Últimos temas
» 2. That ain't gonna help
Hoy a las 12:54 por Storm Queen

» 02. I can fly
Hoy a las 12:53 por Sonder

» Petición de Grupos
Hoy a las 12:39 por Storm Queen

» 01. Genius
Hoy a las 12:36 por Nightingale

» ♫ The most human of us all
Hoy a las 12:34 por Storm Queen

» 04. A pinch of sugar
Hoy a las 12:27 por Nightingale

» 03. Please
Hoy a las 12:23 por Nightingale

» ♠ Kneel before me.
Hoy a las 12:22 por Storm Queen

» 04. We could be inmortals
Hoy a las 11:07 por Nightingale

» 05. Been there, done that, messed around
Hoy a las 11:00 por Nightingale

» ♠ Symbol of hope.
Hoy a las 2:40 por Storm Queen

» 2. Not this time.
Hoy a las 1:32 por Magik

» Vía Lechuza
Hoy a las 1:27 por Incaendium

» Donde hubo fuego, cenizas quedan
Hoy a las 0:01 por Uko

» Death is equal
Ayer a las 23:15 por Arson

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project
function selectCode(e) { var doc = document , text = $(e).closest("dl").find(".cont_code,code").get(0) , range, selection ; if (doc.body.createTextRange) { range = document.body.createTextRange(); range.moveToElementText(text); range.select(); } else if (window.getSelection) { selection = window.getSelection(); range = document.createRange(); range.selectNodeContents(text); selection.removeAllRanges(); selection.addRange(range); } }; $(function(){$("dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd.code, dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd > code").closest("dl").find('dt').append('Seleccionar')});

Set fire to the rain

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Página 3 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Set fire to the rain

Mensaje por Kalel el Dom 13 Nov - 19:30

Recuerdo del primer mensaje :

Set fire to the rain
Plot | 1x1 | Temática realista

Leah y Caleb viven en Dublín.  Son dos personas muy distintas, pero por algún motivo comparten amigos. Él es bombero, mientras que ella sueña con ser directora publicitaria de Random Unicorns, la empresa publicitaria de gran prestigio en la que entró nada más acabar la carrera como becaria. Ha ido escalando puestos hasta convertirse en ayudante de la jefa de la prensa. Leah conoce la fama pésima de Caleb, es listillo, mujeriego, egocéntrico y egoísta. No lo soporta y mucho antes de conocerlo ya tiene claro que no le dará ni la hora. Pero en un fiesta de Halloween ambos ganan el premio a la mejor caracterización, lo cual les obliga a empezar a conversar y la atracción es evidente. Una noche de desfase y emociones  que olvidar ¿o quizás habrá más que eso?

CALEB Clark
27 años| kenneth bek | bombero | USER: GINTONIC
Caleb es hijo único. Un  pelirrojo hijo de pelirrojos, un sinvergüenza que se ha hecho a sí mismo. Tiene cuatro amigos contados que le duran desde la más tierna infancia. El resto, son conocidos con los que pasa el tiempo. Amarlo por sus ocurrencias u odiarlo por su poca gentileza para con el género femenino es casi la misma misión. Normalmente, no hay equilibrio en la balanza. Es trabajador, eso sí y quiere a sus padres del mismo modo que se quiere a él. Y es que parece que, a veces, sólo es capaz de mirar hacia su ombligo. Pero no es mala gente, de verdad, sólo tiene tiene el ego subido de un playboy.
LEAH O'CONNOR
25 años |  daria sidorchuk |  PUBLICISTA  | USER: KALEL
Leah es una persona con una carácter fuerte, que no se anda con tonterías. Odia que otras personas intenten controlarla, manipularla o decir qué debe hacer o cómo debe sentirse. Reacciona realmente mal ante situaciones así, sacando un genio que no se sabe de dónde sale.

Finge que no le importa lo que piensan los demás de ella y tiene para con los desconocidos una coraza muy fuerte que solo con amabilidad y cariño puede romperse. Puede ser de esa gente que finge que no quiere que la abracen, que no quiere parecer vulnerable. Porque es fuerte, pero tiene sus momentos. La coraza viene de vivencias no gratas, y de cómo confiar casi siempre ha significado decepción y dolor. Aunque dura y autosuficiente, es mucho más accesible y cariñosa de lo que uno puede esperarse.
Cronología

Capítulo I DICEN QUE SABE MÁS EL DIABLO...
Capítulo II EN TERRENO PERSONAL
Capítulo III MERCADO DE CARNE
© by Farah


Última edición por Kalel el Miér 1 Feb - 21:24, editado 4 veces
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
79

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Set fire to the rain

Mensaje por Kalel el Sáb 18 Feb - 12:21

V. WE CAN DO IT
CASA  | TARDE  | KALEL

Él esperó con paciencia mientras hacía la ronda de reconocimiento, una que me dio datos nuevos sobre él y, sobre todo, bastó para desmentir esas ideas que se habían formado en mi cabeza. No estaba segura de si se hacía una idea de lo que estoy podría suponer en su vida, pero parecía quererlo y prueba de ella fue que tal como había propuesto, al salir del piso fuimos directos a su coche y condujo hasta Dalkey. Tampoco el coche coleccionaba colillas, ni olía mal, ni había condones tirados por ahí.

Miraba fijamente la carretera y me acordaba de la forma en que había alzado las cejas, diciendo que era limpio cuando tenía que serlo. Eso ya me iba cuadrando más con su personalidad, pues está claro que lo que había visto y oído no se iba a desvanecer. Era un pícaro, un ligón sin frenos, y eso no iba a cambiar tuviera un hijo o cinco. No contaba con cambiarle, solo en que si al final decidía tenerlo fuera a ser una figura positiva para ese niño o niña. Algo que por propia experiencia sabía lo importante que podía ser cuando eres un crío y ves todos los demás niños contentos corriendo hacia sus padres para que los cojan en brazos, contarles que han visto una mariposa en el parque o llorarles y ser consolados cuando se hacen un rasguño y tú no tienes nada de eso.

Giré la cabeza y tardé un poco en responderle. Lo miré y asentí despacio. —He estado por sus calles como una turista más. Es pequeño y tranquilo ¿no?—y da la sensación de que uno puede ser feliz allí. A él se le notaba que le gustaba, aunque aún no sabía que había crecido allí mismo en la casa que íbamos a visitar. Llegamos antes de lo esperado. La casa era preciosa, con un jardín cuidado y la fachada de piedra. Nada más traspasar la puerta él ya estaba gritando para anunciar nuestra llegada. El olor a comida casera avivó mi hambre, pero también trajo consigo una oleada de nostalgia. Tragué saliva en silencio.

Por allí apareció un señor en silla de ruedas que era como una versión más mayor de Caleb, tenía la misma mirada, el pelo rojo y cierta pinta de pillo incluso estando como estaba. La que reconocí como si madre se acercó a nosotros sin dudarlo y me hizo sonreír el que cortase a su hijo para decir que ya sabía quien era yo. Me pareció una mujer llena de energía y amor que dar, prueba de ello fue que nada más pensarlo se mostró irónica con Caleb pero me halagó y sonrió con dulzura. Asistí a la conversación sin creerme lo naturales que eran. —Muchas gracias.—iba a ponerme colorada. Y me lo decía ese día, que iba hecha una piltrafa.— Encantada.—los miré a ambos sin atreverme a acercarme, dar un abrazo la mano o lo que se hiciera en estos casos. Porque no es como si estuviera conociendo a mis suegros. ¿Me juzgarían por estar pensando si tenerlo?

¿Habéis comido? ¡Seguro que no!—se respondió sola y nos acercamos a la mesa del comedor donde tenía todo recién servido. —Niño trae los vasos y el agua.—sí, lo que falta mandó a Caleb a ponerlo. Me hizo gracia verle obedecer como si fuera un niño bueno. Aunque pusiera los ojos en blanco el hecho de haber hablado con ellos de mí, de la situación, me decía que se llevaba mu bien con sus padres y había la confianza suficiente como para acudir a ellos cuando de verdad lo necesitaba. Me senté al lado de la mujer y también el silencioso Connor se nos unió allí donde no había silla en torno a la mesa. Él la traía incorporada. Pensar en ello me hizo sentir algo culpable, como si fuera un chiste malo y que de haberme oído ellos me habrían mirado mal. —Gracias por acceder a conocerme. Hemos estado hablando… y Caleb me ha dicho que ya había comentado la situación con ustedes.—¿estaba bien así o era muy formal? No podía evitar mirar de soslayo el arroz, y el resto de comida. Tenía buena pinta.
Pero no nos hables de usted, mujer.—por fin escuché la voz del padre.
Oh… vale.—murmuré. Caleb por fin volvió con los vasos y lo demás. Estar a solas con sus padres me ponía aún más nerviosa que cuando él era insoportable y me daban ganas de darle collejas en bucle.

© by Farah.


I DON'T KNOW HOW TO LOVE YOU BUT I WANT TO ♥ ♥

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
79

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Young Sheldon el Sáb 18 Feb - 17:33

V. WE CAN DO IT
CASA DE LA PELIRROJA | TARDE | GINTONIC

¿Pequeño y tranquilo? Dalkey no era sólo el pueblo más maravilloso de todo el condado de Dublín, sino del país entero y hasta diría del mundo. Pero decirlo en ese momento tampoco era como algo en lo que nos fuese la vida, sólo sonreí sin despegar la vista de la carretera y asentí porque, efectivamente, tranquilo era.  Que a mí me iba la marcha eso lo sabía cualquiera y que para ello era más probable ir a cualquier pub de Dublín, también, pero aquí siempre había habido de todo y por eso, entre otras cosas, lo adoraba. Una vez en casa tuve que aguantar a mi madre en su versión al más puro estilo "típica ama de casa irlandesa" y si bien había muchas cosas con las que distraerse en ese momento, fui capaz de darme cuenta que Leah se sorprendía al haber aparecido mi padre en escena y en las condiciones en las que llevaba la mitad de su vida. recordaba sus frustraciones al principio, aunque yo era nada más que un crío y cómo el tiempo, la paciencia y el amor de mi madre habían conseguido que remontara y recuperara ese humor que nos caracterizaba a ambos y nos hacía ganar las collejas de mi madre. -Sí, mamá- puse los ojos en blanco y hui en busca de lo que me había mandado. Pocas veces me había negado a cumplir con lo que me había mandado, porque habíamos funcionado así siempre, cooperando para hacerlo todo más fácil en casa, con todo el tema de mi padre y demás.

Desde la cocina los escuché, volviendo a tiempo para unirme una vez más a una conversación que me incluía a mí de una forma que era biológicamente inevitable. -Nos ha puesto al corriente, sí, hace como dos horas. La vverdad es que me sorprende que no le haya pasado antes y mira que ya tiene sus años. Nosotros lo tuvimos a él con veinte años, aunque las circunstancias eran bastante más que distintas, pero cielo, un bebé es un bebé, y aunque este hijo mío sea un poco desastre, es un buen chico. Aunque no te fies del semblante de su padre, son muy parecidos- mi padre y yo, en concreto, intercambiamos una mirada, entre cómplice y medio mosqueados porque aprovechara la oportunidad para criticarnos y halagarnos simultaneamente. Yo serví agua para todos y mi madre hizo lo propio con la comida, sobre la que intenté lanzarme y me cphibí finalmente por la mirada amenazadora que me echó. -Esta no es una encerrona para convencerte, pero piénsatelo bien, cielo. Un hijo es una bendición aunque sea fruto de la casualidad y...- la interrumpí, intuyendo que se pondría a preguntar sobre la familia de Leah. -Mamá, Leah no cuenta con nadie por lo que me dijo en su casa- eso casi le causa un ictus a mi buena madre y mi padre no se quedó atrás, hablando él esa vez. -Pero nos tiene a nosotros, aunque sea una famlia donde te matan de hambre- rezongó, esquivando una colleja de mi madre que finalmente volvió a sentarse y nos dio el visto bueno para comenzar a comer.
© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
85

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Kalel el Dom 19 Feb - 15:48

V. WE CAN DO IT
CASA  | TARDE  | KALEL
No podía evitar que todo aquello me pusiera nerviosa, incluso cuando sus padres parecían muy buenas personas y me estaban tratando tan bien. Me daba cuenta de que para bien o para mal, dijera sí o no, desde aquel día mi vida iba a cambiar. Asentí y sonreí un poco a Connor cuando dijo que no tenía por qué tratarles de usted. La madre me explicaba que no le extrañaba que no le hubiera pasado antes, lo cual me hacía gracia porque es la clase de cosa de la que yo acusaría a Caleb y se supone que las madres se callan esas cosas. Ella no, tenía una forma de lanzar pullitas que no me parecía malintencionada ni dañina, sino más bien entrañable. La miré a los ojos y me fijé en que Caleb también se parecía a ella. Se notaba que recibiría un nieto encantada, pero no me estaba haciendo chantaje emocional ni nada. Miré sin poder evitarlo al padre cuando Claire me dijo que se parecían mucho.

Ella iba hablando mientras servía la comida y Caleb el agua para todos, hasta que este la cortó y resumió en una sola frase que yo no contaba con nadie. Algo que me gustó porque me ahorró ponerme en la tesitura de tener que explicarme más y tener que dar una especie de informa más detallado que seguramente haría que incluso él me mirase con otros ojos. No era lástima lo que necesitaba, sino saber qué hacer y si en el caso de querer tener en bebé ellos sería realmente un apoyo. Me sorprendió que fuera el padre, que estaba más callado, el que dijera por todos que los tendría a ellos. Sonreí ante su ocurrencia y la mirada fulminante de Claire. 
A que te dejo sin comer.—amenazó más seria que nadie. 
Va, no te pongas así que la espantas.—le puso cara de bueno, y ella se ablandó. Comimos en relativo silencio, y es que no abría la boca más que para eso y dar las gracias. —Está muy bueno.—dije antes de seguir alimentándome como si no lo hubiera hecho en días. Me rugieron las tripas otra vez y agaché la cara para que no me vieran enrojeciendo.— Mi apellido es O'Connor.—dije con el plato ya casi vacío. Cogí un vaso lleno de agua fresca. Dudaba que el pelirrojo ligón conociera el dato, y me hacía gracia que su padre se llamase casi igual. —¿Caleb se crió en esta casa u os mudasteis más tarde?—pregunte a su madre. Si aún había una habitación de la infancia en aquella casa me apetecía mucho verla.

© by Farah.


I DON'T KNOW HOW TO LOVE YOU BUT I WANT TO ♥ ♥

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
79

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Young Sheldon el Dom 19 Feb - 19:43

V. WE CAN DO IT
CASA DE LA PELIRROJA | TARDE | GINTONIC

a pesar de haber sido bastante independiente en cuanto tuve la oportunidad de independizarme, no se debió precisamente a una mala relación con mis padres. Los quería a ambos, con nuestras broncas o las veces que había estado castigado por llegar tarde o meter chicas en casa sin tener permiso para ello. Por eso tampoco me extrañó el comentario de mi madre al respecto de que no hubiera preñado antes a ninguna. Porque era eso, que mi educación sexual había sido buena y siempre usaba protección, otra cosa era que tuviese más parejas sexuales que pecas en la piel. Mi madre solía ser así, hablar bastante como yo mismo lo hacía pero a la que había que pararle los pies para evitar que Leah estuviera más incómoda de lo normal. Que ya de por sí no era la mejor situación del mundo, a pesar de que no había habido rechazo por parte de mi familia. Mir´e a Leah, dejando de masticar por un par de segundos, cuando nos informó de su apellido, así como dato. Por supuesto que yo no lo sabía, ni siquiera me había parado a mirar si lo ponía el buzón. -Nos va a salir un crio cien por cien irlandés- se me ocurrió decirlo no sé cómo, porque me había salido natural, como cualquiera de mis otras salidas. Estaba dando por hecho que finalmente se lo quedaría y fruncí el ceño, mirando mi plato porque no quería empezar a cogerle cariño al Guisante, nombre provisional incluido, por si ella iba el lunes a la clínica.

-Oye, que estoy aquí, ¿eh?- va y le pregunta por mi pasado cuando me tenía a mí al lado para hacerlo. Pero no, la pelirroja listilla tenía que aliarse con mi madre para esas cosas. Claro que yo la había preñado, así que quizá me odiaba un poco y a ella nada, porque la acababa de conocer casi. -Uy sí, luego la enseño- aseguró y yo sabía que lo haría. No sólo me había criado en esta casa, sino que había ocupado la misma habitación desde que nací hasta los diecinueve. -Siempre hemos vivido aquí. Bueno, antes de Caleb cada uno en su casa, luego me quedé embarazada y nos fuimos a vivir juntos. Mis padres nos ayudaron con la entrada de la casa y fuimos pagándola hasta que fue nuestra. Así que sí,aquí el niño se crió- seguí comiendo como si la cosa no fuera conmigo, en realidad, ya que total hablaban como si yo no estuviera delante. -No pude haber elegido mejor compañero de vida, aunque me tocó atarlo en corto- miró con cariño a mi padre que le respondió con esa sonrisa que también era mía. -Anda que no te mereció la pena- casi me atraganto, porque al menos nosotros sí que sabíamos por dónde iban los tiros sólo por la mirada que le echó y el rubor de mi madre. Con todo aquello y aunque lo sentimos, el hambre acuciante de Leah pasó desapercibido. -Anda guapa, ven conmigo, dejemos que se encarguén de recoger todo aquí abajo mientras yo te enseño la parte de arriba- a mi padre no le quedaba otra que quedarse abajo, claro, pero era una situación normalizada entre nosotros.
© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
85

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Kalel el Dom 26 Feb - 12:19

V. WE CAN DO IT
CASA  | TARDE  | KALEL
Se podría decir que aquello era tortura, y no porque me tratasen mal, sino por hacerlo demasiado bien. Acababan de conocerme y ya se mostraban tal cual eran. La simpleza de su dinámica familiar era tan bonita que no se daban cuenta. Se querían, se ayudaban y se lanzaban puyitas de las que no duelen con pasmosa facilidad. Me estaban dejando pasmada, y casi me daban ganas de llorar y suplicar que me adoptasen. Desgraciadamente yo no había nacido de ellos, sino que tenía en mi mano unirme irremediable y accidentalmente a la familia de otra forma.  Por supuesto tuve miedo. Temí que su amabilidad fuera pasajera, que si tenía un hijo solo se interesasen por este y dejasen de tratarme como ahora mismo lo hacían. ¡No les conocía! Sabía bien que las personas pueden cambiar, y ocultar sus partes más tenebrosas. pero luego la madre de Caleb abría la boca y me dejaba extasiada. Era pura energía, y la relación con su marido estaba cargada de un amor de esos que se hacen evidentes en una simple mirada.

Cuando pregunté por la habitación de la infancia del bombero demoníaco, su madre me empezó a contar y casi me hizo reír que él se pusiera de morros porque le ignorásemos. Imaginé al infancia de Caleb entre aquellas paredes, y era bonita en mi cabeza. Encantadora. Aun cuando era evidente que su padre había tenido algún problema que lo había dejado en silla de ruedas era algo que no había cargado de amargura a ninguno de los presentes, ni los había separado como hacía cualquier contratiempo con las personas en mi familia. Los comentarios de Claire sobre su marido me hicieron mirar a este y darme cuenta de que se parecía tanto a su hijo que daba miedo. Ambos tenían esa pinta de pillos seductores… Imaginé al pecoso con unos años más, y no estaría nada mal si envejecía como si padre. Seguía teniendo una frondosa cabellera rojiza, y unos ojos vivaces. Aunque Caleb no iba en el paquete, es decir lo que aquí venía a decidir no era si podríamos tener algo nosotros dos. La perspectiva era nula e irrisoria. Solo se trataba, SOLO, de traer o no una nueva vida a este mundo y ser responsable de ella hasta el día en que me fuera de él. Mientras iba comiendo cual perro famélico, estas ideas bailaban en mi cabeza. —Tenéis una casa preciosa.—dije tras beber, y con la boca y el plato ya vacíos.

Habíamos terminado de comer y la madre se ofreció a enseñarme el cuarto de su “niño”. Me encandilaba su forma de tratarme, de ser maternal y llevar los pantalones a la vez. No me gustaban las casas en las que las mujeres debían hacerlo todo, y ese no era un problema allí. —Claro, vamos. Y gracias por la comida. Estaba muy buena.—eché una vistazo a Caleb antes de subir tras Claire las escaleras. La casa era bonita, cálida. Vi algunas habitaciones, el baño y por fin el cuarto del susodicho. Tenía cosas de niño mezcladas ocn la etapa adolescente, con la cama hecha y todo ventilado. Cotilleé sutilmente algunas fotos enmarcadas, y un poster de música preguntándome s le seguiría gustando. —Me gustaría poder darle una vida así a un hijo, si lo tuviera.—comenté casi sin pensar.— Se nota que lo habéis hecho bien con él.—podía decirlo porque había visto el pisito del pelirrojo, y no era el caos que yo pensaba. Además tenía un buen trabajo y aunque su forma de ser tan hedonista me ponía nerviosa analizándolo se notaba que era feliz. La desconfianza estaba ahí, acechando, pero se iba retirando como una fiera a lo oscuro del bosque a medida que pasaba rato con los Clark. —Muchas gracia, bonita.—su madre me miraba de esa forma en que había visto que lo hacían las madres con sus hijos por la calle, en los parques, o incluso en casa de algunos compañeros de la escuela. De esa forma en que la mía nunca lo hizo.— El niño es un desastre a veces, pero si tuvieras ese bebé no os dejaría, ninguno de nosotros lo haremos. Chantaje emocional se le llama, aunque causado sin maldad. No pude reprimir un mohín aunque casi inaudible. Me dio un abrazo y bajamos poco después sin decir nada más.
© by Farah.


I DON'T KNOW HOW TO LOVE YOU BUT I WANT TO ♥ ♥

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
79

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Young Sheldon el Jue 2 Mar - 13:20

V. WE CAN DO IT
CASA DE LA PELIRROJA | TARDE | GINTONIC

Sostenía firmemente que había nacido y sido criado en una familia equilibrada. No era difícil siendo sólo tres, pero las adversidades habían hecho que dejara de ser sólo una sensación, sino algo que podía verse. Vale que yo tenía mi propia personalidad, pero eso no afectaba al amor y admiración que sentía por mis padres. Me habían llevado a una etapa adulta dándome todo lo que podían pero sin consentirme a pesar de ser hijo único y había sido testigo de cómo afrontar una desgracia sin desmoronar esos cimientos sobre los que nos habíamos movido. Por eso no éramos gente de darnos órdenes, aunque tampoco caíamos en una rutina aristocrática en la que se bebía el té con el dedo meñique estirado. No sabía si Leah se estaría dando cuenta de todo eso porque había una gran movida en la que pensar. Movida que, por otro lado, llevaba ella en su vientre. Guisante tenía que ser también partícipe de la historia y no había nada mejor que involucrarla en mi familia aunque a mí no me soportase. me comía la curiosidad por saber qué se contaban allá arriba,m pero me quedé abajo porque nos tocaba recoger a mi padre y a mí. -Me gusta. Más que cualquiera de las que metías de estrangis en casa- hablando del rey de Roma, aprovechó nuestra momentánea soledad para soltar un comentario como aquél. No era que se cortase mucho, pero supongo que no lo diría estando mi madre o la misma Leah delante.

Cuando ellas bajaron, nosotros ya teníamos todo en el lavavajillas y el mantel sacudido y recogido de nuevo en su cajón. Uno junto al otro, casi parecíamos hasta dulces corderos del Señor. Casi. -Tengo algo en mente que quería comentar ahora que estamos otra vez los cuatro- tres pares de ojos se posaron entonces sobre mi madre. Los míos, más que los de nadie, estaban abiertos como platos porque a veces, las ideas de mi madre nos podían poner patas arriba. Eso sí, siempre eran para bien, como recolocar algún mueble que ella había visualizado en su mente que sería menos estorbo para mi padre de la manera que ella pensaba que lo haría. -Si Leah finalmente quiere...tener el bebé, he pensado que estaría mucho mejor aquí. Igual está un poco más lejos de su trabajo, pero estaría con nosotros, que seríamos familia. Caleb, no me mires así- no sé cómo la miraba, pero ya sabía por donde iban los tiros y supongo que me puse de morros. Entonces, ella se dirigió a Leah. -Podemos darle un toque menos... Caleb al cuarto y podrías usarlo tú hasta que lo necesitases o tú quisieras. Te ahorras el alquiler y nos tienes a Connor y a mí cerca. Yo trabajo por las mañanas y él se pasa gran parte del día por aquí y haciendo cosas con el ordenador, así que es raro que la casa esté vacía. Después podría ser el cuarto del bebé cuando naciera pero que si te quedas, encantada, lo puedes compartir con el niño. O la niña- sí, efectivamente me temía que ese fuera su plan.
© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
85

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Kalel el Vie 3 Mar - 21:41

V. WE CAN DO IT
CASA  | TARDE  | KALEL
Al bajar fue inevitable preguntarme si también padre e hijo habrían tenido una especie de charla, aunque luego me dije que eran dos hombres y aunque no quise caer en prejuicios estaba casi segura que de haber tenido palabras, habrían sido menos. Hubo un momento de silencio y realmente no sabía muy bien qué más hacer o decir, o cual era el siguiente paso. No podía dejar de darle vueltas a todo esto, a las posibilidades casi infinitas que un sí o un no podrían tener en nuestros futuros. Padre e hijo estaban uno al lado del otro, como si fueran tranquilos y lo habían recogido todo diligentemente mientras nos esperaban.

A la señora madre le dio por hablar de nuevo, y se notaba que llevaba la voz cantante en tantas cosas importantes que no podía evitar, viniendo de donde venía, quedarme pasmada al ver que parecerían seguirla al fin del mundo. Todos la miramos cuando dijo que tenía una idea, esperando a ver de qué se trataba. En mi caso los nervios estaban mezclados con algo de miedo pero también había un pequeño espacio para la esperanza. No pude evitar abrir los ojos como platos al oírla proponer que su tenía el niño podía quedarme a vivir con ellos mientras lo esperaba, para poder ahorrar e incluso quedarme allí con él si quería o lo necesitaba. Le estaban abriendo las puertas de su casa a una extraña, sin saber nada de mí aparte de que había compartido unas horas de ya sabemos qué con su hijo. ¡Podría ser una mala persona! ¡Una ladrona, o peor! Hubo un profundo silencio. —Pero Claire… eso cambiaría mucho vuestra vida y… bueno, ni siquiera le has preguntado a tu marido. O con Caleb.—me permití ser sincera. O quizás solo eran excusas para tener un poco más de tiempo, intentar pensar en lo que aquello podría suponer.

Vivir con ellos implicaría menos intimidad, pero no era la clase de persona que tiene mucho que ocultar siempre que no me sintiera controlada la cercanía de otros me ayudaba más que molestarme. Era como si mis más hondos y callados deseos hubieran sido escuchados, solo que con muchos años de retraso y de la forma más insospechada. —¿Puedo pensarlo? Bueno, y quizás debería dejaros hablarlo en familia antes de considerarlo.
A mí me parece bien, y dudo que el chico se oponga.—dijo Connor al momento.—Pero puedes pensar lo que necesites.
Claire asintió como diciendo que por supuesto esperarái a que me decidiera. Con un nudo en la garganta me acerqué para darles un abrazo a cada uno y salí con Caleb, caminando hasta el coche en el que nos montaríamos para volver al centro. —Tus padres son increíbles.—dije despacio.— Pero acaso te gustaría tenerme metida en su casa?
Una voz dentro decía que debía aceptar sin dudar, pero el gusanillo de la desconfianza, los peros y el miedo hacía su camino en sentido contrario, paseándose por mi cabeza y mareándome a base de bien.
© by Farah.


I DON'T KNOW HOW TO LOVE YOU BUT I WANT TO ♥ ♥

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
79

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Young Sheldon el Sáb 4 Mar - 18:34

V. WE CAN DO IT
CASA DE LA PELIRROJA | TARDE | GINTONIC

Según iba hablando mi madre, mientras mi padre la escuchaba atentamente como si aquello hubiera sido plan suyo también pero seguramente porque la adoraba y lo hacía con cada cosa que de su boca salía, a mí se me iban poniendo los ojos como platos al tiempo que se me alzaban las cejas con incredulidad. Aquello era heavy como poco, porque implicaba tenerla metida en nuestras vidas de una forma más intensa. No viviríamos juntos pero, por otra parte, si iba a tener mi bebé estaríamos en la vida del otro de por vida. Si no la interrumpí fue porque, efectivamente, aquella era su casa y podía hacer con ella lo que papá y ella quisieran, pero se trataba del que había sido mi cuarto. ¿Así que aquello era el principio de lo que significaba tener hijos? Lo había descubierto con siete años más d elos que ellos tenían cuando me tuvieron y aún así, hicieron las cosas como tenían que hacerlas. Vamos, que al final no dije ni pio ni cuando mi madre dejó caer que yo no me opondría. ¿Y Leah todavía se lo tenía que pensar? Bueno, podía llegar a entenderlo, así que esperé que se despidiesen y cuando ella caminaba hacia la puerta, yo me dejé achuchar un poco por mi madre y le di también un abrazo a mi padre.

-Sí que lo son- respondí con una sonrisa, pero una que era distinta a la que se dibujaba en mis labios cuando tenía cerca alguna mujer a la que poder ya sé sabe qué. Para contestar a lo otro, esperé a que ambos estuviéramos en el coche y nos hubiéramos despedido de mi familia. -Puede que vayas a tener finalmente a Guisante, así que si para eso tienes que mudarte con ellos para estar mejor, hazlo. - sin darme cuenta, había dicho en voz alta el apodo que usaba en mi mente para referirme al bebé, pero a esas alturas supongo que ya no importaba. Aunque haberle puesto "nombre" haría más feo y más difícil todo si ella no quería tenerlo. Yo no podría quedarme a dormir en Dalkey a menos que lo hiciera en el sofá, pero debía apechugar. Igual estaba madurando y todo. -No sé, piénsalo, ellos son así, no tienen otra cara. Si mi madre te ha ofrecido mudarte, lo ha hecho por el bebé pero sobre todo por ti- le eché un vistazo para asegurarme nuevamente que se hubiera puesto el cinturón para, después, volver la atención a la carretera.
© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
85

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Kalel el Mar 14 Mar - 18:11

V. WE CAN DO IT
CASA  | TARDE  | KALEL
No pude evitar fijarme en que sus padres se adoraban, lo cual era algo precioso y que me emocionaba. Pero, de la misma forma, también fue inevitable fijarme en que Caleb estaba flipando con lo que su madre proponía. Quizás la idea de tener un hijo no fuera mala, desde luego debía parecerle mejor que “no tenerlo” (algo que me sorprendió gratamente que le importase) pero otra cosa era tener que ver en la casa de sus padres a la que sería la portadora y un simple rollo de una noche. Salí primero de la casa, pero apenas estábamos fuera del jardín cuando me dio por preguntarle a él lo que opinaba. Él sonrió al pensar en sus padres, y no de una forma burlona o de listillo engreído. Había esperanza para el demonio más famoso del parque de bomberos? Quizás sí, tenía de su lado unos padres que daban la talla y la superaban con creces.

No pudo evitar abrir los ojos más de la cuenta cuando le escuché hablar del feto con un adjetivo que tendía a ser bonito, dentro de lo raro: “Guisante”. Ese tamaño debía tener, era algo ínfimo y sin embargo estaba siendo ya el protagonista de casi todos mis pensamientos. ¿De verdad ya tenía apodo? Me entraron las calores, estaba algo agobiada aunque era un gesto extrañamente bonito que a Caleb le hubiera salido “bautizarlo”. Sería peor si al final no lo tenía. Me até el cinturón mientras me decía que sus padres lo decían en serio, y que si eso iba a ayudarla no debía dudar en hacerlo. — Guisante, ¿eh?—fue todo lo que se me ocurrió decir.

Llegamos a mi casa y me bajé del coche sintiéndome igual de atravesada por la sensación de que todo aquello era irreal, que iba muy deprisa, y el temor absoluto porque no sabría hacerlo bien. —No tengo tu teléfono… ¿Te importaría dármelo?—irónico pedirle el número al chico que me había presentado a sus padres, su casa y su pene en el orden incorrecto. Saqué el mío del bolso, escarbando en él porque siempre se escondía cuando era importante, como la cartera, las llaves o lo que necesitase.
© by Farah.


I DON'T KNOW HOW TO LOVE YOU BUT I WANT TO ♥ ♥

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
79

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Young Sheldon el Jue 16 Mar - 13:59

V. WE CAN DO IT
CASA DE LA PELIRROJA | TARDE | GINTONIC

Yo mismo me sorprendí al haber usado ese tipo de apodo para el bebé que todavía no era ni bebé propiamente dicho. No sabía exactamente en que momento les salían las piernas y los brazos, aunque sí sabía que primero se desarrollaba el cerebro. Suponía, también, que me tocaría mirarme esas historias si ella finalmente decidía tenerlo porque, aunque nos tuviera en cuenta a nosotros, tenía la última palabra. Y me jodería que no lo tuviese, porque nos afectaría a todos. Vamos, estaba más seguro que nunca que sería un error y sin embargo, no podía hacer ya nada más que mostrarle mi mundo. Si bien yo no era ningún ejemplo a seguir, lo que me rodeaba no estaba tan mal. -Sí, Guisante- lo dije sonriendo un poco, mientras conducía, porque parecía haberle gustado aquello y todo, aún cuando me había salido de una manera improvisada. Conduje hasta donde ahora sí que recordaba que viví y me posé del coche tras ella, sentándome en el capó. No era como una cita, que yo de esas cosas no hacía, así que no vi nada de malo acompañarla. -A ver, que te lo meto en la agenda- aunque ya le hubiera metido otras cosas, hasta tendría su gracia de no haberla preñado.

Estaba todavía, con todo aquello, un poco en shock, así que no se me ocurrió una manera "divertida" de ponerme a mí mismo en su teléfono, así que lo dejé como Caleb Clark por si tenía otro Caleb por ahí en la agenda y se lo entregué de vuelta. -Mándame un whatsapp cuando veas o algo, así ya tengo también el tuyo- sinceramente, esperaba que no me notificase su decisión por un mensaje, algo tan cobarde sería más típico de capullos como yo. Aunque yo no lo era tanto, ¿no? Ahora sólo quedaba la incertidumbre, que no dejaba de ser un asco pero tampoco se podía evitar. Quise creer que, por lo poco que la conocía, Leah no sería cruel para ninguna movida de esas. -Lo dicho, espero noticias- busqué su mirada porque era un tema serio, de esas veces en que yo me ponía así porque verdaderamente lo requería el tema. Esperé que se metiera al portal antes de volver al interior del coche y conducir de vuelta a mi piso, pensando que si quería tener a Guisante esperaba que de verdad se mudase a casa de mis padres. Aunque fuera ocupando el que era i cuarto, mucho mejor que el barrio ese y en concreto, aquél edificio.
© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
85

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

VI. LET'S DO IT

Mensaje por Kalel el Vie 17 Mar - 13:31

VI. Let's do it
CASA  | MAÑANA  | KALEL
Nos despedimos sin que apenas hubiera palabras, porque lo importante ya estaba dicho y ambos lo sabíamos. Me guardó su número y esperó que le llamase. Le aseguré que le mantendría informado, fuera una cosa o la otra merecía una respuesta y su familia también. Costaba creer que el ofrecimiento fuera en serio, pero todo parecía indicar que sí.

El resto del día fue bastante más de lo mismo, las dudas, los miedos y la indecisión, el darle vueltas a cada posible acción o paso dar y sentirme tonta y extraña todo el tiempo. Por la noche no logré pegar ojo hasta tarde, y me dormí con el portátil encendido viendo por enésima vez una película que siempre me había gustado. Por la mañana me miré al espejo y me vi no tan mal como esperaba. Miré mis cosas, todo lo que componía mi pisito y supe que la decisión estaba tomada. Cogí el teléfono varias veces, pero al final fui en bus hasta su calle. Prefería decírselo en persona. Llegué a su portería tras dudar un momento entre la que era y la de al lado y esperé que un vecino entrase para colarme tras él y mirar en el buzón el piso. Solo esperaba no encontrarle con alguna. Porque estaba claro que haría su vida en adelante, pero no podía esperar que me pareciese lógico que la noche del mismo día en que había venido a buscarme para decirme que estaba listo para ser padre y con la decisión en ciernes saliera de caza como si nada. Piqué una, dos, tres veces. Usé los puños, en parte porque me gustaba el sonido contra la madera, y en parte para desfogar toda esa energía y emoción que no me cabía dentro. Me pudo la impaciencia y no le di tiempo, de estar ya despierto y visible, a llegar para abrir.

Al final me abrió y supongo que pensó que era un cartero pesado porque su cara volvía a ser esa de queja. Pero al verme el gesto se relajó. —Voy a tenerlo. Si… si está sano.—lo solté de paso y antes de que reaccionase como tuviera que hacerlo, porque era un punto muy importante para mí.
© by Farah.


I DON'T KNOW HOW TO LOVE YOU BUT I WANT TO ♥ ♥

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
79

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Young Sheldon el Sáb 18 Mar - 17:13

VI. LET'S DO IT
CASA | MAÑANA | GINTONIC

No había dormido nada. ABSOLUTAMENTE NADA. Pensé que todo lo que había pasado en los últimos días no me putearía de esa forma, porque hasta entonces había dormido como siempre, siete horas, ni más ni menos. Sólo cuando salía de noche o cuando tenía turnos dobles me quedaba durmiendo hasta tarde. El caso fue que, tras despedirme de Leah, me fui a desfogar al gimnasio, que para algo habrían los sábados por la tarde y hasta bien entrada la noche. Horarios que, para ese momento, me resultaron muy oportunos. En lugar de ducharme allí, me vine a casa y me metí largo rato bajo el chorro de agua. Me sentí bien, para qué negarlo, agotado físicamente, pero bien. Sin embargo, mi mente no paraba quieta en ningún momento y, paradójicamente, no cesaba de darle vueltas a la decisión que sólo estaba en manos de la propia pelirroja. Guisante dependía de ella y de eso mismo, mi familia y yo. Ese pequeño ser había sido la consecuencia de un desliz que, aunque placentero, había trastocado la vida de muchos. La mía, por supuesto, había cambiado ya independientemente de lo que ella quisiera hacer finalmente. Y, a las dos de la mañana, estaba tirado en el sofá viendo series y con el móvil en la mano por si ella decidía mandarme o no un mensaje. Con lo que yo había sido y estaba pendiente de una tía. Claro que no era una tía cualquiera.

Había dado una cabezada y quedado traspuesto con la tele encendida, aún con la ropa puesta y el móvil estrellado en el suelo. Somnoliento, apagué la primera y comprobé que el último no se hubiera cascado en el accidente y estaba como debería estar. Aprovechando que estaba medio grogui, me arrastré hasta la cama para continuar durmiendo pero fue como si en el momento en que me había acostado, mi cerebro volviera a funcionar por cuenta propia. Përo nuevamente y por fin, me había quedado dormido en algún momento de tal manera que, cuando me desperté, fue porque alguien llamaba a la puerta. Primero pensé que lo había soñado y cuando parecí razonar que era algo real, me cagué en todo antes de deslizarme fuera de la cama y arrastrar los pies por el piso hasta llegar a la puerta, que abrí sin tan siquiera usar la mirilla. Aunque sobadísimo, me gustó de quien era la visita aún a pesar de lo que podría traer consigo. Pero las noticias eran buenas, jodidamente buenas. -¿De verdad?- pregunté limpiándome los ojos como un crío somnoliento que, en realidad, debía parecer. Y nada, a pesar de todo, sólo decirme aquello hizo que me pusiera duro, ¿qué culpa tenía yo de que mi cuerpo reaccionase a ella de ese manera? -Pasa, va- yo quería que lo hiciese y ya si quería celebrarlo a lo grande, yo me apuntaba.
© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
85

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Kalel el Dom 19 Mar - 13:18

VI. Let's do it
CASA DE CALEB  | MAÑANA  | KALEL
Su pregunta era retórica, claro. Tenía pinta de no haber dormido muy bien que se diga por su gesto de frotarse los ojos y unas incipientes ojeras que solo empezaban a marcarse. Aún así lo vi guapo porque lo era, y con ganas cabe decir, pero no era a lo que venía así que intenté desechar ese pensamiento. Sin duda me pareció que estaba contento por la noticia y yo me quité un peso de encima porque no hubiera dudas al día siguiente. De camino hasta su casa me pregunté varias veces si al llegar no estaría él ya a otra cosa y pensando que todo lo de venir a buscarme para pedirme que lo tuviera no sería ahora algo de lo que se arrepentía. Pero no.

Sí.—musité casi para mí mientras entraba en su casa, por segunda vez. Seguía casi igual de impoluta.— No quería despertarte… es solo que estaba… bueno, deseando decirlo.—no tenía con nadie más que compartirlo, excepto mis amigas que iban a flipar. Peor ya habría tiempo para que se quedasen con cara de susto.

Me quité la chaqueta y esperé que me dijera dónde dejarla. Iba a sentarme en una silla cuando sentí una de esas atroces arcadas. Sin decir nada me levanté como un resorte y corrí al baño. Sabía donde estaba. Me agaché frente a él y solo entonces dejé de cubrirme la boca. Aún no tenía claro hasta cuándo sería pero por Dios que acabase pronto. Encima sonaba como si me estuviera dando algo. Al terminar me limpié las manos con jabón, me aclaré y con mis manos unidas creé un cuenco para beber un poco. Salí al comedor-cocina de nuevo y me senté. —Nada como echar la cena de ayer por el váter.—ironicé fijándome en un frutero que tenía. Cogí una manzana reluciente ¡y no era de plástico! Increíble pero cierto. Dejé la manzana en su sitio. Era incómodo que me viera así, porque era algo natural y lo más normal del mundo pero no éramos nada y no había esa confianza como para tirarse un pedo delante del otro. Lo que pasa cuando haces las cosas con el orden alterado.
© by Farah.


I DON'T KNOW HOW TO LOVE YOU BUT I WANT TO ♥ ♥

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
79

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Young Sheldon el Lun 20 Mar - 14:05

VI. LET'S DO IT
CASA | MAÑANA | GINTONIC

Quizá, si hubiéramos sido pareja en ese momento, lo normal hubiera sido lanzarme a ella, rodearla con los brazos, reír, llorar... quién sabe. Pero el caso era que aunque estuviera medio dormido, había reaccionado a ella porque, en cualquier caso, era la buena noticia que esperaba. Ya cuando estuviera más espabilado, podría parecerlo más. No me arrepentía y, por tanto, no quería que a ella se lo pareciera porque estaba a tiempo de volver a cambiar de opinión. -Ya bueno, no es que haya dormido mucho- por si no era evidente. Cuando pasó y dejó sus cosas, iba a ponerme unos pantalones por no estar en gayumbos, recordando en mi cabeza la voz de mi madre diciéndome que no se andaba por casa sin al menos unos pantalones. Pero no me dio tiempo a ponérmelos antes de irle detrás cuando ella echó a correr con un destino que fue evidente. Al menos no había sido como el día de la visita al parque de bomberos, donde yo la había cagado estrepitosamente. Hasta bromeó con el asunto de vuelta a la estancia principal, que abandoné un momento para ponerme algo más de ropa, como había sido el plan inicial y que me ayudaría a disimular cómo me ponía su sola presencia.

-¿Pero eso es siempre? Porque vaya putada- supongo que llevar un bebé en el interior tenía muchas cosas buenas, pero vomitar no sería precisamente una de ellas. Pensar que podía pasarles eso durante al menos ocho meses daba hasta escalofríos. -Te quedas a desayunar, ¿no?- no podía soltar la noticia e irse como si fuera el cartero. Yo necesitaba tomarme un café tamaño extra grande así que mientras se preparaba en la cafetera de goteo, fui metiendo pan a tostar. -Tengo algunos zumos. Son buenos, ¿eh? No de eso que es todo artificial- no podía decirse que fuera el más maniático en esos aspectos porque a veces me metía lo más grasiento entre pecho y espalda, pero no era siempre. Abrí la nevera y fui sacando margarina, mermelada en monodosis de fresa, un zumo de cada uno de lso tres sabores que tenía en ese momento y cerré la misma para servir mi café. -¿Has pensado si vas a dejar ese piso en el que vives ahora?- también esperaba un sí, porque no me gustaba nada.
© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
85

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Kalel el Vie 24 Mar - 15:26

VI. Let's do it
CASA DE CALEB  | MAÑANA  | KALEL

Intenté no mirar abajo, porque estaba en calzoncillos y mirarle el paquete sería contraproducente. Por mucho que se estuviera comportando mejor desde que había contado la situación seguía siendo el pervertido que conocí en la discoteca, y por tanto me pediría tema en cero coma 1 segundos. ¿Y era cosa mía o estaba con un empalme mañanero de campeonato? No estaba de humor para eso ahora, y en realidad no sabía si quería volver a hacerlo con él alguna vez. Ahora que íbamos a compartir la responsabilidad de este ser que estaba en crecimiento pelearnos era lo último que quería. Temía muchas cosas, demasiadas. La tensión que sentía se traducía en una cosquilleo incómodo en la mandíbula, como si algo succionase mi piel desde dentro en cada lado de mi cara. La sensación era incómodo y ma hacía querer bostezar, pero fue inmediatamente sustituida por unas arcadas épicas.

Al baño eché a correr como si en ello me fuera la vida. No estaba preparada como la vomitar a medio camino, estrenando así la segunda visita a aquel pisito de soltero tan mono. Qué vergüenza. Caleb vino detrás de mí, no sabía si es que pensaba que necesitaba ayuda o algo así. Ojalá pudiera hacerlo él por mí, pero no. Una vez terminado y lista volví al comedor/cocina y él desapareció ya con pantalones y volvió con una camiseta puesta que no me dejaba ver ese torso bien esculpido por el que muchos matarían. En parte así era más fácil. —¿Siempre? ¡Por dios, ¡no! Me daría algo. Es solo por las mañanas. No sé por qué, pero hay una explicación médica que no conozco. Tengo entendido que es solo al principio del embarazo.—necesitaba más detalles, una guía. Algo a lo que agarrarme para sentirme un poco más segura con todo esto. No tenía amigas o familiares que hubieran dado a luz con las que charlar sobre eso, así que esperaba que la madre de Caleb me diera consejos si se acordaba de cuando lo tuvo a él.

Vale, me quedo.—no quería molestar ni que pensara que tenía que estar cada día en mi casa o al revés pero ahora mismo tenía todo revuelto y me iría bien comer algo para acabar de asentar el estómago vacío. Y lo ofreció él así que ya está.— Pues uno de naranja si es tan bueno. Porque los de brick de naranja no los soporto.—con los de melocotón ya no me quejo tanto, mientras no lleven uva.—una vez dicho... a lo mejor sí que me quejaba más de lo que pensaba. Iba a ayudarle a poner las cosas en la mesa, pero no eran muchas y no sabía dónde las tenía así que me limité a mirarlo hacerlo. De espaldas hasta parecía bueno. Y qué culito. Agarré el zumo que prefería y me lo serví en un vaso. Su pregunta no debería pillarme por sorpresa, y aun así lo hizo. —No quiero molestar… pero sí, quiero mudarme con ellos. Podría ahorrar para cuando nazca. Y si tuviera algún problema ellos estarían cerca.—sonaba tan bien que daba miedo. No lo de que me pasara algo, sino lo de tenerlos. Seguía pensando que era una locura que me abrieran las puertas de su casa cuando no me conocían de nada, pero no iba a quejarme.
© by Farah.


I DON'T KNOW HOW TO LOVE YOU BUT I WANT TO ♥ ♥

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
79

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Young Sheldon el Sáb 25 Mar - 17:55

VI. LET'S DO IT
CASA | MAÑANA | GINTONIC

De verdad que no molaba nada si le esperaban todos esos de vómitos repentinos. Quiero decir que nadie planeaba cuando iba a arrojar todo fuera a menos que se tuviese bulimia, pero sí que cuando uno está de gripe estomacal o similares se encuentra ya mal de por sí. Ella estaba bien y de pronto, zasca, al baño corriendo. De lo malo, en un apartamento como el mío, no era muy difícil llegar y no había obstáculos que sortear. -Aaaaah, o sea que luego para. Guay- no es que fuera la respuesta más extensa del mundo y puede que ni siquiera la que ella esperaba, pero me había salido natural. Porque sí, era una putada y era guay que no fuese algo de cada día, aunque sólo se tratara de algo que parecía suceder en las mañanas. -Es que normalmente son mierdas artificales esos zumos. Bueno, lo de zumos es sólo un decir porque te pones a mirar la composición y es todo conservantes y aditivos. Que oye, a mí puede gustarme zamparme una pizza de vez en cuando, pero es más comida de verdad que todas esas cosas- y anda que menudo discurso, como si fuera la persona más sana del mundo. Aunque tampoco era lo peor en ese aspecto.

Pero al menos me dejó tranquilo pronto. Ya no era sólo por el bebé, su barrio no era para una tía que vivía sola y menos como ella, que se la puede una cargar sobre el hombro como nada. -Bueno, ese es el plan, quitarte alguna preocupación de encima. Aunque es probable que mi madre se ponga pesada con la comida. O no sé, igual contigo es distinto el tema por el embarazo. Yo es que siempre he comido como una lima, como lo bajaba con el deporte y después también follando... bueno, ya sabes, que no paro quieto y eso- y tenía una bocachancla que ya era una leyenda a niveles épicos. -Pero bueno, también mi padre era así. Lo es, vaya, que aunque lo veas así siempre está haciendo algo. Habla poco, eso sí y mi madre ya la has visto, es la mejor pero collejea que da gusto. Supongo que contigo no lo hará- lo hacía con nosotros, que nos lo ganábamos a pulso.
© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
85

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

VI. Let's do it

Mensaje por Kalel el Lun 10 Abr - 15:33

VI. Let's do it
CASA DE CALEB  | MAÑANA  | KALEL

Su “guay” me hizo gracia, por decirlo de alguna forma, porque para él todo se limitaba a verme pasar por ello. Al menos hasta que esto fuera a más y la responsabilidad le salpicase de golpe su papel era tan sencillo como estar ahí. Incluso podría no estarlo. Pero en lo referente a que me apoyase y animase para mudarme con sus padres se notaba que le importaba que las cosas me fueran bien a mí y por tanto al futuro bebé. Hablamos sobre zumos mientras desayunaba con crecientes ganas. —La pizza casera si que está buena.—comenté por decir. Solo la había hecho desde la base de cero un par de veces pero era para recordar. Me pregunté si él, teniendo ese cuerazo, era de los que contaban calorías.

Le dije que planeaba aceptar la increíble oferta que su madre me había hecho. —Sí, que estás todo el día follando.—comenté poniendo los ojos en blanco.— Oye ¿te vas a estar quieto si no tienes condón y eso? Si tengo un hijo tuyo prefería que no tuviese cientos de medio-hermanos por ahí pululando.—dije, porque me salió del alma, mientras me ponía mantequilla en una tostada. Pese a todo no estaba de mal humor ni nada, la perspectiva de vivir con sus padres me hacía hasta ilusión. No los conocía todavía, pero parecían muy buenas personas, muy entrañables y su casa un entorno agradable para pasar unos meses complicados como los que me esperaban. —Tus padres parecen muy amorosos. Estoy deseando vivir con ellos. Y si tu madre no me da collejas mejor que mejor…—sobre lo de la comida si no era agobiante me parecía genial que intentase aconsejarme sobre alimentación para embarazadas y demás. Miré al pelirrojo a los ojos como si fuera a escanear sus sentimientos. —¿Crees que podría mudarme con ellos en esta semana? Si estoy en la casa el primer día tendré que pagar todo el mes. Si es muy pronto no pasa nada.—me apresuré en añadir.
© by Farah.


Última edición por Kalel el Dom 23 Abr - 13:10, editado 1 vez


I DON'T KNOW HOW TO LOVE YOU BUT I WANT TO ♥ ♥

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
79

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Young Sheldon el Sáb 15 Abr - 20:03

VI. LET'S DO IT
CASA | MAÑANA | GINTONIC

Evidentemente, no había tenido una forma más... educada de soltar aquello y es que aunque ella a duras penas me conocía, ya debía saber que era un boca chancla de cuidado. No lo hacía a mala idea, joder, me salía así y es que luego pod´ppia arrepentirme. En esa ocasión, sin embargo, no tanto como cuando me pilló hablando de su jefa con un compañero, como quien hablaba del tiempo. y es que el sexo era cosa de casi todos los días y junto con el trabajo, parecía ser el gran eje de mi vida. Pero es que lo tomaba como otro hobbie cualquiera, si bien no había tocado a una tía desde la noticia del embarazo de Leah, a la que antes llamaba Lucy por error. Al menos no se había puesto como una loca cuando me dio por decir aquello, sino que lo tomó como algo más natural y qué coño, hasta me había gustado que lo hiciera así. -Qué exagerada, sólo serían unas cuantas decenas- pero no, aquél no era un asunto con el que bromear y bastó que nuestras miradas se cruzasen para darme cuenta de ello. -Sólo era una coña, no quiero más bebés sorpresa- que no quería decir más bebés porque va, en el futuro molaría tener otro mini Caleb, ¿no? Yo había echado de menos tener hermanos con los que pelearme pero también compartir cosas.

-Mi madre sólo nos da collejas a mi padre y a mí- aseguré, abriendo bastante los ojos y alzando las cejas, como si verdaderamente dolieran y mi vieja asustase. Pero no lo hacía porque era la mejor de las madres aunque, joder sí, dolían. Su proposición, por otro lado, no me pilló de sorpresa porque todo aquello había sido idea nuestra. -Lo entiendo. Sí, no habría problema. ¿Tienes muchas cosas? Hace años que en mi casa tenemos furgo adaptada para mi padre, así que si la conduzco yo, tenemos todo el espacio de atrás para tus cosas- no creo que necesitara mucho espacio más, ¿no? -Aunque si es mucho puedo conseguir otra más grande, pero sería para el fin de semana, ¿te da tiempo? Si no guardamos cajas aquí, no es muy grande pero por unos días...- pensé en el desorden que eso supondría, pero sería por una buena causa.
© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
85

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

VI. Let's do it

Mensaje por Kalel el Dom 23 Abr - 14:49

VI. Let's do it
CASA DE CALEB  | MAÑANA  | KALEL

Tal cual se lo solté, volvió como si de un boomerang se tratase. Y es que el pelirrojo tenía la habilidad de no callarse ni una y de soltar despropósitos como quien se cambia de calzoncillos. Entrecerré los ojos y clavé en él una mirada de advertencia cuando bromeó con que los hermanos perdidos del bebé que yo tendría solo serían “unas cuantas docenas”. ¡No es no! Nada de multifamilia disfuncional. Llegaría el día en que él encontrase una pareja (posiblemente) y con esa tuviera algún hijo… pero no quería que mi historia se repitiese. Porque además con una sola vez (o más bien una noche y varias veces) había bastado para hacer diana y algo me decía que yo no era la única fértil. Quería que mi hijo o hija tuviera la máxima atención de sus “yayos”, de los padres de él. Porque no tendría abuelos por mi parte, y era algo que no podría compensar por mucho que me esforzase. —Así me gusta.—repliqué al oírle corregirse, y antes de darle un gran bocado a la tostada.

Me reí cuando él puso cara de susto al hablar de las collejas que recibía por parte de su santa madre. —Y más debería darte.—murmuré casi para mí. Le conté lo que me preocupaba sobre el piso que ahora tenía en alquiler. Había dudado un poco pero ahorrarme ese dinero sería lo mejor dados los gastos que estaban por llegar. No iban a ser pocos y era mejor superar mis cosas y hacer lo correcto. Tendría que ser sincera con todos ellos. —Muchas gracias. Había pensado meterlo todo en mi coche y hacer varios viajes… con la furgoneta que tenéis para tu padre estará bien porque no tengo muchas cosas, los muebles son casi todos del piso.—le expliqué, sorprendida por su buena disposición para ayudarme con la mudanza. Incluso se ofrecía a meter en su minipiso las cosas. Aunque no sería necesario al final apreciaba el gesto.

Me terminé la tostada y el zumo. — Muchas gracias por todo.—dije sinceramente.—¿Puedes avisar a tus padres entonces? El día que ellos quieran de esta semana podemos llevar allí las cosas.—me estaba poniendo un poco nerviosa pensar en el poco tiempo que tendría para empaquetarlo todo. ¿De dónde sacaba la gente las cajas de cartón? ¿Eso se vendía en alguna parte? No tenía ni idea. Era de locos lo rápido que iban las cosas, pero así como decía ser si quería ahorrarme un mes más de alquiler no tan barato como querría. Era dinero que necesitaría más adelante... cuando Guisante fuera más que eso. Aunque no llamaría al casero hasta que el demonio pelirrojo me confirmase que sus padres estaban de acuerdo.
© by Farah.


I DON'T KNOW HOW TO LOVE YOU BUT I WANT TO ♥ ♥

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
79

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Young Sheldon el Lun 1 Mayo - 19:53

VI. LET'S DO IT
CASA | MAÑANA | GINTONIC

No podía negar que una expresión como aquél "así me gusta" suyo no me hubiera puesto más cachondo. Joder, yo intentaba comportarme y todo eso porque ya tenía bastante con las collejas de mi madre, no me hacían falta las suyas también. Pero la pelirroja me ponía con sólo pestañear, así que más todavía si le daba por decir cosas como aquellas. Por suerte, estaba vestido y sentado, lo que me hacía más fácil la labor de disimular si aquello iba a más. Leah no se daba cuenta o, al menos, eso parecía. Y casi mejor, porque a había momentos que sólo pensaba en ponerla contra la pared y hacerle gemelos. Lo que era una locura y no sólo porque eso era biológicamente imposible.¿No? -Oye, que no soy tan malo- entrecerré los ojos al mirarla, aunque ella era de esas personas que tuviera motivos suficientes como para afirmar aquello. -Ya me da bastantes- aunque las mereciera, no hacía falta animarla a darme más. -Es que con el coche sólo podemos echar la vida entera para una mudanza que no debería ser tan larga- no la estaba tachando de tener pocas cosas o algo así, pero una sola persona no podía tener tantas cosas si es que vivía de alquiler.

-Te he preñado. Es lo mínimo- la expresión no era la más fina o políticamente correcta que podría haber usado, pero en mi gesto se notaba que no era algo que usara con desdén. Joder, quería tener ese bebé y que naciera sano, pero también ofrecer lo que pudiera para que ella lo llevara bien lo mejor posible porque si bien aquello había sido cosa de dos, no podía evitar sentirme culpable. Al menos era ella la embarazada y no cualquiera de las guarras que a veces terminaban en mi cama o yo en la suya. ¿Qué? La mayoría eran así y no se molestaban ni en disimularlo, como para que los demás no pudiéramos pensar al respecto de su modo de vida. No me consideraba mejor porque yo tenía también esa tendencia a dejarme llevar por lo que pensara mi entrepierna. -Hablaré con ellos y nos pondremos de acuerdo, además yo tengo un buen turno esta semana en el curro y no nos será difícil. Te aviso en cuanto lo sepa, pero tú ve guardando las cosas. Si necesitas cajas te conseguiré algunas- mi madre siempre sabía de dónde sacar ese tipo de cosas que todos necesitamos en algún momento puntual de nuestras vidas. -Vamos, te llevo a casa- no iba a abrirle la puerta, darle una palmada en el culo y que se buscara la vida. Aunque la palmada en el culo me apetecía mucho.
© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
85

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

VI. Let's do it

Mensaje por Kalel el Vie 5 Mayo - 14:15

VI. Let's do it
CASA DE CALEB  | MAÑANA  | KALEL

Su reacción… bueno, mucho más de lo que esperaba. Ibamos a hacerlo, y sus padres estaban en el pack incluidos de una forma mucho más cercana de lo que nadie podría haber imaginado en una situación como esta pues no se trataba de dos adolescente que iban a tener un hijo a los que por tanto alguno de los padres o tutores les tocaría parte del marrón. No era solo que los padres de Caleb quisieran ser abuelos, sino que me habían ofrecido un lugar en su casa. Una habitación y un hogar, a fin de cuentas. Algo que ya imaginaba que sería su casa por lo poco de lo que había sido testigo.

No pude evitar reírme por su forma de entrecerrar los ojos y mirarme como si fuera a darme un bocado. Me recordó a una serpiente, pero una de dibujos animados. —No he dicho que lo seas.—porque no parecía mala gente, pero que las callejas de su santa madre le iban bien no se ponía en duda. Se ofreció a ayudarme con la mudanza y le di las gracias dijo algo que sonaba a frase humorística, pero que no dejaba de tener razón. “Te he preñado. Es lo mínimo”. Ayudarme en lo que necesitase era ahora lo que se esperaba de él y que así continuara siendo en los meses que se avecinaban, porque me decía a mí misma que podría sola son esto en caso de que me tocase… y puede que fuera cierto. Pero no quería eso. No quería sobrevivir, ser esa persona dura y magullada que le diese a su hijo lo que creía que debía, cosas materiales, estando ya demasiado tocada como para darle al niño que que realmente necesita: amor. No quería repetir la historia de la que había sido mi infancia. Preocuparme y obsesionarme con ello era inevitable, y solo esperaba que esos miedos no explotasen de forma que hiciera daño a los demás.

Vamos.—murmuré cogiendo de nuevo mis cosas, pero sorprendido porque insistiera en llevarme a casa. Si podía ser atento y todo. Pensé que si aplicaba esas cosas a su paternidad y era constante quizás esto podría marchar y algún día hasta ser padre de familia. No de la nuestra, sino de alguna otra que formase en la que mi hijo o hija sería una pieza. Bajamos a la calle y me acerqué hacia su coche que no estaba lejos. Ahora ya sabía cuál era. — Oye, necesitas un ambientador a pino.—lo piqué señalando una pequeña mancha. En realidad olía bien y todo. Me desaté el cinturón y me quedé un segundo mirándolo sin saber si debía despedirme de alguna forma. ¿Darle una palmada en el hombro, chocarle la manita? Era ridículo lo que teníamos en el horno sin conocernos. — Llámame cuando hables con ellos ¿vale? Irá empaquetando.
Y con eso y un hasta luego salía del coche y subía a mi piso. Miré las paredes extrañándome por todo lo que allí había. Curiosamente, y sin venir a cuento, me acordé de los ojos del pelirrojo al ver un jarrón del mismo color. Fue lo primero que metí en una caja. Luego me tocó sacarlo porque me di cuenta de que abajo se rompería, y no quería eso.
© by Farah.


I DON'T KNOW HOW TO LOVE YOU BUT I WANT TO ♥ ♥

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
79

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Young Sheldon el Mar 16 Mayo - 13:00

VII. Welcome to your new life
CASA | MAÑANA | GINTONIC

En los pocos días que separaron la última vez que había visto a la pecosa, entre mi madre y yo hicimos bastantes adelantos. Aunque la nostalgia a veces me había tocado, nos vimos haciendo de aquella habitación un lugar en el que pudiera estar bien. Además era grande como para meter la cuna y, si ella quería, llegaría a utilizarse la misma que había sido mía porque, a pesar de mi inquietud, se había guardado en un estado casi nuevo. Quizá fuera porque pasaba más tiempo fuera en cuanto aprendí a cómo salir de ella. Según mi madre, yo era como era desde que había nacido, llorando a grito pelado a la mínima. Aunque nunca por hacerme daño realmente, ya que también parecía ser que era bastante duro. U orgulloso, según cómo se mirara la situación. En cualquier caso quitamos todas las cosas que hacían que aquella habitación pareciera la de un chaval de instituto, quitando incluso mis posters de Halle Berry y Sofía Vergara que tanto disgusto parecían causarle siempre a mi buena madre. También cambiamos las sábanas, aunque no pusimos colcha porque ella consideró que debía ser algo que eligiese la propia Leah, lo mismo sucedía con las cortinas, el color de la pared o la posible alfombra que quisiera tener. No sé si pretendía que fueran juntas a comprar ese tipo de cosas pero yo, por lo pronto, tenía que irme a buscarla.

Con la furgoneta me dirigí a buscarla a su barrio, uno que para suerte dejaría atrás y no volvería. Dublín estaba bien, pero había barrios como aquél que mejor evitar en la medida de lo posible. Para hacer la gracia, hasta le había puesto un ambientador de pino al vehículo, si bien ella lo había señalado en referencia a mi coche. Era como una broma entre los dos, aunque malo sería si no lo pillase. Conduje con cierta clama porque iba bien de tiempo y, para no variar, cuando llegué me encontré el portal abierto. Tras poner los ojos en blanco y aparcar, no sin cierta desconfianza, subí los pisos que me separaban del de ella y piqué dos veces, otra de mis señas de identidad para cuando llamaba a alguien a la puerta. -Servicio de habitaciones- le dije a la madera desconchada de la puerta cuando sentí los pasos acercándose a la misma.
© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
85

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

VII. WELCOME TO YOUR NEW LIFE

Mensaje por Kalel el Jue 18 Mayo - 17:27

VII. WELCOME TO YOUR NEW LIFE
CASA  | MAÑANA  | KALEL
Un par de paseos por las tiendas del barrio para pedir cajas, comprar mucho celo y uno de esos rotuladores negros de punta bien gruesa me prepararon en la medida de lo posible para afrontar aquella reforma que solo un mes antes me habría parecido impensable. Armé las cajas y etiqueté lo que iba metiendo en cada una de manera que resultase menos caótico. Los recuerdos de mi familia no eran muchos pero mientras iba guardando toda una vida la nostalgia me pilló por sorpresa y con la guardia baja y me vi abriendo un par de álbumes de fotografías. No eran muchas, y no tan idílicas como deberían en la mayor parte de los casos, pero me hicieron sentir más cosas de lo habitual. Esa mezcla explosiva entre la pena, la rabia, la añoranza por los pocos momentos bonitos y el deseo que jamás sería saciado de que hubieran sido más los de ese tipo. Dicen que le pasado es una historia que nos contamos a nosotros mismos, pero si eso es cierto también lo es que son otros quienes nos dan los elementos del relato. Y mi caja de componentes difícilmente podía haber escrito otro cuento. Solo espera que algún día mi hijo o hija tuviera una historia mejor que contar.

Metí las cosas de recuerdos en una sola caja, junto a las cartas de las amigas, las invitaciones a bodas y bautizos, los postales navideñas y algún que otro peluche de mi infancia que esperaba desempolvar para “guisante”. Los apuntes de la carrera, mis libros, la decoración y los objetos del hogar que habían sido mi aportación a la casa, que aunque amueblada estaba desangelada al llegar, fueron a parar a otras cajas. La ropa… llegado el momento me deshice de bastantes prendas que por no querer tirar di a la caridad. Pero el embalaje iba acabando y resultaba algo deprimente las pocas cajas que tenía. Los últimos días no compré nada de comida y metí todo en otra caja. Aquellas latas en conserva y todo lo demás formarían parte de mis primeras comidas con los padres de Caleb. Estaba deseando cocinar para ellos, ganarme el lugar allí.

Ya daba vueltas por el piso vacío y deprimente a medida que se acercaba la hora. Pasar por delante de la que había sido mi cama, vacía y sin sábanas porque me las llevaba, era desolador. Abrí la puerta en cuanto sonó, con un cuadro en la mano y el móvil en la otra. —Estaba a punto de llamarte, servil chico del servicio de habitaciones.—alcé las cejas y lo miré a los ojos antes de hacerme a un lado para dejarle sitio. — ¿Cómo lo hacemos?
© by Farah.


Última edición por Kalel el Sáb 20 Mayo - 18:42, editado 1 vez


I DON'T KNOW HOW TO LOVE YOU BUT I WANT TO ♥ ♥

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
79

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Young Sheldon el Sáb 20 Mayo - 18:07

VII. Welcome to your new life
CASA | MAÑANA | GINTONIC

No esperaba encontrármela exultante y que se tirara a mis brazos y aunque no tenía una mala cara, como si hubiese estado vomitando, algo tenía. claro que lo mío no era preguntar y hacer de psicólogo improvisado. Además, era de esas personas que agradaban igualmente a la vista. Y lo que no era la vista aunque, por lo pronto, conseguí mantenerme tranquilo en ese aspecto sin que una tienda de campaña me apareciera en los pantalones. Cosa que, por otro lado, no sería un plan tan descabellado. -Llámame como quieras- respondí con una evidente sonrisa lobuna en los labios, a punto de explicar muy cortesmente lo mucho que me gustaba cuando decían mi nombre en pleno sexo. No hacía falta hacerlo a gritos, con un susurro bastaba. Pero supongo que no era la ocasión, pese a que con su pregunta ya nos había imaginado en mil posturas distintas en cuestión de segundos. Y supongo que la forma en que la miraba a ella me delataba por completo, pero no creo que fuera a asustarse. -¿Ya lo tienes todo empaquetado?- pregunté mientras me adentraba en el piso, mirando a mi alrededor.

-No tiene misterio, aparqué justo delante. Vamos bajando cajas, las que más pesen primero y lo más ligero después, porque si hay que apilar algo no se rompe- no era un experto en mudanzas y cuando me fui de casa, lo hice llevándome poco más que la ropa y la Xbox, pero eran cosas que caían de cajón y ya que tenía que irse de allí para quedarse con mis padres, mejor si no se le rompía nada que pudiera ser importante.Me puse a echar un vistazo a las cajas para ver cuales podría ir bajando por mi cuenta y di con una que me hizo abrir los ojos como platos y raro fue que no me hubiera pùesto cachondo. -No recordaba que tuvieras tan buen gusto con las bragas- entre mis manos, estirándolas con los dedos, había unas de esas que tanto me gustaban. Y una cosa era segura además de ese dato y era el hecho de que los tangas no me hacían mayor ilusión, pero sí aquél tipo, ni muy grandes ni muy pequeñas. -Vale, vale, las dejo en su sitio- aunque habría metido la cabeza en la caja, para qué negarlo.
© by Farah.
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
85

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

VII. WELCOME TO YOUR NEW LIFE

Mensaje por Kalel el Sáb 20 Mayo - 18:59

VII. WELCOME TO YOUR NEW LIFE
CASA  | MAÑANA  | KALEL
Estaba claro que este tío tenía ganas de hacerlo en casi todo momento, lo cual seguí desconocertándome porque una vez politizada una flor, las abejas suelen pasar a la siguiente y digamos que la mía ya la había visto y sus consecuencias había tenido. Pero no, Caleb estaba como si tal cosa. Seguía mirándome con esos ojos curiosos y hambrientos y las frasecitas sugerentes seguían sucediéndose. Alcé una ceja por toda respuesta. Primero lo que que lo llamase como quisiera con ese tono tan sexual, y luego la reacción no verbal a mi pregunta de cómo debíamos hacerlo. —La mudanza.—repliqué muy despacio, a ver si se centraba. Asentí cuando preguntó si lo tenía ya todo empaquetado.

Sí, mejor bajar lo grande primero. Además de para que no se rompa, así no se lo llevan.—no era un barrio donde fuera una buena idea que uno dejase sus cosas por ahí sin vigilancia. Justamente al venir a este piso me había desaparecido una maleta. Quizás para otra persona no tenía demasiada importancia porque dentro de lo malo “solo” era ropa, pero entre los conjuntos había perdido mis pantalones favoritos. Además de que el dinero no me sobraba precisamente.  Estaba pensativa y recordé que me falta cerrar un par de cajas justo cuando le vi mirando justamente a la de la ropa interior con los ojos desencajados. Me acerqué y agarré el celo para cerrar la caja lo antes posible. Lo fulminé con la mirada al escucharle. — Dudo que recuerdes ni las bragas ni la mayoría de esa noche.—golpeé su mano sin miramientos al ver que encima abría y exponía bien una de mis bragas para mirarla mejor. El manotazo sirvió para hacerle soltarla. En cuanto sacó la mano de la caja me afané en cerrarla con varias capas de celo. Y mientras él iba sacando algunas cajas para fuera cerré la otra, anoté lo que había dentro y moví todas las que pude hasta la puerta. Cuando llegó tenía una grande en las manos y caminé con ella hasta el ascensor, dejándola al lado para aprovechar bien el viaje. Se podría a quejar de que no debía levantar peso o no, no lo sabía, pero nadie había hecho demasiado por mí desde que tenía uso de razón y estar embarazada no tenía por qué cambiar eso. Los padres de Caleb ya estaban a punto de hacer mucho.
© by Farah.


I DON'T KNOW HOW TO LOVE YOU BUT I WANT TO ♥ ♥

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
79

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Set fire to the rain

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.