Últimos temas
» Why don't we find out?
Hoy a las 6:50 por Party Poison

» La tierra que nos vio nacer [Rakish]
Hoy a las 2:17 por Thyra

» ~ You could be loved again
Hoy a las 0:52 por SapphireDragon

» Death is equal
Ayer a las 23:43 por Arson

» >> We stand for each other.
Ayer a las 19:55 por MissChief

» 35. Innocent
Ayer a las 19:20 por Sonder

» Burning Bridges
Ayer a las 18:43 por Shadows Takes All

» 34. This place is haunted
Ayer a las 18:02 por Sonder

» ☮ I can't save you unless you save me, too
Ayer a las 17:23 por Red

» Petición de Grupos
Ayer a las 16:26 por Nat Xavier

» Confieso que...
Ayer a las 13:55 por Mrs. Sarcasm

» We are doomed to repeat our history
Ayer a las 3:36 por Magik

» > Song of the seven seas
Ayer a las 0:00 por Sheena

» Petición de acciones Admin
Mar 17 Oct - 19:39 por Carrie_B

» Luz, Fuego, Destrucción
Mar 17 Oct - 17:54 por Arson

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

Ice soldiers.

Página 2 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Miér 4 Ene - 23:59

Recuerdo del primer mensaje :


ICE SOLDIERS
Tras los nervios, las presiones, los miedos y la adrenalina de un Gran Premio, es complicado controlar los sentimientos. Meses y meses de esfuerzo para culminar una tarea que ahora ha tocado a su fin. Cada patinador volverá a su hogar para prepararse de cara a la siguiente temporada, y luego volverá dando lo mejor de sí mismo.

Al bajar del podio como campeón mundial de patinaje artístico, a Yuri aún le queda enfrentarse con una realidad que poco o nada tiene que ver con el hielo. Periodistas, preguntas incómodas, fotografías con personas a las que jamás volverá a ver y felicitaciones que realmente no estaba buscando. Solo una única cosa es de verdadera trascendencia: los ojos marrones que le perforan desde la distancia.
OTABEK ALTIN
18 | patinador kazajo | amidamaru
YURI PLISETSKY
15 |patinador ruso | novocaine

CS | YURI!!! ON ICE | 1 X 1




pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1426

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Sáb 8 Abr - 20:21

I don't like surprises
Except for this one
Otabek esperó por una respuesta del ruso y aunque en un principio pensó en decirle en quedar en otro lugar, al ruso no le importó ir hasta allí y por otra parte Otabek tampoco sabía como llegar a otro lugar. Cuando pisaba Rusia por alguna competición no solía ir a hacer turismo, sólo se perdía con su moto por ahí, sin echar demasiada cuenta a los monumentos y volvía al hotel, sin hacer mucho más. Por eso, esperó al joven mirando mejor aquella catedral. Era preciosa, y enorme, aunque el kazajo no sabía demasiado sobre arte. Si que se sentía sobrecogido por el tamaño de ese tipo de construcciones; conseguían hacerte sentir como una pequeña hormiga.

Prefirió no entrar al interior porque esperaba por Yuri, así que simplemente se quedó allí de pie, pensativo y con el único entretenimiento de ver su aliento subir hacia el cielo enf orma de vaho. Hacía mucho frío, pero él se conformaba con algunas mangas largas y su típica chaqueta de cuero con una abundante bufanda. Después de todo no podían permitirse resfriarse. Después de un buen rato, escuchó su nombre a lo lejos; no podía haber nadie que le reconociera allí, así que se giró y reconoció al rubio que llegaba corriendo hasta él. Lo saludó de lejos con su mano semi enguantada y después lo recibió con una ligera sonrisa.

Yuri.— Le dijo, a modo de saludo, aunque el rubio ni siquiera lo saludó, sino que se lanzó rápidamente a hacerle todas aquellas preguntas. No pudo evitar parpadear sorprendido por lo directo de las preguntas del rubio y más aún por el contacto que hacía con sus manos en sus hombros. Parecía realmente curioso e impaciente por conocer la verdad; eso le hizo sonreírle levemente.

Quería darte una sorpresa.— Le comentó, encogiéndose ligeramente de hombros, y al parecer, lo había conseguido. Se permitió el lujo de subir una de sus manos hasta el cabello de Yuri y revolverlo ligeramente, con una sonrisa, como había hecho al felicitarlo en aquel banquete. Un gesto que podía parecer fraternal, pero que le servía para tocar aunque fuera su cabello rubio.  

Voy a vivir aquí al menos en esta temporada. He cambiado de entrenador.— Le confesó, con una sonrisa más animada y divertida, a pesar de que el kazajo no era mucho de sonreír con Yuri eso siempre cambiaba. Quería ver su rostro y su reacción al escuchar aquella noticia. Después de todo podrían verse todos los días y quien sabía, quizás también usar la misma pista para los entrenamientos, no sabía como estaba ese asunto en la ciudad. ¿Habría más de un recinto o irían todos al mismo?

Pero todavía es un secreto.— Murmuró el kazajo, colocando su dedo índice sobre sus propios labios, indicándole que aún era un secreto incluso para la prensa. Aunque en poco tiempo se desvelaría aquello, tendría que dar una entrevista para informar de aquello; su nuevo entrenador y su nueva ubicación. Eso parecía ser bastante importancia para los medios, aunque se estrenaba igual en un lugar que en otro.
CON YURIO, San Petersburgo






friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2270

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Sáb 8 Abr - 22:08

I DON'T LIKE SURPRISES
except for this one
Yuri bajó un poco la cabeza cuando sintió la mano de Otabek revolverle el pelo. Parecía ser que aquello comenzaba a convertirse en una costumbre y, para seguir con ella, lo dejó pasar de nuevo. Esperaba que no haberse quedado despeinado, o se sentiría realmente patético al lado de Otabek.

¿Una sorpresa? —. Preguntó, entre sorprendido e incrédulo. Sinceramente, le habría resultado mucho más sencillo de creer que se hubiese olvidado de él antes que aquello. ¿Todo aquello era premeditado? Desde luego, no estaba acostumbrado a aquel tipo de cosas llamadas amistad. Sin embargo, volvió a quedarse totalmente sin palabras cuando escuchó el resto.

¿De verdad lo había oído bien? ¿No estaba alucinando ni nada de eso? Por unos segundos, sus labios se separaron y se quedaron entreabiertos, al tiempo que intentaba asimilar la información. Sin poderlo evitar, se quedó embobado durante unos largos segundos con la sonrisa que le había dedicado al decirle aquello. Esas expresiones no eran demasiado propias de Otabek, pero parecía ser que con él las sacaba con un poco más de facilidad.

¿En serio? —. Cuestionó, todavía un poco titubeante —. ¿Vas a quedarte aquí... Todo el año? —. Sin poderlo evitar, una genuina sonrisa se dibujó en sus labios. Ni siquiera en sus sueños habría podido creerse que fuera a tener tanta suerte. Cuando habían dicho de ser amigos, ya le había parecido demasiado. ¿Aquello? Simplemente estaba fuera de todo cuando hubiese podido imaginar. No solo tenía un amigo, no. Tenía un amigo que además iba a estar cerca de él.

Su sonrisa se amplió un poco más e incluso dejó escapar una pequeña risa —. ¡Entrenarás con nosotros! —. Asumió directamente —. Bueno, a lo mejor tu entrenador no quiere compartir tiempo con Yakov pero... ¡Oh, sí. No voy a estar solo con Viktor y el tazón de cerdo! Y Mila... ¡Y Georgi! —. Comenzó a quejarse —. Al fin alguien normal.
CON OTABEK, SAN PETERSBURGO


   


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1426

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Dom 9 Abr - 13:27

I don't like surprises
Except for this one
En cierta manera le alegraba ver que Yuri le permitía aquella clase de contacto, estaba casi seguro de que no era así con nadie más, y eso le hacía feliz de una manera extraña. Otabek esperó a que el ruso fuera capaz de asimilar lo que le había dicho, y ver su cara de sorpresa le hizo sonreír un poco más, divertido. Sus ojos brillaban con una especie de ilusión que también veía en los ojos del rubio. Estaba en una ciudad donde tenía a su amigo y entrenaría con él, por lo que el tiempo que pasarían juntos se tripiclaría.

Sí. — Le dijo, asintiendo incluso con su cabeza, cuando le dijo que si aquello iba en serio. Bueno, no iba a acogerse un avión a San Petersburgo solo para gastarle una broma, no era de ese tipo de personas. La sonrisa de Yuri logró cautivarlo y dejarlo prendado de ella. Era como si fuera todo luz y alegría, una imagen digna de ver. Y esa sonrisa era solo para él. Sus labios se curvaron en una algo más dulce, para sí mismo. Se sentía colmado por ser ese tipo de persona para Yuri. Otabek rió levemente cuando lo escuchó quejarse de todas aquellas personas; aunque creía firmemente que guardaba un gran cariño por todos ellos.

Bueno, no sé como está el tema de pistas aquí ni lo que piensa Mijail al respecto, pero podría ser.— Terminó por decirle. Su entrenador, Mijail Sokolov, se había forjado un buen nombre en el patinaje sobre hielo hacia muchos años, pero se había retirado hacia años alegando problemas de salud. Ahora contaba con unos treinta muchos años e incapaz de volver a la pista, decidió volverse entrenador. No sabía por qué había puesto tanto empeño en elegirlo a él, pero Otabek estaba motivado e ilusionado por tener a alguien de su talla como entrenador. Aunque sacrificaba estar con su familia, ganaba en entrenamiento y tenía a Yuri más cerca de él. Tenía que esforzarse muchísimo más. Cuando Almaty pasó por su mente, Otabek se acordó de algo.

Oh, es cierto, Aiman me hizo grabar esto para ti.— Le comentó, sacando su móvil y buscando en su galería un video que había hecho antes de marcharse de su ciudad natal. Le hizo un gesto a Yuri para que se acercara a él y así lo vieran ambos. En el video se veía a una Aiman que miraba con ojos ilusionados a la cámara, aún con algo de respeto por estar siendo grabada. De fondo se escuchaba la voz de Otabek diciéndole que empezara a hablar.

¡Yuri, eres genial! ¡Tus actuaciones son preciosas! — Dijo la pequeña, con una gran sonrisa en su rostro, pero pareció contrariada al decir aquello.— Pero, pero, ¡mi hermano es mucho mejor! Tienes que cuidar de él, ¿vale? Se va a ir muy lejos, ¡no quiero que esté triste!.— Tanto el rostro como la voz de Aiman eran decididas y hasta cierto punto parecía enfurruñada por dejar a su hermano marcharse. El vídeo transcurrió un poco más con Aiman en pantalla pero se cortó en poco tiempo. Otabek suspiró ligeramente, mirando el móvil con cierta nostalgia. Lo siento Aiman, no puedo evitar estar triste, pensó para sí mismo.

Ya ves, tienes fans hasta en Almaty.— Comentó el kazajo, sonriendo levemente. Su hermana se había empeñado en mandarle esas frases a Yuri, ya que sabía que ahora era un buen amigo de su hermano; aunque Otabek había pensado que seria solo halagos hacia el patinador, se había convertido en una promesa de cuidar de Otabek. Aiman estaba madurando.
CON YURIO, San Petersburgo






friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2270

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Dom 9 Abr - 15:23

I DON'T LIKE SURPRISES
except for this one
Yuri se quedó pensativo un momento. No sabía muy bien si había muchas más pistas de hielo repartidas por la ciudad. Seguramente sí, pero la única que estaba abierta veinticuatro horas para patinadores y solo patinadores, era la suya. El resto era o bien para equipos de otros deportes o bien para el público que quisiera entretenerse un rato.

En silencio, deseó que Otabek fuera a compartir la que él utilizaba. No solo quería estar con él todo el tiempo que pudiera sino que, como patinador, también tenía curiosidad por ver la evolución de sus próximos programas. Cómo se preparaba el kazajo para la competición, y cuáles eran sus rutinas de entrenamiento.

¿Mijail? —. Preguntó, parpadeando por unos segundos. Si era el Mijail que él estaba pensando, Otabek era posiblemente una de las personas más afortunadas del universo —. ¿El patinador? ¿Cómo has conseguido que te entrene? ¡Se retiró hace años! Y Yakov decía que no le quedaba motivación para volver al hielo, que su lesión le había dejado psicológicamente aplastado.

Sin embargo, no añadió nada más y obedeció a Otabek cuando le pidió que se acercara al móvil. El joven ruso se colocó hombro con hombro con él para poder asomarse a la pantalla del aparato, curioso. Sin poderlo evitar, Yuri entreabrió los labios ante la imagen de Aiman, que le pedía que cuidara de su hermano. Desde luego, eso no se lo habría esperado de ninguna manera.

Claro que tengo fans en Almaty, y en muchos sitios más —. Intentó bromear, sacándole la lengua después. Aunque luego prensó los labios suavemente y le dio una nueva vuelta en su cabeza a las palabras de la joven. Había mencionado la tristeza de Otabek por tener que irse lejos y, por primera vez en aquel tiempo, cayó en la cuenta de lo ilusionado que se había mostrado el kazajo cuando le había contado que por fin había vuelto a entrenar en Almaty.

Parecía ser que su sueño era quedarse en su país un largo tiempo, después de todos los años en Canadá y Estados Unidos. Pero el destino no lo había tratado demasiado bien, y de nuevo volvía a sacarlo de su país para llevarlo a Rusia. Al menos ahora estaba él ahí para intentar apoyarle... Pero era evidente que no tenía ni punto de comparación con el hecho de poder estar con su familia.

Otabek, ¿estás bien? —. Preguntó en voz baja, con una cierta cautela. No se había movido de su lado, de modo que se permitió la licencia de poner una mano en su brazo para llamar su atención.
CON OTABEK, SAN PETERSBURGO


   


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1426

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Dom 9 Abr - 19:03

I don't like surprises
Except for this one
La pregunta de Yuri le hizo mirarle un momento, asintiendo. A veces olvidaba que Mijail realmente era famoso, sobretodo en Rusia, como era obvio. Las palabras del rubio hicieron que se rascara ligeramente el mentón, pensativo.

En realidad fue él quien me ofreció entrenarme. Ya sabes, ha habido bastante mala fama con mi anterior entrenador.— Le comentó, sobretodo por aquel cuarto puesto que lo había dejado fuera del podio en la última competición. Por mucho que Otabek le había preguntado desde que Mijail lo encontrara, éste no le decía absolutamente nada sobre sus motivos para escogerlo a él y no a otro patinador. Aunque eso realmente le subía la autoestima al kazajo. —Aunque aún no me ha dicho por qué.— Comentó, y eso era algo que realmente le causaba curiosidad. Tenía toda la temporada para averiguarlo e incluso después si es que el famoso patinador quería seguir junto a él.

Desde que Otabek llegara a Rusia, apenas había tenido tiempo para acordarse apropiadamente de todo lo que había dejado en Almaty. Había tenido que poner en orden el apartamento, después había tenido la emoción de darle la sorpresa a Yuri, sin embargo cuando vio aquel video junto al rubio su disimulada sonrisa se volvió triste. Su hermana, en esos momentos, estaba conteniendo las lágrimas, ahora podía darse cuenta. Estaba creciendo poco a poco y el kazajo sentía que se lo estaba perdiendo. Había pasado años fuera, entre Canadá y Estados Unidos, y tan sólo había podido pasar escasos meses en Almaty en la anterior temporada. Ahora tenía que vivir en Rusia.

Otabek se echó el cabello hacia atrás al terminar de ver aquel video y sonrió divertido al ver a Yuri bromear con él de esa manera. Su mirada se perdió en la pantalla apagada de su móvil, guardándolo después y alzando su mirada hacia el paisaje frío y blanco de Rusia. Se perdió en sus pensamientos, en los paisajes que guardaba en su memoria y en la calidez de su familia. La voz de Yuri le llegó cercana, haciendo que volviera a la realidad sin saber siquiera cuanto tiempo se había quedado ensimismado en sus recuerdos. Otabek no era el tipo de persona que expresa sus sentimientos abiertamente, pero quizás su rostro lo había delatado esa vez.

¿Eh?— Dijo, volviendo su rostro al contrario, sin apenas darse cuenta de lo que decía. Puso una pequeña sonrisa en su rostro y asintió ligeramente. —Si, no te preocupes.— Contestó él, sin querer preocuparlo demasiado. Colocó su mano en la contraria, que se apoyaba en su brazo, dejando una leve caricia allí, casi sin darse cuenta. — Sólo echo de menos mi hogar.— Su rostro mostraba cierto aspecto triste, a pesar de tener una sonrisa en el.  —¿Tienes tiempo? Te prometí invitarte a comer.— Comentó él en voz baja, recordando lo que le había dicho vía sms, aunque no sabía si tenía que volver junto a Lilia.
CON YURIO, San Petersburgo






friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2270

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Dom 9 Abr - 20:46

I DON'T LIKE SURPRISES
except for this one
Yuri seguía observando a Otabek de cerca, esperando una respuesta por su parte. Sorprendentemente, no se le pasó por alto ni una sola de las expresiones de su rostro. A simple vista lo veía sonreír, y podría habérselo creído de no haber sido por la sombra de tristeza que cruzó su mirada como un relámpago. La simple visión de aquello hizo que su estómago diera vuelco y, de manera inconsciente se mordió el labio inferior.

El tacto de su mano contra la suya le pilló desprevenido, y lo dejó congelado durante unos segundos. Aparte de su abuelo, no recodaba que nadie le hubiera cogido la mano nunca de esa forma, aunque fuera de una manera tan fugaz. Durante unos segundos, el aliento se le quedó congelado en la garganta, y una leve sombra rosada apareció en sus mejillas, calentando aquella zona de forma totalmente humillante.

Sin embargo, no apartó la mirada y al final, simplemente, asintió con la cabeza. Parecía ser que el otro no quería reconocer su pena, así que él decidió no meter el dedo en la yaga. Yuri sabía de sobra que, de haber sido al revés, él se habría enfadado bastante si hubiese intentado entrometerse.

Me encargaré de que te acostumbres a estar aquí, no te preocupes —. Le ofreció al final, con una pequeña sonrisa. A partir de ese momento, se tomó como una misión personal el hecho de hacer que Otabek se sintiera como en casa. No iba a ser sencillo, pero sabía perfectamente que, con un poco de dedicación, podía facilitarle mucho las cosas. Por el momento, lo más importante, iba a ser enseñarle todos los lugares importantes de la ciudad. Al menos para que aprendiera a moverse y no le resultase todo muy extraño.

Claro, es mi día libre. No te preocupes, le mandaré un mensaje a Lilia para que no me espere a la hora de comer —. Seguramente, al volver a casa tendría que darle unas cuantas explicaciones a la mujer. Muchas veces, tenía la impresión de que despertaba todos los instintos maternales de la bailarina, quien nunca había tenido hijos. Aun así, suponía que no se preocuparía mucho si sabía que estaba en buena compañía —. ¿Quieres probar algo típico de por aquí?
CON OTABEK, SAN PETERSBURGO


   


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1426

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Lun 10 Abr - 14:42

I don't like surprises
Except for this one
No tienes por qué hacerle caso a Aiman, soy un adulto, ¿sabes? quiso decirle, pero cerró sus labios por un momento, mirando aquel rostro y aquella sonrisa que le ofrecían ayuda. No quería que se tomara en serio la petición de su hermana, Yuri también tenía sus preocupaciones como para también tener que estar pendiente de Otabek. Él podía cuidarse por sí mismo, podía superar aquella tristeza, o al menos enterrarla dentro de sí mismo. Pero él parecía preocuparse por él. Sintió una agradable calidez en su pecho y suspiró levemente.

Estoy en tus manos.— Le contestó el kazajo, aceptando su ayuda, con una sonrisa cálida pintada en sus labios. El kazajo se alegró de no haber interrumpido nada con la entrenadora del ruso; tenía cierto aire estricto que le causaba respeto, a parte de su extensa trayectoria, y no quería enfadar a una mujer así. Otabek se quedó pensativo cuando le comentó sobre la comida, pero la verdad es que el moreno nunca se había interesado por las costumbres o comidas rusas. Ahora se veía en un aprieto por ese desinterés. — La verdad es que no sé que es típico de aquí, pero como de todo, así que lo dejo a tu elección.— Le confesó el kazajo, dejándole al rubio la elección del lugar y del menú. Podía elegir comer lo que quisiera, después de todo invitaba él y si se pasaban de calorias.. bueno, al menos solo sería un día y sería un secreto. Ambos comenzaron a andar en dirección a una de las calles principales, en busca de un restaurante para comer. Otabek guardó sus manos en los bolsillos de su cazadora de cuero, sintiendo el frío invadirlo por cualquier recoveco.

Quería contarle a Yuri todo lo que había pasado desde que volviera a Almaty, pero se sentía un poco incómodo, en cuestión de que no quería que el joven viera lo mucho que echaba de menos ese lugar, o que pensara que no quería estar en ese lugar en esos momentos. Porque ciertamente le gustaba estar a su lado y mentiría si dijera que él no había sido un gran punto a favor para aceptar la propuesta de Mijail. Dato que obviamente, debía de guardarse para sí mismo.

¿Sabes? Al final hablé con mi hermana sobre lo del patinaje.— Le dijo, de repente, acordándose de aquella noche en la que había conseguido decirle todo lo que quería a su pequeña hermana.—No me dijo claramente que quería patinar pero pareció ilusionada cuando la apoyé.— Dijo, con una leve sonrisa, recordando los ojos iluminados de su hermana, que aunque no le había contado sus miedos, éstos se veían disipados por las palabras del hermano mayor. —Quizás pronto reciba la noticia de que ha empezado a entrenar.— Confesó, esperanzado, alzando su dedo pulgar como símbolo de que le agradaba eso. Podía enseñarle muchas cosas a su hermana y le encantaría poder verla de forma más seguida cuando pudieran encontrarse en las distintas competiciones.
CON YURIO, San Petersburgo






friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2270

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Lun 10 Abr - 21:51

I DON'T LIKE SURPRISES
except for this one
Puedes confiar en mí, tengo el mejor gusto —. Bromeó, antes de ponerse a caminar hacia una de las calles principales de la ciudad. El frío era atroz a pesar de que ya estaban rozando el mediodía. Esa era una de las cosas más terribles acerca de Rusia: uno podía congelarse en la mismísima calle si no iba bien equipado... Y la chaqueta de Otabek no parecía demasiado abrigada. Tal vez sí que lo era para los cánones de Kazajistán, pero no en aquel país. Tendría que comentarle algo acerca de eso, pero más adelante. Ahora no era el momento.

Yuri no volvió a hacer ningún comentario incómodo sobre su bienestar, y simplemente dejó que fuera él quien decidiera si quería contarle algo o no. Apoyar a la gente no se le daba demasiado bien, posiblemente porque nunca había tenido que hacerlo. La gente que había a su alrededor le sacaba una importante ventaja de años, lo cual implicaba que no confiaban en él para aquel tipo de cosas. Por lo demás, no tenía amigos de su edad, así que no era sorprendente que no tuviera una sola pista sobre cómo proceder.

Por eso se mantuvo en silencio la mayor parte del tiempo que caminaron juntos. A él no le importaba no hablar, y tenía la impresión de que para Otabek aquel silencio tampoco estaba siendo incómodo. Más bien parecía abstraído en sus propios pensamientos, demasiado sumergido en su mente como para darse cuenta de que él estaba allí. No le dio demasiada importancia, y simplemente lo achacó a la misma mirada triste que había presentado antes. Sin embargo, el kazajo no tardó demasiado en volver a hablar, y sus palabras le hicieron sonreír sin poder evitarlo.

Estoy seguro de que va a hacerlo —. Dijo, sin un solo rastro de duda en su voz. ¿Quién no se sentiría inspirado con Otabek Altin a su lado? El chico era posiblemente el patinador más extraño que había pisado ninguna competición. Sus métodos para estar allí eran todo un misterio, teniendo en cuenta que todo el mundo sabía que no tomaba clases de baile. Y, aun así, estaba entre los mejores. Desde luego, su historia era una que merecía ser contada. Seguro que su hermana era la primera que se había dado cuenta de ello y que, por ende, se había sentido animada a seguir sus propios pasos.

Vaya, ¿no tienes miedo de que ahora ella sea mejor que tú y te quite todo el protagonismo? —. Le devolvió con la misma moneda que aquella noche en Barcelona —. Ya me estoy imaginando todos los titulares: «La heroína de Kazajistán consigue el oro en su primer Grand Prix», «La heroína de Kazajistán se convierte en la tricampeona del mundo», «¿Otabek Altin? No he escuchado ese nombre por décadas» —. Al final le sacó la lengua y se rió sin poder evitarlo.
CON OTABEK, SAN PETERSBURGO


   


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1426

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Mar 11 Abr - 21:13

I don't like surprises
Except for this one
Otabek siempre se había sentido cómodo con el silencio. Era algo tranquilizador y que le permitía pensar las cosas con el debido y necesario tiempo. Era consciente de que el silencio era algo que ponía nervioso a mucha gente, pero al kazajo le importaba más bien poco. Si los demás se sentían incómodos era culpa suya, no del moreno. Pero con Yuri no había resultado así, porque ambos se sentían bien en silencio, sin tener que forzar conversaciones y disfrutando simplemente de un paseo y de la compañía del contrario. Eso le gustaba de él; parecía valorar las mismas cosas que él valoraba.

Otabek no había sacado aquella conversación sobre su hermana para cubrir un silencio incómodo, sino porque Yuri había sido quien lo había aconsejado y alentado en Barcelona meses atrás para que hablara con su hermana sobre aquello, y quería compartir con él el resultado de todo aquello.

Otabek siempre había sido un patinador extraño; no era extremadamente flexible y delicado, lo que  quitaba cierta elegancia a sus movimientos. Por eso mismo no tomaba clases de ballet como casi todos los patinadores hacian, a menudo hacian que el kazajo se sintiera más frustrado que otra cosa. Sin embargo, sabía expresar de forma correcta los sentimientos que tenía durante las actuaciones. Era una combinación extraña. Se preguntaba a menudo si Aiman tendría el mismo problema que él al comenzar a entrenar.

Las palabras de Yuri, que parecían querer a volver a meterse con él de forma divertida, molestarlo un poco, le hicieron sonreír levemente. La verdad es que las palabras del ruso, aunque de broma, podían hacerse realidad. Sería la única persona por la que no le importaría ser olvidado. Sólo quiero que me recuerde la gente que merece la pena, pensó. Si los medios lo olvidaban, le bastaba con saber que seguía en los recuerdos de las personas que quería, como aquel joven que caminaba a su lado. La risa de Yuri al final de todas aquellas palabras le hizo sonreír levemente. Si él iba a meterse con él, Otabek haría algo que de sobra sabía que lo molestaría también, quizás avergonzándolo un poco de paso.

Oh vamos, deja de intentar hundirme, Yura.— Le dijo, con una sonrisa divertida y mirándolo a los ojos. Aquel apodo era bastante común para los rusos que ostentaban ese nombre, e incluso había escuchado a Nikiforov o Yakov llamarlo por una de sus variantes. Durante aquellos meses siempre había querido llamarlo así, queriendo sentirse de esa forma un poco más cercano a él, pero no le parecía bien sacarlo de la nada. Ahora había sido el momento adecuado.

Después de un rato más andando, la mirada de Otabek se deslizó por los bares y restaurantes rusos, pero apenas entendía el alfabeto de allí. Vio un lugar cuyo interior parecía agradable y cálido y parecía que gustaba a la gente porque no estaba demasiado vacío. Otabek se paró por un momento y señaló con uno de sus dedos. —¿Está bien este lugar?— Preguntó al joven ruso, para escuchar su criterio, aunque podían perfectamente seguir buscando y entrar a otro distinto. 
CON YURIO, San Petersburgo






friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2270

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Miér 12 Abr - 22:57

I DON'T LIKE SURPRISES
except for this one
Yuri habría seguido haciendo bromas sobre Aiman hasta que escuchó Yura de los labios de Otabek. Vale, sí, era el apodo más típico para su nombre. Aun así, era la primera vez que Otabek se tomaba la licencia de llamarlo de esa manera. A simple vista podría parecer una mera tontería, pero en el fondo Yuri sabía que no lo era. Significaba algo más. Algo como que lo consideraba su amigo de verdad, o que sentía una confianza hacia él que antes no había sentido.

Al ruso le habría gustado recrearse un poco más en aquella agradable sensación que se había instalado en su estómago. Sin embargo, no tenía tiempo para eso. Tenía que responder con la misma moneda, y rápido. De pronto, una media sonrisa con toques de malicia se dibujó en sus labios, al tiempo que giraba la mirada hacia el kazajo que caminaba a su lado.

Pensaba que eras mucho más duro, Beka —. Yuri no tenía la más mínima idea de cuál era el diminutivo de un nombre que jamás en su vida había escuchado antes. Sin embargo, optó al final por ponerse creativo e inventárselo él mismo. ¿Por qué no? Al final le había parecido un poco rusializado, pero teniendo en cuenta que en Kazajistán también se entendían con el ruso...

Entre bromas, al final llegaron a aquel lugar lleno de bares y restaurantes. Cómo no, estaban todos más o menos llenos. Yuri no había estado nunca en el que Otabek le había señalado, pero con una ojeada rápida a lo que había en las mesas, se dio cuenta de que era un buen lugar para enseñarle.

Claro, tiene pinta de ser muy tradicional. Espero que te guste —. Sonrió levemente, mientras se acercaba a la puerta y la abría para entrar. Un pequeño suspiro aliviado se escapó de sus labios cuando el calor del interior le acarició el rostro. Una gran variación con respecto al exterior. Rápidamente, se deshizo de su bufanda y esperó a que un camarero les llevara a una mesa libre. Era pequeña, pero a Yuri le gustó.
CON OTABEK, SAN PETERSBURGO


   


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1426

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Jue 13 Abr - 13:55

I don't like surprises
Except for this one
Aunque al principio el llamarlo así era una manera para molestarlo un poco también, Otabek quería probar y ver si podía llamarlo de esa forma más cercana sin que Yuri lo tomara como un exceso. Sin embargo, con su reacción se dio cuenta de que no había conseguido lo que se había propuesto, sino algo mucho mejor. Había conseguido que ambos estuvieran más cerca el uno del otro, aunque fuera simplemente por unos apodos. Había conseguido que dejara de bromear con aquello de su hermana e intentar picarle, y aquella sonrisa, aunque maliciosa, le resultó deliciosa.

Su respuesta, llamándolo con aquel apodo, le hizo reír levemente, divertido. Alguna ve en su vida lo habían llamado así, pero la verdad es que no solían llamarlo por un diminutivo sino por su nombre entero. Sería divertido cambiar eso.

¿Quién te ha dicho que hayas conseguido hundirme?— Bromeó él de vuelta, con una sonrisa en su rostro, que poco a poco perdía su seriedad habitual. Después de un rato, llegaron a aquella calle de restaurantes y bares, y por el nombre, Dukhan, Otabek decidió quedarse con ese. Por suerte a Yuri también le pareció bien y entraron. El calor lo invadió nada más abrir la puerta y una vez en el interior, el kazajo sintió como todo su cuerpo se estremecía debido al cambio de temperatura tan agradable. El local tenía una decoración curiosa, casi rural, pero muy acogedora; eso le gustó al kazajo que solía ser muy tradicional para ese tipo de cosas en contra de los edificios modernos y eclépticos de la actualidad.

Fueron llevados a una mesa por el camarero y una vez sentados, Otabek retiró la bufanda de su cuello y la chaqueta de cuero, quedándose con un jersey de colores grises que se ceñía ligeramente a su cuerpo. La verdad es que la variedad cromática del kazajo no variaba demasiado.— Es increíble que no os paseís el día resfriados. Estos cambios de temperatura son muy fuertes.— Comentó Otabek, que se mostraba curioso ante eso. Seguramente es porque estaban más que acostumbrados a ese frío, y aunque él soportaba bastante bien el frío, tanto que con lo que llevaba solo tenía un poco de frío, veía todo aquello increíble. El moreno le echó un vistazo a la carta, puesto que había estudiado ruso hacia años, pero no entendió muchas de las cosas.

Entonces, ¿qué es lo que recomiendas?— Preguntó, acercándose ligeramente al joven para ver la carta con él y opinar sobre qué pedirían. Ahora que estaba viviendo en Rusia, que podría ver más a aquel chico e incluso entrenar con él, esperaba que las cosas fueran a mejor entre ellos.  No podía evitar verlo reacio al contacto físico, aunque a él siempre le había dado un poco de margen, por eso Otabek no podía evitar pensar que, si algún día lo que sentía por el se magnificaba, tendría que guardarla a cal y canto.
CON YURIO, San Petersburgo






friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2270

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Vie 14 Abr - 13:08

I DON'T LIKE SURPRISES
except for this one
Yuri ayudó a Otabek a escoger algunas comidas tradicionales de la carta. Por supuesto, sus recomendaciones estaban bastante influidas por los gustos personales, aunque él no se diera cuenta de ello. Para empezar pidió sopa Solianka de carne, y luego Grechka con setas. Para el postre reservó Blinis, que eran posiblemente la cosa más auténtica de San Petersburgo. Mientras comía y compartía con el kazajo, el ruso estaba atento a todas sus reacciones. No quería que le dijese que le gustaba solo por compromiso, si no porque de verdad lo hacía.

Además, cómo no, también estaba un poco preocupado por haber podido arrastrar a Otabek a una comida que no le gustase mucho. Por eso preguntó en varias ocasiones qué le parecía y si hubiese preferido tomar otra cosa. Al final, cuando ya iban por el postre, Yuri sonrió levemente y se quedó mirando al otro chico fijamente.

¿Y bien? ¿Crees que podrás sobrevivir en Rusia estos meses? —. Preguntó, dándole un bocado a su particular forma de crepe —. No has probado todavía mi especialidad: ¡los pirozhkis! —. Comentó emocionado, sin darse cuenta —. No he querido pedirlos aquí porque me gustaría hacértelos yo mismo para que los probaras. Siempre que voy a Moscú mi abuelo los cocina, ¡y son lo más delicioso que hay!

Yuri se acabó lo último que quedaba de su postre antes de añadir —. Además, puedes meter dentro lo que quieras. Lo normal es que lleven carne o una variedad de vegetales, pero mi abuelo encontró la forma de hacer katsudon dentro de un pirozhki. Así que si te atreves, podrías decirme cuál es tu plato favorito y lo convertimos en pirozhki... ¡Aunque primero tienes que probar los originales!

Yuri estaba realmente emocionado de poder compartir todas aquellas cosas con su amigo. Normalmente, solo disfrutaba de todo aquello en soledad, y no le había importado demasiado, a decir verdad. Sin embargo, ahora también quería que el otro conociera cuáles eran las cosas que le gustaban, y también quería aprenderlo todo sobre Otabek, aunque fuera la más mínima tontería: qué comida le gustaba, qué música escuchaba, cuáles eran sus películas favoritas... Cualquier cosa que tuviera que ver con él, básicamente.
CON OTABEK, SAN PETERSBURGO


   


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1426

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Sáb 15 Abr - 16:40

I don't like surprises
Except for this one
Otabek decidió confiar por completo en las recomendaciones y los gustos del joven ruso, sobre todo porque en su país la gastronomía se basaba sobre todo en carnes, estaba bien probar algo distinto para variar. Le sorprendió la cantidad de ingredientes que encontró en la sopa, de los cuales solo le desagradó un poco las aceitunas negras, pero no tuvo problemas en admitirlo y tampoco en que había disfrutado ambos platos con sinceridad. Yuri parecía realmente preocupado por si había elegido algo que no le gustara ya que le preguntó varias veces durante la comida.

Pero el kazajo realmente estaba acostumbrado a comer de todo porque había viajado por muchos países y había probado mucho, y aquella comida rusa realmente le había gustado. Así que no tuvo reparos en hacérselo saber y en tranquilizarlo un poco en esa parte. El postre le pareció verdaderamente delicioso, tanto su presentación como su sabor. Era un hombre que, aunque no lo pareciera pecaba de gustarle las cosas dulces. La pregunta de Yuri le hizo sonreír y asintió levemente.

Intentaré sobrevivir.— Bromeó ligeramente el kazajo. Él solía comer bastante menos y comida menos copiosa que esa, pero no estaría mal aprender a cocinar algo típico de allí. Después de todo no creía que saliera a comer por ahí todos los días, después de todo Otabek Altin era un manitas en la cocina; había tenido que aprender pasando tiempo fuera de casa durante tanto tiempo. Otabek escuchó sorprendido e interesado las palabras del ruso sobre aquellos pirozhkis, a los que ni siquiera sabía que forma colocarle en sus pensamientos. Parecía realmente emocionado por aquella comida, aunque tuvo la impresión de que era más por su abuelo que por la comida en sí.

Uhmm.. ¿quizás con Shashlik?— Dijo pensativo, sin saber muy bien cual era su comida favorita; aunque creía acertar cuando pensaba en esos pinchos, su madre siempre los había preparado y le recordaba terriblemente a su niñez. — Me encantaría probarlos entonces.— Le dijo el kazajo, con una leve sonrisa. No estaría mal ver como Yuri cocinaba para él, quizás incluso le dejara ayudarle. Poco tiempo después de terminar de comer aquel delicioso pronto, Otabek pagó la cuenta sin reservas y volvieron a armarse con sus abrigos para salir a la calle. El frío volvió a azotarlos de nuevo y comenzaron un ligero paseo para bajar aquella comida.— ¿Entonces tu abuelo no vive aquí? Pensé que estariaís en la misma ciudad al menos.— Comentó el kazajo, queriendo saber más sobre él. Sabía que vivía con Lilia por el tema de que era su entrenadora, pero pensaba que al menos tendría a ese querido familiar más cerca. Le llamaba la atención que hablara tanto de su abuelo pero no de sus padres; eso hacia que dentro de su cabeza creciera una alarma de prohibido preguntar, puesto que podría ser un recuerdo desagradable.

Cuando Otabek metió las manos en sus bolsillos, pudo notar las llaves de su nuevo apartamento. Era algo que aún le resultaba extraño, tener un hogar en esa fría ciudad. Miró por un momento al rubio y le sonrió.— ¿Quieres ver mi nuevo apartamento? Está un poco lejos pero podríamos resguardarnos del frío.— Comentó Otabek, no sin sentirse algo nervioso en su interior. Compartir aquello con alguien era nuevo para él.  
CON YURIO, San Petersburgo






friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2270

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Sáb 15 Abr - 17:40

I DON'T LIKE SURPRISES
except for this one
Yuri permitió que Otabek pagara la cuenta porque era lo que había prometido pero, aun así, se prometió a sí mismo invitarle a algo más adelante, cuando volvieran a salir juntos. Tan pronto como hubieron saldado su deuda, volvieron a embutirse en aquellos abrigos y salieron a la calle. Ahora que ya había entrado un poco la tarde, hacía incluso más frío que antes. Además, aunque era pronto, no tardaría mucho en hacerse de noche. Inviernos rusos.

No, él se quedó en Moscú —. Respondió —. Cuando me hicieron venir a San Petersburgo barajó la posibilidad de mudarse conmigo, pero al final decidió que era demasiado complicado. Él tiene problemas de espalda y no conoce a nadie aquí, todos sus amigos están en su ciudad... Además, cuando estaba en los juniors vivía en residencias para aprendices y todas esas cosas, así que tampoco habríamos podido estar juntos —. Le explicó, con un pequeño deje de tristeza —. Aun así, viene a verme siempre que puede. Y yo también voy a Moscú en cuanto Lilia y Yakov me dan unos días de vacaciones.

Ante aquello, Yuri sonrió ligeramente. Se le había pasado una idea un poco divertida por la cabeza —. Creo que le caerías muy bien a mi abuelo —. Dijo sin necesidad de pensárselo mucho —. Tal vez pueda presentártelo la próxima vez que venga —. Parecía una tontería, pero para él era imprescindible que las dos personas más importantes de su vida se conocieran. Además, Nikolai había mostrado bastante interés en Otabek desde que le contó de su existencia, probablemente porque estaría sorprendido de saber que su nieto tenía un amigo en el que apoyarse, cosa que nunca antes había sucedido.

Ante su siguiente pregunta, se sorprendió un poco pero no dudó en asentir con la cabeza. Estar bajo el cielo raso comenzaba a ser muy desagradable, pero tampoco quería separarse de Otabek tan pronto. Además, sería bueno saber dónde vivía por si tenía que hacerle alguna visita —. Claro. ¿Te has instalado ya? Si no lo has hecho, puedo ayudarte con lo que necesites.
CON OTABEK, SAN PETERSBURGO


   


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1426

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Sáb 15 Abr - 18:19

I don't like surprises
Except for this one
Entiendo.— Dijo el kazajo, en voz baja. Notó cierto tono triste en el ruso y se reprochó a sí mismo por haber preguntado. Sin embargo, era algo con lo que Yuri tenía que lidiar.— Estoy seguro de que está muy orgulloso de ti.— Comentó, con una ligera sonrisa divertida. Yuri aún era joven, aún le quedaban muchas alegrías que darle a ese hombre y esperaba que él aguantara mucho más para verlas todas. Sin embargo, las palabras de Yuri sorprendieron ligeramente al moreno. ¿Qué le caería bien a su abuelo? Bueno, realmente no sabía por qué lo decía, aunque tampoco le había contado demasiado como era su abuelo.

¿Y eso por qué?— Preguntó curioso. Eso le hizo rememorar el día en que él le dijo lo mismo pero mencionando a su hermana. En su interior, Otabek pensó que no le gustaría tanto si alguna vez se enterara de lo que sentía por su nieto. Rusia era un país cerrado y siendo una persona mayor, dudaba que esa mentalidad hubiera cambiado en él. A pesar de eso, Otabek no podía negarse a conocer al abuelo de Yuri, parecía una parte muy importante en su vida y él quería conocerlo todo. Habiendo criado a un chico como Yuri, estaba seguro de que sería magnífico hombre. Otabek asintió ligeramente cuando aceptó ir, aunque ya estaba más que instalado, no sabía por qué, pero intuía que el ruso se molestaría cuando le dijera que llevaba allí ya un par de días, pero no era su intención mentirle.

En realidad llevo dos día instalándome. Entre la mudanza, el papeleo y poner todo en orden con Mijail, ha sido un caos.— Confesó, rascándose ligeramente la cabeza, colocando mejor su cabello después. Su primer impulso había sido bajarse del avión y avisar a Yuuri, pero prefería tener todo el tiempo libre del mundo y no tener que estar pendiente de otras cosas mientras estaba con él.— Así que te libras de ayudarme.— Dijo el kazajo al final, en forma de broma, con una ligera sonrisa en sus labios. El camino transcurrió sin prisa, entre conversaciones banales entre los dos amigos. El camino no se le hizo para nada largo, aunque en si lo era un poco; sin darse cuenta, había empezado a sentir el cuerpo helado, daba gracias de que habían llegado.

Dejó que Yuri pasara primero al bloque de pisos y marcó el cuarto piso en el ascensor. Al llegar, solo le bastó abrir con la llave para que el joven ruso viera su nuevo hogar. Era un apartamento bastante sencillo en comparación con otros que Mijail le había enseñado. Otabek era bastante simple en cuestión de donde o como vivir, así que había escogido el más simple y en el que se sentía más cómodo. Cerró detrás de ambos y esperó una reacción del ruso.

¿Qué te parece?— Preguntó el kazajo, acercándose a la mesa del centro para coger el mando de la calefacción y encenderla. Después se desprendió de todos los abrigos, quedando más cómodo.— Mijail se encargó de buscarme apartamento, deberías de haber visto los otros, eran demasiado lujosos.— Medio se quejó el kazajo, observando también el espacio. Le había quedado bien decorado, aunque tampoco era algo exagerado.
CON YURIO, San Petersburgo






friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2270

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Sáb 15 Abr - 19:13

I DON'T LIKE SURPRISES
except for this one
Porque tienes aspecto de ser una persona seria y responsable —. Dijo sin tener que pensárselo. Yuri sabía perfectamente que bajo aquella chaqueta de cuero y aquella moto, había un chico más que centrado. Su abuelo, siendo una persona bastante recta, se sentiría atraído por aquello. Además, aunque no lo dijo en voz alta, estaba claro que Yuri le había hecho buena publicidad cuando habían hablado por teléfono. No había mucho más.

Cuando le dijo que llevaba un par de días allí, se mordió el labio inferior pero decidió no darle la mayor importancia. Suponía que Otabek había estado liado con demasiadas cosas, y que no se habrían visto muchas veces en aquel tiempo igualmente.

Luego continuaron hablando de cosas sin importancia. A pesar de que Yuri estaba acostumbrado a aquel frío, acabó deseando llegar a casa. Por suerte, no tardaron mucho en hacerlo. El ruso se quedó durante unos segundos impactado por la estética del apartamento. ¿Sinceramente? Se había esperado algo así de Otabek. Cómodo pero sin lujos ni cosas ostentosas e inútiles. Le gustaba. De hecho, le gustaba mucho.

Está muy bien —. Dijo, paseándose por el comedor mientras se quitaba tanto el abrigo como la sudadera que llevaba encima. Debajo, solo quedó una camiseta de algodón bastante cómoda. Yuri se quedó mirando todos los detalles hasta que, de repente, algo captó irremediablemente su atención —. ¿Tienes... Una mesa de mezclas? —. Preguntó, algo incrédulo. Aquello era material profesional, nadie se gastaba el dinero que valía una cosa así por puro capricho.

Lentamente, se acercó hasta donde estaba, pero no se atrevió a tocarla. Nunca había estado tan cerca de una, salvo tal vez en alguna competición —. ¿Creas tu propia música? —. Le preguntó, sin poder evitarlo.
CON OTABEK, SAN PETERSBURGO


   


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1426

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Sáb 15 Abr - 20:03

I don't like surprises
Except for this one
Oh. Bueno, creo que lo soy.— Dijo Otabek, con una leve risa saliendo de sus labios. ¿Así que por eso le caería bien a su abuelo? Bueno, no era un mal argumento. Lo que menos querían los familiares de alguien era que se juntara con malas influencias. Por el resto del camino estuvo pensando en aquel hipotético futuro encuentro; la verdad es que al kazajo se le daba relacionarse con gente de su edad como mayores. Tampoco quería parecer ante el hombre alguien cerrado. Miles de pensamientos abordaron su mente y se reprochó a sí mismo porque aquello parecía como si buscara la aceptación de un padre para llevarse la mano de su hija.

Tuvo suerte que entre todas las conversaciones llegaron rápido al apartamento. Mientras veía con una ligera sonrisa como Yuri se movía por el apartamento, fijando su mirada en todas las cosas que veía, Otabek se quitó la ropa hasta acabar en una camiseta blanca de manga corta. La verdad es que con esa calefacción puesta iba a necesitarlo, sólo se abrigaba cuando necesitaba salir a la calle. Otabek no tenía un cuerpo delicado y elegante como muchos patinadores, sino que era musculado y eso podía notarse con cualquier ropa algo ceñida, aunque no era algo que le incomodara en lo absoluto. Dejó las llaves en la mesa y se dirigió a la cocina para coger algo de beber. Iba a preguntarle al rubio si quería algo, pero su pregunta hizo que pospusiera la suya para después.

Oh si, desde hace años.— Dijo, llevándose una botella de agua a los labios para beber un largo trago.— ¿Quieres algo de beber? Puedes cotillear y coger lo que quieras.— Le ofreció, totalmente acogedor y sincero. Después de aquello volvió a su lado, junto a la mesa de mezclas y le quitó un poco de polvo que tenía en un lado; hacia tiempo que no la usaba porque la tenía en Almaty y no había tenido tiempo en el último año de tocarla. Aunque se había molestado en limpiarla a fondo, habia algo de polvo que aún se resistía. Yuri parecía realmente curioso por esa faceta de su vida. No se lo reprochaba, podía resultar totalmente inesperado.

Sí. Aunque la mayoría de veces cojo una canción existente y la modificó como quiera.— Le explicó, no tenía demasiada imaginación para crear una base y seguir a partir de ahí.Prefería modificar cualquier cosa y hacerla suya propia, era mucho más divertido. Aunque nunca utilizaría algo así para las competiciones; eran mucho más aptas las melodías clásicas.— Cuando era algo más pequeño tuve una lesión que me alejó de las pistas, así que empecé a tocar para no aburrirme y encontré un nuevo hobbie.— Le explicó, con una ligera sonrisa nostálgica.

Oficialmente soy DJ, de vez en cuando me invitan a alguna discoteca para pinchar allí.— Le contó, divertido. Pasó al otro lado y se sentó en la silla que había en frente de la mesa de mezclas, regulándola a la altura de la mesa hasta sentirse cómodo. Abrió el portátil que tenía al lado y buscó por algo de música que le inspirara en esos momentos.— ¿Es raro que yo haga algo así?— Preguntó, divertido, viendo que la cara de Yuri era sorprendida y cada vez más curiosa.— Voy a enseñarte algo, aunque hace mucho que no lo hago. Estoy oxidado.— Avisó el kazajo, que de repente sentía una fuerte motivación para tocar. Cuando empezó a tocar y a evolucionar con los años, descubrió que tenía una gran agilidad y rapidez en los dedos y oído para la música. Otabek le hizo un gesto a Yuri para que se sentara si quería; podía escoger el sofá, una silla a su lado o quedarse de pie, lo que prefiriera. Y sin más, cuando lo tuvo todo en la cabeza, conectó toda la mesa y comenzó a tocar.
CON YURIO, San Petersburgo






friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2270

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Sáb 15 Abr - 20:57

I DON'T LIKE SURPRISES
except for this one
Yuri no estaba dando crédito a lo que sucedía en esos momentos. A pesar de la imagen un poco rebelde que Otabek daba en ocasiones, en el fondo sabía perfectamente que era una persona más bien seria, tranquila. Jamás se habría esperado que fuera DJ. De hecho, hasta ese momento se lo había imaginado más del tipo de persona que se acomoda en su sofá con un libro que del que sale de fiesta por la noche una y otra vez.

Vale, parecía ser que Otabek Altin no iba a dejar de sorprenderle una vez detrás de otra. ¿Lo peor de todo? Que cada cosa que aprendía de él le gustaba un poco más que la anterior. Iba a acabar con su mente y con su corazón de un maldito infarto. Era demasiado perfecto para ser real o, al menos, lo era para los estándares de Yuri. ¿Qué más podía pedirle?

Pues... ¿Sí? —. Respondió, algo duditativo, cuando le preguntó si era raro. Para empezar, los patinadores no tenían apenas tiempo para tener hobbies. Para continuar, ¿en serio? ¿DJ? Seguía sin poder asimilarlo del todo —. Pensaba que eras un aburrido —. Intentó picarle, con una sonrisa, mientras cogía una silla y la colocaba cerca de la de Otabek, dispuesto a observar con atención cómo diablos manejaba esa cosa.

Mucha gente pensaba de Yuri que era un hada y mierdas de esas pero, en el fondo, aquellas cosas le molestaban. No tenía más remedio que acatarlas porque parecía ser que era la imagen que más le gustaba a sus fans pero, cuando empezó a tocar, se preguntó si en algún momento podría patinar al son de una mezcla como aquella. Desde luego, sería todo un soplo de aire fresco en la música que normalmente le escogían. Jamás podría ser en competición... ¿Pero en una exhibición? Podría ser realmente genial.

¿Por qué me habías ocultado algo así, Altin? —. Le preguntó, con una sonrisa de oreja a oreja. Se sentía a gusto en aquel apartamento. Con él. Escuchando la música que hacía. Suponía que era el estado más puro y natural de Otabek. Y le gustaba —. Ojalá pudiera ir a verte tocar, seguro que la gente te adora.
CON OTABEK, SAN PETERSBURGO


   


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1426

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Sáb 15 Abr - 22:05

I don't like surprises
Except for this one
Que halagador.— Comentó el kazajo, divertido, cuando escuchó decir al rubio que pensaba que era aburrido. No le importaba que los demás lo pensaran, pero que Yuri le dijera eso, hirió un poco su orgullo. Malos recuerdos del pasado, quizás. Otabek colocó los amplificadores, no ha demasiada potencia para no molestar en demasía a los vecinos, y comenzó a tocar. Aquello era, junto con el patinaje, lo que más le gustaba y lo que más lograba tranquilizarlo. Se metía de lleno en ello, poniendo todo el corazón, sólo que uno requería esfuerzo físico y el otro más mental. Era Otabek en cualquiera de los dos casos, pero se sentía muy libre cuando tocaba.

Dio todo lo que tenía y lo que recordaba en volver a tocar aquello, quizás porque quería sorprender a Yuri, también porque realmente lo hacía sentir vivo. Cuando terminó, suspiró profundamente y se pasó el antebrazo por la frente para retirar algunas gotas de sudor. Aquello era frenético, y le encantaba. Las palabras de Yuri le hicieron mirarlo y la sonrisa que se encontró, tan amplia y sincera, le sorprendió pero le hizo sonreír de la misma manera. — No te lo he ocultado, simplemente no ha surgido.— Comentó, cerrando el portátil y apagando tanto los amplificadores como la mesa de mezclas. Ya había hecho una demostración, no quería darle demasiados motivos a los vecinos para empezar a caerles mal.

¿O esperabas que me presentara tipo: Hola, Soy Otabek y soy DJ?— Otabek se echó a reír levemente, de lo ridícula que le parecía la escena. El kazajo no era una persona extrovertida y que fuera contando cosas de sí mismo nada más conocer a alguien. Necesitaba tiempo y confianza, y así poco a poco Yuri comenzaba a saber de él.— Puedo tocar para ti todas las veces que quieras.— Ofreció él con una ligera sonrisa, aunque sabía que no era lo mismo que verlo en directo, pero Yuri aún no tenía la edad suficiente como para poder entrar a una discoteca, ni le gustaría que estuviera en ese tipo de ambientes.

Si era verdad que Otabek trabajaba como DJ cuando tenía tiempo libre y lo invitaban a algún lado; la verdad es que no sabía ni como había empezado con todo aquello pero era algo divertido. Sin embargo no caía en los vicios de las discotecas, ni bebía, ni fumaba, ni le interesaban las drogas. Sólo bailaba muy de vez en cuando cuando necesitaba desahogarse por completo. — Si quieres saber algo, entonces solo pregúntame.— Ofreció el kazajo, divertido, interesado por qué curiosidades tendría el ruso sobre él.
CON YURIO, San Petersburgo






friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2270

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Sáb 15 Abr - 23:52

I DON'T LIKE SURPRISES
except for this one
Yuri disfrutó de principio a fin. Sabía que la exhibición había sido larga solo porque habían sonado muchas canciones, pero a él se le había pasado en un suspiro. Sus ojos no se perdieron un solo detalle de lo que hacía con sus manos. Poco a poco, comenzó a comprender algunos patrones, pero iba tan rápido y tan certero que muchas cosas se le pasaban por alto. La verdad es que admiraba profundamente que alguien pudiera dominar dos cosas tan complicadas como el patinaje y la música al mismo tiempo. Eso le hizo sentirse un poco mal consigo mismo, pensando en si tal vez estaba echando al garete su vida solo por una década de gloria sobre el hielo.

Sin embargo, la voz de Otabek se sacó de sus pensamientos y le hizo mirarle a los ojos, con una pequeña sonrisa —. Vale, tú ganas. Presentarte así sería más propio de JJ que de ti —. Bromeó, dándole un pequeño golecito en el brazo con el hombro —. Es solo que jamás se me habría pasado por la cabeza preguntarte si eras DJ. No sé, a lo mejor soy raro —. Tras aquellas palabras, rio levemente.

Su mirada brillaba intensamente, posiblemente fruto de la emoción. Él no se había dado cuenta, pero tal vez estaba siendo demasiado efusivo a la hora de mostrarse tan satisfecho con el otro. De haberse dado cuenta, posiblemente estaría avergonzado —. Me encantaría encontrar una mezcla que se pudiera bailar. Quiero decir —. Añadió rápidamente —. No como ballet ni nada de eso, obviamente —. Por un momento, le dio miedo que Otabek pensase que solo sabía hacer aquello: ballet. Yuri era mucho más que eso, o al menos lo intentaba cuando Lilia no miraba —. A lo mejor haríamos un buen dúo para cuando nos tengamos que retirar —. Bromeó —. DJ y showman.  

Me gusta tu estilo —. Añadió —. Tienes buen gusto —. Fue lo último que dijo antes de quedarse pensativo. Otabek le había dicho que podía preguntar lo que quisiera y, aunque tenía mil dudas en la cabeza, decidió no ser un pesado, ni mucho menos un entrometido. Finalmente, decidió salirse por lo que más curiosidad le causaba —. ¿Qué haces para que tus movimientos sobre el hielo sean tan estéticos si no bailas? —. Su voz estaba cargada de curiosidad. No tenía memoria de que ningún patinador hubiese hecho aquello, y el mero hecho de que Otabek hubiese llegado tan lejos con su propio estilo despertaba más que admiración en él.
CON OTABEK, SAN PETERSBURGO


   


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1426

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Dom 16 Abr - 0:40

I don't like surprises
Except for this one
Otabek no pudo más que reír levemente ante la mención de Leroy, la verdad es que no se imaginaba teniendo ese tipo de personalidad, y aún así era uno de los pocos patinadores que siempre le hablaba si lo veía por ahí durante las competiciones. Era seguro de sí mismo hasta llegar a ser arrogante, y lo demostraba con creces.—Es normal.— Aceptó el kazajo, que tuvo que darle la razón a su compañero, ya que preguntar aquello específicamente sería algo extraño. Sin embargo, podría haber preguntado por sus aficiones perfectamente y él se lo hubiera dicho. Aunque le había gustado la forma que habían tomado las cosas, como lo había descubierto el rubio y ver su cara de sorpresa y satisfacción al escucharle. Eso no tenía precio.

Cuando Yuri comenzó a hablar sobre un baile que le fuera a ese tipo de música, pensó que, de haber uno definido, seguramente sería algo frenético. Pero le estaba dando a entender que también conocía distintas formas de bailar aparte de aquella ue se combinaba con el patinaje. — Entonces, ¿qué más bailas?— Preguntó, curioso, apoyando su brazo en el respaldar de la silla para girarse ligeramente hacía él, mirándolo curioso. Lo que dijo sobre aquel dúo en un futuro le hizo reír levemente. — Eh, sería una buena forma de retirarse.— Aceptó. Después de todo, los patinadores solían retirarse sobre la treintena, y los DJs mientras fueran creativos y pudieran evolucionar con los instrumentos, siempre eran aceptados. Cuando comentó que le gustaba su estilo, Otabek sonrió de forma suave, también agradecida.

Gracias por escucharme.— Le agradeció, ya que había podido mostrarle aquella habilidad a pocas personas, o quizás es que la satisfacción y fascinación que había mostrado Yuri valía más que la de los demás.El kazajo esperó por la pregunta que él quisiera hacerle, crujiéndose ligeramente los dedos de sus manos.—Oh.— La verdad es que esperaba preguntas personales en vez de algo relacionado con el patinaje, pero tampoco le importó responder a la curiosidad de Yuri. — Ya te conté que estuve en los entrenamientos de Yakov cuando era más joven.— De hecho, allí se habían conocido, aunque el ruso pareció no recordarlo cuando se lo contó en Barcelona, hacia ya algunos meses. Era normal, Otabek siempre había parecido ser invisible para las demás hasta que fue capaz de desarrollar su potencial, con la edad.

Y la verdad es que siempre tuve muy poca flexibilidad. Además mi cuerpo es musculado y fuerte, no es delicado y elegante.— Puntualizó, eso contaba mucho a la hora de la estética, al menos eso pensaba él. No podía hacer movimientos delicados y afeminados porque simplemente no iban con él.—Nunca volví a intentar el ballet.— Admitió, rascándose ligeramente la cabeza, solo para después recolocarse el cabello hacia atrás.—Para un patinador son muy importantes los movimientos, así que pensé en hacerlos de una forma diferente. Hacerlos míos.— Comentó, pensativo, mientras perdía su mirada intensa por el paisaje que se veía a través de la ventana. Tenía potencial y talento, si no podía ser como el resto de patinadores, sería diferente. No era el ballet o nada. Existían otros caminos.

Pensé, si no les muestro algo que no pueden hacer, nunca ganaré.—Murmuró. Esa había sido su determinación cuando era pequeño. — Estudié y practiqué distintos bailes, fijándome en cada movimiento y en como podía amoldarlos a mi sin parecer una estatua rígida.— Confesó, recordando los momentos de su adolescencia en los que se había esforzado tanto. Había ensayado coreografías hasta terminar con heridas abiertas y sangrando debido a la caída en los saltos, había practicado día y noche hasta que su cuerpo se movía con cierta gracilidad y no parecía tan rígido. Cuando adquirió más fuerza los saltos le resultaban fáciles porque podía saltar alto y aguantar la caída sin dañarse. Pero al parecer no conseguía del todo triunfar. Tenía interés por ver que pasaría esa temporada con Mijail como entrenador.
CON YURIO, San Petersburgo






friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2270

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Sáb 22 Abr - 18:00

I DON'T LIKE SURPRISES
except for this one
Yuri sonrió levemente ante la pregunta del otro. Todo el mundo sabía que practicaba otras cosas en sus horas libres, pero eran tan escasas y estaba tan agotado la mayoría de las veces, que era muy poco lo que había podido aprender —. Bailes modernos, sobre todo —. Respondió con naturalidad —. Me gusta especialmente el hip hop porque requiere bastante elasticidad y fuerza. No es taaaaan diferente al ballet en el fondo, aunque los ritmos y las poses sean muy distintas —. Yuri había pensado alguna vez en tomar clases en serio, ¿pero para qué le servirían? Entre patinar, entrenar con Yakov y Lilia y sacar a flote sus estudios, solo podía comer y dormir.

Por eso no añadió nada más y simplemente escuchó atentamente lo que Otabek le decía. A lo mejor se había excedido un poco preguntando aquello, teniendo en cuenta que parecía ser un tema que no le agradaba demasiado al kazajo. No podía culparle por ello. Suponía que su carrera había sido el doble de complicada que las del resto de patinadores por ello. No bailar era algo tan insólito que despertaba expectación, pero también rechazo. Seguramente nadie tendría mucha fe en él hasta que no logró hacerse un hueco de verdad entre los mejores. Un hueco que, por cierto, para Yuri estaba más que bien merecido. Ahora que lo pensaba bien, le avergonzaba bastante el hecho de haber olvidado el verano en el que se conocieron. No entendía cómo Otabek no estaba un poco resentido por ello. Él lo estaría.

Yuri se sonrojó un poco, producto de la vergüenza cuando el otro lo mencionó, pero no le interrumpió. Su explicación consiguió dejarle un poco anonadado. A lo mejor había esperado que le respondiera que tomaba artes marciales o algo así, disciplinas que, aunque no tenían nada que ver con el baile, también requerían mucho control sobre el propio cuerpo. Sin embargo, Otabek había dicho que había tomado otros estilos de baile así que, en el fondo, lo que había hecho era enfrentarse a sus propios demonios pero desde una perspectiva distinta. Era bastante admirable.

Vaya —. Dijo por lo bajo, complacido con lo que había escuchado —. Al menos ya sabes que ha dado sus frutos —. Trató de animarle —. A mí no me pareces una estatua rígida. Tus movimientos solo son mucho más duros que los del resto de patinadores, pero eso no quiere decir que no sean gráciles. Es otro modo de belleza, a lo mejor más masculina. Algo que parece ser que es inalcanzable para muchos de nosotros—. Se quejó, recordando cómo sus fans y casi todos los medios se empeñaban en llamarle hada y cosas mucho más estúpidas solo por ser grácil.

Tras unos segundos, en los que se mordió el labio inferior, acabó por preguntarle —. ¿Querrías hacer yoga conmigo? —. Cuestionó, mirándole a los ojos —. Lilia me obliga a tomar dos horas de clase dos mañanas a la semana, antes de los entrenamientos sobre el hielo. Al principio me parecían una tontería, pero me han ayudado bastante a controlar mi cuerpo, y también mi mente. A lo mejor tú también te sientes mejor si lo intentas. Además, no tendrás que bailar, lo prometo —. Trató de bromear, con una pequeña sonrisa.
CON OTABEK, SAN PETERSBURGO


   


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1426

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Sáb 22 Abr - 20:22

I don't like surprises
Except for this one
Otabek sintió cierto interés por aquellos bailes que Yuri decía practicar; en realidad se moría por verlo bailar de esa manera, por verlo esforzarse por algo que, a su parecer, era tan diferente de todo el mundo del patinaje. Estaba acostumbrado, igual que con el resto de patinadores, de solo verlos sobre la pista, ver sus emociones y sentimientos a través de sus actuaciones. Pero ver a Yuri esforzarse en otro tipo de cosas era algo que lo atraía irremediablemente, ¿quizás así se había sentido él al descubrir su hobbie secreto? El kazajo se dejó llevar en la respuesta a la pregunta que el ruso le había hecho. Respondió con el corazón, con sus recuerdos.

En su momento, cuando era más joven, se había sentido totalmente frustrado y estúpido por no poder ser igual de elástico que todos los demás. Por no poder llegar por mucho que se esforzara. Recordaba haber visto a Yuri, con aquella mirada de soldado, hacer aquellos ejercicios de forma tan fluida. Su imagen, grácil y bella, había permanecido en sus recuerdos durante años. Aunque no sería algo que admitiría fácilmente. Casi no sabía que esperar del rubio cuando terminó de hablar; la verdad es que no esperaba abrirse tanto con aquello, pero de todos modos no se lamentaba si quien lo escuchaba era Yuri. Sus palabras le hicieron sonreír ligeramente, agradecido, pero rió levemente cuando comentó aquello último. Yuri parecía realmente molesto por ser visto como un hada por los medios y por los fans.

Tu modo de belleza me gusta, Yuri.— Comentó, refiriéndose a que su modo de moverse le gustaba, que no tenía que molestarse por ser tratado como delicado. Había una gran belleza en eso.— Estoy seguro de que si hubieras actuado con Eros, hubiera caído ante ti.— Susurró. Su rostro era sincero y su mirada se fijó en la contraria intensamente, sin darse cuenta a penas de lo que decía. No podía mostrar aquellos sentimientos delante de él, pero podía interpretarse como algo de apoyo hacia el ruso. Si no le hubiera tocado Agape, aquel amor inocente y grácil, sino uno más maduro y sensual, Otabek estaba seguro de que habría caído aún más por él.

Esperando que aquella confesión no enrareciera el ambiente, escuchó aquella propuesta por parte del rubio, que le sorprendió bastante. No pudo evitar reír un poco de todas maneras.— Será vergonzoso que veas mi falta de elasticidad.— Le dijo, divertido. Una cosa era cuando ambos eran más pequeños, y otra ahora ya más crecidos. Sin embargo, no había sido un rechazo.— Pero sí, me gustaría.— Aceptó finalmente, con una sonrisa.— Si compartimos pista y entrenamientos podrías venir aquí esos días para practicar y después ir juntos a la pista. Si quieres.— Le ofreció, puesto que quizás sería lo más conveniente para ambos y para ahorrar tiempo. La idea de tenerlo en su casa más tiempo del normal le gustaba, imaginarlo rondando por aquellas nuevas cuatro paredes era interesante.
CON YURIO, San Petersburgo






friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2270

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Novocaine el Sáb 29 Abr - 13:38

I DON'T LIKE SURPRISES
except for this one
Vale, o Yuri no se había lavado bien aquella mañana los oídos, o simplemente se había vuelto loco y estaba alucinando. No podía ser Otabek hubiese mencionado a Eros tan tranquilamente y que, aún encima, lo hubiese hecho con aquella cara de póker como si estuviera hablando del tiempo. Sin poder evitarlo, sus mejillas comenzaron a tomar un tono rojizo que le provocaba la mayor vergüenza del universo. El ruso sabía perfectamente que aquella mención había sido inocente, tenía que serlo, pero aun así, no se la podía arrancar de la cabeza ni con alicates. ¿A qué venía eso?

Desde le principio, él había querido ejecutar el programa de Eros. Sin embargo, había tenido que conformarse con Agape. No se arrepentía porque le había dado muy buenos resultados, pero siempre le quedaría la espina de haber perdido aquel día en el Aguas Termales sobre Hielo. Que Otabek pensase que él podía llevar a Eros a otro nivel, posiblemente uno que no tenía nada que ver con el de Katsuki, le ponía de los nervios y al mismo tiempo le encantaba.

Sin darse cuenta de lo que estaba haciendo, se imaginó por un momento cómo habría sido que Otabek hubiese patinado también con Eros. Él, posiblemente, estaría en ese momento enterrado a dos metros bajo tierra a causa de un infarto prematuro.

Finalmente, logró recomponerse un poco y carraspeó levemente para recuperar la voz —. Bueno, podría patinarlo un día y lo sabremos —. Bromeó. Se sabía aquel programa de memoria de tantas veces que lo había visto, así que sabía que no iba a ser complicado copiarlo y adaptarlo. Además, para él era mucho más sencillo meterse en la piel de Eros que en la de Agape. No necesitaba tener ningún tipo de experiencia como para saber qué era el deseo y personificarlo.

Ante su respuesta positiva para quedar a hacer yoga, Ruti sonrió genuinamente y asintió con la cabeza. Aquello iba a ser divertido, más que nada porque hacerlo solo le aburría sobremanera. Al principio estaba bien, a la hora ya cansaba —. No te juzgaré, tienes mi palabra —. Le prometió, alzando la palma derecha en el aire como si hiciera algún juramento solmene —. Eso sería genial —. Concluyó al fin. Iba a añadir algo más, pero de pronto su teléfono móvil comenzó a vibrar en su bolsillo y tuvo que gruñir por lo bajo mientras lo sacaba. Era Lilia.
CON OTABEK, SAN PETERSBURGO


   


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1426

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Zoldyck el Sáb 29 Abr - 14:35

I don't like surprises
Except for this one
En ocasiones, cuando Otabek observaba el rostro de Yuri, veía ciertas reacciones a sus palabras o acciones. Aquellos leves sonrojos, las sonrisa sinceras y naturales, sabía que no debía interpretarlas como algo más. Para el ruso era tan importante como para el kazajo aquella amistad; siempre habían sido de pocos amigos, y tener uno que se volvía cada vez más íntimo era una parte importante de sus vidas.

No podía esperar que Yuri sintiera algo por él, lo sabía de sobremanera, por eso quería mantenerse en cierta parte al margen, siendo ese amigo que no iba a fallarle. En cierta parte era doloroso, pero Otabek era quizás, demasiado bueno ocultando sus sentimientos bajo aquella máscara seria. La idea de verlo patinar con Eros, intentando seducir al público y transmitiendo algo mucho más adulto le atraía demasiado, pero solo asintió divertido ante las palabras del ruso.

Parecía realmente contento también de que accediera a aquellas lecciones de yoga y no pudo evitar reír levemente cuando hizo aquello de prometerle no juzgarle, de forma tan cómica. Iba a decirle que hablaría con Mijail para aclararlo todo y comunicarselo lo más rápido posible; después de todo los Europeos se estaban acercando y aunque Otabek no podía participar, le gustaría apoyar a Yuri en todo aquello. Sin embargo, se calló cuando escuchó el móvil del ruso sonar tan incesantemente, haciéndole un gesto para que lo cogiera sin problemas. Mientras, Otabek se dedicó a apagar la mesa de mezclas, desconectarlo todo y guardar su portátil para otra ocasión. No le cabía ninguna duda de que aquella llamada sería de Lilia, así que cuando Yuri volvió a su lado, Otabek se levantó para ponerse algo más abrigado de lo que llevaba anteriormente.

Puedo acercarte en moto, así no tardaremos mucho.— Le ofreció, con una ligera sonrisa. No sabía si había avisado a Lilia de que saldría, aunque ninguno sabía que iban a llevarse todo el día juntos o donde iban a ir. Pero era cierto que fuera apenas quedaba ya sol y hacía mucho frío, así que Otabek prefería asegurarse de que Yuri llegaba bien donde fuera que viviese junto a la mujer.— Te informaré de lo que me diga Mijal, ¿vale?— Le dijo, sincero, después de todo le había ocultado todo aquello hasta ese momento, incluso que llevaba unos días ya viviendo allí. Quería ser sincero con él, al menos en todo lo que pudiera.  
CON YURIO, San Petersburgo






friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2270

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ice soldiers.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.