Últimos temas
» 3. Say you won't let go
Hoy a las 12:09 por Storm Queen

» That 20s show
Hoy a las 11:06 por Mint

» VI. In light of the seven
Hoy a las 7:09 por Elric

» Shot through the heart
Hoy a las 5:04 por Nébula

» 2. New toy, new game.
Hoy a las 2:31 por Storm Queen

» 4. I'd lose somebody like you.
Hoy a las 2:11 por Hellcat

» 1. Who is in control?
Hoy a las 2:11 por Storm Queen

» 5. Set fire in my head.
Hoy a las 0:01 por Storm Queen

» ♠ Tear me to pieces.
Hoy a las 0:01 por Magik

» Death is equal
Ayer a las 23:34 por Arson

» — Personajes.
Ayer a las 23:02 por Snicket

» A Thousand Years
Ayer a las 22:58 por Shadows Takes All

» ♠ You're always here to me.
Ayer a las 22:54 por Hellcat

» 01. We're controlled by an evil insanity
Ayer a las 18:29 por Python Labubie

» 01. Just a beer with a bear
Ayer a las 16:39 por Python Labubie

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project
function selectCode(e) { var doc = document , text = $(e).closest("dl").find(".cont_code,code").get(0) , range, selection ; if (doc.body.createTextRange) { range = document.body.createTextRange(); range.moveToElementText(text); range.select(); } else if (window.getSelection) { selection = window.getSelection(); range = document.createRange(); range.selectNodeContents(text); selection.removeAllRanges(); selection.addRange(range); } }; $(function(){$("dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd.code, dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd > code").closest("dl").find('dt').append('Seleccionar')});

Set fire to the rain

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Página 1 de 5. 1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Set fire to the rain

Mensaje por Kalel el Dom 13 Nov - 19:30

Set fire to the rain
Plot | 1x1 | Temática realista

Leah y Caleb viven en Dublín.  Son dos personas muy distintas, pero por algún motivo comparten amigos. Él es bombero, mientras que ella sueña con ser directora publicitaria de Random Unicorns, la empresa publicitaria de gran prestigio en la que entró nada más acabar la carrera como becaria. Ha ido escalando puestos hasta convertirse en ayudante de la jefa de la prensa. Leah conoce la fama pésima de Caleb, es listillo, mujeriego, egocéntrico y egoísta. No lo soporta y mucho antes de conocerlo ya tiene claro que no le dará ni la hora. Pero en un fiesta de Halloween ambos ganan el premio a la mejor caracterización, lo cual les obliga a empezar a conversar y la atracción es evidente. Una noche de desfase y emociones  que olvidar ¿o quizás habrá más que eso?

CALEB Clark
27 años| kenneth bek | bombero | USER: GINTONIC
Caleb es hijo único. Un  pelirrojo hijo de pelirrojos, un sinvergüenza que se ha hecho a sí mismo. Tiene cuatro amigos contados que le duran desde la más tierna infancia. El resto, son conocidos con los que pasa el tiempo. Amarlo por sus ocurrencias u odiarlo por su poca gentileza para con el género femenino es casi la misma misión. Normalmente, no hay equilibrio en la balanza. Es trabajador, eso sí y quiere a sus padres del mismo modo que se quiere a él. Y es que parece que, a veces, sólo es capaz de mirar hacia su ombligo. Pero no es mala gente, de verdad, sólo tiene tiene el ego subido de un playboy.
LEAH O'CONNOR
25 años |  daria sidorchuk |  PUBLICISTA  | USER: KALEL
Leah es una persona con una carácter fuerte, que no se anda con tonterías. Odia que otras personas intenten controlarla, manipularla o decir qué debe hacer o cómo debe sentirse. Reacciona realmente mal ante situaciones así, sacando un genio que no se sabe de dónde sale.

Finge que no le importa lo que piensan los demás de ella y tiene para con los desconocidos una coraza muy fuerte que solo con amabilidad y cariño puede romperse. Puede ser de esa gente que finge que no quiere que la abracen, que no quiere parecer vulnerable. Porque es fuerte, pero tiene sus momentos. La coraza viene de vivencias no gratas, y de cómo confiar casi siempre ha significado decepción y dolor. Aunque dura y autosuficiente, es mucho más accesible y cariñosa de lo que uno puede esperarse.
Cronología

Capítulo I DICEN QUE SABE MÁS EL DIABLO...
Capítulo II EN TERRENO PERSONAL
Capítulo III MERCADO DE CARNE
© by Farah


Última edición por Kalel el Miér 1 Feb - 21:24, editado 4 veces
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
79

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

I. Dicen que sabe más el diablo...

Mensaje por Young Sheldon el Dom 13 Nov - 21:31

I. Dicen que sabe más el diablo...
27 | Bombero | Kenneth Bek| Gintonic
Quise abrir los ojos, de verdad que sí. Pero qué coño, me pesaban los párpados. Eso o que alguien me los había pegado, como poco. Mientras tanto, intenté poner en orden los hechos que me habían llevado a estar completamente resacoso y sintiendo como si la cabeza me fuese a estallar de un momento a otro. Y esperaba que fuese domingo, pero en ese preciso momento como que no me acordaba de si era martes, miércoles o lo que se terciara. Gruñí, en el fondo de la garganta y me llevé la mano a la cara. Frotarme los ojos sirvió para que, al final, los consiguiera abrir. Craso error. La bofetada que supusieron los rayos del sol, de pronto, habían sido como una terrible venganza por vete tú a saber qué.

Dejé caer la mano y la cama, a mi lado, estaba calentita. Pero no tenía ninguna jaca a mi lado. Habría salido huyendo, pensé en un primer momento pero eh, las paredes de mi habitación no eran verde lima. Entre las pestañas vi una sombra, a quien culpé como la susodicha que intentó dejarme ciego. Pero, ah sí, ya me acordaba de algo y es que veréis, mi cerebro después  de una noche de fiesta funciona a cámara lenta y misterios de la vida, sólo podía acordarme de lo bien que sabía… su piel. Volví a cerrar los ojos, volvía a gruñir y deseé tirarle algo a la persiana, que definitivamente no era mía, para romper la correa y que se dejase caer.

Me preguntaba a donde habría ido y si tan siquiera me había dicho algo antes de desaparecer por la puerta de la habitación. Me reincorporé, a cámara lenta porque era eso o dejarme ir por un ictus. Allí, en el suelo y como una mera broma de lo que parecía haber sido la noche del año, un disfraz de diablo. Vale, sí, creo que era mío, ¿pero dónde estaban mis gayumbos?
© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
85

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

I. DICEN QUE SABE MÁS EL DIABLO...

Mensaje por Kalel el Dom 13 Nov - 21:54

I. DICEN QUE SABE MÁS EL DIABLO...
25 AÑOS |  | PUBLICISTA | DARIA SIDORCHUK  | kalel
Un poco antes de abrir los ojos, en ese momento de trance en que uno no sabe dónde acaba la sábana y dónde empieza la propia piel me di cuenta de que algo no iba bien. ¿Qué coño era esa luz? Casi parecía que me hubiera muerto y el más allá estuviera reclamando mi alma o cualquier cosa mística de estas. Pero no, era solo la luz del sol. Cometí el error de abrir los ojos, y emití un quejido. Me tapé con una sábana y cerré los ojos con fuerza. ¿O era al revés? Dios, tenaz la garganta más seca que el Kalahari. Tragar saliva se hacía misión imposible. Y la cabeza. Oh. En la cabeza era como si aún estuvieran de after our unos liliputienses tras la grave de su vida. Me di la  vuelta sobre el colchón pero nada. Me levanté de un salto y bajé la persiana. Al mirar abajo comprobé dos cosas: había un zapato de hombre en el suelo y yo no llevaba bragas. BIEN LEAH, BIEN.

Con horror intenté recordar la noche de antes, que venía a pedazos desde el modisto inicio hasta… le vi durmiendo a pierna suelta despatarrado en la cama. Me acerqué de puntillas y levanté un poco la sábana para verle el culo y… por tanto hacerme a la idea de que lo que creía que podrían haber sido porciones de un sueño erótico eran en realidad recuerdos de borracha. Entrecerré los ojos y lo miré con desagrado.

Me metí en el baño y cogí un batín. No me atreví a mirarme en el espejo ni a ducharme hasta que se fuera, a saber si se despertaba mientras y le daba por “unirse”. Eso sí que no. Se la retorcería, claro. Pero a lo mejor le gustaba y todo. Volví y levanté la persiana y aspirina que viene y que va. Al volver aún estaba medio alucinado, pero ya incorporado.
¿Buscas esto?—le lancé los calzoncillos casi a la cara.— Estaban en la cocina.
© by Farah.


Última edición por Kalel el Dom 22 Ene - 21:59, editado 1 vez
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
79

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Young Sheldon el Dom 13 Nov - 22:29

I. Dicen que sabe más el diablo...
Domingo por la mañana | Casa de la pelirroja
Por dios, ¿cuanta gente había en aquella casa? Sentía como si hubiera mil personas trasteando, pisando como si fuera a acabarse el mundo y haciendo todos los ruidos posibles sólo por joderme. Que no se dijera que no me curraba yo los trajes de Halloween o cualquier otro tipo de disfraz. Aunque mirándome, cualquiera que no me conociese me tomaría por stripper, las cosas como son. Se suponía que era una lacra para la sociedad de bomberos que nos tomaran como objetos de deseo, pero yo no pensaba quejarme al respecto. -Dios, ¿pero por qué gritas?- pregunté medio gruñendo y alterado por recibir de aquella forma mi propia ropa interior. Pero cuando alcé la mirada, con el ceño fruncido, la vi precisamente a ella.

-Sabía que al final caerías, pecosa- tenía hasta gracia que yo aquello dijera dado el color de mi pelo. ¿Que si sabía su nombre? Bueno, sé que empezaba por L, así que mismamente Lucy. Claro que recordando algunas escenas que me venían como flashes a la mente, lo de Lucy le quedaba como demasiado dulce. Dándole la espalda a la ventana, deslicé las piernas por fuera de la cama para terminar poniéndome en pie, gayumbos en mano. -Algo recuerdo de la cocina- como si ella no hubiera bebido como para estar de resaca. Creo que le ofendía mi desnudez, no se por qué, así que tocaba taparme un poco.

Me arrimé a ella porque las cosas como son, era una estirada y me sentía como si me fuera a caer en ese preciso momento, sintiendo la garganta en pleno apogeo de dolor, pero la cabrona estaba buena y aunque mal, podía recordar lo bien que lo habíamos pasado. -Pensé que querrías repetir- murmuré con la voz ronca y pegándome a ella y ahí estaba mi mini yo despertándose, aunque de mini tenía poco. -Aunque prefería ducharme o desayunar primero. Te dejo elegir el orden-.
© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
85

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Kalel el Lun 14 Nov - 13:20

I. DICEN QUE SABE MÁS EL DIABLO...
CASA DE LEAH | POR LA MAÑANA | DARIA SIDORCHUK  | KALEL

Me lo quedé mirando y esperando su reacción. Su voz me pareció la cosa más molesta del mundo cuando me preguntaba por qué gritaba. Me pareció que él también lo hacía, aunque ni la lavadora más silente del mundo le pese al publicista que le pese me parecería entonces agradable al oído.

Y pasó de gruñir y recoger la prenda a mirarme y pasar a hacerlo de esa forma, como si fuera un perro mirando un plato de comida recién hecha. Convertí mis labios en una final línea, como una puñalada, cuando se atrevió a hablarme con aquel apelativo, como si hubiera confianza. Vale, por lo que parecía y los recuerdos que me iban viniendo nos habíamos “conocido a fondo”, pero que no se pasara de listo. Era justamente esa actitud, como si las mujeres que se tiraba fueran grandes contrincantes que al acceder a tener sexo perdían una batalla o algo así lo que me mosqueaba de él incluso antes de que cruzáramos directamente un par de palabras. Me habían hablado de él. — Habló de orejas el burro.—murmuré con la misma cara de pocos amigos y esperando que saliera de MI cama echando mistos. Porque pecas él tenía también, y ahora las iba recordando. Había una en su muslo que… Pero dejémoslo. No aparté la vista cuando se puso en pie, mostrándose como su madre lo trajo al mundo y no parecía tener prisa en vestirse.

Me giré un momento y comprobé que algunas de mis prendas estaban tiradas por ahí. ¿Pero qué clase de striptease había hecho? La imagen de una yo eufórica vino a mí. Arrugué la nariz y de pronto lo tenía al lado. Se pegó pero bien. Me giré un poco con cara de “¿qué coño haces?”. No tenía palabras para describir lo indignante de su actitud, dando por sentado que estaba loca por ofrecerle mi ducha y un desayuno para el segundo asalto. O el cuarto, porque la noche había sido larga en realidad. Iba a decir algo cuando me moví un poco y noté su pene erecto apuntándome como una flecha. Abrí los ojos y la boca y me quedé quieta un segundo. — Tápate eso pero ya.—retrocedí un paso, y otro más. — Coges tus rabo y tus cuernos y ala.—hice un ruido como de pastor para echar a sus cabras y señalé la puerta de la habitación, y todo recto encontraría la otra.— Como mucho te dejo hacerte un café antes.
© by Farah.


Última edición por Kalel el Mar 15 Nov - 13:03, editado 1 vez
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
79

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

I. Dicen que sabe más el diablo...

Mensaje por Young Sheldon el Lun 14 Nov - 15:34

I. Dicen que sabe más el diablo...
Domingo por la mañana | Casa de la pelirroja
Aunque la juerga fue cojonuda, me hubiera gustado y todo que no lo fuera tanto, porque así tendría recuerdos más vívidos, más lúcidos, con los que poder recrearme después. Pero bueno, si repetíamos, aunque la resaca estuviera a un nivel directamente proporcional al desfase, podríamos rememorarlos. Porque yo sabía que ella, aunque parecía estar haciéndose la digna, quería repetirlo. ¿A quién quería engañar? Lo había disfrutado, tanto o más que yo mismo. Parecían gustarle los refranes y todo, cosa que no sabía o que no recordaba, no podía saberlo teniendo en cuenta que la muy listilla, hasta ahora, hacía como que ni me hubiera mirado.

-Yo prefiero que me lo cojas tú- respondí, porque me dejaba las cosas a huevo, fuese o no de forma inocente. aunque, de todas formas, su tono hostil me hacía ver que no estaba bromeando con ese asunto. Quería hacerse la dura, ¿eh? -Me pone ese ruidito- me encogí de hombros, apartándome para ponerme los gayumbos, podíamos dejar eso para luego. Dedicándole el mismo ruido, me fui tal cual hacia afuera y por suerte, tenía una de esas máquinas de cápsulas que tanto me gustaban. Lo que no sabía era donde tenía las cápsulas de las narices y mi tiempo me llevó encontrarlas porque ella no parecía dispuesta a decírmelo.

Con mi taza del más fuerte que tenía me senté a la mesa que, no hacía tanto, nos había tenido encima. Seguro que si me esforzaba podía ver su perfecto culo marcado sobre la misma. La falta de azúcar hacía aquél líquido más amargo, pero as´pi como me gustaba, fuerte y sin edulcorar. También el café. Tranquilamente, puse las piernas sobre la misma y volví a pegarle un sorbo. -Si te vas a la ducha avísame- dije al sentirla pasar cerca, aunque sin verla de verdad. Esperaba que no tardase mucho en venir, yo estaría listo para la acción en cuestión de minutos.
© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
85

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Kalel el Mar 15 Nov - 13:25

I. DICEN QUE SABE MÁS EL DIABLO...
CASA DE LEAH | POR LA MAÑANA | DARIA SIDORCHUK  | KALEL

Por la piedad mañanera y con la esperanza de que se tapase un poco para desayunar le ofrecí sin muchas ganas que se hiciera un café. Pero que se tapara el rabo, por favor… Lo que menos me esperaba fue esa salida, ofreciéndome cogerle lo que le colgaba. Y yo me refería al disfraz, aunque bien pensado se lo había puesto fácil para el juego de palabras. Maldita sea. — Me da igual lo que te ponga.—le ladré ya, después de un momento de silencio. No valía la pena una réplica a destiempo sobre lo otro, ahí no había estado rápida me dije. Pero no era culpa mía, tenerlo aún sin vestir desconcertaba un poco. Imaginé que era ese al juego que jugaba con todo lo que se movía, y que solía funcionarle el rollo de chico rebelde y chulo, pero a mí me ponía de los nervios. ¿Por qué ninguna de mis amigas me había frenado la noche antes? Ahora mismo podría estar en alguna de sus casas, viendo l tele y reponiéndome con calma de esta resaca.

Al final se puso algo encima pero no lo suficiente ni lo bastante deprisa, parece que se lo quería tomar con calma y eso me ponía furiosa. Aquella noche era un error. Fui al baño y lo oí de lejos. —Ni de coña.—me quejé desde el baño, echando mano de las toallitas desmaquilladoras. Aunque tenía la leve sensación de que si me faltaba maquillaje era por haber embadurnado la cama entre una y otra postura, o que él me lo había quitado a lametazos. Cerré los ojos y respiré lentamente, como quien quiere olvidar. Pero lo cierto es que los recuerdos se iban agolpando. Me lavé la cara y los dientes y volví al comedor para encontrarlo con los pies sobre la mesa. — ¡Quita los pies de ahí! Esto no es una cuadra.—le eché una de esas miradas furiosas y pasé a su lado hacia la cocina. Me hice un café suave, porque era domingo y no había prisa.

Miedo me daba pensar que podría ahora mismo estar en su casa, en cualquier pocilga infesta. Me senté, a desgana, en el otro extremo de la mesa. Removí el café fingiendo que él no estaba allí. Y de pronto alcé la vista. Me miraba. — ¿No me habrás legado nada, no?—dije, muy seria. Porque a saber lo que tenía con la fama que llevaba a cuestas y el historial sexual (básicamente se lanzaba sobre cualquiera mínimamente atractivo que tuviera cerca). Aunque habíamos usado condón, estaba casi segura, no era garantía.    
© by Farah.


I DON'T KNOW HOW TO LOVE YOU BUT I WANT TO ♥ ♥

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
79

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Young Sheldon el Miér 16 Nov - 14:54

I. Dicen que sabe más el diablo...
Domingo por la mañana | Casa de la pelirroja
Que dijera lo que le viniese en gana. La noche que pasamos ambos juntos no la podía negar y sí, estábamos hasta el culo de alcohol, pero si no hubiera habido atracción y deseo por su parte, no habríamos llegado a nada. Que ahora lo quisiera negar era cosa suya.  Quizá, con la mente más clara y recordando algunos momentos de las largas horas que ocupamos haciendo de todo, se diera cuenta de lo mucho que se perdía con semejante actitud soberbia que se gastaba en esos momentos. Je, como si no hubiera conocido otras tantas como ella. Como lo de la ducha, que no tenía ni la más mínima idea de cuanto podía despejarme el meterme bajo el torrente de agua. -Pero no te sulfures. Y deja de gritar- y los bajé porque buena gana tenía yo de que volviera a alzar la voz de esa manera que me hizo fruncir el ceño más que nunca.

Mirándolo por el lado positivo, aunque se mostrara tan distante, se sentaba al otro lado de la mesa. Que se considerase afortunada, que la resaca había conseguido que no huyera de madrugada de aquella cama que no era la mía y es por eso que no me gustaba llevar mujeres a la mía porque, además y aunque no lo pareciera, no me gustaba tener que recoger los desastres y estragos causados por el sexo. Qué vamos a hacerle. -Que yo sepa no, pero si en algún momento te pica la entrepierna, háztelo mirar- escondí la sonrisa maligna que me salió tras la taza de café para beber un sorbo de éste. Pero las cosas estaban así, no podía descartar la idea que ella tanto parecía temer, aunque la gonorrea la había tenido hacía varios meses ya.

-Está bueno este café- que no se dijera que no era capaz de ser amable y todo. -¿Nunca alegras esa cara?- añadí como pregunta clave porque parecía que iba extreñida por la vida. Antes habría pensado que malfollada pero ejem, tenía suficientes pruebas que evidenciaban lo contrario.
© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
85

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Kalel el Vie 18 Nov - 18:23

I. DICEN QUE SABE MÁS EL DIABLO...
CASA DE LEAH | POR LA MAÑANA | DARIA SIDORCHUK  | KALEL

Lo de gritar, como el decía, me estaba molestando tanto a mí como a él, pero es que me ponía nerviosa y me salía sin querer el alzarle la voz. Incluso pese a la resaca. Bajó los malditos pies de la mesa al menos, aunque tuve que soportar su fruncimiento de cejas como si el malo en esta historia no fuera él. No tenía respeto, ese era su problema. No solo por lo que había podido ver que a lo largo del tiempo en que llevaba compartiendo amistades con él no había sido poco. Me lamentaba por no haber puesto freno a esto, por no haberlo alejado cuando empezó a tirarme la caña. Ahora mismo no estaba segura de cómo había sido, claro que para él coquetear era como el respirar. Le salía solo, lo hacía todo el tiempo, y casi parecía que fuera a pasarle algo horrible si paraba aunque solo fueran cinco minutos. No en vano su fama era legendaria. Y digo fama pero podría decir otras cosas. Porque siempre le había visto como uno de esos perros inseguros que tienen que mear en cada esquina para dejar claro que lo hacen bien, que el territorio es suyo.

En ese momento tuve suerte por no poder acceder a sus pensamientos, por los que no daría ni un penique ni medio. Está claro. La pregunta que le lancé salió sola, porque no podía creerme que con todo lo que se tiraba estuviera del todo limpio. La idea asustaba. Y no ayudó que le soltara eso de que “si me picaba” ahí abajo fuera al médico. Casi se me salen los ojos de las cuencas.  -¡Pero serás guarro! Arg.-parecía que me hubiera comido un limón. Y va y me suelta que le gusta el café, como quien habla del tiempo. Se pensaría que era majo y todo. Y encima me llamó amargada. -¿Y tú no tienes miedo a que se te caiga a cachos? Dios, con todo lo que te pasas por la piedra estás jugando a la ruleta rusa.

Me levanté indignada y pese al dolor de cabeza caminé arriba y abajo por la habitación. Fingía que recogía cosa, pero a cada paso me encontraba con una prenda distinta. Me puse a recoger las mías, sin ser consciente de la visión que eso le dejaba. Pero es como cuando notas los ojos de alguien clavados en la nuca… y al girarme lo pillé de pleno mirándome el trasero.
   
© by Farah.


I DON'T KNOW HOW TO LOVE YOU BUT I WANT TO ♥ ♥

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
79

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Young Sheldon el Sáb 19 Nov - 22:07

I. Dicen que sabe más el diablo...
Domingo por la mañana | Casa de la pelirroja
Joder, yo creía que los dos nos los habíamos pasado bien. No se diría que yo no pusiera empeño por disfrutar, claro, pero también por mostrar todo mi abanico de artes amatorias, por decirlo así de una manera políticamente correcta. Es que decir que follaba como Dios igual no estaba muy bien visto. En cualquier caso no sabía a qué venía aquella actitud, yo también estaba con resaca y no por ello me ponía de morros y pagaba las cosas con ella. A menos que hablase demasiado alto o hiciese ruido de ese que parecía que tenía una manada de mamuts dentro de la cabeza. Si fuera una señorita de alta cuna a la que hubiera ofendido... pero es que ambos habíamos compartido no sólo cama, sino casi todo el mobiliario según podía recordar.

-Para algo están los condones, pecosa- mejor eso que arriesgarme a llamarla por un nombre que no era. Porque lo mismo Lucy no era y para qué queríamos más, que las tías podían comportarse como unas auténticas locas por la más mínima tontería. Mas de una ostia me he llevado yo por eso o cosas por el estilo de las que entonces no me apetecía acordarme. -¿Conoces mis antecedentes? No sabía que fueses periodista- ni sabía realmente mucho de ella, salvo porque tenía un culo estupendo, unas tetas perfectas y una mala leche que iba a acabar poniéndome nuevamente cachondo. ¿Qué? No lo podía evitar y tampoco es que quisiera, menos ahora que sabía que nos lo podíamos pasar muy bien juntos.

Ja, encima se ponía en pompa. Para cuando quise darme cuenta ella me miraba con esa cara tan suya de pocos amigos y a mí se me había puesto dura en cuestión de segundos. No es que fuera un milagro o que la única que lo conseguía tan rápido era ella, pero bueno, que era lo que había. -¿Estás segura que no quieres repetir?- pregunté y mi voz no fue más que un ronroneo felino. -Porque yo me muero por hacerte todo- una y mil veces si hacía falta.
© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
85

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Kalel el Mar 22 Nov - 12:11

I. DICEN QUE SABE MÁS EL DIABLO...
CASA DE LEAH | POR LA MAÑANA | DARIA SIDORCHUK  | KALEL

Estaba de un humor de perros y no ayudaba su actitud. ¿Que si era guapo? ¿Que si me ponía? Son preguntas evidentes, pero no con aquella forma de ser. Había sido la Leah tontorrona y borracha quien le había seguido el juego, pero la del día siguiente no estaba de humor para sus tonterías. Pensé en los condones cuando él los mencionó. No lo arreglan todo, pero al menos estaba segura de haberlos usado la noche antes. Los llevaba siempre en mi bolso. ¡Una debe ir preparada para cualquier cosa!

No soy periodista…—murmuré a desgana y rodando los ojos. Bebí de mi café.— Pero mis amigas te conocen, desgraciadamente.—no quise darle más bombo al asunto y que se creyera que era el centro de muchas conversaciones entre mis colegas. Aunque lo era. Y aunque me venían sugerentes flashes de la noche anterior no estaba por la labor de hacerle caso a esas sensaciones, a esa vocecita que me decía que un segundo asalto podría estar más que bien. La habitación plagada de los trozos de lo que había sido mi disfraz de novia cadáver sexy no era lo que se dice algo que ayudase a centrarme. Daba la sensación de que podría estar días recogiendo prendas. Y que alguna aparecería detrás del sofá mucho después como así pasó.

Lo siguiente que pasó me dejó pasmada, porque una cosa era pillarle mirándome y otra que soltara una vez más la propuesta, y por el tono como un ronroneo de su voz estaba ya listo y preparado. La indignación escapó de mí cuando le oí decir que quería “hacerme de todo”, e imaginé algunas de esas cosas. Abrí la boca y me quedé pasmada. Un segundo después alcancé su pantalón y se lo tiré, como movida por la razón. — Ya te has acabado el café ¿no? Pues ya puedes ir a buscar otra a la que hacerle de todo.—dije en un intento por mantener la cordura. Y es que no le faltarían candidatas. Que se fuera ya, eso era lo que quería, o despertar y descubrir que esto había sido una pesadilla con toques eróticos.
© by Farah.


I DON'T KNOW HOW TO LOVE YOU BUT I WANT TO ♥ ♥

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
79

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Young Sheldon el Mar 22 Nov - 13:43

I. Dicen que sabe más el diablo...
Domingo por la mañana | Casa de la pelirroja
Ah, era eso. Me las podía imaginar todas reunidas alrededor de una mesa y fantaseando con lo que me harían o les haría yo a ellas. Aunque casi estaba seguro que aquellas con las que paraba por la cafetería no era ninguna de las que me hubiera pasado por la piedra, como ella decía. Al menos a ella sí, punto para mí. -Siempre puedes presentármelas- y darles más motivos para hablar, basándose en hechos. Por mí podía ponerse como le viniera en gana, pero yo sabía, ambos lo hacíamos, que la noche la había disfrutado como seguramente pocas otras. En mi caso no me apetecía hacer memoria, pero queriendo repetir que estaba y claramente, tenía razones para ello. Ella no parecía estar de acuerdo con la idea.

Aunque tardó en reaccionar y eso significaba que, como poco, se lo había pensado, la negativa y posterior reacción y palabras me dejaron flipado un rato, sosteniéndole la mirada e intentando adivinar que coño le pasaba. ¿Se arrepentía? No había sido un caballero, ni por la noche ni entonces, pero no recordaba haberla tratado mal de ningún modo. En fin, pues eso que se perdía, aunque tampoco tenía que ser tan borde, digo yo. -Bueno, bueno, ya me voy- rodé los ojos y me puse en pie, erecto y todo, para dejar la taza en el fregadero, que a mí mi madre me había enseñado a comportarme así, aunque había cosas que ella no podría controlar, la muy bendita.

Volví por donde había llegado a la cocina, regalándole a la pelirroja unas buenas vistas hasta que llegué a la habitación donde apenas sí habría dormido unas pocas horas y aunque la resaca pesaba, aún no me había venido el golpe que supondría el cansancio. Vamos, que en cuanto llegara a mi piso, una buena ducha y a dormir. Habría preferido invertir el resto del día con ella, pero era lo que había y así lo había dispuesta la risueña de Lucy. No tardé mucho en vestirme de nuevo con aquél traje que me había hecho ganar el premio y la barra libre, llevando el tridente en una mano y las alas en otra. cuando llegara al portal me pediría un taxi, que no estaba para caminatas. -Hasta la próxima- le guiñé un ojo desde la puerta y como no iba a acompañarme, terminé por irme.
© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
85

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Kalel el Jue 24 Nov - 12:38

II. EN TERRENO PERSONAL
Random Unicorns, AGENCIA PUBLICITARIA | MAÑANA | DARIA SIDORCHUK | KALEL  

El domingo había sido tranquilo, salir a ver un museo de arte aprovechando que era gratis, tomarme la mañana para admirar lo bueno que la humanidad podía hacer de tan distintas formas y luego un par de horas analizando los anuncios que le salían en la tele. Probablemente soy una de las pocas personas que en vez de buscar el mando rápidamente para cambiar en cuanto salta la publicidad escojo justamente quedarme mirando a la caja tonta aún con más atención que antes. Incluso entre los de mi profesión es algo raro, pero yo no se canso de buscar el mensaje pues siempre lo hay, incluso en el anuncio más tonto, analizando la realización, el contenido, forma, y calculando el posible valor del mismo ya fuera positivo o no para el mercado, el producto anunciado, los medios y mucho más.

No contenta con ello, pasé la tarde "tomando un café” y viendo una película con un amigo que estaba muy, muy lejos. Pero skype hace milagros y casi no se cortó más que tres veces.Un sueño reparador, salvo por el hecho de venir con flashes de la noche de Halloween y del pelirrojo que con la había compartido, me llevó a lunes siguiente. Y la mañana empezó bien. Una reunión a primera hora con unos clientes en la que había podido hacer alarde de mis conocimientos y había caído en gracia, la palmadita en la espalda intangible de la jefa y un rato de relax con una compañera en el terrado luego. Solo se torció al descubrir que quien estaba reunido con su jefa era el jefe de bomberos. No es que tuviera nada contra ellos, salvo que compartíamos la cafetería de justo abajo y a veces actuaban como cerdos de pocilga. Otros eran majos, claro. Iba a picar a la puerta cuando alguien le habló. Era un bombero de cierta edad que me preguntó si podía esperar allí, señalando un asiento en la sala. Mis ojos se desviaron al hombre que iba a su lado. El ceño se me frunció un poco al verle. El demonio de Halloween.
© by Farah.


Última edición por Kalel el Jue 24 Nov - 14:06, editado 1 vez


I DON'T KNOW HOW TO LOVE YOU BUT I WANT TO ♥ ♥

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
79

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Young Sheldon el Jue 24 Nov - 13:58

II. En terreno personal
RANDOM UNICORNS, AGENCIA PUBLICITARIA | MAÑANA
Estas cosas había que hacerlas, cierto era, pero no lo sentía como una obligación. Quiero decir, podía no ser un santo pero, como bombero, quizá estaba más concienciado de la mierda que se vivía en otros países o de las enfermedades contra las que mucha gente tenía que luchar. En el caso que nos iba a llevar a la agencia de publicidad, la leucemia infantil. Los calendarios se venderían como churros, que eso lo sabíamos todos, pero antes de todo eso había que seguir un proceso, ver quienes iban a participar en cada foto y de qué manera. Bueno, la manera era sin ropa y no es que tuviéramos ninguno problema con eso, aunque para mí era el primer calendario en esta división de bomberos de la ciudad. Lo único malo, como decía, era la organización porque tenía que ser, obviamente, en momentos en que por los turnos, tuviéramos el tiempo suficiente. Como en aquél momento, en que la parte de nosotros que no trabajaba en ese momento nos presentamos en la famosa agencia publicitaria. ¿De qué me sonaba a mí este sitio? Acompañado por Graham, miré un rato a mi alrededor, tras ver como la jamona de unos cuarenta y pico que era la jefaza, recibía a nuestro superior.

Me pareció ver una melena pelirroja conocida, aunque el abanico de posibilidades era bien amplio. sin embargo, mis sospechas se confirmaron al momento en que Graham se dirigió hacia ella para hacer la pregunta de turno. A su lado, le sonreí de forma amplia. -Buenos días, Lucy- y allí que estaba, como si tuviera esa cara de por vida, con el ceño fruncido y mirándome como si me dedicara a matar gatitos. Mi compañero miró de uno a otro cuando a ella pareció costarle dar una respuesta a alguno de los dos. Tampoco tuvo tiempo antes de que volviera a abrirse la puerta de aquél despacho y que salieran de él nuestros respectivos jefes. -Leah, querida, ¿te ocupas de tomar datos y cuadrar cita con el señor Clark?- ah sí, se me olvidaba que, aparte de mi padre, a mí solían llamarme también señor Clark en ocasiones como esa. Coño, que ella se llamaba Leah. Fue una información que llegó un poco tardía a mi cerebro. Bleh, en cualquier caso, iba a ser la encargada de ocuparse de mí. que majo el destino, le debía una.La miré, sonriendo con la barbilla en alza y dejando que Graham se fuera con la otra mujer a la que, por cierto, no me importaría acompañar. Y lo que no es acompañar.
© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
85

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Kalel el Sáb 26 Nov - 16:55

II. EN TERRENO PERSONAL
RANDOM UNICORNS, AGENCIA PUBLICITARIA | MAÑANA  | LEAH

¿Pero es que no podía trabajar más lejos? Mira que la ciudad era grande. Y encima ¿qué pintaban allí los bomberos? ¿Acaso estábamos haciendo una campaña concienciadora para que no se les vea como objetos sexuales? ¿O es que se había incendiado el baño de la planta cuatro? Todos sabemos que es allí donde se iban los fumadores a fingir que estaban de cagalera, porque tenía ventana y podía echarse uno entre sus descansos normales. Me había quedado pasmada, como cuando mis amigas se quedaban en babia y habas que darles una colleja para reiniciarlas el sistema.

El hombre más mayor al menso parecía amable. Lo malo fue que el gilipillas que tenía al lado, y con su mejor sonrisa de idiota, me saludó como Lucy. LUCY. ¿Quién coño era Lucy? Seguramente alguna otra que se hubiera tirado la misma semana. Estaba que echa llamas por los ojos. Me acerqué, lo agarré por el cuello de la camiseta, lo obligué a bajar y a mi altura y le crucé la cara con mano firme. El sonido de la torta inundó la habitación… Y de pronto volví a la realidad. Lo único que había hecho era mirarlo como si quisiera cargármelo con mirada de mayos X. Desgraciadamente aún no tenaz ese superpoder. Apreté la mandíbula y giré el rostro sin más. No se merecía mi atención. Justo al momento se abría la puerta del despacho de mi jefa, que salía con otro bombero, y supuse que el jefe del parque. Iba a buscar alguna excusa para escabullirme cuando ella no tuvo mejor idea que encargarme atender al “señor Clark”. Por desgracia yo sí sabía su nombre. También su apellido. Intenté que no se me descompusiera la cara y asentí. — Claro, sígame por aquí.—dije sin mirarle.

Con el ego herido eché a andar hacia mi despacho (compartido con una becaria que rezaba porque estuviera presente). Y cada paso que daba y sabiendo que lo tenía justo detrás era una tortura. Entramos y fruncí los labios al comprobar que mi compañera no estaba allí. Me senté tras la mesa, que como barricada no estaba mal. — Puede sentarse.—dije mientras fingía que estaba muy ocupada encendiendo el ordenador para echarle un vistazo. IBA A CAGARSE. Todas mis conocidas oirían alguna historia truculenta sobre sus ladillas, porque las tuviera o no iba a hacerles creer que estar a 20 centímetros de su cintura era como meterse en zona radioactiva. Giré el rostro y sonreí para mí misma.

Saqué de un cajón el contrato tipo que empleábamos para rellenar datos en general. Lo haría yo, porque no me fiaba de su letra. — ¿Puede decirme para qué es la campaña?
© by Farah.


I DON'T KNOW HOW TO LOVE YOU BUT I WANT TO ♥ ♥

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
79

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Young Sheldon el Sáb 26 Nov - 18:50

II. En terreno personal
RANDOM UNICORNS, AGENCIA PUBLICITARIA | MAÑANA
Esperaba al menos una contestación por su parte, aunque fuese esa cara que se le ponía cuando me miraba. Justo como en ese momento. A lo mejor la había pillado en dos días malos, aunque desconocía si el resto del tiempo me miraría de esa forma o simplemente, hacía como que no. En cualquier caso, habría esperado algo, pero no llegó y Graham, que no era precisamente gilipollas, me miró como buscando una respuesta a lo que yo encogí los hombros. ¿Qué iba a contarle allí en medio? ¿Que nos habíamos acostado y ella se arrepentía? Porque esa era una teoría clave, aunque los motivos reales, ni los sabía. Como ya había pensado con anterioridad, no creía haberla tratado mal. Que me tratara por usted, no sabía si me ponía o me jodía, la verdad, aunque estando en su puesto de trabajo y delante de la jefa, supongo que no le quedaba otra. -Sí, señora- bromeé, despidiéndome de mi compañero con un simple gesto de cabeza y me puse a seguir a la pelirroja y a deleitarme con el movimiento de su trasero que, como ya había comprobado, era perfecto con ropa o sin ropa encima. Que me acordaba de los detalles.

Sin embargo, una vez a solas, dejó de hacerme gracia aquél trato. Nadie nos escuchaba, así que... ¿para qué seguir con aquello? -Puedes tutearme, ¿eh? Ya no está tu jefa delante-´y no éramos ningunos desconocidos, que  habíamos conocido cada rincón del cuerpo del otro. O casi todo, al menos. Resoplé, porque parecía esperar una respuesta por mi parte. Se veía que era la novata por allí, que aún no estaba enterada de esas cosas. -Queremos recaudar fondos para investigar la leucemia infantil. Ya sabes, para una organización y tal. Un calendario, nosotros en bolas... eso siempre recauda de la ostia, así que aquí estamos. Mi jefe se ha reunido con la tuya, no sé si querrán hacer algo más pero en principio es eso lo que queremos- ladeé la cabeza un poco al observar su rostro serio. -¿Haces tú las fotos?- o a saber qué misión cumplía en aquella empresa.
© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
85

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Kalel el Dom 27 Nov - 13:19

II. EN TERRENO PERSONAL
RANDOM UNICORNS, AGENCIA PUBLICITARIA | MAÑANA  | KALEL

Esa era otra. Mi jefa iba de maja y de que me contaba todo pero yo no estaba enterada del proyecto y me veía casi en bragas teniendo que atender  un cliente. Perfecto. No tuve más remedio que directamente preguntar de qué iba el asunto, y no podía estar más lejos de lo que irónicamente había imaginado. Aún resonaba en mi cabeza ese “sí, señora” que me hacía fruncir el ceño y, al mismo tiempo sin poder evitarlo, imaginarle de rodillas desnudo o obedeciendo a mis órdenes con mi tacón clavado en su piel. ¿Desde cuando me daban ramalazos de dominatrix? Dios Leah, concéntrate.

Ya sé que puedo.—repliqué sin mucho entusiasmo. Lo que pasa es que no me apetecía.— ¿Pero para qué? ¿Para que me llame Lucy?—porque no es como si nos conociéramos mucho pero mínimo saberle el nombre de pila de la gente con la que compartes cama, ya por educación. Su cagada había sido épica y no se me ocurría más excusa que la de que aquello lo hacía demasiado a menudo e importándole tan poco con quien que bien podría haberme llamado Rigoberto también. Se suponía que no debería importarme lo que alguien como él opinase, pero no podía evitar arrepentirme de haberlo hecho. Era insultante. Le había dado acceso a mi espacio más íntimo a alguien que no se había molestado ni en recordar mi nombre. Y no era muy largo ni complicado… Suspiré silenciosamente.

Bolígrafo en mano empecé a rellenar los datos de la hoja que conocía. Y él me habló del proyecto. Me sorprendió no que se fueran a desnudar, un cliché en su rama laboral, sino el motivo. Era bueno. Iba a decirlo cuando a él le dio por soltar que si yo iba a hacer las fotos. — No soy fotógrafa, señor Clark.—el retintín estaba ahí.— Si me deja su documento de identidad le haré una fotocopia.

Evité tocar su mano cuando me lo pasó. Me levanté para encender la fotocopiadora que se encontraba detrás de mi escritorio y empecé a configurarla. Algo hacía la becaria siempre para ponerla de una forma rara que me ponía de los nervios. — Es bonito eso del calendario, hacerlo por esa causa quiero decir.—dije aún de espaldas a él.
© by Farah.


I DON'T KNOW HOW TO LOVE YOU BUT I WANT TO ♥ ♥

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
79

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Young Sheldon el Dom 27 Nov - 21:21

II. En terreno personal
RANDOM UNICORNS, AGENCIA PUBLICITARIA | MAÑANA
Joder con la pelirroja, si que estaba de mala ostia. Me preguntaba si sólo yo era el motivo, si aquél trabajo no le gustaba, si tenía movidas en casa o saber qué. Igual era todo junto, aunque tampoco iba a preguntar, no era asunto mío a pesar de que parecía pagar las cosas conmigo. Y nada, que seguía tratándome de usted, pero bueno, no insistiría mucho no fuera que se pusiese a gritarme o algo y al final acabara ella jodiéndose el curro. Que no se dijera que no me preocupaba y todo. Claro que después pude entender parte del cabreo actual: al final no se llamaba Lucy. Torcí la boca en una mueca, tampoco tenía la culpa de eso. O sí. Quiero decir que era un desastre para los nombres, fuese una tía que me hubiera pasado por la piedra o el vecino del tercero que, tras varios meses viviendo en el mismo inmueble, aún no sabía cómo se llamaba. Aún así, no pensaba disculparme porque no había cometido ningún crimen. -El señor Clark es mi padre- uno porque no me terminaba de gustar ese trato si era dicho de aquella manera y dos, que de señor, le gustara a alguien o no, tenía más bien poco. ¿Veis? También se reconocer mis cosas malas.

De todos modos estaba allí para lo que estaba y tenía que poner también de mi parte, así que le conté a grandes rasgos en qué consistía aquello y a pesar de llevarme más respuestas bordes, continué siendo buena gente y todo, pasándole mi carnet de identidad y mientras, echándole un vistazo al contrato que había rellenado por encima. ¡Tachán! Por suerte, fortuna o destino, llamadlo equis, allí estaba el que debía ser su nombre. -Leah- dije en voz alta, con intención de que me hiciera caso y no me diera la espalda que, por otra parte, era un gesto feo que mi madre siempre me decía que no hiciera, daba igual con quien estuviese. -Soy malo para los nombres, ¿sabes? No te pongas de morros, soy así- al final había terminado excusándome y todo ante ella. Aunque esperaba que nos viésemos más veces, en otro ambiente más informal y que mi cerebro de pelirrojo, que a veces parecía de rubio, consiguiera conectar neuronas y recordar su nombre. -Lo del calendario es la ostia, porque yo creo que sí servirá de algo. Cuanta más pasta tenga la asociación, más medios tendrán para investigar. Y parte del dinero que se recaude también lo usarán para el material escolar que necesitan algunos- era una putada que muchos pasaran tantísimo tiempo en el hospital.
© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
85

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Kalel el Vie 2 Dic - 12:54

II. EN TERRENO PERSONAL
RANDOM UNICORNS, AGENCIA PUBLICITARIA | MAÑANA  | KALEL

Pensar que al menos iba a hacer algo bueno, recaudar dinero para investigar esa maldita enfermedad que enfermaba y se llevaba a tanta gente, sobre todo niños, me reblandeció un poco. La indignación por según qué temas seguía allí, como no. Pero un poco aplacada. Se podría decir que era jugar sucio, jugar con los sentimientos… pero no lo hacía por eso y era lo que había.

Estaba concentrada en las fotocopias e intentando entender por qué me importaba todo aquello cuando lo más sencillo era pasar del tema, ¿por qué a veces me gustaba hablarle a las paredes y esperar respuesta?, cuando me llamó. Lo hizo por mi nombre. Me giré un poco y lo miré, pero sin dar un paso. A saber lo que tenía que decir. Para mi sorpresa fue una especie de pseudo disculpa. Que era mano con los nombres, dijo. No dije nada, aunque algo me gustó que al menos dijera aquello. Sonaba como una disculpa de niño chico, pero para ser él ya era algo.

Menos molesta, me acerqué con las fotocopias a la mesa y me senté frente a él. Le pasé su DNI de nuevo. Parecía hasta bueno cuando decía esas cosas, parecía entusiasmado con lo de la campaña. — Estoy segura de que con una buena campaña se agotarán los calendarios. Esperemos que eso ayude para poder investigar más y encontrar ya algo que frene esa enfermedad de mierda.—por supuesto la buena campaña estaba asegurada si lo hacían finalmente con nuestra compañía. Lo del material escolar era la guinda del pastel, algo que no esperaba. Y me dio ideas.— Muchos no pueden ir a la escuela ¿no? Se me ocurre que podríamos colaborar también los de nuestra empresa. Tenemos muchos material de sobra que podríamos donar y… también algo que vosotros no.
Cuando me miró expectante y, aunque era lo último que hubiera esperado decir aquel día, lo solté. — Chicas. Vuestro calendario no abarcará todo el público.

Ni yo misma me estaba creyendo lo que acababa de sugerir, pero se me ocurría no solo algún posado de bomberos bien acompañados, sino un calendario totalmente distinto solo de nuestra oficina. Porque a la gente son dos temáticas que les da morbo, y los cameos de unos y otros. La chica salvada del incendio en brazos del bombero más sexy, el bombero visitando una oficina por una urgencia… Me pregunté si le parecería algo raro porque no sabía que se hubiera hecho antes, mientras que lo de los bomberos era un clásico. Agaché la cabeza y continué rellenando el documento antes de que dijera nada.
© by Farah.


I DON'T KNOW HOW TO LOVE YOU BUT I WANT TO ♥ ♥

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
79

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Young Sheldon el Dom 4 Dic - 19:46

II. En terreno personal
RANDOM UNICORNS, AGENCIA PUBLICITARIA | MAÑANA
Yo también confiaba en ello. ahora que nos dábamos una pequeña tregua con la cosa de hablar del tema del calendario, podíamos relajarnos todos un poco. Todo veníamos siendo ella y yo, pero bueno, ya me entendéis. -Dicen que si, que no queda un sólo calendario sin vender, así que de puta madre- y hablando de madres, si la mía me oía hablar así iba a estar dándome collejas durante al menos tres días. -Y es que es eso, hasta lo que yo sé hay muchos que pasan tanto tiempo hospitalizados que de algún modo tienen que continuar sus estudios- otros, como yo por ejemplo, habíamos elegido terminar el instituto y ponernos al lío en lo laboral. Yo sabía que quería trabajar cuando terminara y seamos sinceros, no iba a ser más que uno cualquier fuese la carrera que fuese. El resto bueno, me hizo ir de aquí a allí hasta que preparé las pruebas y ¡tadá! Lo mío era algo mucho más físico. -Estaría guay también si dais el material ese- aunque era una cascarrabias pues oye, parecía persona. Que conste que yo no lo había puesto en duda, ¿eh? Sólo me jodía que se asqueara tanto conmigo. Saqué la cartera para guardar el dni de una vez por todas.

Cuando parecía que iba a aportar alguna idea más, me dejó esperando una continuación que se demoró más en el tiempo de lo que yo hubiera querido. Pero sonreí de forma lobuna al oírla, aunque ella daba la impresión de no estar muy convencida. -Claro que sí, pecosa, las mujeres siempre hacen falta- vamos, que mi visto bueno ya lo tenía si quería que ambos grupos compartieran campaña. -Parece ser que eres buena en muchas cosas- añadí inclinándome sobre la mesa y apoyando ambos brazos en la misma. De esa manera estaba más cerca de ella pero no todo lo que me gusta´ria estar. Y sin ropa de por medio, aunque me conformaba con algo rapidito si no quedaba otra. -Yo se lo planteo a mi jefe y tú a la tuya. Si dice que no, déjame convencerla- murmuré con una obvia intención de esas que no le gustaban. Era lo que había.
© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
85

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Kalel el Dom 18 Dic - 17:21

II. EN TERRENO PERSONAL
RANDOM UNICORNS, AGENCIA PUBLICITARIA | MAÑANA  | KALEL

La imaginación es un arma potente y sin duda en mi profesión muy necesaria. La mía, quizás no está bien que lo diga, siempre había sido viva e insaciable, hiperactiva y a veces incluso inquietante. Por suerte no iba acompañada de un mal fondo, por lo que incluso siendo niña cuando se me ocurrían las cosas más inesperadas me paraba un segundo (apenas uno o dos) para preguntarme si debía llevar a cabo lo que fuera que tuviera en mente, como un invento para hacer un tobogán casero con unos cubos y una tabla que me había encontrado, o un plan "genial" para demostrar a todos que Markus se comía sus mocos cuando nadie miraba y luego me llamaba a mí mocosa para despistar el bulto.

Ahora me planteaba si lo del calendario compartido podría estar bien. Porque de alguna forma bomberos y oficinistas teníamos una especie de antigua rivalidad inexplicable, como la que sienten algunos perros por los gatos sin necesidad de conocer a ninguno de antes. En cuanto a Caleb no pude evitar preguntarme por qué de pronto, hablando de niños enfermos, me parecía mejor persona. Sobre todo porque sonaba sincero al decir que esperaba que todo aquello ayudase a la causa.  Por supuesto a él la idea de poder ver tías semidesnudas le hizo casi la boca agua en cuanto lo dije, solo me di cuenta al alzar la vista y comprobar esa sonrisa llena de malicia en su rostro que me recordaba vagamente a algunos momentos de esas noche loca que habíamos compartido. Para colmo me llamó pecosa, y soltó aquella frasecita. No pude dejar de pensar en que me había visto todas y cada una de las pecas, que no estaban solo en mi cara. Esperaba no haberme puesto colorada, aunque por el calor que me había entrado no sería de extrañar. No se le ocurría otra cosa que inclinarse sobre la mesa como una burgar putilla que enseña escote a ver si te convence de sus argumentos. Fruncí el ceño. — Calla, que ni te acuerdas. —repliqué al menos. Iba a decirle que sí, que hablaría con mi jefa a ver qué le parecía cuando insinuó ya sabemos de qué forma que él  podría convencerla si no quería. No me había pasado inadvertida la mirada que le había echado de arriba a abajo antes. Lo fulminé con la mirada y me levanté. —Tus servicios de prostituto a precio de saldo no serán necesarios. —le dije. Solo que pestañeé y volví a la realidad. No se lo había dicho. Un mecanismo ancestral de defensa mental me evitaba el hacer esas cosas. la mayoría de veces. Solo tenía que imaginar que lo había hecho para relajarme un poco. —Ala. ya te puedes ir. Y a se lo diré yo.
Me acerqué a a puerta del despacho y se la abrí, esperando que se fuera y, por qué no, mirarle el culo al pasar. Creía recordar que no estaba mal y él seguro que lo haría en mi lugar.
© by Farah.


I DON'T KNOW HOW TO LOVE YOU BUT I WANT TO ♥ ♥

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
79

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Young Sheldon el Dom 18 Dic - 21:42

II. En terreno personal
RANDOM UNICORNS, AGENCIA PUBLICITARIA | MAÑANA
Si es que la tía estaba buena, se veía que era trabajadora y que tenía iniciativa. Si fuera menos borde sería menos ella y le quitaría esa gracia que tenía que, junto a las mil y una pecas, hacían de ella todo un caso. El problema es que a veces la bordería tomaba forma de desprecio y eso ya no me gustaba tanto y poner, me ponía menos. Aunque tuviese un culo perfecto, con ropa y sin ella. -Sí que me acuerdo de cosas. Y seguro que tú también- y claro que en ese momento no podía ponerme a hacer una lista porque no me saldría, pero si tenía flashes de lo que había ocurrido y de lo bien que nos lo habíamos pasado juntos. Para la siguiente vez esperaba que fuese sin tanto alcohol de por medio y así poder recordar más, para mi propio ánimo personal y también, para recordárselo a ella y ver el color subirle a las mejillas. Qué mona. Luego le siguió notro de esos momentos en los que no sabía si en su mente me estaba devorando o sacándome la piel a tiras. Hablando de eso, descubría que me había arañado al día siguiente de irme de su casa.

-Vale maja, ya me voy- respondí, entrecerrando brevemente los ojos y remarcando aquello de maja porque era lo que menos estaba siendo. Habíamos tenido, al parecer, una pequeña tregua. Ambos queríamos que aquello saliera bien por el bien de los críos, pero después se acordó de lo mucho que parecía odiarme sin venir a cuento. Me puse en pie, aunque sin prisa alguna y no me despedí ni con un estrechamiento de manos, basicamente porque como "anfitriona" ese era su deber y o lo había hecho. -Nos veremos pronto, pecosa- una vez más, aunque ya sí sabía su nombre de verdad, que no era Lucy, usé aquél apodo. Me hacía gracia llamarla así porque yo mismo lo era y porque parecía no gustarle. Dicho eso, dejé el lugar y me reuní con el resto, para tomarnos algo juntos y luego, cada uno por su lado.
© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
85

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Kalel el Lun 19 Dic - 16:01

III. MERCADO DE CARNE
RANDOM UNICORNS, AGENCIA PUBLICITARIA | MAÑANA  | KALEL

Acabé proponiéndole a mi jefa y resultó que no solo no le pareció una tontería, sino que estaba deseando ponerlo en práctica. Había perdido unos quilos con una nueva dieta, dijo, y estaba deseando salir ella misma en le calendario también. Alcé las cejas en cuanto se dio media vuelta, porque me parecía increíble que no dijera nada sobre lo bonito de la causa sino que se dedicase a comentarme qué tipo de lencería se podría poner. Pero no hice comentarios al respecto. Supe un par de días después que el jefe del departamento de bomberos estaba enterado también y, mira por dónde, al parecer la idea le había encantado. Al menos el tonto del pelirrojo había hecho su parte del trato. Y así, entre otros trabajos más serios y de valor para la compañía entre lo monetario, entre unas cosas y otras los días iban pasando y lo del calendario se iba perfilando, que si contratar al fotógrafo, que si consultar el mejor precio de impresión y el diseño general de la tipografía de los números… porque no todo era despelotarse y ala, darle a la cámara.

Acudí a las primeras sesiones de fotos, en las que no me encontré con Caleb, por suerte. Tampoco mi jefa, Jane, tuvo a bien quitarse la ropa en las primeras sesiones. De hecho me preguntaba qué estaba haciendo allí y ella decía que tenía que supervisar todo el proceso porque solo así, solo entonces, podría considerarse que podría ser jefa se campaña para algún pedido serio. Lo que más que quería es que ella me viera con buenos ojos, que me tomara en serio para algún día dejarme más responsabilidades y poder aumentar mi experiencia de forma demostrable. No tenía claro si aquella compañía era el lugar donde me quedaría, pero sí que quería progresar en la que fuera. Así que me tocaba aguantar gilipolleces, como que Jane me confundiera con una ayudante becaria cuando lo cierto es que yo ya tenía mi carrera y podría optar por algún puesto normalillo en una empresa más pequeña.

Semanas después llegó lo que más nerviosa me ponía. Cuando propuse lo de que en el calendario salieran mujeres no me refería a esto, pero es así como todo el mundo lo interpretó. Yo me quejé, intenté escurrir el bulto por activa y por pasiva e incluso jugué la baza de no verme estéticamente aceptable para algo así, pero mis compañeros dijeron que la idea había sido mía y que “o follamos todos o la puta al río” y que además yo era muy mona y no sé qué otras cosas sobre mis “pequitas”. Fruncí el ceño cuando un diseñador me lo dijo, porque me recordó a ese otro apelativo que había usado cierto demonio con disfraz de bombero.

No tenía otra opción que salir con esa pinta de intento de chica de un catálogo de lencería, con un sujetador prestado y unas bragas que había tenido que comprarme para la ocasión, porque se suponía, según Jane, que cada uno “debe jugar con sus cartas” y con la sensualidad del día a día, “se trata de ponerse con lo que hay en una oficina real, sino contrataríamos una modelo. Pero le quitaría dinero a los niños ¿no?” Y jugar con mis sentimientos así no estaba bien. Maldita Jane, milf donde las haya. El caso es que me daba la sensación de que el sujetador me estaba pequeño, y que las braguitas por monas que fueran de entre las que tenía se verían gastadas bajo un foco como el que habían traído. El pelo me lo dejé suelto porque era buena baza para esconderme un poco y sabía que había mucho fan de las melenas pelirrojas así que baza a mi favor doble. Me miré al espejo por enésima vez y salí con la batita y las zapatillas que me había traído para no ir desnuda pos la planta séptima del edificio que se había convertido, junto a parte del parque de bomberos, en escenario para las fotografías. Aquello se había convertido en otra cosa, parecía una agencia de modelos porque eran pocos los que usaban bata y muchos los que ya estaban en ropa interior, siendo mientras esperaban y a lo suyo.
© by Farah.


I DON'T KNOW HOW TO LOVE YOU BUT I WANT TO ♥ ♥

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
79

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Young Sheldon el Jue 22 Dic - 14:51

III. MERCADO DE CARNE
RANDOM UNICORNS, AGENCIA PUBLICITARIA | MAÑANA  | GINTONIC

La idea de la pecosa había triunfado. Nadie tendría duda alguna de ello. Y aunque no fuera a gritarlo a pleno pulmón en pleno Trinity College, me había encargado personalmente de que quedase claro que la idea había sido completamente suya. Podía dar la impresión que lo que les pasara al resto me lo pasaba por el forro, pero "al Cesar lo que es del Cesar". Vamos, que no aumenté las cosas ni nada, sólo había manifestado lo que  había y lo único que yo había aportado en aquello, había sido el comprometerme a tratar el tema con mi superior, mi jefe o como se le quisiera llamar. Ella también había conseguido que en la oficina le dieran el visto bueno, así que tan sólo nos quedaba organizar los horarios y hacer las fotos. Para qué negarlo, lo ansiaba con ganas, y eso sí se me notó en las veces que coincidíamos en la cafetería, tanto bomberos como oficinistas sexys. Creo que tengo un problema con las faldas ajustadas y los tacones. O con las mujeres en general, ¿para qué negarlo? Me da que si no tuviera que trabajar me pasaría el día dándole al tema.

El día que me tocó presentarme allí para las fotos no ponía las cosas fáciles ni a aquellos que lucían orgullosos un anillo en el dedo anular. Pero lo que venía siendo yo, de entre todos los solteros, me estaba quedando bizco y sin neuronas. Tampoco se me podía escapar la forma en que me miraban gran parte de ellas, porque me paseaba por allí como si aquella fuera mi casa sólo con unos pantalones de trabajo hasta que me indicaron acudir a una de las maquilladoras, que básicamente se afanó en cubrirme el torso con supuestas manchas oscuras de ceniza. Fue divertido ponerla nerviosa y hacer que se le cayeran las cosas. Ya estaba listo cuando mis ojos volaron hasta posarse sobre la figura oculta tras el batín de la pecosa. Como si la otra muchacha no hubiera estado allí todo el rato, me enderecé y abandoné aquél asiento para acercarme. -Ya pensé que te habías arrepentido- aunque, dado su carácter, no me cabía duda que al final lo haría. Sin disimulo, le abrí lo que pude el batín para echarle un vistazo. -Tal como recordaba, estás cojonuda- y le quitaría el aliento a más de uno, pero no como yo se lo había quitado a base de embites.
© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
85

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Kalel el Dom 1 Ene - 12:01

III. MERCADO DE CARNE
RANDOM UNICORNS, AGENCIA PUBLICITARIA | MAÑANA  | KALEL

Miré al frente como quien se prepara para un misión de alto riesgo, y es que no quería que mis compañeros de trabajo me vieran de otra forma por esto. Era importante que me tomaran en serio y quitarse capas de ropa no solía ayudar en el mundo corporativo. Iba a caminar hacia las maquilladoras para que me dejaran rímel para las pestañas, ya que no me había puesto nada para adorarme y estaba viendo a otras por allí pintadas como puertas. No era la idea, pero al menos un toque…

Al girar el cuello le vi venir justo desde allí. ÉL. El bombero pelirrojo más famosos de la oficina (y no hace falta decir que no era por su conversación amena y sus conocimientos de excel). Iba sin camiseta, y con el pecho cubierto de falsas manchas de carbón que embadurnaban casi cada
marcado músculo. Me quedé muy quieta, por miedo a dar un paso hacia él. Era solo atracción, me dije. ¿Por qué de todos los días y personas que había para fotografiar me tocaba coincidir? Abrí la boca para hablarle de que yo nunca abandonará la causa, y que no era de dejar las cosas a medias. Tenía mucho que decir, en serio. Pero a él no se le ocurrió otra cosa que abrirme la bata y mirar como si lo hiciera cada día. Abrí los ojos como plato, tardé un momento en reaccionar, cerrar el pico y quitarle el tejido del batín de las manos para cerrarla de nuevo. — ¿Pero qué haces? ¿Quién te ha dado permiso?—me quejé mientras él seguía con esa cara de “te haría de todo” y comentando lo bien que lo recordaba. Maldito cachondo. —No lo recordabas.—repliqué mientras e hacía un lazo perfecto con la cuerda del batín.

Los pensamientos me traicionaban y ya me lo imaginaba en acción de nuevo, allí mismo, en cualquier despacho. ¡Pero no! —Así que nos ha tocado el mismo día. Si no supiera que no lo organizas tú diría que lo tenías planeado.—murmuré. No porque yo le gustara más que ninguna otra, era evidente que le daba a casi todo, sino por molestar o lo que sea. Justo en ese momento se acercó Jane con una carpeta en mano y su sonrisa petulante. —Hombre Leah, no sabía que ya conocías a alguno de los bomberos.—sus ojos se posaron en él como los de una vieja águila observando el correteo de un conejo recién salido de su madriguera, tierno y jugoso. Entrecerré los ojos, sin poder evitar el… ¿asco? No, no era eso. —¿Cómo se lla…?
Caleb Clark—dije antes de que se pusieran de charleta. Jane apartó la vista hacia mí con desgana y sonrió. Miró la lista— Oh, parece que alguien quería explotar el poder pelirrojo. Estáis juntos en las fotos.—nos enseñó la lista. “Número 23, Caleb Clark y Leah O’Connor”. Al ver aquellas palabras juntas en el papel lo leí una, dos, tres veces a toda prisa por si acaso no ponía Calet, Carleb, Cale, Claker, Leania o algo ara que no fuéramos él y yo. Pero las letras estaban ordenadas de esa forma. Caprichosamente. Molestas.
© by Farah.


I DON'T KNOW HOW TO LOVE YOU BUT I WANT TO ♥ ♥

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
79

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 5. 1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.