Últimos temas
» Dark arrow
Hoy a las 4:19 por Seishiro

» There's a fucking pony head in my bed! [Buzón]
Hoy a las 2:01 por Magik

» Don´t let me down
Hoy a las 1:53 por Magik

» VI. In light of the seven
Hoy a las 1:27 por Willow

» Death is equal
Ayer a las 22:29 por Nightingale

» Hide and seek
Ayer a las 20:41 por SapphireDragon

» The ghost of Christmas present
Ayer a las 20:35 por Fenrir

» ~ La joven y el señor vagabundo.
Ayer a las 15:57 por SapphireDragon

» ─Play With Fire
Ayer a las 7:17 por Seishiro

» Why don't we find out?
Ayer a las 3:50 por Nébula

» You were my lesson I had to learnt
Ayer a las 1:17 por SapphireDragon

» Oh somewhere deep inside of these bones...
Ayer a las 1:13 por Shadows Takes All

» Reality just killed magic.
Sáb 18 Nov - 23:28 por Winter Wiccan

» Set fire to the rain
Sáb 18 Nov - 19:27 por Young Sheldon

» ~ Beauty, courage & nobility
Sáb 18 Nov - 17:33 por FireFly

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project
function selectCode(e) { var doc = document , text = $(e).closest("dl").find(".cont_code,code").get(0) , range, selection ; if (doc.body.createTextRange) { range = document.body.createTextRange(); range.moveToElementText(text); range.select(); } else if (window.getSelection) { selection = window.getSelection(); range = document.createRange(); range.selectNodeContents(text); selection.removeAllRanges(); selection.addRange(range); } }; $(function(){$("dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd.code, dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd > code").closest("dl").find('dt').append('Seleccionar')});

We were born to make history.

Página 1 de 10. 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

We were born to make history.

Mensaje por Zoldyck el Jue 5 Ene - 13:02


WE WERE BORN TO MAKE HISTORY
La relación entre Victor y Yuri se hacía cada vez más fuerte desde que se conocieran; el ruso hacia que se sintiera más seguro sobre sus habilidades y sobre el hielo y sin darse cuenta, él mismo estaba dando más sentido a la vida de Victor. Se complementaban entre sí. Yuri siempre pensó que los sentimientos que, poco a poco, florecían dentro de sí mismo, procedían de la admiración que siempre había sentido por su ídolo.

Sin embargo, desde que Victor lo besase sobre la pista delante de todo el mundo, tras su gran actuación, no se siente del todo así. Yuri se siente confundido después de esa competición. No logra concentrarse en las prácticas y no deja de caer y hacerse daño. A su vez, tampoco se siente cómodo al lado de Victor. Se siente nervioso y su corazón late demasiado rápido. Victor siempre suele rondar demasiado cerca de él, tocándolo y abrazándolo, pero no puede aguantarlo más. Sin saber cuales son sus sentimientos y mucho menos los de Victor, cree que lo mejor es mantenerse distanciado de su entrenador, para aclarar sus sentimientos y calmarse.

Pero no todo es tan fácil, Victor no comprenderá porque el japonés se aleja y se acercará aún más para preguntarle y saber que ocurre. ¿Descubrirán al final los verdaderos sentimientos del otro? De todas maneras, no es todo tan fácil. Las sociedades de sus países no aceptan fácilmente la homosexualidad, ¿qué sería de sus carreras si realmente se descubriera lo que sienten?
YURI KATSUKI
23 | patinador japonés | amidamaru
VICTOR NIKIFOROV
27 | patinador ruso | novocaine

CS | YURI!!! ON ICE | 1 X 1




Última edición por Kingsglaive el Jue 6 Abr - 23:23, editado 1 vez


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2287

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Novocaine el Vie 6 Ene - 13:18

1. Did you know that ice can burn?
Viktor・Pista de hielo・08:45h
Viktor pensaba que después de ganar la plata en la Copa de China, Yuuri ganaría un poco más de confianza en sí mismo y que con ello mejoraría exponencialmente sus aptitudes con respecto al patinaje. Cómo no, se equivocaba. Ahora que estaban entrenando duramente para Rostelecom, el patinador japonés estaba fallando más que nunca en sus saltos. De vez en cuando lograba clavar los más complicados, pero la mayoría de veces lo único que conseguía era fallar en los más sencillos por no alcanzar suficiente velocidad o dar más o menos rotaciones de la cuenta.

A pesar de que intentaba ocultarlo lo mejor que podía para no minar la confianza de Yuuri, a Viktor comenzaba a picarle la inquietud. ¿Y si no conseguía llegar al Grand Prix? Se había propuesto llevar a su pupilo a lo más alto, y no conseguir siquiera clasificarlo para la prueba sería el altibajo más duro de toda su carrera. Aun así, y a pesar de que su reputación estaba en juego, lo que más le continuaba preocupando era el estado mental de Yuuri.

Su actitud extraña no solo se hacía palpable sobre el hielo. Cuando comían juntos o simplemente conversaban, también podía notarlo mucho más ausente de lo habitual. Como si se hubiera encerrado en sus pensamientos y no quisiera dejarle entrar en ellos. Esa era otra de las cosas por las que el pentacampeón del mundo tenía un sabor amargo en la boca continuamente. ¿Estaría haciendo algo mal? ¿Seguiría Yuuri molesto con él por lo que había pasado en China? Eso no tenía demasiada lógica, puesto que su actitud cerrada no se había hecho tan evidente hasta que no comenzaron los entrenamientos de nuevo.

Aquella mañana, en la que habían madrugado más de la cuenta para ir a entrenar, transcurría exactamente igual que el resto: Yuuri entrenaba solo en la pista y Viktor le ordenaba y sugería cosas desde fuera. Sin embargo, aquel entrenamiento estaba yendo (incluso) peor que los anteriores. Seguramente, de haber sido él el que estuviera en la pista y Yakov fuera su entrenador, se habría llevado unos cuantos gritos y regañinas antes de ser castigado sin patinar durante un par de días para aclarar su mente. Sin embargo, sabía que eso no funcionaría con Yuuri, y que solo conseguiría minar aún más su estado de ánimo.

Fue por eso que, transcurridas un par de horas, se marchó de la pista sin decir nada, con la única orden de que Yuuri siquiera practicando axel triple. Así se adentró en los vestuarios, donde había dejado su bolsa de deporte lista para ser usada. Pacientemente, se quitó la ropa que llevaba y se puso sus prendas de entrenamiento, dejando los patines para el final. Por un momento, sintió como si fuese él mismo quien hubiera vuelto a entrenar.

De aquella manera se presentó nuevamente en la pista, viendo cómo Yuuri conseguía aterrizar sin caerse pero con menos elegancia de la que debería en su nivel. En un acto reflejo, frunció ligeramente el ceño y se quitó los protectores de las cuchillas para entrar en el hielo. Fue una sensación de lo más reconfortante sentir cómo sus pies lo deslizaban grácilmente hacia la posición de Yuuri.

Yuuri —. Lo llamó por su nombre, seguido de un pequeño suspiro que no logró ocultar —. Olvidémonos de los saltos por hoy, ¿sí? —. Dijo, esta vez con un tono un poco más suave —. Vamos a pulir la secuencia de pasos y trabajaremos la limpieza de los movimientos. Tus mayores puntuaciones siempre son en ejecución. ¡Quiero potenciar eso para Rostelecom! —. Añadió finalmente, imprimiendo más entusiasmo en sus palabras. Sí, en el fondo se moría de ganas por que Yuuri impresionara al público de su país natal.


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1444

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Zoldyck el Miér 11 Ene - 21:56

1. Did you know that ice can burn?
Viktor・Pista de hielo・08:45h
Después de la copa de China, las cosas habían ido cuesta abajo y sin frenos. Si bien los primeros días Yuuri no había dado síntomas de que le ocurriera algo, después cambió. Quizás se diera cuenta de la realidad un poco más tarde, pero la verdad es que no podía obviarlo. No podía olvidar ese beso que Viktor le había dado después de su programa libre. Lo único que le había dicho había sido "sólo se me ocurría esto para sorprenderte más de lo que tu lo has hecho", pero eso no le decía realmente nada. ¿Es que ese beso había sido sólo por un juego? En realidad el japonés sabía bien poco si quería que fuera eso o algo más. Pero desde entonces apenas podía estar cerca de Viktor.

Podía, como cualquier persona normal, mantener una conversación con él, trazar los planes para la siguiente actuación en Rusia, sin embargo, cuando el ruso se acercaba más de la cuenta o daba signos de mayor intimidad, Yuuri se desbocaba y tenía que alejarse de él. Su corazón latía tan fuerte que dolía y su rostro se tintaba de rojo, avergonzándole aún más. Aquello no fue lo peor. Lo peor llegó cuando después de algunos días de descanso, llegó el momento de volver a meterse en la pista de hielo de Hatetsu. Tenía que volver a entrenar para su próxima competición y a pesar de que su cabeza estuviera llena de dudas, Yuuri realmente quería hacer algo especial para Rusia, para el país de Viktor.

Sin embargo, no dejaba de acordarse de aquel beso sobre el hielo, de la sensación de calidez sobre sus labios, alrededor de su cuerpo, el frío hielo después de que ambos cayeran a la pista. Tuvo tantas emociones combinadas que sólo pudo sonreír y no darse cuenta de lo que realmente había pasado. El japonés realmente se sentía inútil, aquella incapacidad estaba minando su entereza y su moral más de lo que imaginaba. Hasta el punto de que no podía clavar ningún salto, mucho menos los más difíciles. Y podía ver y notar la preocupación en el rostro del ruso. Se sentía observado y juzgado y no podía hacer nada por ponerle arreglo. Caía y volvía a caer en cada salto y golpeaba el suelo con el puño, frustrado. Cuando su entrenador lo mandó a entrenar un solo salto y se marchó fue inevitable que pensara que ya no quería ver más aquel desastre. Sin embargo no esperaba que Viktor Nikiforov se viera obligado a cambiarse y meterse en la pista de hielo con él porque era incapaz de hacer nada bien. Eso lo llenó aún más de frustración. Cuando Viktor le habló, Yuuri apretó sus puños y los labios, lleno de rabia y lo miró a los ojos.

Quiero seguir practicando los saltos, Viktor.— Le confesó. Llevaba toda la mañana en un esfuerzo constante por concentrarse y hacer aquello bien, pero no parecía que fuera a salir de ninguna manera. —Hasta que no me salga alguno no quiero..— detenerme, pensó. Yuuri suspiró cansado y se retiró las gafas, frotándose ligeramente los ojos sólo para volver a ponérselas después porque sin ellas y sin lentillas poco veía. — Lo siento Viktor, no puedo concentrarme desde hace algunos días. No puedo evitarlo.— Cuando pensaba en su entrenador y en aquel beso que él le había dado en China su corazón latía desbocado y su mente no podía sacar nada en claro, ni siquiera de lo que él mismo sentía. Si no lo había hablado con Viktor era porque estaba demasiado confuso y no sabía si quería algo más del ruso o si por el contrario le destrozaría el saber que para él aquello no había sido nada.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2287

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Novocaine el Jue 12 Ene - 12:38

1. Did you know that ice can burn?
Viktor・Pista de hielo・08:45h
Viktor observó con un poco de sorpresa a Yuuri, aunque la suavidad en su mirada no desapareció del todo. No estaba demasiado acostumbrado a que el patinador japonés cuestionara sus decisiones, ni mucho menos a que tomase las suyas propias de una manera tan segura y consciente de sí misma. Estaba claro que su pupilo estaba cambiando poco a poco. Evolucionaba a ritmo lento pero seguro, y eso como entrenador le complacía.

Lentamente, asintió con la cabeza. Su mano derecha, en un movimiento que parecía totalmente casual y en absoluto premeditado, se alzó en busca de la palma ajena. Desgraciadamente, con los guantes de entrenamiento puestos, lo único que podía sentir piel contra piel era el roce de sus dedos. Esperaba que aquello fuera suficiente para poder infundirle un poco de ánimo a través del tacto.

Está bien —. Resolvió, sin darle demasiadas vueltas —. Pero no puedes estar tan tenso a la hora de saltar. Fallas porque tienes los músculos demasiado rígidos, y seguramente porque no estás pensando en el salto cuando lo ejecutas —. Lo regañó un poco, aunque pronto la figura de entrenador modelo se desvaneció para dejar paso a su cara más personal y humana, la que normalmente solía compartir con Yuuri —. Me preocupa que no estés al cien por cien. He observado que estás continuamente rígido, y no solo en la pista de hielo.

Tras aquello, se calló durante unos segundos y se separó un poco del otro. Su mano, que todavía permanecía unida a la del japonés, tiró un poco de él para llevarlo hasta el centro de aquella pista vacía. Los saltos podían esperar un poco más. Además, no estaba dispuesto a observar de nuevo cómo el patinador fallaba una vez tras otra. Aquello era tan culpa suya como lo era de su aprendiz, y pensaba solucionar el problema antes de volver a lanzarlo solo al entrenamiento puro y duro.

Después de todos aquellos meses con él, comenzaba a comprender cómo funcionaba la mente de Yuuri. Desde luego, no era para nada sencilla y suponía un reto día tras día. Por suerte, tenía todo el tiempo del mundo.

Ven, déjate llevar —. Pidió, al mismo tiempo que lo instaba a dar una vuelta como si de un patoso baile se tratara. Nunca había bailado en el hielo con nadie, pero en ese mismo instante sentía unas terribles ganas de hacerlo con él. Por suerte, parecía ser que ninguno de los dos tenía ni idea de cómo hacerlo, así que nadie haría el ridículo

Cuando por fin hubo girado y lo tuvo de nuevo cara a cara, colocó la mano libre en su cintura. Ahora sí que estaban en una posición más o menos decente en la que poder danzar, o al menos lo sería si se encontraran en una pista de baile y no en una de hielo. ¿Conseguiría relajar aquello un poco al japonés de la misma manera en la que lo estaba calmando a él?

Avanzando su pierna derecha para comenzar a patinar juntos a una velocidad a penas apreciable, comenzó a moverse en una música imaginaria que únicamente sonaba dentro de su cabeza, y esperaba que pronto también en la de Yuuri.

Soy tu entrenador. Sabes que puedes compartir cualquier cosa conmigo, ¿verdad? —. Cuestionó, sin apartar su mirada azul de los pequeños pozos oscuros del otro —. Dime, ¿qué es lo que te desconcentra tanto?


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1444

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Zoldyck el Jue 19 Ene - 22:26

1. Did you know that ice can burn?
Viktor・Pista de hielo・08:45h
Para Victor debía de ser raro que Yuuri se comportara de aquella manera. Normalmente solía acatar todas sus órdenes porque él tenía una experiencia que el japonés no, y confiaba en lo que pudiera enseñarle. Sin embargo, estaba tan confuso y cabreado consigo mismo por no poder lograr ni siquiera los saltos más fáciles, que se volvía cabezota y tozudo. El japonés intentó no sobresaltarse demasiado cuando sintió el roce de la mano de Victor sobre la suya, aunque apenas y se sentía el contacto con los guantes y el frío de la pista. Yuuri sólo desvió su mirada ante aquella pequeña regañina que el ruso le estaba dando.

Realmente no servía para eso, su faceta más cercana ayudaba más a Yuuri en sus problemas. Sin embargo, con aquel no creía que el mismo Victor pudiera ayudarle en nada. Frunció los labios cuando dijo que no sólo estaba tenso en la pista, sino también fuera de ella. Se había dado cuenta, por supuesto. Victor daba la impresión de un hombre despreocupado, pero realmente era muy observador y se tomaba las cosas más en serio de lo que parecía. No era raro que se hubiera dado cuenta de aquello. Yuuri se sorprendió de que su cuerpo se moviera en el hielo, y se dio cuenta de que era Victor el que tiraba de él, a través del hielo, hasta el centro de la pista. Lo acompañó y comenzaron a dar algunas vueltas sobre el hielo. No parecían tener ningún orden ni concierto, pero Yuuri nunca había patinado con otra persona, hombre o mujer, no participaba en ese tipo de competiciones. Victor tampoco lo había hecho, al menos no en competiciones, puesto que el japonés sabía toda su trayectoria.

Sintió un escalofrío recorrer su columna cuando una de las manos del ruso se acomodó en su cintura y su rostro se enrojeció levemente debido a la verguenza y a los recuerdos. Para él eso no era nada, para el japonés era otra historia. Así, más cercanos el uno al otro parecía más un baile de salón, sólo que sobre el hielo. Aunque Yuuri sentía su corazón latir rápido y los ojos de Victor sobre él, aquella especie de danza le tranquilizaba y relajaba el cuerpo un poco. Inexplicablemente. No lo entendía. Después de unos momentos de aquella especie de danza, las palabras del ruso lo hizo mirar a sus ojos, encontrándose con la contraria azulada.— N-No creo que pueda compartir esto, Victor.— Sus movimientos descendieron en velocidad hasta que finalmente cesaron y Yuuri se separó de su entrenador. Yuuri lo miró, sintiéndose culpable y estúpido. Lo estaba preocupando y lo estaba haciendo perder la fé en él y en su próxima actuación en Rusia.

Creo que es algo que tengo que solucionar yo mismo. Pero no tengo ni idea de cómo hacerlo.— Yuuri apretó sus puños, impotente y desvió su mirada. Necesitaba salir de allí, o al menos quedarse sólo durante un tiempo. Donde fuera.— Siento preocuparte, Victor.— Era lo único que podía decirle, pero sabía que Victor no era tonto y que no lo dejaría allí. Porque eso estaba bloqueando su camino para las siguientes competiciones. De la manera que estaba, acabaría igual que el anterior Grand Prix Final.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2287

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Novocaine el Sáb 21 Ene - 16:10

1. Did you know that ice can burn?
Viktor・Pista de hielo・08:45h
A pesar de que a Viktor le estaba gustando aquel pequeño baile, no se quejó cuando Yuuri decidió separarse de él. Lo dejó marchar, suponiendo que necesitaba su espacio, más si estaba preocupado por algo. ¿Pero por qué? Por más que el patinador ruso intentaba adivinar la raíz de todos los problemas del japonés, no era capaz de encontrarlas. Y eso le frustraba. Le frustraba muchísimo más de lo que dejaba entrever en el exterior. Por alguna extraña razón, se sentía a partes iguales culpable e impotente.

¿Qué clase de entrenador era? Peor aún, ¿qué clase de amigo era que no podía ayudar a su compañero cuando más le necesitaba? Porque sí. A pesar de todo, a pesar de que nunca se lo había dicho directamente, consideraba a Yuuri como una de las personas más cercanas en su vida. Jamás se había parado a pensar en cuál era la palabra apropiada para describirle, así que decidió inclinarse por el término paraguas de 'amigo'. Un término que nunca se había molestado en decir en voz alta porque no lo había considerado necesario. ¿Sería ahora el momento?

Manteniendo su habitual expresión calmada, continuó mirando fijamente a Yuuri, sin importarle el hecho de poder estar siendo demasiado indiscreto. No estaba en su mejor momento, su expresión era más que suficiente como para transmitirle su malestar. ¿Con él? Pensó de pronto. ¿Y si el problema era él mismo?

No habían pasado demasiadas cosas importantes en la vida de Yuuri últimamente, no en el plano personal, claro. Nada excepto... Su pequeña discusión antes de la actuación en China. ¿Y si era eso? ¿Cómo no se había dado cuenta antes? Él había asumido que todo había quedado superado, y ahora se daba cuenta de que no se había parado a hablarlo con el otro. Había decidido unilateralmente que el caso había quedado cerrado, sin ni siquiera preocuparse por los sentimientos del japonés.

Una sensación amarga a la que no estaba demasiado acostumbrado se instaló en su garganta. Su cara cambió en consonancia con sus sentimientos y su reciente deducción. De ser plana y tranquila, pasó a contraerse leventemente, tensando su mandíbula.

Yuuri —. Le llamó, tomando un pequeño suspiro después —. Si el problema soy yo, me gustaría que me lo dijeras —. Y no, no había sido sencillo expresar aquellas palabras. El ego de Viktor normalmente le cegaba. Había estado solo en su mundo durante mucho tiempo, sin tener que preocuparse en absoluto por los sentimientos de otras personas. Y ahora era justamente al contrario. Su vida estaba del revés desde que Yuuri había entrado en ella, aunque no de una manera necesariamente  desagradable.

Tras prensar los labios suavemente, en una mueca pensativa, se puso las manos en las caderas y se quedó en silencio durante unos segundos. Vale, todo aquello era mucho más complicado de lo que había esperado. ¿En qué momento había sido tan inconsciente como para creer que entrenar a alguien iba a ser coser y cantar? Tendría que habérselo pensado antes, aunque en el fondo sabía que lo habría hecho igualmente. Solo que con un poco más de perspectiva, todo habría sido más sencillo.

Siempre había sido un poco irreflexivo. Tal vez demasiado confiado en sus propias capacidades, incluso cuando se adentró en un mundo tan desconocido para él como el del entrenamiento. Seguro que Yakov sí que sabría qué hacer de estar en su lugar.

No tienes que solucionar todos tus problemas solo, ¿sabes? Me gusta pensar que soy algo más que un simple entrenador para ti —. Vale, a lo mejor no había querido imprimir tanta dureza en unas palabras tan sinceras, pero definitivamente aquello había dejado de ser sencillo para él. Nunca lo había sido, en realidad.


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1444

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Zoldyck el Dom 12 Feb - 18:53

1. Did you know that ice can burn?
Viktor・Pista de hielo・08:45h
En cuanto escuchó las palabras de Victor, alzó su mirada, encontrándose con un rostro ahora más tensado, lejos del relajado y despreocupado de hacía unos momentos que sólo quería ayudarlo a superar lo que tenía en mente para poder seguir entrenando y que bordara sus entrenamientos para la copa de Rusia. Muchas veces, Yuuri creía que a su entrenador se le pasaban muchas cosas por alto, pero no era así. Victor era más observador de lo que creía, y finalmente, se había dado cuenta de que el problema que cruzaba la mente y el corazón del japonés eran con él. No era sólo dentro de la pista y ante su atenta mirada durante los entrenamientos, sino que ya no pasaban tanto tiempo juntos fuera de ésta y Yuuri solía estar ausente o alejarse de él cuando se le acercaba.

El rostro de Yuuri denotaba preocupación, porque se había dado cuenta de que aquello era por él. ¿Sabría también el motivo? Eso hizo que su corazón latiera más rápido, sintiéndose estúpido. ¿Le estaría dando demasiada importancia?  Yuuri debatió internamente si es que debería decírselo. Podía quedarse como un estúpido pero que él lo tranquilizara como solía hacerle. Pero no sabía si traería peores consecuencias, como una mayor distanciación entre ellos. Cuando Victor volvió a hablar, ante el silencio de Yuuri, sus palabras le resultaron duras, como si realmente pensara que el japonés no lo veía como un amigo, como alguien cercano.

¡No es así, Victor! Eres algo más, yo no..— no quería decir eso, pensó, apretando sus puños. Lo llenaba la frustración, pero después de unos momentos, dejó que la presión en sus nudillos se relajara y desistió. Se frotó los ojos y se revolvió el cabello, echándolo hacia atrás, nervioso, desviando su mirada hacia algún punto de la pista de hielo.

Es por lo que pasó en China. Yo no.. no esperaba eso.— Dijo, como si estuvieran arrancándole las palabras con tenazas de su interior. Sus mejillas se llenaron de color, estaba avergonzado, muerto de la verguenza justo delante de él.— No puedo quitarmelo de la cabeza, ni siquiera puedo acercarme a ti.— Dijo, casi en un grito, frustrado dentro de toda aquella verguenza que estaba sufriendo.— Ese fue mi primer beso.— Murmuró, casi para sí mismo, pero el vacío de la piesta de hielo hizo que no sonara tan bajo y Yuuri bajó la mirada, rojo hasta decir basta, apretando de nuevo los puños. Definitivamente era un crío, ¿no era así?



AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2287

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Novocaine el Sáb 18 Feb - 23:18

1. Did you know that ice can burn?
Viktor・Pista de hielo・08:45h
Viktor se había tensado sin ser consciente de ello. Normalmente, solía tener una absoluta gobernabilidad sobre su propio cuerpo, pero en ese momento estaba demasiado ocupado pensando en otras cosas. Cosas que tenían demasiado que ver con el hombre que tenía delante. ¿Cómo había llegado a aquel pequeño punto de perdición? No tenía la menor idea, pero tampoco le preocupaba demasiado. En ese instante lo único que verdaderamente le importaba era la respuesta de Yuuri. Una respuesta que podía marcar un antes y un después en su relación.

Si era negativa, le tocaría revisar todas y cada una de sus actitudes con respecto al japonés. Mucha menos efusividad y mucho menos contacto físico. Por supuesto, dejar de hacer preguntas incómodas sobre su vida privada también era un punto importante. No le gustaría en absoluto tener que llegar a aquel punto, no cuando se había generado unas expectativas mucho más altas, pero en aquella relación no solo importaba su perspectiva. Sin embargo, si era positiva... No tenía la más mínima idea de dónde les llevaría aquello.

Los hombros del entrenador únicamente se relajaron ante la respuesta del otro. Desde luego, un soplo de aire fresco entre toda la tensión que había reinado en el ambiente desde hacía semanas. Al menos había sido sincero por primera vez, ya era algo más de lo que tenía antes. Lo que de nuevo consiguió sorprenderle fueron sus siguientes palabras. De pronto, los ojos de Viktor se abrieron más de la cuenta para luego llenarse de la calidez que solía caracterizarlos cuando miraba a Yuuri. Una calidez que desde hacía unos minutos no había sido más que una injusta dureza.

Así que era eso. Por algún motivo, debería habérselo esperado. Conocía a Yuuri, sabía cómo era. Aparentemente no había mucho motivo por el que sorprenderse y, aun así, se le hacía bastante complicado creer que nadie hubiera deseado acercarse a él antes.

Oh —. Fue todo lo que dijo por unos segundos, tratando de pensar en cómo proceder a partir de aquel momento. Había besado a Yuuri en un arrebato de emoción, pero eso no era todo. No podía serlo. ¿Por qué besar a alguien a quien no deseas? Por mucha adrenalina que hubiera acumulado en ese momento, no llegaba a ser suficiente como para ser el motivo principal de sus acciones.

Con una repentina decisión, patinó un poco más hacia delante, invadiendo totalmente el espacio vital del japonés. Su patín derecho había quedado parado justo en medio de los ajenos. Con un gesto suave, alzó su mano izquierda y colocó sus dedos bajo la barbilla del otro, instándole de forma silenciosa a mirarle de nuevo.

Si me lo hubieras dicho antes, ya te habría dado el vigésimo tercero —. Sentenció en voz baja, sin apartar su mirada de los ojos de Yuuri. Su voz estaba llena de determinación, sin ninguna duda acerca de todo lo que implicaba lo que acababa de decir.


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1444

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Zoldyck el Dom 19 Feb - 0:53

1. Did you know that ice can burn?
Viktor・Pista de hielo・08:45h
Victor guardaba silencio después de aquella confesión del japonés y eso instaba más a Yuuri a marcharse corriendo de aquella pista y enterrar la cabeza en la almohada, como si el mundo pudiera cambiar de esa manera. Pero ellos vivían juntos, el ruso era su entrenador. No, definitivamente no podía escapar de aquella confesión y de sus consecuencias. Quizás lo había estropeado todo por no ser capaz de separar sus sentimientos de la pista, y eso le quemaría durante el resto de su carrera. Porque no sería un hombre maduro, ni llegaría más lejos porque Victor se apartaría de él. Miles de pensamientos negativos cruzaron la mente de Yuuri al no escuchar palabra alguna de Victor, nada bueno, ciertamente.

Estaba a pocos segundos de tomar la decisión de darse la vuelta y marcharse cuando el ruso se acercó primero. Lo único que pudo escuchar era el sonido de la cuchilla de los patines cortando el hielo. Victor invadió su espacio personal, posicionando una pierna entre las suyas y alzando su rostro con sus finos dedos enguantados. Le hizo mirarlo, con sus ojos vidriosos y sus mejillas sonrojadas, demasiado para ser por el frío de la pista de hielo. No sabía que pretendía decirle Victor, pero sus palabras lo descolocaron por completo. Su corazón se desbocó más de lo que ya estaba y su verguenza aumentó aún más. Los ojos del ruso estaban fijos en los suyos, azules, preciosos y profundos.

Y-yo creía.. que no significó nada para ti.— Susurró él, sin poder desviar la mirada de la contraria. Después de todo no le había dicho nada después de la competición, ni durante el viaje, ni en los días posteriores. Ni había intentado besarle de nuevo. Simplemente se comportaba como siempre, y eso le daba a entender que para él aquello no había sido nada, sino únicamente un gesto de cariño. Llegó a pensar que quizás era una costumbre en Rusia que nada tenía que ver con relaciones amorosas. Pero era natural en él comerse la cabeza por cualquier cosa.

Después de todo.. los dos somos hombres, ¿no es esto raro?— Sus palabras eran suaves, avergonzadas, quería decirle que a él no le importaba aquello; la verdad es que nunca había sido crítico con ese tipo de relaciones, sólo que nunca pensó que a él le ocurriría. Pero si era Victor, todo estaba bien. Sin embargo, no sabía que pensaba él. Sus rostros estaban peligrosamente cerca y Yuuri volvía a sentirse tenso a la vez que deseaba que esa distancia se redujera. Pero se sentía petrificado ante su intensa mirada. ¿Qué pasaría después de todo aquello? Su mente era un libro en blanco.



AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2287

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Novocaine el Dom 19 Feb - 15:45

1. Did you know that ice can burn?
Viktor・Pista de hielo・08:45h
Las palabras de Yuuri no le sorprendieron en absoluto. De hecho, ya las había hecho resonar en su mente incluso antes de que las pronunciara. Era el procedimiento lógico de la situación. Casi como si de un baile se tratase, había podido predecir todos y cada uno de los pasos para anticiparse a ellos. Por eso mismo no se inmutó ante la confesión. Se mantuvo quito en su sitio, sin soltar la barbilla del japonés pero sin ejercer presión sobre ella, siempre dejándole libertad para que se apartara si quería. Por suerte, no lo hizo.

No quería poner más presión sobre tus hombros antes de la competición —. Admitió con total sinceridad —. Así que decidí ignorarlo porque era lo más sencillo para los dos. Pensaba que a lo mejor sería demasiado para ti, o que si iba demasiado rápido te alejarías... Y no podía permitirme eso —. Finalmente, alejó la mano de su rostro, pero no se apartó de su lado —. Además, tú tampoco has mostrado ningún interés desde entonces —. Lo regañó suavemente, aunque era bastante evidente que no era un reproche rabioso. Simplemente un apunte que acabó con una suave sonrisa por su parte. Una pequeña bronca que en realidad no significaba nada.

Viktor no estaba acostumbrado a sentir tantas cosas por una sola persona. Su espíritu indiferente se lo había impedido una vez tras otra, en todas las relaciones fallidas que había intentado durante su juventud. Al final se había encerrado en el patinaje porque estaba claro que las personas no eran su punto fuerte. La gente creía que el ruso era una persona social y desenfadada solo porque siempre atendía a sus fans con la mejor de sus sonrisas. En realidad, no tenían ni idea de su personalidad ni tampoco de las inseguridades que él mismo había enterrado e ignorado en lo más profundo de sí mismo. Al menos hasta que llegó Yuuri y  para cambiarlo todo.

¿Raro? —. Preguntó, frunciendo el ceño. Bueno, en Rusia no estaba bien visto, desde luego. Pero a él eso le importaba más bien poco. Lo había intentado tanto con hombres como con mujeres: siempre había salido mal, así que poca diferencia había entre una cosa y la otra. Además, ¿por qué renunciar a alguien especial solo por su sexo? Entre otras muchas, esa era una de las cosas que le traían sin ningún cuidado. Demasiado complicado era encontrar a alguien que se ajustase a sus necesidades como para rechazarlo por su género —. Puedo entender que eso te retenga, aunque podrías darme al menos una oportunidad para demostrarte que no es tan horrible —. Intentó bromear, con un brillo naturalmente seductor en la mirada.


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1444

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Zoldyck el Dom 19 Feb - 21:50

1. Did you know that ice can burn?
Viktor・Pista de hielo・08:45h
Las palabras de Victor le resultaron totalmente irónicas, no porque él las dijera con ese tinte, sino porque había resultado completamente al revés de lo que él había querido. Era sincero, además nunca había pensado que su entrenador pudiera mentirle. Sus dedos se apartaron de su rostro, pero su cercanía no disminuyó y su pequeño regaño, suave, casi cariñoso, reprochándole que él tampoco había hecho nada, hizo que se sonrojara de nuevo, mirándolo con ojos sorprendidos.

¿Cómo podría atreverme a hacer algo? Eres tu, Victor yo no.. podía arriesgarme a estropearlo todo.—Mencionó él, un poco avergonzado. ¿Cómo podría siquiera pensar en acercarse a él de esa manera? Más aún cuando no sabía lo que el otro patinador sentía. Era como lanzarse a una piscina que no sabes si está vacía o llena. Victor Nikiforov era su ídolo desde que era pequeño, verse en esa situación con él era surrealista, sin embargo, estaba ocurriendo. Y acercarse a él era para el japonés.. como acercarse a una especie de dios. Yuuri no podía creer realmente lo que estaba escuchando del ruso, casi parecía un sueño; que él compartiera esos sentimientos, al menos aquella necesidad de besarlo que sentía, porque realmente no habían hablado de nada más. Parecía que su frase sobre ser ambos hombres lo extrañó, pero si el japonés lo había dicho era para cerciorarse que eso no llegaría a ser un problema para ellos. El brillo en la mirada de Victor, su voz, tan seductora y su rostro siempre tan hermoso, casi lo callaron, intimidado por todo lo que era Victor para él. Yuuri negó con la cabeza, mirándolo.

Nada podía ser horrible contigo, Victor.—Mencionó él, con una sonrisa en sus labios. Después de unos momentos en silencio, Yuri sintió sus piernas flaquear, después de perder tanta tensión y se dejó caer al hielo, dándose un leve golpe en su trasero pero sin importarle. Se apoyó en sus manos y comenzó a reír, despreocupado, sonrojado y totalmente libre de preocupaciones. Negó con su cabeza al saber que se veía extraño ante la otra persona.

No es nada. Es que tenía tanta presión dentro que..— Suspiró profundamente. Sentía el frío de la pista de hielo en sus manos y en su cuerpo pero eso le daba igual. Se retiró el cabello hacia atrás, retirándose las gafas y dejándolas sobre él mismo, frotándose después los ojos. Una sonrisa se había instalado en su rostro, incapaz de irse.— Que tontos hemos sido, Victor.— Murmuró él, mirándolo por un momento y después echando su cabeza hacia atrás, mirando el techo del local, con el corazón latiéndole rápido en el pecho pero tranquilo, sin problemas que bloquearan su mente.



AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2287

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Novocaine el Dom 19 Feb - 23:39

1. Did you know that ice can burn?
Viktor・Pista de hielo・08:45h
Viktor alzó levemente su ceja cuando dijo que no podía arriesgarse a perderlo todo. Al final había resultado que el miedo a hacer las cosas mal y la ignorancia habían hecho más daño que la valentía que no habían tenido. Era muy irónico, como todo había resultado ser justo al contrario de lo que él había imaginado. Hacía unas horas, de verdad pensaba que Yuuri le odiaba por algo. Jamás habría podido imaginarse que el motivo de su molestia fuese aquel.

Lo cierto era que no estaba demasiado acostumbrado a sentirse tan sumamente estúpido. ¿Cómo podía haberlo tenido tan cerca de sus narices y un así no haberlo ni siquiera olido? Había sido un enorme fallo por su parte y, para ser sincero consigo mismo, no podía ni explicarse cómo había llegado a aquel extremo. Precisamente él, que era la persona más resuelta que conocía. De haber sido otra persona, seguramente se habría lanzado a la piscina sin ni siquiera mirar su reflejo en el agua, tal y como había hecho en sus anteriores relaciones. El resultado final no importaba tanto como la osadía de arriesgarse.

Sin embargo, con Yuuri la situación había sido totalmente la contraria. Había tenido miedo. Había tenido dudas. Había flaqueado justo cuando más fuerte debería haber sido, y eso era algo totalmente nuevo y alienígena para él. Precisamente el temor a lo desconocido debería haberle espantado, pero pronto descubrió que no era una sensación del todo desagradable. De hecho, era una buena señal. Si Yuuri le hacía sentirse tan débil y al mismo tiempo tan fuerte... ¿No era esa ya de por sí la respuesta a todas las preguntas que se había formulado?

Ignorando el ritmo frenético de sus pensamientos, se quedó mirando atónito la reacción del japonés. Probablemente cualquier otra persona habría asumido que se estaba riendo de él, pero Viktor sabía que Yuuri no era capaz de tal crueldad. Seguramente, tenía sus propios motivos para aquella reacción y, en efecto, la explicación no tardó mucho en llegar. Una sonrisa revoloteó al instante en sus labios, complacida por lo que estaba escuchando.

Fue un impulso irreflexivo lo que le llevó a él mismo a tirarse también al hielo, junto con el otro patinador. El simple hecho de contemplar su sonrisa tan de cerca hizo que la adrenalina corriera por sus venas. Yuuri era una persona realmente fascinante, muy particular y para nada parecida a ninguna otra que hubiera conocido antes. Era un ser único, mucho más increíble de lo que sus inseguridades le llevaban a pensar.

Hemos sido unos tontos, sí —. Reconoció sin mayor problema —. ¿Unos tontos enamorados? —. Se corrigió a sí mismo, a sabiendas de lo cursi que aquello había sonado. Por eso mismo lo dijo en un tono que rozaba lo juguetón, hasta que una suave risa emergió de su garganta.

Luego se quedó allí, arrodillado junto a Yuuri, tratando de ordenar en su mente lo que quería decirle. No le salió nada aprovechable porque aquellas cosas se le daban terriblemente mal, así que al final se decantó por soltar a bocajarro sus sentimientos, esperando no intimidar demasiado al otro —. Realmente me fascinas —. Comenzó —. Y me di cuenta mucho antes de China, cuando todavía estábamos aquí entrenando para los nacionales. Siempre he querido saber más de ti, más de lo que era necesario para ser tu entrenador. Luego me di cuenta de que compartir tiempo contigo era lo más gratificante que tenía, y no solo porque estuviera lejos de casa en un país extranjero. Me gusta estar a tu lado e ir descubriendo poco a poco todas las cosas que puedes ofrecer. No sé si es amor o si tal cosa existe más allá de las películas, lo único que sé seguro es que no quiero dejarte marchar. Lo quiero todo de ti, y no me da ningún miedo ofrecerte todo de mí. —. Tras aquellas palabras que, realmente, habían sonado mucho más profundas de lo que había pretendido, le ofreció su mano —. ¿Aceptas?


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1444

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Zoldyck el Lun 20 Feb - 13:40

1. Did you know that ice can burn?
Viktor・Pista de hielo・08:45h
Yuuri se sonrojó al escuchar las palabras de Victor. ¿Dos enamorados? Bueno, no sabía si podía llamar así a los sentimientos que tenía, pero desde luego se acercaba mucho. Yuri nunca había sentido lo que era el amor, no podía decir si realmente era eso, pero desde luego se le parecía. Muchas veces sus amigos habían intentando juntarlo con alguna chica, como la que le compuso la música para la copa de China, pero no había tenido éxito. Se sentía avergonzado, negaba el contacto físico y mucho menos le atraían los cuerpos femeninos. Quizás debería de haberlo notado antes, pensó. Ahora sabía que se había enamorado de aquel patinador que se había empeñado en hacerse su entrenador sin ni siquiera conocerlo, sólo porque había visto un video donde intentaba emular una de sus actuaciones. Nunca pensó que se sentaría en el hielo con él y hablarían sobre lo que sentían el uno por el otro.

Si, unos tontos enamorados.— Respondió Yuuri, terminando por aceptarlo, con una sonrisa algo avergonzada y un sonrojo en su rostro. Sonaba muy cursi para no haberse dicho nunca lo que sentían, pero realmente era ese sentimiento el que estaba dentro de los corazones de ambos patinadores. Ninguno de los dos había tenido una relación seria antes, o al menos ninguna que funcionara del todo. Por su parte, Yuuri nunca había besado a nadie ni lo habían besado, Victor era su primera vez, aunque él no lo hubiera sabido en su momento. Siempre lo había admirado y eso no iba a cambiar. Yuuri creía que si llegaban a ser algo más, seguiría admirándolo de la misma manera y de otra más profunda, seguramente.

Estando allí los dos arrodillados en el hielo, no esperaba que Victor se sincerara de esa manera con él, que le dijera directamente sus sentimientos aún a riesgo de ser escuchados por Yuko o alguien que entrara en el local. Su rostro se volvió rojo sin poder evitarlo. ¿Qué podía decirle él? Todo lo que pudiera decirle como respuesta podía hacerlo sonar acosador, así que se tomó unos segundos mientras escuchaba lo que Victor le decía para pensar lo que él mismo iba a responderle de vuelta.— Yo..— Dijo Yuuri, sin saber muy bien qué decir todavía.— Sabes que fuiste mi ídolo desde que era pequeño, que fuiste como una figura a la cual seguir para mis actuaciones y alguien que siempre quise conocer.— Comentó, como anécdota, mirando hacia el frente, apoyando sus brazos sobre sus rodillas. ¿Comprendería lo que era para él tenerlo al lado en ese mismo instante?

Pero estos sentimientos no son de admiración, ahora lo puedo ver.— Comentó el japonés, mirando a Victor directamente. —Tu me has cambiado Victor, me has convertido en una persona que no teme luchar por lo que quiere, que ve el potencial que tiene dentro y no teme mostrarse ante los demás con sus fallos, sino que intenta mejorarlos.— Admitió, aunque aún seguía teniendo sus reticencias a la hora de competir; viendo el talento de los demás sobre la pista se sentía menos. Pero la voz del ruso a su lado casi siempre lograba calmarlo.

Desde que estás aquí en Japón siempre he tenido miedo de estar más cerca de ti, de que estos sentimientos despertaran y descubrir que son reales, pero desde lo de China no hay vuelta atrás y no creo que ninguno de los dos la queramos.— Su voz era más seria en esa frase que en las demás, porque estaba aceptando la realidad, aquella realidado con la que se había chocado de frente en China, y que ya no había podido evitar más.—No sé si esto va a ser fácil, sé que nuestros países no aceptan relaciones como ésta, pero a ninguno de los dos nos importa mucho, ¿no?— En esos momentos, en aquel susurro, Yuuri miro hacia Victor, centrando su mirada en la contraria y sintiendo como se perdía en esos ojos azules, como su intensa mirada lo atrapaba. ¿Es que tenía otra opción que no fuera dejarse llevar por él?

Él también quería ofrecerle todo lo que tenía, siempre lo había hecho, mostrándole sólo a él cosas que nadie más había visto. Observó la mano del ruso estirarse hacia él y Yuuri asintió. —Acepto.— Tendió su mano hacia la contraria, estrechándola. No sabía si Victor pensaba en hacer algo, pero lo que era el japonés, llevaba tiempo comiéndose la cabeza, rememorándolo, necesitándolo. Y con los labios apretados y las mejillas rojas de la verguenza, tiró de la mano que estrechaban, acercando al ruso hasta su espacio más personal, uniendo sus labios con los contrarios de forma suave. Sus labios eran cálidos y a la vez fríos. Parecían recibir los suyos con gusto y eso le dio más valor. Definitivamente estaba loco.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2287

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Novocaine el Lun 20 Feb - 16:53

1. Did you know that ice can burn?
Viktor・Pista de hielo・08:45h
Todo lo que dijo Yuuri caló en el corazón de Viktor al instante. No era idiota, sabía perfectamente que al principio el japonés únicamente había visto en él al héroe de su infancia; al patinador que se había colgado unas cuantas medallas a lo largo de su carrera y poco más. Sin embargo, poco a poco su relación fue creciendo lo suficiente como para dejar todo aquello atrás. A paso lento pero seguro, dejó de ser un campeón para convertirse en un ser humano más. Con sus sentimientos, su peculiar manera de ser y de comportarse... Y su capacidad para querer a alguien que no fueran sus patines.

Sin planteárselo, fue desnudando su interior poco a poco para Yuuri, hasta que de alguna manera llegó a conocerle más que el resto de personas. Tal vez únicamente Yakov estaba al nivel del japonés, y eso era solo porque se había pasado años y años a su lado, desde que no era más que un adolescente comenzando su carrera.

Yuuri le había dado muchas cosas buenas en demasiado poco tiempo, así que le agradó escuchar que también había sido a la inversa. En aquellos meses que habían pasado juntos, el japonés había madurado y se había vuelto más fuerte, pero nunca soberbio. No había cambiado esa forma de ser que desde el principio le había conquistado. Simplemente la había reforzado, la había hecho más segura y estable, pero su ternura nunca había llegado a marcharse. Seguía estando ahí para que él pudiera seguir apreciándola día tras día, deseando poder tocarla y compartirla en algún momento.

Sin poderlo evitar, su sonrisa se hizo más amplia. Qué podía decir: estaba totalmente complacido de que las cosas hubiesen acontecido de aquella manera. ¿Inesperado? Por supuesto. ¿Indeseado? De ninguna manera. Encontraría la manera de hacer que aquello funcionara, porque tenía la certeza de que una parte muy importante de su felicidad dependía de la de Yuuri.

No quiero volver atrás —. Sentenció con total seguridad. Aquello era mil veces mejor que lo habían tenido hasta ese momento —. Y no me da miedo lo que pueda pasar. Sé que no va a ser sencillo pero... Considero que merece la pena arriesgar un poco por esto —. Viktor sabía que la homosexualidad era un tabú no solo en Rusia y en Japón, si no también en el mundo del patinaje en general. No quería que aquello pudiese afectar a la carrera de Yuuri ni mucho menos a su seguridad, así que se esmeraría en ser cauteloso.

Cuando el joven tomó su mano, Viktor se mordió el labio inferior. Ahora sí que no había manera de volver atrás, aunque tampoco tenía ninguna intención de hacerlo. Besar a Yuuri fue la primera cosa que cruzó su mente, y lo habría hecho si no hubiese sido porque el otro lo sorprendió antes con la misma idea. Eso sí que había sido súbito. Súbito y delicioso.

Dejándose llegar, colocó ambas manos en la cintura de Yuuri y profundizó un poco más en aquel beso, sin volverse violento ni tampoco vulgar. Únicamente quería sentir sus labios un poco más, saborearlos durante más tiempo del que había podido tener en China. La posición en el hielo no era especialmente cómoda, pero no le importó demasiado cuando tuvo que arrastrar sus rodillas con poca elegancia hacia Yuuri para pegarse un poco más a él y poder abrazarle sin romper el beso.


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1444

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Zoldyck el Mar 21 Feb - 3:21

1. Did you know that ice can burn?
Viktor・Pista de hielo・08:45h
Yuuri estaba condenadamente nervioso. Había estado comiéndose la cabeza durante semanas, pensando en qué habría significado ese beso para Victor, por qué se lo había dado, si es que había algo más detrás. Poco a poco fue dándose cuenta de que sus sentimientos no eran de admiración, sino de deseo hacia otra persona. Que el ruso le atraía, le gustaba; quería tenerlo cerca. Pero esos mismos sentimientos lo alejaban presa del rechazo y la no correspondencia que podía sufrir. Había deseado en su fueron interno que aquel beso volviera a pasar, lo imaginaba en su mente de diez maneras diferentes y se reprendía por ser tan crío de no tener el valor de hablarlo realmente con él. Y ese mismo día, hacia un rato, había creído que Victor lo besaría, sin embargo, él se retiró.

Ya no podía aguantar más, y reuniendo todo el valor que le quedaba, atrajo a Victor hacia él para besarlo, teniendo una de las iniciativas más vergonzosas que jamás había tomado. Los labios de Victor recibieron los suyos sin quejas ni reproches y eso le dio más valor al japonés, para olvidar las verguenzas y las inseguridades. Las manos del ruso, enguantadas y algo frías por el contacto con el hielo tocaron su cintura y lo hicieron estremecer, junto con aquel beso intenso que él le devolvió. Definitivamente tenía más experiencia que él en ese tipo de cosas. Yuuri apartó de su mente cualquier cosa y sólo se centró en aquel beso y en Victor, sólo quería pensar en eso y disfrutar del momento, sin divagaciones ni pensamientos externos.

El japonés se sentía extasiado por aquel beso, intenso y considerablemente más largo y apasionado que el fortuito que se dieron en China, intentaba corresponder con todo lo que tenía y sentía que el contacto con los labios de Victor era algo que nunca iba a olvidar. Sus manos sobre su cintura, el sabor de sus labios, su calidez.. no era algo que pudiera borrar fácilmente. Ambos se arrastraron por el hielo hasta el contrario, para sentirse más acerca, para abrazarse. Yuuri puso una de sus manos sobre la mejilla de Victor, sin querer ni poder cortar aquel beso, mientras que la otra acarició su cintura y lo abrazó, acariciando su espalda, como si pudiera adivinar cada músculo y línea. Nada importaba en aquel momento, sólo ellos dos. Ya podía escuchar el grito histérico de Yuko al ver esa escena que no haría contacto con la realidad. Aunque agradecía que ese no fuera el caso.

Cuando el aire les faltó y sus labios se separaron, su aliento se le antojó oxígeno, que le faltaba para respirar. Yuuri sentía su corazón latir desbocado, sentía aquella falta de aire similar al final de las actuaciones, después de tanto ejercicio y presión, pero aquello no era igual. Podía calificarlo incluso como agradable. El rostro del japonés al dirigir su mirada a los ojos contrarios se sonrojó, debido a lo súbito que había sido aquel beso. Sin embargo, no apartó su mirada, siendo hechizado por ella.— No podía aguantar más.— Aceptó, y medio sonrió. No le iba a mentir, por otra parte sentía que su cuerpo no podía hacerlo, que Victor lo sabía. Se sentía seguro en sus brazos, y esperaba que, con el esfuerzo de ambos, aquello pudiera funcionar. Nunca había tenido una relación y la primera tenía que ser a escondidas de los demás. ¿Podrían soportar los dos algo así?


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2287

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Novocaine el Mar 21 Feb - 22:06

1. Did you know that ice can burn?
Viktor・Pista de hielo・08:45h
Viktor sabía perfectamente que estaban en un lugar semipúblico, y que en algún momento alguien podía entrar e interrumpir aquel idilio. Sin embargo, no le dio la menor importancia a aquel detalle. La gente que trabajaba en el Castillo de Hielo había demostrado ser amable, humana y cercana. Además, eran todos bien amigos de Yuuri, de modo que dudaba bastante que fuesen a traicionarlo en caso de descubrir lo que sucedía entre ellos. Fue por eso que no dudó en continuar con aquello, en disfrutar de cada roce como si fuera el fin del mundo. No importaba nada, absolutamente nada... Menos Yuuri.

Un ligero ronroneo se escapó de los labios del ruso cuando sintió las manos del joven por su cuerpo. No estaba haciendo nada especial, pero por algún motivo su tacto le quemaba y le atraía a partes iguales. Sinceramente, no recordaba haberse sentido así antes con nadie. Una de sus manos, que hasta ese momento había estado descansando en la cintura del japonés, voló hasta colocarse en su nuca. Sus dedos enredándose con los cortos mechones que se desprendían de ella. Era suave, era cálido y era perfecto.

Por desgracia, y aunque él así lo hubiera deseado, aquello no podía durar para siempre. Sus labios se separaron de los de Yuuri y no le quedó más remedio que resignarse a su ausencia. Aun así, no se apartó de él ni deshizo su torpe abrazo, no todavía. Sus ojos, llenos de una extraña alegría que pocas veces experimentaba, estaban clavados en los del otro sin ni siquiera pestañear.

Yo tampoco —. Respondió al instante, y pronto una pequeña sonrisa torcida que no auguraba nada bueno se dibujó en sus labios —. Has sido cruel conmigo. Me dejabas dormir a tu lado pero no en tu misma cama. Te pasabas el día a mi lado y no me dejabas tocarte. Me has estado torturando —. Después de aquello, hizo un pequeño puchero y sacó la mano de su nuca para darle un ligero toquecito en la nariz con el índice —. Algún día me vengaré, solo que hoy no.

Una suave risa complacida escapó de sus labios después de aquella dramatización. Había estado deseando aquello por tanto tiempo... ¿Cómo había sido siquiera capaz de aguantarlo? Demasiado autocontrol como para tratarse de él mismo. Debería estar complacido.

Así que... —. Añadió con tono jocoso, acercándose de nuevo a Yuuri pero sin llegar a besarle, simplemente quedando a unos pocos milímetros de su rostro. Sus ojos clavados en los castaños ajenos sin mucha vergüenza —. ¿Vas a ser mi novio? ¿Tal vez mi pareja? Uhm... ¿Cómo debería llamarte?


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1444

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Zoldyck el Mar 21 Feb - 23:31

1. Did you know that ice can burn?
Viktor・Pista de hielo・08:45h
Yuuri nunca se había sentido tan cerca de nadie. Tanto física como mentalmente. Desde que se conocieran habían ido descubriendo cada vez algo más del contrario, pero en esos momentos, estaban rompiendo las barreras personales. Las manos del japonés recorrían su espalda, queriendo memorizar cada línea, mientras que las manos del ruso quedaban en su cintura, pasando después a agarrar su nuca, entrelazando sus dedos con los cabellos negros del japonés. Yuuri sentía cierta posesividad en ese agarre, y le gustaba. Le encantaba. Nunca había sentido esos sentimientos, esa excitación, ese calor recorriendo su cuerpo. Era perfecto. Quizás tanto como siempre lo había imaginado. Pero el momento terminó, sin embargo, sus cuerpos no se movieron y sus rostros apenas lo hicieron tampoco. Las palabras de Victor después de aquel beso lo hicieron apretar los labios, avergonzado y sonrojado. Parecía que no podía quitarse esas dos cosas de encima en esa mañana con él.

T-tu también me has torturado. ¿Es que crees que no me costaba cerrarte la puerta? — Comentó él, tocándose la punta de la nariz que él había golpeado, mirándolo con cierto reproche en su mirada, igualmente divertido. Los dos se habían estado torturando, sin poder acercarse como querían al otro. ¿Estaban a la par, no? — Ahora ya puedes hacerlo, ¿no?—Le dijo, apartando su mirada, diciéndose a sí mismo que eso sonaba demasiado pervertido, y en cierta parte, arriesgado. Porque le estaba invitando a hacerlo abiertamente, y estaba seguro que esa misma noche lo encontraría en la puerta de su habitación y pensar en una mayor intimidad con Victor le llenaba de verguenza cada poro de su piel.

Yuuri lo volvió a mirar cuando el ruso volvió a articular palabra, y se encontró con su rostro de nuevo demasiado cerca, casi podía sentir sus labios rozar con los contrarios cuando hablaba. Su mirada atrevida lo hizo sentirse expuesto, una sensación que, ante Victor, le resultaba ciertamente atractiva y sensual. Y pensar que él había pensado en su Eros como un tazón de cerdo, la verdadera sensualidad la tenía delante, y quizás siempre lo había sabido. Las palabras del ruso hicieron que balbuceara, nervioso de repente por esas palabras.

V-Victor.—Balbuceó Yuuri, con aquel característico acento japonés al pronunciar su nombre. Victor no tenía verguenza alguna, era Yuuri el que cargaba con toda ella por los dos. — ¿No son las dos cosas lo mismo?— Terminó por opinar, frunciendo ligeramente sus labios, sin saber demasiado bien que decir. Después de todo no podían hacer eso público, no podían llamarse de ninguna manera, pero para sus amigos era algo que ya se daba por hecho desde hacia algún tiempo, aunque ni siquiera ellos mismos se habían sincerado con el otro. Yuuri alzó su mirada, intentando llenarse de valor y al perderse en sus ojos, intentó sonreír levemente.

Supongo que somos pareja.— Aceptó finalmente, sonrojado, pero con una mirada segura en su rostro. Le gustaba jugar con él, avergonzarlo y verlo sonrojado, pero quería que supiera que aún a pesar de todo eso, él quería ser su novio, su pareja. Aunque para estar con él, no le hacía falta ninguna etiqueta; sólo eran ellos dos, sin importar las opiniones o clasificaciones de los demás.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2287

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Novocaine el Miér 22 Feb - 21:07

1. Did you know that ice can burn?
Viktor・Pista de hielo・08:45h
Viktor observó complacido a Yuuri. El sonrojo en sus mejillas. El brillo en sus ojos. La media sonrisa en sus labios. Cada uno de sus gestos parecía sacado de un sueño lejano, de un fragmento ficticio que se había repetido varias veces en su mente y que ahora tenía su reflejo en la realidad. Era realmente complicado describir cómo se sentía, especialmente porque era algo único que no había experimentado nunca antes. Se podría decir que nunca había estado tan cerca de la felicidad. Por supuesto que había estado contento y complacido muchas veces a lo largo de su vida, pero aquello... Era simplemente único.

Oh, claro que pienso hacerlo —. Comentó rápidamente —. No desaprovecharé ni una sola oportunidad —. Por supuesto, el ruso no tenía ninguna intención de presionar a Yuuri ni de hacer que se sintiera incómodo. No iría mucho más allá de lo que sabía que el japonés sería capaz de soportar, no todavía. El otro era demasiado tímido y, sinceramente, no quería que eso cambiara de ninguna manera. Era un aspecto de su personalidad que le atraía como un imán, de modo que no le quedaría más remedio que ganarse poco a poco su confianza.

Ese sería un enorme reto, incluso más que sus rutinas de patinaje. Tendría que tener mucha paciencia, ensayar mucho y fallar todavía más veces hasta dar con la fórmula correcta para contentar a Yuuri. A pesar de la inmensa felicidad que sentía, una pequeña parte de él estaba asustada. ¿Y si lo decepcionaba? Viktor sabía que el japonés lo había tenido en muy alta estima antes de conocerle, ¿podría satisfacer todas sus expectativas?

Ya sé que son lo mismo —. Comentó divertido, tratando de dejar atrás todo pequeño rastro de inseguridad que no le valdría para nada —. Solo quería escucharte decirlo —. Tras una pequeña risa, colocó ambas manos en las mejillas de Yuuri y le dio un nuevo beso, esta vez rápido. Tan solo un roce de sus labios antes de separarse definitivamente y ponerse otra vez de pie. Ya se habían pasado demasiado tiempo tirados en el hielo, y el frío comenzaba a calarle hasta los huesos por debajo del pantalón. No quería que a Yuuri le sucediese lo mismo.

Cuando estuvo erguido, se tomó unos segundos para observar nuevamente al japonés y luego le tendió su mano para que se apoyara en él. Ponerse de pie sobre las cuchillas no era una cosa del todo sencilla.

Vamos, ya has remoloneado bastante —. Le regañó, de nuevo entrando en su modo entrenador. Aun así, no le salió una voz demasiado dura. Era imposible después de todo lo que acababa de suceder. Además, él no era Yakov. Ser disciplinador no era su estilo —. Todavía te quedan diez minutos de entrenamiento. Y no te hago recuperar el tiempo porque estoy de buen humor —. Puntualizó, alzando su dedo índice con una mirada traviesa.


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1444

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Zoldyck el Jue 23 Feb - 0:24

1. Did you know that ice can burn?
Viktor・Pista de hielo・08:45h
Yuuri tragó saliva, nervioso y podría decir que en cierta parte ansioso, debido a la respuesta del ruso. Pensar en que se metería en su habitación, en que dormirían juntos por fin en la misma cama, aunque sólo fuera eso, hacia que su mente se llenara de imágenes y casi podía sentir su aroma y su tacto como real. Pero eso tendría que esperar, al menos, hasta la noche. Victor se veía contento, con un brillo en sus ojos que hacía tiempo que no veía, debido probablemente a sus inseguridades, que lo habían mantenido pensativo e intentando arreglar algo que sólo se había solucionado exponiendo sus sentimientos.

Le gustaba verlo así, de nuevo tan feliz y despreocupado como era, pero esta vez con un tinte diferente, y él sabía perfectamente que era. Porque era el mismo que llenaba sus ojos y su corazón. Sin poder evitarlo, el comentario divertido del ruso, aquella pequeña trampa que le había puesto para que él finalmente dijera con sus palabras ue estaban juntos, le hicieron sonreír divertido. Lo miró con sus ojos cariñosos, que le decían que no tenía remedio.

Eres..— Estuvo por meterse con él un poco, pero sin embargo, los labios de Victor lo callaron, posándose sobre los suyos con un beso rápido, sólo para separarse en segundos y levantarse de nuevo. Yuuri sentía la calidez de sus labios aún en los propios, como si ardieran por el contacto, deseosos de volver a ser rozados de nuevo. No podía besarlo de forma tan rápida y después marcharse de su lado, pero comprendía que no podían estar vagueando el día entero. Yuuri respiró profundamente, intentando encontrar el punto de tranquilidad en su interior. Recogió sus gafas del hielo y se las colocó de nuevo, estaban frías, al igual que su cuerpo. Observó la mano que Victor la tendía y la tomó sin vacilar, haciendo cierto impulso para levantarse sin resbalar demasiado debido al hielo y sus patines.

Creo que alguien ha tenido que ver en ese remoloneo.— Opinó el japonés, cuando se encontró por fin de pie, cerca del ruso, sin soltar su mano todavía. Su mirada era intensa, pero ciertamente divertida. ¿Es que no tenían los dos parte de culpa? Su voz no era dura ni dictatorial, definitivamente no había heredado la manera de entrenar de Yakov, cosa que en cierta parte agradecía. Aunque Victor no tenía experiencia en ese oficio, encajaba a la perfección con Yuuri. Entendía su mente, entendía el apoyo que necesitaba. Y había conseguido llegar hasta su cerrado corazón, en verdad, ambos lo habían conseguido. Ante su insistencia por terminar aunque fuera aquellos diez minutos de entrenamiento, Yuuri asintió, sonriendo.

Está bien, está bien, sigamos practicando el programa libre, ¿de acuerdo?— Le dijo, separándose de él, cortando suavemente la unión de sus manos y colocándose de nuevo en el centro de la pista. Para cuando la música comenzó a sonar, Yuuri tenía la mente despejada de cualquier pensamiento negativo que antes lo hubiera invadido. Su cuerpo danzaba al son de la música, su rostro concentrado, su mente y su corazón lo guiaban en la pista, sólo con los recuerdos de los últimos momentos. Yuuri fallaba quizás en dar menos o más rotaciones de las debidas en algún salto, pero por lo demás, la mejoría se notaba claramente. Después de liberar su mente, quedaba a la vista todo su potencial, aunque él mismo no lo viera enteramente.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2287

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Novocaine el Jue 23 Feb - 20:27

1. Did you know that ice can burn?
Viktor・Pista de hielo・08:45h
No pienso culpabilizarme de nada —. Rio mientras ponía ambas palmas de sus manos en el aire en símbolo de inocencia —. Además, eres tú quien me ha arrastrado al hielo —. Tras aquello, patinó un poco de espaldas para alejarse del otro hombre y dejarle su espacio. En realidad no le iba a dar tiempo a practicar mucho más, pero quería saber si aquello había servido de algo. Después de todo, no estaban tan lejos de Rostelecom y debía asegurarse de que iba mejorando, aunque fuera poco a poco.

Cuando su espalda dio contra la valla, se cogió al borde y se quedó allí quieto, observando desde un discreto rincón de la pista lo que hacía el otro. La música acababa de comenzar a sonar, y por algún motivo logró ponerle los pelos de punta. Aquella canción era sobre Yuuri, después de todo. Sobre su vida, sobre sus sentimientos, sobre su carrera como patinador. Era algo realmente profundo, y que se sentía afortunado de poder mirar una y otra vez.

Como siempre que descargaba tensiones, el japonés patinó mucho mejor que antes. No alcanzó la perfección en sus movimientos, ni mucho menos, pero sí que consiguió cautivarle de alguna forma. Además, el hecho de ver que era capaz de solventar de nuevo la actuación, relajó paulatinamente al ruso. Lo estaba haciendo bien. Posiblemente al día siguiente clavaría mejor los saltos. Estaba preparado para la competición, lo único que le faltaba era creérselo de verdad.

El cuerpo de Yuuri se movía con una fluidez hipnótica, simplemente no podía dejar de mirarle. Viktor siempre había pensado que el japonés sería un bailarín excepcional, aunque su trabajo allí era hacer que fuera un patinador incluso mejor. Era elástico, era grácil y era bello. Lo tenía todo para apoderarse de la atención del público. No podía dejar de admirarle, sobre todo por las cosas que había conseguido en tan poco tiempo. Después del desastre de su temporada pasada, cualquier otro se habría rendido. Pero Yuuri había sido mucho más fuerte de lo que nadie esperaba. Se había repuesto a sus inseguridades, y gracias a eso él había viajado hasta Japón para entrenarle... Con todo lo que eso había conllevado.

Definitivamente, tenía mucho que agradecerle al japonés. Le había enseñado muchas cosas en muy poco tiempo. Le había mostrado facetas de sí mismo que no conocía. Le había traído paz y calma a su corazón, aunque a veces su relación se complicara un poco. Y todo eso junto, poco a poco, había hecho que se enamorara de él como un crío.

¡Bravo! —. Gritó desde su lado de la pista cuando el otro terminó. Luego, volvió a patinar hacia él aplaudiendo lentamente con las manos —. Eso era lo que quería ver durante toda la semana. Aunque no te confíes. Mañana pienso hacer que practiques los saltos hasta que tengas agujetas en las piernas. Quiero ver lo mejor de ti sobre el hielo. Quiero que me convenzas de que eres el mejor.

Tras aquellas palabras, se puso las manos en las caderas y ladeó un poco la cabeza. Su cabello moviéndose hasta apartarse  de su cara y dejar sus ojos al descubierto.

Hemos acabado por hoy —. Sin previo aviso, abrió los brazos y abrazó a Yuuri, atrayéndole contra su cuerpo con bastante fuerza —. Estoy orgulloso de ti.


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1444

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Zoldyck el Vie 24 Feb - 15:24

1. Did you know that ice can burn?
Viktor・Pista de hielo・08:45h
Yuuri volvía a sentirse libre patinando, sentía como si fuera una rutina que debía mejorar en cada entrenamiento y esperaba a hacerlo. Su cuerpo se sentía ligero y grácil sobre el hielo y poco a poco, la sensación de cansancio de su cuerpo se fue haciendo presente, pero era algo gratificante, al menos al final había podido hacer algo decente sobre el hielo.  Cuando su cuerpo se paró, al final de la actuación, el corazón de Yuuri latía rápido y su rostro había cogido algo de color debido al ejercico y al cansancio.

El grito de Victor al terminar la música le hizo sonreír triunfante, como si hubiera conseguido la mejor de las actuaciones aunque no hubiera sido así. Aunque al menos había sido mejor que cualquier que había realizado en la última semana. El japonés se pasó el antebrazo por el rostro para secar las perlas de sudor que caían, después de tanto movimiento, y lo vio venir hasta él, cogiendo aire profundamente, intentando tranquilizar la rapidez de sus latidos. Las palabras del ruso le hicieron asentir con firmeza y convicción. Sus ojos eran ligeramente serios, porque realmente quería cumplir lo que él le decía.

Lo haré.— Prometió, sabiendo que intentaría poner lo mejor de él en la pista, tanto en los entrenamientos como cuando viajaran a Rusia. Porque no tenía nada malo en su mente que lo hiciera fallar, porque tenía demasiado en qué centrarse y porque lo único que no quería era decepcionar a Victor. Después de saber de sus sentimientos e incluso antes, no quería ser una decepción para su entrenador, que se arrepentiriera de haber decidido entrenarle o si quiera de sentir algo por alguien que estaba tan por debajo de él. El gran Victor Nikiforov estaba con él, debía hacerlo bien. Debía cumplir sus expectativas. Tenerlo de nuevo delante de él le hizo relajar aquella expresión algo más seria que había tomado. Él siempre había sabido fijarse en cada detalle de los movimientos y los gestos de Victor, cada uno más hechizante que el anterior, pero no vio venir aquel abrazo que le lanzó repentinamente.

Hizo que su corazón se desbocara de nuevo, pero reaccionó para devolverle el abrazo con cariño y apoyar su cabeza en su hombro, sintiendo como una sonrisa demasiado feliz se formaba en su rostro, al escucharle decir que estaba orgulloso de él. Yuuri respiró profundamente, llenándose del aroma de Victor como si fuera el más delicioso del universo.— Yo también estoy orgulloso de ti, te estás convirtiendo en un gran entrenador, Victor.— Le comentó, riendo levemente. Como ya había pensado, no era como los demás entrenadores, pero era el que encajaba de forma perfecta y sincronizada con él. — ¿Quieres volver ya a casa?— Preguntó, sin romper todavía aquel abrazo, no queriendo abandonar sus brazos y su calidez, aún a sabiendas de que no duraría para siempre.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2287

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Novocaine el Vie 24 Feb - 22:40

1. Did you know that ice can burn?
Viktor・Pista de hielo・08:45h
Viktor besó la sien de Yuuri cuando sintió que pegaba la cabeza a su hombro. Sus brazos, todavía rodeando al otro, lo apretaron un poco más contra sí. Sentir el calor que desprendía su cuerpo era una de las cosas más gratificantes que había experimentado nunca. Extrañamente, se sentía como en casa, cosa que era ridícula teniendo en cuenta que San Petersburgo estaba a miles de kilómetros.

Por favor, quiero que le digas eso a Yakov la próxima vez que lo veas —. Intentó bromear. Viktor sabía que todavía estaba muy verde como entrenador, y que el viejo ruso tenía mucha razón al dudar de sus capacidades. Sin embargo, él estaba bastante seguro de sí mismo. Tal vez sus métodos fueran estúpidos y poco profesionales, pero habían funcionado con Yuuri, y eso era todo lo que a él le importaba. ¿Qué más daban los medios cuando se alcanzaba el fin deseado?

Tras besar de nuevo los negros cabellos del japonés, soltó su agarre y dio un pequeño paso atrás. Ahora sí que habían agotado de verdad el tiempo de entrenamiento y, si era del todo sincero, estaba deseando salir de la pista de hielo. Aquel día, aunque al final se había resuelto de la manera más gratificante, había sido realmente agotador. Toda la semana anterior, en realidad. Lo único que quería en esos momentos era cenar, ponerse un pijama limpio y pegarse a Yuuri hasta caer profundamente dormido. No le pedía mucho más a la vida en esos instantes.

A pesar de que aquella situación era bastante nueva para él, estaba deseando explorar los entresijos de su nueva relación con Yuuri. Quería saber si le gustaba que le abrazaran por la espalda al dormir o si eso le agobiaría. Quería saber si le gustaban los besos en el cuello o si, por el contrario, los detestaba. Quería saber si le gustaría que le cogiera de la mano al caminar, o que le besara por sorpresa de vez en cuando. Quería conocerlo todo y, aunque pudiera sonar estúpido, ser el único que lo hiciera.

—. Aceptó rápidamente, sin pensárselo demasiado —. Vamos a cambiarnos y a volver. Yuuko querrá cerrar ya y marcharse a casa. Y creo que tú también debes estar agotado —. Sin esperar mucho más, se dio la vuelta y patinó hasta la salida de la pista. Allí puso los protectores a sus cuchillas y esperó a que Yuuri hiciera lo mismo.


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1444

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Zoldyck el Sáb 25 Feb - 15:55

1. Did you know that ice can burn?
Viktor・Pista de hielo・08:45h
La alegría que sentía el corazón de Yuuri con los brazos del ruso alrededor de su cuerpo y aquel simple beso cariñoso en su sien era algo que no estaba acostumbrado a sentir. Se sentía como un crío inocente, con el corazón henchido de felicidad por lo más mínimo. Yuuri siempre había sentido que su vida estaba teñida de gris, hasta que Victor la llenó de colores, y de sensaciones, haciéndole sentir un tonto enamorado. El japonés no tuvo más remedio que reír levemente ante su comentario de Yakov, negó levemente con su cabeza.

No me creería.—Afirmó. Sabía que a Victor le faltaba mucho, y para su anterior entrenador, nunca sería suficiente. Yuuri recibió un nuevo beso sobre su cabello y dejó que Victor se marchara de su lado, le sonrió levemente ante sus palabras, tocándose el estómago, hambriento.—Sí. Estoy deseando comer algo y darme un baño.— Comentó, suspirando de forma pesada pero aún con una sonrisa. Después de todo, solía pensar que era más gratificante la comida y el descanso después de hacer mucho ejercicio. Sus pies se movieron solos por el hielo, siguiendo al ruso hasta el final de la pista. Puso los protectores a las cuchillas de sus patines y después se los quitó, colocándose sus zapatos y recogiendo todo. Estaban listos para marcharse a casa. El viaje fue relativamente corto, en el que hablaban de forma despreocupada, de cosas irrelevantes; Yuuri casi lo agradecía, porque eso calmaba su corazón, viendo que su relación había vuelto a ser como antes.

Incluso se atrevió, en algún momento, en rozar los dedos fríos y ahora sin guantes, del ruso, entrelazándolos de forma suave entre ellos. No comentó nada, sólo lo hizo, con un leve sonrojo, sintiendo que necesitaba aunque fuera ese contacto con él. Aunque sentía que cada vez más, poco a poco, necesitaba más de Victor. Al regresar, les recibió la calidez del hogar y la familia del japonés. Creía que Victor se sentía agusto en ese ambiente, sin presiones, casi como estuviera dentro de una familia. ¿Se sentiría realmente así? Bueno, su familia era bastante acogedora, a Yuuri siempre le había parecido un buen refugio. Comieron lo suficiente para calmar el hambre y no llenarse demasiado, después de todo la noche estaba próxima y los patinadores no podían permitirse comer demasiado, corrían el riesgo de engordar con facilidad. Y eso Yuuri lo sabía bastante bien, aunque había recuperado su figura e incluso había cogido algo de musculación desde que comenzara a entrenar para las competiciones.

Después de la cena, donde agradeció que el ruso no se le acercara demasiado, quizás porque sus padres estaban delante, Yuuri se marchó hacia el baño. Prefería darse una ducha rápida y caliente a meterse realmente en los baños termales. El cansancio lo había atacado de manera rápida y cuando se vistió con un pijama limpio y se sentó en la cama, apretó los ojos fuertemente. Se quitó las gafas y se frotó los ojos, dejándolas después sobre la mesilla. Después Yuuri suspiró soltando todo el aire y dejándose caer de espaldas en la cama, sus ojos observaron el techo, rememorando toda la semana, el día, todos los momentos. Yuuri se sonrojó solo y frunció los labios, colocando una de sus manos sobre sus ojos. Nunca creía que pasaría nada de lo que había ocurrido en ese día, ni que él fuera capaz de hacerlo.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2287

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Novocaine el Sáb 25 Feb - 17:04

1. Did you know that ice can burn?
Viktor・Pista de hielo・08:45h
El camino de vuelta a casa fue tranquilo. Después de aquella horrible semana, agradecía por fin el hecho de poder hablar con él con naturalidad, sin monosílabos incómodos y sin miradas huidizas que no presagiaban nada bueno. Realmente no se dijeron nada trascendental, simplemente hablaron del patinaje y de las cosas que todavía les quedaban por delante. Luego pasaron a trivialidades varias hasta que por fin llegaron al hogar de la familia Katsuki.

Como siempre, el ambiente allí dentro era tranquilo y familiar. Cenaron como hacían todos los días después del entrenamiento, y luego separaron sus caminos para ducharse y prepararse para la cama. Por supuesto, no se comportó de manera diferente aquel día. Mantuvo las distancias habituales con Yuuri y trató de no llamar demasiado la atención. A pesar de que le habría encantado seguir con lo que habían empezado en la pista de hielo, decidió ser discreto. A lo mejor el japonés prefería no compartir aquello con su familia hasta que no se hubieran asentado del todo en aquella relación. Viktor sabía que el otro era una persona más bien introvertida que no iba aireando sus secretos personales por ahí.

Después de acabarse su comida y de compartir unas cuantas palabras con la madre de Yuuri, se levantó de la mesa y fue directo a su habitación. El agua de la ducha corriendo por su cuerpo contribuyó a relajarle un poco. Si se paraba a pensarlo, aquel había sido un día de lo más movido. Habían sucedido demasiadas cosas que podrían darle un giro importante a su vida, y Viktor no tenía ni idea sobre lo que iba a pasar a partir de aquel momento. Lo único que pedía era que todo funcionara bien, y que pudiera seguir entrenando a Yuuri durante muchos, muchos años. En ese momento, la posibilidad de volver al hielo ni siquiera se planteaba en su cabeza. Ser entrenador había conseguido llenarle mucho más que sus últimos años de competición. Desde luego, había aprendido muchas más cosas y había vivido mucho más satisfecho. Se sentía feliz, pleno y con ganas de continuar con aquello.

Tras media hora de ducha que pareció alargarse durante horas, salió de nuevo a la habitación y buscó en un cajón su pijama favorito. Se trataba de un pantalón y una camisa de tela suave, agradable al tacto tanto propio como ajeno.

Sin pensárselo demasiado, salió de allí y puso rumbo al cuarto de Yuuri. Ya le había echado de allí alguna que otra vez antes, pero eso no mermó su confianza. Tenía que intentarlo al menos, y aprovecharse de la nueva situación que tenía. Además, había estado deseando aquello durante demasiado tiempo como para dejarlo pasar sin luchar por ello. Con el puño, tocó a la puerta y esperó a que el otro le abriera apoyado en la pared.

Yuuri —. Le llamó desde fuera —. ¿Es que no vas a dejar entrar a tu entrenador?


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1444

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Zoldyck el Sáb 25 Feb - 22:36

1. Did you know that ice can burn?
Viktor・Pista de hielo・08:45h
Yuuri reconocía que se sentía casi de la misma manera que durante aquella semana en la que no sabía nada de los sentimientos de Victor. Se sentía ansioso, con el corazón en la mano, rememorando cada momento junto a su entrenador, sólo que en esta ocasión no sentía pena ni incertidumbre, y recordaba mucho más que aquel corto beso sobre la pista china. El beso aquella mañana había sido mucho más intenso, habían estado más cerca que nunca, tanto física como mentalmente. Yuuri no pudo evitar acariciar sus labios, recordando los de Victor sobre los suyos. Una sensación tan cómoda, tan cálida, tan perfecta y única. No creía que pudiera sentirse así con otra persona nunca. Se encontraba solo, deseando que aquellas caricias y aquellos contactos se repitieran; no había podido conciliar el sueño a pesar del cansancio por culpa de su propia mente, que le mostraba algo más atrayente que un sueño.

Unos golpes sonaron en la puerta e hicieron que su cuerpo volviera a la realidad, alertado, y casi se sentó de golpe al escuchar la voz de Victor. Era cierto, le había dicho que podía hacerlo, y él no se había mostrado reacio a eso. Estaba seguro que aprovecharía cualquier oportunidad, y allí tenía la primera. Miró la puerta con los labios apretados, preso de la verguenza. La verdad es que no recordaba si Victor había entrado alguna vez en su habitación, aunque él nunca le había dejado, y en cuanto supo que se hospedaría allí, quitó todos los posters que demostraban su obsesión con él, así que en teoría estaba libre de pasar más verguenza. Se levantó, revolviéndose ligeramente el cabello y abrió la puerta sin pensarlo demasiado, porque entonces estaba seguro de que se quedaría delante de ésta hasta que Victor se marchara creyéndolo dormido o entrara por sí mismo.

Encontró allí al ruso apoyado en la pared y su rostro pareció iluminarse al ver que realmente le abría la puerta y lo dejaba pasar. — Eres como un niño pequeño, Victor.— Dijo en voz baja él, con una sonrisa que no podía dejar de ser divertida en su rostro. Se echó a un lado para dejarlo entrar; su habitación no era nada del otro mundo, solo una habitación normal, nada comparado con la habitación que había montado el ruso al llegar allí. Tenía una cama bastante espaciosa, alguna estantería con libros y su escritorio con el portátil. Quizás, lo que más le gustara era la ventana que había al lado de su cama, desde donde se veía gran parte de la ciudad, que se veía preciosa iluminada de noche.

¿Estás cansado?— Preguntó el japonés. Él sentía el cuerpo tenso y pesado por el ejercicio, las caídas y el cansancio de todo el día, pero estaba seguro de que le costaría caer dormido a su lado, con el corazón latiéndole de la manera en la que solía hacerlo por él.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2287

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 10. 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.