Últimos temas
» Watashi wa anata to koi ni ochite shimatta
Hoy a las 8:17 por Natzabel

» Sometimes you get the best light from a burning bridge.
Hoy a las 5:51 por Sagittarius

» Petición de acciones Admin
Hoy a las 3:45 por Liemind

» Petición de Subforos.
Hoy a las 2:42 por Nevani

» The Mercenary Brotherhood
Hoy a las 2:17 por Sagittarius

» The Past of the magic
Hoy a las 1:43 por Sagittarius

» 5. You can't take the skies from me
Hoy a las 0:24 por Mrs. Bones

» First Floor - Group III - Fontaine Futuristics
Ayer a las 23:48 por Magik

» ~ Blind Heart
Ayer a las 23:45 por Sheena

» ~ You could be loved again
Ayer a las 23:20 por SapphireDragon

» Akō jiken
Ayer a las 22:20 por Sheena

» 15. Rush
Ayer a las 22:04 por Sonder

» You were my lesson I had to learnt
Ayer a las 21:27 por Sheena

» Evento 1: Falling Star.
Ayer a las 21:18 por Mrs. Scotty

» We kinda like the drama
Ayer a las 21:12 por Fenrir

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

The Ancient House of Black

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The Ancient House of Black

Mensaje por Carrie_B el Jue 15 Dic - 19:44

THE ANCIENT HOUSE OF BLACK
Crackship | VariosxVarios | Harry Potter

Grande, antigua y gloriosa, así es la Noble y Ancestral Casa Black. Creada en los tiempos de la caza y alimentada por verdadera sangre mágica a lo largo de varias generaciones, no hay hoy en día mago ni bruja que no sepan de su existencia. Sus alargadas garras doradas se retuercen en torno a un sinfín de nombres que vinculan destino, poder y lealtad al mismo tiempo, alzándose como uno de los pocos bastiones puros en una comunidad corrupta que cambia demasiado rápido.

El tapiz del Número 12 de Grimmauld Place recoge todos esos pasados siglos de esplendor con exquisita precisión, a la espera de que las nuevas generaciones abran sus propios caminos en la senda de la historia. Amparados por estrellas y constelaciones, los últimos brotes verdes de la familia de familias están comenzando a germinar. Bellatrix, Andromeda, Narcissa, Sirius y Regulus han nacido con la enorme responsabilidad de mantener a los Black en su trono ancestral, sin importar lo que deban sacrificar para conseguirlo. Los errores no están permitidos a los mejores, y todos ellos saben que la línea dorada tiene que continuar. De un modo u otro, pero siempre debe continuar.

El problema es que los años diluyen las creencias, y lo que la sangre mantiene fuerte en unos hará que otros ardan.

Después de todo, nada puede ser eterno. Ni siquiera una estrella.

Toujours Pur.  

***

PERSONAJES: Andrómeda Black - Narcissa Black - Bellatrix Black - Sirius Black - Regulus Black

*Se irán rotando los personajes conforme pasan los capítulos.
**Los PBs y las edades de los personajes irán variando conforme avancen los capítulos.

Cronología

Chapter 01. De las tres hermanas.

© by Farah.


Última edición por Carrie_B el Lun 23 Ene - 17:26, editado 3 veces


The girl in the green scarf
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
352

Localización :
Coronando tu copa de helado de seis pisos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Ancient House of Black

Mensaje por CaptainZ el Sáb 17 Dic - 15:07

CHAPTER I: De las tres hermanas.
Bellatrix y Andrómeda Black | con Narcisa Black.



3 de Noviembre del año 1959. Hogar de la Familia Black.

Ocho son los años transcurridos desde el nacimiento de Bellatrix, la primera bebé que llegó al mundo en el seno de la familia Black durante aquella generación. No era un varón, pero fue bienvenida; otros más llegarán. Cignus y Druella no habían errado en aquellas conclusiones, pareciendo ser una profecía de futuro. Sin embargo ningún varón salió de las entrañas de Druella, sino dos hijas más. Andrómeda dos años después que la primogénita y Narcisa unos cuatro años más tarde que la morena de cabellos enrizados. Fue un detalle decepcionante para ellos, aunque con el tiempo demostrarían que su primera descendiente poseía todos los matices, fuerza y virtud de un varón aun cuando no poseyera su género y derecho sucesorio.

El derecho evocaría al bebé que aquel 3 de noviembre lanzó sus primeros berridos. Bellatrix lo había escuchado desde sus propias dependencias, y cuando fue anunciado que se trataba de un varón sintió la mirada de sus padres sobre las tres hermanas. Acababan de ser desplazadas más aún. Nunca habían imaginado que Walburga y Orion, tras años de intentos, conseguirían gestar un bebé por lo que en unos comienzos muchos habían contemplado a la mayor de las hermanas como una heredera posible. Ahora aquellos ensoñamientos se hacían trizas. No quiero ir a conocer al llorón Había dicho la mayor de las hermanas cuando las tres se encontraban a solas. Estaban preparándose para ir a las habitaciones de Walburga, donde allí mismo había dado a luz. La muchacha era una niña alta y delgada, con la piel nívea en contraste con sus cabellos negros como la noche y ojos de la misma tonalidad.

Su hermana Andrómeda, de seis años, estaba más silenciosa pero al mismo tiempo más entusiasta. ¡Un nuevo bebé! Era bastante similar a la anterior en rasgos físicos, pero sus cabellos eran más ondulados y no rizados, un moreno más tirante al castaño y ojos más amistosos. ¿Porque no? Es nuestro nuevo primo. . . No deberías decir esas cosas Bella, nos podrían reñir. Se maniataba el lazo a la espalda de su vestido, pues a diferencia de la mayor – que aún estaba en su bata de dormir porque se estaba negando en redondo a ver a un bebé llorón, baboso y seguramente tonto – estaba completamente vestida y arreglada a falta de ese pequeño detalle. Bah, estoy segura de que papá solo irá por contentar a los tíos Walburga y Orion, esos viejos idiotas. . . si fuera por él me daría la razón. ¡Ni que fuera tan importante esa pulga! Bofó de mala gana pero se levantó, de un salto, de la cama para ayudar a Narcissa a cepillar sus cabellos dorados.


© by Farah.


-
AvatarCamposContacto

USER
Mensajes :
2856

Localización :
¡A un flash de distancia!

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Ancient House of Black

Mensaje por Carrie_B el Miér 21 Dic - 22:01

CHAPTER I: De las tres hermanas.
Bellatrix y Andrómeda Black | con Narcisa Black.

Aquel estaba siendo un día decididamente raro. Solo habían visto a padre unos minutos durante el desayuno, mientras engullía deprisa un té del que salía mucho humo, y madre se había limitado a observar su plato fijamente sin comer nada. Narcissa apenas había llegado a mojar su segunda pasta en el té cuando un sonoro berrido había roto la aparente calma que reinaba en el Número 12 de Grimmauld Place, y entonces padre y madre se habían puesto de pie tan rápido que hasta Bella se había asustado un poco. Después, las habían mandado a arreglarse a su cuarto y ellos también se habían perdido escaleras arriba.

Aún no habían bajado para ayudarlas a arreglarse, como siempre hacían, y Narcissa estaba empezando a pensar que tío Orion y tía Walburga guardaban allí arriba un monstruo tan feo como ese elfo doméstico suyo, que se estaba tragando a todas las personas que subían las escaleras. A lo mejor hasta también se había comido a su nuevo primo, porque ya no habían vuelto a oírle llorar. Apretó su muñeco con fuerza contra su pecho mientras Meda se cambiaba la túnica, y se encaramó a la pequeña banqueta del tocador para coger el peine de plata con el que madre solía peinarla.

—No quiero ir a conocer al llorón —se quejó Bella, sentada de brazos cruzados sobre la cama. Ella tampoco se había quitado el camisón de dormir, y por alguna razón que Narcissa no entendía parecía bastante enfadada. A lo mejor era porque ella tampoco quería ver al monstruo...

—¿Porque no? —Andromeda giró su menudo cuerpo para tratar de atarse el lazo que llevaba a la espalda. Al final, tras varios intentos frustrados, éste acabó atándose solo por arte de magia—. Es nuestro nuevo primo. . . No deberías decir esas cosas Bella, nos podrían reñir.

—Bah, —La mayor de las hermanas hizo un gesto despectivo—, estoy segura de que papá solo irá por contentar a los tíos Walburga y Orion, esos viejos idiotas. . . si fuera por él me daría la razón. ¡Ni que fuera tan importante esa pulga! —murmuró, antes de levantarse y acercarse hasta el tocador.

Sin decir una palabra, Narcissa dejó que le cogiera el cepillo con el que había estado tratando de peinarse y se limitó a observar su imagen reflejada en el antiguo espejo. Ella era la única de las tres que había heredado el pelo rubio de los Rosier, y por eso a madre le encantaba peinarla. Decía que era como la bruja del cuento de La Fuente de la Buena Fortuna, y hasta aquel momento Narcissa había estado encantada con dicha descripción. Eso significaba que, en un futuro, se casaría con un caballero muy guapo y tendrían muchos hijos juntos y serían muy felices. Sin embargo, ¿no eran a las niñas guapas a las que primero se comían siempre los monstruos?

Yo tampoco quiero ir —susurró, estrujando más el muñeco entre sus manitas y mordiéndose los labios—. Bella, ¿a que puedo quedarme aquí contigo?

© by Farah.


Última edición por Carrie_B el Lun 23 Ene - 17:19, editado 1 vez


The girl in the green scarf
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
352

Localización :
Coronando tu copa de helado de seis pisos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Ancient House of Black

Mensaje por CaptainZ el Sáb 24 Dic - 15:49

CHAPTER I: De las tres hermanas.
Bellatrix y Andrómeda Black | con Narcisa Black.



Andrómeda no sabía que hacer para convencer a sus dos hermanas, tampoco poseía la voz cantante o el carácter tan fiero como Bella. De haberlo hecho, convencida se encontraba de ser capaz de obligarlas a cumplir aquello que se les ordenó, temía el enfado de su progenitor o su decepción al no haber cumplido el requerimiento. No podía hacer nada, definitivamente. Se limitó a escuchar las quejas y negativas de ambas hermanas, cada una actuando conforme a su personalidad. La mayor tomando la batuta mientras que la más joven simplemente seguía el ejemplo de la primera, quizás más abrumada que la propia Andrómeda por algún motivo que no alcanzaba a saber. El lazo finalmente se encontraba maniatado a la cintura y un segundo, del mismo color pero de diferente tamaño, fue adjudicado a un corto fragmento de su cabello castaño. Se sentó encima de un baúl, estando su reflejo enfocado en el gran espejo donde Narcisa estaba siendo cepillada. Las tres hermanas estaban allí, como un cuadro en movimiento de los que abundaban en la vivienda de los Black.

Pero mamá y papá dicen que debemos ir, no podemos hacerles un feo al nuevo bebé y menos aún a los tíos. ¿No creéis que se enfadarán con nosotros? . Bella se mostró complacida al escuchar a Cissy, satisfecha sin duda por el efecto que había causado en la menor. Uno donde convertía a la rubia en su secuaz más afín, más al sentir como apretaba contra sí misma el peluche al pecho dejó de cepillarla. Claro que puedes quedarte conmigo. No tenemos nada mejor que hacer, el bicho ese puede esperar . . . O puede ir Meda por nosotras ya que tanto miedo le tiene a los viejos. Posó entonces sus dos manos en los hombros de la más pequeña, observando a través del espejo como Andrómeda torcía el gesto desagradada y alicaída por la broma de su hermana. Vas a hacer que todo el relleno de ese muñeco se vaya al suelo, no tienes nada por lo que temer Cissy, mamá y papá, menos aún los tíos, nos dirán nada por no ir. Oh venga, llevamos más tiempo que la pulga viviendo aquí, sería injusto que nos castigaran por no ir a ver lo arrugado y feo que es. . Trató de que su hermana no se sintiera mal, creyendo erróneamente que era por eso por lo que presionaba tanto.




© by Farah.


-
AvatarCamposContacto

USER
Mensajes :
2856

Localización :
¡A un flash de distancia!

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Ancient House of Black

Mensaje por Carrie_B el Sáb 31 Dic - 13:46

CHAPTER I: De las tres hermanas.
Bellatrix y Andrómeda Black | con Narcisa Black.

A pesar de la cara larga de Meda y sus vacilantes protestas, Bella le sonrió a través del espejo, dejando el peine a un lado y apoyando las manos sobre los pequeños hombros de Narcissa.

—Claro que puedes quedarte conmigo. No tenemos nada mejor que hacer, el bicho ese puede esperar... —le aseguró con confianza—. O puede ir Meda por nosotras ya que tanto miedo le tiene a los viejos.

Narcissa se giró para mirar a la mediana de las hermanas, que no había perdido el gesto contrariado y la observaba con una mezcla de indecisión y enfado. De las tres, Andromeda siempre había sido la más formal y considerada, y aunque ésas eran buenas cualidades también significaban que muchas veces Narcissa se encontraba de frente con negativas a sus caprichos que no estaba dispuesta a aceptar. Por eso, prefería a Bella. Pero eso no significaba que quisiese que el monstruo que vivía en la casa de sus tíos se comiese a Andromeda...

—Vas a hacer que todo el relleno de ese muñeco se vaya al suelo, no tienes nada por lo que temer Cissy, mamá y papá, menos aún los tíos, nos dirán nada por no ir. Oh venga, llevamos más tiempo que la pulga viviendo aquí, sería injusto que nos castigaran por no ir a ver lo arrugado y feo que es.

¿Es feo y arrugado? —preguntó con cierta alarma, dejando el muñeco sobre el tocador y dándose la vuelta sobre la silla para agarrarse al respaldo con sus manitas pálidas. Sus ojos grises bailaron de Bella a Meda una y otra vez, en busca de una confirmación a su pregunta—. ¿Como Kreacher?

Kreacher era horrible. Tenía los ojos saltones y rojos, unas orejas membranosas de las que salían pelos blancos y una nariz en forma de morro de cerdo que le confería un aspecto nauseabundo. Narcissa no podía imaginarse nada más feo que eso. Se enredó un mechón rubio en el dedo con nerviosismo. No, no, desde luego que no pensaba subir. Se quedaría allí con Bella, jugando con sus muñecos y su varita de juguete hasta que el monstruo los escupiese a todos.

© by Farah.


Última edición por Carrie_B el Lun 23 Ene - 17:18, editado 1 vez


The girl in the green scarf
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
352

Localización :
Coronando tu copa de helado de seis pisos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Ancient House of Black

Mensaje por CaptainZ el Dom 1 Ene - 13:09

CHAPTER I: De las tres hermanas.
Bellatrix y Andrómeda Black | con Narcisa Black.



Las tres hermanas eran completamente opuestas, tanto en físico como en personalidad. Era difícil considerar que pudiesen llevarse bien, pero al menos dos de ellas poseían un vínculo aún mayor que cualquier otro existente. Andrómeda quedaba fuera de una ecuación un tanto elitista y alarmante a ojos curiosos, pero bastante comunes en una época y sociedad como la londinense mágica. Los Black eran un conjunto extraño, uno que durante años temieron perderse y aparentemente el nacimiento de aquel bebé había supuesto algo milagroso para todos ellos; la continuidad de una estirpe que llevaba desde la época medieval existiendo. Ellas solo tenían en común un único rasgo: por ser niñas estaban siendo dejadas de lado pues no podrían prolongar el apellido Black, lo perderían con el tiempo al ser debidamente casadas con otras importantes familias mágicas.

Más feo que Kreacher seguramente. Bella exageraba, por supuesto. Ningún bebé podía ser más feo que un elfo doméstico, pero así lo sentía la mayor de las hermanas Black. Aquel insecto le había robado el protagonismo y el futuro, ella podría haber sido la heredera perfecta de la familia. Poseía la personalidad, si bien no el género, para ello. No asustes a Narcisa así, Bella. Sirius es solo un bebé, por eso es pequeño y algo arrugadito, conforme pasen los días o las semanas cambiará. Narcisa cambió cuando nació. Acotó la niña castaña aún ubicada detrás de ellas. Bellatrix no tuvo tiempo para responder, pues seguramente no hubieran salido palabras de haberlo hecho sino insultos o bien maldiciones, las puertas se abrieron repentinamente.

Druella Rosier era una bruja de gran belleza, una que transmitió a su hija Narcisa. Alta y delgada, de buenas formas y curvas. Sus cabellos dorados caían en bucles sobre el pecho, y sus ojos azules eran tan fríos como el nombre que portaba. Llevaba puesta una túnica verde oscura, elegante por supuesto pero quizás un poco ahogada al llegar hasta el cuello. Observó a sus hijas en silencio durante unos momentos, conforme con que dos de ellas se hallaran preparadas previamente, Bellatrix ni siquiera estaba vestida. Con tono autoritario y tajante, connotando su carencia de buen humor actualmente – poseía motivos de sobra – tomó la palabra Bella vístete de una vez. Nos esperan en el cuarto de Walburga, vamos.

Se adentró en la habitación, cerrando la puerta detrás de si. ¿Pero porque tenemos que ir con ese crío? Acaba de nacer, que lo traigan a nosotras. La mayor parecía reacia a partir, menos aún cuando se lo ordenaban; desde siempre había demostrado ser más rebelde que cualquiera de las presentes. Es el heredero de la familia, es vuestro primo, nuestro deber es ir y no hay más que hablar. Zanjó tomando la varita del bolsillo interior de su túnica, y así hizo levitar el vestido sobre la cama de su hija mayor para que la muchacha, con resignación y murmuraciones que no eran adecuadas, lo tomará de una buena vez.




© by Farah.


-
AvatarCamposContacto

USER
Mensajes :
2856

Localización :
¡A un flash de distancia!

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Ancient House of Black

Mensaje por Carrie_B el Sáb 7 Ene - 0:01

CHAPTER I: De las tres hermanas.
Bellatrix y Andrómeda Black | con Narcisa Black.

—Más feo que Kreacher seguramente.

Narcissa se agarró al respaldo de la silla hasta que las uñas sonrosadas se le volvieron prácticamente blancas.

—No asustes a Narcisa así, Bella —se quejó entonces Andromeda, atrayendo de nuevo la atención de sus dos hermanas sobre ella—. Sirius es solo un bebé, por eso es pequeño y algo arrugadito, conforme pasen los días o las semanas cambiará. Narcisa cambió cuando nació.

¡Yo no me parecía a Kreacher, Andromeda! —gimió indignada, mientras los pucheros comenzaban a deformarle la boca. Y además, ¿quién estaba hablando de Sirius? ¡Si lo más importante de todo era el monstruo!

Aún le temblaba peligrosamente la barbilla cuando Druella Rosier irrumpió en la habitación. Las tres niñas se callaron de inmediato, y durante unos breves segundos tan solo pudo oírse el tic tac del reloj del salón. Narcissa la observó de hito en hito, desde el perfecto peinado hasta el dobladillo de la impoluta túnica verde con la que la había visto en el desayuno. No parecía que la acabase de vomitar ningún monstruo... No recordaba cómo iban vestidos los muggles que se tragaba el Cazo del brujo que aparecía en El Mago y el Cazo Saltarín, pero cuando el verano pasado el gato de Andromeda había vomitado el collar de Bella, éste tenía una pinta muy asquerosa. Nada que ver con su madre.

—¿Pero porque tenemos que ir con ese crío? Acaba de nacer, que lo traigan a nosotras —prosiguió Bella con el ceño fruncido, aunque su madre no se dejó amilanar por sus propuestas y, en pocos minutos, obligó a la mayor de las Black a vestirse.

Entonces —le susurró Narcissa a Andromeda, una vez las tres estuvieron listas y en fila para subir la temida escalinata que llevaba al primer piso. Espachurró su muñeco una vez más contra su pecho, oteando la parte superior de la barandilla con desconfianza. Un par de escalones más arriba, Bella y madre abrían la comitiva con un aire de lo más circunspecto—, ¿no hay ningún monstruo que se coma a nadie? ¿Sólo está el primo Sirius?

© by Farah.


Última edición por Carrie_B el Lun 23 Ene - 17:18, editado 1 vez


The girl in the green scarf
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
352

Localización :
Coronando tu copa de helado de seis pisos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Ancient House of Black

Mensaje por CaptainZ el Vie 13 Ene - 13:05

CHAPTER I: De las tres hermanas.
Bellatrix y Andrómeda Black | con Narcisa Black.



No hubo más que decir, la orden fue tan clara como cristalina: Tenían que ir a ver a Walburga y al recién nacido Sirius. Druella sentenció aquellas palabras con el tono autoritario que poseía, solo empleado en ocasiones puntuales para con sus hijas, por lo que aquellas tres niñas emprendieron el camino en seguimiento de la adulta a pos de las habitaciones principales. Bellatrix iba en silencio, situada al lado de su progenitora en un intento de demostrar estar a su altura – de forma metafórica – y de que no era tan cría como las otras dos que la seguían. A algunos pocos pasos por detrás de las mismas, se encontraban las dos últimas hermanas, tan diferentes en rasgos físicos como en caracteres. Sus destinos también eran completamente opuestos.

Andrómeda caminaba segura y con el ritmo sereno, no albergaba prisa pero tampoco quería retrazar mucho el momento. Estaba especialmente emocionada con la idea de conocer al nuevo primo, alguien nuevo con quién jugar – aunque existía una diferencia de edad importante – y tratar en la familia Black. No entendía la causa por la que Cignus y Druella se sentían tan amargados con aquella noticia, y no la entendería hasta unos años en adelante donde poco o nada le importaría tal circunstancia. Sus pensamientos se dispersaron cuando escuchó la vocecilla dulce de la pequeña rubia ubicada a su lado, aquella cuya mano estaba tendida y sujetada con la propia. La apretó suavemente, connotando su presencia junto a ella.

Giraron una esquina, ya iba quedando menos. ¿Un monstruo? No hay ningún monstruo aquí, Narcisa. Le prometió a su hermana. En sus años diferiría de esa promesa, existían monstruos, pero no bestias abismales salidas de Merlín sabe ni criaturas mágicas, sino personas de su propia sangre con un credo muy diferente. Aun era demasiado inocente para darse cuenta de ello. Bella hablaba del primo Sirius cuando lo asignó como monstruo, es un bebé normal y corriente. Seguramente tenga el cabello negro como buena parte de la familia y que llore muchísimo, pero es solo un bebé indefenso que esta algo arrudigadito porque acaba de nacer. ¿Entiendes? No hace nada malo, no te hará nada malo. Trató así de calmarla, serenar al menos los nervios y miedos que poseía.

Al poco de decir aquellas palabras, sus pasos se detuvieron. Druella y Bella se habían parado escasos segundos antes que ellas, la causa era evidente: estaban delante de la puerta de las habitaciones de Walburga y Orion, donde el pequeño Sirius era audible en su llanto aún al otro lado del pasillo. Ya podrían haber puesto un encantamiento de silencio. . . Mascullo Bellatrix que taponaba sus oídos con ambas manos. Druella suspiro, pareció necesitar algo de paz antes de conducir su mano hasta tocar la puerta. Al otro extremo se escuchó la voz de Walburga, más débil de lo habitual, mencionando el característico “adelante”.




© by Farah.


-
AvatarCamposContacto

USER
Mensajes :
2856

Localización :
¡A un flash de distancia!

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Ancient House of Black

Mensaje por Carrie_B el Sáb 21 Ene - 12:26

CHAPTER I: De las tres hermanas.
Bellatrix y Andrómeda Black | con Narcisa Black.

—Bella hablaba del primo Sirius cuando lo asignó como monstruo, es un bebé normal y corriente. Seguramente tenga el cabello negro como buena parte de la familia y que llore muchísimo, pero es solo un bebé indefenso que esta algo arrudigadito porque acaba de nacer. ¿Entiendes? —le explicó Andromeda, mientras las tres niñas enfilaban el oscuro y tétrico pasillo que llevaba a la habitación de sus tíos. En el proceso, Narcissa procuró no mirar ni una sola vez a la pared donde colgaban las cabezas de los elfos. Si lo hacía, luego siempre tenía pesadillas—. No hace nada malo, no te hará nada malo.

Antes de que madre y Bella se detuviesen frente a una de las puertas, ya se oía el potente llanto de un niño recién nacido. Bella se tapó los oídos de inmediato, molesta, y soltó un bufido. Narcissa, en cambio, abrazó más su muñeco y se puso de puntillas para tratar de ver mejor. ¿Sería su primo Sirius como Little Dom, su muñeco? Claro que Little Dom era una mandrágora, así que no tenía pelo, ni negro ni azul. Y tampoco lloraba nunca.

Cuando Walburga dio su permiso, madre las hizo entrar en el cuarto en fila de a una. A Narcissa le tocó ir la última, de la mano de madre, así que hasta que no estuvieron prácticamente delante de la cuna no pudo ver nada.

Dentro, acostado boca arriba y en medio de varias mantas, estaba el muñeco más pequeño y más real que Narcissa había visto nunca. Tenía la piel sonrosada como un cerdito, y las manos tan diminutas como su dedo meñique. También tenía dos ojos, aunque no podía ver de qué color eran porque los tenía fuertemente cerrados, una nariz y una boca abierta y sin dientes por la que no dejaba de proferir alaridos entrecortados.

Mientras madre se acercaba a ver a tía Walburga, que estaba recostada en una cama gigantesca, Narcissa se acercó un poco más a la cuna y asió los ornamentados barrotes de madera con las manos.

Es tan pequeño como un ratón, ¿verdad? —dijo, volviéndose hacia sus hermanas mayores. Andromeda parecía encantada, pero Bellatrix ni siquiera había hecho ademán de acercarse a la cuna y seguía de brazos cruzados. Narcissa se giró de nuevo y echó otro vistazo rápido a su muñeco, que ahora colgaba de su mano como un trapo. Definitivamente, el primo Sirius era mucho mejor—. ¿Puedo jugar con él?

© by Farah.


The girl in the green scarf
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
352

Localización :
Coronando tu copa de helado de seis pisos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Ancient House of Black

Mensaje por CaptainZ el Miér 25 Ene - 12:35

CHAPTER I: De las tres hermanas.
Bellatrix y Andrómeda Black | con Narcisa Black.



Creyendo haber calmado a su hermana menor, Andrómeda se silencio. Una a una fueron ingresando a través de la puerta al dormitorio de Orion y Walburga Black, cerrando la fila su progenitora y la menor de las tres hermanas. La habitación era imponente, mucho más grande que las propias – después de todo la compartían, de modo que parecía más pequeña – y con decorados bastante oscuros y sombríos, donde predominaba el negro, el plata y el verde oscuro. Elegante, sin duda, pero un toque que no agradaba a la mediana. No recordaba haber entrado nunca a tales dependencias, esperaba no tener que hacerlo tras aquel día. Se distrajo pronto al guiar sus pasos hacía la cuna, donde se encontró con su primo recién nacido. Sonrió, estaba encantada de tener un nuevo miembro más en la familia.

Diferente era la reacción de Bellatrix. Al igual que sus hermanas y madre, saludaron educadamente – no quedaba de otra – a Walburga pero su reacción fue contraria a la del resto. Druella Rosier se había sentado junto a la parturienta, intercambiando algún tipo de conversación. Las dos menores se acercaron a la cuna como dragones llamados por sus huevos. Ella no lo hizo. Tosca era su facción facial, observando con desdén al bebé recién nacido que tantos problemas le ocasionaba. Sus brazos se hallaban cruzados, intencionalmente por su puesto: no cogería a ese mocoso ni aunque le amenazaran a punta de varita. Si quieres que se te caiga . . . Respondió en un murmullo a su hermana menor, comentario que no sería oído por las brujas adultas.

Ella desde luego no lo echaría de menos si, al caerse, se abría en dos como un huevo. Al pensar en ello, tuvo hambre.

Walburga fue quién tomó la palabra, sin tiempo a Druella de ejercerlo. Aun eres muy joven para cogerlo en brazos, querida y bella Narcisa. Pero en unas semanas, cuando este más grande, y tú acomodada en un sofá, podrás hacerlo. Te doy mi palabra. La bruja estaba evidentemente agotada, habiendo sido un parto prolongado y complicado. La edad poseía no ayudaba desde luego. Sin embargo estaba encantada de ser el centro de atención y de haber tenido el ansiado varón. Eres muy amable Walburga. Tuvo que agradecer Druella en complementación al permiso otorgado. Andrómeda no reprendió a Bellatrix, después de todo no quería ocasionar ninguna problemática en medio de aquella habitación o todas serían castigadas. Ignoró así el comentario de la mayor de las hermanas y se centró en el renovado entusiasmo de la rubia. ¿Ves? Te lo dije, es solo un bebé pequeño y la tía te ha dado permiso de cogerlo cuando crezca un poco más, ahora es muy frágil y necesita dormir.




© by Farah.


-
AvatarCamposContacto

USER
Mensajes :
2856

Localización :
¡A un flash de distancia!

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Ancient House of Black

Mensaje por Carrie_B el Mar 31 Ene - 18:46

CHAPTER I: De las tres hermanas.
Bellatrix y Andrómeda Black | con Narcisa Black.

—Si quieres que se te caiga... —escuchó que bufaba Bella en voz baja, a sus espaldas.

No me se cae —le respondió de inmediato, también entre susurros. Sus muñecos nunca se le caían, ¿por qué se le iba a caer el primo Sirius?

Sin embargo, tía Walburga debía de pensar como Bella, porque fue ella la que le dijo que no podría cogerlo hasta que pasasen unas semanas. Narcissa frunció los labios, pegando la frente a los barrotes de la cuna y rehusando mirar a su tía. Ella quería cogerlo ahora, cuando se parecía a sus muñecos, no en unas semanas...

—¿Ves? —Meda se le acercó por detrás, echando un vistazo al interior de la cuna. No paraba de sonreír, y Narcissa se preguntó el por qué. Si ni siquiera iban a dejarlas cogerlo para jugar...—. Te lo dije, es solo un bebé pequeño y la tía te ha dado permiso de cogerlo cuando crezca un poco más, ahora es muy frágil y necesita dormir.

Pero yo quiero ahora... —volvió a quejarse, observando cómo la pequeña boca babosa de su primo se abría de nuevo para empezar a berrear otra vez.

No tenía ni un solo diente. Sólo lloraba y lloraba y lloraba, y nadie parecía preocupado por hacerlo callar. Ni su madre, ni tía Walburga, ni por supuesto Bella... ¿Por qué? Ella nunca dejaba que Little Dom llorase. Le daba de comer a su hora, le cambiaba los pañales, lo columpiaba en el pequeño jardín trasero de Grimmauld Place y le cantaba nanas para dormirlo. Era una mamá excelente, y por eso le daba mucha pena ver que nadie parecía preocuparse por el primo Sirius.

Ea, ea, ea... —canturreó, colando uno de sus bracitos por entre los barrotes y palmeándole las mejillas rojas con cuidado.

El bebé la observó unos instantes con sus enormes ojos grisáceos, pero justo en ese instante su madre la descubrió y la obligó a sacar el brazo de un tirón, alegando lo mismo que hacía unos instantes había dicho Meda: "es frágil". Luego la llevó de nuevo con Bella, que se había mantenido en un rincón de la habitación en todo momento. Narcissa se dejó arrastrar por Druella, ceñuda y cabizbaja. Madre nunca la había tratado así. Ella siempre había sido su ojito derecho, y jamás le habían negado nada. Sin embargo, desde que habían entrado a la habitación, parecía que lo único que importaba en el mundo era el primo Sirius.

© by Farah.


The girl in the green scarf
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
352

Localización :
Coronando tu copa de helado de seis pisos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Ancient House of Black

Mensaje por CaptainZ el Lun 6 Feb - 13:19

CHAPTER I: De las tres hermanas.
Bellatrix y Andrómeda Black | con Narcisa Black.



Salid de la habitación ya, es hora de que merendéis. Comunicó Druella.

Había tenido que sacar la mano de Narcisa del interior de la cuna, no por gusto personal desde luego. Nunca había tratado de aquella forma a su hija, su ojito derecho, pero hubo tenido que efectuarlo en ese instante: Si algo le pasaba al mocoso culparían a la niña y no era algo que fuera a permitir. Prefirió mantenerlas alejadas, al menos hasta que creciera un poco más y cualquier enfermedad o padecimiento previo al nacimiento de pasará.

Bella se encogió de hombros, casi hasta parecía encantada con la obligación a la que acababa de ser ejercida. Fue la primera en abandonar la estancia, sin despedirse ni reclamar nada, tan rauda en sus pasos que solo se vio la cabellera negra volar por los aires cuando cruzó el umbral de la puerta. Andrómeda tendió la mano a su hermana menor. Vamos Narcisa, despídete del primo Sirius. Anunció la mediana de las tres hermanas. Ella apenas pudo efectuar cualquier clase de despedida, al menos como le gustaría. Se dedicaba a observar al bebé y a hablar con él a modo de despedida.

Nos veremos otro día primo, cuídate. Luego dirigió la mirada a su tía, cuyos ojos estaban situados en todo momento sobre el infante de la cuna. El heredero de la familia, era lo que muchos llevaban anhelando pero desde luego no Cignus y Druella. Mejorate pronto tía Walburga, te vendremos a visitar en otro momento. Y dicho esto esperó a la rubia.




© by Farah.


-
AvatarCamposContacto

USER
Mensajes :
2856

Localización :
¡A un flash de distancia!

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Ancient House of Black

Mensaje por Carrie_B el Lun 13 Feb - 21:03

CHAPTER I: De las tres hermanas.
Bellatrix y Andrómeda Black | con Narcisa Black.

—Salid de la habitación ya, es hora de que merendéis —ordenó madre, después de dejarla junto a Bella.

Su hermana mayor parecía realmente contenta. Tanto que ni siquiera se molestó en esperar a madre, como Narcissa sabía que debería de haber hecho, si no que ella misma encaminó la comitiva hacia la puerta. No le dijo adiós ni a tía Walburga ni al primo Sirius, pero Bella era Bella: incluso a una edad tan tierna, había pocas personas que se atreviesen de verdad a llevarle la contraria.

—Vamos Narcisa —escuchó que le decía Meda, tendiéndole la mano para seguir la estela de la mayor de las Black—, despídete del primo Sirius.

Pero Narcissa no tenía ninguna gana de despedirse del primo Sirius. ¿Por qué iba a hacerlo? Madre la había reñido por su culpa, y tía Walburga ni siquiera había reparado en el bonito lazo que le adornaba el pelo. Siempre solía alabar sus lazos, pero ahora gracias al primo Sirius Narcissa se había convertido en un ser invisible, y eso no le gustaba nada. Sobre todo cuando, encima, ni siquiera le iba a servir para jugar...

Escuchó a medias la despedida que Meda le dedicó entre susurros al bebé, así como la frase educada destinada a quedar bien con sus tíos, aunque no le hizo mucho caso. Estaba demasiado enfurruñada y demasiado confusa con su repentino relego a un segundo plano como para pensar en ser una niña buena, de modo que ignoró la mano que le tendía su hermana y, con su muñeco bien sujeto entre los brazos, abandonó la habitación exactamente igual que lo había hecho Bella. Ella tampoco quería saber nada del tema. Que se lo quedase Meda, si tanto lo quería.

"Ojalá se lo coma el monstruo" pensó, malhumorada, mientras bajaba las escaleras de Grimmauld Place saltando a la pata coja y tarareando una vieja cancioncilla.

© by Farah.


The girl in the green scarf
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
352

Localización :
Coronando tu copa de helado de seis pisos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Ancient House of Black

Mensaje por CaptainZ el Jue 23 Feb - 12:49

CHAPTER II: De los hermanos; corazón de león vs astucia de serpiente
Sirius Black || con Regulus Black



Ya de por si Sirius era muy diferente al resto de la familia Black, tanto que alguno de sus componentes ya auguraban un futuro funesto para el muchacho. Siendo pese a todo heredero de la honorable y antigua casa de los Black, mucho era lo que sobre los hombros del chico residía, y que a pesar de todo desmantelaba. Él prefería las libertades, no las imposiciones, la igualdad, no la superioridad. . . el rojo, no el verde.

Aquello último marcó un claro camino en el chico, uno que ninguno de los miembros de su familia parecía tan predispuesto a perdonar. Aquel era su primer año en Hogwarts, tres meses en los que había olvidado casi por completo los parámetros familiares y se había asentado como individuo en el colegio de magia y hechicería. Tenía una casa, unos amigos, su propio estilo de vida. . . Y nadie mandaba sobre él – bueno, quizás los profesores y las normas del colegio pero eran llevaderas –.

En esos momentos, sin embargo cruzaba el umbral de la vivienda de los Black con un gesto sombrío compartido por Orion Black. Eran las navidades, el primer encuentro entre la familia y Sirius desde que había acudido al colegio – salvo quizás por Narcisa que aún permanecía en Hogwarts por vario cursos en adelante – por lo que muchas serían las caras largas que contemplaría. El padre del chico le puso su propia capa encima, después de todo Sirius ni siquiera se había cambiado de ropa, llevando consigo los colores Gryfindor al descender tren.

Ahora ve a tu habitación y reflexiona sobre lo que has hecho. Ordenaría el hombre al cerrar, de un golpe, las puertas. Sirius chasqueó la lengua, dejando caer detrás de si el baúl que consigo cargaba. Era tanto el enfado del adulto que ni siquiera se había dignado a ayudar a su hijo, menos aún a felicitarle por las fechas navideñas. ¿Hacer? Oh si, solo he quedado en otra casa que no era la que esperabas, he cometido un crimen atroz. Por favor, llevame a Azkaban.

El chico no tardó en burlarse, pero la mirada del adulto era suficientemente intimidatoria – en cierta medida hasta estaba ya acostumbrado a ellas – como para cerrar la boca y avanzar por las escaleras. Eso si, no lo hizo con la cabeza gacha ni mucho menos, sino alzada en un orgullo propio de su personalidad y de la rebeldía que se acentuaría con los años de forma inminente. Ascendió por los peldaños, cruzando por algunos de sus pisos – y el estúpido árbol de la familia al que sacó la lengua – hasta que localizó las dependencias de su hermano menor.

Alguna que otra carta le había escrito, pero aun no sabía como realmente se había tomado todo aquello. “No pasar sin mi permiso expreso. R. A. B” Sirius tocó la puerta finalmente, obedeciendo la única norma que era capaz de acatar: la de su intimidad, que era sinónima de libertad, lo mismo que promulgaba y esperaba recibir a cambio. ¡Ey Reg, soy yo! Añadió en un intento de conseguir su apertura. En el bolsillo de su pantalón se encontraba la varita, pero también un regalo para su hermano menor.



© by Farah.


-
AvatarCamposContacto

USER
Mensajes :
2856

Localización :
¡A un flash de distancia!

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Ancient House of Black

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.