Últimos temas
Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

Lip smoke

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Lip smoke

Mensaje por Zoldyck el Mar 22 Nov - 19:23

Recuerdo del primer mensaje :

Lip smoke
crackship • 1x1 • realista • manga • romance
setsuna iwato .•
16, Lim Bora, by Amidamaru.
Tokyo, Japón.

Setsuna Iwato es una joven estudiante de dieciséis años que no está interesada en los chicos. El pasado año un chico de su clase le pidió ser su pareja y ella aceptó porque realmente le gustaba, sin embargo, no esperaba que aquel chico fuera así. Le instaba a besarle, a hacer otro tipo de cosas, y cuando ella no quería hacerlo él se enfadaba y se marchaba, hasta que la dejó. Por eso, Setsuna siempre ha pensado que los hombres sólo tienen cosas eróticas en sus cabezas, y eso la disgusta de sobre manera. Para despejar su cabeza, comenzará a trabajar en una editorial de novelas y un día, la mandan a entregar unos documentos a un novelista extranjero; Alexander McKingston. Ella sintió curiosidad por el hombre, pero nunca esperaría que él le ofreciera un trabajo adicional: ser su fuente de inspiración en determinadas situaciones. Siendo extranjero, quería saber cómo eran las relaciones japonesas, sus costumbres y todo ese mundo. Aunque ella aceptó de primera mano, no fue sino después cuando se enteró de que ese hombre escribía novelas eróticas. ¡Se había ido a encontrar con el más pervertido de los hombres! Sin embargo, ya había aceptado ayudarle y él prometió no ponerle una mano encima, así que continuó, con la idea de denunciarle cuando, finalmente, la atacara. Porque claramente iba a hacerlo. Pero Alexander nunca lo hizo y poco a poco, se fueron conociendo un poco más, y ella se enamoró de él. Pero el extranjero parecía tratarla como una hija. ¿Cómo iba a conseguir Setsuna que se fijara en ella?.
Alexander McKingston .•
32, Sam Claflin, by T.I.B.


   




friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2163

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Lip smoke

Mensaje por Tardis_In_Blue el Vie 31 Mar - 0:02

Lip Smoke: 02
"Los uniformes pueden ser peligrosos"


Aquella pregunta había tardado en llegar. Alexander había esperado desde hacía rato que llegase y ahora que estaba ahí no sabía muy bien como responderla sin que en su cabeza se formase la imagen de Setsuna huyendo despavorida. Sonrió, echándose ligeramente hacia atrás y repasando la taza de chocolate con los labios. -Creía que estaba claro...- le dedicó una sonrisa picarona, esa sonrisa que otorgaba a las chicas con las que esperaba pasar una buena velada nocturna. Así que la borró rápidamente cuando se percató de ella. Setsuna no era uno de sus ligues que fuera a despertarse enredada entre las sábanas. Era una alumna que estaba haciendo unas prácticas con él y que le ayudaba a recuperar la inspiración.

-Llevo unos siete años escribiendo novela erótica... Y ahora me encuentro en un bloqueo mental.. No sé si es que se me han acabado las ideas o es que ya no se cautivar al público...- desvió la mirada, algo avergonzado. A decir verdad esperaba que ella ya supiera qué género escribía, pero no. No lo sabía y ahora se encontraba en esa embarazosa situación. -Quizá sea hora de cambiar de género... He pensado en pasar a la literatura romántica, sencillamente. La gente normalmente lo hace al revés, comienza con el género pasteloso y luego se pasa a la literatura erótica. Yo empecé al revés... Quizá porque no había romanticismo en mi vida, sino... - puso los ojos en blanco unos segundos y se terminó el chocolate, relamiendose los labios. -Sé que es una situación incómoda para ti, pero realmente te pido disculpas por no habertelo contado antes. Necesito inspirarme con algo, Setsuna... No quiero que mi carrera como escritor termine aquí..- aquel ruego fue sincero y se lo pidió desde el corazón.

La conversación pareció terminar ahí, ya que un niño pequeño corriendo chocó contra un grupo de estudiantes, haciendo que el zumo que se estaba tomando se derramase por la camisa de Setsuna. El líquido se desparramó por la camisa del uniforme, creando una mancha que se deslizaba por su pecho. Segundos más tarde la madre llegó corriendo, farfullando una disculpa apenas audible. Pero Alexander no prestaba atención a eso, sino a las risitas masculinas de fondo que se escuchaban. Y sabía porqué. La camisa de la chica comenzaba a transparentarse, así que se levantó a prisa y le pasó la chaqueta que portaba sobre los hombros. Era varias tallas más grandes pero serviría para cubrir la mancha y evitar miradas ajenas. -Será mejor que no te lo saques... No me muevas, voy a comprarte una camisa, vuelvo enseguida...-


Con Setsuna en Japón.
mozart






Robin and Claire <3:



Water and Oil - ♥ Corvëlia ♥:


The Prince & The Inventor's Tale:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
570

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lip smoke

Mensaje por Zoldyck el Vie 31 Mar - 0:47

Lip Smoke: 02
"Sigue siendo un hombre extraño"
No lo estaba.— Susurró, casi para sí misma, sintiéndose tonta. ¿De verdad era tan evidente? ¿Cuando debería de haberse dado cuenta de ello? Setsuna intentó calmarse tomando un largo trago de su te que, aunque había intentado engriar, seguía quemando, pero no le importó quemarse ligeramente la garganta, necesitaba algo con lo que despejarse y eso era lo más cercano que tenía. La japonesa escuchó con atención las explicaciones del escritor, y pensó que siete años era mucho tiempo para estar siempre escribiendo lo mismo, ¿cuanta imaginación podría tener ese hombre para no caer en la rutina en sus novelas? Debía de ser un hombre experto en ese campo si es que había escrito tanto. O al menos eso es lo que pasaba por la mente de una adolescente de una cultura distinta a la suya. Si que sabe cautivar a alguien, pensó para sí misma, recordando como minutos antes había sabido despertar algo en ella con simples palabras, haciendo que las imágenes de todo aquello se instalaran en su cabeza de manera espontánea.

¿Cree que es tan fácil cambiar de género?— Preguntó, sin querer desanimarlo pero pensando inmediatamente que era lo que había hecho. Frunció ligeramente el ceño. Era mucho tiempo escribiendo lo mismo, y por lo que había dicho, si no había tenido romanticismo en su vida, ¿cómo podía escribir de ello? No puedes definir algo que no has sentido. Y eso Setsuna lo sabía muy bien, puesto que tampoco había experimentado algo como el amor en su vida. Su juventud era un motivo racional para esa carencia, pero se sentía frustrada por no poder escribir sobre eso. ¿Se sentiría Alexander de la misma manera que ella?

No se terminará aquí, estoy segura.— Comentó, intentando impregnar su mirada de seguridad y confianza, de fe hacia él. Ya fuera en género erótico o cambiando a uno romántico, estaba segura de que el escritor seguiría adelante, y si podía darle algún tipo de inspiración o apoyo, quería hacerlo. Aunque fuera un pervertido era un buen escritor, con sus motivaciones y sus deseos por llegar a sus lectores. Setsuna valoraba eso. Estaba tan metida en la conversación que apenas se dio cuenta de los griterios de un niño que se acercaba y de pronto se vio empapada con un líquido pegajoso que por el olor, determinó que era zumo.

Su rostro cambió a uno sorprendido porque no entendía el rápido cambio de los acontecimientos y aunque eso le había molestado, actuó como una persona educada ante la madre del pequeño, que le pedía disculpas. Setsuna se sentía mojada y es que probablemente el zumo había calado más de lo necesario. Antes de que pudiera siquiera quejarse, sintió como algo cálido caía sobre sus hombros y se miró perpleja, viendo como la chaqueta del escritor reposaba sobre sus hombres, tapándola en gran medida puesto que la talla era demasiado grande para ella. El escritor mencionó algo sobre ir a comprarle una camisa nueva y se marchó rápido, lo que hizo que Setsuna se preguntará un por qué.

Al observar su camisa, lo entendió; el líquido había hecho que el material se transparentaba, mostrando su ropa interior y las delicadas líneas de sus senos, que siempre había considerado de mayor tamaño que el de resto de chicas de su edad. En seguida se cubrió con la chaqueta que él le había dado. ¿Se habría fijado él en el cuerpo que se transparentaba? ¿Y por qué se preocupaba por eso? En vez de quedarse observando ese detalle, la había protegido de miradas indiscretas y eso hizo que su corazón diera un ligero vuelco, mirándolo de otra manera por un momento. Lo esperó, como él le había pedido, sin saber muy bien que decirle cuando volviera.
Con Alexander en Japón.
mozart







friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2163

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lip smoke

Mensaje por Tardis_In_Blue el Mar 4 Abr - 13:28

Lip Smoke: 02
"Los uniformes pueden ser peligrosos"
El escritor se apresuró en buscar una tienda de ropa cercana a la cafetería. El problema es que estaba tan centrado en donde buscarla que se olvidó del camino por donde se había movido. Pero en aquel momento no le daba muchas vueltas.
Entró en una tienda de ropa femenina que parecía tener aspecto juvenil y dejó que una joven le aconsejara sobre qué llevarse. Agarró varias camisas de suaves colores y buscó la talla correcta de Setsuna. No era dificil en realidad, había observado de reojo su fino cuerpo. Sin embargo, llevaba encima un jersey de Instituto que parecía ser un par de tallas más grande. Pero sabía que no se iba a equivocar, así que cogió una camisa blanca sencilla y otra color salmón apagado, un tono suave. Pagó en efectivo por ambas y tras doblarlas adecuadamente en la bolsa volvió a la cafetería, aunque le costó más de lo que esperaba, pues se perdió por un par de callejuelas. Sin embargo siguió la masa de alumnos hasta por fin divisar el rostro conocido.

-Disculpa, me he perdido intentando volver..- le dedicó una sonrisa a la joven y evitó que sus ojos fueran a parar a la transparencia de la camisa, la cual dejaba ver con bastante claridad la curvatura de sus senos. -Será mejor que vayas a cambiarte... Seguro que puedes usar los baños de la cafetería.. -señaló el local donde habían pedido y  mientras tanto se sentó de nuevo a la mesa. Por desgracia, por mucho que no tratase de pensar en eso, su mente jugaba malas pasadas y más cuando se dedicaba precisamente a escribir eso.
Sonrió de medio lado y sacó un pequeño cuaderno que siempre le acompañaba junto con un bolígrafo del bolsillo. Extrañamente la inspiración venía en los momentos menos esperados, y aquel era un momento extrañamente inesperado. Se inclinó sobre el cuaderno y dejó que la tinta del bolígrafo resbalase, transcribiendo sus pensamientos más íntimos en ese momento.

"Sus dedos se deslizaban por los botones de la camisa hasta que ésta cayó al suelo. El espejo del baño devolvía la imagen de una joven de piel suave, mejillas sonrosadas y generosos senos que se escondían tímidamente tras un sujetador de encaje.

La boca del joven ascendía por su vientre, saboreando aquella sedosa textura en la que se convertía su piel erizada. Sus manos alzaron por su cuerpo, abarcando sus costados hasta que se colaron por debajo del sujetador... Su cuerpo se estremeció cuando los dedos de R. pasaron con delicadeza por encima de sus tiernos pezones, arrancando un gemido de los labios de la chica..."


Pese a que estaba acostumbrado a escribir ese tipo de cosas y otras muchas sin duda más subidas de tono, Alexander tuvo que parar. Su mente comenzaba a jugarle malas pasadas, pues donde siempre había un rostro borroso en su mente, ahora se encontraba el de Setsuna, con esos carnosos labios y aquellos ojos rasgados, rebosantes del brillo del placer.


Con Setsuna en Japón.
mozart






Robin and Claire <3:



Water and Oil - ♥ Corvëlia ♥:


The Prince & The Inventor's Tale:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
570

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lip smoke

Mensaje por Zoldyck el Mar 4 Abr - 14:16

Lip Smoke: 02
"Sigue siendo un hombre extraño"
A Setsuna le hubiera gustado pedirle que no gastara dinero en algo como una camisa nueva, después de todo podía marcharse a casa y cambiarse, aunque eso signifcaría dar por terminada aquella especie de cita, cosa con la que no sabía si estaría de acuerdo el escritor. La joven esperó, tomándose su té y comiendo el trozo de pastel que había pedido, observando como la silla en frente de ella seguía vacía. Se miró a sí misma, mojada y con una chaqueta tres tallas más grande que ella, estaba ridícula pero se sentía cálida y el aroma del hombre se filtraba por su nariz a través de esa chaqueta. Siempre con ese toque a tabaco que tanto lo identificaba. Setsuna sintió como si se perdiera completamente en sus pensamientos, hasta el punto de no saber cuanto tiempo había pasado entre un punto y otro. Cuando vio aparecer a Alexander de nuevo, sus ojos se enfocaron en él, viendo la realidad de nuevo. — No tiene que disculparse, en primer lugar no tendría que haberse gastado nada por mi..— Susurró, mirando como le tendía aquella bolsa y le aconsejaba que se cambiase en el baño. Setsuna frunció ligeramente sus labios, levantándose de su asiento con la bolsa en la mano, después hizo una pequeña inclinación de su cabeza frente al hombre, como modo educado y honorifico de pedir las cosas.

Por favor, me gustaría que descontase el dinero de esta ropa del salario que pensaba darme.— Le pidió formalmente, porque no se sentiría bien recibiendo regalos por parte de un extraño, mucho menos si consideraba que era su jefe. Sin darle apenas tiempo a devolverle una respuesta, la japonesa se internó de nuevo en el local, en busca de los baños y se cambió. Sus dedos desabotonaban la camisa mojada con cuidado; sus dedos estaban fríos hacia que su propia piel se erizase. Setsuna miró su imagen en el espejo, con el sujetador de encaje que llevaba decorando su pecho, su piel blanca y lisa destacando en la oscuridad del lugar, su cabello cayendo suave sobre sus hombros y su piel.. ¿era eso realmente lo que buscaba aquel escritor? ¿En lo que se interesaba? Setsuna no podía negar lo que había sentido con sus palabras y que, en cierta manera, se sentía bien ser observada, ser considerada como alguien atractivo. Aunque detestaba eso.

Ella dobló con cuidado la camisa y la colocó sobre el lavabo, probándose después una de las dos camisas que Alexander había comprado para ella. ¿Por qué dos? ¿Quizás no se había dado cuenta al cogerlas con prisa? De todas maneras, la japonesa se probó la camisa blanca, que calzaba perfectamente de talla con su cuerpo y su pecho. No pudo evitar preguntarse cómo es que había acertado de tal manera. Después, metió la camisa y el jersey manchados en la bolsa, con cuidado de no manchar la segunda camisa, y regresó a la mesa junto al escritor.

Me sorprende que haya acertado tan bien con mi talla.— Confesó ella, una vez se sentó a su lado.— Debería devolver la otra camisa, ésta está bien.— Le dijo, sin querer repetirse diciendo que no había hecho falta. No quería ser molesta para aquel hombre, aunque lo acababa de ser.— Gracias por preocuparse por mi.— Susurró ella, mirándolo por un momento y perdiendo su mirada después en la gente que pasaba por la calle. Dejó unos momentos en los que se quedó pensativa, rememorando toda aquella tarde con cierto aire ausente.— ¿Deberíamos de marcharnos ya?— Preguntó, no mostrando la intención de querer marcharse, sino queriendo saber que otras opciones tenía el escritor o si, debido a ese contratiempo, habían perdido demasiado tiempo y quería regresar ya a su casa.
Con Alexander en Japón.
mozart







friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2163

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lip smoke

Mensaje por Tardis_In_Blue el Mar 4 Abr - 16:27

Lip Smoke: 02
"Los uniformes pueden ser peligrosos"
Lo mejor en aquel momento fue dejar de escribir. Su mente le estaba jugando una muy mala pasada y no era el lugar ni el momento para que su desbaratada mente pervertida fuera quien controlase la situación en ese momento. Guardó el cuaderno a prisa en el pantalón y se giró justo a tiempo para ver llegar a la chica con la nueva camisa. Le dedicó una suave sonrisa cuando se sentó de nuevo en la silla frente a él. Negó con la cabeza cuando le dijo de devolver la otra camisa.
-Por favor, quédatela. Es un obsequio.... Estás haciendo un buen trabajo y me gusta tenerte como ayudante... Además te sienta bien... No la devuelvas, por favor...- en cierto modo quería agradecerle aquello a la joven. De seguro que debía ser molesto y aburrido tener que seguir a un viejo verde para inspirarle en sus novelas. Podría hacer mil cosas mejores, como ir al cine, a los recreativos o algo, pero ahí estaba.

-Sí.. creo que será lo mejor...  Creo que por hoy he reunido un buen material... Al menos me ha venido algo de inspiración, lo cual ya es mucho... - palmeó el pantalón del bolsillo, donde la libreta parecía pesar una tonelada por el contenido de aquel obsceno párrafo fruto del deseo momentáneo que había sentido por la joven. Se puso en pie, dando el último sorbo al chocolate que se había enfriado ya. -Pero podemos volver con la calma, si no te importa... - a decir verdad quería conocer más a esa chica. Era agradable y parecía una joven de lo más madura y responsable, para la corta edad que tenía. -Me pareces una buena chica. La mayoría de las chicas de hoy en día no sabe ser agradecida... pero tu no eres esa clase de persona. O al menos no me lo pareces... - echó a caminar por la calle, de vuelta a la estación de metro de la que salió. Sin embargo caminaba mucho más lentamente que a la ida. Le gustaba la sensación de calma y tranquilidad que aquella chica derrochaba. Nada que ver con las actuales. Por desgracia (o para bien) había tenido bastante contacto con las japonesas adolescentes. Sabía como actuaban algunas y sabía lo que estaban dispuestas a hacer por unos Yenes... Pero quizá aquella extraña actitud formaba parte de la cultura, quien sabe. Siempre había creído que eran unas recatadas vergonzosas pero a decir verdad eran todo lo contrario. Por un momento se preguntó si Setsuna sería esa clase de chicas que por fuera es de una manera y por dentro de otra.

De repente alguien se acercó a ellos, un corro de un par de chicos. Uno de ellos, en particular, se acercó a la joven, pronunciando su nombre. Alexander alzó las cejas pero se apartó ligeramente, sonriendo para sus adentros. Verla de otra guisa también sería bueno. Podría decirle más cosas sobre ella.



Con Setsuna en Japón.
mozart






Robin and Claire <3:



Water and Oil - ♥ Corvëlia ♥:


The Prince & The Inventor's Tale:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
570

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lip smoke

Mensaje por Zoldyck el Mar 4 Abr - 19:42

Lip Smoke: 02
"Sigue siendo un hombre extraño"
Setsuna escuchó atentamente las palabras del escritor y al final, asintió ligeramente.—Está bien..— Se quedaría con aquellas camisas, aunque aún no estaba del todo de acuerdo en que le regalase nada, por muy bien que estuviera haciendo su trabajo. No se sentía bien, sobretodo porque no podía devolvérselo. No se vería bien que ella le regalase algo, ¿no? ¿Que motivo tendría? Al parecer, aquella tarde todo había ido bien para el escritor y su inspiración, así que se alegraba por ello. No tardaron demasiado en dejar la cafetería y andar, lentamente, hacia la estación, de nuevo. Se sentía bien la brisa fresca que mecía sus cabellos, quitando todo rastro de calor que pudiera sentir. El escritor opinaba que era una buena chica. ¿Era realmente así? Bueno, si tenía razón en que no era como otras chicas de su edad. ¿Que había de malo en agradecer correctamente?

Yo.. siento haber pensado mal de usted.— Se sinceró la chica, sin poder dar muchas más explicaciones, puesto que su nombre resonó detrás suya y al girarse, encontró a quien menos quería.— ¿Makoto? — Su voz sonaba extrañada, creía que se había mudado a otro barrio, dejando cualquier cercanía con el instituto o aquella zona.— Lo sabía, eres tu, antes tenías el pelo más corto.— Comentó el chico, lo que hizo que Setsuna tocara levemente la punta de sus cabellos, recordando el tiempo cuando lo tenía más corto. Makoto parecía amable, acompañado de amigos, tal y como siempre le había parecido. Ante la cara de incógnita del escritor, Setsuna lo miró y explicó.

Ibamos a la misma clase hasta el año pasado. Era mi senpai.— Aclaró, aunque daba gracias porque se hubiera marchado, había dejado su rastro para molestarla. Makoto le había pedido salir y ella aceptó, porque realmente pensó que era un chico agradable y amable, pero intentó propasarse con ella. Aunque ella lo evitó de forma delicada, diciéndole que no estaba preparada para ese tipo de cosas aún, descubrió que él la llamaba inútil y esparcía todo tipo de rumores de ella por el instituto. Lo que la aisló más e hizo que descubriera que todos los hombres piensan en lo mismo.— ¿Estás saliendo con un hombre tan mayor? Vaya, con lo estrecha que parecías.— Las palabras de aquel fantasma del pasado impactaban en ella haciéndole daño, quizás demasiado.

No te burles de él, no es como tu.— Dijo ella, con una mirada seria y amenazante. Quizás se equivocaba pero en ese pequeño lapso de tiempo Alexander le había demostrado que no era como los chicos que había conocido, a pesar de que fuera ese tipo de escritor. Sus palabras parecieron molestar a su antiguo compañero que, desesperado, intentó meterse aún más con ella.— Asi que te van los tipos mayores, ¿eh? ¿Estabas jugando conmigo? ¿Ya has besado ese viejo?— Sus sucesivas preguntas la sumergieron en una profunda verguenza porque todo pasara delante de aquel hombre, hasta el punto de hacer que sus ojos se colmaran de lágrimas. Miró por un momento al escritor, pensando que quizás se arrepintiera de aquello, pero quizás era la solución a todo.

Alexander.. lo siento.— Ciertamente era la primera vez que lo llamaba por su nombre de pila, pero creía que era acorde con la actuación. Setsuna subió una de sus manos, totalmente temblorosa y asustada, hasta el rostro del rubio, solo para unir sus labios con los contrarios posteriormente. Si hacia aquello quizás aquellos chicos se callaran por fin, dejando de burlarse de ella y de él. La verdad es que era la primera vez que tomaba ese tipo de iniciativa, la primera vez que besaba a alguien y no le sorprendió nada el sabor que captó: tabaco. Su aroma.
Con Alexander en Japón.
mozart







friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2163

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lip smoke

Mensaje por Tardis_In_Blue el Mar 4 Abr - 20:31

Lip Smoke: 02
"Los uniformes pueden ser peligrosos"
Que Setsuna le pidiera disculpas le pilló completamente desprevenido. No entendía el porqué hasta que ella comentó que era porque había pensado mal de él. -No tienes que disculparte, Setsuna... Cualquiera en tu lugar pensaría mal... Soy un escritor de novelas eróticas... Es evidente que no hay mucho más en mi cabeza... - se encogió de hombros tranquilamente conforme caminaba y le dedicó una leve sonrisa de complicidad. -Es lo más natural, pero te agradezco que no pienses que solo soy un viejo pervertido... Aunque ambos sabemos que en realidad es lo que soy... - dejó escapar una carcajada que se esfumó cuando un grupo de chicos se acercó a Setsuna.

Su japonés era mucho más rápido y más fluido que el que usaba con Setsuna, con quien se tomaba unos ligeros segundos siempre que quería responder algo. Sin embargo ellos hablaban muy rápido, pero eso no le impidiío seguir el hilo de la conversación. Sabía que algo iba mal puesto que Setsuna se había tensado de repente y su gesto no era muy amigable, sino más bien triste de repente.
Se estaban metiendo con ella por haberla encontrado en su compañía. Y era normal, él le sacaba el doble de su edad y podría ser casi su hija (en el caso de que hubiera tenido una en su joven adolescencia). Allí en japón aquello no estaba bien visto. Ni allí ni en ningún lugar en realidad. Por eso supuso que ella debía estar pasando un mal momento. Estaba siendo acribillada a falsas acusaciones.

Alexander frunció el entrecejo, molesto, fulminando con la mirada al tal Makoto. En aquel momento tenía ganas de actuar como un hombre, arrearle un puñetazo en esa mejilla tan andrógina que poseía y estamparlo contra el asfalto. Quizá de ese modo Setsuna dejase de sentir tan mal por ello.

Sin embargo lo que ocurrió en aque momento le dejó sin palabras. Setsuna se giró hacia él, con las lágrimas a punto de desbordarse de sus brillantes y tristes ojos y alargó una mano hacia él, presionandola contra la mejilla y atrayéndole contra sí.
Sus labios se pegaron en un primer momento como dos objetos inertes y fríos pero al cuestión de escasos segundos parecieron amoldarse los unos a los otros, volviendose más cálidos, más suaves.

Extrañamente disfrutó de ese momento como con ningún otro. Apenas unos minutos antes había fantaseado con esa joven. Había imaginado recorrer todo su cuerpo con su lengua y acariciar hasta su rincón más profundo en el interior del baño de una cafetería. Aquella escena mental había despertado un ansia en Alexander que por suerte sabía controlar demasiado bien. Pero en ese momento el dulce aliento de la chica le envolvía, así como las caricias sobre mejilla que le derretían por completo. Sabía que no había nada en ese beso, ningún sentimiento ni nada más que tratar de sacarse de encima a aquellos mocosos. Pero lo disfrutó como nunca. Sonrió contra esos labios y, dispuesto a darle a esos críos el espectáculo de sus vidas, se inclinó más sobre la chica y llevó una mano a su cabello, enredando sus dedos en aquellos largos mechones, evitando que se separase. Si tan solo iban a ser unos segundos de teatro pensaba aprovecharlos al máximo.

-Oye... viejo.... N-No puedes ir en serio... ¿En medio de la calle?- Alexander le dedicó una mirada de odio unos segundos y aprovechó ese momento para hundir su lengua en el interior de su boca, tan solo unos segundos, aprisionándola contra sus labios antes de retirarse y repasar los labios de la joven con su lengua, en un gesto de lo más provocativo, asegurándose de que pudieran verlo bien. "Jaque mate, idiota..."
No podía evitarlo, era un hombre y aquello había resultado una victoria aplastante. Dulce y aplastante.

Todavía tenía el cálido sabor de Setsuna en sus labios cuando se separó de ella, con el corazón ligeramente acelerado en el pecho y un extraño calor en su cuerpo.  


Con Setsuna en Japón.
mozart






Robin and Claire <3:



Water and Oil - ♥ Corvëlia ♥:


The Prince & The Inventor's Tale:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
570

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lip smoke

Mensaje por Zoldyck el Mar 4 Abr - 21:08

Lip Smoke: 02
"Sigue siendo un hombre extraño"
Setsuna no sabía que iba a pensar aquel hombre de ella; después de todo lo que se había quejado sobre los pensamientos de los hombres, era ella la que le robaba aquel beso. No tenía ningún perdón pero la verdad es que necesitaba guardar esas apariencias en esos momentos. Los malos recuerdos se le agolpaban en la mente, sus ojos estaban a punto de desbordarse y no quería que nadie viera aquello. Era una mujer terca, debía de reconocerlo. Siempre había querido parecer fuerte, pero la verdad es que ciertas cosas sabían como colarse en su corazón y hacer daño. En un primer momento, el contacto con los labios del escritor fue algo incómodo, frío, pero en pocos segundos sintió como los labios contrarios se amoldaban a los suyos, volviéndose cálidos, como si le dieran la bienvenida a un lugar conocido.

De un momento a otro sintió como el cuerpo del escritor se pegaba al suyo, como sus dedos se enredaban entre sus cabellos, agarrándola y atrayéndola hacia si, de una manera que le pareció condenadamente deliciosa. Parecía que había despertado algo que no quería en el interior del escritor, pero se sorprendió sintiendo algo en su interior, casi como ese momento en la cafetería donde sus palabras la habían dejado totalmente confundida con su propio corazón y cuerpo. Setsuna mantenía sus ojos cerrados, disfrutando a su pesar de aquello, algunas lágrimas se cayeron por sus mejillas, presionadas por sus ojos, pero eso no le importó. La japonesa se sonrojó fuertemente al sentir como la lengua de aquel adulto se introducía en su boca, invadiéndola, jugando con la contraria, sólo para después separarse de ella y lamer sus labios de una forma demasiado provocativa. Le tomó unos segundos retomar su propio aliento, pero giró su rostro, serio y lleno de rabia contenida hacia sus antiguos compañeros.

Esto es lo que hay. Lárgate.— Le dijo y aunque eso pareció molestar a Makoto, se marchó farfullando algo que ni siquiera entendió. El corazón de la joven estaba ligeramente acelerado, aún sentía el sabor amargo del tabaco en su boca y sus labios cálidos y humedos a causa de su lengua. Sus mejillas sonrosadas de forma leve y el brillo de sus ojos a causa de las anteriores lágrimas hacia del rostro triste de Setsuna un retrato difícil de olvidar. — Lo siento, creo que no habría habido otra forma de callarlos.— Comentó ella, una vez estuvieron realmente solos y su corazón parecía tranquilizarse un poco más.

Salí con él por poco tiempo, intentó forzarme y como no quise pues.. esparció todo tipo de rumores.— Murmuró, mirando a la nada, por donde se había marchado Makoto. Realmente era un idiota. Setsuna se frotó las mejillas, limpiando aquellas estúpidas lágrimas. Por aquel motivo le resultaba complicado acercarse a los hombres o pensar de distinta forma sobre ellos, sin embargo, agradecía que el escritor hubiera estado esa tarde junto a ella. Aunque hubiera preferido no sentir esa calidez en su cuerpo y aquellos latidos en su corazón a causa de sus besos; era algo que prefería no sentir por nadie, aun menos con alguien que nunca la vería como una mujer.  
Con Alexander en Japón.
mozart







friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2163

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lip smoke

Mensaje por Tardis_In_Blue el Miér 5 Abr - 11:45

Lip Smoke: 02
"Los uniformes pueden ser peligrosos"
Durante los siguientes minutos, Alexander buscó despejar la mente con cualquier idea absurda. Recordar una película de zombies japoneses que daba más risa que miedo. Aquel recuerdo de cuando le bajaron los pantalones ante toda la clase en la facultad. Algo que le enfriara, que impidiera que volviera a girarse hacia la chica y volver a apresarla entre sus brazos para degustar ese dulce sabor de su boca.

Por suerte, la realidad cayó de golpe sobre su cabeza como una losa de granito. La gran diferencia de edad, los murmullos de los grupos que pasaban por la calle y habían contemplado el espectáculo. Se volvió hacia la joven para observar como trataba de borrar el rastro de las lágrimas que descendían por sus mejillas. Por un momento alargó la mano con la intención de apartar con sus dedos aquellas furtivas lágrimas, pero se detuvo a medio camino, dejando caer la mano en el aire.

-Lo lamento, Setsuna... Te he puesto en una situación incómoda.. ¿Verdad? - negó con la cabeza, repasándose el pelo hacia atrás. Lo último que quería era crear una mala situación para ella. Y era lo que había hecho. Había prometido que no le pondría un dedo encima y no solo no lo había cumplido, sino que había exprimido el momento al máximo. Había saboreado ese beso y ahora su cabeza no dejaba de albergar pensamientos de lo más provocativos. -Me he dejado llevar... no debería haber ocurrido.

Ella le explicó lo sucedido con aquel joven, lo cual hizo que Alexander alzara las cejas, sorprendido exteriormente y cabreado por dentro. -¿Intentó forzarte? Setsuna, eso es muy grave... todos los hombres deberían respetar a las mujeres, por mucho que quieran algo con ellas... - desvió la mirada por el lugar por donde se habían ido, rezando porque por alguna casualidad del destino volvieran. Entonces los haría polvo, como la escoria que eran. -Me alegro de que todo acabase bien.. Ese tipo no merece a una chica tan buena como tú... - le dedicó una cariñosa sonrisa y esta vez sí, alzó su mano para limpiarle las lágrimas. -Espero que no dejes el trabajo por esto... De verdad me has ayudado mucho hoy... - sin duda, aunque la experiencia era mala para ella, aquello le había dado muy buen material para escribir. En su cabeza la historia había cambiado. Sí, seguiría siendo erótica, pero con un contenido más intenso y profundo. Quizá una relación extraña y viciosa entre una alumna japonesa y un extranjero perdido de las costumbres... quien sabe. .-Pero si necesitas dejar el trabajo, lo entenderé.. Tienes tus motivos y he roto la promesa de no ponerte un dedo encima...


Con Setsuna en Japón.
mozart






Robin and Claire <3:



Water and Oil - ♥ Corvëlia ♥:


The Prince & The Inventor's Tale:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
570

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lip smoke

Mensaje por Zoldyck el Miér 5 Abr - 13:08

Lip Smoke: 02
"Sigue siendo un hombre extraño"
Setsuna volvía a sentirse libre y realmente ella misma cuando aquellos chicos se esfumaron de su vista. Ya no tenía por qué ser más débil, podía volver a levantar el muro de fortaleza que siempre mostraba a los demás. Notó como algunas personas los miraban, quizás después de haber presenciado la escena, pero ella simplemente los miró con un mal gesto y los ignoró. A nadie le importaba qué había pasado, o con quien podía o no podía salir ella. Siempre había pensado que la edad no era problema para una relación, después de todo se puede amar a cualquiera. Los prejuicios eran realmente malos. Las disculpas del escritor le pillaron de sorpresa, y alzó su mirada hacia él, sin comprender.

No tiene por qué pedir perdón, soy yo la que le he besado, ¿recuerda?— Le recordó ella, con una ligera sonrisa circunstancial. No tenía por qué disculparse cuando aquello lo había empezado ella. Aunque realmente había notado como se había recreado en ese beso, cuando quizás hubiera bastado con uno más simple. Pero la japonesa no quería comentar aquello, así que insistió en que no debía de pedir disculpas. —Aunque ha sido mi primer beso no ha sido desagradable.— Comentó pensativa, recordando ese especial sabor y aroma a tabaco que pensó que le disgustaría pero que contra todo pronóstico lo volvió característico. Acarició distraida sus propios labios, sin darle más mera importancia a aquel primer beso. Eso que decían siempre de es especial, debería de ser con la persona que ames, ¿qué más daba? Era un simple beso y nunca se podía saber quien era o no una persona adecuada.

El escritor parecía realmente preocupado por aquello que ocurrió con Makoto, aunque no había sido la intención de Setsuna el preocuparle. Realmente parece un caballero, pensó ella, con cierto aire divertido, si consideraba con que tipo de escritor estaba tratando. Cada vez más se daba cuenta de que, aunque estuviera metido de lleno en el mundo del erotismo, aunque su mente estuviera realmente sucia, no era un mal hombre. Era educado y se preocupaba por los demás. Notó como Alexander limpiaba alguna lágrima de su mejilla que se había dejado por el camino. La estaba halagando pero, ¿de verdad podía decir todo aquello de ella en tan poco tiempo? Bueno, ella había pensado de todo de él también, así que estaba bien, suponía. Sus palabras sobre dejar el trabajo la hicieron mirarlo con una media sonrisa suave.

La he roto yo, no le de más importancia, por favor.— Entendía que fuera comprensivo con él, ofreciéndole dejar aquel trabajo. Quizás podría traerle malos recuerdos, pero Setsuna no podía estar condicionada siempre por éstos.— Estaré bien, no necesito dejar el trabajo. Necesito seguir hacia delante.— Aceptó ella, andando un poco hacia delante y haciéndole un gesto después para que siguieran caminando. Después de todo se estaba volviendo tarde, y aunque nadie la esperaba en casa, tenía que prepararse para el día siguiente. 
Con Alexander en Japón.
mozart







friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2163

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lip smoke

Mensaje por Tardis_In_Blue el Miér 5 Abr - 19:36

Lip Smoke: 02
"Los uniformes pueden ser peligrosos"
Las siguientes palabras dejaron a Alexander totalmente descolocado. Por un momento se quedó de piedra, con un fuerte nudo de nervios  formándose en la boda de su estómago. Parpadeó unos segundos, tratando de asimilar esa información.. "Primer beso..."
-¿De verdad ha sido tu primer beso...? - aquello le sorprendía a decir verdad. Setsuna era una chica de lo más madura, educada y hermosa. Saltaba a la vista. Le extrañaba que nunca hubiera tenido ningún novio, o rollete, como era en esos tiempos. Aunque también es verdad que tras el incidente con aquel chico era normal que no quisiera salir con nadie. Eran golpes duros a superar. Pero aún así se le hacía extraño... Y encima haber sido él quien le diera el primer beso, por una tontería como esa... -Esto no ha estado bien... Tu primer beso debería haber sido con alguien especial, un chico que te gustase y no un viejo pervertido como yo... - se rascó la nuca, ligeramente extraño, sin saber cómo comportarse en esa extraña situación. -¿Debería asumir la responsabilidad o...? - se quedó a media frase, pensativo.

Aquello también podía usarlo para escribir. Ese día había estado lleno de experiencias que podía usar, sin duda, para el libro. Diferentes escenas, o argumentos. -Bueno... será mejor que me vaya... seguro que has de volver a casa y yo debería ponerme a escribir.. voy algo falto de tiempo y tengo que entregar unas hojas para mañana... - le dedicó una sonrisa y rebuscó la cartera en el pantalón trasero, sacando el billete de metro. -Te volveré a llamar a finales de semana, o a comienzos de la siguiente, si te parece bien... Tengo varios asuntos que terminar y he de pensar el siguiente enfoque que quiero darle...- rebuscó también una tarjeta, un chico en especial de la editorial. Cogió la tarjeta y se la pasó a la chica junto con una sonrisa. -Ten.. el es Junketsu, puede ayudarte si le envías algunas páginas... Está buscando nuevos escritores aquí en japón... Habla con él, puede ayudarte...-

Tras eso se despidió de la chica y bajó las escaleras del metro, pensativo. Había sido un día muy intenso, largo y por una extraña razón no podía sacarse a la joven estudiante de la cabeza. Tan solo era una niña, una pequeña y joven, dulce niña. Inexperta de la vida y aún con mucho por vivir por delante. Él era un viejo pervertido, escritor de novelas eróticas y sin nada más en la mente. Sin planes para el futuro, sin ambiciones ni deseos.

Con Setsuna en Japón.
mozart






Robin and Claire <3:



Water and Oil - ♥ Corvëlia ♥:


The Prince & The Inventor's Tale:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
570

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lip smoke

Mensaje por Zoldyck el Miér 5 Abr - 22:14

Lip Smoke: 03
"¿Por qué me siento así?"
Setsuna aún recordaba aquel día en el que había tenido aquel encontronazo con Makoto, donde había besado a su supuesto jefe para espantarlos y cerrarles la boca. Aún recordaba ese beso con pasmosa claridad. ¿Era idiota? Para ella un primer beso no tenía ninguna connotación especial, y así se lo había hecho saber al escritor. ¿Quería tomar la responsabilidad? ¿Y que se suponía que debía significar eso? Le había insistido de nuevo en que había sido ella la causante de aquel beso, así que no debía pedir disculpas o sentirse culpable por nada. Después de aquella cita, habían tenido algunas más, siempre cuando Alexander la llamaba con alguna nueva inspiración para su libro. Un libro por el que Setsuna comenzaba a sentirse curiosa, ¿qué escribiría? Ella nunca había leído nada erótico, pero sus palabras extrañamente la atraían y le hacían sentir curiosidad por lo que escribía.

Después de aquel incidente no había ocurrido nada más cercano entre ellos dos, es más, juraría que el hombre la trataba de forma más alejada y distante. En fin, si era lo que él quería, no podía hacer nada, pero detestaba sentirse molesta por eso. De igual manera, se había pasado más de un mes mirando la tarjeta que Alexander le había dado, de aquella persona que podía ayudarla a publicar algo. Pero no se atrevía a llamarlo ni a enviarle nada. No consideraba nada bueno lo último que había escrito, que llevaba en impreso en su escritorio durante mucho tiempo. Además, ni siquiera estaba terminado. No tuvo mucho tiempo para pensar en esas cosas en la semana anterior, puesto que comenzó a sentirse muy débil.

En las clases de gimnasia se mareaba y en una ocasión se desmayó, siento mandada de vuelta a casa. El médico le dijo que tenía algo de anemia, es decir, le faltaban ciertas vitaminas en el cuerpo y que había pillado una fuerte gripe que asolaba la ciudad en esos días. Perfecto, pensó. A Setsuna le dio tiempo de llegar a casa y avisar a la editorial de que no podía acudir al trabajo hasta que se recuperara. La compañera con la que habló, Saeko, parecía preocupada.

Pero estarás sola, ¿no? Tus padres apenas pasan por casa.— La escuchó decir a través del teléfono. Una débil sonrisa se formó en el rostro de la japonesa.— No te preocupes, siempre me he cuidado sola.— Fue la única respuesta que le dio, pero era cierto que siempre pasaba las enfermedades sola. Desde que era pequeña. Sólo podía meterse en la cama y esperar a que los síntomas remitieran porque muchas veces era incapaz de levantarse si quiera de la cama. Cuando terminó aquella llamada, se tiró en la cama, cayendo profundamente dormida a causa del cansancio y de la fiebre que comenzaba a sentir. Así pasó un par de días, en los que su gripe no hizo más que empeorar. Su móvil estaba sin batería y ella no tenía ni fuerzas para buscar el cargador. Tampoco había visto a sus padres en esos dos días, ¿era normal que ni siquiera pisaran su casa?

Setsuna hizo su mayor esfuerzo para levantarse y acudir al baño y para cuando iba a volver, el incesante sonido del timbre de la puerta principal taladró sus oídos. Acudió a abrir y se encontró con aquel rostro extranjero, que la miraba como si no hubiera visto a alguien se meses.— ¿Que hace.. usted aquí?— Preguntó, con la voz débil, mirándolo. Su imagen no era la mejor; su rostro estaba pálido y sus mejillas sonrojadas debido a la fiebre. Sentía frío por todo el cuerpo, pero a la vez una incesante calor que hacía que su pijama le molestase.

Pijama + pantalones cortos debajo para no matar a Alexander
Con Alexander en Japón.
mozart







friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2163

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lip smoke

Mensaje por Tardis_In_Blue el Vie 7 Abr - 15:40

Lip Smoke: 03
"Hoy por ti..."
Su vida continuó, como siempre. Como debia. No hubo ningun acontecimiento extraño que torciera su rumbo, ni retrasos al entregar las paginas. Ningun cambio visible.... a primera vista.
Por desgracia, Alexander sabía que se autoengañaba. Había dejado correr aquel acontecimiento, aunque todavía recordaba ese beso
, sin duda. Extrañamente uno de los mas memorables de su vida. Un beso que nunca debería haber ocurrido, con una joven con quien no debería. Demasiado joven. Demasiado niña. Demasiado madura. Demasiado sexy para ser una niña.

Borró todo pensamiento relacionado con ese tema y reinició su mente en cuanto a Setsuna. Era una estudiante, una ayudante que había tenido a bien ayudarle a recuperar su inspiración. Y por dios si lo había hecho. En los días siguientes a aquel encuentro casi fundió las teclas del ordenador, escribiendo a prisa, recreando escenas en su cabeza que le hicieron, mas de una vez, terminar llamando a una de sus amigas de la zona.

Sin embargo cuanto mas tiempo establecía entre cita y cita con Setsuna, más rápido se marchitaban sus ideas en su vieja cabeza. Era como si nada pudiera surgir de su mente si no recordaba aquella piel suave, esa voz calmada o ese dulce aroma que desprendía la joven.
Por ese motivo aquella vez la llamó antes de la cita acordada. Fuera del horario de clases, por supuesto. Pero aquella vez no contestó, lo cual sorprendió al escritor, puesto que ella nunca había dejado de responder a ninguna de sus llamadas.
Probó varias veces más pero no hubo manera de localizarla. Preocupado por la joven contactó con la editorial donde pudieron darle algo de información. No podía evitarlo, se había obligado a pensar en ella como una hermana pequeña, como se suponía que un chico actuaba con su familia.

[***]
Se presentó allí tras ducharse y adecentarse. El olor del tabaco se había impregnado en su piel y a su pelo aunque por mucho que se lavase, seguía ahí, enmascarado. Por lo menos había encontrado algo de ropa limpia y no agujereada por las colillas. Había pasado por una farmacia de camino y se había abastecido de las cosas necesarias.
Pidió a la editorial la dirección que le fue facilitada al cabo de unos minutos y tomó varios autobuses (se perdió) hasta llegar allí. Con una bolsa de papel en la mano contempló la casa, con las luces completamente apagadas. ¿Habría acudido al hospital, tal vez?

Llamó un par de veces, con un nudo de nervios en el estómago. El porqué estaba nervioso era algo que todavía no alcanzaba a saber, o a imaginar. Pero un soplo de alivio le refrescó al ver que la puerta era abierta por una Setsuna que parecía haber sido maquillada para una película de terror o de zombies. Las ojeras se acumulaban pajo esos rasgados ojos, aunque el color rojizo de sus mejillas indicaba la alta temperatura de su piel. -Te he llamado y me he preocupado cuando no has contestado... -La repasó con la mirada, contemplando el pijama que llevaba. Debería llevar algo más abrigado y una bata, pero no dijo nada. -En la editorial me han comentado que estabas enferma y... Supuse que estarías sola. Me comentaste que tus padres pasaban muy poco tiempo en casa.... He pasado por una farmacia... - le tendió la bolsa de papel. -¿Puedo hacer algo por ti? ¿Has comido ya? - realmente estaba preocupado por la joven. Habían pasado juntos varios días, salteados, pero empezaba a considerar a Setsuna alguien especial que le inspiraba, y agradecía todo eso. Por una vez, quería ayudarla él.

Con Setsuna en Japón.
mozart






Robin and Claire <3:



Water and Oil - ♥ Corvëlia ♥:


The Prince & The Inventor's Tale:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
570

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lip smoke

Mensaje por Zoldyck el Vie 7 Abr - 20:41

Lip Smoke: 03
"¿Por qué me siento así?"
-Ah.. lo siento, cuando llamé a la editorial el otro día mi movil se quedó sin batería.- Comentó, acomodando algunos mechones de su cabello detras de su oreja. Ni siquiera había tenido fuerzas para buscar el cargador y poner el móvil a cargar para que estuviera operativo. No recordaba que alguien la necesitara, aunque fuera solo para la inspiración de un relato.-No.. creo que llevo durmiendo mucho tiempo.. y aún así..- Susurró, sintiéndose completamente mareada. Tosió un par de veces, sintiendo retumbar su cabeza como si tuviera tambores en su interior.

- No quisiera molestarle, estaré bien sola.- Setsuna quería hacerse la fuerte pero la verdad es que ni siquiera podía levantarse, medicarse o comer nada. Siempre habia estado sola y ahora tenia a un escritor extranjero con aire preocupado en su puerta. Le resultaba ironico que fuera él quien se preocupara y no su propia familia.- Puede pasar si quiere. Podría hacer algo de té..- Susurró mientras dejaba un espacio en la puerta para que pasara.

De repente sintió sus piernas fallar y sintió como se caía al suelo, quedándose sentada allí con la respiración entrecortada y sin apenas poder respirar, quizas era algo de alergia también que le obstruía las vías respiratorias. Apenas tenia consciencia de el espacio que la rodeaba por eso no se habia levantado antes.- L-Lo siento..
Con Alexander en Japón.
mozart







friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2163

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lip smoke

Mensaje por Tardis_In_Blue el Mar 18 Abr - 16:11

Lip Smoke: 03
"Hoy por ti..."
Alexander negó con la cabeza levemente, contemplando el estado de la joven. Para los japoneses era muy común caer enfermos, tanto que los institutos estaban plagados de enfermerías (siempre llenas) a causas de los mareos o desmayos de sus alumnos, pero aún así, Setsuna no se encontraba bien y Alexander no pensaba dejarla sola en ese momento. No era solo su ayudante, quizá no fuera tampoco una gran amiga, pero sin duda era alguien importante, aunque se negase a creerlo. -No estarás bien sola.. necesitas que alguien te cuide y te vigile y.. - antes de poder seguir regañándola (casi como un padre haría con un hijo que insiste en que está bien, aún con los mocos colgando de la nariz) el cuerpo de la chica  se desplomó hacia el suelo y aunque reaccionó a tiempo, sus brazos la agarraron cuando ya casi estaba en el suelo. -Tranquila... no digas lo siento...- la miró de refilón un segundo, contemplando la frente perlada de sudor y como el pelo se le pegaba a su cuello y aún con la bolsa en las manos la cargó contra sí, comprobando y acertando en lo poco que pesaba la joven.

Musitó entre dientes un leve "con permiso" al entrar en la casa, cerrando la puerta a sus espaldas con el pie, haciendo malabares para mantenerse estable y no caer con la chica en brazos. - Te prepararé algo caliente... necesitas descansar y comer o empeorarás... - sin duda la dieta japonesa era uno de los grandes puntos por los cuales caían tanto enfermos. En ningún otro país (que el conociera) caían enfermos tantos jóvenes como ahí.

Buscó con la mirada hasta encontrar el comedor de la vivienda, con un mullido sofá al que se acercó y en el cual dejó a la chica con sumo cuidado. No pudo evitar volver a fijarse en lo poco que pesaba. Era una choca alta y con un cuerpo bonito, de adolescente, pero que no pesaba nada. Agarró un cojín, colocándole bajo su cabeza y la dejó con todo el cuidado posible. -¿Tienes alguna manta...? Puedo preparar un té mientras descansas y haré algo de cena... necesitas comer bien, no solo arroz...- murmuró con desgana, dejando la bolsa de medicamentos en una mesita.

Con Setsuna en Japón.
mozart






Robin and Claire <3:



Water and Oil - ♥ Corvëlia ♥:


The Prince & The Inventor's Tale:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
570

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lip smoke

Mensaje por Zoldyck el Vie 21 Abr - 0:17

Lip Smoke: 03
"¿Por qué me siento así?"
Estaría bien tener a alguien así, pensó Setsuna. Ni siquiera había tenido esa figura en su infancia, donde si tenía suerte alguna vecina le traía medicinas o sus compañeros iban a visitarla. La vida de la japonesa siempre había sido algo solitaria y eso nunca le había molestado, salvo en aquellos molestos casos de enfermedad.  Parecía casi como si Alexander estuviera regañándola por no cuidarse, pero apenas escuchó el final de su frase, antes de sentir sus piernas flaquear y quedar medio sentada en el suelo, sin poder moverse bien. No sabía por qué pedía lo siento, cuando ciertamente no tenía la culpa de haberse desplomado de esa manera. Sólo sentía que tenía que hacerlo, por mostrarse así de frágil frente a él, cuando no quería dar más que la impresión contraria. Setsuna intentó levantarse por unos segundos por sí misma, pero no parecía poder encontrar esas fuerzas. No esperó que el escritor la cargara entre sus brazos, lo que hizo que se sonrojara levemente, aunque apenas se notó, puesto que su rostro ya estaba algo rojo por la alta temperatura de su cuerpo.

Setsuna quiso quejarse, pero solo salió un ligero gruñido de entre sus labios. No necesitaba ser cargada, pero debía de reconocer que se sentía cálida entre sus brazos. Aquella calidez, era lo que siempre había estado buscando. Se asustó a sí misma pensando esas cosas, y se reprendió internamente. No seas estúpida, pensó, entre toda aquella confusión que le imponía la enfermedad. Setsuna escuchó al hombre como una voz lejana, pero no le dijo nada. Era un hombre tozudo, estaba segura de que, por mucho que dijera, no la dejaría allí sola. Incluso aunque ella se enfadara con él. A través de sus ojos entrecerrados, Setsuna apenas podía ver nada, pero vislumbró que la llevaba al comedor, donde se combinaba la cocina y la sala de estar.

Al final la dejó sobre el sofá y ella intentó acomodarse lo mejor que pudo sobre aquel cojín que él había tenido la amabilidad de colocar para ella.- No tiene por qué ayudarme.. no quiero ser una molestia.- Comentó la joven, con su habitual voz seria y firme. Por alguna razón lo notaba desganado, quizás molesto.- Cuidar a una persona no es agradable.- Murmuró, pensando irremediablemente en sus padres, que nunca estaban para ella. Cuando mencionó aquella manta, sintió casi como si la calor la invadiera incluso antes de ponérsela.- Tengo mucha calor, no quiero taparme.- Murmuró, en voz baja, cogiendo el cuello de aquella camiseta y estirándolo para que el aire entrara hasta su piel, quizás mostrando más de su cuello y su clavícula de lo que desearía. No estaba en sus cabales, era imposible que se diera cuenta de qué podía o no hacer delante de aquel pervertido escritor de novelas.

Finalmente, se dio por vencida; sabía que debía taparse o sino no mejoraría.-En mi habitación, al final de pasillo.. hay una manta sobre la silla.- Le dijo, resignada. Cuando el hombre se marchó por unos segundos, se dio cuenta de que mandaba a un adulto a su habitación. Aunque era bastante simple, la cama estaba revuelta debido al tiempo que había pasado allí, también entre alguna pesadilla. Tampoco pensó en que podría ver su manuscrito sobre el escritorio, con aquel número de teléfono que él le había confiado, incapaz de realizar la llamada. Setsuna cerró sus ojos por unos momentos, pero no tardó en abrirlos cuando sintió la manta caer sobre ella, viendo de nuevo al escritor cerca de ella.

-Creo que.. por mucho que le diga que se vaya no me hará caso.- Susurró, resignándose a ese hecho también. Aunque no podía dejar de sentirse una molestia para él. Por alguna extraña razón no quería parecer una niña frente a él. - ¿Por qué está haciendo esto?- Le preguntó, de manera seria, centrando sus ojos cansados en los contrarios, buscando respuestas.
Con Alexander en Japón.
mozart







friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2163

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lip smoke

Mensaje por Tardis_In_Blue el Vie 21 Abr - 16:36

Lip Smoke: 03
"Hoy por ti..."
Pudo notar lo debilucha que era su voz, lo pesados que parecían sus párpados y como su piel estaba enrojecida por el calor de su cuerpo. -Pero debes taparte... Aunque tengas calor, la mejor manera de curar un resfriado es envolverse en una manta caliente y tomar caldo... créeme... - le dedicó una cariñosa sonrisa y comprobó con el dorso de la mano la temperatura de su frente humedecida. - Iré a por esa manta..-

Siguió las indicaciones dadas por la chica y por unos segundos no pensó en lo que eso significaba. La habitación de la joven adolescente. Antes de entrar, de girar el pomo, Alexander pensó en cómo sería su habitación. ¿Tendría posters de sus idols colgados en las paredes...? no, Setsuna no parecía esa clase de adolescente... sino más bien de la que tiene las paredes pintadas de un tono suave y tal vez algún cuadro de naturaleza, algo sencillo pero personal, nada llamativo.
Y no se equivocaba cuando entró. La cama desecha, el escritorio completamente ordenado, con sus libros encima... Todo como debiera ser el cuarto de una estudiante... Aunque era sencillo reflejaba cómo era la joven. Tranquila, calmada.

El armario estaba entreabierto y aunque Alexander sabía de sobremanera que estaba mal cotillear las cosas de la joven no pudo resistir la tentación de echar una mirada. Había un par de uniformes del instituto, como esperaba, pero el resto de su ropa a la vista era como su habitación, seria, formal, aunque dulce a la vez. No había camisetas provocativas, ni escotes que mostrasen esos generosos pechos. Nada que una joven cita de su edad no debiera llevar.
Sonrió levemente, contemplando aquel panorama. Realmente Setsuna era lo que mostraba a los demás, una joven seria, educada y madura, mucho más de lo que en un principio había creído.  
Agarró la manta antes de cerrar el cuarto y volver al sofá, echándosela por encima y asegurándose de que la tapaba por completo. Cuanto más calor tuviera más sudaría y antes se repondría, pero eso podía llevar unos días aún.

-No, no voy a irme, Setsuna...- le respondió con un tono tranquilo mientras dejaba las medicinas en la mesa. -¿Aún no entiendes que necesitas reposo y que alguien se ocupe de ti... ? Estás enferma, lo único que has de hacer es dormir y reponerte... - le revolvió el pelo humedecido por unos segundos, acompañándolo con una sonrisa de lo más familiar. -Eres importante, Setsuna... Además, me estás ayudando mucho y he podido conocerte ligeramente a lo largo de estos días que hemos quedado... Me pareces una buena persona.. y yo no dejo a mis amigos en la estacada... - se incorporó de nuevo y se acercó a la cocina y con toda la familiaridad del mundo rebuscó por la nevera y en la despensa. Más tarde repondría lo usado pero en ese momento le preocupaba más la salud de Setsuna. Buscó en el móvil alguna receta de caldo y encontró una que no era muy dificil, aunque se salía totalmente de todas sus prácticas culinarias.

Mientras cortaba las verduras en la encimera no podía dejar de mirar a la chica de reojo. Fingiendo estar concentrado en su tarea no podía dejar de pensar en aquello. Sí, Setsuna era una buena persona, alguien que podía decir como su amiga, aunque poco supiera de su vida personal, o ella de la de él. Pero había algo más. Alexander lo sabía y lo escondía profundamente. Había un pequeño sentimiento, por llamarlo así, oculto en lo más profundo. Había despertado aquella tarde de la cafetería, tras aquel beso que nunca debió existir. Quizá fue ese cuerpo pequeño entre sus brazos que despertó una necesidad de protegerla, o el hecho de que estuviera mal que, siendo él quien era, y mayor, hubiera "abusado" de ese beso. Pero en parte le gustaba. Aquella pequeña chica le gustaba, quizá no como Satsuki, pero era innegable que había algo en ella que le atraía. Echó las patatas, la cebolla y la zanahoria en el agua hirviendo, así como algo de cebollino y carne despedazada. Aquello de cocinar era nuevo para él, así como el hecho de cuidar de alguien.

Con Setsuna en Japón.
mozart






Robin and Claire <3:



Water and Oil - ♥ Corvëlia ♥:


The Prince & The Inventor's Tale:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
570

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lip smoke

Mensaje por Zoldyck el Vie 21 Abr - 19:51

Lip Smoke: 03
"¿Por qué me siento así?"
Los sentidos de Setsuna estaban abortagados, sentía su cabeza y su cuerpo pesados, aparte de una insufrible calor que después pasaba a un frío mortal. Normalmente, no se quejaría por algo como esa calor, pero con esa gripe encima no era dueña de sus palabras. Todos tendían a comportarse de forma débil estando enfermos, y ella no era una excepción, aunque eso no le gustara nada. Las palabras de Alexander la hacían sentir como si estuviera en una conversación fraternal; un padre diciéndole a su hija lo que era mejor para curarse. Le trajo ciertos recuerdos de algo que en realidad nunca había tenido, pero por otro, le molestó. Ella no era su hija, no quería que la tratase de esa manera. Sin embargo guardó esos pensamientos egoístas para sí misma.

La mano del escritor sobre su frente hizo que suspirara ligeramente, sin querer que esa mano fría se fuera de su piel. Pero lo dejó ir, cerrando sus ojos e intentando tranquilizar a su maltrecho cuerpo. El tiempo para ella pasó largo, incluso creyó caer levemente dormida en escasos minutos, pero abrió sus ojos cuando él la tapó. Por alguna razón, su voz tranquila diciéndole que no iba a marcharse, hizo que su corazón se agitara.

- Es raro tener a alguien cuidándo de mi.- Susurró, con una ligera sonrisa que se esfumó rápidamente, cerrando de nuevo sus ojos. No quería darle pena, ni a él ni a nadie. Sus siguientes palabras formaron una contradicción dentro de la muchacha, que no sabía si sentirse extraña por ser considerada su amiga o sentirse triste porque solo la veía como eso. ¿En qué estaba pensando? Tenía ganas de pegarse a sí misma. -¿Amigos, eh?- Susurró, más para ella misma, cuando el escritor se levantó y se movió a algún lado de la casa. Poco después lo escuchó rebuscando en la nevera y cortando algo que ella desconocía, supuso que se había decidido a prepararle algo, así que ella simplemente lo dejó hacer. Le causaba cierta gracia pensar que estaba cocinando, cuando la vez que lo había conocido podía verse a la legua que solo se alimentaba de cosas precocinadas.

La japonesa se quedó tumbada en el sofá, a veces mirando el techo, a veces con los ojos cerrados. No podía evitar echar la mirada atrás, recordando el tiempo que llevaban con aquel trabajo y lo que había pasado entre ellos. De lo que ninguno parecía querer hablar. Aquel beso que ella le había dado, debido a la circunstancias, y que él había intensificado, de una manera adulta. Para qué mentir, debía de aceptar que le había gustado. Su primer beso había sido adulto, pasional y con cierto aroma a tabaco. No estaba mal para empezar. Pero no podía quitarse de la memoria la manera en que su cuerpo había vibrado bajo sus manos o la manera en que sus labios ardían después de separarse de los ajenos. Por supuesto, le había dicho que no tenía importancia. Ella no era del tipo de chica que acosaba a un adulto porque había caído enamorada de él; ella era la sensata que sabía que nunca pasaría nada.

Poco a poco, Setsuna se incorporó del sofá, sentándose en este y tapándose los hombros mejor. Estaba menos mareada, pero no quería estar tumbada, sentía como si el espacio se distorsionara para ella. Observó las medicinas en la mesa frente al sofá y las tomó para verlas. No pudo evitar sonreír ligeramente.- ¿Has comprado esto para mi?- Dijo, en la voz más alta que pudo, para que él pudiera escucharla desde la cocina.
Con Alexander en Japón.
mozart







friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2163

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lip smoke

Mensaje por Tardis_In_Blue el Vie 21 Abr - 20:16

Lip Smoke: 03
"Hoy por ti..."
Alexander había quedado enfrascado en su mundo de pensamientos. Contemplaba como hervía el agua, como devoraba las verduras y poco a poco adquiría el color de éstas. Esperó que pasase lo mismo con el sabor. Era el caldo que le hacía su madre cuando era pequeño y lo recordaba con muy buen sabor, pero lo cierto era que la cocina se le daba tan mal (o peor) que las relaciones sentimentales. Dudaba que saliera algo tan bueno como lo de su madre, pero esperaba que al menos ayudara a la joven.

Sin embargo no era en lo que eso pensaba Alexander. Había estado contemplando a Setsuna, por fin dormida en el sofá, hecha un rollito entre la manta. Parecía estar cómoda y eso funcionaba, al menos si dormía cabía la posibilidad de que la fiebre bajase algo. Estaba, o más bien seguía, esa cuestión que Alexander no podía obviar por mucho que se lo propusiera. Se besaron. Ella le besó, el se lo devolvió, o se aprovechó de la situacón... fuera como fuese, fue el primer beso de la chica y aquello dejó al escritor desconcertado. No le cabía en la cabeza que una muchacha como ella no tuviera una cola de pretendientes detrás... Aunque por otra parte, él había sido adolescente también y entendía que a esas edades lo que buscan los chicos es más bien unas piernas entre las que entretenerse... Y sin duda, Setsuna no daba el perfil para salir con un adolescente hormonado... Pero esa madurez que tenía era precisamente lo que buscaban los chicos, o casi hombres, más mayores que ella.. Universitarios, tal vez...
Apoyado en la encimera, Alexander volvió a mirar a la joven y sonrió mientras se cruzaba de brazos. Era extraño, como una joven como ella le causaba tantos quebraderos de cabeza...

Su voz llegó a lo lejos, como silenciado por un cristal invisible. Alzó la mirada para encontrar que ella se había incorporado. -Hey.. bievenida de nuevo al mundo real... -Las brillantes motas de sudor de su frente parecían haber desaparecido un poco, o al menos ya no tenía el pelo tan pegado al cuerpo. -Que yo sepa, sí... No sé muy bien que es lo que mejor iría para la gripe... Así que he comprado lo que la farmacéutica me ha recomendado.. - se encogió de hombros y apagó el fuego, colando el caldo para que no estuviera graso. Le volvió a añadir las verduras picadas y lo sirvió en un tazón que le llevó con cuidado de no derramarlo.
-Toma, pero ten cuidado que quema.. aunque no has de dejar que se enfríe demasiado... Lleva puerro, cebolla, zanahoria, algo de pollo y arroz... - sonrió de oreja a oreja, satisfecho. -Al final va a resultar que sé cocinar y todo... - dejó escapar una risa tranquila y se sentó a su lado en el sofa, en el hueco que ella había dejado. -¿Te encuentras mejor?

Con Setsuna en Japón.
mozart






Robin and Claire <3:



Water and Oil - ♥ Corvëlia ♥:


The Prince & The Inventor's Tale:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
570

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lip smoke

Mensaje por Zoldyck el Vie 21 Abr - 22:44

Lip Smoke: 03
"¿Por qué me siento así?"
La chica desconocía si realmente se había dormido en algún momento entre sus pensamientos, o si tan solo se había quedado pensativa con los ojos cerrados. Cuando enfermaba, su mente desdibujaba ligeramente la realidad. Cuando se incorporó, le costó unos segundos sentirse cómoda en esa postura, en parte por el mareo, en parte porque le dolían muchas partes del cuerpo. Una vez preguntó sobre aquellas medicinas, dirigió su mirada hacia la cocina, a un lado del comedor y lo vio aún haciendo lo que sea que hubiera preparado, aunque por el olor y su estado, diría que era algún tipo de sopa. Se veía muy natural cocinando de esa manera. Setsuna se preguntó de repente si lo habría hecho antes para otra persona. Escuchó su respuesta sobre aquellas medicinas y asintió ligeramente, más para ella misma que para él. Por algún motivo se lo imaginaba preocupado en la farmacia, intentando explicarle a la dependienta que no tenía ni idea sobre medicamentos. Sonrió levemente, divertida ante esa escena.

-Gracias.. no tendría que haberse molestado.- Agradeció ella, sinceramente, sintiéndose en parte algo mal por haberle hecho gastar dinero en esas medicinas. En ella. De la misma manera que había hecho en aquella cita cuando le había comprado aquellas camisas. Empezaba a deberle demasiado ya, y eso que solo llevaban poco más de un mes conociéndose. Setsuna observó al escritor acercarse hasta ella con un cuenco de sopa hirviendo que dejó en la mesa que tenía delante. La japonesa se inclinó ligeramente hacia delante, intentando oler un poco el aroma de la sopa. Su nariz todavía seguía algo atascada pero pudo captar un poco el olor.

-Tiene buena pinta.- Concluyó, sincera, sintiéndose emocionada por comer algo que otra persona había hecho expresamente para ella. Se sentía demasiado sentimental en esos momentos, en toda enfermedad en general. No consideraba correcto estar al lado de aquel hombre en esos momentos, temía hacer algo indebido. Alexander parecía emocionado por haber cocinado algo de buena manera, y aunque se olía la respuesta, preguntó. - ¿No ha intentado cocinar antes?- Quizás había cocinado anteriormente en su país natal, pero allí no había encontrado nada a su gusto. Su pregunta hizo que se diera cuenta por un momento de su aspecto y se arreglara un poco el cabello disimuladamente, aunque con su rostro no podia hacer demasiado.

-Un poco. Al menos no me siento tan mareada como antes.- Confesó. No era nuevo para ella desvanecerse cuando estaba enferma, sobretodo porque no comía bien en esos periodos. Después de un rato en el que esperó a que aquella se enfriara un poco, la cogió con sus manos y posó el cuenco sobre la manta en sus piernas para no quemarse las manos.- ¿Tenía pensado alguna cita para hoy?- Preguntó, antes de llevarse una cucharada de aquella sopa a los labios, después de soplar un poco. Estaba buena, aunque al principio había tenido sus dudas. Con aquella pregunta se refería realmente a alguna cita con ella, sobre algo para su libro, puesto que la había llamado y no había recibido respuesta, aunque quizás también podría interpretarlo sobre si tenía algo que hacer en general. En cualquiera de los casos le importaba la respuesta.
Con Alexander en Japón.
mozart







friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2163

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lip smoke

Mensaje por Tardis_In_Blue el Sáb 22 Abr - 14:29

Lip Smoke: 03
"Hoy por ti..."
-Deja ya de darme las gracias, Setsuna... Ya te he dicho que hago esto porque quiero... y me tenías preocupado... - no pudo evitar pasarle una mano por el pelo, revolviendoselo unos segundos como si se tratase de un niño pequeño. Sabía que ella no era una niña pequeña y ahí estaba precisamente el problema... La veía de otra manera y no podía permitirse el lujo de verla como algo más que una adolescente... No quería, pero el hecho de que pasase tanto tiempo en eso, pensando en que no debía era fruto a que ya lo hacía. No podía evitarlo, era un hombre. Y aunque muchos alardeaban de que para ellos un lío o un beso no significaba nada, Alexander sabía en el fondo que a todos se les quedaba algo... Los besos, los buenos besos, no eran fáciles de olvidar.

Negó con la cabeza ante su pregunta y se acomodó en el sofá, estirando algo las piernas, con las manos resguardadas en sus bolsillos. - Nunca he intentado cocinar antes... Como mucho hacer algo de arroz hervido y siempre se me pegaba a la olla... Nunca he tenido tiempo para eso y tampoco es que tuviera dotes para ello... - le dedicó una breve sonrisa, contemplando el tazón sobre la manta, entre sus piernas. Otra vez su mente dejó que esa perversidad de escritor erótico que llevaba dentro le jugase una mala pasada. La manta parecía no existir a su mirada y esas piernas finas, enroscadas entre ellas, eran tentadoras, suaves como la seda. Quería alargar la mano y pasar sus dedos por ella pero por supuesto, no lo hizo.

-En realidad no... pensaba salir por la ciudad y me pregunté si te gustaría venir, pero es evidente que todavía te faltan unos días para eso...- contuvo una sonrisa y volvió a fijarse en su pelo. Aún en su estado de engripada y con finos mechones pegados a su cuello, tenía un pelo bonito, largo, de un color sabroso. Casi podía sentir el tacto en la yema de sus dedos. - Esto está bien... No es necesario salir siempre. También podemos hablar, ver una película y pasar un rato sin tener que pensar en novelas... ¿No? Un rato en la vida real no nos sentará mal...  - se inclinó hacia la mesa y cogió un potecito azul oscuro con tapa verde. -Me ha costado encontrar esto.. ¿Sabes? Aquí parece que no lo usan y va bien para descongestionar las vías... Tan solo has de hervir agua y poner un poco para que se evapore. Luego cubrirte la cabeza con una toalla y aspirar los vapores... En mi país se usa desde hace años y yo lo usaba de pequeño... Funciona rápido y muy bien... Podrías probarlo luego... - agarró un paquete de color verde rosa claro y lo giró. -Esto no tengo ni idea de para qué narices sirve... Pero tiene sabor a fresa...- volvió a reírse y se levantó hacia la cocina, poniendo los cacharros usados en remojo y fregándolos para no dejar todo hecho un desastre. En su casa no le importaba, pero ahí era completamente diferente. -¿Qué tipo de películas te gustan? Tengo la tablet en mi mochila... -señaló una pequeña mochila, casi bandolera, al lado del sofá. -Puedo descargar algo que te apetezca y lo vemos juntos...- ¿Segundas intenciones...? Tal vez, inconscientemente, buscaba acercarse al cuerpo de la joven, o tan solo pasar un rato tonto con ella.


Con Setsuna en Japón.
mozart






Robin and Claire <3:



Water and Oil - ♥ Corvëlia ♥:


The Prince & The Inventor's Tale:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
570

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lip smoke

Mensaje por Zoldyck el Sáb 22 Abr - 15:24

Lip Smoke: 03
"¿Por qué me siento así?"
La chica estuvo tentada de pedir perdón por dar tanto las gracias, pero al último momento se lo guardó para sí misma. Estaba segura de que eso tampoco estaría bien. Sin embargo, sentía que tenía que agradecerle, por haber perdido su tiempo con ella, por tener que cuidarla de esa manera, a pesar de que no estaba obligado a ello. Sin embargo, le gustó el hecho de que él se preocupara por ella. Escuchó su historia con la cocina mientras comía aquella sopa y asintió ligeramente para ella misma.

-Pues esto está bueno.- Aceptó ella, con una ligera sonrisa, queriendo concederle aquello. No había sabido ni hervir arroz, pero aquello si le había salido bien. Estaba contenta de ser la primera en probarlo, por alguna extraña razón.- Yo cocino desde que era pequeña.- Admitió en un susurro. Después de todo no había tenido otra opción, y debía admitir que tampoco era buena en sus inicios. Se había cortado y quemado más veces de las que podía llegar a contar. No era algo agradable que recordar por los recuerdos que englobaba, pero desde entonces, se había sentido bien por sí sola. Sin necesidad de nadie más. Cuando Alexander mencionó aquello de que no hacía falta que pensaran en aquel día en novelas ni en nada por el estilo, Setsuna no pudo evitar sentir cierto nerviosismo. Si aquello era solamente dos personas sin un fin concreto, eran solo un hombre y una mujer solos en una casa. No podía evitar sentirse nerviosa y se sentía estúpida por ello. Porque aquel hombre era su jefe y sobretodo, no la veía nada más que como una niña enferma.

Al menos, no tuvo que opinar sobre ello, porque el escritor se entretuvo en mirar los medicamentos que había traído. Aquello que describía, irradiaba un fuerte olor a menta que en principio molestó la nariz de la joven, pero se interesó por la descripción que él le daba.- No lo conozco.-Admitió finalmente, pero no descartaría probarlo después. Con referencia a aquel sobre, no lo había probado nunca, pero juraría saber para que servía. - Creo que es para el dolor de cuerpo en general.-Comentó, pensativa. Tampoco le vendría mal tomarse algo así, porque el cuerpo llevaba molestándole tiempo. Mientras seguía comiendo, terminando ya casi aquel cuenco, el escritor se levantó, recogiendo y lavando todo aquello que había usado. Le iba a decir que aquello no hacía falta, pero la pregunta que le hizo, la sorprendió.

- ¿Películas?.-Preguntó, ligeramente sorprendida, quedándose pensativa por un momento. - Me gustan las fantásticas, de ciencia ficción quizás.- Admitió, aunque también le gustaban los géneros históricos. -Veo más cine extranjero que nacional.- Terminó por decir, admitiendo que las películas japonesas, quizás salvo las históricas y las animaciones, no le gustaban demasiado. Estaban demasiado plagadas de dramas adolescentes. -Pero no se me ocurre nada.- Dijo, resignada. Tenía muchas películas en la mente, pero no quería elegir una que al escritor le pareciera infantil o típica de adolescentes, mucho menos que lo aburrieran. Así que prefirió dejarle la elección a él. Cuando terminó aquella sopa, se puso en pie, dejando la manta de lado, descubriendo que no estaba tan mal de pie. Ya no se sentía mareada y podía caminar. Se acercó lentamente a la cocina y dejó el recipiente al lado del escritor.

- Puedes elegirla tu, estaré bien con lo que sea.- Le concedió, dirigiéndole una ligera mirada estando a su lado. Cogió un vaso y lo llenó de agua, para llevárselo consigo. No se llevó mucho tiempo allí, y se volvió a acercar al sofá, sentándose en su centro y dejando la manta por un rato de lado, sintiendo su cuerpo demasiado caliente y necesitado de aire. Sus piernas quedaban al descubierto puesto que solo llevaba aquel jersey largo, que casi le quedaba como un vestido, y unos shorts debajo. Sabía que no era lo mejor para llevar, pero entre su temperatura y el ambiente en general, no podía aguantar con mucha tela encima. Comenzaba a tener un poco de sueño, pero quería aguantar para estar un rato con él. Después de todo aquellos cuidados no durarían para siempre..
Con Alexander en Japón.
mozart







friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2163

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lip smoke

Mensaje por Tardis_In_Blue el Sáb 22 Abr - 17:33

Lip Smoke: 03
"Hoy por ti..."
Por alguna extraña razón Alexander sonrió de oreja a oreja, como un niño pequeño al escuchar que la sopa estaba buena. No aceptable, ni pasable, sino buena. No parecía tampoco decirlo por un cumplido. No se dibujó ninguna mueca amarga en su rostro. Realmente estaba bueno. Por una vez en mucho tiempo, Alexander se sintió orgulloso.
Podría estar orgulloso de sus novelas, de sus éxitos y de sus ventas, pero eran al fin y al cabo su trabajo, lo que tenía que hacer... Cocinar era diferente. Por eso agradeció tanto aquel comentario.
-Entonces tendrás que enseñarme a cocinar algún día... está claro que no puedo seguir alimentándome a base de precocinados o acabaré perdiendo el tipo... - comentó animado y sin dejar de perder la sonrisa. De un momento a otro había cambiado. Había dejado, tal y como quiso, la faceta de escritor de lado. Tal vez porque quería que la chica viera qué había bajo el escritor, bajo la profesión. Tal vez quería que conociera al autentico Alexander, fuera de toda esa perversión culpa de su deformación profesional. Sin embargo hay que decir que esa perversión, o esa lascivia no eran solo cosa de su parte de escritor. Le gustaban las mujeres, y él le gustaba a ellas. Sabía cómo conquistarlas, sabía qué hacer para que cayeran en sus brazos con un suspiro. Era algo casi innato en él. Podría haber hecho que, aún estando enferma, Setsuna sucumbiera, pero por supuesto no iba a hacerlo, y había varios motivos. El primero es que era una mejor, joven, una estudiante... El segundo es que había empezado a conocerla. A conocerla ya no solo como ayudante, sino como amiga. Había algo más...

Y la ética, la moral a la que se enfrentaba al intentar camelarse a una menor. No estaba bien, para él ni para nadie. Pero... sin embargo podía provocar. En eso era un experto y por desgracia lo hacía de manera natural, sin darse cuenta de ello. -Ciencia ficción está bien... El cine Americano es muy fantástico, mucha ficción... Habrá algo que te guste, seguro... - agarró la tablet y se acomodó en el sofá. Agradecía su gran cuota de megas pues era algo que llevaba siempre consigo y utilizaba a todas horas, cuando no usaba el ordenador. Buscó una página web de descargas y bajó varias películas americanas que por suerte tenían traducción al japones. Alzó las cejas al encontrarse entre ellas un viejo título, aunque uno de sus favoritos. -Esta no es americana, sino francesa, pero.. podría considerarse la madre de las películas de ciencia ficción... - sus ojos se perdieron de nuevo en aquellas delgadas piernas cuando se quitó la manta de encima. Se mordió el labio interior unos segundos y volvió la vista a la tablet.
Sin duda, Setusuna no sabía que esos gestos tan sencillo, tan inocentes, podían provocar a un hombre con la mente de Alexander.

Palmeó un hueco a su lado en el sofá y apartó la manta. - Te irá bien descansar de tanto calor... Es importante que sudes, pero también necesitas un respiro... - le dedicó una sonrisa de lo más amable, aunque sus ojos veían más allá de aquel jersey. Había contemplado la silueta de su cuerpo aquella mañana en la cafetería, bajo la blusa mojada. Por mucho que lo escondiese la adolescente tenía un cuerpo con el que el escritor se había dado alguna alegría (cosa que jamás admitiría). Y era una confrontación para él. Su cuerpo (y quizá una parte de su conciencia) empezaban a buscar de manera instintiva casi el de ella, sin embargo la parte racional de su mente (sí, tenía) decía que aquello no era lo correcto. No podía coquetear con una chica a la que le doblaba la edad. La otra parte seguía insistiendo en que podía. No era la primera vez.

Dejó que ella misma se sentase, si quería, y puso la tablet en la mesa, acercándola para que se viera mejor. La película empezó con sus correspondientes créditos y Alexander sonrió, recordando por un momento la primera vez que la vio. -Creo que te gustará... tiene todo. Acción, peleas, humor, algo de amor...

Con Setsuna en Japón.
mozart






Robin and Claire <3:



Water and Oil - ♥ Corvëlia ♥:


The Prince & The Inventor's Tale:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
570

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lip smoke

Mensaje por Zoldyck el Sáb 22 Abr - 19:10

Lip Smoke: 03
"¿Por qué me siento así?"
Por un momento, Setsuna se quedó colgada de aquella sonrisa feliz y orgullosa del escritor, al escuchar que su comida estaba buena. Parecía un niño pequeño al que habían elogiado por hacer algo bien. Por un momento, pudo ver al hombre que se escondía de aquellas novelas eróticas, de aquella perversión. Después de todo era su trabajo, no podía quejarse de que fuera así. Pero ver su personalidad detrás de todo eso le gustó. Desde luego, no esperó que él mismo le propusiera que le enseñara a cocinar algo, pero eso hizo que la chica sonriera de forma más sincera y asintiera ligeramente con su cabeza.

- Estaré encantada de hacerlo.- Aceptó ella. A pesar de que pecaba de ser demasiado seria con los demás, algunas personas le habían pedido ayuda en clases domésticas o incluso con los deberes normales de clase, y Setsuna creía que no enseñaba demasiado mal. Era una buena profesora, después de todo. Ella esperó pacientemente a que el escritor eligiera la película que quisiera, curiosa tras el dato que le había dado sobre la madre de las películas de ciencia ficción. Setsuna se sentó al lado del escritor, ni demasiado lejos ni demasiado cerca, pero aún asi sentía el roce simple de sus brazos por encima de la ropa, algo que por algún motivo la puso algo nerviosa. No se veía demasiado mal con la tablet puesta en la mesa, aunque la obligó a arrimarse más de lo que debería para poder ver mejor.

La casa estaba casi en penumbra debido a lo poco que había estado allí; ni siquiera había abierto las ventanas ni subido las persianas, lo que provocaba que el ambiente fuera casi de verdad como una sala de cine, aunque no tan oscura. Setsuna miraba la película con interés, puesto que no la había visto antes, aunque recordaba tenerla en su lista de pendientes, sin embargo, aunque la historia le interesaba, su cuerpo fue cayendo irremediablemente hacia el lado del escritor.

Hasta que su cabeza terminó apoyada en su hombro, sus ojos aún entreabiertos luchando contra el sueño que la enfermedad le otorgaba. Quería ver el final de aquella película, pero no supo en que punto, sus ojos se cerraron y su cuerpo se apegó al contrario, acomodándose. Estaba segura de que, de haber estado en sus cabales, se hubiera muerto de la verguenza por aquello.
Con Alexander en Japón.
mozart







friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2163

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lip smoke

Mensaje por Tardis_In_Blue el Jue 25 Mayo - 10:18

Lip Smoke: 03
"Hoy por ti..."
Aquella extraña propuesta de que le enseñase a cocinar había surgido más bien como una broma. Algo que nadie podía tomarse en serio con él. Aquel caldo había salido medianamente aceptable por una casualidad del destino, pero estaba seguro de que por mucho que intentase repetirlo nunca se daría dos veces ese inexplicable hecho de suerte. Quizá por eso una extraña sonrisa estúpido se estampó en su rostro cuando ella aceptó, de buen grado, enseñarle a cocinar.
Eso podía ser algo muy bueno. Podrían pasar más tiempo juntos y eso daría pie, sin duda, a muchas situaciones para su novela.

Sin darse cuenta, casi sin quererlo, sus escritos habían tomado un rumbo diferente, quizá siguiendo las mismas vivencias que estaba experimentando el escritor. Hacía días que no quedaba con Satsuki, ni buscaba verse con alguna jovencita en su apartamento. Su vida se había alejado del sexo, de la conquista y del coqueteo para centrarse y dedicarse más a esa relación sinsentido que tenía con la joven. Era su aayudante, pero cada vez buscaba más el motivo para estar cerca de ella, sin darse cuenta.

Rodeó el fino cuerpo de la joven cuando ella se acomodó contra él y se centró más en mirar la pelicula por las siguientes dos horas que en otra cosa que se colase sin permiso en su mente. Y por desgracia no eran pocas las cosas en las que pensaba. Pero en aquel momento se dedicó a prestar atención a Bruce Willis y no al fino y cálido cuerpo que tenía a su lado, lo cual era dificil, pues aunque se había apartado de ciertos hábitos, los instintos y el deseo seguían ahí, bajo piel.

Al cabo de un rato pudo escuchar como la respiración de Setsuna se acompasaba y se suavizaba, indicándole que se había dormido.
Ladeó la cabeza, contemplando esa tranquilidad que irradiaba a la joven en aquel momento. Su rostro era un mal de calma. Sus pestañas largas proyectaban una sombra oscura sobre esa piel de porcelana. Sus labios entreabiertos exhalaban un pequeño suspiro en cada respiración. Alexander sonrió, olvidándose de la pelicula y contemplando aquel delicioso encuadre que la joven le ofrecía, a medio tapar con la manta y amoldada a la figura de su cuerpo.

Se preguntó si tenerla aún más cerca, casi íntimamente para él, se parecería a eso que estaba experimentando en ese momento. Al fin y al cabo era un hombre, había ciertas cosas que no podía controlar y esa, en ese preciso momento, se le escapaba de su alcance. Alargó los dedos, casi tembloroso y apartó un mechón de pelo que entorpecía aquella perfecta visión de esa joven que tenía en ese momento. Era un  instante para enmarcar, en realidad. La juventud, la inocencia, la calma y la tranquilidad representadas en una escena, en una joven. Un instante que no quería olvidar.
La pelicula acabó y la estancia se quedó más a oscuras de lo que ya se encontraban. Pero el no quería moverse, ni acabar ese instante. Cerró los ojos unos segundos, refujiandose en esa extraña calidez de algo que nunca había experimentado.
Con Setsuna en Japón.
mozart






Robin and Claire <3:



Water and Oil - ♥ Corvëlia ♥:


The Prince & The Inventor's Tale:


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
570

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lip smoke

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.