Últimos temas
» Shine like the sea on summer
Hoy a las 11:25 pm por Choco

» 29. Exposed
Hoy a las 11:20 pm por Nightingale

» 52. Fellows
Hoy a las 11:16 pm por Nightingale

» Love's such a delicate thing
Hoy a las 11:00 pm por Choco

» You like guys, I'm a guy
Hoy a las 10:55 pm por Choco

» Business of Misery
Hoy a las 10:51 pm por Choco

» Two hidden hearts.
Hoy a las 9:57 pm por Plpp56

» >> we could be more than just amazing.
Hoy a las 7:56 pm por MissChief

» ♫ Fall in love with a woman who deserves you
Hoy a las 7:56 pm por Dornish sun

» It's raining love
Hoy a las 7:33 pm por Natzabel

» In your hands, I weaved our tragedy
Hoy a las 6:34 pm por Magik

» Now you belong to me
Hoy a las 6:32 pm por Magik

» 3-Everything gets better with coffee
Hoy a las 6:09 pm por Storm Queen

» > Awesome Mix Vol. 1
Hoy a las 5:44 pm por MissChief

» Headed for the crown♕
Hoy a las 4:01 pm por Kensington

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project
function selectCode(e) { var doc = document , text = $(e).closest("dl").find(".cont_code,code").get(0) , range, selection ; if (doc.body.createTextRange) { range = document.body.createTextRange(); range.moveToElementText(text); range.select(); } else if (window.getSelection) { selection = window.getSelection(); range = document.createRange(); range.selectNodeContents(text); selection.removeAllRanges(); selection.addRange(range); } }; $(function(){$("dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd.code, dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd > code").closest("dl").find('dt').append('Seleccionar')});

Ice soldiers.

Página 9 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Miér Ene 04, 2017 11:59 pm

Recuerdo del primer mensaje :


ICE SOLDIERS
Tras los nervios, las presiones, los miedos y la adrenalina de un Gran Premio, es complicado controlar los sentimientos. Meses y meses de esfuerzo para culminar una tarea que ahora ha tocado a su fin. Cada patinador volverá a su hogar para prepararse de cara a la siguiente temporada, y luego volverá dando lo mejor de sí mismo.

Al bajar del podio como campeón mundial de patinaje artístico, a Yuri aún le queda enfrentarse con una realidad que poco o nada tiene que ver con el hielo. Periodistas, preguntas incómodas, fotografías con personas a las que jamás volverá a ver y felicitaciones que realmente no estaba buscando. Solo una única cosa es de verdadera trascendencia: los ojos marrones que le perforan desde la distancia.
OTABEK ALTIN
18 | patinador kazajo | amidamaru
YURI PLISETSKY
15 |patinador ruso | novocaine

CS | YURI!!! ON ICE | 1 X 1




pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1501

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Mar Dic 05, 2017 11:30 pm

The wheel breaks
the butterfly
Aquella vez, todo se sintió mucho más natural que unos meses atrás. A lo mejor era porque se había acostumbrado a los brazos de Otabek alrededor de su cuerpo como si fueran una parte más de él. Eso le dio más confianza para seguir sus pasos, su ritmo. Incluso permitió que le levantara un par de veces, esta vez agarrándose con más fuerza a su cuerpo. Había una confianza que no había existido en aquella primera ocasión. Una compenetración que casi le hacía sonreír al pensarlo.

Por un momento, casi tuvo la sensación de que todo estaba bien. Trató de olvidar todas las cosas terribles que habían pasado en tan solo dos días y simplemente se dejó llevar por el momento. Había algo en el hielo que se le hacía sentir seguro, libre y feliz. Aunque, posiblemente, su cercanía a Otabek también jugaba un buen papel en todo aquello.

Lo recuerdo —. Respondió simplemente, frunciendo ligeramente el ceño. Casi parecía que había pasado una eternidad de todo aquello, pero lo cierto era que no tanto. En realidad, no llevaba con Otabek ni siquiera un mes de su vida, aunque a veces pareciera mucho más por la forma en la que se sentía a su lado —. Es un verdadero inútil —. Añadió, con una de sus sonrisas torcidas. No odiaba tanto a Viktor como aparentaba, pero dudaba que le fuera a perdonar aquello durante mucho tiempo. A lo mejor, dentro de unos años tan solo sería una historia cómica que contar. Sin embargo, en el momento en el que había sucedido, casi que podría haberlo matado. Se habrían ahorrado tantas cosas si el capullo de Nikiforov no los hubiera interrumpido aquel día...

Cuando vio que Aiman salía, Yuri decidió separarse Otabek y salir también con ella. Estuvo un rato conversando con la niña mientras se quitaba los patines, y le prometió ayudarla con sus estiramientos de ballet. Los dos se pusieron a entrenar fuera de la pista y, aunque Yuri estaba más pendiente de Aiman que de ninguna otra cosa, podía oír el ruido demasiado alto de las cuchillas de Otabek chocando contra el suelo. Trató de no preocuparse demasiado con ello mientras aguantaba las piernas de Aiman o la ayudaba a extender su espalda. Sin embargo, soltó a la niña de golpe cuando escuchó un fuerte golpe contra el suelo.

Al girarse, se encontró al kazajo inmóvil contra el suelo y su estómago dio un vuelco —. ¡Beka! —. Gritó, mientras se ponía a duras penas de nuevo los patines y se metía con ellos en la pista, prácticamente sin acabar de abrocharlos. Cuando llegó a su posición, se dejó caer de rodillas contra el suelo, aunque el frío fuera casi infernal —. Beka —. Repitió, esta vez en un tono más calmado —. ¿Te has hecho daño? —. Su voz sonaba realmente angustiada mientras colocaba sus manos en los hombros y lo zarandeaba ligeramente.
CON beka, Apartamento




pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1501

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Jue Dic 07, 2017 1:30 am

The wheel breaks
the butterfly
Había sido un estúpido, sin duda. Se había dejado llevar por todos los malos sentimientos que guardaba en su interior: la tristeza, la ira, la impotencia, la incertidumbre, el miedo.. y había descuidado sus movimientos. Ni siquiera le había importado. Aquel deporte podía ser muy peligroso si no se tomaba en serio; la gente creía que era muy fácil aterrizar sin peligros, pero la verdad es que era muchísimo más fácil matarse de una mala caida que de cualquier otra cosa. Cuando su vista se nubló y sintió tambalearse el mundo, aquel mal sonido del hielo al no recibir bien la cuchilla, su corazón comenzó a latir con fuerza. Sintió su cuerpo chocar contra el hielo en el primer impacto y le dolió, pero después se sintió rodar y finalmente el golpe contra la valla que le cortó la respiración en el pecho.

Se sentía dolorido, pero por suerte no tenía nada roto o en riesgo de lesión. Al menos eso esperaba porque no sentía un dolor demasiado fuerte. Quizás le dolía algo más la espalda por el golpe contra la valla, pero por lo demás podía decir que se encontraba bien. Se sentía congelado por el contacto de la piel de sus brazos y su cara contra el hielo y se sentía confuso y mareado por el golpe. Pero aún así escuchó con claridad la voz de Yuri; estaba angustiado y preocupado y aunque no le dio tiempo a alzar la mirada, sintió la vibración rápida del hielo, cómo el ruso acudía corriendo a su lado. Otabek mantenía los ojos medio abiertos, sin centrar su mirada en nada y viendo aún algo borroso. Pero cuando el rubio lo zarandeó levemente, el kazajo reaccionó.

Estoy bien.— Le dijo, a media voz, mientras intentaba incorporarse. Yuri le ayudó en esa tarea, y Otabek acabó sentado en el hielo frente al rubio.— Sólo me duele un poco la espalda, por el último golpe.— Se echó el cabello hacia atrás, frustrado. Su ceño se fruncía sin su permiso y le molestaba. No sabía donde meter todos aquellos malos sentimientos y lo peor es que sentía que no se podría deshacer de ellos en un largo tiempo. Al menos hasta que se solucionara todo aquello. Y no quería que Yuri tuviera que aguantar todo aquello. Cuando centró su mirada en su pareja, aún pudo ver esa mirada preocupada y la angustia que desbordaba sus ojos.

El kazajo alargó una mano para acariciar su mejilla, sintiéndola cálida al contacto con su mano fría y suspiró profundamente. Se acercó a él hasta apoyar su frente en la ajena con cariño.— Siento haberte preocupado, Yuri.— Susurró.— No sé que hacer con esta situación, no sé cómo llevarlo.— Otabek casi nunca hablaba de sus sentimientos, aún menos de sus preocupaciones o miedos. Siempre daba la imagen de alguien fuerte que puede con todo, pero la verdad es que aquello le estaba sobrepasando. Y no sabía cómo seguir hacia delante. Y lo peor es que lo estaba arrastrando con él.— Soy un desastre.
CON YURIO, Almaty




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2308

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Lun Dic 25, 2017 7:45 pm

The wheel breaks
the butterfly
Yuri se tranquilizó poco a poco. Parecía ser que el otro se encontraba bien pero, aun así, no le gustaba nada que hubiera hecho aquello. La situación ya era demasiado complicada como para que a él también le pasase algo malo. Y peor aún delante de su hermana, que ya se encontraba mal como para tener todavía más motivos por los que preocuparse.

Por eso mismo, miró al otro con los ojos ligeramente entornados y, aunque quería abrazarle y decirle que todo iba a estar bien, sabía que no podía dejar aquello correr. Por eso mismo, se acabó separando de su frente para poder mirarle cara a cara con una mueca de reprobación —. Qué te creías que estabas haciendo, Otabek —. Le recriminó, cruzando los brazos delante de su pecho —. ¿Sabes que podrías haberte hecho daño? ¿Qué crees que pasaría si te lesionas ahora, uhm, justo a principio de temporada? ¡No podrías programar nada! Y, lo que es peor, tu hermana ya está suficientemente inquieta como para tener más motivos por los que preocuparse —. Yuri tan solo descruzó los brazos para levantar su dedo índice y apuntar de manera acusadora al otro —. No vuelvas a hacer ninguna estupidez o te prometo que no volveré a dejar que entres a una pista de hielo, ¿te queda claro?

Bueno, aquellas palabras no eran demasiado diferentes a las que Lilia o Yakov le habrían dedicado a él si hubiera hecho lo mismo. Yuri se preocupaba por Otabek y no quería que le pasase nada malo. Sabía perfectamente que su situación era demasiado complicada y que, de haber estado en su lugar, su reacción habría sido más o menos la misma. Pero esa no era la cuestión ahora.

El joven suspiró ligeramente antes de levantarse y tenderle la mano al otro para ayudarle a que hiciera lo mismo —. Dónde te has hecho daño —. Le preguntó, todavía con un tono un poco seco —. Voy a ver si te has hecho alguna herida. Vamos fuera —. Cuando el kazajo se puso en pie, tiró ligeramente de él para patinar hasta la salida. Allí los estaba esperando Aiman, visiblemente asustada, pero poco más. Al menos Otabek parecía ser que estaba bien.
CON beka, Apartamento




pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1501

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Miér Dic 27, 2017 8:38 pm

The wheel breaks
the butterfly
Las palabras de Yuri lo golpearon duramente. No esperaba que ese tipo de discurso se le echara encima en ese momento. No era una reprimenda lo que necesitaba en esos momentos. Otabek lo miró por un momento cuando el rubio se separó, con sus ojos dolidos por la respuesta de su pareja, sólo para desviar la mirada del ruso después. Comprendía por qué lo hacía, comprendía que no había estado bien haberse dejado llevar, comprendía todo lo que él estaba diciendo. Pero necesitaba apoyo, no palabras duras sobre él. No solía abrir su corazón a nadie, y hacerlo y recibir aquello le obligó a volver a cerrarlo. No le importaba nada el patinaje en esos momentos, por él mismo podría haberse roto el brazo o la pierna, que no le importaría. Tenía cosas más importantes de las que preocuparse. Y en esos momentos sentía que había perdido el apoyo que antes sentía que tenía. El único apoyo que tenía.

Sabía que no era la manera de pensar, pero si por aquel accidente sus padres quedaban impedidos o en el peor de los casos, y era algo que no quería imaginar, morían, Otabek tendría que dejar su sueño de patinar. Le aterraba pensar en eso, pero prefirió guardar sus miedos para sí mismo. Después de un breve silencio Yuri se levantó y le tendió una mano. El kazajo la tomó pero no lo miró, no le respondió a sus preguntas. No se encontraba con fuerzas ni sabría que decir. ¿Era muy exagerada la manera en la que estaba pensando? Se encontraba en conflicto, en un profundo dolor y tristeza, había querido desahogarse y por su estupidez se había lastimado, pero eso no quería decir que necesitara una bronca sobre lo que menos le importaba en esos momentos, hacerse daño o no.

Al salir del hielo se sentó en un banco para quitarse los patines y recibió a Aiman en sus brazos; parecía mortalmente preocupada. Otabek acarició su cabello con cariño y besó su coronilla, intentando que se relajara después de aquel susto. Una vez Aiman se calmó, se sentó a su lado y el kazajo se giró y se quitó la camiseta, mostrando su espalda al rubio, que insistía en mirarle.— Sólo es una leve molestia en la espalda.— Su voz sonaba grave y seca, a pesar de que ni siquiera miraba al ruso. Sintió sus manos frías recorrer su piel, palpando por si sentía más dolor. Pero sólo era eso, una molestia. Sintió el ambiente tenso pero lo dejó correr.

¿Por qué no vas a patinar un poco más Aiman? Te veré desde aquí.— Le dijo su hermano, con una leve sonrisa que sólo podría mostrarle a ella en esos momentos. La niña pareció animarse un poco y se ató los patines corriendo para volver a entrar al hielo. De mientras, Otabek se volvió a vestir y observó a su hermana sin decir una sola palabra. Dentro de poco deberían de volver a casa; Otabek debía de deshacer la maleta completamente, sin saber exactamente cuanto tiempo debía de quedarse allí, aunque auguraba mucho tiempo. También tenía que avisar a Mijail; definitivamente los siguientes meses no iban a ser fáciles.
CON YURIO, Almaty




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2308

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Jue Dic 28, 2017 11:35 pm

The wheel breaks
the butterfly
Yuri guió al otro hasta el exterior de la pista e imitó sus movimientos, lanzando los patines a un lado. Sus pies tocaron el suelo con la única separación de los calcetines y, por un momento, sintió un escalofrío recorrerle la espalda. Sin embargo, no perdió el tiempo y se acercó hasta Otabek, examinando cada trozo de su piel con cuidado. Los moretones todavía no iban a salir, necesitaban al menos unas horas más para ver la luz. Sin embargo, pasó las manos por todos los músculos de su espalda para ver si se quejaba en algún punto. Por suerte, y para alivio de él, todo estaba en orden. Al menos en apariencia.

El susto había ido un poco más lejos de lo que había previsto. Seguramente, porque ya se había encontrado sensible de antes. Muchas cosas habían pasado en aquellos dos días, y los nervios estaban a flor de piel.

Sabía perfectamente que Otabek estaba molesto por la pequeña reprimenda que le había echado antes. No hacía falta ser un lince como para darse cuenta de que estaba intentando evitar el contacto visual con él. Por unos momentos, se sintió ligeramente enojado con la situación, pero decidió respirar hondo y dejar por una vez el orgullo de lado. No era el escenario ni había cabida para esa situación.

Cuando Aiman se metió en el hielo y ellos se quedaron solos fuera, Yuri se sentó de nuevo en el banco y se puso las zapatillas de deporte. No pensaba entrar de nuevo a la pista, al menos no por hoy. El silencio de Otabek le quemaba y le inquietaba a partes iguales pero, por otro lado, tampoco era algo que le sorprendiera o que no hubiese podido esperar de él. No era la primera vez que lo veía de aquella forma, de modo que decidió dejarle unos minutos de tranquilidad para que pudiera recomponerse.

Después de atarse con innecesaria parsimonia los cordones, se levantó y se acercó a él, colocándose hombro con hombro. Por unos segundos, guardó silencio y simplemente vio a la pequeña patinar. Por algún motivo, sobre el hielo, le recordaba demasiado a su hermano. No sabía si era un reflejo de familia o si, simplemente, la pequeña había visto demasiados programas de Otabek y ahora estaba intentando imitarlo.

No seas idiota —. Dijo al final, con voz suave, apoyando ligeramente la cabeza sobre su hombro. En circunstancias normales le habría cogido de la barbilla y le habría hecho besarle. Sin embargo, no sabía si aquella era la mejor idea del mundo delante de Aiman.
CON beka, Apartamento




pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1501

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Sáb Mar 10, 2018 1:30 am

The wheel breaks
the butterfly
Otabek no podía más que mantenerse callado. En su mente aún resonaban las palabras del rubio y seguían doliendo. Le daba igual estar siendo exagerado, cabezota o incoherente. Se sentía molesto, necesitado de soledad y de silencio. Cuando Aiman se metió en el hielo de nuevo, el kazajo se agachó para atarse las deportivas y se colocó la sudadera encima, empezando a sentir el frío de la pista. Quería tranquilizarse antes de volver a mirar o a dirigir la palabra al ruso. En lo más profundo, comprendía que aquellas palabras las había dicho porque estaba preocupado por él, pero por mucho que imaginaba la escena a la viceversa, nunca habría actuado del mismo modo. Se preocuparía por su estado físico, pero le preocuparía más las emociones que lo han llevado a desestabilizarse.

No era un niño, comprendía su propio error. ¿Quizás estaba pidiendo demasiado apoyo? ¿Quizás aquello era demasiado para Yuri? Realmente no sabía que pensar. El joven ruso se había visto envuelto en todo aquello demasiado rápido, un asunto demasiado fuerte y turbio. Quizás nunca tuvo que dejar que embarcara junto a él. Otabek sabía que estaba dando demasiadas vueltas a las cosas en su cabeza. Así que se levantó del asiento donde habían estado sentados por unos minutos, se estiró un poco, notando cierta molestia en la espalda a que no dio importancia. Quizás tuviera que ir a un masajista al día siguiente, pero sabía de sobra cómo eran las lesiones y aquella no era una, desde luego. Se acercó a la valla y cruzó sus brazos sobre ella, fijando su vista sobre su hermana, que en algún momento se daba cuenta de que su hermano la estaba observando y le sonreía saludando o también se concentraba más para que el movimiento que quería hacer no le saliera mal delante de los ojos de su hermano.

Por un rato Aiman consiguió que la mente del kazajo se disipara un poco, pero la calidez de su compañero sobre su hombro le vino de improvisto. Su corazón se veía dividido. Quería abrazarlo y fundirse en esa calidez. Pero por otro lado.. no podía decir que estaba enfadado, pero quizás lo que sentía era un poco de tristeza mezclado con decepción. Quizás estaba pensando demasiado las cosas. De todas maneras, delante de Aiman no podía hacer nada. Las palabras del rubio le hicieron suspirar profundamente, fijando su vista en su hermana, sin apartar la cabeza de Yuri de su hombro.

Comprendo que te preocupes por mi. Comprendo que me he dejado llevar por mis emociones.— Confesó él, en voz baja. Casi parecía una reflexión dicho de aquella manera tan seria en la que siempre hablaba Otabek, sin embargo, no había mucho que él quisiera o pudiera decir. No quería seguir aquella conversación, porque prefería que aquellos sentimientos se apagaran con el paso del día. —Pero lo único que necesitaba en ese momento, sobre el hielo, era tu comprensión.— Apuntó, en voz baja, a sabiendas de que él perfectamente podía oirle. No era un reproche, no era una riña. Sólo era lo que él pensaba, con esa voz neutra de siempre, ligeramente triste. Sólo quería que supiera lo que pensaba, aunque antes hubiera salido tan condenadamente mal. Otabek observó como Aiman se acercaba ya a la salida y sacudió su cabeza ligeramente, negando.

Da igual, Yura. No te preocupes.— Murmuró, separándose de él con una mirada gacha, desordenando ligeramente el cabello corto de su nuca. No quería hacerlo sentir mal. ¿Debía callarse lo que pensaba? ¿Tragarse lo que sentía? No lo sabía. Otabek acudió al lado de Aiman y colocó una sonrisa en su rostro para que la pequeña no se alarmase. Tardaron poco en irse después de eso y entre unas y otras cosas, se hizo de noche en la casa de los Altin. Después de una cena más o menos amena, dado que su tia no estaba en la casa, Otabek acostó a Aiman y comenzó a deshacer su maleta mientras Yuri se duchaba. Sería la primera vez en todo el día que estarían solos, pero prefería centrarse en colocar las cosas en sus antiguos lugares que imaginar si la situación iba a ser incómoda o no.
CON YURIO, Almaty




AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2308

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Página 9 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.