Últimos temas
» Why don't we find out?
Hoy a las 2:27 por Party Poison

» 34. This place is haunted
Ayer a las 23:26 por Nightingale

» Death is equal
Ayer a las 23:16 por Nightingale

» 36. Invasion
Ayer a las 23:08 por Nightingale

» ~ You could be loved again
Ayer a las 21:13 por SapphireDragon

» Ausencias y Bajadas de actividad
Ayer a las 18:57 por Neliam

» ❝ Hellish Kingdom.
Ayer a las 18:04 por Epoch

» 35. Innocent
Ayer a las 16:31 por Sonder

» La tierra que nos vio nacer [Rakish]
Ayer a las 16:28 por Thyra

» >> We stand for each other.
Miér 18 Oct - 19:55 por MissChief

» Burning Bridges
Miér 18 Oct - 18:43 por Shadows Takes All

» ☮ I can't save you unless you save me, too
Miér 18 Oct - 17:23 por Red

» Petición de Grupos
Miér 18 Oct - 16:26 por Nat Xavier

» Confieso que...
Miér 18 Oct - 13:55 por Mrs. Sarcasm

» We are doomed to repeat our history
Miér 18 Oct - 3:36 por Magik

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

We were born to make history.

Página 2 de 10. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

We were born to make history.

Mensaje por Zoldyck el Jue 5 Ene - 13:02

Recuerdo del primer mensaje :


WE WERE BORN TO MAKE HISTORY
La relación entre Victor y Yuri se hacía cada vez más fuerte desde que se conocieran; el ruso hacia que se sintiera más seguro sobre sus habilidades y sobre el hielo y sin darse cuenta, él mismo estaba dando más sentido a la vida de Victor. Se complementaban entre sí. Yuri siempre pensó que los sentimientos que, poco a poco, florecían dentro de sí mismo, procedían de la admiración que siempre había sentido por su ídolo.

Sin embargo, desde que Victor lo besase sobre la pista delante de todo el mundo, tras su gran actuación, no se siente del todo así. Yuri se siente confundido después de esa competición. No logra concentrarse en las prácticas y no deja de caer y hacerse daño. A su vez, tampoco se siente cómodo al lado de Victor. Se siente nervioso y su corazón late demasiado rápido. Victor siempre suele rondar demasiado cerca de él, tocándolo y abrazándolo, pero no puede aguantarlo más. Sin saber cuales son sus sentimientos y mucho menos los de Victor, cree que lo mejor es mantenerse distanciado de su entrenador, para aclarar sus sentimientos y calmarse.

Pero no todo es tan fácil, Victor no comprenderá porque el japonés se aleja y se acercará aún más para preguntarle y saber que ocurre. ¿Descubrirán al final los verdaderos sentimientos del otro? De todas maneras, no es todo tan fácil. Las sociedades de sus países no aceptan fácilmente la homosexualidad, ¿qué sería de sus carreras si realmente se descubriera lo que sienten?
YURI KATSUKI
23 | patinador japonés | amidamaru
VICTOR NIKIFOROV
27 | patinador ruso | novocaine

CS | YURI!!! ON ICE | 1 X 1




Última edición por Kingsglaive el Jue 6 Abr - 23:23, editado 1 vez




friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2270

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: We were born to make history.

Mensaje por Novocaine el Dom 26 Feb - 12:53

1. Did you know that ice can burn?
Viktor・Pista de hielo・08:45h
A pesar de que aquel era el plan, Viktor no pudo evitar sorprenderse cuando vio a Yuuri abrir la puerta de su habitación. Alguna que otra vez no había tenido ningún reparo en dejarlo fuera, posiblemente porque había ido demasiado lejos en sus intentos de entrometerse en su intimidad. Pero en aquella ocasión era diferente, o al menos eso era lo que indicaban sus actos.

Vamos, te he dado una sorpresa. ¿A que sí? —. Dijo con una sonrisa mientras pasaba al interior de la habitación del japonés. Por algún motivo, era exactamente igual a como se la había imaginado. Sencilla y acogedora, acorde con la personalidad de Yuuri. Todo lo que había allí dentro recordaba a la palabra 'hogar'.

Nada más entrar, Viktor se acercó a las estanterías de Yuuri y comenzó a indagar sobre la clase de libros que tenía allí. Cómo no, todos los títulos estaban en japonés y el no entendía ni media palabra. Tan solo alguno que otro en inglés consiguió llamar un poco su atención, pero eran sustancialmente minoritarios. Después de un par de minutos, decidió rendirse y se acercó al borde de la cama para sentarse en ella. Sorprendentemente, fue bastante comedido y simplemente se quedó erguido allí.

Estoy agotado —. Reconoció. Él no había hecho tanto ejercicio como Yuuri, pero su trabajo como entrenador también era agotador y al final del sía se sentía como si hubiera estado entrenando con Yakov cinco horas seguidas. Solo quería tumbarse y cerrar los ojos hasta caer profundamente dormido. Ahora que las cosas no podían ir mejor, sabría que no le costaría conciliar el sueño tanto como los días anteriores. Estaba deseoso de poder entregarse a unas largas y tranquilas horas de sueño, y si era al lado de Yuuri, mucho mejor.

Dado que el otro hombre todavía no había cerrado la puerta de la habitación, Viktor pudo ver cómo Makkachin se acercaba perezosamente por el pasillo hacia donde estaban ellos. El perro parecía estar igualmente cansado y con ganas de dormir, pero parecía ser que no iba a quedarse tranquilo hasta que no encontrase a su dueño. Sin pedir permiso, el animal entró por la puerta como si fuera su propia habitación hasta sentarse justo enfrente de donde estaba él.

Viktor no dudó en acariciar su cabeza durante unos segundos, para luego cogerle por los mofletes y hacer que mirara con una cierta cara de pena a Yuuri.

¿Vas a dejarnos pasar la noche aquí contigo? Prometemos no molestar —. Dijo, ocultando su rostro detrás de la cabeza de Makkachin, fingiendo que era el perro quien hablaba. El can movió la cola un par de veces, dando dos latigazos al suelo con aire pesado.


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1426

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Zoldyck el Dom 26 Feb - 13:58

1. Did you know that ice can burn?
Viktor・Pista de hielo・08:45h
La verdad es que has sido bastante predecible.— Le contestó, asintiendo convencido, pero con una sonrisa divertida en su rostro. A pesar de que hubiera sido previsible la aparición en su puerta, la verdad es que Yuuri lo esperaba; no habría sabido encontrar un motivo por el cual Victor no volviera a acudir a su puerta después de lo que había pasado en la pista. Así que se alegraba de que estuviera allí, mirando su habitación como si viera algo extraordinario. La sonrisa dulce de Yuuri se instaló en su rostro, sin importarle que él la viera. Después de todo no podía ocultar la felicidad que tenía desde hacia unas cuantas horas. Victor parecía mirar los libros de sus estanterías sin entender demasiado, no le sorprendía puesto que todos estaban escritos con carácteres japoneses.

Había algunos en inglés pero no eran los más destacados; tenía libros de historia, de patinaje, de animales, de fotografías, novelas.. la verdad es que sus estanterías eran bastante variadas. El moreno ni siquiera se había dado cuenta de que no se había movido de la puerta ni la había cerrado y observó como Victor se sentaba en su cama. Estaba por decirle algo o por acercarse a él, pero escuchó como unas patitas se deslizaban dentro de su habitación y bajó la mirada hasta la bola de pelo marrón que era Makkachin. El perro se sentó frente a Victor, entre los dos, y parecía igual de cansado que los dos humanos. Makkachin le recordaba mucho a su perro fallecido, después de todo eran la misma raza y no podía evitar mirarlo con nostalgia y cariño.

Sin embargo, la actitud aniñada de Victor hablando a través de su perro le hizo reír levemente, divertido y sin ningún tipo de maldad. Yuuri cerró la puerta y se acercó hasta ambos, alzando una de sus manos para dar un par de palmadas sobre el cabello plateado del ruso, acariciándolo levemente después.— Está bien, está bien.— Aceptó él, sonriéndole.— ¿Cabremos los tres aquí?— Preguntó él, dubitativo, mirando a Makkachin que cogía un espacio bastante grande, y aunque su cama era de matrimonio, dudaba un poco. Sin embargo, confiaba en que el perro encontrara su sitio. Yuuri de repente, sintió reparo en meterse en su propia cama, con Victor allí sentado y se quedó por un momento mirándolo, sin saber demasiado bien qué hacer.

Al final, terminó por hacerle un gesto para que se metiera en la cama y posteriormente, lo hizo él. Allí, ambos metidos en su cama, con Makkachin a sus pies y la luz apagada, le hacían sentir extraño. Después de todo no era algo que hiciera todas las noches. Al acomodarse mejor, Yuuri sintió cierto dolor en su cintura y se quejó levemente.— Creo que me he ganado algunos moratones por las caída de esta semana. Es el precio, ¿no?— Medio sonrió el japonés, intentando romper esa tensión que sentía recorriendo su cuerpo.




friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2270

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Novocaine el Dom 26 Feb - 18:23

1. Did you know that ice can burn?
Viktor・Pista de hielo・08:45h
La sonrisa en el rostro de Viktor fue instantánea cuando le propuso quedarse allí. A pesar de que era algo bastante predecible, dada la situación, el ruso habría entendido que Yuuri prefiriera pasar la noche solo. Lo conocía lo suficiente como para saber que era reservado, y que dormir con alguien era un paso bastante grande para él. En el fondo, le gustaba la idea de saber que Yuuri no tenía demasiada experiencia amorosa.

Era egoísta, por supuesto que lo era, pero la irracionalidad del pensamiento no se desvanecía de su mente con tanta facilidad. Suponía que se habría enamorado de él de cualquier forma, pero el atractivo de saber que era el primero le hacía estremecerse. A veces complacido, a veces asustado. ¿Y si Yuuri se daba cuenta de que realmente él no era el tipo de hombre que quería en su vida? ¿Y si estando con él descubría que no quería una relación? De nuevo las inseguridades le hicieron dudar un poco, pero al final sacudió la cabeza y se puso en pie para poder meterse primero en la cama. Si no lo intentaba, jamás lo sabría. No podía perder algo por el propio miedo a que se desvaneciera.

Seguro que sí, Makkachin no nos molestará en toda la noche, solo quiere dormir cerca de alguien —. Con movimientos gráciles, se deslizó entre las sábanas y dejó un generoso espacio de la cama para que Yuuri pudiera acomodarse también. A sus pies, Makkachin dio unas cuantas vueltas sobre las sábanas hasta que finalmente encontró la posición idónea. Durante unos segundos, dejó que Yuuri se posicionara a su lado sin hacer ni decir nada, dejándole su espacio para pensar y que decidiera qué era lo que quería hacer. Solo cuando volvió a hablar, Viktor se dio la vuelta para posicionarse de costado y poder mirarle.

A través de la oscuridad de la habitación, con la tenue luz de la calle entrando por la ventana, lo único que podía percibir era el perfil de su rostro. Daba igual desde qué perspectiva le mirara, siempre le parecía hermoso. Con un pequeño suspiro, alargó su mano y colocó los dedos sobre el vientre del joven, dejando una pequeña caricia allí por encima del pijama.

Si te duele mucho, siempre puedo ponerte hielo o alguna pomada. Es normal que después de entrenamientos duros queden secuelas. Aunque tú eso ya lo sabes —. Con una pequeña sonrisa, cargada de ternura aunque no pudiera verle, siguió acariciando lentamente su tripa —. Es el precio, pero tampoco quiero destrozarte —. Tras aquellas palabras, dejó escapar una pequeña risa.


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1426

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Zoldyck el Dom 26 Feb - 20:30

1. Did you know that ice can burn?
Viktor・Pista de hielo・08:45h
El japones asintió ligeramente cuadno comentó aquello de Makkachin, sabía que no molestaría. Era un perro tranquilo y bueno; aún recordaba la primera vez que lo había visto en fotos, cuando Victor lo había adquirido y en seguida quiso tener un cachorro como el suyo. La lástima es que el suyo había fallecido hacia poco. Cuando ambos se tumbaron, de costado y mirándose el uno al otro, apenas y podían verse realmente. Los ojos de Yuuri poco a poco iban a acomodándose a la oscuridad, pudiendo dibujar las líneas del rostro de Victor de forma sutil, después de todo tampoco tenía sus gafas y eso lo empeoraba todo.

Pero aún podía ver el brillo de los preciosos ojos azules del ruso, mirándolo, observándolo, con aquella intensidad con la que siempre lo miraba. Sus miradas lo hacían estremecer, como si viera en lo más profundo de su ser. Lejos de disgustarle, le agradaba. ¿Era eso extraño? Yuuri no pudo evitar abrir los ojos, sorprendido, cuando sintió los dedos de Victor sobre su abdomen. Luchó contra sí mismo para no apartarse debido a la sorpresa. No quería que pensara que rechazaba su contacto. Al menos agradecía que la oscuridad impidiera que su entrenador viera su sonrojo, ya tan característico cuando estaba a su lado. Las palabras de Victor le hicieron visualizar en su cabeza la idea del peli plateado acariciando su piel, aunque fuera con una pomada, y su cuerpo se estremeció. Aún así sonrió.

Quizás alguna pomada estaría bien.— Dijo, pensando también en que eso ayudaría a que su cuerpo no doliera en los entrenamientos o en su próxima actuación.—No sabía que tenía un enfermero personal.— Bromeó él, medio riendo. Pensar en un Victor como su enfermero era sumamente tentador. Junto a Victor estaba descubriendo muchos pensamientos que distaban de su habitual inocencia, y no sabía si alegrarse por eso o sentirse avergonzado.— Estaré bien.—Susurró, acercándose hasta Victor para apoyar su frente en la contraria. Aún así quisieras destrozarme estaré bien, pensó. Yuuri siempre haría el máximo esfuerzo en los entrenamientos, en las competiciones, con tal de complacer a aquel hombre y a las expectativas que pudiera tener para con él. Al final, eso siempre repercutía en la mejora del japonés.




friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2270

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Novocaine el Dom 26 Feb - 22:30

1. Did you know that ice can burn?
Viktor・Pista de hielo・08:45h
Viktor continuó acariciando con aire distraído a Yuuri mientras hablaba. Era normal que estuviera exhausto después de aquella semana. El japonés había entrenado con desgana y eso le había llevado a caerse en incontables ocasiones. Por suerte no había llegado a lesionarse, pero eso no quitaba que los moretones dolieran menos. Él sabía perfectamente de lo que hablaba porque aquel había sido su pan de cada día mientras entrenaba con Yakov. Los golpes siempre ayudaban a un patinador a aprender y a intentar hacerlo mejor en el futuro para no volver a caer, pero eso no quitaba el hecho de que al final del día uno se sintiera totalmente destrozado.

¿Tienes alguna crema por aquí? ¿Un relajante muscular? —. Cuestionó con suavidad, apoyando cuidadosamente la frente contra la de Yuuri. Por unos segundos, se dedicó a observarle de cerca, hasta que no pudo aguantarlo más y dejó un pequeño beso en sus labios. Simplemente un roce que no duró más que unas milésimas de segundo. Luego, se separó de él y se incorporó, a la espera de que le diera alguna cosa que poder aplicarle.

Sí de él hubiera dependido, ya no se habría separado de Yuuri en toda la noche, pero lo primero era lo primero. Tendría que asegurarse de que iba a estar bien al día siguiente. Después de todo, si estaba dolorido no daría el cien por cien en la pista, y ya habían perdido suficiente tiempo de entrenamiento. Ahora tendría que dar todo él, incluso lo que no tenía.

Nada de enfermero personal —. Matizó, alzando el dedo índice en el aire —. Solo un buen entrenador que se preocupa por ti y te mima más de la cuenta —. Un brillo divertido apareció en sus ojos al pronunciar aquellas palabras. Eso, en parte, era cierto. Yakov también había sido en ocasiones un tanto consentidor con él, pero eso solo había sido porque había adoptado el papel de padre de Viktor desde el principio de su carrera —. Ya sé que estarás bien —. Continuó —. Pero si puedo hacer algo por ti... ¿Por qué no debería? Anda, dime dónde buscar.


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1426

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Zoldyck el Lun 27 Feb - 0:07

1. Did you know that ice can burn?
Viktor・Pista de hielo・08:45h
Creo que tengo algo.— Susurró el japonés, con sus ojos entrecerrados y su frente apoyada en la contraria. Se sentía bien estar de esa forma, tan cerca de Victor, sintiendo su calidez y su cercanía, sin sentirse alterado. En la oscuridad, sintió como los labios del ruso se posaban sobre los suyos en un fugaz beso en el que apenas le dio tiempo de responder. Le hubiera gustado alargar ese beso, mantenerlo a su lado, pero su entrenador se levantó de manera espontánea, incorporándose en la cama. Yuuri frunció ligeramente el ceño, mirándolo algo molesto por que se levantara, aún así se tumbó en la cama y suspiró, frotándose el rostro, sólo para después incorporarse al igual que Victor, a su altura.

No hace falta ponerme nada, en serio, pasará.—Le comentó, mirándolo de nuevo en la oscuridad, pero se vio callada por las palabras del ruso, que le hicieron reír de forma divertida.— Es verdad que me mimas.— Opinó el moreno, no molesto, sino solo dando su opinión, divertido. Victor podía mimarlo pero a la hora de la verdad sabía como inspirarlo, como ayudarlo a seguir adelante y a dejar atrás lo que lo bloqueaba. Victor seguía insistiendo en tratar sus heridas y sabía que, cuando el peli plateado se empeñaba en algo no había quien lo detuviera. Así que asintió con la cabeza, resignado. Se quitó las sábanas de encima, sentándose en la cama, encendiendo la luz y  abriendo el cajón de la mesilla, rebuscando en su interior por una crema que solía utilizar para los moratones, aunque también tenía ciertos componentes de relajante muscular. No quería que Victor relacionara conceptos, pero estaba claro que antes de su llegada, había estado así en muchas ocasiones. Se giró hacia él y le tendió la crema.

Me duele en la cintura, pero quizás tenga alguna más.— Mencionó y se levantó por un momento, quitándose la camiseta del pijama, de espaldas a Victor. Era necesario para que viera donde aplicar la crema, pero de todas maneras seguía sintiéndose avergonzado y nervioso de que lo viera de esa manera. Agradecía que su figura hubiera mejorado desde que Victor entrara en su vida, sus músculos estaban definidos pero no en exceso, por lo que seguía teniendo una figura delgada y grácil, acorde con sus movimientos en la pista. Se giró hacia el ruso, mirándose el abdomen, donde tenía algunas zonas más violáceas, al igual que en su cintura. Uno de sus hombros tenía una zona más oscura y Yuuri recordó la caída que debía de haberlo provocado. Por no caer de boca había puesto su hombro y ahí tenía el resultado.

Chasqueó la lengua, algo molesto por ver que tantas heridas tenía.— ¿Tengo algo en la espalda?— Preguntó a su entrenador, que parecía preocupado por lo que veía. No podía hacer nada, era su culpa por la falta de concentración que había tenido en aquella semana. Quería pedirle disculpas, pero no sabía si él las aceptaría.— Lo siento Victor, no parece que sea un buen aprendiz.— Mencionó, en voz baja, mientras se sentaba a su lado, girándose para darle la espalda y que observara su espalda.




friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2270

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Novocaine el Lun 27 Feb - 17:56

1. Did you know that ice can burn?
Viktor・Pista de hielo・08:45h
Viktor esperó pacientemente a que Yuuri le diera alguna cosa que poder aplicarle en las heridas. Seguramente, se curarían de igual manera de aquí a unos días, pero ese era un margen de tiempo demasiado largo que el japonés no se podía permitir. Además, ¿para qué sufrir pudiendo acabar cuanto antes con el dolor? Viktor no pensaba aceptar un no por respuesta. Jugar con aquellas cosas podía ser peligroso para un deportista de élite.

Con mirada crítica, observó cómo el joven se quitaba la camiseta y, sin pestañear siquiera, aceptó el tubo de crema que le estaba ofreciendo. Por supuesto que las vistas eran agradables, pero ahora no era momento para aquello. Cuidar de Yuuri era más importante que autocomplacerse a sí mismo con la visión que tenía delante.

Tienes algunas zonas un poco magulladas —. Comentó, quitando el tapón para verter un poco de aquella sustancia en su mano. Estaba condenadamente fría, así que por un momento se dedicó a esparcirla por sus dedos para calentarla un poco —. Creo que las más graves son las de la cintura y la del hombro, pero a mitad de espalda tienes un golpe no muy agradable. Debes habértelo hecho hace ya bastante tiempo porque está un poco amarillento. ¿No te dolía de antes? —. Cuestionó, con voz preocupada. Debería haberse ocupado de aquellos detalles mucho antes, ya que parecía ser que Yuuri no era demasiado precavido consigo mismo en aquel aspecto.

Sin decir nada más, llevó su mano a la espalda del otro y comenzó a esparcir la crema suavemente por la zona afectada. Sus dedos se movían como un fantasma sobre la piel ajena, en un tacto que a penas sí estaba ahí. No quería presionar más de la cuenta y hacerle daño. Tampoco se merecía un castigo tan cruel por su desidia. Cuando hubo acabado, esperó a que se secara y luego posicionó una mano en su hombro para llamar su atención.

Ya está. Ahora túmbate de cara a mí —. Le pidió, mientras volvía al bote de la crema para coger un poco más. Desde luego, la parte frontal del cuerpo de Yuuri era la que se había llevado la peor parte de los golpes. Dudaba que ni siquiera al principio de sus entrenamientos hubiese estado tan sumamente magullado.

Cuando vio que el japonés se había acomodado, volvió a bajar su mano a la piel ajena, ejerciendo pequeños círculos con sus dedos en su cintura. Con paciencia infinita, cubrió de aquella sustancia hasta el último recoveco de sus moretones. Luego, hizo lo mismo con el que tenía en el hombro, visiblemente más amoratado por ser el más reciente.

La próxima vez avísame de estas cosas. No puedes ir por ahí como si te hubieras pegado con la mafia. Además, ahora has tenido suerte, pero si te hubieras hecho daño en el hueso o en los músculos, no podrías entrenar. Aplazar una lesión puede ser algo muy peligroso, ¿me has entendido? —. Le regañó, sin aparcar la tarea que estaba haciendo sobre la piel del otro.


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1426

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Zoldyck el Lun 27 Feb - 20:40

1. Did you know that ice can burn?
Viktor・Pista de hielo・08:45h
Victor parecía realmente serio y eso ponía realmente nervioso al japonés. Lo hacía sentir cada vez más culpable y tenso. Asintió cuando le dijo lo de sus heridas, pero cuando mencionó una a la mitad de la espalda, Yuuri se sorprendió, incluso llevó una de sus manos hacia su espalda, intentando tocar la zona, pero aunque presionaba no notaba dolor. Finalmente desistió en sentirlo y bajó su brazo.—No lo he notado.— Ni antes ni ahora, pensó, pero no le dio demasiada importancia. Sería de alguna caída, pero mientras no le doliera, pensaba que no podía ser grave.

Cuando la mano de Victor tocó su espalda, Yuuri sintió un escalofrío recorrer su piel, en parte por el tacto, en parte por el frío de la crema. Aún así lo aguantó, notando como su entrenador lo hacía suavemente, sin querer presionar donde pudiera dolerle. Era como un masaje suave y tranquilo que de cierta manera tranquilizaba el corazón del japonés. Volvió a la realidad, sin apenas haberse dado cuenta del tiempo pasado, cuando Victor situó una mano sobre su hombro, diciéndole que se tumbara. Yuuri obedeció, clavando su mirada en el techo sin querer si quiera mirar al ruso, ¿era idiota por sentirse así cuando estaban hablando de las heridas de sus entrenamientos? Suponía que aún estaba demasiado cerca de la adolescencia y todavía tenía ese tipo de reacciones. Respiró profundamente cuando sintió los dedos de Victor recorriendo su cintura, intentando serenarse y no parecer estúpido.

Cuando terminó con aquella zona y subió a su hombro, se vio obligado a apartar la mirada hacia un lado, al tener a Victor casi encima suya. Sus palabras, más bien una regañina, le hicieron sentir culpable, a pesar de que ni él mismo se había dado cuenta de esas heridas. No podía concentrarse en la pista ni en los saltos, como para fijarse en su propio cuerpo.—Lo siento.— Susurró el japonés. Su mirada buscó la contraria y casi de forma instintiva, subió una de sus manos hasta el rostro ajeno, acariciando ligeramente su mejilla.— No quiero que te preocupes tanto, Victor. Estoy bien.— Le dijo, con su mirada perdiéndose en la contraria. Quizás era algo que él no podía evitar, al igual que el japonés tampoco podía. Pero necesitaba que supiera que no estaba tan mal, que si hubiera sido peor y se hubiera dado cuenta, se lo hubiera dicho directamente o más bien él se habría dado cuenta.




friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2270

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Novocaine el Lun 27 Feb - 22:32

1. Did you know that ice can burn?
Viktor・Pista de hielo・08:45h
Viktor siguió tranquilamente con su trabajo hasta que sintió la mano de Yuuri en su rostro. Hasta ese momento, no se había parado a fijarse en la expresión del moreno. Había estado demasiado ocupado con sus moretones como para ello. Con un pequeño suspiro, acabó lo que estaba haciendo y llevó su propia mano a la de Yuuri. Todavía estaba un poco húmeda por la crema.

No puedo evitar preocuparme por ti, Yuuri —. Le explicó, con una voz un poco más dulce que antes —. Quiero que estés bien, y no solo porque sea tu entrenador. Aunque tú eso ya deberías saberlo de sobra a estas alturas —. Tras aquellas palabras, se llevó la mano del japonés a los labios y dejó un pequeño beso en su dorso antes de separarse de él para dejar la crema en la mesilla de noche. Luego, volvió a recostarse cuidadosamente a su lado, poniendo atención en no ser demasiado abrasivo a la hora de invadir su espacio.

Después se acercó un poco para darle un beso en la mejilla y volvió a llevar su mano a su vientre, trazando pequeños patrones de caricias con su dedo índice.

Vamos a esperar a que se te seque la crema y a descansar —. Sugirió, sin apartar su mirada del rostro de Yuuri. Poco a poco comenzaba a adivinar sus expresiones faciales como un libro abierto. Aquella noche, era inevitable fijarse en su preocupación. Tampoco había hecho algo tan apoteósico por él. Simplemente se había limitado a poner pomada en sus zonas dañadas, aunque eso ya parecía ser demasiado para el japonés.

Tras unos segundos de silencio, volvió a acercarse al rostro de Yuuri para darle nuevos y rápidos besos que fueron de su mejilla a su mandíbula. Tan solo quería animarle de nuevo, y que dejase atrás aquella pequeña tensión. El ruso quería volver a ver la sonrisa que antes le había provocado y que, francamente, había conseguido iluminar su noche y prácticamente el resto de su vida. Sí, era tan cursi como cierto.

La piel de Yuuri y era realmente tentadora. No solo porque era suave si no porque además desprendía un tipo de calidez especial que no sabría cómo describir. Lo único que quería era abrazarse de nuevo a él y caer rendido a su lado. Aunque no sin un beso, claro.

Yuuri —. Lo llamó con una pequeña sonrisa —. ¿No vas a darme un beso de buenas noches?


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1426

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Zoldyck el Lun 27 Feb - 23:44

1. Did you know that ice can burn?
Viktor・Pista de hielo・08:45h
Yuuri sintió la mano de Victor, húmeda por la crema recién aplicada, posarse sobre la suya, pero eso no le importó y siguió enfocando su mirada en la contraria. Sus palabras tenían un tono de voz menos autoritario que antes, seguramente porque habían dejado el tema de los entrenamientos a un lado y ahora se trataba de otra cosa. De sus sentimientos. Le sorprendía como podía el ruso cambiar tan rápido de una mentalidad a otra, aunque muchas veces una se veía influenciada por la otra. Yuuri asintió ligeramente.

Lo sé, porque a mi me ocurre lo mismo.— Él también se preocupaba por él, no podía evitarlo. Por mucho que él pudiera decirle que estaba bien. No era un tema de aprendiz - maestro, era la relación que tenían más allá, sus sentimientos por él, los que le impedían no pensar constantemente en su bienestar, en intentar hacerlo feliz con la más mínima cosa. ¿En qué momento había caído tanto por él? Se sentía vulnerable, sólo sujeto por sus brazos, aunque era una sensación nueva, inexplorada.

Pero aún así no me gusta verte con esa expresión.— Terminó por decir, dejando que besara su mano, como si fuera un antiguo caballero. Dejó que Victor se moviera para dejar la crema a un lado y observó como se recostaba de nuevo a su lado. La luz se había quedado encendida, y ni siquiera se había puesto de nuevo la camiseta, pero no era algo que le inquietara en esos momentos. Prefería no volver a moverse de su lado. Era cierto lo que Victor le decía, debían de descansar, no estarían exentos de entrenamiento al día siguiente de todas maneras. No podían perder el tiempo. Sin embargo, Yuuri no pudo oponerse cuando comenzó a sentir los labios del rubio sobre su mejilla, pasando por su mandíbula, sintiendo la suavidad de sus labios sobre su piel, las ligeras cosquillas de sus cabellos sobre su rostro. Era una sensación embriagadora. Su nombre en la suave voz del ruso hizo que abriera sus ojos para mirarlo, encontrándose con aquella pregunta que hizo que el color subiera a sus mejillas, cansado incluso de esa sensación que su cuerpo tenía sin su permiso.

Sin embargo, no dijo nada, y acercó su rostro al contrario, uniendo sus labios con los contrarios como si hubiera sido fácil para él, pero nada era así. Para Yuuri acercarse al ruso era todo un prodigio, le costaba aunque él se lo pidiera, aunque se muriera de ganas de hacerlo. Sus labios se movieron sobre los contrarios con tímida suavidad, perdiendo la verguenza en el paso de los segundos. Yuuri se perdía en la calidez de aquella unión y en el propio calor que Victor despertaba dentro de él, permitiéndole intensificar aquel beso sin sentirse avergonzado. Buscó su lengua para jugar con ella y llevó una de sus manos hasta su cintura para así acariciarlo. Cuando tuvo que separarse de él, porque parecía haber intensificado demasiado y haberse quedado más rápido sin aire, su rostro sonrojado lo miró directamente a los ojos.

¿Es extraño que me sienta acelerado con cada uno de tus movimientos?— Susurró, sobre sus labios, sin separarse realmente demasiado. Aquel beso solo había conseguido que quisiera besarlo más, que deseos que no conocía llegaran a su mente, queriendo tocar su piel con sus manos y con sus labios.




friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2270

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Novocaine el Mar 28 Feb - 23:43

1. Did you know that ice can burn?
Viktor・Pista de hielo・08:45h
Viktor sonrió complacido tan solo una milésima de segundo antes de que sus labios rozaran contra los de Yuuri. Aquel tacto era lo único que había estado buscando aquella noche: el suave baile en el que sus bocas se habían enzarzado y la calidez de la lengua ajena interaccionando con la suya. Tampoco necesitaba mucho más para sentirse igualmente pletórico y completo en esos instantes. Sin separarse todavía del otro, dejó que un pequeño sonido complacido escapara de su garganta cuando sintió sus manos agarrarle de las caderas. No se habría esperado aquel atrevimiento por parte de Yuuri, pero le encantó.

Por su parte, él llevó una de sus manos al rostro del japonés mientras que la otra descansaba perezosa en su pecho. Sus dedos, ávidos, acariciaron suavemente la mejilla ajena sin establecer ningún patrón determinado. Únicamente un tacto distraído cargado de todo el cariño que sentía hacia el otro hombre.

Tan solo cuando se separó un poco, Viktor se permitió el lujo de entreabrir los ojos para mirarle. Las mejillas de Yuuri estaban levemente enrojecidas por lo que había sucedido, de la misma manera en la que también lo estaban sus labios. Si de él dependiera, se pasaría la vida besándole sin preocuparse por nada más.

Creo que es el punto de todo esto, ¿no? —. Preguntó, con un deje divertido mientras volvía a besar sus labios. Un beso que tan solo duró unos segundos pero que fue igualmente intenso y de todo corazón —. Si no te hiciera sentir de esa manera cuando te beso, ¿qué me haría a mí diferente de todos los demás, uhm?  —. Tras aquello, rozó su nariz contra la ajena en un gesto infantil y pegó su frente con la suya.

Durante unos segundos se limitó a disfrutar simplemente de la cercanía del otro, hasta que no pudo aguantarlo más y volvió a besarle. Esta vez nada de un pico ni de un roce, si no algo mucho más profundo, algo mucho más propio de su personalidad y atrevimiento. Sus dientes, con cuidado, tironearon un poco del labio inferior de Yuuri sin llegar a hacerle daño. Luego, volvió a cubrir con su boca la ajena, esperando permiso para que le dejara entrar de nuevo. No había tenido suficiente, y dudaba que fuera a tenerlo nunca. Quería besarle para siempre, y sentir su cuerpo pegado al suyo de la misma manera en la que lo estaba haciendo en ese instante.

Sin dudarlo mucho, llevó la mano había posado en su mejilla hasta su cabello. Acarició su frente y luego jugó con los mechones negros que coronaban su cabeza. Desde que le conociera en persona, Yuuri había dejado crecer un poco su pelo y, sinceramente, lo adoraba.

Uhm... —. Murmuró, antes de separarse de nuevo un poco —. Este no era el plan —. Se quejó, con una mirada un tanto traviesa —. Tienes que descansar, así que mejor posponer esto para cuando se te vayan las ojeras.


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1426

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Zoldyck el Miér 1 Mar - 2:12

1. Did you know that ice can burn?
Viktor・Pista de hielo・08:45h
La atracción que ambos habían retenido durante el resto de la noche, había cedido como una goma elástica que, despróvista de la presión, los había terminado por arrojar al otro con fuerza. Sentirse aceptado por Victor, por sus labios, por sus manos, era probablemente, lo que más había llenado nunca el corazón del japonés. Su mano se posó sobre su cintura, acariciando después su espalda, atrayéndolo hacia sí mismo. Una de las manos de Victor descansaba sobre su pecho desnudo, haciéndole estremecer con cada pequeño movimiento que hacía, ya que era consciente de que tocaba su piel y no una prensa de ropa. Lo sentía más íntimo que de costumbre aunque fuera una pequeña opción.

Una vez se separaron, el japonés no pudo evitar hacerle esa pregunta, pensando si sería demasiado sensible ante sus caricias. Pestañeó ligeramente, algo sorprendido, pero después Yuuri sonrió de forma dulce, aceptando aquello. Sintió la nariz de Victor juguetear con la suya, y sonrió divertido, aportando sus caricias a ese infantil juego.

¿Y que hay de ti?— Susurró el moreno sobre sus labios, queriendo conocer también lo que el ruso sentía cuando sus labios tomaban contacto, cuando estaban cerca. Que despertaba en él. Aún a riesgo de qué podía recibir como respuesta, apenas se lo pensó al preguntar. Desde que volvieran a aquellas juegos de labios, Yuuri siempre era quien se lanzaba impaciente y avergonzado a sus labios, sin embargo, cuando Victor se lanzó a los contrarios, el moreno sintió su corazón henchido de emoción, sintiendo un beso diferente, una parte diferente de su entrenador. Una parte más atrevida e íntima. El ruso mordió su labio inferior, atrayéndolo hasta él de una forma tan sensual que hizo que su cuerpo se estremeciera y se llenara de excitación; sólo pudo expresarla en sus besos, correspondiendo a los contrarios con vehemencia e ímpetu, dejándose hacer y dejándose llevar totalmente por el contrario. Sin apenas darse cuenta, sus cuerpos se habían acercado más de lo que esperaba y eso no le preocupó en su momento. Quería sentirlo más cerca, todo el tiempo que pudiera si es que podía.

Sentir los dedos finos y delgados de Victor jugar con su cabello lo tranquilizaba y sus ojos se abrieron para mirarlo cuando sintió sus labios alejarse, cuando volvió a escuchar su voz. Su mirada y lo que le decía le hizo reírse abiertamente, sonriendo sin poder evitarlo. Como si fuera algo dibujado permanentemente en su rostro.—¿Crees que puedo dormir ahora?— Yuuri se frotó el rostro, tapando sus ojos por unos momentos. Sentía su cuerpo excitado, sus labios ardiendo pidiendo por más, temiendo que aquella excitación se notara físicamente. ¿Qué podía hacer si ese era el caso? Su cuerpo hablaba por sí solo.— Será mejor dormir, ¿uhm? Mañana hay entrenamiento de nuevo y mi entrenador es muy duro.— Se quejó el japonés, divertido, como si realmente Victor no fuera su entrenador. Pero era cierto que después de aquella semana nefasta, necesitaba recuperar lo perdido.




friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2270

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Novocaine el Miér 1 Mar - 23:31

1. Did you know that ice can burn?
Viktor・Pista de hielo・08:45h
Viktor continuó con aquel intenso beso en el que ya no cabía la vergüenza. Antes a lo mejor se habría contenido, habría sido más comedido. Sin embargo, sentir la aceptación por parte de Yuuri fue la gota que colmó el vaso de su paciencia. No se podía permitir más represiones hacia sí mismo. Necesitaba aquello como el aire para respirar. Lo quería. No había marcha atrás.

Tan solo cuando se separaron pudo recapacitar sobre la respuesta a aquella pregunta que le había hecho minutos antes. Era simple y concisa, por lo que era relativamente sencillo responderla dentro de su propia cabeza. Sin embargo, plasmarla en voz ya era mucho más complicado. Las palabras no eran suficiente para describir cómo se sentía con respecto a Yuuri.

Me haces volverme realmente estúpido cuando estoy cerca de ti —. Confesó, con una pequeña risa —. No soy capaz de pensar con normalidad y lo único que quiero es estar pegado a tu espalda. Todo el tiempo. Ya sabes, siendo un novio baboso y esas cosas. Es curioso porque nunca me había sentido tan atraído por nadie en mi vida. Así que si eso no es una señal de que eres la persona indicada... No sé qué lo es.

A pesar de que dijo aquello en un tono relativamente distraído al que no le otorgó ninguna importancia, realmente sentía aquellas palabras realmente profundas. Eran la verdad, después de todo, a pesar de que aquel tipo de conversaciones no se le dieran del todo bien. Hablar de sentimientos no era sencillo, y ponerse serio con respecto a ellos mucho menos. Por supuesto que se tomaba su nueva relación con Yuuri como algo importante, pero tampoco quería hacer un drama de todo aquello. Tan solo quería disfrutar el momento y dejar que el tiempo pasara mientras que el japonés se quedaba para siempre. Tampoco era demasiado pedir.

Y yo tampoco puedo concentrarme en dormir pero, ¿sabes? Mañana tengo que entrenar a un pupilo bastante desobediente y debo tener todas mis energías listas para cuando tenga que meter con él en la pista —. Le siguió el juego, sin perder el brillo travieso en la mirada.

A pesar de que no tenía ningunas ganas de hacerlo, finalmente se separó de Yuuri y se dejó caer boca arriba en la cama. Mirando el techo.


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1426

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Zoldyck el Jue 2 Mar - 21:40

1. Did you know that ice can burn?
Viktor・Pista de hielo・08:45h
Los ojos de Yuuri brillaron con un brillo distinto al escuchar las palabras de Victor sobre como se sentía. La verdad es que pocas veces lo habia escuchado hablar de sus sentimientos; parecía que el más sentimental de los dos era el japonés o al menos era él el que lo mostraba más, queriendo o sin querer. Pero escuchar esas palabras del ruso lo sorprendieron e inundaron su corazón de una sensación cálida; se sentía querido, al menos de una forma distinta a la que podía haberse sentido en el pasado.

Se sentía deseado, cosa tan extraña como nueva para él. Eso lo intimidaba ligeramente, pero él se sentía de la misma manera hacia Victor, podía comprender lo que sentía. Y desde luego era difícil de explicar.

Yuuri sonrió de forma dulce y se acercó hacia el peli plateado para depositar un suave beso cariñoso sobre su mejilla, acariciando despues la zona con sus dedos. No podía encontrar mejor forma de expresar cuanto adoraba esas palabras que con sonrisas, besos y caricias, porque era torpe en palabras. Pero la noche no era eterna y ambos tenian que descansar para el día siguiente, por lo que la separación era inminente. Victor le siguió el juego y él rió levemente. ¿Desobediente? Si hacia todo lo que él quería, por favor. Esos pensamientos solo le causaban risa y no dijo nada más. Victor se tumbó bocarriba y por unos momentos

Yuuri se quedó mirándolo, admirando su rostro, la caída de su cabello sobre su frente y la de sus pestañas sobre sus ojos. Era un hombre muy atractivo y el japonés seguía sin poder creer del todo que estuviera a su lado, que lo tuviera para él. Finalmente si que se había convertido en el hombre que había robado a Victor del resto del mundo. Ese pensamiento le hizo sonreir levemente. Yuuri se alzó un poco en la cama para llegar sin dificultad hasta Victor y besar de nuevo su mejilla, con un suave beso.

Buenas noches, Victor.— Se despidió el japonés con una última mirada a los ojos cristalinos del ruso. Después se dio la vuelta y apagó la luz, quedándose ya vuelto del lado contrario de Victor, dándole la espalda porque sentía que si lo observaba o al revés nunca podria conciliar el sueño.




friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2270

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Novocaine el Jue 2 Mar - 23:09

1. Did you know that ice can burn?
Viktor・Pista de hielo・08:45h
Viktor disfrutó de cada mimo, de cada roce que Yuuri quisiera prodigarle. Desde sus besos hasta sus caricias, todo era absolutamente bienvenido por parte del ruso. El otro hombre sabía de sobra cómo mantenerle contento, aunque lo más probable era que ni él mismo conociera aquel dato tan sumamente relevante, y que podría volverle vulnerable al instante.

Cuando el japonés se separó de él, Viktor se quedó unos segundos más tumbado boca arriba, pensando en todas las cosas que habían sucedido a lo largo de aquel día. Si se paraba a pensarlo, era casi surrealista la manera en la que habían cambiado las cosas desde por la mañana hasta por la noche. Y tan solo unas cuantas palabras y un par de besos habían sido necesarios para cambiarlo todo de arriba abajo. El simple pensamiento era abrumador, pero no desagradable.

Después de todo, saber que Yuuri y él compartían exactamente los mismos sentimientos le hacía sentir pletórico. Viktor no estaba demasiado acostumbrado a perder en nada ni contra nadie, pero con el otro hombre le habían entrado unas dudas que hasta ese momento le eran totalmente desconocidas. Un mal paso, un solo error y la relación que aquellos meses habían estado construyendo podría irse al garete. El miedo no era algo que él estuviera acostumbrado a experimentar... Y sin embargo, con Yuuri todo era posible. Desde el pánico hasta la más absoluta felicidad.

A pesar de todo, ahora podía sentirse seguro. Ya no había peligro, o al menos no tanto como antes. Su relación ya no pendía de un hilo como aquellas semanas después de la competición en China. Ahora, Viktor se atrevería a decir que era más fuerte que nunca. Habían puesto las cartas sobre la mesa y, sorpresa, los dos habían ganado aquel juego peligroso y al mismo tiempo estimulante. Ahora era el momento de degustar el premio. Un premio que esperaba que durase para siempre.

Tras unos minutos, suspiró por lo bajo, ya con los ojos medio cerrados, y se tumbó de costado, de cara a la espalda de Yuuri. No tuvo que hacer demasiado esfuerzo para acercarse a él y rodearle con los brazos en un abrazo más bien perezoso. No había ido hasta su cama para dormir toda la noche sin tocarle. Por eso mismo, enterró el rostro en la nuca del otro y se embriagó con su olor.

Buenas noches, Yuuri —. Respondió, adormilado.


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1426

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Zoldyck el Dom 5 Mar - 17:35

2. I feel so weak without him.
Viktor ・Japón
Después de aquella primera noche, donde ambos durmieron juntos, los días se sucedieron en una dulce monotonía. Practicaban durante el día y después de la cena se encontraban entre besos y abrazos, sólo para acabar enredados entre las sábanas, descansando en el cuerpo del otro. Sin embargo, finalmente llegó el día en el que tuvieron que volar hacia Rusia. Yuuri realmente estaba nervioso; no quería defraudar a Victor y además, toda la atención que éste levantaba en su país natal no ayudaba demasiado. El japonés había escuchado los rumores, que no eran demasiado diferentes de sus propios pensamientos; Yuuri era visto como el hombre que había robado a Victor de las pistas.

En cierta manera era así, aunque él no había hecho absolutamente nada, había sido Victor por su propia voluntad quien había decidido abandonar el hielo y ser su entrenador. Quería demostrar a Rusia entera que Victor no se había marchado para nada, que había servido para dar a conocer a una gran estrella. Que su trabajo valía. Todo pasó muy rápido; su buena posición en el programa corto, la noticia del accidente de Makkachin, la marcha de Victor y su programa libre. A pesar de que Victor se había negado, el japonés se empeñó en que acudiera a Japón a ver a su perro. Podría morir, y durante mucho tiempo, ese había sido el único compañero del ruso, al igual que lo había sido su perro para Yuuri. Lo entendía. Y aunque sabía que no quería dejarlo solo, Yuuri se hizo el fuerte, por él, porque entendía lo que sentía.

Se sentía sólo y débil sin el ruso a su lado, pero no podía mostrarse así. Por eso, intentó realizar el mejor programa libre posible, con Yakov como entrenador. No podía dejar de preguntarse si le hubiera salido mejor aquella actuación si Victor hubiera estado a su lado, pero de nada servía torturarse. Como él siempre le decía, solía fallar los saltos cuando tenía algo en mente, así que intentó concentrarse en la actuación, en su historia con Victor. Después de todo su programa libre trataba de la carrera de Yuuri, de su evolución, del amor que había comenzado a sentir y entender. Al final, el japonés logró clasificarse para el Grand Prix Final pero no es que tuviera el ánimo demasiado alto. Su persona se paseó como un fantasma por las instalaciones y no tardó demasiado en reservar un vuelo de vuelta a Japón para marcharse de allí cuanto antes.

Esa noche cayó dormido por el peso del cansancio y la preocupación, sin embargo no pudo conciliar el sueño durante el vuelo, a pesar de lo largo que era. Tenía la cabeza llena de pensamientos. ¿Le habría parecido bien su actuación a Victor? ¿O le habría reñido al igual que Yakov? ¿Estaría bien Makkachin? Volar ya le ponía nervioso de por sí, más aún cuando solo quería aterrizar y llegar corriendo a su casa para saber como estaba todo.




friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2270

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Novocaine el Miér 8 Mar - 23:27

2. I feel so weak without him
Yuuri・Japón
Dejar solo a Yuuri en Rusia había sido probablemente una de las decisiones más complicadas de su vida. Después de aquel beso en la pista de hielo y desde que comenzaran más o menos lo que se podía considerar como una relación, el japonés se había entregado en cuerpo y alma a los entrenamientos y había mejorado de manera abrumadora en sus dos programas. Viktor estaba muy orgulloso de él, y no solo como entrenador.

Sin embargo, la felicidad no pudo durar eternamente. Justo cuando Yuuri más le necesitaba a su lado, él tuvo que marcharse para cuidar de Makkachin. Para muchos a lo mejor tan solo era su perro, pero para el ruso era mucho más que eso. Era un compañero de vida, y no podía abandonarle por las buenas. El animal siempre había estado a su lado, y le había hecho una increíble compañía cuando más solo se había sentido. No habría sido justo abandonarle de aquella manera, aunque eso no expiaba su culpa con respecto a Yuuri.

Por supuesto, vio por la televisión su actuación en Rostelecom. No había sido la mejor de todas, pero al menos le había valido el pase al Grand Prix. A partir de ahí los dos se esforzarían por demostrarle al mundo de lo que era capaz. Puliría tanto sus programas que ascendería de último clasificado a oro. Viktor estaba seguro de ello.

Ahora que Makkachin se había recuperado del todo, el ruso había recuperado una buena parte de su buen humor. Por eso mismo, no dudó en ir al aeropuerto en busca de Yuuri. El pobre había tenido que enfrentarse a aquel largo viaje solo. Seguro que estaba agotado.

Pacientemente, esperó al otro lado de las puertas de desembarque a la llegada del japonés. Cómo no, fue uno de los últimos en salir, aunque eso a él no le importó. Sin ni siquiera pararse a pensar en lo que estaba haciendo, corrió hasta el punto donde sus caminos se cruzaban para poder abrazarle. Ni siquiera sabía por dónde empezar a darle la enhorabuena, así que suponía que estrujarle entre sus brazos sería una buena forma no verbal de hacerlo.

Y de pronto ahí estaba, abrazando a Yuuri como si no lo hubiera visto en diez años. Era curioso lo mucho que había llegado a echarle de menos, a pesar de que tan solo habían pasado un par de días separados. Desde luego, tendría que encontrar una forma útil de pedirle perdón por haberle abandonado en un momento tan crítico. Si Yuuri hubiera sido una pareja normal y no el buenazo que acostumbraba a ser, seguramente le guardaría algún rencor. Por suerte, Viktor conocía de sobra a Yuuri como para saber que no era así, aunque eso no quitaba que no fuese a compensarle de alguna manera.

Estoy tan orgulloso de ti —. Dijo en voz baja contra su oído, todavía sin separarse de él. Le habría gustado poder besarle y recrearse en su cercanía, pero no podía olvidar que estaban en un lugar público.


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1426

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Zoldyck el Jue 9 Mar - 12:04

2. I feel so weak without him.
Viktor ・Japón
El viaje se le hizo muy largo, quizás demasiado. Estaba acostumbrado a volar pero siempre le dejaba una mala sensación en el cuerpo. Algunas veces conseguía dormir y lo evitaba, pero en ocasiones como aquella solo podía mirar por la ventanilla y darle vueltas a todo lo que tenía en la cabeza. Eso repercutió en su cuerpo, que parecía rígido como un trozo de madera. Ojalá y pudiera hacer algún estiramiento allí mismo, pero no sería muy adecuado, así que sólo estiró sus brazos, sintiendo cierta mejoría en los músculos de su espalda y sus brazos. Pasó todos los controles de nuevo, como cuando había subido al avión, y suspiró cansado mientras avanzaba tras la cola de gente, sin importarle demasiado llegar el último. Sin embargo, cuando vio tras la cristalera a Victor, que lo esperaba en el aeropuerto, su corazón pareció latir más rápido que nunca, y comenzó a correr hacia la salida para poder encontrarse con él.

Quería abrazarle lo más fuerte que pudiera y darle esos besos que compartía que parecían no tener final. Por desgracia, lo segundo tendrían que dejarlo para cuando llegara la noche. De la carrera que hizo, solo recordaba el esquivar a las personas, el golpeteo fuerte de su corazón en su pecho, y al atravesar la puerta, encontró por fin esa calidez que lo abrazó y lo retuvo en un lugar seguro. Los brazos de Yuuri rodearon inmediatamente el cuerpo de Victor, con el corazón agitado pero al fin tranquilo por verse regresado a su hogar.

A pesar de que había sido su propia decisión la de mandar a Victor a Japón, se había sentido muy solo sin él; eso mismo lo había impulsado a intentar hacer su programa libre lo mejor que pudiera, para demostrarle que no era un inútil sin él. Sin embargo, no salió como él esperaba. Yuuri hundió su rostro en el hombro del ruso, sin decir nada, sólo un abrazo fuerte y deseado, que devolvía de nuevo a él su calidez y su aroma. La voz de Victor le hizo sonreír, divertido y conmovido.

Definitivamente me consientes demasiado, Victor.— Dijo en voz baja el japonés, con un deje de cariño en su voz. Sentía unas ganas inmensas de besarle allí mismo, pero siempre se recordaba que tenía que reprimirse, era un lugar público y aunque nada les garantizaba que los reconocieran, siempre había una posibilidad. El moreno acercó sus labios hacia el cuello descubierto del ruso y lo besó un par de veces, anhelante por más.— Tenía ganas de verte.— Susurró, cerca de su oído, siendo sincero, sin por ello sentirse avergonzado. El tenerlo lejos, aunque fuera solo por un par de veces, había despertado en él una necesidad que le era difícil de aceptar sin sonrojarse.

Pasaron un buen rato allí abrazados, probablemente víctimas de las miradas de los demás, sin que eso les afectara realmente. Sin embargo, aunque alejarse de él no era lo que quería en esos momentos, debían de volver a casa. — Volvamos a casa.— Dijo en voz baja el japonés, separándose un poco de su entrenador, para mirarlo a los ojos y sonreírle, como sólo él era capaz de hacerle sonreír.

En su camino hacia la salida del aeropuerto, Yuuri encontró el momento idóneo para preguntar, por fin. — ¿Cómo está Makkachin?— Su voz era preocupada, pero aún así dentro de sí mismo, comprendía que todo habría salido bien si había acudido a recogerle.




friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2270

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Novocaine el Jue 9 Mar - 21:48

2. I feel so weak without him
Yuuri・Japón
Viktor siguió abrazado a Yuuri durante más tiempo. Le daba igual que estuvieran empezando a llamar un poco la atención de los viajeros que tenían alrededor. Lo había echado de menos y no se iba a conformar con unos simples segundos reglamentarios de bienvenida. Quería volver a sentirle, aunque fuera de aquella forma tan superficial que, desde luego, no cubría sus necesidades. Al ruso le habría encantado poder tocarle y besarle, pero eso ya mejor para cuando volviera a casa.

Cuando sintió sus besos en el cuello por parte de Yuuri, se estremeció levemente y lo apretó con un poco más de fuerza contra él. ¿Cómo había sido capaz de conciliar el sueño todas aquellas noches sin el japonés a su lado? Ahora se daba cuenta de la muchísima falta que le había hecho, incluso más de la que él mismo creía.

Yo también te he echado de menos —. Reconoció, alzando un poco el cuello para poder besar su frente. Su mano derecha pronto se había colocado en su nuca para poder acariciar su cabello. Era tan suave y tan agradable... No quería volver a tener que estar lejos de él —. Te vi en la televisión, no pensabas que iba a perderme tu gran actuación, ¿verdad? —. Bromeó un poco finalmente antes de separarse, dejando una última caricia en su cuello.

Tras aquello, no dudó el colocarse al lado de Yuuri y emprender el camino de salida al aeropuerto. Lo único que quería era llegar a casa y retomar la normalidad de los entrenamientos y la vida doméstica que compartían. Habían sido unos días horribles, pero ahora parecía ser que todo volvía a estar bien.

Makkachin ya está bien, solo fue un susto —. Respondió —. Se empachó con la comida, y no eso no debería haber sido un problema mortal... Pero ya es muy mayor y los veterinarios se preocuparon. Por suerte la cosa no fue a más y se recuperó rápidamente.

Cuando llegaron fuera, el frío le azotó la cara, de modo que no tardó demasiado en alzar un brazo para coger un taxi libre. Cuando el conductor se acercó, cogió la maleta de Yuuri y la llevó al maletero. Luego se metió en los asientos traseros con él.

Tu familia se ha preocupado mucho por Makkachin, les estoy muy agradecido —. Comentó con una media sonrisa —. Es un perro travieso y sembró el caos en casa —. Trató de bromear —. Creo que tu madre planea una celebración en tu honor esta misma noche. Ya sabes, por haber llegado al Gran Premio. Está muy orgullosa.


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1426

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Zoldyck el Jue 9 Mar - 23:43

2. I feel so weak without him.
Viktor ・Japón
Besar su cuello era lo único que podía hacer en esos momentos; la parte descubierta que tenía más cerca sin que resultara alarmante para los demás. Desde que empezara aquella relación con Victor, a pesar de su timidez, siempre había intentando ver sus reacciones, intentando sorprenderlo, aunque nunca estaba satisfecho con lo que hacía. Pero sintió cierta sorpresa en el ruso por aquellos besos, y eso le hizo sonreír levemente cuando él besó su frente, con aquel cariño casi paternal. Sus dedos acariciaban su cabello con suavidad y eso lo tranquilizó. Probablemente era una de las cosas que más le gustaba haber descubierto con él, la sensación que le otorgaban las caricias de sus manos sobre su cabello, aquel suave enredo entre sus mechones. Las palabras de Victor hicieron que su sonrisa se volviera algo más resignada.

No creo que saliera tan bien.—Comentó él, no buscando su aprobación, sino siendo realmente sincero con su entrenador. Podría haberlo hecho mejor contigo allí, añadió para sí mismo, casi como un acto reflejo, porque no podía quejarse de nada cuando él mismo lo había mandado de vuelta a casa. Ni tampoco quería. Mientras salían del aeropuerto, Yuuri prestó atención a las palabras del ruso, sin poder evitar poner una sonrisa en su rostro, pensando en el animal.

Me alegro mucho.—Dijo, mostrándole una mirada al fin tranquila y conforme por como había acabado todo aquello. Al final aquella mascota había sobrevivido y Yuuri había conseguido pasar a la gran competición. Todo había salido bien. Makkachin siempre había sido travieso y muy ansioso con la comida; no era de extrañar que se hubiera intentado comer aquellos pastelillos, con aquel plástico que había resultado tan malo para el. Al salir del recinto, Victor se le adelantó pidiendo un taxi y cuando se sentó en la parte trasera suspiró más tranquilo y agradecido por sentarse en un lugar más cómodo que aquellos asientos de avión.

No tienes que agradecerles nada, Victor. Para ellos eres ya parte de la familia.— Comentó, sonriente. No era nada nuevo, al menos para él. Para su familia el ruso siempre había estado presente, puesto que Yuuri había seguido su carrera desde que era muy joven, ahora además había aparecido para ser su entrenador y había conseguido traer de vuelta a un Yuuri que sabía apreciarse y que se veía considerablemente más feliz que en los últimos años. Estaba seguro de que su familia era la que estaba más agradecida con su entrenador. Además, Victor era sociable y amable, no era muy difícil tomarle cariño.

Cuando Victor le contó sobre aquella especie de celebración que su madre estaba preparando, Yuuri se giró hacia él, sorprendido. —¿De verdad?— Preguntó, sin esperar una respuesta. Se frotó el rostro, quitándose las gafas por un momento y respiró profundamente. —No pienses que no lo agradezco pero.. siempre acaban por sacar asuntos vergonzosos.— Dijo, apretando sus labios, sin querer que fotos suyas de pequeño o anécdotas vergonzosas salieran a coalición con Victor delante. Yuuri se echó el cabello hacia atrás y se volvió a colocar las gafas, mirando por la ventana por un momento.— ¿Me dejarán darme una ducha antes al menos?— Comentó, riendo un poco, divertido. Les esperaba un viaje en taxi un poco largo, ya que el aeropuerto estaba en otra ciudad, y así, poco a poco, Yuuri fue cayendo dormido, quitado de toda preocupación. En una de las curvas, su cabeza cayó de forma suave sobre el hombro del ruso, encontrando un buen lugar donde descansar.




friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2270

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Novocaine el Sáb 11 Mar - 11:45

2. I feel so weak without him
Yuuri・Japón
A Viktor se le dibujó una pequeña sonrisa ante la reacción de Yuuri cuando le dijo que su familia le estaba organizando la fiesta. El ruso sabía de sobra que al otro no le gustaba demasiado ser el centro de atención, pero aquel día era especial. Estaban celebrando su éxito y su pase al Gran Premio. A lo mejor había sido más ajustado de lo que a Viktor le habría gustado, pero no estaba en disposición de reprocharle nada cuando aquello había sido mayoritariamente culpa suya. Si hubiera estado a su lado, a lo mejor habría podido darle mejores ánimos de cara a la competición.

Pero todo eso ya no importaba porque, al fin y al cabo, habían conseguido su objetivo. Yuuri había triunfado con él como entrenador, y ahora llegaría muy lejos en la última prueba que le quedaba. A partir de ese momento, se esforzaría al máximo por entrenarle hasta la extenuación. Era la única manera de conseguir su sueño.

Pero eso tendría que esperar al menos hasta el día siguiente. Aquella noche iba a ser de relajación total e incluso de fiesta. A lo mejor ahora Yuuri se quejaba un poco, pero seguro que luego le gustaría verse tan rodeado por las personas que le querían.

¿Vergonzoso? —. Preguntó con un pequeño aire de malicia —. Estaré deseando ver qué te tienen preparado —. Viktor suponía que, como todos los padres, seguramente los de Yuuri acabarían contando anécdotas embarazosas sobre su infancia o cosas que nadie querría estar ahí para escuchar —. Te dejarán descansar un poco antes de la cena, aún quedan unas cuentas horas hasta eso —. Le aseguró, para que no se preocupara.

Le habría gustado poder mantener una conversación más larga con su recién llegado compañero, pero pronto se dio cuenta de que había caído dormido. Sin moverse para no despertarle, dejó que durmiera durante todo el camino apoyado en su hombro. Cuando llegado a la hospedería de los Katsuki, Viktor pagó el precio del taxi y luego zarandeó suavemente a Yuuri para que despertase.

Eh —. Susurró en voz baja, antes de darle un beso en la frente —. Ya hemos llegado. ¿No estabas deseando darte un baño? —. Por las ventanillas, vio cómo el conductor del taxi bajaba para sacar la maleta de Yuuri del maletero, seguramente un intento silencioso de pedirles que se bajaran del coche para poder continuar con su ronda.


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1426

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Zoldyck el Dom 12 Mar - 22:38

2. I feel so weak without him.
Viktor ・Japón
Las palabras del ruso, junto a ese pequeño aire malicioso que lo rodeaba, hicieron que Yuuri deseara aún más que sus padres no hicieran nada extraño. Como mucho su padre se avergonzaría a sí mismo emborrachándose y haciendo algún baile ridículo, pero esperaba que no hicieran mucho más que eso.— No lo considero justo, Victor.— Comentó el japonés, mirándolo por un momento con el ceño fruncido, no enfadado sino más bien divertido y pensando que él veía todo lo vergonzoso de su pasado —fotos que de seguro sus padres insistirían en mostrarle al ruso — y él aún no había visto nada vergonzoso del ruso. Sin embargo, ¿aquel hombre podía tener algo vergonzoso en su vida? Después de todo siempre se lo tomaba todo de forma despreocupaba, no podía pensar en algo que lo avergonzara de verdad.

Yuuri cayó dormido pensando en las aguas termales, en la relajación que tanto quería para su cuerpo; por fin su mente podía despreocuparse, quitarse la tensión y los malos pensamientos. No era de extrañar que cayera dormido, sólo que no pensaba molestar a Victor apoyándose en él. Tuvo buenos sueños recordando el aroma del cabello de Victor, que después de tan solo dos días echaba tanto de menos. Le parecieron horas lo que durmió, aunque no fueran tanto, hasta que la voz de Victor y un suave beso en su frente hicieron que sus ojos se abrieran lentamente. Yuuri se retiró del hombro de su entrenador y se frotó los ojos, adormilado.

Ah..si, siento haberme quedado dormido.—Se disculpó, mirándolo por un momento. Aún borroso, seguía pensando que su rostro era hermoso. Ambos bajaron del taxi y entraron en la casa familiar, donde el japonés saludó a sus padres y recibió felicitaciones, dejándole libre después de unos minutos. Yuuri dejó las cosas en su habitación y se dirigió a las aguas termales, dejándose hundir en las aguas cálidas y quedándose allí viendo el cielo que comenzaba a fundirse en negro, con algunas estrellas ya saliendo. Recordaba como meses atrás había encontrado allí a Victor, completamente desnudo, proclamando que sería su entrenador. El japonés soltó una leve risa al aire, recordando aquello. En esos momentos apenas se había fijado en el cuerpo que tenía delante, pero después de ese tiempo, recuerdos borrosos llegaban a su mente, haciendo que se sonrojara. Todos aquellos sentimientos y deseos eran nuevos para el japonés, que en sus veintitrés años de vida no se había sentido atraído por nadie.

Y después de apenas dos días sin su entrenador, sólo quería fundirse en besos con él, sin pensar a donde pudiera ir a parar sus caricias.

Yuuri terminó de asearse y se vistió con un pijama ligero, dirigiéndose después a la habitación del ruso. Se paró, indeciso, frente a su puerta, pero finalmente dio unos ligeros toques para llamar su atención. — ¿Victor?— Cuando recibió una respuesta, entró en la habitación y lo encontró con la mirada, dedicándole una ligera sonrisa. — Sólo quería, bueno.. quería saber que viste de malo en mi actuación en Rostelecom, para mejorarlo.— Le comentó, acercándose hasta él. No habían hablado de eso, y prefería hacerlo antes de la cena. Eran los primeros momentos que tenían a solas después de aquella separación, ¿se sentiría igual de ansioso él por estar a su lado? ¿Por besarle y sentirlo? Se sentía avergonzado por reconocerlo, pero así era.




friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2270

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Novocaine el Lun 13 Mar - 21:40

2. I feel so weak without him
Yuuri・Japón
Viktor dejó intimidad a Yuuri para que hiciera sus cosas. La verdad es que le habría gustado poder estar con él desde el minuto cero, pero también comprendía que el japonés necesitaba tiempo para sí mismo, sobre todo después del agotamiento de un largo viaje. Por eso mismo, el entrenador se metió en su cuarto y se tiró en la cama para descansar un rato. Pronto, Makkachin se subió el colchón con él y se acostó con su enorme peso sobre su pecho. Al ruso no le importó demasiado, dado que comenzó a acariciar distraídamente su cabeza.

Allí pasó los minutos sin ser apenas consciente de ello, perdido en sus pensamientos. Aquellos días había tenido mucho tiempo para estar solo y recapacitar, pero también había compartido momentos realmente importantes con la familia de Yuuri. Y esa había sido la primera vez en muchos, muchos años que se había sentido parte de un núcleo familiar. Viktor siempre había vivido solo, aunque Yakov había hecho todo lo posible por ser la figura paterna que le faltaba. Sin embargo, aquello no era lo mismo. Los padres de Yuuri eran mucho más cercanos, más cálidos, más mimosos. Eso no quería decir que desdeñase el cariño que su entrenador le había dado a lo largo de toda su vida, simplemente era... Diferente.

Además, por encima de todo eso, estaba el amor que Yuuri le profesaba y que Viktor sentía de vuelta. A decir verdad, nunca antes se había sentido de aquel modo y, aunque tal vez debería, tampoco sentía ningún miedo hacia lo desconocido. Se sentía extrañamente seguro junto a Yuuri, como si nada pudiera salir mal a su lado. A pesar de que nunca lo había expresado explícitamente, confiaba en que el japonés supiera todas esas cosas.

Estaba luchando contra unos ojos que se le entrecerraban cuando escuchó a Yuuri entrar en su habitación. Al instante, le dedicó una sonrisa y se levantó, recibiéndole con los brazos abiertos para poder abrazarle. Sus palabras, sin ningún motivo en concreto, le provocaron una pequeña risa.

Dejemos eso para mañana, ¿quieres? Ya tendremos tiempo de hablar de negocios en la pista —. Bromeó —. Esta noche creo que te mereces unas vacaciones —. Sin pensárselo mucho, Viktor llevó su dedo índice a la barbilla de Yuuri para hacer que la alzara y poder besarle en los labios. Ahora que estaban solos y que tenían un rato, pensaba aprovechar para desquitarse de todas las ganas que había tenido de besarle en el aeropuerto. Por eso mismo, no se separó rápidamente, si no que volvió el beso un poco más insistente.


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1426

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Zoldyck el Lun 13 Mar - 23:40

2. I feel so weak without him.
Viktor ・Japón
Era bien cierto que Yuuri podría haber hablado con Victor sobre su actuación cuando volvieran a los entrenamientos, para enfrentarse cara a cara a la más grande de las competiciones, sin embargo, siempre habían estado juntos, y habían afrontado los fallos en el mismo momento. El japonés estaba ciertamente desconcertado por no haberlo tenido a su lado, y aunque dentro de sí mismo no quería recordar sus fallos en la ausencia del ruso, no se sentía mentalmente preparado para colarse en la habitación de su pareja sin un motivo sólido. Debería de poder; interrumpir en la habitación del peli plateado y lanzarse a besarlo sin ningún tipo de motivo o problema, pero para Yuuri nada era tan fácil, Victor ya conocía esa faceta suya, esa timidez, no debería de ser algo nuevo para él.

A pesar de todas las inseguridades que Yuuri cargaba sobre sus hombros, se sentía sólidamente conectado a Victor. Por algún motivo sabía que lo que le decía, sus sentimientos, eran reales y verdaderos. Lo sentía seguro, pero no podía dejar de sentirse inferior. Es decir, ¿y si esa timidez y esa indecisión del japonés terminaban por cansarlo? Yuuri no sabía nada de la vida amorosa del ruso, ¿había tenido alguna otra pareja? ¿Hombre o mujer? ¿Había amado antes? Esos pensamientos ocupaban muchos de sus pensamientos a lo largo de los días, sin embargo, fueron ahuyentados por la leve risa de Victor, que pareció inundar el espacio de su habitación. Él se había levantado de la cama para llegar hasta él, pero el moreno apenas se había movido de la puerta que había cerrado al entrar.

La verdad es que solo quería inventar una excusa para verte.— Le confesó, con una leve sonrisa en sus labios, aunque estos fueron rápidamente acallados por los contrarios. La manera de acercarse del ruso, de alzar su rostro, de besarle, todo en él era atractivo, todo en él hacía que una sensación centelleante se iniciara dentro del japonés. Su cuerpo parecía activarse al encontrarse con el contrario, y eso le gustaba demasiado. El aroma de Victor se coló de nuevo por sus fosas nasales y Yuuri se sintió dulcemente apresado por éste. Sus labios eran insistentes sobre los del japonés, su lengua buscaba la contraria, volviendo aquel beso más húmedo y necesitado de lo que había esperado. En algún momento, sintió como su espalda tocaba la pared, pero no le importó lo más mínimo ser acorralado por él.

Yuuri alzó una de sus manos al cuello del ruso, donde sus dedos se fueron perdiendo y enredando en los suaves mechones del cabello de Victor. Su otra mano acariciaba su cintura, atrayéndolo ligeramente hacia él. En algún momento, Yuuri se sintió perderse en aquella humedad y excitación y se dejó llevar. Mordió ligeramente el labio inferior de Victor, deleitándose con su suavidad y la mano que reposaba distraida en la cintura contraria se coló bajo la tela de la camiseta del ruso, tocando con sus dedos la suave piel de su entrenador. El contacto le resultaba delicioso; su mirada era algo diferente a la usual, tímida y avergonzada.

No es que hubiera desaparecido, estaba seguro de que ante el mínimo roce de Victor fuera de lo usual volvería a sentirse expuesto y vulnerable bajo sus manos, pero en esos momentos, la necesidad que había tenido de él había tomado las riendas. Recordar que debían de ir a cenar en un rato era algo que su mente había borrado casi completamente.




friendship goals:

AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
2270

Localización :
Lucis.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Novocaine el Mar 14 Mar - 22:52

2. I feel so weak without him
Yuuri・Japón
Viktor no dudó en corresponder a la efusividad de aquel beso con todo lo que tenía. No había esperado algo como aquello, pero tampoco pensaba negarse a nada, especialmente porque lo deseaba con más fuerza de la que tal vez debería. No supo en qué momento hizo retroceder a Yuuri un par de pasos, lo justo para que su espalda diera contra la pared, pero el caso era que allí estaba: apresando al japonés contra el muro y su propio cuerpo. Y lo peor de todo era que el otro se lo había puesto demasiado fácil, que no había prestado ninguna resistencia y que, aún encima, estaba volviendo aquello mucho más intenso con la mano en su cabello y básicamente todos sus movimientos.

Lo único que le hizo perder del todo la poca cordura que le quedaba fue sentir su mano por debajo de su camisa. Yuuri no acostumbraba a tomar aquellos pasos de gigante. Por supuesto que habían pasado horas besándose antes, y que habían compartido abrazos y caricias un poco más intensos de lo habitual. Pero nunca, absolutamente nunca antes, el japonés había tomado una iniciativa como aquella. Y le encantaba, por supuesto que lo hacía.

Sin poderse contener, se separó de los labios del otro y bajó su boca hasta su cuello, dejando una retahíla de besos húmedos desde su barbilla hasta donde comenzaba su camiseta. En cada uno de ellos se distraía lo suficiente como para ejercer un poco de presión pero sin llegar a dejar ningún tipo de marca. Al acabar, volvió a alzar su rostro para quedar a escasos centímetros del de Yuuri.

No necesitas ninguna excusa para colarte en mi habitación —. Sus labios se habían enrojecido considerablemente a causa del esfuerzo. Además, su mirada se había vuelto un poco más oscura, posiblemente a causa de la exaltación —. Eres bienvenido cuando quieras —. Murmuró, antes de volver a besarle.

Su cuerpo, como si tuviera alguna especie de imán, se acercó al de Yuuri hasta que fue físicamente imposible pegarse más. Podía sentir incluso el latir fuerte del corazón del otro contra su propio pecho, lo cual era una sensación realmente abrumadora.


pain is inevitable suffering is optional;


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1426

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We were born to make history.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 10. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.