Últimos temas
» 3. Say you won't let go
Hoy a las 12:09 por Storm Queen

» That 20s show
Hoy a las 11:06 por Mint

» VI. In light of the seven
Hoy a las 7:09 por Elric

» Shot through the heart
Hoy a las 5:04 por Nébula

» 2. New toy, new game.
Hoy a las 2:31 por Storm Queen

» 4. I'd lose somebody like you.
Hoy a las 2:11 por Hellcat

» 1. Who is in control?
Hoy a las 2:11 por Storm Queen

» 5. Set fire in my head.
Hoy a las 0:01 por Storm Queen

» ♠ Tear me to pieces.
Hoy a las 0:01 por Magik

» Death is equal
Ayer a las 23:34 por Arson

» — Personajes.
Ayer a las 23:02 por Snicket

» A Thousand Years
Ayer a las 22:58 por Shadows Takes All

» ♠ You're always here to me.
Ayer a las 22:54 por Hellcat

» 01. We're controlled by an evil insanity
Ayer a las 18:29 por Python Labubie

» 01. Just a beer with a bear
Ayer a las 16:39 por Python Labubie

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project
function selectCode(e) { var doc = document , text = $(e).closest("dl").find(".cont_code,code").get(0) , range, selection ; if (doc.body.createTextRange) { range = document.body.createTextRange(); range.moveToElementText(text); range.select(); } else if (window.getSelection) { selection = window.getSelection(); range = document.createRange(); range.selectNodeContents(text); selection.removeAllRanges(); selection.addRange(range); } }; $(function(){$("dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd.code, dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd > code").closest("dl").find('dt').append('Seleccionar')});

Les copains d'abord.

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Les copains d'abord.

Mensaje por Novocaine el Vie 30 Sep - 17:18

Les copains d'abord
Una parte de Francia ha sido ocupada por las imparables tropas alemanas. Dentro de las nuevas fronteras, únicamente quedan dos opciones: rendirse y callar o luchar para morir. Después de perder a su marido, Odette no dudó en unirse a las fuerzas de la resistencia más cercanas. Su objetivo era claro y único: liberar a su país de la amenaza fascista para que su hijo pudiera crecer en un territorio libre y seguro.

Amanda es una de las pocas mujeres entre las tropas británicas. Su nueva misión está en Francia, concretamente en una de las villas ocupadas. Allí deberá diluirse con el resto de habitantes y encontrar la manera de apoyar a la resistencia para hacerles ganar desde dentro. Su única compañía son cinco soldados que más subordinados, son más bien sus amigos.

Dos mujeres que, como sus países, únicamente comparten un objetivo: derribar al enemigo común.
Odette D'aramitz
30 | gal gadot | fenrir
Amanda Clayton
28 | hayley atwell | novocaine
PLOT • HISTÓRICO • 1x1


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1444

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Les copains d'abord.

Mensaje por Fenrir el Vie 30 Sep - 18:49

1. Vast Midnight

La gente, como todas las noches, iba y venía de un lado a otro en un ajetreo propio de una sociedad como la suya, donde la gente estaba acostumbrada a vivir y pasear acompañados ya. Desde que los alemanes se habían hecho con Francia, pocos motivos habían tenido los niños para reír de verdad, ahora sus travesuras eran tirar piedras a los alemanes y se pagan muy caras. Odette había tenido suerte de que su niño, de cinco años fuera una de las criaturas más atentas y amables de aquel planeta, o quizás hubiera estado en apuros incluso mayores de los que ya tenía. El pequeño era su guía desde que su marido había muerto, era la persona que había estado a su lado tras la caída de la frontera francesa a manos de los nazis y su única razón para seguir luchando. Sí, la patria estaba muy bien, pero Odette había vivido la depresión tras la Gran Guerra, conocía vagamente el horror de la primera guerra, sobre todo de oídas, no deseaba que su hijo sufriera aquello más de lo necesario... y ahí estaban, ella demasiado cobarde para salvarle. Había visto a madres ahogar a sus hijos mientras estos se distraían jugando, bien porque ya tenían muchos retoños y faltaba comida para alimentarlos o por algún miembro perdido en uno de los bombardeos iniciales.

Su niño seguía intacto, vivo y sano dentro de lo que cabía. Así que ella luchaba para que siguiera así. Su rebeldía era moderada, no apoyaba a los rebeldes de forma abierta, no se lo podía permitir; pero en el local en el que trabajaba les servía las bebidas y, en los últimos días, había comenzado a envenenar la bebida de uno de los comandantes alemanes que a veces se paseaba por ahí y, el muy descarado, flirteaba con ella. Mil veces había deseado darle un puñetazo en la nariz, y las mil veces se había contenido, temiendo que dañaran a su vástago.

Esa noche todo parecía más tranquilo, los hombres hablaban en susurros a pesar de que no había alemanes cerca. Uno nunca sabía cuándo estarían escuchando ni quién daría el soplo, tan solo sabían que aquel era el lugar más seguro que podían encontrar. Hasta que entraron nuevas personas. Había escuchado rumores de que se acercarían en la noche, en el cambio de guardia, aquellos que estaban proporcionando dinero a los de la resistencia. Nunca creyó que fuera a suceder de forma real, por lo que grande fue su sorpresa al ver a aquellos seis hombres... no, cinco hombres y una mujer, entrando en el local.

El toque en su hombro que vino como llamada de atención casi le hizo dejar caer el vaso que estaba limpiando, tuvo suerte de conseguir aferrarlo firmemente antes de que eso sucediera. Miró a su jefe con los labios prensados en una fina línea, leyendo en los ajenos la orden antes de asentir y acercarse a los británicos con una tierna sonrisa, propia de quien está feliz de ver a un viejo amigo.

Por aquí, por favor. Es una alegría verte de nuevo. —Su tono no era muy alto, pero en el silencio del pub, lo cierto es que no se necesitaba mucho más. Parecían palabras auténticas las que habían salido de su boca ante la llegada, más que ensayadas. Era su trabajo el guiarlos ahora al lugar escaleras abajo donde estaban sus compañeros de la resistencia.— Tenemos tanto de lo que hablar...

No apartó la vista de la mujer, no podía permitirse ese lujo. Todos en el pueblo lo sabían a excepción de los nazis: Odette no se enteraría de lo que dijera a no ser que tuviera los ojos clavados en los labios del emisor.
Con Amanda | 21:55h | Pub


Fenrisúlfr
Then is fulfilled Hlín's second sorrow, when Óðinn goes to fight with the Wolf. Then shall Frigg's sweet friend fall.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1187

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Les copains d'abord.

Mensaje por Novocaine el Lun 24 Oct - 20:27

1. Vast Midnight

Llegar a Francia fue relativamente sencillo. Lo que resultó realmente complicado fue alcanzar el pueblo en el que iban a tener su base de operaciones. Los nazis se habían tomado bastante en serio eso de invadir el país galo, de modo que habían apostado guardias prácticamente en todas las carreteras y esquinas transitadas. Por eso mismo, ella y su equipo tuvieron que viajar preeminentemente de noche y por caminos secundarios. Era poco seguro, pero por algo iban a tener que apostar si querían tener éxito.

Y por fin, después de dos semanas de esfuerzo y sacrificios, alcanzaron aquella villa que los iba a recibir con los brazos abiertos. O al menos metafóricamente hablando, claro. A ojos del público, ellos no eran más que unos simples forasteros que habían perdido su pueblo en la invasión, junto con sus hogares, sus cosas e incluso sus familias. Por supuesto, debían aparentar estar muy apenados y muy hundidos. Ah, y tres de sus acompañantes no podían ni siquiera abrir la boca, teniendo en cuenta que a penas tenían la más mínima idea de francés.

Era ya noche cerrada cuando comenzaron a caminar por las silenciosas calles camino a la taberna que les habían indicado. Las ropas de todos estaban sucias de polvo por el viaje, y sus bolsas no abultaban demasiado. Llevaban encima lo suficiente como para sobrevivir y no levantar ninguna sospecha. Además, por si fuera poco, juraría que a sus hombres les rugían las tripas como si fueran leones hambrientos. La comida también había sido un lujo escaso en aquellas dos semanas de camino.

Al entrar, el agradable calor hizo que Amanda cerrara los ojos complacida durante unos segundos. Poco después, la mujer que atendía la barra se acercó hacia ellos. Suponía que sería su gancho.

Nosotros también nos alegramos de estar aquí —. Alegó con un tono apagado, más bajo que el de la otra. Esperaba que su acento británico no hubiese sido demasiado evidente en las palabras que acababa de pronunciar. Llevaba meses practicando su francés para aquello —. Ha sido un viaje muy largo, pero las ganas de verte de nuevo han hecho que sea un poco más llevadero.

Tras aquello, se limitó a seguir a la mujer hacia donde quisiera que fuera a llevarla. Esperaba que a un lugar un poco más alejado y también seguro. A pesar de que no se sentía amenazada en ese momento, sabía que había muchos ojos observándolos en aquel momento. Y no todos ellos amigables. Suponía que estaba más rodeada de enemigos de lo que le gustaría reconocer.
Con Odette | 21:55h | Pub


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1444

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Les copains d'abord.

Mensaje por Fenrir el Dom 8 Oct - 16:25

1. Vast Midnight

Debía de reconocer que la británica hablaba un francés bastante bueno. Desconocía cómo sería su acento, pero la vocalización era la correcta para tener bien claro lo que estaba diciendo palabra por palabra. Había visto a muchos extranjeros intentar hablar su idioma, y avergonzados por vocalizar correctamente, habían hecho prácticamente imposible la comprensión de lo que decían.  Sin embargo, la mujer junto a ella le estaba haciendo bastante sencillo el entender y mantener una conversación. Tenía que haber practicado bastante, pensó con admiración, para conseguir que Odette entendiera a la perfección lo que quería decir. O no tener ningún tipo de vergüenza a equivocarse.

Guió a Amanda y a sus compañeros hasta una mesa junto a la barra, algo apartada del resto que les daba tanta tranquilidad como privacidad. Además, hacía más cómoda la comunicación con la gente al otro lado, lo que permitía intercambiar información con bastante disimulo y ligereza. Aún no había encontrado un nazi que le gustase sentarse ahí, generalmente ocupado por los que frecuentaban el bar.

Lamento que hayas tenido que sufrir un viaje tan largo. —Y que visitase Francia en aquella horripilante situación. Nadie merecía encontrarse con una nación tan derrumbada como en la que vivía en esos momentos.

Cuando finalmente les dejó en su mesa, depositó un par de cartas por si querían algo de comer y, con una última sonrisa a la británica, se deslizó a la barra para servirles cerveza a todos. Les pondría vino, mas no consideraba que por el momento tuvieran nada que celebrar.

Dejó que se asentasen unos minutos, tomándose su tiempo en llenar las jarras. Echó un último vistazo a las mesas ocupadas, asegurándose de que ninguna la requería, antes de regresar a la mesa con los espías. Eran un grupo un tanto extraño, costaba creer que de verdad fueran a ayudarles a salir de aquella. Pero en tiempos de guerra tener fe era una de las pocas cosas que les quedaba.

Pronto vendrá Marie con su esposo, así que relajaos de mientras. Seguro que estarán tan contentos como yo de teneros aquí. ¿Queréis algo para cenar mientras tanto?
Con Amanda | 21:55h | Pub


Fenrisúlfr
Then is fulfilled Hlín's second sorrow, when Óðinn goes to fight with the Wolf. Then shall Frigg's sweet friend fall.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1187

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Les copains d'abord.

Mensaje por Novocaine el Dom 5 Nov - 21:48

1. Vast Midnight

Amanda dejó escapar un suspiro aliviado tan pronto como se sentó en la silla. Sus pies agradeciéndole al instante aquel gesto. Desde hacía semanas, las piernas le dolían. Era como un cosquilleo en la parte trasera que, suponía, no evidenciaba más que agotamiento. No había ido a aquella villa para descansar ni para tomarse unas vacaciones pero, al menos, ya se habían acabado las largas jornadas de caminata. Aunque, presagiaba, lo peor estaba por llegar.

La joven hizo su mejor esfuerzo por ignorar que en aquel bar había más gente. No sabía demasiado bien si las personas que estaban sentadas al otro lado del bar eran amigos o enemigos. Seguramente estaba siendo paranoica, pero más valía prevenir que curar. De ese modo, bajó al máximo su tono de voz cuando tuvo que dirigirse al resto de sus compañeros, en inglés —. Estad atentos por lo que pueda pasar —. Ordenó simplemente, mientras fingía estar muy interesada en la carta que les había dejado la otra mujer.

Cuando volvió, le dedicó una cordial sonrisa  —. No tenemos prisa —. Dijo, asintiendo ligeramente con la cabeza —. Lo que tengas preparado ya. Es demasiado tarde —. Respondió, tendiéndole de nuevo la carta. En ese momento, tenía tanta hambre que se habría comido cualquier cosa, mucho si llevaba implícita la promesa de estar caliente y recién hecho. Los días de queso y salazones podrían haberla vuelto loca si se hubiesen alargado una sola jornada más.

Amanda se giró rápidamente hacia la puerta cuando escuchó que esta se abría. Por un momento, tuvo que entornar ligeramente los ojos para ver si la pareja que entraba era la que le habían enseñado en las fotografías. Parecía ser que sí. Mientras se acercaban hacia ellos, se levantó y recibió a la mujer con un abrazo, como si fuera su familia. Era la primera vez que se veían, pero tenía que mantener una fachada y aquella era la mejor excusa para justificar que, a partir de entonces, iban a estar juntos a todas horas por el pueblo —. ¡Cuánto tiempo sin verte! —. Se lamentó, al separarse de ella, y luego se la quedó mirando durante unos segundos, evaluando sus facciones —. Ha sido un viaje muy largo, pero estamos contentos de haber llegado ya. Íbamos a cenar, ¿os unís a nosotros?
Con Odette | 21:55h | Pub


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1444

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Les copains d'abord.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Publicar nuevo tema   Responder al tema
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.