Últimos temas
» Pedido de afiliaciones Normales
Hoy a las 4:05 por Invitado

» Signed, sealed.
Hoy a las 1:50 por Songbird

» Pedido de afiliaciones Élite y Hermana
Hoy a las 0:58 por Invitado

» ♠ You left me in the dark
Hoy a las 0:24 por Nightingale

» ~ La joven y el señor vagabundo.
Ayer a las 23:56 por Sheena

» I remember everything about you
Ayer a las 23:08 por Nyadeh

» Where demons hide
Ayer a las 23:04 por Nyadeh

» ~ Blind Heart
Ayer a las 21:52 por Sheena

» V. How do you want me?
Ayer a las 21:46 por Heartrender

» Us against the world
Ayer a las 20:53 por Thrath

» You were my lesson I had to learnt
Ayer a las 20:49 por Sheena

» A penny for a missery
Ayer a las 19:18 por Snicket

» Seeing yu smile, make me feel so happily, too.
Ayer a las 18:26 por SapphireDragon

» ~ Together, forever and ever
Ayer a las 18:26 por SapphireDragon

» × Hope
Ayer a las 18:05 por Kerouac

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project

❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Página 1 de 17. 1, 2, 3 ... 9 ... 17  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Jue 12 Ene - 20:21

"She is dead. Oh. I bet she isn't dead. I bet he saved her"

Sherlock ciertamente la salvó. Un viaje a Karachi. Arriesgando su vida por una mujer. Mala idea pero ¿Cuándo había tenido él alguna buena idea relacionada con La Mujer? Irene Adler es todo lo que Sherlock Holmes no debería desear y que, sin embargo, desea. Ella lo sabe. Él lo sabe. Y durante mucho tiempo trata de ignorar aquel sonido que siempre le recuerda a ella.

“People text. Even I text. Her, I mean. Woman. Bad idea. Try not to, but you know, sometimes..”

Sometimes... A veces, cae en la tentación. La primera vez aquel fin de año. La segunda no estando en sus cabales. Las demás, no tienen justificación. Los mensajes de ella son más continuos. Aquel aviso de SMS que le molesta y agrada a partes iguales. Y que siempre terminan con una invitación ignorada.

"Let's have dinner"
"I'm not hungry."
"Good."

1x1 — Crackship — Sherlock BBC — Adlock/+18
Sherlock H.
Benedict C. | Mrs. Scotty
Irene A.
Lara Pulver | Hellcat

CRONOLOGÍA
1. I Bet He Saved Her | Karachi | +18
2. Even I Text | Varios lugares
3. Breath me Back to Life | Montenegro | +18
4. To touch, to move, to inspire | Atenas
5. Beaten | Bielorrusia


Última edición por Mrs. Scotty el Sáb 27 Mayo - 16:11, editado 11 veces
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1343

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Hellcat el Jue 12 Ene - 22:10

1. I bet he saved her.
Estaba viva. Seguía viva. Había pocas cosas que la sorprendiesen, era lo suficiente inteligente para estar siempre un paso por delante. No por delante de Sherlock al parecer. Él era especial, era diferente. Algo que ya sabía, simplemente había creído que nunca volvería a verlo. Que aquella noche con su hermano presente, cuando había hecho pedazo sus planes por algo tan estúpido como el amor sería la última vez que se viesen. Estaba equivocada, y como se alegraba esta vez de estarlo.

Tanto que no protestó ni una sola vez cuando el detective la sacó de allí. Gritos y sangre a su espalda mientras huían al amparo de la noche. Irene confiaba en él, le había confiado su móvil y corazón ¿Por qué no su vida? Lo que sea que tuviese planeado saldría bien, tenía que salir bien. No le sorprendió que la llevase hasta un pequeño edificio, un apartamento aún más menudo de paredes raídas con olor a polvo.

Su corazón aún latía en sus oídos, como un martillo.  A su cerebro aún le costaba procesar que seguía respirando, que su cabeza seguía sobre sus hombros. Su postura erguida y decidida no menguó. De pie, en mitad de lo que debía ser el salón con un pobre sofá, Irene comenzó a quitarse el pañuelo negro de la cabeza liberando el recogido de mechones castaños. No tardó en librarse de las capas de ropa amplia y oscura, todo quedó en el suelo alrededor de sus pies, ahora, descalzos.

La lencería fina como única reserva sobre su piel, gran contraste con la tela de la que se había librado. Se giró con una escueta sonrisa y los ojos brillantes fijos en su detective.— Espero Sherlock que hayas recordado traer ropa para mi —Comentó saliendo del círculo de ropa abandonada. Las uñas de los pies perfectamente pintadas de un rojo intenso.— ¿Vamos a ir a cenar? —Preguntó como siempre esperando un sí.
Con Sherlock | Noche | Piso franco en Karachi



Thanks Classic Oswald<3
OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
5821

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Vie 13 Ene - 0:30

1. I bet he saved her.
Veintisiete horas, treinta y dos si Mycroft llegaba a beberse aquel 'té'     que le había regalado por Navidad y que casualmente había comentado aquella mañana, era el tiempo que tenía antes de que notasen que había abandonado su apartamento. Ocho horas de vuelo directo desde Heathrow a Karachi, dos horas hasta el lugar de la ejecución, tres hasta el piso franco y media hasta el lugar donde había quedado con su contacto para que la sacase del país. Lo que le dejaba con cinco horas y media con La Mujer. En un apartamento minúsculo y polvoriento. A solas. Sherlock había planeado todo, menos aquello. Había planeado, o esperado, hasta su último mensaje de texto de despedida. Pero no aquellas cinco horas -y media- en soledad con la única mujer que le había vencido. Twice.

Su hombro palpitaba y no le hizo falta mirar para saber que una de las balas que las metralletas habían disparado hacia ellos había raspado la chilaba pakistaní que le había robado al terrorista que descansaba amarrado en algún armario de aquel almacén donde habían estado a punto de descabezar a la mujer que actualmente estaba observando desnudarse en mitad del diminuto salón donde se encontraban. No tardó demasiado y el detective imaginó que era cuestión de práctica.

Recordaba perfectamente su cuerpo, sus medidas, la perfección de su piel ahora brillante por el sudor y la suciedad que debía haber contraído en el tiempo capturada. Su lencería ostentosa rompiendo el mapa de su piel. Un pensamiento que pronto intentó negar. La prefería desnuda.  — Ropa, un nuevo pasaporte, dinero y un chófer. De nada.  — Respondió sin apartar la intensa mirada de sus ojos claros, una sonrisa forzada adornando sus labios por tan solo unos segundos. Cenar. Cenar siempre era fácil con cualquier otra persona. Cenar con John implicaba el consumo de comida. Cenar con La Mujer implicaba cosas diferentes que Holmes no estaba muy seguro de llegar a comprender.  — No estoy hambriento.  — Su eterna respuesta, cuando la daba. Sus pasos se acercaron a ella antes de rodearla lentamente.

— La segunda puerta es el baño. Tenemos cinco horas antes de tener que marcharnos.  —
Le informó tomando su móvil, no el iPhone que había dejado en su apartamento a sabiendas de que su querido hermano tenía pinchado su señal de GPS, y dándole la espalda en un intento de ignorarla.  — La primera puerta es el dormitorio. Por si quieres descansar. — Algo que, por su salud mental, esperaba que hiciese.

W/ The Woman | Noche | Piso franco en Karachi
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1343

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Hellcat el Vie 13 Ene - 1:11

1. I bet he saved her.
Curioso, pero cierto. Mientas la seguridad de la mujer corriente menguaba con la cantidad de ropa que perdían, la de Irene Adler crecía como la espuma. Casi brillaba a piel descubierta, henchida de orgullo. Su traje de combate, en el que se sentía segura porque sabía lo que los demás buscaban en ella, en cualquiera. Necesitaba una mirada, una única mirada para abrirse espacio hacia los deseos más escondidos, los más perversos de cualquiera. Era inteligente, no tan diestra en deducciones que implicaban física y química como Sherlock, pero entendía mucho mejor a las personas y sus reacciones. Le apasionaba estirar la cuerdas hasta que suplicaban.

Los ojos del detective fijos en los propios, como aquella primera vez. No importaba cuando se afanase en mirarla a la cara, Irene sabía que Sherlock era capaz de ver mucho más allá. Había sacado sus medidas cuando creía que no se había atrevido a mirarla. Era observador, lo veía todo. Y no había nada que Irene quisiera más que desbordar sus sentidos, superar aquel increíble cerebro. Todo un reto lograr apagarlo, quizás algún día.

No te he dado las gracias —Tampoco pensaba hacerlo. Él la había puesto en peligro, él la había hecho suplicarle para dejarla igualmente. No le guardaba rencor, era un juego y en aquella sala Sherlock había ganado, pero tampoco iba a olvidarlo. No completamente, sería impropio de su manipuladora reputación.

Suspiró y se encogió de hombros, ya esperaba aquella respuesta— Una pena —Murmuró acercándose a su espalda como un felino a su presa. Descalza tenía que ponerse de puntillas para alcanzar su hombro, aunque procuró no tocarle. Solo el calor de su cuerpo irradiando a través de la ropa— Me daré una ducha —Comentó apretando la palma de la mano sobre su hombro lesionado. Había notado su forma de moverlo, no por falta de observación le había ganado dos veces. Meros segundos antes de deslizar sus dedos en una suave caricia hasta su codo. Dolor y suavidad, algo a lo que no podía resistirse. No con él.

¿Quieres acompañarme? —Preguntó separándose. Sus caderas bailando con casa paso que dio hacia el pasillo que conducía al baño. No miró hacia atrás, no le hacía falta.
Con Sherlock | Noche | Piso franco en Karachi



Thanks Classic Oswald<3
OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
5821

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Vie 13 Ene - 2:11

1. I bet he saved her.
Normalmente, el detective consultor, sabía anticipar los movimientos de las personas con las que tenía que interactuar. Sus clientes eran predecibles, mujeres al borde de un ataque de nervios, hombres con problemas de violencia y niños perdidos. John era aún más pronosticable , pero había que añadirle el hecho de que convivía con él, lo que era una gran ventaja. Mycroft y su equipo, el gobierno británico, ganaban a todos en previsibilidad. Irene Adler, sin embargo, nunca cesaba de sorprenderlo. Cuando creía haber descifrado su juego, el siguiente movimiento lo tomaba desprevenido. — No las esperaba. — Había salvado su vida sin esperar nada a cambio, como un caballero de brillante armadura de cualquier absurdo cuento de hadas. Había caído por segunda vez en la trampa de la damisela en apuros. Si alguna vez Mycroft se enteraba de lo que había hecho, preveía una larga y aburrida reprimenda. Tener a una mujer como ella suelta y sin vigilancia era peligroso para todo el mundo. Menos para él. La Mujer no era estúpida, no iba a desperdiciar la oportunidad volviendo a meter las narices donde no debía.

La escuchó moverse, acercándose en vez de hacer lo contrario como cualquier persona habría hecho ante un rechazo tan evidente. Como ya había descubierto en su primer encuentro, La Mujer no era cualquier persona. Y, por desgracia, fue su hombro quien tuvo la mala suerte de re-descubrirlo. Su quejido fue contenido, un mero gruñido bajo mezclado con un bufido descontento, su espalda tensándose, mas no se alejó de ella ni siquiera un centímetro. Difícil encontraba resistirse a sus inusuales caricias. — En el baño encontrarás lo necesario. — Se había encargado, desde su piso en Baker Street, de tenerlo todo preparado para ahorrarse tiempo, para evitar que Mycroft o John sospechasen que había abandonado su piso. Watson no tendría idea de porqué, pero su hermano sabía demasiado bien sumar dos y dos. E Irene no sería tan libre.

La propuesta quedó en el aire, sin respuesta, y fue cuando la escuchó marcharse que se permitió el privilegio de mirarla de reojo, el mensaje de texto sin finalizar en su mano completamente olvidado por el momento. Tenía miles de cosas que hacer, cinco horas que no debían ser malgastadas en frivolidades. Y eso le convenció para seguir escribiendo, confirmando y ultimando los detalles de la extracción de Adler del país.
W/ The Woman | Noche | Piso franco en Karachi
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1343

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Hellcat el Vie 13 Ene - 2:44

1. I bet he saved her.
Irene no podía decir que Sherlock fuese predecible. Demasiado complicado, demasiado único para ello. Sí podía decir que, con respecto a ella, lo era. Siempre la negativa, mejor que eso: La ignoraba. Sus juegos eran más complejos que un rechazo, había mucho más bajo las líneas de sus palabras y propuestas. Sherlock podía responder «no» en cada una de sus invitaciones pero en su lugar se mantenía fijo a esa respuesta que había comenzado a ser un código entre ellos: No tengo hambre. En muchas ocasiones la dominatrix se había visto tentada de preguntarle de qué exactamente no tenía hambre. Revelar una carta más la tentaba pero el tiempo había sido, simplemente, incorrecto para permitirse el lujo de tensar un poco más la cuerda.

El agua caliente sobre sus tensos músculos fue un alivio. La habían arrastrado hasta aquel almacén en contra de su voluntad, no sin algún forcejeo y golpe que la ropa había ocultado, los días mostrarían más que piel pálida. Buscando más de aquel húmedo alivio apoyó ambas manos contra la pared de la ducha y disfrutó de las gotas impactando sobre su espalda. Un gemido alcanzó sus labios y nada hizo por retenerlo, ni siquiera a sabiendas que había dejado la puerta abierta. Entre abierta mejor dicho, sutil invitación que sabía que él no tomaría. A ella le gustaba jugar.

Enredó las manos en su cabello, lavándolo con su propio champú –un gesto muy de Sherlock sorprenderla con algo tan específico- y dejó que su garganta entonase distintas notas agudas al ritmo de sus dedos masajeaban su cabeza. No sería una novedad para el detective dado que no había cambiado el sonido que ella misma había grabado, pero esta vez era real y cercano.

A pesar de su pequeño juego Irene no se recreó excesivamente en su ducha. Lo justo para asegurarse de que se había librado del sudor y el polvo acumulado, lo justo para sentirse un poco más ella misma. Sus pies dejaron marcas húmedas sobre el suelo y su cuerpo pronto fue cubierto por un albornoz. El pelo mojado y completamente suelto cuando volvió al salón— ¿A dónde vas a llevarme? —Preguntó tirando de la sábana que cubría el sofá para tomar asiento. Pies bajo su cuerpo y mirada curiosa puesta en el detective— ¿O tengo que adivinarlo? Sabes cuánto me encantan los juegos y los puzles, son sexys —Añadió más relajada. Nadie adivinaría por su postura que había estado a punto de morir, que su vida no iba a ser mucho más segura sin importar a donde fuese. No podía rendirse al miedo, igual que no podía rendirse a un ciento de emociones más en las que los demás solían bañarse.
Con Sherlock | Noche | Piso franco en Karachi



Thanks Classic Oswald<3
OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
5821

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Vie 13 Ene - 3:25

1. I bet he saved her.
Una muda de ropa limpia para ella y una para él era lo único que había llevado en la mochila y que había dejado en aquel piso antes de marcharse en el coche alquilado al almacén a las afueras donde la habían tenido retenida. Tres cosas que no había sacado de su piso, por si por alguna razón su viaje se retrasaba y les daba por rebuscar en su habitación. Lo primero que notarían sería la falta de ropa y de su maleta de viaje. Por fortuna, Heathrow era un aeropuerto con infinidad de tiendas donde comprar. Y la dependienta de Zara se había mostrado muy dispuesta a ayudarle a encontrar la ropa perfecta para la mujer común y corriente que Irene Adler debía aparentar ser durante el viaje a Bangkok.

Sherlock estaba sin camisa, observando la herida de su hombro cuando escuchó aquel sonido. Era claramente la alarma de SMS que tenía asociado a La Mujer, solo que su móvil estaba en Baker Street y aquel sonido había provenido del baño. Su cabeza, usualmente activa y llena de demasiados datos y pensamientos, se centró por unos instantes en los sonidos que pronto comenzaron a salir de la habitación donde Adler se estaba duchando, u otras cosas. El deseo era una respuesta química. Vellos erizados, pupilas dilatadas, relantecimiento de la respiración. Holmes estaba más que agradecido de estar solo en aquella habitación, porque cualquiera habría notado como ni siquiera él era inmune a esa parte de la química, y de la biología.

Los sonidos terminaron y el detective fue capaz de volver a su tarea anterior tras los segundos que le tomó volver a calmarse. Un improvisado vendaje en su hombro y una camisa nueva después, los pasos de la dominatrix volvieron a hacerse presentes en el salón. No le respondió en un inicio, sacando de la mochila la ropa que había adquirido para ella. — Juguemos entonces... — Respondió girándose hacia ella y alzando una ceja, el fantasma de una sonrisa divertida asomándose a sus labios. La ropa descansaba en la mesa y, si era tan inteligente como sabía que era, sabría deducir tan solo con eso cual era el país elegido. El detective se posicionó sobre la ventana y se giró hacia ella, mirándola como uno de sus casos más fascinantes. Esperando, impacientemente, sus deducciones.

W/ The Woman | Noche | Piso franco en Karachi
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1343

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Hellcat el Vie 13 Ene - 3:50

1. I bet he saved her.
La Mujer amplió su sonrisa. Que Sherlock la mimase en sus caprichos no era algo que pasase todos los días. Oh, por supuesto que si se lo pidiese el detective le contaría detalladamente su plan. Su inmenso ego lo volvía un cachorro en busca de su pelota, así le había ganado la primera vez. Irene se mostraba tan fascinada y encantada con sus explicaciones, con el funcionamiento de ese cerebro bajo rizos oscuros. Esa parte no había sido fingida, de verdad adoraba el sonido de su voz mientras explicaba un caso. Los giros de su mente expresados en voz alta, los detalles que era capaz procesar. Esta vez la había dejado a ella, solo porque lo había pedido.

Irene se inclinó para pasar los dedos sobre la ropa que había elegido para ella. Nada de alta costura, tampoco pobre en exceso. Tela fina, ausencia de mangas largas y colores claros. Eso descartaba sin duda una larga lista de países dónde terminaría muriéndose de frío con algo así. Pasaría desapercibida en un país con alta densidad demográfica y, por su seguridad, Sherlock habría descartado el resto de países árabes. La India estaba sin duda demasiado cerca y tenía demasiada influencia con Inglaterra todavía, lazos que podían poner su tapadera en peligro si alguien la reconocía. Se debatió entre un reducido número de posibilidades, pero aún así tenía dudas.

Frunció el ceño unos segundos y miró a Sherlock como si en fuera a encontrar una respuesta final en él. Karachi no debía tener muchos vuelos directos, las escalas quedaban descartadas. Al igual que las aduanas más severas, así descartó los pocos países que tenía en mente— Me gusta la comida Tailandesa —Comentó con una amplia sonrisa de nuevo en sus facciones— Podrías venir y cenar conmigo —Añadió. Ceder en su eterna petición no era algo que estuviera en su futuro más inmediato. Una broma particular, un agradecimiento único. Una forma de decir lo que ya sabía: I’m Sherlocked.
Con Sherlock | Noche | Piso franco en Karachi



Thanks Classic Oswald<3
OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
5821

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Vie 13 Ene - 4:48

1. I bet he saved her.
Aquel era su juego. Sabía las reglas, los trucos. Estaba más que acostumbrado a jugarlo y estaba seguro que podría hacerlo con los ojos cerrados. De hecho estaba más que seguro que lo había hecho en más de una ocasión. Como aquella vez que lo habían secuestrado y llevado a la casa de un Lord en medio de los campos de Bedfordshire en un intento en vano de que él no descubriese donde era llevado. Idiotas. A menudo, ver como otros jugaban -o lo intentaban- a su juego favorito era motivo de burla. Con La Mujer, como todo, era diferente. Verla observar la ropa que había comprado para ella, ya con la idea Tailandia en la cabeza, era completamente fascinante.

Dudaba que acertase a la primera, era difícil pero no imposible. Y sin embargo, ahí estaba. Una respuesta que no se esperaba y una sonrisa contagiosa que acabó quedando plasmada en sus propios labios. El juego de La Mujer era diferente, Sherlock tendía a saber el pasado, presente e incluso futuro de la gente con tan solo una mirada. Irene con un solo pestañeo era capaz de ver en el interior de la gente, conocer sus deseos, sus pasiones y, por lo tanto, sus puntos débiles. Lo había hecho con él, dos veces.

— No irás sola. Confío en que no atormentes demasiado a Rashid. —
Demasiado. Porque, conociéndola, iba a hacerlo más que sonrojar. No se le pasó desapercibida la nueva invitación. A cenar. Nunca era un desayuno, o un almuerzo, ni siquiera una merienda. Cenar siempre era asociado a comida y 'algo más', con ella ni siquiera parecía necesitarse el alimento. — Podemos desayunar... — Propuso, y pronto fue consciente del doble significado que podían tener sus palabras. — MmeRefiero... Me refiero a ahora. — Su lengua volvió a jugarle una mala pasada en su intento veloz de rectificar lo que había dicho. — Creo recordar que añadí a la lista de la compra algo de comida. Y es demasiado tarde para una cena. — Lista que Rashid se había encargado de comprar o proporcionar. Coche, dinero, pasaporte falso y comida

W/ The Woman | Noche | Piso franco en Karachi
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1343

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Hellcat el Vie 13 Ene - 13:23

1. I bet he saved her.
Tailandia. Al menos estaría fuera de ciertos radares, aunque no se quedaría demasiado. Sherlock ya debía saberlo que Irene no permanecería donde él pudiese localizarla. Era un riesgo. No porque no confiase en él, lo hacía a su manera, sino porque su arrogancia podía ser su perdición y pulsando las teclas adecuadas el joven Holmes cantaría cual ruiseñor. Exactamente igual que había hecho con ella en una ocasión. Un puzle bien presentado por su frío hermano mayor y Sherlock terminaría dándole hasta sus medidas. Podía ser tan ingenuo como un niño a veces, era parte de su encanto.

Seré una niña buena si me lo pide señor Holmes —Sus ojos se encendieron con una chispa divertida. Irene solía tener el control, soltar las riendas no era algo que pasase por su cabeza, pero jugar a la inocente y obediente podía tener sus ventajas. Entrelazó ambas manos en su regazo y le regaló su mejor expresión de inocencia, incluso parpadeó varias veces. Ojos azules tras largas pestañas negras. No le haría caso, pero quería ver como lo intentaba. Pura curiosidad.

Su actuación se rompió ante una genuina sorpresa. Leve carcajada entonando sus labios y una mirada más depredadora, era el temblor de sus palabras lo que despertaba ciertos pensamientos rápidamente en La Mujer. Su arrogancia le había asegurado una vez que nunca suplicaba pero Irene estaba segura de que eso aún estaba por verse. Cuanto más arrogantes más dura era la caída, más divertida era la caza. — Nunca es tarde para cenar Sherlock —Respondió enarcando una ceja. Un reto entre líneas. — No es el fin del mundo, pero es la última vez que vas a verme ¿Cenarías conmigo? —Aquella vez, en su salón a la luz de la chimenea, habían sido interrumpidos pero, ahora, no había absolutamente nadie.

Tampoco era ya una hipótesis apocalíptica. Irene Adler no pensaba volver a verlo, se mentía a sí misma por supuesto.
Con Sherlock | Noche | Piso franco en Karachi



Thanks Classic Oswald<3
OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
5821

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Vie 13 Ene - 15:27

1. I bet he saved her.
Ambos ojos claros, de diferentes pero atractivas tonalidades, se encontraron por enésima vez. Sherlock pudo ver frente a sus ojos cómo los signos de interrogación que siempre acompañaban a La Mujer cuando quería deducir algo a cerca de ella, se transformaban en palabras. Inocente, obediente. Palabras que nunca habría asociado a ella. Tenía que darle el crédito de ser muy buena actriz al menos. No lo suficiente para engañarlo a él, por supuesto. — Dudo que conozca el significado de esas palabras, Miss Adler. — Respondió notando como sus labios se volvían a tornar en una sonrisa ladeada, divertido. Raramente disfrutaba de conversaciones con la gente de su entorno. Hablar con John era aburrido, Mycroft era excesivamente cansino en su intento de que no se saliese de las normas establecidas y Lestrade era casi -casi- invisible la gran mayoría de las veces. Tan solo con ella había encontrado un compañero adecuado para un intercambio de frases inteligentes que, más que una conversación, era una batalla campal. Como todo lo que los rodeaba. Habían sido rivales, al fin y al cabo. Aún no estaba seguro

Holmes se tensó al escucharla aquella carcajada, siendo consciente de que había sido culpa de su mente que se le hubiese trabado la lengua. Tener una mente hiperactiva era útil en la mayoría de los caso. No lo había sido precisamente en aquel momento. Mente que de inmediato, al escuchar sus palabras, lo llevó al momento exacto en el que había averiguado a qué jugaba Irene Adler. Sus pupilas se habían dilatado, sus mejillas habían adquirido un tono más oscuro no causado por el calor de la chimenea, su pulso se había acelerado. Reacciones químicas a las que él no era inmune. Por fortuna, esta vez estaban a una distancia prudencial. — Asumir que es la última vez que te voy a ver es asumir demasiado. Acabo de salvarte la vida, confío en que durarás más que seis meses. — Musitó como respuesta. Era siempre complicado responder a sus invitaciones. Como un reto. Nunca se negaba, pero nunca aceptaba.

— Asi que... ¡Desayuno! —
Su tono de voz, su cuerpo, cambió completamente. Con un ágil giro de sus talones, volvió a convertirse en el detective hiperactivo que ignoraba cualquier tipo de sentimentalismo. Sus firmes pasos lo llevaron a la minúscula cocina separada por una anticuada cortina de bolas del salón, donde encontró una bolsa con varios alimentos básicos y viejos y polvorientos electrodomésticos. Suficiente.
W/ The Woman | Noche | Piso franco en Karachi
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1343

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Hellcat el Vie 13 Ene - 17:16

1. I bet he saved her.
La inocencia se rompió en un alarde de malicia. La Mujer se mordió el labio inferior y asintió despacio. No le daría la razón en voz alta, pero encontraba que portarse bien era demasiado aburrido. Además, cuando entrabas en ese mundo encontrar la puerta de salida era imposible. Ni siquiera el gran Sherlock Holmes podría sacarla, ambos lo sabían. Demasiados secretos, demasiada información y demasiados esqueletos en el armario. El mundo no la iba a dejar en paz solo porque decidiese ser una buena chica y, sinceramente, ella tampoco sabía hacer otra cosa.

Conozco su significado, solo que me aburren tanto como a ti —Replicó con seguridad. La mente del detective era demasiado rápida para el mundo en el que vivían, demasiado inquieta para conformarse. Puede que aparentemente respetase las leyes, pero solo porque su hermano mayor lo vigilaba constantemente. Irene estaba segura de que podría enredar los hilos de su detective, confundir los límites de su moralidad artificial. No pensaba hacerlo, le gustaba esa faceta de caballero de brillante armadura que se resistía a utilizar. Le gustase o no ayudaba a la gente, da igual como lo encubriese, resolvía sus problemas.

Irene se levantó pocos segundos después de que el detective saliese de la estancia. Sus pasos más calmados y sus manos jugando con el cordón de su albornoz. No había encontrado el momento de vestirse y, puesto que Sherlock no se distraía tan fácilmente, no encontraba un futuro cercano donde tuviese que hacerlo.

La cocina era tan deprimente como el resto del apartamento aunque Irene no se quejó, cierto que estaba acostumbrada a la buena vida pero no dejaba de ser una superviviente. — Y duraré —Aseguró apoyando la espalda contra el quicio de la puerta— Pero no vas a volver a verme, estoy más que segura de que tu querido hermano no querrá saber que estoy viva o cerca de ti, ni de su querida Londres —Comentó sin una nota de emoción. No podía permitírselo de nuevo.

Y tampoco puedo exponerme a que sepas dónde estoy, no creo que nadie sea tan bueno como yo sacándote información pero… —Se encogió de hombros lentamente. Moriarty era demasiado inteligente, Mycroft era demasiado inteligente. Hombres capaces de jugar con él, el primero capaz de hacerle daño. Irene no se mostraría emocional pero la verdad es que solo intentaba protegerle, a su manera. Siempre a su manera.

¿Me echarás de menos? —Preguntó bajando la voz, casi un ronroneo.
Con Sherlock | Noche | Piso franco en Karachi



Thanks Classic Oswald<3
OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
5821

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Vie 13 Ene - 18:48

1. I bet he saved her.
Adler lo conocía demasiado bien. La gente solía pensar de forma extrema en lo relacionado a sus casos. O pensaban que era un muy inteligente detective, o pensaban que era el asesino. No había término medio. Estaba de parte de los ángeles o viviendo con los demonios. Pero La Mujer sabía que a pesar de, en efecto, estar de parte de los ángeles. Él no era uno de ellos. Sabía que era su elección no haberse dedicado a la mala vida como ella lo había hecho pero que, perfectamente, podría hacerlo. Las normas no se aplicaban para gente como ellos. Su única norma era que Mycroft no se enterase. Un ejemplo muy claro era el haberla salvado. Nadie lo sabría, todos creerían que estaba muerta y el mundo tendría de nuevo a una criminal entre sus filas. Gracias al gran Sherlock Holmes. Le podían caer años entre rejas por aquello y, sin embargo, lo volvería a hacer.

— No comprendo cómo la gente normal puede soportarlo. —
El aburrimiento era su peor enemigo. El aburrimiento tendía a jugarle malas pasadas, tendía a arrastrarle a lugares donde no debía, a vicios que tenía olvidados. Era por eso que prefería evitarlo. Era por eso que había acabado en una ciudad de Pakistán en vez de en su piso de Baker Street disfrutando de lo poco que le quedaba a la Navidad ¿Quién gustaba de tales fechas igualmente? La Navidad era aburrida.

Con lo que tenía entre manos podía imaginarse tan solo una posible solución para un desayuno improvisado. Rashib no se había mostrado muy diestro a experimentar los gustos de personas que no conocía, así que había comprado lo básico para que preparase un par de sandwiches mixtos y lo bajasen con café en polvo. Alimentarse no era una de sus prioridades pero ahora que echaba cuentas, llevaba unas 48 horas sin hacerlo, tal vez más. Por desgracia, su cuerpo y cerebro, como el de cualquier mortal necesitaba de nutrientes para funcionar. Así que decidió hacerse también lo mismo de comer para él. — Mycroft no sabrá nada a cerca de este encuentro y de... si en un futuro hay otros. — Le aseguró, confirmandole tal vez una duda que debía haberse planteado en algún momento. Había salvado su vida, en secreto absoluto, a sabiendas de lo mucho que él podía perder si alguien se enteraba.

Sus hombros se tensaron levemente y el mero gesto le hizo recordar la herida en uno de éstos. Debía curarla mejor en algún momento, cuando estuviese en su apartamento, con la ayuda de John si encontraba una excusa convincente para hacerle creer que no era una herida de bala. — Me subestimas ¿Cómo crees que he descubierto donde te encontrabas? ¿A caso crees que las células terroristas de Karachi lo han publicado en Twitter? — No supo porqué la insistencia de que aquella sería la última vez que la iba a ver lo irritaba tanto. Pero lo cierto era que lo estaba pagando con el sandwich y no tenía culpa alguna.

Con ambos sándwiches en las manos, se giró lentamente, clavando su intensa mirada en ella antes de tenderle uno de éstos y darle un bocado al suyo, extendiendo hasta el límite el momento de responderle. Saborear, masticar, tragar. Sin dejar de pestañear. Sin apartar sus ojos claros de ella ¿La echaría de menos? La mayoría de las veces no. Su cabeza estaba demasiado ocupada con los miles de casos que tenía al año, con la inminente explosión que iba a suponer Moriarty. Pero sabía que, en algún momento u otro, lo haría. Se la imaginaría en su palacio mental o se le aparecería para atormentarlo en sueños. — ¿Quieres el café con azúcar? — Preguntó sin embargo, volviendo a girarse y sacando las dos tazas de café con leche que había metido en el microondas y que ahora salían humeantes de éste.
W/ The Woman | Noche | Piso franco en Karachi
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1343

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Hellcat el Vie 13 Ene - 19:29

1. I bet he saved her.
Ella tampoco. Quedarse atrapada en una vida rutinaria de ama de casa jamás había sido algo que desease, ni siquiera tener un trabajo y ser independiente entraban en sus planes. La rutina la asfixiaba, la aburría. Como el Napoleón del crimen le había indicado había demasiadas posibilidades para emplear sus talentos, conocía demasiado para malgastarlo. Probablemente pasaría desapercibida unos meses, hasta que las cosas se clamasen y, después, seguiría cumpliendo cada uno de sus caprichos. Había tantos países que ver, joyas que lucir y beneficios que sacar en el mundo que quedarse de brazos cruzados sería el error.

Irene asintió despacio. No iba a discutir su desconfianza con él, no tendría sentido alguno. Ambos eran fieles a sus razonamientos, cambiar de ideas era cuanto menos imposible. Debatir lo trivial cuando sabías que tu rival no iba a ceder era completamente fútil. Ellos se entendían de otra manera, comprendían lo mucho que aburrían las conversaciones banales y lo absurdo que era recrearse en protocolos sociales. A pesar de ello Irene era más diestra socialmente que el detective, más capaz de pasar inadvertida y cumplir cualquier papel. Al fin y al cabo lo llevaba en la sangre.

Tenías mi móvil —Indicó observándolo con atención— Pero debo decir que me resulta excitante tu empeño en encontrarme así que… búscame —Sus labios acariciaron esa última palabra. Suave y sensual, una provocación que iba más allá de un mero reto. Incluso su separación podía ser un juego para ellos, un puzle. Encuéntrame, sorpréndeme gritaban sus ojos azules. Era incapaz de resistirse al peligro y al detective, su punto débil. El naipe que había supuesto su caída, no lo odiaba por ello y tampoco se odiaba a sí misma por tener una debilidad. Su debilidad era simplemente única.

Tomó el sándwich y se sentó sobre la encimera de la cocina. Piernas cruzadas dejando que el arbornoz se abriese lo justo para mostrar una amplia franja de piel expuesta. Dio un bocado y otro más, tenía hambre. Nadie se había preocupado de darle algo de comer en las últimas interminables horas— Una cucharada —Respondió balanceando una de sus piernas— Detesto el té, siempre he preferido el café —Y aunque fue un comentario banal muy impropio de ella fue su acento la pieza del rompecabezas. Alargó las vocales, pausó cada palabra en sus labios y alardeó de un acento que cualquier inglés rápidamente habría calificado como yankie.

Su ropa, su aspecto o su acento nunca antes le habían revelado pista alguna. Irene era un completo misterio incluso estando desnuda pero, solo por esta vez, quiso darle algo con lo que entretenerse.

No has respondido a mi pregunta. —Inquirió dándole otro bocado a su sándwich.
Con Sherlock | Noche | Piso franco en Karachi



Thanks Classic Oswald<3
OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
5821

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Vie 13 Ene - 20:46

1. I bet he saved her.
Encontrarla había sido fácil, en efecto. Pero estaba seguro que no habría necesitado de GPS alguno para dar con su localización exacta. Había ojeado, cuando Mycroft creía que el móvil de ella estaba seguro, todos los documentos de su preciado teléfono. Tenía de hecho una copia en su ordenador, bajo una contraseña que nadie adivinaría salvo tal vez ella, y no le habría tomado mucho saber quién era el primero que la iba a querer muerta. Datos comprometedores o no. Se había ganado muchos enemigos, más sabiendo que esos ficheros estaban ahora a manos del gobierno británico, sin duda quien había tenido más que perder habían sido los pakistaníes. Mas no había hecho falta el uso de sus habilidades deductivas. Una simple búsqueda en el satélite privado del MI6 y su localización exacta en menos de un minuto. Era por eso que había dejado abandonado el móvil en aquel almacén, Rashib sabría qué hacer con él.

— Te encontraré. —
Respondió con aquella arrogancia que tantos problemas le había causado. Sabía que era un juego para ella y que no se lo pondría fácil. Pero aquel era su pasatiempo favorito, mejor que cualquier puzzle, mejor que cualquier caso. Mantener siempre una parte de su mente puesta en ella, siguiendo sus movimientos, tentado a volver a marcharse de Baker Street. A Sherlock Holmes era fácil tentarlo con una nueva droga y, sin duda alguna, Irene Adler era de las de mejor calidad.

Su repentino cambio de acento lo sorprendió y, rápidamente, Holmes se vio preguntándose si era su verdadero acento o el que tenía en mente tener durante su estancia en Tailandia. Una mera máscara más. Turista americana con ganas de gastarse el dinero de su difunto marido en cosas exóticas como irse de compras en el mercado de Chatuchak o beberse un excesivamente caro cóctel en las playas de Phuket. Pero no, no podía ser. No era necesario en aquel momento mostrarle su futura faceta ¿Le estaba revelando uno de sus grandes misterios? — Vosotros los americanos no sabéis ni beber café. — Dijo al final, ojos claros brillando con la curiosidad que siempre mostraba ante el mejor de sus casos. Su mano deslizando la taza hacia donde estaba sentada, rozando peligrosamente sin darse cuenta la tela de su albornoz.

— ¿A cuál de ellas? —
No había respondido directamente a ninguna de sus preguntas a ninguna de sus invitaciones. Y confiaba en no tener que hacerlo en ningún momento. Era bueno expresando lo que veía, lo que deducía. Pero no era demasiado diestro en expresar lo que sentía.
W/ The Woman | Noche | Piso franco en Karachi
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1343

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Hellcat el Vie 13 Ene - 21:05

1. I bet he saved her.
De alguna manera aquel estamento la hizo sonreír. Ampliamente, demasiado incluso para ella. Dientes perlados que terminaron clavándose en su labio inferior alzando ambas cejas con un aire misterioso. Le gustaba la idea, le encantaba a pesar del riesgo que ambos correrían. Tenía una vida arriesgada, habían elegido el peligro de ambos lados de la ley. El lado divertido, el que no aseguraba despertar al día siguiente. Debían confiar en su astucia, en que estaban por encima de la media y la arrogancia de ambos les dejaba dormir tranquilos.

Una leve risita al oírlo. No había podido resistirse, sabía que Sherlock se regodearía como si hubiese encontrado un tesoro. Moneda dorada que la propia Irene le dejó. La primera vez en años que confiaba tanto en alguien, que dejaba que una marca de identidad se colase en sus múltiples facetas. Solo para él, solo por él. Una forma de mantener su atención, de mantener el misterio sin que se convirtiese en algo insufrible. Todo puzle tenía ciertas pistas.

¿Estás seguro de que soy americana? —Enarcó una ceja. Esta vez su voz tomada por un deje propio de la rivera francesa, atascada en las erres. Conocía los acentos más comunes, jugaban a su favor cuando Irene Adler debía desaparecer. Aún debía elegir con qué divertirse en Tailandia, no como americana. Jamás volvía a sus orígenes, por nostalgia o sobriedad. Su vida en Nueva Jersey estaba olvidada. Hasta había cambiado su nombre tras salir del país. Sonrió de nuevo, maliciosa y divertida, llevando la taza a sus labios. Sus ojos bajaron a su albornoz unos segundos, breves. No tenía que prestar atención a qué estaba viendo Sherlock, podía observar cuanto quisiera.

¿Me echarás de menos? —Preguntó de nuevo. — Comenzaré a tomarme tu silencio como una afirmación —Añadió dando otro mordisco a su sándwich.
Con Sherlock | Noche | Piso franco en Karachi



Thanks Classic Oswald<3
OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
5821

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Vie 13 Ene - 23:09

1. I bet he saved her.
Ambas de sus cejas se alzaron. El cambio de acento fue la confirmación. Tal vez a otro le habría confundido, le habría hecho dudar, pero para el detective no era más que una aseguración de que, en efecto, La Mujer le había dejado ser conocedor de un aspecto privado de su vida ¿Era la única persona en aquel mundo lleno de criminales en la que Irene Adler confiaba? ¿Se había ganado aquel privilegio? Tal vez sí. Y la mera idea le hacía sentir cierto orgullo. Le hacía sentir especial. Química. Sentimentalismo.

— ¿Estás segura que soy inglés? —
Respondió con una pregunta perfectamente pronunciada en acento alemán. Ella no era la única que sabía jugar a aquello. Holmes no había tenido que camuflarse demasiado desde que había conocido a John y los casos le habían llegado a él gracias a su blog, algo que nunca admitiría en voz alta. Pero anteriormente, cuando no era un detective conocido y Mycroft solía confiar en él para ciertos casos, se había visto en la necesidad de un alias, una personalidad falsa y no solo un acento nuevo, sino un idioma al completo.

Los ojos de ella en el albornoz fueron los que le informaron de que tal vez su mano se había movido demasiado cerca de ella en su intento caballeroso de acercarle la taza de café. Mano que de inmediato apartó y que volvió a tomar su sándwich en un intento de digerir algo sólido antes de irritar su estómago con aquel horrendo substituto instantáneo del café.

Sherlock había confiado que ella dejaría de preguntar y algo dentro de él le hacía preguntarse qué ganaba ella escuchando la verdad en voz alta ¿a caso no era capaz de deducirla? — No siempre los silencios son afirmaciones. A veces evitamos decir ciertas cosas para evitar herir a la persona que lo escucha. — Claramente no era su caso. Para Holmes el herir sentimentalmente a alguien no era de importancia. Era honesto, brutalmente honesto en su forma de comportarse y muy raramente le importaba que otros se ofendiesen con su respuestas. — Nunca he echado de menos a nadie. — Respondió finalmente. Honesto, tanto que esta vez le fue imposible mirarla.

W/ The Woman | Noche | Piso franco en Karachi
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1343

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Hellcat el Vie 13 Ene - 23:42

1. I bet he saved her.
Esta vez Irene asintió con los labios pegados a su taza. Mal café, horrendo pero alivió el árido desierto de su garganta y frenó a su estómago de protestar. Podría aguantar otro gran número de horas sin volver a comer, no pensaba detenerse hasta saberse fuera del radar de Sherlock Holmes. Que la ayudase a cruzar la frontera era de agradecer, después desaparecía entre la multitud de Bangkok.

Completa y absolutamente segura. Moriarty la había enseñado a jugar con los hermanos Holmes, le había enseñado sus puntos débiles y sus orígenes. Sabía más de él de lo que jamás pronunciaría en voz alta, en su mayoría consideraba que muchos datos eran inútiles. Le era indiferente donde hubiese nacido o quienes fueran sus padres. Al contraria que ella misma Sherlock resultaba un libro abierto, cada página del pasado escrita con excelente caligrafía y cada página del presente resplandeciente por su propio intelecto.

¿Estás tratando de evitar herir mis sentimientos? —Irene le dedicó una escéptica mirada. Aquello era ridículo cuanto menos y La Mujer no dudó en hacérselo saber rodando los ojos. Descruzó y volvió a cruzar la pierna cambiando el ángulo del albornoz solo para llamar de nuevo su atención. Típico de ella distraer.— Tu mismo lo dijiste Sherlock, el sentimiento solo es un defecto —Y había supuesto su derrota. Oh, no. No necesitaba que Sherlock le endulzase la vida, tampoco esperaba que lo hiciese.

Buen chico —Dijo cuando al fin obtuvo su respuesta. No le creía, por supuesto que no le creía. El propio Watson la había obligado a decirle que estaba viva porque Sherlock estaba actuando diferente, más taciturno. La preocupación del doctor por su amigo en aquella ocasión era todo lo que necesitaba para tener su respuesta— Siempre hay una primera vez —Añadió terminándose su sándwich— Aunque la tuya no haya llegadoThe Virgin dijeron sus ojos con arrogancia y burla. De nuevo se dejaba llevar por los mismos motivos que la primera vez, era fácil caer en la trampa emocional. Quería que la echase de menos.
Con Sherlock | Noche | Piso franco en Karachi



Thanks Classic Oswald<3
OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
5821

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Sáb 14 Ene - 1:52

1. I bet he saved her.
— Por supuesto que no. — Respondió de inmediato. No le habían importado sus sentimientos cuando la había condenado a la guillotina en el ostentoso despacho del mayor de los Holmes con el mero teclear de cuatro letras, ni le importaban ahora. O eso se decía a sí mismo. Era solo una forma de expresarse, un intento en vano de evitar responder a una pregunta a la que al final había cedido. — Un defecto del que no se puede escapar, me temo. — Que no se lo negase de nuevo. La había calado desde aquel momento íntimo que habían compartido a solas en su apartamento antes de ser interrumpidos. Un momento en el que nada había pasado pero que se había grabado en su memoria como si fuese la más elaborada de las fantasías. Curioso como aún podía sorprenderle la mente humana.

Sus ojos se entrecerraron, no por ser comparado con un sabueso, sino por aquello que implicaban sus palabras. Tenía memoria eidética, lo que implicaba que era capaz de recordar perfectamente momentos completos al mínimo detalle. Reconocía cuando los ojos de La Mujer se tornaban deseosos y también era capaz de ver cuando había burla en ellos. — ¿Subestimándome de nuevo, Miss Adler? — Tono seco, mirada fija en ella, ningún rastro del juego, la intriga y la diversión que había estado en ésta antes era capaz de distinguirse en sus fríos ojos claros. — No me hagas arrepentirme de haberte salvado de ser decapitada. — Y con ésto, se marchó, taza en mano, de vuelta al salón donde su móvil le informó que tenía aún cuatro horas para pasarlas en compañía de una mujer que le causaba demasiadas contradicciones en la cabeza.

Estaba igual de molesto como la primera vez que le había llamado virgen. Un apodo insulso y aburrido pero que le molestaba más que cualquier otro. Era un insulto a su ego. Una muy buena forma, sin embargo, de ponerle los pies en La Tierra y recordarle que cuanto más alejado estuviese de Irene Adler, mejor.
W/ The Woman | Noche | Piso franco en Karachi
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1343

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Hellcat el Sáb 14 Ene - 2:17

1. I bet he saved her.
Estaba atrapada en aquel juego, esperaba que tanto como él. Ninguno de los dos había podido escapar de aquella química, aquella conexión complicada de explicar con palabras. Irene no lo llamaría amor, apenas conocía esa palabra y, por supuesto, jamás se había permitido experimentar algo tan peligroso, pero era algo que los volvía irracionales y torpes. Cometían errores, ambos. Ella le había ganado por dos latidos de su corazón y él se la había devuelto por algo tan simple como un corazón acelerado. Estaban perdidos en sus propias mentiras y esfuerzos por ocultar una verdad que no comprendían.

Verlo salir de la cocina le dio una victoria. Ella lo tomó como una victoria y sonrió en consecuencia. No lo siguió de inmediato, tenía más ego que eso. Una conversación podía quedar en el aire tanto como quisiera, sobre todo si era con Sherlock y su excelente memoria. Podría volver a sus palabras exactas de aquella noche en su pequeño apartamento de Baker Street y rememorar lo que el doctor había interrumpido. Terminado su café con una mueca final abandonó la taza y la encimera para volver al salón.

Pasos silenciosos que la situaron justo detrás de Sherlock que, por suerte para ella, se había sentado. Despacio se inclinó pasando un brazo por encima de su hombro bueno hasta abrazarse a su pecho, paseando el pulgar de la mano contraria por su mejilla— Cuando te comportas como un adolescente con una pataleta me pones muy difícil no abofetearte —Murmuró contra su oído. Su pulgar trazando la línea de su mandíbula para volver a subir por su mejillas— Me gustan —Añadió. Algo que ambos sabían, era prácticamente lo primero que le había dicho después de subirse a su regazo completamente desnuda.

Nunca te subestimaría —Admitió dejando un beso sobre su mejilla. El mayor agradecimiento que iba a obtener de ella por salvarla. Agradecimiento sincero al menos, le daría mucho más sin tan solo se dejase— Añórame y, entonces, búscame —Susurró antes de apartarse de él.

Rodeó el sofá y recogió la ropa que había comprado para ella— ¿Cuánto tiempo vamos a estar aquí? —Preguntó.
Con Sherlock | Noche | Piso franco en Karachi



Thanks Classic Oswald<3
OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
5821

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Sáb 14 Ene - 3:34

1. I bet he saved her.
Alejarse de ella le ayudaba a pensar con más claridad y era en esos momentos en los que echaba de menos tener su violín a mano. El instrumento le hacía meditar más profundamente sobre cosas concretas y no todo a la vez como siempre solía pasar dentro de su cabeza. Teniendo a La Mujer cerca, parecía tener el mismo efecto que el instrumento de cuerda pero de forma negativa. Su mente le solía dar datos que no venían a cuento. Como había pasado cuando había descubierto con exactitud sus medidas, un dato que luego le había servido al menos. Irene Adler le desconcertaba. Era un puzzle intrigante, uno de los mejores pero uno de los más peligrosos. Nada bueno podía salir de cualquier tipo de relación con aquella mujer. Y sin embargo, ahí estaba, aún con ella.

Desde su posición sentada en el sofá, momento en el que su cuerpo le recordó que no solo llevaba 48 sin comer sino también sin dormir, pudo verla venir a pesar de tener la vista clavada en la pantalla del móvil de prepago que había comprado en el aeropuerto de Jinnah. Vista que pronto perdió el foco, mente que pareció nublarse como el cielo inglés en un día normal ¿El motivo? Su tacto. Fuego líquido que pareció esparcirse por su piel allá donde ella tocaba, su hombro, su pecho. — ¿No es ese tu trabajo? — Voz atonal que no dejaba ver que realmente aún estaba molesto con ella. Muy a pesar de que sus dedos se estuviesen encargando de borrar todo rastro de aquella pataleta, como Adler la había denominado, lentamente.

Cualquier rastro de la irritación voló con aquel beso en su mejilla. Solo ahí reaccionó el detective. Solo ahí se permitió que sus ojos parpadeasen y se mantuviesen cerrados por más tiempo de la cuenta. Solo el ojo experto lo habría notado, así como la muy leve inclinación de su cabeza hacia su rostro, o como su piel quedó erizada cuando perdió el contacto de sus dedos. Química. — Ya veremos. — La buscaría, por aburrimiento seguramente, pero no por echarla de menos. Tenía demasiado que hacer como para tener tiempo de añorar a alguien. O eso seguía repitiéndose.

— Cuatro horas hasta que Rashib termine de preparar los detalles de una ejecución creíble... Quizás menos si lo hace con rapidez. Pero es complicado. Mycroft mirará con lupa esta vez. —
Le informó, para que no pensase que la había salvado en un impulso. Lo había hecho pero, como todo, era un impulso muy meditado y planeado. De nada le servía salvarla si al rato se iba a destapar que seguía viva. — Puedes dormir si quieres. — Realmente esperaba que durmiese y que lo dejase en paz porque cuanto más tiempo pasaba en su compañía, más peligraba su cordura.
W/ The Woman | Noche | Piso franco en Karachi
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1343

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Hellcat el Sáb 14 Ene - 16:25

1. I bet he saved her.
Hago más que eso —Replicó sin más. Una nota de orgullo tras sus palabras. Había sometido a toda una nación bajo sus tacones, él y su inteligente hermano incluidos, así que había demostrado que sabía hacer algo más que dar una bofetada o manejar –increíblemente bien- una fusta. Sus cualidades específicas le habían abierto un amplio número de puertas, y aunque Mycroft tuviese ahora acceso a sus secretos, no los había olvidado todos. Resurgiría de nuevo, tenía contactos y astucia. Aquello solo era una piedra en el camino.

Igual que su relación –por llamarlo de alguna forma- era una piedra en el camino de ambos. Eclipsada por un hombre, jamás habría pensado que caería en esos niveles. Un capricho que le costaba dejar atrás y, a juzgar por las acciones del detective, él tampoco estaba dispuesto a mantener su eterna fachada de indiferencia. No tenía que salvarla y, sin embargo, allí estaban. Compartiendo aquellas paredes durante las próximas cuatro horas a espaldas de su mejor amigo –suponía- y su hermano mayor.

Estoy segura de que has dormido tan poco como yo —Dijo tendiéndole una mano— Ven conmigo —Pidió esbozando una leve sonrisa. Tentadora, como siempre, pero no introdujo segundas intenciones ni en sus palabras ni en su mirada. Estaba casi segura de que la rechazaría. Ella jamás cesaba en sus intenciones, de alguna forma encontraba que su tenacidad realmente le gustaba al detective. Ya fuese por arrogancia o ego.— Un detective a medias no me sirve de nada, y prometo tener las manos quietas —Enarcó una ceja esta vez divertida. La picaresca de nuevo pintando sus ojos claros.
Con Sherlock | Noche | Piso franco en Karachi



Thanks Classic Oswald<3
OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
5821

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Sáb 14 Ene - 17:49

1. I bet he saved her.
Sherlock desvió la mirada hacia ella, molesto repentinamente con aquella afirmación en presente. — Lo hacías. — Le recordó. Estaba muerta para el mundo y también para aquel mundillo de la dominación y el poder. Solo esperaba que no fuese tan estúpida como para volver a su anterior trabajo tan solo porque era lo único que sabía hacer. No tendría una segunda oportunidad en la vida, no podría salvarla una segunda vez si descubrían que estaba viva y, si seguía el mismo ritmo de vida, era lo que le esperaba. Era lo último que quería. Holmes la quería viva, aunque no tenía muy claras las razones aún. No había nada claro en su cabeza en lo relacionado a Irene Adler.

Su mano extendida obtuvo luego el foco de sus ojos claros, el sonido proveniente de la calle fue lo único que se pudo escuchar durante los eternos segundos que tardó el detective en contestarle. — No necesito dormir en estos momentos. — Holmes había aprendido a comprender a su cuerpo y sabía que cuando estaba en mitad de algo importante, no era capaz de descansar. Su insomnio era algo común en personas como él, que vivían una vida cargada de momentos llenos de adrenalina. Era como aquel soldado incapaz de volver a una vida rutinaria después de vivir en las trincheras. Justo lo que John había padecido al volver a Londres. Y, a pesar de que se mostraba calmado en su forma de comportarse y su rostro parecía impasible, la adrenalina de haber escapado vivo de un almacén lleno de terroristas armados con AK-47 mínimo, seguía corriendo por sus venas.

— No puedo prometer lo mismo. —
Soltó de repente, sus ojos subiendo muy lentamente por su cuerpo hasta encontrarse con los de ella. En las facciones de su cara no podía leerse nada, era su mirada la que expresaba todo y más. Un reto. Un juego. Algo en lo que entretenerse era lo que en esos momentos necesitaba el detective ¿No era ella una experta en proporcionar aquello?
W/ The Woman | Noche | Piso franco en Karachi
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1343

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Hellcat el Sáb 14 Ene - 18:24

1. I bet he saved her.
Y muy probablemente ella tampoco podría dormir. Alerta, aún con la muerte tras los talones. Irene solo aspiraba a dejar que sus músculos se relajasen sobre un colchón, que puestos a decir, no sería tan firme y cómodo como el de su hogar en Londres, o los hoteles que solía frecuentar. Una hora o dos en las que reposar antes de volver a la carrera por la supervivencia.

Adler movió los dedos de la mano extendida invitándolo a tomarla y se detuvo, tan solo unos segundos, sorprendida por aquel arrebato. No es como si fuese la primera vez que Sherlock seguía, de forma más fría y distante, alguna de sus insinuaciones, pero siempre le sorprendía que cayese en el juego. Casi como si pretendiese mantener viva algún tipo de llama, las brasas al rojo vivo para que el calor no se erradicase entre ellos.

Alguien parece empeñado hoy en tener mi atención —Comentó enarcando una ceja. Fina y oscura, elegante a pesar de la carencia de maquillaje acentuando su mirada o coloreando sus labios del color de la sangre. No había tiempo para llamar la atención, no podía permitírselo aunque, a la larga, volvería a caer en aquella trampa de nuevo. Sherlock debía ser muy iluso si pensaba que se mantendría alejada ¿Haciendo qué? Vivir de su dinero jamás la había atraído, no entonces y menos ahora. Se aburriría hasta morir en soledad, prefería mil veces ser decapitada que someterse a vivir el resto de su vida de brazos cruzados. No.

Por tentador que sea, no me obligues a atarte a la cama —Esta vez movió la mano con más autoridad, no fue una sugerencia— Come on, posh-boy! —Lo incitó sin moverse— No duermas, pero al menos túmbate. Puede que tu cerebro no necesite un descanso pero tu cuerpo sí, sobre todo tu hombro —Una explicación perfectamente lógica era la mejor manera de discutir con Sherlock, con indirectas no se lo llevaría a la cama.
Con Sherlock | Noche | Piso franco en Karachi



Thanks Classic Oswald<3
OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
5821

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Sáb 14 Ene - 19:16

1. I bet he saved her.
Unos segundos fue lo que duró el brillo de aquella promesa que ni él mismo llegaba a comprender en su mirada, el tiempo que ella tardó en responderle. Promesa que fue sustituida por una ligera sensación de molestia. Estar molesto con Adler era algo que conocía, era un sentimiento seguro y que podía controlar completamente. — Te he salvado la vida, es lo mínimo que puedo exigir. — Respondió con sequedad. No se le pasó por alto que había ignorado completamente su corrección anterior, que no le había confirmado que iba a dejar atrás el mundo donde antes había estado metida. Lo que le hizo llegar a la conclusión de que tendría que vigilarla más de cerca, tal vez incluso asignar a alguno de sus 'agentes' a que la siguiese allá donde iba. Por mera seguridad de que no la fuesen a matar a la mínima que se atreviese a asomar la cabeza. Realmente dudaba que fuese tan estúpida, tenía en alta estima su cerebro pero ¿quién podía fiarse de alguien como ella? La arrogancia podía ser un muy mal enemigo. Lo sabía por experiencia.

Se abstuvo de comentar nada a cerca de aquella inclinación que tenía por atar a la gente, una inclinación que le daba curiosidad por experimentar, como un mero ejercicio científico nada más, pero que prefería ignorar por el momento. En cierta manera tenía razón, su cuerpo estaba cansado muy a pesar de que su cerebro estuviese dando botes contra su cráneo. Era un gasto de adrenalina pero ¿qué más podía hacer? — Está bien. — Gruñó enfurruñado como cualquier adolescente al que le habían negado salir hasta pasada la medianoche. Tomó el móvil con una mano y la otra la deslizó por la palma extendida que Irene llevaba ofreciéndole un rato.

Ambos, en silencio y de la mano, entraron en el austero dormitorio donde al menos había sábanas limpias y una manta que tal vez necesitarían si la temperatura de la ciudad seguía descenciendo. No era nada comparado con el clima de Londres en aquellos momentos, dieciséis grados de mínima era primavera en Reino Unido, pero ella estaba escasamente vestida y él aún sentía su cuerpo cubierto de sudor en algunos lugares. Pensar en aquellas banalidades le ahorraba de darse cuenta que estaba a punto de compartir cama, en el más inocente sentido de la expresión, con La Mujer.
W/ The Woman | Noche | Piso franco en Karachi
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1343

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 17. 1, 2, 3 ... 9 ... 17  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.