Últimos temas
» Sometimes you get the best light from a burning bridge.
Hoy a las 5:51 por Sagittarius

» Watashi wa anata to koi ni ochite shimatta
Hoy a las 4:12 por Liemind

» Petición de acciones Admin
Hoy a las 3:45 por Liemind

» Petición de Subforos.
Hoy a las 2:42 por Nevani

» The Mercenary Brotherhood
Hoy a las 2:17 por Sagittarius

» The Past of the magic
Hoy a las 1:43 por Sagittarius

» 5. You can't take the skies from me
Hoy a las 0:24 por Mrs. Bones

» First Floor - Group III - Fontaine Futuristics
Ayer a las 23:48 por Magik

» ~ Blind Heart
Ayer a las 23:45 por Sheena

» ~ You could be loved again
Ayer a las 23:20 por SapphireDragon

» Akō jiken
Ayer a las 22:20 por Sheena

» 15. Rush
Ayer a las 22:04 por Sonder

» You were my lesson I had to learnt
Ayer a las 21:27 por Sheena

» Evento 1: Falling Star.
Ayer a las 21:18 por Mrs. Scotty

» We kinda like the drama
Ayer a las 21:12 por Fenrir

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

■ Set in Darkness.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

■ Set in Darkness.

Mensaje por Starboy el Vie 4 Nov - 20:36

set in darkness.
CS. 1x1.
Harry Potter. AU.
BLACK, SIRIUS.
fanart. 35 años.
starboy.
SNAPE, SEVERUS.
fanart. 34 años.
jaegar.
«Only Enemies tell the truth, firends and lovers lie endlessly.»


Lo que empieza mal termina mal y quizá sea cierto, sin embargo, para Severus y Sirius la cosa no fue tan tajante. Empezaron con el pie izquierdo y terminaron de igual manera, pero la historia que se contó desde el momento en el que se odiaron dentro del expreso a Hogwarts y hasta que Sirius traspasó el velo y cerró los ojos por última vez, fue mucho más compleja.

Dicen que la vida siempre otorga una segunda oportunidad para recobrar la felicidad que alguna vez arrebata y algunos, a veces descubren que ésta te es devuelta en manos de quien menos te lo esperas.

Cronología

Chapter 1. All these things that I've done.



Última edición por Starboy el Vie 4 Nov - 21:43, editado 4 veces


Cross off all the ways I failed you:
♔ + ♕
but I'm still in your blood, you are still in my blood
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
378

Localización :
En tu refrigerador, seguramente.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

All these things that I've done.

Mensaje por Starboy el Vie 4 Nov - 21:25

all these things that I've done.
1995. madrugada.
12 grimmauld place.
«Though my soul may set in darkness, it will rise in perfect light. I have loved the stars too fondly to be fearful of the night.»
— Sarah Williams.


Sirius se ajustó el viejo abrigo de lana que había encontrado en uno de los tantos closets en casa de su madre. Bueno, a decir verdad, Kreacher lo había encontrado para él, gracioso que ni siquiera pudiese agradecerle al viejo elfo doméstico, no por poseer la raza que tenía, sino porque sus hundidos y oscuros ojos no hacían si no recordarle a Walburga.

Sacudió el polvo que tenía sobre una de las mangas y colocándose una manta rota sobre los hombros volvió a sentarse a la mesa con una taza de té entre las manos. El café era mil veces mejor, pero el té era mucho más rápido de preparar y la noche urgía por algo caliente que pudiese asentar su estómago vacío.

El cierre del torneo de los tres magos se había realizado aquella noche y algo le decía que no había salido tan bien como a él le hubiese gustado. Una lástima que Dumledore no le permitiera asistir. Pateó la silla que tenía a un lado y hundió la cabeza entre sus manos, los codos apoyados en la madera. Fue entonces que lo escuchó, el crujir de la puerta, una maldición dirigida al elfo que la había abierto y un par de botas que apenas si resonaban sobre el piso.

Tardaste una eternidad —dijo, soplando sobre su taza antes de dar un sorbo. No se giró, permaneció con los ojos clavados sobre el líquido, apretando el recipiente hasta que sus dedos se pusieron blancos.

Cuando el otro hombre estuvo a su lado, Sirius miró la mano que éste plantó a su lado y de forma escurridiza, levantó la propia para colocarla sobre la piel seca que apenas si cubría los huesos y las venas que había por debajo.

Como una momia. ¿Es que no les agradas a los elfos de Hogwarts? —preguntó y era claro en su tono que no necesitaba una respuesta para aquello. Se giró finalmente y cuando divisó los ojos asustados de su acompañante se puso de pie de un solo movimiento.

¿Severus? —susurró, apoyado la misma mano con la que acariciara la ajena sobre la pálida mejilla. Parecía un fantasma y eso en definitiva no podía ser bueno. Sirius había estado preparado para gritar, para pedir explicaciones sobre Harry, pero Snape parecía tan vulnerable en aquel momento… tan humano. Al parecer, los tres meses que llevaban en aquella ¿relación? No sabía siquiera como llamarlo, habían rendido sus frutos. Las peleas seguían, pero la empatía era demasiada como para poder seguir ignorándola.

¿Qué ocurrió? —preguntó con voz temblorosa y la furia que encerró en lo más profundo de su mente rugió con fuerza ante la delicadeza de sus palabras.


Última edición por Starboy el Sáb 5 Nov - 2:30, editado 1 vez


Cross off all the ways I failed you:
♔ + ♕
but I'm still in your blood, you are still in my blood
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
378

Localización :
En tu refrigerador, seguramente.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ■ Set in Darkness.

Mensaje por Rhuy el Sáb 5 Nov - 2:22

all these things that I've done.
1995. madrugada.
12 grimmauld place.
No debiste haberme esperado para cenar—gruñó a la voz en la cocina en cuanto el olor a té le dio de lleno en las fosas nasales. Avanzó a zancadas directo hasta él, sin siquiera colgar sus prendas en el perchero.

Apretó los párpados cuando la mano rozó la suya, encontrando un poco la calma que necesitaba. En otro momento habría replicado a ese comentario burlón, incluso como de costumbre la respuesta llegó automática a tu mente, pero la preocupación había rebasado sus límites.

La mención de su nombre solo consiguió que sus dedos acariciaran con más ahínco la mejilla. Si lo perdía a él, si se lo arrancaban también, la vida acabaría por perder sentido…

Ha vuelto, él ha vuelto—susurró con una voz temblorosa que no parecía ser suya, bajó la mirada y se dejó caer en la silla dispuesta a un costado de la otra—. El elfo, no debe escucharnos—le recordó con tono muerto, los ojos tan oscuros como un agujero negro fijados en lo que escocía en el brazo.

Alargó de repente la mano hasta la taza de té de Sirius y la bebió de golpe, pero aun así no consiguió que el líquido quemara su garganta más que el tatuaje en su piel. Aflojó su bufanda pero no la retiró, no tenía ganas de nada, solo quería…

Soltó un alarido furioso, levantándose en un movimiento brusco, arrojando la taza contra la pared. Los trozos tocaron el suelo y se unieron al instante, la taza flotó de vuelta a la mesa. Snape empuñó las manos y apretó la mandíbula, dejándose caer nuevamente en su asiento. Su rostro parecía el de un animal herido.

El chico Diggory murió, Potter dijo que el Señor Tenebroso lo mató—explicó a secas sin apartar la vista del líquido escurriendo en la pared—. Barty Crouch se hizo pasar por el auror Moody todo el año escolar, él confirmó las palabras de Potter—prosiguió con serenidad aunque él no lo estaba, sus fosas nasales se contrarían y expandían más de lo normal al igual que su pecho.

Dumbledore quiere que acuda a él cuando me llame—escupió con desprecio, levantando la cabeza al fin para encontrar los ojos grises, buscando cualquier emoción en ellos que no fuese duda acerca de lo que haría Snape cuando estuviera con el que alguna vez fue su amo.  



Cross off all the ways I failed you:
♔ + ♕
but I'm still in your blood, you are still in my blood
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
213

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ■ Set in Darkness.

Mensaje por Starboy el Sáb 5 Nov - 3:04

all these things that I've done.
1995. madrugada.
12 grimmauld place.
Sirius parpadeó, abrió la boca, pero nada salió de ella. Se sentó también de golpe y agarró el respaldo de su silla con fuerza, hundiendo sus uñas en la madera. De nuevo estaban largas, tanto como su cabello que después del corte que le hiciera Tonks, había crecido desbocado.

Tragó pesado y estuvo a punto de devolver lo poco que tenía en el estómago, aunque fuese tan solo ácido gástrico. Giró el rostro y sus ojos se toparon con los del elfo que les miraba desde la puerta de la cocina.

Kreacher, sube al segundo piso —ordenó con voz ronca, cerrando después la puerta con la varita, murmurando tras ello un hechizo silenciador, volviendo el cuarto una caja hermética a prueba de cualquier sonido.

No hizo nada para detener el exabrupto de su acompañante, miró la taza estrellarse y sus ojos no se separaron de la pared por un largo rato. No reaccionó a las siguientes palabras sino hasta después de otro largo he incómodo silencio, entonces su cuello giró lentamente y el gris se topó con el negro.

Las palabras de Potter —repitió como si fuera un autómata. Harry estaba bien, de otro modo no hubiera podido comunicar tal cosa. Diggory no le importaba un pepino, ni Moody, que se los llevara el demonio. Si Harry estaba bien, nada más importaba o al menos eso es lo que pensó hasta que su cerebro procesó las últimas palabras de Severus.

Cuando te llame —volvió a repetir, sus ojos bien abiertos y la pupila contraída a más no poder—. ¿Sabes cuándo será eso? —preguntó, humedeciendo sus labios, sus manos volaron hasta la bufanda del profesor, retirándola con cuidado, doblándola y colocándola sobre la mesa, donde hundió los dedos hasta que estos se pusieron blancos.

¿De verdad iban a tener que vivir el mismo infierno? Había llegado el punto en el que Sirius ya no pedía ser feliz, tan solo deseaba ser un poco menos miserable, pero al parecer los dioses no estaban dispuestos a ser flexibles ni con él ni con el profesor de pociones.

Ey, Sinivellus —dijo después de un instante, empujando el mentón del profesor hacia arriba, colocando una larga cortina de cabello grasiento tras la oreja ajena—. Te apuesto un vaso de whisky de fuego a que si alguien ha de morir, es seguramente el idiota de Fletcher —bromeó. Snape era inteligente, sabría manejarlo, no iba a morir, ambos iban a lograr escapar de la guerra, iban a poder ser felices. ¿Cierto?


Cross off all the ways I failed you:
♔ + ♕
but I'm still in your blood, you are still in my blood
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
378

Localización :
En tu refrigerador, seguramente.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ■ Set in Darkness.

Mensaje por Rhuy el Sáb 5 Nov - 19:51

all these things that I've done.
1995. madrugada.
12 grimmauld place.
Tal vez mañana, pasado o en los próximos días,  no lo sé—contestó el pocionista, cuya voz cada vez se volvía más débil y resentida. Sin embargo su expresión se suavizó un poco con las atenciones de Sirius—, cuando arda completamente será el momento—agregó, alcanzando la mano del gryffindor, acariciando los nudillos antes de dar un fuerte apretón.

Snape cerró y abrió los ojos con un suspiro exasperado al oír aquel particular mote, pero no dijo nada, permitió aquellas muestras de afecto que tanto le agradaban y solo se limitó a fulminarlo con la mirada.

Hasta que lo próximo, fue tan ofensivo. Un desagradable rubor tiñó el pálido rostro de Snape, soltando la mano con aspereza a la vez que se levantó empujando la silla bruscamente.  

¡¿Crees que estoy aterrado por mi muerte?! ¡Eres tan imbécil a veces! Pensaba que entendías que mi vida me importa un rábano ¡Tú eres quien me preocupa! —gritó llameante, caminando de un extremo de la mesa a otro, girándose la cabeza al fin, con el rostro encolerizado enmarcado en las revueltas cortinas de cabello negro.

Y ese malagradecido… es todo lo que me queda de ella—torció la boca como si se hubiera tragado una medicina asquerosa. Sus dedos volaron hasta el respaldo de la silla y apretaron ahí, sumiéndose en un silencio aún más enardecido que sus palabras.

El Señor Tenebroso le había arrebatado lo que más amaba y estaba seguro que podía repetirlo nuevamente si lo descubría, tan solo para probar verdaderamente su lealtad. Snape se negaba a volver a vivir un infierno como ese, así que no permitiría que esto que tenía con Black, ese juego o lo que sea, pasara a más. No creía poder soportarlo otra vez  y sin embargo tendría qué, si pretendía seguir su papel y así proteger al muchacho. Eso era cruel, injusto y ya había tenido suficiente de eso para toda una vida.

El Señor Tenebroso me recibirá como a un rey, sigo siendo valioso para él  así que acudiré—dijo en un tono que no admitía réplicas ni opinión alguna. Sus ojos por alguna razón continuaban anclados en el centro de mesa, incapaces de mirar al otro. ¿Cómo iba a decirle? ¿Cómo le haría comprender que aquello que le había dado vueltas en la cabeza durante todo el camino era lo más seguro para ambos?

Severus arrastró su silla y la plantó junto a la de Sirius, se sentó en ella apoyando un brazo sobre una esquina de la mesa mientras envolvía las manos del otro con las propias.

Te creo capaz de soportar toda clase de peligros, de morir por lo que amas y crees correcto—empezó a susurrar, enredando unos dedos en la raíz del cabello, acariciando hasta la punta para subir nuevamente hasta la mejilla—, eres tan jodidamente idiota para eso, pero no quiero que sea por mi culpa, lo odiaría—apretó los párpados y el agarre en el rostro—lo más seguro será distanciarnos.



Cross off all the ways I failed you:
♔ + ♕
but I'm still in your blood, you are still in my blood
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
213

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ■ Set in Darkness.

Mensaje por Starboy el Sáb 5 Nov - 21:18

all these things that I've done.
1995. madrugada.
12 grimmauld place.
Abrió los ojos y automáticamente se hizo hacia atrás, arrastrando la silla en el proceso y provocando un sonido horrible sobre el piso.

¿Qué? —preguntó confundido por apenas un momento, antes de empujar para ponerse de pie. La silla cayó entonces mientras el daba un golpe sobre la mesa—. ¡Por supuesto que no! ¿Eres idiota? Estoy hablando de los dos. ¿Además, qué problema hay con que temieras tu propia muerte? No tiene absolutamente nada de malo, el miedo a ello es lo que te hace valiente. No tienes idea de lo que dices.

Apretó la varita entre las manos pero la mantuvo pegada a su cuerpo, en el bolsillo del abrigo que portaba.

Ese malagradecido es mi ahijado y es todo lo que me queda de él —respondió, el ceño fruncido los ojos clavados en los de Snape—. ¡Le odias tan solo porqué es su hijo, pero no le puedes abandonar porque te sientes culpable! —bramó, si estaban jugando a ver quién podía gritar más, estaba seguro de que podía ganar.

No lo dudo, no le has dado motivos para que piense que eres un espía —accedió, Black no pretendía detenerlo, él habría hecho lo mismo; le entendía, aunque el pocionista no estuviera todavía listo para admitirlo.

Permitió que le tomara de las manos y se soltó luego de un momento, agachándose para recoger su propia silla, sentándose a su lado. Se cruzó de brazos y cerró los ojos cuando sintió la caricia en su cabello, abriéndolos tan solo cuando el otro terminó con su perorata.

Si muero no será por tu culpa, será por la mía —respondió, la voz clara y llena de convicción—¿Sabes qué otra cosa es mi culpa? —preguntó soltando un suspiro, apretando más los brazos, clavando los dedos en sus costillas.

Qué James muriera, si yo no hubiera desconfiado de Remus, nada de lo que pasó hubiera ocurrido— desvió el rostro al fin y tragó grueso—. Es tú culpa también ¿sabes? Si no hubieras estado tan amargado y resentido con ambos, si no hubieras escuchado la profecía, si no… —paró, carraspeó y volvió a mirar dentro de los pozos oscuros del profesor.

Somos muy similares tú y yo —murmuró—unos hijos de puta, ¿no te parece gracioso? En otra vida podríamos haber sido amigos —dijo, riendo por lo bajo —. Esto no es más que retribución, ¿cómo es que le dicen? Karma.

Continuó riendo hasta que la burla se convirtió en un sollozo ahogado por una de sus delgadas manos, tan huesudas como las del hombre que tenía al frente. No, no iba a llorar frente a él. Volvió a tragar y soportó el torrente de odio, tristeza y resentimiento. Le debía todo lo que era a James y por lo tanto no podía claudicar, pelearía de nuevo, soportaría de nuevo todo lo que le tiraran a la cara, así es como tenía que ser.


Cross off all the ways I failed you:
♔ + ♕
but I'm still in your blood, you are still in my blood
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
378

Localización :
En tu refrigerador, seguramente.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ■ Set in Darkness.

Mensaje por Rhuy el Lun 7 Nov - 4:43

all these things that I've done.
1995. madrugada.
12 grimmauld place.
Suspiró pesadamente, cerrando los ojos cuando el chirriante sonido llegó a sus oidos. Apretó la quijada, sintiendo la furia de Sirius golpearlo con aquella pregunta. Y aunque previno que  tan solo era el comienzo, no fue hasta que Sirius nombró a James Potter que se puso rígido y abrió la boca mirando los ojos hundidos con aquella rabia que el nombre de aquel imbécil le causaba.  

¿»Hablando de los dos«?—repitio Snape con ironía—Soy yo quien seguirá arriesgando su cuello otra vez y eso será suficiente, mientras tu...bueno, tu debes permanecer aqui—recordó con irritación, pero aquello no era una queja ni una burla como en otros tiempos, sino su mas pura preocupación—.Yo ya estoy muerto—agregó con un aire sombrío que habría mantenido de no ser por aquella verdad que el otro aplastó en su cara.  

¡Porque no murió como tenia que!—vociferó con ojos relampagueantes, retador. Nunca había ocultado hasta donde llegaba su aversión por Harry frente a Sirius y no fingiría ahora que intentaría tenerle aprecio o indiferencia como obligación a su cercanía con el animago—Siento culpa de que ella se haya ido. Era él a quien el Señor Tenebroso queria muerto—dijo, alzando la voz tanto como el otro, las aletas de la nariz le vibraban. Aun no lo había superado, sí, y quiza jamás lo haría.

Ni voy a darselos con esto que hay...hay aquí—replico cuando el otro abrio los ojos, intentando que Sirius entendiera, pero la terquedad de ese hombre era comparada con la suya.  

Snape empuñó su mano al oírlo. Lo peor era que el otro tenia razón. Sirius era tan cabezota que no le haría caso a Dumbledore por mucho tiempo. Ahora no solo perdería a LIly por Potter sino también a Sirius, ¿Aun no se entendía por qué nunca llegaría a sentir otra cosa por el chico sino desprecio?

Esta vez fue Snape quien golpeó la mesa al escuchar la mención a James nuevamente. No creyó que podía odiarlo mas de lo que cada día lo hacía al convivir con su hijo, pero estaba equivocado, y ni siquiera sabia por qué ocurría aquello.

Que enternecedor, restando culpa al insufrible arrogante de Potter que en su negligencia prefirió dejar a sus amigos la responsabilidad de proteger a su familia—escupió con desprecio, acercando su rostro al suyo a un palmo de distancia— Pero si, tu también fuiste un maldito arrogante como él, ¡subestimando a la repugnante alimaña de Pettigrew por un año entero! Qué digo un año, toda la vida... como era obvio,  si siempre les encanto a ti y a Potter que les lamiera los pies ¿como imaginarlo? —le dio la razón, tan mordaz e hiriente como le permitia ese rencor que guardaba en su pecho por esa vieja accion de Sirius.

La piel cetrina de Snape se puso del color de la leche agria. Sus dedos apretaron la varita dentro de su tunica, la cual soltó chispas que alertaron sobre su actividad mientras Snape se alejaba con una mirada encolerizada y tambien herida, solo que eso ultimo luchaba por ocultarlo.

¿Sino qué? Vamos continua, tu precioso amigote seguro te aplaude desde su tumba—le retó, sacando de una vez su varita y apuntando, parecia fuera de sí.

Gracias por recordarme que soy un asqueroso mortifago que jamás cambiará—empezó, ya no gritaba pero su voz burlona era aun mas peligrosa, sus gestos exagerados solo cubrían lo fatal que le sentaban esas palabras en boca de Sirius— ¿Amargado y resentido dices? Claro, ¿como podía estarlo con Potter? ¿Seguro que no te ocurre ninguna razon? A ver Black, puedes usar la cabeza para algo mas que tu lindo cabello—hincó dos dedos en su sien, una y otra vez—Sí tuve culpa, lo se, confié en el hombre equivocado tanto como tu—chilló hasta que su voz se convirtió en una risa y horrible que sacudió la habitacion.

—Tu y yo no podríamos ser amigos ni aunque pasaran mil vidas—escupió, punzante—y es precisamente eso, somos muy parecidos, no lo pienso negar, eres la maldita voz que evoca mi conciencia ¿Qué te parece eso?  Debe ser por eso que me gus...—se interrumpió, volviendo a callarse una vez mas. Entrecerró los ojos al notar eso que pareció un...

Das tanta pena, ¿acaso es por Potter otra vez?—en su voz solo habia burla, pero por dentro moría de la rabia, la sentía recorrer sus venas hasta su varita. No entendía como era posible...—tienes al otro Potter, ya que al parecer no aceptas que contribuiste directamente a su muerte—sentenció entre dientes enfatizando en cada palabra, su varita expulsó un rayo azul que lo sorprendió a sí mismo y alcanzó un par de objetos detras de Sirius.

Snape dio un paso al frente automaticamente pero no bajo su varita. Sabía que se había pasado en mucho de lo que dijo, pero tambien que Black lo merecía.    



Última edición por Jaegar el Lun 7 Nov - 19:27, editado 2 veces


Cross off all the ways I failed you:
♔ + ♕
but I'm still in your blood, you are still in my blood
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
213

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ■ Set in Darkness.

Mensaje por Starboy el Lun 7 Nov - 19:15

all these things that I've done.
1995. madrugada.
12 grimmauld place.
Apretó la mandíbula y maldijo a viva voz dando otro paso al frente mientras sus puños se apretaban.

Oh sí, porque el pobre Sinivellus es el único que sufre ¿cierto? —dijo, alzando los brazos para luego dejarlos caer de forma pesada sobre sus costados— Triste vida la que ha tenido, llena de desgracias, nadie puede entenderlo, boohu —se mofó, solo que no había una sonrisa en su rostro, su ceño permaneció fruncido y su voz hosca.

Ahórrame el discurso melodramático, ya sé que eres un vampiro grasiento, pero está comenzando a ser ridículo —cómo se atrevía a insinuar que solo él estaba muerto, ¿es que no habían pasado ya el tiempo suficiente como para saber que compartían la misma tumba?

Ya peleé una guerra y estoy seguro de que Dumbledore encontrará algo útil para que haga ahora, así que no me vengas con esos aires de mártir, todos tenemos algo que perder aquí, todo mundo pierde cuando hay una guerra de por medio —había entendido que él era lo que le preocupaba a Snape y eso calmó un poco su ira hasta que escuchó lo siguiente.

¡Lo sé, crees que no lo sé! —gritó, por supuesto que tenía claro que Harry jamás le había interesado, era la misma imagen de James Potter, era más que obvio y coherente que el profesor le odiara. Era terrible, pero Sirius podía entenderlo—. ¡Pero por eso mismo le proteges, sabes que Lily jamás te perdonaría que le dejaras morir! —dijo, desviando la mirada.

Yo mismo he tenido sueños en los que James jamás conoce a Lily, en los que Harry no existe y por lo tanto tampoco la profecía. Sueños egoístas que habrían hundido al mundo mágico, pero que habrían mantenido vivos a… —volvió los ojos a Severus—. ¿Crees que no te comprendo? Eres idiota, eso es lo que eres. Pero está claro que es lo que nos diferencia ahora.

Permaneció en su lugar y con la vista fija en Snape cuando éste golpeó la mesa, dando otro paso al frente cuando lo único que quería hacer era dar oro hacia atrás por precaución.

¡¿De qué hablas?! James tomó las precauciones que Dumbledore le sugirió y peleó hasta el final por ellos, por los dos, ¡Incluso por tu Lily! —su maldita Lily, había querido decir. Black también tenía muchas razones para odiarla, pero no lo hacía, porque él la había amado y eso era suficiente.

Peter era mi amigo, cometí un error y acepto mi culpa, tú deberías aceptar la tuya ¡maldita sea! —él jamás había visto a Pettigrew como a un lame suelas, incluso lo había estimado más que a Remus y esa era una de las cosas que le mantenía despierto cada día, lo que causaba una culpa tremenda que le carcomía el cerebro todas las noches.

Es gracioso que digas que soy arrogante cuando eres tú el que peca de mentirse a sí mismo, el que por orgullo no puede admitir que porque se le fue la boca, provocó en parte que la mujer que amaba muriera —aquel era el enunciado que seguía a su último si no, la verdad más cruda.

¡Lo fuiste! Y sí, jamás cambiará. ¡Sí, amargado, gran imbécil de mierda, arrogante hijo de puta! —gritó, sacando también la varita, apuntando al mismo tiempo que el otro mago.

Tu error fue abrir la boca, no confiar en quien no debías —dijo, la voz todavía en voz alta pero ya sin gritar. Sin embargo, calló después, abriendo ligeramente la boca, parpadeando confundido. ¿Escuchó bien? De repente la furia que había sentido paró de golpe, abriendo paso a otro extraño sentimiento que hacía más de una eternidad no sentía recorrer sus cansados huesos.

Cállate Snape —escupió como si fuera veneno, ya no sentía el mar de lava en el pecho, pero todavía estaba enfadado—. No sabes de lo que hablas. Harry es como Lily a pesar de lo mucho que se parece a James. Es por eso que a pesar de las evidencias, parece estimarme un poco.

Sabía que no lo merecía, pero estaba agradecido por aquella cualidad en el muchacho, que estaba más que seguro había heredado de su madre.

Mantuvo la varita en alto dispuesto a lanzar un hechizo que le sellara los labios a su enemigo, pero esperó, quería ver primero si el otro era capaz de entender o si se iba a mentir a sí mismo como siempre lo hacía.


Cross off all the ways I failed you:
♔ + ♕
but I'm still in your blood, you are still in my blood
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
378

Localización :
En tu refrigerador, seguramente.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ■ Set in Darkness.

Mensaje por Rhuy el Mar 8 Nov - 6:13

all these things that I've done.
1995. madrugada.
12 grimmauld place.
Te lo advierto Black, no me llames asi—dijo Snape entre dientes, amenazante—. Oh, pero claro que puedes entender, si contribuiste a mucho de eso, aun lo haces—añadio hacia el rostro cadavérico con una horrible mueca, enfadado más consigo mismo que con el otro por permitir lo ultimo.  

Aproximo la nariz ganchuda cuando el gryffindor lo insulto nuevamente, y le echo una mirada de odio que pensó, solo guardaría eternamente para Harry. Le avergonzó pensar cuanto le interesaba un hombre que seguía empecinado en actuar como adolescente.

Lamento que tengas una falsa esperanza sobre eso, pero Dumbledore solo va a mantenerte aquí en el cuartel, y así debe ser por lo menos hasta que ya no podamos sostener mas la situación. Deteste la idea desde el principio, pero después de hoy debes acatar, al menos por ahora—explico con una voz que no admitía replica, aunque sabia que la tendría—, Por supuesto que se que en la guerra se pierde, pero si puedo evitar que me suceda un déjà vu, lo hare— contesto tajante. Ya habia perdido a Lily, podía salvar a Sirius ¿cierto?

Tienes razón,—exclamo con expresión herida, rehuyendo los ojos grises— y tan solo por eso no lo mate yo mismo hace tanto tiempo—soltó con total sinceridad y frialdad como nunca habia podido hacerlo con nadie. Dumbledore lo creía repugnante y estaba en lo correcto, pero Sirius parecía entender a pesar de rechazarlo también.

Giro su cabeza lentamente a medida que oía lo que se le revelaba. Soltó una risa atronadora y amarga.  

Ay por favor, yo también tenia esa clase de sueños, pero yo la amaba, tu tan solo eras su ami...—callo de repente, taladrando al otro con los ojos hasta que todo calzo perfectamente en su mente.

Mantenidos vivos a quienes amábamos, cierto—se atrevió a concluir las palabras del otro, arqueando las cejas y apretando la mandíbula—. Lo amabas—sonrió burlón, enseñando los dientes irregulares y amarillos. No era una pregunta, sino una afirmación. Todo lo demás pareció carecer de importancia.—Vaya, Potter no lo hizo una sino dos veces.

¡Pues no lo hizo! le dije a Dumbledore que lo obligara a marcharse a un lugar que tengo en el exterior, que se cambiaran de nombre y vida pero el muy imbécil prefirió ese pueblo de mierda para estar cerca y pelear ¡Mucho que le importaba su hijo!—vocifero con el rostro crispado de furia—. Tu corazón es el que habla Black, así que no intentes seguir defendiendo a ese cretino holgazán.

Snape se detuvo en seco.  Era imposible describir el odio que expresaban sus facciones, al igual si sentía mas por el ahínco con el que Sirius defendía a James o con cada verdad que lo empujaba a reconocer.  

Bufo irritado, cruzado de brazos pretendiendo permanecer firme, hasta que las siguientes arremetidas lo dejaron destrozaron. Ni siquiera presto atención a lo que dijo sobre Harry o Lily, sino que agito la varita y con ese hechizo no verbal que ambos conocían muy bien lo elevo violentamente por el aire, golpeando su espalda contra la pared con otro movimiento.

¡Se que abrí la maldita boca! Estaba obsesionado y sediento de poder, se me presento esa oportunidad para conseguir lo único que me quedaba y deseaba cuando acepte que ya no la tendría ella—seguía gritando y apuntando, manteniendo a Sirius levitando, una cuerda invisible parecía estar ahorcarlo contra la pared.

Pero no los entregue para vengarme como seguramente piensas, maldito perro pulgoso—escupió entre dientes, como si se tratara de la idea mas horrible, el agravio mas grande que alguien pudiera hacerle— Yo vender a Lily ¡¿Como te atreves?! ¡Creí que se trataba de Longbottom! Ese imbécil tiene la misma edad que Potter y confié en que el Señor Tenebroso escogería al niño por ser sangre limpia y yo obtendría mi recompensa, pero nunca yo nunca pens...

Dejo de apuntar, giro la cabeza en otra dirección. Las cortinas de cabello grasiento cubrieron su rostro mientras se mordía los labios para reprimir un llanto débil que solo se habia permitido frente a Dumbledore. Se detuvo solo cuando sintió el sabor de su propia sangre, la cual manaba de sus labios rotos. Su pecho subía y bajaba, su rostro habia perdido todo el rojo que lo sulfuraba.  

Crees que no se que me comprendes, pues ahí tienes mas información para que sigas presumiendo de lo horrible persona que sabes que soy—hizo una pausa y avanzo a zancadas hasta el, produciendo un frufrú con su túnica. Enredo sus dedos en los cabellos del otro y lo alzo, hincando la varita en su cuello—. Hoy regreso Voldemort, Potter peleo contra el con una horda de mortífagos alrededor como lo hubieran querido tú y papi, orgullosos del gran imbécil e inconsciente que es; el Señor Tenebroso lo volvió a marcar como su igual y si quieres correr hasta él para que te mate mientras defiendes a lo único que te queda de tu amado Potter, entonces ve, yo no voy a detenerte, ¡Ve! A nadie le importas, a nadie le importamos ¿Todo mundo pierde cuando hay una guerra de por medio? Mentira, que perdamos la vida unos cerdos, hijos de puta y miserables de mierda como nosotros no importa, así como tampoco tener un maldito minuto siquiera de felicidad.

Chillo completamente descompuesto, dejando muy claro en su tono de voz que no se lamentaba como el gran mártir del cual Sirius lo acuso de ser, sino que cada silaba estaba pronunciada con la mayor sinceridad y resignación.

Ya lo acepte de una maldita vez Black, ¿no era eso lo que ansiabas profundamente? Ahora tengo curiosidad de saber que sigue.



Cross off all the ways I failed you:
♔ + ♕
but I'm still in your blood, you are still in my blood
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
213

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ■ Set in Darkness.

Mensaje por Starboy el Mar 8 Nov - 22:05

all these things that I've done.
1995. madrugada.
12 grimmauld place.
¿Cómo? —preguntó abriendo los ojos, alzando los brazos a medias sin esperar una verdadera respuesta a cambio— ¿Sinivellus, vampiro grasiento, serpiente escurridiza? Tienes que ser más específico conmigo —calló después, mirando de forma extraña a Snape, aquellas eran ya dos pistas que le lanzaba a la cara. ¿De verdad estaba escuchando bien.

Sin embargo, la nueva información que soltó el pocionista volvió a hundir aquellas confesiones entre niebla.

No sabes de lo que hablas, tú no eres Dumbledore, no puedes elegir por él, no puedes decirme que hacer o que no —le dijo, sintiendo como un vació se formaba en su estómago, como una tirria ciega subía por su garganta y se instalaba en su cerebro. ¿Por qué todo mundo insistía en dirigir su vida? ¿Es que estaba pintado ahí?

¿Y yo tengo que sentarme a esperar como la esposa abnegada a que vuelvas? ¿Cruzado de brazos porque tienes miedo? —preguntó, maldiciendo después, aquel no era el momento de soltar ese tipo de frases veladas.

Tragó pesado al escuchar la risotada y empuño las manos. Mantuvo la mirada en la oscura a pesar de que Snape por fin sabía aquel detalle de su vida que jamás se había atrevido a confesar ni siquiera al mismo James.

Sí, lo hacía y ahora está muerto.

Lo miró con una mezcla de extrañeza y odio. ¿Lo hizo dos veces? Ah, entonces había estado entendiendo bien durante toda la noche. Más que bien en realidad.

¡Lily le dijo que no quería irse, que quería pelear! Y a diferencia tuya, James fue capaz de entender lo que la persona que amaba deseaba. De todos modos intentó que nada malo ocurriera, no es su culpa que las cosas se complicaran —dijo, por supuesto que sabía lo que estaba haciéndole a Snape, pero tampoco podía permitir que ensuciara el nombre de Potter. James siempre había sido un buen amigo y un buen esposo.

No voy a negar que mi corazón tiene algo que ver, pero también hablo con hechos, tú no conviviste con ellos después de la escuela. ¿Sabías que Lily le pidió a James contactar contigo para que volvieran a verse y todo estuviera mejor? James estuvo de acuerdo, pero jamás tuvieron la oportunidad —dijo, había desesperación en su voz en este punto, solo quería que Snape comprendiera algo que parecía no poder entrarle en la cabeza.

No pudo decir nada más, sin embargo; la fuerza de la magia de Severus lo impulsó hacia arriba y luego hasta la pared más cercana, donde su espalda golpeó con tal violencia contra la piedra, que el hombre soltó un gruñido grave.

El dolor le impidió seguir hablando, pero escuchó cada palabra y sus ojos se abrieron al final; el gris acero reflejó el fuego de las velas, revelando algo parecido a lo que ocurría en el interior de su pecho.

Eres un idiota —murmuró, tosiendo cuando al fin su cuello fue liberado—. Nunca pensé que la vendiste, pensé que creíste que Voldemort solo mataría a James y a Harry. Esa serpiente sería capaz de prometer algo así.

Soltó otro gruñido gutural ante el jalón en su cabello y llevó una mano automáticamente a su cabeza. La otra mano que continuaba apresando la varita con fuerza subió al fin.

Expelliarmus —dijo, provocando que la varita de su enemigo volara lejos, contra la otra pared de la habitación. Después hizo una floritura con la misma y logró que Snape saliera disparado hasta la mesa que había al centro. Sirius se puso de pie con una rapidez increíble entonces y presionó al pocionista contra la madera, apresando sus muñecas contra los tablones después de soltar su varita en el suelo.

Esto Snape, esto es lo que sigue —murmuró antes de besarlo con ferocidad. Mordió hasta que hizo sangrar de forma más profusa la herida que el profesor tenía en el labio y succionó con viscosidad antes de introducir su lengua dentro de la cavidad, jugando con la ajena, empujando y mordiendo también, haciéndole daño al otro con sus dientes y haciéndose daño a sí mismo a la par.

Cuando estaba seguro de que Severus no era más que barro bajo su cuerpo, una de sus manos voló hasta su entrepierna palpando ahí la misma dureza que había dentro de sus pantalones.

Levanta la cadera —le exigió, pero antes de que otra cosa pudiera ocurrir, una fuerte golpe seguido de tres más se escucharon en la puerta.

¡Maldición! —escupió, poniéndose de pie, pateando la silla que había al lado. Deshizo entonces el hechizo que aislaba el sonido de la habitación y se giró hacia la puerta—. ¿Qué?

Soy yo Sirius, he convocado a una junta urgente —la voz de Dumbledore se abrió paso y llegó calma hasta los oídos del animago.

Bloody hell —soltó Black, poniendo los ojos en blanco, golpeando con su puño la pared que tenía al lado antes de apoyarse en ella. Dio un segundo más a Snape y entonces dijo: —Pase.

El viejo mago entró sin siquiera demostrar que sabía muy bien que habían estado peleando, tras de él venían Remus, Arthur, Tonks, Moody, Kingsley, Fleur y Bill. Sirius no se dignó siquiera a verlos, se sentó en la silla más alejada del resto y se cruzó de brazos. Aquello iba claramente de maravilla.


Cross off all the ways I failed you:
♔ + ♕
but I'm still in your blood, you are still in my blood
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
378

Localización :
En tu refrigerador, seguramente.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ■ Set in Darkness.

Mensaje por Rhuy el Jue 10 Nov - 2:10

all these things that I've done.
1995. madrugada.
12 grimmauld place.
Snape estaba preparado para corresponder a esa avalancha de insultos, pero aquella solicitud de Sirius le hizo mover la boca sin articular sonido alguno. Quedo desarmado, fingiendo que no oyó nada. Lo miro con ojos hostiles y se limito a tragar toda esa vorágine de sentimientos encontrados, permitiendo que lo consumieran una noche mas.  
 
Agito la cabeza de un lado a otro, con un rictus en los labios. Era cierto, no podía decirle qué hacer y no insistiría en razonar. Si Dumbledore no cumplía con su palabra, entonces el pocionista tomaría medidas mas drásticas.  

Sus glaciales ojos negros volvían a estar clavados en Sirius, pero esta vez en sus labios, escéptico. No sabia su anhelo propio le jugaba sucio o si de verdad Black se estaba poniendo en esa posición.  

¡Si! ¡Es lo que me haría volver! —chillo de inmediato, desviando la cabeza con brusquedad avergonzado de si mismo—. Si, tengo miedo, como hacia ti...—agrego hostil. Cruzo los brazos y arrugo el ceño, sintiéndose extraño. Era la primera vez que confesaba a viva voz que tenia miedo acerca de algo.  

Ya sabemos que Potter esta muerto—dijo con voz suave y un levísimo matiz de deleite— ¿o acaso te referías a otra cosa?—inquirió, sus ojos quedaron reducidos a dos estrechas rendijas. La curiosidad por saber si el otro seguía amando a su viejo amigo lo embargo tanto que obtendría la respuesta de su mente, quisiera o no.

¡Ahora resulta que es culpa de ella!—exhalo un suspiro exasperado, poniendo los ojos en blanco. Abrió los ojos grandes y sopeso la duplicidad de las siguientes palabras.—¡No te atrevas a compararme con ese cerdo malnacido!—grito todavía perplejo, apretó el agarre de su varita, sus nudillos se tornaron mas pálidos aun. Esto tenia que ser una maldita broma si aun después de muerto Potter continuaba pisándolo.

¡Ay por favor! El que no te empuje a pelear no significa que no te entienda, desgraciado ingrato, no hay nadie que pueda hacerlo mejor que yo y lo sabes—susurro con un dejo de desprecio y profundo resentimiento.

¿Contactar con él? Snape parpadeo y lo miro perplejo ante la nueva información, suprimiendo de golpe su enfado. Hubo un silencio prolongado. Aquello no era del todo cierto...

Potter envió una corta nota...citándome—confeso con el rostro lívido, tragando grueso después.—Ya veo que ambos habían perdido la cabeza, aceptar eso era dar por hecho que la habia perdido—prosiguió, impregnando cada palabra de tirria y dolor—. ¿Sabias tu que no ibas a ser el único padrino de tu adorado Potter?  

Snape soltó una risa singular, burlona y cruel que muto a un muy amarga. No reía solo de James y Lily sino de él mismo, porque cuando aquel pergamino llego a sus manos creyó por un breve instante que algo así podría ser posible.  

¡No lo creí, él me lo prometió! ¡El hijo por la madre! Eso le ofrecí, se lo pedí...—rugió con furia, un profundo dolor desbordaba sus ojos y ya no pretendería ocultarlo, no con Black—pero no puedes confiar en mortífagos ¿sabes?, mucho menos en ese hijo de...—pauso y trago como si hubiera bebido algo asqueroso—¡Ella debió dejar de pelear! ¿Por qué no lo hizo? ¿por que tu...

El dolor de aquellas palabras desapareció con la misma rapidez con el que empezó. Snape se agito sorprendido, pero no le dio tiempo de girarse a recuperar su varita con un llamado. Recibió el impacto del hechizo repulsor justo en el pecho, y luego se desplomo sobre la dura superficie. Aturdido abrió los ojos grandes, y cuando se vio aprisionado entendió lo que ocurriría.  

Su varita dejo de importar.

Retorció los brazos, abriendo y empuñando las manos desesperadas por empujar la nuca de quien lo besaba con voracidad. Apretó los parpados y sus puños se agitaron contra la madera con aquella mordida, emitiendo un gruñido de protesta. Pero cuando la lengua ajena se movió contra su garganta, Snape extendió una de sus piernas entre los muslos de Sirius, aproximándolo hasta si con la punta de la bota sobre la union de sus glúteos. Empujo también la lengua, royendo los labios hasta labrar, con ásperas dentelleadas, un frenesí al rojo vivo.  

Su pecho subía y bajaba como un fuelle. Relajo los puños y la tension en todo su cuerpo, dejo caer las piernas, enfadado consigo mismo porque su mente le exigía sucumbir ante el animago. Y lo hizo.  

Pronuncio el apellido de Sirius, alargando la única vocal antes de soltar un gemido. Trago grueso y lamió la sangre de sus labios, mirándolo a los ojos con una mezcla de burla y odio. Pero al escuchar lo siguiente soltó una risa impropia de él.

¡Vamos, imbécil!  ¿no pretenderás sodomizarme con esa voz infantil? ¿Te tiembla la mano?, tendrás que hacerlo mucho mejor que eso—le reto con una voz que no le pertenencia, cargada de burla y deseo.  

La expresión del pocionista se transformo en sorpresa y espanto, sellando sus labios de golpe sin recordar el hechizo silenciador. El corazón empezó a retumbar mas que nunca en su pecho, horrorizado al reconocer la suave voz de Dumbledore. Se incorporo de un solo salto y extendió la mano hasta su varita, la cual volvió a su mano sin ningún esfuerzo. La ondeo alrededor de 'el y la cocina. No se giro hasta que la puerta se cerro otra vez.

Buenas noches—saludo con su habitual tono impasible y lóbrego, su aspecto de murciélago impecable.  

Sus ojos se encontraron por un largo momento en los azules tras los lentes de media luna, para luego pasearse con rapidez e indiferencia sobre el resto, todos, excepto...

William.

Sirius, ¿todo bien?—pregunto Tonks, fulminando con la mirada los labios de Snape, que todavía parecían un poco hinchados a pesar del hechizo curativo. La auror apoyo distraidamente el codo sobre una repisa y dos tazas cayeron al piso.

Hablaba de escapar ahora para ir con Potter. Perturbado y alarmado por el regreso del Señor Tenebroso—intervino Snape con su tono insidioso, mas para Dumbledore que para la chica—, y yo intente hacerlo entrar en razón como lo sugirió—agrego, encontrado sus ojos nuevamente con los del director.  

Sus ojos no se posaron en Black en ningún momento, era como sino estuviera presente. Se irguió en la silla, rígido en cuanto vio con el rabillo del ojo aquella melena pelirroja ondeando justo a su lado.


Cross off all the ways I failed you:
♔ + ♕
but I'm still in your blood, you are still in my blood
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
213

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ■ Set in Darkness.

Mensaje por Starboy el Jue 10 Nov - 3:34

all these things that I've done.
1995. madrugada.
12 grimmauld place.
La facilidad con la que el vampiro grasiento era capaz de mentir y mantener esa fachada compuesta le causaba nauseas. Le miró con el ceño fruncido y puso los ojos en blanco antes de girarse para clavar los ojos en Tonks.

Todo bien —dijo con un tono osco, que les dieran a todos. Cerró los ojos cuando las tazas colisionaron contra el piso y esperó a que Remus lo arreglara, como solía hacer siempre.

¿Cómo está Harry? —preguntó al Viejo director, confiaba en lo que Snape le había dicho, pero necesitaba llenar el silencio. Además, ¿qué era esa mirada insistente por parte de Bill hacía Snape? Se puso de pie fingiendo reducir la distancia con Dumbledore pero una vez estuvo al lado de Severus, se sentó de golpe en la silla a su izquierda.

Por cierto, todo este asunto de permanecer encerrado no me parece para nada divertido. ¿No les parece que con Voldemort metido en nuestros traseros haría bien otro espía ahí afuera? —dijo, se dirigía a Albus aunque hablara en plural, pero sus ojos no se separaron jamás de Bill, taladrándolo con la mirada.

Sabes que puedo servir en las calles, nadie sabe que soy un animago, deberíamos utilizar esa ventaja —agregó. Soltando un suspiro pesado. Estaba harto de esperar, Snape podía meterse su miedo por donde mejor le cupiera, él tenía que pelear o iba a volverse loco. Además, tenía miedo también, si al menos se encontraba ahí afuera, quizá podría impedir que Snape saliera herido.

Harry está bien Sirius, como ya te lo habrá explicado Severus seguramente —respondió Dumbledore, apoyando una mano sobre el hombre de Black, sentándose después a la cabeza de la mesa—. Comprendo tu estrés y en esta ocasión, creo que tienes toda la razón. Me haría falta alguien en el callejón Diagon y el Knockturn, posiblemente otros sitios que no serán del todo placenteros. ¿Estás dispuesto? —agregó el anciano, aunque la verdad es que ya conocía la respuesta a su incógnita.

Bill miró a Snape mientras el resto del mundo parecía girar a su alrededor sin que él se percatara de ello. Fijó sus ojos en los labios magullados y en la marca de dientes que estaba casi del todo oculta bajo su mandíbula. Se giró después cuando sintió la pesada presencia de Black y notó entonces la sangre en su boca, lo desarreglado de su cabello.

¿Bill, estás bien? —preguntó Fleur, sacando al pelirrojo de sus pensamientos. Agradecido, éste volvió su rostro hacía la chica, sintiéndose incapaz de aceptar lo que su cabeza estaba maquinando.

—contestó, sonriendo dulcemente, incapaz de ser cruel con la muchacha.

El resto de la mesa permanecía ajeno a lo que estaba ocurriendo con ellos, más bien prestando atención a la plática que Albus y Sirius estaban teniendo en aquel instante.


Cross off all the ways I failed you:
♔ + ♕
but I'm still in your blood, you are still in my blood
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
378

Localización :
En tu refrigerador, seguramente.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ■ Set in Darkness.

Mensaje por Rhuy el Sáb 12 Nov - 4:48

all these things that I've done.
1995. madrugada.
12 grimmauld place.
Snape no apartό los ojos de Dumbledore, fingiendo estar más interesado de lo normal en lo que tenia para decir, cuando en realidad estaba preguntándose a que venia ese repentino cambio de lugar del animago.  

Su incόgnita no fue respondida hasta que Sirius empezό nuevamente a insistir con aquel tema. Snape lo fulminό con la mirada, encontrando que los ojos grisáceos estaban clavados duramente en...  

Por primera vez en su vida, Snape deseo que se lo tragara un basilisco.

Ni siquiera tuvo que comprobarlo, puesto que a su vez se percatό que los ojos de Bill le examinaban con aquella fuerte mirada que Snape conocia de sobra ¿No la reconoceria despues de dos horas enteras con ella cada año? Odiaba que el joven Weasley le conociera muy bien.

Nadie excepto Pettigrew — intervino, encogiendose de hombros como si no importara en absoluto que se tratara de un fiel vasallo de Voldemort—. A estas alturas ya su amo debe saber hasta la raza de perro que es Black...¿Me perdi la ventaja? Porque solo veo riesgos para la Orden—prosiguiό con severidad.

El guardián secreto de este lugar es Dumbledore, si es uno de los riesgos que el preocupa, profesor—gruñό Moody soltando un bufido impaciente—. La seguridad Potter es lo que nos interesa, Black puede cuidarse solo—recordό con aspereza, y Snape se callό, aunque sus ojos siguieron lanzando destellos resentidos a Ojo Loco entre la cortina de grasiento pelo negro.  

Aparte de Harry, ¿Cual creen que sera el siguiente paso de Quien-Tu-Sabes?—preguntό Nymphadora.

Considerando lo que Potter vio en Little Hangleton... yo diría que reunir a su ejercito—contestό Kingsley—. Algunos de ellos trabajan en el Ministerio, podría empezar a vigilar alli junto a los otros.

Snape desviό discretamente la mirada hasta la joven que había oido hablar hace algunos segundos, contemplando sus gestos y atenciones con el pelirrojo. Era evidente que la noche del baile de navidad habia dado mas frutos de lo que Snape pensό, y estaba complacido por eso. Si él tenia a Sirius en su vida lo menos que podia desear para Bill era que tuviera alguien también. Mirό al rompedor de maldiciones con un cariño apenas perceptible.

...pero Dumbledore creo que es importante saber si ellos estan dispuestos a escoger un bando, Bill podria averiguar algo de eso—decia Arthur, girandose despues hacia su hijo—¿Bill?—llamό. Cuando Snape se percatό que aun seguia con los ojos clavados en el chico, parpadeό y se volviό hasta Moody que retomό la palabra a continuaciόn.

Olvidan que los duendes no solo estan en gringotts, sino regados en Hogsmeade y Diagon. Por lo menos dos mas deberian estar con Weasley cuando intente reclutarlos, ¿Lupin o el profesor Snape, está bien?—propuso, mirando a Dumbledore principalmente— Yo me ocupare de vigilar a los vampiros—agregό, poniendo en sobreaviso que él no tratara con las traicioneras criaturas.

Siempre que mis obligaciones lo permitan, no tengo inconveniente con ello— aceptό Snape, pensando que seria la unica forma de provocar a Sirius para que cambiara de opiniόn.  


Última edición por Jaegar el Lun 14 Nov - 4:50, editado 2 veces


Cross off all the ways I failed you:
♔ + ♕
but I'm still in your blood, you are still in my blood
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
213

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ■ Set in Darkness.

Mensaje por Starboy el Sáb 12 Nov - 23:16

all these things that I've done.
1995. madrugada.
12 grimmauld place.
¡Por supuesto que estoy dispuesto! —dijo como si fuera una ofensa siquiera que le preguntara.

Dumbledore asintió en silencio, girando para ver a Snape.

Me parece bien, te marcharás en una semana a Tierra de gigantes, necesito que contactes con uno de ellos, no el hermano de Hagrid —explicó el anciano negando con la cabeza ligeramente, todavía mirando en dirección a Severus a pesar de que hablaba con Black.

Snape por favor, no eres mi niñera —se quejó en voz alta, pero antes de que pudiera continuar con sus insultos, Albus levantó una mano, parando su tren.

Creo que Sirius está consciente de eso —dijo al pocionista—. Alastor tiene razón, si incluso algunos de nuestros estudiantes tienen la capacidad de sobrevivir las peores vicisitudes, estoy seguro de que Sirius podrá con mis encargos.

Bill prestó atención a lo que se decía, desembarazándose de Sirius aunque éste continuó viéndole directo a los ojos hasta que Moody tomó la palabra por segunda ocasión.

Puedo encargarme de los duendes, no importa si es solo con los de Gringotts, tienen intrincadas redes entre ellos mismos, estoy seguro que llegando a mis jefes, puedo llegar al resto —explicó Bill con tranquilidad, aunque había todavía en su voz un aligera nota de nostalgia entremezclada con tristeza.

Quizá, es hora de buscar ayuda de algunos clanes de Nosferatum, estoy seguro de que no todos están de acuerdo con Voldemort —comentó Sirius al fin, decidiendo que quizá era hora de aportar algo extra—. Quizá Banshies en Irlanda, aunque no lo crean, muchas creaturas oscuras son tan narcisistas que no soportarían tener que seguir a otro ser igual que ellos —dijo, girando para mirar a Snape y Lupin.

Remus y Moody podrían ver lo de los vampiros y a mi retorno en la misión de los gigantes, Snape y yo podríamos visitar a las Banshies, o al revés, como mejor prefieran — apoyó uno de sus brazos en la mesa y el otro lo mantuvo abajo en su muslo hasta que Bill giró sus ojos azules para mirar a Snape, entonces Sirius levantó su extremidad y la colocó sobre la rodilla del pocionista, apretando ahí ligeramente.

Yo podría ayudar también, existen ciertas manadas de centauros y veelas en Francia que quizá estén interesados en ayudarnos —dijo Fleur, dirigiéndose a Dumbledore, quien asintió, haciendo girar su muñeca con la varita en mano, provocando que un pergamino y una pluma volaran a su lado, comenzando a tomar notas de la junta.


Cross off all the ways I failed you:
♔ + ♕
but I'm still in your blood, you are still in my blood
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
378

Localización :
En tu refrigerador, seguramente.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ■ Set in Darkness.

Mensaje por Rhuy el Lun 14 Nov - 4:42

all these things that I've done.
1995. madrugada.
12 grimmauld place.
Gigantes. Sirius solo en medio de... no, no...

Las manos de Snape se hicieron puños sobre su regazo, dedicándole al director una mirada de profundo resentimiento que bajo su gélida expresión, estaba seguro que captaría.

'No soy tu niñera pero si soy… pensó al instante, como una réplica, mientras se giraba muy lentamente hacia el animago. Un destello de furia se reflejó en sus ojos, uno que se desvaneció un instante después cuando no encontró nada en su mente...  

Y es que ambos eran eso, nada.

¿Sobrevivir las peores vicisitudes? Sí, claro ¡Potter y sus amigos con ayuda de todo mundo! Era una ridiculez la comparación, pero opto por no insistir. Si el imbécil quería morir, pues ya está. Apretó los labios, decidido a cerrar la boca.

Bajó la mirada al notar la etérea melancolía en el pelirrojo, concentrándola en el centro de mesa que hace minutos atrás había salido despedido hacia el piso producto de su pequeña actividad con el animago... no conseguía arrepentirse de ello, de Sirius. Por más que la tristeza que reflejaran los ojos azules del joven, no podía ni quería negar que prefería ese cretino pedazo de mierda cuya seguridad lo tendría en vela mientras estuviese en misión. Miro a Bill y anclo sus ojos en el iris azul pasar hacerlo saber.  

Lupin arqueó ambas cejas, pasmado e incrédulo por el giro que su amigo le dio a la propuesta del auror con tanta tranquilidad que asustaba. Era Snape, Severus Snape de quién se trataba, y sin embargo no lograba atisbar el mas mínimo rastro de molestia y desagrado en el semblante de Sirius.

Por otro parte, el monstruo de la preocupación ronroneó en el interior de Snape, aliviado y complacido por lo que Sirius le estaba ofreciendo. Dio un imperceptible respingo ante el apretón en su rodilla, y a pesar de que sentía más que nunca la mirada de Bill sobre él, aguardando, el profesor cubrió la mano del animago con la suya en una caricia suave. Sus dedos frotaron las uñas ajenas como solía hacer cuando estaba contento con él.  

Intentar reclutarlos acompañado de un licántropo parece una locura—dijo de inmediato, negando con la cabeza al mirar a Lupin—,por otro lado no soy el mejor amigo de las banshees.

Complicado Alastor, pero no locura. He tratado con estas criaturas y te seré mejor ayuda que Severus—replicó Lupin con suavidad, apoyando a Sirius a pesar de la extraña situación—¿Qué dices tú?—se giró, preguntando al pocionista.  

Da igual quien lo haga, solo hay que comenzar cuanto antes. No somos los únicos que reclutan—respondió antipático, dando un suspiro de resignación al mirar nuevamente a Sirius. Apretó más su mano.

Ojoloco volvió a tomar la palabra, Nymphadora también, pero Snape ya no los escuchaba. Cavilaba sobre el comportamiento tan dominante del hombre con el que hasta ahora no había llegado a definir nada. Aquello no podía significar más que una cosa ¿Lo amaba? ¿Era posible que lo territorial de Sirius se debiera a ello? Algo en su pecho golpeó fuerte y tuvo que soltar la mano para calmar su corazón. Su mirada se desvió hacia Sirius, y por un segundo creyó que ésta transmitió toda su reflexión.  

...son cuatro pueblos en Irlanda los que tienen las banshees que podrían estar más prestas, pero tardarian más de lo normal en hallarlas, tal vez unas semanas, quizá hasta final del vacaciones escolares—dijo Moody mirando todavía a Snape. Éste asintió con parsimonia y se giró con su semblante severo hasta Dumbledore ¿Acaso eso era una sonrisa con los ojos?

Bien, ¿y que pasara con Harry este verano? ¿No estará mejor aquí con Sirius que con esos muggles?—intervino Nymphadora al tiempo que se reclinaba demasiado en su silla y se caía hasta atrás, afortunadamente los reflejos de Lupin fueron más rápidos.

Creo que Dora tiene razón, nada más seguro que el cuartel de la Orden —intervino Kingsley—. Dumbledore ¿No sería mejor trasladarlo cuanto antes?  

Snape maldijo internamente, y esta vez su mano se removió intranquila cerca de la ajena. Le quedaba pocos días con Sirius antes de separarse por los viajes y lo menos que deseaba era tener que esconderse de Potter.

El Señor Potter debería mantenerse alejado de todo esto mientras nos reorganizamos—se apresuró a decir el pocionista, viendo a Dumbledore esta vez—. Desconoce la Orden y lo que sucede en su cuartel—hizo una pausa, volvió su mano sobre la otra, hundiendo uno de sus dedos sobre los nudillos del animago—, podría llevarse sorpresas inesperadas y...desagradables.

No vio a Sirius en ningún momento, tampoco a Bill. Seguían fijos en los azules tras los anteojos de media luna con una muda petición, que le diera algo de privacidad los días que le restaban junto a Black.


Cross off all the ways I failed you:
♔ + ♕
but I'm still in your blood, you are still in my blood
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
213

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ■ Set in Darkness.

Mensaje por Starboy el Lun 14 Nov - 20:47

all these things that I've done.
1995. madrugada.
12 grimmauld place.
Sirius ignoró de forma olímpica la furia que pudo leer en los ojos de Snape. Podía enfadarse todo lo que quisiera, igual iba a cumplir el encargo de Dumbledore.

Yo puedo acompañar a Fleur —agregó Bill, girando para mirar al anciano que asintió ligeramente, de acuerdo con aquello. Había atisbado algo en los ojos de Severus, algo que le había roto el corazón y que sin embargo, le permitía continuar con su vida después de haberla tenido en paro durante tanto tiempo.

Me parece que no perdemos nada con intentar eso también —replicó, dirigiéndose a la chica y al pelirrojo.

Que Sirius hubiese pedido como compañero de viaje a Snape sorprendió a Bill tanto como al resto de los presentes. Eso solo confirmaba sus sospechas. El pelirrojo alargó la mano y tomó la de Fleur, apretando ligeramente. Se sentía cruel por utilizarla para seguir adelante, pero al mismo tiempo, estaba dispuesto más que nunca a intentar algo con ella.

Black levantó el rostro y miró a Severus cuando este lo acarició, traspasándolo con la mirada, como si dijera: Sí, eso es, solo yo puedo tener este tipo de atenciones.

Pues bien, entonces todo está decidido —dijo el animago cuando Snape estuvo de acuerdo y Alastor y Lupin tomaron la misión que deseaban—. ¿Podemos partir a Irlanda cuando vuelva de con los gigantes? —preguntó a Dumbledore. Quería saber que tan escarpado tenía el futuro de ahí en adelante. Tanto como le gustaba la aventura, hasta él sabía que tenía que tener un plan.

Un par de días de descanso estarían bien Sirius y después podrán partir —dijo Albus—. Estoy seguro de que Alastor puede darles más detalles cuando termine la junta.

Sirius recuperó su mano y la colocó sobre la madera, prestando atención ahora a Tonks y Kingsley, interesado en sus palabras. Lo que Dumbledore había dicho tenía sentido y por esa razón no había dicho nada al respecto.

Me encantaría tener a Harry aquí, pero dado que no voy a estar presente mucho tiempo dentro de la casa y que Kreacher no es muy amigable que digamos, me parece que sería más apropiado que se quedara en la Madriguera —dijo Sirius después de unos cuantos segundos, tras el silencio incómodo que se había formado gracias al comentario de Snape.

¿Arthur?

Por mí está bien, Molly siempre está ahí, Charlie estará de visita y Ron y Hermione pueden quedarse junto con él también —dijo Arthur con una ligera sonrisa en los labios.

Creo que es la mejor opción, aunque me encantaría que Severus elaborara en esas sorpresas inesperadas y desagradables de las que habla, solo por curiosidad —dijo Dumbledore, sonriendo ligeramente como si estuviese jugando una pequeña broma de la que solo él podía reír.


Cross off all the ways I failed you:
♔ + ♕
but I'm still in your blood, you are still in my blood
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
378

Localización :
En tu refrigerador, seguramente.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ■ Set in Darkness.

Mensaje por Rhuy el Jue 17 Nov - 2:22

all these things that I've done.
1995. madrugada.
12 grimmauld place.
Desde su posición Snape notó el movimiento de Bill respecto a la joven francesa y asintió internamente, agradecido de que todo tomara su lugar. Admiraba que Bill pudiera seguir adelante y siempre lo haría, algo que jamás pretendería ni querría de Sirius. Aquella mirada del animago le dio la seguridad que necesitaba acerca de sus sentimientos y no le hacia falta que éste lo verbalizara. El pocionista le devolvió la mirada haciéndole saber que nadie mas que él las recibiría.    

Snape sonrió en su interior ante la interrogante de Sirius, animado de pensar que el otro deseaba apresurar su viaje juntos, tanto que el tema de los gigantes se le hizo futíl. Ahora estaba seguro que Sirius se cuidaría el doble sabiendo que podría pasar luego semanas junto a él. Quería creer eso. Tenía qué.

Notó el silencio incómodo, y no le tomó por sorpresa. A todos los presentes les habría encantado ser participes del enternecedor cuadro padrino-sobrino en verano, pero Snape no le buscaba ni le interesaba la opinión de nínguno a excepción de Dumbledore y Sirius.  

Mantuvo la vista al frente, clavada en un aparador mientras aguardaba a la intervención del aludido. Estaba seguro que desde ya se ganaba un problema con éste por hacerle escoger abiertamente, pero le daba igual. No se ilusionaría para que después lo dejara plantado, y si eso ocurría dejaría de verlo por meses ent...

Su expresión imperturbable no cambio a pesar de el desconcierto que lo embargaba. Normalmente odiaba que Sirius le llevara la contraria en todo, pero no tenia objeción alguna. Le sorprendió también la facilidad con la que Black exponía y argumentaba sus excusas, aunque parte de lo que dijo si era lo mas sensato.

Parpadeó un par de veces ante la broma de Dumbledore, suspirando con tedio y arqueando ambas cejas. Sintió todos los pares de ojos sobre él y a pesar de su impavidez, estuvo seguro que el director pudo leer en sus ojos una gran palabrota por pillarlo desprevenido.  

La afición a la magia oscura por parte de la antigua familia Black es conocida por todos, no me sorprendería los artilugios y hechizos peligrosos que podría guardar este lugar—explicó con serenidad como si se tratara de una de sus clases—, sin una buena limpieza el imprudente Señor Potter puede toparse con ello y ya sabemos lo que hace un Potter cuando ve el mal a la cara...

Y no hace falta que argumentes nada Severus, si te importa—interrumpió Lupin, serio antes de que el pocionista nombrara si quiera a James o Lily—Gracias por preocuparte.

Snape apretó los labios, fulminado al licántropo con la mirada. ¿Preocupado por Potter? ¡Ja! Lo que le faltaba.  

¿Algo más que quieras tratar con nosotros Albus?—preguntó Ojo Loco después de un corto bufido— Kingsley, Dora y yo tenemos que estar presente para la ejecución de Crouch, y me parece que Fudge te quiere allí también.

Aún creo que queda algo mas ¿No? ¿La Orden se volverá a comunicar con patronus? ¿Y lo que no tengan, qué?—dijo Nymphadora, mirando de soslayo a Snape.

Nymphadora—hizo énfasis en cada silaba de su nombre—  por suerte tu lo tienes ¿No?, y es todo lo que debería importarte—contesto Snape sin siquiera mirarla a los ojos.

Tonks—replicó entre dientes, y su coronilla adquirió un tono rojizo—. Me encargaré de vigilar a Malfoy hoy, seguro asistirá al beso de Dementor, le parecerá menos sospechoso que lo hacen Ojo Loco o Kingsley—propuso, mirando a Dumbledore.

Sino tiene nada mas para mi quisiera retirarme, debo arreglar unos asuntos—dijo Snape al director, pero Kingsley solicitó por un instante la atención de Dumbledore y el pocionista aprovechó para girarse hasta Bill—Señor Weasley, si dispone de tiempo ahora mismo, quisiera comentarle algo sobre los duendes, en privado si es posible.

El tono de voz fue tan bajo que de seguro solo lo escucharon el pelirrojo, Delacour y el propio Sirius. Pero Snape no les presto atención, sus ojos fríos y negros se anclaron en los azules, esperando.


Cross off all the ways I failed you:
♔ + ♕
but I'm still in your blood, you are still in my blood
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
213

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ■ Set in Darkness.

Mensaje por Starboy el Vie 14 Jul - 22:46

all these things that I've done.
1995. madrugada.
12 grimmauld place.
Sirius tuvo que hacer un esfuerzo sobre humano para no reír ante las palabras de Dumbledore, comprendiendo al instante a lo que se refería, captando tan sólo un par de segundos después que… ¡Albus sabía! Abrió los ojos grandes y parpadeó un par de veces al igual que Snape. No pudo comentar nada con respecto a las palabras de Severus, todavía aturdido, ¿desde cuándo? ¿Snape estaba al tanto o se acababa de enterar tal y como él había hecho? Se giró para mirar al pocionista y torció el gesto, ¿por qué no le había dicho nada?

Dumbledore sonrió ligeramente pero no dijo nada más, se giró hacía Ojo Loco y asintió.

No, es todo, podemos irnos ya —dijo, girándose para mirar a Tonks y Snape—. Basta, no es tiempo para que comiencen a pelear, lo que menos necesitamos es eso —dijo, serio como nunca, no tenía intención de precenciar rivalidad entre los miembros de la orden, no de aquel tipo en todo caso.

Sí, nos comunicaremos con patronus una vez más —respondió a la interrogante de la metamorfomaga—. Está bien Severus, no hay problema con ello, hemos terminado aquí—agregó, antes de dirigir una última mirada a Bill y después a Sirius, partiendo junto con los aurores en dirección al Ministerio.

La sala se vació rápidamente a excepción de Sirius, Bill y Snape. Fleur se rezagó, apenas dando un apretón al brazo de su novio antes de salir también con el resto para esperar afuera por él.

Bill se giró para mirar a Severus y asintió, confundido.

Claro, ¿aquí? —preguntó, mirando a Sirius por el rabillo del ojo, quien continuaba en su lugar, los ojos grises como el acero penetrandolo como flechas.

Oh, sí, por favor, quédense aquí, yo me largo al segundo piso que no quiero interrumpir —dijo el animago de repente, arrastrando la silla hacía atras de forma brusca, provocando un sonido chirriante contra el suelo antes de ponerse de pie y salir como un torbellino del comedor, azotando la puerta tras él.

Bill se quedó mirando la madera de la entrada por un momento, volviendose después hacía Snape, sonriendo a penas de medio lado.

No sabía que te iban los hombres celosos —dijo en guasa, aunque también había un tono herido impregnado en cada una de sus palabras.


Cross off all the ways I failed you:
♔ + ♕
but I'm still in your blood, you are still in my blood
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
378

Localización :
En tu refrigerador, seguramente.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ■ Set in Darkness.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.