Últimos temas
» 04. We could be inmortals
Hoy a las 13:59 por Nightingale

»  01—. Where the waters meet
Hoy a las 13:10 por Zero Gravity

» ♠ I just want to take your innocence.
Hoy a las 13:08 por Storm Queen

» Lost souls in revelry
Hoy a las 12:52 por Nightingale

» ♠ You gave me a reason to try.
Hoy a las 12:50 por Storm Queen

» ♫ The most human of us all
Hoy a las 12:17 por Storm Queen

» 1-She is beauty shes grace she will punch you in the face
Hoy a las 11:58 por Storm Queen

» 2-Sleeping beauty
Hoy a las 11:45 por Storm Queen

» Can’t Finish What You Started.
Hoy a las 8:06 por Inmortal Blue

» Trust your heart
Hoy a las 7:49 por Sassdonyx

» Veritatem dies aperit
Hoy a las 4:31 por Incaendium

» Etherial's Dreams
Ayer a las 23:42 por jibriel

» ~ La joven y el señor vagabundo.
Ayer a las 23:13 por Sheena

» 03. Dangerous woman
Ayer a las 20:49 por Nightingale

» Pizza Potluck
Ayer a las 18:46 por Aversiteespabilas

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project
function selectCode(e) { var doc = document , text = $(e).closest("dl").find(".cont_code,code").get(0) , range, selection ; if (doc.body.createTextRange) { range = document.body.createTextRange(); range.moveToElementText(text); range.select(); } else if (window.getSelection) { selection = window.getSelection(); range = document.createRange(); range.selectNodeContents(text); selection.removeAllRanges(); selection.addRange(range); } }; $(function(){$("dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd.code, dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd > code").closest("dl").find('dt').append('Seleccionar')});

→ Blood & tears

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

→ Blood & tears

Mensaje por Yconia el Vie 14 Oct - 10:33

it's ok to be hurt
blood & tears
1x1. Realista. +18. S.Estocolmo
La inocencia poco valor tiene en un mundo desalmado. Aquí donde los pecadores abundan, las almas sin ensuciar son el alimento de aquellos seres sin compasión. Las buenas intenciones nunca han sido compatibles con la oscuridad.

En la relación víctima-abusador, las líneas divisorias pueden romperse con extrema facilidad. Después de todo, no es sólo la afectada quien aprecia el dolor, sino su contraparte. El saberse un hombre desquiciado no provoca que las acciones sean más sencillas de ser llevadas a cabo. Y, de la misma forma, el comprender los sentimientos del contrario no asegura la esperada libertad.

Filip Claesson
32 - Boyd Holbrook - Yconia
Rosie Avery
23 - Lily James - Veintisiete







AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
510

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: → Blood & tears

Mensaje por Veintisiete el Vie 14 Oct - 16:46

Don't hurte me...
please!
i.
The rapture.

La clase de derecho internacional había finalizado veinte minutos atrás, pero Rosie se había quedado charlando con sus compañeras sobre temas de derecho y organizar una posible fiesta para el fin de semana, con la simple intención de despejarse de las largas horas de estudios, los trabajos de entrega y los exámenes que la agobiaban. Tras despedirse de cada una de ellas, la joven futura abogada enfiló hacia el camino que guiaba a la residencia estudiantil, donde se hospedaba durante el año universitario.

De su móvil llegaban diferentes mensajes, pasando por su madre hasta su novio, quien estudiaba en otra universidad en la misma ciudad. Rosie contestó cada uno de ellos con tranquilidad, sin prestar atención alguna en su entorno. Cosa que debería haber hecho, pues así se hubiese dado cuenta de que alguien la acechaba. Pero la joven Rosie, a pesar de estudiar abogacía, creía en la bondad del mundo, convencida de que nada malo le iba a pasar por caminar sola y de noche por el campus. Más tarde se arrepentiría de ello.

Tras responder los mensajes, se puso a mirar las redes sociales, pasando desde el Instagram, por Facebook hasta Twitter. No usaba Snapchat, porque le parecía bastante tonto, en su opinión. Seguía distraída, caminando a paso lento, con la vista más fijada en el móvil que en su entorno. Levantaba apenas la vista para cerciorarse de que iba en buen camino. Así lo hizo, para doblar la esquina y ya visualizar los edificios de la residencia estudiantil. Estaba a cinco metros de distancia de la puerta principal de su bloque edilicio, cuando sintió que alguien tiraba de ella por detrás suyo y no pudo gritar pues sintió la potencia de lo que creía que era cloroformo. Todo se volvió negro para Rosie.
con FILIP en UNIVERSIDAD por NOCHE





«Despite the forecast»
live like it's spring.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1085

Localización :
Everywhere

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: → Blood & tears

Mensaje por Yconia el Miér 19 Oct - 1:17

You're way past the point of no return
our passion play
has now at last begun
i.
The rapture.

El estrecho reflejo del espejo retrovisor solía ser una de sus herramientas de preferencia con las cuales vigilar a sus víctimas. Cuando ésta no se encontraba a la mano hacía uso del espacio que cualquiera de las ventanas le proporcionaba. Eran aquellos sus métodos predilectos de eliminación y posterior selección. No se trataba de algo inútil; sí que era una cualidad maniática y lo tenía bien presente, mas el saber que una mujer tenía la capacidad de encajar dentro de un espacio tan pequeño y lucir espectacular le daba toda la confianza que requería. Aquella sería una excelente presa.

El haberse alejado de aquella especial manera de elección le provocaba un estado ansioso que se veía bien reflejado en el constante tamborileo hacia el volante del automóvil, cosa que no solía ocurrir y que sólo se veía expuesto cuando su minuciosa rutina se veía interrumpida. Pero la razón lo había valido. Había sido capaz de aguantar la asfixiante sensación en su pecho, el temblor en sus extremidades, la constante voz en su cabeza; todo.

Era por ella; por Alexandra. No. No era en sí por ella, sino por aquella mujer que parecía haber sido tallada de la misma piedra, con la clara excepción del color de cabello y unos cuantos detalles que le hacían saber que no se trataba de la misma persona. Sin embargo la esencia era la misma. Inclusive su caminar era un imán para sus ojos. Desde que posó su mirar en ella supo que ella sería la próxima y, posiblemente, la última.

El par de semanas reglamentarias para la preparación habían concluido y aquel día marcaba el punto álgido del primer capítulo de aquella novela. La noche sería el único testigo de aquello. Lo confirmó al observarle, a través de aquel espejo, adentrarse en los edificios de estudio.

Tres horas.

[...]

La resistencia fue mínima, tal y como lo hubiese planeado. El único indicio de algún incidente fue el golpe seco que aquel aparato electrónico generó al dar con el suelo. Aguardó unos segundos, cerciorándose de que el cuerpo lánguido permaneciese de dicha manera, sin resistencia alguna que probase que aquella chica intentaba darle la vuelta. No fue el caso, así que cargó con ella, con una delicadeza contrastante con la forma en la que sus dedos escocían con deseo y expectación. Mas existía momento para todo.

La posterior trayectoria del sitio al auto fue efímera, habiendo esclarecido el trayecto con anterioridad y con una precisión propia de su meticuloso carácter. La delicadeza aún impregnaba sus acciones. Gustaba cuidar de sus adquisiciones de tal manera que fuese capaz de apreciar desde el inicio los cambios paulatinos.

Subió al auto.

[...]

El efecto del cloroformo está por terminar. Mientras tanto él aguarda, como ha hecho desde que arribaron a la cabaña. La mujer reposa en la única cama del lugar. La forma pacífica en la que respira le genera cierta excitación, no por la aparente inocencia, sino por la pregunta que aquello generaba en su mente. ¿Cómo sonarían sus gemidos? ¿Sus lamentos? Aunado a ello se encuentra el recuerdo distante de aquella mujer con la que comparte facciones y, aparte, que despierta deseos con mayor oscuridad que los que la original. Porque a esta sí que la tiene al alcance de su depravación.

Mordisquea su labio inferior, sintiendo ya el calor alojarse en su bajo vientre, hormigueando su camino hasta la ingle. Desvía la mirada hacia la cámara colocada en la mesa contigua a su posición. La ase entre dedos y apunta con la mira hacia su víctima. La única luz que alumbra el rostro que despierta melancolías es una que él mismo ha colocado desde el exterior de la cabaña. Ésta se cuela a través de las ventanas y da un efecto lúgubre y precioso al oscuro interior.

Click.

La primera fotografía es tomada sin flash, al natural, con tal de observar con perfección el resultado de aquella obra de arte.

Click.

Esta vez la luz ilumina la habitación. Escucha a la mujer removerse en la cama.

¿Despierta? —pregunta retórica.

Sonríe antes de tan sólo tomar la cámara con la zurda mientras la diestra se dirige hacia un vaso con agua, también previamente preparado. Aferra el envase entre dedos y lo estira hacia ella. La cercanía entre la silla y la cama le permite un movimiento suave y no tan exagerado en pos de no asustar a la chica.

Debes estar sedienta. Suele pasar al inhalar cloroformo. ¿Te duele la cabeza? También tengo medicina para eso. ¿O acaso tienes hambre? Traje manzanas.

Señala con la barbilla y la mirada hacia la mesa de noche junto a la cama donde se encuentra ella. Ahí se encuentran un par de manzanas con un pequeño cuchillo de bolsillo con el objetivo de servir para cortarlas y, también, como una prueba oculta o tal vez una forma dotar de un poco de emoción a aquel encuentro.

Soy Filip, por cierto. Te he estado observando, Rosie.
con Rosie en UNIVERSIDAD y cabaña por la NOCHE







AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
510

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: → Blood & tears

Mensaje por Veintisiete el Miér 19 Oct - 20:34

Don't hurte me...
please!
i.
The rapture.

Sus sentidos iban despertándose en conjunto con una intensa migraña. Levemente fue oyendo unos extraños clicks como luego la claridad suave de una voz masculina grave. Sus párpados se abrieron con una pesadez increíble y la vista se desenfocó mirando al techo de vigas oscuras, completamente perdida. No entendía qué estaba pasando y la voz seguía hablándole. Poco a poco, su cerebro fue armando las piezas del rompecabezas y la vista se aclaró para ver a un hombre con una cámara y ella acostada en una cama bastante mullida.

Aquello fue el pie inicial para reaccionar con un grito de terror, y casi retraerse contra el respaldo, con expresión agitada, como mareada.—¿D-donde estoy?—reclamó, más confusa que nunca, notando a la vez como el miedo atenazaba cada músculo de su cuerpo diminuto.—¿Quien eres tú y que hago hago aquí?—continuó su reclamo, asustándose más rápido que antes.

Observó el vaso extendido, las manzanas dispuestas en un plato con un cuchillo bastante afilado a la vista. El miedo pudo más con ella, pues no conocía a ese hombre de nada. Notó que estaba aún vestida, pero aquello no la tranquilizaba. Pudo sentir como temblaba ligeramente, sin entender nada.—¿Qué me has hecho?—acusó, con voz débil, asustada cual animalillo. En su mente sabía bien que aquello estaba mal, que algo malo había pasado y que debía escaparse de allí. Y solo pudo reaccionar en tomar el vaso que se le ofrecía, solo para echárselo en la cara a él y salir de la cama corriendo, pero el efecto de lo que fuera que había inhalado aún permanecía en su sistema orgánico, haciendo que se tambalease y cayera al piso con un estruendo.

Podía sentir sus piernas de forma tan débil, como si no tuvieran fuerzas para sostenerla, que atinó a arrastrarse por el suelo, antes de gritar.—¡AYUDA! ¡QUE ALGUIEN ME AYUDE!—bramó con toda la fuerza posible, mientras intentaba alcanzar la puerta sin mucho éxito. Tenía que salir de allí, todo le resultaba peligroso, era la alarma de su mente lo que la instaba a huir.


con FILIP en CABAÑA por NOCHE





«Despite the forecast»
live like it's spring.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1085

Localización :
Everywhere

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: → Blood & tears

Mensaje por Yconia el Jue 20 Oct - 19:23

You're way past the point of no return
our passion play
has now at last begun
i.
The rapture.

La mirada se enfoca y es capaz de observar al miedo a la cara. Las reacciones se adentran en él como pequeños alfileres, erizando sus sentidos, agobiando sus deseos.

Aspira una buena cantidad de aire con el solo objetivo de provocarle una conexión con el mundo terrenal, de no hacerlo, se vería absorto en pensamientos y en anhelos que desearía cumplir en ese instante. No quiere romper la ilusión, no todavía.

Ella le pide repetirse y él sonríe ante la expectativa del inicio de aquella relación. Las reglas han de ser previamente dispuestas.

Ya te dije quién soy, Rosie. —Su voz es clara y muestra una cadencia repleta de tranquilidad y decisión—. No me gusta repetirme. —Aún mantiene la mano estirada, con el vaso en mano y en espera—. Sin embargo no lo sabías. Te perdonaré por esta vez. Soy Filip.

Hace gala de su compasión. Porque aún cuando sus deseos depravados le provocan asquearse en veces —no más de las que le producen placer— posee un corazón y éste late y se desvive por cumplir los más vanos caprichos de sus víctimas; siempre y cuando éstas no choquen con sus propios deseos. Después de todo, también es bastante egoísta.

Muy buena pregunta. —Asiente—. Estás aquí porque eres la única que podría estarlo.

Suena lógico. Por supuesto que a sus oídos parece totalmente congruente y sabe que a los de ella no. Ese es el punto: Apelar al ego de maneras pocos convencionales.

"¿Por qué yo? ¿Por qué a mí?". Vamos, pregunta. No temas, piensa. Sabrás que no todo tiene una verdadera explicación lógica.

El primer movimiento se hace presente de una manera que no se espera. El agua golpea contra su rostro, mas no existe alarma en él. Su corazón no se acelera ni un ápice, inclusive tal vez sí que baja en cadencia. Pasa la diestra por su rostro, limpiando el líquido de ésta antes de girar la atención hacia la mujer la cual se arrastra y grita a todo pulmón en un acto desesperado y poco inteligente.

Ah. No, Rosie. No tan rápido. Divirtámonos un poco.

Me decepcionas, Rosie —empieza y en su tono es fácil apreciar dicha emoción.

Se mantiene ahí durante un par de segundos antes de estirar el cuerpo con tal de tomar el cuchillo de bolsillo entre dedos. Eleva entonces la cámara, enfoca el objetivo y dispara.

Click. Click.

Se levanta, aún su visión siendo compartida con aquella de la fotografía futura. Se acerca a la mujer.

Click.

Más cerca.

Click.

Se acuclilla a un costado, alejando la cámara de su rostro, colocándola sobre su rodilla. Observa a la mujer durante un par de instantes más antes de, sin temor, precipitar el cuchillo hasta ensartarlo, con fuerza, a un costado de una de las manos ajenas, mas rozando la piel, creando un pequeño corte. Deja ir el cuchillo con tal de que su mano se precipite hacia los cabellos ajenos; los toma desde la raíz y por la nuca, tirando de éstos sin miedo, escuchando los gritos. La excitación palpitando en sus venas, en su pecho, despertando el deseo. Agacha el rostro hasta que sus labios rozan la oreja ajena.

Te haré una pregunta capciosa, preciosa. —Aprieta el agarre en los mechones—. ¿Eres estúpida o simplemente ingenua?

El aroma del sudor frío, del temor y de aquella mujer se compaginan, se adentran en su propio ser. Se acerca con el objetivo de apreciarle de más cerca. Aspira su olor. Se inunda de aquel delicioso néctar. El palpitante anhelo se vuelve algo constante en su cerebro. Sin embargo aún no es tiempo.

Se levanta de su sitio, sin dejar ir los cabellos de Rosie, arrastrando con ella el camino previo recorrido, hasta obligarla a volver a posicionarse en la cama.

Olvidemos lo pasado, Rosie. ¿Volvemos a empezar? —Sonríe, afable—. ¿Quieres agua? ¿Comida?
con Rosie en cabaña por la NOCHE




Última edición por Yconia el Vie 21 Oct - 22:38, editado 1 vez





AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
510

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: → Blood & tears

Mensaje por Veintisiete el Jue 20 Oct - 21:21

Don't hurte me...
please!
i.
The rapture.

El hombre le causaba terror con esa calma tan peligrosa que emitía. Rosie se quedó temblando en su rincón, grabándose el nombre de él: Filip. Era el dato que necesitaba para acusarlo a las autoridades en lo que consiguiera salir de allí como sea. Le ponía los pelos de puntas saber que él sabía quien era ella, que la había seguido, que la había investigado. Se le escaparon lágrimas de miedo, casi abrazándose a sí misma.

—¿Porqué yo?—musitó, mordiéndose los labios para no romper a llorar. ¿Qué tenía ella de especial para aquel hombre enfermo? Pensó en su novio, en si ya sospecharía de su ausencia, en si ya estaría buscándola.—Mi novio te va a matar.—dijo a modo de defensa, una defensa mental que necesitaba para sentirse protegida de ese animal predador. Sin embargo, tras la defensa dicha, hizo lo indecible para escaparse de allí.

Pero la voz tan fría de él, la paralizó más de lo que estaba ya en el suelo y sollozó con más fuerza, oyendo los clicks de la cámara. Había una perversión en la escena, algo que la asustó más, pues percibía que él se estaba divirtiendo a costa suya. Soltó un alarido al sentir su cabello tirado hacia atrás, doliéndole el cuero cabelludo por aquella tirantez sin aflojar. Volvió a gritar al sentir el cuchillo hundirse en su piel, causándole un ardor indescriptible y casi sin poder defenderse.—Sólo déjeme ir, no le diré a nadie de usted, pero déjeme ir, por favor...—imploró, mirando la sangre manar del dorso de su mano a la vez que su cabeza seguía estallándole más gracias al tirón fuerte.

Sintió que le iban a quitar el cabello al ser arrastrada hasta la cama con fuerza y se dejó caer, aovillándose en sí misma, con la sangre manchando la colcha. Que él volviera a ser afable, la asustó más y negó con la cabeza.— Sólo déjeme ir, por favor, Filip.—suplicó, sollozando como una niña. Le dolía el cuero cabelludo y la mano, la cual atrapó con la otra para hundirla en su pecho, como si aquello fuera a curarla.—Prometo no decir ni una palabra.—insistió, intentando apelar a algún lugar de bondad en el corazón oscuro de aquel hombre.—Por favor.—sollozó, temblando en la cama, con muchísimo miedo. Aquello era una pesadilla.


con FILIP en CABAÑA por NOCHE





«Despite the forecast»
live like it's spring.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1085

Localización :
Everywhere

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: → Blood & tears

Mensaje por Yconia el Vie 21 Oct - 23:49

You're way past the point of no return
our passion play
has now at last begun
i.
The rapture.

Con la tranquilidad de quien posee la situación en sus manos, coloca la cámara sobre la mesa que nuevamente se encuentra a su costado. Las ya conocidas palabras expedidas por labios desconocidos le provocan largar un suspiro de claro desdén. No se molesta en ocultar la molestia detrás de éste.

Rosie —murmura—. Preciosa Rosie. —Lleva su mirar hacia el contrario—. Shh. Guarda silencio durante un instante y escúchame. —Aguarda a que ella cumpla con la orden, porque él bien sabe que toda petición no posee alternativa posible—. Piensa —pide—. Quiero que a partir de este momento pienses muy bien lo que me pidas. No te traje aquí para que seas un florero ni un bonito adorno. Estudias para ser una gran abogada, ¿no es así? —Por supuesto que lo sabe todo de ella—. Eres una mujer inteligente. —Lo afirma—. Así que, mejor pregúntatelo tú. Si estuvieras en mi posición, ¿dejarías que la víctima a la que tanto has seguido, investigado y por quien has preparado todo esto...? —Señala alrededor—, ¿se vaya así sin más? —Aguarda un par de segundos antes de sonreír—. ¿Ahora lo comprendes?

Se eleva de su sitio con tranquilidad. Camina hacia el sitio donde el cuchillo permanece. Se inclina y lo toma, haciendo uso de la fuerza suficiente como para desatascar el mismo. Lo observa antes de utilizar su ropaje para eliminar todo remanente de aserrín y madera partida que haya quedado en el mismo. Da la vuelta, dirigiéndose hacia la muchacha, de nuevo tomando asiento en su lugar habitual. Estira el cuerpo hasta tomar una de las manzanas y corta un pedazo, estirándolo hacia ella.

Come.

Espera a que ella tome el trozo antes de cortar uno para sí y llevarlo a la boca. Recarga el cuerpo en el respaldo de la silla. Sus manos ocupadas en la constante acción de trocear la fruta.

¿Estás más tranquila?

Estira la manzana la cual ha cortado en tiras sin arrancar de la fruta, con el objetivo de que sea más fácil de comer.

Tómala.

Su interés no se encuentra en amansar las preocupaciones de la muchacha, después de todo, él mismo se reconoce como un hombre depravado. Sabe bien que poco le interesa lo que la mujer pueda sentir o el dolor que llegue a sufrir —si acaso, la idea de éste le llenaba de un entusiasmo poco inocente. Mas existe una indulgente necesidad, egoísta como todo lo que él exuda, de demostrarse que sus acciones son excusables, que es capaz de lamer las heridas incluso antes de ser realizadas. Desea hacerse saber que, aún debajo de aquella monstruosidad, es un ser humano.
con Rosie en cabaña por la NOCHE







AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
510

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: → Blood & tears

Mensaje por Veintisiete el Sáb 22 Oct - 3:43

Don't hurte me...
please!
i.
The rapture.

Esa voz tan calmada, tan calculadora, tan lógica, solo provocó que se le pusieran más los pelos de punta, un escalofrío desagradable recorriendo su columna vertebral. Le hablaba como si la conociera de toda la vida, sabía muy bien quien era ella y Rosie podía sentir sus ojos arder de humedad. Se aferró la mano herida contra su pecho, sin dejar de mirarlo a través de la humedad de sus ojos, conteniendo los sollozos ahogados.

—No me gusta que apeles a mi inteligencia, Filip.—murmuró de forma muy cuidadosa. No quería provocar un brote psicótico en el hombre, pues se daba cuenta con qué tipo de persona estaba tratando. Había estudiado ese tipo de psicosis en la asignatura de psicología que impartía su carrera, para entender las clases diferentes de criminales penales a los que defender y ella misma se había jurado que jamás defendería uno como Filip.—Ni me gusta que me hayas seguido o investigado sobre mi vida, ni que me llames preciosa.demandó, con tono suave.—Lamentablemente sí comprendo la situación en la que me estás poniendo y que probablemente no salga de aquí con vida.—respondió, con la voz un poco más firme, pero temerosa de cualquier reacción negativa.—Pero también tendrás que comprender que, yo como víctima, estoy en mi derecho de reclamar libertad o intentar escapar.—retrucó.

No entendía porque se estaba calmando tan fácilmente, pero todo el entorno dejaba de sentirse peligroso, aunque su mente misma le estaba advirtiendo que experimentaba una trampa muy bien cuidada, muy calculada y fría. Pero la joven estudiante solo atinó a hacer más caso de esa rodaja de manzana roja que se veía apetecible y extendió la mano no herida para coger el trozo y comerlo despacio.  Lentamente aceptó el resto de la manzana, pero no se hallaba del todo tranquila, sin embargo los latidos de su corazón se iban disminuyendo a un ritmo normal.

—Me duele la mano...—dijo, mirando a Filip. Seguía comiendo la manzana con la mano sana y extendió la herida hacia él, como apelando a algún rasgo de humanidad del hombre.—¿Hay posibilidades de que me la cures?—preguntó, terminándose la manzana.—Y respecto a tu pregunta, extrañamente me encuentro más tranquila, cuando debería estar muerta de miedo, suplicando por mi vida.—respondió, notando el repentino cansancio.—Estás haciendo el juego psicológico, eso que hemos estudiado y yo no debo ser tan inteligente pues debería resistir, pero visto lo visto, estoy entrando en una calma extraña, antinatural.—continuó hablando, y lentamente se dejó caer sobre la cama.—Me vendría bien una aspirina, por favor.—añadió, cerrando los ojos.

Ver sangre la debilitaba mucho, además seguía con la migraña intensa y empezaba a pensar que todo aquello era una mala pesadilla de la que despertaría a la mañana siguiente. Lo aduciría a las horas de estudios pesadas que había tenido en los últimos días. Era la lógica de su mente creer que vivía una pesadilla demasiado realista, como método de defensa y no que estaba a merced de un psicópata.

con FILIP en CABAÑA por NOCHE





«Despite the forecast»
live like it's spring.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1085

Localización :
Everywhere

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: → Blood & tears

Mensaje por Yconia el Sáb 22 Oct - 9:37

You're way past the point of no return
our passion play
has now at last begun
i.
The rapture.

Los avances generados a la psique femenina le provocan un júbilo indescriptible. La razón se encuentra más allá de un simple deseo bienaventurado y benévolo para con ella. Todo movimiento y palabra expedida por Filip es en pos del cumplimiento de su propio deseo, de su egoísmo psicótico.

Eso está bien, Rosie. —Asiente ante las primeras palabras de ella—. ¿Qué otra cosa no te gusta? —No finge interés, en verdad lo siente. Quiere saberlo—. Por supuesto. Eso da miedo, ¿no es así? Aterra que una persona te siga y que sepa todo de ti. —Juguetea con el cuchillo entre manos—. Oh, no. La muerte ahora se encuentra muy lejos.

Las últimas palabras provocan una pausa en todas sus acciones. Cierta ira bulle en su pecho, mas es reemplazada rápidamente por el candor de la excitación, una que se ha ido acumulando poco a poco debido a las acciones contrarias, a sus palabras.

Ciertamente estás en todo tu derecho como víctima —concordó.

Ríe entre dientes, agachando la cabeza, rememorando algún chiste interno que tan sólo él puede comprender. Y puede que sea así. Posiblemente sea así.

Fija la mirada en la mano extendida, observando la herida y los alrededores de ésta manchados de sangre.

Claro que lo curaré. Todo a su tiempo.

Escucha sus palabras. Sus dedos comienzan de nuevo aquel jugueteo con el cuchillo. Lento, cadencioso, seductor.

Fui un poco grosero, ¿verdad? —Arruga ligeramente las facciones—. Sin embargo tú también lo fuiste, Rosie —explica con parsimonia—. Por esa razón no te daré ninguna medicina. Espero lo comprendas tan bien como entendiste lo demás.

Se levanta de la silla y estira sus músculos, desperezándolos. Observa a la mujer acostada en la cama, tan delicada, tan en calma. El deseo sigue ahí, renuente a escapar del agarre mortal. Se acerca con cautela al mullido colchón.

Te diré las reglas de esta casa, Rosie. —Descansa una rodilla sobre la cama—. Toda acción tiene su consecuencia que puede ser de igual, mayor o menor valía, dependiendo de mi humor —soltó con seriedad, sin cinismo ni alguna emoción que demostrase que iba en broma—. Tu mano ha sido solo una prueba. De hecho hoy estoy de buen humor y el agua ha resultado hasta refrescante.

Sí. Filip es un hombre indulgente, pero hasta donde su propia capacidad se lo permite.

Y por supuesto que me importa lo que piensas. Es muy importante. Quiero saber qué te gusta, pero sobre todo —acerca el cuchillo a la pierna desnuda de la rubia, tan sólo rozando la piel con el filo—, quiero saber qué no te gusta. Muero por saberlo. —Mantiene la mirada sobre el rostro ajeno—. ¿Qué te parece esto? ¿Te desagrada también? —El filo avanza hasta la rodilla—. ¿Y esto?

Detiene el avance con tal de colocar la mano libre sobre la rodilla contraria a la que ha usado para trazar el camino con el cuchillo. Adelanta la palma, rozando la tersa piel. El deseo amenaza con corroer sus entrañas.

¿Cuál prefieres?

La mano desnuda avanza hasta detenerse en la cara interna de su muslo, donde el calor es abrasador. Requiere de todo su autocontrol para evitar proseguir. Espera a su respuesta, con la respiración ahogando sus anhelos.
con Rosie en cabaña por la NOCHE







AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
510

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: → Blood & tears

Mensaje por Veintisiete el Sáb 22 Oct - 17:58

Don't hurte me...
please!
i.
The rapture.

El cansancio dominaba cada recóndito de Rosie, tanto que le costaba mantenerse estable en la cama, a pesar de estar acostada. Escuchaba las palabras de Filip, en ese tono de voz tan candoroso, como si quisiera seducirla, saberlo todo de ella. La joven se dejó mecer por la suave voz, ignorando el jugueteo de él con el cuchillo.—No me gusta que me hagan sentir como una víctima, no me gusta tener que luchar por mi vida.—respondió, casi con gesto adormilado. Se sentía mareada por la sangre que manaba despacio de su mano.—No me gusta haberte provocado, pues he pagado la consecuencia y realmente me duele la mano.—murmuró, con expresión culpable.

Tenía que recordarse que la culpa no era de la víctima, sino del victimario. Pero aquello era una tarea bastante imposible, pues Rosie podía sentir como la culpa navegaba en todo su cuerpo. Suspiró largamente cuando oyó a Filip sobre que la muerte no estaba tan cerca, aunque no le alivió saber que no sería liberada. Sabía que él iba a hacerle daño y debía resistir, pero se sentía hipnotizada por su voz, su rostro afable. Lamentablemente se dio cuenta que Filip era un hombre atractivo, a pesar de ser un enfermo psicópata.—Es cierto que fui grosera con mi reacción inicial...—tuvo que admitir muy en contra de su voluntad. Defiéndete, maldita sea, es un monstruo. Joder, DEFIÉNDETE. La voz interna prácticamente le gritaba al oído para que se defendiera, pero Rosie se sentía sumamente exhausta.—Pero realmente me duele mucho la cabeza, Filip, por favor.suplicó, con los ojos humedecidos. Escuchó las reglas de aquella casa y suspiró, asintiendo levemente a pesar del dolor de cabeza.—Lo he comprendido por las malas...—volvió a admitir en contra de su voluntad.—Perdóname.—musitó.

Pronto su cuerpo mismo se tensó al sentir el filo del cuchillo recorrer su piel tersa. Dios, iba a cortarla de a pedacitos y el miedo la hizo temblar más de la cuenta. Pero luego sintió la mano cálida contra su muslo, y a pesar de saber que aquello era una invasión a su espacio personal, sintió una ligera excitación en su sexo. Abrió más los ojos, mirando a Filip.—Tu mano es más cálida que el cuchillo, prefiero que me toques manualmente, sin ningún artilugio agresivo, por favor.—respondió en tono suave, sumiso, cansado.

Iba a sufrir un abuso que arruinaría su psiquis de una forma irreparable, pero si le daban a elegir, prefería la mano cálida de él antes que el frío del metal afilado.—Filip, solo sé suave, yo nunca lo he hecho.—acabó confesando indirectamente el hecho de que era virgen de manual, a pesar de tener novio.—Me portaré bien y no seré más grosera.—prometió, queriendo suavizar el impacto del horror que estaba por sufrir. Cerró los ojos nuevamente, sin siquiera gemir por la mano cálida en su muslo y esperó lo peor.
con FILIP en CABAÑA por NOCHE





«Despite the forecast»
live like it's spring.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1085

Localización :
Everywhere

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: → Blood & tears

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.