Últimos temas
» Death and Discord
Hoy a las 16:25 por Neliam

» Bad guys hit back.
Hoy a las 15:51 por Oniswed

» Pirate's song
Hoy a las 15:01 por Ghawazee

» —The mighty fall.
Hoy a las 14:08 por Snicket

» Hurricane
Hoy a las 14:01 por Nightingale

» You and me...here
Hoy a las 13:24 por Winter Wiccan

» Your wakeup call
Hoy a las 13:21 por Novocaine

» ♠ Loving the almost.
Hoy a las 12:58 por Winter Wiccan

» Pure perfection
Hoy a las 12:33 por Harley

» 1. Party rock!
Hoy a las 12:20 por Winter Wiccan

» The Age of Innocence
Hoy a las 12:17 por Harley

» I will follow you
Hoy a las 12:09 por Hiroine

» Tomando contacto || Levi & Eve
Hoy a las 11:24 por Dice Master

» ♠ Silver Spirit.
Hoy a las 11:22 por Hiroine

» Insane duo
Hoy a las 10:51 por Hiroine

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

✺I do not believe this darkness will endure.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

✺I do not believe this darkness will endure.

Mensaje por Snow el Mar 20 Dic - 23:35


I do not believe this darkness will endure.

Faramir lleva ya unos días en la Casa de la Curación cuando Eowyn llega herida por un Nazgul. La princesa de Rohan a pesar de sufrir heridas graves, poco a poco sale a delante, nadie sabe porque pero el soldado de Gondor no se ha separado de su lado velando por sus pesadillas que parece tener la joven guerrera. Cuando esta despierta al fin curada ve al hombre que no a separado de su lado en todo el proceso.

Desde ese momento, Eowyn se siente protegida y querida por el gondorino, juntos se reponen de sus heridas y ayudan a los soldados caídos en la gran batalla del anillo que da finalizada con la valentía de la Comunidad capitaneada por Aragorn y la gran hazaña de Frodo de destruir por fin el Anillo Único. Tras la coronación del heredero de Isildur todo es duda sobre la continuación de esta pareja.
1x1 | LOTR| Faramir & Eowyn

Eowyn | 24 años |Miranda Otto | Snow

The city has fallen silent. There is no warmth left in the sun.
Faramir | 35 años |David Wenham | Mrs. Bones

It is only the damp of the first spring rain. I do not believe this darkness will endure.

Thx, K.


Última edición por Snow el Dom 8 Ene - 0:19, editado 1 vez




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2269

Localización :
Dorne

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ✺I do not believe this darkness will endure.

Mensaje por Mrs. Bones el Miér 21 Dic - 17:44



  • Con Éowyn
  • 8 de abril, año 2019, T.E.
  • Jardines de la Ciudadela, Minas Tirith.

LET US CROSS THE RIVER AND THERE GROW A GARDEN

Apenas había amanecido, y los blancos sillares de Minas Tirith seguían brillando a la luz de la luna, pero Faramir ya estaba en pie. El Senescal se había prometido a sí mismo que aquel día intentaría madrugar un poco menos y descansaría un poco más que de normal, pero los nervios por los recientes acontecimientos lo habían arrancado de los brazos de Lórien demasiado pronto.

Sabía que, en cuanto fuese de día y pusiese un pie en el pasillo, prácticamente toda la gente que residía en la Casa del Rey lo acosaría sin cesar con mil y una dudas, cientos de preguntas y decenas de peticiones. Y el joven necesitaba unos pocos momentos de descanso antes de empezar a batallar con todo eso; pese a que el Mayoral le había permitido regresar a sus propios aposentos hacía unos pocos días, todavía estaba convaleciente de sus heridas y, desde luego, lidiar con los asuntos de un reino que acababa de salir de una guerra no era lo más recomendable para alguien en su estado. Más aún en un día en que tanto su tío Imrahil como el todavía por coronar rey iban a estar fuera de los muros de la Ciudad de Reyes.

Se vistió rápidamente y abandonó la Torre Blanca en silencio, para perderse por las todavía desiertas calles de los niveles superiores. La única actividad que percibía desde allá arriba, parapetado tras la muralla del sexto nivel, eran las idas y venidas de los carros que llevaban víveres a Cormallen para la celebración que tendría lugar aquel día, en honor a los portadores del Anillo que habían librado a la Tierra Media del mal de Sauron. Faramir esbozó una leve sonrisa, cargada al mismo tiempo de alegría y tristeza. La guerra había acabado y, aunque había encontrado algo que jamás había imaginado poder hallar en aquella situación y en aquellos días, en apenas mes y medio había perdido a un padre y a un hermano. Y aquello dolía.

Pero aquel, decidió, no era momento para pensar en aquello. Cuando todo hubiese acabado de verdad -cuando Gondor regresase a ésa época de paz que le había sido vetada durante décadas- llegaría la hora de recordar a los caídos. No era el único que había perdido seres queridos en aquella guerra -la dama Éowyn, la joven de cabellos dorados junto a la que había pasado su estancia en las Casas de Curación, había perdido a su tío Théoden, Rey de Rohan, en los campos del Pelennor. Y aquel día, más allá de allí, al norte en Cair Andros, los supervivientes a esa batalla y a la posterior en Morannon, iban a celebrar la destrucción del Anillo.

El Senescal cruzó los jardines a paso vivo sabiendo que, pese a lo intempestivo de la hora, encontraría a Éowyn en pie. Apenas sí había tenido tiempo de verla en los últimos días, dada la cantidad de obligaciones que tenía. Pero era extraño -o al menos, así lo encontraba él- cómo el peso de su corazón se aliviaba en cuanto vislumbraba el brillo dorado de sus cabellos, o la resolución de su mirada azul.

-Éowyn, Éowyn -la llamó-. ¿No asistiréis a los festejos de Cormallen?
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
212

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ✺I do not believe this darkness will endure.

Mensaje por Snow el Sáb 24 Dic - 1:13

Con Faramir
8 de abril, año 2019, T.E.— Jardines de la Ciudadela, Minas Tirith
Si una cosa le gustaba a Éowyn era ver salir el sol cada día, sentía que así aprovechaba el día en vez de cumplir el reposo que el curandero le había propuesto debido a que su herida no estaba sanada del todo, pero la princesa sabía que no curaría nunca, al igual como sus heridas psicológicas que sufría tras ver como su tío moría entre sus brazos después de una ardua lucha en el campo de batalla. La rubia posó una de sus manos en su costado y notó como la herida tiraba debajo de su vestido y suspiró apartando su mano, no debía torturarse de aquella manera, pero era una forma de recordarse lo vivido en esos últimos meses y el sufrimiento después de la batalla.

Aunque no todo había sido sufrimiento, otro herido en aquella Casa de Curación parecía haber sido su remedio para olvidar Aragorn. Faramir no se había separado de su lado en todo momento, cierto era que al principio se sintió agobia de que un hombre que no fuera de su familia estuviera con ella si no era necesario, Éomer seguía enfrascado en temas de política con Aragorn y apenas le había visitado, tampoco le culpaba pues ambos llevaban una vida demasiado diferente como para pasar un mínimo de tiempo juntos, aunque si esperaba verle antes de marcharse de ahí y regresar a Rohan, donde tenía planeado seguir los pasos de su tío.

Se volvió al escuchar su nombre y sonrió al escuchar su nombre, pocos le llamaban por su nombre sin un Lady o Princesa como identificación y eso le tranquilizaba — Faramir ¿Qué haces despierto? Aún es temprano — Aunque podría decir lo mismo de ella, quien desde que llegó ahí apenas podía conciliar el sueño si no era a su lado, las últimas noches se había escabullido a su dormitorio para dormir juntos y volver a sus aposentos con los primeros rayos del albo, esa noche había dormido sola.

Por supuesto, pero antes quería ver el amanecer una vez más. Desde aquí hay unas maravillosas vistas — Extendió su mano hacia delante como indicando que se acercase a ella, le gustaba su cercanía y su calor — ¿Vendrás conmigo? — Preguntó tragando saliva, los actos sociales estaban tan olvidados debido a la guerra que tenía pavor de
Hellcat




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2269

Localización :
Dorne

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ✺I do not believe this darkness will endure.

Mensaje por Mrs. Bones el Miér 28 Dic - 0:25

Con Éowyn
8 de abril, año 2019, T.E.— Jardines de la Ciudadela, Minas Tirith
Era cierto que, desde que la Sombra había caído, los amaneceres en la Ciudad de los Hombres de Númenor eran más bellos que nunca. El sol se alzaba, rojo y majestuoso, sobre el horizonte límpido que se adivinaba más allá de las Ephel Dúath, sin ningún jirón de bruma oscura enturbiando su luz.

Por primera vez, pensó Faramir, podía contemplar la bella Ithilien en todo su esplendor, sin la siempre presente amenaza de Mordor en sus bosques, en sus colinas y en las aguas que pronto volverían a correr claras. El Senescal no pudo evitar que una leve sonrisa se instalase en sus labios al comenzar Éowyn a hablar.

-Es de día-se excusó ante su pregunta, tomando una de las manos de la Dama Blanca y acomodándola sobre su antebrazo con suavidad; en las últimas semanas, habían tomado por costumbre pasear juntos por aquellos jardines, y el joven casi había interiorizado ese gesto, a la vez galante y protector, para guiarla por entre los parterres de plantas medicinales-. Me temo que no. Con el señor Aragorn fuera con el Príncipe Imrahil por los festejos, en mí recae la responsabilidad de dirigir esta ciudad.

En realidad, le hubiese gustado asistir (pese a que todavía acusase cierta debilidad física por sus heridas) pero para él las responsabilidades siempre habían ido por delante del ocio personal. Faramir ladeó la cabeza para mirar a Éowyn y, por un momento, se distrajo observando los reflejos que el sol arrancaba a sus cabellos dorados.

-Pero confío en que me contéis todo a vuestro regreso, y en que presentéis mis respetos a vuestro hermano, Éomer -añadió, retomando el hilo de la conversación-. Yo os esperaré en estos mismos jardines, si lo queréis.




Hellcat
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
212

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ✺I do not believe this darkness will endure.

Mensaje por Snow el Mar 3 Ene - 1:06

Con Faramir
8 de abril, año 2019, T.E.— Jardines de la Ciudadela, Minas Tirith
Rodeó su brazo posando con suavidad su mano en este. La cercanía entre ellos era cada vez mayor, la compañía que Faramir le brindaba era distinta a las demás, notaba que podían hablar sobre cualquier tema y como tanto él y como ella respetaban la opinión del otro. Por eso le apena que no fuera con ella a los festejos, ver a Aragorn con otra mujer aún le dolía, cada vez menos pues entendía que sus caminos estaban separados y su destino era estar con Faramir. Apoyo su cabeza en el hombro del soldado y visualizó el paisaje, ahora estaba tan en calma que nadie hubiera creído que allí se había librado una guerra — No es temprano, esta amaneciendo. Me gusta la calma que se respira y el olor a limpio — Aspiró el aroma a limpio, humedad impregnando las plantas curativas que se hallaban a su alrededor y que poco a poco florecían cada día. Pero aún recordaba el olor a azufre, sangre y muerte, incluso si cerraba los ojos veía con nitidez el dolor de los soldados que intentaba aliviar con sus propias manos, unas veces solucionaba aquellas dolorosas heridas pero otras, veía como la vida se apagaba delante de ella.

Debéis descansar, vuestras heridas aún no están sanadas del todo y no quiero veros recaer — Se giró para ponerse frente a él, veía como ansiaba volver al trabajo, sin duda Faramir era una de esas personas que no podían tomarse ni un solo descanso, Éowyn intentaba que no se lo tomase tan a pecho y que cayera enfermo de nuevo, perderle de esa manera tan estúpida no entraba en sus planes — Dirige esta ciudad, pero prométeme que al menos respetaras tus horas de descanso — Le pidió tomándose la libertad de llevar una de sus manos hasta la mejilla barbuda del guerrero, la princesa se estaba arrepintiendo en ese mismo momento de tener que irse tan lejos y tener que dejarlo gobernando sin su apoyo, pero no podía dar un paso atrás pues había dado su palabra de asistir los festejos.

Asintió con su cabeza, volvería a esos jardines porque cada vez se sentía más parte de ese lugar, no sabía si era también por culpa de Faramir, pero podría empezar a llamarlo hogar — Lo haré, pero sabrás que mi hermano querrá una audiencia tarde o temprano, a Éomer nunca le gusto que ningún hombre pasara tantas horas a solas conmigo — Esbozó una sonrisa en sus labios, su hermano mayor siempre la había protegido de todo hombre que se le acercara, desde Grima lengua de Serpiente hasta el mismo Aragorn, con Faramir no iba a ser distinto, aunque el hombre se hallaba ocupado en levantar Rohan, las cartas preocupándose por su hermana no faltaban ni una semana. Con su mano libre, vago hasta la opuesta del guerrero y entrelazo sus dedos con los suyos — Claro que volveré ¿A dónde iría si no? — Preguntó con un tono de voz confidencial, separarse de él sería difícil pero la vuelta la esperaba agradable y con ansias, tenía que divertirse en los festejos pero como él, necesitaba tranquilidad y establecerse de una vez por todas.
Hellcat




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2269

Localización :
Dorne

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ✺I do not believe this darkness will endure.

Mensaje por Mrs. Bones el Vie 6 Ene - 1:32

Con Éowyn
8 de abril, año 2019, T.E.— Jardines de la Ciudadela, Minas Tirith
-Si no lo hago -dijo el joven, reprimiendo una carcajada- el Mayoral pedirá mi cabeza en bandeja.

Era, por supuesto, una exageración. Lo máximo que haría el Mayoral sería recluirlo de nuevo en las Casas de Curación hasta que dejase la pluma en el tintero y dejase de corretear arriba y abajo de la Ciudad. Pero pese a la severidad con la que aquel hombre cuidaba de sus enfermos, Faramir no podía quejarse: en realidad, tenía razón.

El senescal ladeó la cabeza para observar la mirada de la dama de Rohan. Le resultaba extraño, a la par que enternecedor, que se preocupase por él de aquella manera. Hacía que sintiese que la joven estaba más cerca de él, de algún modo; hasta entonces, sólo un miembro de su familia había expresado su preocupación por él en términos tan rotundos y, por desgracia, había muerto hacía menos de dos meses. La barca mortuoria de Boromir todavía asaltaba sus sueños, y la mirada clara de Faramir se oscureció brevemente con el recuerdo.

-No os preocupéis tanto, Éowyn -le recomendó, tomando sus manos y cubriéndolas con las suyas. No había mentido ella cuando, días atrás, le había espetado que sus manos no eran suaves como cabría esperar de una dama de su cuna; reconocía los callos propios de la esgrima y las riendas en sus palmas blancas-. Y respecto a la audiencia con vuestro hermano, es algo que espero. Tenemos más asuntos que discutir de los que podáis imaginar.

Una sonrisa brillaba en sus labios y su tono había sido ligero, pero en realidad tenía mucho que hablar con el señor Éomer. Si él estaba preocupado por el tiempo que pasaba con su hermana, Faramir lo estaba por el tiempo que pasaba el rohir con Lothíriel, la menor de sus primas por parte de madre. Tras el fin de la guerra, la menor de los hijos de Imrahil se había apresurado en ir a Minas Tirith al encuentro de su familia, pero tanto Elphir como Amrothos y Erchirion habían coincidido en que la joven había pasando más tiempo con el futuro rey de Rohan que con sus hermanos. Pero dejando a un lado a Lothíriel -suponía que, con tres hermanos mayores, estaba más que bien protegida- deseaba de verdad aquella audiencia con el rohir.

-A vuestro hogar, donde quiera que consideréis que está -respondió afablemente a las últimas palabras de ella-. Y creo que eso es algo de lo que debemos hablar a vuestro regreso, Éowyn.


Hellcat
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
212

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ✺I do not believe this darkness will endure.

Mensaje por Snow el Dom 8 Ene - 1:10

Con Faramir
8 de abril, año 2019, T.E.— Jardines de la Ciudadela, Minas Tirith
Una diminuta sonrisa apareció en sus labios, a pesar de que confiaba en que El Mayoral cuidara de la salud de Faramir, dudaba en que este sucumbiera a sus mandatos, a pesar de que estaban cada vez mejor aun debían reposar para curar del todo sus heridas— Tienes razón de que hay que hacer muchas cosas aquí, pero poco a poco iremos levantando todo  — Afirmó intentando ser positiva con sus palabras y haciéndole saber que no le dejaría solo en tal tarea. Aquella ciudadela se había convertido en su segundo hogar y sentía que debía devolver el favor de alguna manera y con Faramir todo parecía ir en el mismo sentido.

No podía evitarlo, preocuparse por los demás era algo que Éowyn llevaba en sus venas, seguiría preocupándose por Aragorn, por Merry y los otros hobbits que lucharon por su vida. Faramir estaba en un escalón más sobre ellos y no dudaría en demostrarlo — Me importáis, por eso me preocupo. Una vez que puedas pasar todo el día sin quejarte de tus molestias dejaré de preocuparme  tanto — Apartó su mirada cuando notó como las manos del guerrero abrazaron las suyas, aún recordaba su conversación sobre sus manos, que sin duda no eran de una princesa cualquiera. La roheryn blandía armas desde pequeña y nunca le importó ayudar en los establos o a los criados que se dejaban, no se había avergonzado de ello salvo el primer día en que el gondorino tomó una de sus manos y lo comentó. Pero después de ese gesto y de que no se apartaba de ella por sus andanzas, supo que no le importaba el estado de la piel de sus manos.

¿Asuntos que discutir? ¿Cómo cuales? — Bromeó mirándolo de nuevo, tenían que resolver tantos asuntos familiares que tendrían que pasar una buena temporada en Rohan, no le importaría pero dudaba de que Faramir contase con el tiempo debido para entrelazar lazos familiares.

Se acercó más a su cuerpo para sentir su calor, era agradable sentirse protegida después de tanto tiempo oscuro empezar a ver los primeros rayos de sol alumbrando un nuevo camino — Mi hogar esta a vuestro lado. Juntos hemos sobrevivido a las peores batallas y me gustaría seguir así— Murmuró intentando mantener sus palabras como un secreto para ambos, apenas habían dado muestras de cariño hacia los demás pues estaban ocupados ayudando en todo lo posible — Sé que tengo que volver donde tú estés. Ya sea aquí, en Gondor o Rohan y deseo que tú también aguardes el momento de mi regreso — Le pidió apresando con más fuerza sus manos, intentando así mantener su unión entre ellos.
Hellcat




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2269

Localización :
Dorne

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ✺I do not believe this darkness will endure.

Mensaje por Mrs. Bones el Dom 5 Feb - 18:58

Con Éowyn
8 de mayo, año 2019, T.E.— Meduseld, Édoras

Capítulo 2: El castillo dorado de Meduseld.

Lo cierto era que, durante el mandato de su padre, Faramir apenas sí había podido permitirse viajar más allá de los confines de Gondor. No es que se quejase: Ithilien lo había sido todo para él desde que se había puesto al frente de los montaraces y los viajes a la bella Dol Amroth para visitar a su familia materna en los tiempos previos a la guerra habían sido frecuentes. Además de alguna visita a la cercana Lossarnach, su conocimiento sobre otras tierras era más fruto de la lectura y de su interés por las artes que por las veces que había podido permitirse unos días de asueto para alejarse de la Ciudad Blanca.

Pero la belleza de Rohan -Rochand, tal y como aparecía escrito en los polvorientos pergaminos que había hojeado en el archivo de Minas Tirith- era innegable. Distinta de su ciudad natal, agreste y salvaje, delicada y robusta a un mismo tiempo. Desde allí, desde la campiña dorada que se extendía como un manto a los pies de la capital, el senescal contempló la alta colina donde se alzaba el Castillo Dorado de Meduseld. Resultaba, sin duda, una vista imponente.

Junto al estandarte verde y dorado de Rohan se alzaban las banderas claras de Gondor, señal de que aquel día se celebraba una nueva alianza entre ambos reinos. Y, pese a que no iba a ser la suya, Faramir no estaba dispuesto a llegar tarde. Quería ver a su prima Lothíriel antes de que se convirtiese en la esposa del nuevo rey; quería ver al propio Éomer y -aunque ya lo había hecho, semanas atrás- felicitarlo por el enlace; pero quería, sobretodo, encontrar a su prometida antes de que ambos se viesen inmersos en toda aquella vorágine de diplomacia y protocolo.

Faramir descabalgó con un movimiento ágil y aflojó las correas de Astaldo antes de dejarlo en manos de los mozos responsables del establo real; con sus pertenencias bajo un brazo, se encaminó hacia el pequeño pabellón blanco que habían alzado junto al castillo, cuando vio una larga cabellera dorada cruzando la explanada a toda velocidad.

-¡Éowyn! -exclamó, acelerando el paso. Casi no fue consciente del momento en el que la Dama Blanca sustituyó al petate que llevaba entre los brazos, pero sí de lo mucho que la había añorado en aquellas pocas semanas que habían estado separados.

Hellcat
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
212

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ✺I do not believe this darkness will endure.

Mensaje por Snow el Lun 6 Feb - 17:28

Con Éowyn
8 de mayo, año 2019, T.E.— Meduseld, Édoras

Capítulo 2: El castillo dorado de Meduseld.

Éowyn ayudaba en todo lo que podía, desde preparar arreglo florales para el vestido de Lothiriel, calmar los nervios de Éomer hasta dar de comer a los caballos que iban llegando al establo trayendo consigo a los invitados al festejo, no le importaba ayudar como había hecho hasta siempre pero realmente estaba cansada y decidió dar se unos minutos de descanso para salir del castillo y mirar hacia las tierras que rodeaban Rohan con una sonrisa, pues poco a poco iba tomando de nuevo forma de ciudad y pensaba que con el enlace nupcial traería buenas nuevas.

Con paso lento y una mano estirada tocó con suavidad el estandarte de la casa amiga, dejando escapar un leve suspiro de sus labios, pues hacía semanas que no veía a Faramir. No se podía quejar, pues se habían separado por una buena causa y ese mismo día se volverían a unir por otra causa. Escuchó los pasos huecos de uno de los soldados y se dio la vuelta - Mi señora, se acercan los caballeros de Gondor y demás invitados - Éowyn asintió, en la lejanía pudo ver como un pequeño grupo avanzaba hacia su destino — Preparad agua para los caballos, dispón de habitaciones para los invitados e id llenando copas de vinos — Ordenó suave pero firme. Éomer estaba demasiado ocupado encerrado en su habitación meditando en su gran día que casi sería delito interrumpirle, o asesinato según estuviera su humor.

Pasado unos minutos cuando casi pudo distinguir de Faramir quien iba encabezando la comitiva y se apresuró a su reencuentro, olvidando por unos sus deberes como princesa o como debía comportarse recibiendo a unos invitados como tales, pues nada más escuchar su nombre, corrió a la vera del que era su prometido y saltó sobre él, rodeando su cuello con ambos brazos y hundiendo su rostro en el mismo, aspirando el aroma que tanto había añorado, entremetiendo sus dedos por dentro de los cabellos castaños del guerrero — Al fin estáis en casa — Murmuró segundo antes de separarse de su piel y perderse en el verdor de sus ojos — Os he echado de menos, pero ¿podéis bajarme al suelo? — Preguntó riendo con suavidad al notar que sus pies estaban en volandas desde que Faramir le había abrazado  — ¿Qué tal el viaje? — Podía ver el cansancio en su rostro, algo que no le podría negar.
Hellcat




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2269

Localización :
Dorne

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ✺I do not believe this darkness will endure.

Mensaje por Mrs. Bones el Sáb 18 Feb - 20:04

Con Éowyn
8 de mayo, año 2019, T.E.— Meduseld, Édoras

Capítulo 2: El castillo dorado de Meduseld.

Faramir abrazó con fuerza a su futura esposa, apenas siendo consciente de que, en su entusiasmo, la había alzado del suelo. El discreto carraspeo de Beregond detrás de él y las risas disimuladas de los soldados más jóvenes de la Compañía Blanca lo devolvieron a la realidad. No los culpaba, sin embargo; sabía que se alegraban de que Éowyn fuese a formar parte de su familia cuando finalmente todos marchasen a Emyn Arnen.

-Por supuesto; disculpad mi poco decoro -se disculpó el joven, bajando a la dama a tierra; se conformó con entrelazar sus dedos con los de ella antes de dirigirse a sus hombres-. Instalaos y haceos útiles allá donde se requiera vuestra ayuda. Nos encontraremos antes de la ceremonia.

El príncipe dedicó un breve saludo a los caballeros antes de volver a centrar su atención en Éowyn y sus palabras. Lo cierto es que las semanas de trabajo intenso en Gondor no ayudaban al hecho de que estuviese descansado aquel día, y haber cabalgado durante gran parte de la noche para llegar con las primeras luces del día a El Páramo no había sido una de sus ideas más brillantes. Pero allí estaba, en compañía de familia y amigos, dispuesto a disfrutar de esos pocos días de asueto que las nupcias del Rey de Rohan con la infanta de Dol Amroth le ofrecían.

-Salimos hace tres días del campamento de Cormallen y hemos cabalgado casi sin descanso para llegar a tiempo -dijo, pasándose una mano por el rostro cansado; estaba seguro, sin embargo, de que sólo necesitaba sentarse un rato en una silla que no se moviese para recuperar un poco las fuerzas-. ¿Cómo estáis vos? -preguntó, alzando la mano libre para retirar un mechón de pelo dorado del rostro de Éowyn-. Confío en que todo haya ido bien en mi ausencia.

Hellcat
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
212

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ✺I do not believe this darkness will endure.

Mensaje por Snow el Lun 20 Feb - 21:12

Con Faramir
8 de mayo, año 2019, T.E.— Meduseld, Édoras

Capítulo 2: El castillo dorado de Meduseld.

Sonrió al notar pisar el suelo de nuevo y no dudó en entrelazar su mano en la del castaño, a pesar de que aún estaba enguantada para protegerlas de las riendas de su caballo. Escucho sus palabras mirando al pequeño pelotón y dedico una suave sonrisa a los soldados, que con un leve asentimiento de cabeza, echaron a andar dispuestos a cumplir las órdenes de su superior.

- He dispuesto una habitación que creo que os gustará - Respondió alzando su mirada. Estaba junto a la suya, elegida por ella misma a pesar de las mirada de reproche que tuvo que soportar de su hermano, estaban prometidos y tampoco iban a hacer nada descabellado estando todo el reino y parte de más reinos en el castillo, aún conservaban cierto decoro después de haber pasados días juntos enteros en la Casa de Curaciones. Su hermano tenía que aprender que ya no iba a poder protegerla más - Deberíais descansar antes de la ceremonia - Aconsejó, iba a ser larga, también tenía una charla pendiente con Éomer así que más le valía estar despejado, a ella no le importaría quedarse en la habitación y verle dormir, pues se alegraba de tenerle de nuevo a su lado y de saber que poco les quedaba para separarse nunca más.

Acarició su mano con su mejilla cerrando los ojos, sintiendo tranquilidad en un gesto tan simple como el del guerrero. Faramir tenía ese don de templar sus nervios e inquietudes que años antes le habían atormentado, ahora se alegraba de que estuviera a su lado y no sentirse tan sola como antaño  - Bien, ocupada con los preparativos. Prométedme que nuestra unión será más sencilla que esta - Le pidió tirando de su mano para caminar entre los pueblerinos que se esmeraban por decorar las calles.

Éowyn pensó en un lugar tranquilo antes de entrar en el castillo y que Faramir presentase su llegada, aunque ya los soldados hubieran dado cuenta de ello, su hermano podía pensar que estaban juntos y no tendría nada que reprocharles. Caminó hasta un pequeño paraje, donde un riachuelo se escuchaba en la lejanía y un gran roble casi daba con los muros del castillo, Éowyn apoyó su espalda en la madera del árbol y con ambas manos posada en la cintura del gondorino le atrajo hacia ella - Os he echado de menos - Ver al futuro matrimonio no ayudaba demasiado a sobrellevar la separación de ambos, pues revivía momentos vivido con él y le entristecía haber estado tan lejos sin su compañía y ahora también que apenas podrían tener un minuto de soledad, esperaba que su enlace llegara pronto..
Hellcat




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2269

Localización :
Dorne

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ✺I do not believe this darkness will endure.

Mensaje por Mrs. Bones el Dom 5 Mar - 1:23

Con Éowyn
8 de mayo, año 2019, T.E.— Meduseld, Édoras

Capítulo 2: El castillo dorado de Meduseld.

Édoras bullía de actividad. Farmir se maravilló ante la cantidad de gente que había en movimiento, encargados de acomodar a los invitados del rey, de engalanar la villa y de hacer que todos los extranjeros se sintiesen como en casa. Pero eso último era sencillo, ya que los rohirrim eran un pueblo generoso y jovial en tiempos de paz y celebración.

-No lo dudo -respondió dócilmente, dejando que Éowyn lo guiase al fresco interior de Meduseld. El joven había leído sobre aquel lugar en infinidad de códices que databan de la época de Cirion, el senescal que pactó la paz con Eorl y su pueblo tras la Batalla de los Campos del Celebrant, y había visto varias representaciones de él en la obra de varios artistas de Anórien y Lossarnach. Era tan diferente de Gondor que casi le parecía que estaba en otro mundo; ¡y pensar que una vez, hacía muchos siglos, aquellas tierras habían sido parte de su patria! Pero en aquellos momentos la atención de Faramir estaba más centrada en la Dama Blanca que en sus conocimientos de historia, y esbozó una sonrisa culpable ante su recomendación; sí, estaba cansado, pero lo cierto era que no había pensado en descansar hasta después de la ceremonia. Estaba seguro de que habría cientos de cosas que tendría que hacer, o en las que podría ayudar, a su llegada a la capital-. No estoy tan desfallecido, Éowyn -dijo cordialmente ladeando, involuntariamente, el rostro en la dirección de su caricia.

Lo que no había imaginado el senescal regente es que hubiese jardines en una ciudad como aquella, pero no pudo menos que sentirse asombrado cuando Éowyn lo condujo a aquel pequeño paraje resguardado del bullicio exterior. Había algo en él que le recordaba a su propio hogar; algo que no podía identificar que no sabía si estaba en las ramas gruesas y secas del roble o en la delicada melodía de la delgada corriente de agua que se deslizaba colina abajo desde allí.

-Oh, no lo sé -comentó, fingiendo primero seriedad y esbozando una sonrisa divertida después-. Nuestros pueblos tienen mucho que celebrar ahora que la Sombra se ha ido, y no querrán verse privados de una buena fiesta. Sin embargo, te diré que no me siento demasiado cómodo con una celebración tan grande.

Y ya no sólo a nivel personal, pensó, dejando que Éowyn entrelazase los brazos en su cintura, sino a nivel político. Acababan de salir de una guerra que casi habían perdido y era evidente que el pueblo necesitaba que la alegría volviese a sus vidas pero, ¿no estaría mejor empleado todo el dinero que requería una boda de estado en ayudar a arreglar los destrozos que las últimas batallas habían dejado a su paso? El senescal tenía claro que no pensaba emplear nada más que lo estrictamente necesario para la celebración de sus nupcias, y que arreglaría con el rey que el resto de esa asignación fuese a parar a las viudas y huérfanos de guerra, y a todo soldado que hubiese quedado incapacitado.

-Pero si Minas Tirith nos obliga a celebrar algo demasiado grande, podemos casarnos aquí, en Édoras -propuso; al fin y al cabo, ahora también era, en parte, su hogar. Faramir ladeó el rostro para mirar los ojos claros de ella, y los suyos propios brillaron inevitablemente de ilusión-. Y yo a vos -aseguró en voz baja-. Pero pensad en esta semana, y en que luego apenas sí pasarán unas semanas hasta nuestro enlace.

El gondoriano dio un pequeño paso al frente y se inclinó con la clara intención de besar a Éowyn, pero un carraspeo a sus espaldas interrumpió su gesto. Con una mirada y una expresión de disculpa, Faramir volvió a retroceder y tomó la mano de su prometida antes de girarse para inclinarse en una profunda reverencia ante su futuro cuñado, el Rey de Rohan.

-Saludos, Éomer -saludó cortesmente-. Planeaba acudir a presentarme ante vos a mi llegada, pero fui informado por vuestro mariscal de que os encontrabais todavía en vuestras habitaciones. Confío en que mis primos no hayan perturbado vuestra paz durante estos días -dijo, de corazón, aunque con el atisbo de una sonrisa en sus palabras. Faramir conocía a Elphir, Erchirion y Amorothos desde niños y, aunque conocía lo sobreprotectores que eran con su hermana menor, también conocía su sentido del humor en cuanto a celebraciones familiares se trataba.



Hellcat
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
212

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ✺I do not believe this darkness will endure.

Mensaje por Snow el Jue 9 Mar - 14:23

Con Faramir
8 de mayo, año 2019, T.E.— Meduseld, Édoras

Capítulo 2: El castillo dorado de Meduseld.

Le miró suspirando con suavidad, le estaba mintiendo pues podía ver en su rostros los estragos de un viaje tan pesado como el que había realizado, pero tenían mucho que hacer y suponía que no quería perderse ningún acontecimiento por descansar un par de horas - Espero que cuando estemos casados no me mientas - Bromeó sonriendo con dulzura a la misma vez que sus dedos acariciaban el dorso de su mano - Tengo un aceite que podría untar en tus manos, tienen pequeñas heridas, no deberías agarrar tan fuerte las riendas del caballo, el animal ya sabía donde tenía que venir - Sostuvo su mano boca arriba y pasó su dedo índice sobre las pequeñas grietas, si podía curar heridas pequeñas y visibles, lo haría.

Asintió con su cabeza, como casi siempre Faramir solía tener razón en los temas hacia la sociedad, añoraba tener intimidad pero ya había recibido respuestas de pueblos vecinos para acudir al enlace, tampoco se había olvidado de los hobbits aunque estos dudaban que acudiesen al enlace, tampoco había recibido nada de parte de Aragorn aunque suponía que Faramir tendría más informar al respecto - Lo sé y lo entiendo pero ¿te has dado cuenta de que apenas hemos estado solos ni un día entero? - Preguntó, en MInas Tirith estaban demasiado ocupados atendiendo los heridos, luego sus caminos tuvieron que separarse y ahora tendrían una semana entera de celebraciones a las que sinceramente, no le apetecía asistir, pero como hermana de uno de los contrayentes se veía obligada. Y más si tenía que estar acompañando a Éomer en el altar durante todo el enlace, lo que le consolaba es que Faramir no andaría lejos de ellas, si no enfrente como mandaba la tradición.

Los ojos de Éowyn se abrieron sorprendida - ¿Estás seguro? ¿No prefieres que sea en Gondor? - Preguntó, aunque prefería que fuera en el pueblo donde había crecido, Gondor era ahora la ciudad más importante del panorama, la mayoría de los gobernadores preferirían pasar ahí unos días que en Edoras y no quería causar inconveniente alguno por un simple capricho - Tenemos sitio de sobra, eso no cabe duda - Preparar el enlace de Éomer y Lothiriel le había ayudado a organizar todo el castillo y más de haber sufrido una dura y rápida reconstrucción debido a los derribo de la guerra que habían sufrido.

La rohimm cerró los ojos, sus manos subían por la espalda del guerrero notando como aquel momento tan ansiado durante días, estaba llegando. Salvo por un sonido tan familiar que le hizo resoplar para ver sobre el hombro de su prometido la figura de su hermano, con una sonrisa pícara en sus labios, sabía lo que signifiicaba aquella visita así que apretó con suavidad la mano de Faramir - Luego te veo - Murmuró mirándole con una sonrisa y tras desprenderse de su mano caminó hacia su hermano - No te pases - Sus miradas se cruzaron y Éowyn no pudo evitar sonreír divertida, seguía siendo el hermano más protector del mundo y aunque Faramir se había ganado con creces estar a su lado, sabía que el futuro Rey le iba a torturar con alguna de sus charlas.
Hellcat




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2269

Localización :
Dorne

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ✺I do not believe this darkness will endure.

Mensaje por Mrs. Bones el Dom 2 Abr - 0:59

Con Éowyn
8 de mayo, año 2019, T.E.— Meduseld, Édoras

Capítulo 2: El castillo dorado de Meduseld.

—No es mentir —se defendió el gondoriano, medio riendo, observando cómo la muchacha examinaba sus manos. Lo cierto era que, en ese aspecto, no se parecía en nada a la mujer con ganas de partir de nuevo a la guerra ansiando encontrar una muerte gloriosa; había notado en ella un gran cambio a medida que los días pasaban para ellos en las Casas de Curación, y que ahora estuviese tan comprometida con las artes médicas no hacía más que confirmárselo. El joven asintió con la cabeza, conforme con su diagnóstico—. Luego iremos a por ese remedio, si nos queda tiempo.

Faramir observó los gestos delicados de la Dama Blanca mientras continuaba hablando, casi ensimismado. Hacía tantas semanas que no se veían que su presencia conseguía abrumarlo y, pese a que no era algo que le molestase especialmente, sí le resultaba una sensación extraña. Suponía que era algo parecido a lo que su prima Lothíriel le había descrito en una de sus últimas misivas respecto al Rey de Rohan.

—Soy consciente de ello, pero tampoco hemos pasado una época tranquila, para ninguno de nuestros pueblos —dijo, conciliador, tomando sus manos—. Pero esa situación está a punto de cambiar, Éowyn. En cuanto al lugar… —el príncipe de Ithilien se concedió unos pocos segundos para responder, pese a que sus ideas al respecto eran claras. Sólo necesitaba dar con las palabras exactas para expresarse—. Gondor va a gozar de nuestra presencia durante todas nuestras vidas, y Rohan lo hará en un porcentaje menor. No quisiera privar a tu pueblo de un día tan feliz para ti.

Y entonces, el nada sutil carraspeo de Éomer y su sonrisa pícara los interrumpió, y Faramir dejó ir a Éowyn con una ligera risita.

—Enseguida estoy contigo —
le prometió mientras marchaba, antes de girarse hacia su futuro cuñado, quien ya le estaba dando información detallada sobre lo encantadores que habían sido los hermanos de su prometida durante su breve estancia en la Marca—. Oh, bueno —Faramir le quitó importancia con un gesto a aquel comentario sobre el comportamiento de Erchirion durante la fiesta de la noche anterior, donde había bebido algo más de lo necesario—. Son buena gente, Éomer —continuó, siguiendo los pasos del rey al fresco interior del castillo—, pero, ahora mismo, les cuesta desprenderse de su hermana menor. Al igual que debe ocurriros a vos, ¿me equivoco?

Faramir supo que había dado en el clavo al percatarse de la sonrisa melancólica del rohir, pero calló y no añadió nada más hasta que Éomer decidió que era un buen momento para escabullirse a las cocinas en busca de una cerveza y un tentempié; no sabía si en aquel país se consideraba de buena educación que el novio bebiese antes de la ceremonia, pero no creía que una simple jarra les hiciese ningún mal. Sin embargo, el senescal pronto se encontró pensando en el siguiente de sus problemas: encontrar a Éowyn en un lugar que no conocía.



Hellcat
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
212

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ✺I do not believe this darkness will endure.

Mensaje por Snow el Miér 12 Abr - 0:50

Con Faramir
8 de mayo, año 2019, T.E.— Meduseld, Édoras

Capítulo 2: El castillo dorado de Meduseld.

Dejó atrás a los hombres que probablemente más amaba en el mundo y entró en el castillo, todo estaba listo para el enlace así que se podía tomar un descanso y subió las escaleras hasta los aposentos de Lothiriel para ver si necesitaba algo, ya que esa misma mañana la había encontrado al borde del llanto debido a los enlaces propios de una boda. Cuando entro en el dormitorio de la joven se la encontró con una dama de compañía recogiendo sus cabellos en trenzas y se dispuso ayudarla, trenzando el lado de su cabeza que aún quedaba libre.

Habló con ella de su encuentro con Faramir y como este quería casarse ahí mismo. Sin duda era una idea de la que Éowyn no rechazaba pero antes tenían que comunicarlo a los demás, pero suponía que la mayoría no tendría problemas en acceder a sus deseos después de todo lo sucedido, como quien decía, se lo habían ganado a pulso. Una de las criadas entro en el dormitorio informando a Éowyn que había visto a Faramir caminar por todo el castillo buscándola, la rubia sonrió y tras una disculpa a su futura hermana salió en busca de su prometido, a quien encontró en uno de los salones disfrutando de las vistas desde uno de los ventanales, del cual se podía observar todo Rohan, en silencio caminó hacia él y abrazó su espalda dejando apoyada su cabeza en esta — Debo suponer que ha terminado la charla con mi hermano — A su parecer había sido demasiado corta, Éomer solía ser un gran hablador pero también inquiría que los nervios inminente a la boda le habían comido la lengua, esperaba que fuera mejor así y pudieran hablar tranquilamente después del enlace.

¿Qué tal ha ido? — Preguntó cerrando los ojos por un momento, dándose la oportunidad de descansar por unos segundos, pero a su pesar, Éowyn se deshizo de su abrazo y apoyo su espalda en la fría pared de piedra — He ido a ver a Lothieriel, esta nerviosa, deberías visitarla antes del casamiento — Sugirió esbozando una pequeña sonrisa, ya se estaba acostumbrando a que, hasta que no celebrasen el enlace, apenas tendrían unos minutos para estar juntos. Pero todo era más soportable sabiendo que semanas después uniría su vida con él para siempre.
Hellcat




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2269

Localización :
Dorne

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ✺I do not believe this darkness will endure.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.