Últimos temas
» Life is passion (+18)
Hoy a las 8:52 por Harley

» Luz, Fuego, Destrucción
Hoy a las 7:46 por Seishiro

» 29. Gravedad
Hoy a las 7:33 por Seishiro

» Why don't we find out?
Hoy a las 6:56 por Party Poison

» Etherial's Dreams
Hoy a las 2:39 por jibriel

» ❝ Nasty scar.
Hoy a las 1:46 por Epoch

» ─I feel it coming
Hoy a las 1:44 por Momo

» ♠ Never find another.
Hoy a las 1:37 por Hellcat

» Dos detectives en apuros
Hoy a las 1:19 por Veintisiete

» ━ Again he feels the moon rising on the sky,
Hoy a las 0:36 por Veintisiete

» Donde hubo fuego, cenizas quedan
Ayer a las 23:43 por Uko

» ~ You could be loved again
Ayer a las 22:14 por SapphireDragon

» La tierra que nos vio nacer [Rakish]
Ayer a las 21:42 por Knocker

» 33. I must stay conscious
Ayer a las 21:35 por Sonder

» 4-Don't be a woman that needs a man...
Ayer a las 20:59 por Hellcat

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

The pain of happiness.

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The pain of happiness.

Mensaje por Miss Hook el Lun 12 Sep - 16:30

¿Y si todo aquello que te une a una persona resulta ser lo mismo que puede separarte para siempre de ella?

Aquel verano resultó ser mucho más caluroso de lo esperado. Sin embargo, no fue el calor, o el inusual calmado mar que ambos compartieron lo que generó que aquellos recuerdos no abandonaran en ningún momento sus cabezas, incluso cuando el peso de los años se cernía sobre sus hombros. Sino la historia que, durante semanas, ambos protagonizaron. ¿Quién le diría a JamesWood que tras pasar años junto a una persona que se había obligado a querer, se enamoraría por primera vez de un joven muchacho de ojos claros y una sonrisa radiante en tan solo unos días?

Cuando sus descalzos pies se hundieron entre los pequeños granos que conformaban la playa, supo que aquel verano sería diferente, que su decisión de viajar por primera vez solo traería sus frutos. Aunque nunca sospechó que Adam tendría algo que ver con el mejor verano de su vida. Que aquel moreno chico con muchos sueños, aunque escasa edad, le arrebataría el corazón de esa manera. Al igual que tampoco se imaginó que esa bonita historia de amor que el muchacho le estaba proporcionando sería destruida junto a la inesperada llegada de Grace, su novia. Esa fémina a la que no quería, esa mujer elegida por sus padres con la que debía casarse, esa muchacha cuya existencia Adam desconocía.

La religión y la ideología que tan estrictamente, los padres de James le habían obligado a seguir le impedía ser feliz, le impedía estar con esa persona a la que había comenzado a amar, pues todos aquellos que habían seguido ese camino que el vacilaba en tomar, habían acabado convirtiéndose en meras víctimas de todas aquellas personas cuyos pensamientos no aceptaban esa elección, cuyos pensamientos dictaban llevar a la tumba a quienes no eran más que seres creados por error.

Adam era un humilde huérfano, criado por una pareja de clase media que no dudó en proporcionarle los cuidados y el amor que requería hasta transformarlo en un bello joven con muchas aspiraciones y un gran futuro.

Aquel caluroso verano significó para ambos mucho más de lo que esperaban al iniciarlo y nunca nadie, lograría hacer desvanecer los recuerdos que lo constituían.

Pasaron muchos años, años durante los cuales ambos no solo iniciaron sus estudios en esas universidades de las que tanto habían hablado, sino finalizaron sus carreras y comenzaron a trabajar.

James seguía atado a las cadenas con las que sus padres habían decidido envolverle, pese a que su corazón seguía siendo de Adam.

Adam había logrado muchos más objetivos de los que incluso él mismo había aguardado y, al igual que James, desde aquel verano… Nunca se había enamorado.

Y, pese a que sus caminos habían seguido por separado, el futuro había decidido volverlos a unir. Aunque… ¿Esta vez sería para siempre?

1x1 — PLOT — REALISTA — SANDRATT + MISS HOOK
James Wood
Eddie Redmayne | 29 | Miss Hook
Adam Cooper
Hugh Dancy | 27 | Sandratt


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The pain of happiness.

Mensaje por Miss Hook el Dom 16 Oct - 13:28

2728 days.
Sus dedos sujetaban una pequeña bolsa de cartón, mientras sus pies, apresurados, eliminaban tan rápido como les era posible la distancia que les separaba de su destino.

Agradecía el hecho de que una de las costumbres reinantes en su familia, manifestación de la ideología que tan estrictamente le habían obligado a creer, fuera que un hombre debía complacer a su esposa en todo aquello que fuera necesario. Pues, de esa manera, lograba abandonar aquella casa que se encontraba lejos de parecer un hogar.  

Habían pasado años desde aquel verano, años durante los cuales no había obtenido noticia alguna de Adam. Quizás es mejor así, pensaba su cabeza. Quizás lo que para el joven James supuso su primer amor, realmente no había sido nada más que algo esporádico. Una historia que, sin duda, nunca sería contada. Pero, su corazón, que latía inquieto cada vez que el nombre o el rostro del muchacho se hacía nítido en su cabeza, le aseguraba que nunca hallaría un amor tan puro y real como el que, en tan solo unos meses, el joven le había proporcionado.

Como cada día, a la misma hora, su mujer requería de sus servicios, como el esclavo en el que le había convertido. Y, para sorpresa del varón, aquella vez, su lista de deseos fue realmente corta. Aun así, se tomó mucho más tiempo del realmente necesario en realizar aquella demanda. Procurando que ninguno de los presentes en la vivienda lo observara, James se hizo con un grueso cuaderno y un bolígrafo, que no dudó en llevarse consigo allá a donde iba.

Hacía años que aquello se había convertido en una especie de ritual. Cada día, al dejar atrás aquella puerta de madera que conformaba la pequeña y no tan humilde casita, que sus padres habían decidido comprarle a él y a su reciente esposa, sus piernas se dirigían hacia un cercano parque, oculto entre la maleza que conformaba el bosque que separaba su morada de la ciudad.

Descansó el cuerpo en uno de los astillados bancos, y tras situar el cuaderno sobre sus piernas, se dispuso a escribir una nueva carta al joven Adam.

Querido Adam,

Han pasado 2728 días desde la última vez que te vi… Y cada día, me pregunto cómo pude ser tan estúpido como para abandonarte en aquella playa, cómo pude permitir que me hicieran creer que lo que deseo no es lo mismo que realmente necesito.

No ha pasado un día en el que no piense en ti, en el que no eche de menos tu aroma… El suave contacto de tus labios contra los míos… O la manera en la que mi cuerpo reaccionaba a tus caricias, despertando del que siempre me ha parecido un largo letargo.

Sé que nunca leerás esta carta, pues me prometí a mi mismo que nunca te las haría llegar, que nunca te las enviaría, que te dejaría seguir adelante… Pero me veo incapaz de pasar un solo día sin escribirte. Porque, a pesar de los años que han pasado, de todo lo que la vida ha cambiado, mi corazón no lo ha hecho, porque… Tras tu marcha, él nunca volvió conmigo
.

Había escondido bajo uno de los apartados arbustos de aquel parque el resto de cuadernos escritos. Cada vez que las hojas llegaban a su fin, lo guardaba, con el propósito de poder tenerlos en aquel lugar para leerlos, para recordarse a si misma esa clase de persona que nunca volvería a ser, para recordarse a si mismo que pese a que ahora pareciera inalcanzable, una vez había logrado obtener la más honesta felicidad.

No fue hasta que terminó de escribir que giró su muñeca, con el objetivo de comprobar la hora que era, que se percató del tiempo que había transcurrido desde que había salido de casa. Como tardara mucho más se vería obligado a enfrentarse a numerosas preguntas de las cuales no tendría fiables respuestas.

De ahí la razón de que, aferrando el cuaderno a su pecho, corriera en dirección a la pastelería más cercana, pues mejor ni hablar de esas cuestiones que le serían impuestas si llegaba a casa con las manos vacías.

Una vez se hizo con aquello que la muchacha le había solicitado, emprendió un rápido camino hacia casa. Zigzagueaba ágilmente entre las personas que interceptaba por el camino. Pero, su rapidez acompañada de la torpeza que tanto le caracterizaba, provocó que acabara tropezando contra un menudo cuerpo que le impulsó hacia detrás, llevándole hasta el suelo. El cuaderno se resbaló de entre sus dedos, casi al mismo tiempo que lo hizo la bolsa.

Mierda. —Gruñó entre dientes, tras observar como poco tardó el pequeño pastel escondido bajo el cartón, en ser aplastado por uno de los numerosos zapatos que ni si quiera se detuvieron para comprobar si se encontraba bien.

Hasta entonces no había desviado su mirada hacia aquel hombre con el que había colisionado. Y, cuando lo hizo, tuvo que parpadear varias veces, con el fin de corroborar que era real y no un mero producto creado por su desesperada imaginación.

¿A… Adam? —Las palabras salieron a trompicones de su boca, incapaces de creerse lo que frente a sus ojos ocurría. No podía ser él. Su corazón comenzó a latir desbocado, cuando sus piernas se negaron a reaccionar y recobrar la compostura. Se veía incapaz de apartar la mirada de su rostro, aquel rostro con el que tantas noches había soñado. ¿Realmente era él? ¿Estaba ahí? ¿Por fin sus plegarias y sus deseos habían sido oídos?

Dios mío… Es él.

CON ADAM | EN LA CALLE | POR LA MAÑANA


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The pain of happiness.

Mensaje por Altaïr el Dom 16 Oct - 16:21

2728 days.
Había pasado muchísimo tiempo desde aquel verano que sin duda cambió su vida para siempre. Y aunque Adam se había esforzado en seguir con su vida, como si nada hubiera pasado, lo cierto es que a día de hoy muchas cosas seguían recordándole a él. Compartieron mucho entonces y daría lo que fuera por volver a verle aunque fuera una vez más. No podía culparle por haberse ido así, al fin y al cabo sabía cómo eran las cosas en su familia, pero por otro lado…

Había tenido la suerte de acabar sus estudios y encontrar trabajo muy fácilmente, siguió viajando y en general, lo cierto es que no le fue nada mal. Pero habría cambiado todo eso por otros cuantos meses como los que había pasado con el chico sin dudarlo. Desde entonces no había vuelto a tener pareja. Está claro que en algún momento tendría que olvidarse de aquello, pero hasta ahora no lo había conseguido. Últimamente parecía que las cosas empezaban a cambiar. Adam retomó el contacto con una de sus antiguas compañeras de la universidad. Para aquel entonces parecía que empezaba a haber algo entre los dos, pero seguía teniéndolo todo demasiado reciente como para poder tomárselo en serio. Aun así, prometieron volver a hablar, y así había sido. Aunque siempre estaba presente, al menos la relación con la chica le hacía apartar un poco lo que seguía sintiendo por James pero que debía asumir; nunca iba a pasar.

De eso seguía intentando concienciarse cuando ese día, tras haber estado en la que seguramente fue la reunión más larga y pesada que había tenido hasta el momento desde que se mudó, todo volvió a cambiar como un golpe de… ¿suerte?

Suerte o no, el golpe que se dio contra el chico por la calle acabaría dándole la vuelta a todo. Otra vez—. Lo siento. —Se disculpó, agachándose para recoger la bolsa que había caído al suelo por el choque. Cuando levantó la cabeza, no acabó de creerse lo que estaba viendo. Por un momento ni siquiera le salieron las palabras. Miró a ambos lados de la calle, esperando ver por allí a la chica acompañando a James, pero no. Estaba solo—.  Uhm… Hola. —¿Hola? ¿Es lo mejor que se te ocurre? Después de decir eso quiso que le tragara la tierra. ¿Pero qué iba a decir? ¿Qué iba a hacer? Desde luego, no lo que le gustaría. A este paso se le iba a salir el corazón del pecho.


CON JAMES | EN LA CALLE | POR LA MAÑANA



<3:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
230

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The pain of happiness.

Mensaje por Miss Hook el Mar 18 Oct - 18:25

2728 days.
Por muchas veces que obligara a sus piernas a reaccionar, éstas se negaban a realizar el más mínimo movimiento, manteniendo al muchacho tendido en el suelo, con todos y cada uno de los músculos que conformaban su menudo cuerpo agarrotados, en tensión.

¿Hola? ¿Eso es lo mejor que se te ocurre, Cooper?

Aunque, a decir verdad… Después de todo el tiempo que había pasado… ¿Cuáles eran las palabras adecuadas?

El joven se obligó a sí mismo a respirar, a exhalar todo ese aire que permanecía en el interior de sus pulmones, hinchando su pecho. Una vez lo hizo, una vez su organismo pareció recuperar la vida que el contemplar la tan anhelada figura del chico le había arrebatado, sus extremidades recuperaron su color y decidieron movilizarse. Sus manos se hicieron con rapidez con el cuaderno que minutos atrás habían dejado caer. Y cuando su rostro se desvió hacia la pequeña bolsa de papel, su semblante cambió al completo, transformándose en una mueca de horror.

Mierda. —Repitió una vez más, enfadado. En aquel instante su cabeza era un completo torbellino de emociones, que no solo no le permitía pensar con claridad, sino que tampoco dejaba actuar a su parte racional.

¿Acaso estaba enfadado con el varón por no haber dado señales de vida durante estos últimos años? ¿O enfadado consigo mismo por no haber buscado manera alguna de contactar con él?

Agitó la cabeza hacia los lados, intentando disipar las múltiples dudas que se arremolinaban en su cabeza, retomando la erguida postura que había perdido con la caída.

Te he echado de menos. —Murmuró. Ni si quiera había pensado o reflexionado segundos antes si esas palabras serían las adecuadas, había algo mucho más fuerte que él en su interior que le incapacitaba para tomar ninguna decisión. Se estaba dejando llevar y no sabía hasta qué punto aquella actitud sería correcta.

Por un momento, el mundo que les rodeaba desapareció. Las calles, la carretera, los vehículos que circulaban por ella, la gente que invadía el pavimiento,… Nada existía. Nada ajeno al muchacho y a él.

Sus ojos recorrieron y analizaron el rostro ajeno, con lentitud, reparando en cada detalle, comparándolo con aquel joven chico que había conocido tiempo atrás. Sin lugar a dudas el tiempo no afecta a todo el mundo por igual. Probablemente si hubiera decidido abrir la boca para musitarle a Adam lo precioso que estaba, se quedaría completamente corto.

Con el fin de ahogar aquellas múltiples palabras que amenazaban con salir despedidas de entre sus labios, James tomó la valiente y arriesgada decisión de separar la distancia que separaba su cuerpo del contrario. Centímetros que, cuando se trataba de él, siempre parecían kilómetros. Sus brazos rodearon la cintura del menor, al mismo tiempo que su barbilla descansaba sobre su hombro.

Cómo he podido ser tan estúpido como para haberte dejado escapar...

CON ADAM | EN LA CALLE | POR LA MAÑANA


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The pain of happiness.

Mensaje por Altaïr el Mar 18 Oct - 21:57

2728 days.
Durante el tiempo que ambos estuvieron en silencio e incluso cuando James se agachó para recoger el paquete, Adam se dedicó a mirarle como si… bueno, no, realmente no le había visto en años. Comprobó que en realidad no se había olvidado de cómo era, la imagen mental que había seguido teniendo del chico era tal y como la estaba viendo ahora. De hecho estaba incluso más guapo después del tiempo que había pasado. Pero eso no se lo dijo.

Siempre quiso volver a contactar con él, aunque fuera para saber cómo le iba, pero nunca fue lo suficientemente valiente como para buscar una manera de hacerlo, y tampoco quería volver a meterle en problemas con su familia. James estaba enfadado, lo sabía bien y en parte entendía que lo estuviese, pero nada de eso había sido culpa de Adam. Habían tenido mala suerte, eso es todo.

O al menos es lo que solía decirse a sí mismo.

No se había planteado que realmente fueran a tener otra oportunidad, y aunque tampoco podía esperarlo ahora no pudo evitar pensar en ello. Habría seguido dándole vueltas a todo eso mientras le miraba de no ser por el siguiente gesto, sin duda de lo más inesperado por parte de James. Cuando quiso darse cuenta el chico estaba abrazándole, y aunque le costó reaccionar cuando pasó los brazos por su cuello le invadió una sensación de felicidad que no había sentido desde hacía mucho tiempo.

Yo también te he echado de menos. —Confesó, en voz baja cerca de la oreja del chico. Cuando volvió a separarse le dedicó una leve sonrisa antes de bajar la cabeza—. Siento no haber… en fin, contactado de alguna manera. Pero no sabía si acabaría complicándote las cosas o… no sé. Lo siento.

Quizás si se hubiera arriesgado a llamarle o mandarle una carta ahora las cosas serían un poco distintas, pero quizás lo único que habría conseguido habría sido enredar aquel tema más de lo que debía.

Se había hecho a la idea de que tendría que seguir con su vida, olvidarse de lo que había pasado y tener una vida normal, intentando no echar de menos a alguien a quien pensaba que no volvería a ver. Pero ahora… ahora todo estaba al revés de nuevo. Ya no tenía ni idea de qué hacer, qué pensar o cómo actuar. Una parte de él querría que después de eso se despidiesen y siguieran, cada uno con lo suyo, pero otra, y de hecho la más grande, quería que ese reencuentro fuera de alguna manera el principio de algo nuevo. O casi nuevo.

Dirigió la mirada a la bolsa de papel en las manos de James, haciendo una mueca al ver el estado en el que se encontraba después del golpe—. ¿Era importante?

CON JAMES | EN LA CALLE | POR LA MAÑANA



<3:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
230

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The pain of happiness.

Mensaje por Miss Hook el Mar 18 Oct - 22:55

2728 days.
Estúpido sería alegar que aquella relación era fácil, que podía desarrollarse como otra cualquiera, pues ambos hombres sabían que, por desgracia, eso no era así. Y el principal problema que les impedía avanzar hacia un final quizás no completamente perfecto, pero si imperfectamente perfecto, ese era el padre de James. Señor que no había dudado en atizar a su hijo, incluso llevándolo sin ningún tipo de reparo a la inconsciencia, con el único propósito de lograr un perdón hacia una sospecha carente de ninguna clase de prueba real.

Las cicatrices que habían vuelto áspera e irregular la piel de su espalda, le recordaban las consecuencias que tenían sus imprudentes actos. Pero… A veces James se preguntaba si no era mayor el dolor que sentía ante la ausencia de su amado, que el que su padre le proporcionaba.

No habían sido fáciles aquellos años, pues se había visto obligado a sumergirse en un mundo completamente incierto, cargado de mentiras, engaños y superficialidad. Escondido bajo una capa de falsa felicidad se hallaba aquel muchacho de ojos claros y grandes sueños que alguna vez había sido.

Quizás había sido aquel mismo Dios que según el señor Wood no le permitía estar con Adam, el que le había puesto una vez más en su camino. ¿Cómo saberlo con completa certeza? ¿Cómo saber si aquella era una oportunidad que la vida le estaba otorgando para volver a ser feliz? Para deshacer aquellas cadenas que aprisionaban sus muñecas y ser el hombre libre que alguna vez había deseado ser.

El escuchar la suave voz del chico contra su oreja, así como las palabras que la acompañaron, provocó que un ligero escalofrío se extendiera por todas y cada una de sus extremidades, originando que James se estremeciera. Tras haber pasado tiempo bajo la completa certeza de desconocer el verdadero significado de la felicidad, podía incluso gritar que el tiempo de incertidumbre había cesado. Que, por fin, había vuelto a sentirla invadiendo su cuerpo.

Si algo tenía claro eso era que no sería él el que volviera a separar su figura del contrario, por lo que, cuando esa escasa distancia entre ambos volvió a establecerse, un casi imperceptible suspiro fue desprendido de entre sus labios, sin previo aviso e impidiéndole al varón evitarlo.

Tras escuchar la disculpa que le estaba siendo expuesta, poco tardó en agitar enérgicamente la cabeza hacia los lados, negando. Una de sus manos se alzó, deseosa de acariciar la mejilla del chico y refutar dicho pensamiento. Sin embargo, aquella acción acabó siendo un simple amago, pues en tan solo unos segundos su mano volvió a su previa posición.

No podía mostrar esa clase de afecto. No porque no quisiera, sino porque estaba en plena calle y temía que alguien pudiera estar observándoles. Una vez más, no temía por sí mismo, sino por el contrario.

Quizás había pasado mucho tiempo desde la última vez que lo había visto, pero que sus sentimientos permanecían intactos era un hecho que no hubiera dudado en gritárselo a los cuatro vientos.

James entreabrió los labios, con el propósito de exponerle al menor lo que pensaba, el cómo entendía que no hubiera contactado con él, el cómo había sido todo culpa suya y el cómo se arrepentía de no haber sido lo suficientemente valiente como para enfrentarse a su familia por el hombre al que amaba. Pero sus palabras fueron acalladas por la pregunta que le había sido formulada.

Se había olvidado de la bolsa, así como se había olvidado de que debía llegar a casa lo antes posible para no levantar sospecha alguna. Aunque, ¿de qué podía sospechar si nadie era conocedor del actual paradero de Adam?

Fue aquella reflexión la que le llevó a desviar su mirada hacia ambos lados, comprobando que nadie estaba prestando atención a la conversación de ambos chicos, previamente a reanudar su anterior posición sobre los ojos ajenos.

Las comisuras de sus labios se alzaron en una pequeña sonrisa, mientras restaba importancia con la cabeza al hecho de que, sin duda, el pastel no había tenido un final feliz, y tras dejar caer la bolsa al suelo, se hacía con la mano ajena tirando muy suavemente de ella.

No lo suficiente. —Musitó a modo de respuesta, haciendo un leve gesto con la cabeza, indicándole al varón que le acompañara. Necesitaba un lugar íntimo en el que hablar con él, un lugar en el que nadie pudiera contemplarles, escrutarles o juzgarles. Un lugar en el que conocer todos esos años que se había perdido, así como asegurarse de que no se equivocaría al realizar todo aquello que su mente le estaba proponiendo.


CON ADAM | EN LA CALLE | POR LA MAÑANA


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The pain of happiness.

Mensaje por Altaïr el Miér 19 Oct - 0:53

2728 days.
No, por muchas vueltas que le diera y por muchas posibilidades que se planteara, no encontraba una manera de que un segundo intento pudiera salir bien. No descartaba la posibilidad de que sí existiera una al fin y al cabo, pero dentro de sus posibilidades actuales, lo tenía difícil. Y nada le gustaría más que volver a intentarlo, esta vez en serio, pero ni siquiera habían hablado diez minutos. Tampoco podía suponer que él estaba pensando lo mismo.

Al ver que James miraba a ambos lados de la calle se preguntó si estaría esperando a alguien. Y si ese alguien sería la chica por la que en su momento tuvo que irse. ¿Seguiría con ella? No le extrañaría. Ya sabía cómo era su padre con todo aquello. Parecía que tenía escrita su vida de principio a fin. Solo pensarlo ya parece horrible.

No dudó en seguir al chico cuando éste agarró su mano y tiró de él para salir de la calle, sonriendo de nuevo al oír la respuesta a su pregunta. No hacía mucho que Adam había llegado allí, por lo que nadie o casi nadie le conocía, pero no tenía ni idea de desde cuándo James residía en el mismo sitio. Bueno, por saber, ahora mismo no sabía nada de su vida. Por eso estaba deseando empezar a hacerle preguntas.

¿Vienes a ver a alguien o me he mudado al mismo sitio en el que vives? O es el destino o una coincidencia muy grande. —Soltó en cuanto estuvieron algo más apartados, lo suficiente como para tener una conversación algo más íntima.

Esperó impaciente la respuesta del mayor, incapaz ya de borrar la sonrisa que se había extendido antes por su rostro. Sin darse cuenta seguía agarrando una de sus manos, y ni siquiera cuando se dio cuenta de que lo estaba haciendo le soltó. Si ese era el único contacto que iban a poder tener, no iba a desperdiciarlo ni de broma.

CON JAMES | EN LA CALLE | POR LA MAÑANA



<3:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
230

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The pain of happiness.

Mensaje por Miss Hook el Miér 19 Oct - 14:35

2728 days.
Le parecía ridícula y casi irreal la impaciencia que había comenzado a florecer en su estómago, extendiéndose poco a poco por todo su organismo. Sus piernas esquivaban a las personas con una agilidad desconocida en él, pues si de algo podía avergonzarse eso era su constante torpeza.

Dio un último tirón a la mano ajena, conduciéndolo hacia el interior de una apartada y desierta calle, paralela a esa en la que se habían encontrado. Y, una vez el muchacho no solo se halló cerca de él, sino que se negó a deshacer el contacto que él había iniciado minutos atrás, por fin pudo respirar con serenidad.  

Su dedo pulgar había decidido comenzar a trazar pequeños y suaves círculos sobre el dorso de la mano ajena, acariciándola. Sus orbes, que durante un breve espacio de tiempo se habían dedicado a seguir aquel movimiento, se alzaron hasta dar con las de Adam, al escuchar las pregunta que le formulaba.

Por muchas veces que repitiera aquella cuestión en su cabeza, buscando alguna simple y sincera respuesta, le resultaba realmente complicado pensar, mientras tuviera al varón tan cerca de él su parte racional quedaría desactivada.

Cualquier movimiento podría resultar imprudente, erróneo. ¿Quién le aseguraba que Adam no hubiera encontrado a otra persona? Habían pasado muchos años y, para que mentir, era demasiado precioso como para pasar desapercibido ante los ojos de la gente.

Sin embargo, había algo en su mirada, algo en la forma en la que su mano se unía a la propia o en la que su corazón latía desbocado, que le incitaba a dejarse llevar y seguir adelante con aquel irreprimible deseo que inundaba su pecho.

De ahí la razón de que empujara el cuerpo del moreno, sin desviar su mirada en ningún momento, hacia la pared que tras su espalda se hallaba. Y sin tan si quiera darle la oportunidad a su cabeza de replantearse o negarle, aquella acción a sus músculos, sus manos quedaron liberadas, aferrándose a la camiseta del menor, mientras sus labios buscaban los ajenos.

Poco tardó en establecerse aquel anhelado contacto, poco tardó la boca de James en presionarse con fuerza contra la de Adam, en devorarla, recopilando los restos del amor que ambos habían compartido, saboreando sus labios, dejando que el aroma que invadía su cavidad bucal le envolviera y reconfortara.

¿Y si se estaba equivocando? ¿Y si el hombre le rechazaba?

Ante aquellas preguntas que su cabeza no dejaba de formularle, impidiéndole concentrarse y disfrutar del chico, se separó. Aunque no demasiado, pues su nariz descansaba contra la ajena, mientras sus pulmones buscaban a gritos aire, con el fin de poder restablecer su respiración y normalizar el ritmo de sus latidos.

Lo siento… —Masculló, alzando poco a poco los párpados, separándose muy ligeramente de él, para de esa forma poder contemplar su rostro, para observar cuál sería la reacción correspondiente a su repentino movimiento. Pese a ello, sus manos permanecieron afianzadas a su camiseta temiendo que, si la liberaba, el chico se fuera.

CON ADAM | EN LA CALLE | POR LA MAÑANA


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The pain of happiness.

Mensaje por Altaïr el Miér 19 Oct - 20:54

2728 days.
Mantuvo la mirada, esperando una respuesta por parte James que acabó por no llegar. O más bien por llegar, pero de otra manera. Frunció el ceño cuando le empujó hacia la pared, incapaz de imaginarse qué estaba a punto de hacer hasta que sus labios estuvieron pegados a los de él. El gesto le sorprendió de tal manera que por un momento no supo muy bien qué hacer, o mejor dicho, no pudo reaccionar, algo le decía que ese beso iba a durar menos de lo que le gustaría.

Pero afortunadamente no fue así, y al darse cuenta de ello no dudó en llevar una mano a su nuca, cerrando los ojos durante el tiempo que sus labios estuvieron pegados a los del mayor. No podría expresar lo bien que se sentía aquello una vez más, ni lo mucho que había echado de menos a James. Al menos si no volvían a verse después de eso, podría considerarlo una despedida como debería ser.

No sabría decir el tiempo que duró el beso, que no fue poco, pero se lo pareció. Muy poco, de hecho.

Soltó un suspiro en cuanto volvió a establecerse la distancia entre ambos, aunque no fue demasiada, ya que la nariz de James seguía rozando la suya. La mano que hasta ahora había permanecido en su nuca se deslizó por su cuello hasta acabar sobre su hombro—. ¿Por ti o por mí? Si es por mí no tienes que sentir nada. —Al volver a ampliarse la distancia lo suficiente como para que Adam pudiera fijar la vista en los ojos del contrario, no pudo evitar esbozar una leve y algo tímida sonrisa.

Tienes que contarme muchas cosas. —Quería oír cualquier cosa que pudiera contarle, incluso las que tenían que ver con su familia si es que seguía tan ligado a ella. Si lo hacía tendría todo el tiempo del mundo para escucharle, pero aquel no era el momento, ni mucho menos el lugar—. Aunque aquí no… no quiero meterte en problemas otra vez. Pero tienes que hacerlo, así que tenemos que vernos otra vez.

Sí, en parte era una excusa para volver a pasar un rato con él. Ya que tenía una oportunidad para hacerlo, qué menos que aprovecharla.

CON JAMES | EN LA CALLE | POR LA MAÑANA



<3:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
230

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The pain of happiness.

Mensaje por Miss Hook el Miér 19 Oct - 21:29

2728 days.
Ni si quiera dudaría en aceptar aquella directa propuesta que le había realizado el muchacho. Aún no sabía cómo se las arreglaría para poder escaparse una vez más con el propósito de verle, pero si algo tenía claro eso era que lo haría. De una forma u otra se encontraría una vez más con el chico. Pues eran tantas las preguntas que deseaba realizarle, tanto lo que quería saber, que incluso las horas proporcionadas por el día le resultaban escasas.

¿Cómo expresar con palabras lo que su pecho sintió al comprobar no solo que el beso había sido correspondido, sino que aquel inexplicable sentimiento no se había instalado únicamente en su interior?

El observar la pequeña y tímida sonrisa que surcó el rostro del chico, generó que su corazón diera un vuelco y, sin ser capaz de evitarlo, su boca volviera a unirse a la ajena.

Dioses, cómo puedo quererte tanto, joder.

Pero, al contrario que la vez anterior, esta última sus manos no permanecieron sobre su camiseta, sino que acunaron sus mejillas, acariciándolas al mismo ritmo con el que sus labios danzaban sobre los suyos.

Esta noche. —Musitó, sin separarse lo suficiente como para evitar rozar sus labios al hablar. Moviendo muy levemente su rostro hacia los lados, acarició la nariz del moreno, prolongando durante quizás más tiempo del realmente justo, su cercana posición.— ¿Crees que sabrás llegar hasta aquí de nuevo?

Sus extremidades comenzaron a temblar, ante el mero pensamiento de volver a ver al varón, rezando interiormente para que aquellas horas en las que ambos permanecerían separados tras aquel inesperado, aunque solicitado encuentro, pasaran con rapidez. Y, ni si quiera se había despedido. Confiaba en que apareciera, sabía que lo haría.

A las… ¿Ocho? —Sugirió James, alzando una de sus cejas, mientras su cuerpo poco a poco incrementaba esa distancia que hasta entonces había parecido prácticamente inexistente.

Con el propósito de ocultar la amplia sonrisa que amenazaba con extenderse por sus labios, producto del torbellino de emociones que se arremolinaban en torno a su pecho, el hombre atrapó el labio inferior entre sus dientes, mordisqueándolo.

En todo momento sus ojos permanecieron clavados en los contrarios, perdiéndose por aquel claro y profundo mar que las conformaba. Un pequeño suspiro salió despedido de entre sus labios, suspiro de alivio, de felicidad, por fin era algo más que amargura y tristeza lo que invadía su organismo. Y si había algo de lo que estaba completamente seguro eso era que… No cometería el mismo error una segunda vez, no tenía pensado dejarle escapar, por reprimendas o golpes que aquella decisión conllevara, ya había hecho uso de demasiado tiempo para darse cuenta de que ningún dolor era comparable al que sentía cuando no le tenía cerca.

CON ADAM | EN LA CALLE | POR LA MAÑANA


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The pain of happiness.

Mensaje por Altaïr el Miér 19 Oct - 23:27

2728 days.
Una parte de él le decía que no debía ilusionarse demasiado con el tema por muy bonito que le estuviera pareciendo,  por mucho que le echara de menos, o por muchas ganas que tuviera de volver a verle y hablar de todo lo que se habían perdido. Esa misma parte a la que estaba intentando ignorar de cualquier manera no dejaba de gritarle que iba a volver a salir mal y solo iban a conseguir hacerse más daño. Puede que esa fuera la parte lógica, también, pero decidió obedecer a la restante, que le pedía que se arriesgase una vez más y que le repetía que valía la pena.

Sus labios no dudaron en volver a recibir a los de James, plasmando contra éstos una sonrisa que fue incapaz de borrar hasta que las siguientes palabras salieron de su boca—. Claro que sabré llegar… A las ocho entonces. No te olvides de venir.

No iba a olvidarse, eso lo sabía, igual que sabía que tanto él como el mayor se pasarían el resto del día esperando ese momento.

Ahora tengo que irme, me están esperando. Lo siento. —Durante ese tiempo hablando con James había conseguido olvidarse de qué tenía que hacer, pero no podía retrasar más la cita por mucho que quisiera hacerlo, y seguramente a él también le estaban esperando. Sin ni siquiera pararse a pensarlo, se acercó a sus labios para dejar un corto beso sobre éstos, gesto seguido de una sonrisa antes de escaparse de entre sus brazos—. Seguro que también tienes cosas que hacer. Para alguien sería lo que queda de ese paquete. —Señaló a la bolsa ahora en el suelo, imaginándose que sería algún recado.

Estaba intentando alargar aquel momento todo lo posible, como si esperara que las horas que quedaban hasta su próxima cita pasaran en dos segundos. Pero al final no le quedó otra que despedirse. Por suerte, esta vez no sería para siempre.


CON JAMES | EN LA CALLE | POR LA MAÑANA



<3:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
230

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The pain of happiness.

Mensaje por Miss Hook el Jue 20 Oct - 0:28

2728 days.
A decir verdad, él también había olvidado completamente que su mujer seguía esperándole en casa desde probablemente horas atrás, preguntándose dónde se encontraba su marido. Ni se había molestado en llevarse consigo el teléfono móvil, por lo que estaba ilocalizable. Aquel sentimiento de libertad no se asemejaba con ninguno sentido antes, pero aún podía hacerlo más intenso y completo, solo necesitaba tomar la decisión adecuada en el momento idóneo.

Adam no era el único que mostraba un claro interés en prolongar aquel momento. Sin embargo, el hecho de que en tan solo unas horas ambos volverían a verse, hacía de aquella despedida un simple Hasta Luego, evitando que su corazón volviera a sentir la angustia sufrida la última vez que ambos se vieron obligados a decir Adiós.

Sin tan si quiera dudarlo, le devolvió el beso al moreno, acercándose una vez más hacia él para besar con ternura y mimo sus labios. La misma sonrisa que surcaba el rostro ajeno se apoderó del propio, haciéndole casi imposible realizar cualquier otra clase de movimiento con la boca.

Te estaré esperando a las ocho menos cinco. —Expuso, ampliando aún más su sonrisa, si es que eso era posible, enseñando su blanca y perfecta dentadura en el acto. Entonces, y a regañadientes, se agachó, cogiendo del suelo no la bolsa con el pastel, sino el cuaderno que previamente había dejado descansar en él. Y, apretándolo contra su pecho, acrecentó la distancia que separaba su cuerpo del ajeno.

Giró sobre sus propios talones, dándole la espalda al varón. Aunque tan solo dio un par de pasos, antes de detener el movimiento de sus piernas. Frunció el ceño, bajando su clara mirada hacia el suelo. Tan solo fue cuestión de un par de segundos, lo que tardó James en volver su cuerpo hacia él, suprimiendo la distancia que los separaba una vez más. No se cansaría de besar aquellos labios nunca, por muchas veces que lo hiciera, por mucho tiempo que pasara pegado a ellos. Eran la mejor droga que había probado y, por desgracia, se negaba a deshacerse de aquella adicción.

Avergonzado, por aquella actitud que había tomado, semejante más a la de un adolescente que a la de un hombre de su edad. Apretó sus labios una vez se hubo desprendido de los de Adam, formando una fina línea con ellos, ocultando la sonrisa que asomaba con ligereza por los extremos. Sus mejillas adquirieron un ligero tono rosado, que procuró esconder de la mejor manera que pudo.

Estás… Increíblemente guapo, Cooper. —Añadió, antes de volver a girarse y con rapidez desaparecer de aquel callejón.

La felicidad que invadía su abdomen era tal, que sentía la casi irreprimible necesidad de gritar. Sus piernas se movían con agilidad, en un vago intento por no alargar más el tiempo de llegada a la vivienda. Tenía un plan en mente para aquella noche, un plan que debía preparar con mucha precisión. Quería sorprender a su amado y no dudaría en usar todas las armas que poseía para lograr dicho objetivo.

CON ADAM | EN LA CALLE | POR LA MAÑANA


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The pain of happiness.

Mensaje por Altaïr el Vie 4 Nov - 23:41

2728 days.
No acababa de creerse que no solo se habían reencontrado, sino que ese reencuentro había sido mucho mejor de lo que se hubiera imaginado. No quería pensar en la parte mala de aquello, pero al volver a ver el pastel en el suelo pensó en lo que seguramente le estaba esperando a James en casa. ¿Y si al contrario de lo que hubiera pensado ahora era feliz? No quería que arriesgase algo así por él, mucho menos después de las anteriores experiencias que habían tenido. Aun así, se obligó a no pensar más en ello. Si tenían que despedirse una vez más por el bien de ambos, lo harían.

Se llevó una mano a la nuca mientras le observaba alejarse del callejón por segunda vez, todavía sonriendo a causa de las palabras que le había dedicado y a las que no había tenido tiempo de responder. Todavía tardó unos minutos en abandonar la calle él también, hasta que finalmente consiguió centrarse en las cosas que aún tenía que hacer antes de la tan esperada cita que habían planeado.

***

Después de toda una tarde yendo de aquí para allá, excusándose por no haber llegado a tiempo a la cita que ya tenía antes de acordar la que estaba a punto de tener con James y haber puesto en orden todo lo que no podría hacer esa noche, se cambió y se dispuso a salir de casa.

Eran las ocho y diez minutos, y aunque no había demasiado camino hasta el lugar en el que había quedado con él, había asumido que iba a llegar tarde. Mientras andaba todo lo rápido que le permitían las piernas rezó por que James no se hubiera ido o pensado que no iba a aparecer. No tenía ni idea de lo que había preparado y no se le ocurría que fueran a ir a cenar a algún sitio. De hecho estaba seguro de que habría tenido que poner alguna excusa en casa.

En cuanto llegó al lugar en cuestión no había ni rastro del chico. Al menos en la calle—. Mierda. —masculló, mirando alrededor y esperando verle aparecer por algún lado tarde o temprano.

CON JAMES | EN LA CALLE | POR LA NOCHE



<3:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
230

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The pain of happiness.

Mensaje por Miss Hook el Sáb 5 Nov - 21:48

2728 days.
Aún podía escuchar los gritos retumbando por su cavidad auditiva. Esos gritos que se había obligado a enfrentar con escusas inciertas una vez sus pies pisaron aquella vivienda que se obligaba a llamar hogar. Durante el trayecto hacia su casa se había preparado mentalmente para el no inesperado reproche que le haría su mujer no solo por las largas horas de retraso, sino por la inutilidad que había presentado sobre el recado que le había sido encomendado. Pues no solo había llegado tarde, sino que además lo había hecho con las manos vacías.

Aprovechándose del enfado presentado por la mujer, el cual, y por fortuna le había llevado a la rubia a manifestar su deseo de quedarse sola aquella noche, el muchacho había huido de su propia casa. No sin antes hacerse con una pequeña mochila en la que introdujo parte de lo que tenía preparado. La rubia se había encerrado en el salón, lo que le daba vía libre para acceder a la cocina sin ser descubierto o analizado por los curiosos ojos ajenos.

Con la mayor rapidez posible preparó dos sándwiches que envolvió poco después en papel y tras hacerse con dos latas de cerveza y un pequeño tupperware con fresas que de camino a casa había comprado, se dirigió hacia su habitación. Llenó la mochila con la comida además de una manta que les escondería y resguardaría del frío y una vez hubo terminado sus pasos se dirigieron hacia el cuarto de baño.

A penas poseía una hora para terminar de prepararse y acudir al lugar en el que había quedado con Adam. A medida que el tiempo se escurría de entre sus dedos, podía sentir como su corazón incrementaba la velocidad de sus latidos. ¿Y si no aparecía? ¿Y si decidía que lo mejor era que aquel repentino encuentro nunca hubiera ocurrido? Las múltiples dudas que surcaron su cabeza, al mismo tiempo que el agua caía sobre su cuerpo, le hicieron vacilar sobre si seguir adelante con lo que tenía planeado.

Finalmente, decidió hacerlo. Iría. Si Adam no aparecía, hecho que entendería a la perfección pues habían pasado demasiados años desde su último encuentro hasta el de aquella mañana, se olvidaría completamente de él. Dejaría de escribirle una carta cada mañana. Pondría, por fin, ese punto y final que se había negado a admitir. Pero, si ocurría lo contrario, si el varón de pelo rizado decidía aparecer, no dudaría en luchar por él con todo lo que hiciera falta.

Dando un portazo en son de aparentar una ira de la que claramente carecía, satisfaciendo de esa manera el deseo de su mujer, James salió de casa. Ya eran las ocho menos cuarto, aunque apenas tardaría un par de minutos en llegar a aquel tan esperado destino.

Sus dedos titubeaban sobre su pantalón, ansiosos por corroborar lo equivocadas que estaban sus corazonadas. Sin embargo, a medida que pasaban los minutos, y el varón no daba señales de vida, su temor se iba haciendo poco a poco real. No aparecerá. Pensó, decepcionado, desilusionado, triste. Tragó saliva con dificultad, con el fin de disuadir el nudo que en su garganta se había instalado, impidiéndole a sus ojos derramar aquellas pequeñas gotas de agua que poco a poco en ellos habían comenzado a acumularse. ¿De qué coño te sorprendes, James? Tú fuiste el que lo abandonaste la última vez.

Dispuesto a abandonar aquel desierto lugar, el muchacho dio un paso hacia la salida del oscuro callejón, cuando divisó la figura de su amado aparecer bajo la tenue luz que las farolas le proporcionaban.

Está aquí.

Pese a que ante los ojos del contrario pasara desapercibida, una amplia sonrisa iluminó el rostro del mayor, que no dudó en acercarse silenciosamente al chico por atrás. Sirviéndose de la libertad que la mochila le proporcionaba a sus manos, James envolvió la cintura ajena, acercando su rostro hacia la mejilla contraria.

Temía que no aparecieras… Me estaba volviendo loco. —Musitó, con la boca pegada al pómulo del moreno. Lugar donde segundos más tarde depositó un suave y tierno beso. A pesar de que sus labios se separaron de aquel lugar, su nariz permaneció descansando sobre él. Sus párpados habían decidido ceder. No deseaba abandonar esa posición, no de momento y no tras haberse hecho la idea de no volverle a ver nunca más.— No te permito que me vuelvas a dar un susto así, Cooper.

CON ADAM | EN LA CALLE | POR LA NOCHE


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The pain of happiness.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.