Últimos temas
» Death and Discord
Hoy a las 16:25 por Neliam

» Bad guys hit back.
Hoy a las 15:51 por Oniswed

» Pirate's song
Hoy a las 15:01 por Ghawazee

» —The mighty fall.
Hoy a las 14:08 por Snicket

» Hurricane
Hoy a las 14:01 por Nightingale

» You and me...here
Hoy a las 13:24 por Winter Wiccan

» Your wakeup call
Hoy a las 13:21 por Novocaine

» ♠ Loving the almost.
Hoy a las 12:58 por Winter Wiccan

» Pure perfection
Hoy a las 12:33 por Harley

» 1. Party rock!
Hoy a las 12:20 por Winter Wiccan

» The Age of Innocence
Hoy a las 12:17 por Harley

» I will follow you
Hoy a las 12:09 por Hiroine

» Tomando contacto || Levi & Eve
Hoy a las 11:24 por Dice Master

» ♠ Silver Spirit.
Hoy a las 11:22 por Hiroine

» Insane duo
Hoy a las 10:51 por Hiroine

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

— Same rules apply.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

— Same rules apply.

Mensaje por Crabneto el Lun 5 Sep - 19:17


«Sometimes it takes a wrongdoer to show you when you are doing wrong.»
«Same rules apply.»

Brandon proviene de una familia disfuncional, aunque nunca ha querido achacar a esta sus problemas, claro que tampoco ha sido capaz de afrontar estos por sí mismo. Su mayor secreto es, al mismo tiempo, su cruz. Algunos creerán que la adicción al sexo no puede ser tan problemática, pero para él, su adicción es un infierno. Cada vez que cree tenerlo todo bajo control, se le vuelve a ir de las manos, y la última vez que perdió control absoluto de su vida, perdió también su trabajo. Y no solo eso, sino que se llevó consigo otra denuncia que añadir a una colección que ya no podía seguir ocultando. Obligado a abandonar Nueva York, quiso poner el máximo de distancia posible con todo cuanto conocía, así que en cuanto obtuvo una oferta de trabajo en Edimburgo, Escocia, no dudó en aceptarla.

Edimburgo es, por ironías de la vida, el terreno del detective Robertson. Abocado a una espiral de drogas, sexo, maltrato y manipulación constantes, por culpa de una enfermedad mal tratada y el abandono de su mujer, posee secretos de la misma calaña que nuestro otro adicto. Ha perdido control absoluto de su vida y hasta el contacto con la realidad, pero sigue adelante, incapaz de detenerse o de volver a encauzarse. Sus mayores problemas han surgido a raíz de ciertas escapadas nocturnas en que el detective cambia la gabardina por los tacones. Ya no solo peligra esa férrea reputación de capullo despiadado que se ha fabricado, sino su puesto de trabajo y su salud.

Ambos están tan perdidos, que quizá precisen el uno del otro para ser capaces de guiar sus vidas y tomar el rumbo correcto de nuevo. O quizá, simplemente estén tan profundamente dañados que solo se comprendan el uno al otro, algo que nadie más parece ser capaz de hacer.
«PERSONAJES»
«32 の James McAvoy の NatXavier »
«Bruce Robertson»

«36 の Michael Fassbender の Crabneto»
«Brandon Sullivan»

«CRONOLOGÍA»
I. | II. | III. | IV. | V. | VI.


の CS の Filth x Shame の Movies の +18 の 1X1 の
phoenix ⚓




Última edición por Crabneto el Lun 30 Ene - 23:39, editado 4 veces



Fear is ever-changing and evolving...


stuff:

AvatarCamposContacto
avatar
MOD
Mensajes :
402

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

I. Deep dark secrets.

Mensaje por Crabneto el Mar 6 Sep - 23:00

Deep dark secrets.
Su llegada a Edimburgo no estaba siendo como había planeado. Aquel propósito de cambiar su vida e intentar marcar un punto y aparte, duró poco. El estrés del viaje, la mudanza, el trabajo nuevo, aquella presión que se le venía encima cada día, al final pudo con él. La pasada noche tuvo una de sus sesiones de descontrol por todo lo alto, sucumbiendo a su adicción como un vulgar yonki ante una dosis de su droga predilecta.

Y ahora, la consecuencia de dicha recaída, dormía en su cama a pierna suelta.

No fue consciente de todo cuanto se le venía encima, hasta que se despertó y descubrió a su acompañante entre las sábanas. Las imágenes de la noche anterior se reprodujeron en su cabeza como una película porno con un guion que, por desgracia, se conocía demasiado. Ni siquiera era capaz de recapitular al momento exacto de la noche en que decidió ir a saciar su insaciable apetito, tirando por tierra sus días limpio. Pero como si hubiese caído del cielo, la vio.

Le dio exactamente igual que bajo aquel vestido fuese a dar con algo que no correspondía precisamente a una prostituta de alto nivel, al menos no a una corriente. Algo dentro de él le hizo abalanzarse sin más. Tampoco es que fuese capaz de decir que no a alguien cuando precisaba de saciarse. Jamás le había importado.

Se lo llevó a casa y, debía admitir, que pasó una de las mejores y más fructíferas noches de su vida. Consiguió satisfacerle de un modo en que hacía demasiado tiempo que no lograba que nadie lo hiciera, sin importar cuantas veces o con cuantas personas probase incluso en una misma velada. Hubo mucho sexo, algo de drogas y desenfreno a un nivel que creía poseer solo él. Cayó rendido y todo fue estupendo, hasta que despertó.

Ya sabía por qué le resultaba familiar, aún bajo el maquillaje, la peluca y la ropa de mujer; esos ojos eran difíciles de olvidar, pero ahora que apenas quedaba un leve rastro de lo primero y nada de lo demás, era inconfundible. Llevaba como media hora plantado en el umbral de la puerta, observando al detective Robertson. La ropa de ambos estaba esparcida por todo el suelo y durante un instante, se fijó en los tacones tirados frente a él. Algo le decía que no era el único con cosas que esconder.

No conocía demasiado a aquel hombre, pero con solo verle un par de veces, le pareció que había un abismo garrafal entre el detective que se paseaba por las calles comportándose como un capullo y el que se llevó a su apartamento la noche anterior. Consiguió apartar la mirada de él, no sin esfuerzo, y salió de la habitación, poniéndose unos boxers conforme entraba a la cocina a preparar café.

apartamento de Brandon, mañana del domingo.


Última edición por Crabneto el Sáb 11 Feb - 19:55, editado 2 veces



Fear is ever-changing and evolving...


stuff:

AvatarCamposContacto
avatar
MOD
Mensajes :
402

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Same rules apply.

Mensaje por Nat Xavier el Jue 8 Sep - 12:44

Deep dark secrets.
El sol se colaba por las ventanas, llenando la habitación de un intenso y brillante color amarillento. El detective Bruce Robertson gruñó, removiéndose sobre aquel lecho que no le pertenecía. Por suerte o por desgracia, no era la primera vez que acababa en la cama de alguien a quien, la mayoría de las veces, ni recordaba. Sus salidas nocturnas estaban empezando a pasarle factura a su salud, y es que su mente había creado una barrera que le impedía reconocer lo que realmente hacía cuando vestía aquellas ropas de mujer y fingía ser quien no era. Una parte de él, una atormentada y podrida, le empujaba a llenar el vacío que dejó su esposa cuando le abandonó, buscando hombres para satisfacerlos como a él le gustaría que lo hiciera Carole.

La culpa de aquellas fantasías y delirios era exclusivamente suya. El psiquiatra le había recetado unas pastillas que iban bien para combatir la pena y a su propia imaginación, pero Bruce las sustituía por drogas, lo cual no hacía más que empeorar su lamentablemente situación. Durante la noche una prostituta sin escrúpulos, durante el día el policía más fiero y corrupto de todo Edimburgo. Eran dos personas en un mismo cuerpo, tan diferentes como el agua y el aceite.

Bruce se estiró, comenzando a despertarse. Aun quedaban restos de maquillaje en su rostro, en especial en los ojos; sombras negras rodeando aquellos zafiros azules. Se incorporó, perezoso, recorriendo la estancia con la mirada. Frunció el ceño al percatarse de que no tenía ni la menor idea de donde estaba, pero como si de una película de cine para adultos se tratase, las imágenes de lo ocurrido azotaron su mente como olas rompiendo contra un acantilado. Se estremeció solo de recordarlo. ¿Cómo se llamaba el pobre desgraciado que había tenido la desdicha de acabar entre las sábanas con él? Ah, sí… Brandon. Podría jurar que nunca había tenido un amante tan pasional como el pijo con acento americano. Normalmente era Bruce quien tomaba las riendas en las sesiones de sexo, pero su trasero dejaba claro que la pasada noche fue Brandon el dominante.

No importaba. Nada de eso importaba.
Porque él no estuvo allí. Porque él era el detective Bruce Robertson, un respetado hombre de familia, casado con una preciosa esposa y padre de una encantadora niña.

Salió de la cama, buscando su ropa con prisas. Cuando se percató de cual era su ropa, abrió el armario para servirse sin preguntar. ¿Cómo iba a ir por la calle vestido de mujer? Apenas alcanzó a ponerse un pantalón y a meter los brazos por una camisa blanca -la cual se quedó abierta antes de que Bruce comenzara a abotonarla- cuando el aroma a café recién hecho se coló por sus fosas nasales. La curiosidad era demasiado grande… Tenía que ver a ese hombre, tenía que cerciorarse de si era la fiera que lo montaba la pasada noche y, de ser así, darle una buena lección para recordarle que debía mantener la bocaza cerrada.

Abandonó la habitación, siguiendo el olor a café hasta que estuvo en la cocina. Lo miró de arriba abajo, arrugando el entrecejo. Fue entonces cuando, guiado por un impulso de ira de esos que lo dominaban cuando menos se lo esperaba, se fue para él como un toro bravo y lo estampó contra la encimera, de espadas. Le rodeó la cintura con un brazo para mantenerlo sujeto y, con la otra mano, le rodeó el cuello sin apretar.

Di una sola palabra, una sola indirecta de que yo he estado aquí… y te corto la lengua. ¿Me he explicado con claridad? —Le susurró pegado a uno de sus oídos, amenazante.

apartamento de Brandon, mañana del domingo.


Última edición por Nat Xavier el Mar 20 Sep - 16:00, editado 1 vez





OTP:




AvatarCamposContacto
avatar
MOD
Mensajes :
471

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Same rules apply.

Mensaje por Crabneto el Dom 11 Sep - 13:36

Deep dark secrets.
El breve lapso de tiempo que pasó metido en la cocina, americana por supuesto, estuvo más absorto dejando que sus pensamientos deambulasen por rincones que no debería permitir, que pendiente de lo que hacía. Estaba algo atemorizado, no solo por la reacción que pudiera tener el detective al despertar, ya que no estaba del todo seguro de si despertaría tan complaciente como la pasada noche o tan arrogante como los días en que le vio por la calle. También le aterraba la sensación de ligera satisfacción que seguía instaurada en él, pese al desasosiego que le producía la situación.

Sentirse satisfecho, en un terreno ya no solo sexual sino en ámbitos más generales de su vida, era algo desconocido para Brandon. O si lo conoció alguna vez, fue hace demasiado tiempo. Su adicción le había convertido en alguien permanentemente incompleto. Jamás se sentía pleno o realizado, siempre creía que necesitaba más, que algo estaba haciendo mal… O mejor dicho, que algo estaba mal en su interior.

Era obvio que su amante de esa noche tenía problemas mayores con los que lidiar, a los que podrían presentarse de intentar tener algo con él. Frunció el ceño cuando aquel vago pensamiento cruzó su mente. ¿Tener algo? Como si él pudiera tener algo más que sexo con alguien. Había comprobado en sus carnes que eso estaba fuera de su alcance.

Parte de él quería retener a aquel hombre para comprobar si esa satisfacción era algo que traería siempre consigo o un hecho meramente puntual y una parte mucho mayor quería que saliese de su vida cuanto antes, para evitar hacerle pedazos, como sucedía con todos los que se inmiscuían en ella más de la cuenta.

Apenas consiguió soltar la cafetera tras llenar un par de tazas y estirarse en pos de coger la leche, cuando se vio aprisionado brutalmente contra la encimera. Toda sensación de tranquilidad que pudiera sentir, se esfumó en el momento en que sintió aquel cuerpo pegado al propio de un modo para el que no estaba preparado. Se agarró con fuerza al borde de la encimera, sintiendo como sus manos temblaban ligeramente debido a la tensión. Su cuerpo entero se puso rígido y no solo en el mal sentido de la palabra…

Cerró los ojos, tratando de calmarse, pero con cada irregular bocanada de aire le llegaba no solo el aroma a café que invadía la estancia, sino también el de Bruce. A su colonia, a alcohol, a sudor… A sexo… Se odió a sí mismo, como en tantas otras ocasiones, por encontrar aquel punto de placer a situaciones que no deberían parecérselo en absoluto. Dejó escapar un resoplido que sonó más a un jadeo contenido, razón por la que apretó los dientes con fuerza. — ¿Por qué iba a decir algo? Yo no hablo de… Esto. No lo hablo con nadie.

Consiguió abrir los ojos de nuevo, inspirando hondo y arrepintiéndose al instante de ello. Apretó los dedos con mayor fuerza entorno al borde de la encimera, tornando sus nudillos blancos, y manteniendo una auténtica batalla no solo con su mente, sino también con su propio cuerpo. — Suéltame… —Su voz fue tenue y sonó a ligera súplica, pese a no moverse un mísero centímetro en pos de intentar librarse de él.

apartamento de Brandon, mañana del domingo.


Última edición por Crabneto el Sáb 11 Feb - 19:55, editado 1 vez



Fear is ever-changing and evolving...


stuff:

AvatarCamposContacto
avatar
MOD
Mensajes :
402

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Same rules apply.

Mensaje por Nat Xavier el Mar 20 Sep - 16:15

Deep dark secrets.
Bruce podía notar perfectamente como el cuerpo ajeno se tensaba delante del propio. Sin saber cuáles eran los verdaderos motivos, el detective asumió que era por miedo, y por ello sonrió satisfecho. Le encantaba intimidar a los demás, ver el terror reflejado en sus ojos y que le suplicaran. Bruce creía ser la ley cuando era el primero en saltársela a su antojo, pero eso era algo que nunca reconocía; a veces, ni a sí mismo.

Cerró los ojos, inspirando profundamente cuando… ¿Cómo se llamaba? ¿Acaso le había dicho su nombre? Ni siquiera se acordaba. El caso es que disfrutó como un canalla al oír cómo le rogaba que le soltara. Y no solo eso, sino que su perfume le embriagó de un modo que le dejó completamente descolocado. Cierto era que por las noches el detective se transformaba en una persona totalmente distinta y que por el día fingía ser el verdadero Bruce, rechazando por completo lo que hizo y con quien lo hizo, pero en ese momento… Diferenciar fue difícil, así como ignorar lo que el aroma de ese hombre provocaba en él.

Le rozó la nuca con la nariz mientras sus manos se deslizaban por el abdomen del más alto. Palpó cada abdominal, percatándose de que debía hacer deporte con frecuencia, a diferencia de él. Pero tampoco era algo que necesitara, teniendo en cuenta que era un culo inquieto y siempre estaba en movimiento.

Buen chico. —Le susurró al oído antes de soltarle. Le echó un rápido vistazo de arriba a abajo, sin cortarse ni un pelo, para luego centrar su atención en las tazas de café. Eran dos. Vaya… Había pensado en él. Punto a favor del niño pijo. —¿Para mí? Qué detalle. —Era imposible que cierto tono jocoso no tiñera las palabras de Bruce continuamente, como si fuera una especie de protección que él mismo se imponía. —Prefiero el té, pero por una vez… —Cogió la taza, acercándosela a los labios. —¿Tienes whisky? Un chorrito le iría genial.

Enfocó la mirada en el contrario, dedicándole una media sonrisa. El pantalón que se había tomado la libertad de coger del armario, le arrastraba, y la camisa abierta era por lo menos una talla más grande que la que Bruce usaba.

Por cierto, ¿cómo te llamas?

apartamento de Brandon, mañana del domingo.





OTP:




AvatarCamposContacto
avatar
MOD
Mensajes :
471

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Same rules apply.

Mensaje por Crabneto el Miér 21 Sep - 20:37

Deep dark secrets.
Todo cuanto había podido llegar a plantearse, sobre si aquel hombre era realmente tan peligroso como beneficioso, al menos desde su punto de vista, para él, quedó resuelto en el momento en que en lugar de rechazarle, pareció buscarle adrede para provocarlo. Algo dentro del americano reaccionó, reconociendo su mismo modo de hacer cuando dejaba a un lado la fachada de hombre recto y estable. Para ese hombre, el que era de cara al mundo, no era nada bueno tener a alguien como el detective cerca, pero para su verdadero yo…

Apretó los dientes con tal fuerza al sentir esos traviesos dedos pasearse por su abdomen, que creyó que se echaría a temblar en cualquier momento. Su mente tenía un don privilegiado para conectar automáticamente el menor roce con los recuerdos de sus encuentros más desenfrenados. Debía ser como dar a catar a un alcohólico un sorbo de su whisky favorito. Y a él no le importaría tener un poco más de ese whisky.

Dejó escapar una profunda bocanada de aire en cuanto le devolvió su preciado y necesitado espacio personal, aunque su cuerpo seguía visiblemente tenso. No quería moverse ni un ápice, temiendo que sus actos tomasen la ventaja a su mente y acabase haciendo algo de lo que podría arrepentirse. Por no mencionar que su única prenda eran unos boxers que no dejaban demasiado a la imaginación y el condenado escocés había conseguido despertar a la pequeña bestia que tenía entre las piernas.

Ladeó el rostro para mirarle al escuchar aquel irónico agradecimiento, no sabía siquiera si tomárselo como tal, pero algo así le había parecido. — Té no tengo, por desgracia. Hoy tendrás que conformarte… —Al mirarle, se fijó mejor, no solo en su cuerpo, sino en su atuendo. Sus pantalones le iban grandes y la camisa algo larga, lo cual le hacía lucir menos intimidante de lo que pretendía ser, pero que llevase su ropa, le daba cierto punto interesante.

Brandon, me llamo Brandon. —Ladeó de nuevo el rostro, evitando mirarle durante un breve instante e inspiró hondo, pasándose una mano por el rostro y acomodándose los calzoncillos antes de atreverse a dar media vuelta e intentar abandonar un poco su tensa postura. — Tengo whisky, pero no para el café de la mañana... Deberías darte un poco de tregua. —Cruzó ambos brazos sobre el pecho, sintiéndose algo expuesto y más por el modo nada disimulado que tenía su acompañante de mirarle.

apartamento de Brandon, mañana del domingo.


Última edición por Crabneto el Sáb 11 Feb - 19:56, editado 1 vez



Fear is ever-changing and evolving...


stuff:

AvatarCamposContacto
avatar
MOD
Mensajes :
402

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Same rules apply.

Mensaje por Nat Xavier el Miér 19 Oct - 19:55

Deep dark secrets.
Una divertida a la par que maliciosa sonrisa cruzó el rostro del escocés cuando su acompañante se dio la vuelta. Si pretendía disimular, lo hizo rematadamente mal, pues los intensos ojos azules de Bruce se posaron sobre el bulto que el contrario lucía entre las piernas. Era demasiado llamativo como para no mirar y, de no serlo, tampoco es que él hubiese disimulado. No era su estilo. El detective Robertson era descarado y maleducado, no tenía pelos en la lengua e incluso alardeaba de ello.

Se sorprendió a sí mismo apretando los labios para contener una carcajada, mas todo rastro de risa desapareció cuando Brandon tuvo la genial idea de darle un consejo. Frunció el ceño, aproximándose de nuevo al americano hasta que no hubo espacio alguno entre ambos.

Brandon, ¿no? —No era una pregunta que necesitara respuesta, y por ello no la esperó. —Anoche no parecía importarte demasiado ponerte ciego de alcohol, incluso te metiste algunas rayas.  ¿Y ahora me vas a decir que yo me dé tregua? —Rió entre dientes, llevándose la taza a la boca para darle un sorbo. El humo que sobresalía del interior se entremezcló con el aliento de ambos, embriagando los sentidos de Bruce. —Ya me viste anoche… No es como si me importara mucho cuando bebo y cuánto bebo. Lo único que me importa es olvidar. —Admitió.

¿Qué acababa de hacer? Era la primera vez desde que su ex mujer lo abandonó que reconocía, en cierto modo, que tenía un problema. Que reconocía que se asqueaba de sí mismo por lo que hacía casi cada noche a pesar de que, cuando ocurría, no era él mismo.

Debes estar muy jodido para haberme metido en tu cama. —Supuso. Tampoco había que ser un genio para deducirlo. —Eso, o es que no te atreves a salir del armario. —Con un par de dedos de la zurda, recorrió el centro del pecho desnudo de Brandon, haciéndolos caminar como si se tratara de dos patitas.

apartamento de Brandon, mañana del domingo.





OTP:




AvatarCamposContacto
avatar
MOD
Mensajes :
471

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Same rules apply.

Mensaje por Crabneto el Dom 23 Oct - 14:15

Deep dark secrets.
Algo le dijo, antes siquiera de soltar su recomendación, que el detective no iba a tomársela como un consejo amistoso que seguir, sino como todo lo contrario. Había algo en él que parecía empujarle a desafiar a cualquiera, con cualquier cosa. Sin importar las razones o la situación. Empezaba a comprender que estaba muy lejos de ser el hombre que metió en su cama la pasada noche y que, probablemente, intentaría alejarse él mismo lo máximo posible de aquella persona.

Un ligero rubor adornó su rostro cuando se percató de cómo le miraba. Evidentemente no había podido disimular aquella traicionera erección. Para su suerte o su desgracia, le resultaba imposible disimular esa clase de cosas, por mucho empeño que pusiera. — Anoche… Anoche todo era distinto. Tú eras distinto y yo también… —Confesó aquello último en apenas un susurro, pero consciente de que le habría oído a esa escasa distancia.

Durante un breve instante, se mantuvo en silencio, pensando detenidamente que decirle. Era obvio que aquel tema, lo que hacía por las noches, era un tabú para él. A pesar de acabar de admitir que lo hacía, lo había hecho aludiendo a su necesidad de olvidarlo, así que desde luego no era algo de lo que se enorgulleciese. Y ese sentimiento le era increíblemente familiar. Llevaba casi toda su vida lidiando con él.

Descendió la mirada para seguir el recorrido de aquel par de dedos, apretando ligeramente los labios al tiempo que resoplaba por la nariz, maldiciéndose por el ligero estremecimiento que recorrió su cuerpo y consiguió que se le erizase el vello. — No te haces una ligera idea de lo jodido que estoy. —Ni siquiera sabía qué hacía hablando de eso con él, quizá su propia confesión le empujaba a sincerarse o quizá el hecho de intentar hacerle sentir mejor y aliviar su carga al mostrarle que él estaba mucho peor.

No eres, ni de lejos, lo peor que he metido en mi cama… O en cualquier otra superficie. Al menos tú tienes cierto control sobre ti mismo, te despiertas por la mañana y puedes fingir que nada ha pasado, beber para olvidar. —Se atrevió a alzar la mirada hasta sus ojos, esbozando una sonrisa que carecía de humor alguno, irónica e incluso algo amarga. — Yo no tengo esa suerte.

apartamento de Brandon, mañana del domingo.


Última edición por Crabneto el Sáb 11 Feb - 19:56, editado 1 vez



Fear is ever-changing and evolving...


stuff:

AvatarCamposContacto
avatar
MOD
Mensajes :
402

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Same rules apply.

Mensaje por Nat Xavier el Mar 13 Dic - 16:11

Deep dark secrets.
Bruce frunció el ceño, repentinamente confuso. Por más que hubiese supuesto lo jodido que el contrario debía estar para habérselo follado en su faceta nocturna, no imaginaba hasta qué punto había tenido razón. ¿Qué podía pasarle a Brandon? Desde luego, el detective no imaginaba nada peor que lo que él mismo padecía. Un hombre que lo había tenido todo y que, de la noche a la mañana, lo perdió. Un hombre que ahora tenía dos caras, más parecido a una doble personalidad que era incapaz de controlar, y que se destrozaba la salud cada día a base de un exceso de drogas y alcohol, por no mencionar que no se tomaba la medicación que el psiquiatra le recetaba.

Sí, el escocés estaba tremendamente jodido, apostaría que incluso más que el niño pijo de Nueva York. Por eso bufó, negando con la cabeza. —¿Cierto control sobre mí mismo? Tal vez sí, o tal vez esa es la mentira que yo mismo me acabo creyendo día tras día. Pero la palabra suerte no encaja para nada conmigo, larguirucho. —Estiró un brazo para soltar la taza en la encimera, situada tras Sullivan, por lo que se vio aún más pegado al cuerpo ajeno. Esbozó una sonrisa perversa y retorcida cuando notó aquel bulto apretado contra la cadera, incluso rió entre dientes.

Tienes la polla tan dura que podría partírtela, ¿sabes? Y yo que pensaba que eras una especie de marica pervertido y que por eso me habías metido en tu coche anoche. Ahora resulta que también te pongo yo, tal y como soy. ¿Me puedo dar por satisfecho o es que sueles ponerte cachondo con facilidad? —Mantuvo el tono de voz bajo, ronco, pues de alguna forma aquel juego sucio a él también le excitaba.

Nunca se había expresado así abiertamente con un hombre, no al menos con uno a quien no tuviera intención de amenazar de muerte si se le ocurría abrir la boca. Pero Brandon… ¿Qué tenía Brandon? No tenía ni la menor idea, pero le resultaba un reto de lo más atrayente. Hacía mucho, muchísimo tiempo, que nada ni nadie despertaba verdadera curiosidad en él, así que no dejaría escapar tan fácilmente aquella diversión que se le había presentado sin comerlo ni beberlo.

apartamento de Brandon, mañana del domingo.





OTP:




AvatarCamposContacto
avatar
MOD
Mensajes :
471

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Same rules apply.

Mensaje por Crabneto el Jue 5 Ene - 13:41

Deep dark secrets.
Empezaba a tener muy claro que para Bruce, aquello era un juego. Uno muy retorcido, sucio y pervertido, pero un juego al fin y al cabo. Puede que el escocés pensara que estaba loco por no ver como un problema “demasiado grande” o ni siquiera calificarlo de problema, las andanzas nocturnas de su otro yo, pero tras todo cuanto había visto y experimentado, no podía considerarlo como tal.

Ya no sabía dónde poner las manos o dónde meterse él mismo. Ya no estaba seguro de si Bruce podía ser quién le saciase o quién le provocase hasta volverle loco. De pronto solo podía pensar en sus revolcones de la noche anterior, en como ese cuerpo que ahora se pegaba al propio ya no tenía secreto alguno para él, pues se aseguró de explorar hasta el último recoveco, y en como su voz sonaba mejor cuando le pedía más o gemía su nombre.

Y él no estaba contribuyendo. No lo hacía en absoluto.

Echó la cabeza ligeramente hacia atrás al tiempo que cerraba los ojos con fuerza y dejaba escapar una leve carcajada en mitad de un profundo suspiro, mezcla de frustración y de esa excitación que intentaba controlar, sin mucho éxito. — Ambas. No sé si anoche tuve suerte al dar contigo o si firmé mi sentencia… No puedo permitirme que alguien me ponga del modo en que lo haces tú. —Resopló por la nariz, antes de abrir los ojos y clavar su mirada en el rostro ajeno a esa escasa distancia.

Envalentonado, agarró la diestra del escocés y la guio hasta su entrepierna, dejándole sentir de primera mano cuan duro llegaba a estar. — Este es mi estado natural. Quizá marica pervertido no sea el término exacto, pero algunos sí me calificarían de pervertido a secas. Si lo que quieres es jugar, te advierto de que tienes todas las de perder. Podrías follarme aquí mismo, podría hacerlo yo, podríamos repetir todo lo de anoche… Y yo seguiría así. —Dio un apretón a la mano que seguía sosteniéndole contra su entrepierna.

Crees que estás jodido por buscar un poco de marcha algunas noches, yo la busco todas y cada una, y también cada tarde y cada mañana. No importa la hora, ni el lugar, ni con quién… Nunca tengo suficiente. —Aquello ya fue toda una advertencia, quizá por intentar protegerle de sí mismo o por protegerse él, pero fuera como fuese, era la primera vez que hablaba abiertamente de su adicción.

apartamento de Brandon, mañana del domingo.



Fear is ever-changing and evolving...


stuff:

AvatarCamposContacto
avatar
MOD
Mensajes :
402

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Same rules apply.

Mensaje por Nat Xavier el Lun 12 Jun - 13:45

Deep dark secrets.
La sonrisa retorcida que adornó los labios del detective, desapareció cuando Brandon confesó cuál era su problema. A pesar de ir colocado la mayor parte del tiempo, Bruce era un tipo de lo más inteligente, así que no le resultó nada difícil entender qué era lo que le pasaba. Pero lo grave no fue sentir pena por el americano, ni siquiera el haberse sentido utilizado la pasada noche, sino el pensar en Brandon poniéndose cachondo con cualquiera que pasara frente a sus narices. Imaginarlo necesitando a quién fuera, dándole lo que le dio horas antes a él.

Era absurdo, lo sabía perfectamente, pues apenas se conocían y aquella obsesión no tenía ningún sentido. ¿Pero qué lo tenía en su vida? Nada. El carácter de Bruce era impredecible, tóxico y muy, pero que muy peligroso. Si algo se le metía entre ceja y ceja, no había dios que lograse bajarle del burro.

Gruñó, apretándole la polla sobre el calzoncillo, y acercó su rostro al del contrario. Parecía amenazante, sin embargo, en el último momento, le atrapó el labio inferior entre los dientes y lo mordisqueó con una sensualidad que hasta a él mismo le sorprendió.

¿Eso significa que conmigo no tienes suficiente? ¿Significa eso que en cuanto me marche, saldrás a buscar otra presa? —Susurró. Su lengua traviesa delineó los labios de Brandon, humedeciéndolos. —Es una pena… Porque soy un egoísta y no me gusta compartir. Así que quizá no vuelvas a tener este culo para ti nunca más.

apartamento de Brandon, mañana del domingo.





OTP:




AvatarCamposContacto
avatar
MOD
Mensajes :
471

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: — Same rules apply.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.