Últimos temas
» Can’t Finish What You Started.
Hoy a las 8:06 por Inmortal Blue

» Trust your heart
Hoy a las 7:49 por Sassdonyx

» Veritatem dies aperit
Hoy a las 4:31 por Incaendium

» Etherial's Dreams
Ayer a las 23:42 por jibriel

» Lost souls in revelry
Ayer a las 23:20 por Nyadeh

» ~ La joven y el señor vagabundo.
Ayer a las 23:13 por Sheena

» 03. Dangerous woman
Ayer a las 20:49 por Nightingale

» Pizza Potluck
Ayer a las 18:46 por Aversiteespabilas

» ~We do it for her~
Ayer a las 16:44 por Aversiteespabilas

» Death is equal
Ayer a las 14:14 por Nightingale

» ♦ Out of the woods
Ayer a las 14:10 por Nightingale

» Dark arrow
Ayer a las 5:20 por Bastet

» Lethal desires
Ayer a las 3:24 por Uko

» ~ You could be loved again
Ayer a las 1:34 por SapphireDragon

» Dos detectives en apuros
Mar 12 Dic - 23:45 por Sagittarius

Créditos...
La idea y fundación de Skipping Stone es de la antigua usuaria y administradora Aqua. Diseño de gráficos y redacción de normas, guías, etc, corre por parte del Staff. El skin, el tablón de anuncios, los perfiles y el tablón de afiliados han sido diseñados y cedidos al foro por Oswald. Las imágenes no nos pertenecen, han sido recolectadas en Deviantart en especial de faestock, So-ghislaine (dados) y webvilla (medallas), moon0727 (png Sherlock Holmes), andie-mikaelson (png Raven Reyes), Tube danimage (png Lagertha) y el tumblr fandomtransparents (png Sansa Stark). Damos también un agradecimiento en especial a los foros de recursos Glintz y Serendepity cuyos tutoriales han ayudado a crear las tablillas.
DIRECTORIOS
The X project
function selectCode(e) { var doc = document , text = $(e).closest("dl").find(".cont_code,code").get(0) , range, selection ; if (doc.body.createTextRange) { range = document.body.createTextRange(); range.moveToElementText(text); range.select(); } else if (window.getSelection) { selection = window.getSelection(); range = document.createRange(); range.selectNodeContents(text); selection.removeAllRanges(); selection.addRange(range); } }; $(function(){$("dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd.code, dl.codebox:not(.spoiler,.hidecode) > dd > code").closest("dl").find('dt').append('Seleccionar')});

❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Página 11 de 19. Precedente  1 ... 7 ... 10, 11, 12 ... 15 ... 19  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Jue 12 Ene - 20:21

Recuerdo del primer mensaje :

"She is dead. Oh. I bet she isn't dead. I bet he saved her"

Sherlock ciertamente la salvó. Un viaje a Karachi. Arriesgando su vida por una mujer. Mala idea pero ¿Cuándo había tenido él alguna buena idea relacionada con La Mujer? Irene Adler es todo lo que Sherlock Holmes no debería desear y que, sin embargo, desea. Ella lo sabe. Él lo sabe. Y durante mucho tiempo trata de ignorar aquel sonido que siempre le recuerda a ella.

“People text. Even I text. Her, I mean. Woman. Bad idea. Try not to, but you know, sometimes..”

Sometimes... A veces, cae en la tentación. La primera vez aquel fin de año. La segunda no estando en sus cabales. Las demás, no tienen justificación. Los mensajes de ella son más continuos. Aquel aviso de SMS que le molesta y agrada a partes iguales. Y que siempre terminan con una invitación ignorada.

"Let's have dinner"
"I'm not hungry."
"Good."

1x1 — Crackship — Sherlock BBC — Adlock/+18
Sherlock H.
Benedict C. | Mrs. Scotty
Irene A.
Lara Pulver | Hellcat

CRONOLOGÍA
1. I Bet He Saved Her | Karachi | +18
2. Even I Text | Varios lugares
3. Breath me Back to Life | Montenegro | +18
4. To touch, to move, to inspire | Atenas
5. Beaten | Bielorrusia
6. People text | Varios lugares.
7. Save the last dance for me | Londres


Última edición por Mrs. Scotty el Sáb 28 Oct - 19:23, editado 12 veces
AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1420

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Jue 16 Mar - 21:31

— Breathe me —
back to life

Almacenó para más tarde la idea de que aquella persona que iban a ver no era su cliente sino todo lo contrario. En un inicio tenía que refrescarse, rostro y cuello con agua fría a falta de tiempo para una muy merecida ducha. El rostro que lo recibió en el espejo llevaba pintado claramente los signos de lo que había estado a punto de pasar en la cocina o lo que podía haber pasado de haber accedido a ir al sofá con ella. Al menos sabía que no había mucho que pudiese hacer y que si aún quedaba algo que lo delatase no estaría mal visto. Se suponía que eran marido y mujer ¿no?

Estaba poniéndose bien la camisa y reajustándose los pantalones, cuando la escuchó llegar y trastear en el interior del dormitorio. Prefirió no salir, dándole privacidad y espacio, aunque más bien era él quien lo necesitaba. Después de haber vuelto a explotar y a perder el control, no le apetecía verla cambiarse de ropa. Aún no estaba del todo en sus cabales y había llegado a un punto en el que no se fiaba de sí mismo.

Su idea, por supuesto, no era compartida por La Mujer que no contenta con el espectáculo que le había dado en la cocina, se le presentó con aquel vestido y la espalda completamente desnuda. — ¿Siempre tienes a alguien que te suba los vestidos? — Preguntó con cierta acidez en su tono de voz. Pero, a pesar de la queja, le subió la cremallera. Sus dedos acariciando su piel sin poder evitarlo.

Sherlock, tentado nuevamente por aquel tipo diferente de droga en el que se había convertido Irene Adler, se forzó a apartarse de ella y volver al interior de la habitación donde se puso los zapatos y se colocó la chaqueta. — ¿Lista? — Alzó la mirada hacia ella, apreciando por primera vez aquel nuevo conjunto. Estaba hermosa ¿Pero cuándo no lo estaba?
Montenegro | Tarde.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1420

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Hellcat el Jue 16 Mar - 22:01

— Breathe me —
back to life

Sintió los dedos del detective corriendo de nuevo por su espalda, más tímidos, más delatores de lo que ambos habían tratado de suprimir.— Gracias, y sí siempre encuentro a alguien —Musitó por encima de su hombro. No dilató demasiado el tiempo a su lado. El espejo de su tocador la reclamaba con fuerza. Se giró y se observó desde distintos ángulos, arrogante en un punto que Sherlock jamás había visto de ella. Sobre tacones, la elegancia clásica que la caracterizaba. Era, de nuevo, la Irene Adler que él había conocido. Con más tela sobre su piel, pero la misma. El aspecto más hogareño, más accesible completamente desaparecido bajos sus rojos labios.

Dame un minuto, my dear —De Nuevo el acento Americano, marcado y extraño en sus labios. Sonaba menos a ella, más otra mujer. Había adoptado el acento inglés como parte de ella, de hecho le agradaba la sutileza británica. Terminó de colocarse dos hermosas perlas por pendientes y se colocó los guantes que había dejado sobre la cama, así como la chaqueta a juego con el resto de complementos. El bolso colgado de su brazo y una expresión que hablaba por si sola: Adórame o arrodíllate.

Confiada, arrogante. La reina subida en su trono.

¿Seguro que puedes con esto? —Pregunta de rigor antes de abandonar su habitación en pos de bajar las escaleras. Los tacones, al fin, resonando sobre la madera de toda la casa con cada paso de La Mujer. Irene Norton distaba muy poco de Irene Adler, si bien su profesión había quedado en el olvido. Mujer de negocios, no todos correctos, que necesitaba un nuevo pasaporte. No para ella, para un amigo y, probablemente, Sherlock también necesitaría uno. Si estaba lo suficiente despierto para coger el tren antes de que abandonase esa estación.

Por supuesto el detective tendría que pagar, Irene había pagado de otra forma muy diferente. Lucrativa solo para ella a decir verdad.
Montenegro | Mediodía.







OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
6247

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Vie 17 Mar - 13:20

— Breathe me —
back to life

Holmes no comentó nada en el hecho de que siempre tuviese a alguien que le subiese los trajes, un hecho que le parecía imposible dada la carencia de una asistente en aquella casa como la que había tenido en la de Londres. También imaginaba que se refería a algo más que asistentes, clientes tal vez, una idea que prefería ignorar. No por celosía, el detective no era precisamente alguien celoso, sino por aquella misma emoción de rabia que había sentido en la cocina al enterarse que seguía en los mismos negocios. Quería dejar la fiesta en paz, por mucho que siguiese molestándole la idea de que pusiese su vida en peligro por una vida llena de lujos. Absurdo.

Una simple ceja alzada fue su respuesta a aquel cambio de acento, mirada aburrida que se tornó en algo diferente al ver como se transformaba frente a él en aquella mujer que había puesto a todo un imperio a sus pies de no haber sido porque lo había conocido. Poderosa, arrogante, capaz de mucho más que cualquier otro hombre con más dinero y posición en el mundo. Sherlock se encontró a si mismo sonriendo orgulloso, como aquel padre que mira a su hijo graduarse con honores.

¿Hablas de ti misma o de pretender ser tu marido? — Poder con ella había podido en su momento, en el despacho de su hermano en el que le había quitado el suelo bajo los pies y la había dejado caer en el abismo. Ahora mismo dudaba que pudiese volver a hacerlo. Poder con el teatro de ser su marido, era una tarea que consideraba fácil. O al menos eso pensaba él.

Caminó a su lado, disfrutando del sol en su piel después de tanto tiempo encerrado, disfrutando del aire tranquilo de aquel barrio, tan diferente a Londres y a los lugares donde se había estado instalando desde su muerte. Quitando el hecho de la puñalada que aún dolía en su costado, aquello parecían unas vacaciones.
Montenegro | Tarde.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1420

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Hellcat el Vie 17 Mar - 13:48

— Breathe me —
back to life

Hablaba de tu herida, pero ya que lo dices de eso también —Respondió pintando una sonrisa en cuanto pisaron la calle. El sol brillaba y la temperatura invitaba a pasear, fresca pero agradable. De forma natural el brazo de Irene terminó envolviendo el del detective como cualquier pareja elegante que se preciase. A pesar de los adoquines los tacones no se tambalearon ni una sola vez. Pasos cortos, trataba de no forzar la herida que sabía que su marido portaba consigo. Aquello era un riesgo hasta cierto punto. Un acierto elegir la camisa morada, no solo por lo bien que le sentaba aquel color, si no porque sobre oscuro una mancha de sangre se notaría menos.

Tal como Irene prometió la cafetería tan solo estaba a dos calles. Una terraza que daba al mar, vistas pacíficas además de envidiables. Un nombre francés rezaba sobre la puerta y era evidente que no era el tipo de lugar que todos podían permitirse, Irene sí por supuesto.

La Mujer identificó en seguida a su cita. Un hombre bajito, sin pelo en la cabeza y una espesa barba oscura. Portaba gafas de sol y, a juzgar por sus movimientos, trataba de avistarla antes de que llegase a la mesa. Lástima que Irene siempre fuese la más observadora. Se detuvo, casi en seco, y río de forma musical. A ojos de cualquiera acababa de oír algo divertido, algo que había hecho su corazón saltar del pecho a juzgar por su siguiente movimiento. Alzó el brazo libre, acarició la mejilla del detective y lo guió hasta sus labios. Un beso corto, íntimo y afectuoso. Muestra típica en una pareja, elegante. Irene ni siquiera comprometió la integridad de su pintalabios, solo la integridad de Sherlock Holmes y su capacidad para pensar.

Calvo y con gafas de sol Godfrey, probablemente con los ojos fijos en nosotros —Mencionó con aquella sonrisa tierna y los ojos cargados de amor. Realmente era una buena actriz, y realmente le estaba dando una última oportunidad para dejarlo. Irene podía inventar una excusa para su ausencia, un simple mi marido solo me acompañaba.
Montenegro | Mediodía.


[/quote]





OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
6247

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Vie 17 Mar - 14:22

— Breathe me —
back to life

Oh si, su herida. Los calmantes solían tener el dolor bajo control, estaba ahí siempre presente, sobretodo si hacía algún movimiento brusco o cuando se sentaba y se levantaba, pero era soportable. Había entrenado a su cuerpo para que no se quejase de nada hasta que no fuese absolutamente necesario, así que la continua quemazón en su costado era fácilmente ignorada. — Puedo con todo. — Acabó por pronunciar con la arrogancia acostumbrada en él. Ella misma lo había dicho, se consideraba un héroe, un dios incluso, y como tal podía con eso y más.

El camino hacia la cafetería fue en efecto corto y le sirvió para acostumbrarse al nuevo papel de marido. Llevarla del brazo fue raro en un inicio, para un hombre tan poco acostumbrado a los demostramientos físicos el contacto continuado siempre era confuso e incómodo, pero logró acostumbrarse y relajarse conforme avanzaban. Para cuando llegaron al lugar de la cita, caro y ostentoso, no había rastro de Sherlock Holmes en su postura, sino del adinerado marido de Irene Norton.

El detective identificó sin necesidad alguna de que La Mujer se lo describiese al sujeto en cuestión con el que se habían citado. Fue a comentarlo, a decir algo, pero cualquier idea quedó en el olvido por sus labios. Sherlock se la quedó mirando por unos segundos, un parpadeo, otro y una sonrisa amorosa en su rostro sustituyó todo rastro de sorpresa. — Lo he visto, cariño. — Esta vez fue él quien tuvo la iniciativa de subir su mano por el brazo de ella y dejar un nuevo beso corto en sus labios. — ¿A qué esperamos? — Preguntó con toda su aparente atención en ella, cuando en realidad estaba más pendiente del hombre de la mesa que de cualquier otra cosa.
Montenegro | Tarde.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1420

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Hellcat el Lun 20 Mar - 3:09

— Breathe me —
back to life

Aquel apelativo cariñoso sonó extraño en sus labios, como si entonase el nombre de otra mujer. Aun así Irene mantuvo la sonrisa y la compostura, el juego privado que su pequeña tapadera les había proporcionado. Debía jugar con cuidado, sólo tensar la cuerda y nunca romperla. Por suerte para ambos era experta en cuerdas y nudos.

Un último beso, el deseo contenido completamente real al encontrarse sus labios. Como siempre había mantenido, todo disfraz tenía parte de reflejo y realidad. Sus besos eran naturales, así como la atracción magnética que, en ocasiones, era casi palpable.

Te daba una última oportunidad de retirarte –Respondió sin más. Reanudado el trayecto de la mano, pronto su presa los avistó y no tardó en ponerse en pie— Irene, siempre es un placer verla. Está preciosa. –Mencionó dejando un beso sobre su mano enguantada.— Placer, desde luego Paul –Respondió Irene con ese toque coqueto. El caballero le mantuvo la mirada, segundos antes de fijarse en su inesperado invitado con una mirada inquieta.– Mi marido, Godfrey Norton —Los presentó la mujer.

Paul los miró alternativamente antes de tenderle una mano a Sherlock.– Siempre es un placer conocer a quién ha logrado cazar a Irene –La aludida puso los ojos en blanco inmediatamente– Cuidado Paul, sabes que no soy la presa –Advirtió con toda su arrogancia— Lo sé querida, por eso le compadezco –Complacida Irene le dedicó una nueva sonrisa y permitió que le retirase la silla para tomar asiento. Ni una sola vez su mirada volvió a Sherlock. No lo ignoraba, solo hacia sentir a Paul más especial.
Montenegro; Cafetería | Tarde







OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
6247

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Lun 20 Mar - 10:17

— Breathe me —
back to life

Holmes alzó una ceja al escucharla, muy a pesar de que aquel tercer beso -porque sí, los estaba contando- lo disfrutó, no fue suficiente para quitarle el ligero tinte de indignación que le dejaron sus palabras. Le molestaba que lo tomase como un cualquiera, como si ella fuese la única capaz de aceptar nuevos retos. Era justo que, al igual que él le había dejado degustar un poco de su mundo en su primer encuentro al resolver el caso del boomerang, ahora confiase en que él haría igual de bien su trabajo. No comentó nada al respecto, prefiriendo centrarse en el teatro de la pareja casada y no en su extrema necesidad de que lo considerase alguien superior a aquellos con los que estaba acostumbrada a rodearse.

El intercambio de saludos entre Paul y La Mujer, fue tan predecible como lo había imaginado. No le sorprendió el toque coqueto que ella usaba con cualquiera por regla general ni tampoco los ojos de fascinación con los que la miraba el tal Paul. Tampoco le asombró ser el recipiente de la mirada de aquel que esperaba pasar una bonita tarde con una mujer preciosa, a solas, y que ahora parecía haberse fastidiado. Otro se habría sentido incómodo ante la mirada inquisidora, Sherlock se limitó a sonreír de forma amable y a mostrarse como el hombre abierto y confiado que realmente no era. — Encantado. — Estrechó la mano del hombre y rió libremente al escucharlo. — Créame merece la pena ser la presa de una mujer como ella. — Respondió lanzándole una mirada de absoluta adoración a su falsa esposa que, de no ser porque ella sabía que estaba actuando, al detective le habría preocupado ¿No era ella la que decía que los disfraces solo eran un reflejo de la realidad?

Tomó asiento después del otro hombre, justo al lado de Adler y con la silla levemente ladeada hacia ésta en un gesto claro pero sutil de que ambos estaban juntos. Y, sin más, esperó pacientemente a que se iniciasen los negocios. Aunque la paciencia la llevaba por fuera, por dentro Holmes ya tenía un par de teorías a cerca de aquel hombre que acababa de conocer, su cerebro estaba deseando que abriese más la boca para confirmar sus sospechas. Demasiado inquieto, demasiado fuera de su terreno.
Montenegro | Tarde.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1420

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Hellcat el Mar 21 Mar - 0:59

— Breathe me —
back to life

El sol de la tarde parecía resplandecer sobre la piel de Irene y regodearse en el azabache de su cabello. Sus labios rojos mantenían promesas creadas en la ilusión, jamás iba a pasar. No para Paul al menos, otra cosa muy diferente fue la mirada que le dedicó al detective al oírlo. Una fina ceja enarcada y la punta de su lengua rozando el borde de sus dientes superiores. Definitivamente podía comérselo como la presa que era, por mucho que él insistiese en resistirse a ella. Absorbía por su propio mundo era un poco más agresiva, un poco más evidente, hasta el punto que Paul tuvo que carraspear tratando de recuperar la atención de La Mujer. Hombres y sus increíbles egos, alianza en mano y aún así Paul ponía sus mayores intentos en encandilar a Irene.

Eso es todo un cumplido, querido —Mencionó apretando levemente su muslo bajo la mesa. Moverse con familiaridad alrededor de Sherlock cada vez se le hacía más sencillo. Para ella era más que una mera actuación, era lo que en parte quería. Sin duda sus disfraces representaban muy bien la realidad, su realidad. Aquella que querían esconder a plena vista y cada vez se le hacía más complicado. Tan evidentes que caían por su propio peso, la carga de sus emociones y humanidad.— Por un momento Paul, pensé que no vendrías. —Comentó mucho más afilada. Las dudas habían surgido un par de veces, no había sido tan estúpido.

¿Y rechazar un café contigo? Sabes que no podría permitirlo, además hay algo que me pediste y tus deseos siempre son ordenes —Respondió el hombre dándose unos golpecitos en el pecho. Irene supuso que en el interior portaría los pasaportes falsificados que le había pedido. Un regalo para Marko y su esposa a cambio de los servicios que le estaban prestando en Montenegro. Nada le costaba a Irene lograr que Paul trabajase para ella, no después de descubrir dos de sus falsificaciones en la colección privada de un conocido mafioso italiano, casualmente amigo de Adler. Una palabra desenmascarándolo y Paul sería hombre muerto, ambos lo sabían.

Irene estaba a punto de añadir algo más cuando una joven camarera se acercó con una gran sonrisa para tomarles nota. Paul se limitó a pedir un escueto café con leche mientras Irene pidió un capuccino con canela en lugar de cacao sobre la espuma de la leche.
Montenegro; Cafetería | Tarde







OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
6247

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Miér 22 Mar - 13:04

— Breathe me —
back to life

Las miradas de ambos se cruzaron y el mundo pareció difuminarse a su alrededor. Lo que en un inicio había sido una mirada de falsa adoración, se transformó en absoluto fuego, la sonrisa falsa se tornó sincera, levemente orgullosa y arrogante. Satisfecho de haberle robado la atención al otro hombre con tan solo una frase. El carraspeo logró hacer que el mundo volviese a enfocarse, que el ruido ambiental y la charla incesante de la gente a su alrededor retomase un sonido normal y no acolchado. Sin embargo, la atención del detective siguió en la de La Mujer. — Lo sé. — Se limitó a contestar, su tono cargado de aquella misma arrogancia que sus ojos portaban. Tan solo apartó la mirada de ella cuando sintió aquel apretón y sus ojos se posaron de vuelta en el otro hombre. Rostro amable y contento.

Holmes se mantuvo atento a cada gesto y cada palabra que ambos delincuentes, porque tenía muy claro que Paul también lo era, se intercambiaron. Había algo en su bolsillo que ella le había pedido, nada de dinero y nada de joyas, pero aún no llegaba a saber qué era. La única forma de saberlo, era ser partícipe de aquella charla a esperas de que a Adler no le importase. Si quería un hombre callado, lo mejor habría sido no traerlo.

La camarera interrumpió su intento de pensar en algo acorde que decir que no se saliese de tono. Su orden no fue tan escueta como la de Paul ni tan elaborada como la de su ‘esposa’, pero ahí estuvo. Un café irlandés para él, con un chorro largo de Hudson Baby Bourbon, considerado el mejor bourbon de America. La muchacha no dijo nada, así que supuso que lo tenían en stock, mejor para él.

Paul, mi esposa y yo hemos estado pensando en pedirte otro favor si no es mucha molestia. — Propuso nada más marcharse la camarera, tomando la mano de Irene sobre la mesa en un intento de afianzar sus palabras. — Está vez es a título más personal… No para ella sino para mí. — Le lanzó una mirada de soslayo a la dominatrix y volvió a sonreírle al otro hombre, expectante, usando aquel rostro inocente que tan bien le quedaba.
Montenegro | Tarde.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1420

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Hellcat el Miér 22 Mar - 13:42

— Breathe me —
back to life

Irene no hizo comentario alguno sobre el café, ni siquiera permitió que sus facciones cambiasen pero, eso, no quitaba que Sherlock no iba a llegar a tocar aquel café. Si pretendía probar sus límites en público, bueno a eso podían jugar los dos. La Mujer no tenía problema en librar su propia batalla privada frente a Paul, hasta le parecía divertido. Confiada, arrogante. Nada de lo que hicieran pensó que sería evidente para el hombre que los acompañaba, incluso si había rencillas entre ellos ¿Qué matrimonio no las tenía?

Una privacidad, una forma de complementarse y hablar con una sola mirada que, sin duda, era fruto de la confianza y los años de matrimonio. O de ellos, menos años y menos confianza, pero se conocían. Dentro de sus retorcidos cerebros había naturalidad, extraño pero cierto.

Sus dedos se entrelazaron con los del detective, jugando unos segundos antes de quedarse quita y sus ojos no se movieron de Paul. Le gustaba demasiado ver a Sherlock entrar al juego, se preguntó si sabía qué estaba pidiendo o solo confiaba en salir a flote dando palos de ciego. Paul entornó la mirada unos segundos sobre él y, seguidamente, volvió a Irene con el ceño ligeramente fruncido. Una pregunta en sus ojos y los músculos, delatores, de su mandíbula tensándose levemente.

Trabajo no remunerado, no de forma convencional. Eso implicaba la petición de su marido, claro que solo eran conscientes de ello Paul y la propia Irene.— Algo me decía que no me libraría tan fácilmente —Repuso el caballero menos cortés y alegre.— No es mi culpa que te temblase el pulso en algunas pinceladas, aunque podría haberlo sido —Innuendo descarado frente a los ojos de su supuesto marido que hizo a Paul dudar. Sus dedos se agitaron sobre el borde de la mesa y asintió.— Ya sabes lo que necesito ¿Conseguiré esta vez una foto tuya? —Irene sonrió. El descaro era casi insultante, de parte de los dos a decir verdad.— Quizás, si te portas bien Paul —Sus dedos se apretaron sobre la mano de Sherlock, un toque apaciguador.

Tiene mucha suerte señor Norton, no todos los días se encuentran mujeres como la suya. A pesar de los riesgos, creo que le envidio. —Nada como Paul para alimentar el ego de La Mujer.
Montenegro; Cafetería | Tarde







OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
6247

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Jue 23 Mar - 13:17

— Breathe me —
back to life

Holmes no era un iluso. Era muy consciente de que su petición iba a molestar a La Mujer, que parecía empeñada en no dejarle comportarse como el idiota rebelde que pretendía ser en todo momento. En eso se parecía a Mycroft, muy a su pesar, y no a él pero lo que Sherlock no sabía era que justo aquello era lo que le gustaba de Irene. La capacidad de ser tan igual que él pero sin llegar a serlo, complementándolo, ayudándolo cuando su incesante necesidad de rebelarse se volvía en su contra.

Disfrutando en secreto de sus dedos entrelazados, el detective no estaba muy seguro si estaba gozando más de eso o de ver la expresión calmada del criminal cambiando con aquel turno inesperado en la conversación. Sospecha y molestia eran las principales emociones que fue capaz de detectar en aquellos pequeños rasgos de su rostro, irritación en su tono de voz que no logró enmascarar la falsa cortesía.

De nuevo, el intercambio entre Irene y Paul fue de bastante interés para Sherlock. Como en un inicio había pensado, la palabra ‘pinceladas’ le confirmó su teoría de que Paul era un falsificador de cuadros, lo que explicaba la pequeña mota de pintura en la yema de uno de sus dedos. Lo que no explicaba era la marca de tinta, más oscura y más delineada, lo que le había llevado a pensar que Paul no solo falsificaba pinturas sino también documentos. — Solo si la foto la tomo yo. — Respondió desviando su mirada a Adler con ojos cargados de adoración pero de una posesividad que se pudo notar en la inclinación de su cuerpo hacia ella. De haber estado de pie la habría acercado a él en un intento primitivo de proclamarla como suya frente a otro macho. Como Godfrey se quería mostrar abierto a los negocios de su esposa pero ligeramente celoso, una postura razonable.

La camarera llegó en ese momento, dejando los pedidos frente a cada comensal e indicando que la llamasen si necesitaban algo más antes de marcharse de vuelta al interior. — Soy muy consciente, Paul. Y créame cuando le digo, que una vida sin riesgos no es una vida. — Le dijo al hombre con tono calmado y sonrisa amable. Sherlock era horrible socializando, pero no tanto cuando lo fingía.
Montenegro | Tarde.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1420

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Hellcat el Sáb 25 Mar - 23:25

— Breathe me —
back to life

Solo había que mirar la sonrisa, cada vez más amplia, de La Mujer para saber como de complacida estaba con la conversación de ambos hombres. Desde el principio sabía que aquella cita sería divertida, solo por el hecho de que Sherlock fingiese ser su marido, pero estaba superando todas sus expectativas por mucho. Incluso cuando sus labios se mantenían cerrados la conversación seguía girando en torno a ella ¿Qué más podía pedir?

No podría estar más de acuerdo con usted señor Norton —Respondió Paul apenas quitándole la vista de encima a Irene unos segundos. Lo suficiente para dedicarle una mirada meramente cordial a Sherlock y, seguidamente, desviar su atención hacia la joven que eficientemente volvía con los cafés. Cada cual delante de su comensal, excepto que Irene no estaba dispuesta a dejar un café irlandés delante de su detective favorito.

De forma casual estiró la mano y tomó su café, en lugar del propio, le dio y un sorbo y se relamió los labios. Despacio, un movimiento completamente medido para casi hacer atragantarse a Paul con su propio café.— Oh cariño, ya sabes lo caprichosa que soy —Comenzó girándose hacia Sherlock con la mejor de sus sonrisas bailando en sus labios. Bajo la mesa arrastró las uñas por su muslo, no quería saber dónde terminar esa mano si se le ocurría resistirse demasiado.— Y creo que he cambiado de idea respecto al capuccino ¿verdad que me lo cambias? —Pidió batiendo sus pestañas.

La taza aún en su otra mano. Recurriría a dejarla caer torpemente si Sherlock decidía que era el mejor momento para echarle un pulso.— Por experiencia señor Norton, le diría que jamás le niegue un capricho a su mujer —Intervino el falsificador como espectador de la escena completamente privada. Podía jurar que en el momento que los ojos claros de Irene se habían posado en Sherlock, por completo de nuevo, nada más importaba en aquella soleada terraza.
Montenegro; Cafetería | Tarde







OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
6247

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Mar 28 Mar - 0:05

— Breathe me —
back to life

Holmes había imaginado la posibilidad de que La Mujer supiese apañárselas para evitar que probase trago alguno del café que había pedido. En su defensa, lo había pedido solo por incordiar, ni siquiera le gustaba el café -dado que prefería el té como buen niñito inglés- y mucho menos el whisky o cualquier otro alcohol. Siempre había preferido las drogas en su versión más dura e ilegal, rebelde hasta ese punto. Estaba seguro que su hermano habría estado más contento si tan solo se hubiese aficionado a la nicotina y al alcohol, pero no sería Sherlock Holmes si no se hubiese tirado de cabeza a la piscina en el mundo de las drogas.

No pudo ni oler el café, antes de poder incluso echarle azúcar, ya lo tenía en la boca de su supuesta mujer. Su mirada se desvió hacia ella y no pudo evitar sonreír de lado, nada molesto con aquel gesto tan esperado. Le gustaba su capacidad de improvisación, cómo resolvía conflictos con aquella naturalidad. — Soy muy consciente de tus capri-... chos. — Su voz había vacilado, perdiendo toda intensidad y convirtiéndose en un jadeo seco en cuanto sintió sus uñas clavándose en su pierna, amenazante, peligrosa. — Por supuesto, cariño. — Dijo con una sonrisa que no se esforzó en que pareciese menos forzada, lo era y se suponía que debía actuar como un marido al que se le había reprendido. Pura y absoluta realidad.

La voz del otro hombre lo desconcertó un poco y a punto estuvo de decirle que dejase de hablar y se marchase de una vez. Pero Godfrey era un hombre amable y cordial, no un maldito sociópata como él. Así que rió como su hubiese contado una buena broma y se relajó en su silla, tomando la taza de Adler y dándole un corto trago. — Hay veces que negarle ciertas cosas tiene su recompensa. Pero este es un lugar público y preferiría no ser detenido por escándalo. — Bromeó con la arrogancia en el tono de voz de aquel que sabía quién era su esposa y lo que hacía. Godfrey Norton no era estúpido, sabía los beneficios de tener a Irene Norton como esposa, así como las consecuencias.
Montenegro | Tarde.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1420

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Hellcat el Mar 28 Mar - 22:36

— Breathe me —
back to life

La vacilación esperada. Quizás invisible para ojos menos atentos, menos acostumbrados al frío hielo que suponía Sherlock Holmes. Se derretía bajo el calor indicado, agua humedeciendo los dedos de La Mujer. Jugar y repetir. Poder, diferente al habitual. Sin esposas o ataduras, pero el dolor y la gloria seguían tejiendo su relación. La ausencia, los latigazos certeros sobre sus orgullos. No eran directamente sus dedos los que se marcaban a fuego sobre la piel pálida del detective, era su imprenta al completo. Encarnizada, encendida en el fondo de sus retinas. Desnuda o vestida, Irene se aseguraba que no la olvidase.  Que la necesitase como más que un misterio, y no necesitaba esposarlo para ello. Podría, pero sería tan superficial. La portada de una mala novela erótica.

Gracias —Respondió con un brillo casi inocente en su voz. Se alzo de su asiento, lo justo para dejar un beso sobre su mejilla. Alejada, camuflada. La vista de Paul distraída con el simple gesto cariñoso, ajeno de la voz de la víbora en el oído del detective.— Me gustas tan complaciente —Murmuró retirándose con aquella sonrisa que hacía promesas para más tarde. Realidad, no tenía que fingir que, de vez en cuando, el fuego de su mirada no devoraba a su presa como una leona a la gacela.

De vuelta al mundo en el que jugaban, a su particular tablero, Irene volvió a dar un sorbo a su café. Cargado, no lo que hubiese elegido por propia voluntad. Mantuvo la mano sobre la pierna de Sherlock, más arriba de lo que dictaba la decencia pero sin caer en la indecencia. El margen, la laguna legal que una esposa podía permitirse. Aún más una como ella.

Oh, vamos Godfrey no seas exagerado. Puedo ser todo lo traviesa que quieras y ni Paul se enteraría. —El aludido se atragantó con su propio café. Una escena de la que no podría sentirse orgulloso. Café corriendo por su mentón mientras trataba de serenarse y limpiarse con una servilleta apurado.— Tranquilo Paul, aún no he decidido portarme mal —Añadió solo por ver el efecto que producía en el falsificador.— Señora Norton, sin duda debe ser única en todo se género —Respondió al fin el hombre.
Montenegro; Cafetería | Tarde







OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
6247

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Jue 30 Mar - 17:42

— Breathe me —
back to life

De nuevo el mundo al rededor de ellos pareció difuminarse, los ruidos silenciarse y siendo ellos los únicos protagonistas de los millones de kilómetros que había en La Tierra. Su voz hizo que sus vellos se erizasen y a punto estuvo de preguntarle si se iba a conseguir un premio por actuar como un marido ejemplar. Por fortuna, se contuvo de hacerlo, más por orgullo que por decencia. Poco le importaba que aquel idiota los estuviese observando como si fuesen más interesante que uno de esos programas de la tele que al detective tanto le gustaba criticar.

De vuelta al mundo donde por desgracia existían más personas que ellos mismos, Sherlock observó complacido cómo Paul se atragantaba al escuchar las palabras de La Mujer. — Nadie duda de tu capacidad para disimular, querida. Más bien dudo de la mía. — Respondió aún con aquel aire arrogante y tan seguro de sí mismo que parecían compartir Godfrey y Holmes. Incapaz era de no pavonearse frente al otro hombre que tan claramente babeaba por una mujer que no le pertenecía.

Se inclinó un poco para dejar un beso en la sien de su esposa falsa. — Lo es y por eso me considero afortunado. — Dijo con voz pastelosa y tan azucarada que de haber estado Mycroft allí le habría dado una hiperglucemia como las que le daban de pequeño por comer tanto dulce a escondidas. — ¿Sabe? Podría pasar horas alabando a mi esposa... Pero solo quiero que me confirme una cosa antes de continuar. — Su rostro era calmado, pero sus ojos brillaban con la intriga y la diversión. No era precisamente su forma de hacer negocios, pero se lo estaba pasando bien igualmente. — ¿Acepta el trabajo extra que le he pedido? — Preguntó tras tomar un nuevo trago de aquel estúpido y complicado café que no sabía a nada más que a canela.
Montenegro | Tarde.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1420

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Hellcat el Jue 30 Mar - 18:55

— Breathe me —
back to life

Cada palabra resplandecía sobre Irene. Verdaderas o falsas estaban haciendo maravillas con su enorme ego, alimentando con ostras y caviar. Sherlock estaba creando un verdadero monstruo con el que tendría que lidiar cuando volvieran a casa, herido o no La Mujer pensaba desgastar sus labios con los del detective en el instante que cruzasen el umbral de su puerta. Una bonita compensación por portarse también. Premio para él y para ella, no podía negar las evidencias a esas alturas. Al igual que no podía negar que estaba disfrutando de ese tiempo juntos, de fingir la normalidad de una pareja que, en largas circunstancias, la aburrirían. Sin la adrenalina de una nueva aventura ambos se marchitarían lentamente.

Prometo tener las manos donde puedas verlas, cielo —Sobre su muslo, en el mismo lugar que dejó que sus dedos se prensaran ligeramente sobre la tela transmitiendo lo vacía que estaba aquella promesa. Donde pudiera velas sí, pero no había dicho que fuera a dejarlas quietas.

Una risa musical escapó de sus labios. Tan dulce, tan acaramelado. No se reía de él, más bien de la situación y todo quedó cubierto por el cariño y el afecto que parecían profesarse. Tan confiados y seguros el uno al lado del otro, no había línea que Irene temiese cruzar y, sin duda, el orgullo de Sherlock haría lo propio para no quedar demasiado expuesto.

Los ojos de Paul no los habían abandonado en ningún momento, sus dedos oscilaban entre dar breves tragos a su café y darle vueltas a su propia alianza. No es que Irene tuviese ningún dilema moral con flirtear con un hombre tan evidentemente casado. Técnicamente lo estaba haciendo delante de su propio marido, lo que debería haber dado a Paul la idea de que nada de lo que salía de sus labios iba en serio.— Por supuesto, no es como si su mujer fuese a dejarme escapar ¿verdad, querida? —Irene negó con la cabeza y dio un trago a su café. Indiferente a la condición de Paul. Sí, trabajaba a cambio de su vida para ella y no, no era culpa de Irene precisamente.— ¿Para cuándo necesitará el pasaporte señor Norton? —Añadió bajando la voz dos octavas.
Montenegro; Cafetería | Tarde







OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
6247

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Jue 30 Mar - 23:18

— Breathe me —
back to life

El detective se preguntaba cómo lo hacía. Cómo era capaz de hacer lo que nunca nadie otra mujer o persona había conseguido. Descubrirle que era humano, que no estaba por encima de los sentimientos o de las necesidades carnales. Irene lo manejaba de la misma manera que había visto sus manos deslizarse por las teclas del piano. Precisas, elegantes y expertas. Sabían lo que hacían y lo hacían mejor que nadie, capaz de derretir al gran Sherlock Holmes. — Gracias, cariño. No querría derramar mi delicioso café en un descuido. —Respondió sonriendo amablemente, pero siendo más que consciente de cómo su cuerpo había comenzado a reaccionar ante toda la escena a la que había que añadirle el roce de sus dedos sobre su pantalón. Tentadores. Conocedores de las teclas que debían presionar para conseguir la melodía exacta.

Si, me temo que mi esposa raramente deja escapar una presa. — El orgullo al hablar de Adler era evidente en su tono de voz. Orgullo de marido que era consciente de que no era el que llevaba los pantalones en la relación pero que tampoco le importaba demasiado. Holmes solo tenía a sus padres como ejemplo de un matrimonio, libres y cómodo el uno con el otro. Justo como en aquel momento se mostraban Irene y él. Relajados, confiados y ¿enamorados?

Sherlock no mostró nada en su rostro, pero el sentimiento de satisfacción al escuchar la palabra 'pasaporte' fue el mismo que experimentaba cada vez que resolvía un caso mediante deducciones. Había matado dos pájaros de un tiro. — Cuanto antes mejor, tengo ciertos negocios que prefiero solucionar más pronto que tarde. — Ya llevaba demasiado tiempo, a su parecer, sin hacer nada. Cierto era que necesitaba recuperarse pero el sedentarismo lo iba a acabar consumiendo. Aquel encuentro iba a hacer milagros pero a la larga no iba a ser suficiente. Sherlock tenía muchas virtudes, pero la paciencia no era una de ellas.
Montenegro | Tarde.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1420

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Hellcat el Vie 31 Mar - 1:08

— Breathe me —
back to life

Irene prefirió no participar del trato entre caballeros y Paul, de repente, parecía tener mucha prisa por marcharse. El café terminado casi de un trago y la vista en su reloj varias veces. Nunca le agradaba que le recordasen que Irene lo tenía, casi literalmente, en un puño. Además sabía las exigencias de La Mujer, y que no le permitiría tomarse demasiado tiempo en falsificar el nuevo pasaporte, aún menos siendo su marido. No era una mente demasiado brillante, pero hasta las más simples llegaban a esa conclusión sin mover demasiados engranajes.— Puedo tenerlo en dos o tres días —Respondió sacando, al fin, con infinita discreción el paquete de su chaqueta. Lo deslizó sobre la mesa e Irene lo guardó en su bolso.

Apenas pareció moverse, sus ojos jamás se posaron sobre el paquete y la sonrisa no se movió. No era su primera vez, y había intercambiado cosas infinitamente más peligrosas que un par de pasaportes falsos.— Tres días está bien, Paul. No te preocupes. —Respondió Irene a la que le interesaba tener a Sherlock amarrado a su casa por alguna razón. No podía hacer nada más que esperar, por impaciente que fuese, a que Paul la llamase con el trabajo realizado.

Si me disculpáis, ahora vuelvo a tener trabajo que hacer —Paul hizo ademán de llevarse una mano a la cartera pero Irene lo detuvo con una mano.— Yo invito Paul, no te preocupes. Ha sido un placer verte de nuevo. —El hombre, ya de pie, tomó la mano de La Mujer y dejó un beso sobre su dorso. Seguidamente le tendió la mano a Sherlock y se la estrechó con fuerza.—Un placer conocerle señor Norton —Irene podía jurar que mentía pero no mencionó nada hasta que no se alejó de la mesa por la calle opuesta a la que habían tomado ellos.

Inmediatamente la morena se giró hacia su nueva presa y subió la mano un poco más por su muslo, los dedos reposando casi contra su ingle.— ¿Y ahora esposo mío, vas a seguir portándote tan bien? —Cuestionó enarcando una ceja.
Montenegro; Cafetería | Tarde







OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
6247

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Vie 31 Mar - 1:52

— Breathe me —
back to life

Ser rápido en una conversación era crucial si se quería ganar a la banca, o algo así. Pero ya fuese porque la mano de ella sobre su muslo parecía hacer arder la tela o porque estaba distraído en un ambiente que no era el acostumbrado, Holmes fue lento y pagó el precio. Tres días, no dos como habría preferido pedirle al falsificador. Setenta y dos horas más que tendría para recuperarse física pero no mentalmente. Porque si de algo era consciente, era de que cuando estuviese de vuelta al tablero de juego, tendría la cabeza hecha un desastre. Sentiments. How did normal people deal with them?

Tuvo que admitir que Irene era bastante disimulada, lo que imaginaba era un acto perfeccionado con la práctica, como todo. Paul, por su parte, era a sus ojos el clásico prototipo de criminal fácil de distinguir en una multitud. Lo había notado nada más llegar al bar y ahora podía verlo con más claridad. — El placer es mutuo. — Respondió estrechándole la mano con mucha menos fuerza de la que sintió, su sonrisa nunca amable nunca vacilante. Aunque sus ojos brillaban con diversión.

Ya fuera del alcance de la vista del otro criminal, Sherlock se tensó al sentir su mano subir, pero nunca se le ocurrió apartarse del ardiente tacto de la mano contraria. — Eso depende... ¿Conseguiré algo a cambio? — Preguntó aún sin girarse para mirarla por mucho que todo su cuerpo estuviese deseando hacerlo.
Montenegro | Tarde.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1420

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Hellcat el Vie 31 Mar - 20:42

— Breathe me —
back to life

Solos. Cómodamente sentados en la terraza de una selecta cafetería en Montenegro, casi parecían la postal ideal. Una luna de miel para tontos enamorados, el dulce que llevarse a los labios pensando que todo estaría bien. Podían pensar que eran normales, que eran como los demás. Pareja envidiable. Más allá de aquel privilegiado cerebro, y no siendo del todo objetiva, Irene admitía que Sherlock tenía una presencia magnética. El color de sus ojos, el pelo oscuro en contraposición con su piel pálida o el porte elegante. Podía jurar que no era la única mujer que se había sentido atraída por él, incluso sin conocerlo. Irene, al margen de su ego, sabía que no se quedaba atrás. Tenía una belleza difícil de clasificar pero que, aún así, hacía que la gente la siguiese con la mirada a su paso.

Eso depende de lo que pidas en compensación —Respondió apartando la mano, así como su atención del detective. El café le ganó la partida. Irene tomó la taza con ambas manos y le dio un largo trago. Ojos fijos en los de Sherlock al repasar su labio superior con la lengua recogiendo los restos de crema y café.— ¿Sabías que la canela es afrodisiaca? —Estaba segura de que lo sabía. Era un mero recuerdo de que la había privado de su café por un capricho, un intento de saltarse las normas que no hacía falta comentar en voz alta.

¿Dime, cuándo has sabido que podía hacerte un pasaporte? —Preguntó interesada, como siempre, en el camino que sus pensamientos solían tomar. No era un secreto que adoraba oírle narrar sus propias deducciones, sus aventuras. A veces, incluso se atrevía a adelantarse a los acontecimientos. Empujada hacia el camino adecuado tenía una mente veloz, no tan acostumbrada al trabajo detectivesco, pero solo porque no lo había intentado jamás. Era más interesantes en labios de Sherlock.
Montenegro; Cafetería | Tarde







OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
6247

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Vie 31 Mar - 23:26

— Breathe me —
back to life

Holmes tuvo la tentación de cambiarse de silla para poder mirarla sin tener que torcer el cuello en cuanto notó cómo su mano se apartaba de él y pudo relajarse nuevamente. No lo hizo, y se mantuvo mirándola a pesar de que ella ya no lo hacía. — ¿Cuáles son las opciones a elegir? — Preguntó con una curiosidad que apenas pudo disimular. En aquellos aspectos, Sherlock era como un crío al que le estaban prometiendo un nuevo e interesante juego. La misma actitud de cuando le John le vendía un caso de más de un siete de nota. — ¿Es por eso por lo que me lo has cambiado? — Dijo dándole un trago al susodicho café. Sabía perfectamente cuál había sido la razón por la que le había dado el intercambio, al igual que sabía que la mención de los cafés era para recordarle del hecho de que no se había olvidado de su pequeño acto rebeldía infantil.

Esta vez movió su silla para un lado para poder explicarle más claramente su método de deducción y así poder ver su rostro mientras lo hacía. Nunca lo admitiría en voz alta, pero Sherlock encontraba su interés bastante fascinante. Una buena forma de acariciarle el ego. — Que era un falsificador de arte fue mi primera hipótesis. La pintura al oléo es difícil de eliminar completamente de las yemas de los dedos y era clara la marca en sus manos. — Explicó con la mirada perdida, recordando cada detalle en su mente como si lo estuviese viendo de nuevo desarrollarse frente a él. — Pero no solo había pintura sino tinta, número impresos en el dorso de su pulgar, lo que me llevó a pensar que no solo era arte lo que falsificaba sino documentos. — Añadió. — De tamaño pequeño a juzgar por el tamaño regular del bolsillo interior de la chaqueta de Armani que llevaba ¿Qué podría necesitar de ese tamaño una pareja de inmigrantes en Montenegro? Pasaportes. — Esta vez enfocó su mirada en ella, para ver su rostro, su expresión al darse cuenta que no solo había deducido que eran pasaportes sino también para quién eran aquellos pasaportes. Orgulloso no, lo siguiente.
Montenegro | Tarde.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1420

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Hellcat el Sáb 1 Abr - 2:27

— Breathe me —
back to life

Piensa —Respondió sin más alzando un solo hombro— Y ambos sabemos que no ha sido por eso, pero no estropees tu buen comportamiento —Añadió rápidamente. La verdad es que La Mujer estaba más intrigada en escuchar sus deducciones que en discutir sobre el café que, muy a regañadientes, se estaba tomando. Cargado, el whisky quemando su garganta. Demasiado amargo para su gusto, añoraba el sabor de la crema y la canela contra su paladar.

Con un codo sobre la mesa y su mentón sobre su mano, Irene adoptó una postura más relajada y casi inocente. Sus pestañas batiéndose de vez en cuando y la sonrisa imborrable de sus labios. De verdad era la viva imagen de la admiración, lo hacía. Se delataba a sí misma con aquellos ojos tiernos y las facciones suavizadas. Había deparado en minucias de las que Irene ni siquiera había sido consciente. Algunas de ellas sí habían sido captadas por sus ojos, pero la gran mayoría no. Quizás porque no era tan observadora o porque estaba más acostumbrada a las manchas en los dedos de Paul.

En parte por eso llevaba las manos aún enguantadas en azul. Su mayor sorpresa fue que supiera hasta para quien eran los pasaportes. Increíble, sinceramente increíble. Sin embargo, no dijo nada, solo dio un trago a su café y guardó el sabor del café y el whisky en sus labios esta vez. Incorporándose lo justo de su silla apoyó dos dedos bajo su mentón y atrapó sus labios. Café, azúcar y whisky mezclados en aquel beso. Muy poco casto y corto, lo justo para dejarle probar el café que le había robado. Una pequeña recompensa.

Siempre se me ha dado mejor que a John halagarte —Respondió una vez volvió a su lugar. Las palabras morían en un saco roto, pero sus acciones siempre persistían en la memoria de ambos. A fuego.
Montenegro; Cafetería | Tarde







OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
6247

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Sáb 1 Abr - 19:24

— Breathe me —
back to life

Holmes frunció el ceño al escucharla, sus propias palabras rebotándole en el rostro de la forma más desagradable. — ¿Puedo pedir lo que sea? — Preguntó en un intento de que le diese alguna pista. Aún no comprendía del todo cómo funcionaba el cerebro de La Mujer, siempre le sorprendía cuando menos lo esperaba y la gran mayoría de las veces apenas podía leerla. Si no tenía ropa puesta menos aún. El mayor enigma de su vida, incluso más que el caso de Moriarty o la red que llevaba meses intentando desmantelar. Un enigma que por mucho tiempo que pasase con ella nunca lograba descifrar.

Esperó su comentario. El detective estaba acostumbrado a que John lo admirase en voz alta, que Mrs Hudson se riese o soltase algún comentario a cerca de lo enrevesado que era su cerebro, o que Lestrade se quedase sin habla mientras buscaba la manera de hacer creer a la prensa que el caso lo había resuelto él. Pero Adler lo sorprendió reaccionando de una forma que nunca tomaría como una costumbre.

Explosión de sabor en su boca y de ardor en su bajo vientre, la primera duró meros segundos, la última aún la podía sentir cuando sus ojos se abrieron para encontrarse con el rostro satisfecho de la dominatrix. — Indeed. — Respondió con voz ronca, ojos claros completamente dilatados, labios relamiendo el sabor de aquel beso efímero que le dejó con ganas de más. — Vamos a casa. — Pidió apartando el café a un lado y poniéndose de pie, una mano extendida hacia ella, caballeroso pero exigente a la vez.
Montenegro | Tarde.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1420

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Hellcat el Sáb 1 Abr - 23:46

— Breathe me —
back to life

Todo lo que quieras —Respondió. Cada palabra pausada en sus labios rojizos, una promesa con cada sílaba de todo cuanto un hombre pudiese desear. Nada, absolutamente nada, podía sorprender a la morena a esas alturas de la vida. Acostumbrada a ver a los hombres más altos tener los deseos más bajos. La humanidad solo ascendía para sentir, en algún momento, un pie sobre sus cuellos.

Casi una continuación de aquel beso que parecía haber activado algo en la cabeza del detective. Sorprendida, Irene observó como abandonada la mesa y solo pudo enarcar una ceja inquisitiva.— ¿Y esa prisa? —Inquirió tomándose todo su tiempo para sacar la cartera de su bolso, sin terminarse el café. Deliberadamente contó el par de billetes que dejar junto a los cafés, todo ello sin alzar la mirada de nuevo hacia Sherlock. Emitió un suspiro melancólico y, por fin, dejó el dinero suficiente para cubrir la cuenta y dejar propina. No demasiada esperaba, eso siempre llamaba la atención.

Guiñándole un ojo tomó su mano y, casi como si flotase, se alzó de su silla. No estaba segura de qué había cruzado exactamente por la cabeza del brillante hombre que la acompañaba, por mucho que lo intentase adelantarse a él no siempre era sencillo. Habitualmente trataba de imaginar sus reacciones como las de cualquier hombre, no le había salido mal la primera vez, pero reconocía que no era tan sencillo. El absoluto control de Sherlock era digno de admiración, no mucho mantenían las manos quietas viéndola completamente desnuda. Parte de su encanto, era difícil y un reto impresionarle. Un juego que requería más de todas sus facultades y, gustosa, se las regalaba.

Con esa sonrisa de falsa enamorada –o no tan falsa- Irene volvió a entrelazar su brazo con el del detective comenzando su camino de vuelta a casa.
Montenegro; Cafetería | Tarde







OTP:

Ty Magik
I'M THE EVIL QUEEN:
AvatarCamposContacto
avatar
Mama Pato
Mensajes :
6247

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Mrs. Scotty el Dom 2 Abr - 1:05

— Breathe me —
back to life

Todo. Podía pedir lo que quisiese, a algo habían llegado pero ¿qué era lo que realmente quería de Irene Adler? Aquella pregunta no tenía respuesta, al igual que no le había encontrado respuesta tampoco a la primera pregunta que se había hecho en cuanto había cruzado el umbral de la puerta de su pequeña mansión intentando no desangrarse por el camino ¿Por qué había acudido allí? ¿Qué era lo que le había impulsado a recurrir a Irene como primer y único recurso? En un inicio había pensado que buscaba compañía, otra persona que hiciese de sidekick y que escuchase sus deducciones, que le acariciase el ego. Sin embargo, hasta ese momento no había hecho ninguna y, por ahora, no se había sentido incómodo, abrumado o aburrido como cuando pasaba más tiempo de lo necesario con otros humanos normales y corrientes.

La Mujer no era normal y corriente. Había logrado que pasase días en casa sin caso alguno que solucionar y sin perder la cabeza en el intento. Le había descubierto emociones que creía olvidada y, salvo los besos compartidos, no habían caído aún en el pecado carnal. Segunda hipótesis descartada, no había acudido allí porque su cuerpo necesitase repetir lo de Karachi. Cuanto más pasaba el tiempo, más hipótesis descartaba y más lejos estaba de la solución.

Estoy aburrido. — Dijo con tono esquiva. No era cierto, claramente. Estaba de todos menos aburrido. Confuso, excitado y nervioso. Emociones que tan solo crecieron con lo mucho que se tardó en levantarse de la mesa y ponerse rumbo a su casa. No iban de paseo esta vez, acelerando el paso, prefiriendo llegar cuanto antes y dejar de fingir ser quien no era ¿A caso le había afectado su papel de marido? ¿Estaba perdiendo la cabeza por una mentira? Podría ser, no sería la primera vez. Ni la última.
Montenegro | Tarde.


AvatarCamposContacto
avatar
USER
Mensajes :
1420

Localización :
UK

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ❃ The Posh-boy & The Dominatrix

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
AvatarCamposContacto

Volver arriba Ir abajo

Página 11 de 19. Precedente  1 ... 7 ... 10, 11, 12 ... 15 ... 19  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.