Últimos temas
» Donde hubo fuego, cenizas quedan
Hoy a las 4:37 por Uko

» ¿Quién quiere rolear X? [Ideas]
Hoy a las 2:52 por Schadenfreude

» Etherial's Dreams
Hoy a las 2:50 por jibriel

» First Floor - Group II - Atracciones Ryan
Hoy a las 2:49 por Schadenfreude

» Misión I: La granja.
Hoy a las 2:40 por Schadenfreude

» —ℬut first we'll live
Hoy a las 2:27 por Schadenfreude

» Identifying Marks
Hoy a las 2:10 por Magik

» A place called home
Hoy a las 1:43 por Magik

»  It ain't no life to live like you're on the run
Hoy a las 1:42 por Red Panda

» Darling [Afrodita]
Hoy a las 1:09 por Haydn

» La tierra que nos vio nacer [Rakish]
Hoy a las 0:21 por Thyra

» Dont Run Away (Caronte)
Hoy a las 0:20 por Haydn

» ♠ Don't let me go.
Hoy a las 0:07 por Hellcat

» Meant to be?
Hoy a las 0:03 por Harley

» ➹ This is no longer an era of swords and spears
Ayer a las 23:46 por Sheena

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

>> But there's a world above the ground.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

>> But there's a world above the ground.

Mensaje por MissChief el Miér 24 Ago - 18:56

covered with mess
1x1 | BROTP | Bleach
Años, varios años atrás de ser dos individuos alejados del Seireitei, fantasmas del pasado, considerados dos desertores juzgados por cualquier shinigami vivo dentro de la Sociedad de Almas, las cosas eran muy distintas para los a continuación mencionados.

Yoruichi Shihōin, Capitana del 2º Escuadrón de Protección, aprovecha la promoción de la capitana Hikifune para proponer a su Tercer al Mando, Urahara Kisuke, para el liberado puesto de capitán del 12º Escuadrón. Esto desencadenaría una serie de sucesos que provocarían la situación donde acaban ambos individuos.

Habiéndose conocido prácticamente por toda la vida, Yoruichi,  mujer de carácter fuerte y decidido y enorme talento, procedente de un noble linaje, contrasta con la sencillez y humildad que disfraza un carácter reservado e inteligencia que caracteriza a Kisuke.
No obstante, a pesar de las diferencias, tantos años y tanto pasado juntos forjan una amistad tan fuerte como cada uno de los integrantes. Y que los sentimientos de lealtad y respeto del uno por el otro son tan intensos, que son capaces de vencer al propio tiempo.

Personajes
 Urahara Kisuke | Misschief
Yoruichi Shihōin| SheenaRogers


A world without you is no world at all
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
178

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: >> But there's a world above the ground.

Mensaje por Sheena el Dom 28 Ago - 20:52




A life that we can lead

Segunda división — Con Kisuke

En contra de su costumbre, Yoruichi se levantó temprano esa mañana, mucho antes de que ningún sirviente viniera a despertarla. Todos conocían su faceta perezosa y poco dada a cumplir con las estrictas exigencias que su posición requería, cosa que solo hacía cuando no le quedaba más remedio. No era culpa suya haber nacido noble, nadie le había preguntado si le gustaba esa vida, pero como vivía mejor que muchos y era buena; no, excepcional, en su trabajo, nadie le decía nada y se le permitían ciertas concesiones. Como levantarse tarde la mayoría de los días. Excepto hoy.

Ayer noche, de madrugada más bien, había recibido por fin la confirmación escrita de la solicitud presentada al Capitán Yamamoto. Era algo que de momento solo sabían ellos dos y unos cuantos capitanes más, los que estuvieron envueltos en el asunto porque era necesaria su aprobación según dictaban las normas (además de la cámara del consejo, pero éstos eran tan invisibles que podían obviar su participación). Ni siquiera el protagonista de la historia estaba al tanto, por eso iba a ir a comunicárselo ella misma por muy temprano que fuese. Se reía internamente, de buen humor, mientras caminaba por los pasillos de su cuartel, el de la segunda división, en busca de su tercero al mando. Le gustaba tan poco como a ella madrugar y le iba a encantar ver su cara de incredulidad en cuanto le diera la noticia, puesto que no pensaba esperar a que se espabilara. Seguro que el muy bobo se pensaba que estaba soñando todavía o algo.

Como líder de una de las secciones de espionaje, Urahara ocupaba un cuarto individual en un ala principal del cuartel. Entró de improviso, sin llamar (¿desde cuándo un capitán necesita pedir permiso a sus subordinados?), abriendo la puerta de una patada. El estruendo sobresaltó al shinigami, quien, como sospechaba, seguía durmiendo felizmente hasta hacía un segundo, despatarrado sobre el futón y con la boca abierta.

- ¡Mueve el culo, Kisuke! – dijo en tono entusiasta, agachándose en cuclillas para acercarse a él hasta tener la cara a pocos centímetros de la suya, con una mueca burlona pintada en ella – ¡Felicidades! Te han ascendido. Eres el nuevo capitán de la duodécima división del Gotei 13.




Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
599

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: >> But there's a world above the ground.

Mensaje por MissChief el Sáb 10 Sep - 16:43




A freedom we can share

Segunda división — Con Yoruichi


De nuevo se le había pasado la hora.

La noche anterior, había pasado más tiempo del que debiera repasando uno de sus viejos volúmenes de transmutación y naturaleza física, habiendo prácticamente calcado las letras impresas en una de sus mejillas, al haberse quedado dormido sobre ellas. Pero por suerte, pudo despertarse a tiempo (a unas horas de amanecer) para dejarse caer sobre el futón que tenía siempre sacado (por vaguería y comodidad más que otra cosa).

Pero con apenas unas horas de descanso, un estruendo similar al de un trueno cruza el cuarto del Tercero al Mando, haciéndole sobresaltarse y sentarse sobre el colchón, apenas ubicando con la luz de la mañana incidiendo directamente en sus ojos. Entonces un rostro y una voz conocida parecen tomar nitidez delante de sus mismas narices, transmitiéndole una noticia aún más sorprendente.

"¿C-Cómo...? ¡Yoruichi-san!"

Con el dorso de una de sus manos se frota los párpados, tomándose unos segundos para ubicar del todo lo que estaba pasando. Los ojos grisáceos entonces devuelven una mirada que va tomando claridad conforme su mente se va haciendo a la idea. Llevándose una mano al cabello rubio, deja escapar un amago de carcajada, colocándose de rodillas en el futón.

"¡Qué gran noticia!, esto... ¿Esto quiere decir que pasé el examen de Capitán, Yoruichi-san?"

Tenía muchas más preguntas, muchas más dudas que resolver, y mucha curiosidad que saciar en ese momento. Pero antes necesitaba llenar su estómago y activar su cuerpo. Y una sesión de entrenamiento con Yoruichi sería la mejor manera de despertar al nuevo Capitán del 12º Escuadrón de Protección.




Última edición por MissChief el Dom 6 Nov - 16:26, editado 1 vez


A world without you is no world at all
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
178

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: >> But there's a world above the ground.

Mensaje por Sheena el Dom 18 Sep - 11:08




A life that we can lead

Segunda división — Con Kisuke

- ¿Crees que madrugaría tanto solo para darte una noticia falsa, zoquete?

Como esperaba, seguía más dormido que despierto. Y aunque la idea, como broma, era tentadora, los dos sabían que le gustaba demasiado dormir. Eso que posiblemente había hecho poco la noche anterior el recién nombrado capitán; estaba segura de que se había acostado a las tantas. Siempre se le iban las horas estudiando o investigando. Yoruichi encontraba positiva ese ansia de conocimientos, esas ganas incansables de saber más, de querer comprenderlo todo, de intentar desentrañar los misterios de la realidad. Ella no estaba interesada en tales cosas ni de lejos, se podría decir que sus inquietudes estaban en asuntos mucho más banales, pero tendría que estar ciega para no ver el enorme potencial que se escondía en la mente de Kisuke.

Esa era una de las razones por las que le había propuesto como candidato a capitán. Estaba convencida de que llegaría a hacer grandes cosas y era una pena que su cerebro se desperdiciase en el escuadrón de espionaje. Siendo capitán, tendría más libertad y tiempo para dedicarse a su verdadera pasión. No había dudado un segundo al tomar la decisión, aunque eso significara alejarse de él en cierto modo. Él era mucho más que un subordinado cualquiera, era uno de sus hombres de más confianza y habían conectado rápidamente. Y estaba orgullosa de que ahora tuvieran el mismo rango.

- Claro que pasaste, sin problemas… El resto de capitanes dieron su aprobación sin muchas pegas – le dijo, sentada de espaldas a él mientras esperaba a que se adecentara un poco, al menos hasta lograr un aspecto mínimamente presentable – Aunque el Capitán Comandante tenía un poco de prisa por ocupar la vacante de la capitana Hikifune, así que tampoco te lo creas mucho ¿eh? – añadió en tono jocoso, Kisuke no era de esos pero no iba a permitir que se le subiera a la cabeza.

Cuando el shinigami anunció que estaba listo, se levantó de un salto. Él la siguió con pasos perezosos y ella podía apostar a que estaba pensando que ni siquiera le había dado tiempo a desayunar. Bueno, era mucho más interesante un entrenamiento matutino, tal como le comunicó. Además, posiblemente sería el último que tendrían en mucho tiempo, él estaría ocupado a partir de ahora. Sin arruinar su buen humor, no obstante, no pudo evitar una punzada de tristeza. Le iba a echar de menos...




Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
599

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: >> But there's a world above the ground.

Mensaje por MissChief el Dom 6 Nov - 16:35




A freedom we can share

Segunda división — Con Yoruichi



"Tienes razón, tienes razón, Yoruichi-san..."

A pesar de tantísimos años de conocerla, Kisuke aún trataba a la de cabellos violáceos con un respeto inquebrantable. Por supuesto, era el que le profesaba, pero incluso siendo cercanos, y ahora compañeros de profesión, no faltaba en su muestra de educación en el trato.
Aquello era muy propio del rubio, que siempre mantenía una posición educada ante el resto de personas, incluso cuando se lo reprochaban, era incapaz de tratar a alguien con suficiente cercanía. Excepto con Yoruichi.

Mientras se dirigían a la zona de entrenamiento, una vez tomado un contundente desayuno (más por parte de la capitana que por él), comenzó a recordar aquel tiempo en el que él era un joven hijo de los sirvientes del palacio donde la familia de Yoruichi vivía, y de algún modo, consiguió hacerse amigo de ella.

No había sido, por supuesto, por sus propias habilidades sociales: Era prácticamente inútil en ello. Sino que, un día de luminoso verano, mientras el pequeño Kisuke sostenía sobre sus piernas cruzadas en el suelo un viejo y enorme volumen de física teórica, vio a la princesa del palacio completamente sola cruzando el patio central donde se encontraba.

Sus grandes ojos grisáceos siguen la figura, esperando no haber sido visto.... Cosa en la que se equivocaba rotundamente.




Última edición por MissChief el Vie 6 Ene - 13:03, editado 1 vez


A world without you is no world at all
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
178

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: >> But there's a world above the ground.

Mensaje por Sheena el Lun 28 Nov - 18:55




A life that we can lead

Palacio Shihouin — Con Kisuke

Desde aquellos días, Yoruichi ya apuntaba maneras. No era de extrañar que años más tarde se la conociera como “la diosa de la velocidad”: era rápida, mucho. Especialmente para escapar de sus maestros. Era algo que sucedía a menudo, como también el ver a éstos buscando por todo el palacio a la princesa mientras maldecían lo indecible por verse burlados, de nuevo, por una simple joven.

Claro que Yoruichi no era simple joven, sino la heredera del clan Shiouin, una de las cuatro casas nobles de la Sociedad de Almas. Por este motivo encontraba asfixiante y opresiva la presión que se cernía sobre ella todos los días y en todos los aspectos de su vida. Odiaba pasar las horas dejándose la vista en las páginas de gruesos y polvorientos volúmenes que narraban la vida e historia de sus antepasados, siempre glorificando el buen nombre de la honorable casa Shihouin. Encontraba inútiles tantas lecciones sobre comportamiento, protocolo, buenos modales y refinadas maneras. Detestaba que le insistieran tanto en que debía expresarse correctamente, corregir su manera de hablar. En definitiva, no soportaba que todo a su alrededor se realizase con tanta pompa y ceremonia. Solo quería que la dejasen ser ella misma y hacer las cosas más sencillas, sin tantas etiquetas absurdas, sin tanta formalidad de por medio.

Por eso se escapaba de las clases, llegaba tarde a las recepciones, usaba un lenguaje que sus maestros hasta llegaban a tachar de soez y se comportaba como todo lo contrario a una princesa. Lo único que le gustaba de su posición como noble era el entrenamiento: estas clases eran las que esperaba con más ansias, desde pequeña había mostrado un talento natural para el combate, una excepcional agilidad y un impresionante poder espiritual. Por supuesto, nadie esperaba menos de ella. No obstante, Yoruichi no se esforzaba tanto en las artes marciales para contentar a nadie, ni para demostrar nada, ni porque fuera su deber como futura líder de los cuerpos de espionaje. Lo hacía porque le gustaba. Como todo.

El día que conoció a Kisuke había sido uno de tantos. Huía de sus profesores, cruzando rauda y veloz uno de los jardines interiores de la mansión. Sin embargo, su mirada se topó con algo (más bien con alguien). Se trataba de un muchacho delgado, pálido, con ropas que parecían demasiado grandes para su figura enclenque y que sostenía un gran libro entre las manos. No tenía ni idea de quién era. Se detuvo, sopesando sus opciones. Él también la miró. En dos pasos se situó a su lado y lo agarró de la muñeca, provocando que el libro cayera de su regazo al suelo. Sin dar explicaciones, lo arrastró consigo hasta alcanzar uno de sus escondites.

- Bueno. ¿Quién eres y qué hacías ahí parado leyendo? – ante la duda reflejada en su rostro, en el cual se pintaba una expresión confusa, se vio obligada a agregar – Me están buscando y no quiero que me delates, así que te quedas aquí hasta que yo lo diga. No me gustan los chivatos. ¿Entendido?




Última edición por Sheena el Dom 26 Feb - 12:27, editado 1 vez


Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
599

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: >> But there's a world above the ground.

Mensaje por MissChief el Vie 6 Ene - 13:18




A freedom we can share

Segunda división — Con Yoruichi



"Ah--"

Fue todo lo que el muchacho fue capaz de articular cuando la joven de cabellos purpúreos se acercó con aquella decisión y le tomó de la muñeca. Siendo prácticamente arrastrado, solo pudo girar el cuerpo y extender el brazo hacia el volumen de curiosidades científicas que ahora se encontraba maltrecho en el suelo, las tapas abiertas y las hojas dobladas. Casi podía escuchar a su corazón resentirse de ver aquel libro de ese modo.

Pero siendo un enclenque debilucho como era, fue fácil de trasladar hasta el escondite de la chica, donde le avasalló con aquellas preguntas. El joven rubio devolvió la mirada asustada a los ojos ambarinos de la contraria, sin saber cómo ni qué había hecho para encontrarse en esa situación. Tragó saliva, en un intento de calmar el temblor de su voz.

"Y-Yo... Yo solo..." Era demasiado intimidante, y realmente conseguía asustar al pequeño. Así que decidió bajar la mirada con un susurro. "Me llamo Urahara Kisuke. Y estudio dentro del palacio para convertirme en investigador cuando sea mayor..."

Se atrevió a alzar la vista, y responder a la mirada dura de la chica cerrando él mismo sus ojos con una sonrisa que denotaba su apuro momentáneo. Y, además, pasar una mano por su nuca, alborotando sus cabellos claros.

"¡L-Lo siento... No pretendía molestarla, Yoruichi-sama!"

Él sabía quién era ella, ¿cómo no hacerlo? Sin embargo tenía que reconocer que se vio sorprendido con el trato tan directo con él, a pesar de que era invisible para prácticamente todos en el castillo. ¡Y había sido objeto de atención de la mismísima princesa de la dinastía! ¿Era suerte o... iba a sufrir un terrible destino?




A world without you is no world at all
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
178

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: >> But there's a world above the ground.

Mensaje por Sheena el Dom 26 Feb - 13:35




A life that we can lead

Palacio Shihouin — Con Kisuke

El muchacho era un manojo de nervios; no obstante, no parecía tenerle el temor reverencial que percibía en muchas personas cuando trataban con ella. Más bien tenía pinta de ser asustadizo por naturaleza. Todo en él daba esa impresión, que además encajaba con su historia. Investigador era una ocupación que parecía ir bien con él, desde luego no parecía estar preparándose para ser un guerrero, o un espía. Cosa por demás curiosa, teniendo en cuenta que su familia se dedicaba mayormente a estos menesteres. Tendría que indagar un poco más… en otro momento.

- De acuerdo, Kisuke Urahara – se inclinó un poco sobre él, las manos apoyadas sobre las caderas, para que pudiera apreciar su expresión con claridad, es decir, para que tuviera claro que iba en serio – Ahora vamos a establecer una serie de reglas ¿está bien? Lo primero: nada de Yoruichi-sama. Solo Yoruichi – era ridículo que un chico de su edad que se había visto arrastrado hasta esa situación por obligación la tratara con tanta deferencia. Estaba harta de eso – Lo segundo: cuando te pregunten, dirás que no sabes dónde estoy. Ni siquiera has hablado conmigo. Es más, no me has visto en tu vida. Si lo haces, me portaré muy bien contigo. Es un buen trato ¿no? – finalizó sonriente, por si al chico le quedaban dudas de que aquello no era una amenaza, a pesar de su voz autoritaria.

Una vez establecidas las condiciones del pacto, se sentó sobre una de las cajas apiladas en un montón en la esquina. Había descubierto ese viejo almacén en una de sus numerosas escapadas, un lugar ya en desuso del que nadie parecía acordarse, por suerte para ella. Era una de sus guaridas favoritas, inclusive se había llevado algunos cojines y mantas allí para estar cómoda cuando se escondía en ella durante horas. A veces se echaba la siesta y otras aprovechaba para practicar sus movimientos de esgrima, razón por la cual tenía allí también un par de espadas de madera de entrenamiento.

- Así que investigador ¿eh? – balanceó las piernas, produciendo con este movimiento rítmicos golpeteos contra la madera al tiempo que intentaba sacarle conversación al asustado muchacho, que parecía no saber dónde meterse o qué decir - ¿Y eso por qué, Kisuke Urahara? Dime ¿qué te interesa tanto para pasarte los días y las noches metido en un laboratorio, entre aburridos libros y fórmulas incomprensibles? ¿Qué esperas descubrir, exactamente? Vamos a pasar un buen rato aquí así que... ¡cuéntame!




Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
599

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: >> But there's a world above the ground.

Mensaje por MissChief el Miér 19 Abr - 15:21




A freedom we can share

Segunda división — Con Yoruichi



Las rodillas le temblaban peligrosamente, pero por suerte su volumen de ciencia avanzada aún reposaba en el suelo. Él solo rezaba porque las tapas no se hubieran roto, o arrugado mucho sus páginas...
La personalidad de la joven noble contrastaba peligrosamente con la del muchacho, que se veía inevitablemente intimidado pos los ojos ambarinos foráneos. Tragó saliva, dispuesto a escuchar aquellas reglas establecidas para la relación entre ambos.

Asintió a cada palabra, haciendo menear de ese modo los despeinados mechones del color de la paja de su cabello en una melena tipo casco, aunque alborotada.

"¡A la orden Yourichi-sam--! Uy... perdón, ya estoy fallando a sus reglas..."

El pequeño shinigami se llevó una mano a la parte trasera de su cabeza, encogiendo la misma con un ojo guiñado, como si esperara un escarmiento por su equivocación. Aquella que no llegó, sino que lo siguiente que percibió fue a la pelimorada moverse por el lugar con cierta confianza, como si hubiera dominado el terreno como suyo. Algo que admiró enseguida el chico: su seguridad. Ese modo de impregnar la estancia con su presencia, sin trastabillar, ni tartamudear. Todo lo contrario a un tembloroso Urahara, que se agachaba a recoger su preciado libro y lo sostenía entre sus delgados brazos con toda la fuerza que estos podían ofrecerle.

Despacio, se encaminó hacia la noble, marcando sus pequeños pasos con cuidado, hasta quedar frente a ella.

"¡No es nada aburrido! Verá... Hay muchas cosas que no sabemos, ¿verdad? ¡La ciencia se encarga de descubrirlo! Y-Y yo quiero ser uno de esos intelectuales que crean soluciones a las personas que lo necesitan... Y nos traen de conocimiento del mundo. ¡Del Seireitei, y y y del mundo de los humanos también...!

¿No siente curiosidad, Yoruichi-sam--, ay jopetas, perdón..."





A world without you is no world at all
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
178

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: >> But there's a world above the ground.

Mensaje por Sheena el Vie 12 Mayo - 16:54




A life that we can lead

Palacio Shihouin — Con Kisuke

- Nada de órdenes – le recordó suavemente; el chico temblaba tanto que parecía que se fuera a caer al suelo en cualquier momento. ¿Tan intimidante le resultaba?

En el breve tiempo que llevaban juntos, una cosa le había quedado clara: eran muy diferentes. La heredera de sangre noble no podía estar menos interesada en las cosas de las que Kisuke hablaba con tanto entusiasmo. ¿Ciencia? ¿Intelectuales? ¿Conocimiento? Bueno, ella también ardía en deseos de descubrir el mundo que le rodeaba, pero no desde un laboratorio o entre las páginas de un libro.

- No me digas. ¿Y cómo vas a conocer todas esas cosas si no sales del palacio? No todo está escrito en los libros… - se levantó de la caja de un salto, acercándose a él hasta quedar a poca distancia, con una sonrisa medio burlona en la cara al ver su gesto apocado – Hay cosas que tienes que experimentar por ti mismo.

Parecía que le había dejado sin palabras. Otra vez. Soltó una carcajada antes de retirarse y volver trotando a la esquina anterior, acomodándose esta vez en el suelo, con las piernas cruzadas y la espalda apoyada en las cajas. Estaba cómoda en ese lugar, ese espacio que era el único totalmente suyo, donde no existían reglas ni normas que otros se empeñaban en que siguiera.

Ante su silencio, se dio cuenta de que todavía no había respondido su última pregunta. ¿Curiosidad? Tal vez, aunque tenía la impresión de que sus focos de atención eran bastante diferentes.

- Creo que mi curiosidad no es tan profunda como la tuya. Yo no quiero estudiar cómo funciona el mundo, quiero verlo. Quiero experimentar todo lo que ofrece, quiero conocer lo que hay más allá de las paredes de este palacio, más allá de los límites del Seireitei, del Rukongai, de la Sociedad de Almas. ¡Y nadie puede impedírmelo!

Eso era lo más importante. No se lo dijo al chico pero ese anhelo nacía de la necesidad de liberarse de todas las restricciones que le habían impuesto desde su nacimiento. ¿Por qué tenía nadie que decidir por ella? Lo que más deseaba era tomar sus propias decisiones y vivir sin ataduras. Y por el contrario, ahí estaba él, dispuesto a quedarse encerrado entre cuatro paredes en busca de un conocimiento que, a sus ojos, solo encontraría en el mundo real. En parte, le envidiaba. Por eso no pudo evitar preguntarle:

- Además, si tanto quieres ser científico ¿por qué no te unes a la división de investigación? Aquí nos dedicamos al espionaje pero no parece que te interese la búsqueda de ese tipo de información, Kisuke.




Rebellions are built on hope
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
599

Localización :
Yokohama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: >> But there's a world above the ground.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.