Últimos temas
» ♠ The blood is life.
Hoy a las 13:27 por Hellcat

» Petición de Grupos
Hoy a las 11:49 por Willow

» VI. In light of the seven
Hoy a las 11:47 por Willow

» Shot through the heart
Hoy a las 5:30 por Nébula

» Donde hubo fuego, cenizas quedan
Hoy a las 4:37 por Uko

»  ❃ We Belong Together
Hoy a las 1:40 por Hellcat

» Red Right Hand
Ayer a las 23:51 por Imaredfox

» ♠ You're always here to me.
Ayer a las 22:56 por Imaredfox

» ━ You sound like heaven but you look like a sin. »
Ayer a las 22:01 por Mistletoe

» Pedido de afiliaciones Élite y Hermana
Ayer a las 19:50 por Invitado

» ♠ So we stay in this mess.
Ayer a las 19:32 por Hellcat

» The ghost of Christmas present
Ayer a las 19:03 por Magik

» Confieso que...
Ayer a las 18:56 por Hurricane

» • Reaching out in this mourning air •
Ayer a las 2:42 por Zoldyck

» El Castillo de Drácula
Ayer a las 1:27 por Magik

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project
function selectCode(e) { var doc = document , text = $(e).closest("dl").find(".cont_code,code").get(0) , range, selection ; if (doc.body.createTextRange) { range = document.body.createTextRange(); range.moveToElementText(text); range.select(); } else if (window.getSelection) { selection = window.getSelection(); range = document.createRange(); range.selectNodeContents(text); selection.removeAllRanges(); selection.addRange(range); } }; $(function(){$("dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd.code, dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd > code").closest("dl").find('dt').append('Seleccionar')});

Take Me Away

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Take Me Away

Mensaje por Eros el Sáb 12 Nov - 13:55

Take me Away
 Luka/Frejya | Saga Harry Potter


Desde que era niña Frejya siempre ha deseado huír del Templo en el que la tienen retenida como Sacerdotisa y tiene la excusa perfecta: avisar al mundo de los Magos de un ataque inminente.

Cuando Luka, uno de los Guardianes del Templo, se ve obligado a escoltarla ni más ni menos que hasta Inglaterra no solo tendrá que apartarse del único lugar al que ha llamado hogar sino que, debido a las mentiras de la chica, se verá involucrado en una Guerra que está muy lejos de ser la suya.

Entretanto, una profecía está comenzando a resonar por las calles de Londres.

«Como el Ave Fénix aquel que fue matado nueve veces renacerá...
…y entonces sólo habrá terror…
… y oscuridad…
…las familias se levantarán unas contra otras…
…y sus senos se romperán en pedazos…
…mas esto no durará eternamente….
pues para quedarse en el mundo de los vivos…
…deberá hallar a aquellos que portan el blanco de la pureza…
…ellos lo salvarán…
…otorgándole el Poder que no tuvo la última vez…
…con ellos conseguirá lo que desea…
…más ha de tener en cuenta…
…que no se puede tener el mirar el futuro…
…sin obtener antes el pasado.
»

Los astros han hablado, el peligro se acerca.

Una Guerra inminente. Un mundo nuevo por explorar. Y dos destinos entrelazados ¿Qué pesa más el honor o la libertad?



.

Luka Messer
18 | Kit Harington | Blackbird
Frejya
17 | Emilia Clarke | Eros
Cronología

Chapter 01. Is Coming

© by Farah.


Última edición por Eros el Jue 24 Nov - 11:35, editado 1 vez



Second star to the right and straight on till morning
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
133

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Take Me Away

Mensaje por Blackbird el Lun 14 Nov - 21:58

For all the gods' sake, what is a muggle?
Capítulo I | Londres

Habían pasado días, semanas desde que habían dejado atrás el templo, el lugar en el que había crecido, donde se había criado, para embarcarse en un viaje del que aún no lograba entender el objetivo. Sabía cuál era el destino, sí, la ciudad conocida como Londres, pero, ¿para qué? ¿Por qué tenía que acompañar a una joven sacerdotisa a aquella extraña ciudad de Occidente? De acuerdo, era un guardián, era su trabajo, al fin y al cabo pero, ¿qué tenía ella de especial? ¿Y por qué era tan urgente ese viaje a Inglaterra? Hasta el momento no había obtenido respuesta alguna, aunque esperaba que eso cambiase en la ciudad. Fuera como fuese, tenía que cumplir con su cometido: proteger a la muchacha, por muy difícil que ella quisiera ponérselo. Y es que realmente parecía que hacía todo lo posible por impedirlo.

A pesar de todos los contratiempos, habían llegado a la ciudad, y solo les faltaba encontrar un lugar que no sabía ni cómo era ni tampoco dónde estaba. Solo Frejya, en todo caso, podía ser conocedora de ello, y Luka era incapaz de fiarse de ella por completo. Por los dioses, ¡por culpa de ese viaje había perdido su caballo! Y es que, al parecer, ir por las calles londinenses con un animal como aquel, vestidos en lo que para ellos eran unas ropas de lo más normales, aunque algo sucias, atraía más de una mirada, y no precisamente amable.

Pero nada de eso le importaba realmente. Lo único que el guardián quería era entregar el supuesto mensaje que debían entregar y salir de allí tan rápido como habían llegado.

Bueno, ¿y dónde está ese… Ministerio? –le preguntó a la peliblanca. Así era como recordaba que había llamado a su destino en algún momento del viaje, pero no sabía ni qué era, ni siquiera qué podía esperarse. Llegados a ese punto, no le quedaba más remedio que confiar en ella, y no le hacía ninguna gracia.

© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
56

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Take Me Away

Mensaje por Eros el Jue 17 Nov - 13:04

FOR ALL THE GODS' SAKE, WHAT IS A MUGGLE?
Capítulo 1 | Llondres


Frejya tenía una mezcla de sentimientos dentro de sí, y no concordaban en nada los unos con los otros.

Estaba contenta ¿cómo no estarlo? se sentía extasiada, eufórica y es que había conseguido lo que quería, lo que llevaba soñando tantos años. Y eso era motivo de celebración.

Las calles de Londres respiraban libertad, y ella solo podía pararse a saborearla. Ahora podía ser ella, por primera vez desde que tenía conciencia podía contar como una persona, podía ser ella y no una más en un grupo. Se sentía como si hubiera despertado de un largo letargo.

Otro sentimiento que competía con este era molestia, era muy ligera, apenas perceptible pero acrecentaba por momentos y la culpa de esta la tenía su acompañante. Había intentado librarse de él en el bosque. Había intentado librarse de él mientras viajaban por mar incluso había intentado librarse de él cuando habían dejado al caballo ¿Es que no iba a dejarla tranquila? Su misión era llevarla y traerla sana y salva, como si se tratase de una simple y delicada mercancía.

El plan de Frejya era otro muy distinto.

Le miró unos instantes cuando tuvo la certeza de que él no la miraba a ella, si no se va se dijo una vez más, tendrá que venir conmigo. Tenía serias dudas de si al chico le gustaría el lugar adonde iban, pero se lo estaba buscando él solo, ella era la primera que quería su vuelta al Templo.

Se contentaba con recordar su cara cuando habían dejado al caballo. Había sentido una maliciosa satisfacción de separar a los dos amigos, teniendo en cuenta la poca gracia que el chico le hacía lo había tomado como justicia divina.
Y así se lo había comunicado minutos después con una gran sonrisa en los labios.

- Bueno, ¿y dónde está ese… Ministerio? - el tercer sentimiento reinante en Frejya era la confusión. Estaba perdida en aquella gran y preciosa ciudad, tenía una vaga idea sobre cómo llegar al Ministerio pero no era lo suficientemente concisa como para poder presumir de ello.

Naturalmente lo último que pensaba era compartir aquellos pensamientos con el Guardián.

- Estamos llegando - dijo de manera cansina, como quien lleva escuchando a un niño pequeño preguntar si queda mucho para llegar al destino y ha agotado sus reservas de amabilidad - solo me queda comprobar una cosa - se acercó a lo que en ese mundo llamaban muggle término que ella desconocía simplemente por haber nacido en el lugar equivocado y con voz altanera y la barbilla alzada habló - indícame cómo llegar al subsuelo.

© by Farah.



Second star to the right and straight on till morning
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
133

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Take Me Away

Mensaje por Blackbird el Sáb 19 Nov - 19:40

For all the gods' sake, what is a muggle?
Capítulo I | Londres

En Luka reinaba la confusión. La confusión, y las dudas, y su cabeza no dejaba de dar vueltas entre porqués. Porqué había tanta gente, porqué vestían tan raro, porqué se desplazaban sin caballos, porqué había edificios tan altos, porqué habían tenido que ir a Londres.

En un momento, su mirada se posó sobre Frejya, y habría jurado poder ver una felicidad, tal vez una ilusión en sus ojos que no había visto antes. Y no hizo sino que dudara más aún de sus verdaderas intenciones. La oficial, como sabía, era ir, entregar el mensaje, y volver. Pero en todos sus intentos de huida, de librarse del Guardián, no podía evitar preguntarse si no habría algo más en el propósito de ese viaje.

Era plenamente consciente de que el Templo no era un lugar que agradara a la Sacerdotisa, y esa mirada no era la de alguien que iba a tener que emprender su camino de vuelta en apenas unas horas, con suerte. No dejaba de preguntarse qué era lo que planeaba esa cabeza peliblanca, pero de lo que estaba seguro era que no iba a gustarle en absoluto.

Rodó los ojos ante su cansino tono. Luka no era una persona de muchas palabras, y apenas había abierto la boca en el trascurso del viaje, salvo cuando no le quedaba más remedio, pero aún así parecía que cada comentario suyo le molestara. Lo que no hacía que esa indeseada misión fuera más agradable.

Se despistó tan solo un momento, echando un rápido vistazo a los edificios que había a su alrededor mientras ella hablaba, y cuando volvió la mirada de nuevo hacia la muchacha, esta ya no estaba. Aunque su miedo a haberla perdido solo duró un instante; enseguida la vio hablando con uno de los lugareños. Se acercó a tiempo de escuchar lo que decía.

Y casi le pareció que su propia confusión se reflejaba en la del londinense al oír que pretendía llegar al subsuelo. Sin embargo, tras unos segundos, y sin borrar la extrañada expresión de su rostro, el desconocido señaló en dirección a un cartel que anunciaba metro, junto a unas escaleras que descendían.

Al momento estaban caminando hacia allí, bajando por aquellas escaleras atestadas de gente que parecían llegar tarde a alguna parte.

Y la situación no mejoró cuando llegaron al subsuelo. Había tanta gente que apenas veía las grises paredes y, en un acto reflejo por miedo a perderla, o a que aprovechara la ocasión para un nuevo intento de huida, agarró a Frejya por la muñeca no con demasiada fuerza, pero sí con firmeza.

Luka había sabido orientarse durante todo el trayecto, incluso en el océano habían seguido la dirección adecuada pero, en mitad de aquel mar de gente, dudaba incluso de ser capaz de encontrar la salida.          
© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
56

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Take Me Away

Mensaje por Eros el Mar 22 Nov - 13:20

FOR ALL THE GODS' SAKE, WHAT IS A MUGGLE?
Capítulo 1 | Llondres


Frejya bajó las escaleras a paso ligero, dando pequeños saltitos y sintiéndose rebotar. A punto estuvo de caerse y no pudo hacer menos que agradecer a los Dioses que el muchacho estuviera tan ensimismado del paisaje que se abría ante ellos que no se hubiera dado cuenta.

No le gustaba, no le gustaba lo más mínimo y es que tenía algo. Se trataba de un algo bien definido, un aura que habían pulido en el Templo cual diamante en bruto hasta dejarla tan brillante y tan útil que ella estaba segura de que si ahondaba dentro de él no vería más que eso. El recipiente vacío de un Guardián que poco más tiene que ofrecer.

Se perdió en las goteras, el horrible suelo de baldosas descascarilladas y el monótono color grisáceo de las paredes a juego con el sonido de las voces de fondo. La joven Sacerdotisa no percibía ninguna conversación pero a la vez las oía todas y aquello la aturdía, no estaba acostumbrada a tanto ruido.

Llegó entonces el momento de la segunda prueba, era como si el Ministerio pusiera trampas, una tras otra, para los que no fueran dignos de llegar a contemplar su magnificencia. Frejya apretó la mandíbula, sabía qué tenía que hacer, pero no cómo llegar a ello.

La cosa era sencilla. Una vez le habían encomendado la misión los ancianos del Templo, aquellos Guardianes que habían ascendido a Sabios gracias a su labor, le habían indicado que para ir al Ministerio habían de llegar al subsuelo y luego de eso entrar a través de los baños. La muchacha le había ocultado aquella información a su acompañante, en parte porque pensaba que, ya que le habían impuesto una niñera esta debería de haber sido una con un mínimo conocimiento de Londres y no un completo inútil como el que se hallaba a su lado y en parte porque deseaba presenciar el momento en el que él, sus preciosas botas y sus capas de piel hubieran de meterse en ese desagradable lugar por el que acostumbran a viajar las heces.

Frejya buscó con los ojos a alguien que pudiera ayudarlos a atravesar aquellas barras de metal que los separaban de su destino, el hombre que les había indicado el camino los había tratado de manera tosca, como si estuvieran locos. De donde ellos venían el pueblo llano los miraba como Dioses simplemente por sus poderes mágicos era como si, por alguna extraña razón, allí los seres superiores debieran ocultarse y la chica no terminaba de entender el motivo, fue justo en ese instante cuando sintió la mano del chico rodeando su muñeca, no pudo evitar volverse hacia él. Ni siquiera se sintió capaz de quejarse, el Guardián la sujetaba con firmeza pero poniendo cuidado en no hacerla daño. Se sintió como si fuera a echar a volar y él intentara mantenerle los pies en la tierra para impedírselo - ahora vuelvo -  le dijo con suavidad, sus miradas se encontraron por primera vez y no pudo evitar fijarse en que sus ojos eran de un cálido y oscuro tono tierra - tampoco tengo a dónde huir - se zafó con cuidado de él, utilizando la otra mano para soltarse con suavidad. Era una sensación extraña, difícil de describir y, para su sorpresa, nada desagradable.

Halló una víctima en un hombre regordete con un traje reflectante, su edad debía rondar entorno a los cuarenta años. Se acercó a él haciendo uso de la mejor de sus sonrisas, les indicó que debían sacar una especie de papelito e introducirlo en una ranura. Poco después tuvo que ofrecer una pulsera de plata a un hombre de extraña vestimenta y sonrisa lasciva a cambio de dos tickets.

Una vez dentro les indicaron el camino a los baños, la chica no podía contener la sonrisa en crescendo que se movía con ella por los pasillos y que era imposible disimular cuando por fin se encontraron en la puerta del servicio de caballeros - las damas primero - ofreció con sorna.

© by Farah.



Second star to the right and straight on till morning
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
133

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Take Me Away

Mensaje por Blackbird el Jue 24 Nov - 0:45

For all the gods' sake, what is a muggle?
Capítulo I | Londres

Parecían dos contrapesos de una misma balanza. Mientras que Luka se movía con esa pesadumbre que le acompañaba a todas partes desde que se había embarcado en ese viaje, Frejya incluso daba saltos mientras bajaban por las escaleras que les llevaban bajo tierra.

Luka no estaba acostumbrado a las multitudes, y estaba claro que no le gustaban.  Las conversaciones se entremezclaban unas con otras, y no se escuchaba más que un borboteo inteligible de palabras, de distintas voces, entre las que no era capaz de separar unas de otras. En el Templo siempre reinaba el silencio, lo único que normalmente se oía era el eco de los pasos al caminar, o disimulados murmullos de conversaciones lejanas.

Observaba su alrededor sin lograr ver nada en concreto realmente. Un segundo después de haber sujetado la muñeca de la joven, había supuesto que ella protestaría, que se zafaría de su agarre de malas maneras, que le reprocharía aquel simple e inconsciente acto. Pero, para su sorpresa, no fue así, y no pudo evitar volver la vista instantáneamente hacia ella cuando le habló. Y no por sus palabras, que en verdad eran bastante triviales, sino por el tono que utilizó. No recordaba que le hubiese hablado con suavidad en ningún momento desde que se habían conocido. Aunque, claro, él tampoco es que fuera la simpatía personificada. Quiso decirle algo, pero cuando pudo darse cuenta, ella ya se había soltado, y se alejaba entre la gente. Porque sí tenía dónde huir. ¿En aquella ciudad? Lo raro sería que no lo intentara. Aunque, en realidad, estaban demasiado cerca de su destino como para ello.

La siguió, aunque dejando una distancia prudencial mientras que ella hablaba con el hombre del brillante chaleco. Creía que le sería más difícil verla entre la gente, pero destacaba por su cabello peinado en blancas trenzas desaliñadas, así como por sus ropas. Desde apenas unos metros de distancia, podía comprender por qué los londinenses se apartaban de su lado y se quedaban mirándoles como si fueran bichos raros. Puede que su apariencia fuera de lo más común en el lugar del que procedían pero, allí, eran completamente extraños, ajenos a aquel mundo.

Cuando quiso darse cuenta, la joven ya había regresado, y llevaba dos pequeños papeles en la mano de color rosado. Al parecer, esos papeles era lo que la gente utilizaba para que las barras de metal por las que tenían que pasar se abrieran. Y así fue; Frejya le entregó uno de los papeles, en el que leyó la palabra ticket, lo introdujo en una ranura, como había visto hacer a los demás,  y la maquina se lo devolvió al instante, permitiendo que las barras se movieran para dejarle paso.

Nuevamente se dejó guiar por la muchacha que acababa de pedir indicaciones. Tal vez hubiera sido más útil que los Sabios le hubieran explicado también a él a dónde debían ir una vez hubieran llegado a Londres, pero habían ignorado ese detalle. Según ellos, no había tiempo que perder, la Sacerdotisa sabía lo que debía hacer. Y así era que tenía que confiar en que una chica de la que no se fiaba en absoluto los llevara por el camino correcto.

Y su desconfianza aumentó cuando, no sin mirarla con más que molestia en sus ojos a causa de su comentario, abrió la puerta, y vio que habían terminado ni más ni menos que en un servicio de caballeros.

Frejya… ¿estás segura de que es aquí? –inquirió con su habitual ceño fruncido, ocasionado no solo por el lugar en el que estaban, sino también por la sonrisa que reinaba en el rostro de la Sacerdotisa, que no tenía ni la menor idea de a qué se debía. ¿Por qué diantres iba a sonreír de tal manera por tener que entrar, precisamente, en un baño?
© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
56

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Take Me Away

Mensaje por Eros el Sáb 26 Nov - 17:44

FOR ALL THE GODS' SAKE, WHAT IS A MUGGLE?
Capítulo 1 | Llondres


El escuchar su nombre borró por completo la sonrisa de sus labios. Nunca se oía llamar así, normalmente se referían a ella como la Sacerdotisa, la Adivina o simplemente como El Gran Oráculo  del Templo pues aunque todos allí poseían poderes no se veía a alguien con la capacidad de atinar en el punto justo del porvenir todos los días.

Se referían a ella con etiquetas, divinizándola. Deshumanizándola.

Frejya llevaba sin oír su propio nombre de unos labios ajenos a los suyos mucho, mucho tiempo.

Aquello la incomodó más de lo que esperaba, y la incomodó por la simple razón de que le supo demasiado bien. Detestaba a aquella persona que tenía junto a ella, sería muy aventurado decir que lo odiaba pues se trata de un sentimiento muy intenso, algo así como el amor visto por los pies. Y ella se negaba a darle tanta importancia.

Justamente por eso se sintió cohibida ante aquel sentimiento que le había provocado. Sus sentimientos chocaron como olas que rompen contra las rocas en una enorme tormenta y durante unos pequeños segundos se quedó sin habla ¿Quién se creía que era para tomarse tantas confianzas?

El Guardián tenía una voz bonita, de esa clase de voces en las que incluso una mentira suena demasiado bien. Y entonces la joven se sintió solo una chica.

Solo una chica ante lo que simplemente era un chico.

Quizá si las cosas hubieran ido de otra manera ellos... no pudo evitar querer eliminar aquella frase de su mente nada más esta emergió de sus pensamientos más profundos. Y entonces se sintió terriblemente sola, estúpida y culpable.

- ¿Acaso crees que estamos para perder el tiempo, Guardián? - inquirió en tono brusco. Ella misma fue consciente del cambio de trato en el trascurso de unos simples minutos y durante un breve lapso de tiempo temió que dudara de su cordura, acto seguido se recordó que le daba igual. No podía permitirse, bajo ningún concepto, pensar o actuar de una manera distinta a la que se había obligado a hacer.

© by Farah.



Second star to the right and straight on till morning
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
133

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Take Me Away

Mensaje por Blackbird el Jue 1 Dic - 17:54

For all the gods' sake, what is a muggle?
Capítulo I | Londres

Le había hecho una pregunta. Una simple pregunta, y no creía que la respuesta fuera tan complicada. Nada más que un sí o un no. Pero lo que obtuvo en realidad, fue nada. Silencio.

Había permanecido unos segundos observando el interior del servicio de caballeros, el cual por suerte se encontraba vacío, en busca de alguna señal de que aquello pudiera dar a la entrada del Ministerio, sin éxito, pero acabó volviéndose de nuevo hacia la muchacha ante su prolongado silencio.

La sonrisa, esa sonrisa que tan extraña le había resultado al verla, había desaparecido por completo, como si nunca hubiese estado realmente dibujada en su rostro, y en ese momento llegaba a echarla en falta. ¿A dónde se había ido?

Casi parecía haber sido una ilusión.

Su voz también había cambiado, su manera de hablarle. Había vuelto, en verdad, a la normalidad, a cómo llevaba dirigiéndose a él durante todo el viaje. Pero le había gustado escuchar un tono suave en ella, le había gustado el cuidado con el que se había zafado de su agarre, justo al contrario de cómo había creído que se liberaría de él, y sin duda le había gustado su sonrisa, aunque en un primer momento no se hubiese dado cuenta de ese sencillo detalle.

Sin embargo, todo aquello parecía haberse evaporado en el aire, dejando una actitud brusca que concordaba a la perfección con la rudeza del Guardián.

Tal vez por eso les era imposible mantener una conversación de más de dos frases sin que comenzasen a discutir, pensó durante el instante que tardó en reaccionar.

Puede que no hubiesen sido más que un par de segundos, pero sentía que se le había hecho tarde para responder, para acusarla de esos repentinos cambios de actitud. Por lo tanto, su única respuesta fue abrir la puerta del todo, y echarse a un lado para dar paso al Gran Oráculo del Templo a un vulgar baño público.
© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
56

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Take Me Away

Mensaje por Eros el Mar 6 Dic - 20:47

FOR ALL THE GODS' SAKE, WHAT IS A MUGGLE?
Capítulo 1 | Llondres



Frejya miró a Luka con cara de pocos amigos cuando adivinó que pretendía que ella entrara primero. Luego se volvió a su derecha y después a su izquierda vigilando que no hubiera nadie a su alrededor. No sería muy normal que la vieran entrar en el servicio de caballeros, a fin de cuentas.

Si el metro en sí era un lugar sucio lo del baño resultaba casi un mundo aparte. Londres era una ciudad en la que era muy común que la lluvia hiciera visitas semanales y aquel sitio contaba su historia a modo de goteras. Olía tanto a rayos que cualquiera podría haber asegurado que en mitad del lugar se libraba una verdadera tormenta eléctrica, la chica por su parte no pudo evitar arrugar la nariz.

Se dirigió a una de las cabinas mientras sus botas de piel chapoteaban en lo que esperaba que fuera agua sucia, siendo honestos, se sentía avergonzada de su propio aspecto, especialmente teniendo en cuenta que en menos de una hora si los dioses eran misericordiosos estaría en presencia de toda una celebridad; nada más ni nada menos que el mismísimo Harry Potter.

Todo un honor.

El baño estaba vacío y la chica pensó que no tenían tiempo que perder - me temo que vamos a tener que separarnos, Guardián - dijo con denotado sarcasmo - te explicaré cómo se hace. Te metes en la taza y tiras de la cadena.  Como si fueras una preciosa hez. Tampoco es que la gente del Templo sea mucho más digna ¿no te parece? - cada vez que soltaba algún comentario similar al último que había soltado sobre el Templo temía y deseaba que él se enfadase. Las anteriores veces el Guardián había permanecido inmutable y eso la importunaba a sobremanera, era como si no pudiera pagar todo lo que habían sido aquellos años de cautiverio, como si él tuviera una barrera entorno a sí que hiciera que nada de lo que dijera o hiciera pudiera alcanzarle.

Muy a pesar de que en un principio había preferido que él pasara antes para verlo entrar en el retrete la joven soltó un suspiro y giró sobre sí dispuesta a entrar ella, simplemente no podía seguir mirándole, le recordaba lo sola que estaba.

Todavía esperaba una reacción, por mínima que fuera, una respuesta, un acto violento. Pero esto nunca se producía. Y solo quedaba el frío.

Para Frejya eran todos iguales.

© by Farah.



Second star to the right and straight on till morning
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
133

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Take Me Away

Mensaje por Blackbird el Miér 28 Dic - 20:41

For all the gods' sake, what is a muggle?
Capítulo I | Londres

No se habría extrañado de haber recibido una nueva protesta por parte de su acompañante al invitarla a entrar en el baño antes que él aunque, gracias a los Dioses, no fue así.

Llevaba tanto tiempo soportando sus comentarios que no veía el momento de llegar ante el dichoso Harry Potter, entregar el mensaje, y dar media vuelta hacia el Templo para no tener que volver a escuchar esa voz de lengua viperina. Y es que, si por él fuera, hacía tiempo que la habría dejado a su suerte. Ella no había hecho otra cosa que intentar despistarle, y él la habría dejado con gusto, pero tenía unas órdenes bien claras, y era leal a su hogar. Porque, al fin y al cabo, eso era el Templo para Luka.

Por esas mismas órdenes se había contenido, había callado toda respuesta o acto contra los claros intentos de provocación de la muchacha, contra esos comentarios atacando todo hacia lo que había mostrado un mínimo aprecio, desde sus compañeros, hasta el propio Templo, o incluso el caballo que habían dejado atrás; hasta su propia madre había estado en el punto de mira en una desafortunada ocasión.

Pero, aunque pareciera estar a punto de hacerse sangre de tanto morderse la lengua, no pensaba darle la satisfacción de sacarle de quicio, o de demostrárselo, al menos.

Su último comentario, por lo tanto, fue ignorado, igual que todos los demás hasta entonces, pues se centró en la extraña forma de llegar al famoso Ministerio que la joven había descrito. ¿Tenían que meterse en el váter?

Por un momento, habría jurado que no se trataba más que de una broma de mal gusto, que esperaba que él entrara primero para encharcarse las botas con el agua del servicio, para luego enseñarle el camino verdadero, pero esa opción pareció menos probable cuando ella misma entró primero. Por lo tanto, la imitó, entrando en uno de los servicios contiguos.

Si en el lugar ya olía mal, en aquellos cubículos la peste era aún peor, y a Luka le parecía estar siendo benévolo al compararlo en su mente con el establo del Templo tras dos días sin limpiar.

Pero, ¿qué remedio le quedaba, además de meterse dentro? Decidió no pensárselo más y, uno tras otro, metió los pies en la taza para, seguidamente, tirar de la cadena.
© by Farah.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
56

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Take Me Away

Mensaje por Eros el Miér 4 Ene - 22:33

FOR ALL THE GODS' SAKE, WHAT IS A MUGGLE?
Capítulo 1 | Llondres



Frejya cerró los ojos y antes de darse cuenta estaba dentro de una chimenea negra coronada con un adorno en tonos dorados. Creyó no haber gritado pero nunca se sabía.

Esperó a que Luka apareciera y lo miró aguantando una sonrisa cuando vio su cara, si él mismo se viera probablemente se enfadaría o avergonzaría, pensó.

El Ministerio era enorme y deslumbrante. Frejya pudo comprobar lo que era la Grandeza del Mundo Mágico, aquella con la que había estado soñando tantos años; altas paredes de ladrillo negro, brillantes suelos de mármol y enormes fuentes de oro representando las más bonitas criaturas y leyendas ¿Existía algo más hermoso que aquello? la joven estaba maravillada, si los Dioses se lo permitían a partir de ahora aquel sería su mundo.

Se dedicó a seguir a la gente, no era algo que requiriera un gran juicio de razón pues todos iban en la misma dirección. Pensó que tarde o temprano podría llegar a algún sitio. Estaban todos tan metidos en su mundo que era imposible captar la atención de ninguno, entonces Frejya notó una mirada sobre ellos, fue un instante pero al girar la cabeza descubrió un hombre alto con llamativa cabellera pelirroja.

Era, sin duda, una buena víctima.

- Disculpe - gritó abriéndose paso entre la multitud. Ni siquiera se paró a preocuparse de que si Luka la seguía a ver si con un poco de suerte te pierdes pensó - El Señor Harry Potter, ¿lo conoce? - el hombre pelirrojo se detuvo en mitad de la multitud, la chica pensó que aunque en un duelo cuerpo a cuerpo seguramente perdiera parecía sacarle al menos una cabeza a su acompañante. Los miró durante unos segundos, dubitativo, tanto estuvo en silencio que Frejya comenzó a temer que los mandara irse por donde habían venido - Departamento de Aurores. Segunda planta.

De manera instintiva la chica se volvió a su acompañante, como si su subconsciente buscara alguna clase de apoyo moral. El hombre pareció leerles la mente porque añadió - si queréis podemos ir juntos. Yo también voy para allá.

© by Farah.



Second star to the right and straight on till morning
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
133

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Take Me Away

Mensaje por Blackbird el Lun 13 Feb - 23:51

For all the gods' sake, what is a muggle?
Capítulo I | Londres

Aunque aún era reticente a meterse en un váter con el único motivo de que era lo que ella había dicho que debían hacer para llegar al Ministerio, lo hizo. Tiró de la cadena y, apenas un instante después de haber tirado de la cadena, todo se volvió negro. Y no solo por el peculiar modo de transporte que acababa de probar, y que describir la sensación como mareante era quedarse bastante corto, sino que el espacio en el que había ¿aterrizado? estaba recubierto de ladrillos negros tan brillantes que podía ver su reflejo en ellos. Nada que ver con la anterior estancia que habían visitado. De un momento a otro, el apestoso baño de metro se había transformado en una chimenea negra reluciente.

En lo primero que pensó, fue en salir de ahí, pues quería evitar dejar sola a la joven más tiempo del necesario; en el viaje había aprendido que no podía quitarle la vista de encima, o ella lo aprovecharía para intentar escapar de su vigilancia.

Salió, por tanto, de esa una chimenea de ladrillos, para encontrarse con una Frejya que claramente luchaba porque no se le escapara una sonrisa ante su constante desconcierto en aquel extraño mundo. Claro que, al igual que él era pésimo intentando ocultar su absoluta confusión, ella vestía la diversión en sus ojos. Probablemente por las pintas que llevaba, que no encajaban para nada en aquel lugar. Aún menos de lo que lo hacían en el propio Londres.

Estando igual de desorientado que en la ciudad, se dedicó a seguir a la Sacerdotisa, sin perderla de vista ni un instante, entre la multitud. No era algo muy difícil, a decir verdad. En aquel lugar todos parecían saber a dónde debían ir, cuándo debían hacerlo, y cómo llegar a ello. Pero ellos dos se parecían más a un pato mareado en mitad del desierto.

Se mantuvo tras ella incluso cuando fue a pedir indicaciones a un hombre pelirrojo, que parecía ser el único que se había percatado de su presencia allí.

Respiró aliviado cuando, después de que Frejya preguntara por ello, el hombre les dijera dónde podrían encontrar a ese tal Harry Potter. Había supuesto que ella sabría cómo llegar, al igual que había pasado hasta el momento pero, cuando se giró hacia él, casi en busca de ayuda, supo que en esa ocasión no tenía ni la menor idea de cuál era el siguiente paso.

Se encogió de hombros, negando con la cabeza, como si fuera obvio que él no sabría por dónde ir. Aunque, en realidad, sí era algo bastante vidente. Y fue entonces cuando el hombre pelirrojo salió de nuevo en su ayuda, y se ofreció a acompañarlos.– Gracias. –fue lo único que dijo, antes de comenzar a caminar de nuevo tras la peliblanca.

© by Farah.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
56

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Take Me Away

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.