evitarlo, un leve gemido se escapo de sus labios, mientras sus ojos intentaban focalizar a la mujer que le acariciaba de esa manera, como si tuviera todos los secretos de su cuerpo.

Unas veces era el rostro de Anne el que pertenecía a esa mujer, pero con un ligero parpadeo, ese rostro se transformaba en el de una mujer aún más prohibida para él. Una mujer que no debía de poblar sus sueños ni sus pensamientos, pero que lo hacía, no importaba el vino que tomara.

Esas manos seguían recorriendo cada centímetro de su piel, por mucho que él intentaba resistirse, pero no podía, su cuerpo le traicionaba y pedía, exigía, más caricias, más pasión. Finalmente, cuando el rostro de la mujer prohibida fue el único que veía, cuando su mujer ya no era la que tomaba posesión de su cuerpo, de sus labios, se rindió y siguió adelante.

Athos, ¡Athos!— entreabrió los ojos lo suficiente como para ver el rostro de D'Artagnan a su lado— El capitán quiere verte.

Gruño y se dio media vuelta, intentando volver a su sueño, ahora que quería que continuase. Pero parecía que ni el destino, ni el gascón que estaba allí, se iban a apiadar de él.

Y no creo que sea buena idea que vayas así...— el jodido gascón se estaba riendo— Ha tenido que ser un sueño...interesante.

D'Artagnan salió justo cuando la bota de Athos impactó en la puerta que cerraba a sus espaldas. Fue entonces cuando el mosquetero se dio un momento para pensar en el sueño, y para maldecir el hecho de que no pudiera quitarse a una mujer imposible de conseguir de la cabeza.

Un año después de que desapareciera de su vida sin ninguna posibilidad de que sus caminos se volvieran a encontrar, Ninon de Larroque seguía bien presente en su mente.

Se levantó y sumergió la cabeza en un balde de agua fría que tuvo la doble misión de despertarle del todo y de bajar los efectos que el inoportuno sueño había tenido sobre él. Se visitó con el uniforme y recuperó su bota, antes de salir de su dormitorio en el cuartel y dirigirse al despacho del capitán.

D'Artagnan había tenido que decir algo, porque sintió las miradas socarronas de Aramis y Porthos sobre su espalda mientras subía las escaleras. No era que importara mucho, porque pocos secretos tenían entre ellos. Si acaso, solo uno, un secreto que se llevaría a la tumba. O dos, si contaba sus sentimientos por la condesa. Movió la cabeza, desechando esos pensamientos y toco la puerta del capitán, para entrar después de escuchar "adelante"

Me han dicho que quería ver...— el capitán le tendió una carta en silencio— me.

La abrió y se sentó a leerla, con un suspiro. No era la primera carta que recibía de esas características. La gente de su pueblo necesitaba de él, de su conde. Pero él había jurado que jamás volvería allí.

¿Qué vas a hacer?

Miro a su capitán antes de devolverle la carta.

Nada.

Con esa única palabra, salio de allí.





Última edición por Queen of Fairies el Vie 26 Ago - 22:43, editado 2 veces
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
472

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not the marrying kind

Mensaje por QueenBW el Miér 24 Ago - 21:52





Capítulo 1. Necesitando al conde
Ninon de Larroque | Pinon  


El plan era simple: Bertrand y unos cuantos hombres más irían a París, buscarían al conde de La Fère y le llevarían de vuelta a Pinon. Si aquel hombre no cuidaba de su gente por sí mismo, le obligarían a ello. Era su deber. La partida salió un par de días después de la quema de la cosecha, bien temprano por la mañana. Regresaron dos días después, igualmente temprano, y con un hombre inconsciente con la cabeza tapada sobre uno de los caballos. Le llevaron a la posada de la aldea, donde le ataron a una silla y esperaron a que recobrara el conocimiento.

-Si pretendéis matarme, al menos, concededme una explicación- dijo el hombre atado.

-No queremos haceros ningún daño, mi señor…

-¿Nos reconocéis? – añadió una voz femenina, con evidente tono de enfado.

-Eres Bertrand, el posadero de Pinon. Y Jeanne, su hija. ¿A qué viene esto? ¿Me habéis drogado?

-No hizo falta, ya os pusisteis vos mismo lo bastante borracho...

-Perdonadnos, no sabíamos qué más hacer

-Era el único modo: ignorasteis todas nuestras cartas

-Tengo por costumbre no abrir las cartas… ¡SOLTADME YA, MALDITA SEA! Podría pedir vuestras cabezas.

-Al menos eso sería rápido, en morir de hambre se tarda mucho. Nos juzgáis en nuestra desesperación, pero estas son vuestras tierras y vuestras gentes, que habéis descuidado. Es a vos a quien deberían juzgar, monsieur conde de La Fère.

-Soltadme. No pienso escuchar una palabra más atado a una silla.

Los pocos hombres allí reunidos no se atrevieron a contrariar más a su señor, de modo que cortaron las sogas que ataban sus rodillas y tobillos. El ya liberado prisionero fue dando tumbos hasta la puerta (sin duda aún bajo el efecto residual del alcohol), dispuesto a salir de aquel lugar. Sin embargo, no llegó muy lejos.

En el mismo momento que él pretendía salir, una joven que volvía de lavar y tender la ropa se cruzaba en su camino. Esta había prometido a sus vecinos reunirse con ellos tras acabar sus tareas, ya que el hombre que habían ido a buscar seguía inconsciente, y perder el tiempo mirándolo dormir resultaba infructuoso; aún más cuando en la aldea había muchas cosas que hacer. De modo que cumpliendo con su palabra, la joven se disponía a entrar a la posada de Bertrand cuando el hombre que salía de ella se interpuso, ambos ignorantes de la presencia del otro.

Chocaron, y él perdió el equilibrio. Ella le sostuvo, agarrándole del brazo para que no se cayera, a pesar de haberla pillado por sorpresa. Aún mayor fue la sorpresa cuando la joven rubia y de ojos azules reconoció a quién sostenía, a pesar de que este miraba hacia el suelo.

-¿Athos?



Última edición por QueenBW el Jue 25 Ago - 21:46, editado 1 vez
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
85

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not the marrying kind

Mensaje por Queen of Fairies el Jue 25 Ago - 21:06





Capítulo 1: Necesitando al conde
Athos | Cuartel de los Mosqueteros | París



Lo último que recordaba era haber estado en la taberna cercana al cuartel. Y después, la bendita inconsciencia provocada por el vino. Esa noche no hubo sueños, ni mujeres prohibidas. Esa noche había caido inconsciente como si le hubieran dado un golpe en la cabeza. Cosa que no descartó al despertar y ver que estaba atado a una silla. En un sitio que no conocía, aunque para su mente, quería hacerse conocido.

Esa vez la guardia roja habían llegado demasiado lejos, se dijo a si mismo. Pero cuando reconoció a los hombres que lo rodeaban resopló. No era la guardia roja, pero quizá hubiera sido mejor que lo hubieran sido. Por un instante, al ver los rostros, conocidos pero lejanos, que le rodeaban, sintió algo de remordimiento por no haber hecho caso de ninguna de las cartas que había recibido.

Le soltaron. Sabía que si se ponía en plan señor del lugar lo harían, porque era lo que solían hacer. Obedecer a su señor. Se frotó las muñecas, evitando las miradas que le estaban lanzando. Se estaba comportando mal, lo sabía. En relación a Pinon y sus obligaciones como conde, se comportaba como un niño con una rabieta desde hacía demasiado tiempo, pero no podía enfrentarse a lo que su propia ceguera había provocado.

Salió de allí sin mirar atrás, sin querer ver por no sentirse más culpable de lo que ya se sentía. Se cruzó con una joven que iba cargada con la ropa de la colada. No la miró tampoco. No quería mirar a nadie, solo quería salir de allí y perder la consciencia de nuevo con ayuda del vino.

Pero el destino era caprichoso.

¿Athos?

Cerró los ojos al escuchar esa voz. Era imposible, no podía estar allí, en Pinon. Quiso comprobar que sus oídos le habían engañado, por lo que cometió el error de mirarla.

Ninon.

Se quedo parado, mirándola fijamente, mientras la gente salía de la posada. Tenía que tomar una decisión, y tenía que hacerlo en ese momento. Podía subirse a su caballo, volver a París y dejar que los aldeanos se las arreglaran solos. Pero Ninon estaba allí, y eso ya cambiaba las cosas.

Recordó el contenido de la última carta. Habían quemado la cosecha, y eso significaba que el pueblo podría pasar penurias. Cogió aire y se montó en su caballo.

Llevadme a los responsables a la casa.

Apretó ligeramente las rodillas y el caballo comenzó a andar. Pero en vez de dirigirse hacía París, como debía haber hecho, realizó el corto recorrido desde la posada hasta la casa señorial.

Iba a arrepentirse, de hecho ya se estaba arrepintiendo. Pero quizá el arrepentimiento fuera mejor que la culpa.






Última edición por Queen of Fairies el Vie 26 Ago - 22:43, editado 2 veces
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
472

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not the marrying kind

Mensaje por QueenBW el Vie 26 Ago - 0:48





Capítulo 1. Necesitando al conde
Ninon de Larroque | Pinon  


-Pero, ¿es que acaso conoces al conde, pequeña? Si se marchó mucho antes de que tú llegaras.- Ninon no se detuvo a responder a la pregunta de Bertrand, ni a la mirada recelosa y enojada de su hija.

-¡Athos, esperad! - Salió corriendo hacia el poste donde estaban atados los tres caballos que había en el pueblo, se montó en uno y salió tras el jinete que acababa de abandonar la aldea.

Sus pasos le condujeron a la mansión de La Fère, que llevaba mucho tiempo en ruinas, y que, hacía relativamente poco, se había incendiado. La montura estaba atada frente a la casa, y sus puertas estaban abiertas de par en par. Ninon bajó de la suya, atando al animal junto al otro, y entró en la casa.

Buscó en silencio por todas las habitaciones, ennegrecidas por las llamas que las habían devorado, hasta dar con el mosquetero en lo que parecía haber sido un salón. Estaba en pie, en mitad de la estancia, profundamente sumido en sus pensamientos; tan solo se inmutó al oír crujir la madera del suelo bajo los pies de la muchacha conforme esta se acercaba a él. Cando él se volvió, ella dejó de avanzar, quedando ambos frente a frente, cada uno en el extremo del pasillo.

Ninon no podía salir de su asombro. Sentía el impulso de correr a sus brazos, pero por algún motivo no podía moverse del sitio. Llevaba meses y meses oyendo a las gentes de Pinon echar pestes de su infame conde; no podía creer que aquel hombre fuera el mismo que le había salvado la vida, del que se había enamorado.

-¿Qué hacéis vos aquí?

-Podría preguntar lo mismo, monsieur. ¿Es cierto, sois el conde de La Fère?

-Lo fui, si. En otra vida. Pero hace mucho que dejé de ser Olivier D’Athos, y que el destino de esta gente dejó de ser problema mío.- ¿Por qué no había vino cerca cuando lo necesitaba?, pensó él.

-¿Y vos me acusabais a mí de hipocresía? – el asombro de la muchacha no podía ser mayor; aquel hombre no era en absoluto como le recordaba. Se le veía completamente roto.- Estas eran vuestras gentes, no debisteis abandonarles a su suerte.

-Vos, madame, no entendéis nada, ¡no sabéis nada de mí ni de mi pasado!
-¡Pues contádmelo para que pueda entenderlo!

La mirada de Ninon, que hasta entonces había reflejado el asombro que la invadía, se volvió mucho más cálida, casi suplicante. No podía comprender cómo un hombre capaz de suplicar por salvar la vida de una mujer había sido capaz de condenar a sus propias gentes al abandono, el hambre y la desolación. Y necesitaba comprenderlo.



Última edición por QueenBW el Vie 7 Oct - 20:33, editado 1 vez
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
85

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not the marrying kind

Mensaje por Queen of Fairies el Vie 26 Ago - 22:53





Capítulo 1: Necesitando al conde
Athos | Cuartel de los Mosqueteros | París



No iba a darse por vencida. Claro que no, ella no. Lo poco que la conocía y sabía ya ese detalle importante de su carácter. Ninon era de las que pedía explicaciones ante lo que ella consideraba una injusticia, y el hecho de que él hubiera dejado así a su pueblo, ella lo consideraría una injusticia.

Le miró asombrado. Nadie, solo Anne, había osado en enfrentarse así a él. Puso los ojos en blanco y se movió maldiciendo, buscando una jodida botella de vino. ¿Se habrían quemado todas? Encontró una y le quito el tapón de corcho con los dientes antes de escupirlo a un lado y dar un largo trago de la botella. Así estaba mejor.

Mi mujer mató a mi hermano. Ordené su ejecución— la señaló con la botella, furioso, aunque con él mismo, aunque debía de haberse enfurecido con ella por obligarle a recordar— Ese es mi jod...maldito pasado.

Obvió lo demás. Obvió que había sido un cobarde que no se quedó para verla muerta porque le dolía. El alma y el corazón le dolían demasiado para ver como administraban su justicia. Obvió que Anne, que su esposa, era la mujer que le había traicionado también a ella. Porque a pesar de todo, no quería que ella le odiara más de lo que ya le debía de odiar.

Dio otro trago a la botella, mirandole de forma desafiante, esperando que dijera algo, pero en ese momento, entraron los hombres del pueblo con los responsables de la quema de la cosecha, y se vio obligado a atender ese asunto, a ser el señor y el mosquetero. A repartir justicia.

Por un momento, volvió a ser Olivier D'Athos, conde de la Fère. Por un momento, mientras escuchaba a los aldeanos, la defensa de lo indefendible, se vio de nuevo al lado de su padre mientras hacía lo que él había dejado de hacer.

Comprendió que aunque volviera a París, no podía dejar desatendido Pinon. No de nuevo. No con Ninon allí. No podía dejarla desatendida.






AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
472

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not the marrying kind

Mensaje por QueenBW el Dom 28 Ago - 16:22





Capítulo 1. Necesitando al conde
Ninon de Larroque | Pinon  


Después de tantos años, Athos tuvo que volver a ejercer de mediador y juez. Los responsables de la quema de la cosecha fueron encerrados en una de las habitaciones de la casa,  para ir después con Athos a la capital y ser encarcelados debidamente. Desde luego no pensaba dejarlos en el pueblo. Ninon asistió a toda la escena desde un segundo plano, sin acabar de asimilar lo que le había contado el mosquetero.

De no haber llegado toda aquella gente, se habría acercado a él, habría acariciado su mejilla, le habría besado. Quería confortarle de algún modo, hacerle sentir algo mejor de cómo debería sentirse en aquel lugar lleno de recuerdos.

Cuando todo estuvo resuelto, los aldeanos se marcharon de la casa; todos menos Ninon. Athos se había apoyado en la pared, y tenía de nuevo la botella de vino en la mano.

-Ahora que habéis cumplido vuestro cometido aquí, ¿vais a volver a París?

Ella esperaba que la respuesta fuera “no”. Deseaba que se quedara al menos unos días y así poder hablar, recuperar el tiempo perdido; hablar de lo que habían vivido en aquellos meses.

Se sintió bastante ridícula al formular aquella pregunta. Parecía una damisela en apuros que esperaba a que su mosquetero la salvara.

Pero ni ella era una damisela al uso, ni estaba en apuros que ella misma no pudiera solventar, ni aquel era “su” mosquetero. ¿Qué diablos le pasaba? Ella nunca había tenido problemas en decir las cosas tal cual las sentía y pensaba; no había tenido reparo en llevar a aquel mismo hombre a sus habitaciones en su palacio de París y besarle allí mismo sin siquiera preguntar antes.Sin embargo en aquel momento había demasiadas cosas en su cabeza y su corazón como para permitirle desplegar sus encantos de condesa atrevida y algo descarada.  

Así que, simplemente, esperó que él entendiera en sus palabras que deseaba con todas sus fuerzas que se quedara. Con ella.



Última edición por QueenBW el Sáb 10 Sep - 17:19, editado 1 vez
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
85

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not the marrying kind

Mensaje por Queen of Fairies el Lun 29 Ago - 21:09





Capítulo 1: Necesitando al conde
Athos | Cuartel de los Mosqueteros | París



Había esperado que ella se retirara con los demás, una vez el juicio hubo acabado. Así podría haber pensado con mayor detenimiento lo que iba a hacer. Lo que necesitaba hacer. Pero de nuevo, no se sorprendió cuando la vio allí, al fin y al cabo, era la condesa rebelde de París. Ni siquiera se sorprendió con su pregunta, aunque si se sorprendió a si mismo pensando, por un momento, como sería quedarse allí y volver a ser lo que había sido en el pasado.

Pero eso era imposible. No ya solo por los recuerdos que tenía de aquel lugar, sino porque él ya no era el mismo hombre. Y Ninon, a pesar de lo que él quisiera creer, le odiaba. O le odiaría en cuanto se enterara de toda la historia que él había resumido en dos patéticas frases. No podía quedarse, no podía enfrentarse a ver los ojos de la condesa, tan honestos siempre, llenos de odio hacía él.

Me quedare el tiempo suficiente para poner en orden todos los asuntos y dejarlo todo atado para que esto no vuelva a suceder.

Se dio la vuelta, dándole la espalda, cogiendo aire antes de buscar de nuevo la botella que había dejado abierta encima de una mesa.

Mi sitio esta en París, madame— su voz sonaba fría aunque sentía como el alma se le escapaba por un millón de heridas invisibles mientras decía todo aquello— Volveré en caso de ser necesario, aunque dejare todo preparado para que se pueda repartir justicia sin mi presencia— se giró, aunque no fue capaz de mirarla a los ojos— Soy un mosquetero. Sirvo a su majestad el rey.



AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
472

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not the marrying kind

Mensaje por QueenBW el Mar 20 Sep - 21:58





Capítulo 1. Necesitando al conde
Ninon de Larroque | Pinon  


-Pero no os marcharéis enseguida – quiso confirmar ella.

-Como he dicho, solo el tiempo necesario para dejarlo todo resuelto. ¿A caso hay algo que me retenga aquí?

Durante un segundo, Ninon volvió al borde de aquel camino donde se había despedido del hombre que ahora estaba ante ella. Sintió las mismas ganas de abandonarlo todo, de abandonarse a sí misma, que cuando él le dijo que era una pena que ninguno de los dos fueran de os que se casaban. Al igual que entonces quiso decirle que tal vez estuviera equivocado, que quizás con él no le importara dejar de ser de ese tipo de mujeres que no se casan, en aquel momento sintió ganas de  decirle que quizás si hubiera alguien que quisiera que se quedara.

-Volved entonces, monsieur. Pero deberíais comer algo antes de emprender el viaje a París. Supongo que no habéis tomado nada desde ayer, y no estaría bien que os dejara partir sin antes ofreceros algo de comer. Venid conmigo.

-Mi estómago puede esperar. Antes tenemos que ir a casa de Bertrand. – Tras decir aquellas palabras dio un último trago para apurar la botella y se dirigió a la puerta.- Después de vos.



Última edición por QueenBW el Jue 22 Sep - 23:48, editado 2 veces
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
85

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not the marrying kind

Mensaje por Queen of Fairies el Jue 22 Sep - 22:46





Capítulo 1: Necesitando al conde
Athos | Cuartel de los Mosqueteros | París



Esperó a que ella saliera primero. Cuando salieron, caballeroso siempre, le ofreció el brazo para ir con ella a la taberna. Al fin de cuentas, ella también estaba incluida en el plan que tenía en la mente. No se dio cuenta de que había unos ojos, conocidos y llenos de malicia, que siguieron el paseo de ambos por el pueblo.

Cuando llegaron a la taberna, las conversaciones cesaron justo en el momento que entraron. Con un un movimiento de cabeza, le pidió a Bertrand que se acercara a ellos.

¿Podrías dejar a tu hija al frente y servirnos una cena para los dos en un reservado? Debo hablar con vosotros a solas.

No esperó a que Bertrand asintiera, sino que se dirigió directamente a uno de los reservados que había en la parte de atrás de la taberna y se sentó de forma que veía si alguien se acercaba allí. Sentía todas las miradas sobre él, pero era algo a lo que estaba acostumbrado.

Saco el anillo que le había sido legado como conde de la Fère y lo puso encima de la mesa. Recordaba perfectamente a su abuelo con ese anillo, y después su padre, con él en el dedo, impartiendo justicia en ese pueblo. Recordaba perfectamente la sensación que tuvo al ponérselo por primera vez y ser él quien impartía justicia, el miedo que le había embargado a no hacerlo bien y a no ser digno sucesor de su padre y su abuelo. No lo había sido, por supuesto, porque si hubiera sido un buen conde, no estaría en París con los mosqueteros, su hermano no habría muerto y no tendría que hacer esto que estaba haciendo.

Lo cogió y empezó a juguetear con el anillo entre los dedos. No sabía como reaccionarían ante su propuesta, pero intuía que no sería con agrado. Incluso protestarían, Más Bertrand que Ninon, intuía.




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
472

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not the marrying kind

Mensaje por QueenBW el Sáb 8 Oct - 0:11





Capítulo 1. Necesitando al conde
Ninon de Larroque | Posada de Bertrand  | Pinon


Cuando llegaron a la posada de Bertrand, su dueño preparó mesa en el reservado y también algo de cenar para el recién re-aparecido conde; aquel momento no le pareció a Ninon el más apropiado abordar a Athos sobre ningún tema, de modo que se dedicó a ayudar a Bertrand.

-¿Tenéis para escribir?– le pidió el mosquetero antes de que el buen hombre se marchara a los fogones.
-Sí, mi señor. Os traeré enseguida.- poco después volvió con lo necesario para redactar una carta.

Poco rato después la joven y el posadero entraron a la habitación llevando sendos platos de guiso de ternera y una botella de vino, lo mejor que tenían para agasajar a su señor que les esperaba sentado a la mesa. Se sentaron cada uno a un lado de Athos tras colocar dos platos, uno frente al mosquetero y otro frente a la dama; Bertrand no se sirvió, alegando que no tenía hambre y que se marcharía a seguir atendiendo el local cuando acabaran la reunión.

Sin tocar su plato, o el vino, el mosquetero dejó sobre la mesa el anillo de su familia, encima de la carta que acababa de escribir y sellar.

-¿Qué es eso?
-Esto ahora os pertenece. Os confiere la potestad de actuar con la autoridad del Conde de La Fère. A ambos.



Última edición por QueenBW el Lun 10 Oct - 0:13, editado 1 vez
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
85

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not the marrying kind

Mensaje por Queen of Fairies el Dom 9 Oct - 13:05





Capítulo 1: Necesitando al conde
Athos | Cuartel de los Mosqueteros | París



Tal y como suponía, los rostros de ambos reflejaron primero la sorpresa y después la incredulidad ante lo que había dicho y el papel que estaba entre ellos, con el sello recién estampado y la tinta en algunas partes aún fresca, aunque sin emborronar el documento.

Señor, eso no...usted no puede...

Bertrand se aturullaba intentando explicarle que él no podía dejar de lado sus responsabilidades como señor de las tierras. Pobre Bertrand, él ya hacía mucho tiempo que había dejado de lado esas responsabilidades, y ahora, lo único que hacía, era delegar.

Bertrand— su voz hizo que ambos levantasen la mirada y la fijasen en él— No quiero que vuelva a pasar lo que ha pasado hasta ahora. Con esta carta y este sello, Ninon y tú podréis hacer justicia, y cuando consideréis que algo es demasiado grave, me mandáis llamar, y yo seré quien imparta justicia en ese caso. París esta lejos para poder llevar las pequeñas cosas del día a día.

Bertrand consideró mis palabras antes de asentir, pero empujó la carta y el sello hacía Ninon.

Guardadlo. Se que lo tendréis a buen recaudo— se levantó e hizo una reverencia— No os defraudaré, señor.

Se nos quedó mirando durante un par de segundos, antes de dar media vuelta y volver a la taberna, donde relató a los que allí estaban lo que acababa de suceder. Sus palabras empezaron a correr por todo el pueblo, y pronto, todo el mundo supo que el señor volvía a París, pero que no les dejaba sin cuidados.

Estáis muy callada, Ninon. — empezó a comer, pero sin desviar los ojos de su acompañante




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
472

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not the marrying kind

Mensaje por QueenBW el Lun 10 Oct - 0:35





Capítulo 1. Necesitando al conde
Ninon de Larroque | Posada de Bertrand | Pinon  


Por primera vez en su vida, Ninon estaba sin palabras. Athos acababa de hacer de Bertrand y de ella misma algo así como los alcaldes de Pinon, le había devuelto una mínima parte del poder que había tenido tiempo atrás, y aún más, cierta capacidad para ser útil a sus amigos y vecinos del pueblo.

-Estáis loco de remate.- su cara mantuvo la seriedad durante varios segundos, mientras se miraban a los ojos. Pero enseguida empezó a sonreír.- Creo que es fantástico lo que hacéis por vuestras gentes, no merecían estar desatendidos y desprotegidos.- Tras hablar, dio el primer bocado a su plato, empezando también ella a comer. No había olvidado los modales a la mesa en aquel tiempo, para nada. Athos resopló, moviendo ligeramente hacia arriba la comisura derecha de la boca ante su comentario. Lo más parecido a una sonrisa que era capaz de gesticular. -Intentaré no defraudaros. Os debo la vida, a fin de cuentas.

La joven podría haber sido mucho más atrevida en aquellos momentos. Estaban solos, bebían vino, sonreían. Era la cita que podrían haber tenido aquella noche, si el mosquetero no hubiera tenido la brillante idea de llevarla a la morgue antes de cenar.

Así que en vez de acercarse seductora a él, o acorralarle contra la pared como hubiera podido hacer un año atrás, se limitó a colocar su mano sobre el antebrazo de él, y sonreírle con cariño. No era ajena al sufrimiento y los malos recuerdos que Pinon le evocaba a Athos, y quería reconfortarle de algún modo.

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
85

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not the marrying kind

Mensaje por Queen of Fairies el Jue 13 Oct - 13:25





Capítulo 1: Necesitando al conde
Athos | Cuartel de los Mosqueteros | París



Si esperaba una respuesta, desde luego no era la que escucho de sus labios. La miro mientras intentaba tragar lo que tenía en la boca antes de hablar, y al final, se ayudo con un poco de vino para hacerlo.

Lo decís como si os sorprendiera— le aliviaba ver que se lo había tomado bien— Creí que después de lo que paso en París, ya sabríais que a veces puedo comportarme como un loco.

Bajo la voz al decir esto último, sabiendo que la seguridad de ella dependía de que nadie supiera quien era realmente. Su mirada sobre ella era intensa, recordando esa noche en París, y al final, como había acabado todo, y por culpa de quien. Recordar como Anne había logrado que casi la quemaran por bruja le hizo apretar los puños, pero era algo que no podía cambiar. Anne era parte de su vida, y por ella, había hecho cosas de las que se arrepentía mucho.

La noticia de lo que el conde había hecho estaba corriendo por el pueblo, llegando finalmente a oidos de una persona a la que no agradó nada escucharlo. Lo que para todos era un motivo de alivio, ya que les demostraba que el conde seguía cuidando de ellos, para ella era una afrenta más que debía añadir a la larga lista de las afrentas que había recibido por parte de ese hombre. Decidida, se dirigió a la taberna, dispuesta a no dejar las cosas así. Había llegado el momento en que Athos le diera su lugar en ese pueblo en el que llevaba ahogándose años.






AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
472

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not the marrying kind

Mensaje por QueenBW el Jue 13 Oct - 23:30





Capítulo 1. Necesitando al conde
Ninon de Larroque | Posada de Bertrand | Pinon  


Desde luego que Ninon sabía lo alocadamente que podía actuar Athos. Lo vio cuando impugnó la declaración de Madame de la Chapelle durante su juicio por brujería, y también cuando le vio correr hacia ella, gritando que su sentencia se anulaba y la libraba de la muerte.

Recordar el celo con que el mosquetero había luchado por su vida hasta conseguir que la perdonaran, el tono desesperado de su voz al verla ya entre las llamas gritando que detuvieran aquello... los recuerdos de todo aquello trajeron al corazón de Ninon los sentimientos que había estado reprimiendo durante horas, desde que se cruzó con Athos en la puerta de aquella misma taberna. De modo que, sin apartar la mano de donde estaba (sobre el brazo de él) se fue inclinando poco a poco hacia él, sin poder dejar de sonreír.

-Sí, lo sé. Es una de las cosas que me gustan de vos.- dijo en un susurro, esperando que el notara que el verbo iba en presente.

Poco a poco sus caras se fueron acercando, incluso habían llegado a entrecerrar los ojos, anticipándose al inminente roce entre sus labios, cuando la puerta de la estancia, que hasta entonces había permanecido cerrada, se abrió y una figura entró a la habitación como un huracán.

-De modo que es cierto

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
85

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not the marrying kind

Mensaje por Queen of Fairies el Dom 23 Oct - 17:09





Capítulo 1: Necesitando al conde
Athos | Cuartel de los Mosqueteros | París



La velada estaba transcurriendo de una forma bastante placentera. Incluso se permitió el lujo de dejarse llevar y olvidar que era un hombre marcado para disfrutar de la compañía de Ninon. Se sentía tan a gusto con ella como se había sentido cuando la conoció, en lo que parecía otra vida.

Pero no debía de haberse permitido dejarse llevar de esa manera. Su pasado siempre le iba a perseguir, en forma de Anne o de la otra mujer que acababa de interrumpir su velada, una mujer que conocía demasiado bien, a pesar de que habría preferido olvidarla, pero como en su vida siempre pasaba, nunca sucedía lo que él prefería.

 Catherine...— su voz sonaba algo monótona. Sabía perfectamente que Catherine se sentía ultrajada por algo, no era la primera vez que la veía así, pero no podía imaginar porque se sentía así en ese momento—  ¿Qué es verdad? ¿Qué estoy aquí? Bueno, es algo sorprendente, pero si, soy yo. No soy un fantasma.

No le gustó lo que vio en su rostro. Ni el presentimiento de que algo iba a suceder y no precisamente bueno. No era algo extraño, dado que en Pinon tenía sus peores recuerdos, aunque si debía ser justo, también había sido el escenario de algunos de sus mejores recuerdos.





AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
472

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not the marrying kind

Mensaje por QueenBW el Lun 24 Oct - 18:26





Capítulo 1. Necesitando al conde
Ninon de Larroque | Posada de Bertrand | Pinon  


-¿Os parece adecuado hacer mofa de mi? Y delante de esta… esta… - Catherine estaba encolerizada, a penas lograba juntar las palabras.- ¿Habéis vuelto solo para humillarme de nuevo? ¡Por segunda vez me quitáis lo que es mío por derecho para entregárselo a una de vuestras fulanas!

Ninon no entendía nada de lo que estaba pasando. Pero Athos pareció captarlo todo a la primera,

-Ah, ¿no te lo ha contado? No eres la primera don nadie a la que Olivier eleva de estatus. Hace seis años rompió su compromiso conmigo para casarse con una zorra ladrona y asesina llamada Anne de Breuil – tras decir su nombre miró maliciosamente al mosquetero - ¿Aún os cuesta oír su nombre?

Athos escuchó todo aquello sin siquiera abrir los labios, pero la mano de Ninon, que aún seguía en contacto con el brazo de este, notó cómo sus músculos se crispaban. Ella nunca había oído nada de aquella historia, ni si quiera sabía el verdadero nombre del hombre sentado a su lado.

-A mi me relegaron a casarme con Thomas, su hermano pequeño; pero Anne lo mató. Luego  Olivier mandó ahorcarla y desapareció, dejándome en la ruina, viviendo en este pueblo de mala muerte, sobreviviendo cazando mi propia comida ¡cuando por mis venas corre sangre noble!

-Pero Catherine, ¿qué estáis…?

-¿¡Cómo te atreves a dirigirte a mí!? – para Catherine de Garoville Ninon no era más que una simple aldeana, alguien inferior a ella a quien no se debía tomar en consideración. No sabía nada de su pasado.- Y ahora volvéis aquí, después de tantos años, y en lugar de restablecerme mis derechos le entregáis vuestro anillo al posadero y a vuestra amante. Me dais asco



Última edición por QueenBW el Mar 25 Oct - 1:00, editado 1 vez
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
85

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not the marrying kind

Mensaje por Queen of Fairies el Lun 24 Oct - 22:17





Capítulo 1: Necesitando al conde
Athos | Cuartel de los Mosqueteros | París



No era la primera vez que escuchaba a Catherine decir todo eso, era cierto, pero a pesar de ello, cada vez que lo escuchaba, seguía sintiendo la misma rabia. No había llegado a estar prometido con Catherine, a pesar de que las dos familias lo habían dado casi por hecho por un tiempo. Pero era Thomas quien estaba enamorado de Catherine, no él. Por eso, cuando Anne apareció, fue para los dos la solución a sus problemas.

No dijo ni una palabra acerca de lo que Catherine había dicho, ni para afirmar ni para desmentir. Sabía, por experiencias anteriores, que daba igual lo que dijera o como actuara, ella seguía hablando, y hasta que no acabara de contar su verdad no paraba. Aunque esta vez era peor, no solo porque parecía mucho más violenta, sino porque Ninon estaba delante y si había alguien que no deseaba que se enterara de su pasado era ella.

Catherine— consiguió que fijara su atención en él, que era lo que pretendía— Sabes que eso que has dicho no es cierto. Y no estoy poniendo a nadie por delante de nadie, solo hago lo que creo que es mejor para el pueblo.

Esperaba que se calmara, que no siguiera hablando, y que Ninon no tuviera que enterarse de su pasado, más allá de lo que ya sabía.




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
472

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not the marrying kind

Mensaje por QueenBW el Mar 25 Oct - 0:59





Capítulo 1. Necesitando al conde
Ninon de Larroque | Posada de Bertrand | Pinon  


-¿Lo mejor para el pueblo? – El escepticismo en la voz de Catherine no pudo ser más tangible.- Vos solo pensáis en vos mismo. Cuando trajisteis a Anne aquí solo pensabais en vos mismo, y vuestro capricho ha traído la tragedia a vuestras tierras. La muerte de vuestro hermano, que ahorcaran a vuestra esposa, que yo haya sido relegada a ser nadie. Todo. Y luego nos abandonasteis para jugar a ser mosquetero, dejando Pinon desprotegido y trayendo la pobreza a sus gentes. ¡Todo es culpa vuestra!

Ninon escuchaba todo esto atónita.

-Por culpa de vuestros deseos irrefrenables y luego vuestra irresponsabilidad ha ocurrido todo esto. Si hubierais sido un mejor hijo, mejor hermano, mejor señor, ninguna de estas desgracias habría pasado.

-¡Parad!- la joven no soportaba seguir escuchando a aquella odiosa mujer. ¿Cómo podía pensar Catherine que aquello era culpa de Athos? Si a alguien había que culpar era a esa tal Anne, pensaba ella, nunca a Athos. Se negaba a creer que el mismo hombre que le había salvado la vida fuera el responsable de los sucesos de aquel relato.

Siendo como era una mujer inteligente, ató cabos y relacionó a la ex-esposa con aquella mujer que la había traicionado en el juicio frente a Richelieu. Y si estaba en lo cierto, que sabía que lo estaba, con aún menos motivos se le podía culpar. Aquella mujer era una embaucadora, una mentirosa, una asesina…

Su grito consiguió que se callara el tiempo necesario para ignorarla unos segundos y girarse hacia el mosquetero, que permanecía inmóvil, intentando ver algo en su rostro o su mirada que desmintiera todas aquellas horrendas acusaciones.

-Athos…

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
85

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not the marrying kind

Mensaje por Queen of Fairies el Vie 28 Oct - 21:41





Capítulo 1: Necesitando al conde
Athos | Cuartel de los Mosqueteros | París




Nada de lo que escuchaba le era ajeno. Era algo que sabía desde el momento que había pasado. Todo era su culpa, e incluso lo que él pensaba que había hecho para librar al pueblo de su nociva presencia, había resultado ser al final un error más. No le dolía el hecho de escucharlo en voz alta de los labios de Catherine, porque nada de lo que ella pudiera decir sería peor de lo que él pensaba de él mismo. Sin embargo, Ninon...

Sintió su mano sobre su brazo, y dirigió una breve mirada a esa mano que hubiera deseado sentir sobre su cuerpo en otras circunstancias. Miró su mano porque no se veía incapaz de enfrentarse a su mirada. Y se encogió por dentro al escuchar su voz pidiendo a Catherine que parará. Que dejará de decir la verdad sobre él, porque ya no necesitaba escuchar más. Escuchó su voz llamarle, con un tono que le hizo saber que había vuelto a decepcionar a alguien que podría haberlo sido todo en la vida.

Se levantó sin mirarla. Sin mirar a ninguna de las dos. Se puso el sombrero y dejo una moneda de oro en la barra, en pago por la cena. Salió de la taberna y fue a buscar un caballo, porque sabía que ya no podía quedarse en Pinon. Había hecho cuanto estaba en su mano para proporcionar seguridad al pueblo, y sabía que no dudarían en llamarle, pero solo para lo que verdaderamente fuera importante.

Volvió a abandonar Pinon, pero esta vez sentía el peso de la decepción de Ninon sobre él. Su pasado siempre le perseguiría por mucho que intentará alejarse de él. Decidido, espoleó al caballo, emprendiendo el camino a París, sin querer pensar en lo que podría haber sido si Catherine no hubiera aparecido.

Era un hombre que tenía que pagar su culpa.




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
472

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not the marrying kind

Mensaje por QueenBW el Sáb 29 Oct - 22:01

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
85

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not the marrying kind

Mensaje por QueenBW el Mar 1 Nov - 0:36





Capítulo 2. París en guerra
Ninon de Larroque | Saint Antoine | París  


Habían pasado cinco años. Catherine se marchó, Bertrand y Ninon solventaban los asuntos de las gentes de la aldea, y nunca se volvió a necesitar al Conde de la Fère. La vida había sido tranquila y próspera en Pinon desde la última vez que le vieron; hasta que llegó la guerra.

Los españoles y sus cañones invadían Francia, saqueando toda aldea que encontraban a su paso para abastecerse, por lo que todos los vecinos acordaron que lo más sensato era que se marcharan de allí, antes de que el enemigo los asaltase. Los hombres en su mayoría se fueron a alistarse para combatir al invasor, y el resto recogió todo lo que pudo y puso rumbo a París. Pensaban que allí encontrarían refugio, pues los españoles no llegarían a invadir la capital.

No fueron los únicos: cientos y cientos de personas se agolpaban en las calles de la ciudad, todos refugiados, huyendo de la guerra. Se asentaron en un barrio llamada Saint Antoine, donde vivían (más bien, sobrevivían) como podían, sin que el rey levantara un dedo para ayudarles.

Ninon no volvió a saber nada de Athos desde que le vio marcharse como un huracán de la posada de Bertrand. Se había marchado al frente de batalla como capitán de los mosqueteros, por lo que no le encontró cuando llegó a Paris.

Pero no tardarían demasiado en reencontrarse…



Última edición por QueenBW el Jue 10 Nov - 23:43, editado 1 vez
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
85

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not the marrying kind

Mensaje por Queen of Fairies el Miér 2 Nov - 20:53





Capítulo 2: París en Guerra
Athos | Cuartel de los Mosqueteros | París




Parecía que París no había cambiado, pero si que lo había hecho. Los cuatro años que había estado luchando fuera pasaban factura a la hora de volver a la capital. No era lo mismo volver con un permiso de unos días que hacerlo para ya quedar acuartelados de nuevo allí, como les había dicho Treville que iba a suceder. Y volvían a estar los cuatro, lo cual, ahora mismo, parecía lo único que podía sacarle una sonrisa.

Había estado recibiendo noticias periódicas de Pinon, aunque cuando le destacaron fuera de París, fue el ministro el que se ocupo por él de los asuntos del pueblo. Así que hasta que no volvió no supo las últimas noticias. Catherine se había ido, lo cual estaba bien. Pero el resto del pueblo también había tenido que irse para no ser alcanzado por la guerra.

Reflexionaba sobre eso cuando volvió al cuartel. Ninon podía estar ahora mismo en cualquier parte, pero, estuviera donde estuviera, lo único que él deseaba era que estuviera a salvo. Deseaba verla de nuevo, pero no podía. No debía. No era merecedor de verla de nuevo.

Al llegar al cuartel, Constance le recibió con un trozo de pan y queso y vino.

Coge fuerzas, nos han pedido que vayamos a Saint Antoine.

¿Qué hay en Saint Antoine?— miro hacía D'Artagnan que era quien había hablado, pero no quien respondió.

Pobreza. Y buena gente— miro a Constance sin entender— Desplazados.

Asintió y termino su almuerzo, cogiendo el sombrero para ir a cumplir su deber.






Última edición por Queen of Fairies el Jue 17 Nov - 22:24, editado 2 veces
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
472

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not the marrying kind

Mensaje por QueenBW el Jue 10 Nov - 23:43





Capítulo 2. París en guerra
Ninon de Larroque | Saint Antoine | París  


Desde que llegaran a París, los ciudadanos habían tratado a los desplazados como a apestados. Desconfiaban de ellos, bajo el prejuicio de considerarlos bandidos, ladrones y delincuentes a todos ellos. La mayoría eran mujeres y niños, pues los hombres se habían ido a la guerra, y sobrevivían como podían, sin apenas recibir ayuda de nadie. Solo una mujer, llamada Constance D'Artagnan, había movido un dedo por ayudarles. De vez en cuando les llevaba comida del cuartel de los mosqueteros, y alguna ropa para los más pequeños, con ayuda de sus cadetes, aprendices de mosquetero.

Ninon, por supuesto, le estaba muy agradecida, pero nunca cruzaron una palabra. Demasiado bien recordaba que la pequeña Fleur Baudin era pariente suya, y no quería despertar en la buena mujer malos recuerdos, y que dejara de ayudar a aquella gente -su gente- por su culpa. De hecho, había evitado salir del asentamiento en todo lo posible, para no cruzarse con alguien que pudiera reconocerla. A pesar de conocer la muerte de Richelieu, tenía miedo de volver a la hoguera si alguien se daba cuenta de quién era.

A pesar de la bondad de madame D'Artagnan, los rumores a cerca de la delictiva conducta de los habitantes de Saint Antoine llegaron a oídos del rey, que ordenó a Treville, su Primer Ministro, que resolviera el asunto. Treville era un hombre justo, y no iba a pasar a cuchillo a media ciudad solo por un rumor. De modo que decidió enviar a sus mejores hombres, recién vueltos del campo de batalla a aquella misión, investigar qué se cocinaba en aquel lugar.

La joven se encontraba en una de las casas, en plena clase de lectura a un grupo de niños, cuando una vecina entró en la estancia.

-Ninon, han venido soldados.- la mujer se veía realmente nerviosa, agitada- Están registrándolo todo.
-Niños, - dijo ella con una sonrisa, para no preocupar a sus alumnos- por hoy hemos acabado. Quedaos aquí mientras hablo con Marie. - Las dos mujeres se dirigieron a otro cuarto, donde hablar lejos de los pequeños oídos de los niños.-¿Guardias Rojos?
-No. Mosqueteros. Cuatro mosqueteros. Y, al parecer, uno de ellos es el capitán.

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
85

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not the marrying kind

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares
» Compras usuales para un viaje mas allá de la imaginación
» pajeros: dos (o más) copias de un mismo disco
» A new kind of teacher

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.