Últimos temas
» ─Play With Fire
Hoy a las 7:17 por Seishiro

» Why don't we find out?
Hoy a las 3:50 por Nébula

» You were my lesson I had to learnt
Hoy a las 1:17 por SapphireDragon

» Oh somewhere deep inside of these bones...
Hoy a las 1:13 por Shadows Takes All

» Death is equal
Hoy a las 0:21 por Arson

» Reality just killed magic.
Ayer a las 23:28 por Winter Wiccan

» Set fire to the rain
Ayer a las 19:27 por Young Sheldon

» ~ Beauty, courage & nobility
Ayer a las 17:33 por FireFly

» El Inframundo.
Ayer a las 17:26 por Momo

» Seeing yu smile, make me feel so happily, too.
Ayer a las 17:17 por FireFly

» ~ You could be loved again
Ayer a las 17:04 por SapphireDragon

» The North Remembers
Ayer a las 12:46 por Red

» Dark arrow
Ayer a las 8:10 por Bastet

» Confieso que...
Ayer a las 5:23 por Bastet

» I knew you. I know you
Ayer a las 2:27 por SapphireDragon

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project
function selectCode(e) { var doc = document , text = $(e).closest("dl").find(".cont_code,code").get(0) , range, selection ; if (doc.body.createTextRange) { range = document.body.createTextRange(); range.moveToElementText(text); range.select(); } else if (window.getSelection) { selection = window.getSelection(); range = document.createRange(); range.selectNodeContents(text); selection.removeAllRanges(); selection.addRange(range); } }; $(function(){$("dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd.code, dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd > code").closest("dl").find('dt').append('Seleccionar')});

Ice soldiers.

Página 7 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Miér 4 Ene - 23:59

Recuerdo del primer mensaje :


ICE SOLDIERS
Tras los nervios, las presiones, los miedos y la adrenalina de un Gran Premio, es complicado controlar los sentimientos. Meses y meses de esfuerzo para culminar una tarea que ahora ha tocado a su fin. Cada patinador volverá a su hogar para prepararse de cara a la siguiente temporada, y luego volverá dando lo mejor de sí mismo.

Al bajar del podio como campeón mundial de patinaje artístico, a Yuri aún le queda enfrentarse con una realidad que poco o nada tiene que ver con el hielo. Periodistas, preguntas incómodas, fotografías con personas a las que jamás volverá a ver y felicitaciones que realmente no estaba buscando. Solo una única cosa es de verdadera trascendencia: los ojos marrones que le perforan desde la distancia.
OTABEK ALTIN
18 | patinador kazajo | amidamaru
YURI PLISETSKY
15 |patinador ruso | novocaine

CS | YURI!!! ON ICE | 1 X 1




pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1444

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Mar 27 Jun - 0:22

The wheel breaks
the butterfly
Yuri sonrió de manera muy satisfecha cuando vio que el otro comenzaba a abrir los ojos. Solo entonces cesó de incordiarle y le dejó su espacio para que volviera en sí y se despejara un poco. Se acomodó un poco más encima de él y apoyó su mano sobre su pecho, acariciándole distraídamente hasta que por fin habló.

De lo contrario seguirías sin saber que estoy aquí —. Bromeó, cerrando luego los ojos gustosamente para disfrutar de las caricias de Otabek en su cabello. Sus siguientes palabras le hicieron sonreír ampliamente —. Yo también te he echado de menos, Beka. Si hubiera dormido contigo habría estado más tranquilo en la competición —. Conjeturó, aunque nunca podría estar seguro de ello. Era verdad que, siempre que dormía junto al kazajo, se despertaba más sereno y descansado de lo habitual. Ahora bien, eso tampoco aseguraba que los resultados del mundial hubiesen sido diferentes solo por eso. Probablemente no, pero a lo mejor sí que le habría ayudado mejor a copar con sus propios miedos e incertidumbres. Aun así, lo hecho, hecho estaba.

El otro tampoco le dejó demasiado tiempo como para pensar, porque pronto estaba devorando sus labios. A Yuri le encantó ese detalle, de modo que respondió exactamente como el otro quería. Primer despacio, cariñoso, luego mucho más intenso y pasional. Comenzaba a pillarle el truco a aquellas cosas, y mentiría si dijera que no le encantaban. Por eso simplemente se dejó llevar por el momento, sin pensar demasiado bien a dónde podría llevar. Tampoco le preocupaba demasiado, a decir verdad. No tenía miedo a lo que pudiera suceder junto a Otabek, confiaba plenamente en él.

Además, sentir sus manos sobre su piel no ayudaba precisamente a mantenerse del todo sereno. Sus mejillas se encendieron mientras el joven curvaba su espalda al tacto ajeno, intentando buscarlo en todo momento. No era la primera vez que el kazajo colaba las manos debajo de su ropa, y eso le encantaba. Sin embargo, se dio cuenta de que él nunca había hecho lo propio. Era injusto, ¿no? Él también quería tocar esos músculos con los que había soñado despierto en más de una ocasión.

Las yemas de Yuri se colaron clandestinamente bajo la camiseta de Otabek, acariciando tan solo su cintura con un tacto de pluma, sin ni siquiera llegar a presionar. Luego, ascendieron hasta su vientre y se quedaron allí durante unos segundos. Sus labios seguían buscando ávidamente los del otro, besándolos con ganas. Vale, había perdido un poco la cabeza.
CON beka, Apartamento




pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1444

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Mar 27 Jun - 1:43

The wheel breaks
the butterfly
Otabek no pudo más que sonreír levemente ante los comentarios del rubio de dormir juntos. La verdad es que junto a él también descansaba mejor. No sabía si era por la sensación de estar junto a la persona amada, o sentir su calidez, o esa sensación de protección. Quién sabía. De todas maneras llevaban mucho sin dormir juntos, quizás podrían volver a hacerlo esa noche. Aunque conforme más tiempo pasaba junto a él más pensaba en esas noches de sueños como algo  ligeramente tortuoso.

No podía tocarlo después de todo, y por mucho que lo intentaba, no eran pocas las veces en que sus ojos no lo miraban de forma del todo decente.

Cuando Otabek comenzó a besarlo, le agradó como siempre la correspondencia de su compañero; Yuri realmente parecía haber aprendido rápido, no había besado a nadie antes que a él, pero había sabido adaptarse y su forma de besar era perfecta. O al menos eso le parecía a él. No era nada nuevo que el kazajo colara sus manos a través de la ropa del ruso, sintiendo su final piel, pero en esa ocasión sintió como el cuerpo de Yuri buscaba su tacto, casi inconscientemente, cómo su rostro se sonrojaba. Era condenamente atractivo para él. Lo que no esperó es que el rubio hiciera lo mismo que él. Yuri nunca se había atrevido a tocarle, tampoco es que le hubiera dicho que no lo hiciera, pero le sorprendió de sobre manera.

Sentir sus finos dedos sobre su piel le hizo sentir un escalofrío que recorrió su cuerpo; la verdad es que hacía mucho tiempo que nadie lo tocaba, rememorarlo era problemático. Los labios de su pareja seguían buscando los suyos con avidez y deseo y Otabek comenzó a pensar que ese chico aprendía demasiado rápido. Demasiado.

Nunca me habías tocado antes.— Susurró contra sus labios, en un momento que ambos se separaron mínimamente para respirar. No estaba molesto, más bien sorprendido y agitado. Sentía su rostro arder, ¿estaría algo sonrojado? No podía saberlo, quizás sí. Adoraba el tacto de Yuri sobre su piel, por eso le había estado temiendo desde hacía tiempo. Si Yuri aprendía de esa manera, si se lanzaba a aquello que desconocía y probaba con él, ¿qué capacidad tendría él para negarse? Se consumiría bajo sus propios sentimientos.
CON YURIO, Apartamento




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2287

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Mar 27 Jun - 15:13

The wheel breaks
the butterfly
Yuri siguió besando al otro, simplemente disfrutando del momento y sin pensar en nada más. Sus dedos se siguieron moviendo sobre el abdomen de Otabek, sintiendo cómo su piel respondía al tacto de manera inconsciente, haciendo que sus músculos se contrajeran muy ligeramente, casi de manera imperceptible. Yuri dejó escapar un ligero ronroneo satisfecho, hasta que al final no le quedó más remedio que separarse de los labios ajenos, para tomar aire.

El joven juntó su frente con la del kazajo y le miró a los ojos. Una pequeña sonrisa revoloteó en sus labios cuando habló —. ¿Es que acaso no te gusta? —. Susurró, juguetón. Era una pregunta un tanto retórica, teniendo en cuenta que el rubor en las mejillas del otro le indicaba justo lo contrario. Por eso no esperó a una respuesta por su parte para subir un poco más sus manos, lentamente, levantando también con sus muñecas el bajo de su camiseta. A la altura del pecho paró, dejando gran parte del cuerpo del otro al descubierto. Aun así, no se atrevió a ir mucho más lejos, no todavía, por mucho que le habría gustado quitarle aquella maldita prenda para poder admirar todo su torso de verdad.  

Has estado todo este tiempo colando tus manos por mi ropa cuando te apetecía —. Lo acusó, con una pequeña sonrisa —. ¿Y piensas que no iba a hacer lo mismo? —. Con un pequeño puchero fingido, se acercó a sus labios y dejó en ellos un fugaz beso. No tenía ni idea de lo que estaba haciendo, así que simplemente se dejó llevar por sus instintos. Después de abandonar su boca, Yuri dejó unos cuantos besos por su mejilla, luego en su mandíbula y después en la parte alta de su cuello. Rápidos pero húmedos.  
CON beka, Apartamento




pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1444

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Mar 27 Jun - 16:34

The wheel breaks
the butterfly
Las palabras y las sonrisas de Yuri siempre provocaban el mismo efecto en el kazajo, así que no pudo evitar sonreír divertido cuando le dijo aquello. ¿No gustarle? Era todo lo contrario, aunque eso el ruso ya lo sabía de sobra.— Quizás me guste demasiado.— Aceptó él, a pesar de que aquella pregunta no necesitaba ser respondida. Casi a la misma vez que respondía, sintió como los dedos de Yuri seguían avanzando por su piel, hasta su pecho, subiendo su camiseta en el proceso. Parecía como si su compañero quisiera gritarle a los cuatro vientos que ya no era un niño y podía hacer las mismas cosas que él.

Otabek suspiró levemente; la mano del joven era cálida y suave, y su tacto era cariñoso y algo dubitativo, cómo si no supiera qué hacer a continuación o si hacerlo era realmente lo correcto. Pero eso no molestó a Otabek, casi lo salvó, porque si el rubio hubiera dado un paso más, y después otro, él no encontraría el camino de vuelta. Y aunque podría ser el lugar, no era el momento para llegar más allá en su relación. Sus palabras, aunque parecían reproches, fueron suavizadas por su sonrisa. Le hubiera gustado contestarle que no pensaba de esa manera, que en realidad siempre se había preguntado cómo serían sus manos sobre su cuerpo, pero Otabek no era del tipo de persona, ni de hombre, que presionaba con las cosas. Yuri había actuado por sus propios deseos, así estaba bien.

Aprendes demasiado rápido, ¿lo sabías?— Murmuró, cuando sintió como sus besos se movían desde sus labios hasta su cuello, el kazajo sintió cómo su corazón latía más rápido. Tenía que frenarlo, ¿no era así? Pero no quería que se hiciera la idea equivocada; no quería que Yuri pensara que aquello no le gustaba o que no quería hacer algo más adulto con él. Y de repente, su móvil comenzó a sonar. Salvado por la campana, pensó, sintiendo como su tenso cuerpo se relajaba un poco.

¿Me dejas cogerlo?— Le preguntó Otabek, con una leve sonrisa socarrona, como si se burlara levemente de él porque no había podido conseguir lo que quería. Aunque si pretendía comenzar a excitarlo, había escogido un buen camino. Aunque no se lo diría. Cuando el ruso se quitó de encima suya, el kazajo se sentó mejor en el sofá y cogió el móvil. Al principio su rostro era alegre al ver que era Aiman quien la llamaba, pero poco a poco, su rostro se enfrió por completo, su sonrisa desapareció e incluso sintió su rostro palidecer. Su corazón comenzó a latir rápido, nervioso. Ni siquiera sabía qué decirle a su pobre hermana que lloraba a la otra línea de teléfono.
CON YURIO, Apartamento




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2287

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Mar 27 Jun - 19:46

The wheel breaks
the butterfly
Yuri solo sacó su rostro del cuello de Otabek cuando este le dijo que aprendía demasiado rápido. Sí, se lo habían dicho muchas veces en su vida, aunque nunca en ese contexto. Al menos se sentía complacido de haber agradado al kazajo. Podría no tener ni idea de todo aquello, podría ir cinco pasos por detrás de Otabek en experiencia —lo cual, por cierto, le ponía un poco celoso—, pero eso no implicaba que no tuviera derecho a tener sus propios deseos. Era joven, era impaciente y tenía un novio más atractivo de lo que debería ser legal, no veía nada malo en su deseo.

Sus palabras le hicieron sonreír de medio lado, una sonrisa confiada y al mismo tiempo con un tanto de dulzura, a pesar de la situación —. ¿Es que acaso eso es malo? —. Bromeó, antes de volver a inclinarse sobre él. Estaba a punto de besar sus labios cuando el sonido del teléfono le hizo gruñir por lo bajo. ¿En serio? ¿¡En serio!? Al principio pensó en decir que no lo cogiera. Sin embargo, sabía de sobra que la diferencia horaria hacía muy complicado que Otabek pudiera comunicarse regularmente con su familia. No quería arriesgarse a estarle negando ese derecho, así que con un pequeño sonido de frustración de apartó de él y se sentó de nuevo en el sofá. No estaba excitado, en el sentido más físico y primario de la palabra, pero sí que estaba más alterado y caliente de lo habitual. Bueno, al menos no habían llegado tan lejos como para que aquello fuera incómodo.

En el silencio de la habitación, Yuri podía escuchar de lejos el sonido de una voz femenina a través del móvil. Era complicado descifrar lo que decía porque él no tenía la oreja pegada al aparato, pero igualmente deducía que se trataba de su hermana y que, igualmente, no hablaba su idioma. El ruso se quedó quieto, dejando que Otabek pudiera conversar con la chica. Sin embargo, hubo un momento en el que vio cómo su rostro se contraía, cómo se ponía mortalmente serio y pálido. Esa reacción no era para nada habitual en el kazajo cuando hablaba con su familia, de modo que comenzó a preocuparse.

No quería entrometerse pero, después de un rato de ver que no reaccionaba, avanzó su mano y la colocó suavemente en el brazo de Otabek, buscando llamar su atención. No dijo nada, para no interrumpir la conversación, pero le dedicó una mirada interrogante, cargada de preocupación. Tenía la sensación de que algo marchaba terriblemente mal, y comenzaba a tener miedo de que eso pudiera hacer daño a Otabek.
CON beka, Apartamento




pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1444

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Mar 27 Jun - 20:48

The wheel breaks
the butterfly
Para Otabek, escuchar a su hermana llorar ya era algo muy duro. Siempre había querido protegerla, y siempre había tenido la sensación de que no lo lograba porque su profesión lo tenía siempre fuera de su hogar. Por eso cuando Aiman lloraba, su corazón se encogía. Estuvo unos minutos hablando en su propio idioma con ella, hasta que finalmente consiguió que le pasara con un familiar, al parecer su tía estaba cuidando a Aiman. Al parecer sus padres habían tenido un accidente grave con el coche y aún no habían despertado.

Su tia no había querido llamarlo porque creía que eso afectaría negativamente a su trabajo, pero su hermana lo había llamado a escondidas, ahogada por el miedo y la soledad. Otabek volvió a hablar con Aiman después y le prometió que cogería el próximo avión que saliera hacia Almaty. Cuando colgó, sintió que el mundo se derrumbaba a su alrededor. A pesar de que sentía la mano de Yuri sobre él, su mirada preocupada, sólo pudo taparse el rostro con sus manos por un momento, intentando respirar y encontrar algo que lo tranquilizase. Pero realmente no había nada. Otabek se sentía temblar y sus ojos vidriosos y húmedos por unas lágrimas que no quería derramar.

Mis padres han tenido un grave accidente, Yuri.— Alcanzó a murmurar el kazajo, que le devolvió una mirada devastada, llena de pánico.— Están en el hospital pero no despiertan.. Aiman estaba llorando.— Murmuró, con la voz quebrada. Sentía su corazón en un puño, que apretaba cada vez más, que lo agobiaba, que lo dejaba sin aire. Otabek apoyó su cabeza en el hombro de Yuri, derrotado. No sabía cómo afrontar aquello. Tenía que marcharse, tenía que ser fuerte por Aiman. Si ella lo veía derrotado, no sabría a quien aferrarse.

Además, el tiempo que se quedara en su hogar, seguramente no sería poco. ¿Qué pasaría con su carrera? ¿Llegaría a tiempo para las competiciones del verano? Aún no sabía demasiado bien la situación, pero no podía dejar a Aiman o a sus padres solos. Si algo les ocurría.. Otabek se mordió fuertemente el labio inferior, hasta el punto de hacerse daño, sintiendo como unas lágrimas frustradas rodaban por sus mejillas. Toda su vida se estaba derrumbando en tan sólo unos minutos, sabía que tenía que afrontar aquel viaje, ver a sus padres en el estado que estuvieran. Y desear a todos los dioses, si es que existían, que no acabara ahí para ellos.
CON YURIO, Apartamento




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2287

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Mar 27 Jun - 21:24

The wheel breaks
the butterfly
A cada seguro que pasaba, Yuri se ponía un poco más tenso. No entendía una sola palabra de lo que Otabek estaba diciendo, pero no le hacía ninguna falta hacerlo para saber que las cosas iban tremendamente mal. Lo veía en su mirada perdida, y lo sentía en sus músculos. Quería con todas sus fuerzas preguntar qué pasaba, saber qué era eso que le hacía tanto daño al kazajo. Sin embargo, supo contenerse. No quería interrumpir de ninguna manera aquella conversación que parecía tan importante. Simplemente no podía hacerlo.

Por eso, se quedó callado como una tumba hasta que el otro colgó el teléfono. Unos segundos de silencio volaron entre ellos hasta que por fin Otabek se atrevió a hablar. Sus palabras lo dejaron devastado. Ni siquiera sabía qué decir al respecto, no todavía. Sabía perfectamente lo importante que era su familia para Otabek. Sabía que, aunque estuviera lejos, siempre pensaba en ellos. Y que los quería. Los quería con locura. Y por eso mismo ni siquiera tenía una sílaba en la punta de la lengua. ¿Qué decir en esos momentos? ¿Que todo iba a estar bien? No tenía potestad para hacerle una promesa tan vacía, superficial y desinformada. Ni siquiera conocía el estado de sus padres así que, antes que decir algo estúpido, decidió callar.

En su lugar, rodeó a Otabek con sus brazos cuando este apoyó la frente en su hombro. Lo atrajo a él y lo abrazó con fuerza, buscando inculcarle al menos un poco de apoyo, de confort. Pero aquello no era suficiente en una situación así. Al final, tomó aire y dijo aquello que tanto temía —. Debes estar con ellos —. Le susurró. No quería separarse del kazajo. No quería dejarlo marchar sin saber cuándo volvería. No quería tener que separarse de él, y mucho menos en momentos como aquellos. Y entonces tuvo una idea. Una idea estúpida y que posiblemente sería rechazada, pero tenía que intentarlo.

Beka —. Le llamó, tomándolo con cuidado de las mejillas para que alzase la mirada. Lo miró a los ojos húmedos. Era la primera vez en su vida que lo veía llorar, y eso le partió el alma en mil pedazos. Ver a Otabek derrumbado de aquella manera parecía el fin del mundo, al menos para él. Con sus pulgares, limpió lentamente las lágrimas de debajo de sus ojos y finalmente se atrevió a decírselo —. Escucha, puedes decirlo si piensas que no es apropiado, ¿vale? —. Le dijo, con un tono suave y comprensivo, totalmente inhabitual para él —. Pero debes ir a Almaty ya mismo y... No quiero que vayas solo. No quiero que pases por esto solo. Sé que tienes más familia —. Se apresuró a añadir —. Pero me gustaría ir contigo —. Dijo al fin, repentinamente nervioso.
CON beka, Apartamento




pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1444

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Mar 27 Jun - 22:08

The wheel breaks
the butterfly
Otabek se encontraba en un estado mental realmente deprorable. Siempre se había considerado un hombre fuerte; había sabido sobreponerse a las dificultades desde que era un niño que no podía hacer lo que quería como los otros niños. Pasó por golpes, caídas y heridas sin quejarse y se forjó fuerte. Siempre con el apoyo de su familia. Era lo que más quería, lo único que siempre había tenido a parte de su amor por el patinaje. Y ahora.. todo pendía de un hilo. De un hilo tan jodidamente fino, que no sabía si se rompería o si se mantendría estable.

Necesitaba marcharse pero incluso las horas de avión que le esperaban por delante le parecían eternas. Agradeció desde el fondo de su corazón tener a Yuri a su lado en esos momentos. Sus brazos lo arroparon y se sintió consolado por unos momentos. Deseaba quedarse en esos brazos que parecían curarlo de todo por horas, pero no podía. Se maldijo internamente por llorar en un momento como ese, también porque su pareja lo viera de esa manera. Tomó su rostro y fue expuesto totalmente, pero el rubio sólo secó sus lágrimas y le dijo algo que realmente no esperaba en un momento como ese.

¿Quería ir a Almaty con él? Nunca pensó que nadie pondría su vida patas arriba sólo para acompañarlo, aunque el grado de aquel asunto era bastante grande. No sabía si podría mantenerse fuerte por sí mismo, quizás de verdad necesitaba a Yuri a su lado. Pero, ¿estaba él seguro de aquello? Otabek subió una de sus manos hacia la contraria, que sustentaba su rostro. Sentía cómo sus dedos temblaban, pero alzó la mirada hacia la contraria.

¿Y Yakov y Lilia? ¿Y los entrenamientos?— Murmuró el kazajo, aunque sabía que eso no era nada importante, para él no lo era.— No será agradable, Yuri.— Susurró el moreno, aunque imaginaba que eso lo sabía. Se estaría metiendo en una familia que aún ni conocía, porque no habían tenido tiempo de hacer realmente las presentaciones. Comprendía que se sentiría incómodo entre toda aquella gente desconocida. No iba a ser un viaje de turismo ni de alegrias. Aún con todo eso, él también quería ser acompañado, ser consolado. Necesitaba a Yuri a su lado.

Otabek cerró fuertemente sus ojos, dejando que algunas lágrimas más salieran en el proceso. Sentía sus labios secos y quebrados, asustados. Apretó sus dientes, tensando su mandíbula.— Por favor, ven conmigo.— Le pidió, en una frase que casi se cortó por su voz ronca y rota. Otabek se aferró de nuevo a él, en un abrazo fuerte y necesitado, acarició su cabello y entrelazó sus dedos con sus cabellos rubios. Nunca había sentido tanto la sensación de necesitar a alguien a su lado antes. Agradecía desde el fondo de su corazón que Yuri hubiera aparecido en su vida.
CON YURIO, Apartamento




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2287

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Mar 27 Jun - 23:16

The wheel breaks
the butterfly
Yuri siguió acariciando las mejillas del otro con sus pulgares. Sentía que todo lo que pudiera hacer por él no iba a ser suficiente para consolarle, y eso le frustraba. No estaba acostumbrado a lidiar con aquel tipo de situaciones. Querría chasquear sus dedos y hacer que todo estuviera bien para Otabek, que sus padres se recuperasen y que aquello no hubiese sido más que un susto horrible. Sin embargo, sabía perfectamente que aquello no iba a ser así, que la situación iba para largo y que no podía curar al kazajo así como así. Lo único que le quedaba era mantenerse a su lado y hacer que doliera un poco menos. Nada más. ¿Sería suficiente?

No te preocupes por eso —. Dijo rápidamente, en mención a Yakov y a Lilia. Le daba igual lo que ellos pensasen, iba a hacer aquello con o sin su consentimiento. Además, no sería la primera vez que se subiera a un avión sin su permiso. Ya lo había hecho hacía justo un año cuando viajó a Hasetsu.

Ver cómo Otabek se rompía poco a poco frente a él le estaba consumiendo por dentro. Cuando le suplicó aquello de esa manera, su respiración se cortó por unos instantes. La situación comenzaba a superarle, no podía negarlo. Sin embargo, había tomado la férrea decisión de quedarse allí, costase lo que costase. Iba a estar al lado de la persona que amaba e iba a hacer su mejor esfuerzo por reconfortarle, por ayudarle.

Claro que sí, Beka —. Le susurró, muy bajo, cuando este volvió a abrazarle. Los brazos de Yuri se cerraron inconscientemente entorno al cuerpo del otro, mientras que su mano acariciaba su espalda con cuidado, una y otra vez, intentando hacerle ver que estaba a su lado —. No te preocupes —. Volvió a hablar, en tono bajo —. Voy a estar contigo, pase lo que pase, ¿vale? —. El ruso bajó un poco el rostro, y aprovechó la situación para dejar un beso en la cabeza del otro.

Así pasó unos cuantos minutos, abrazándole, dejándole que se desahogara en sus brazos, besando de vez en cuando su cabeza y su sien. Sin embargo, no tenían tiempo que perder. Cada segundo jugaba en su contra, y no pensaba permitir que Otabek tuviera que quedarse un minuto más de la cuenta pegado al suelo de Rusia. Por eso mismo, se separó de él con mucho cuidado y lo ayudó a apoyarse en el respaldo del sofá.

Voy a buscar los vuelos —. Le avisó, sacando del bolsillo de sus vaqueros negros su móvil. No necesitaría más que unos minutos, si es que todo iba bien —. Los primeros que salgan —. Le prometió, comenzando a buscar su página habitual de vuelos, la que usaba siempre de cara a las competiciones. Al menos sería de fiar.

Tal y como había previsto, enseguida le salieron varias opciones en pantalla —. Vale —. Le avisó —. Hay uno a las siete de esta misma tarde. Deberíamos estar dos horas antes en el aeropuerto porque es un vuelo internacional, así que tenemos de aquí a las cinco para prepararlo todo. ¿Te parece bien? —. Le preguntó antes de hacer nada. Su mano se colocó sobre la de Otabek durante unos segundos, intentando infundirle ánimo.
CON beka, Apartamento




pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1444

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Miér 28 Jun - 0:20

The wheel breaks
the butterfly
Su corazón, que latía tan fuerte que incluso dolía, parecía apaciguarse entre los brazos de Yuri. Lo abrazaba y besaba para tranquilizarlo; Otabek sentía un nudo en su garganta tan asfixiante que le dificultaba incluso tragar. Dejó que sus lágrimas fluyeran, en aquel refugio que se habían convertido los brazos del rubio, intentando desahogarse aunque fuera un poco. Sin embargo, en su cabeza no dejaba de reproducirse cómo habría sido el accidente, en qué condición estarían sus padres, la imagen de su hermana llorando. ¿Cómo podría enfrentarla sin hundirse él también?

Las palabras de Yuri le hicieron asentir levemente y se dejó mover, casi como un ser sin vida, para estar apoyado en el sofá. Observó como el ruso tomaba toda la determinación de organizar aquel viaje, cosa que debería de estar haciendo él mismo. ¿No era triste que no pudiera reaccionar de manera adecuada? Otabek echó la cabeza hacia atrás en el sofá, contemplando el techo blanco del salón. Se tapó los ojos con su antebrazo, intentando tranquilizarse. Buscar fuerzas de donde fueran. Se frotó los ojos intentando que aquella humedad y aquella irritación se marcharan.

Después de unos minutos, volvió a escuchar la voz de Yuri, informándole sobre los vuelos. Tomando impulso de donde desconocía, se echó hacia delante para observar también el vuelo.— Si es el primero está bien.— Susurró. Sintió como la mano de Yuri se posaba sobre la suya y el kazajo la acarició. ¿Cómo debería de estar sintiéndose su acompañante? Otabek miró la hora en el móvil, eran cerca de la una de la tarde, quedaban muchas horas por delante para tomar aquel vuelo. La espera se le haría eterna.

Un vuelo de aquí a Almaty podría durar como unas cinco horas.. llegaríamos cerca de la medianoche.— Murmuró el kazajo, haciendo cuentas. Para esa noche ya no podría ver a sus padres; el horario de visitas estaría cerrado. Pero al menos podría sofocar el dolor de Aiman. El moreno respiró profundamente, echándose el pelo hacia atrás en gesto de nerviosismo, después se frotó el rostro. No sabía donde meterse.

Está bien. Ve a casa y prepara todo. ¿Quieres volver después o quedar directamente en el aeropuerto?— A pesar de que Otabek había dejado de llorar, sus acciones casi parecían mecánicas. Tomó su móvil para mandarle un mensaje a Aiman; esa misma noche estaría allí, con ella. Aunque no tenía ni la más remota idea de cómo iba a salir todo aquello.
CON YURIO, Apartamento




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2287

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Miér 28 Jun - 22:39

The wheel breaks
the butterfly
Yuri no se lo pensó dos veces antes de dar al botón que reservaría aquellos vuelos, una vez tuvo el beneplácito del otro. Sus datos ya estaban guardados de todas las veces que los había introducido, así que en menos de un minuto recibió una confirmación a su correo de que estaban comprados. Bien, ya estaba hecho. Ahora sí que quedaba la parte complicada: enfrentar a aquel viaje y a la devastadora situación familiar de Otabek.

Entiendo —. Dijo, echando cálculos de las horas. Era imposible que llegasen al hospital a tiempo en aquel día —. Iremos mañana por la mañana a ver a tus padres, nada más abran el horario de visitas —. Le prometió, mientras sentía cómo el kazajo acariciaba el dorso de su mano. Una pequeña sonrisa se escapó de la comisura de sus labios, pero fue cualquier cosa menos alegre. Al contrario, la tristeza estaba impregnada en ella, pero eso no quitaba el hecho de que quisiera animar al otro, fuera como fuese.

Iré ya mismo a casa y haré la maleta. No creo que me tome más de dos horas —. Calculó. No pensaba discutir con Yakov y Lilia más de dos minutos, más que nada porque no tenían nada que discutir. La decisión estaba tomada e iban a tener que aceptarla. No sabía cuánto tiempo estaría fuera, pero ya había empezado a idear sus programas de la siguiente temporada. Seguro que podía pensar en ellos, añadirles cosas en su cabeza e incluso, si las cosas iban bien, practicarlos por su cuenta en Almaty. Encontraría la manera de compatibilizar las dos cosas que más amaba en el mundo: el patinaje y Otabek. No pensaba renunciar a ninguna de las dos en el proceso —. Cuando acabe —. Continuó —. Volveré aquí y te ayudaré con tus cosas, si quieres —. Le ofreció, aunque en realidad lo que no quería era dejarlo solo tantas horas.

Aún quedaba mucho para que tuvieran que poner rumbo al aeropuerto, de manera que no pensaba reunirse allí directamente con él. Eso habría sido estúpido.

Cuando acabó, dejó caer su móvil en el sofá y volvió a acercarse al kazajo, abrazándole de nuevo. En esta ocasión, hundió el rostro en el cuello del otro y lo rodeó con todas sus fuerzas. Suponía que nada de lo que pudiera hacer era suficiente, pero al menos no se iba a ir sin intentarlo a toda costa. Al cabo de unos segundos, sacó su cara de allí hasta quedar a la altura de la del otro, y apoyó sus frentes. Sus ojos verdes escrutaron los del contrario desde aquella distancia tan corta —. Vas a estar bien —. Le susurró —. Te lo prometo —. No podía decir nada acerca de sus padres. No podía prometerle que se recuperarían así como así, pero sí que podía decirle que no iba a pasar solo por aquello.
CON beka, Apartamento




pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1444

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Miér 28 Jun - 23:11

The wheel breaks
the butterfly
Si hubiera estado en sus cabales, o si aquello sólo fuera un viaje de placer, Otabek nunca habría dejado que Yuri comprara ambos billetes. Estaba seguro de que valdrían mucho dinero, pero no había sido capaz de imponerse para pagar por el suyo él mismo. Pensó, que en algún momento tendría que compensarlo. El kazajo quiso entretenerse brevemente en acariciar la mano de su novio, sin querer derrumbarse de nuevo frente a él. Sólo asintió ante lo que decía de ir al hospital al día siguiente.

Lo más seguro es que Otabek no consiguiera dormir en toda la noche, tenía que prepararse para todo tipo de pensamientos negativos, aunque no quisiera tenerlos. ¿Podía ser positivo cuando ni siquiera sabía el estado de sus padres? No sabía cómo se iban a tomar aquella escapada Yakov y Lilia. Empezaba a pensar que aquellos adultos lo verían como un impedimento en la carrera de Yuri, después de todo ahora encima se ausentaría indefinidamente por su culpa, por querer acompañarle. No era algo que debiera afectarle, pero de verdad agradecía que el rubio se quedara a su lado. Otabek habría hecho lo mismo si se hubiese tratado de Nikolai.

Se perdió en sus propios pensamientos, pero la voz del ruso lo devolvió a la realidad.— Está bien.— Comentó únicamente, aceptando que Yuri volviera allí después de empaquetar sus cosas. Faltaban muchas horas para incluso estar con antelación en el aeropuerto, y no sabía si quería pasarlas acompañadas o sólo. No era una compañía muy agradable de esa manera. Sintió cómo, después de unos minutos, Yuri volvía a abrazarlo, y el kazajo lo correspondió, acariciando su cabello rubio, aspirando su aroma en un intento de encontrar tranquilidad. Con sus frentes unidas, sentía su respiración sobre él, sus ojos verdes lo miraban preocupados, intentando infundarle ánimos. Ánimos que Otabek quería tener, pero que no sabía de donde sacar. Ante sus palabras, Otabek asintió levemente y cerró sus ojos; respiró hondo, a pesar de que seguía sintiendo aquel nudo en su garganta, ardiendo.

Gracias, Yura.— Murmuró, con una voz ronca, acariciando con sus dedos la mejilla ajena. Otabek acercó sus labios a los contrarios para dejar un leve beso sobre ellos, agradeciéndole que estuviera a su lado. Después de aquello, Yuri no tardó en irse de vuelta a casa para hacer las maletas y Otabek se quedó en el sofá, mirando a la nada. Alya subió sobre él, ronroneando y maullando, pidiéndole cariño. El moreno la acarició por un rato, notando su calidez y su cariño. ¿Con quien podría dejarla? Ni siquiera sabía cuanto tiempo estaría fuera. Primero pensó en Victor, pero él tenía un perro y aunque no parecía hostil, no sabía cómo estaría Alya allí. Mensajeó a Mila, diciéndole que por asuntos personales tenía que volver a Almaty por tiempo indefinido, si podía quedársela. La mujer aceptó, al parecer llevaba tiempo queriendo tener un gato, así que le vendría bien para practicar.

Después de darle su dirección para que fuera a recoger a la pequeña, por si no la recordaba de la anterior vez, Otabek subió las escaleras y abrió la maleta, comenzando a meter ropa y efectos personales que necesitaría, aunque al final tuvo la sensación de estar metiendo cosas al azar. Cuando Mila llegó pareció sorprendida por el rostro serio y pálido del kazajo que, desde que estuviera en Rusia, se había suavizado bastante. Pero no preguntó nada, pareció entender que algo malo había pasado. Otabek se despidió de Alya con un par de besos en su cabeza antes de meterla en el transportin y dársela a Mila. Le daba mucha pena tener que dejarla con alguien más, pero aquello había sido totalmente imprevisto. Aún quedaban un par de horas cuando Otabek volvió a sentarse en el sofá, sin saber qué hacer. Aún tenía que terminar la maleta y debería ducharse antes de salir. Debería. Pero se encontraba sin energías, sin ánimo de vivir.
CON YURIO, Apartamento




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2287

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Jue 29 Jun - 14:03

The wheel breaks
the butterfly
Yuri entrecerró los ojos ante las caricias del otro. Tenía miedo de dejarlo solo en aquellos momentos, pero sabía que debía marcharse. Intentaría ser lo más rápido posible. No quería que Otabek tuviera demasiado tiempo para comerse la cabeza en soledad. Aquello no solucionaría nada. Al contrario, haría la situación mucho más complicada. No sabía hasta qué punto su hermana le había dado detalles acerca del estado de sus padres, pero siempre quedaba demasiado espacio libre para la imaginación en aquellos casos. Y Otabek no se podía permitir eso, no mientras todavía estuviese en Rusia y no hubiese nada que pudiera hacer por ayudar a sus padres, más que preocuparse.

Con aquel último y amargo beso, se despidió del kazajo y salió de su casa. Durante el viaje en metro simplemente se quedó mirando la ventanilla contraria, viendo su reflejo ligeramente demacrado, aunque había descansado perfectamente la noche anterior. Le esperaban días muy largos, pero no le molestaba en absoluto pensar eso si es que lo hacía por Otabek. Él sabía perfectamente que, si las cosas hubieran sido al revés, el kazajo habría hecho exactamente lo mismo. Era así como funcionaba el amor, ¿no? No bastaba con hacer tonterías como besarse o caminar juntos de la mano. En el fondo, las cosas verdaderamente importantes de una relación eran aquellas. Estar el uno para el otro cuando más se necesitaban. Y eso era justamente lo que iba a demostrarle a su pareja.

Cuando llegó a casa, se encontró a Yakov y Lilia preparando juntos la comida. Los dos se sorprendieron de verle allí, ya que esa misma mañana les había informado de que pasaría el día con Otabek. El ruso no se fue por las ramas y fue directamente al grano: les explicó que los padres de su compañero estaban en una situación muy crítica y que se marchaba con él a Kazajistán para estar a su lado. Yakov fue el primero en gritarle si se le había ido la cabeza pero, francamente, a Yuri le dio igual que lo hiciera. Ya contaba con ello igualmente. Sabiendo que no tenía tiempo ni ganas como para discutir, les informó de que no iban a poder pararle y se metió en su cuarto para hacer la maleta, dejándolos a los dos con la boca abierta hasta el suelo.

Yuri cogió la más grande que tenía y metió todo lo que le cupo. No sabía cuánto tiempo iba a estar en el extranjero, así que no se podía arriesgar. Ropa ligeramente menos abrigada que la que usaba en Rusia, pero teniendo en cuenta que todavía era marzo. Sabiendo que si pasaba un mes o dos llegaría la primavera, también metió algo más ligero. No le sorprendería que aquel cacharro pesase veinte kilos, pero iba a facturarlo igualmente así que no era un problema. Dentro también llevaba cosas de higiene personal, zapatos y algún que otro utensilio como su propio ordenador y cargadores. Los patines, ropa de entrenamiento y todo lo relacionado con eso, iban en una bolsa de deporte aparte que podría llevar en cabina, suponía.

En menos de una hora ya se había asegurado de que todo estaba perfectamente listo y de que no se dejaba nada importante. Sin mucho miedo a una nueva discusión, salió fuera con todo ya cargado. En la puerta de la casa, tan solo lo esperaba Lilia, con los brazos cruzados. Yuri se acercó a ella hasta que quedaron cara a cara y la mujer luego descruzó los brazos para abrazarle, lo cual lo dejó ligeramente desconcertado. ¿Se estaba despidiendo de él sin decirle que era un idiota por marcharse? Parecía ser que sí, aunque no dejaba de ser impactante.

A Yakov se le pasará en unos días —. Le dijo, bastante convencida. Después le dio instrucciones de que llamara todos los días para informar sobre él y sobre su situación. También le hizo prometer que practicaría ballet por su cuenta y que lo grabaría con su móvil para pasárselo, mínimo tres veces por semana. Y que convencería a Yakov para hacer algo parecido con el patinaje. Lilia también prometió pensar en los puntos a pulir sobre sus coreografías, para completarlas. A Yuri le sorprendió todo aquel despliegue de generosidad y comprensión, pero no iba a quejarse, ni mucho menos. Al contrario, se sentía agradecido con ello —. Ve con él —. Fue lo último que le dijo, antes de volver a abrazarle. En ese momento, Yuri tuvo la extraña impresión de que la mujer sabía perfectamente qué era lo que estaba pasando entre él y Otabek, aunque no dijo nada.

Yuri volvió a subirse al metro y puso rumbo a casa de Otabek. Cuando llegó, no habían pasado más que dos horas desde que se había marchado por primera vez. Sin embargo, cuando estaba a punto de llegar a su bloque, se dio cuenta de que eran pasadas las tres de la tarde, y que seguramente ninguno de los dos había comido. Otabek no habría pensado en alimentarse, lo más probable, así que Yuri se dio una vuelta por aquella manzana hasta que descubrió un tailandés con servicio para llevar. No era su cosa favorita en el mundo pero al menos tendrían algo que llevarse a la boca.

Eso lo retrasó al menos quince minutos, pero al final llegó a casa de Otabek, agotado de arrastras tantas bolsas y maletas, y entró. Lo dejó todo menos la comida junto a la entrada y se adentró hasta donde estaba el sofá. No le sorprendió verle allí, así que se acercó, se arrodilló frente al mueble para quedar a su altura y le dio un beso en la mejilla a modo de saludo —. Te traigo la comida —. Le informó, levantando la bolsa para que la viera.
CON beka, Apartamento




pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1444

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Sáb 1 Jul - 14:27

The wheel breaks
the butterfly
Otabek estaba realmente en un shock. Si hubiera podido teletransportarse, hubiera estado allí en el mismo momento en el que escuchó a su hermana llorar. Pero le resultaba extremadamente frustrante tener que esperar hasta la medianoche para poder llegar a Almaty y poder abrazar a Aiman. Sólo podía quedarse sentado e imaginar, frustrarse más, sentirse patético. Nunca se había sentido así en su vida, era algo que lo dejaba completamente congelado. No supo exactamente cuanto tiempo se quedó de esa manera, pero el tiempo pareció congelarse para el kazajo.

Cuando escuchó la puerta abrirse, se sentó de mejor manera en el sofá, enfocando su vista en Yuri y su maleta. No había querido meterlo en aquel asunto tan turbio y triste, pero que él se hubiera metido solo de alguna manera, lo conmovía. Lo quería, de verdad que lo hacía. Y adoraba que se implicara de manera con él. Nunca se lo agradecería demasiado. Otabek recibió el beso del rubio en su mejilla de buena gana; realmente necesitaba ese cariño y esa ayuda para seguir adelante. Alguien que lo empujara porque por primera vez, Otabek no sabía hacia donde ir. Si perdía a sus padres, ¿que le quedaría? Tendría que abandonarlo todo. Él intentó sonreírle de todas maneras.

No tendrías que haberte molestado. ¿Sabes cuanto dinero te debo ya?— Comentó, quizás con algo de tono divertido en su voz. Acercó su mano al cabello rubio de Yuri, acercando su rostro al suyo, besando de igual manera su mejilla.— Gracias.— Le susurró, a pesar de que sentía que no podía tragar nada, que el apetito lo había abandonado por completo, era verdad que necesitaba alimentarse. No había desayunado nada y no era bueno que pasara hasta el día siguiente sin comer nada. Otabek se levantó del sofá, sintiéndose ligeramente entumecido. Se acercó a la cocina y cogió un par de platos y algo para beber, disponiéndose a tomar aquella comida con el ruso antes de tener que terminar su maleta y de que el tiempo de ir a facturarlo todo llegara.

Siento no ser una buena compañía ahora mismo, Yura.— Le dijo, mirándolo por un momento, con una mirada triste y decaída. No podía evitar pensar que estaba poniendo mucho peso sobre el rubio, que tenía que alentarlo a pasar por todo aquello. Siempre había dado la imagen de alguien fuerte e impasible, serio, pero la verdad es que las cosas dolían más de lo que la gente podía pensar. — ¿Cómo ha ido con Lilia y Yakov?— Preguntó, después de un hondo suspiro. Estaba cansada de autocompadecerse.
CON YURIO, Apartamento




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2287

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Dom 2 Jul - 0:40

The wheel breaks
the butterfly
Yuri alzó la cabeza y permitió, de buena gana, que el otro le besara en la mejilla. Sin embargo, cuando habló, el ruso alzó ligeramente una ceja y le miró con una mueca incrédula —. ¿De verdad vas a preocuparte por eso ahora? —. Preguntó, con un poco de ironía —. No tienes nada que agradecerme —. Añadió, esta vez de forma totalmente sincera.

Cuando Otabek se metió en la cocina para traer algunos utensilios, Yuri se sentó en el sofá y comenzó a sacar cuidadosamente de la bolsa la comida. Las cajas todavía estaban calientes, y tenía que reconocer que olían demasiado bien. Aunque claro, a lo mejor simplemente era el hambre hablando por él. Cuando el kazajo volvió, le dejó un sitio y le ayudó a dejar las cosas sobre la mesa.

Lo que dijo después le hizo mirarle tiernamente, con una mueca un tanto apenada en los ojos —. Beka, no tienes la culpa de nada de lo que ha pasado, y entiendo que estés preocupado por tu familia —. Yuri nunca había tenido una familia en sí. Siempre habían sido él y su abuelo. Sin embargo, era bastante sencillo hacerse una idea de cómo debía de estar pasándolo Otabek. Tan solo de pensar en que a Nikolai pudiera pasarle algo, a él le entraba el pánico. Así que, básicamente, no podía culparle de nada.

Pues Lilia y Yakov... Sorprendentemente bien —. Le explicó, tratando de evadir sus pensamientos por un momento. No podía hacer que olvidara lo que estaba pasando con sus padres, pero al menos podría distraerlo un rato —. O sea —. Se apresuró a añadir —. Yakov por supuesto que me ha gritado y que se ha puesto como una furia, como siempre. Pero Lilia lo ha entendido perfectamente. No sé, ha sido raro —. Relató —. Tan solo me dijo que la llamara una vez al día, que practicase y que le pasase vídeos de mis entrenamientos. Y creo que intentará hacer que a Yakov se le pase rápido el mosqueo así que... Sí, mucho mejor de lo que me esperaba.

Después de explicarle aquello, comenzó a picotear un poco la comida que tenía delante. A pesar de que se había sentido muy hambriento al principio, ahora veía un poco complicado eso de tragar alimentos. A lo mejor era porque tenía el estómago revuelto. O tal vez fuera fruto de la preocupación. El caso es que simplemente acabó comiendo un poco de aquí y un poco de allá, esperando que Otabek cogiese más cosas que él.
CON beka, Apartamento




pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1444

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Lun 3 Jul - 14:35

The wheel breaks
the butterfly
Otabek no pudo evitar soltar cierta risa, que no le dejó de sonar amarga, cuando Yuri le preguntó si de verdad se iba a preocupar por eso, precisamente en ese momento. Asintió levemente, pero no dijo nada más. En realidad si que le parecía que tenía que agradecerle. Quizás demasiado. Pero seguramente, como en ese momento, Yuri se quejara por ese agradecimiento, alegando que no tenía por qué hacerlo. Era asi de tozudo. Las palabras del ruso, algo más adelante, le hicieron asentir levemente.

Lo sé.— Comentó, mirándolo, sólo para después desviar su mirada y rascarse un poco la nuca. Sabía que aquello no era su culpa, era normal sentirse así cuando se recibe una mala noticia de ese calibre. Pero realmente se sentía mal porque el ruso tuviera que pasar por todo eso junto a él. Al menos pudo desviar el tema hacia otra cosa para no volver a hablar del tema de sus padres. Otabek terminaba de poner la comida sobre los platos, cuando las palabras de Yuri le sorprendieron. Siempre había sabido que el entrenador de Yuri y Victor siempre se ponía a gritar por nada, pero la que de verdad le resultaba de lo más estricta era Lilia. Y aún así parecía haber sido la más comprensiva de los dos. Al parecer ni siquiera le había pedido demasiadas explicaciones.

Sí, es raro. Siempre pensé que Lilia era la más estricta de los dos. — Comentó, pensando si es que había algo más que la mujer sabía pero no había dicho. Pasando tanto tiempo junto a Yuri, quizás ella tuviera más intuición para darse cuenta de que no eran simplemente amigos. De cualquier modo, al kazajo le servía si no había sido regañado por aquello. Se quedó pensativo por unos momentos, mirando su comida. —Creo que podremos reservar la pista para entrenar sin problemas, así que está bien.— Le comentó, con respecto a los entrenamientos y cosas que deberían hacer si se quedaban demasiado tiempo en Almaty. Así Yuri también podría practicar sus programas y el ballet. Tenía amigos en la ciudad, y desde luego no pasaba desapercibido siendo el héroe de Kazajistan. Serían vistos juntos de seguro, ¿eso no daría lugar a conflictos y rumores? Otabek se llevó algo de comida a la boca y aunque sentía el estómago vacío y agradeció la explosión de sabor en su boca, no sentía nada de apetito.

Tendremos que explicar mucho si nos ven juntos en Almaty, ¿no crees? Me refiero a la prensa o a los rumores que puedan circular.— Especificó. Esperaba que entendiera que Otabek destacaba más en su propia ciudad que alli en Rusia, y claramente Yuri también lo haría. Después de todo se había llevado el oro en el Grand Prix. A él realmente no le importaba, pero eso podía comprometer la privacidad de su relación, y además, poner presión de más encima del kazajo, con todo el asunto familiar que ya tenía.

Otabek respiró profundamente, intentando comer o más bien tragar, lo que había delante de él. Comprendía que no era bueno para su salud no comer. Aún tenía que lidiar con tantas cosas que no sabía muy bien cómo hacerlo; tenía que llamar a Mijail y contarle todo aquello, después el tiempo de espera y enfrentarse a Aiman cuando la viera. Finalmente la visita al hospital y todo lo que eso conllevaría. Tenía que ser fuerte, pero no encontraba su habitual fortaleza por ninguna parte. Espera que Yuri pudiera ayudarlo en eso.
CON YURIO, Apartamento




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2287

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Mar 4 Jul - 13:43

The wheel breaks
the butterfly
Yuri miraba de reojo a Otabek en todo momento, preocupado por saber lo que hacía. Parecía que el otro estaba intentando hacer un esfuerzo por recomponerse del shock inicial, aunque el ruso entendía que era bastante complicado mantener la compostura en una situación como esa.

Lilia es muy estricta —. Confirmó, sin tener que pensárselo mucho —. Pero también es mucho más cabal que Yakov. Creo que ha visto que no podía hacer nada por pararme, así que simplemente me ha dejado ir y se ha asegurado de que no desaparecía sin dejar rastro. Tiene mucho instinto maternal —. Le explicó, encogiéndose de hombros.

Cuando mencionó la pista de entrenamiento, Yuri asintió con la cabeza y le dedicó una pequeña sonrisa. Suponía que los primeros días iba a ser imposible practicar, aunque eso no le preocupaba demasiado. Después de todo, acababa de salir de los mundiales. Se merecía un pequeño descanso entre temporada y temporada. Sin embargo, conforme pasasen las semanas, los dos iban a tener que empezar a ejercitarse de nuevo. Esperaba que Otabek fuese capaz de compaginarlo todo, pues no pensaba dejar que su carrera se fuese al garete. No ahora que había conseguido grandes logros en sus últimas competiciones y que estaba en el punto cumbre de su ejercicio.

Lo veremos cuando estemos allí —. Dijo, simplemente, tratando de que no se agobiase mucho por eso. De momento, lo principal era ver cómo estaban sus padres. Y tener un ojo puesto en Aiman. Yuri siempre había tenido muchas ganas de conocer a la hermana pequeña de Otabek. Sin embargo, ahora desearía que las circunstancias fueran otras.

El ruso siguió comiendo con tranquilidad hasta que las palabras de Otabek le hicieron dejar todo lo que estaba haciendo para mirarle fijamente. Desde luego, no había caído antes en ese detalle. ¿Qué diría la prensa cuando viera a Yuri paseándose por Almaty como si nada? Si ya la habían liado tan solo con un paseo en moto por Barcelona... Sin embargo, aquello era diferente, pues la situación de Otabek no era precisamente la mejor como para soportar las tonterías de las páginas de cotilleos. Era un mal momento personal, y lo último que quería era que el kazajo tuviera que preocuparse por esos sinsentidos.

Seremos discretos —. Le prometió, con un suspiro apenado —. Si me preguntan diré que he ido a pasar las vacaciones post-temporada contigo —. Resolvió, aunque no del todo convencido. Después de algunas semanas, comenzaría a ser sospechoso que Yuri siguiera viviendo e incluso entrenando en una pista que no era la suya —. E intentaremos no llamar demasiado la atención... —. Yuri apartó la vista por unos segundos. No le importaba demasiado que la gente supiera, en algún momento, que estaba con Otabek. No le entusiasmaba que la gente metiera las narices en su intimidad, pero era natural que antes o después se enteraran. Sin embargo, aquella no era la manera en la que le hubiese gustado hacerlo. Al menos mientras la gente de su entorno no lo supiera y tuviera que guiarse por los comentarios en páginas de cotilleo.
CON beka, Apartamento




pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1444

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Mar 4 Jul - 15:22

The wheel breaks
the butterfly
A Otabek le costó imaginar a Lilia como una mujer con instinto maternal; por lo que tenía entendido no había tenido hijos, siempre había estado demasiado dedicada a su vida profesional, y tampoco parecía haber podido encontrar a un buen hombre. Aunque creía que había tenido algo con Yakov en su juventud. Seguramente estaría cogiéndole un inmenso cariño a Yuri, hasta el punto de verlo como una especie de hijo. Al kazajo le gustaba pensar que el ruso tenía esa especie de familia a pesar de que su abuelo estuviera lejos.

Cuando mencionó lo de la pista de hielo, no pensaba realmente en comenzar a entrenar nada más llegar. Seguramente tendría mucho de lo que encargarse y preocuparse, pero sabía perfectamente que necesitaría desfogarse en el hielo. Siempre había pasado horas y horas entrenando sin descanso cuando tenía preocupaciones, sin importarle si se hería o se caía. Cuando Otabek le comentó lo de que podrían ser vistos, no tenía demasiado claro nada en su cabeza. No le importaba que supieran de su relación, y no le importaba lidiar con ello a pesar de la situación que estaba por vivir. Seguramente no echaría cuenta a los comentarios porque su familia era lo primero.

A pesar de que sus padres sabían de su orientación, no había podido contarles de su relación con Yuri, y el ruso tampoco había podido contárselo ni a Nikolai ni a sus entrenadores. ¿De verdad era correcto que se hiciera público antes de que su círculo más cercano se enterase? Otabek suspiró frotando su rostro por un momento, no sabía muy bien qué decir.

Me gustaría no tener que escondernos.— Le dijo, alzando su mirada hacia la contraria. El kazajo buscó su mano, agarrándola con cariño, acariciando levemente el dorso de la mano de Yuri. — Da igual lo que digan, ¿está bien? No tenemos que dar explicaciones a nadie.— Le dijo, con una ligera sonrisa. No quería que se preocupara por él, por cómo él lo llevaría. No le interesaba lo que pudieran decir en esos momentos de los dos, le bastaba con tenerlo a su lado en aquella situación. Otabek se acercó a su pareja y besó levemente sus labios, queriendo transmitirle esos sentimientos a Yuri.

Aunque parecía que ninguno de los dos tenía demasiado apetito, se esforzaron por comer y llenar sus estómagos antes de seguir preparándolo todo. El tiempo pasó y cuando no pudieron más, Otabek suspiró, sintiéndose lleno a pesar de que no había comido tanto como usualmente.— He dejado la maleta a medias, tendríamos que terminarla.— Comentó, echándose por unos minutos en el sofá, descansando. Se sentía algo más animado, o al menos menos ansioso. Aunque sabía que eso empeoraría según se acercaran a Almaty. Golpeó levemente el espacio a su lado para que Yuri se sentara a su lado y así pudo abrazarlo de forma más relajada, acurrucándolo en su pecho y besando su cabello rubio con cariño. No le hacía falta decir nada, simplemente ese pequeño momento de intimidad y tranquilidad le bastaba.
CON YURIO, Apartamento




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2287

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Miér 5 Jul - 12:50

The wheel breaks
the butterfly
Yuri le dedicó una pequeña sonrisa a Otabek cuando este cogió su mano y la apretó. Sus palabras le dieron cierta pena. Si todo hubiese ido bien, seguramente habrían podido ir haciéndolo público poco a poco. Primero la gente con la que convivían en Rusia, luego su abuelo, luego los padres y familia de Otabek... Y en último lugar la prensa, aunque esa podría tardar mucho más en enterarse y tampoco habría pasado nada. Sin embargo, eso ya no era más que una utopía. Ahora no les quedaba más remedio que trabajar con lo que tenían, así que lo único que les quedaba era ir tanteando el terreno y ver cómo evolucionaban las cosas.

Iremos viendo qué pasa, ¿vale? —. Intentó animarle —. A lo mejor no es tan malo como nosotros pensamos. Y, si lo es, ya veremos cómo lo solucionamos. Pero ese no es el principal problema ahora —. Fue lo único que dijo, antes de recibir los labios contrarios sobre los suyos. No sabía qué era lo que tenían los besos de Otabek, que siempre lograban calmarle por muy mal que estuviera. Seguramente era porque le hacían olvidar todo lo que tenía alrededor.

Cuando la comida se acabó, todavía quedaban restos en los platos. Sin embargo, Yuri sabía que ninguno de los dos tenía suficiente apetito como para comer más. Al menos, podía sentirse satisfecho de que Otabek se hubiese llevado algo a la boca. Se lo merecía.

Cuando le hizo una señal para que se acercase, no lo dudó y se sentó justo a su lado. Luego, apoyó la cabeza en su pecho y lo abrazó por la cintura. Sus ojos se cerraron durante unos segundos, disfrutando simplemente de la sensación de estar junto a él. Una de sus manos acariciaba su costado, de arriba abajo, a un ritmo lento y constante —. Claro —. Respondió, en voz baja, intentando que sus ojos no se cerrasen durante demasiado tiempo. No podía dormirse ahora, por muy a gusto que se sintiera —. Te ayudaré a terminarla. ¿Cuánto tiempo nos queda?
CON beka, Apartamento




pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1444

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Miér 5 Jul - 22:10

The wheel breaks
the butterfly
Yuri tenía toda la razón cuando decía que aquel no era el amyor de sus problemas en esos momentos. Ni mucho menos. No quería pensar en todo lo que venía por delante, realmente no quería. Tenía en ucneta que lo más seguro es que no pudiera dormir e aquel avión, ni aquella noche, o quizás la presión hiciera caer finalmente su cuerpo. Nunca había recurrido a ningún medicamente para alentar el sueño, pero quizás esa vez debiera de hacerlo. Pensar en que dentro de poco tendrían que salir hacia el aeropuerto cuando aún quedaban más de dos horas de espera lo ponía realmente nervioso.

No era alguien impaciente, pero en aquella situación podía permitírselo. Buscaría por aquellos regalos que siempre le llevaba a Aiman de sus viajes por el mundo, e intentarían pasar desapercibidos para que nadie los acosara en ese tiempo. Agradecía estar con Yuri, porque estaba seguro de que el rubio pondría todas sus fuerzas en intentar entretenerlo y alejarlo de los malos pensamientos. Sus preocupaciones se alejaron un poco de su mente y su corazón cuando sintió como el ruso se acurrucaba a su lado, abrazándolo y relajándose con él.

Se sintió tranquilo cuando sus manos acariciaron sus costados, cuando su calidez invadió su cuerpo en tensión. Sólo pudo abrazarlo y acariciarlo por igual, llenándose de la fragancia de su cabello. Le hubiera gustado quedarse así por horas, pero no podían. La voz de Yuri parecía cansada y notaba como su cuerpo se relajaba más de lo normal. ¿Estaría cansado? Siempre podía descansar en el avión, auqnue no tardarían en acostarse después de llegar a Almaty. Por supuesto, pensaba dormir con el joven ruso, aunque quizás Aiman necesitaría más al kazajo en esas noches de incertidumbre. La pregunta de Yuri lo trajo de nuevo a la realidad, y miró el reloj de muñeca que llevaba.

Una hora, más o menos.— Comentó, en voz baja, acariciando con cariño su cabello.— ¿Tienes sueño? Estoy seguro de que podrás dormir un poco en el avión.— Le propuso porque, aunque le gustaría satisfacer sus deseos y dormirse con él allí mismo, las circunstancias eran bien distintas del resto de días en el que hacían ese tipo de cosas tranquilamente. Después de un buen rato de esa tranquilidad, Otabek respiró profundamente.— Vamos, al final terminaremos por no movernos.— Bromeó el moreno, apartando ligeramente al rubio de su lado, besando su frente como muestra de cariño.

Se levantó y se estiró para desentumecer sus músculos, y recogió de forma rápida los restos de comida y los platos, sólo para después subir a la planta superior y terminar de meter cosas como, algunos libros, zapatos y su ropa de deporte, sus patines.. cosas que creía que realmente necesitaría. En su casa también tenía ropa pero aún así decidió llevarse también la que tenía en Rusia, exceptuando la más abrigada. En Almaty también hacia frío, pero no podía compararse con San Petersburgo. En un rato lo tuvieron todo terminado; sólo les quedaba ir al aeropuerto. Poco a poco se acercaba al destino que no quería afrontar.
CON YURIO, Apartamento




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2287

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Dom 9 Jul - 20:23

The wheel breaks
the butterfly
Yuri se mantuvo relajado durante unos segundos más, disfrutando de aquella cálida y reconfortante sensación que era estar en los brazos de Otabek. Sin embargo, sabía que la situación no podía ser eterna. Pronto deberían moverse para ultimar las cosas y poner rumbo hacia el aeropuerto. El ruso habría querido poder saltarse todo ese proceso, chasquear los dedos y aparecer de pronto en Almaty. Sin embargo, eso era imposible.

Cuando el otro habló, Yuri hizo su mejor esfuerzo por separarse suavemente de él y mirarlo a los ojos. Aceptó su beso en la frente con una sonrisa y luego se estiró, aunque todavía sentado en el sofá. En silencio, simplemente observó cómo el otro recogía lo poco que habían manchado. Luego, no dudó en ponerse en pie y dirigirse hasta el dormitorio del chico, donde suponía que estaba acabando la maleta. Por supuesto, le ayudó a ultimar las pocas cosas que le quedaban por empaquetar.

¿Estás seguro de que no te dejas nada importante? —. Le preguntó, con cierto cariño, mientras veía que cerraba definitivamente la maleta. Eso no sería demasiado traumático porque, después de todo, Otabek estaba poniendo rumbo a su casa y allí tendría igualmente todo lo que necesitaba. Pero por si acaso. Yuri sabía perfectamente que los siguientes días iban a ser movidos y mejor tenerlo todo bajo control, para no tener que preocuparse por nada más que lo esencial.

Cuando parecía que estaba todo hecho, bajaron de nuevo al comedor y se acercó a las maletas que habían dejado en la entrada. Ya había llegado la hora que tanto temía —. Deberíamos llamar a un taxi —. Recapacitó, viendo la inmensa mayoría de cosas que llevaban encima. Era físicamente imposible que pudieran acercarse hasta allí en moto, y el metro sería demasiado engorroso.
CON beka, Apartamento




pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1444

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Dom 9 Jul - 22:32

The wheel breaks
the butterfly
Después de hacer la maleta, el moreno se quedó mirándola por unos segundos. Parecía que empacaba su vida de nuevo, como cuando cambiaba de país cada año en cada competición. Otabek no quería marcharse de Rusia, le gustaba el ambiente, su entrenador y más aún estar cerca de Yuri. No se iba para siempre, pero aún así ese fue el regusto amargo que se le quedó en el cuerpo. La pregunta del rubio lo devolvió a la realidad y asintió levemente.

Creo que no, aún así, allí también tengo ropa y equipo de patinaje.— Comentó, ya que era lo más importante que podría olvidársele, aunque recordaba haberlo metido todo sin problemas. Otabek también había preparado una pequeña mochila para llevarla en el avión, con un libro y algo para escuchar música, aunque dudaba que pudiera concentrarse en esas cosas. Bajaron la maleta hasta el piso de abajo; ya llegaba la hora, así que no tardarían en salir. Otabek asintió a las palabras de Yuri y sacó su móvil para llamar al servicio de taxis, pidiendo uno para su localización específica, dirección aeropuerto. Ambos bajaron las maletas hasta la calle, esperando bajo la fría tarde de Rusia por el taxi que los llevaría hacia su destino.

El kazajo mensajeó a Aiman, en un intento de tranquilizarla, diciéndole que ya quedaba menos para que pudieran verse. También tecleó el número de Mijail y le contó que se ausentaría de Rusia por asuntos personales, aunque no le contó el por qué, prometió hacerlo pronto. No quería volver a decirlo en voz alta, al menos hasta que supiera cómo estaba todo en Almaty, cómo estaban sus padres. El taxi no tardó demasiado en llegar, pero en cuanto se sentó en su interior, comenzó a sentir su cuerpo tensarse. Esa sensación no se le quitó de encima y se sentía más callado que de costumbre. Lamentaba estar así, pero no podía animarse del todo sabiendo que su condición era realmente mala. Al llegar al aeropuerto, lo primero que hicieron fue facturar las maletas para que no les molestaran en las horas que le quedaban esperando allí; la verdad es que era un engorro moverse con todo aquello en un lugar tan lleno de gente.

No sabía realmente que hacer en esas horas muertas que les quedaban antes de moverse al avión, así que decidió cotillear las tiendas de la zona.— Voy a mirar las tiendas, ¿quieres venir?— Le preguntó al rubio, queriendo tomar su mano, pero sin atreverse del todo porque aún estaban en Rusia después de todo; Yuri era más que conocido allí, aunque no es que el público del patinaje sobre hielo fuera tan grande como el del futbol por ejemplo.— A Aiman le gustan mucho las bolas de nieve, siempre intento llevarle alguna de cada país al que voy.— Le comentó, con una ligera sonrisa. Nunca le había llevado una de Rusia, así que quizás sería un buen recuerdo. A la pequeña le encantaba ver como la nieve caía sobre el pequeño edificio en el interior del cristal, quizás imaginando que se encontraba allí. Tenía muchísimas ganas de abrazarla.
CON YURIO, Apartamento




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2287

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Dom 9 Jul - 23:28

The wheel breaks
the butterfly
Yuri notó a Otabek mucho más callado que de normal mientras iban de viaje hacia el aeropuerto. Por eso mismo, decidió respetar su intimidad y no insistir demasiado con el tema que sabía que tanto le dolía. En su lugar, simplemente se dedicó a mirar por la ventanilla del coche las grisáceas calles de San Petesburgo, a la espera de que por fin llegasen a su destino. Aquellas horas se iban a hacer largas, pero esperaba que no hubiese demasiadas colas para facturar. Lo último que quería era que el kazajo se estresara allí dentro. Ya tenía bastante con lo que tenía.

Por suerte, una vez dentro del edificio, consiguieron avanzar más o menos con fluidez. Todavía quedaba un buen rato para embarcar cuando ya habían facturado todas sus cosas, de modo que a Yuri tan solo le quedaba una mochila de viaje colgada al hombro. Por un momento, pensó que el otro simplemente querría sentarse en la puerta de embarque y relajarse un rato. Sin embargo, lo acabó sorprendiendo con aquella petición.

Claro, voy contigo —. Respondió, sin ni siquiera tener que pensárselo. Estaba un poco cansado, sí, pero no quería dejar a Otabek solo ni un instante. Además, dar una vuelta por las tiendas les entretendría durante un rato al menos —. ¿Las colecciona? —. Preguntó, curioso, cuando mencionó lo de las bolas de nieve. A Yuri siempre le habían parecido un souvenir muy bonito, pero también un poco inútil. Sin embargo, era algo bastante típico.

Cuando se adentraron en una tienda que parecía tener decenas de ellas, el ruso miró con una pequeña sonrisa todas y cada una de las que tenía delante. Algunas eran realmente cutres, con edificios emblemáticos de la ciudad hecho con muy mal gusto, pero otras había que reconocer que eran preciosas.

Uhm... —. Murmuró, por lo bajo, mientras miraba alguna que pudiera gustarle a Aiman. Sin embargo, no conocía tanto a la joven como lo hacía su hermano —. ¿Encuentras alguna para ella? —. Preguntó al final, rindiéndose en su hazaña. El más indicado para elegirla era, desde luego, Otabek. Por eso, se acercó a él y miró por encima de su hombro las que estaba observando en ese momento.

Sin embargo, una llamó su atención al instante. Posiblemente, la más original y la más bonita que había visto hasta ese momento —. Eh —. Dijo, sin poder contenerse, para llamar la atención del otro —. ¿Qué te parece esta? —. Era una un poco más grande que las demás. Muy sencilla, con tan solo la imagen de una bailarina de ballet en el centro. Su pose era estilizada, y era una obra realmente bella y delicada. Aiman había comenzado a bailar hacía poco, ¿no? ¿Qué mejor que aquello para animarla a continuar y que no se rindiera?
CON beka, Apartamento




pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1444

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Lun 10 Jul - 15:27

The wheel breaks
the butterfly
Otabek sonrió un poco cuando Yuri aceptó ir con él, aunque pensó que quizás estuviera demasiado cansado, aún así no dijo nada y lo acompañó. Su pregunta le hizo recordar las primeras veces que tuvo que marcharse de Almaty.— Cuando empecé a patinar ella era muy pequeña, siempre lloraba cuando me iba así que pensé en comprarle algo. Puede que después se entusiasmara en coleccionarlas todas.— Comentó, con una leve sonrisa nostálgica. Quizás sólo las coleccionara porque era algo que su hermano le regalaba. Quizás no le gustaran realmente pero las aceptara porque le recordaban al kazajo. De cualquier manera, él disfrutaba de ver su sonrisa y ver cómo las colocaba todas juntas en su habitación, con una sonrisa.

Ambos patinadores visitaron varias tiendas, una de ellas completamente llena con ese tipo de souvenirs, de distintas formas, tamaños y figuras. Después de un rato buscando por separado, las palabras de Yuri le hicieron quedarse algo pensativo.— No, todas son muy.. ¿cómo decirlo? típicas.— Comentó. Siempre había intentado llevarle a Aiman las más originales, saliéndose de lo típico de edificios emblemáticos de los países. Mientras Otabek seguía mirando, pensando que tendría que rendirse y coger alguna de todas ellas, el ruso se le acercó con una bola algo más grande que las demás, pero con una preciosa bailarina en su interior, llenándose poco a poco de los pequeños copos de nieve. Otabek la tomó entre sus manos, observándola de cerca, y no pudo evitar que una sonrisa se formara en su rostro.

Es preciosa Yuri.— Le dijo, alzando su mirada a la contraria, agradecida.—Creo que le gustara más cuando le diga que tu la elegiste.— Le dijo, medio divertido. Por supuesto, le diría que Yuri le había ayudado a elegirla y que él le había traido la ganadora. Estaba seguro de que esa sería la reina de la colección, porque había sido elegida por su hermano y por un famoso patinador. Otabek se acercó levemente al ruso, llevando sus labios al cabello rubio del contrario, dejando un leve beso en su cabeza. No había nadie cerca, podía ser peligroso, pero sentía que necesitaba su cercanía, su aroma.

Gracias.— Le agradeció.  El kazajo no dudó en comprarla, a pesar de que eso significaba que ya no tenían nada más que hacer hasta que llegara la hora de embarcar. Llegaron a la puerta de embarque, donde tomaron asientos para esperar. Otabek suspiró profundamente y miró al techo del aeropuerto, cansado físicamente.— ¿Quieres hacer algo más?— Le preguntó, por si quería ir a comprar alguna bebida o snack, aunque todavía les quedaba un buen rato de espera, no tenían mucho que hacer en un aeropuerto.
CON YURIO, Apartamento




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2287

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Lun 10 Jul - 20:06

The wheel breaks
the butterfly
Yuri se sintió satisfecho cuando vio que el otro aceptaba la bola de nieve. Suponía que no la habría cogido si no pensase que a su hermana le iba a gustar, de modo que eran buenas noticias: al menos no estaba tan alejado de los gustos de Aiman como él se pensaba. A lo mejor eran más parecidos de lo que creían, aunque las circunstancias tampoco eran las mejores como para hacer la prueba. Suponía que se iban a tener que conocer poco a poco.

Yuri esperó pacientemente a que el otro adquiriera la bola y luego se acercó de nuevo con él a las sillas. Se sentó a la continua a Otabek y, tras unos segundos, cogió su mano estrechó sus dedos suavemente. Sus yemas le acariciaron de manera distraída —. No, estoy bien —. Le dijo, en voz baja. Sus ojos se alzaron hacia los oscuros del otro, con una expresión un tanto preocupada —. ¿Necesitas alguna cosa? —. Preguntó, con una pequeña sonrisa que intentaba infundirle ánimo.

Le habría gustado poder besarle, sentarse en su regazo y abrazarle durante todo el tiempo que estuvieran esperando al avión. Sin embargo, sabía perfectamente que no podía hacer eso sin llamar la atención. No había indicios de que, de momento, los hubieran reconocido, pero podría pasar en cualquier momento, y más si se ponían escandalosos. No sería la primera vez que alguna de sus fans le saltaba encima sin que él supiera ni de dónde había salido, y no quería eso ahora.

En su lugar, simplemente apoyó la cabeza ligeramente en su hombro y se acercó a él lo máximo que las sillas separadas por el reposabrazos le permitían —. ¿Te ha dicho algo nuevo Aiman? —. Le preguntó suavemente, un poco asustado por si le incomodaba. No quería que pensase demasiado en aquello, pero también le preocupaba bastante la situación de los dos hermanos y, sobre todo, de sus padres.
CON beka, Apartamento




pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1444

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Página 7 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.