Últimos temas
» Volantis: the first colony of Valyria
Hoy a las 12:45 por Carrie_B

» ♠ You left me in the dark
Hoy a las 11:59 por Nightingale

» Trust your heart
Hoy a las 11:34 por Aversiteespabilas

» ♠ Water will quench fire.
Hoy a las 9:23 por Storm Queen

» ♠ War of hearts.
Hoy a las 9:07 por Storm Queen

» Wait for it.
Hoy a las 4:53 por Sagittarius

» Sometimes you get the best light from a burning bridge.
Hoy a las 3:49 por Sagittarius

» Quidditch in the game
Hoy a las 2:45 por Sagittarius

» ~ You're my first so many things
Hoy a las 2:29 por Novocaine

» Confieso que...
Hoy a las 0:49 por Nevani

» Pedido de afiliaciones Élite y Hermana
Ayer a las 23:05 por Magik

» Hora de cierre [Zeus] +18
Ayer a las 22:03 por Ladie

» Showtime
Ayer a las 21:52 por Winter Wiccan

» × The Old Gods and the New.
Ayer a las 21:15 por Kerouac

» ~ Holding hands for the rest of the eternity
Ayer a las 18:26 por Goolly Blackfyre

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

Where demons hide

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Where demons hide

Mensaje por Nyadeh el Sáb 3 Dic - 18:16

Recuerdo del primer mensaje :

Where demons hide
El mundo es una burbuja de halo dorado y las luces despiden ese resplandor de júbilo incluso en la noche. Los muros del Instituto de Nueva Orleans son notas de blues en un pentagrama de jazz y todo colisiona en una inaudita tormenta de artificial felicidad. Allí fuera se lucha por la ley seca y dentro, dentro de esa tramposa realidad, por la supervivencia.

Se dejan la piel, el aliento y los deseos en aquella ciudad tornasolada y nadie se lo agradecerá. Se protegen —con la vida, hasta la muerte— porque siempre hay Marcas indelebles, porque una existencia ligada es algo más que un simple juramento.
CS | Cazadores de Sombras | Años 20
Ayana M. Gatsby
Nefilim | Maisie R.S. | Nightingale
Maureen Weaver
Nefilim | Nathalie Emmanuel | Nyadeh


Última edición por Nyadeh el Miér 15 Feb - 18:44, editado 1 vez



«Remember me. Try your best. Maybe we can»


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1376

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Where demons hide

Mensaje por Nightingale el Dom 12 Mar - 21:13

Tain't no sin
en el club | por la noche | con Maureen

Ayana carece de la valentía de Maureen, pero se arroja al vacío con ella, como si al saltar su parabatai, al arrojarse a la nada la otra mitad de su alma, la consecuencia irremediable fuera saltar también.

La caída es lenta y terrible, pero la infame Ayana la disfruta. Sus labios contra los de Maureen, sus alientos fundidos en uno por la desinhibición del licor, por la desesperación de la pérdida, por la necesidad terrible de terminar con el dolor. Se aferran la una a la otra, como los amantes de esas estúpidas novelas de su tío, con tal de tener algo por lo que seguir.

Ayana no se conforma con la dicha de la perdición. Si Maureen tiene el mérito de haberse atrevido primero, ella tiene que compensarlo con algo, y ese algo se traduce en sus manos frenéticas atrayendo el cuerpo de su parabatai, buscando en seguida desprenderse de las prendas que las separan de la perfección de las bellas esculturas griegas.

Deberían parar, pero ¿acaso puede detenerse una caída al vacío?

Sus labios no quieren abandonar los de su compañera, no habiendo llegado tan lejos, no quiere volver a la realidad, donde tendrán que afrontar lo que han hecho:
No se lo diremos a nadie.



i only believe in
art
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
7500

Localización :
Palmetto State University

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Where demons hide

Mensaje por Nyadeh el Mar 14 Mar - 16:48

Tain't no sin
en el club | por la noche | con Ayana

También hay desdicha en el amor. Maureen no lo conoce, no lo ha sentido pero lo sabe. Sabe que los mundanos combaten sus propias guerras y sabe cuánto de tragedia hay tras ellas. Tan insignificante, tan desafortunado el amor mortal, ese que se sabe proscrito y aún así regresa igual que un polizón, ese que juraron olvidar sin palabras, tan solo huellas en la piel. ¿Pero cómo se puede olvidar algo que no se ha tenido?

Es desconocido, es aterrador lo que logran arrancar de su pecho las manos de Ayana sobre la curvatura de sus extremidades, en el hueco tras las rodillas que se arquean a su antojo bajo los dedos alborotadores. Maureen detesta ser débil pero por ella ha sido cosas que nunca deseó ser. Por Ayana, todavía pelea por deber, por una vida que de otro modo, si no fuera a su lado, se encontraría incompleta.

Se le secan los labios a pesar de la humedad, a pesar de la saliva y el licor. Los besos son azucarados pero se convierten en arena en el instante en el que deja su boca y el aire penetra en los pulmones, arrastrando el polvo consigo. Podría asfixiarse pero anhela más, más de lo que Ayana le ha regalado, más de lo que ella, piedra ante su promesa, parece dispuesta a dar.

A nadie. No se lo dirán a nadie porque nadie ha sobrevivido a aquello, a ser algo más que un guerrero.

Sus bucles le rozan los párpados cuando se esconde en su cuello, ahoga los vestigios de los labios casi furibundos, de los besos necesitados en la piel tierna y dañada. —No… no se lo diremos a nadie. —Respira, inhala el aroma alcoholizado y la sangre marchita de los dedos. Se muerde las mejillas hasta que el dolor resulta insufrible. Ayana está disgustada —y ella también— y por eso, solo por eso siente que se están utilizando la una a la otra, del mismo modo que han consumido y desecho la botella de licor.

Se voltea sobre la cama hasta que solo contempla oscuridad y no los ojos de su compañera. No quiere que aquello sea algo de lo que se deshagan. —Mañana será otro día. Siempre es otro día.




«Remember me. Try your best. Maybe we can»


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1376

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Where demons hide

Mensaje por Nightingale el Jue 16 Mar - 15:32

There's a room where the light won't find you
en los muelles | por la noche | con Maureen

Eh, Maureen ¿me pasas ese cuchillo? —Ayana permanece con expresión impasible frente al subterráneo que tienen delante, atado a una silla. Espera a que su compañera le acerque el arma de brillante filo y entonces la usa para obligar al brujo a alzar la cabeza— Dime, captabas a las chicas ¿y entonces qué?

Si es que eso podía llegar a ocurrir, Maureen y Ayana se han vuelto más feroces y letales desde la noche en que murió Freddie, desde la noche en que incumplieron la prohibición de los parabatai por primera vez. Ahora es difícil que alguien pueda detenerlas, son brutales y no dejan a un solo demonio merodear por las calles de Nueva Orleans, tanto es así que les ha sobrado tiempo para inmiscuirse en peores investigaciones, como la que llevan ahora entre manos.

Hará unos meses, empezaron a aparecer cuerpos de mujeres, todas ellas brutalmente violadas y asesinadas, todas ellas mundanas. La Clave no ha autorizado esa investigación porque según su tío, no había muestras de que aquellos asesinatos fueran producidos por subterráneos o demonios, pero ellas siguieron una corazonada, y lo que tienen hoy entre manos podría cambiar el curso de la investigación.

Si ese subterráneo confiesa que entregaba esas chicas a algún demonio, la Clave no tendrá más remedio que implicarse.

Su investigación las ha llevado hasta Miami, pero todavía no se han puesto en contacto con los miembros de ese Instituto dada la naturaleza de su investigación. A decir verdad, cuando decidieron marcharse y su tío se opuso, lo hicieron de la peor de las maneras: de noche, escabulléndose como dos colegialas con sus mochilas, dispuestas a pasar la noche durmiendo en el tren. Su tío debe estar como un loco buscándolas, pero a Ayana no le importa.

Últimamente le importan solo dos cosas: la caza y Maureen. Cualquiera que intente interponerse en su camino debería replanteárselo.

Permanece sentada en el regazo del subterráneo, como si no le importara llevar una falda demasiado corta para hacer eso. De todas formas, el brujo permanece con los tobillos y las muñecas atados, no podría tocarla ni aunque lo intentara. Suspira y se pone en pie:
Yo lo he intentado por las buenas —dice, en tono cansado, como una niña protestando por no conseguir que su mascota se siente y le de la patita— Maureen —sus ojos brillan cuando miran a su parabatai.

Eso de jugar a la nephilim buena y la nephilim mala se les da bastante bien.



i only believe in
art
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
7500

Localización :
Palmetto State University

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Where demons hide

Mensaje por Nyadeh el Vie 24 Mar - 15:50

There's a room where the light won't find you
en los muelles | por la noche | con Ayana

Nueva Orleans ha visto cosas peores.

Peores que un cadáver en la noche. Peores que los despojos en el río Misisipi.

Pero quizá sea el sentimiento de júbilo tan divulgado o la burbuja de colores que no cesa de crecer, por lo que la detonación es mayor esta vez. Las paredes traslúcidas tiemblan y su fragancia pasa de ser delicada a espesa, como sangre sobre la tierra. El temor inoportuno, no obstante justificado, no está más que en boca de algunos y eso es suficiente para envenenarlos a todos. Hay relatos acerca del decadente barrio francés que estremecerían incluso a los nefilim si sus sombras no fueran mayores. Hay historias que nunca mueren.

El brujo que han encontrado, sin embargo, no se asemeja a aquellos que los mundanos retratan. No tiene la piel oscura sino sutilmente moteada, evidente a los ojos de los cazadores que no pueden ser engañados por la magia. No conoce rituales, no los necesita, es hijo de un demonio.

Maureen se sumerge en los ojos granate que han perseguido por toda la costa de Florida y quiere preguntarle qué se siente al ser inmortal, pero tener tu vida en manos de unas chiquillas. Quiere sentirse fuerte. Quiere ser ella de nuevo.

Es más fácil temer a la muerte que temer querer a alguien, porque la muerte es para siempre y Ayana no lo es.

La serenidad de su compañera se quiebra, cristalina y Maureen, arropada en silencio, sabe que es su oportunidad de lograr una réplica por parte del subterráneo, tal vez la única. No es tan cruel como aparenta, ambas responden a la misma violencia, al mismo deber; pero resulta más sencillo fingir que Ayana es diferente porque sonríe más, porque vive. Es un juego, un juego que suele funcionar.

El cuchillo en sus manos no roza el mentón del brujo, se desliza sobre su cuello y se hunde en la garganta, afilado y seguro pero sin permitir que la sangre aflore a borbotones.

Cuando ella haga una pregunta, tú respondes.



Última edición por Nyadeh el Vie 31 Mar - 0:19, editado 1 vez



«Remember me. Try your best. Maybe we can»


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1376

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Where demons hide

Mensaje por Nightingale el Vie 24 Mar - 20:46

There's a room where the light won't find you
en los muelles | por la noche | con Maureen

Ayana diría que incluso disfruta de la cacería, pero mentiría. Lo disfruta cuando se trata de salvar a alguien, pero cuando se trata de los cuerpos de esas chicas que ya no volverán a levantarse, la rabia la domina. O tal vez es que en ella ya no queda deseo alguno de hacer el bien, solo quiere dañar, la destrucción le proporciona un placer que Freddie ya jamás podrá darle.

Se obliga a respirar hondo, a relajarse, está de espaldas a la escena, pero escucha a Maureen.

Le gusta esa impresión que pueden dar, porque en el fondo, ella lo sabe, Maureen no es ni más ni menos terrible que ella, pero se les da bien intrepetar ese papel. A menudo piensa que es un arma más, interpretar a dos nephilim de sangre fría, capaces de golpear, acuchillar y matar sin el menor remordimiento, una con fingida inocencia y la otra con terrible fiereza.

De todas formas, ese brujo nunca las verá como son en realidad. No, Ayana jamás permitiría que una de esas criaturas de la noche la viera llorando, borracha, abrazada a su parabatai lamentándose por la vida de un mundano a quien había jurado que amaba.

Se tensa solo de pensarlo y el deseo de sangre vuelve a ella:
Más te vale obedecer o Maureen te destrozará —advierte, aunque le parece ver algo más allá, en la oscuridad. Frunce el ceño y le hace un gesto a Maureen, indicando que va a ver qué ocurre.

No se imaginaba que varios demonios, invocados por el brujo, fueran a atacar.



i only believe in
art
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
7500

Localización :
Palmetto State University

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Where demons hide

Mensaje por Nyadeh el Vie 31 Mar - 0:24

There's a room where the light won't find you
en los muelles | por la noche | con Ayana

A veces arden con demasiada violencia, demasiado esplendor y la ciudad a sus espaldas se ilumina en dorados y cobrizos extremos que harían parpadear a las estrellas. A veces son más desalmadas de lo que desean, de lo que reflejan, pero sus almas tienen fisuras recónditas y la luz siempre se desvanece entre ellas. A veces se consumen, incluso con un cuchillo en las manos, incluso con la hoja acerada enterrada en su palma.

Maureen y Ayana podrían quebrar al brujo en añicos, pero quizá hayan perdido la emoción necesaria, una mariposa ingrávida, incorpórea que ha extendido sus alas y las ha abandonado en esa prisión de insensibilidad inequívoca, amarga.

Los mundanos responden ante su dios, ellas no tienen ninguno y sin embargo, no son libres. Las hijas del Ángel, los instrumentos de la Clave.

Maureen no lo destrozará, aunque simule que sí detrás de media sonrisa salvaje, porque le inquietan las consecuencias. Para ella, para su compañera que pertenece cada día más a una oscuridad latente, por ese fragmento que murió junto al mundano.

Sueña con hacerlo, la sangre es tibia en sus dedos y penetrante en sus fosas nasales. Sueña con introducir hasta la empuñadura del cristal en la piel rígida, por los rostros sin nombre, por la muerte que acecha —por complacer a Ayana—.

Casi se cree capaz de ceder a ello, al impulso que ahora las domina, a lo único a lo que responden, cuando es arrojada a un lado y cae sobre el pavimento, arañándose los codos. Algo pegajoso se cierra en torno a su pierna y no puede huir, ni correr hacia su parabatai.

¡Hadraniel!

Su cuchillo serafín destella lejos de ella, a los pies del subterráneo aún amarrado que sonríe con burla en los ojos encarnados; siglos de existencia en ese mundo no serán vencidos por dos jóvenes nefilim. Trata de extender sus brazos y alcanzarlo, en vano.




«Remember me. Try your best. Maybe we can»


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1376

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Where demons hide

Mensaje por Nightingale el Vie 7 Abr - 21:25

There's a room where the light won't find you
en los muelles | por la noche | con Maureen

Escucha el grito. Su parabatai no la llama a ella, clama el nombre de un Ángel que le otorgue el poder que necesitar para hacer frente a la amenaza ¿el subterráneo ha conseguido liberarse? Maldita sea. Las piernas de Ayana, agotadas por los días de caza, no bajan ni un instante el ritmo cuando vuelve hacia el salón principal, en busca de su otra mitad.

Pero no es lo suficientemente rápida.

Atisba a ver los brazos de Maureen extendiéndose hacia adelante, y está a punto de alcanzar la escena, coger el cuchillo por el que grita su compañera y terminar con la miserable vida del subterráneo, cuando un demonio la atrapa y la hace caer con u golpe seco al suelo.

Nota la sangre manar allí donde las garras del demonio se han hundido. Nota el tentáculo extendido en toda su piel, desde el muslo hasta la cintura, miles de dientes clavados en ella. No son lo suficientemente largos como para que la herida sea más grave que un montón de gravilla incándose en la piel, pero sí como para envenenarla, si el demonio así lo desea.

Si así lo desea, el demonio puede destrozarla.

Pero Ayana no está pensando en eso, está pensando en que no va a llegar a salvar a Maureen. Se vuelve, y clava la punta de hierro de su zapato en el cuello del demonio. Coge uno de sus cuchillos y lo atraviesa. Nota los dientes clavados en su piel desaparecer con su dueño, apenas un montón de ceniza ahora que se ha encargado de él.

Ha sido muy rápida, pero no lo suficiente si el brujo sentía sed por la sangre de su compañera. Corre hacia ella en cuanto puede, sintiendo cada músculo de su cuerpo en una lucha entre el cansancio y el afán de salvar a la que es su otra mitad, la mitad de su fuerza, la mitad de su coraje, la mitad de su alma, pero no es lo suficientemente rápida.

Ella no, pero Kathryn sí.

La cazadora de sombras del Instituto de Miami se abalanza sobre el Brujo y lo arranca de encima del cuerpo de Maureen. Su compañero no tarda en detener a los demonios con flechas, y lo mismo hace ella con su cuchillo serafín. El Brujo muere por las heridas en seguida, y Kathryn puede acercarse e inclinarse sobre Maureen:
Creo que hemos tenido suerte, Scott —mira a Maureen, admirando su piel cubierta de runas, su cabello formando un halo alrededor de su delicado rostro, y luego dirige su mirada a Ayana, que los contempla con la mitad de la ropa hecha jirones, incrédula. Si a algo no están acostumbradas Maureen y ella es a contar con ayuda— Son las de Nueva Orleans. Habíamos oído cosas. Pero nadie había dicho que os fuera el rollo de atar subterráneos.



i only believe in
art
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
7500

Localización :
Palmetto State University

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Where demons hide

Mensaje por Nyadeh el Miér 12 Abr - 23:39

There's a room where the light won't find you
en los muelles | por la noche | con Ayana

Hadraniel no responde a su plegaria latente y Maureen cree que morirá, sin un protector que vele por ella, sin la mano de su parabatai aprisionada entre sus dedos.

Cree que después de danzar con la muerte esta espera de ti algo más que un roce, más que un beso tembloroso, espera un espíritu apagado en el interior de las entrañas. Cree que su fortuna es ahora esclava del azar y sus días acabarán allí, en un muelle nauseabundo, sometida por un subterráneo. Tal vez no sea tan malo si lo último que escuchan sus sentidos es a Ayana tratando de alcanzarla, antes de que el vacío la devore por entero.

Su aliento, áspero y costoso, sabe a metal y tarda en comprender que lo que impregna su boca es su propia sangre. Ni siquiera ha sentido el dolor de los colmillos en su abdomen, los mismos que ahora buscan en su garganta. Maureen aparta el rostro, huyendo al menos del resuello putrefacto del demonio en su piel, pero no es a él a quien debe temer. El brujo puede hacer más daño si así lo desea; y a juzgar por su mirada resentida, lo desea.

Maureen solo alcanza a contemplar la muerte en sus pupilas. Antes de rendirse a ella advierte que puede respirar de nuevo. Quizá su ángel sí respondiera, después de todo.

Tose, se ahoga sobre el asfalto y las lágrimas le impiden incluso pestañear pero logra que una de sus sonrisas burlescas ilumine la noche. —Un segundo más tarde y no vivo para contarlo… —Pero la voz que la arranca de las tinieblas no le pertenece a Ayana, su tacto no es familiar y la joven se encoge, recelosa, retrocediendo ante la mirada de su defensora.

Son más extrañas de lo que me habías contado. —Scott guarda sus armas a la espalda, dando un paso hacia su compañera, cubriéndola—. Y estúpidas. —Su mirada vaga de una a otra, a la silla vacía y la sangre sobre el suelo—. Pero están las dos vivas, me debes uno de tus cuchillos.

Tenemos que volver al Instituto. ¿Podéis caminar o nos haréis tomaros en brazos?



Última edición por Nyadeh el Jue 13 Abr - 14:56, editado 1 vez



«Remember me. Try your best. Maybe we can»


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1376

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Where demons hide

Mensaje por Nightingale el Jue 13 Abr - 11:05

There's a room where the light won't find you
en los muelles | por la noche | con Maureen

Kathryn clava una rodilla en el suelo y coloca su chaqueta bajo la cabeza de Maureen, teniendo mucho cuidado con su cuello:
No seas impertinente, Scott: están heridas —se inclina hacia la mujer que yace en el suelo y examina sus heridas— Después te preguntas cómo es que ninguna mujer te presta atención —Kathryn bromea, claro, con el aspecto de Scott es difícil que la gente lo pase por alto. Se gira para mirarlo, como para asegurarse de que sigue ahí, aunque en realidad no necesita mirarlo para saber eso, así que con toda probabilidad lo mira para saber si su comentario le ha hecho picarse un poco. Luego vuelve a prestarle atención a Maureen— ¿Crees que puedes andar?

Coge su muñeca y le aparta las manos del abdomen, allí donde los colmillos de la criatura se han clavado en su piel:
Vale, tómatelo con calma, eso no lo van a curar un par de  iratzes, ni siquiera los de un parabatai —la mira a los ojos y sonríe— Pero vivirás. Ya se nos ocurrirá algo para que me lo agradezcas —añade, guiñándole uno de sus relucientes ojos azules.

Ayana los observa con el recelo que suele otorgar a todo aquel que no comparta su tono de piel, no es que tenga nada en contra, claro está, pero muchos sí tienen algo en contra de la gente de Ayana, y eso la hace ponerse alerta en seguida. Además ¿qué hace esa mujer tan encima de Maureen?

Se acerca, dedicándole una fugaz mirada al hombre que hay tras la rubia y arrodillándose al otro lado de su compañera y sacando la estela:
No te preocupes, todo va bien —promete, asustada al ver la herida. Intenta cubrirse el costado y el muslo, que el demonio ha dejado al descubierto, pero cuando va a dibujar un iratze, Kathryn atrapa su muñeca y la detiene.

No seas imprudente —protesta— No podemos saber si hay sangre de demonio dentro. Scott puede cargarla al Instituto.



i only believe in
art
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
7500

Localización :
Palmetto State University

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Where demons hide

Mensaje por Nyadeh el Mar 18 Abr - 2:12

There's a room where the light won't find you
en los muelles | por la noche | con Ayana

Hablas demasiado.

Extenuada, desgarrada, teme que haya raíces en su interior que nunca germinen de nuevo, ni siquiera con un iratze. Ninguno de ellos sabe aliviar lesiones imposibles. Teme que la muerte sea aún más atroz en la próxima ocasión, ávida de una sangre que no ha logrado degustar.

No le incomoda cuando es Ayana quien colma sus oídos de sueños que no han podido cumplir y promesas que no han sido borradas, pese a haberse dejado arrastrar por el aire. Quien se mueve impulsada por la música inclusive en una azotea del tradicional barrio de Nueva Orleans, donde son felinos que contagian la mala suerte, de noche y tararea a su alrededor escalas sin razón que Maureen no se molesta en rebatir.

No obstante, un desconocido elocuente es una presa para sus colmillos mordaces, para sus uñas esquivas, las cuales se hunden levemente en la muñeca de la joven cuando esta roza su herida, las hendiduras que el demonio ha dejado antes de morir en su piel.

A lo mejor las mujeres me prestarían atención si no estuvieras siempre a mi lado. Todas creen que eres mi prometida. —Scott mira a Ayana, como quien busca la defensa de alguien ajeno a toda discusión. Bromista y demasiado locuaz. No se alejaría de Kathryn, ni tan siquiera por unos ojos bonitos, ambos lo saben—. O si dejaras de acapararlas.

Ceremonioso de un modo fingido, el joven sujeta el cuerpo aletargado de Maureen en sus brazos y aún logra simular una reverencia. —Vosotras primero. O tal vez será mejor que dejes paso a Kathryn, ella sí conoce el camino al Instituto. El viejo Alan estará encantado de tener invitadas, si os portáis bien quizá incluso os preparé un poco de té.

Maureen trata de mantenerse por sí misma, pero las rodillas le flaquean así que se muerde las mejillas y también el orgullo, condescendiente con los dos cazadores que probablemente las hayan salvado de las zarpas de unos demonios hambrientos, letales. No es capaz de agradecérselo, a ninguno de los dos.

Todo va bien. —Coincide y le sonríe, desfallecida, queriendo mitigar su inquietud, su malestar—. Estamos vivas, ¿no?




«Remember me. Try your best. Maybe we can»


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1376

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Where demons hide

Mensaje por Nightingale el Miér 19 Abr - 22:01

There's a room where the light won't find you
en los muelles | por la noche | con Maureen

La rubia sonríe, incorporándose sin perder de vista a Maureen, fingiendo no escuchar la primera parte del discurso de Scott, aunque cuando la acusa de acaparadora, le dedica una mirada traviesa, cuya malicia se refleja en la curvatura de los labios:
¿Qué le voy a hacer? El traje de combate me sienta demasiado bien —afirma, contoneándose en dirección a la puerta, parloteando aún.

Habla de nimiedades, de como han oído algo, han decidido entrar a mirar y se han encontrado con ese terrible espectáculo, con la obscenidad del cuerpo de Maureen atrapado bajo el demonio, con la sensación de que llegarían tarde pero la convicción de que al final del día (o más bien de la noche) serían los héroes, como siempre.

A Ayana le sobra la mitad de esa charla para decidir que la detesta ¿está presumiendo de haberlas salvado, esa blanquita? Genial, que alguien le de la noticia de que salvar es su cometido, su misión, su razón de ser.

Camina junto a Scott solo para poder estar pendiente de su parabatai, con un nudo en la garganta. Odiará a Kathryn, pero de no ser por su aparición, ella estaría... no, ni pensarlo, no puede ni pensarlo:
Estamos vivas —confirma, y también se esfuerza en sonreír. Quiere devolverle la esperanza que ese demonio pretendía arrebatarle, y tampoco quiere que sienta que es débil porque alguien la esté llevando en brazos, así que le da un toque en el brazo a Scott y le sonríe— ¿Luego me llevas a mí un ratito, no?



i only believe in
art
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
7500

Localización :
Palmetto State University

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Where demons hide

Mensaje por Nyadeh el Miér 26 Abr - 22:31

There's a room where the light won't find you
en los muelles | por la noche | con Ayana

Su sangre es escarlata, como la de todo el mundo, cuando gotea de sus heridas y salpica el asfalto del muelle, dejando tras ellos un rastro para carroñeros. Pero su piel es casi plateada bajo los rayos de la luna, ónice y marfil, una composición excepcional allí, en la ciudad más urbana que Maureen ha visitado nunca.

En Nueva Orleans nadie olvida si su sangre desciende de esclavos —a nadie se le permite olvidar—, pero al menos no son una exhibición de feria. Conviven y se relacionan en el multiculturalismo francés y a menudo ignoran los rumores, las ofensas que dividen y dan vida a toda una población.

Se han acostumbrado a ello. A ser temidas, a veces. Las semillas de la magia negra han crecido siempre en la imaginación de europeos y criollos, el recelo a ser víctimas de un maleficio enloquecedor. Todos han esperado alguna vez su sacrificio.

Kathryn y Scott no las miran así, no como si pudieran espantarse de ellas si dieran un paso al frente y, aún malheridas, invocaran a sus antecesores en una lucha sin fundamento. Todos provienen de lo mismo, del mismo ángel que los maldijo. Kathryn y Scott las miran como a dos criaturas rebeldes que han escapado de su hogar, como si tuvieran que ofrecerles otro.

Lo detesta.

No necesitamos… vuestra hospitalidad.

Sin embargo y a juzgar por el gruñido escéptico de Scott, ha debido perder el aliento a mitad de su recriminación y el efecto no es el deseado. —Claro que no, cazadora.

Su compañera es mejor, más fácil de tratar al menos. Sonríe y hay algo nevado en sus dientes y resplandeciente en su mirada y Scott no necesita una segunda súplica.

¡Alan! Tenemos visita. —Llama al tutor del Instituto con un silbido, una vez en las puertas. Asienta a Maureen junto a las escaleras y no se demora en sostener la cintura de Ayana en sus manos, un guiño y una sonrisa desvergonzada en dirección a la planta de arriba. —Puedo subir las escaleras con las dos. O solo contigo, si eres celosa. Podría ser parte de mis ejercicios diarios.




«Remember me. Try your best. Maybe we can»


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1376

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Where demons hide

Mensaje por Nightingale el Dom 30 Abr - 14:00

There's a room where the light won't find you
en los muelles | por la noche | con Maureen

Kathryn se agacha frente a Maura tan pronto como Scott la deja y coge una de sus manos para medirle el pulso. Nota esa piel oscura demasiado fría bajo la propia y aprieta levemente los labios. Al volverse, la cascada dorada que forma su cabello se agita, haciendo que Ayana la deteste un poco más. Es bonita de la forma en que ella nunca podría serlo. De todas formas, tiene peores inquietudes ahora.

Su lugar está donde Kathryn está agachada, arrebatándole de nuevo la posibilidad de estar cerca de su parabatai. Está tan tensa que su cuerpo reacciona tensándose más, la cuerda de un arco lista para disparar, cuando Scott coloca una mano en su cintura:
Llévala a la enfermería —implora, preocupada, pero el bueno de Alan ya ha acudido al rescate de su parabatai, y Ayana se queda un segundo atrás, apoyándose en el cuerpo del cazador, sintiendo el escozor allá donde el demonio la ha herido a ella, viendo como se llevan a su compañera a la enfermería.

Kathryn va con ella, por supuesto, tras dedicarle un guiño a Scott:
Sé bueno y cura a la otra ¿de acuerdo? —pide, y cuando Ayana hace ademán de seguirla a la enfermería, alza una mano cubierta de cicatrices, anillos y runas— Yo me encargo, se me dan bien este tipo de cosas, y tu amiga no necesita más agobio. Luego podrás verla —y se va siguiendo a Alan, cerrando la puerta de la enfermería tras ella.

El vestíbulo del Instituto se sume en la oscuridad. Ayana solo oye su propia respiración agitada junto a la de Scott, demasiado cerca de la de Scott:
Necesito algunos iratzes —admite al fin, mirando su destrozado vestido— Y algo que ponerme.



i only believe in
art
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
7500

Localización :
Palmetto State University

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Where demons hide

Mensaje por Nyadeh el Miér 10 Mayo - 0:47

There's a room where the light won't find you
en los muelles | por la noche | con Ayana

Maureen sabe cómo encontrar el pulso en sus muñecas, en esa horquilla trenzada que resulta casi imperceptible bajo su piel de estrías rosadas que cubren sus nudillos y trepan hasta los codos semejantes a una enredadera. Cree que puede ayudar a Kathryn con ello pero lo único que sienten las yemas de sus dedos es el pesado vacío y el frío que la ha perseguido, distante, desde el muelle. Quiere preguntar si eso significa que se está muriendo, es resistente, puede sobreponerse aunque rechace la sola idea de dejar a Ayana sola en un lugar desconocido; quiere, pero su garganta no responde y lo único que separa sus labios es el intento de tomar aire.

Trata de extender una de sus manos hacia su parabatai, protestando con la mirada porque no puede hacerlo con nada más. No necesita que unos extraños velen por ella, solo desea regresar al instituto de Nueva Orleans, a casa. Ha levantado un refugio de murallas intangibles a su alrededor donde solo tiene cabida Ayana pero han logrado desmoronarlo como a la ciudad de cristal, con sangre de demonio. Los demonios son insaciables, siempre están hambrientos. Y su veneno al fin hace mella en Maureen, quien se sume en una espiral de oscuridad, flotando en la nada.

Se pondrá bien. Alan sabe hacer magia… no de manera literal claro, pero tú ya me entiendes. Si no fuera tan poco bromista sería el tutor ideal. Supongo que nadie es perfecto, ¿no?

Es su modo de alentar a Ayana, aunque acostumbra a hablar demasiado de sí mismo y apenas de los demás. No le resulta familiar tratar con otros cazadores, el único mundo que conoce, además del subterráneo, es aquel en el que tan solo Kathryn y él conviven con mundanos.

Vamos arriba, Kathryn tiene un armario enorme en su dormitorio. Normalmente me torturaría si se me ocurriese rebuscar en él, pero esto es por una buena causa. Tenemos que ayudarnos entre nosotros. —La guía hacia el primer piso, sin hacer mención de nuevo a que podría llevarla si quisiera, por su apariencia no debe pesar mucho, pero Scott siente su nerviosismo y se muerde la lengua—. ¿Entonces… conseguisteis lo que habéis venido a buscar? Además de una muerte casi segura.




«Remember me. Try your best. Maybe we can»


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1376

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Where demons hide

Mensaje por Nightingale el Sáb 13 Mayo - 19:28

There's a room where the light won't find you
en los muelles | por la noche | con Maureen

Tengo que volver con ella.

Durante mucho tiempo, fueron solo Maureen y Ayana; Ayana y Maureen, siempre juntas, entrenaban juntas, comían juntas, dormían juntas, luego las misiones empezaron, y Ayana se entregó con facilidad a las manos ajenas, pero siempre teniendo una mano extendida hacia Maureen.

Por mucho que se repita que van a cuidarla, que va a estar bien, siente que debería estar con su parabatai ahora, por hermosos que sean los ojos de Scott. En otro contexto, su comentario la haría sonreír de medio lado, alzar el mentón y dedicarle otro comentario, más atrevido, más despectivo; buscando arañar en ese escudo de perfección hasta que la mueca en los labios de él cediera y sus bocas se encontraran.

Pero no está de humor, está pensando en su parabatai. Se clava las uñas en las palmas de las manos mientras sube, diciéndose que sus pensamientos son infantiles, que Maureen está en buenas manos, y que va a verla en un rato, no es como si se hubieran separado para siempre. Se dice que esa dependencia es fruto del vínculo parabatai, y no de un amor prohibido que reprime entre las costillas, pero se da cuenta de que su engaño es estúpido.

Observa el imponente armario de la rubia y se rodea con los brazos:
Cualquier cosa me estará bien —dice, y haciéndose la tonta, se cuela en el cuarto de baño de ella. Se lo piensa dejar todo lleno de sangre, eso por quitarle a Maureen. Se quita el destrozado vestido, dejando al descubierto la piel herida, piel oscura cubierta con una única prenda de ropa interior y procede a limpiarse la sangre en el mismo lavabo— Me fío de tu criterio —le asegura a Scott, mirándolo a través del espejo. No, no se ha molestado en cerrar la puerta.



i only believe in
art
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
7500

Localización :
Palmetto State University

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Where demons hide

Mensaje por Nyadeh el Miér 17 Mayo - 20:41

There's a room where the light won't find you
en los muelles | por la noche | con Ayana

La cazadora no necesita hablar para que Scott interprete las estrofas de sus pupilas, las horas muertas en busca de algo que ni él ni Kathryn conocen, de ello está seguro. Ha escuchado rumores acerca de las jóvenes de Luisiana, la mayor parte de ellos relatados por su parabatai, siempre la curiosa, la indiscreta de los dos; son más indómitas de lo que alguien esperaría incluso de los hijos del Ángel. Y Scott puede ser insolente, irritante cuando te esmeras en conocerlo, pero nunca salvaje, ni siquiera ante demonios.

No pasa por alto el hecho de que no se ha molestado en responder.

Siempre ha creído que Kathryn es agraciada, pese a referirse a ella como una amiga y pensar que sería la hermana de sangre que jamás ha conocido. Lo es, con ese cabello de rayos de sol el cual resulta complicado rehuir y la sonrisa relampagueante, casi eternamente seductora. No obstante, sus huéspedes son diferentes, la noche que los complementaría, a él y su parabatai. Las cazadoras de Nueva Orleans parecen más oscuras a su lado, cualquiera diría que aterradoras, a pesar de que no alcanzan su rostro con los talones sobre el suelo.

Le gusta. Impresiona si piensas en ello, que dos jóvenes hayan atravesado más de un estado para enfrentarse a un brujo en soledad, todo el mundo sabe que los brujos no tienen trucos limpios.

También le disgusta, porque ese es su trabajo y el de Kathryn, no el de aquellas desconocidas.

Cualquier cosa te sentará bien. —No puede por menos concordar con ella, tal vez no sea resplandeciente como su compañera pero tiene algo cautivador, una llama ardiendo en el pecho. Y lo sabe. Es por eso que a Scott se le ocurre que quizá la haya subestimado, que es la otra la que muerde y araña, sin duda, pero esta puede envenenar.

No teníais que haber venido hasta aquí, que yo recuerde no os hemos pedido ayuda. Esta es nuestra ciudad y está controlada.




«Remember me. Try your best. Maybe we can»


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1376

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Where demons hide

Mensaje por Nightingale el Jue 25 Mayo - 9:07

There's a room where the light won't find you
en los muelles | por la noche | con Maureen

Debería haber comprendido al mirarlo a los ojos que no iba a dejarla escapar tan fácilmente. Scott es un nephilim fuerte, que habrá interrogado a muchos antes que a ella ¿por qué iba, simplemente, a dejar que se escabullera sin responder? Una vez Ayana termina con la sangre, viendo las pequeñas motitas en el lavabo; se vuelve hacia él.

Tal vez esté intentando desconcertarlo con su desnudez, que se olvide; tal vez está esperando que él finja cierta torpeza, pudor, y le de la espalda para que ella escoja algo que ponerse.

No quiere contestar porque no tiene una respuesta adecuada según las normas de los nephilim. Habiendo descubierto lo que el brujo hacía, sabiendo a dónde las conducía la investigación, sin duda tendrían que haber avisado a los Institutos implicados, en lugar de avanzar por su cuenta.

No quiere contestar porque tiene la terrible sensación de que, si están en este punto, es por Freddie.

Desde que murió Ayana ha arrastrado a Maureen a una guerra contra el submundo que solo podría condenarlas. Si Scott y Kathryn no hubieran aparecido, estarían las dos muertas. O peor, Maureen lo estaría.

Se estremece solo de pensarlo:
No avisamos porque la Clave no autorizó la investigación —admite al fin— Con una confesión de ese brujo, hubiéramos tenido pruebas.



i only believe in
art
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
7500

Localización :
Palmetto State University

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Where demons hide

Mensaje por Nyadeh el Sáb 17 Jun - 22:31

There's a room where the light won't find you
en los muelles | por la noche | con Ayana

A menudo se cruza con jóvenes, algunas más agraciadas que otras, pero todas suelen ocultarse con recelo, a sabiendas de que la piel es lo único que no pueden regalar si desean sentirse honradas. Quizá los nefilim no respondan a las normas de decoro de la sociedad de los mundanos, quizá la cazadora del sur crea que no tiene por qué atenerse a la decencia cuando todos son hijos del mismo ángel. Es la primera que Scott conoce, además de su parabatai, la primera con la que comparte su Instituto. Lo menos que podría hacer, sería agradecerlo.

También se ha percatado de que no sonríe, cada persona tiene una sonrisa pero Ayana no sonríe y él no sabe si es porque está intranquila acerca del estado de su compañera, o por algo más. Algo que ni siquiera los chismes que han llegado hasta Kathryn conocen.

¿Habéis venido por vuestra cuenta? ¿En contra de la Clave?—Por un instante, lamenta haber sido él quien les abriera las puertas del hogar de los cazadores en Miami. Todos ellos se deben a Alacante, y la Clave gobierna en su ciudad. Nadie pasa por alto sus órdenes, excepto tal vez aquellas dos jóvenes.

Teme que su hospitalidad les ocasione problemas, a él y a Kathryn, también al viejo Alan.

¿Os habéis vuelto locas? ¿Pruebas de qué?

A su favor debe decir que no cree que sean fugitivas, tan solo están lejos de casa y por alguna razón han decidido reclamar esa capital también como suya, aunque ya se encuentre bajo la protección de otros nefilim. Nunca han necesitado a nadie más.

Además, los brujos firmaron los Acuerdos. Se supone que no son nuestros enemigos.




«Remember me. Try your best. Maybe we can»


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1376

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Where demons hide

Mensaje por Nightingale el Dom 18 Jun - 22:41

There's a room where the light won't find you
en los muelles | por la noche | con Maureen

Ayana aprieta los labios y se apodera de la prenda escogida para cubrir la piel desnuda con ella. Locas. Claro, eso es lo que considera el resto del mundo ¿no es así? En su propia defensa se dice que a los artistas siempre los han condenado por locura, pero ¿qué clase de arte las ha traído hasta allí? El arte de segar vidas, el arte de la muerte.

Enfrenta a Scott como si de pronto se tratara de uno de sus enemigos:
Nueve mujeres. Violadas y asesinadas, casos sin resolver de la Clave, casos sin resolver de la policía mundana. Alguien tenía que hacer algo. Ese brujo era la prueba, estábamos seguras de que era él quien las captaba, pero ahora no tenemos nada.

Una persecución en vano, han fallado en un último instante y todo se ha venido abajo.

Cierra los ojos, se rodea el cuerpo con los brazos como si necesitara protección después de desnudarse ante él, en carne y en palabras:
Necesito ver a mi parabatai ¿crees que tu chica me dejará verla ahora? —porque antes le ha cortado el paso, no se olvida. Ayana no piensa olvidarse de eso.

Puede hacerse a sí misma los iratzes que necesite más tarde.



i only believe in
art
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
7500

Localización :
Palmetto State University

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Where demons hide

Mensaje por Nyadeh el Jue 13 Jul - 21:52

There's a room where the light won't find you
en los muelles | por la noche | con Ayana

Los cazadores son, a menudo, ensalzados. Las manos armadas y la piel férrea, es sencillo ser el héroe cuando nadie respeta a tu rival. Sin embargo, todos son depredadores, todos viven para matar o morir, no hay nada más en su existencia, demonios o súbditos de ángeles.

Pero ellos velan por los mundanos, quienes desconocen inclusive su presencia y en ocasiones resulta imposible no cuestionarse si lo merecen, si no deberían permitir que ellos se enfrenten a sus propias batallas como los nefilim han hecho durante décadas de disciplina.

Velan por los subterráneos, porque cumplan los términos y se mantengan de su lado. —Demonios. Los brujos no asesinan mundanos. —Tal vez lo harían, si lo consintieran, ¿no son los hijos de Lilith, descendientes del submundo, de la sangre que fluye en sus arterias?

Pestañea, desconcertado. —Kathryn no es… —Si acaso se refiere a la manifestación más humana de ese concepto. Todos saben que no está aprobado, que corromper ese vínculo con algo tan efímero como el amor terrenal tan solo ocasionaría una tragedia. Kathryn es más que su chica —y también menos—, no cree necesario aclarárselo a otra cazadora—. Supongo que puedes verla, ya habrán terminado con ella.

***

Maureen respira, como si esquivase un obstáculo tras otro y el aliento no alcanzara para recobrarse de todos, pero respira y es eso lo que parece casi un prodigio.

Ha estado peor, dice, miente y sus ojos oscuros encamina la mirada hacia sus dedos, convulsos sobre sábanas blancas. Sospecha que la joven no la cree porque es tan elemental, tan inequívoco el temor en su rostro. Tiene a alguien, alguien que no lo resistiría si muriera así, en una pelea imprudente y descompensada, tiene a alguien que ya ha perdido algo que apreciaba —quería, tal vez— y ha visto la oscuridad en sus pupilas después de eso, casi estremecedora.

Se recupera con rapidez, dice y esa es una evidencia indudable. Hay más fortaleza dentro de ella que en los muros de ese Instituto y a veces, la fortaleza es lo único que se necesita para continuar respirando.

Maureen espera finalizar su trato con la cazadora, entre dientes, en parte por el dolor y en parte por la vergüenza. —No vamos a quedarnos aquí. —No es su lugar, no son sus compañeros. Puede que les deba la vida pero no les debe una cortesía simulada. Le irrita la sola idea de fingir que sabe relacionarse con desconocidos, que alguna vez lo ha intentado.



Última edición por Nyadeh el Vie 4 Ago - 20:12, editado 1 vez



«Remember me. Try your best. Maybe we can»


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1376

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Where demons hide

Mensaje por Nightingale el Jue 27 Jul - 13:38

There's a room where the light won't find you
en los muelles | por la noche | con Maureen

Ayana adora discutir, siempre ha sido de las pocas chicas en Nueva Orleans que devuelven los comentarios no deseados por la calle y que alzan el puño por la libertad de las mundanas. En el Instituto adora debatir con Maureen sobre cualquier cosa, y peleaba con sus padres acerca de cómo deberían plantarse, cuidarse y secarse las plantas para hacer medicinas y con sus entrenadores sobre cómo deberían dar los golpes para vencer a cada especie de demonio.

Pero frente a ese nephilim se calla unos instantes que no son los que acostumbra, y que le dan a él tiempo de hablar de Kathryn:
Los brujos proporcionaban las víctimas a los demonios. Las atraían, Maureen y yo lo investigamos, todas las chicas habían tenido contacto con al menos uno de los tres brujos que rastreamos antes de ser asesinadas —replica, alzando ambas cejas— Si no me crees, te parecerá adecuado usar a Kathryn como cebo y hacer que se reúna con uno de esos brujos ¿no? Porque ¿qué peligro podría correr?

***

Lo peor es que Kathryn aceptará sin pensarlo si se lo piden. El papel de damisela en apuros es uno de los más divertidos.
Adora dejar que la otra persona crea que tiene el control y luego arrebatárselo. Le hubiera gustado ser actriz, de hecho, pero nacer con la sangre de Raziel condicionó un poco su destino.

Tampoco lo asume con desdén: adora pelear, adora a su parabatai, adora su ciudad y le resultaría complicado cambiarla por algo. Observa a su paciente y toma una de sus manos entre las propias, acariciando su piel temblorosa y magullada, recorriendo con las yemas de los dedos sus cicatrices:
Lo sé —ladea el rostro y su melena dorada se desliza sobre ese hombro— Solo intento que estés cómoda aquí mientras te recuperas —promete.



i only believe in
art
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
7500

Localización :
Palmetto State University

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Where demons hide

Mensaje por Nyadeh el Vie 4 Ago - 20:13

There's a room where the light won't find you
en los muelles | por la noche | con Ayana

No son ajenos al peligro, lo afrontan cada día con la certeza de que cualquiera puede ser el último. Y sin embargo, la amenaza cruza el rostro de Scott, transformándolo durante un instante. Afable e incluso jovial como suele mostrarse, a férreo y protector. Porque sabe que Kathryn tan solo reiría si alguien le propusiera ser un mero señuelo y trataría de demostrar que puede cumplir con ese papel y con todo lo que se espera de ella y sabe que su deber es cuidar de ella cuando su confianza en sí misma, saca lo peor de ella.

No pareces saber lo que significa parabatai. Yo le guardo las espaldas, yo debería morir por ella. No voy a dejarla sola, ese muelle estaba infestado de demonios.

Después de todo, es una señal de que rehusa creer a Ayana, quizás porque está acostumbrado al bienestar de lo conocido, quizás porque no desea enfrentarse a un conflicto mayor, eso lo deja para la Clave, su trabajo son los demonios.

No se lo sugieras. —Cede, casi rogando con un suspiro y se encamina hacia la salida—. Vamos.

***

Sabe que sus cicatrices hacen de ella quien es, sabe que no se avergüenza de las marcas de sus batallas y tampoco de los trazos de sus runas, así que ese leve bochorno que se expande por su semblante, debe ser a causa del confiado roce de la cazadora.

Se le da bien mantener a la gente a cierta distancia, pero la joven no parece siquiera titubear ante la evidente molestia de Maureen y eso es nuevo para ella. —No pretenderás que me sienta cómoda si te sientas tan cerca. ¿Sueles tratar así a los desconocidos?

Aparta las manos, que terminan en su boca como si tratara de calentarlas con un solo suspiro, estudiando brevemente a la nefilim. —Tenemos trabajo, Ayana y yo. Lo que habéis visto esta noche no es lo peor.




«Remember me. Try your best. Maybe we can»


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1376

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Where demons hide

Mensaje por Nightingale el Vie 4 Ago - 20:45

There's a room where the light won't find you
en los muelles | por la noche | con Maureen


No pareces saber lo que significa parabatai

La rabia la posee como un demonio. Quiere coger a ese nephilim, estamparlo contra la pared y golpearlo hasta que retire lo dicho. Ella no era así, nunca había sido rabiosa, celosa, posesiva, nunca había sentido tanto odio dentro hasta que mataron a Freddie y una parte de sí misma se derrumbó.

Aquella que creía siempre que las cosas iban a ir bien, aquella que la convertía en una chica optimista, animada. Ahora siente a menudo que solo es un fantasma de lo que fue. Solo estando a solas con Maureen se siente completa de nuevo, y ahora las han hecho separarse cuando más lo necesitaban.

No le grita, no lo golpea. Simplemente parece derrumbarse, rendirse, y asiente: van. Van hacia Maureen, y eso es suficiente.

***

Kathryn detiene a mitad de camino la mano que se disponía a acariciar la mejilla de Maureen. Oh, comprende. No es de ese tipo de chicas. O tal vez lo es, pero es tímida. Le sonríe de todas formas:
Suelo tratarlos así, sí. Pero solo a los que me gustan —asegura, respetando entonces algo más su espacio personal.

Alza los ojos a la puerta y le sonríe a Scott:
Ya creía que no vendrías. Será mejor que dejemos a Maureen con su parabatai, además, estoy agotada, necesito un buen baño antes de dormir —comenta, poniéndose en pie.

Ayana se acerca a Maureen, conteniendo el impulso de correr hacia ella, y coge su mano entre las propias, besando sus nudillos con delicadeza:
Estás bien. Estoy aquí. Vamos a salir de esta y vamos a hacerlo pronto.



i only believe in
art
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
7500

Localización :
Palmetto State University

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Where demons hide

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.