Últimos temas
» Cambios de botón, url, etc
Hoy a las 2:30 por Invitado

» ➹ This is no longer an era of swords and spears
Hoy a las 1:43 por Sheena

» Death is equal
Hoy a las 1:17 por Arson

» Akō jiken
Hoy a las 1:03 por Sheena

» Concurso de relatos Halloween.
Ayer a las 21:58 por Hellcat

» Confieso que...
Ayer a las 21:15 por Epoch

» 38. Fire from the tongues of liars
Ayer a las 20:38 por Sonder

» Sugerencia para Halloween.
Ayer a las 20:35 por Mrs. Sarcasm

» Son of the Sea
Ayer a las 20:32 por Mrs. Sarcasm

» 37. Suspect
Ayer a las 20:04 por Nightingale

» Pedido de afiliaciones Normales
Ayer a las 19:16 por Invitado

» I AM ELIZA
Ayer a las 19:08 por Hermosodehuerta

» La Sexta Era
Ayer a las 19:01 por Ladie

» 36. Invasion
Ayer a las 17:58 por Nightingale

» ♠ Love a good fight.
Ayer a las 17:52 por Ladie

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

Ice soldiers.

Página 6 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Miér 4 Ene - 23:59

Recuerdo del primer mensaje :


ICE SOLDIERS
Tras los nervios, las presiones, los miedos y la adrenalina de un Gran Premio, es complicado controlar los sentimientos. Meses y meses de esfuerzo para culminar una tarea que ahora ha tocado a su fin. Cada patinador volverá a su hogar para prepararse de cara a la siguiente temporada, y luego volverá dando lo mejor de sí mismo.

Al bajar del podio como campeón mundial de patinaje artístico, a Yuri aún le queda enfrentarse con una realidad que poco o nada tiene que ver con el hielo. Periodistas, preguntas incómodas, fotografías con personas a las que jamás volverá a ver y felicitaciones que realmente no estaba buscando. Solo una única cosa es de verdadera trascendencia: los ojos marrones que le perforan desde la distancia.
OTABEK ALTIN
18 | patinador kazajo | amidamaru
YURI PLISETSKY
15 |patinador ruso | novocaine

CS | YURI!!! ON ICE | 1 X 1




pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1426

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Jue 1 Jun - 23:08

It's a way of thanking you
for being here.
Ante las palabras de Yuri, divertidas, Otabek solo pudo mirarle con el ceño ligeramente fruncido y alzar una de sus manos para revolverle el cabello de manera divertida, en mayor parte por reírse de aquella manera de él. Él rió levemente; no quería reconocer que realmente necesitaba algún tipo de contacto con el rubio, aunque fuera algo tan mínimo y amistoso como aquello. El kazajo escuchó atentamente cuando Yuri habló de su gata. Sabía por cómo hablaba que estaba muy unido a ella y sintió mucha tristeza al pensar el día en que pudiera faltar aquel animal. Sólo quedaba poder disfrutar del tiempo que le quedara con ella, estaba seguro que atesoraría el tiempo pasado con la pequeña gata.

Entiendo. Quizás esté un poco celoso de esa gata.— Comentó, con una ligera sonrisa mientras miraba al rubio. Ojalá él pudiera dormir con él todas las noches, acurrucarse a su lado. Ojalá pudiera conocer a Potya algún día. Sólo veía a aquel pequeño gato en sus brazos, jugando distraído con él, y le daban ganas de mantenerlo a su lado y darle una buena vida. Quizás se lo llevara, no aquel día, pero quizás otro día. Se distrajo con el pequeño gato anaranjado, mientras el camarero dejaba su pedido sobre la mesa delante de ellos. No le pasó desapercibida la reacción de Yuri cuando tuvo aquel batido delante de él; realmente parecía un niño, pero le gustaba mucho esa parte de él. No es que fuera inocente y mirara el mundo de otra manera, Yuri era bastante maduro para un adolescente. Simplemente le gustaba esa faceta, le daban ganas de protegerlo y de hacerlo feliz durante todo el tiempo que él le dejara.

Ahg, maldita sea, pensó, ojalá pudiera besarlo ahora mismo. Sin embargo, aprovechó para darle un bocado a su tarta de queso, disfrutando del sabor. La pregunta de Yuri, concerniendo a su hermana, hizo que lo mirara pensativo.— De momento le va tan mal como a mi con el ballet, herencia familiar supongo.— Otabek se encogió de hombros ligeramente, con una leve risa después. Negó después un poco con su cabeza.—Pero está entrenando muy duro. Es muy cabezota.— La verdad es que eso era algo bastante característico de su hermana. Se la imaginaba incluso enfadada consigo misma y con el hielo cada vez que se caía. Le resultaba divertido porque él mismo se había sentido así mucho tiempo atrás.

Me ha mandado muchas fotos de sus heridas en los pies, se queja mucho.— Tuvo que admitir con una sonrisa, aunque se podía notar claramente lo orgulloso que estaba de ella.—Me recuerda mucho a cuando empecé, esas heridas eran horribles.— Resopló. Después una vez se acostumbraron sus pies todo fue más fácil. El pequeño gato terminó por escalar por su ropa, montándose en su hombro aunque parecía tambalearse demasiado.— ¿Crees que debería llevármelo?— Preguntó Otabek, después de unos momentos de silencio y una leve risa. Tenía la sensación de que incluso se atrevería a seguirle una vez se marchara.
CON YURIO, Somewhere




Última edición por Kingsglaive el Sáb 3 Jun - 20:41, editado 1 vez




friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2270

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Sáb 3 Jun - 19:59

It's a way of thanking you
for being here.
Yuri le dio un pequeño codazo divertido a Otabek cuando le dijo que tal vez estaba celoso de su gata. Para qué engañarse, a él también le gustaría poder dormir junto al kazajo todos los días. Sin embargo, no era un lujo que pudiera permitirse, no todavía. A pesar de que Lilia y Yakov le dejaban quedarse de vez en cuando en su casa, no quería preocuparlos pasando demasiadas noches fuera. Sabía que aquellas personas se sentían responsables por su seguridad, y no quería enfadarlos más de lo necesario, sobre todo teniendo en cuenta que eran sus entrenadores y que no había ni una mínima posibilidad de librarse de ellos. Por suerte, y de momento, no le habían hecho demasiadas preguntas acerca del par de noches que había pasado durmiendo con Otabek.

Justo pensar en eso le hacía darse cuenta de que no habían hablado sobre cómo deberían hacer público lo suyo. No público de cara a sus fans ni al mundo del patinaje, cosa que le daba un poco de miedo y respeto, sino más bien de cara a sus amigos. Sus familiares. Su abuelo siempre había sido una persona muy comprensiva y cariñosa, pero era un anciano tradicional. ¿Cómo se tomaría la noticia de que su nieto estaba saliendo con otro chico? Por el otro lado, estaban Lilia y Yakov. Nunca se habían mostrado molestos con Viktor por estar todo el día pegado a Yuuri, así que suponía que no habría ningún problema con ellos. ¿Y la familia de Otabek? Era era precisamente una de las que más miedo le daban. El kazajo parecía muy unido a su familia, pero no tenía la más mínima idea de cuál sería su opinión con respecto a aquellos temas.

No digas eso —. Respondió al instante, intentando no pensar en aquel día sobre todas esas cosas. Era su cumpleaños. Se suponía que tenía que disfrutar —. Seguro que es solo porque está empezando. Seguro que cuando coja un poco de práctica, será una buena bailarina —. Añadió, con una sonrisa radiante. No sabía por qué, pero a Yuri le hacía verdadera ilusión que aquella chica triunfara en el mundo del patinaje como había hecho su hermano —. Oh, las heridas —. Recordó, dándole otro trago a su batido —. Eran lo peor.

Después, se quedó unos segundos en silencio mirando cómo el gato escalaba por el cuerpo de Otabek. No entendía muy bien por qué, pero parecía ser que el chico le encantaba —. ¿Uhm? —. Preguntó, con un poco de sorpresa, alzando las cejas mientras seguía absorbiendo de su pajita. A Yuri le encantaban los gatos, así que estaba más que claro cuál iba a ser su respuesta —. Claro —. Dijo sin necesidad de pensárselo durante mucho rato —. Te haría compañía en casa. Además, parece que le gustas mucho. A lo mejor te echa de menos si te vas y no vuelves. Es muy cariñoso.
CON otabek, Somewhere




pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1426

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Sáb 3 Jun - 21:16

It's a way of thanking you
for being here.
Otabek se sentía realmente a gusto  junto a Yuri en esos momentos. A pesar de que no podían hacer nada fuera de lo normal porque estaban en público y de que no había demasiadas personas más en el local, habían formado una burbuja de comodidad a su alrededor. Se sentían cómodos, y lo agradecía, porque se sentía demasiado bien en comparación con las semanas anteriores a esa lluvia torrencial. Por otra parte, también le gustaba mucho que Yuri se interesara por su hermana de esa manera, así que no dudaba en hablarle de ella sin ocultar sus sentimientos de cariño y orgullo por la pequeña. La verdad es que su anterior relación no había sido así, más bien parecían dos extraños o una relación unilateral, pero no eran cosas que quisiera recordar en ese día ni por el resto de su vida. Otabek se sorprendió cuando el ruso lo paró de repente y sonrió divertido.

Está bien, está bien.— No pudo evitar reír levemente y alzar sus brazos un poco como en son de paz. Su reprimenda le había venido tan espontánea que le había hecho gracia. Esperaba con ansias ver a su hermana moviéndose con esa gracia características de las bailarinas, hacer sus piruetas. Deseaba poder acudir a su primera competición, fuese cuando fuese. Poco a poco, el tema fue derivando a aquel pequeño gato y el kazajo no pudo más que asentir, pero suspiró levemente. Tomó al gatito con cuidado de su hombre porque parecía que en cualquier momento podría caerse y volvió a dejarlo en su regazo.

Por eso exactamente, no sé. Pasamos muchos días en otros países por las competiciones, quizás se sienta demasiado solo.— Además, Otabek no tenía con quien dejarlo cuando se marchara, después de todo en Rusia no tenía ningún familiar. Le atraía mucho la idea de tener una mascota que lo quisiera tanto, o al menos eso parecía, pero no le gustaba del todo el hecho de tener que dejarlo solo durante las competiciones. No sabía que hacer realmente, aunque pensó que se daría su tiempo para pensárselo. Después de todo esa misma tarde no podría llevárselo, tenía otras cosas preparadas y no quería dejarlo sólo en su apartamento con él fuera hasta tarde. El tiempo fue pasando sin que ambos se dieran cuenta, terminaron sus pedidos y se divirtieron hablando y pasando la tarde juntos. Otabek aprovechó que Yuri fue al baño para llamar a Victor y preguntar como iba todo; cuando el ruso le dio el ok, el kazajo le dijo que estarían allí en un rato, que lo avisaría cuando estuvieran llegando.

¿Te parece si nos vamos por ahí a cenar? Conozco un buen sitio. — Le dijo, con una sonrisa amable en el rostro, esperando que por ningún extraño motivo le dijera que no, porque entonces el plan se vendría abajo y todo sería demasiado evidente. El kazajo se acercó a pagar lo que habían consumido y en privado, le dijo al dependiente si podía reservarle ese pequeño gato. Iría al día siguiente a hacer todo el papeleo de la adopción. ¿Qué podía decir? No podía negar que estaba enamorado de ese gato en el momento en que mostró interés en él. Ambos salieron del local en el momento en que les daban de comer a los felinos, aprovechando para no tener despedidas amargas, y se dirigieron hacia la moto. Pero en vez de arrancarla o darle su casco a Yuri, se sentó ligeramente sobre ella, viendo al rubio de frente.

¿Sabes? La verdad es que no sabía muy bien que regalarte hoy. No soy muy bueno en esto.— Admitió el moreno, rascándose ligeramente la nuca, algo avergonzado. Rebuscó en el bolsillo de su cazadora por una pequeña bolsita de tela y se la tendió al ruso. Su sonrisa era cariñosa; la verdad es que quería ver su reacción. Dentro de la bolsa se encontraba una llave de su apartamento, con un pequeño llavero de un gato negro. Le estaba regalando una llave a una puerta que había dejado demasiado tiempo cerrada; su intimidad, su hogar, su corazón.
CON YURIO, Somewhere






friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2270

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Sáb 3 Jun - 22:51

It's a way of thanking you
for being here.
Yuri negó ligeramente con la cabeza cuando mencionó las competiciones. Él siempre había dejado a Potya al cuidado de algún vecino para que le pusiera agua y le limpiara la arena. No era demasiado complicado mantener un gato. Un perro, por el contrario, ya era mucho más complicado —. Yo no me preocuparía demasiado por eso —. Intentó tranquilizarle —. Con que alguien se asegure de que tiene todo lo que necesita una vez al día, es más que suficiente. Puede ser un vecino o incluso puedes buscar a alguien por Internet —. No quería que Beka se quedase sin su mascota por algo así aunque, por el momento, decidió no presionarle mucho más con el tema. Suponía que él sabía de sobra qué era lo que tenía que hacer. A lo mejor solo le hacían falta un par de días para pensárselo.

Siguió tomando pequeños sorbos de su batido hasta que se dio cuenta que apenas quedaba nada. Casi se puso triste solo de pensarlo. ¿Cuándo podría ser la próxima vez que se permitiera merendar algo así? Suponía que aún quedaba mucho tiempo para eso. Cuando se lo hubo acabado, se disculpó para entrar un momento al baño. No pasó allí demasiado tiempo, pero cuando salió, parecía ser que Otabek también había acabado con su comida.

Claro —. Dijo, sin pensárselo mucho, cuando le propuso ir a cenar a algún sitio. No tenía ni idea de qué era lo que tenía en mente, pero no pensaba quedarse metido en casa el día de su cumpleaños. ¿Y qué mejor manera de celebrarlo que con el kazajo? Le daba bastante igual dónde lo llevase, siendo sinceros, lo único que le importaba era poder estar con él un poco más aquel día.

Cuando pagó, cosa que le hizo fruncir ligeramente el ceño porque ya era la enésima vez que lo hacía. Lo siguió hasta afuera para coger de nuevo la moto e ir al sitio misterioso. Sin embargo, se sorprendió bastante cuando vio que se apoyaba en ella en lugar de darle el casco y arrancarla. Yuri lo observó durante un segundo con el ceño fruncido y una ligera expresión curiosa en el rostro. Por suerte, Otabek no mantuvo durante demasiado tiempo aquella tensión.

Cuando comenzó a hablar de un regalo, el corazón del ruso se aceleró un poco. Era de lógica pensar que le iba a sorprender con alguna cosa, pero no se esperaba que fuese a ser en aquel momento. Sin embargo, no dijo nada porque de pronto las ansias por saber qué era lo consumieron. No tenía fama de ser una persona muy paciente, y eso todo el mundo lo sabía.

El joven abrió mucho los ojos cuando vio aquella pequeña bolsita que el otro se sacaba del bolsillo. A lo mejor no era del tamaño que se esperaba, pero eso no hacía más que despertar muchas más preguntas sobre lo que podría ser. Cuando se lo tendió, lo cogió y la abrió para meter la mano dentro. Entornó un poco los ojos al sentir algo metálico, pero no dudó en sacarlo para ver qué era. No hacía mucha falta preguntar de dónde eran esas llaves. Por unos segundos, se quedó callado, sin saber muy bien qué decir al respecto.

Vaya —. Susurró, aunque pronto e recompuso y sonrió ampliamente —. Gracias, Beka —. Dijo, antes de lanzarse a sus brazos para abrazarle como agradecimiento a aquello. Le había confiado las llaves de su hogar, para entrar allí cuando quisiera. Sabía de sobra qué era lo que implicaba eso, y tal vez era un significado demasiado profundo, pero no le importaba porque le gustaba demasiado. Sus brazos rodearon el cuello del otro chico y su cuerpo se pegó al suyo, mientras escondía su cara en su cuello. Al final resultó ser que Beka era mucho más romántico de lo que podría haber esperado. Y era perfecto así —. Muchas gracias —. Repitió, con una pequeña sonrisa cuando se separó de él —. Las cuidaré bien, te lo prometo.
CON otabek, Somewhere




pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1426

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Sáb 3 Jun - 23:21

It's a way of thanking you
for being here.
La verdad es que Otabek había pasado muchos días debatiéndose entre regalarle aquello o cualquier otra cosa. A veces pensaba que sería un buen regalo, otras que sería una birria. Quizás era demasiado importante como para hacerlo tan pronto, aunque eso a él no le importaba, ¿le importaría a Yuri? Si era sincero, estaba realmente nervioso por la reacción del ruso. Quizás alguien tan joven no comprendiera lo importante que era aquello, ¿pero que decía? Estaba hablando de Yuri, por supuesto que lo entendía, más aún lo que significaba para el kazajo, que no se habría a nadie.

Sin embargo, el rubio pasó unos segundos callado, su rostro parecía sorprendido, pero no veía mucha más emoción y eso le hizo sentirse algo triste, mordiéndose ligeramente el labio inferior.

¿Yura..?— Lo llamó, queriendo saber que ocurría, pero ni siquiera pudo terminar la frase, puesto que Yuri se lanzó a sus brazos y él hizo su mejor intento por no tambalearse, agarrando al rubio en el proceso. Le había dado las gracias y al final, parecía haber reaccionado después del shock.— No tienes por qué darlas.— Susurró el moreno, con una sonrisa en su rostro, mientras entrelazaba sus dedos detrás de Yuri, en su cintura, agarrándolo de esa manera y sintiéndo su calidez. — ¿De verdad te gusta? Quizás no sea demasiado.— Murmuró él, aún en ese abrazo. Quizás había esperado otro tipo de regalo, otra cosa más material que emocional. Otabek siempre gustaba de pequeñas cosas como aquella, que expresaran claramente como se sentía hacia él. Resultaba ser más emocional de lo que aparentaba y eso confundía a muchas personas que terminaban por conocerlo como Yuri.

Una vez se separaron, la sonrisa de Yuri y sus palabras hicieron que Otabek se inclinara ligeramente, tomando su mentón con sus dedos, de forma delicada. No había nadie en la calle, estarían bien. — Creo que me va a gustar mucho verte entrar por la puerta de casa.—Susurró, casi sobre sus labios, con una ligera sonrisa y una mirada divertida. Después no tuvo reparos en besar sus labios. Aunque le hubiera gustado recrearse, sólo los tomó por un corto período, unos cuantos segundos, para que no corrieran peligro de ser vistos. Al menos había podido apaciguar sus deseos por un tiempo, ya que sabía que el resto de la noche no podría hacer lo mismo. El kazajo dejó ir después al rubio, con una sonrisa en su rostro y esta vez si se montó en la moto, colocándose el casco y pasándole el suyo a Yuri, esperando por que se montara tras él.

El local que habían reservado para celebrar su cumpleaños no estaba demasiado lejos, así que aprovechando un semáforo, el kazajo hizo una llamada pérdida a Victor, discretamente, de manera que el ruso detrás suyo no se diera cuenta. La señal de aviso. Cuando llegaron, Otabek aparcó en frente del local y guió a Yuri hacia la entrada. Cuando abrió la puerta, bastantes serpentinas los atacaron y un conjunto de voces que felicitaban al joven ruso sonaron altas. Entre todas las personas, su abuelo se encontraba delante y parecía conmovido por ver a su nieto después de tanto tiempo. Otabek colocó una mano sobre el hombro de Yuri y le sonrió cuando éste le miró, de forma dulce.— Feliz cumpleaños, Yuri.— Le volvió a decir, dándole un pequeño empujón para que corriera a ver su abuelo. Estaba seguro de que lo estaba deseando.
CON YURIO, Somewhere






friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2270

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Dom 4 Jun - 0:33

It's a way of thanking you
for being here.
A Yuri le sorprendió que Otabek cogiera su mentón de aquella manera. No porque le desagradase, sino más bien porque sabía perfectamente qué era lo que venía después. Y le encantaba, claro que lo hacía. Por eso no tuvo demasiados reparos en devolverle aquel beso. Dentro del establecimiento se había estado muriendo de ganas por besarle, de modo que poder hacerlo ahora era un pequeño alivio. Levaban ya algunas semanas haciendo aquello, por eso a Yuri le resultaba tan fascinante y al mismo tiempo ridículo que su estómago siguiera provocándole vuelcos cada vez que sus labios se juntaban con los del contrario. Era algo demasiado vergonzoso como para reconocerlo en voz alta, pero era la estricta verdad.

Sin embargo, cuando el otro se separó, no pudo evitar mirar con un poco de nervios a su alrededor. Probablemente nadie se pararía a mirar qué era lo que hacían dos personas en la calle pero, aun así, todavía le provocaba un poco de ansiedad el hecho de que pudieran verlos y reconocerlos. No se avergonzaba ni un solo ápice de lo que tenía con Otabek, pero aún no tenía la más mínima idea de cómo iban a proceder con respecto aquello.

Es demasiado —. Le corrigió al instante —. Pero me encanta, de verdad —. Dijo, con total sinceridad —. Ahora te vas a cansar de mí —. Intentó bromear, para quitarle un poco de peso a la situación. Pasar todo el tiempo del mundo con Otabek se le hacía una idea de lo más agradable, y mucho más ahora que el otro le había invitado explícitamente a hacerlo. Al principio había tenido un poco de miedo de agobiarle, de invadir su espacio. Él no tenía ni idea de relaciones y no sabía qué era mucho ni qué era poco. Sin embargo, parecía ser el otro no tenía demasiados reparos en abrirle de par en par las puertas de su intimidad. Y eso hacía que una sensación ridículamente cálida le invadiera.

Yuri alzó su mano por última vez para acariciar el rostro de Otabek, un gesto cariñoso que le salió de lo más profundo de sí mismo. De todas las cosas que habría podido esperar como regalo, aquella ni siquiera se le había presentado como una opción. A lo mejor había esperado algo más material. Más simple. Sin embargo, ningún otro objeto podría haberle hecho más feliz que aquellas llaves. Después de todo, sí que iba a ser verdad que Otabek siempre se guardaba ases en la manga con los que sorprender a todo el mundo, ya fuera dentro o fuera de la pista.

Todo el camino se estuvo preguntando a dónde lo llevaba. Antes había pensado que solo a cenar pero, después de aquel detalle, comenzaba a albergar sus serias dudas. ¿Habría preparado alguna cosa para él? Y si lo había hecho, ¿qué era? Yuri casi no podía contener se excitación ni la curiosidad, de modo que agradeció cuando notó que la moto se estaba parando para ser aparcada. Solo entonces deshizo su abrazo con Otabek y se bajó de la misma, quitándose el casco a lo mejor un poco más rápido de lo que debería. Pero estaba en vilo. Quería saber a dónde narices le había llevado el otro chico y qué era lo que tenía en mente.

Cuando entraron, Yuri alzó ligeramente las cejas, no procesando del todo bien qué era lo que estaba pasando. A lo mejor todo había pasado demasiado rápido, pero todavía le costó unos segundos reaccionar. Sí, en aquella habitación había mucha gente. Y todos ellos eran amigos y conocidos suyos. Sin embargo, solo una persona dentro de aquella habitación llamó su atención: su abuelo. Casi no se podía creer que estuviera allí, de modo que no fue hasta que Otabek le empujó un poco que reaccionó del todo.

El joven corrió hasta el anciano y se lanzó a sus brazos. Durante todos los días que estaba alejado de él, lo echaba de menos. Era el hombre que lo había cuidado y criado, y también el que había pasado por todo tipo de penurias para permitir que él cumpliera su sueño de ser patinador. Le debía todo a su abuelo, y él lo sabía perfectamente. Por eso, suponía, que le tenía tanto cariño.

El abrazo duró casi un minuto hasta que se separaron y el hombre le dio un par de golpecitos en la cabeza a modo de saludo. Luego, el resto de personas se acercaron también a felicitarlo. Mila le revolvió el pelo y él le siseó como respuesta, Yuuri y Viktor le abrazaron, lo cual provocó que él se quejara durante todo el proceso y despertara la risa de todos. Lilia y Yakov volvieron a felicitarle aunque ya lo habían hecho, y Georgi un poco más de lo mismo. Tenía que reconocer que todos habían hecho un buen esfuerzo ocultándole aquello durante todo el día.

Sin embargo, no podía olvidarse de la persona más importante y la que probablemente había ideado todo aquello. Después de darle un pequeño apretón en la mano a su abuelo, y dejar que se acercara a la mesa ridículamente llena de comida para que cogiera algo, él se giró y fue a pasos rápidos hasta Otabek. Allí volvió a abrazarle con fuerza, sin importarle mucho que alguien pudiera estar mirando de reojo aquello —. Eres el mejor novio del mundo —. Le susurró, apretándole con fuerza.
CON otabek, Somewhere




pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1426

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Dom 4 Jun - 1:34

It's a way of thanking you
for being here.
Al kazajo realmente le encantaba que el ruso le prodigara aquellos besos y aquellas caricias que le demostraban sus sentimientos más profundos. Le incomodaba bastante no poder besarle o abrazarle cuando quisiera, aunque estuvieran en la calle o en algún local, pero después de todo no habían hablado de eso aún. Era demasiado pronto y además, Yuri era demasiado joven. Le daría todo el tiempo que deseara, aunque tuviera que contenerse y ponerle una orden de alejamiento a Yuri.

Cuando ambos se montaron en la moto, el moreno no podía dejar de preguntarse si es que el rubio sospechaba algo. No era raro que quisiera invitarlo a cenar por su cumpleaños, quería pasar más tiempo con él, en ese día especial además. Creía no haber dado ninguna pista de que iban directos a una fiesta sorpresa, sin embargo, se sintió satisfecho cuando vio la reacción de Yuri, casi sin poder moverse de la sorpresa. Otabek realmente disfrutó de ver aquella escena de Yuri y su abuelo abrazándose. Creía sinceramente que ambos se lo merecían, así que no había dudado en esforzarse por traer a aquel hombre a aquella celebración. En lo que duraba el abrazo, Otabek saludó con un apretón de manos a Victor y a Yuuri, agradeciéndoles que hubieran preparado toda la decoración en lo que él distraía al joven. Y poco a poco fue saludando también a todos los demás.

Cuando Yuri dejó libre a su abuelo, el kazajo se acercó para estrechar su mano también, e iba a agradecerle por hacer un esfuerzo en moverse hasta allí, pero el anciano le sorprendió agradeciéndole primero. Por organizar todo aquello para su nieto, por estar junto a él. Otabek se sintió conmovido y asintió ligeramente, sonriéndole de forma amable. Después simplemente se alejó un poco del jaleo, pidiendo en la barra un vaso de coca cola para beber algo. No se esperaba que Yuri acudiera tan rápido de vuelta a él, y mucho menos de aquella manera tan cariñosa y espontánea, con aquel fuerte abrazo. Otabek no dudó en abrazarlo también, intentando no parecer que aquello era realmente una pareja.

Sin embargo, las palabras del ruso lo desarmaron por completo, bajando todas las clases de defensa que pudiera tener. La verdad es que era la primera vez que lo llamaba por aquel término, "novio". Eso lo hacía inmensamente feliz. — La verdad es que fui ayer a por él a Moscú. Siento habertelo ocultado.— Le dijo, medio divertido. El día anterior no había ido a la práctica de la mañana precisamente por eso y había pasado el día con el abuelo de su novio.— Creo que ha preparado pirozhki, ¿quieres ir a probarlos?— Le preguntó, con una ligera sonrisa, feliz de ver a esa persona feliz. Por otra parte, deseaba estar con los demás también para calmar aquellos deseos de besar a Yuri que tan fuerte se arraigaban dentro de él.
CON YURIO, Somewhere






friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2270

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Miér 7 Jun - 23:57

It's a way of thanking you
for being here.
Yuri seguía abrazado al cuerpo de Otabek mientras escuchaba sus palabras. De verdad que quería separarse de él antes de que alguien comenzase a pensar cosas raras. Sin embargo, era complicado hacerlo cada vez que se imaginaba a Otabek yendo hasta Moscú para recoger a su abuelo. No tenía la más mínima idea de cómo había conseguido ponerse en contacto con él pero, francamente, no le importaba lo más mínimo. Había hecho todo aquello solo para poder sorprenderle en el día de su cumpleaños. Ya era muchísimo más de lo que habría podido imaginar.

Por un momento, se preguntó si Otabek solo era un sueño o un producto de su imaginación. Hasta hacía un par de meses ni siquiera se había imaginado a sí mismo con pareja, mucho menos una tan perfecta que parecía sacada de un estúpido cuento de hadas o una clichosa serie adolescente. Pero no. Otabek estaba allí, era real y, por algún motivo que no alcanzaba a entender, quería estar con él. No iba a desperdiciarlo.

Solo cuando mencionó los pirozhki se separó de él, mirándole a los ojos con una pequeña sonrisa. Ojalá pudiera besarle para agradecerle todo aquello. Y de verdad, no como antes en la moto. Sin embargo, todavía le quedaba suficiente conocimiento como para no hacer aquello delante de prácticamente todas las personas que conocía. En su lugar, no le quedó más remedio que cogerlo de la muñeca, darle la espalda y comenzar a tirar de él hasta la mesa de comida. Efectivamente, su plato favorito estaba en la mesa. Y había muchos más de los que había visto juntos en su vida. De momento, el único que se había atrevido a probarlos había sido Viktor, quien no tardó en dárselo a probar a Yuuri. Él hizo más o menos lo mismo con Otabek.

Cogió una de aquellas piezas y la partió en dos. Luego, volvió a girarse hacia Otabek y le acercó una de las partes a la boca —. Dijiste que nunca los habías probado, ¿no? —. Le preguntó, sin poder esconder el tono emocionado de su voz. Aquella era su comida favorita. Esperaba que Otabek no la odiara demasiado —. Mi abuelo es un experto en pirozhkis —. Presumió un poco, con una pequeña risa, sabiendo perfectamente que el anciano le estaba escuchando. Al él decir aquellas palabras, Nikolai se acercó y volvió a revolverle el pelo. Parecía que él también estaba bastante interesado en saber si a Otabek le gustaba su especialidad.

No me puedo creer que hicierais esto y que yo no me diera ni cuenta —. Se quejó, un poco frustrado por lo ciego que había estado —. ¿Cuánto tiempo vas a estar aquí, abuelo?
CON otabek, Somewhere




pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1426

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Jue 8 Jun - 0:46

It's a way of thanking you
for being here.
A Otabek le hubiera gustado quedarse abrazado a Yuri durante el resto de la noche, mantenerlo a su lado, pero no podían hacer aquello. Primordialmente porque la gente lo vería raro y segundo porque quería que el rubio disfrutara de su abuelo y de aquella fiesta. Después de todo habían reservado el local para aquella noche, así que podían estar el tiempo que quisieran. Estaban libres de reglas, así que ya imaginaba a Yuri hinchándose a comer cosas que en otro momento no podría o a los más mayores tomando cerveza y vino. Otabek gustaba más de vino que de cerveza, pero tenía que conducir después, así que prefería no probar el alcohol esa noche.

La sonrisa de Yuri al separarse de él le llenaba totalmente. Verlo feliz era lo único que quería, y había estado impaciente por saber si todo saldría como lo habían planeado, si realmente le gustaría. Y verlo sonreír era suficiente para él. Se dejó llevar por la mano del ruso, que agarraba su muñeca y lo guiaba hacia donde estaban todos, hacia la comida. Observó a Yuri tomando uno de los pirozhki que había preparado su abuelo, y partiéndolo en dos, le cedió una mitad. Otabek se paró por un momento a observar el interior y asintió ligeramente cuando el joven le preguntó. Desde que había llegado a Rusia había preferido no probarlos, sólo porque Yuri le había dicho que debía probar los de su abuelo. Y allí se encontraban, a punto de probarlos. Nikolai se acercó a ellos y Otabek le sonrió divertido, llevándose a la boca aquella especie de pan relleno y probándolo. Se sentía un poco observado por ambos Plisetsky pero no iba a mentir. Aquello estaba realmente bueno.

Es delicioso. Creo que es lo mejor que he probado desde que llegué a Rusia.— Dijo, totalmente sincero, con un rostro algo sorprendido por el buen sabor y la textura. Fue comiendo aquella delicia mientras hablaban, pero no pudo evitar reír un poco cuando Yuri dijo que no se había dado cuenta de todo.— De eso se trataba. El año que viene no será tan fácil.— Sopesó el kazajo, sonriendo después divertido. Estaba claro que algo se olería, aunque tenía mucho tiempo para pensar en algo innovador para sorprenderle. Cuando le preguntó a su abuelo cuanto tiempo se quedaría, Otabek se dio cuenta de que tampoco se lo había comentado a él realmente en el día que habían pasado juntos.

Le he ofrecido seguir quedándose en mi apartamento para que no tenga que hacer demasiado gasto, así que la última palabra es suya.— Comentó Otabek, encogiéndose ligeramente de hombros, divertido. No podía negar que ponía un poco entre la espada y la pared a Nikolai, pero era cierto que se merecían un tiempo juntos, y a él no le molestaba tenerlo como invitado. Le caía bastante bien aquel hombre.
CON YURIO, Somewhere






friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2270

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Sáb 10 Jun - 23:49

It's a way of thanking you
for being here.
A Yuri se le iluminaron los ojos cuando Otabek reconoció que aquello era lo mejor que había probado desde que estaba en Rusia. A lo mejor de otra persona podría haber pensado que lo decía por compromiso, pero el ruso sabía de sobra que el kazajo no era de esos. Al contrario, él solo hablaba para decir lo que pensaba. Y eso era un rasgo que siempre había agradecido y admirado de su persona.

Sin embargo, acabó torciendo un poco la cabeza cuando su abuelo dijo que no se iba a quedar allí más que un par de días más. Era verdad que estar en el apartamento de Otabek le salía prácticamente gratis, pero Yuri sabía de sobra que el hombre detestaba sentir que estaba molestando o abusando de la hospitalidad de nadie, aunque él siempre había sido el primero en ofrecerla a otros. Dado que no quería presionar mucho a Nikolai, simplemente le dedicó una pequeña sonrisa, algo triste, y asintió con la cabeza. Bueno, tres días eran muchísimo más de lo que habría podido esperar, así que más le valía aprovecharlo bien.

Puedo enseñarte San Petesburgo —. Le ofreció al anciano, sabiendo de sobra que no había estado allí nunca, a pesar de que la ciudad se encontraba en su mismo país —. Seguro que te encanta —. El hombre tenía problemas de espalda y no podía andar más de la cuenta, pero al menos podría darle una vuelta por los lugares más emblemáticos y aprovechar mucho el tiempo con él —. Y Otabek también podría venir. A él ya le he enseñado lo más importante, pero podrás invitarle a merendar para agradecerle que te preste su casa —. Bromeó al final, dándole un pequeño golpecito en el brazo a Otabek.

Iba a añadir algo más, pero de pronto sintió cómo alguien se colgaba de su cuello sin demasiadas ceremonias. Desde luego, solo podía ser Viktor —. ¡Yuri[ —. Le llamó —. Tú, yo y Georgi vamos a hacer un duelo de baile. El que gane es el dueño de la pista rusa. No puedes decir que no, o serían una gallina para siempre —. El mayor cacareó patosamente unos segundos y luego se retiró de su espalda. Yuri gruñó un poco, aunque en secreto estaba deseando patear sus culos.

¿Quieres que te humille públicamente, anciano? —. Le provocó a Viktor, con una pequeña sonrisa torcida —. Está bien, tú lo has querido —. Dijo, mientras se quitaba su suéter y se quedaba con una fina camiseta de algodón. Luego se dirigió al pequeño círculo que habían ideado en el centro de la estancia con un par de sillas y una mesa.
CON otabek, Somewhere


[/color]


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1426

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Mar 13 Jun - 14:02

It's a way of thanking you
for being here.
Podía ver la ilusión de Yuri en sus ojos al confesarle que veía aquella comida de su abuelo maravillosa. Otabek nunca había entendido porque el resto de personas le daba tanto importancia a cosas pequeñas como esa, pero ahora entendía, junto a Yuri, que era algo importante para él. Algo que consideraba de su familia, de la única familia que tenía. Sin embargo, la sonrisa del kazajo se minimizó un poco cuando vio el desánimo en el rostro del ruso cuando su abuelo le dijo que no podía quedarse mucho.

Su sonrisa era triste y dios sabía que deseaba abrazarlo y consolarlo en ese mismo momento, pero pudo retener a sus piernas para que no se movieran. Pareció animarse un poco de nuevo cuando le dijo que le enseñaría la ciudad y Otabek le sonrió divertido cuando le dio aquel golpe en el hombre, diciéndole aquello.

No es necesario, Yura.— Le dijo, sonriendo, refiriéndose a que no hacía falta que su abuelo le invitara a nada. Además, aunque Yuri siempre había mostrado mucho interés en presentarle a su abuelo, el moreno pensaba que era mejor que pasaron el máximo tiempo juntos. Sin interferencias ajenas. Otabek miró con diversión la escena que se presentó ante sus ojos. Victor lo retaba para bailar y poco a poco se lo llevaba con él, tan influyente como siempre. Cuando Yuri se marchó a un espacio que habían habilitado para bailar, Otabek suspiró levemente y dio un largo trago a su coca cola.

Debería de quedarse más tiempo, Nikolai.— Le dijo, girando su mirada hacia la ajena, con una ligera sonrisa pero también con algo de seriedad en sus ojos.—Pronto será la próxima competición y creo que a Yuri le vendrá bien tenerle cerca. Le echa mucho de menos.— Comentó, en voz baja, porque creía que era algo que no deberían de compatir con las demás personas cercanas. El kazajo no iba a obligarlo a quedarse si es que no se encontraba bien o tenía problemas de salud. Pero no quería que se marchara pronto sólo por no querer molestarlo. Él había sido el que lo había llevado después de todo, ¿no?

Después de un rato más de conversación, observó como Yuri volvía a su lado y tironeaba levemente de él. — ¿Bailar yo?— Le preguntó, sorprendido, echándose a reír después. Era verdad que había entrenado distintos bailes para sus entrenamientos pero no solía bailarlos sólo por gusto. Se quitó la chaqueta de cuero, dejando a un lado exceso de ropa y le sonrió. —Me arrastras a todo.— Le dijo, negando ligeramente con su cabeza. Comenzó a bailar al son de la música y el que Yuri le imponía, hasta que comenzó a sonar un tango que le hizo sonreír de forma más divertida y agarrar a Yuri por la cintura. No debía dejar que su mundo se centrara solo en Yuri, porque no estaban solos, pero no podía evitarlo, con aquel baile y aquella cercanía.
CON YURIO, Somewhere






friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2270

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Mar 13 Jun - 15:39

It's a way of thanking you
for being here.
Yuri bailó junto con Georgi y Viktor durante un par de canciones. No supo cómo, pero al final acabó siendo arrastrado por Viktor como pareja. Normalmente se habría quejado mucho y le habría insultado un par de veces, pero aquel día estaba de un extraordinario buen humor, así que simplemente se dejó llevar mientras Yuuri reía desde fuera y les sacaba un par de fotos con su móvil. Georgi también había pillado a Mila por banda y ahora eran una pareja estrámbótica pero brillante de baile.

Después de un rato, Viktor se separó de él para sacar a Yuuri a bailar con él, lo que le dio a Yuri una idea un tanto estúpida pero divertida al mismo tiempo. Sin pensárselo demasiado, por si se arrepentía, salió del círculo preparado para bailar y corrió hacia donde estaba Otabek con su abuelo. El ruso cogió al otro chico del brazo y tiró un poco de él, nuevamente —. ¡Baila conmigo! —. Le pidió, mientras observaba complacido cómo el otro le seguía sin oponerse demasiado. Nikolai se quedó en compañía de Yakov y Lilia, así que suponía que no se aburriría.

Yuri no pudo evitar mirar un poco más de la cuenta cuando Otabek se quitó la chaqueta de cuero y la dejó por ahí tirada. Suponía que no le importaría demasiado que se lo hubiese comido durante unos segundos con la mirada. Sin embargo, no se recreó demasiado en ello y pronto llegaron de nuevo a la pista. Ignorando a las otras parejas, comenzó a bailar con el kazajo hasta que de manera totalmente inesperada comenzó a sonar un tango. Obviamente, Yuri tenía unas cuantas ideas generales acerca del género, pero no tenía la más mínima idea de cómo se tenía que bailar. Por eso le sorprendió cuando Otabek lo cogió por la cintura por sorpresa.

Al principio simplemente se dejó llevar por sus pasos, gratamente sorprendido de que el otro supiera tantísimo de aquello. ¿Por qué no se lo había mostrado antes? Es más, ¿por qué ni siquiera le había contado que era un experto en aquel tipo de bailes? Cuando mencionó bailes de salón como entrenamiento, Yuri de verdad había pensado que se trataba de algo muy superficial y solo para saber llevar un buen ritmo acorde a la música. Aquello se salía del todo de sus previsiones, pero le encantaba.

Las manos de Yuri estaban colocadas en los hombros de Otabek, y cada vez estaba un poco más cerca de él, sin ni siquiera darse cuenta de ello. Sus pasos acabaron por coordinarse con los del otro, hasta el punto de acabar siguiendo su ritmo casi a la perfección. No sabía muy bien lo que estaba haciendo, pero al menos se sentía bastante seguro de ello. Ah, y por cierto, las manos de Otabek sobre su cintura comenzaban a quemarle, haciendo que sus mejillas se encendieran ligeramente.

Vamos a tener que practicar esto mucho más a menudo —. Comentó, divertido.
CON otabek, Somewhere




pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1426

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Vie 16 Jun - 14:02

It's a way of thanking you
for being here.
Otabek no tenía muchas ganas de ser expuesto delante de todas aquellas personas, pero no le importaba si era por Yuri, después de todo era su cumpleaños y él quería darle todo lo que pidiera. No es que le diera verguenza bailar frente a los demás, más bien le daba igual, pero no era alguien que expusiera realmente lo que sabía hacer. El kazajo necesitó quitarse la chaqueta de cuero porque con eso tenía menos movilidad y más calor, desde luego. Además, el local era cálido, dentro de poco le sobraría de igual manera.

Otabek no dudó en bailar junto al rubio aunque no tenía mucha idea, simplemente se dejaba llevar e imitaba al joven. Sin embargo cuando comenzó a sonar un tango, el moreno no dudó en tomar las riendas, tomando la cintura de Yuri y una de sus manos para dirigir aquel baile. El ruso parecía sorprendido, ante la cual él sólo pudo sonreír levemente; recordaba haberle comentado que bailaba bailes de salón. El moreno podía notar que Yuri no sabía demasiado bien como moverse en ese tipo de  bailes, pero no le importó llevar la voz cantante y guiarlo, además, no lo había pisado ni una sola vez. Eso ya era un logro. Además, poco a poco, el rubio se amoldó a sus pasos y se sincronizaron perfectamente. Por un momento Otabek se preguntó como sería coreografiar ese tipo de baile para el patinaje artístico. ¿Podría hacerse algo similar al tango sobre el hielo?

El tango era un baile muy sensual y provocativo, aunque Otabek eligió una secuencia de pasos no demasiado difícil y tampoco con demasiado acercamiento porque eso podría traer extrañas miradas. Sin embargo el tango era un baile pegado, así que no pudiera evitar estar más cerca de lo normal. Las manos del kazajo se ceñían a su cintura leves pero firmes, aunque le hubiera gustado poder acariciarle más. En el último movimiento, las últimas notas, Otabek tumbó hacia atrás a Yuri, agarrándolo firme por su espalda, en el clásico movimiento final del tango. Por un momento se quedó mirando al contrario en esa posición, con el corazón acelerado y unas terribles ganas de besarle, pero se contuvo. Unos aplausos y las voces de sus amigos felicitándolos por cómo se movían fue el detonante para que volvieran a la realidad y a unas posiciones más normales.

En realidad el tango es mucho más sensual, ¿seguro que quieres practicarlo a solas?— Le dijo al rubio en un susurro en su oído, puesto que era un comentario sólo para él. Después de separarse lo miró con una media sonrisa divertida. Se retiró de la zona de baile y acudió a por un refresco helado y algo más de comida; hacia tiempo que no bailaba así, se sentía algo oxidado, aunque la idea de tener a Yuri como sujeto de prácticas era muy tentadora.
CON YURIO, Somewhere






friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2270

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Mar 20 Jun - 1:04

It's a way of thanking you
for being here.
El calor subía por el cuerpo de Yuri como la espuma de una lata agitada. Técnicamente no estaban haciendo nada raro, ni siquiera especialmente inapropiado. Sin embargo, él se sentía totalmente rendido a la sensualidad que transmitía aquel baile. Estaba demasiado cerca de Otabek, tanto que podría haberlo besado si le hubiese dado la gana. Por suerte, todavía le quedaba conocimiento suficiente como para no hacerlo delante de todo el mundo. No se habría avergonzado mucho, a decir verdad, pero suponía que aquella noticia iba a necesitar un poco más de tacto. Sobre todo con su abuelo, que ni siquiera sabía todavía cuál era la orientación sexual de su nieto.

Sus pensamientos estaban comenzando a entrecuzarse cuando el final de la música llegó, por suerte o por desgracia. Sin embargo, parecía ser que Otabek no le iba a dejar marcharse de rositas. Al contrario, tenía un as bajo la manga que lo dejó casi sin respiración. Su espalda cayó hacia atrás a una velocidad vertiginosa. Por un momento, tuvo la sensación de que iba a caer al suelo, pero el fuerte brazo del kazajo estuvo ahí en el último momento para sostenerlo férreamente. Sus mejillas se encendieron, más todavía, y por su cabeza cruzaron ideas demasiado poco ortodoxas. Solo había sido un baile. Nada especial. Nada remarcable. Pero más que suficiente como para hacer que sus pensamientos de adolescente hormonado le traicionaran vergonzosamente.

Cuando estuvo de nuevo recto y en pie, las palabras de Otabek hicieron que sonriera de lado —. Ya veo que tú sí —. Respondió, en un tono de voz bajo, también cerca de su rostro —. No se me ocurriría negarte la oportunidad —. Dicho aquello, se separó de él y dejó que se marchara. Ninguno de los dos lo había dicho, pero Yuri tenía la sensación de que ambos necesitarían un momento para calmarse. Y cuanto más lejos el uno del otro, mejor. Por eso mismo, soportó a Viktor dándole la tabarra un rato hasta que decidió bailar un merengue con él, siguiendo con la fiesta de los bailes latinos, tal y como el viejo se había empeñado en llamarla. Por supuesto, el resultado fue desastroso porque ninguno de los dos sabía cómo hacer aquello, pero al menos tuvo que reconocer que fue divertido, aunque jamás lo diría en voz alta.

Al terminar, dejó que Viktor siguiera experimentando tonterías con su novio y se salió de la pista de baile improvisada. Ya había tenido bastante por ese día. Ahora, lo único que le importaba era poder estar un ratito con su abuelo, que seguía hablando como si nada con Yakov y Lilia. La pareja mayor aprovechó su presencia para detallar con pelos y señales a Nikolai las mejoras que Yuri había experimentado en su patinaje desde que había llegado a San Petersburgo. Algo en la mirada orgullosa de su abuelo hizo que el estómago le diera un pequeño vuelco. Satisfacción. Sí, lo que sentía era la más absoluta satisfacción... Y felicidad. Tenía mucho que agradecer al kazajo que pululaba por aquella sala.
CON otabek, Somewhere




pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1426

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Mar 20 Jun - 13:07

It's a way of thanking you
for being here.
Mentiría si dijera que el kazajo no disfrutó del sonrojo que veía en las mejillas del ruso. Al principio había pensado que, siendo Yuri un chico sin experiencia, vería más de aquellas facetas vergonzosas de un primerizo, pero había resultado ser bastante madura. Por eso al kazajo le gustaba buscar y encontrar aquellos puntos que lograban ponerlo rojo. Había dado en el clavo ciertamente. Cuando el rubio le respondió a aquella pregunta, Otabek no pudo más que sonreír levemente, escondiendo una mirada maliciosa sólo para él.

Si bailaban de aquella manera los dos solos, era más que posible que no terminaran el baile; después de todo no tenían público, podían hacer lo que quisieran. Cuando se separaron, necesitando cada uno cierto espacio, el kazajo se limitó a hablar un poco con Mila y Georgi. Ella parecía ya haberse dado por vencida con él, pero de vez en cuando notaba algún tonteo en el aire, al cual no correspondía, pero que creía que veía más por simple rutina que porque le gustara de verdad. De todos modos su relación había mejorado considerablemente, no habían comentado nada sobre aquel día lluvioso, pero intuía que Mila sabía lo que había pasado. Otabek comía de todo un poco, sin excederse, mientras veía, entre risas, como bailaban Yuri y Victor. Después simplemente observó al rubio con cariño hablando con su abuelo y sus entrenadores.

Verlo así de feliz por ver a su abuelo realmente lo llenaba. Le alegraba haber liado todo aquello, aunque en realidad no había sido sólo él, todos le habían ayudado. Yakov le había dado el número de su abuelo, Victor, Yuuri y los demás se habían encargado de la preparación de la fiesta en el local y aparte su abuelo se había ofrecido para hacer el plato favorito de su nieto. Todos habían colaborado y eso era lo mejor, todos lo querían demasiado. El móvil te Otabek empezó a sonar de imprevisto y tomó su chaqueta de nuevo para salir a hablar a la puerta del local. Allí se apoyó en la pared y cogió su teléfono. Le alegró escuchar a Aiman, contándole todo tipo de cosas y después habló con sus padres un rato.

El frío le calaba los huesos pero no era ni de lejos una de las noches más frías que había vivido allí. Se encontraba incluso a gusto. Cuando terminó de hablar se quedó un rato más allí afuera. Estaba cómodo y dentro había demasiada gente. Se preguntaba cómo serían los siguientes días. Mientras su abuelo estuviera allí, no podría acercarse a Yur prácticamente. Debía de tener mucho auto control.
CON YURIO, Somewhere






friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2270

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Mar 20 Jun - 22:57

It's a way of thanking you
for being here.
La conversación con Yakov, Lilia y Nikolai se alargó más de lo que había previsto. El ruso no supo cómo, pero al final acabaron saltando de un tema a otro hasta que su abuelo comenzó a contar anécdotas de su vida en Moscú. No había sido una infancia sencilla, sobre todo por la escasez en la que habían vivido, pero al menos eran recuerdos bastante felices. Nikolai se había asegurado de que lo fueran. El anciano siempre había sido una persona muy entregada con la educación de Yuri. No le había negado siquiera el privilegio de apuntarlo a clases de patinaje, cuando era lago que quedaba bastante lejos de sus posibilidades en ese momento. Ahora que habían avanzado tanto, aquel pasado quedaba tan lejano que era casi imposible compadecerse de él, pero Yuri jamás olvidaba lo mucho que le debía a ese hombre.

Escuchó las batallitas de los mayores pacientemente, hasta que se acabó su segundo pirozhki y comenzó a buscar con la mirada a Otabek. Al no encontrarlo por allí dentro, supuso que a lo mejor había salido fuera. Efectivamente, allí le encontró, parecía que acabando de hablar por teléfono —. ¿Qué haces aquí? —. Le preguntó, con una tierna sonrisa. Como no se había puesto su chaqueta, simplemente cogió su mano y tiró de él para que entrase de nuevo en el restaurante —. Vas a congelarte de frío ahí fuera. Y no quiero acabar en el hospital el día de mi cumpleaños —. Bromeó, mientras lo dirigía todavía de la mano a la mesa de la comida.

¿Con quién hablabas? —. Preguntó, con curiosidad, mientras picoteaba algunos tentempiés de los que habían dejado por allí. Pronto no tardaron en acercarse Mila y Georgi, con quienes estuvieron hablando un rato largo de cosas sin mucha trascendencia. Mila se comportaba igual que siempre con él, así que sabía que no debía preocuparse demasiado por lo que había sucedido en el apartamento de Otabek aquella tarde de lluvia. Al rato se unieron también Viktor y Yuuri, que de alguna manera acabaron por hacerse con el tema de conversión con sus bobadas de parejita feliz.

Sin darse cuenta, las horas pasaron hasta que cayó la noche.
CON otabek, Somewhere




pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1426

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Jue 22 Jun - 21:03

It's a way of thanking you
for being here.
Aquel frío le venía bastante bien para enfríar sus ideas y sus sentimientos. No podía evitar recordar la cercanía y los besos de Yuri y eso no le servía demasiado cuando no podía repetirlo por exceso de gente. Siempre había creído que era un hombre demasiado serio, incluso que sus emociones o conexiones con los demás estaban vacías. Su anterior relación había sido desastrosa, así que se había recluido más en sí mismo en cuestión de sentimientos, pero aún así nada de lo que sentía junto al rubio se parecía a algo que hubiera vivido con su ex novio.

Yuri estaba llenando su vida de color y estaba cambiando su introversión, quería agradecerle pero se sentía abrumado por todo lo que sentía. Escuchó como se abría la puerta a su lado y sonrió levemente cuando vio a Yuri. Había salido a buscarlo. Apenas le dio tiempo de responder a su pregunta cuando él ya estaba tirando de su mano hacia el interior del restaurante. Si preguntáis que era lo que quería Otabek, era simplemente quedarse un poco con él bajo aquel frío. Abrazarlo, agarrar su mano, besar aquellos labios escondidos de los demás. Pero cuando Yuri tomó su mano para entrar de nuevo no se quejó. Cuando le preguntó con quien hablaba, no tuvo reparos en decírselo.

Con mis padres, y con Aiman. También te manda muchas felicidades.— Le dijo, sonriendo. Por supuesto que Aiman sabía que era el cumpleaños de Yuri, desde que se había enterado de que era amigo del ruso se había empeñado en saberlo todo. Aunque no le había atrevido a contarle que ahora salían juntos, quizás era demasiado pequeña para entenderlo. La noche pasó más rápida de lo que esperaba, y Otabek tuvo que despedirse de Yuri y Nikolai para llegar a su piso en moto, después de todo no podía dejarla allí. Sin embargo, ellos tampoco tardaron demasiado tiempo en llegar en taxi. Nikolai subió un momento al cuarto de baño y Otabek y Yuri se quedaron un momento solos después de toda la noche rodeados de gente.

Puedes quedarte a dormir con tu abuelo si quieres, yo dormiré aquí abajo.— Le ofreció, porque a él no le importaba y además, ya llevaba haciéndolo un par de días, desde que el hombre estaba allí. — Yo iré mañana a entrenar, pero tienes llave, así que puedes entrar y salir, pero no te olvides de cerrar.— Le dijo, divertido. Asumió que Yuri no iría a entrenar para ir con su abuelo a distintos lugares y pasar el máximo tiempo con él. El kazajo se inclinó ligeramente para besar con cariño la frente del ruso, abrazándolo con cariño. Necesitaba de su calidez, lo necesitaba a él.
CON YURIO, Somewhere






friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2270

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Jue 22 Jun - 23:17

It's a way of thanking you
for being here.
Yuri y su abuelo no tardaron en irse mucho más que Otabek. Antes que el kazajo, Lilia y Yakov ya se habían despedido de todos. Mila y Georgi fueron los siguientes. Los únicos que se quedaron remoloneando hasta el final fueron Viktor y Yuuri, pero incluso ellos acabaron por cansarse e irse a su casa.

Cogieron un taxi porque el frío de la noche prácticamente quemaba. Por algún motivo, Nikolai se pasó todo el trayecto hablando de lo maravilloso que era Otabek. Que si lo había llamado por teléfono. Que si era muy educado. Que si era muy amable. Que si era muy hospitalario. Que si había ido a recogerlo hasta Moscú. Que si le había ofrecido su casa. Otabek esto. Otabek lo otro. Y así hasta que el taxista paró el coche y Yuri pagó la cuenta. El joven ruso habría querido decirle a su abuelo que tenía toda la razón del mundo, que Otabek rozaba lo perfecto y que por eso estaba enamorado de él. Pero claro, tal vez habría sido demasiado pronto como para todas aquellas cosas. Por eso simplemente se limitó a sonreírle dulcemente todo el rato y a asentir con la cabeza, dándole la razón en todo.

Cuando entraron al piso, los dos saludaron amablemente a Otabek. Su abuelo solo intercambió unas palabras amables antes de subir arriba para ponerse el pijama. Fue entonces cuando Yuri aprovechó para acercarse al sofá y prácticamente sentarse sobre el regazo del kazajo. Se había muerto de ganas por estar así con él durante todo el rato. Era su momento de gloria.

El joven ruso aprovechó para coger de la barbilla al otro y hacer que lo mirara. Luego, se acercó con una pequeña sonrisa a sus labios y los besó largamente, despacio, mostrándole todo su agradecimiento por todo lo que había hecho y seguía haciendo —. Gracias, Beka —. Le dijo al separarse, quedándose tan solo a unos centímetros de su rostro. Sus brazos rodeando el cuello ajeno con cariño. Luego, en silencio, escuchó sus palabras. Le sabía un poco mal que el kazajo tuviera que dormir en el sofá en su propia casa, pero su abuelo tenía serios problemas de espalda, así que eso no era una opción. Solo había una cama en la casa, e iba a tener que ser para él. Por otra parte, si no era con él, a Yuri tampoco le quedaba ningún otro sitio en el que poder dormir.

Dormiré con él —. Le dijo —. Siento que tengas que quedarte en el sofá —. Yuri hizo un pequeño puchero, acariciando su mejilla con el dorso de sus dedos —. Te lo compensaré cuando Nikolai vuelva a Moscú. Dormiré contigo y te abrazaré tan fuerte que te romperé un hueso —. Bromeó, antes de volver a besar sus labios. Un pequeño y rápido roce —. Mañana enseñaré la ciudad a mi abuelo. Cuando acabes de entrenar, si no estás muy cansado, llámame y vienes con nosotros. Creo que le encantas —. Explicó, con satisfacción.
CON otabek, Somewhere




pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1426

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Vie 23 Jun - 2:05

It's a way of thanking you
for being here.
Otabek se había sentado en el sofá cuando había llegado, sintiéndose realmente cansado por unos momentos después de todo aquel día tan movido. Y así lo encontraron Nikolai y Yuri al llegar. El hombre mencionó que se acostaría pronto y fue a cambiarse de pijama; Otabek se despidió de él con amabilidad y una sonrisa, realmente le caía bien. En cuando el abuelo de Yuri subió las escaleras y escucharon la puerta del baño cerrarse, pudieron suspirar tranquilos, pero le sorprendió de sobremanera la actuación de Yuri.

Se acercó hasta él, sentándose prácticamente sobre su regazo, y tomó su barbilla para obligarlo a mirarle, a pesar de que era algo difícil para Otabek no mirarle siempre. Unió sus labios con los del kazajo, y aunque realmente le sorprendió, él no dudó en cerrar sus ojos y corresponder a ese beso, dejándose llevar completamente porque lo había estado demasiado durante todo el día. Cuando sus labios se separaron, los agradecimientos de Yuri le hicieron sonreír, feliz y emocionado. Sus manos se habían quedado en la cintura de del rubio, acariciándole levemente, sin embargo, poco a poco y aunque no estaban haciendo nada, únicamente hablando, el moreno coló sus dedos por debajo de su camiseta, acariciando su fina piel y deleitándose con su tacto.

No me importa, de verdad.— Le dijo, cuando le pidió disculpas por tener que dormir en el sofá. Era algo que ya tenía previsto cuando tuvo la idea de traer a su abuelo hasta San Petersburgo. La compensación del ruso le hizo reír levemente y asintió, ansioso porque ese momento llegara. Ese tipo de cosas le recordaban la inocencia del rubio; quizás era porque él era algo más mayor o porque ya tenía experiencia en ello pero, aunque adoraba dormir con él, cuantas cosas había pensado Otabek cómo compensación en tan sólo unos segundos. Sin embargo, no manifestó sus deseos lujuriosos y sólo le sonrió, aceptando aquel pequeño beso. El kazajo asintió levemente ante su ofrecimiento, tendría que acercarse para darse una ducha y ponerse algo que no fuera la ropa de entrenamiento, pero iría, definitivamente.

¿De verdad lo crees?— Le dijo él, medio riendo. A él le había gustado conocer a aquel hombre, era una persona muy amable y notaba de lejos el amor que sentía por su nieto, el esfuerzo que había tenido que hacer. Realmente le gustaba esa persona. Yuri parecía satisfecho con la relación que ambos empezaban a forjar, eso le gustaba. Sin embargo, no pudo evitar abrazar ligeramente a Yuri enterrando su rostro en su cuello, aspirando su aroma.— ¿Crees que le encantaré tanto si alguna vez le contamos lo nuestro?— Cuestionó él, con un ligero tinte serio y preocupado en su voz. Otabek no le había metido prisa para contarlo, tampoco pensaba que fuera el momento. Pero alguna vez lo harían y pensaba que el abuelo de Yuri, su familia, debía de ser una de las primeras personas en saberlo. Después de aquello, quizás no le gustara tanto el kazajo; eso realmente le preocupaba.
CON YURIO, Somewhere






friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2270

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Vie 23 Jun - 13:12

It's a way of thanking you
for being here.
Yuri ronroneó suavemente cuando sintió los dedos de Otabek acariciar directamente su piel. Adoraba la sensación de las manos del kazajo sobre él, sobre todo porque siempre estaban calientes y eran muy grandes. Era una impresión muy reconfortante y satisfactoria, a decir verdad. Por su parte, él comenzó a acariciar la nuca y el corte de pelo del otro, sintiendo cómo sus cabellos se movían bajo las yemas de sus dedos. Ojalá pudiera quedarse así toda la noche, con él. El hecho de tener que ocultarse y mantener las distancias no le gustaba en absoluto. Quería poder besarle, acariciarle, abrazarle y tocarle cómo y cuándo le viniera en gana, sin tener que preocuparse por nada más.

Cuando Otabek le abrazó, Yuri cerró un poco más sus brazos entorno a sus hombros, echando la cabeza un poco hacia el lado para que su rostro cupiera en el hueco de su cuello. La pregunta que le hizo a continuación le dejó un tanto anonadado. En el fondo quería responderle con un sí rotundo. Sabía que su abuelo le quería y que no iba a renegar de él por algo así. También sabía que Nikolai no era una persona juiciosa ni demasiado dura. Sin embargo, en el fondo, no podía deshacerse del miedo de que las cosas fueran mal. Había demasiados factores por los que su abuelo podría sentirse desconfiado hacia Otabek: si no era el hecho de que fuese otro hombre, podría serlo porque fuera considerablemente más mayor que él. O porque se conocieran desde hacía relativamente poco tiempo.

A lo mejor Nikolai no rechazaba directamente a Otabek, pero pudiera ser que no le gustase. Tal vez la noticia lo dejaría un poco shockeado durante un tiempo. Lo único que tenía claro era que no quería renunciar ni al kazajo ni a su abuelo. Los quería y los necesitaba a los dos en su vida porque eran la única familia que le quedaba. Por eso era tan importante para él que los dos se llevasen bien. Que se quisieran y que se aceptasen. Yuri no sabía cómo sobreviviría en caso de que las dos personas más importantes de su vida se rechazasen o se tratasen con recelo.

El joven suspiró pesadamente, tomándose unos segundos de silencio. Así que finalmente habló —. Espero que sí —. Respondió, con sinceridad, en un hilo de voz —. Ahora le encantas y le caes muy bien. Supongo que cuando lo sepa seguirá siendo así... —. Quiso convencerse a sí mismo. Tenía muchísima fe en su abuelo, pero había cosas que no podían evitar darle miedo —. ¿Crees que debería decírselo antes de que vuelva a Moscú? Antes o después tendrá que enterarse. Y entre esto o decírselo un día por teléfono...
CON otabek, Somewhere




pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1426

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Vie 23 Jun - 21:48

It's a way of thanking you
for being here.
Otabek afianzó un poco más su abrazo con el ruso cuando comenzó a hablar. Quizás no lo dejaba demostrar demasiado pero sabía que aquello dolía en el corazón del rubio. No quería perder a su abuelo por algo como eso, y Otabek tampoco lo quería. Pero si no era él, en algún momento de su vida Yuri tendría otra pareja. No podía esconderlo siempre. Y si lo seguía escondiendo y por desgracias de la vida Nikolai moría, no creía que Yuri quisiera que su abuelo no supiera nunca quien era realmente.

No quería ser del todo negativo con Yuri, ni dejarle mal cuerpo, asi que sonrió levemente y se separó de él, solo para tomar su rostro con sus manos y mirarlo a aquellos ojos verdes que tanto le gustaban, intentando infundarle ánimos.— No te preocupes, confíemos en tu abuelo, ¿vale?— Después de aquello dejó un leve beso sobre sus labios y escuchó aquella pregunta. Eso dejó a Otabek algo pensativo pero finalmente negó levemente con la cabeza.

Creo que deberíamos dejar más tiempo.— Le contestó, acariciando sus mejillas con cariño.— Asi no creerá que es algo espontáneo o efímero.— Argumentó, después de todo sólo llevaban algunas semanas saliendo. Realmente les había costado algunos meses darse cuenta de lo que realmente sentían y aún más confersarlo al otro. — Cuando sea el momento iremos a Moscú a visitarlo. Nada de teléfonos. No estarás solo.—Le aseguró, aquello era cosa de dos. Y aunque Nikolai lo viera con malos ojos, a él o a la relación, quería asegurarse de decirle con sus propias palabras que quería proteger y cuidar a su nieto. Que lo amaba. Otabek no era del tipo que se avergonzaba al decir esas cosas, era serio con sus sentimientos y quería transmitirselo a aquel hombre.

El kazajo tomó de nuevo sus labios, esta vez con algo más de pasión y duración y lo dejó marchar con sus labios ardiendo y pidiendo por más. —Anda ve con él. Ya sabes donde está tu pijama.—Le dijo con una sonrisa; Yuri se había apropiado por completo de aquella ropa que le quedaba grande, pero al moreno le encantaba. —Que duermas bien.— Le deseó, dejando un leve beso en sus labios y quitando sus manos de encima de Yuri, dejándolo libre para marchar. Aquel chico lo volvía loco, a pesar de que aún le faltaba crecer, a pesar de que pensó que nunca volvería a enamorarse.
CON YURIO, Somewhere






friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2270

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Lun 26 Jun - 1:23

It's a way of thanking you
for being here.
Yuri entrecerró los ojos ligeramente y dejó caer su rostro sobre la mano de Otabek mientras este le acariciaba. Por un momento se dejó llevar por el tacto de su dedos, por lo cálidos y suaves que se sentían sobre su piel. No quería pensar en todas aquellas cosas, pero era inevitable hacerlo. En algún momento se iba a tener que enfrentar a todos aquellos miedos que le hacían perder el sueño en ocasiones. Podía perder casi cualquier cosa por aquello, porque estaba plenamente seguro de lo que sentía hacia Otabek y no se avergonzaba de ello. Sin embargo, su abuelo era una de esas cosas imprescindibles que no podían faltar en su existencia.

Las palabras del kazajo lograron calmarle un poco. Tenía toda la razón del mundo, era demasiado pronto. Aun así, saber que el otro estaba tan dispuesto y tan entregado a la causa, le hacía inmensamente feliz. Sí, definitivamente, podían esperar unos cuantos meses. Ver cómo iba aquella relación y luego contárselo a su abuelo. Que viera que era algo sólido, algo que iba totalmente en serio y que no era un simple capricho.

Yuri podía ser joven, pero no estúpido. No se hubiese entregado a algo tan íntimo y tan intenso si no fuera porque de verdad lo sentía. El ruso era impulsivo, sí, pero también un tanto huraño. Jamás estaría con alguien a quien no amara lo suficiente como para embarcarse en aquello. Y suponía que Otabek la persona indicada. A pesar de todo, iba a hacer que aquello funcionara, aunque nadie en su sano juicio diese un rublo por una relación que envolvía a un crío de quince años. Dieciséis.

Está bien —. Respondió, antes de que el otro tomase sus labios. Yuri correspondió de la misma manera, dejando que en aquella ocasión el otro llevase la iniciativa de aquel beso, rindiéndose simplemente a él. Al separarse, le sonrió suavemente y juntó unos segundos su frente con la ajena, disfrutando simplemente de su cercanía —. Sé donde está —. Replicó, con una pequeña risa. Luego, no le quedó más remedio que separarse de él y bajarse de sus piernas.

Buenas noches, Beka —. Se despidió, agachándose ya en pie para darle un último beso. Luego, se perdió por las escaleras.
CON otabek, Somewhere




pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1426

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Lun 26 Jun - 21:08

The wheel breaks
the butterfly
Hacía relativamente pocos días que habían vuelto de su última competición; los Mundiales. No se podía quejar, tanto Yuri como él habían quedado en buenas posiciones, aunque tenía la sensación de que para él no era lo mismo si no se colgaba el oro. A Otabek también le hubiera gustado, pero ya no podía quejarse de nada. Katsuki, quien había ganado, había estado magnífico en sus programas, y después de la pérdida del Grand Prix por tan poco, creía que lo merecía realmente. Por su parte, era la primera vez que entraba en un podio junto a Yuri, y eso realmente le había gustado, a pesar de haber quedado tercero.

Una vez regresaron y se recuperaron del jet lag y del estrés del vuelo, habiendo descansado lo suficiente por separado, Otabek le envió un mensaje a Yuri por si quería/podía pasarse por su casa para estar un rato juntos, ciertamente no habían tenido mucho de eso en los últimos tiempos. Aún era de mañana y Otabek estaba tendido en el sofá jugando con la pequeña Alya. Oh si, al final el kazajo había adoptado a aquella pequeña gata anaranjada que habían conocido en el cat café en el cumpleaños del ruso, y que había parecido enamorarse del moreno en pocos segundos. La verdad es que la gata era muy buena; Otabek le había comprado juguetes y rascadores para que no arañara nada, y parecía que la pequeña se estaba adaptando bien. Aunque era realmente juguetona y posesiva con Otabek. A él le encantaba tener un bultito de pelo naranja que lo seguía a todas partes. Para una vez que se llevaba bien con un animal.

Habían pasados semanas ajetreadas con el mundial, ahora por suerte tendrían algunos meses libres, al menos hasta el verano. Quizás en ese tiempo deberían de ir a Moscú a contarle todo a Nikolai, ya habrían pasado algunos meses desde que él y Yuri iniciaran una relación. Aunque no sabía cuando sería el momento perfecto. Y en parte, tenía miedo de la reacción del hombre. Rusia era un país bastante homófobo, y teniendo en cuenta que Yuri era su única familia, quizás no querría eso para él pero, ¿comprendería el hombre que no era algo que pudiera cambiarse? Si no era Otabek, con el tiempo sería otro. Los gustos de su nieto no iban a cambiar. Había sabido contener esos pensamientos antes y durante la competición, pero ahora no podía evitar pensar en todas las consecuencias que tendrían que afrontar. Con un leve suspiro, Otabek cerró los ojos mientras esperaba a Yuri y se quedó dormido en el sofá con Alya encima, acurrucada en él. Por suerte, Yuri tenía llaves, así que no importaba del todo que le hubiera vencido el sueño.
CON YURIO, Apartamento






friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2270

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Lun 26 Jun - 22:36

The wheel breaks
the butterfly
Yuri no estaba especialmente satisfecho con el resultado de los mundiales. Vale, sí, una plata no era nada desdeñable. Sin embargo, le molestaba bastante el hecho de haberse quedado dos veces consecutivas acariciando el oro. Primero en los europeos. Ahora allí. Al menos, en aquella ocasión, tenía dos consolaciones. La primera era que en el mundial había muchos más patinadores, lo cual implicaba más competencia. Y, la segunda, era que al menos había tenido la oportunidad de estar de pie junto a Otabek en el podio. Estaba bastante contento con aquello, y suponía que guardaría aquella fotografía para siempre. Aunque el idiota de Katsudon los separara en el centro.

Lo único malo de aquella competición era que no había podido pasar demasiado tiempo con el kazajo. Los dos habían tenido tiempos diferentes para los entrenamientos y sus entrenadores tampoco estaban por la labor de dejar que se distrajeran mucho. Por eso, lo máximo que había podido hacer con Otabek era compartir una cena. Y nada más.

Pero ahora ya estaban de vuelta en San Petesburgo, y podían seguir con sus vidas como siempre. Después de una larga noche de sueño para recuperarse del jet lag, Yuri se despertó con un mensaje de Otabek invitándolo a casa. El joven no se lo tuvo que pensar demasiado antes de saltar de la cama, meterse en la ducha y ponerse en dirección a su apartamento.

Cuando llegó, hizo uso de sus llaves y entró. Todo estaba mucho más silencioso de lo habitual, pero no se preocupó demasiado al ver que el kazajo estaba tendido en el sofá, dormido. El ruso sonrió de medio lado y se acercó hasta donde estaba, dedicándole primero atenciones a la gata que había sobre su vientre. Le acarició un rato entre las orejas y luego el lomo, a lo cual el animal respondió moviendo la cola de un lado a otro. Sin embargo, Yuri no tardó en aburrirse y cogió a Alya cuidadosamente para dejarla en el suelo, lo cual le valió una mirada airada y un bufido por su parte. Lo sentía, un poco.

Luego, fue él mismo quien se quitó la chaqueta y los zapatos y se tumbó encima del otro, apoyando la barbilla en su pecho. Una idea no necesariamente buena cruzó su mente y, de un momento a otro, alzó su dedo índice y sonrió maliciosamente. Su yema fue a parar a la punta de la nariz del otro, la cual presionó ligeramente un par de veces, sin ejercer mucha fuerza —. Beka. Beka, ¿estás despierto? —. Preguntó, insistentemente, suficientemente alto como para despertarle.
CON beka, Apartamento




pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1426

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Lun 26 Jun - 23:47

The wheel breaks
the butterfly
Debía de reconocer que no había dormido demasiado bien la noche anterior. Sin saber por qué exactamente había tenido pesadillas que lo habían despertado en medio de la noche, aunque ni siquiera las recordaba. Por eso quizás había caído dormido tan fácilmente con Alya encima, después de todo la calidez del apartamento y de la gata lo incitaban a descansar lo que no había podido descansar. Intentó resistir el sueño a sabiendas de que Yuri vendría en un rato, pero finalmente no pudo contenerse y cayó dormido.

Fueron unos momentos de un sueño profundo pero a la vez ligero, exentos de sueños o pesadillas. Sin embargo, su cuerpo empezó a ser consciente de ciertos cambios a su alrededor, por ejemplo, sentía un peso fuera de lo normal sobre sí mismo. Entonces pensó que era una pesadilla, pero después escuchó a lo lejos la voz de Yuri y su cuerpo y mente comenzaron a reaccionar. No era ninguna pesadilla, no había razón por la que agobiarse. Poco a poco se despertó, frunciendo ligeramente el ceño. Sus brazos, aún medio dormidos, rodearon al ruso que descansaba sobre él, pegándolo más a su cuerpo. Después pestañeó varias veces y dirigió su mirada aún algo borrosa hacia la mancha rubia que veía sobre él.

Eres muy ruidoso Yura.— Contestó él, con una ligera sonrisa. Bostezó ligeramente, pero no se movió de aquella posición. Estaba cómodo y la calidez de Yuri le gustaba. Acarició con cariño el cabello suave del rubio, dejando que sus dedos se entremezclaran con sus mechones.— Te he echado de menos.— Susurró el kazajo, incorporándose un poco en aquella posición, para poder mirarlo mejor; le dedicó una sonrisa algo más dulce, inclinándose un poco para dejar un beso dulce sobre su frente. Después quizás se dejara llevar un poco por los deseos que había estado conteniendo en esas semanas donde apenas se habían visto; tomó sus labios, primero de forma suave, después tornándose algo más pasional y profundo. Sus manos acariciaban su espalda, perdiéndose en la piel de su cintura, dejada al descubierto por un doblez de su camiseta. No quería atosigar al ruso realmente, pero a veces se sentía con poco control para tratar con su propio novio.

Él mismo se había auto impuesto una norma, y es que no pensaba hacer nada con él hasta que fuera más adulto. No sabía si los dieciocho era apuntar muy alto, después de todo siempre existía la posibilidad de que aquello no durase, aunque Otabek estaba realmente enamorado de aquel chico. ¿Por qué quería hacer eso? Bueno, quizás era una tonta idea la de querer protegerle, pero quería que fuera psíquicamente más adulto para hacer algo de aquello con él. Aunque tenía en la cabeza dos pensamientos: uno, le estaba costando más no tocarle y no ir más allá de lo que en un principio pensó y segundo, ¿y si Yuri iba en contra de esa idea que él se había impuesto? Aún era joven para hacer ese tipo de cosas, no resultaba del todo malo esperar.
CON YURIO, Apartamento






friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2270

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Página 6 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.