Últimos temas
» Be careful out there.
Hoy a las 11:50 por SapphireDragon

» This is hell and we can't leave
Hoy a las 7:07 por Party Poison

» I remember everything about you
Hoy a las 1:07 por Magik

» > Song of the seven seas
Hoy a las 0:52 por Sheena

» You were my lesson I had to learnt
Hoy a las 0:34 por Sheena

» What we were | Wyca
Hoy a las 0:28 por Milady

» —The mighty fall.
Hoy a las 0:19 por Neliam

» A place called home
Hoy a las 0:00 por Neliam

» La tierra que nos vio nacer [Rakish]
Hoy a las 0:00 por Knocker

» ♠ You know it on the inside.
Ayer a las 23:54 por Nyadeh

» Hurricane
Ayer a las 23:49 por Nyadeh

» — Colors of the wind.
Ayer a las 23:35 por Neliam

» Hunt season
Ayer a las 22:28 por Uko

» ~ La joven y el señor vagabundo.
Ayer a las 22:19 por Sheena

» Flügel der Freiheit!
Ayer a las 21:46 por Hiroine

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

Set fire to the rain

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Set fire to the rain

Mensaje por Kalel el Dom 13 Nov - 19:30

Recuerdo del primer mensaje :

Set fire to the rain
Plot | 1x1 | Temática realista

Leah y Caleb viven en Dublín.  Son dos personas muy distintas, pero por algún motivo comparten amigos. Él es bombero, mientras que ella sueña con ser directora publicitaria de Random Unicorns, la empresa publicitaria de gran prestigio en la que entró nada más acabar la carrera como becaria. Ha ido escalando puestos hasta convertirse en ayudante de la jefa de la prensa. Leah conoce la fama pésima de Caleb, es listillo, mujeriego, egocéntrico y egoísta. No lo soporta y mucho antes de conocerlo ya tiene claro que no le dará ni la hora. Pero en un fiesta de Halloween ambos ganan el premio a la mejor caracterización, lo cual les obliga a empezar a conversar y la atracción es evidente. Una noche de desfase y emociones  que olvidar ¿o quizás habrá más que eso?

CALEB Clark
27 años| kenneth bek | bombero | USER: GINTONIC
Caleb es hijo único. Un  pelirrojo hijo de pelirrojos, un sinvergüenza que se ha hecho a sí mismo. Tiene cuatro amigos contados que le duran desde la más tierna infancia. El resto, son conocidos con los que pasa el tiempo. Amarlo por sus ocurrencias u odiarlo por su poca gentileza para con el género femenino es casi la misma misión. Normalmente, no hay equilibrio en la balanza. Es trabajador, eso sí y quiere a sus padres del mismo modo que se quiere a él. Y es que parece que, a veces, sólo es capaz de mirar hacia su ombligo. Pero no es mala gente, de verdad, sólo tiene tiene el ego subido de un playboy.
LEAH O'CONNOR
25 años |  daria sidorchuk |  PUBLICISTA  | USER: KALEL
Leah es una persona con una carácter fuerte, que no se anda con tonterías. Odia que otras personas intenten controlarla, manipularla o decir qué debe hacer o cómo debe sentirse. Reacciona realmente mal ante situaciones así, sacando un genio que no se sabe de dónde sale.

Finge que no le importa lo que piensan los demás de ella y tiene para con los desconocidos una coraza muy fuerte que solo con amabilidad y cariño puede romperse. Puede ser de esa gente que finge que no quiere que la abracen, que no quiere parecer vulnerable. Porque es fuerte, pero tiene sus momentos. La coraza viene de vivencias no gratas, y de cómo confiar casi siempre ha significado decepción y dolor. Aunque dura y autosuficiente, es mucho más accesible y cariñosa de lo que uno puede esperarse.
Cronología

Capítulo I DICEN QUE SABE MÁS EL DIABLO...
Capítulo II EN TERRENO PERSONAL
Capítulo III MERCADO DE CARNE
© by Farah


Última edición por Kalel el Miér 1 Feb - 21:24, editado 4 veces
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Set fire to the rain

Mensaje por Gintonic el Dom 1 Ene - 19:41

III. MERCADO DE CARNE
RANDOM UNICORNS, AGENCIA PUBLICITARIA | MAÑANA  | GINTONIC

Sabía que la iba a poner de los nervios. Es decir, no es que la conociera de toda la vida, pero sí lo suficiente como para saber que, a pesar de ponerla cachonda y de que nos atrajéramos, yo le caía como una patada en el estómago. No era muy difícil de adivinar, en cualquier caso. Y yo tampoco era tonto, aunque a veces sí que parecía que ella lo pensaba porque, o quería que yo lo viese o debía de pensar que yo no me daría cuenta de la forma en que me miraba, como si fuese lo peor que le hubiera podido pasar. No había hecho méritos para que pensase lo contrario, pero tampoco podía hacer nada. Era como era. -Recuerdo lo suficiente- repliqué, porque si bien era cierto que ninguno estábamos lo suficientemente lúcidos como para atar una escena con otra, tenía suficientes imágenes en la cabeza como para asegurar lo que dije, que estaba como un queso. -Yo no tengo nada que ver. Si hubiera provocado un encuentro, no sería con tanta gente alrededor- y, a ser posible, ninguna. Justo entonces llegaba para interrumpirnos la jaca madurita que Leah tenía por jefa y qué coño, yo también le molaba aunque no era algo que me sorprendiera, era plenamente consciente de mi efecto: gustaba tanto físicamente como parecía detestarme la pelirroja, que ni presentarme me dejó.

-Oh sí, nos encanta estar juntos y explotar el poder pelirrojo- confesé ante...Jennifer se llamaba, ¿no? Bueno, me daba igual, no era un dato que fuese a solucionarme la vida. El caso es que me moló muchísimo la cara de ambas al momento de decir aquello de una manera tan simple como me salió, como quien acababa de hablar del tiempo. De todos modos, tampoco es que hubiera sido muy explícito, podría haber sido peor. -Bueno, veremos que tal se os da lo de las fotos- dijo antes de irse tras echarme un repaso que no podía pasársenos por alto. -Si vas a darme un soplamocos espera al menos que terminemos esto, que es lo importante- casi podía sentir cómo le temblaba la mano con anticipación. Me lo habría ganado, supongo, pero esperaba que al menos no fuera antes de lo de las fotos y que se jodiera la sesión. Pronto vino el fotógrafo a buscarnos y llevarnos con él hasta uno de los despachos que, por su opulencia, fácilmente era el de la jefaza. -Bien, chaval, quiero que la cojas en brazos y tú...- dijo refiriéndose a Pecas. -Me gustaría que lo mirases como un auténtico héroe, como si fuese lo mejor que te ha pasado en la vida- se quedó esperando por nuestras reacciones y fruncí el ceño, porque Leah parecía estar a punto de echarse atrás, mirando a uno y otro lado. Como si nos conociéramos de siempre la llevé un poco aparte. -Va a salir guay y estás buenísima, no te cortes- estaba seguro que saldría en las fotos bien, se pusiera como se pusiera. Aunque le habían puesto mucho maquillaje para mi gusto.
© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
72

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Kalel el Dom 1 Ene - 20:34

III. MERCADO DE CARNE
RANDOM UNICORNS, AGENCIA PUBLICITARIA | MAÑANA  | GINTONIC

Me sacaba de quicio casi todo lo que componía su carácter, tan chulo y listillo. Se lo yeníamuy creído y la verdad es que no me extrañaba. Solo llevaba cinco minutos a su lado y todas las que pasaban (también algunos) se lo quedaban mirando como si fuera el cantante del momento o una cantimplora en un día demasiado caluroso. ¿Así cómo no iba a ir de idiota presumido por la vida? Para colmo la llegada d eme jefa que lo estaba devorando me poni los pelos de punta y, creedme, yendo casi desnuda en un lugar público no es una sensación agradable.

Lo que dijo él “nos encanta estar juntos y explotar el poder pelirrojo” no ayudó ni un poco a calmarme, y es que Jane sacaría sus propias conclusiones. Y por desgracia no serían desencaminadas. Le fulminé con la mirada mientras que ella lo miraba al mismo tiempo a lo “quiero montarme en esa burra”. Dios. Era vergonzoso.Por suerte al menos ella se largó contoneándose como hacía siempre para torturar a otro subordinado esta vez. Suspiré sonoramente y me aguanté las ganas de cruzar a Caleb su bonita cara. —Sí, mejor me espero pro el bien de los niños.—mascullé con evidente mal humor.

Pensé que era una suerte que el fotógrafo viniera a buscarnos casi al momento, pero solo hasta que lo seguimos y vi lo que tenía pensado ya para la primera foto. No ayudaba a calmar mis nervios haber estado muchas veces antes en aquel despacho. Era el del jefe, Mr. Senn, incluso por encima de Jane. ¿Seguro que le habían avisado de esto? ¿Y si aparecía en cualquier momento y se molestaba al ver semejante escena? Me aterraba la posibilidad de tirar al suelo con el culo alguna figurilla o cosa que fuera suya. Tragué saliva mientras le fotógrafo me pedía un imposible, que mirase a Caleb como si fuera mi héroe. Estaba bloqueada. Fue justamente él quien me llevó a un lado y me animó a su forma. Lo miré a los ojos, sorprendida por el gesto. Tenía razón. Solo eran fotos, yo estaba bien. Me había mordido el labio inferior y sabía a carmín. Puaj. —Sí. Gracias... E… espera un momento.

Salía de allí por patas, me metí en el baño y cogí papel. Me quité el potingue lo más rápido posible y volví, algo despeinada. Me quité el batín y me acerqué a Caleb y a la mesa del jefe. Lo miré un momento a los ojos. Alcé los brazos para dejar que me cogiera entre los suyos. Procuré que no se me notase que la calidez de su piel me traía recuerdos. —Venga, así, acerca la cara un poco, como si os fuerais a besar.—decía el fotógrafo mientras se movía a nuestro alrededor pulsando el botón y buscando ángulos. íbamos haciendo según nos pedía, aunque estaba nerviosa al mirar a Caleb por raro que parezca me sentía menos observada y mejor. — Siéntate en la mesa y que él se arrodille frente  ti. Así. Y ahora toca su pierna, sonriéle. Ponle tu casco.
Y él iba haciendo, así que yo también. Aquello incluyó que se tumbara sobre la mesa y yo me pusiera encima, como si fuéramos a hacer ya sabemos qué. Como lo que ya habíamos hecho y de lo que no llegaban de llegarme imágenes.  
Y al fotógrafo le dio por preguntar si me importaría quitarme la parte de arriba. —Como parece que ya os conocéis será más cómodo entre vosotros. Había pensado hacerlo con la pareja de antes pero no había química.—nos dijo, tan contento. —No quiero que se me vean...—abrí los ojos como platos y pregunté a qué se refería con lo de que no se me vería nada. — Tranquila, cariño él te tapa con ese brazo musculoso. Quedará genial.
Lo peor es que acabé accediendo, pero me temblaban las manos tanto que no me podía desabrochar el maldito sostén.
© by Farah.


Última edición por Kalel el Vie 13 Ene - 12:54, editado 1 vez


I DON'T KNOW HOW TO LOVE YOU BUT I WANT TO ♥ ♥ ♥

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Gintonic el Dom 1 Ene - 21:19

III. MERCADO DE CARNE
RANDOM UNICORNS, AGENCIA PUBLICITARIA | MAÑANA  | GINTONIC

No iba a presionarla ni mucho menos y esperaba que nadie lo hiciese, ni la jefa ni compañeros ni nada. Si al final no quería, iba a haber calendario igualmente pero quien sabe, seguramente luego se arrepentiría de no haber colaboradora. Había sido ella la de la idea, debía salir y dejarlos a todos como a mí, con la boca entreabierta. No era yo un experto en estas movidas, pero joder, no entendía que pudiera estar insegura que, sólo observándola un poco, parecía ser eso lo que tenía. Me pareció no equivocarme cuando titubeó porque ella no lo hacía. O sí, ¿yo qué sabía? -Aquí te espero- no iba a irme, no me quedaba otra y aunque me distrajera con las cosas de mi alrededor, allí estaba cuando volvió y para qué negarlo, más guapa que antes. Si es que nuestras fotos iban a ser un bombazo. Debía reconocer que todo aquello tenía un morbo de flipar y por supuesto, influía que ella estuviera tan jodidamente genial como lo estaba en ese momento. La cogí en brazos como si, evidentemente, fuera a sacarla de allí porque estuviéramos en pleno incendio. No me costó nada porque era liviana como una pluma, lo que tenía su gracia porque, a pesar de ello, tenía donde agarrar. El culo, por ejemplo, que lo tenía perfecto pero al que no me podía aferrar en ninguna de las poses que nos fueron indicando.

El momento álgido llegó sin que nos lo esperásemos y miré de uno a otro, por no hablar de que había más público porque la puerta no dejaba de estar entreabierta. -A ver- como vi que ella no se arreglaba para desabrocharse su propio sujetador y experto en esos temas como lo era desde los catorce, lo hice de tal manera que a la vez tapaba las tetas más perfectas que hubiera visto hasta la fecha. No eran las más grandes que mis manos hubieran tocado, pero eso no las hacía menos espléndidas. Así que me puse a pensar en gatitos, porque una erección no quedaría muy bien en pleno calendario y una vez que se me subía, a ver quien me hacía relajar de nuevo. con mi brazo alrededor de su pecho y su melena pelirroja cayendo sobre el mismo, nos tomaron más fotos aún. -Muy bien, muy bien, fantásticos. Eso es, otra vez como si necesitara un boca a boca. Perfecto- el tío no paraba de parlotear mientras nosotros obedeciámos como ovejitas y, al parecer, Leah iba estando poco a poco más cómoda con su casi total desnudez. -Listo. Magnífico, magnífico- joder, el tío parecía tan contento que parecía que le iban a dar un premio nacional de fotografía. Poniéndome entre ella y cualquier mirada u objetivo, nos las arreglamos para que recuperase su dignidad con el sujetador puesto.

-¿Puedo yo hacer mis fotos con él?- la voz de Jennifer, Jessica o como se llamara entró con ella misma en escena, cuando nadie la había llamado. Y de qué manera, con un conjunto de lencería alucinante y como cabía esperar, mostrándose con la bata abierta como buena cougar. Alcé ambas cejas y miré a todos los presentes. No me importaría meterme entre sus piernas, pero no estaba por la labor de hacer más fotos. Si hubiera querido ser modelo, no arriesgaría mi vida en cada incendio. -Lo cierto es que no, estoy cansado de tanto trajín- y aunque ella me miró de una forma indescriptible, era algo que me pasaba por el forro.
© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
72

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Kalel el Vie 13 Ene - 14:25

III. MERCADO DE CARNE
RANDOM UNICORNS, AGENCIA PUBLICITARIA | MAÑANA  | GINTONIC
La sesión empezó a desarrollarse más rápido de lo que esperaba y aunque la puerta no estaba del todo cerrada, la voz insistente del fotógrafo que sonaba emocionado y la cercanía de un Caleb que no hacía comentarios fuera de tono me ayudaron a centrarme y no sentir vergüenza. Y así íbamos cambiando de postura escuchando el disparo de la cámara, y ya parecía que acabábamos sin sobresaltos. Al menos, hasta que el fotógrafo tuvo la brillante idea de darle “un toque “más picante” a nuestra sesión, argumentando que la otra pareja no había estado tan complementada. Lo que propuso fue que me quitase el sujetador y me quedé pasmada hasta que dejó claro que Caleb me taparía el pecho, que no se vería.

No sé por qué pero acepté y el problema era decirle a mis manos que dejasen de temblar para poder quitarme la dichosa prenda. El pelirrojo del demonio tuvo a bien echarme una mano, y me sorprendió lo rápido que se deshizo de la prenda mientras me tapaba y sin que llegase a verse nada entre una cosa y otra. Me sorprendió hasta que recordé las historias fantasiosas sobre él y sus hazañas en la cama con medio barrio. Me centré en lo bueno, y es que me había echado una mano. Literal y metafóricamente. Lo malo es que me estremecí sin poder evitarlo en algunos momentos, cuando nuestros cuerpos se tocaban demasiado. No era la primera vez, pero además de tener testigos, ahora iba a recordarlo. Solo esperaba que él apenas lo notase o lo achacase al frío o la vergüenza por estar allí… Eso. El fotógrafo nos iba guiando y animando, y parecía como si aquello le apasionase de verdad. Así que no hacíamos más que ponernos como él decía y yo intentaba no ponerme colorada cuando decía cosas como “como si necesitase un boca a boca” porque imaginaba demasiado.

Por fin dio por terminada la sesión, contento al parecer. Caleb se puso delante, entre la puerta, esa gente que esperaba su turno y los curiosos y yo y me puse el sostén de nuevo. —Gracias.—murmuré, aunque no había estado fijándome en si él miraba o no. A malas él ya lo había visto antes.

Iba a buscar mi batín en seguida y acabar con aquello cuando la oí. Jane, cougar en acción. No la soportaba, era buena en los negocios pero teatral, maniática e intratable en lo personal. Su obsesión por estar joven y atractiva la convertía en una cazadora despiadada y, por algún motivo, no me apetecía que su próxima presa fuera alguien que había estado en mi cama. Sería raro e incómodo si se enteraba. Tampoco entendía por qué no se dirigía a Caleb, sino que lo preguntaba al fotógrafo. Frunciendo el entrecejo cuando nadie miraba, me até el batín y me giré a tiempo para ver su entrada estelar con un conjunto de lencería digno de un desfile de las ángeles esas. ¿Dónde quedaba lo de “jugar con el sensualidad del día a día” que me había estado diciendo? Decidí largarme de allí. Pero mientras daba un paso al frente al pelirrojo le dio por declinar la oferta. Ambos salimos de allí y no pude evitar sonreír al imaginar la cara de Jane, a la que en este momento era mejor no mirar, que dijo un: “Tú te lo pierdes”.

Fui hasta donde había dejado mi bolso y mi ropa, pero había cola en el cambiador. Cuando Caleb se acercó no pude evitar girarme y mirarle como si lo hubieran poseído. — ¿Rechazando un polvo en bandeja? Eso no me lo esperaba.
© by Farah.


I DON'T KNOW HOW TO LOVE YOU BUT I WANT TO ♥ ♥ ♥

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Gintonic el Dom 15 Ene - 16:58

III. MERCADO DE CARNE
RANDOM UNICORNS, AGENCIA PUBLICITARIA | MAÑANA  | GINTONIC

Podía entender que la cougar de turno lo flipara conmigo, porque era algo que les pasaba a mucho. Y tampoco era como si no hubiéramos intercambiado alguna que otra mirada de esas que desnudaban y te hacían palpitar la entrepierna. Pero no, no me iba aquella actitud delante de tantos testigos cuando lo máximo que conseguiríamos sería lo más seguro un calentón y el que ella pudiera presumir de trofeo. De vez en cuando, aparecían en mí ciertos principios, además que lo que había dicho era verdad: estaba cansado y había terminado lo que en un principio habíamos acordado. aunque la pelirroja no lo supiera yo sí y e s que nuestras fotos juntos iban a ser las mejores, por buenorras que estuvieran sus compañeras o lo sexys que pudieran considerar al resto de bomberos. La otra, si quería protestar, que lo hiciera, que hablar de momento era gratis.

Me fui tras la pelirroja con la esperanza de que tuviéramos un rincón para darnos lo nuestro sin testigos, por no era como si alguna vez perdiera las ganas y menos cuando ya sabía lo que iba a encontrarme, con la diferencia de que no habría alcohol de por medio. Que se hiciera la digna la mayoría de los momentos en que estábamos juntos, que tampoco habían sido muchos y por eso la mayoría resultaba más aplastante, hacía que le tuviera más ganas. Quizá era porque era de las pocas pelirrojas que me había pasado por la piedra. La verdad, no había tantas como me gustaría que hubiese. Cuando ella se dio la vuelta yo ya estaba pegado a su espalda, con la misma guisa, porque no tenía prisa en cambiarme y mucho menos me incomodaba pasearme por allí así. -Bueno, técnicamente no rechacé el polvo, sólo una sesión de fotos que no quería hacer- por las razones que yo ya me sabía. No me hacían falta esas cosas para follar y si la otra se ponía de morros, bien podía buscarse otro que yo no lo iba a llorar.

-Te aferras a la bata como si te fuera la vida en ello- después de haberse mostrado tan gloriosa ante una cámara y en unas fotos que tanta gente vería, no entendía por qué ahora se cubría como si hubiera cometido un crimen. o peor, según mi criterio, que lo mismo se avergonzaba de algo tan bueno como aquél cuerpo. -Oye, tú te conocerás todos los rincones de este sitio, ¿por qué no buscamos uno para nosotros?- sugerí, mirándola de arriba a abajo como si pudiera ver algo que en realidad no podía.
© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
72

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Kalel el Dom 22 Ene - 19:14

III. MERCADO DE CARNE
RANDOM UNICORNS, AGENCIA PUBLICITARIA | MAÑANA  | GINTONIC
Era como si taparse le diera alergia, o en vez de respirar subsistiera a base de las miradas que le echaban los demás a su cuerpo, como si con cara miradita de deseo le enviasen una fuerza vital que él usaba como el carburante de la vida mismo. El caso es que yo estaba deseando vestirme para poder devolverle a la compañera el sujetador en cuanto lo lavase y no tener que hablar mucho más sobre el tema que era algo raro y poco o más bien nada relacionado con nuestros empleos.

Estaba quieta en la cola para usar el vestidos con el bolso en la mano. Le pedí el turno como si de la pescadería se tratase a una chica que no conocía más que de vista y me aparté un poco. Cuando Caleb se me acercó y no pude evitar soltarle aquello. Pero ¿para qué hablaba? Justo al oírme ya estuvo listo para soltarme una de sus respuestas ocurrentes. Que no rechazaba el encuentro, que solo rechazaba las fotos. Me ardía la sangre al pensar que mi jefa y yo podríamos compartir un… bueno, no éramos nada y solo había sido una vez pero era desagradable e incómodo pensar que podría estar “dentro de las dos”. No dije nada, me limité a deshacer la diminuta sonrisa que había tenido un momento antes en la cara y mirarle con desagrado.

Mis manos se habían cerrado con más fuerza en torno a la bata, bien atada. Lo noté cuando él lo dijo. Quité algo de presión sobre la tela y la piel desnuda que había bajo esta pero no las aparté. — Este es mi lugar de trabajo. Una cosa son las fotos y otra pasearme por aquí como si fuera la playa.—repliqué. Porque se suponía que algún día tendrían que verme como a una jefa y no lo lograría enseñando carne. Lo gracioso es que Jane había conseguido el respeto y miedo de todos y luego había empezado a desnudarse y contonearse como una depredadora, aunque siempre cuidando que nada de lo que hiciera se pudiera considerar acoso laboral. Lo miré con interés renovado, tras desviar los ojos de una chica que salía y otra que entraba al probador, porque dijo “oye” y a veces una es tan simple como para caer en eso. Lo siguiente que salió de su boca podría habérmelo esperado y sin embargo, a veces era tan pasmada com para quedarme con cara de “OH MAY GAT lo queme ha soltado”. Pestañeé un par de veces y me giré para ni mirarle. — Hemos hecho fotos. Ahora no te vengas arriba y te creas que estoy loca por hacerlo.—le dije, de espaldas. No iba a pasar más, o al menso eso me dije a mí misma. En cuanto pude huí al interior del cambiador porque ya era mi turno y cerré la cortina antes de echarle una última mirada fugaz a todos esos músculos y esa tableta bien marcada. Se suponía que no iba a volver a verla así que me dio lo mismo si me veía mirarle. "Después de esto seguramente no me lo encontraré más”.—me dije. Ilusa de mí.
© by Farah.


I DON'T KNOW HOW TO LOVE YOU BUT I WANT TO ♥ ♥ ♥

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Gintonic el Dom 22 Ene - 20:52

IV. TIENE QUE SER UNA BROMA
PARQUE DE BOMBEROS | MAÑANA  | GINTONIC

Llevábamos unos cuantos días sin incidentes graves, lo que se resolvía en un aburrimiento máximo que pasaba jugando a la Xbox en la sala de descanso, echando unas partidas de póquer con el resto y cosas por el estilo. Hasta me había pasado por el paraíso de las faldas de tubo donde trabajaba la pelirroja malhumorada para hacerle la visita que le debía... a su jefa. ¿Qué? Me había dejado con las ganas y hacía una semana que no echaba un polvo. Además, la tía estaba buena y marcha, lo que venía siendo marcha, no le faltaba. Eso sí, me fui de allí en cuanto terminamos para darme cuenta cuando llegué de nuevo al parque que llevaba la bragueta bajada. Tampoco era como si hubiera cometido un crimen o como si realmente me importase. No era la primera vez que llegaba de esa manera y probablemente, tampoco sería la última. Pero no ese día, que estaba muy entretenido jugando con Jake al Halo. -¿Has visto eso? Los hemos reventado- grité como si fuera el mayor de los logros. Me recosté contra el sofá con la satisfacción de haber pasado por una zona donde te acribillaban como no estuvieras un poco listo. Jake no era tan entusiasta, quizá era que la edad comenzaba a pasarle factura o algo. Esperaba no ser así a los treinta. Pero ojo, que era un buen tipo y mejor bombero.

Nos interrumpió Logan entrando en la sala y obligándome a pausar el juego. Le fruncí el ceño por la cara de guasa que traía con él, lo que por otro lado era bueno porque no teníamos un aviso y yo estaba a medio vestir, con la parte superior del mono a la altura de la cintura. -Clark, preguntan por ti- como si no lo hiciera nadie nunca, seguí mirándolo con la pregunta en la cara. -La pelirroja de tus fotos- me cambió la cara, a ella sí que me apetecía verla y a mí mini yo, más todavía. Es más, ante su sola mención ya había tenido un espasmo en mis bajos. Me levanté ipso facto y me encogí de hombros ante la mirada de Jake. -El deber me llama, sigue jugando tú- le guiñé el ojo y sonreí con toda la malicia posible. Salí por la puerta y Logan me señaló hacia donde me esperaba Leah, junto a la salida de los camiones. -Sí que tenías ganas de verme- dije apoyándome en la pared cuando llegué junto a ella.
© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
72

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Kalel el Dom 22 Ene - 21:27

IV. TIENE QUE SER UNA BROMA
PARQUE DE BOMBEROS  | MAÑANA  | KALEL
Todo había empezado como empiezan las cosas que no gustan, con un dolor de estómago y arcadas. Pensé que había comido solo porquerías últimamente y que era hora de “purificarme” así que estuve un par de días como de dieta pero nada, parecía una fuente. Encima sabía que la regla debería estar a punto de venirme y que me pondría modo psicópata, porque cuando me tardaba más a veces era incontrolable y todo me afectaba. Mi yo normal se reiría, pero mi yo con esos días era otra, más inestable, más eufórica en lo bueno y llorona en lo malo. Sin embargo algunas gilipolleces que tuve que aguantas en el trabajo que no me hicieron tener que ir al baño a lloriquear me desconcertaron incluso a mí misma.

Pero el dolorcillo y lo demás no se iban así que me pedí hora en el médico. Sabía que la mujer me preguntaría lo típico, si estaba bien, si me había encontrado mal antes, que comía y me dio por mirar en el calendario. Así supe que no estaba calculando bien, y que el retraso que tenía no era de una semana o dos. No ser constante en eso me traía problemas a veces, pero no esperaba uno como el que se dibujó en mi imaginación. Me reí con una risa histérica mientras me decía que no podía ser. Pero eché corriendo por patas a la farmacia más cercana. Compré más un predictor. Volví a casa, me encerré en el baño y no dejé ni que entrase ese gato que se colaba en mi piso a veces y era tan adorable. Necesitaba estar sola o no me saldría el pis. Cuando vi el resultado lancé a la bañera el test, bebí mucha agua y probé otra vez a ver si era una falsa alarma. En el fondo sabía que no.

Era media mañana de un martes cualquiera. Tres días después, y al borde de un ataque de nervios, me vi a mí misma caminando a paso rápido hasta el edificio de en frente. El parque de bomberos. Al llegar a tierra extraña fue más de uno el que me miró como preguntándose si mi gato se había quedado atrapado en un árbol o venía a pedir sal. Pero estaba claro que el más salido del parque era al que mejor (nada en realidad) conocía yo. El mismo jefe del parque, café en mano que se paseaba por allí se me acercó y tuve que preguntarle si podía hablar con “Caleb”. Hablar o darle una patada en el cielo de la boca, lo que se encartase.

Vino unos minutos después con esa cara de estar tan feliz que daba asco verle. ¡Maldito! —Sí, me moría de ganas. ¿Podemos hablar a solas?—fruncí la nariz y toda mi cara se contrajo en un gesto de advertencia. No quería chistes ni que me dijera que sabía que vendría a buscarle. Parecía que entendió lo serio del asunto, o ese pensé. Mientras le seguía hacia alguna parte… menos concurrida volvió a pasar. Esas ganas de echarlo todo, las arcadas épicas. Me tapé la boca disimuladamente y pregunté por un baño. Eché casi a correr hacia donde me dijo. Y lo peor es que tuve hasta tiempo de pensar si habría servicio d e mujeres en un parque donde no parecía trabajar ninguna. Dio lo mismo, porque entré en el primero que vi como una poseída.

© by Farah.


I DON'T KNOW HOW TO LOVE YOU BUT I WANT TO ♥ ♥ ♥

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Gintonic el Lun 23 Ene - 13:34

IV. TIENE QUE SER UNA BROMA
PARQUE DE BOMBEROS | MAÑANA  | GINTONIC

No iba a negar que tenerla por allí era un subidón de adrenalina. Sabía que, tarde o temprano, acabaría acudiendo a buscarme porque, teniendo en cuenta que no sabía donde vivía yo y ni siquiera teniendo mi teléfono, sólo le quedaba la alternativa de que coincidiéramos por casualidad o que, directamente, me viniera a buscar como lo había hecho. Para no variar, la pelirroja traía cara de malas pulgas, pero las pecas que poblaban su cara seguían ahí como cabía esperar y, por tanto, la jodida seguiría siendo guapa. Aunque a mí lo que me mataba era su pequeño y perfecto trasero y como éste se movía bajo la ropa a pesar de no ser voluminoso. Nuevamente, el cosquilleo en mi entrepierna y la leve sacudida que sufrió mini Caleb, me advirtió de que o nos escondíamos para lo que fuese o acabaría dando el espectáculo. Aunque solían decir de mí que siempre me dejaba la vergüenza en casa. A pesar del sarcasmo en su contestación, yo sabía que se moría por mis huesos. Y músculos y ya sabemos qué más. -Todo el rato que tú quieras- ronroneé, dispuesto a meterme como si era en el armario de las escobas. Aunque no sé si teníamos de eso por aquí.

Le hice un gesto para que me siguiera mientras pensaba el lugar adecuado. La sala de entretenimiento no, porque estaba ocupada y los vestuarios... Oh sí, teníamos vestuario femenino aunque en esta zona no teníamos mujeres en el equipo. De momento. Cuando me dí cuenta, la pelirroja ya no me seguía, sino que salía corriendo en busca de un baño. Le seguí la pista y los pasos, porque entré sin pedir permiso. Después de todo aquél era el baño masculino, pero una urgencia era una urgencia. No fue la escena más agradable del mundo y ella ya me estaba mirando con cara de asco otra vez, desde allí, arrodillada frente al váter. -¿Quieres mi pasta de dientes?- que no se dijera que no era amable. Volvía a vomitar, así que opté por darle espacio y esas mierdas femeninas y salí de nuevo para encontrarme con un curioso Logan, ceja alzada incluida. -Ya ves, una vez que me prueban siempre quieren más- me encogí de hombros cuando Logan puso cara rara. -Por lo que puedo recordar buenísima, de verdad. Aunque el otro día me pasé por la oficina y me trabajé a su jefa, a ver si se nos pasaba el calentón y resulta que la muy cougar es una gu...- me interrumpí ante la mirada casi alarmada de Logan, que estaba entre la sorpresa y la risa, para mirar donde miraba él, por detrás de mí y encontrarme a Leah con gesto indescriptible. Toma pillada.
© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
72

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Kalel el Vie 27 Ene - 12:53

IV. TIENE QUE SER UNA BROMA
PARQUE DE BOMBEROS  | MAÑANA  | KALEL
No tenía pensado empezar a hablar ni decir una sola palabra hasta que estuviéramos a solas y con una puerta bien cerrada. Tampoco tenía claro qué diría exactamente entonces, o por qué me hacía dado por compartir esta información con él. Total, tampoco es como si fuera a importarle. Me había hecho a la idea antes de salir de casa porque iba a ser peor si no luego.

Lo estaba siguiendo pensando en todo y qué podría decir cuando volvieron las ganas de sacar hasta los hiladillos y eche a correr hasta el baño. No tuve ni tiempo de cerrar la puerta del baño antes de arrodillarme, apartarme un poco el pelo a tiempo para al menos no acabar manchando nada.A eso me había visto reducida. No esperaba que entrase en el baño detrás de mí, y que me viera así era lo último que me apetecía. Le eché una mirada fulminante. No respondía a su ofrecimiento, porque no podía. Cuando aquello paró me levantó y me lave las manos, las usé como cuenco para hacer gárgaras y luego beber agua fresca. Me mojé la nuca y sequé las manos antes de salir del baño. No pretendía hacerlo, pero mis pasos eran silenciosos. Desgraciadamente, por eso mismo tuve que encontrarle a él de espaldas charlando con un amigo. Tan contento. Tan estúpido como siempre. Se lee revoleó el estómago al saber que no solo se había acostado con mi jefa, sino que iba prodigando sus hazañas. Y también hablaba así de mí, como si estuviéramos todas desesperadas por un minuto a su lado. Apreté la mandíbula y si las miradas matasen, esa se habría cobrado varias de las suyas.

Se giró porque el chico al que le contaba, alegremente, todo aquello puso cara de circunstancia. Una parte de mí quería abofetearle, pero era más grande la que sentía tanto asco que la idea de tocarle aunque fuera para cruzarle la cara era imposible. Me di la vuelta y eché a andar a paso rápido hacia la salida. Oí sus pasos detrás de mí y apreté el paso fingiendo que no existía.
© by Farah.


I DON'T KNOW HOW TO LOVE YOU BUT I WANT TO ♥ ♥ ♥

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Gintonic el Vie 27 Ene - 13:14

IV. TIENE QUE SER UNA BROMA
PARQUE DE BOMBEROS | MAÑANA  | GINTONIC

Cualquiera que a lo largo de su vida hubiera tenido la oportunidad de conocerme un poco, sólo un poco, ya se habría dado cuenta de muchas cosas. No sólo de mi indubable atractivo físico, que también, sino de algo que no se revelaba a la vista. Entre otras cosas, y no sería la primera vez ni la última si alguien me lo gritase. Era un bocas. Como si no lo pudiera evitar porque me hacía falta sentir que otros alababan mis hazañas sexuales, contaba mis escarceos como quien hablaba del tiempo, de su familia o del último modelo de coche deportivo en el mercado. También era un hecho que me gustaban las mujeres más que a un niño un caramelo, que me gustaba disfrutar de ellas y ojo, también me gustaba hacerlas disfrutar. Era un quid pro quo que siempre me había funcionado y por eso siempre querían más, porque no me limitaba a meterla, sacarla y auto satisfacerme con ellas como si fueran muñecas de plástico. Sin embargo, no excusaba que, en esa como en otras veces, acabara contando parte de lo que había sucedido con la pelirroja y también con su jefa. El karma o qué se yo qué, hizo que justo tuviera a la primera detrás y por la cara de mi compañero, escuchándolo todo.

Una vez más y como tantas otras veces, la había cagado y me jodía, porque la pelirroja bien parecía de esas que hablaba en serio cuando se trataba de afirmar en no repetir. Pero también vi algo más en su mirada, aparte de asco, razón que me hizo dejar todo atrás para ir detrás de ella, cosa que no había hecho en mi vida. pero por supuesto que no se iba a detener, así que cuando le di alcance ya estaba en el patio del parque de bomberos y tuve que cogerla por el brazo para pararla. -Deja de huir, hostia- resoplé. No es que estuviera cansado porque bueno, sólo habían sido unos pasos rápidos. -No me lo tengas en cuenta, va, que no lo hacía para reírme ni nada- y era cierto, era sí independientemente de la tía en cuestión y sí, reconocía que podía ser un poco gilipollas, pero hablando se entendía la gente, que eso siempre lo decía mi madre. -¿Llamo a un médico o algo?- porque bueno, si no me quería hablar era una cosa, pero lo más cierto era que estaba pálida y que había vomitado como si no hubiese un mañana.
© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
72

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Kalel el Vie 27 Ene - 13:55

IV. TIENE QUE SER UNA BROMA
PARQUE DE BOMBEROS  | MAÑANA  | KALEL

Me sentía más que tonta, y me preguntaba por qué coño había ido hasta allí ¿qué esperaba de esto? Tenía claro lo que debía hacer y dudaba que fuera a dolerle al enterarse. Quizás le habas pasado antes. No era algo que tuviera que sufrir en sus carnes, él solo echaba el polvo y listo. La impotencia era tan grande… y ¿cómo iba a mirar a mi jefa a la cara mañana? Al menso había pedido el día libre, porque me conocía y sabía que si no la iba a liar. Suerte que lo hice porque ni siquiera a sabía que iba a ser un día de mierda a este nivel. Empezaban a picarme los ojos y no quería que nadie lo notara. Salir del parque de bomberos a toda pastilla era mi misión y puede que tuviera las piernas cortas porque no era muy alta, pero corría que me las pelaba en situaciones así.

Ya iba por el patio de fuera cuando me alcanzó y me agarró por el brazo porque debió notar que nada de lo que hiciera me iría girarme. Con el ceño fruncido pero más dolor que ira en los ojos busqué su mirada. Su disculpa no me servía, porque él no sabía que no solo se trataba de lo que había escuchado. Tragué saliva y miré mi bolso de reojo al oírle. Se notaba que lo sentía, pero eso no me calmaba como debería. Él era así, lo peor es que me daba cuenta de que no lo hacía con maldad era así de simple, se debía creer la octava maravilla del mundo y le gustaba presumir de sus conquistas. No era un crimen, pero me molestaba, me ofendía verme reducida a una de ellas. Conocía su fama de antes, algunas de mis amigas me lo habían contado y siempre me reía de lo tontas que eran por caer.

Metí la mano en el bolso y saqué la bolsita transparente. —Ya llamé a mi médico. Pero no tuve que verle para saber lo que me pasa.—dije al fin y le puse la maldita bolsa en la mano. Era de locos, pero lo había traído. Tenía mi meado en la mano, así de simple; el predictor con el indicador de positivo. —Eso iba a contarte.
Y ya estaba dicho. Solo quería largarme de allí antes de montar un drama aún mayor, porque acababa de pillar a un compañero mirando por una ventana y no debía ser el único. Basta ya de esto.
© by Farah.


Última edición por Kalel el Miér 1 Feb - 18:27, editado 1 vez


I DON'T KNOW HOW TO LOVE YOU BUT I WANT TO ♥ ♥ ♥

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Gintonic el Sáb 28 Ene - 23:06

IV. TIENE QUE SER UNA BROMA
PARQUE DE BOMBEROS | MAÑANA  | GINTONIC

Vale, sí, había sido un capullo, pero a ella no debía pillarla de nuevas. Era lo que había, era un torpe, un capullo y un bocazas, pero  tampoco es que lo hiciera por joder. Joder de otra manera sí, pero de esa no lo hacía con mala fe, lo que pasa que había gente más sensible que otra y, sin duda, aquél no parecía ser el día de la pelirroja. Porque las veces que habíamos coincidido sí, me ponía la misma cara de asco o vete tú a saber qué pasaba por su cabecita pelirroja, pero al final había caído. Y con alcohol de por medio o no, es que había un interés en común, Un interés físico que nos había llevado hasta su cama, el desayuno y a verme a mí mismo saliendo por patas y vestido de diablo. Pero joder, si hasta las fotos nos habían salido de puta madre y lo sabía sin ni siquiera haberlas visto todavía. Y por encima de eso, me había preocupado, porque mala cara tenía y me daba la sensación de que iba a caerse en cualquier momento. Fruncí el ceño cuando al fin me contestó y entonces sí que no me encajaba qué hacía allí, porque si estaba mala y encima parecía no querer verme ni en pintura, no podía saber qué pintaba allí.

Seguí sus movimientos con la mirada y, obviamente, con el ceño fruncido. Cuando me dejó aquello más todavía, hasta que comprendí lo que tenía en mi mano, lo que significaban todos los factores reunidos hasta el momento y las implicaciones posteriores. -Tiene que ser una broma- las palabras, como tantas otras veces, salieron sin haberlas pensado en realidad. Parecía mi subconsciente puteándome con algo que en realidad, sí que podía ser. -P... pero usamos condón- no sé si temblaba o no, pero me empecé a encontrar extraño yo también. Joder, otras veces no había usado preservativo y jamás, desde que había comenzado a echar polvos, jamás me había pasado y si había habido roturas me había dado cuenta y de ahí, a por la píldora del día después. Obviamente, tras el tiempo que había pasado, no era el caso. Se lo devolví, como si me quemara en la mano. Por alguna razón, algo me dijo que aquello era mi culpa y por ende, el bebé se lo había hecho yo y no otro. -¿Q...qué vas a hacer?- porque las tías siempre tenían la última palabra en estas movidas. Y MENUDA MOVIDA.
© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
72

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Kalel el Miér 1 Feb - 18:47

IV. TIENE QUE SER UNA BROMA
PARQUE DE BOMBEROS  | MAÑANA  | KALEL

Tardó un momento en entender lo que le había pasado, pues seguramente no estaba acostumbrado a semejante aparatejo infernal. Yo tampoco lo estaba hasta hacía poco. No sabía si se hacía cargo de lo que aquello implicaba realmente, un posible ser humano llegando al mundo que tenía la mitad de su ADN. Lo primero que hizo fue decir que si era una broma, lo cual me hizo arrugar la nariz y suspirar, porque estaba claro que no lo era. No era un tema para jugar con él y yo no era una idiota ni una psicópata. —No lo es.—me limité a decir en un tono apagado. Me encogí de hombros cuando dijo que usamos condón. No nos acordábamos de toda la noche, habíamos bebido… y todo el mundo sabe que hay un ínfimo porcentaje de error, de fallo. Podía estar roto a nivel microscópico por haber estado a alta temperatura antes de usarse, o podía estar caducado… me sentía muy tonta por todo.

No lo he hecho con nadie más desde hace mucho.—le aclaré, así que o estaba por bajar un ángel para contarme que era María 2.0 o había sido con él. Si quería negarlo, desentenderse, lo entendería. Cogí la bolsa, que me dio como si estuviera embrujada. La tiraría peor no había basuras cerca, así que de vuelta al bolso, conmigo se iba como el marrón. —Ahora no puedo tenerlo así que… ya sabes.—había pensado en ello y no me veía capacitada, no era el momento, y no tenía alguien con quien criarlo. Hay mujeres valientes que son madres solteras, algunas incluso lo buscan intencionadamente, pero ese no es mi caso. Siempre había imaginado que cuando mi carrera estuviera más asentada y tuviera a alguien bueno en mi vida podría crear una familia. Pero esto no lo era ni por asomo, por el amor de Dios, él ni siquiera se acordaba de mi nombre. —No sé por qué he venido a contártelo. Pensé que tenías que saberlo. A lo mejor te viene bien ser consciente de tu fertilidad para la próxima con la que te acuestes. Bueno, me voy.—no dije un hasta luego, porque no sabía cuando volvería a verlo o si queríamos ninguno de los dos que eso pasara. Mirarle a la cara ahora me estaba costando y solo quería volver a mi piso, buscar una clínica segura y acabar con esto.
© by Farah.


Última edición por Kalel el Jue 2 Feb - 15:28, editado 1 vez


I DON'T KNOW HOW TO LOVE YOU BUT I WANT TO ♥ ♥ ♥

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Gintonic el Jue 2 Feb - 14:17

IV. TIENE QUE SER UNA BROMA
PARQUE DE BOMBEROS | MAÑANA  | GINTONIC

No era una broma. NO ERA UNA JODIDA BROMA. ¿Padre yo? ¿En serio? Así estaba como estaba, tartamudeando como un imbécil, como no recordaba nunca haber estado pero es que joder, a  pesar de todo, no me esperaba aquello. La había preñado y no era ni una broma ni la escena de una serie. Había hecho aquello y no tenía por qué no creer que era mío, no eran tan tan tan gilipollas. Sólo con dos "tan", ya no diría yo que no. El caso es que, resumiendo, iba a tener un bebé. O no tenerlo. No sabía, pero sí quería respetar lo que ella hubiera decidido, aunque una de las opciones no era agradable. Y la otra cambiaría el resto de nuestras vidas, cuando estaba claro que ella le tenía asco al padre de la criatura. -Comprendo- que no podía, era relativo. O no. ¿Cuanto le pagarían? Debía tener su sueldo, aunque no fuera tan alto como el de la cougar o tan bajo como el que tendría alguien que estuviera abajo del todo en la escala de poderes en aquella empresa. Pero no sabía nada de ella, al fin y al cabo, tampoco parecía ser momento de preguntar y ya tenía la decisión tomada.

Supuse que tendría que darle las gracias por venir y decírmelo pero... pero no fue así. Joder, había venido a decirme que la había preñado y que había decidido no tenerlo. Porque venía con esa idea, vi la decisión en sus ojos a pesar del aspecto que tenía después de haberse puesto a vomitar como si no hubiera un mañana. Por primera vez, o eso me pareció, nos miramos a los ojos pero de verdad. No sé si ella buscaba que yo dijera alguna de mis estupideces que tanto la rabiaban o que intentara bromear con el asunto. Era extraño, no quería hacerlo, no sé si porque nunca me había pasado o porque vaya, a mí no me habían entrenado para enfrentarme con una situación así. Y eso que mis padres habrían de suponer que no era ningún santo en esos sentidos. -Yo...uhm, ¿necesitas dinero?- al fin y al cabo, yo sí que podía asegurar que tenía un buen trabajo (que me había ganado a base de bien) y otra cosa no, pero ahorrador era un rato, así que podía ofrecerle aquello antes de que se fuera.
© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
72

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Kalel el Jue 2 Feb - 15:39

IV. TIENE QUE SER UNA BROMA
PARQUE DE BOMBEROS  | MAÑANA  | KALEL

No había mucho más que decir, y aquello no era plato de buen gusto para nadie. Al mirarle, le vi verdaderamente serio por primera vez. Parecía como si no nos hubiéramos mirado antes en realidad, y era algo triste que fuera en estas circunstancias. Estaba segura de que después de esto ambos haríamos lo que seguramente se hace en estos casos: evitarnos, ocultarnos en la multitud si teníamos que compartir espacios como la cafetería o huir discretamente si coincidíamos en algún club por tener amigos o conocidos en común. Solo dijo que lo comprendía, y se quedó ahí pasmado. Fue raro que estuviera tan quieto, aunque no había nada que pudiera hacer ahora mismo.

Tenía agarrado el asa del bolso como un escudo y estaba dispuesta a irme cuando dijo aquello. Sonó como is no estuviera seguro de aquello. Soltó un ruido, como un “emh” de estar más en la luna que allí mismo. Me daba miedo hacerlo, pero daba más miedo no hacerlo. No quería ser como esas mujeres que luego se pasan la vida mirando los niños en los parques y se compadecen de lo que hicieron. También tenía miedo a la intervención en sí, porque había sitios que por un módico precio lo hacían, pero luego eran poco más que carnicerías con sala de espera, y podían dejarme mal. Todo era una mierda. —Creo que puedo pagarlo. Gracias.—dije, y era sincera. Porque no esperaba que se ofreciera, pero prefería hacerlo sola porque iba a ser incómodo tener que quedar para que me lo diera y… sinceramente esperaba no necesitarlo.— Bueno, cuídate.—¿qué clase de despedida era esa? Quizás porque no me salía un hasta luego, y porque “adiós” era demasiado cortante.
Me di la vuelta y salí de allí derecha a mi piso, a cobrarme el resto de un día libre que no iba a ser ni de lejos como unas vacaciones o a darme un segundo de respiro.
© by Farah.


I DON'T KNOW HOW TO LOVE YOU BUT I WANT TO ♥ ♥ ♥

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Gintonic el Vie 3 Feb - 13:52

V. WE CAN DO IT
CASA DE LA PELIRROJA | TARDE | GINTONIC

Todo aquello me había llevado dos días. Dos días en los que, por primera vez en muchísimo tiempo, no había podido pegar ojo. Estaba todo el día como un jodido búho y apenas hablaba en el trabajo, lo que levantó las suspicacias de aquellos que habían sido testigos de parte de la escena. El único que estaba completamente al tanto era el jefe del parque y también hablamos del tema. Eso me hizo pensar o seguir pensando, mejor dicho, porque tenía una sensación en el pecho muy desagradable y me pasaba el tiempo con el ceño fruncido. También me había ido hasta Dalkey, a casa de mis padres. A pesar de todo, estaba unido a ellos, siempre nos habíamos llevado bien y, antes de tomar una decisión al respecto de todo aquello, debía hablar con ambos. Mi madre me dio primeramente una de sus famosas collejas, antes de que los tres nos sentáramos a hablar en el sillón, en el mismo que me había visto crecer y todo eso. no sé cómo el pobre seguía en pie, pero se negaban a cambiarlo si estaba bien. El caso es que me dijeron lo mismo que mi jefe: que para otra vez me mirase bien lo que hacía, que controlara el ritmo... y que hiciera lo que sentía que debía hacer. Pues estábamos guapos, porque no quería que Leah abortase. Magnífico.

Ni siquiera me quedé a comer con ellos, porque ahora sí que tenía el tiempo en contra. Aunque la última decisión fuese de la pelirroja, necesitaba decirle lo que pensaba al respecto, ahora que había tenido tiempo para asimilar, más o menos, la idea. No había ensayado ningún discurso, sólo tenía la idea en mente y el plan de encontrarla lo más pronto posible. Una vez de nuevo en Dublín, conduje hasta su empresa. Era sábado, pero confiaba en que la empresa al menos estuviera abierta. También confiaba en mis artimañas para conseguir que me dijeran dónde vivía. Pero me lo encontré todo cerrado y ganas me dieron de pegarle una patada a la puerta principal, pero lo que menos necesitaba era que me arrestasen por alteración del orden público y esas mierdas. Así que, a falta de su número, no tenía muchas alternativas y comencé a desesperarme, hasta que se me ocurrió ir a la cafetería que teníamos ambos al lado de nuestros trabajos y donde habíamos empezado a vernos. Si no recordaba mal, era amiga de al menos una de las camareras. Y allí estaba, sólo me quedaba sacarle la información, que me costó lo suyo para no entrar en detalles por si no estaba al día...y lo conseguí, argumentando que era cuestión de vida o muerte. No andaba demasiado desencaminado. Cogí el coche de nuevo y conduje ganándome, seguramente, varias multas, pero presentándome ante su edificio, que me recibía con la puerta de abajo abierta. Ya en su piso, llamé al timbre frenéticamente y poco me importó si lo fundía. Sólo esperaba no haber llegado demasiado tarde.
© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
72

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Kalel el Lun 13 Feb - 12:23

V. WE CAN DO IT
CASA  | TARDE  | KALEL

Estaba bastante sola. Me daba cuenta los días que no me volcaba en el trabajo y en momentos como este, en el que necesitaba hablar con alguien sobre cosas serias, cosas íntimas que de verdad dolían. Mis amigas de verdad no eran muchas. Una de ella estaba demasiado ocupada preparando su boda y sentí que no podía contárselo, la otra era creyente y aunque no estuviéramos de acuerdo en muchas cosas normalmente no importaba, porque lo que yo hiciera no chocaba con sus valores o sencillamente entendía que ella no era yo. Pero esto sí, sin duda el aborto no sería una opción para ella.

Ir a la clínica no fue agradable, tampoco verme concertando día y hora. Pero tener ese hijo implicaría ser madre no solo soltera sino sin recursos, porque no tenía familia a la que recurrir para cuidarlo un día o para ayudarme a comprar bieberones, cuna y todo eso. Y no se trataba solo del dinero, sino del miedo a darle una vida de mierda. No quería ser como mis padres habían sido conmigo. Otra opción era darlo al nacer, pero dejarlo en manos de otras personas sin saber cual sería su forma de cuidarlo era otra idea nefasta. Ahora que era solo un pequeño cúmulo de células estaba a tiempo de acabar con todo.

Era sábado y tuve que dar explicaciones falsas sobre no encontrarme bien, que por otro lado no era mentira, para librarme de una fiesta de cumpleaños. El lunes planeaba "seguir enferma" y hacerlo. A primera hora por la mañana.

Escuché el timbre de la puerta, y como para no oírlo con la forma que tenían de fundirlo. Quien fuera estaba arriba y pensé que seria Jessica que quería​ convencerme para ir a la comida en su casa después de la fiesta. Me miré a mi misma, satisfecha por el aspecto lastimero que daba con ese pijama feo, el peleo desordenado y ojos rojos. Pensé que sería convincente. Abrí lo antes posible para que dejase de picar y me quedé pasmada ante la puerta al ver que no era ella. El demonio bombero pelirrojo con cara de tener un padre en la horca. —¿Qué haces aquí?—pregunté tras mirarlo de arriba a abajo y a los lados, por si huía de algo.
© by Farah.


Última edición por Kalel el Mar 14 Feb - 12:29, editado 2 veces


I DON'T KNOW HOW TO LOVE YOU BUT I WANT TO ♥ ♥ ♥

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Gintonic el Lun 13 Feb - 13:22

V. WE CAN DO IT
CASA DE LA PELIRROJA | TARDE | GINTONIC

Me apoyé en la pared que lindaba con la puerta y esperé, aunque con la otra mano seguía llamando al timbre. No consideraba que la pelirroja estuviese sorda ni mucho menos, pero llamar así la despertaría si estaba dormida y si estaba en casa y despierta, quedaría claro que tenía que abrir sí o sí, que no podía ignorar cómo alguien llamaba de esa manera a su puerta. Estaba respirando aún agitado cuando abrió la puerta y comprobé que estaba hecha un desastre. Aunque la cabrona era guapa sin más, se lo podía permitir. Y yo debía centrarme, una vez que observé cómo me miraba y cómo lo hacía a mi alrededor. -¿Puedo pasar?- qué coño, pasé igualmente, no iba a hablar en el descansillo de su piso porque a saber qué tipo de gente vivía allí.No me puse a cotillear porque no era el momento ni el objetivo por el que me había plantado allí y de aquella manera, pero no era lugar para criar a nadie, así que podía entender parte de su negativa a tener nuestro bebé. Sin embargo, me centré en lo principal. -.No lo has hecho todavía, ¿verdad?- quién sabe cuanta prisa podían darse en esos sitios para cuando les convenía, porque parecía que sólo buscaban el dinero por arrancar de las entrañas a los bebés. o como fuera que lo hiciesen, que lo mismo era con medicación. O no. ¿Qué sabía yo?

-No lo hagas- pedí, aunque sonaba más egoísta que en mi mente. -O piénsatelo, al menos. Ya sé que soy un desastre y que tampoco tengo derecho a pedirlo, pero piensa en el futuro. Nos arrepentiríamos cada vez que viésemos un bebé o un crío pequeño. Podemos tenerlo, yo no me voy a desentender, aunque el otro día me quedase como en off, pero joder, no me lo esperaba- como si nada y porque me estaba dando hasta apuro todo ello, localicé la cocina y me serví un vaso de agua, aunque lo que me apetecía era una cerveza o un café bien cargado, porque llevaba eso, dos d´pias sin dormir y siendo pálido como era, debía notárseme también. "Ella se lleva la peor de las partes" repitieron las palabras de mi madre en el interior de mi cabeza.
© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
72

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Kalel el Mar 14 Feb - 12:27

V. WE CAN DO IT
CASA  | TARDE  | KALEL


La pregunta, como la sorpresa, fue inevitable. Y es que el pelirrojo estaba plantado ante mi puerta sin más un día como ese cuando en teoría ni sabría mi dirección porque vino por la noche y borracho y se fue con resacón a la mañana siguiente. Y de eso hacía ya muchos días. Pero aparte de eso lo que no entendía era el motivo, porque solo fue un polvo de una noche de esos que tenía pinta de echar casi a diario con cualquiera y después de eso la última vez que nos habíamos visto había sido pésima, deprimente y conmigo vomitando. Así que descartaba que encima tuviera el mal gusto de venir a buscar lo que se había llevado la primera vez. Era evidente que no se trataba de eso, porque parecía nervioso y como si estuviera mal. Asentí una sola vez, sin despegar los labios, y lo dejé pasar. Cerré la puerta que era pesada y vieja, y daba a un rellano en el que tenía vecinos que a penas conocía. Lo miré a los ojos. Los abrí un poco más cuando preguntó aquello. No hizo falta que dijera el qué, ambos sabíamos a qué se refería. —Todavía no.—dije despacio, sin saber si darle detalles sobre que ya estaba planeado.

Él parecía querer hablar. Caminamos hacia dentro, al comedor. No tuve tiempo a preguntarle si quería sentarse o algo, porque soltó la bomba en tres palabras. “No lo hagas”. Directo para aquello como lo era en su caza de sexo. Pero esto era distinto, porque parecía que le importaba y no me lo esperaba. Procuré no abrir la boca, no quedarme con cara de mema. Y aún así seguro que lo hice. Lo dejé explicarse. El muy capullo fue a dar con una razón de peso, y es que yo también lo había pensado, ¿acabaría como esas personas tristes que se quedan embobas mirando niños por la calle y pensando en cómo habría sido ser padres? Algo se removió dentro. Pude imaginarme así, sola y triste mirando familias, niños que corretean en bodas a las que fuera, en los parques…  una pesadilla cada vez que me topase con alguno de esos seres adorables. Bajé la vista un momento, sobrepasada por todo. Y a él no se le ocurrió otra cosa que ofrecerse a criarlo. ¡Pero las palabra se las lleva el viento! Lo miré, pero él ya estaba camino de mi cocina, cogiendo un vaso y sirviéndose agua y bebiendo como si acabase de llegar del desierto. Me fue a sentar al sofá y esperé a que viniera. — Sé que acabaré mirando las familias felices, viéndolas en todas partes y que pude que me sienta mal o que parezca una loca. Pero estoy…—decirlo dolía.— No sé si puedo confiar en ti, no eres el tipo de persona que alguien mira y piensa ¡oh, qué gran padre debe ser! Y yo no tengo familia a la que acudir, ¿sabes? Ni dinero suficiente para pagar todo lo que conlleva tener un niño y pagar una canguro cuando tenga que volver al trabajo. Uno en el que la señora a la que te follaste intentará despedirme.—lo solté sin más. Y noté un nudo en la garganta que se iba haciendo grande, y los ojos que empezaban a molestar como si no fueran míos, como si solo fueran un tapón que iba a salirse para que agua salada escapase por los huecos. No tenía nada contra él, pero ¿quién era? No le conocía, ni podía fiarme de él. Lo que sabía es que tenía todo lo que quería, que eran tías y más tías con las que entretenerse. Era guapo, y tenía esa picardía para llevarlas locas. No me lo imaginaba siendo padre, o al menos queriendo serlo.

© by Farah.


I DON'T KNOW HOW TO LOVE YOU BUT I WANT TO ♥ ♥ ♥

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Gintonic el Mar 14 Feb - 13:07

V. WE CAN DO IT
CASA DE LA PELIRROJA | TARDE | GINTONIC

Que no hubiera ido a la clínica era el mayor de los alivios en ese momento. Joder, nunca había sentido uno más grande al margen de cuando en el curro conseguíamos sacar a alguien de un apuro o peor, de un incendio. Pero en el plano personal, así como nunca me había visto en la misma situación... no podía negar que me sentó como un regalo. Y después, poniendo mi propia mente y pensamientos en orden, conseguí plantearle mi argumento principal. No era sólo que yo fuera a sentirme como la mierda al ver a los críos, es que ella lo llevaría peor y no sólo porque lo hubiera dicho mi madre, sino porque razonándolo tenía sentido. Y bueno, yo podía ser un capullo y un desastre, pero podía intentar hacer las cosas bien. Al menos ella no se había puesto hecho una furia por la libertad que me tomé al servirme y beber del agua en su casa o al irme al sofá, que parecía que iba a caerse bajo nuestro peso. ¿Tan mal le pagaban? Seguro que la muy estúpida de la cougar la tenía como becaria o algo así. De principio, cuando ella comenzó a hablar, estuvo dándome la razón y pensé que ya todo estaba hecho y que lo había conseguido... pero las cosas fueron cambiando como así lo hacía mi propia cara, frunciéndoseme más el ceño a cada palabra.

-Acabo de admitir que soy un desastre, ¿vale? No tienes por qué echarme las mierdas en cara- aunque estaba en pleno derecho porque todo aquello era mi culpa. Vale, follar habíamos follado los dos, pero me refería al hecho de que si ella quería abortar es porque el bebé era mío. Por eso, y por las cosas que había dicho después. ¿sería huérfana? Consciente de que había vuelto a ser borde, resoplé, pero no podía evitar estar hecho un manojo de nervios aun cuando había llegado a tiempo. -Que te estoy diciendo que no me voy a desentender, ¿vale? Tengo un trabajo fijo por el que me pagan bien y aunque seguro que piensas que me lo gasto en putas, se administrarme, que trabajo desde los dieciséis y no tiro el dinero a la primera de cambio- es que vamos, apostaba mi mano derecha a que fijo que lo pensaba. -Y he estado hablando con mis padres, que viven en Dalkey y aunque mi madre me soltó una colleja, me apoyarán en lo que decida... decidamos y pase. Puede que no tengas a tu familia, pero tienes a la mía que, de hecho, quieren conocerte si te parece bien, porque si al final lo vas a tener... sería su primer y único nieto- no tenía mucho más que decirle que aquello, siendo verdad cada palabra.
© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
72

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Kalel el Jue 16 Feb - 13:12

V. WE CAN DO IT
CASA  | TARDE  | KALEL


Sabía que le estaba hablando mal cuando él no tenía la culpa de esto, que lo habíamos hecho los dos y que me lo traje a mi casa no precisamente obligada. Pero era el agobio, ¡era todo! No podía dejar de pensar que si ese bebé nacía sería mi responsabilidad antes que la de nadie por mucho que él dijera que iba a ayudarme. Y no se trataría solo de llevarlo a casa y cuidarlo, sino de que al crecer no se sintiera como una mierda, que acabase pensando que mejor no haber nacido y que no acabara malviviendo como tanta gente que yo había conocido. Seguramente, si hubiera tenido unos padres normales ahora no me estaría planteando esto de forma tan catastrófica.

No era culpa de Caleb, ni de lo que se había agarrado a la vida en mis entrañas y me sentía una mierda al pensar en tenerlo, pero también al pensar en no tenerlo. Suspiré y dejé que el respaldo del sofá aguantes mi peso, mientras me sentía como un helado tirado en el suelo que se derretía, pegajoso, bajo el sol. Él dijo cosas, muchas cosas sobre que tenía dinero, un trabajo y que quería hacerse cargo, Y costaba creerle, porque tenía toda la pinta de ir por ahí gastando el sueldo en teles gigantes para ver partidos con sus colegas, invitar a copas a tías huecas,¿juguetes eróticos? y tonterías varias. Pero no, él decía que trabajaba desde los 16 y que se gestionaba el dinero. Lo peor es que sonaba convincente y me hacía dudar. Lo miré sin decir nada, porque parecía haber tomado carrerilla y parecía querer hablar mucho más aún. Abrí los ojos como platos sin poder evitarlo. Me incorporé al oírle decir que se lo había contado todo a sus padres y no solo eso, sino que ellos querrían conocerme si “íbamos a tenerlo”. Me imaginé a su madre dándole esa colleja que él dijo y hasta quise sonreír. No lo hice, claro. Si el bebé tenía unos buenos abuelos al menos podríamos fingir que éramos una especie de familia a parches, moderna y esas mierdas y… para qué mentir, la ilusión de una familia era lo mejor que nadie podría ofrecerme. Me temblaban un poco las manos, así que agarré un cojín y me tapé con él. Tragué saliva despacio. —Cuesta pensar que quieras implicarte de verdad.—confesé— O que raciones bien tu dinero y eso. Pero te creo. Te puedo creer… No sé. Es difícil.

Me quedé en silencio mirando mis pies un buen rato, intentando imaginar el futuro con o sin esa nueva personita en él. Pero daba igual lo que imaginase, porque no era capaz de imaginar el futuro. Sabía que no tenía esa “habilidad” y ahora que los años han pasado me doy más cuenta aún. —El lunes tengo la cita.—dije despacio, alzando el rostro.—Aún puedo anularlo, si me dejas pensármelo. Quiero ver tu casa. La tuya. Y luego conocer a tus padres, si queréis…
© by Farah.


I DON'T KNOW HOW TO LOVE YOU BUT I WANT TO ♥ ♥ ♥

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Gintonic el Jue 16 Feb - 13:51

V. WE CAN DO IT
CASA DE LA PELIRROJA | TARDE | GINTONIC

Debía reconocer que, antes de todo aquello, me la sudaba bastante lo que la gente pensara de mí. pero en ese momento, me fastidió que precisamente Leah considerara que era un desperdicio. Aunque no lo dijo, y menos con esas palabras, no pude evitar que me sentara mal aquello. Sin embargo lo comprendía,. porque la gente conocía mi forma de vida desastrosa en cuanto a mujeres y automáticamente lo extrapolaban a todos los aspectos de mi vida. Es más, ya podía ver a la pelirroja imaginándose mis muebles enterrados bajo cajas de pizza, gayumbos, bragas y hasta condones, botellas de cerveza por el suelo y ratones correteando a su antojo. Pues ya se comería sus palabras, aunque tampoco las dijo. -Sí bueno, no me sorprende- me encogí de hombros porque tampoco pretendía discutir y menos en un momento como aquél, como para que a raíz de eso decidiera definitivamente acabar con todo. De todos modos, ya vería ella con sus propios ojos lo que había y podría emitir un juicio de valor al respecto. Pero había un poco más de esperanza, porque realmente se lo estaba pensando. -Vamos cuando quieras. Todos contábamos con que pudieras querer hacerlo hoy, así que mis padres se quedarían en casa todo el día- busqué en el bolsillo de la chaqueta las llaves del coche y se las enseñé como diciendo que sí, hasta era capaz de tener un coche.

Esperé por ella allí mismo donde estaba y tenía hambre, porque ahora que estaba más tranquilo, era como si mi cuerpo se lo quisiera volver a permitir a sí mismo. Pero no podía ser una prioridad entonces, porque aquello tenía que salir bien. Juntos abandonamos el edificio y caminamos hasta mi coche. Ir primero a mi casa estaría guay, porque así después ya podíamos irnos hasta Dalkey y quedarnos el tiempo que hiciese falta y es que mi pueblo era el más guapo de toda la isla esmeralda. Llegar a mi edificio sólo nos llevó unos diez minutos, aunque aparcar un poco más pero, finalmente y tras haberlo pedido ella así, abrí la puerta de mi apartamento y cerré una vez que ella hubo pasado. -Siéntete libre de investigar- alcé ambas cejas, porque casi podría poner una mano en el fuego porque ella deseara hasta levantar los cojines del sofá. No es que fuera muy grande porque era justamente eso, un apartamento, pero estaba orgulloso de poder decir que era mío. Bueno, técnicamente lo sería cuando terminara de pagar la hipoteca, que tampoco me quedaba mucho. Como no tenía nada que esconder y con toda la tranquilidad del mundo, me saqué una cocacola de la nevera para mí y me quedé mirando las opciones para ella. -Tengo aquarius, si quieres- y si no, pues agua, porque la cerveza quedaba descartada.

apartamento:
© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
72

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Kalel el Vie 17 Feb - 11:25

V. WE CAN DO IT
CASA  | TARDE  | KALEL

Le estaba juzgando y aunque hay mucha gente que decir orgullosa que eso está mal y que no lo hace no me creo que nadie escape a eso, porque se puede hacer con más o menos prejuicios y dureza, pero es imposible mirar a alguien y tener una primera impresión, buena o mala, acertada o no. Y la mía sobre Caleb era nefasta, es decir antes le tenía más tirria y poco a poco iba viendo que había otras cosas, como que parecía responsable, pero seguía sin estar segura. Confiar en él para esto no era como quien te deja un paraguas o espera que le acompañes a una fiesta a la que te da miedo ir sola. Esto era para el resto de la vida, porque aunque tenía claro que no estaba proponiendo, ni quería nada romántico si lo tenía, siempre sería el padre de mi hijo. Sin importar lo que hiciera o pensara sobre ello más tarde.

Así que me atreví a pedir. Ver su casa me diría mucho sobre él, y conocer a su familia implicaba que era verdad lo que me había dicho, que había hablado con sus padres sobre esto y que ellos querían conocerme. No podía evitar sentirme como siempre mal porque yo no había tenido con quien hablar. —Pues vamos hoy.—respondí cuando dijo que sus padres ya estaban en casa expectantes para saber lo que ocurría y que no había problema en caso de querer visitarles.

Me cambié, peiné y adecenté en general porque si íbamos a ir no me apetecía que me vieran tal cual estaba. Me puse algo de corrector para las ojeras y a correr. No era día para maquillarme, además de que no solía hacerlo. Bajé con él a su coche y me llevó hasta su apartamento. Tras aparcar llegamos y me quedó bastante impactada al ver lo que había tras la puerta. —Vale.—murmuré entrando. Era pequeño pero estaba limpio, era agradable e incluso se podría decir que estaba bien decorado, algo que una no espera de un tío soltero joven y con la mala fama que tenía él. —Agua, mejor.—agradecí ya de espaldas a él, mientras avanzaba hacia el comedor y me fijaba en que el sofá parecía cómodo y impecable. Con la de cosas que habrían pasado en él. Me acerqué a un pequeño escritorio junto a la tele y un ventanal que dejaba entrar mucha luz y le aseguré de que los libros que había justo en encima, en un estante no eran de mentira ni decorativos. Sutilmente colé un pie bajo la alfombra y no había nada escondido ahí. Acaricié el sofá y miré atrás, viendo que no miraba aparté los cojines. Todo parecía en orden y era raro que narices. Añ final no dudé en meterme en el pasillo que daba a dos puertas. Una era un baño también tirando a pequeño pero bonito y la otra una habitación con cama de matrimonio. La cama estaba mejor hecha que la mía, si tengo que ser sincera albergué sospechas de que hubiera contratado un equipo de limpieza, pero descarté la idea porque había venido rápido a mi casa y no podía esperar que le pidiera ver la de él. Cotilleé un cajón, pero lo dejé estar porque no quería pasarme. Además empezaba a dudar que fuera a encontrar un arma o algo preocupante por allí.

Volví al comedor y bebí del vaso que me tendía hasta acabarlo. —Gracias. Todo parece muy… limpio. Y es bonito.—comenté al final, intentando que no se oyera que ma estaban crujiendo las tripas.— Podemos ir a Dalkey.—propuse. Otro lugar de ensueño, porque había estado en ese pueblo y era precioso.
© by Farah.


I DON'T KNOW HOW TO LOVE YOU BUT I WANT TO ♥ ♥ ♥

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
71

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Gintonic el Vie 17 Feb - 13:12

V. WE CAN DO IT
CASA DE LA PELIRROJA | TARDE | GINTONIC

Cuando le dije que podía inspeccionar a gusto, en parte era coña y en parte de verdad, porque no tenía un alijo o nada ni tan siquiera parecido que esconder. Igual había algo de polvo acumulado o lo que fuera, aunque lo dudaba. Pero la parte de broma era porque no pensaba realmente que fuera a hacerlo. Pero bien, mientras no le diera por hacerlo como lo haría alguien que quiere buscar tu dinero y desvalijarte la casa, por mí que continuara. No teníamos el tiempo ya en nuestra contra, aunque me moría de hambre, porque al menos la cita para la clínica esa no sería ese día, por lo que podía relajarme y ser un poco más yo. Aunque, no pudiendo evitarlo, continuaba con una especie de nudo extraño en el pecho, como por dentro, que me impedía estar a gusto. Ya tendría tiempo de pensar lo que se nos venía encima a ambos. Cogí agua del tiempo, embotellada por supuesto y la eché en una jarra. Un vaso igual era poco si tenía sed, así que se sirviera lo que ella quisiera. En cualquier caso, en Dublín no se podía beber agua del grifo sin acabar sentado en el trono durante al menos dos días. Cuando dejé la jarra sobre la mesa redonda, Leah ya no estaba a la vista, así que no tenía mucha ciencia dar por hecho que se había ido a hacer reconocimiento del baño y la habitación.

-Porque soy limpio cuando tengo que serlo- alcé ambas cejas al oír aquello. Evidentemente, consideraba que el sexo sucio era el que estaba bien hecho, pero me habían enseñado a ser limpio en el resto de aspectos y por eso mi ropa estaba impecable y planchada cuando debía y tenía una casa en la que casi se podría comer directamente del suelo. -Anda vamos- me aseguré que todas las luces quedaban apagadas antes de dejar ambos el piso y hacer el camino de vuelta hasta el coche. Llevaba un día que parecía un agente inmobiliario, pero sólo de pensar lo aburrido que eso sería ya me daban hasta escalofríos. Conduje de forma constante, aunque no me embalé, hasta salir del centro y tomar carretera por la costa hasta el pueblo. -¿Conoces Dalkey?- lo pregunté hasta con ilusión porque coño, me encantaba. Nos llevó un buen rato, pero finalmente llegábamos a la casa que me había visto nacer, crecer y hacer mis primeras fechorías de adolescente. La típica casa de dos plantas con jardín, que en su momento sufrió las reformas pertinentes para adaptarla a mi padre y por eso acabo su habitación abajo y el cuarto de la plancha, lavadora y demás, arriba. -¡Ya estamos en casa!- grité al abrir la puerta e inhalando el aroma de empanada de espinacas y arroz recién hecha.

Pronto apareció en escena mi padre en su silla, con esa sonrisa ladeada que yo había heredado, como otras cosas, porque decían que éramos un calco. Decía mi madre a veces que, para su desgracia, nos habíamos parecido siempre mucho y no sólo en lo físico. Y a los segundos, sin darnos tiempo a mucho, apareció mi también pelirroja madre, con su delantal y todo, recién salida de la cocina. -Menos mal que llegáis, no quería que se enfriase la comida- me miró con los ojos entrecerrados... y después puso su vista, finalmente, sobre Leah. -Esta es...- mi madre me cortó con un gesto y pasó a mi lado para abrazarse a ella. --¿La Reina Madre? Ya sé quien es, Caleb- me hizo rodar los ojos y apartarme junto a mi padre para darles espacio. -¡No me dijiste que fuera tan pelirroja y preciosa!- resoplé. -Sí, que lo dije- y puse los ojos en blanco, suficientemente apartado para no llevarme otra colleja. -No, sólo dijiste que estaba buena y eso, hijo, no es del todo un halago- no sé si fueron cosas mías, o es que las dos ya nos estaban mirando mal, aunque mi padre no hubiera abierto la boca..-Bueno, pos si hay dudas,esta es Leah y estos son mis padres, Claire y Connor-
© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
72

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.