Últimos temas
» Veritatem dies aperit
Hoy a las 4:31 por Incaendium

» Etherial's Dreams
Ayer a las 23:42 por jibriel

» Lost souls in revelry
Ayer a las 23:20 por Nyadeh

» ~ La joven y el señor vagabundo.
Ayer a las 23:13 por Sheena

» 03. Dangerous woman
Ayer a las 20:49 por Nightingale

» Pizza Potluck
Ayer a las 18:46 por Aversiteespabilas

» ~We do it for her~
Ayer a las 16:44 por Aversiteespabilas

» Trust your heart
Ayer a las 14:20 por Aversiteespabilas

» Death is equal
Ayer a las 14:14 por Nightingale

» ♦ Out of the woods
Ayer a las 14:10 por Nightingale

» Dark arrow
Ayer a las 5:20 por Bastet

» Lethal desires
Ayer a las 3:24 por Uko

» ~ You could be loved again
Ayer a las 1:34 por SapphireDragon

» Dos detectives en apuros
Mar 12 Dic - 23:45 por Sagittarius

» ❃ Kiss Kiss Bang Bang
Mar 12 Dic - 23:19 por Sagittarius

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project
function selectCode(e) { var doc = document , text = $(e).closest("dl").find(".cont_code,code").get(0) , range, selection ; if (doc.body.createTextRange) { range = document.body.createTextRange(); range.moveToElementText(text); range.select(); } else if (window.getSelection) { selection = window.getSelection(); range = document.createRange(); range.selectNodeContents(text); selection.removeAllRanges(); selection.addRange(range); } }; $(function(){$("dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd.code, dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd > code").closest("dl").find('dt').append('Seleccionar')});

The mighty fall

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The mighty fall

Mensaje por Fenrir el Lun 5 Sep - 19:14

The mighty fall
Plot・Sobrenatural・+18・1x1
El día que Lucifer fue desterrado del cielo comenzó su odio hacia los humanos. Poco después nacieron los demonios, quienes proclamaban ser sus hijos y que, de igual manera que los humanos, despertaron un terrible asco en el ángel caído. Después de todo, ¿acaso hay criatura más perfecta que Dios mismo? Ni siquiera un ángel podia compararse a él en su momento, el ser humano o la especie demoníaca pecaban de imperfectas.

Y aún así, cuando todo se vino abajo y escape de su prisión en el Purgatorio, Lucifer se asentó en el plano terrenal en busca de algo con lo que entretenerse. Lejos del infierno y esos demonios que tanto le asqueaban, aunque cerca de aquellas criaturas por las que lo había perdido todo. A pesar de que la humanidad seguía desagradándole al extremo, comenzó a ver cierto encanto en hacerles sufrir. Seres autodestructivos que ni siquiera necesitaban de su ayuda para desaparecer del mundo de los vivos. Era fantástico solo por ver que pronto se extinguirían por su propia estupidez sin que él tuviera que mover un solo dedo. Y quizás entonces, podría volver al cielo.

Al menos así pensaba hasta que un día, por la calle, se encontró al humano que cambiaría su forma de ver las cosas. Una criatura rebelde, increíblemente imperfecta, que despertará la curiosidad de esta cuasi deidad a nivel de desear permanecer en aquel mundo y comprender una mente tan increíblemente compleja. Quién sabe, quizás todo sea un plan de Dios para tener a su hijo predilecto. Eso o de verdad hay un humano tan descarriado como para encontrar divertida una relación con el ángel caído más famoso de todos los tiempos.
River Kluger
20 | Ruby Rose | Novocaine
Lucifer
Peter Facinelli | Fenrir


Fenrisúlfr
Then is fulfilled Hlín's second sorrow, when Óðinn goes to fight with the Wolf. Then shall Frigg's sweet friend fall.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1191

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The mighty fall

Mensaje por Novocaine el Mar 4 Oct - 15:18

1. I DID IT AGAIN
con lucifer - 03:16 am - calle
Vale, aquel no había sido el mejor de sus movimientos, pero ese capullo le había dejado en bandeja de plata la posibilidad de ridiculizarle delante de todos sus amigotes.

Todo había comenzado alrededor de las doce y media de la noche, a las afueras de la ciudad. Las carreras de coches no eran ninguna novedad en la vida de River, así como tampoco lo eran los niñatos consentidos y las putas que les acompañaban. Solía dejarse caer por allí tan solo por la diversión de beber, meterse algo y poder reírse un poco de las desgracias ajenas. Sin embargo, aquella noche todo se había torcido un poco más de la cuenta.

Uno de aquellos críos que rondaban por ahí se había atrevido a infravalorar sus capacidades. Pensaba que no iba a poder ganarle, que si nunca se metía en la pista era porque no tenía ni idea de cómo manejar su coche. Pobre crédulo. Tal vez en circunstancias normales no habría puesto su vehículo en peligro por una tontería, pero después de unas cuantas cervezas, el mundo se veía muy distinto. Únicamente aquello fue lo que le impulsó a subirse a solas en el asiento del piloto y colocarse en la línea de salida.

A simple vista, su coche era patético en comparación con el del otro. La carrocería era vieja a más no poder, y el interior tres cuartos de lo mismo. Lo que seguramente nadie sabía era sobre sus conocimientos de mecánica. Había cambiado y trucado la inmensa mayoría de piezas, por lo que tenía la seguridad de saber que iba a aplastar aquel precioso Audi negro que tenía al lado. Y, en efecto, así lo hizo.

El coche de River pasó prácticamente volando a ciento ochenta kilómetros por hora entre los dos bidones que eran la meta. Él había sido capaz de controlar en todo momento su volante, pero su contrincante no tanto. A pesar de que tan solo se le había rezagado cinco segundos, lo que antes había sido una flamante carrocería ahora no era más que un montón de chatarra. Seguro que se había ido dando con esquinas y farolas por todos lados. Bastante propio de principiantes que no tenían ni puta idea.

Al bajar del coche, River cogió el dinero que le correspondía de las apuestas y se dispuso a marcharse de allí antes de meterse en más problemas. Sin embargo, no pudo llegar de nuevo hasta su coche porque cuatro matones le cortaron el paso. Uno era el capullo que había conducido en la carrera. Los otros tres, probablemente sus amigotes. El caso era que todos compartían su cara de malas pulgas.

Pronto comenzaron a lloverle golpes que no dudó en corresponder. Dos de sus contrincantes intentaron recurrir al viejo truco de agarrarle para que el resto pudieran pegarle a gusto, pero eso era algo que él conocía demasiado bien como para caer de nuevo. De un codazo, le rompió la nariz a uno de los idiotas que tenía detrás y al otro le dio una buena coz en la entrepierna. No era suficiente como para librarse de ellos pero sí bastante como para inutilizarlos un rato mientras acababa con los otros.

No fue una pelea sencilla. De hecho, estaba plenamente seguro de que al día siguiente tendría moratones por todo el cuerpo y la cara. Los dos que seguían en pie, eran mucho más buenos que los que había aturdido al principio. Parecía ser que no iba a librarse de ellos tan fácilmente y, de hecho, todo quedó muy claro cuando vio el brillo de una hoja de navaja relucir en el aire. Pero River también sabía jugar a ese juego.

Pronto sacó su propia arma blanca del bolsillo de la cazadora negra. No lo suficientemente rápido, pues un dolor punzante en la parte interna del muslo le alertó del corte que le acababan de hacer. Atacó unas cuantas veces más, notando cómo su navaja de clavaba de vez en cuando en pieles ajenas y cómo su puño daba más puñetazos de los que habría esperado. Iba perdiendo, pero no era de los que se rendía hasta que no estuviera en el suelo.

Cosa que tardó demasiado en suceder. Tal y como era de esperar, el arma contraria se hundió en su costado derecho y lo dejó sin respiración durante unos segundos. Los otros podrían haber atacado de nuevo e incluso matarle, pero estaba claro que no eran tan valientes como para llegar a tanto. Tan solo habían querido darle una especie de aviso. Un 'no vuelvas a jugar con nosotros' o algo así.

En cuanto se marcharon, River se dejó caer de rodillas al suelo. No era una herida mortal porque no había dado en ningún órgano importante, pero dolía como el puto infierno y no paraba de sangrar. Se tendría que dar puntos al llegar a casa, como había hecho en decenas de ocasiones antes. Nunca había sido agradable.

Rápidamente, se quitó la chaqueta y se ató las mangas alrededor de la cintura para taponar la herida y no perder demasiada sangre. Desde luego, la peor parte iba a ser conducir por sí mismo hasta su triste apartamento sin marearse pero, por supuesto, no esperaba la ayuda de nadie allí. Por eso mismo, no se lamió sus heridas durante demasiado tiempo y pronto se armó de valor para ponerse en pie y caminar los pocos pasos que le quedaban hasta llegar a su coche.





pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1448

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.